Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Qué es y qué no es un ensayo




Partes: 1, 2

  1. Elementos básicos para la conformación de la idea de un ensayo
  2. Elementos secundarios para la conformación de la idea de un ensayo
  3. Tipología del ensayo por la forma de abordar los juicios
  4. Tipología del ensayo por las características de la aportación
  5. Qué no es un ensayo
  6. Cómo hacer un ensayo
  7. Recopilación y organización de la información
  8. Forma de citar la información
  9. Estructura del ensayo
  10. Referencias documentales

PARTE 1

Qué es un ensayo

INTRODUCCIÓN

El ensayo (exagium) tiene su origen en Grecia, donde se consideraba como una proposición original que dispone elementos de creación, generación e innovación. Aunque Montaigne es uno de los precursores de utilizarlo formalmente.

José Luis Gómez (1995) en su obra Teoría del Ensayo menciona como precursores del sentido "ensayo" a Covarrubias, Quevedo, Gracián y Ortega y Gasset.

Por su forma es un escrito que aborda un tema polémico o controversial. Es decir, se asume que para el tema es necesario: cuestionar, sugerir, replantear, dimensionar, abordar lo ya conocido con lo que se pretende proponer como nuevo o diferente.

Salud Jaramillo y Víctor Mendoza (2004) hacen una interesante definición acerca de ensayo: ".podríamos extraer una primera aproximación para definir al ensayo como la preocupación estética para la creación de recursos expresivos que se suma con el afán de plantear y debatir temas de interés actual tanto en el campo de la literatura, como en el campo del periodismo o de la ciencia".

Se parte de analizar el conocimiento normal (establecido) para romperlo, para reorientarlo, para reubicarlo o para ampliarlo. El análisis implica la construcción, re-construcción y de-construcción de elementos que hacen al tema conocido, diferente en: perspectiva, conjunción, relación, conformación, etc.

El ensayo, independientemente de la temática o área de estudio, tiene una conformación, una metodología y un diseño único. Se ha tratado de ver el ensayo literario aislado de otros campos como el científico, pero en un strictu sensu es igual en estructura.

Muchos de nosotros hemos sufrido, al momento de que se nos encarga un ensayo académico o de la profesión, sobre cómo trabajarlo. Ya sea cualquiera de estos casos es necesario meditar sobre el tema antes de escribir algo.

Cualquier expresión escrita requiere de meditar, de aclarar las ideas antes de plasmarlas. No es necesario ser un experto ensayista para desarrollar un buen trabajo. Pero sin duda, el trabajo previo es de vital importancia para el impacto que tendrá.

Todos nosotros al momento de percibir nuestro entorno lo captamos de forma muy personal. Asimilamos el entorno considerando: 1) las situaciones del contexto como el clima, características del lugar, etc.; 2) las situaciones personales como nuestro estado de ánimo, valores, por ejemplo. Lo mezclamos con nuestras vivencias, experiencias y situaciones previas. Después lo expresamos con nuestro estilo propio de comunicarnos.

Ejemplo 1:

Podemos observar una situación de caos vehicular cuando caminamos acompañados en una avenida. Somos testigos de cómo un conductor sin razón aparente suena el claxon deseoso de que el caminar de los autos sea fluido. Como si esa acción de sonarlo permitiera hacer al movimiento más rápido.

Este caso, como muchos otros de nuestra vida cotidiana, nos hace crear juicios, opiniones, estimaciones, etc. Diríamos que el actuar del conductor fue incorrecto e ilógico. Podemos reflexionar sobre lo mal trazadas que resultan ser las avenidas. Podemos pensar sobre la educación vial y generar muchos juicios alrededor de este hecho particular. Coincidiremos o no con nuestro acompañante y lo emocionante radica en que no todos pensamos igual.

Este ejemplo nos da pauta para establecer como principio básico del ensayo: la idea de estar conscientes de nuestra forma personal de leer al mundo. Todos podemos generar opiniones de cualquier tema. Cualquiera pudiera estar temeroso sobre su capacidad de generar opiniones contra las del profesor o las del experto. Quizá concuerden o sean diferentes, pero lo importante es decirlas, desde nuestra perspectiva muy personal.

El ejercicio que tenemos que hacer es generar juicios, opinar y argumentar pero hacerlo de forma consciente. Del ejemplo podemos generar un sinfín de juicios a manera de meditación:

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.