Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estudio de factibilidad económico -financiera de la propuesta de desarrollo turístico del Municipio de Viñales (página 2)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5


La revisión exhaustiva del objeto de estudio de esta investigación ( el desarrollo turístico de Viñales y de su marco de referencia ( el Municipio de Viñales permitió diagnosticar como problema fundamental la no existencia de un Estudio de Factibilidad Económica, por lo que la hipótesis del trabajo quedó enunciada de la siguiente manera: si se realiza un Estudio de Factibilidad Económica de la propuesta de desarrollo turístico del Municipio de Viñales entonces se podrá saber si la misma es económicamente viable, para ello nos trazamos como objetivo hacer un Estudio de Factibilidad Económica de la propuesta de desarrollo turístico de Viñales debiendo obtenerse como resultado la presentación de un Estudio de Factibilidad Económica que exprese si la propuesta es o no factible desde el punto de vista económico.

Capítulo I:

Preceptos teórico - metodológicos de los estudios de factibilidad económico - financiera

I.1 Evolución Histórica de las Finanzas

La economía como ciencia surge asociada a la administración de la Polis, que significa estado, con énfasis en la economía política que asume como fundamento de análisis la división social del trabajo que se levanta sobre determinadas relaciones de propiedad y de la cual se derivan determinadas relaciones de clase. La empresa desde este punto de vista es importante en la medida en que contribuye a la explicación de las relaciones de clases, no desde el punto de vista de autogestión y autofinanciación.

En El Capital de Marx se analizan sin embargo las relaciones de créditos, a través del capital de préstamo y el interés, analiza incluso el fenómeno del capital usurero, como base del capital bancario.

Cuando analiza el proceso de reproducción nuevamente analiza el rol de financiamiento del proceso tanto interno como externo, como la base para el mismo. En estos esquemas matemáticamente queda demostrada la relación entre la reposición de las distintas partes del capital y la base financiera del proceso.

Además, dentro de la escuela clásica los principales autores analizan la distribución del producto entre las distintas partes del capital que se da en los marcos del capital dinero, es decir, de las relaciones financieras. Sin embargo, no es hasta el siglo XIX que el análisis de las finanzas desde el punto de vista técnico se desarrolla como un campo de análisis independiente del resto de las ciencias económicas en los marcos del pensamiento neoclásico, cuya pretensión fundamental es atrapar las variables económicas bajo el enfoque matemático y el abandono de la teoría de la división del trabajo por la teoría del mercado funcional y equilibrado (Ver Anexo 1).

Durante los últimos años no es mucha la investigación que se ha llevado a cabo en el campo de las finanzas, incluso podemos decir que fue prácticamente inexistente hasta el siglo XIX. Sin embargo, es en este tiempo cuando avanza considerablemente la Teoría Económica. Es entonces cuando surge el llamado modelo clásico de la mano invisible de Adam Smith en su libro "La riqueza de las naciones". A partir de entonces le siguieron otros economistas ingleses como Malthus, Mill y David Ricardo; de la Escuela de Viena, cuyos representante más notables fueron Menger, Böm-Bawerk y Von Wieser; de la Escuela de Lausana, a la cual pertenecen Walras y Pareto, y finalmente de la escuela de Cambridge, con economistas como Wicksell y Marshall. Es precisamente con este último con el que se da por terminada la era de la economía clásica con su libro "Principios de Economía".

Mientras tanto en el ámbito de las finanzas hasta principios del siglo XIX los gerentes financieros se dedicaban a llevar libros de Contabilidad o a controlar la Teneduría, siendo su principal tarea buscar financiación cuando fuese necesario.

Surgió en Inglaterra la revolución industrial debido a una serie de cambios como un crecimiento en su economía. Este fenómeno comienza a difundirse rápidamente por Europa y América dando lugar a innovaciones tan importantes como la máquina de vapor de Watt (1779), la pila eléctrica de Volta (1800), la locomotora y la primera línea de ferrocarril en 1825. En esta época el sector textil es el más importante y es la época que podríamos denominar como "capitalismo salvaje"; surge el asociacionismo obrero y se da un auge del liberalismo. Por todo ello la empresa se expande, ocurren fusiones para lo cual son necesarias grandes emisiones de acciones y obligaciones, y se presta una especial atención a los mercados financieros y a la emisión de empréstitos, en la que se observa un espectacular auge.

En 1929 la economía se encuentra inmersa en una crisis internacional. La situación de la bolsa de Nueva York era caótica y la Política Económica llevada a cabo contribuyó a agravar la crisis, los grupos financieros norteamericanos y británicos se encontraban enfrentados ya que al conceder préstamos sin prudencia, crearon un ambiente de solidez e inestabilidad inexistente, además se produjo una subida de los tipos de interés estadounidenses que llevó a la paralización de los préstamos al exterior, lo que produjo una agravación económica en los países que habían recibido estos préstamos. Es fácil suponer que en un escenario como este las empresas tuviesen problemas de financiación, quiebras y liquidaciones. El objetivo dominante para ellas era la solvencia y reducir el endeudamiento. Es decir, se buscaba que existiera la máxima similitud en la cantidad de capitales propios y fondos ajenos. Por primera vez, se preocupan por la estructura financiera de la empresa.

Durante la crisis, los objetivos eran la supervivencia de la empresa y la liquidez. Se produjeron estudios desde el punto de vista legal con la intención de que el accionista y el inversor tuviesen más información sobre la situación económica de la empresa: financiación, liquidez, solvencia, rentabilidad... Podemos decir que aparece el intervencionismo estatal.

Arthur Stone Dewing refleja esta visión tradicional de las finanzas basada en una metodología positiva, que describe la realidad, con excesivo énfasis en aspectos externos, legales e institucionales, así como en procesos excepcionales para las empresas como quiebras, fusiones, absorciones y consolidaciones. Aunque este autor mostrase cierta inquietud acerca de la estructura financiera y la política del reparto de dividendos, vemos que es una visión poco preocupada por las decisiones financieras.

La época de los años cuarenta estuvo empañada por la guerra declarada en los primeros años y la guerra fría en los siguientes. No se da ningún cambio considerable en la concepción de las Finanzas y la Empresa.

El gerente continúa con su labor, predomina una política poco arriesgada, lo que supone un endeudamiento, y prima la liquidez y la solvencia. Sin embargo, en este período comienzan a germinar los brotes de la moderna concepción financiera de la empresa.

Después de la guerra comienza a estudiarse los desarrollos de la Investigación Operativa y la Informática aplicados a la empresa. Comienza a despertar importancia la planificación y el control, y con ellos la implantación de presupuestos y controles de capital y tesorería.

De esta época es la obra del profesor Erich Schneider: Inversión e Interés (1944), en la que se elabora la metodología para el Análisis de las Inversiones y se establecen los criterios de Decisión Financiera que dan lugar a la maximización del valor de la empresa. En su trabajo el profesor pone de manifiesto una idea en la actualidad vigente: una inversión viene definida por su corriente de cobros y pagos.

Entre los años cincuenta y la crisis energética de 1973 se vive un ciclo alcista en la economía, en el que la empresa tiene una gran expansión y se asientan las bases de las finanzas actuales. En este período de prosperidad los objetivos que priman son los de rentabilidad, crecimiento y diversificación internacional, frente a los objetivos de solvencia y liquidez del período anterior. También se extenderán las técnicas de Investigación Operativa e Informatización, no sólo para grandes empresas.

Se va cimentando la moderna Teoría Financiera, los estudios son editados en publicaciones especializadas a las que ni siquiera los propios investigadores confieren su total confianza. Tomamos como ejemplo el caso de Markowitz (1952, 1959), tuvieron que transcurrir siete años para que se le reconociese el valor que su trabajo aportó a la Teoría de Selección de Carteras, punto de partida del Modelo de Equilibro de Activos Financieros, que constituye uno de los elementos del núcleo de las finanzas modernas.

En 1955 James H. Lorie y Leonard Savage resolvieron en Programación Lineal el problema de selección de inversiones sujeto a una restricción presupuestaria, estableciéndose una ordenación de proyectos. Así mismo estos autores cuestionan la validez del criterio del TIR frente al VAN.

Otro destacado trabajo es el de Franco Modigliani y Merton Miller (1958). Ambos defienden que el endeudamiento de la empresa en relación con sus fondos propios no influye en el valor de las acciones. No obstante en 1963 rectifican su modelo, dando entrada al impuesto de sociedades. Y así concluyen que el endeudamiento no es neutral respecto al coste de capital medio ponderado y al valor de la empresa.

En los sesenta se empieza a ver el efecto de los estudios realizados en la década anterior, estudios en ambiente de certeza que en la década servirán de base a los realizados en ambiente de riesgo e incertidumbre. En las facultades americanas los estudios específicos sobre Finanzas se introducen en los cincuenta, en España hasta los setenta no se desdoblan suficientemente, si bien no se puede hablar de homogeneidad generalizada en este sentido. Asimismo podemos decir que actualmente no están desarrolladas suficientemente en los planes de estudios.

Esta década supone una profundización y crecimiento de los estudios de la década de los cincuenta, produciéndose definitivamente un desarrollo científico de la Administración Financiera de Empresas, con múltiples investigaciones, resultados y valoraciones empíricas, imponiéndose la Técnica Matemática como el instrumento adecuado para el estudio de la Economía Financiera Empresarial.

Por último, podemos decir que en 1963 H. M. Wingartner generaliza el planteamiento de Lorie y Savage a n períodos, introduciendo la interdependencia entre proyectos, utilizando Programación Lineal y Dinámica. Se aborda el estudio de decisiones de inversión en ambiente de riesgo mediante herramientas como la desviación típica del VAN, técnicas de simulación o árboles de decisión, realizados por Hillier (1963), Hertz (1964) y Maage (1964) respectivamente. En 1965 Teichroew, Robichek y Montalbano demuestran que en algunos casos de inversiones no simples, éstas podrían ser consideradas como una mezcla de inversión y financiación.

I.2 El Proceso Inversionista en el Sector Turístico en Cuba. Generalidades

El turismo ha experimentado una constante expansión en la economía mundial con tasas de crecimiento promedio anuales de 4.5% durante la segunda mitad del siglo XX. Esto ha conducido a que, en la actualidad, ocupe el primer puesto entre los grupos de exportación mundiales, por delante de partidas tradicionales tan importantes como el petróleo y la industria automovilística, así como otras no tan tradicionales como la electrónica. En 1996, los ingresos procedentes de este sector representaron el 8% del total de exportaciones mundiales y más del 35% de las exportaciones de servicios. También es generalmente aceptado el hecho de que, a pesar de las turbulencias del presente, el turismo será el sector de mayor crecimiento a nivel mundial en las dos primeras décadas del siglo XXI.

Ante estas realidades, y teniendo en cuenta la crítica situación creada a partir del derrumbe del socialismo en Europa del Este, Cuba asume el turismo internacional como uno de los ejes básicos en la redefinición de su estrategia económica a partir de los años 90. Cabe destacar, en este sentido, que a partir del triunfo revolucionario de 1959, esta actividad -que había alcanzado un importante desarrollo, aunque con serias distorsiones sociales, al concebirse en un marco de juego, vicio y prostitución- prácticamente desaparece debido, en parte, a la pérdida del principal mercado emisor como resultado de las restricciones impuestas por el bloqueo norteamericano y, por otra parte, porque en lo sucesivo la estrategia de desarrollo económico y social no concebía a esta actividad como clave en el futuro del país.

La necesidad de concentrar un grupo importante de inversiones en actividades generadoras de ingresos en moneda libremente convertible en el corto plazo se refleja en la Resolución Económica aprobada por el V Congreso del PCC en 1997. En ella se plantea que los principales sectores que generan divisas deben garantizar crecientes aportes netos al país para posibilitar el financiamiento de otras importantes actividades.

También se declara explícitamente el papel que debe jugar el turismo en el futuro económico del país, destacando su misión como captador de divisas frescas y definiendo metas concretas a alcanzar para el año 2000: lograr el arribo de más de dos millones de turistas y obtener más de 2 600 millones de dólares de ingresos.

Así, el turismo, en el transcurso de diez años de desarrollo sostenido, se ha convertido en el sector más dinámico de la economía cubana. En él se ha concentrado una cuarta parte de las inversiones efectuadas en el país y, como resultado, ocupa el primer lugar en cuanto a aportes de ingresos corrientes a la Balanza de Pagos, cerrando la década con un impresionante 43 por ciento de participación.

En el lapso de un decenio, el turismo ha dejado de ser una actividad coyuntural para convertirse en un factor estructural de la economía cubana. Pocas veces en la historia económica internacional se ha producido un tipo de transformación estructural tan dinámica. Diez años atrás, entre el 70 y el 75 por ciento de los ingresos a la Balanza de Pagos provenía del sector azucarero, mientras que el turismo apenas aportaba un 6 por ciento. Ibrahim Ferradaz, ministro cubano del Turismo, al referirse a los principales rasgos de esta transformación señala que "en los últimos diez años, el sector multiplicó por ocho los ingresos brutos, quintuplicó el número de visitantes, triplicó el número de habitaciones en instalaciones turísticas y duplicó los puestos de trabajo". Además si en 1994 el nivel de participación de la economía nacional en las compras del sector turístico eran del 5%, hoy día son de alrededor de 70 – 75 %, lo que habla muy bien del efecto multiplicador de este sector. En el año 2000, 52 centavos de cada peso fueron aportados por el turismo.

Indiscutiblemente, Cuba, como destino turístico, cuenta con una serie de atributos heredados que representan un importante punto de partida para el desarrollo turístico.

Sus bellezas naturales (playas, atractivos submarinos, paisajes campestres y de montaña, reservas ecológicas, todos con una explotación aún muy por debajo de su capacidad de acogida natural, así como su clima, son sólo una parte de ellas, que se complementan con su ubicación y fácil acceso por vía aérea y marítima, además de su importante patrimonio histórico y cultural

I.2.1 Pilares de la Estrategia de Desarrollo Turístico

La política gubernamental de definir sectores claves y situar al turismo como una prioridad en cuanto a inversiones ha jugado un papel decisivo en este sentido. En un contexto de crisis económica, Cuba "apostó" al turismo. Entre 1990 y 1999 se invirtieron más de 3 500 millones de dólares en el sector, pasándose de 12 mil habitaciones destinadas al turismo internacional a más de 35 mil. También se destinaron importantes recursos a obras de infraestructura de apoyo como aeropuertos, pedraplenes para el acceso a cayos de interés turístico y otras facilidades.

La política de formación y desarrollo de los recursos humanos constituye otro pilar de la estrategia de desarrollo turístico. Especial atención se le ha brindado a lo que sin dudas constituye la más importante y vital de nuestras ventajas comparativas: el factor humano. Como es conocido, Cuba cuenta con una alta disponibilidad de mano de obra con un notable nivel de preparación, en condiciones de capacitarse rápidamente para desarrollar una eficaz y eficiente labor en cualquier campo.

El sistema turístico cubano ya contaba con un grupo de centros educacionales para la formación de sus recursos humanos, fruto de la obra continuada de la Revolución en materia de formación y desarrollo de su capital humano.

En 1994 se decidió integrar todos estos centros en un sistema único de formación de recursos humanos, FORMATUR, que hoy día lo conforman 22 centros docentes a lo largo y ancho del país, donde matriculan anualmente 16 mil trabajadores del sector para formarse en diferentes especialidades. Miguel Figueras, asesor del Ministerio del Turismo, comentaba que "en cinco años de funcionamiento, por este sistema han pasado 75 mil trabajadores y resulta fácil comprender el alcance del mismo si se tiene en cuenta que el sector cuenta en la actualidad con 87 mil efectivos".

Adicionalmente, como parte de la propia estrategia de desarrollo se ha consolidado un conjunto de principios de gestión que han contribuido a reforzar la competitividad del sector. Entre ellos se pueden señalar los siguientes:

• La existencia de un nuevo enfoque respecto a la estructura organizativa de dirección.

• La concepción de que no existen monopolios.

  • Se garantiza máxima autonomía de gestión dentro del sistema empresarial, basada en el hecho de que el turismo es un negocio.

Como se puede apreciar, la estrategia de desarrollo del turismo en Cuba se ha sustentado en la combinación de un grupo de factores, entre los que se destacan la utilización de recursos heredados, el diseño e implementación de políticas y la aplicación de nuevos enfoques de gestión ajustados a las condiciones concretas del país. Todo ello ha conducido a un grupo de logros, como se ha expuesto en la primera parte del trabajo. Sin embargo, el desarrollo ulterior del turismo en Cuba debe considerar importantes aspectos, asociados a la solución de equilibrios estructurales básicos dentro del sector y a otros importantes retos que deberán enfrentarse para dar continuidad efectiva a la estrategia trazada.

Retos para el Desarrollo del Sector

La oferta del producto turístico cubano se ha concebido buscando, como elemento clave, el logro de una demanda estable y equilibrada a fin de garantizar un flujo continuo de turistas a lo largo de todo el año, la elevación sistemática de la duración media de la estancia y un alto índice de repetición de las visitas. Uno de los mecanismos más certeros para asegurar estos resultados es lograr la diversificación del producto.

Diversificar el producto turístico significa, desde el punto de vista de la oferta, aprovechar al máximo las posibilidades geográficas, económicas, sociales y culturales para llegar a todos los segmentos de mercado y a la mayor cantidad de mercados emisores de turistas. Ello permite evitar oscilaciones bruscas de la demanda según el período del año, que puedan poner en peligro la estabilidad macroeconómica, pero, a la vez, demanda que todo el país se convierta en actor y beneficiario del turismo. De ahí que tres de los equilibrios básicos por los que se trabaja en el sector se refieran a la estabilidad temporal, el equilibrio espacial y el equilibrio en los mercados emisores.

A pesar de las bondades del clima, que pudiera contribuir favorablemente al logro de una estabilidad temporal, las estadísticas muestran que el turismo en Cuba no está exento de cierta dosis de estacionalidad. Existe un grupo de factores que han incidido en esto: la dependencia significativa de mercados como el europeo y canadiense, con preferencias marcadas en huir del crudo invierno del norte y refugiarse en zonas cálidas; el temor a temporadas ciclónicas de mayor actividad, así como el excesivo calor de los meses de verano en el país.

Sin embargo, probablemente el factor que más haya incidido desde el punto de vista de la oferta sea el concebir como producto turístico por excelencia el de sol y playa, desestimando otros productos atractivos que pudieran posibilitar una mayor estabilidad de los flujos de turistas y, a la vez, una mayor agregación de valor.

Por esta razón es que resulta necesario diversificar la oferta turística lo más posible, ofreciendo diferentes opciones atractivas durante todo el año, a partir de la adecuada utilización de las propias ventajas, heredadas o creadas, a disposición del país y la no accesibilidad al mercado estadounidense.

Entre las ofertas que pudieran resultar atractivas se encuentran las asociadas con la cultura y las tradiciones del país. La historia, la arquitectura, la música, el cine y la plástica, entre otras, son manifestaciones que pudieran agregar valor a un producto turístico más acabado, integrado y sostenible.

El turismo de salud constituye otra opción significativa que se sustenta en el reconocido prestigio internacional de la ciencia médica cubana, lo que concede una ventaja competitiva en el área. El principal exponente de esta vertiente turística es la Compañía Servimed perteneciente al Grupo Corporativo Cubanacán S.A., la que está vinculada con cinco hoteles, 23 hospitales, 11 clínicas internacionales y un complemento de ópticas y farmacias. En la actualidad este segmento ocupa un 2 por ciento de la oferta turística y, aunque no se aspira a crecimientos espectaculares en los próximos años, el potencial existente es amplio y las posibilidades de agregación de valor resultan significativas.

La educación y el deporte constituyen fuentes importantes de desarrollo de productos turísticos especializados. A tenor con los logros alcanzados por el país en estas dos esferas de la vida social, representan importantes ventajas a explotar con alto potencial de agregación de valor. Asimismo, el ecoturismo puede erigirse en un producto turístico interesante si se tienen en cuenta las importantes reservas del país en esta esfera.

Una de las debilidades que presenta el producto turístico cubano en la actualidad es su alto grado de concentración en dos polos, La Habana y Varadero, los que generan el 70 por ciento del ingreso global del sector.

Es por ello que entre los objetivos principales de la estrategia de desarrollo del turismo se encuentra el de lograr una distribución equilibrada de la demanda desde el punto de vista espacial. Con el logro de una mejor distribución del flujo de turistas por todo el territorio nacional, el sector puede y debe actuar como corrector de los desequilibrios regionales.

Por último, el desarrollo del turismo en los países insulares como Cuba depende en alto grado del transporte aéreo y marítimo. En el Caribe, el centro aéreo regional de los vuelos regulares se encuentra en Miami, al cual Cuba no puede acceder por barreras que impone el bloqueo económico norteamericano a la Isla. Es por ello que uno de los desafíos que tiene que enfrentar el país es la reconceptualización de su transportación aérea, partiendo de que la prioridad y la razón de ser de la aviación civil en Cuba es el desarrollo del turismo.

La Experiencia Cubana

El desarrollo del turismo en Cuba, al cabo de una década de duro bregar, es una realidad, así como la consolidación del sector como factor de la economía. El crecimiento sostenido de su participación en el PIB es sorprendente y poco usual en la historia económica internacional. En la arena internacional, el posicionamiento alcanzado en el contexto caribeño es calificado de espectacular por muchos especialistas cuando evalúan las posiciones cimeras logradas dentro de la región en el escaso período de un decenio.

Cabe destacar que este crecimiento se diferencia sustancialmente de la situación de los demás países caribeños e incluso de otros polos turísticos dentro del Tercer Mundo. Los factores asociados al bloqueo económico de los Estados Unidos generan un contexto especial al respecto que Cuba ha sabido sortear de forma inteligente.

La estrategia de desarrollo del sector ha presentado, adicionalmente, otras particularidades como son: la definición de prioridades, la utilización del efecto multiplicador de otros sectores de la economía a partir de la demanda agregada del sector, la incorporación de agentes externos al proceso de desarrollo con características específicas, así como una marcada atención al desarrollo de sus recursos humanos.

I.3 Necesidad objetiva de los Estudios de Factibilidad Económica en el Sector Turístico

El desarrollo del turismo en Cuba conlleva a la búsqueda de una solución eficiente de las potencialidades con que cuenta el país en los diferentes segmentos del mercado turístico: sol y playa, turismo cultural, turismo de naturaleza, turismo de salud, entre otros. Es por ello que se hace necesario evaluar desde el punto de vista económico todas y cada unas de las propuestas que de la puesta en valor de los recursos naturales se haga (recursos turísticos).

En los estudios de preinversión, la evaluación económico – financiera juega un papel fundamental, ya que mediante ella se definirá si los beneficios a obtener con la ejecución del proyecto justifican los costos y gastos para su materialización.

Los mecanismos de acción de las leyes económicas tienen un carácter objetivo, por lo que no es posible sustraerse de los mismos, por tanto los Estudios de Factibilidad Económica constituyen referencia obligada como la forma más viable para su interpretación, es por ello que todo inversionista necesita saber si puede, con los niveles de costos y de cuota de ganancia determinados por los Estudios de Factibilidad, insertarse en el mercado aplicando incluso estrategias, he ahí la importancia de este tipo de estudio.

Ellos también le permiten al emprendedor convencer con mayor facilidad al financista potencial de su proyecto, el cual encontrará en éste, mejores posibilidades para reproducir su capital ya que estará seguro del nivel de riesgo que correrá su plata y de la capacidad de pago del emprendedor. Sucede lo mismo con aquellas personas que tienen buen olfato para los negocios, utilizan estos estudios para posicionarse en el mercado, pues a pesar de saberse perdedores en el corto plazo, adquieren las parcelas para el posicionamiento a muy bajos precios y al alterarse algunas de las condiciones de hoy en el futuro le van a proporcionar mejores resultados .

También son necesarios para definir entre un grupo de proyectos cuál debe priorizarse, así como para escoger una dentro de muchas alternativas mutuamente excluyentes para un mismo proyecto. En estos trabajos son incluidos los costos medioambientales, estos les permite detectar cómo afecta el no tener en cuenta a las generaciones futuras, por ello consideramos que son capaces de descifrar el paradigma del desarrollo sostenible en un territorio. En la práctica se está viendo la necesidad de crear metodologías capaces de asimilar cualquier caso práctico que se presente debiendo precisar que no existen recetas al respecto.

En los últimos tiempos los Estudios de Factibilidad Económica han venido ganando un espacio dentro del quehacer de las ciencias económicas como respuesta lógica a las exigencias por incrementar la eficiencia económica. Esto ha provocado su inclusión en algunos cuerpos legales y con carácter obligatorio y dentro del Reglamento de Licitación de las inversiones ante el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) en Cuba.

Los últimos desarrollos en materia de ingeniería financiera existentes en el mundo han sido introducidos creadoramente en el quehacer económico cubano.

Hay que desarrollar la idea de que Cuba no posee ninguna entidad competitiva, ante los organismos Financieros Internacionales, lo que nos sitúa en desventaja. Nuestros estudios tienen que ser licitados a través de terceros.

El recién creado Ministerio de Auditoría y Control prevé auditar también los estudios de factibilidad económica – financieros y exigir a sus autores por las desviaciones, ceteris paribus, ocurridas, a pesar de ser el estudio de factibilidad un documento ex ante y la auditoría, un proceso ex post, la que habla por sí sólo, junto a su carácter obligatorio, de la seriedad con que Cuba se empieza a tomar el problema.

Para licitar una inversión tiene que tener un expediente. Durante el 2002 se estaba exigiendo ya que los autores de los estudios de factibilidad contratados por las entidades emprendedoras, a pesar de ser extensas a las mismas, las acompañaran a la capital del país para defender el trabajo ante el comité de crédito. A partir de 2003, ya se está exigiendo además mostrarlo (es decir llevar el expediente completo ante el comité de crédito, es decir, ya no se confía, se verifica in situ, por lo que la auditoría está pasando a ser un mecanismo de prevención ex ante y no de control ex post.

I.4 Análisis de las metodologías o procedimientos utilizados en los Estudios de Factibilidad Económico - financiera (EFE) en el Sector Turístico

La experiencia de Cuba en el campo de los estudios de factibilidad a base de la ingeniería financiera básica y de detalle es joven, a pesar de esta juventud ya en el país se están dando los primeros pasos en este sentido al comenzar a utilizarse diferentes metodologías, como por ejemplo: Metodología para realizar estudios de factibilidad aplicados a la agricultura, Instrucciones para la elaboración del estudio de factibilidad para proyectos de inversiones no nominales en SIME, Guía metodológica para realizar estudios de factibilidad económica para inversiones del CIMEX, Análisis de Coste – Beneficio y sus aplicaciones a proyectos relacionados con el turismo y la recreación, entre otras.

Todas ellas tienen áreas comunes como son: los pasos a seguir, las herramientas a utilizar y en las cuestiones generales en cuanto al criterio de aceptación – rechazo, el cual tiene un toque medianamente coincidente para todas, o sea, es mejor el proyecto en la medida en que su Período de Recuperación (PR) sea menor y su Tasa Interna de Retorno (TIR) y el Valor Actual Neto (VAN) sean mayores y positivos en el caso de este último, pero a su vez se perciben diferencias en los propios formatos, en unas se tienen en cuenta los objetos de obra como en la de SIME, en la que también los pagos de intereses se contabilizan mensualmente y en la que se detalla muy bien cuál va a ser su cronograma de ejecución, en la de CIMEX por su lado es muy empleado el método gráfico, todas ellas se diferencian entre sí fundamentalmente a la hora de aplicar los criterios de aceptación – rechazo, estos se van adecuando al sector en que están trabajando, ya que no todas utilizan la misma tasa de descuento para su medición, por ejemplo dentro de las propias inversiones de CIMEX para actividades minoristas como tiendas y puntos de venta la TIR se ubica en un 25%, mientras que para las cafeterías y rápidos en un 27% y para los FotoService y los ServiCupet entre un 35 y un 37% y PR se calcula por la modalidad simple, sin embargo para la agricultura la TIR oscila entre un 12 y 15% y el PR es el actualizado, a diferencia de otras entidades que prefieren emplear el simple, a pesar de que como todos conocemos, desconoce el valor del dinero en el tiempo.

Algunas inconsistencias que tienen estos Estudios de Factibilidad Económica

Existe un grupo de inconsistencias que tienen estos estudios de factibilidad económica. Las direcciones fundamentales del perfeccionamiento son:

  • 1. Establecer un criterio de aceptación – rechazo.

Consiste en fijar un nivel de rentabilidad o nivel de eficiencia para las diferentes ramas, organismos, ministerios, actividades económicas o esferas de la economía de manera tal que cuando se vaya a realizar un estudio pueda decidirse por ejemplo: en la esfera de la circulación del comercio en divisa para determinadas actividades la Tasa Interna de Retorno (TIR) no debe ser nunca menor que un valor preestablecido. De esta manera el Estado se estaría fijando una tasa; y si al darse el caso de que esa tasa es de 1 % más baja valiese la pena estudiar si existen reservas en el proyecto para proponerlas y así poder llegarle a ese 1%.

En tal sentido a la hora de realizar un estudio de factibilidad económica nos sentimos desarmados al desconocer dónde se le fija la tasa a las empresas ya sean de la agricultura, del MINAZ, a las del sector secundario, del terciario, si el proyecto trata de una entidad portuaria o si es de la aviación civil, es preciso conocer desde nuestra posición de economista dónde puede poner la varilla de manera que se corresponda con los intereses macroeconómicos del Estado y que se mantenga en línea con la rentabilidad social, con la efectividad macroeconómica de esos bienes públicos. También hay que acabar de definir cómo evaluamos los proyectos de las esferas presupuestadas y las políticas macroeconómicas del país; el capitalismo en tal sentido les exige (es decir, toma como referencia) la tasa mínima de eficiencia para el sector empresarial, ¿es válido o no este criterio para Cuba, país socialista y por demás bloqueado? Y, si no es válido, ¿ cuál vamos a usar? Urgen las definiciones en cuanto a estas cuestiones.

Es necesario que el Estado avance en esta dirección y que tome partido. Antes existía la tasa de eficiencia normativa ramal y cada rama tenía los rangos de su tasa con la cual ya se sabía a qué atenerse a pesar de que estos coeficientes normativos ramales no fueron el resultado de estudios realizados para las condiciones concretas de Cuba, sino que fueron importados de la antigua URSS, hoy día esto no está.

2. Fijar una tasa de cambio

A la hora de establecer una relación en cuanto a la tasa de cambio se plantea que es de 1 a 1, pero sucede que debemos ser conscientes de que nuestra moneda no tiene consistencia frente al dólar estadounidense, he ahí una de las limitantes, ya que estamos engañándonos al decir que somos 1 por 1 frente al yen, frente al euro, frente al dólar, se nos hace imprescindibles acabar de definir la tasa de cambio a emplear para que cuando se vaya a evaluar una inversión, en la que se adquieren medios lo mismo en euros, en yenes que en dólares, sea más real el análisis, hoy día las inversiones tienen costos tanto en MN como en MLC. No vemos el porqué, si el salario de los trabajadores lo perciben en MN haya que grabarlos en la inversión al 1 por 1 en divisas, eso hace que después el análisis para algunos tipos de obra sobre todo en aquellas donde no actúan los bienes mercado no da, entonces desestimamos un proyecto cuando debimos haberlo aceptado, pero esto sucede porque a la partida más importante de los costos, el salario, se le está estableciendo una tasa de cambio de 1 por 1 cuando realmente no se le paga a los trabajadores en divisas.

Si se tomara por lo menos la tasa de cambio ya fijada para la CADECA de 28 por 1 para la población en general podríamos tener una idea de cuánto cuesta la inversión, pero lo que si está claro es que todas las inversiones tienen tanto MN como MLC, pero también nos queda claro que las MLC pueden ser tantas cuantas aparezcan.

3. Pronunciarse en cuanto a qué vida útil utilizamos para los diferentes tipos de negocios.

Para perfeccionar los estudios de factibilidad económica se hace necesario que el Estado determine los horizontes temporales de la evaluación, para unos bienes decimos que tienen una vida útil de 5 años, para otros 8, para otros 10; y en fin cuál es el fundamento que tenemos para decir que para unos es de 5 y para otros es de 10, no hay tal avance serio en este sentido, eso tiene que ver con los avances tecnológicos, con la velocidad del progreso científico – técnico, con la estabilidad de las economías y del entorno y con el mercado.

A pesar de que no hay un pronunciamiento serio ni definido sobre que vida útil usamos para los diferentes tipos de negocios, si es evidente que la evaluación siempre va a ser un proceso ex ante y como tiene que ser antes y no hay nada definido, a la hora del análisis nos vemos desprovistos y no se logra una solidez en los planteamientos, de aceptar o rechazar una cosa; es este el momento en que se cae en la disyuntiva de los famosos errores de tipo I y de tipo II, de rechazar un proyecto cuando debiste haberlo aceptado o de aceptar un proyecto que debió ser rechazado. Desde luego, debe reconocerse que Cuba lleva muy poco tiempo en este mundo de las Finanzas y de la Ingeniería Financiera Básica y de detalles y que no contamos con especialistas reconocidos por Bancos Internacionales, eso no quiere decir que no tengamos especialistas calificados si no que los que tenemos no son reconocidos internacionalmente, por lo que no contamos con estos instrumentos.

4. El problema del mercado

Finalmente en otra de las direcciones en que debe trabajarse para lograr perfeccionar los estudios de factibilidad económica es en el que hasta hoy no se han realizado estudios serios de mercado, por lo que no se sabe a qué cuota de mercado se va a tener la fijación ni a qué segmento de mercado va obedecer esa demanda y entonces los ingresos que se fijan en la proyección del Estado de Resultados también van a estar sujetos a una incertidumbre, por que no se está respaldado por ningún estudio del mercado serio. Sabemos de sobra que los estudios de mercado cuestan y que se encarecen aún más al hacerlos en el extranjero, pero lo que no acabamos de entender es que cuando se hace un estudio de factibilidad los precios los pone el mercado, nosotros no podemos con una carga elevadísima de subjetivismo imponerle los precios al mercado. Nosotros pretendemos vender habitaciones, cuyo precio deberá ser impuesto por el mercado, es este uno de los errores de Cuba que cree que puede imponerle los precios al mercado por lo que no es capaz de vender, a Cuba le compran al no ser capaz de trazarse estrategias para entrar en el mercado, estas no pueden ser definidas desde un buró porque no estaríamos minimizando la alta dosis de subjetivismo y de voluntarismo que tienen nuestros trabajo a cerca del mercado y los precios de mercado que luego en la práctica chocan con los mecanismo de acción de las leyes económicas que tienen un carácter objetivo y como decía Marx: "que tienen "alma de hierro", ya que finalmente terminas estrellándote contra ellas sin lograr los resultados que querías obtener", en este sentido hay un símil en temas económicos de la obra del Che1 ; él nos cita un ejemplo de que al inicio de la Revolución nosotros de la noche a la mañana sin tener ganadería, sin tener experiencia en la producción de zapatos nos trazamos un plan sentados desde una mesa, pero cuando llega octubre no teníamos ganadería no teníamos los cueros no teníamos las curtiembres, no teníamos las fábricas de zapatos, por si fuera poco no habíamos previsto en dinero para importar los zapatos que nos hacían falta, es decir, que habíamos caído en un alto subjetivismo y todo se desplomaba, porque la planificación tiene que hacerse sobre bases objetivas y hoy día muchas veces nos está pasando eso con un alto subjetivismo alguien dice esto se vende a este precio, ponle ese precio y entonces no se aceptan los estudios de los economistas y después quien paga es la economía que objetivamente no pudo realizar el plan.

I.5 Metodología para el Estudio de Factibilidad Económico - financiera

Para el presente trabajo se tuvo en cuenta la metodología vigente en el campo del turismo en la que los estudios de preinversión se elaboran por etapas consecutivas, lo que posibilita profundizar paulatinamente los conocimientos en cada etapa, así como depurar, ampliar y precisar alternativas de solución y evaluación de proyectos. Las etapas más importantes son: identificación de oportunidades, prefactibilidad y factibilidad.

También derivado de lo anterior están las etapas de ejecución, construcción y montaje y estudios de post – inversión. Sin embargo, teniendo en cuenta los intereses de planeamiento turístico el énfasis se hace en los tres primeros. El primer nivel de estudio se dirige a identificar la oportunidad de invertir en determinado proyecto y en su caso sentar las pautas de la negociación propuesta.

En este nivel, a partir del análisis de mercado y de la localización propuesta, se determina en principio la modalidad, el tamaño y la categoría y otras características del establecimiento, además se determinan los indicadores económicos y financieros de forma preliminar.

De los resultados de la etapa anterior se determina pasar o no a la segunda etapa de prefactibilidad, la cual se considera una escala intermedia entre el momento en que se define la localización y los estudios definidos. En esta etapa se evalúan variantes técnicas, se precisa el tamaño según las soluciones de macro y microlocalización así como los indicadores económicos y financieros de la inversión.

Si se determina que el proyecto es conveniente, se pasa a la etapa de factibilidad o de ingeniería básica donde se profundizan los aspectos técnicos económicos de la variante seleccionada y se precisa el presupuesto y los indicadores técnico- económicos de la variante seleccionada.

Una vez concluido el estudio de factibilidad, en relación con la futura inversión se podrá decidir con alto grado de precisión la conveniencia de llevarla a cabo.

En la mayoría de los enfoques metodológicos, en los estudios de preinversión los aspectos relacionados con la preinversión (ubicación) de los proyectos de inversión, forman parte de los que se realizan en la evaluación. La localización está estrechamente interrelacionada con los otros elementos de la programación y planificación de la inversión .

En el turismo el estudio de localización es el factor más importante dentro de los estudios de preinversión, ya que buena parte de él, le aporta su personalidad al entorno físico y esto constituye el atractivo turístico.

La elección de la localización depende de algunos factores generales, entre los que se destacan: los atractivos naturales, potenciales de fuerza de trabajo, fuentes de energía, focos contaminantes y otros. La localización de las inversiones constituye un proceso de análisis dirigido al logro de un conjunto de objetivos que debe conducir a la elección del lugar óptimo para el desarrollo eficiente de la actividad de una instalación dada.

Dentro de los criterios que se tendrán en cuenta, además de los de orden físico y geográfico se encuentran los de orden económico.

Para determinar los criterios de orden económico se realiza la evaluación económico – financiera para la cual se requiere información sobre los costos de inversión, las fuentes de financiamiento, los costos y gatos de operación y los ingresos.

Los resultados se obtendrán a través de los indicadores más utilizados internacionalmente: Período de Recuperación (PR), Tasa Interna de Retorno (TIR) y el Valor Actual Neto (VAN). Además se incluirán Análisis de sensibilidad, así como estudios de impactos sobre el territorio estudiado (fuerza de trabajo, costos de transportación, costos de urbanización, etc.).

Como es conocido en los estudios de preinversión se requiere de un grupo interdisciplinario de ingenieros, economistas, geógrafos, arquitectos, etc. La experiencia de cada uno de estos especialistas relacionados entre sí brindarán la información básica para realizar el estudio de viabilidad económico – financiera con un enfoque interdisciplinar. La verdadera evaluación de una propuesta de inversión sólo puede hacerse correctamente si los datos se obtienen en forma apropiada durante la etapa preparatoria. Esto permite hacer un análisis paso a paso de los diferentes componentes del estudio.

A continuación se expone el contenido de la metodología vigente para este fin, que mostrará el resultado de los indicadores de eficiencia:

Esquema de Negociación

Deben preverse créditos para el financiamiento del componente externo de la inversión, se especifica el tipo de crédito, su fuente y las condiciones en que se otorgaría.

En el caso que se proponga construir una empresa mixta o cualquier otro tipo de asociación con una entidad extranjera se deberá señalar el tipo de asociación propuesta, el tiempo previsto de duración de la misma, el monto del aporte del socio extranjero y cual será el aporte nacional.

Mercado y Comercialización

En este caso se relacionarán los aspectos principales del mercado que fundamentan la idea inversionista en cuanto a tamaño, localización, categoría, tipos de servicios, nivel de ingresos y formas de comercialización, sectores de mercado, calidad del producto, entre otros.

Los estudios de mercado que hayan sido realizados para el desarrollo turístico del país servirán de base para obtener la información requerida en la elaboración de los planes, en cuyo marco se inserta el nuevo producto. De no contar con estos estudios, se apoyarán en publicaciones y otras fuentes consultadas para este fin.

Dos factores determinantes de todo establecimiento hotelero son el tamaño y la localización. Una mala determinación de ambos factores pueden significar el fracaso de la inversión.

Costos de Inversión

La determinación del presupuesto de la obra en cada una de las etapas de preinversión constituye uno de los elementos básicos para la evaluación económico – financiera de ahí la importancia de su precisión. La estimación de los costos de inversión depende de la disponibilidad de la información, a veces los planificadores del proyecto basan sus estimaciones en supuestos, cuando esto sea el caso se debe dejar constancia de ello en el estudio.

El evaluador confecciona el presupuesto de la obra a partir de las características del alojamiento que le provee la documentación de la ingeniería. Se requiere que la financiación de las inversiones en los proyectos se efectúe en moneda nacional y en divisas. Los fondos en moneda nacional, son necesarios para las compras que se hacen en el país y las divisas para sufragar importaciones y servicios extranjeros.

Los costos de inversión inicial están constituidos por un conjunto de bienes que se adquieren de una vez durante el período de preparación y ejecución de la inversión. Las partidas a incluir en el presupuesto de la obra en los estudios de preinversión se detallan a continuación:

  • Alojamiento

Para determinar el costo de inversión del alojamiento deben seleccionarse tecnologías óptimas, teniendo en consideración el índice de mano de obra, las formas de adquisición (empresa mixta), el costo, etc. Para el cálculo de esa partida se tomarán las experiencias nacionales e internacionales de instalaciones similares, así como el intercambio con especialistas de diferentes organismos.

Al determinar el presupuesto por habitación se deben tener en consideración los siguientes aspectos:

Modalidad: Hoteles, Apartahoteles, Villas, Bungallows, Casas.

Categorías: 5, 4, 3 y tres estrellas.

Localización: Ciudad, Playa, Naturaleza y Otros.

El presupuesto por habitación puede ser encarecido por factores físico – geográficos como son las altas pendientes, zonas sísmicas, zonas pantanosas, resistencias de los suelos, etc.

  • Instalaciones extrahoteleras

Comprende el presupuesto para la construcción de la red de servicios fuera del hotel. Se calcula por metro cuadrado según tipo, de no contar con el costo total de las instalaciones necesarias para este fin, se tomará como un porcentaje del costo de inversión para el alojamiento, el cual puede variar del 3 al 5%, según sea en cayos o en tierra firme.

  • Infraestructura social

El presupuesto para esta partida se conforma teniendo en consideración la necesidad del alojamiento para los trabajadores. Para su cálculo, se parte de la cantidad promedio de trabajadores por habitación (directos e indirectos). Es prudente aclarar que en la medida que se logre reducir este indicador se logrará mayor eficiencia. Se determinará la política para el alojamiento de los trabajadores, así como la cantidad de habitaciones a construir. El presupuesto se determinará según las normas establecidas por las empresas de proyectos.

  • Infraestructura técnica

La disponibilidad e instalaciones de infraestructura técnica son fundamentales para el funcionamiento de cualquier proyecto, por lo cual se debe evaluar la situación en materia de energía, transporte, comunicaciones, agua. El elevado costo de cualquiera de estos elementos puede constituir un obstáculo considerable para un proyecto.

Teniendo en consideración que estas infraestructuras están sometidas a cambios tecnológicos frecuentes así como a altos costos de adquisición, deben ser objetos de un cuidadoso análisis costo – beneficio en el estudio de preinversión. El presupuesto de cada red será calculado por los respectivos especialistas.

  • Capital de trabajo

El capital de trabajo, en el orden práctico, durante el inicio de la explotación, la empresa requerirá de recursos para enfrentar los costos y gatos operacionales que no se pueden cubrir con los ingresos iniciales, por tanto tendrá que disponerse de un fondo en efectivo para salarios y otros gastos monetario, así como un inventario de insumos y mercancías que le permitan contar con una garantía de continuidad de la operación. Esto es lo que se conoce como capital de trabajo y constituye un aspecto importante a considerar dentro del costo de la inversión inicial. El capital de trabajo a los efectos de la evaluación se puede estimar en una magnitud equivalente al promedio de los costos de operación del establecimiento durante un mes de máxima ocupación.

  • Usufructo del terreno

Comprende el valor del usufructo del terreno, se calcula por metro cuadrado. Actualmente se trabaja en una metodología para fijar su valor. En ocasiones para presupuestar esta partida se asume un porcentaje entre el 5 – 10% sobre el costo total de la inversión, o por precios de referencia según enclave del polo.

Ingresos

El cálculo de esta partida constituye un elemento primordial y definitorio en la evaluación económico – financiera, ya que de los mismos dependerá la rentabilidad de la inversión. Los ingresos a obtener por la explotación del proyecto dependen de una serie de factores que por su complejidad deben ser analizados minuciosamente.

En sentido general el cálculo de los ingresos está basado en la definición de la magnitud de la oferta que situará en el mercado a la futura empresa, el nivel de ocupación o demanda que tendrá esta oferta y su nivel de precios y tarifas.

  • Ocupación

El nivel de ocupación de una instalación turística depende del lugar donde esté ubicado, del segmento de mercado al cual esté dirigido y del grado de estacionalidad en el año.

A los efectos de los estudios de preinversión se recomienda tomar como referencia los promedios de ocupación que se registren en hoteles similares en el Caribe.

Densidad ocupacional: Es la cantidad promedio de huéspedes por habitación ocupada. La densidad más baja ocurre cuando la mayor cantidad de habitaciones ocupadas es ocupación sencilla (se aloja sólo una persona en la habitación). En los estudios de preinversión se utiliza una densidad promedio de 1.8.

Habitación disponible: La que puede ser ocupada por los huéspedes. La cantidad de habitaciones disponibles se calcula a partir de las habitaciones existentes deduciendo las que están fuera de orden por deficiencia o mantenimiento.

El ingreso medio por habitación ocupada resulta de la acción de los siguientes factores:

Densidad ocupacional.

Estructura por tipo de habitación.

Estructura de la ocupación por temporadas.

Tarifas

El cálculo se puede realizar para una temporada única de 365 días o por dos temporadas (alta y baja), en cuyo caso es necesario definir la duración en días de cada una de ellas.

  • Turistas días

T - días = H x D x T x O

Donde:

T - días: Turistas días

H : Habitaciones

D: Densidad Ocupacional

T: Tiempo de funcionamiento: Fondo de tiempo dentro del año que la instalación operará

O: Tasa promedio de ocupación anual en %

  • Otros Ingresos

El cálculo de los ingresos por otros conceptos se desglosará por diferentes partidas, tales como comunicaciones, alquiler de autos, cargos por espectáculos y otros. Estos ingresos se estiman por métodos indirectos a partir de indicadores promedio por turistas, según la experiencia de establecimientos similares.

Costos

De especial importancia resulta la información de los diferentes renglones que conforman los costos y gastos en que se incurren durante el período de explotación de una instalación de forma directa e indirecta por concepto de operaciones, compromisos financieros y la depreciación o amortización de los Activos Fijos.

Los costos y gastos operacionales están constituidos por los costos y gastos departamentales (alojamiento, gastronomía y otros departamentos), que corresponden a las actividades propiamente operacionales que generan ingresos imputables a ellos directamente y el resto se agrupa. Los gastos indirectos (administración, mantenimiento y reparación, agua, electricidad y combustible, publicidad y promoción, honorarios de administración) sirven de apoyo a los departamentos operacionales.

La suma de los costos y gastos departamentales e indirectos constituyen el total de los costos y gastos de operación, el cual se relaciona con el funcionamiento cotidiano del establecimiento y se identifica en general con la responsabilidad de la gerencia.

El costo de producción y servicios que tiene un establecimiento cuando está en funcionamiento se puede obtener calculando los diferentes renglones de que está compuesto, pero esto exige un detalle en la información que no siempre está disponible en las etapas de los estudios de preinversión.

De aquí que en estas etapas lo más común para la estimación de los costos sea la utilización del llamado método indirecto, que consiste en aplicar índices y coeficientes de operación en establecimientos similares en el país y el extranjero, que se puede obtener de las estadísticas nacionales y de publicaciones extranjeras especializadas.

Los costos y los gastos serán computados a los precios internacionales vigentes, preferiblemente de los indicadores, con la excepción de los servicios de la electricidad, transporte y agua, en que se aplicarán las tarifas vigentes en el país. A continuación se presentan los diferentes renglones que conforman esta partida:

Costos hoteleros

Salarios

Alimentos y bebidas

Otros gastos materiales

Honorarios de administración

Administración

Mantenimiento

Energía y agua

Publicidad y promoción

Transporte

Cálculo de las diferentes partidas:

Salarios = Trabajadores por Habitación x Salario medio mensual x 11 meses + 9.09% (descanso retribuido).

Nota: En esta partida no se han incluido el 14 % del aporte al a seguridad social ni el 25 % de los impuestos sobre la fuerza de trabajo.

Alimentos y bebidas = un % de los ingresos

Otros gastos materiales =un % de los ingresos

Honorarios de administración =un % de los ingresos

Administración = Según normativas de establecimientos similares en el país

Mantenimiento = Según normativa de establecimientos similares en el país

Energía y agua = Según normativa de establecimientos similares en el país

Publicidad y promoción = Según normativa de establecimientos similares en el país

Transporte = De no contarse con esta partida se aplicará normativas según criterios del evaluador

Gastos Financieros y otros no operacionales

Comprenden los pagos de intereses realizados durante la operación del establecimiento por el servicio de la deuda de los préstamos a corto, mediano y largo plazo, así como los pagos de seguros y rentas.

Para el cálculo de estas partidas se determinan las condiciones de operación, por ejemplo: años para amortizar la deuda, período de gracia, tasa de interés, etc. En todo proyecto de inversión hay que decidir qué modalidad se escoge por servicio a la deuda.

Hay dos sistemas:

  • Pagos periódicos con cuotas de amortización iguales más cuotas de interés gradualmente decrecientes.

  • Pagos periódicos con cuotas iguales de amortización e interés.

El primer sistema requiere un costo de financiamiento total menor, pero el servicio a la deuda total es bastante importante desde la iniciación del proyecto. El segundo sistema, aunque representa un costo de financiamiento más elevado, es más accesible para las empresas nuevas porque la carga del servicio de la deuda es al principio más baja que la del primer sistema.

Las diferentes formas y fuentes de financiamiento tienen repercusiones diferentes según los proyectos y pueden influir hasta en la formulación de los mismos. Los créditos de los proveedores y otras formas de créditos a mediano plazo ofrecen ventajas iniciales porque permiten cubrir las deficiencias de recursos en la etapa inicial pero constituyen una carga pesada durante los primeros años de explotación.

Depreciación y Amortización

Corresponde al valor del desgaste en el tiempo de las inversiones fijas y la amortización de los gastos de preoperación. Para el cálculo de esta partida se tendrán en cuenta las tasas de depreciación y la amortización establecidas por el Ministerio de Finanzas y Precios.

Los elementos financieros descritos hasta el momento (costo de inversión, fuentes de financiamiento y pronósticos de ingresos y gastos) permitirán analizar la posición que deberá alcanzar el proyecto, así como sus rendimientos operacionales, su capacidad de endeudamiento y sus expectativas de recuperación.

Los resultados concretos sobre utilidades y pérdidas esperados, grados máximos y mínimos exigibles de ocupación e ingresos y eficiencia de explotación, se obtendrán a través de las diferentes tablas establecidas en el modelo utilizado para la evaluación económico - financiera.

A continuación se da una breve explicación de los indicadores económicos y financieros más aceptados internacionalmente para la medición del rendimiento de la inversión total y el capital social, lo que no impide que, a criterio del evaluador, se puedan utilizar otros adicionalmente.

  • Período de recuperación de la inversión

Este indicador expresa la cantidad de años que media entre el inicio de la explotación hasta que se obtiene el primer saldo positivo en el flujo de caja acumulado.

Se calcula tanto para la inversión en sí misma como para el capital total y el capital social. El período de recuperación no considera el período de construcción para lo cual se deducirá el tiempo entre el inicio de la construcción y el momento de la puesta en explotación. El mayor mérito del período de recuperación como criterio para seleccionar proyectos, es la facilidad con que se puede calcular.

La determinación del período de recuperación no siempre es la más rigurosa debido a la gran incidencia de los supuestos y premisas que con frecuencia se adoptan al determinar el volumen de los ingresos, costos de inversión y costos y gastos de operación.

El cálculo del período de recuperación de la inversión se realiza aplicando la fórmula siguiente:

Monografias.com

  • Tasa interna de retorno

La tasa interna de un proyecto, denominada también tasa de rentabilidad o de rendimiento, se define como la tasa de descuento que hace que el valor actual neto sea igual a cero, es decir, cuando la corriente de ingresos y egresos actualizados se igualan.

La tasa interna se obtiene recalculando el VAN por tanteo con diferentes tasas de actualización mediante la formula para el VAN, fijándolo igual a 0 y calculando el valor resultante "r". Esta TIR representa la rentabilidad exacta del proyecto.

Monografias.com

En la medida que el VAN r1 como el VAN r2 se acerquen a cero (con signos contrarios), el resultado de la interpolación alcanzará una mayor precisión.

El criterio de decisión mediante la utilización de la TIR, es que debe emprenderse el proyecto si su TIR es mayor que el costo de capital (costo de oportunidad del capital que se invertirá) o la tasa de interés pertinente para el inversionista. Si se comparan diversas variantes, se debe escoger la que tenga TIR más alta, siempre que esta sea mayor que la tasa de rechazo.

Limitaciones de la TIR: Si en el futuro hay ciertos años en que el costo sea mayor que los beneficios, es decir, si la corriente neta del fondo del proyecto presenta más de un cambio de signo en el transcurso del tiempo, hay más de una tasa de interés que llenaría el requisito de la ecuación de que el VAN sea igual a cero.

La TIR no permite seleccionar proyectos que se excluyan recíprocamente, dado que una TIR mayor no significa necesariamente un mayor VAN.

  • Valor actual neto

El valor actual neto (VAN) de un proyecto se define como el valor obtenido actualizado, separadamente para cada año, la diferencia entre todas las entradas y salidas de efectivo que suceden durante la vida de un proyecto a una tasa de interés fija predeterminada. Esta diferencia se actualiza hasta el momento en que se supone se ha de iniciar la ejecución del proyecto.

El VAN se obtiene al deducir la suma de las corrientes de ingresos actualizados. Se calcula de la siguiente manera:

Monografias.com

Si utilizamos este criterio, será conveniente emprender un determinado proyecto solo si se tiene un valor actual neto positivo, lo que significa que el inversionista obtendrá más ganancias en el futuro si emprende el proyecto. Para el cálculo del VAN es requisito indispensable prefijar la tasa de actualización, la cual se emplea como condición de rendimiento mínima a exigir de la inversión y que exista al menos un valor negativo (desembolso) y un valor positivo (ingreso).

Tanto para el VAN como para la TIR, es necesario destacar que algunos autores plantean además de la inducción del costo de oportunidades, lo que se le desea ganar al negocio y el riesgo del empresario, asegurarse también contra la banda de confiabilidad de la moneda (10%), puesto que estas se compran y venden como una mercancía más y la paridad de las mismas en el mundo bursátil depende de un grupo de factores del entorno que no están generalmente bajo el control del emprendedor del proyecto.

Es prudente aclarar la importancia de la tasa de actualización en los proyectos de preinversión, ya que esta depende de la tasa de interés actual sobre los préstamos a largo plazo en el mercado de capitales o a la tasa de interés pagada por el prestatario. La tasa de actualización debe reflejar el costo de oportunidad del capital: el posible rendimiento de la misma cantidad de capital invertido en otra parte. Expresado de otra manera, sería una tasa de rendimiento mínima por debajo de la cual el empresario considera que no le conviene invertir.

En muchos casos en la etapa de preinversión no se conoce la modalidad de financiamiento para la propuesta de proyecto. El supuesto sencillo de que el inversor debe obtener un beneficio por lo menos igual a la tasa de interés para préstamos a largo plazo (más una prima para calcular el riesgo del empresario) que podría obtener si prestara el dinero. Así la tasa de rentabilidad fijada como objetivo para el proyecto debe tener en cuenta también el costo del capital. Es decir, el margen de rentabilidad medio debe ser por lo menos igual al valor computado por los préstamos a largo plazo, más un margen para cubrir el riesgo del empresario.

Desde el punto de vista conceptual, el VAN mide en dinero corriente el grado de mayor riqueza que tendrá el inversionista en el futuro si emprende el proyecto. El VAN ofrece grandes ventajas como método discriminatorio, dado que tiene en cuenta la vida del proyecto y la oportunidad de corrientes de liquidez.

Las deficiencias del VAN están dadas por la dificultad en seleccionar una tasa de actualización apropiada y las circunstancias de que el VAN no indica la tasa de rentabilidad del proyecto.

Entre los indicadores descritos en los párrafos anteriores se distinguen por su uso generalizado el VAN y la TIR, los cuales toman en cuenta el valor del dinero en el tiempo en los flujos de ingresos del proyecto.

La consideración del factor tiempo, conocido como valor cronológico del dinero y también como criterio de actualización, se sustenta de dos elementos: el riesgo y la utilización rentable de capital. Aquí el elemento de riesgo está asociado a la materialización de los ingresos y los gastos en el tiempo y se toma en cuenta para la determinación de la rentabilidad a exigir en el proyecto.

En la medida que el horizonte temporal para la obtención de los ingresos sea más largo, el riesgo será mayor también y la rentabilidad a exigir del proyecto, debido a que se prolongará el tiempo de inmovilización de los recursos financieros.

Análisis de Sensibilidad

Consiste en medir la variación de un indicador por incremento o decrecimiento de unos o varios factores o variables independientes que participan en su cálculo y definir un margen admisible para estas variaciones.

A partir de los resultados del análisis de sensibilidad es posible identificar las variables (precios, costos, ocupación) que tienen un efecto mayor en la rentabilidad del proyecto y medir el impacto que las variaciones de éstas causan en los resultados. Los principales indicadores a analizar serán la tasa interna de rentabilidad, el valor actual neto, la inversión y los efectos netos sobre la balanza de pagos.

Dentro del grupo de variables a considerar en el análisis de sensibilidad de los indicadores están las que participan en el cálculo de los ingresos (precios de los servicios y ocupación de la instalación, índices en los cuales se requiere un mayor énfasis), algunas partidas de mayor peso en los costos de operación (salarios, mantenimientos y gastos departamentales) y de los costos de inversión (construcción y montaje, equipos y otros), tasa de actualización y otras consideradas importantes.

Aquí es necesario desarrollar la idea de que el análisis de sensibilidad es para someter el proyecto a condiciones peores para evaluar su capacidad de respuesta, es decir de obtener resultados ante las nuevas variaciones, que se mantengan todavía dentro del criterio de aceptación - rechazo (regla de decisión) preestablecida.

Cuando se dice incrementar o disminuir el valor de las variables se está queriendo decir que las variables se agrupan en dos grandes grupos aquellos que aumentando empeoran los resultados del proyecto: el costo, el precio de los insumos, etc., y en ningún caso a las variables de signo positivo (cuyo incremento mejoraría los resultados más allá de lo calculado en el análisis base), por lo tanto carece de valor el análisis de sensibilidad en esta dirección.

No obstante, hay autores que cometen este grave error y en este caso en el polo Maguana fue cometido un error. En todo caso las variables de signo positivo: ingresos, nivel de ocupación lineal, densidad de ocupación habitacional deben ser disminuidas.

El análisis de sensibilidad tiene influencia más allá de las etapas de los estudios de preinversión, por cuanto brinda información sobre los aspectos a los cuales habrá que darles un mayor seguimiento en la operación del establecimiento, a fin de alcanzar los índices de rentabilidad esperados.

La sensibilidad de los resultados de los ingresos se pueden obtener por dos métodos. El primer método consiste en ir aumentando o disminuyendo el valor de las variables en un porcentaje determinado, observando en qué proporción altera los resultados iniciales. El segundo método parte de obtener coeficiente de elasticidad y márgenes de seguridad respecto a las variables que se desea utilizar.

Cuando se realiza la evaluación de un proyecto de inversión se hacen estimaciones del comportamiento futuro de los costos de operación y de otros indicadores, que aunque se fundamenten con todo rigor crean siempre un nivel de riesgo o incertidumbre alrededor de los resultados de los indicadores económicos y financieros que servirán de base en la toma de decisiones.

Influencia del proyecto en el territorio

Sin más detalles precederemos a evaluar la influencia del efecto del proyecto en el ámbito de la economía nacional, se evaluará su influencia en el territorio en el orden económico, social, medioambiental, entre otros, a través de los siguientes indicadores:

  • variación del PIB,

  • repercusión del empleo en la calificación de la fuerza de trabajo, la estructura por sexo y creación del empleo en los diferentes sectores de la economía,

  • utilización e incremento de la infraestructura técnica y social, e

  • influencia en el nivel y las condiciones de vida de la población residente en el territorio, entre otros.

Capítulo II:

Caracterización del Municipio de Viñales y de sus potencialidades para el desarrollo del turismo

II.1 Características físico- geográficas generales del municipio de Viñales

II.1.1 Ubicación geográfica

El polo turístico de Viñales tiene una extensión de 25 410 ha. Se localiza en la porción centro-occidental de la provincia, en el municipio del mismo nombre. De acuerdo a la regionalización físico-geográfica de Cuba se encuentra dentro de la Región Cordillera de Guaniguanico, Subregión Sierra de los Órganos. El derrotero de sus límites es el siguiente:

Por el Norte coincide aproximadamente con la zona de contacto entre las Pizarras del Norte y las Sierras Cársicas, por el Oeste coincide con la zona de contacto entre las Sierras Cársicas y los valles. Toma en su porción Suroeste por el camino de El Calvario, que comunica el asentamiento Los Jazmines con el de Moncada, continuando por caminos forestales que descienden hacia el Sureste en dirección a la presa El Salto, a la que bordea en su porción Sureste y Este, siguiendo un camino forestal, hasta llegar al parteaguas de la cuenca hidrográfica del valle de Laguna de Piedra. Sigue por el mismo hacia el Norte y Noroeste hasta llegar al entronque del vial conocido como Mina de Constancia y de ahí continúa como límite Norte por el borde o zona de contacto de las Sierras Cársicas con las Alturas de Pizarras del Norte.

En este Polo se estiman 17 389 personas (0.49 habitantes / ha) y existen 15 asentamientos poblacionales concentrados (3 urbanos y 12 rurales), siendo el de mayor importancia el núcleo urbano de Viñales, el que concentra el 67% de la población. En el anexo 2 aparecen las distancias (en km) que separan a este núcleo urbano de otros lugares de interés turísticos, ubicados tanto en nuestra provincia como fuera de ella.


Partes: 1, 2, 3, 4, 5


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.