Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Por la reivindicación del cuerpo y la palabra (página 2)




Partes: 1, 2

Ha escrito los libros de poesía: Por esta manera de querernos tanto, 1980-1981, La lluvia sobre el tejado, 1982-1984, Bitácora, 1985-1987, Arthur Rimbaud y otros poemas, 1988-1990, Saudade, 1991-1992. Atlántica, 1992-1993, Los girasoles de Van Gogh, 1993-1994, Poemas de invierno, 1995-1996, Los días de Octubre, 1997-1999. En el país de las mariposas, 2000-2002. Los días que a diario son la muerte, 2003-2005 y En la guerra como en el amor, 2006, libro ultimo en el que trabaja actualmente y que ha reunido en las antologías ya señaladas.

Prólogo

Servidor de la inmortal Afrodita *

Partes: 1, 2, 3

POESIA & ARMAS

Hay hombres que toman

la pluma como un arma

para defender una causa

un destino, una alegría.

Hay hombres que toman

el fusil como una poesía

para honrar una causa

un destino, una alegría.

Hay hombres que toman

la pluma y el fusil para

dignificar una causa

un destino, una alegría.

CULPABLES E INOCENTES

Las prisiones están llenas

de inocentes y culpables

los culpables se sienten

inocentes y los inocentes

son juzgados como culpables

a veces se es más culpable

cuando se es inocente

hay culpables sublimes

y culpables sórdidos

y hay inocentes dignos

e inocentes canallas

la vida del culpable es más

inocente cuando más digna

es la causa de su presidio.

HUMANAMENTE

humano, demasiado humano

Nietzsche.

una sed para una boca

una boca para unos besos

un viento para un árbol

un árbol para una sombra

un sol para una tarde

una tarde para un recuerdo

una lluvia para un cielo

un cielo para un horizonte

una orilla para un río

un río para un pez

un hombre para una mujer

una mujer para un hombre

NICARAGUA, 1979

Desfiló glorioso un pueblo

por sus calles

llevando en el cañón de sus fusiles

rojas rosas de la victoria.

Las lágrimas de la alegría

eran hermosas en el rostro de

las muchachas guerrilleras los

hombres guerrilleros los niños

guerrilleros

cuando entraban sudorosos y cansados

pero con el corazón nuevo

a la plaza de la revolución

cuando ya la muerte tenía nombre

de héroes

y sobre la sangre de los caídos

se erguía la patria grande

de los hombres libres.

Sandino volvió a vivir

y, esta vez para siempre, en los ojos

de los niños.

En la guerra por la liberación

y la alegría, renace un pueblo

entre rosas y fusiles.

HOMENAJE

Te escribo este poema para

ti

no es para enamorarte

no es para decirte lo linda

o tierna que eres

ni es tampoco para explicarte

porque estoy triste.

Te escribo este poema

sencillamente como un homenaje

a ti

muchacha guerrillera.

POIESIS

No estarás en el reino

de la poesía

ni verás su rostro

en el rostro de una mujer

jardín o estrella

ni será la hierba donde

reclinas un cuerpo

ni el caracol que lleva

un mar adentro

no atesoras o creas bajo

su fuego o deseo

ni descifras su laberinto

o encanto

si no tienes corazón

sueño o utopía.

FANTASMA

A veces me encuentro

a quemarropa

por la calle

y no me reconozco

en ese otro hombre

sin el pelo largo y la barba

que no es el que siempre

está conmigo

y mira a los árboles

y las mujeres con ojos

de ternura y aniversario

ese otro es el oscuro

fantasma de mí mismo

que vaga por

oficinas y registros

ALQUIMISTA

El poeta es el alquimista

del verbo

transforma las palabras en poesía

como el alquimista soñó en

transformar

los metales en oro.

NIEVE

En la noche

luminosa de las Vegas

sigue nevando

la nieve a subido

hasta las ventanas de la

Casa Blanca

el Imperio aspira

adormecido bajo la estatua

de la Libertad y delira

en sus paraísos

artificiales con la nieve

que trafica las

mariposas de la coca.

VARIACION A DESCARTES

Hago el amor, luego existo.

ARROZ

Las plantaciones de arroz

en cultivos de verdes horizontes

me recuerdan campos de golf.

Espinal, 2001.

POETICA

La poesía que no escribo

también es un poema que

permanece en la hoja en blanco

que aunque invisible en la hoja

yace en la palabra que no nombro.

Cali, 2001.

EN LAS MAÑANAS

Al levantarse en

las mañanas acaso

mira por la ventana

se cepilla los dientes

toma un café negro caliente

acaso mira otra vez

por la ventana, oye cantar

los pájaros en las ramas

de las matas de flores

y da de comer a los

pececitos en la pecera

se baña, acaso mira

otra vez por la ventana

prende el equipo que

suena una sonata

y se sienta a escribir

un poema que lo ronda

acaso mira otra

vez por la ventana.

GINEBRA

La poesía, el cuento

y el ensayo erudito

son los géneros que

le concedió su escritura

la escritura de largo aliento

como la novela le fue vedada

pero en la metáfora de un

poema creó un universo

y soñó el paraíso bajo la especie

de una biblioteca y, morir en

otra ciudad del continente, Ginebra

fue como un acto fiel a su

literatura que dicto sentencias

como aquella que dice que

no se elige un tema para

escribir sino que es

el tema que lo elige a uno.

Ahora al leer uno

de sus libros escribo

estas líneas bajo ese designio.

EL HOMBRE INVISIBLE

Era un hombre invisible

y nunca nadie se dio cuenta de eso.

EPIGRAMA

Olorosas a rosas

dulces muchachas pasan

a mi lado como esas de colores

mariposas de su boca roja.

EPIGRAMA

La poesía como el amor

es un encantamiento

y como el agua

adquiere la forma

del recipiente que la contiene.

LA MADRE DE TODOS

LOS VICIOS

La poesía es la madre

de todos los vicios

por ella he practicado

el ocio, la coartada y la soledad

y he escrito bajo la lluvia

su dulce música como bajo

los árboles el canto de los pájaros

y todos los vicios conducen

a la poesía como fumar a la orilla

de las ventanas o hacer el amor

en los lechos de flores

y el vicio de leer y tener

visiones como en un sueño

e inventarse a sí mismo

con las palabras diarias

que llevamos dentro.

JUNTO A TU CUERPO DESNUDO

Junto a tu cuerpo

desnudo dormir

es sentir el oleaje

de tu pelo

el olor de tu cuerpo abierto

los latidos de tu corazón

y la respiración de tu piel

en mi pecho.

Junto a tu cuerpo

desnudo dormir

es vivir el amor

a flor de piel

o en carne viva

la experiencia vivida

de tu cuerpo que se

transforma en la

experiencia escrita

de un poema leído

por tus ojos maravillados.

NUNCA PIDAS QUE TE AME

Nunca pidas

que te ame

déjame amarte

sin decírtelo

en los besos de siempre

en las palabras cotidianas

en los abrazos fuertes

en los silencios cómplices

en las miradas fijas

en las caricias nuevas.

Nunca pidas

que te ame

déjame amarte

con la lluvia con el viento

con la tarde con la noche

con la luna con las estrellas.

Nunca pidas

que te ame

déjame amarte

sin ti sin mi

sin los dos cuando

no estamos juntos

porque el amor a veces

está donde menos

lo imaginamos

en nosotros en ti en mi

y en el lecho

donde por fin se encuentran

los cuerpos que se aman.

DESNUDA II           

Desnuda eres

más bella

cuando haces el amor conmigo

en las mañanas

o a mediodía

en la tarde

o en la madrugada

desnuda eres más

mujer cuando haces el amor

porque tus ojos brillan

y tu boca se hace más dulce

y tu pelo revuelto

sobre la almohada

tiene el olor de la primavera

desnuda eres

más increíble

como una noche

con lluvia de estrellas.

DE LA CIUDAD

La cúpula de la iglesia

de San Laureano se erige

al vuelo de las campanas

y las palomas como las

palmeras tropicales del parque

del firme prócer y junto

al edificio de la administración pública

y el palacio de justicia

ondean las banderas de nuestra

tierra del gran cañón

y del país que se desangra

bajo la mirada pétrea de las cariátides

la lluvia cae oblicua sobre

los faroles de luz amarilla

a las seis de la tarde

que le da un aire fantasmal

a la plaza de baldosas de piedra

de la ciudad que anochece

al paso de los transeúntes y el viento.

CARTAGENA

La ciudad amurallada

frente al mar de gaviotas

alcatraces y pelícanos

el oleaje trae un rumor

de piratas y cañonazos

de antiguos siglos

y sobre su verde y azul horizonte

yacen pequeñas canoas

de pescadores

y navegan barcos de carga

y buques blancos

que atraviesan el océano

hasta la otra orilla del mundo

mientras con mi mujer caminamos

por sus empedradas calles

junto a sus balcones

sembrados de hermosas flores

y bajo la luz amarrilla de sus faroles

que en la noche tiene una

atmósfera romántica

por el galope de los caballos

de los cocheros.

La ciudad antigua como

antiguo este amor

que se renueva

cuando disfruto su mar

y camino sus calles

con mi amor nuevo.

APTO

Las nubes pasan lentas

frente a mi ventana

nubes blancas y grises

que se dispersan bajo

un fondo de cielo azul

como en un cuadro de Van Gogh

entretanto gatos negros

en los tejados de las casas

ronronean en celo como

una mujer que se asoma

tierna a su ventana

ese paisaje de nubes

altos edificios y mujeres

es el que tengo frente

a mi ventana en cada atardecer

mientras fumo a la espera

de una mujer que venga

a entibiar con su cuerpo

mi lecho de poeta solitario.

POETICA

Al escribir sobre

la hoja en blanco

las palabras se abrazan

y se aman como

los cuerpos desnudos

que se abrazan y se aman

la poesía es la prolongación

en la memoria de la palabra

y en los cuerpos

los cuerpos abiertos

como las palabras abiertas

que se extienden

sobre los lechos

y las páginas blancas

entre el cuerpo y la palabra

la poesía recobra el dulce

olor de los cuerpos

cuando se aman

como el tierno verdor

de las palabras

cuando se abrazan.

LA POESIA

La poesía no es un oficio

para enamorar doncellas.

Carlos Drumond de Andrade

Ni es un oficio para

enamorar la luna

o la muerte

ni escribirla con rojos corazones

atravesados por una flecha

ni para llevarla como una

hoja seca en un cuaderno

ni para deshojarla como

una margarita, ni para ensalzar

a los dioses del Olimpo

ni para llevarla como una flor

en la solapa, ni para escribirla

cuando se ésta enamorado.

La poesía es un oficio

para conjurar la muerte

blasfemar contra el mundo

y reinvidicar

tu cuerpo y la palabra.

TRIBUS

Los Koguis de Ciudad Perdida

Los Yanomamis del Alto Orinoco

Los Yukos de la Serrania del Perija

Los Shuars, reducidores de cabezas,

del Ecuador

Los Wayùu del desierto de la Guajira

Los Chicanos en la cabecera del río

Chuchivero en el Amazonas

Los Warao en el Delta del Orinoco

Los Yaruro en los llanos de Apure

Los U`was en la Sierra Nevada

del Cocuy

Los Quechuas en los Andes peruanos

Los Naskapis en la Península del Labrador

en Québec

Los Kunas en la Costa Atlántica

del Golfo del Darièn

ese mundo antiguo de magia y ritos

y que aún nos sobrevive

en los lugares más inhóspitos

de la tierra madre

como un desafío a la civilización

exótico y salvaje como los gritos

y tambores de la selva en África.

EPIGRAMA

La mujer que amo tiene una sonrisa

tierna como las manos de mi madre

que amorosa cose mis medias rotas.

EL MARQUES DE SADE

Poema basado en la película

Letras prohibidas

En el manicomio

de Charenton

su última confinación

se le prohíbe la pluma

y el papel con la que escribía

sus novelas libertinas

recurre entonces a los huesos

de pollo y el vino como tinta

para escribirlas sobre

las sábanas blancas

descubiertas las sábanas

escribe con su propia sangre

sobre sus ropas y desnudo

encerrado en una celda transmite

de viva voz por entre las paredes

sus historias a los locos

que la trasmiten a la lavandera

que la escribe y entrega

al mensajero de sus editores

fuera del manicomio

cortada su lengua termina

escribiendo con sus

propios excrementos

sus historias en las paredes.

ORAL

por yor

Si estuvieras aquí

cerraría mis ojos

humedecería mis labios

bajaría al centro de tu universo

y provocaría

la explosión mas fuerte

que mi lengua haya sentido.

TIRESIAS

Atenea se bañaba

desnuda y él la vio

y fue castigado

por la ceguera

antiguas leyendas afirman

que fue porque un día

vio a dos serpientes copulando

y al golpearlas se

transformó en una mujer

y aseguro que era

la mujer la que más

disfruta del acto sexual.

La diosa Hera

indignada

lo encegueció

pero Zeus lo hizo maestro

en el arte de la adivinación.

EL DESEO Y EL AMOR

La mujer le dice

al hombre

yo no podré desearte

sino te amo

y el hombre le dice

a la mujer

yo no podré amarte

sino no te deseo

porque el amor de una mujer

es distinto al amor de un

hombre como el amor

de un hombre

lo es de el de una mujer

pero tal vez sientan

distinto como se amen

de manera distinta

pero en el amarse

y en sentirlo está la gracia

del deseo y el amor.

* Los poemas se encontraban inéditos y no fueron incluidos en las anteriores antologías.

Primera Edición, 2008

© Antonio Acevedo Linares

Derechos Reservados Hojas de Hierba

Email:

Bucaramanga- Colombia.

ISBN 9475686735

Diagramación de textos

y Carátula: Litografía Andrés Bello

Ilustraciones: www.google.com

Printed in Colombia

 

 

 

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.