Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Falta de programas infantiles en la TV de aire argentina (página 2)

Enviado por Maximiliano Laguna



Partes: 1, 2, 3


Dividiremos a los programas infantiles en dos tipos:

  • 1. Dibujos Animados

  • 2. Shows Infantiles

La diferencia entre estos dos son los actores que participan en cada uno. Así, en los dibujos animados, los actores son predominantemente dibujos, mientras que en un show infantil, los actores predominantes son personas de carne y hueso (disfrazados o no).

Posibles entrevistados:

  • Daniela Fernández (trabajó en su momento con Reina Reech) y condujo varios programas para chicos en canal 7

  • Nora ivitz productora artística de "caramelito"

  • Topa: conductor de Playhouse Disney.

  • Integrantes de "Casi Ángeles"

  • Solange Verina fué protagonista de "chiquititas"

  • Claudio Morgado

Conductor de "cavlin" actor, conductor de televisión y político argentino. trabajó con Enrique Pinti en un café concert y se presentó junto a artistas como Antonio Gasalla, Carlos Perciavalle y Cipe Lincovsky.

Entre 1991 y 1993 formó parte del elenco de "el agujerito sin fin" por la pantalla de canal 13, junto a Julián Weich, María Eugenua Molinari y Esteban Prol, entre otros. junto a estos dos últimos integró la pantalla del canal infantil Cablín.

A partir de 1999 co-condujo junto a Fabián Gianola el programa humorístico televisión registrada, que se basaba en archivos de programas de la televisión Argentina. en 2004 abandonó el ciclo junto a su compañero Gianola.

  • María Eugenia Molinari

Actriz y conductora argentina, famosa por conducir programas infantiles. Maria Eugenia Molinari comenzó su carrera en el famoso programa de 1991 el Agujerito Sin Fin de Julián Weich.

Este programa le abriría las puertas para ser conductora , más tarde , de la señal infantil cablin, junto a sus compañeros pablo marcovsky, claudio morgado y esteban prol, entre otros.

Junto a ellos se mantuvo como conductora de dicho canal, hasta que este se disolvió en el año 2000 por haber perdido a su productora, vcc s.a.

En ese momento, maría eugenia junto a sus demás compañeros pasan al canal 7 y deciden conducir un programa dedicado a las series anime llamado pulgas en el 7 que se solía emitir en las tardes, pero este programa no duró demasiado , ya que dicho canal nunca tuvo un buen índice de audiencia.

Entre 2001 y 2002 condujo "rutas argentinas", programa que se emitió por canal 7 y luego por américa tv. Fue un ciclo donde viajó alrededor del país (argentina) retratando sus paisajes, su gente, tradiciones, fiestas y deportes extremos.

Entre los años 2003 y 2004 condujo junto a mariano peluffo el programa zoobichos por la pantalla de telefe.

Actualmente, conduce el programa la tarde es nuestra que se emite de lunes a viernes a las 17.30 hs dentro de la franja infantil permitido estacionar por canal 7.

Rol de los programas infantiles

La Resolución Bratislava, llevada a cabo por los países europeos en 1994, para que un programa de televisión sea considerado infantil, debe cumplir con ciertas características. Entre ellas encontramos:

Según la Autoridad de Transmisiones Australiana (2001), los programas infantiles deben:

  • Ser entretenidos.

  • Estar diseñados específicamente para niños de edad preescolar o primaria.

  • Tener un estandard de calidad.

  • Estimular la razón y la experiencia del niño.

  • Ser apropiado para los niños de un país específico.

Por su lado, el Acta de Televisión Infantil de EEUU (1996) define a los programas infantiles como "cualquier programa de televisión que estimule las necesidades educativas e informativas de niños menores de 16 años, incluyendo las necesidades intelectuales o sociales."

Estos son, claramente, los criterios ideales que debe cumplir un programa infantil: la construcción de valores, la educación y, a la vez, entretener a los chicos. Sin embargo, y como veremos más adelante, estos criterios no son realmente usados o respetados a la hora de elaborar programas dedicados a los chicos.

La violencia como entretenimiento

La violencia abarca los actos deliberados que causan o puede causar daños físicos, mentales o emocionales a otras personas o animales. La violencia puede ser manifestada con los siguientes métodos:

  • Verbalismos: uso del lenguaje con la finalidad de agredir al otro.

  • Actos: Acciones que causan daño a un ser o grupo.

  • Castigos: Respuestas violentas como consecuencia de acciones.

  • Muerte

No es difícil darse cuenta que la violencia forma, hoy en día, parte del mundo del entretenimiento: desde los noticieros hasta las películas la incluyen. Es claro que la violencia es ya parte del entretenimiento cotidiano. Para nombrar algunos casos de programas con un alto grado de violencia y de gran popularidad entre los chicos, podemos mencionar la serie Dragon Ball (especialmente), Pokemón, La Liga de la Justicia, y algunos programas infantiles más antiguos que, si bien no son tan violentos como los actuales, tienen aún así algunos actos violentos: los Picapiedra, el Pato Lucas, Tom y Jerry. Estos programas, todos de animación, tienen como eje central del entretenimiento las interacciones violentas entre personajes: el atractivo visual son sus peleas, dejando de lado los valores que evitan las evitarían (como el diálogo).

Sin embargo, este es el caso de los dibujos animados. Podemos ver que no existen shows infantiles que muestren violencia de cualquier tipo, dedicándose exclusivamente a la educación, la construcción de valores sociales, guiándose casi al pie de la letra por las convenciones, contrastando fuertemente con lo que muestran la mayoría de las animaciones infantiles.

Las principales organizaciones de atención a la infancia han estudiado los efectos que producen en los niños la violencia de los medios de comunicación y han publicado artículos en los cuales muestran su posición. Diversas entidades, tanto gubernamentales como académicas, han hecho un llamado para ponerle freno a la violencia en los medios audiovisuales. Médicos, terapeutas, maestros y profesionales dedicados a la juventud están haciendo todo lo posible por ayudarles a los jóvenes que, influenciados permanentemente por imágenes que alteran la violencia impulsiva, encuentran cada vez más difícil manejar sus vidas.

Debemos destacar que existe una gran brecha lo que las diversas investigaciones dicen y lo que se comunica al público acerca de los efectos perjudiciales que tiene la violencia que se les muestra. Es lógico pensar que la industria del espectáculo perdería gigantescas sumas de dinero si la violencia, una forma segura y barata de entretenimiento, se volviera menos popular.

La violencia suele suceder como resultado de la interacción de factores personales, sociales y ambientales. Sería muy ingenuo pensar que la televisión, hoy en día, no es un factor ambiental.

Los chicos para los medios

Los medios siempre se han dedicado a retratar la realidad, de manera equívoca o correcta, con un fin comercial. La veracidad informativa o la calidad del entretenimiento que los medios brindan, queda relegada a un segundo lugar. De este modo, los medios tienen su propia manera de retratar cada elemento que conforme la realidad. La familia, la sociedad, las ideas, todo es retratado de una u otra manera, mientras dicha manera reporte beneficios comerciales. Después de todo, si no vende, no hay programa.

La niñez, siendo parte de la realidad, es entonces retratada por los medios con este mismo criterio. Si hoy en día contamos las apariciones infantiles en los canales de televisión, veremos que muchos aparecen dentro del marco de las publicidades, las series y el de las noticias, siendo en este último caso victimas o victimarios de diversos hechos de violencia.

Los medios son constructores (o destructores) de conceptos. Como dijimos antes, los medios retratan la realidad, implantando y quitando conceptos sobre ésta. El impacto que tienen los medios sobre la sociedad es innegable, y por eso es que no podemos ignorar que el retrato que estos dibujan y transmiten es absorbido en la sociedad. Ellos "venden", nosotros "compramos".

En las publicidades y series, los chicos son tratados como "mini-adultos", teniendo pocas diferencias con los verdaderos adultos que comparten la pantalla con ellos. Su vestimenta, vocabulario, costumbres, todo es prácticamente inspirado en el mundo de los adultos.

Esta visión bilateral de la infancia repercute en la propia visión de la sociedad. Sólo existen dos clases de chicos: los exitosos, y los que son víctimas.

Psicología Infantil

Los niños son excelentes imitadores, incluso durante los primeros meses de vida, los infantes pueden remedar las expresiones faciales de las personas que los cuidan. Los niños aprenden a comer, vestirse, utilizar el sanitario e interactúan con los demás. Gracias a que sus padres y otras personas constantemente les muestran como se hacen esas cosas; los niños no son especialmente selectivos en lo que imitan, a muchísimos padres se les recomienda que cuiden su vocabulario cuando sus pequeños de tres años dicen una mala palabra en un momento de frustración. A veces parece como si nada escapara a la atención de los niños pequeños, aunque la imitación no es el único mecanismo de aprendizaje que tienen los niños, es el primero y sienta las bases de aprendizaje futura. Como los niños imitan permanentemente a la gente que los rodea, es lógico que también imiten a las personas que ven en la televisión. Con cierta frecuencia se oyen historias acerca de niños que terminan trágicamente, al imitar algún personaje que han visto en los medios de comunicación ejemplo, un niño de cinco años que le prendió fuego a su casa y causó la muerte de su hermana de dos años, después de haber visto un episodio de dos casi adolescentes no muy listos que disfrutan realizando actividades antisociales; un niño de trece años que se disparó en la cabeza mientras estaba jugando a la ruleta rusa que había visto en una película. Todas estas historias son trágicas pero afortunadamente no se presentan a menudo. Es evidente que la mayor parte de los niños no imitan tan fácilmente lo que ven en la pantalla, de la gran cantidad de conductas, imágenes, actitudes y valores a los cuales están expuestos, los niños escogen solamente algunos. Cuando se sienten frustrados, algunos niños lloran en un rincón, otros dan patadas y golpes, y otros toman con calma su frustración.

Así lo han entendido investigaciones sociológicas realizadas sobre la influencia de los medios masivos de comunicación en las personas y las  personalidades. Sus resultados son:

  • A corto plazo: Tienen un poder de influencia o persuasión.

  • En el largo plazo: producen  efectos cognitivos.

  • Como los procesos simbólicos y comunicativos tienen una gran importancia en el proceso de  socialización, los medios participan en el proceso de construcción de la realidad, acarreando efectos acumulativos de significación juegan su papel en la constitución de imágenes de la realidad.

En su libro, G.Sartori "Homo videns. La sociedad teledirigida" postula que el niño  recibe su primera impronta educacional en imágenes provenientes del televisor, registra y absorbe indiscriminadamente [1]todo lo que ve. Considera que luego se transforma en un adulto empobrecido, que no lee, "sordo al saber trasmitido por la cultura escrita", que responde a estímulos casi exclusivamente audiovisuales, perdiendo la capacidad de reconocer simbolismos, atrofiando la capacidad de abstracción.

Una teoría acerca de los efectos  de la cultura de la imagen, de De Fleur y Bal Rockrachpone de manifiesto que produce dependencia en cuanto a la necesidad de orientación del individuo, convirtiendo a la televisión en un proveedor de arquetipos y modelos del ser. Por ejemplo, la influencia de la perfección de la imagen del cuerpo femenino  en el incremento de los trastornos de la alimentación en edades cada vez más tempranas. La imagen hace a la persona, pasando del lugar de sujeto de la acción a posicionarse en el de objeto de la mirada.

Así mismo, generaría dependencia en relación al consumo del tiempo libre, del ocio. Es mucho menor el esfuerzo de ver que el de por ejemplo leer, aún si otro lee debemos hacer el trabajo de imaginar, a todas luces en una actividad predomina una actitud de receptor más pasivo  y en otra más activa. Se ha notado en adultos jóvenes una llamativa necesidad de que los otros organicen su producción,  diseñándole los  pasos a seguir para realizar la tarea. Hay falta de iniciativa, tendencias a la pasividad, dificultad para manejarse con autonomía y resolver situaciones con criterio propio. Son pocos los capaces de considerar  el análisis de una situación desde distintos puntos de vista.

Desde el psiconálisis se encuentra en los procesos de constitución subjetiva, que el lactante llega un momento en que se reconoce en el espejo, pero reconoce su imagen, no porque la vea, puesto que verla también la veía antes, sino que la discrimina de la del otro y la recorta como unidad a partir de la palabra, eje simbólico que atraviesa la relación intersubjetiva, poniendo el espacio entre el yo y el otro, espacio simbólico hecho de palabras. Una vez más y desde el origen de la formación del yo comprobamos que las imágenes son necesarias pero no hablan por si solas.

Efectos negativos de la televisión

Todos estos efectos son producto de la permanencia excesiva frente al televisor.

  • Trastornos del sueño. Ver programas violentos, excitantes o ruidosos a la hora de acostarse, altera el ritmo biológico del sueño. Priva del número suficiente y recomendable de horas de sueño que ha de tener un niño.

  • Consumismo. Incita a los niños a comprar todo lo que aparece en la pantalla. Carecen de un sentido crítico para saber si conviene comprar o no lo que tan frecuentemente aparece anunciado en las pantallas. Puede verse en la correspondencia existente entre anuncios de juguetes y venta de los mismos.

  • Falta de desarrollo social. Por estar excesivo en contacto con la pantalla produce una carencia de contacto social, lo que ocasiona un déficit de relaciones con los demás sociales, y una falta de habilidades sociales.

  • Pasividad. Lo propio de la TV es incitar a la pasividad intelectual en cuanto el espectador no se expresa, no habla, asume sin criticar lo que aparece. Genera un perfil muy típico entre los niños que permanecen muchas horas frente al televisor, caracterizado por la falta de voluntad y una baja en la atención y en la concentración.

  • Tendencia a confundir lo imaginativo con la realidad. Los niños tienen una imaginación muy desarrollada, les puede faltar el suficiente espíritu crítico para saber distinguir lo que es producto de la imaginación de lo que tiene un fundamento en la realidad entre lo que aparece en la pantalla.

  • Más tolerancia a la violencia y a las conductas delictivas. El acostumbramiento por frecuencia en aparición en las pantallas de conductas delictivas y violentas hace que se dé menor importancia hacia este tipo de conductas por parte de los espectadores.

  • Falta de iniciativa y creatividad. La permanencia frente al televisor daña la iniciativa para buscar otras formas más enriquecedoras para aprovechar el tiempo de ocio. De igual manera no estimula la creatividad en los niños como lo hace los juegos.

El rol de los padres

Los padres pueden jugar un rol fundamental en proteger a los chicos de algunas de las consecuencias negativas de la televisión. Pero el problema es que los padres no están en sus casas: ambos padres suelen trabajar fuera la casa. Entonces es difícil controlar las experiencias mediáticas de sus hijos.

Una encuesta reveló contradicciones entre lo que los adultos dicen y hacen con la televisión. Les preocupan sus contenidos, creen que sus hijos leerían más si la miraran menos, pero algunos dejan que la vean a solas.

Los padres son contradictorios frente a los consumos culturales de sus hijos. Con los resultados de una encuesta a 3.360 padres y madres de todo el país, se puede afirmar que acerca de la televisión dicen una cosa y hacen otra. Que les importan mucho los contenidos, pero los dejan tener tele en la habitación. Que les preocupa cuánto tiempo miran, pero es la actividad que más comparten con sus hijos. Más que comer juntos, más todavía que hablar. Y a pesar de esto, en esa misma encuesta remarcaron que ver televisión es lo que más comparten con sus hijos, y que éstos tengan televisión en sus cuartos no es "ni bueno ni malo".

Según los chicos consultados en otra encuesta, del tiempo compartido en familia, se destina más tiempo a ver televisión que a comer o a conversar. Todos indicadores que describen, más que una situación excepcional, una postal bastante cercana a la media de los hogares argentinos, donde —en muchos casos— suele haber más de un aparato de TV. Sin embargo, los padres, los mismos que pasan gran parte del tiempo frente al televisor en familia, la critican: dicen que es mala para sus hijos porque "leerían más libros y dedicarían más tiempo a las tareas escolares, si miraran menos".

Los consejos que suelen dar los especialistas con respecto al tema son los siguientes:

  • Limitar el tiempo que los hijos están delante de la pequeña pantalla, por tanto es necesario seleccionar lo que se quiere ver, teniendo una información previa del contenido de los programas. Fijar una norma cuanto antes, si se quiere que la TV juegue sólo un pequeño papel en la vida de los niños.

  • Planificar el horario de ver la TV. Sólo se ha de conectar el televisor cuando haya un programa concreto que se desee ver. No es adecuado conectar el televisor a cualquier hora y tenerlo como música de fondo. Si los padres ven televisión indiscriminadamente lo mismo harán sus hijos.

  • Proporcionar al niño alternativas para distraerse. No utilizar el televisor como si fuera la niñera, excepto ocasionalmente. Mejor es que el niño practique otras actividades agradables que le mantienen entretenido y ocupado.

  • Negociar con el niño el tiempo que se va a ver la televisión. Coloque el plan de sesiones cerca del televisor. El niño debe saber que habrá una penalización si se incumplen los horarios, como puede ser la pérdida de los acuerdos respecto a la televisión que se verá al día siguiente.

  • Ver la televisión juntos. Siempre que sea posible los padres deberían ver la TV junto a sus hijos y, de este modo, hablar de lo que están viendo. Así se potencian los efectos positivos de la TV y se disminuyen los negativos. Si el niño ve y discute los programas con un adulto que le da explicaciones de lo que ve en la pantalla, estará más protegido

  • Ver la TV de manera crítica ante los mensajes que aparecen. Esto se irá consiguiendo si se les enseña a distinguir lo real de lo ficticio, los hechos de las opiniones, lo moralmente correcto de lo incorrecto. Estas distinciones se aprenden en la medida que se crea en la familia la costumbre de comentarlos.

  • Hablar de lo que se está viendo. ¿Es una historia real o una fantasía?, ¿es algo peligroso o algo bueno?, ¿qué piensas de los personajes?, ¿qué sientes viendo este programa? Anime a inventar nuevos finales.

  • Discutir las noticias. El hecho de discutir el contenido de las noticias ayudará a que el niño entienda con más facilidad lo que está ocurriendo en el mundo.

  • Hablar de la publicidad. Enseñar a contemplar los anuncios con ojo crítico y que así entienda que el objetivo es vender algo.

  • Cambiar los hábitos televisivos en el hogar. Cuando el niño se ve que es teleadicto y ve más la TV de lo que los padres quisieran, es necesario provocar cambios

  • Utilizar la televisión como recompensa. Cuando un niño disfruta con la TV, el hecho de verla es un reforzador natural de otros comportamientos. Se puede utilizar la TV como reforzador para conductas que se pueden mejorar.

Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, recientemente sancionada, creó un Consejo Asesor del Audiovisual y la Infancia, un organismo dentro del COMFER que será el encargado de evaluar, producir y promover contenidos para niños y adolescentes.Según el artículo 17 de la ley, el Consejo Asesor debe ser "multidisciplinario y pluralista, integrado por personas y organizaciones sociales  con reconocida trayectoria en el tema y por representantes de niños, niñas y adolescentes".

También crea un Programa de Formación en Recepción Crítica de Medios y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que apunta a la creación de un análisis crítico sobre los medios y a la capacitación de docentes.

El diputado nacional Claudio Morgado, al ser consultado hace unos meses, opinó que "debe haber una mirada sobre los contenidos porque hay chicos que están más de 4 horas y media por día frente a la pantalla, que durante 14 años son 2 años completos mirando televisión. Una carga de sentidos y generadora de hábitos casi igual que la escuela".

"El asunto es tener un equilibrio entre mirada y represión, un mirada de gente que sepa del tema, que se preocupe por la psicología de los niños, modos de juego y formas audiovisuales para los chicos, para no caer en un didactismo puro. Se piensa a los chicos como consumidores, que hay que venderle la última marca de ropa, hay que modificar esa mirada, como la de marcar rating para vender pauta, que es cómo se construyen los programas para adultos. Me parece que se debe trabajar sobre contenidos prosociales, tratar de acercar a los chicos una mirada de la televisión como formadora de ciudadanía, no tiene que esperar a los 18 años para ser ciudadano"

Programación en TV abierta

A continuación, mostraremos los programas infantiles que se encuentran en la actualidad en cada canal.

América 2

  • Ninguno

Canal 7

  • Permitido Estacionar

  • La tarde es nuestra

Canal 9

  • Doraemon

  • El chapulín colorado

  • El Chavo

  • El Chavo Animado

  • Padrinos mágicos

Telefe

  • La pantera rosa

  • Max Steel

  • Spider Man

  • Bloque Cartoon

  • Krypto

Canal 13

  • El Zorro

  • Los memukis

De estos pocos programas, solo tres son de producción nacional: "Permitido Estacionar", "La tarde es nuestra" y "Los memukis". También existe el show "Paka Paka", que se hace en el país, pero que solo puede verse en el canal Encuentro en el cable.

"Permitido Estacionar"

Es un show infantil que se emite de Lunes a Viernes de 9:30 a 16 horas por canal 7, constando de una serie de microprogramas con diversos contenidos didácticos. Entre los microprogramas se pueden ver shows como "¿Cómo sos?", presentado por María Eugenia Molinari, que ofrece a los chicos diversos juegos de ingenio; "Animate, que te animo", en donde se utiliza la técnica de Motion Capture; "Yo Quiero Saber", en donde los chicos pueden obtener respuestas a diversas inquietudes; "Aprendiendo a Manejar", un programa de educación vial; y "Siete Minutos", dedicado a los más chiquitos.

"La tarde es nuestra"

Se emite de Lunes a Viernes de 17 a 18 horas. Está presentado en vivo por María Eugenia Molinari, presentando juegos para chicos y chicas, que participan en los estudios y por teléfono. Hay secciones de magia, tecnología y veterinaria, con secretos y novedades varias. Además, los alumnos de primaria pueden participar con sus escuelas.

"Los memukis"

Es un show infantil, protagonizado por títeres, en canal 13, de Lunes a Viernes a las 9:30, dirigido a los niños más chicos. Cuenta la historia de Nahuel y su perro Mostaza que viven en el campo. Durante unas vacaciones reciben la visita de la generosa y algo despistada prima Nina, una fanática de los adelantos electrónicos. A pesar de crecer en mundos tan diferentes, Nahuel y Nina pronto forman una dupla imbatible que se divierte, investiga y disfruta de descubrir cómo funciona el mundo natural que los rodea.

"Pakapaka"

Del canal Encuentro de Lunes a Viernes a las 12 y de nuevo a las 18, y los Domingos desde las 10, está especialmente pensada y diseñada para chicas y chicos de entre siete y once años. Presenta diversos microprogramas, documentales, dibujos animados y diferentes secciones grabadas en todo el país.

La oferta del cable

A continuación mostraremos algunos ejemplos de la oferta del cable:

DISNEY CHANNEL

EL SHOW DEL RATÓN

LILO Y STICH DE DISNEY

ART ATTACK

JAKE LONG EL DRAGON OCCIDENTAL

LAS AVENTURAS DE BRANDY Y EL SEÑOR BIGOTES

LOS SUSTITUTOS

LAS AVENTURAS DE TIMON Y PUMBA

PATITO FEO

HANNAH MONTANA

LOS HECHICEROS DE WAVENY PLACE

RECERO

LAS NUEVAS LOCURAS DEL EMPERADOR

ZAPPING ZONE

ZACK Y CODY, GEMELOS EN ACCION

LAS AVENTURAS DE PHINEAS Y FERB

MI VIDA CON DERECK

POR QUE A MI

BOOMERANG

CHIQUITITAS

SNOBS

EL CLUB DEL DORMITORIO

BLUE WATER HIGH: ESCUELADE SURF

LA RADIO LIBRE DE ROCOE

SOMOS TÚ Y YO

5TEEN

BRATZ

NADIA

EL CLUB WINZ

INTERCAMBIO EXTRANJERO

THE LATEST BUS

LIGHT, CAMERA, BOOMERANG

LAS TRAVESURAS DE MI HERMANA

EL MUNDO SALVAJE DE DARCY

REBELDE

BASIL BRUSH

LA VIDA CAMBIA

NEW FLIPPER

SWET

DISCOVERY KIDS

BOB EL CONSTRUCTOR

CAILLOU

JIM DE LA LUNA

ROARY, EL CARRITO VELOZ

BARNEY Y SUS AMIGOS

LOUIE

HI-5

MISTER MAKER

JORGE EL CURIOSO

WOW! WOW! WUBBZY

BOB, EL CONSTRUCTOR

CHARLIE Y LOLA

PINKY DINKY DOO

LAZYTOWN

BACKYARDIGANS

SOY DANIEL COOK / SOY EMILY YEUNG

WILL Y DEWITT

WOW! WOW! WUBBZY

PRINCESAS DEL MAR

HARRY Y SU CUBETA DE DINOSAURIOS

CLIFFORD DE CACHORRITO

En total, la cantidad de canales de cable enteramente dedicados a los más chicos es de 7: Disney Channel, Boomerang, Disney XD, Cartoon Network, Nick, Discovery Kids, Play House Disney. Estos suman un total de 168 horas diarias, contrastando fuertemente con la oferta de aire. Si bien es cierto que los canales de aire no podrían nunca competir con esta oferta, lo que también es cierto es que los canales de aire solo ofrecen una cantidad ínfima de programación para los chicos, solo en las mañanas, y en su mayoría de producción extranjera.

Comparando la programación actual con la de hace dos décadas. Las pantallas de televisión dedicaban parte de la tarde a los chicos, cosa que hoy en día no se hace.

Es importante que veamos como la oferta televisiva fue "evolucionando" hacia el consumismo durante el tiempo. Algunos ciclos que ya han pasado a la historia, fueron disfrutados por chicos que, ahora adultos, reivindican lo que recibían desde la televisión como estimulante e inolvidable. Para nombrar algunos shows infantiles de producción nacional de aquella época:

  • Nubeluz

  • El show de Xuxa.

  • La ola está de fiesta

  • Reina en colores y Bosque Chocolate

  • Jugate conmigo

  • Capitán Piluso

  • Cablín

  • El agujerito sin fin

  • Carozo y Narizota

  • El Topo Gigio

  • Las Tres Marías

Durante el 2000 la oferta infantil decreció mucho:

  • Digimax

  • Azul Toon

  • Super Pop Kids

La televisión abierta pasó de tener más de 11 programas infantiles de producción nacional a tan solo 3, de los cuales 2 (Digimax y Azul Toon) la única función de los presentadores era, casualmente, presentar el dibujo animado extranjero y despedirse.

Podríamos mencionar, como show infantil más reciente, "Bailando Kids", aunque consideramos que no merece ser llamado así. Si bien el programa tenía chicos bailando en él, el público objetivo no eran ellos, sino los adultos, quienes se divertían a costa de los chicos.

Marco Teórico

La televisión, hoy por hoy, tiene el objetivo específico de entretener, más allá de las funciones educativas e informativas que puede cumplir, y debe entretener a todo el mundo, pues todos pueden tener acceso a ella. Sin embargo, al ver la oferta televisiva, no es difícil darse cuenta que no todos los sectores están tenidos en cuenta a la hora de armar las grillas. En general, la oferta es una oferta meramente comercial: los programas que se hacen lugar en la pantalla son aquellos que más se venden en el público general.

Es claro que los chicos dejaron de tenerse en cuenta como consumidores potenciales desde comienzos de década, haciendo que la programación pensada para ellos fuera agonizando. La participación de los chicos en los programas ha caído en decadencia durante los últimos tiempos, como consecuencia de esto. Los shows infantiles de hace algunos años (Trillizas de Oro, Piñón Fijo, Caramelito, por nombrar unos pocos), además de ser más numerosos, tenían una "tribuna" de chicos presenciando el programa en vivo. Hoy en día, el único programa que cuenta con participación de los más chicos es "Permitido Estacionar", en canal 7. Sin duda el hecho de que se trata del canal del Estado tiene que ver con la inclusión de este programa. Por su lado, todos los demás canales carecen de programas de este estilo, lanzándose más hacia los de producción extranjera, dibujos animados, y en un caso, títeres. Esta falta de interacción niño-televisión concuerda con la visión consumista del público, convirtiendo a los chicos en pequeños consumidores. A la vez, la falta de programas adecuados para los chicos causa que muchos de estos se inclinen hacia programas inadecuados para su edad, o aún peor, programas que resultan adversos a su desarrollo.

Como podemos ver en la lista anterior, América carece completamente de programación infantil. No es de sorprender, pues desde ya algunos años que la producción de este canal ha decidido ignorar por completo al público infantil. Canal 9 y Telefe tienen cinco programas, Canal 13 tiene solo dos y canal 7 tiene uno solo (aunque son 7 horas, divididos en 10 sub-programas). Cabe destacar que todos estos programas se ubican en la grilla en el horario de la mañana de los sábados y los domingos, entre las 6 y las 12. Excepción de esto es El Zorro (canal 13), que se presenta de lunes a sábado, pero aún así al mediodía, y la programación de Canal 7 que va desde las 7 hasta las 14. No existe programación infantil fuera de estos horarios. Fuera de Canal 7, todos los programas son de corte extranjero, la mayoría antiguos (por lo que los derechos de emisión son mucho más baratos), y el objetivo es la mera entretención de los chicos, sin mucho énfasis en la educación, aunque podríamos decir que algunos de ellos podrían ser considerados como cultivadores de valores.

Debido a esta noción consumista de la infancia, y al desinterés general de los canales de aire por ella, ha producido una generación de programas que intentan abarcar a la niñez en su público objetivo, mezclándolos con los adolescentes. El resultado es una "adultificación" de los chicos porque, o bien fallan miserablemente en retratar correctamente las preocupaciones de los chicos menores de 14 años, o porque mezclan estos asuntos (correctamente retratados) con preocupaciones propias de la adolescencia. Los adolescentes comprenden que esas escenas están dedicadas a los chicos, pero los chicos no comprenden que las escenas en los que predominan las temáticas adolescentes no están dirigidas a ellos. Ejemplos actuales son las series Niní y Casi Ángeles, y en años anteriores programas como Patito Feo y Chiquititas (en sus últimos años). Estos programas intentaban abarcar todo el sector infantil y todo el sector adolescente, mezclando conceptos y realidades muy diferentes que, finalmente, transmitieron hacia su público más joven.

Otro punto a tener en cuenta es la oferta del cable. Ya hemos visto que el cable cuenta con varios canales dedicados las 24 horas a programación infantil (por muy inconveniente que ésta pueda parecernos en algunos casos), por lo que los hogares con cable pueden "salvarse" de la brutalidad de los shows pseudo-infantiles que presenta la televisión abierta. Podríamos, alternativamente, decir que los canales de aire se han deshecho de la programación infantil porque los chicos elegían estos canales dedicados, que siempre tendrían una mayor oferta, pero veríamos que esta explicación no tiene demasiada cabida, ya que la oferta del cable no es algo realmente nuevo, habiéndose popularizado desde hace varios años, y en aquel entonces la oferta de los canales de aire era exponencialmente mayor. Además, no todos los chicos cuentan con familias capaces de pagar el cable. Ellos no tienen alternativa, y no les queda más opción que mirar lo poco que hay en el cable, que no los satisface ni entretiene, por lo que se ahonda más en el problema de que los chicos se vuelquen a mirar programas inapropiados. Y, aún si todos pudieran tener cable, los programas que este ofrece son extranjeros, por lo que responden a realidades ajenas a las de nuestro país.

Ya que hablamos de otras ofertas de entretenimiento para chicos, debemos tener en cuenta la migración que se ha hecho en los últimos años de la televisión a otras tecnologías. Esto ayuda en parte a que los canales de aire ignoren a los chicos que sí los miran.

Diferentes entidades internacionales crearon pautas que sirven para definir a los programas infantiles. Entre estas pautas se encontraban la aportación y estimulación de valores, estar diseñados para una franja de edad específica, estimular la razón y ser apropiados para un país específico. A simple vista, se ve que ninguno de los programas actuales en la televisión abierta cumple con estas pautas. La mayoría de los programas a los que los chicos están expuestos hoy en día tienen, como mucho, la aportación de algún valor, pero usualmente esta aportación es compensada reiteradamente con una tanda de desvalores. ¿Cuántas veces los protagonistas de las novelas para adolescentes se engañan? Y aunque hay una tendencia a que el engaño se descubra y, posteriormente, se perdone, también hay una tendencia a que surjan nuevos engaños. Esto lleva a los chicos a pensar que el engaño es una parte cotidiana de la vida y que, mientras uno pida disculpas, "todo está bien". El cable, por su lado, cumple con algunas de estas normas, en cuanto a que están pensados para un público de cierta edad, pero carecen de la pauta de "regionalidad" necesaria. Simplemente, un show infantil o un dibujo animado extranjero, refleja la realidad de su lugar de origen, que puede o no ser similar a la de nuestro país, pero nunca será igual. El resultado es una especie de alienación y falta de valores culturales autóctonos. Así, los chicos no pueden sentirse identificados con lo que ven, y los valores, incluso los extranjeros, se pierden como humo. Esta es otra razón por las cuales los canales de aire deben preocuparse más por el público infantil, para que puedan ver reflejada su realidad y sentirse identificados.

El otro problema de esta selección de programas extranjeros, es la gran concentración de violencia que muestran en la pantalla. Un estudio realizado en México por la Secretaría de Educación Pública en 2007 analizó, en un marco de 10 horas de programación infantil, la cantidad de actos de violencia presentes.[2] El resultado fue el registro de 582 actos violentos, de los cuales 252 se trataban de muertes. Debemos mencionar que, los programas emitidos eran puramente de producción extranjera, es decir, ninguno fue producido en México o América Latina, siendo casi todos de producción norteamericana. Esto nos muestra que, en cierto modo, los norteamericanos consideran que la violencia es una "estimulación de las necesidades intelectuales y sociales", si recordamos lo que dice el Acta de Televisión Infantil de EEUU.

Otros estudios sobre la percepción infantil demostraron que los chicos menores de 8 años tienden a pensar que lo que sucede en la pantalla es real, que lo que ven es un reflejo de cómo los adultos se comportan en al realidad. Luego, entre los 8 y los 14 no logran diferenciarlos con los temas de drogas y sexo, y recién a partir de los 15, 16 o 17 comienzan a comprender realmente que se trata de entretenimiento y que su representación de la realidad es dudosa.

Todo esto sin olvidar la franja horaria en que los programas son emitidos. Según la AIMC, las mañanas son el horario de menor consumo infantil, aumentándose en la tarde. Para la televisión argentina, sin embargo, la oferta infantil se coloca a las mañanas, cuando hay menos chicos que los miren. A la vez, colocan los programas menos apropiados para ellos a la tarde.

Así, tenemos chicos de entre 0 y 14 años, incapaces de notar que lo que ven en la televisión no es un retrato fiel de la realidad, viendo todo tipo de programación hecha para adultos, con alto contenido explícitamente grosero, violento y/u obsceno. Cuando un chico de esta edad ve en la televisión, por ejemplo, un acto de discriminación "humorístico", acabará por entender que reírse de personas con esas dichas características está bien y es aceptable mientras todo el mundo se ría, sin incluir a esa persona.

¿Por qué hacen esto los medios? ¿Por qué mezclar a los chicos con los adultos? La respuesta es bastante fácil de vislumbrar: por la concepción comercial del público. Todo el público existe para comprar lo que los medios venden y los chicos son parte del público. Evidentemente, para los medios, los chicos, aunque consumidores, no consumen lo suficiente como para "merecer" un espacio en la grilla, por lo que son hechos a un lado o lanzados a la bolsa de los adolescentes. Podemos deducir entonces, que para la mayoría de los medios, los chicos no son más que consumidores. La infancia es, a la hora de mostrarla, poco más que una herramienta de marketing y, a la hora de tenerla en cuenta, poco más que una molestia fácilmente desechable. Seguramente, para los medios los chicos tienen muchas más opciones para entretenerse. ¿Por qué gastar recursos en un público pequeño que no reporta tantos beneficios, cuando el resto de la sociedad es más lucrativo?

Estos problemas son agravados por la falta de intervención de los entes nacionales involucrados en el control de los medios. Ni mencionemos al Estado, que parece considerar que su canal ofrece el espacio necesario para los chicos, asumiendo así su responsabilidad de proteger la salud de los niños y hacer cumplir la Convención Internacional de los Derechos de los Niños…con un solo canal. El Estado debería ocuparse de que los canales ofrezcan programas infantiles que les permitan a los chicos sentirse identificados, u ofrecerles nuevas miradas sobre la realidad. Esto podría lograrse si hubiese alguna clase de incentivo para crear tales programas. Además, debería establecer los temas pertinentes a la infancia, aconsejablemente similares a los que Europa y Australia, y desaconsejar aquellos contenidos que se consideren perjudiciales.

Entrevistados

Monografias.com-Monografias.com

SOLANGE VERINA

Solange Comienza en la Actuación de la Mano de Cris Morena en 1995, en los comienzos del gran éxito de "Chiquititas" que se emitía por las tarde de Telefé con Romina Yan y Gabriel Corrado, su recorrido en la tira fue de dos temporadas nada mas, Luego siguió trabajando en la Tv con otro éxito como "Cebollitas" quien tambi

Luego sigue su carrera en el rubro de la conducción con un programa llamado Ciber Kids pero esta vez en Discovery Kids.

Luego fue la cara de la marcas para calzado de niñas "toót" , siguió sus estudios danza y actuación y protagonizó en teatro infantil "Margaritas" con producción de Marisa Carreras.

¿Cuántos años hace que te dedicas a lo Artístico?

Trabajo hace mucho tiempo, exactamente 18 años por ahí, empecé desde los 6 con publicidades, hasta que después de muchos casting pase a hacer Chiquititas

¿En cuántos programas de tv infantiles participaste?

Después de Chiquititas seguí en Cebollitas, hice notas para Discovery Kids, y para un programa que se grababa en el parque de la costa que se llamaba Verebó, hice algunos capítulos en Floricienta y casi ángeles.

¿Cuál fue el que más disfrutaste y por qué?

El programa que mas me gusto a hacer o mas disfruté fue sin duda fue Chiquititas, ya desde el sentimiento que es lo primero que haces, aparte al formar parte del comienzo de un programa tenés esa adrenalina que no sabes lo que va a pasar como va a funcionar, aparte nos llevábamos muy bien y nos divertíamos mucho, además el teatro también fue una experiencia re linda capaz ahora si entras en casi ángeles sabes, en donde te estás metiendo el éxito que tiene y esta como mas estipulado.

Teniendo en cuenta que vos trabajaste en la televisión de chiquita ¿Cuál eran el pro y los contras de estar en la televisión?

Mira, los pro era que después de un programa tan exitoso se te abres miles de puertas, aparte eso de que te conozcan todos, te regalen cosas creo que eso estaba bueno, aparte, yo lo vivía mas como un juego.

Y lo negativo era que, capaz, a veces no tomaban noción de que eras chica, y tratar de entender que era lo que pasaba alrededor tuyo, y aparte otras de las cosas, que Chiquititas al ser un programa tan conocido, capaz lo que hiciste después no se lo acuerdan mucho, aparte yo no cambié mucho y ahora que soy grande lo sigo pagando

¿Qué sentiste al trabajar en televisión para los chicos?

Mucho no me daba cuenta, yo lo vivía como un juego, no sabía ni entendía lo que generaba Chiquitas, de hecho ir a grabar, el teatro nunca lo tomé como un trabajo, imagínate que con 10 años no podía entender por que me admiraban, de hecho me llamaban a mi casa o a la casa de mi abuelo y yo mucho no entendía.

Cuando eras chiquita. ¿Cuál era tu programa de tv preferido?

Mi programa preferido era Grande Pá, me gustaban muchos las novelas, y también me gustaba mucho Nubelus, el programa chileno las fui a ver al teatro me acuerdo.

Para vos, ¿por qué ahora hay muy pocos programas infantiles en la tv abierta?

Para mí en mi opinión hay dos cosas, la primera es que ahora a los chicos ya los tratan como grandes, se perdió mucho la etapa de la niñez se pasa por alto, de hecho los pocos programas infantiles son ¿para nenes de cuánto? De 4 años para abajo. Y el otro punto es que crecen muy rápido los chicos ya no miran esos programas y convienen no hacerlos, hoy en día el único propósito de la televisión es vender, un programa como Chiquititas o cebollitas de ese momento que era entretenido pero a la vez correcto hoy en día no funcionaría.

Monografias.com..

Daniela Fernández

Daniela Fernández fue egresada de la escuela nacional de danzas, a partir de su primera experiencia en comedia musical a los 18 años con Pepe Cibrián Campoy, su camino continuó con Hugo Midón en el ciclo por canal 7 de "Vivitos y Coleando" que también después se transformó en un espectáculo teatral, su primer protagónico lo consiguió en "Calle 42" dirigida por Ricky Pashkus con el rol de Peggy Sawyer, luego siguió con varios ciclos en teatro como el "Diluvio que viene"


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Periodismo

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.