Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El cerebro del hombre, el cerebro de la mujer: ¿Existen diferencias entre los sexos? (página 2)

Enviado por Felix Larocca



Partes: 1, 2


Los científicos especularon acerca de las bases evolutivas para esta diferencia sexual.

Quizás, como las mujeres son las encargadas primordiales de la crianza de los hijos, sus cerebros se han adaptado a ser programados con un GR de mayor tamaño, en preparación para ser madres más sensitivas a las necesidades de sus hijos.

Las hormonas sexuales prenatales, se ha establecido, que alteran el comportamiento y algunas estructuras del cerebro en ciertos mamíferos.

Tal vez esas hormonas o genes sex-específicos pueda que amplíen el volumen del GR en las mujeres, o interrumpan el desarrollo del mismo en los hombres, resultando en las diferencias notadas en la cognición social.

La mejor manera de probar esta hipótesis sería darle una mirada al comportamiento infantil.

Si la diferencia sexual del GR está presente en la vida temprana, esto daría fuerza a la idea de que ésta está programada genéticamente.

En un estudio conducido en el que se examinaron las mismas áreas del lóbulo frontal, en jóvenes de edades entre 7 y 17 años, se midieron estas regiones para someterlas a comparación.

Los resultados obtenidos fueron muy sorprendentes: Los investigadores descubrieron que el GR es, en realidad, de mayor tamaño en los varones.

Lo que es más, la misma prueba de cognición social demostró que destreza cognitiva social se correlacionaba, en los jóvenes, con GR de menor, y no de mayor tamaño como es el caso con los adultos.

Los investigadores reconocen que sus hallazgos son complejos y argumentan que las discrepancias entre los adultos y los niños reflejan la maduración más lenta de los cerebros de los varones comparados con los de las hembras.

Monografias.com

Los cerebros de los adolescentes experimentan, normalmente, una reducción sustancial del volumen de materia gris, que aparece dos años antes en las hembras que en los varones.

Sin embargo, a ambos estudios, los investigadores añadieron otro más, que nos recuerda que debemos de ser cautelosos cuando interpretamos cualquier resultado de pruebas si se trata de diferencias sexuales en el cerebro.

En lugar de simplemente dividir los sujetos por su sexo biológico, ellos también les administraron una prueba psicológica de "género".

Un cuestionario que evalúa el grado de la masculinidad y feminidad de cada persona --- sin que el sexo biológico importe --- basado en los intereses, habilidades y tipo de personalidad.

En ambos, adultos y niños, esta medida de género asimismo se correlacionaba con el tamaño del GR, pero resultó ser tan complicada como la correlación del "sexo" y el tamaño del mismo.

Mientras mayor fuera el GR, éste se correlacionaba con personalidad más femenina en los adultos y menos femenina en los niños.

En otras palabras, parece ser que existe una correlación entre el tamaño del GR y la percepción social, pero que no es una simple diferencia varón-hembra.

Sino que el GR aparenta reflejar mejor la feminidad de una persona que el sexo biológico.

Mujeres que son relativamente menos femeninas poseen un GR correspondientemente más pequeño comparadas con mujeres que son más femeninas, e ídem por los hombres.

Monografias.com

Este hallazgo de que las estructuras cerebrales se correlacionan bien, o mejor, con el sexo psicológico que simplemente con el sexo biológico constituye un paso crucial para mantenerlo en mente cuando se consideran comparaciones entre el cerebro masculino y el femenino.

Sí, bien es cierto, que las mujeres y los hombres son diferentes psicológicamente.

Y, sí, los neurocientíficos están descubriendo muchas diferencias en la anatomía del cerebro que parecen explicar nuestras diferencias en comportamientos.

Esto no todo lo explica.

Ya que, cuando ésta existe, una diferencia biológica no significa que ésta está integrada en la estructura misma del cerebro.

Los rasgos individuales de género también cuentan.

Las preferencias por cosas masculinas o femeninas, la selección de carrera, los hobbies y los estilos de vida están, inevitablemente, influenciados más por el entorno que por lo biológico.

Igualmente, los cerebros, que últimamente son los que producen estos comportamientos masculinos y femeninos, deben de ser moldeados --- por lo menos en cierto grado --- por la suma de las experiencias tenidas como hembra o como varón.

Así que, cuando un científico reporta una diferencia entre los cerebros masculinos y femeninos, especialmente en adultos, surge la eterna pregunta de Nature vs Nurture.

¿Es el mayor tamaño del GR de la mujer la causa de su sensibilidad social, o la consecuencia de haber vivido muchos años en un entorno que practica mayor empatía?

Monografias.com

Hermafrodito dormido Período helénico

Lo cierto es que, por ahora, nadie lo sabe…

Lo que estos estudios nos demuestran es que las diferencias entre los sexos, no son simplemente la posesión de un cromosoma Y en el genoma.

Lo que nos demuestran, es que el dimorfismo que caracteriza nuestra especie va mucho más lejos que la concepción que tenemos acerca de la sexualidad humana.

Ahora, contemplemos cómo se desestiman las mujeres

Las diferencias reales entre los sexos

Los hombres y las mujeres piensan de manera diferente. Pero no tan diferentes

En los años setentas del siglo pasado, hubo una moda pasajera de dar muñecas a los bebés varones y camiones de bomberos a las hembras.

La idea de los psicólogos era que las diferencias de comportamientos entre los sexos era resultado exclusivo de la educación recibida en el hogar:

La cultura tornaba las mujeres en planchadoras, tejedoras, e insufribles parlanchinas. Mientras que a los hombres los tornaba en carpinteros, ebanistas y tipos taciturnos mascadores de tabaco.

Cambiando juguetes le pondría fin al estereotipado sexual. Pero no sucedió como se esperaba.

Hoy sabemos por qué no.

Cuando niños y niñas nacen, ellos son diferentes desde el mismo momento en que nacen, y ambos favorecen juguetes distintos.

Monografias.com

Reproducido de The Economist con atribución

Que hombres y mujeres, y niños y niñas, hayan sido programados por la evolución a comportarse de manera diferente es un hecho de amplia aceptación.

Por seguro, nadie en nuestra actualidad soñaría hacer lo que John Money, de Johns Hopkins University, hiciera en el 1967 cuando recomendara la amputación del órgano sexual de un niño víctima de una circuncisión chapucera y que sus padres lo criaran como niña. (Para una reseña detallada de este episodio recomendamos my artículo Nature vs Nurture…).

El experimento no funcionó y los resultados fueron trágicos.

Pero, nos preguntamos, cuáles de las diferencias entre los sexos son "biológicas", en el sentido de que hayan sido promovidas por la evolución, y cuáles son "culturales" o del "medio ambiente" y susceptibles a ser alteradas por cambios en las circunstancias.

Este dilema, hoy se debate ferozmente entre los científicos.

La susceptibilidad a este conflicto fue demostrada por la conmoción causada en Harvard University, por su presidente, de entonces, Larry Summers, cuando éste sugiriera que la falta de habilidades innatas podría ser una razón de importancia por la cual sólo hay muy pocas mujeres ocupando las posiciones más elevadas en los campos académicos de las matemáticas, la ingeniería y las ciencias físicas.

Aún como tema de discusión, éste resulta ser inaceptable para algunos.

Sea como sea, explicaciones biológicas del comportamiento humano están volviendo a estar en boga, a medida que la vieja generación de académicos está cediendo el paso a la nueva.

El éxito del neo-darwinismo ha provisto un soporte intelectual para discutir por qué algunas de las diferencias entre los sexos puede que sean innatas.

Monografias.com

La profunda devoción de Ida por Jan Saudek

Nuevos escáneres han habilitado a los investigadores a poder ver cómo se desempeña el cerebro mientras trabaja, demostrando que los cerebros masculinos y femeninos, operan de manera diferente.

Los resultados, sin embargo, no soportan los estereotipos entronizados de cómo es que son diferentes.

En el pasado se asumió que una mujer es simplemente un hombre con hormonas femeninas.

Como, todos quienes son familiares con mis artículos saben, el sexo femenino es el default setting para el cerebro.

Hasta la octava semana de la gestación todos los cerebros embrionarios lucen femeninos.

El cerebro, como sucede con el resto del cuerpo humano, se vuelve varón como resultado de descargas de testosterona que ocurren durante la gestación y antes del nacimiento.

Este baño de hormonas crea un órgano que genera comportamientos típicos masculinos en los niños.

Las diferencias en el comportamiento aparecen muy temprano en la vida.

Por ejemplo, una niña de sólo un día de vida mirará por más tiempo la cara de una persona en lugar de un móvil, mientras que un niño, preferirá un móvil colgado en su cuna.

Monografias.com

Todo varón

Que es la exposición a la testosterona la que causa esas preferencias es soportado por los resultados de muchas investigaciones.

Varios estudios han demostrado que hembras sufriendo de trastornos genéticos que las expone a niveles desacostumbradamente altos de testosterona, muy a menudo desarrollan patronos de juego masculinos.

En lo que respecta a los varones, se ha demostrado que niños que fueran expuestos a niveles muy altos de testosterona en el útero miraban con menor frecuencia las caras de sus madres e hicieron contacto visual con menor frecuencia con ellas, mientras que desarrollaban vocabularios más reducidos, que los que fueran expuestos a niveles menores de esta hormona.

Dentro del primer año de la vida, varones y hembras prefieren juguetes distintos.

Los niños prefieren carros, camiones, pelotas y armas de combate. Las niñas prefieren muñecas y útiles culinarios.

Aunque la evolución no pudo haber seleccionado por vehículos motorizados, cuando aún no existía la rueda, o por estufas, cuando todavía no se había enjaezado el fuego, existe la evidencia proveniente de otras especies, para indicar que las preferencias de los sexos están basadas en escoger artículos que representen significancias adaptivas a su género.

Hace unos años que unas investigadoras del City University en Londres y de Texas A&M University, presentaron a unos monos del género Cercopitecos una selección de juguetes, incluyendo muñecas de trapo, pailas, pelotas, y camiones.

Los machos jugaron con las pelotas y los camiones, las hembras con las muñecas.

Monografias.com

Obviamente, estereotipos culturales son una explicación improbable para este fenómeno, como tampoco monos machos pudiesen desarrollar una preferencia evolutiva por camiones de bomberos.

La teoría propuesta para explicar lo que sucede --- con los niños y con los simios --- es que los juguetes preferidos por hembras jóvenes les ofrecen una oportunidad de expresar sentimientos maternos que les serán útiles en la vida de adultos.

Varones jóvenes, sean éstos antropoides o humanos, prefieren juguetes que pueden ser utilizados enérgicamente o lanzados en el espacio, y que permiten mayor oportunidades para el juego brusco.

Las diferencias de comportamiento entre los sexos deben ser, de algún modo, reflexiones de diferencias sistemáticas entre los cerebros masculinos y femeninos.

Esas diferencias, ciertamente existen, pero, derivar inferencias de ellas no es tarea simple.

Para comenzar, los cerebros de hombres son aproximadamente un 9% mayores que los de las hembras.

Detalle que se usó por mucho tiempo para explicar la, supuesta, mayor inteligencia del hombre.

En realidad, la diferencia puede que sea más significativa, debido a que los hombres son, generalmente, más grandes que las mujeres.

En tiempos recientes, exámenes más minuciosos han refinado este cuadro.

Los cerebros de las mujeres poseen un mayor porcentaje de materia gris (representantes de los cuerpos centrales de las células nerviosas), y asimismo un porcentaje menor de materia blanca (representantes de los filamentos delgados que interconectan las células nerviosas), que los cerebros masculinos.

Monografias.com

Esos hallazgos, además del hecho de que, en algunas regiones del encéfalo de la mujer, las células están empacadas de manera más densa que en los hombres, significa que el número total de las células cerebrales puede que sea similar para ambos sexos.

De manera extraña, la conexión principal entre los dos hemisferios cerebrales, conocida como el cuerpo calloso, hecho de sustancia blanca, es proporcionalmente más pequeño en los hombres que en las mujeres.

Este ultimo hecho puede explicar el por qué los hombres usan solo un lado del cerebro para procesar problemas para los que las mujeres usan ambos.

Esas diferencias en estructura y conexiones no parece que ejerzan alguna influencia en la inteligencia como se mide en las pruebas de IQ.

Lo que sí es cierto es que los sexos resuelven esas pruebas de maneras diferentes.

En un ejemplo, donde mujeres y hombres se conducen igualmente bien, los escáneres cerebrales demostraron que las mujeres usaron ambos lados del cerebro para resolver los problemas, mientras que los hombres sólo hicieron uso del lado izquierdo.

También existe una correlación entre el razonamiento matemático y las actividades del lóbulo temporal en los hombres, que no se evidencia en las mujeres.

Por lo general, los hombres parecen depender en la materia gris para resolver las pruebas de IQ y las mujeres en la blanca.

Monografias.com

Estos ejemplos demuestran cuán difícil resulta encontrar correlaciones entre los comportamientos y las diferencias en estructuras cerebrales cuando se estima la actividad de este órgano.

Aun cuando se encuentra una conexión entre estructura y función esto no significa que es innata.

La mayoría de estos estudios se hacen en adultos, lo que dificulta determinar cuando las diferencias se desarrollan.

El cerebro, aún en la vida adulta, no es un órgano inmutable.

Por ejemplo, en el hipocampo, un área que se sabe estar envuelta en el aprendizaje espacial, células nuevas pueden ser generadas en individuos adultos y las hormonas existentes influyen en su nacimiento y supervivencia.

Por su parte, el cerebro femenino es muy plástico, cambiando de manera dramática durante la vida, tanto en respuesta al embarazo como lo hace en la pubertad.

Las preferencias innatas pueden asimismo manifestarse en la vida adulta.

Estudios conducidos en niños autistas o con el diagnóstico de Asperger, condiciones que aparecen con mucho mayor frecuencia en niños varones, demuestran que los cerebros de las hembras están estructurados para el procesamiento de emociones (empatía) y el de los varones para el entendimiento y la construcción de sistemas (sistematizar).

De ello derivan las diferentes preferencias por juguetes.

La noción aceptada es que niños y adultos autistas poseen cerebros extremadamente masculinos.

Monografias.com

Zonas del cerebro autista

Lo que significa que estas personas son excepcionalmente buenas sistematizando, y especialmente pobres en el establecimiento de lazos de empatía.

El autismo, representa un ejemplo extremado. Aunque existen miles de estudios psicológicos acerca de las diferencias entre los sexos.

Estos estudios han analizado características de la personalidad, comportamiento social, la memoria, y habilidades específicas.

Por ejemplo, se acepta que los varones son más agresivos y mejores en las ciencias matemáticas, mientras que las hembras son más emocionales y mejor en las habilidades verbales.

Pero, existen numerosos problemas con el significado de estos estudios.

Uno es la parcialidad de los científicos al reportaje de resultados positivos, así que investigaciones que demuestran diferencias negativas, posiblemente quedan ignoradas.

El otro es que, porque las diferencias entre los sexos muy a menudo han sido establecidas por los medios informativos. Que a éstas se le otorgan atención desproporcionada, invalidando lo factual.

Por ejemplo, a pesar de que se considera comúnmente, que existen diferencias en las habilidades verbales entre varones y hembras, muchos estudios sugieren que esto no es exactamente correcto.

Estudios en cientos de pruebas de vocabulario y de comprensión de lectura demuestran que no existe tal discrepancia entre los sexos.

A pesar de que las adolescentes son mejores en la gramática que el mismo grupo en los varones, la única discrepancia establecida entre los sexos, en adultos, es la fluencia verbal, o la capacidad de producir palabras con rapidez.

Monografias.com

Aprendizaje visual

Por ejemplo, cuando se les preguntara listar tantas palabras como pudieran, que comenzaban con una letra en particular, las mujeres produjeron más palabras que los hombres.

Además, cuando existen diferencias de habilidades entre los sexos, las investigaciones sugieren que la escala de esas diferencias son, a menudo, menores de lo supuesto.

Sentimientos hostiles

Las diferencias establecidas por las investigaciones consisten en que las mujeres experimentan rabia tanto como los hombres, la diferencia es que la ira de las mujeres es más intensa y dura más.

En resumen

La sexualidad genérica y distinta no existe para un número elevado de las especies vivientes. Para la nuestra, no es diferente.

Los estados sexuales intermediarios e intersexuales, como Marañón los intuyera en el ser humano, son realidad biológica.

Lo que pocos investigadores, hoy, parecen dispuestos a considerar, es que el órgano que decide y que define la sexualidad, y el sexo, en el ser humano, está entre sus oídos.

El fin.

Bibliografía

  • Larocca, F: (2009) Nature vs Nurture: El Yin y Yang de la teleología aplicado a las ciencias del comportamiento humano en pikis.cl y en monografías.com

  • Larocca, F: (2009) El sexo como función y el sexo como proceso: Entendiendo las tres "Ps", pulsiones esenciales para la estabilidad de nuestra especie…en monografias.com

 

 

 

 

 

 

Autor:

Dr. Félix E. F. Larocca


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.