Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Enfoque constructivista (página 2)




Partes: 1, 2


El constructivismo de Jean Piaget o Constructivismo Psicológico, se enfoca que el aprendizaje es fundamentalmente un asunto propio del estudiante, enfatiza la importancia de la creación de las estructuras operatorias de la persona y enfatiza el proceso individual de construcción del conocimiento, primando el desarrollo sobre el aprendizaje.

Por último, David P. Ausubel a través de su Teoría del Aprendizaje Significativo por Recepción, afirma que el aprendizaje ocurre cuando el material se presenta en su forma final y se relaciona con los conocimientos anteriores de los educandos. Basándose para ello, en el desarrolló de modelos instruccionales basados en estructuras cognitivas. Cabe destacar que, pone el acento en que la transmisión verbal es el vehículo normal y ordinario de proceso de enseñanza-aprendizaje.

Enfoque social del constructivismo

Méndez (citado por Pérez, 2002) comenta que el Constructivismo Social es aquel modelo basado en el constructivismo, que dicta que el conocimiento además de formarse a partir de las relaciones ambiente-yo, es la suma del factor entorno social a la ecuación: Los nuevos conocimientos se forman a partir de los propios esquemas de la persona producto de su realidad, y su comparación con los esquemas de los demás individuos que lo rodean.

Así mismo, considera que el enfoque del constructivismo social es una teoría que intenta explicar cual es la naturaleza del conocimiento humano y a su vez, busca ayudar a los estudiantes a internalizar, reacomodar, o transformar la información nueva. Esta transformación ocurre a través de la creación de nuevos aprendizajes y esto resulta del surgimiento de nuevas estructuras cognitivas que permiten enfrentarse a situaciones iguales o parecidas en la realidad.

Uno de los ejemplos más conocidos al respecto es el que se produce cuando un niño pequeño empieza a señalar objetos con el dedo. Para el niño, ese gesto es simplemente el intento de agarrar el objeto. Pero cuando la madre le presta atención e interpreta que ese movimiento pretende no sólo coger sino señalar, entonces el niño empezará a interiorizar dicha acción como la representación de señalar. (Grennon y Brooks, citado por Pérez, 2002),

Concepción Filosófica del Constructivismo

Los constructivistas (racionalistas), sostienen que la realidad está más en la mente del sujeto cognoscente y que se construye o por lo menos es interpretado tomando como base las experiencias individuales. "Nuestro mundo personal es creado por la mente, así que ningún mundo es como otro; no hay una sola realidad ni una realidad objetiva". (D.H. Jonassen, 1991). Por lo tanto, continua expresando el autor, que el aprendiz no transfiere el conocimiento del mundo externo a su memoria; más bien crea interpretaciones del mundo basadas en sus experiencias y sus interacciones con el mundo.

Por otra parte, las teorías de la Psicología del Aprendizaje imperantes a comienzos del siglo XX, todas de corte conductista y basadas en el modelo "estímulo-respuesta", fueron reemplazadas por las descripciones sobre la manera como ocurre el aprendizaje que fueron proporcionadas por la Psicología Cognitiva. Aunque en un principio la investigación cognitiva sólo fue realizada dentro de la Psicología a partir de los trabajos de Vigotsky y Piaget y más recientemente Bruner, en realidad fueron muy influyentes las contribuciones de Kuhn en 1971 acerca de las modificaciones histórico-sociales del conocimiento.

En este sentido, para el constructivista hay un mundo real, cada persona construye la realidad que lo rodea en forma absolutamente personal de acuerdo con su experiencia, por lo que los críticos del constructivismo atacan señalando que eso es imposible, porque entonces no habría objetividad en el conocimiento, todo sería subjetivo. Pero la defensa argumenta que se llega a la objetividad por medio de la negociación social, después de un periodo de incertidumbre hasta que se presenta el acuerdo entre las personas.

Decir que el conocimiento es construido socialmente, significa decir que es producto de concordancias y consentimientos entre individuos que viven hasta el fin relaciones sociales particulares (por ejemplo de clase, raza y género) y que viven en momentos críticos particulares. Considerar el conocimiento como socialmente construido, usualmente significa decir que el mundo en que se vive es simbólicamente construido por la mente a través de la interacción social con los otros y es altamente dependiente de la cultura, contexto, costumbres y especificidad histórica.

No hay ningún mundo ideal, autónomo, primitivo o aborigen al cual correspondan nuestras construcciones; hay siempre un campo referencial en el cual se sitúan los símbolos. Y este campo particular (por ejemplo lengua, cultura, lugar, tiempo) influenciará la forma como los símbolos generan significado. El sujeto no se coloca frente al mundo social, sino que vive en el medio. A medida que se busca el significado de los eventos se busca el significado de lo social.

Asimismo, como todas las cosas científicas, el constructivismo es también una construcción que por lo tanto puede ser falible, que deberá probarse y re- probarse aplicándose donde pueda mejorar el aprendizaje.

En este sentido, permitir que un aprendiz construya su propio conocimiento puede llevarlo a considerar que la tierra es plana y que no se mueve; que Alemania es la tierra de una raza superior o que los creyentes de una determinada religión son malvados y deben ser exterminados. Evidentemente el problema para aplicar el constructivismo, radica en cómo planear una clase bajo esta metodología, qué tipo de instrumentos didácticos usar y cómo evaluar el aprendizaje. La autonomía de los estudiantes que presupone la construcción del conocimiento, hace difícil sino imposible, predecir cómo aprenderán o como planear actividades.

El constructivismo plantea que nuestro mundo es un mundo humano, producto de la interacción humana con los estímulos naturales y sociales que se ha alcanzado a procesar desde nuestras "operaciones mentales" (Piaget).

Esta posición filosófica constructivista implica que el conocimiento humano no se recibe en forma pasiva ni del mundo ni de nadie, sino que es procesado y construido activamente, además la función cognoscitiva está al servicio de la vida, es una función adaptativa, y por lo tanto el conocimiento permite que la persona organice su mundo experiencial y vivencial.

Es por ello, que la enseñanza constructivista considera que el aprendizaje humano es siempre una construcción interior y para el constructivismo la objetividad en sí misma, separada del hombre no tiene sentido, pues todo conocimiento es una interpretación, una construcción mental, de donde resulta imposible aislar al investigador de lo investigado. El aprendizaje es siempre una reconstrucción interior y subjetiva.

Concepción psicológica del constructivismo

En el campo de la psicología constructivista, se posee algunas investigaciones tales como la de Frederic Barlett (citado en Maya, 1996) en donde a través de sus estudios determinó que algunos aspectos vinculados con la memoria de cualquier persona, partían de la concepción de que recordar estaba relacionada con una reconstrucción imaginativa o construcción elaborada a partir de la relación de la misma con su experiencia anterior, y no un proceso asociativo fragmentario y mecánico.

Es decir; el funcionamiento de la memoria le sugirió la existencia de esquemas, a los que definió como organizaciones activas de reacciones y experiencias pasadas. Por ejemplo, si la persona percibe alguna similitud entre varios acontecimientos es porque utiliza esquemas que los agrupan. Barlett (ob. Cit) dando así grandes aportes al campo de la psicología cognitiva.

Por otro lado, se tiene los hallazgos de algunos investigadores perfilados en la teoría constructivista enmarcados dentro de la escuela de la Gestalt. En donde dicha escuela, se aplica el principio gestáltico fundamental: "el todo es más que la suma de las partes". (Coll, 1985. p. 186). Aplicación de este principio se puede presentar a uno de los grandes importantes procesos psicológicos como es la percepción.

Al respecto al primer principio, Wertheimer (ob. Cit), realizó algunas series de experimentos sobre el movimiento aparente o fenómeno phi: la presentación de dos luces que se encienden y apagan alternativamente con un intervalo de unos 60 milisegundos provoca que el sujeto no vea dos luces que se encienden o se apagan sino el movimiento de una luz. El sujeto percibe movimiento allí donde en realidad no lo hay. Se trata, por tanto, de una percepción creada (construida) por el observador.

Cabe indicar que, la Gestalt, en sí misma, estudió la organización perceptual y ofreció una serie de principios, destacando como principal la ley de la pregnancia: la organización perceptual a tiende ser la mejor posible en unas condiciones dadas.

Por otro lado, uno de los autores que más ha influido en la elaboración y divulgación de las ideas que se acaba de exponer es Ausubel. Su aporte fundamental ha consistido en la concepción de que el aprendizaje debe ser una actividad significativa para la persona que aprende y dicha significatividad está directamente relacionada con la existencia de relaciones entre el conocimiento nuevo y el que ya posee el aprendiz. (Coll, 1985)

El Desarrollo de la Psicología como ciencia proporcionó importantes aportes a la pedagogía en aspectos, como la construcción del pensamiento y la educación de la memoria, de la atención y de la imaginación, entre otros aspectos.

En lo que respecta, a la génesis sobre la inteligencia humana y de la influencia biológica y del medio ambiente sobre ella, se han establecido muchas posiciones encontradas, como por ejemplo aquellos investigadores que sostienen que la herencia excluyen la posibilidad de la influencia del medio ambiente; por otro lado, se tiene a los partidarios del medio ambiente, excluyen la herencia genética. Quienes consideran que las diferencias intelectuales entre los hombres son resultado de la herencia biológica, suelen admitir el dominio de una raza sobre otra, o de una clase social sobre las inferiores, y en ello justifican su proceder social y político. En cambio, muy distinto es el proceder político y social de quienes consideren que las diferencias intelectuales entre los hombres, son producto de la influencia que sobre ellos ejerce el medio ambiente. (Coll, 1985).

Finalmente, el aporte dado por algunas investigaciones en el campo psicológico del constructivismo, pone de relieve la influencia de factores sobre la evolución mental desde un enfoque cognitivo, como por ejemplo:

  • La Teoría genética de Piaget, particularmente en la concepción de los procesos de cambio, como a las formulaciones estructurales clásicas del desarrollo operativo.

  • La teoría del origen socio-cultural de los procesos psicológico superiores de Vygotsky, en particular en lo que se refiere a la manera de entender las relaciones entre aprendizaje y desarrollo y la importancia de los procesos de interacción personal,

  • La teoría de asimilación de Mayer (Kohlberg y Mayer, 1972), especialmente dirigida a explicar los procesos de aprendizaje de conocimientos altamente estructurados.

  • Entre otras teorías.

Características del Maestro y Estudiante Constructivista

Siguiendo el mismo orden de ideas y de acuerdo a todo lo expuesto anteriormente, el constructivismo tiene como fin que el estudiante construya su propio aprendizaje, por lo tanto, según Maya (1996) asegura que el maestro en su rol de mediador debe apoyar al educando para:

  • Enseñarle a pensar: Desarrollar en el alumno un conjunto de habilidades cognitivas que les permitan optimizar sus procesos de razonamiento.

  • Enseñarle sobre el pensar: Animar a los alumnos a tomar conciencia de sus propios procesos y estrategias mentales (metacognición) para poder controlarlos y modificarlos (autonomía), mejorando el rendimiento y la eficacia en el aprendizaje.

  • Enseñarle sobre la base del pensar: Quiere decir incorporar objetivos de aprendizaje relativos a las habilidades cognitivas, dentro del currículo escolar.

El papel del maestro desde la perspectiva constructivista, se orienta bajo la figura de guía y "provocador" de situaciones de aprendizaje, en las que el participante dude de sus propias ideas y sienta la necesidad de buscar nuevas explicaciones, nuevos caminos que vuelvan a satisfacer esos esquemas mentales, los cuales, han sido configurados por la interacción con su medio natural y social. Según Moraga (s/f.) comenta que el maestro desde este enfoque debe orientarse a:

  • Parte de lo que el educando puede y lo alienta, lo escucha, orienta y motiva.

  • Trabaja para la autoformación más que para corregir.

  • Ofrece un equilibrio entre estimulo y autoridad.

  • Motivar el respeto mutuo.

  • El rol del profesor es ser un facilitador que guía al alumno a organizar y establecer relaciones de contenidos. Esto implica que el contenido debe ser relevante, novedoso, funcional y bien estructurado para que pueda ser memorizado y aprendido de manera comprensiva y no mecánica.

  • Diagnostica permanentemente el estado emocional, el nivel cognoscitivo y los intereses del alumno.

  • Usa terminología cognitiva tal como: Clasificar, analizar, predecir, crear, inferir, deducir, estimar, elaborar, pensar.

  • Fortalece el razonamiento.

  • Desafía la indagación haciendo preguntas que necesitan respuestas muy bien reflexionadas y desafía también a que se hagan preguntas entre ellos.

  • Garantiza un continuo desafío, para que el niño, a partir de la desequilibraciòn, construya nuevas estructuras intelectuales.

  • Es promotor de la autonomía intelectual y moral de los alumnos.

  • El profesor luego de facilitar puentes entre lo previo y lo nuevo, ofrece estructuras y estrategias que le permiten al alumno aprender de manera cada vez más autónoma, interactiva y bajo su propio control.

Por otro lado, Moraga (s/f.) asegura que el rol del estudiante Constructivista debe considerarse como:

  • Es un sujeto constructor activo de su propio conocimiento.

  • Debe estar motivado y construye conocimiento al dar sentido a los conceptos a partir de su relación con estructuras cognoscitivas y experiencias previas. Es decir, que el alumno es responsable de su proceso de aprendizaje porque está en permanente actividad mental no solo cuando descubre y experimenta  sino también cuando escucha al profesor.

  • Se propicia la interacción entre alumno y profesor. Propone soluciones.

  • Debe estar activo y comprometido. Aprende y participa proponiendo y defendiendo sus ideas.

  • El aprendiz selecciona y transforma información, construye hipótesis y toma decisiones basándose en una estructura cognitiva.

  • El sujeto posee estructuras mentales previas que se modifican a través del proceso de adaptación.

Enfoque del Constructivismo en la Evaluación Educativa

La evaluación educativa es una actividad compleja, pero constituye una tarea necesaria y fundamental para la labor docente.  Al respecto, Díaz, B. (s/f), refiere a la evaluación como un proceso complejo y que dentro del hecho educativo se evalúa prácticamente todo, lo cual implica evaluar: aprendizajes, enseñanza, acción docente, contexto físico y educativo, programas, currículo, aspectos institucionales, entre otros. Por otro lado, continúa expresando el autor, las personas no se pueden interesar sólo por la evaluación dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje, sino que es necesario comprender que es un proceso complejo en el cual se enfrentan a una serie de problemas, que son difíciles de abordar, entre los que se tienen, los de carácter psicopedagógico, técnico-práctico, y administrativo institucional.

Cabe señalar que, los docentes al desempeñar sus funciones en alguna institución educativa, deben tener claro cómo se aprende y cómo se enseña. Además, necesitan tener presente cómo, cuándo, por qué y para qué se evalúa, por que mediante ello, puede asegurarse que las experiencias educativas que vayan proponiendo en el acto de instrucción produzcan datos positivos. 

Por otra parte, el docente, debe poseer conocimiento teóricos y prácticos más o menos preciso, de todo un nutrido conjunto de instrumentos y técnicas (que existen y que van apareciendo) para evaluar los aprendizajes de los participantes en los momentos pertinentes en que se decida hacerlo, sea porque él lo considere así o porque la institución o el currículo se lo demanden.

Puede afirmarse, según el autor antes citado, que la evaluación es parte integral de una buena enseñanza, de hecho se podría decir sin ningún detrimento, que no es posible concebir adecuadamente a la enseñanza sin la evaluación. 

Es por esta razón, según González (1993) asegura que la evaluación desde el enfoque constructivista permite al docente considerar los aspectos cognitivos y afectivos que los estudiantes utilizan durante el proceso de construcción de los aprendizajes, tomando en cuenta que:

  • El docente puede tener pendiente las capacidades generales involucradas en el estudiante.

  • Las metas que persigue el estudiante.

  • Los conocimientos previos del estudiante.

Cabe considerar, de acuerdo con Molina (s/f), en el enfoque Constructivista se evalúan con mayor énfasis y de manera significativa los procesos de aprendizajes. Y en el caso, del facilitador éste se interesa más por la funcionalidad de los aprendizajes. Busca que el educando se responsabilice y controle su proceso enseñanza – aprendizaje y que evalúe y regule su enseñanza. El estudiante con este tipo de evaluación tiene la oportunidad de auto evaluarse. También, realiza la evaluación diferencial de los contenidos de aprendizaje y le permitirá tener coherencia entre las situaciones de evaluación y el progreso de la enseñanza-aprendizaje.

Al momento de evaluar el aprendizaje, estos son los procesos que el docente tendrá presente:

  • a) La oportunidad de utilizar diversas estrategias y técnicas evaluativas, para que el proceso se realice de manera dinámica.

  • b) Tomará en cuenta los procesos de construcción de actividades de planificación, de enseñanza y evaluación, así como el contexto y el alumno de manera global.

  • c) Estará pendiente del grado de construcción de las interpretaciones de sus estudiantes, como también de los aprendizajes significativos, valiosos y de los contenidos revisados, con la ayuda pedagógica recibida y con sus propios recursos cognitivos. Además, seleccionará muy bien las tareas o instrumentos de evaluación pertinentes y acordes con los indicadores.

  • d) El docente tendrá pendiente el uso funcional que los alumnos hacen de lo aprendido, ya sea para construir nuevos aprendizajes o para explorar, descubrir y solucionar problemas. Es importante que el estudiante aprenda a autoevaluarse.

Por lo tanto, la situación de enseñanza "Constructivista" busca el desarrollo de la capacidad de autorregulación y auto-evaluación en los alumnos.

Busca que el estudiante, proponga situaciones y espacios para que aprendan a evaluar los procesos y los resultados de sus propios aprendizajes. (Evaluación formadora), evaluación mutua, coevaluación y auto-evaluación.

Por consiguiente, hay que tomar en cuenta los diferentes contenidos de acuerdo a su naturaleza: "Conceptuales, procedimentales y actitudinales", la evaluación de los aprendizajes exige procedimientos y técnicas diferentes. Entre la enseñanza y la actividad evaluativa debe haber coherencia.

En resumidas cuentas, el docente debe planificar el proceso de enseñanza, tomar en cuenta las experiencias didácticas en las que se pueda aplicar los saberes aprendidos. Por ejemplo: tareas, actividades e instrumentos de evaluación que impliquen la interpretación como producto de aprendizajes significativos.

Por último, no hay que dejar de insistir en la función de retroalimentación que debe proveer la evaluación tanto para el docente como para el participante.

Consideraciones finales

Haciendo referencia a todo lo expuesto anteriormente, se puede aproximar como conclusión final, que el enfoque constructivista es considerado de suma importancia en lo procesos de la enseñanza y el aprendizaje, pero, para quienes desean trabajar con base en procesos de apropiación de conocimiento, sólo algunas de las categorías propuestas por Piaget, Vygotski, Bruner y Ausubel son vigentes en el Hecho Educativo actual, motivando a la dinámica educativa que han conllevado en cambios profundos en el accionar docente en el aula.

En este sentido, lo propio de un docente actualizado en las tendencias educativas contemporáneas, debería ser, ver el Hecho educativo como un todo, donde la mejor estrategia de aprendizaje es la que esta fundamentada sobre la base de una teoría constructivista ecléctica.

Referencias Bibliográficas

Ausubel, D. P. (1982) Psicología educativa: un punto de vista cognoscitivo. México: Trillas.

Aguilar, J. (2008). Modelos del constructivismo. [Documento en Línea]. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos15/. (Consulta: 2009, Febrero 6].

Ole, Peggy. (1992). "Constructivism revisited: A search for common ground". En: Educational Technology.

Coll, C. (1985) Psicología y curriculum. Barcelona: PaidósDíaz Barriga F. y Hernández G. (s/f). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. Una interpretación Constructivista. Preedición. Mc. GRAW- HILL. [Documento en Línea]. Disponible: . [Consulta: 2009, Enero 29]. D.H Jonassen,(1991). Evaluating Constructivist Learning. En: Educational Technology. Sept. pp. 28 – 33.Galindo E. (2005). La Filosofía de Constructivismo y su Aplicación en la Educación a Distancia. Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia. UNAM. [Documento en línea].Ponencia. Disponible en: n01galindo  05. pdf Virtual construc.Doc México. [Consulta: 2009. Febrero 2]

González Martínez, L. (1993). La Evaluación Constructivista en Educación. Revista la Tarea Educar .México. [Revista en Línea], Disponible: www. Latarea.com.mx/articu/articu11/ngorti11.htm-17 [Consulta: 2009, Enero 29]

Maya, A. (1996) El taller educativo. Editorial Magisterio.

Molina B. (s/f).De los Cambios en la Familia a los Cambios en la Terapia. Ponencia Presentada al Congreso Latinoamericano de Familia Siglo XXI. Cuaderno uno.

Moraga, G. (s/f.) Profesor Constructivista. [Documento en Línea]. Disponible en: http://www.monografías.com [Consulta: 2009, Enero 29].

Pérez, S. (2002). Constructivismo. [Página Web en Línea], Disponible en: http://perso.gratisweb.com/real/num05/masobreconstructivismo.pdf

Robalino, A. ( s/f). Competencias del nuevo rol del profesor. [Documento en Línea]. Disponible en: http://www.monografías.com [Consulta: 2009, Enero 29].

Ruiz L. y Pachano L. (2005). Modelo Teórico de Evaluación Constructivista Orientado hacia el Desarrollo de Competencias en el Estudiante Universitario.[Libro en Línea]. Disponible en: http://www.serbi.luz.edu. ve/pdf/ed/v12n2/ar.-09.pdf. [Consulta: 2009, Enero 28].

 

 

 

 

 

 

Autor:

Luís Romero

Nueva Cúa, Febrero de 2009

Monografias.com

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR

INSTITUTO PEDAGÓGICO DE MIRANDA

JOSÉ MANUEL SISO MARTÍNEZ

SUBDIRECCION DE INVESTIGACION Y POSTGRADO

MAESTRIA EN EDUCACIÓN MENCIÓN ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE

Curso: El Hecho Educativo. La Cognición y El Aprendizaje.

Monografias.com


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.