Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Historia de Roma y el ecumenismo (página 2)

Enviado por Leonardo Bedoya



Partes: 1, 2


La teoría histórica, afirma que en el proceso evolutivo de una aldea al sur del rio Tiber, varias ciudades formaron la liga latina para defender su puesto comercial y el de los mismos etruscos, con una fortaleza en la colina más cercana. La liga se reunía en el foro, alrededor del cual creció la ciudad. Esta fundación tenía una doble importancia comercial y militar. Cabe resaltar los siguientes comentarios al respecto:

En el siglo VI ac Roma era una pequeña aldea de labradores y pastores, sometida a la influencia de los etruscos. Cinco siglos después aquel villorrio se había transformado en una de las, más bellas ciudades del mundo, capital del más extenso y poderoso imperio de la antigüedad[2]

Una de las cusas que originaron al imperio romano, fue el hecho que el pueblo campesino romano envidio las tierras de sus vecinos en particular las que eran las mas fértiles o estaban mejor cultivadas; instalado en un lugar donde se cruzaban estratégicos ciertos caminos, quiso reservarse aumentar los beneficios de ese tráfico[3]

Desarrollo histórico de Roma

La historia de Roma comprende mil doscientos años (753 ac – 476 dc) atendiendo a su forma de gobierno puede dividirse en tres periodos.

La monarquía (753 – 509 ac).

Se reconoce como la primera parte de lo que mas adelante se conoció como el gran imperio romano Miguel Arjona al respecto afirma:

Fue la forma de gobierno que tuvo Roma en sus primeros tiempos, en su organización policía y militar la cual consistía en la agrupación de individuos que descendían de un común antepasado. Sus miembros se llamaban patricios, eran los dueños de la tierra y del gobierno de la ciudad. Tras ellos estaban los clientes y los plebeyos, pobres que nada poseían ni tenían derecho alguno[4]

El pueblo romano estaba dividido en tres "tribus" y cada tribu en diez, "Curias". El jefe de estas, "tribuno de los caballeros" era el ayudante del rey y lo representaba cuando era necesario. Las treinta curias forman los "comicios cariado": que elegían al rey y votaban las leyes. Solo los ciudadanos que acreditaban su origen romano constituían el pueblo romano y con el nombre de patricios poseían la plenitud de derechos. Se llamaban "clientes" a los ciudadanos sometidos al patronazgo de los patricios. Cada patricio con sus hijos, clientes y esclavos, formaban una familia, todas las familias oriundas de un mismo padre con constituían un linaje. Trescientos ancianos (séniores), jefe del linaje, formaban al senado que ordenaba las leyes que se presentaran a votación y ayudaban a los reyes a gobernar.

El primer rey fue Rómulo a quien se atribuye la formación de la ciudad. Les sucediera, seis reyes, de los cuales el más importante fue Servio Tulio por las reformas administrativas y sociales que realizo.

La división social de la sociedad romana

La sociedad romana estaba constituida por dos clases sociales, según su posición económica: primero estaban los plebeyos quienes estaban dedicados a comercio y la artesanía pero sin derechos políticos ni a la propiedad de la tierra: los patricios por su parte eran los propietarios de las tierras, con derechos a formar asambleas y a ocupar cargos públicos.

La República (509 – 31 a. C)

Aparición y organización político de Roma

Tarquino el soberbio fue el último rey de roma. Las tribus romanas encabezadas por el senado derribaron la monarquía, quedando así el gobierno de la ciudad de mano de los pretiríos. Esta nueva forma de gobierno se llamo república.

En los primeros tiempos de la república se noto un crecimiento de la población plebeya, tanto en número como en potencia algunos se enriquecieron con el comercio o con la oscura; por eso querían gozar de los mismos derechos políticos de los patricios. En los comienzos republicanos la sociedad romana tenía pocos esclavos.

En los primeros días de la república se establecieron las instituciones políticas de las cuales las más importantes fueron:

El consulado: Formado por dos cónsules que eran la suprema autoridad; comandada en el ejército y convocaban al senado y a la asamblea del pueblo.

El senado: compuesto por trescientos patricios entre los que figuraban los cónsules y altos dignatarios. El senado desidia la política interna y externa; administraban los bienes del estado.

La asamblea del pueblo en la práctica, si esta legalidad fue concebida como una precaución contra los ambiciosos, limitaba también la libertad de elección reconocida en principio a los electores, es decir al pueblo, si se consideraba el poder del pueblo la constitución romana parecía democrática, simple apariencia, pues no es solamente que, como el elemento monárquico representado por los cónsules, este elemento democrático estuviera cargado de pesados contrapesos. Además; los ciudadanos y sus asambleas estaban organizados de tel. forma que en tiempo normal se hacía vana una soberanía que se afirmaba no obstante, por la denominación populus romanus oficialmente utilizada para designar al estado romano[5]

Los comicios con funciones legislativas elegían los magistrados.

Los sensores: encargados de hacer los censos y de la vigilancia de las costumbres.

Los pretores: administraban justicia.

El tribunado: defendía los derechos de la plebe; su creación obedeció al reclamo de los plebeyos, quienes lograron algunos derechos como matrimonio con los patricios, al cargo de cónsul y a otras magistraturas.

El ejercito.

Una de las primeras preocupaciones romanas fue la de formar un buen ejercito.

Al principio fue deficiente, lo soldados eran labradores que se prestaban al servicio cuando el estado los llamaba al servicio. Tenían como armas cascos, escudos, grebas y espadas.

Otra arma fue la catapulta y la ballesta para disparar y el ariete para abrir brechas.

La base de la organización militar fue la legión, así llamada porque estaba integrada por soldados escogidos de las tribus. Para los campamentos escogieron puntos estratégicos. El secreto de los triunfos romanos fue la rígida disciplina.

Las recompensas para los vendedores eran dignas de aprecio; el general victorioso podía celebrar los triunfos o la ovación. Atrás estrategias fueron la ocupación militar y los caminos militares, que tenían además, finalidad comercial.

Entre los siglos V y III Roma sostuvo guerras casi sin interrupción contra los pueblos vecinos: logro dominar toda la margen derecha e inferior del Tíber, venció a los latinos y a los samnitas (tribu itálica) logrando apropiarse de casi toda la península; en el siglo III inicio la lucha por el dominio de las ciudades de la magna Grecia, concertó alianza con algunas que reconocieron su hegemonía, con Tarento tuvo varias luchas hasta conseguir su dominio absoluto. Dueña Roma de toda la península inicio la lucha por el dominio en el Mediterráneo.

Luchas por la hegemonía mediterránea

El primer objetivo de este dominio fue la isla Sicilia, pero allí choco con un gran rival: Cartago.

Cartago era una cuidad fenicia del norte de África, gran potencia mercantil. Su poder militar no era tan fuerte como el de Roma por que sus ejércitos estaban constituidos en su mayoría por mercenario; su gobierno ara aristocrático, lo cual le restaba interés al pueblo para luchar por el imperio, y existía una seria división entre las familias gobernantes. Los cartagineses habían dominado y colonizado muchas tierras e islas mediterráneas como la costa norte de África, al sur de España, las islas Baleares Cerdeña, Córcega y casi toda Sicilia, con excepción de Siracusa, y mesina. El deseo de Roma de apoderarse de Sicilia fue el motivo que provoco el conflicto con Cartago, conocido con el nombre de guerras púnicas[6]

Guerras púnicas

Este enfrentamiento entre Roma y Cartago duro desde el año 264 – 146 ac, con algunos periodos de tregua.

Causas

Los romanos y los cartagineses eran los amos y dueños del Mediterráneo: cada uno deseaba ser el jefe absoluto, motivado por intereses comerciales. El hecho inmediato que hizo estallar la guerra fue la invasión de la cuidad de Siracusa por mercenarios italiotas, Siracusa solicito ayuda a Cartago para expulsarlos, al mismo tiempo que los mercenarios pedían auxilio a Roma.

La primera guerra púnica (264 – 241: Se desarrollo en Silicia en donde las legiones romanas vencieron al general cartaginés Amílcar Barcal. Los romanos se convencieron de ganar la guerra por mar; después de 24 años de lucha, Cartago se rindió, perdiendo a Sicilia y el dominio marítimo; se vio obligado a devolver los prisioneros a pagar una importante indemnización.

Segunda guerra púnica (248 – 201): Se desarrollo en España e Italia. El protagonista fue el cartagines Aníbal Barca, hijo de Amílcar, personificación del odio contra Roma, quien emprendió su campaña de invasión a Italia, para entrar en la Galia cisalpina y dominar así a Roma; esta campaña en el momento mas importante fue la batalla o sitio de Cannas, donde Aníbal aniquilo al enemigo. Entre tanto Roma ataco el propio territorio cartaginés, al mando Publio Cornelio. En la batalla de Zama, Aníbal fue vencido por Publio Cornelio y roma dicto a Cartago duras condiciones de paz.

La tercera guerra púnica (149 – 146): Declarada por Roma a Cartago, que se comporto heroicamente hasta su rendición. El jefe romano fue uno llamado "Africano" la lucha termino con la destrucción de Cartago la cual paso a ser territorio romano con el nombre de la provincia de África. Cartago fue incendiada y arrasada y sus escombros fueron removidos, además fue declarado un territorio maldito.

Consecuencia: Roma se convirtió en la potencia mediterránea.

Aumento el fisco romano con el botín de los pueblos dominados

Se incremento la esclavitud empleada en las labores agrícolas.

Se arruino el campesinado

El contacto con pueblos más cultos, mas refinados influyo en el posterior desarrollo de la cultura romana

Colonización

Entre la segunda tercera guerra, roma miro hacia el oriente y tomo a Macedonia, Grecia y Asia Menor; finalmente conquisto a Mediterráneo Occidental (España y Francia), completando así su dominio sobre el mediterráneo, con excepción del reino de los Ptolomeos en Egipto. Desde entonces los romanos dominaron al Mediterráneo.

Luchas sociales y fin de la república (509 264)

En este periodo la ciudad vivió dos procesos simultáneos: uno de luchas sociales internas y otro de guerras contra los pueblos vetinos. La lucha social interna termino con grandes cambios en la organización social y política de Roma. Las guerras defensivas al principio culminaron en la conquista romana de toda la península itálica. Segundo la expansión conquistadora y la crisis de la república (264 – 27 a c) en que el espacio geográfico de la civilización romana se extendió a todo el Mediterráneo periodo de máxima esclavización, las conquistas cambiaron profundamente a los romanos y desataron luchas sociales que pusieron fin al sistema republicano.

La etapa imperial

Se caracterizo por tres principios los cuales fueron los que se presentan de la siguiente manera:

El emperador era el jefe del ejército romano, ejercito que le había elegido y que constituía la garantía efectiva de la autoridad efectiva de la autoridad imperial.

Era también el legislador público, ayudado por los juristas que establecían la doctrina que legitimaba el poder imperial, doctrina que unificaba todas las instituciones en beneficios del absolutismo monárquico.

Era propietario de las mejores tierras del estado, expropiadas a la nobleza y era de naturaleza divina. Para alcanzar estas prerrogativas, los severos habían destruido físicamente muchas familias senatoriales y confiscadas sus bienes[7]

Fue la forma de gobierno personal implantada por Octavio, a quien el senado le dio el título de Augusto (sagrado), consistente en mantener la República pero reteniendo en su persona todos los cargos importantes: cónsul, censor, tribuno, pontífice máximo, tomo el nombre de emperador o sea de general con mando efectivo de un ejército permanente.

Bajo el gobierno imperial se logro la unidad política y administrativa en todo el mundo romano. Octavio Augusto dividió el imperio en provincias imperiales y senatoriales, según quien las administrara; creo las legiones fronterizas para defender los límites del imperio, toda vez que las luchas principales se desarrollaron en las fronteras; organizo la guardia pretoriana para defender su persona, dicto leyes para moralizar las costumbres.

Muerto Augusto, fueron muchos los emperadores que gobernaron a Roma, lo sucedió su hijastro Tiberio (14- 37) quien fue muy desconfiado y mando a ejecutar mucha gente pero fue un buen administrador a este le sucedió Calígula (37 - 41) famoso por su extravagancia y derroche del tesoro público; otro emperador famoso fue Nerón (64 – 68) mando a matar a su propia madre y en el año 64 mando a incendiar a Roma, fue perseguidor del cristianismo.

Vespasiano ( 69 – 79) quien inicio una nueva era de paz, fortaleció la disciplina de los gobiernos provinciales y en el ejercito, restauro el tesoro público, reforzó las fronteras imperiales y se comunico con el cercano oriente por medio de un sistema de carretera y de fortificaciones nuevas. Bajo el emperador Trajano (98 -117) los límites del imperio se extendieron al máximo, introdujo cambio en la administración interna de las provincias, estimulo el desarrollo cultural, apoyo a los pequeños agricultores con préstamos cuyo interés dedicaba al sostenimiento de huérfano y viudas.

En un principio algunos griegos inteligentes que despreciaban a los romanos por "barbaros" atribuyeron el triunfo de Roma a la surte, se consolidaron así mismos con la ilusión de que, se si hubiera escogido Alejandro magno el occidente el lugar del oriente para sus conquistas, Roma hubiera sido ahogada en su infancia.los propios romanos tenían sus dudas. Cuando termino la primera serie de conquistas pensaron que roma, como cualquier individuo había pasado ya de la niñez y del vigor de la juventud; su vejez no podía durar indefinidamente, de hecho los romanos más que otros pueblos, estuvieron obsesionados por la idea de su decadencia. Sin embargo, desafiando a la historia y desafiando la providencia, Roma se denomino así misma eterna. En pocas palabras como lo dijo Balsdon:

La providencia no tuvo otro remedio que acceder a esa pretensión. ¿No es aun hoy día el papa como Julio Cesar "pontifex maximus" ¿Cuál fue el éxito del éxito de roma? Su primera etapa aproximadamente 500 después de la supuesta fundación por Rómulo (752 ac) fue la conquista de Italia. Roma se quito de encima primero a los etruscos, luego les domino.se libro de los galos que habían tomado y saqueado la ciudad el 390 o poco después. Redujo los latinos de una situación de igualdad a una dependencia. Salió victoriosa de tres encarnizadas guerras con los sabmnitas[8]

Los dioses y el culto romano

En primer lugar los romanos eran altamente politeístas, muchas de sus deidades fueron tomadas de los pueblos que dominaban. Las relaciones de los hombres con los dioses estaban reguladas por el derecho: el "ius divinum". Walter Goetz menciona al respecto:

No cabe la menor duda de que muchas instituciones culturales y religiosas de los romanos proceden de los etruscos. Característico de la región de etrusca que se diferencia fuertemente de la alegría y abierta piedad de los indogermanos, era la cuidadosa observación de los presagios, que en su opinión revelaban el futuro, y de los medios por los cuales se lograba hacer distinguir a los dioses de su voluntad.[9]

Como Goetz dijo es un claro ejemplo de que Roma adquirió las religiones de los pueblos o naciones conquistadas. Según Scheid comentado por Pablo Casas[10]afirma que existió en Roma una religión pública que era la que imponía el emperador o los magistrados en los diferentes lugares y también había una religión privada: "la tradicional" que siempre los pobladores ejercían a nivel de sus hogares, con todos los elementos soteriológicos y supersticiosos heredados directamente por sus antepasados.

Pero existió el principio en donde la mayoría de los cultos privados con el tiempo se convirtieron en públicos.

Las actividades familiares según eran los manes, antepasados; los lares o genios protectores de la casa, y los penates o dioses domésticos.

Los dioses de la ciudad eran Júpiter, Juno y minerva. A medida que se relacionaban con los griegos, adoptaban la mitología Griega. Además veneraban a Isis, Mitra y Cibeles. Junto con los dioses, los romanos veneraban a genios protectores.

Se concebía el culto como un contrato entre los dioses y los hombres; la oración y la ofrenda se tributaban a cambio de la protección de la divinidad. Creían interpretar la voluntad de los dioses por medio de los presagios.

Los romanos tomaron con patrón para su propia base religiosa la mitología griega, pero a medida que se relacionaban con ella esta iba haciendo influencia en su estilo de vida, al punto de llegar a formar parte de ellos.

Los romanos tenían un gran número de dioses a los cuales adorar y ofrecer sus cultos, cada dios tenía un motivo por el cual rendir culto y adoración, al respecto el material educativo "civilización" para sexto de bachillerato menciona:

Los dioses públicos eran antropomórficos y muy numerosos los mas importantes dioses romanos fueron Marte dios de la guerra: Quirino, dios de la guerra de los sabinos y que paso a ser el conservador de la naturaleza; y Jano, representado con dos caras opuestas para indicar que era el guardián de las puertas de la cuidad. Júpiter, divinidad del cielo, representado con un rayo en la mano, era la principal divinidad latina. Con el tiempo la suprema trinidad de los dioses romanos la formaron: Júpiter, Juno, su esposa y protectora de las madres, y Minerva dioses de la inteligencia y las artes. Seguían infinidad de divinidades, principalmente agrarias y Vesta, patrona de la ciudad. Los romanos adoraban también a los dioses etruscos y griegos, tan pronto como tuvieron contacto con estos pueblos. Así se generalizo el culto a Hércules, mercurio Dionisio a quien llamó Baco.[11] Goetz, Walter, Historia Universal tomo dos, (Madrid: editorial Espasa-Calpe S.A. 1933), 288-289.

Los cultos públicos consistían en plegarias sacrificios procesiones y juegos deportivos para ganarse el favor de los dioses y darle gracias por sus victorias. Casi todos estaban relacionados con las actividades agrarias y guerreras.

Los etruscos (Pueblo precedor y dominante de Roma) transmitieron también el arte de la adivinación que estos habían aprendido en el oriente. Los Auspicios u observation del vuelo de las aves, el grito delos pájaros o el apetito de los pollos y gansos. Permitían a los intérpretes averiguar la voluntad de los dioses. La aruspicina consistía en examinar las entrañas de los animales, especialmente las rayas del hígado, para vaticinar. Cuando los romanos tuvieron contacto con la cultura Griega se generalizo la consulta a los oráculos. La universalidad de deidades griegas poco, tomaron los altares de adoración de las principales ciudades con toda su liturgia. Las principales victimas de los sacrificios públicos eran las ovejas los bueyes y los cerdos.[12]

A los sacerdotes romanos no se les atribuían poderes sobre naturales ni tampoco formaban una clase social eran magistrados igual que en Grecia.

Desde los tiempos de la monarquía los sacerdotes se agrupaban en colegios especializados. El más importante de los colegios fue el de los pontífices. Bajo la dirección del sumo pontífice, jefe y guardián del culto romano. Elaboraban y publicaban el calendario, aconsejaban al senado vigilaban la correcta celebración de los ritos y desde tiempos muy remotos registraban los hechos memorables. Cada memoria anual recibía el nombre de álbum.

A partir los años el imperio romano tomo dioses para si, rindiéndole culto y adoración e induciendo de igual manera así a todo el imperio a hacer tales adoraciones.

Es por ello que de igual manera Constantino quiso prolongar todas las practicas que se mencionaron anteriormente con el objetivo de duplicar la política religiosa, al respecto Walter Goetz Declara: "Constantino mismo, prosiguiendo la duplicidad de su política religiosa, quiso prolongar por decirlo así, el antiguo culto de los soberanos (dioses) en el culto cristiano, disponiendo de sus ultimas voluntades que su sarcófago ocupase en el mausoleo de Constantinopla."[13]

De la misma forma Juliano quien le precede se caracterizo de igual manera restableciendo así el antiguo culto de los dioses, al respecto Walter Goetz mención:

Cuando subió al trono intento reavivar el rescoldo del paganismo y restablecer en todo su esplendor el antiguo culto a los dioses. Aprovechando las lecciones de sus enemigos los cristianos, quiso el pontífice máximo imperial dar al sacerdocio pagano una organización rígida, según el modelo del clero cristiano. Este celoso defensor de la antiguo paganismo no se atrevió a retirar la tolerancia publica a los cristianos; pero fue posponiendo a los partidarios de la doctrina cristiana e inauguró una lucha religiosa, prohibiendo a los maestros y profesores cristianos que ejerciesen la enseñanza para la juventud.[14]

Manejo político de la religión en Roma

" El imperio Romano tuvo tres estadíos significativos, el primero comprende la época de la monarquía, la segunda comprende la época la Roma republicana (senado, magistrados y demás) y después por la Roma imperialista en donde el año 29 a.c. el Cesar se convierte en el poder absoluto del imperio. Pablo Casas Cañas afirma que "Los emperadores romanos exigían la práctica de la religión oficial romana, aunque eran tolerantes con los cultos indígenas de aquellos territorios que estaban Roma

Manejo político de la religión en la época de la monarquía

En esta época la religión estaba íntimamente relacionada con la política, el rey y los magistrados formaban parte liturgia Romana, como lo menciona Pablo Casas: "Cada ciudadano, en su casa, en el ámbito privado, actuaba a modo de sacerdotes en lo referente a los ritos culturales, pero todo esto cambiaba cuando el acto religioso trascendía el ámbito privado, y se producía en el ámbito de la ciudad, en los barrios y en las asociaciones profesionales." Bueno aquí se diferencia dos maneras de desarrollarse la religión, en la primera era más privada, o sea que la religión estaba impregnada dentro de la familia y la segunda forma es la pública, cuando se pasa al nivel publico, afirma: "que se hacían más imprescindibles las figuras de magistrados y sacerdotes" por que "la actividad de los ritos estaba limitada s ciertos ritos como formulación e votos, sacrificios regulares, toma de auspicios, triunfos, presidencia de los juegos dedicatorias[15]es sorprendente ver aquí el papel de los entes políticos activamente en los servicios religiosos.

Al analizar la forma como lo político y lo religioso estaba relacionado en la Roma de la monarquía, Pablo Casas menciona:

Ciertamente existía una cierta solidaridad entre la figura del magistrado y la del sacerdote, tanto a nivel teórico como en lo práctico. En la sociedad romana lo sagrado prima sobre lo político, lo precede y lo fundamenta. Las instituciones sagradas se encuentran por encima de las restantes instituciones públicas. Es en el plano comunitario donde práctica el conjunto de los ciudadanos, y sólo la evolución de los intereses de seta actividad cívica, se organizan el culto. Los agentes e esta vida religiosa son los que realizan en la comunidad de los ciudadanos: Los magistrados y sacerdotes. Los sacerdotes prevalecen sobre los magistrados, ya que los sagrado es anterior os superior a los político. Pero a su vez los sacerdotes y los dioses se encuentran sometidos al poder de los magistrados. Pero a su vez, los sacerdotes y los dioses se encuentran sometidos al poder de los magistrados. Para resumirlo brevemente la política no era completamente autónoma de la religión[16]

Esto quiere decir que la religión era sumamente importante para la Roma de esta época, lo que quiere decir que en la sociedad romana existían tres elementos de importancia, por un lado y en primer lugar estaban los dioses, en segundo lugar los magistrados y sacerdotes y en tercer lugar los ciudadanos, los magistrados actuarían en nombre de los ciudadanos y los sacerdotes en nombre de los dioses.

Manejo político de la religión en la época republicana

Esta época es conocida como la época arcaica[17]en la cual se presentó un cambio de poder, el dominio pasó de ser la monarquía y ahora regresa al modelo republicanismo, es de tener en cuenta que en esta etapa de transición, también el mundo religioso sufrió algunos cambios como lo resume Pablo Casas:

Con la instauración de la república las funciones religiosas del rey se transfieren a los pontífices y a los sacerdotes. El sacerdote esta sometido a la autoridad laica, pero conserva su dependencia y cierta superioridad espiritual. El poder político se va secularizando. En suma, los poderes religiosos y políticos se separan de manera mas clara, realmente se trata de que halla un equilibrio de poderes. [18]

Como se puede identificar aquí en este espacio de tiempo se puede llegara dos conclusiones generales: la primera es que se instituye un culto público, puesto que en esta época los cultos son sistematizados, son más homogéneos y la segunda es que las relaciones entre lo político y los sagrado sigue siendo de la misma tonalidad como venía de la época anterior pero, el rey ya no está vinculado a lo sagrado como en otra época.[19]

En esta época se notó un temblor en los estamentos políticos por la apertura que presentó el gobierno romano a nuevas creencias, deidades y liturgias, insertados por los pueblos que estaban sumando al imperio. Por esto es que se enfrentaron dos grupos de personas en el gobierno, los tradicionalistas: quienes estaban profundamente arraigados a los patrones de la religión tradicional y en otro lugar estaban los de actitud liberal que aceptaban la incursión de nuevos elementos a sus liturgias.

Manejo de la religión en la época imperial

A partir del año 29 a.c. el cesar recibe poderes especiales en relación con las instituciones sacerdotales, en otras palabras el emperador controla el poder sagrado. Y esto claramente lo menciona Pablo Casas, cuando afirma que el emperador:

Será el señor absoluto de lo sagrado y de lo profano: recobra así todos los poderes monárquicos. También se hace depositario de los auspicio. Por último hay que señalar que el emperador encarna también la piedad romana. Deja e tener sentido la separación tradicional entre lo sagrado y lo público, ya que el emperador se ha convertido en fuente única de la legitimidad tanto sagrada como pública. Como consecuencia de ello la posición de los sacerdotes también cambia, pasan a ser simples asistentes del emperador, que reúne en su persona el poder sagrado y el poder profano. Los cambios en el culto dependen directamente del emperador.[20]

Aquí se ve cuan implícitamente está la religión en el poder político de Roma, se denotan la incidencia del emperador en el oficio religioso, lo que quiere decir que en esta época el emperador podía hacer lo que quisiera y efectivamente así lo hiso, por ejemplo: se comienzan a venerar los emperadores muertos, los sacrificios se ofrecen al espíritu divino del emperador o a la divinización de su personalidad, numerosos actos litúrgicos que se hacen a los dioses por la salud del príncipe reinante. Y en conclusión la religión del imperio en esta época gira alrededor del estatuto excepcional del emperador. En donde cualquier ciudadano romano tiene que dar prioridad a lo que el emperador menciona antes que sus propios intereses.

En este momento surge una inquietud y es la de ¿qué pasó para desencadenar en esto? La respuesta a este interrogante da Pablo Casas quien resume la idea cuando dice que:

La evolución de la piedad de todos (a través delos magistrados) hacia la piedad de un solo hombre (el emperador) se produce por una serie de hechos (siglos III y IV) cuando el culto publico, que se basa en el éxito de la ciudad de Roma, no podría evitar el resquebrajamiento de sus cimientos ante el fracaso, la derrota y el desorden. Sumado a la poderosa razón de la necesidad de una religión unida a una fe política ha de resentirse profundamente cuando las estructuras del estado se transforman. Así roma procuró una nueva religión pública.[21]

Roma y la apertura a nuevas religiones

Muchas personas e historiadores hasta la década de los 80 estaban de acuerdo con la tesis de que en el imperio romano no existió una religión definida y articulada y esta no tenía nada que ver con la política, además se mostraba tradicionalmente, que la religión en el imperio romano no ocupó un lugar significativo como imperio, con la afirmación de que los magistrados y la política romana no se interesaba por la religión de su sociedad. Pero las evidencias históricas muestran claramente que en Roma sí existió una significativa relación entre lo religioso y lo político e inclusive el argumento que dice que la política de adoptar los cultos de los pueblos que se adicionaron al imperio es una muestra de la fragilidad de la religión romana; Esto es el argumento que da fuerza una jugada política o modus operandi de Roma para mantener la unidad del imperio. Simplemente para Roma la religión es fundamental para la unidad del pueblo en un mismo poder civil, es el punto de unidad de muchas culturas aunque heterogéneas pero con un mismo supresor.

CAPÍTULO II.

Ecumenismo religioso en Roma y su ocaso como Imperio

En este capítulo se hablará en primer lugar del término Ecúmene que está relacionado con el tema de estudio de esta monografía, pero éste (Ecúmene) se relacionará directamente con el clima político en donde se enfoca como utopía del imperio romano. Aunque este ideal surgió en la cultura griega. Además se explicará lo que sucedió con roma justo antes de que diera paso al nuevo imperio que le sucedió.

El termino "Ecúmene"

La palabra Ecumenismo tiene su explicación partiendo de la parte etimológica, cuando Arboleda habla explicando que el termino Ecumenismo sale de tres palabras "Oikos del griego, significando: casa habitada o pueblo. De Oikeiotés que significa vecino, pariente, amigo. Y finalmente oikoumene o ecúmene que significa: el mundo habitado, el mundo bajo una cultura, universo tierra"[22]

El centro de esta palabra es la unidad. Este término tiene dos aplicaciones. La primera está enfocada en manifestar el sentir del mundo cristiano que busca unirse bajo una sola línea de pensamiento y acción, y la segunda se dirige a la historia política de Roma. Ablando de la primera, Carlos Arboleda en su libro muestras tres principios para el Ecumenismo religioso:

Originalidad, El ecumenismo es algo nuevo en la iglesia. Nunca se había hablado con tal decisión de rehacer la unidad pues las divisiones eran muy fuertes. Por esto el ecumenismo es un proyecto que hay que pensar y repensar. Quizás nuevas formulaciones teológicas y nuevas actitudes sean necesarias para lograr la unidad.

Actitud y voluntad de dialogo, antes se vivía en la polémica y en la mutua agresión. Ahora hay que vivir la actitud del respeto, la tolerancia y el dialogo, estando dispuestos a encontrarnos como unidos en la fe, aunque tengamos diferencias grandes en la manera de entender la fe.

Espiritualidad, la unidad es la obra de Dios. Los cristianos debemos orar para que logre la unidad por los caminos que el Espíritu indique y que son inefables. La plegaria es el alma del ecumenismo. Pero en la oración se vive el ecumenismo como si ya se hubiere logrado.[23]

La segunda aplicación de la palabra ecúmene es relacionada con la historia, al deseo expansionista de los diversos imperios que han existido a través de la historia, aunque es de aclarar que es la utopía de la civilización griega, esto será ampliado al finalizar este análisis.

En muchas ocasiones se refiere a la historia del imperio Romano. En estos casos significa el deseo de mantener el dominio de su imperio, y asegurar su política interna en donde consiste dominar a todo el mundo. Es interesante comprender algunas similitudes de la política romana de esta época con el fenómeno mundial llamado globalización o mundialización. Para algunos historiadores ven esta analogía, afirmando que "Roma en su tiempo, alcanzó lo que la globalización ha logrado actualmente." La palabra "Ecumenicus" del latín, también se le conoce como "Ecúmene" y al respecto definiendo lo que significa este término para la historia romana, María José Hidalgo en su trabajo investigativo menciona:

La ecúmene romana es presentada por los propios romanos como una construcción política, cultural y territorial que abarcaba todo el mundo habitado, oikouméne, sobre el que los romanos ejercían una dominación total. Evidentemente en este concepto se expresaba la superioridad de un sistema cultural que proyectaba su hegemonía incluso más allá de sus "límites territoriales"[24]

La ecúmene y el clima político romano

Para el imperio romano, partiendo des su religiosidad, y llegando a su política imperial está inmerso el deseo de expansión por todo el mundo, para muchos filósofos y religiosos, roma aparece en calidad de un pueblo determinado por los dioses para expandirse por toda la tierra, y llevando su cultura a todo lugar que colonizaba.[25]

La aclaración de esta afirmación la refuerza Plinio (Historiador de los tiempos de Roma) conocido como "el Viejo del paisaje de Italia" cuando dice:

Una tierra que es nutridora y madre de todas las tierras, elegida por la providencia de los dioses para llevar a cabo lo más glorioso, unir imperios, moderar los ritos, atraer hacia sí en mutua comprensión por la comunidad de lenguaje las lenguas trepidantes y toscas de muchas naciones, ofrecer a la humanidad humanitas, y en una palabra llegar a ser a lo ancho de todo el mundo la simple patria de todos los pueblos (H.N. III, 5.39).[26]

Si bien este deseo estaba inmerso en todos los entes de la sociedad romana, estaba impregnada desde el hogar más humilde hasta la oficina del emperador. Todos los estamentos de la sociedad romana vivían en este mismo propósito y es esto lo que genera el interrogante: ¿Por qué Roma se consideraba la elegida? ¿Qué es lo que motivaba el deseo llamado "ecúmene"?

Bien, para dar respuesta ha este interrogante se debe de abordar varios puntos de vista, y se tomarán a continuación:

La política interna hacia la expansión:

Roma en la época "ahugustiana" deja ver lo sólido de su imperio, los avances de su política expansionista y como mantiene su unidad e identidad. A medida que su poder arropa regiones lejanas y pueblos con culturas bastantes heterogéneas. Al respecto Domingo Plácido cita a A. Shiavone para definir la política interna de la expansión romana hacia los nuevos territorios que estaba conquistando:

La fundación de Roma se caracterizó por la acogida de los que llegaban, por la concesión de ciudadanía a los vencidos y por el hecho de que los esclavos liberados pasaran a ser ciudadanos. De acuerdo con ello, se exalta el aspecto helenizante de la figura de Augusto, al darle a los orígenes de Roma, sobre los que Augusto sustenta su restauración, una imagen completamente griega, en clara oposición a las versiones etruscas sobre los primeros tiempos de Roma. Para él, en cambio, los etruscos son gentes procedentes del norte. En general, Roma significaba, desde su fundación, el equilibrio entre la esclavitud y la libertad, lo que en gran parte explica la estabilidad de la ecúmene romana imperial.[27]

Es interesante cómo Roma vendía su imagen, por un lado era implacable en su poder bélico y por el otro su imagen es tan imponente y tan firme que pertenecer al imperio romano en este tiempo no es una humillación si no un privilegio, el tener la ciudanía Romana era la puerta abierta a oportunidades y privilegios políticos y religiosos.[28]

La ubicación territorial:

La posición geográfica en donde se encuentra Roma en este momento, por decirlo, es estratégico para lograr cumplir con la Ecumene, puesto que su ubicación facilita el centro de operaciones, por su ubicación se presta para manejar las principales vías de mercados del mundo, las vías marítimas y terrestres de la época, es por esto que se dio origen al proverbio popular que dice "Todos los caminos condicen a Roma" ya que en esta época toda la estructura espacial del imperio esta bien estructurada; Además, podía el emperador poseía el dominio de todo el imperio, por su ubicación se facilitó el transporte de tropas y de armamento.

Esta idea tiene evidencia cuando se escucha decir a Acpiano (pref. 7) citado por María José Hidalgo:

Los romanos, a pesar de que poseen lo mejor del mar y de la tierra, prefieren conservar su imperio en el mismo los romanos se sitúan desde el punto de vista espacial como los poseedores de las mejores partes de la geografía, estaban en el centro del mundo, con lo que los demás pueblos asentados en zonas distantes de «este centro del universo» quedan marginados, degradados y considerados como «los otros».[29]

Roma, continuación de la cultura griega

Es muy conocida la realidad de Roma colonizó por la fuerza a Grecia pero, culturalmente, Grecia colonizó a Roma, muchas tendencias y formas de pensamiento Griegos fueron impregnadas en la cultura Romana. Esto se puede explicar analizando que para el mundo Romano la educación era vista con buenos ojos, y la educación la dirigían los griegos, por eso muchos hijos de prominentes estamentos Romanos eran educados por esclavos griegos pero hábiles en los conocimientos de su cultura. Roma considera a la cultura griega superior a la suya, y abre la brecha cultural para que la cultura griega se impregne y enriquezca la suya.

Hablando de Dionicio, un esclavo griego, profesor de retórica e historiador, al cuál la historia moderna le debe mucho de sus escritos para explicar cómo era la Roma en la época de Augusto Cesar y comentado por domingo Plácido sobre el origen de Romana dice:

Roma se define como heredera y separadora de la diversidad cultural del mundo griego. La pretensión de explicar la época de Augusto provoca la necesidad de remontarse a los orígenes para definir mejor ese papel, basado en el helenismo originario.

El objetivo es la búsqueda de un equilibrio entre el sistema helenístico, que mantiene a las poblaciones libres sometidas, y el sistema esclavista dotado de la práctica de la manumisión y la ciudadanía.[30]

Por lo tanto si se habla de Ecúmene, la idea es similar. ¿Dónde surgió la idea de Ecúmene? Lo cierto es que la palabra Ecúmene se originó en Grecia al respecto Domingo plácido dice que Ecúmene "se trata de un concepto recibido de la civilización griega, potenciado gracias al imperialismo romano que en gran medida servía de tema básico para su obra historiográfica."[31]

¿Existió ecumenismo en el imperio romano?

Comprendiendo lo estudiado en esta monografía, queda esta pregunta por responder: Se partirá a responder de la premisa en que Ecúmene salió de la cosmovisión religiosa griega, es decir se gestó en la mentalidad griega se muestra así como la esperanza del cumplimento de la profecía sobre ecúmene es decir, todo le mundo bajo un solo dominio y cultura.

Pero esta "profecía" por así decirlo, casi desaparece con la declinación del imperio griego, pero con el tiempo al ver que la cultura se impuso sobre Roma (aunque militarmente fue lo contrario). Así que "los griegos deben seguir el modelo romano y someterse para ello voluntariamente a la hegemonía, sobre todo en su punto culminante representado por Augusto, creador de la unidad que permite escribir la Historia romana como Historia griega"[32] esto quiere decir que "la ecúmene se materializa con Augusto, pero sobre los modelos griegos, por ser Roma una ciudad griega"[33]

En Roma converge el sueño casi opaco de un pueblo, el Ecúmene, y se puede decir que fue alcanzado. Pero desde el mundo político mezclando la religiosidad como parte de hace uno a un pueblo lo suficientemente heterogéneo.

La transición de la Roma imperial a la Roma papal

El imperio romano surgió con mucha fuerza y permaneció por mucho tiempo, se caracterizo por su poder y dominio en los antepasados. Sin embargo aunque tenía todas esas características este poder imperial empezó menguar hasta el punto de "caer", teniendo en cuenta que su caída no fue total. Esta caída fue una etapa pasada, pero al "caer" pasa a otra etapa la cual se denomina la Roma pero imperial si no Papal. Este decaimiento fue un proceso que inicia en siglo III y finaliza en siglo V.

Rápida Propagación del Cristianismo

Tertuliano (160-220) escribió: "Somos de ayer, y sin embargo llenamos vuestro imperio, vuestras ciudades, vuestros pueblos, vuestras islas, vuestras tribus, vuestros campamentos, castillos, palacios, asambleas y senado." [34]Cuando terminaron en 313 d.C. las persecuciones imperiales, eran cristianos cerca de la mitad de los habitantes del Imperio Romano.

La Conversión de Constantino

En sus guerras contra otros aspirantes al trono, en vísperas de la batalla del puente de Milvain en las afueras de Roma, el 27 de octubre del 312 d.C., vio en el cielo, sobre el sol poniente, una visión de la Cruz, y sobre ella las palabras, "En este signo vencerás." Resolvió luchar bajo la bandera de Cristo, y ganó la batalla. Fue el punto crucial de la historia del cristianismo. [35]

El Edicto de Tolerancia

En el 313. Mediante este edicto Constantino dio "a los cristianos y a todos los demás plena libertad de seguir aquella religión que cada uno escoja," primer edicto de esta naturaleza en toda la historia. Fue más allá : favoreció a los cristianos en todas formas ; llenó de ellos muchos puestos prominentes ; eximió de impuestos y del servicio militar a los ministros cristianos; impulsó la construcción de iglesias ; hizo del cristianismo la religión de su corte; emitió en el año 325 una exhortación general a todos sus súbditos a que abrazaran el cristianismo; y por cuanto la aristocracia romana persistió en adherirse a sus religiones paganas, trasladó la capital a Bizancio, llamándola Constantinopla. La "Nueva Roma" y capital del imperio cristiano. Es interesante notar lo que dice Andre Piganiol:

Cosntantino vencedor en las puertas de la Roma, fue recibido como un libertador. Hacia principio de febrero del 313 se encontró lo Licinio en Milán. Se decidió que el edicto de tolerancia, promulgado por Galerio, sería aplicado con perfecto liberalismo; que cada cual podía adorar a su modo "lo que hay de Divino en los Cielos", que los bienes confiscados a los cristianos (aún los que habían sido vendidos) les serían devueltos, así le parecería confirmados con mayor insistencia el retorno a la política tolerante (Piganiol 1961)[36]

Importancia de Constantino en la transición del imperio

Dam Brown el polémico escritor norteamericano, autor del libro "Código de Da Vinci" hace una crítica muy fuerte sobre la incidencia que produjo el gobierno de Constantino en la Iglesia cristiana de este entonces, a tal punto llegan sus acusaciones que afirma que el primer papa fue él mismo y que bajo su gestión en las cosas de la iglesia, estuvieron presentes las modificaciones de las doctrinas fundamentales de la iglesia y se instauraron posiciones oficiales de los sismas religiosos más sobresalientes de este tiempo, frente el Arrianismo y la divinidad de Cristo. Pero cave notar que este controversial autor se ha dado a conocer por el tinte surrealista de sus escritos y es por esto que, sus afirmaciones no tienen relevancia.

Ahora se analizarán algunos movimientos en la gestión de Constantino que abonaron el terreno para que el cristianismo bajo un solo cuerpo visible tomara el poder que más adelante tendría:

Constantino y la Biblia

Dispuso que bajo la dirección de Eusebio los más hábiles copistas hicieran en la mejor vitela 50 ejemplares de la Biblia para las iglesias de Constantinopla, y que se le llevasen a la mayor brevedad en dos carruajes públicos. Posiblemente los manuscritos Sinaítico y Vaticano sean de estos ejemplares. [37]

Constantino y el domingo

Declaró día de descanso el domingo, día de asamblea (de los cristianos. Prohibió el trabajo corriente en él y permitió que los soldados cristianos asistieran a los servicios de las iglesias. Este día de descanso significaba mucho para los esclavos. [38]

El cristianismo, religión de Estado del Imperio Romano

Constantino había hecho que lo fuera en la práctica, pero llegó a serlo oficialmente bajo Teodosio (378-395), quien hizo obligatoria la membresía en la Iglesia. Fue la peor calamidad que jamás le haya sucedido a la Iglesia. Hasta los días de Constantino la conversión era voluntaria, un cambio genuino de corazón y de vida. Pero ahora la conversión obligatoria llenó a las iglesias de gente no regenerada. Compenetró a la Iglesia el espíritu militarista de la Roma imperial. La Iglesia cambió de naturaleza, y sobrevinieron muchos años de abominaciones papales.

Continuando con la idea anterior Norskov Olsen la unificación el estado seculara con la iglesia que patrocinó Constatntino:

Tras declarase Cristiano, Constantino lanzó una decidida campaña de unificación del estado secular con la iglesia Cristiana, a través de los más estrechos vínculos. Mediante un decreto proclamado en año 321, confió a la iglesia el derecho legal de conceder propiedades e impuso la observancia del domingo como día oficial de adoración.[39]

Con la cristianización del Imperio se abolieron la esclavitud, los combates de gladiadores, el infanticidio de los hijos indeseados, y la crucifixión como forma de ejecución.

El primer edificio para iglesia se hizo en el reinado de Alejandro Severo (222-235). Después del edicto de Constantino, comenzaron a hacerse en todas partes.

En otra fuente André Piganiol resume la gestión de Cosntantino en dirección a la iglesia:

Teóricamente, Constantino ha vuelto a colocar a la iglesia Cristiana bajo el régimen de Galieno. Su deseo personal parece haber sido substituir las prácticas groseras del paganismo, condenadas por el varias veces, por una religión filosófica, en la que paganos, esclavos y cristianos podrían comulgar, puesto que sería la religión de la verdad. De hecho, se inclinó cada ves más al cristianismo, sin decidirse, empero, a elevarlo a la categoría de la religión del estado. Se daba el título de "Obispo de ls que están fuera",es decir de los paganos, a quienes él se atribuía l a misión de conducir hacia el verdadero Dios.[40]

La Caída del Paganismo

Teodosio (378-395), al decretar a la Iglesia institución del Estado, suprimió por la fuerza a toda otra religión y prohibió la adoración de ídolos. Bajo sus decretos (375-400), los templos paganos fueron arrasados por turbas de cristianos, y hubo mucho derramamiento de sangre. La Iglesia ya había entrado en la Gran Apostasía.

Ella había conquistado al Imperio Romano; pero en realidad el Imperio había conquistado a la Iglesia, no aboliéndola sino rehaciéndola a su propia semejanza.

La Iglesia Imperial

De los siglos 4o. y 5º, se había hecho una institución completamente diferente de la Iglesia perseguida de los tres siglos primeros. En su ambición de reinar, olvidó y perdió el espíritu de Cristo.

El culto, al comienzo muy sencillo, se desarrolló en ceremonias lujosas, formales e importantes, revestidas de todo el esplendor externo que antes distinguía a los templos paganos.

Los Ministros-Sacerdotes

El término "sacerdote" no se aplicó a los ministros cristianos antes del 200 d.C. Fue tomado del sistema judaico y del ejemplo del sacerdote pagano. Leo I (440-461) prohibió el matrimonio de los sacerdotes, y el celibato clerical se hizo ley de la Iglesia Romana. Pero el celibato ha sido contraproducente. En todos los siglos, la notoria inmoralidad del clero ha sido uno de los escándalos permanentes de la iglesia.

El imperio dividido

Después de la muerte de Constantino el imperio quedó a cargo de sus cuatro hijos (Constante, Constancio, Constantino II, Silvino) cada uno de ellos dominaron cada punto cardinal. Poco a poco los Barbaros fueron tomando poder y se fueron ganando los territorios del imperio que una vez gobernó al mundo. Pero aquí se presenta el relevo de poderes. El imperio Romano llega al ocaso pero su semilla en la parte religiosa se gana el poder y ahora bajo la diplomacia y la promoción de sus valores se gana influencia sobre el mundo de aquel entonces.

El origen del poder temporal de los papas, y los estados de la iglesia está estrechamente relacionado con las invasiones de los bárbaros a Italia y a Europa occidental. Los estados pontificios se remontan a las ruinas de la Europa occidental.

En los momentos difíciles cuando Roma fue saqueada por Alarico en el año 410, el papa Inocencio I era virtualmente, "gobernador" de la ciudad. A medida que el imperio declinaba, durante el siglo V, el obispo de roma llegó a ser representante de la tradición Romana, la que transfirió a la religión cristiana, con lo cual esta experimentó una romanización. En un discurso dirigido a los habitantes de la ciudad de Roma, el día de la fiesta de San Pedro y San Pablo, pudo decir: "estos (Pedro y Pablo) son los que trajeron la gloria de ser considerados de ser una nación santa, un pueblo elegido, una ciudad y un sacerdocio real para que lleguéis a ser la sede del mundo, por medio de la santa sede".[41]

Occidente, Honorio, 395-342, Arcadio, 395-408, Valentiniano III, 425-455, Caída del Imperio Occidental, 476, a manos de los bárbaros. De las ruinas del Imperio Occidental surgió el imperio papal, y Roma siguió dominando al mundo por muchos años más.

CAPITULO III.

El Vaticano II y el Ecumenismo

Hablando del fenómeno conocido como Ecumenismo, y al compararlo con la historia de la ICAR se puede ver, como a partir del concilio Vaticano II esta ( la ICAR) tuvo un giro sustancial respecto a la forma como venía trabajando con las religiones protestantes. Al respecto del Concilio Vaticano II Estela Alcidéz mencionó:

Protestantes y no cristianos se han entusiasmado con el pontificado de Juan XXIII y con él concilio vaticano II porque el papa no eludió el compromiso de ser Cristianamente caritativa para con los no católicos. En el pasado los católicos y los protestantes se enfrentaban únicamente por escrito pero ahora han comenzado a reunirse y a cooperar personalmente. Varios son los cambios importantes producidos en las actitudes y en actividades.[42]

Un reconocimiento de que somos hermanos separados es decir que poseemos una herencia común de fe en Cristo pero también que los protestantes son "hermanos separados" es decir, en ciertos puntos cruciales aun en las palabras, creo estamos profundamente separados en la interpretación de esta herencia (ICAR).

El papel del obispo de roma en la iglesia universal sobre todo después de las definiciones del vaticano hay que destacar dos causas:

1) en la evolución histórica es muy diferente en el oriente y en occidente en virtudes en la cual este se vio obligado a presenciar el ministerio del obispo de Roma dentro de la iglesia universal, a causa de su propia problemática.

2) el lenguaje teológico fuentes de malos entendido, por el hecho de la utilización parcial, acá y allá, de una misma tradición común. Se trata, pues, de conseguir la complementariedad, por encima de las disparidades superficiales.[43]

Si la enumeración de los problemas es aquí más breve, sin embargo nos enfrentamos ahora con un punto culminante de la coyuntura ecuménica del próximo oriente que exige una modificación.

La falta de unidad interna de la iglesia católica en el próximo oriente. Es decir, la rivalidad entre los diversos ritos: católicos unidos, maronitas, latinos. Esta fragmentación afecta todos los planos de la vida de la iglesia.

"La falta de pensamiento y de estudio teológico. Los cuadros de clero formados en Roma se han especializado casi exclusivamente en derecho canónico, lo cual se considera aquí como una táctica muy sutil pero muy eficaz para la latinización lo que se ha formado en el país son extraños a los grandes movimientos actuales de la teología católica".

Un cierto temor de Roma, bastante más en armonía con una eclesiología de comunión en la caridad, paralizar a menudo la buena voluntad de las comunidades católicas orientales, Miedo a la declaración por las personas influyentes es el deseo de complacer con frecuencia. Al respecto la página web ecuménica www.todosuno.org/ecuquees6.htm habla:

Las cosas comienzan a cambiar al filo del Concilio Vaticano II (1962-1965). Su Decreto sobre el Ecumenismo se convirtió en la declaración oficial del compromiso de la Iglesia Católica Romana con el Movimiento Ecuménico.Muchas organizaciones ecuménicas nacionales y regionales incluyen hoy a la Iglesia Católica entre sus miembros; y muchas iglesias miembros del CMI han participado en diálogos teológicos oficiales con la Iglesia Católica. [44]

Tras detenida reflexión, a principios de los años setenta la Iglesia Católica Romana decidió no adherirse al Consejo Mundial de Iglesias, pero sigue habiendo una colaboración constante entre ambas instituciones en muchos terrenos, en particular, en la Comisión de Fe y Constitución.

"Las visitas oficiales de los papas -- Pablo VI en 1969, Juan Pablo II en 1984 -- a las oficinas del CMI en Ginebra han puesto de manifiesto tanto las promesas como las dificultades de las relaciones entre el Consejo y la Iglesia Católica Romana". Según el Decreto sobre el Ecumenismo, la superación de los obstáculos para alcanzar la unidad de la iglesia requiere algo más que estudios teológicos y negociaciones entre los dirigentes eclesiásticos: No se dará el ecumenismo sin una conversión interior.[45]

Vaticano II. 1962-1965

El gran acontecimiento de nuestra Era Moderna en el ámbito de la Iglesia fue el Concilio Vaticano Segundo, convocado por el Papa Juan XXIII y seguido y clausurado por el Papa Pablo VI.

Se pretendió que fuera una especie de "agiornamento", es decir, una puesta al día de la Iglesia, renovando en sí misma los elementos que necesitaren de ello y revisando el fondo y la forma de todas sus actividades.

Proporcionó una apertura dialogante con el mundo moderno, incluso con nuevo lenguaje conciliatorio frente a problemáticas actuales y antiguas.

Como se puede ver esto ha sido el concilio más representativo de todos. Constó de cuatro etapas, con una media de asistencia de unos dos mil Padres Conciliares procedentes de todas las partes del mundo y de una gran diversidad de lenguas y razas. Aquí en cierta forma la iglesia Católica Romana estaba siendo ecumenismo con otras iglesias.

Es de notar que este papa comenzó con algo que no se había dado en la ICAR, pues fue una de las cosas más importantes como la libertad religiosa, pero es de saber que la iglesia católica romana solo trabaja para su conveniencia. [46]

A lo largo de la década de 1950, los estudios teológicos y bíblicos de la Iglesia Católica comenzó a balancearse fuera de la neoescolástica y la literalidad bíblica de que la reacción a la herejía modernista había impuesto desde el Concilio Vaticano I. Este cambio puede observarse en teólogos como Karl Rahner, SJ, y John Courtney Murray SJ que se parecía a integrar la experiencia humana moderna con el dogma cristiano, así como otros, como Yves Congar, Joseph Ratzinger y Henri de Lubac que se parecía a lo que veían como una comprensión más exacta de la Escritura y los Padres de la Iglesia primitiva como una fuente de renovación ( "ressourcement"). [47]

Comenzaron haber cambios en la iglesia católica que se comenzaron haber en diferentes teólogos de esta, pues su idea era que esta tuviera una idea lo más exacta que fuera a la Biblia.

Al mismo tiempo, los obispos del mundo enfrentan enormes desafíos impulsados por el cambio político, social, económico y tecnológico. Algunos de estos obispos buscando nuevas formas de abordar esos desafíos. El Concilio Vaticano I se habían celebrado cerca de un siglo antes, pero había sido interrumpido cuando el ejército italiano entró en la ciudad de Roma al final de la unificación italiana. Como resultado, sólo las deliberaciones sobre el rol del papado se completaron, con examen de la cuestión pastoral y dogmática sobre la Iglesia entera dejado de hacer.

Aun los teólogos de la iglesia católica con cargos altos, tuvieron que acoplarse a los cambios que estaban ocurriendo, pues cualquier cambio que ocurra en de una manera o otra, afecta a este sistema religioso, pues la tecnología, las comunicaciones y la economcía, entre otras son factores a la cual la iglesia debe de adaptarse y esto le costó ciertamente su tiempo.

Pope John XXIII, sin embargo, dio aviso de su intención de convocar el Consejo el 25 de enero de 1959, menos de tres meses después de su elección en octubre de 1958. Este repentino anuncio, que cogió por sorpresa a la Curia, hizo poco comentario oficial inicial del propio seno de la Iglesia. Reacción al anuncio de los líderes fue generalizado y en gran medida positiva, tanto religiosos como seculares fuera de la Iglesia Católica, y el Consejo fue formalmente convocada por la Constitución Apostólica Humanae Salutis el 25 de diciembre de 1961. En varias discusiones antes del Consejo convocó en realidad, el Papa Juan dice a menudo que era el momento de abrir las ventanas de la Iglesia para dejar entrar aire fresco. Es por esa razón que la iglesia católica llego a un acuerdo de invitar a otros cristianos fuera de la Iglesia a enviar observadores al Consejo. Aceptaciones procedieron tanto de las denominaciones protestantes y oriental iglesias , con el fin demostrar que ellos son una iglesia que quiere la unidad y no la de subunidad entre todas.[48]

Problemas relativos al ecumenismo

"Además del aspecto político del confesionalismo, hay que destacar el aspecto eclesiásticco: el problema de la unidad cristiana no se plantea tanto como de la coordinación entre la iglesia locales, sino bajo la forma de la coordinación entre la iglesia, de la coexistencia facunda de muchas comunidades rituales sobre un mismo territorio".

Entre los católicos, el concilio ha iniciado un pequeño cambio en los sentidos, pero en los hechos no se ha traducido a un en nada de efectividad. Así, a pesar de los acontecimientos.

El sumo pontífice Juan XXIII, en el radio mensaje del día 11 de septiembre de 1962, insistió sobre dos problemas ante todo los que se refiere a la paz de éntrelos pueblos o nadie que no deteste la guerra; nada por encontrarlo ansié la paz. Pero, la paz sea por la iglesia, puesto es la madre de todos. Ella, por boca de los sumos pontífices, nunca ha dejado de manifestar públicamente su amor y su fan de paz, mostrándose dispuestamente prestar su ayuda ceficaz a cualquier propósito sincero. Ella pone todo su empeño en la unión de los pueblos y en suscitar entre ellos un mutuo y reciproco a precios de obras y de sentimientos.[49]

La ICAR dice ser la "madre iglesia" y es por esta razón que se preocupa por la paz y su objetivo es lograrla, la ICAR propone que la mejor manera, es que se vuelvan a unir a ella.

"La encuesta ha mostrado de forma evidente que en todo el mundo el decreto ha contribuido a una mejora radical de las actitudes católicas con respecto a los demás cristianos; se ha superado en gran parte la actitud polémica que predominaba en el pasado. Los católicos han adoptado una actitud positiva en lo que atañe al compromiso ecuménico".

Pues el plan de la iglesia es que las demás iglesias se unan a ella, pero ella en ningún momento tienen la intensión de unirse a las otras, aunque la iglesia católica poco a poco ha ido demostrando que está de acuerdo con el ecumenismo.

Pues ellos desean conocer más a las otras Iglesias y comuniones cristianas, y por lo general están dispuestos a participar en actos y encuentros ecuménicos, especialmente cuando se trata de orar juntos por la unidad.

El ecumenismo espiritual es una actividad muy gceneralizada. Además de la Semana de oración por la unidad de los cristianos, que sigue siendo el momento principal de la actividad ecuménica, casi por doquier se han multiplicado las celebraciones comunes de las más importantes fiestas y conmemoraciones litúrgicas, así como de las festividades civiles, nacionales o locales. Por doquier se suelen compartir lugares de culto. Dos terceras partes de las respuestas al cuestionario se han referido a la colaboración ecuménica en el ámbito parroquial y a la publicación de orientaciones para la actividad ecuménica en las regiones respectivas. Por lo general, se puede asegurar que en la Iglesia prosigue y se difunde cada vez más el deseo de vivir el compromiso ecuménico impulsado por el concilio Vaticano II. [50]

De manera que se puede ver que la iglesia católica cada vez a tratado de hacer convocatorias de oración con otras iglesias como lo ha ordenado el vaticano II para tener un mejor ecumenismo y una manera otra una mejor espiritualidad, para resolver los problemas de ecumenismo y de mostrar que lo que quieren es la unidad.

Durante la Edad Media y por varios siglos más, el catolicismo romano fue tenido por los gobiernos seculares como la única y verdadera iglesia cristiana, los emperadores temblaban ante la amenaza de excomunión por el Papa, pues sólo los "herejes" creían que fuera de tal iglesia había salvación. El ser excomulgado significaba la condenación eterna y sin esperanza y esa amenaza dio a la iglesia casi un poder absoluto. El dominio de Roma no fue ya más a través del poderío militar, pues las legiones romanas dejaron de existir. Su poder para gobernar al mundo fue ejercido por una jerarquía religiosa la cual afirmaba haber heredado las llaves del reino dadas por nuestro Señor al apóstol Pedro.

El gobierno de esa época y la gente de aquella tenían un pensamiento bastante estricto, pues ellos pensaban que la iglesia católica era la única que podía ofrecer la salvación eterna pues solo ella era la iglesia de Cristo.

En 1798 el romanismo perdido la totalidad de su poder su soberbia y despotismo fue callado, su poder dictador disuelto, pero en 1929 el dictador Italiano Benito Mussolini le entrega 45 hectáreas de tierra y firman un tratado, que fue el inicio para el resurrección del romanismo, ahora la iglesia católica apostólica y romana; ya no era la misma como en épocas de antaño, el protestantismo ya estaba consolidado millones por el mundo sabían y recordaban lo que sufrió el viejo mundo en manos del papado.

EUA la nación protestante más fuerte, no quería relaciones con la iglesia papal, se crearon leyes mundiales sobre derechos humanos que reprimían actuar al papado como le satisface a saber: el despotismo. La iglesia papal promovió entre sus adeptos a calificar a todas las iglesias protestantes como sectas, pensando así desprestigiar al protestantismo, exponiendo una vez más su intolerancia, pero despojado del brazo protector del poder civil es inservible todo acto de intolerancia que pretenda.

"La pregunta que nos hacemos es ¿Por qué la iglesia papal desea la unión con las "sectas"? ¿Por qué la iglesia católica ahora busca el ecumenismo? a través de los siglos la iglesia católica se negó a conversar en forma ecuménica con los grupos cristianos disidentes. Esto se debió a que eran voces aisladas, insignificantes ante la todopoderosa iglesia".

La iglesia católica en si nunca quiso la unión con otras iglesias pero al darse cuenta que había perdido su poder quiso venir a menospreciar a las demás iglesias, como aquel plan no le funciono, procedieron con un siguiente plan el ecumenismo, pues todas estos problemas ha ido enfrentado la iglesia católica Roma por abuso de poder de esta. Pues ella solo se comunicaba con las demás iglesias era por "sometimiento o la excomunión". [51]

Ecumenismo en el mundo Impulsados por los movimientos ecuménicos de la iglesia católica, las religiones del mundo se han abalanzado en una loca carrera por la unión de todas las religiones es así como se formo: El Concilio Mundial de Iglesias (CMI) se constituyó formalmente el 23 de Agosto de 1948 en Amsterdam, Holanda. Está compuesto de diversas organizaciones, ramas controladas por el CMI. La meta del CMI es unir a todas las religiones del mundo en un solo paquete--o una sola iglesia mundial. Pero para lograr unir juntas a todas las religiones del mundo, estos grupos religiosos deben renunciar a las doctrinas mantenidas que causan diferencias, y que el centro consista en enfocar aquellas creencias que mantienen en común.[52]

Que todas las iglesias para poder lograr sus objetivos y de unirlas deberán renunciar a sus propias doctrinas y establecer nuevas doctrinas comunes que se están realizando esfuerzos por parte de varias iglesias protestantes con el fin de unir y así formar una sola iglesia, con doctrinas comunes. En este proceso que ha ido avanzando a través de los últimos años, vemos por ejemplo como los métodos y formas de a adoración característica de las iglesias evangélicas se ha ido desarrollando en el seno de la iglesia católica. Hoy la iglesia católica llama a las otras iglesias hermanas, y muchos líderes religiosos, católicos y protestantes se han reunido con el mismo propósito.

Esto se debe a que en el apocalipsis, Jesús nos habla que en los últimos tiempos solo abran dos pueblos: Babilonia, y la iglesia de Dios. Dentro de babilonia entra todo el sistema papal y católico así como el protestantismo apostata. Seguiremos viendo cómo se desarrolla a pasos agigantados el ecumenismo, y vemos de esta manera que las profecías bíblicas se están cumpliendo y la venida del Señor Jesús se acerca.[53]

Muchos de sus predecesores dedicaron sus vidas a luchar contra el Islam, al que consideraban el enemigo máximo de la Iglesia, cruzadas sangrientas incluidas. En tierras musulmanas se les temía tanto como a los emperadores cristianos. A Juan Pablo II, en cambio, los musulmanes lo quieren, lo respetan y lo veneran. Jamás un líder católico alcanzó tanta relevancia entre las masas musulmanas como el Papa Wojtyla, al que algunos llaman ya el Papa del Islam.[54]

La iglesia católica con el papa Juan II comenzó a abrir las puertas con respecto a otras iglesias diferentes a ella, esto ha ido abriendo las puertas a la iglesia Roma en cierta manera para poder tener más relación con estas.

El Catolicismo Romano siempre se ha acomodado a sí mismo a las religiones paganas de esos pueblos que "cristianizó". Durante una visita a Nueva Guinea en 1984, el Papa Juan Pablo II presidió una celebración al aire libre de la "Nueva Misa" para los nativos. La misa involucró "bailarines que cabriolaron hasta el altar para la procesión ofertoria, arrojando hacia arriba nubes de humo de color naranja y amarillo, una costumbre pagana para detener los malos espíritus mientras una mujer de 18 años leía un pasaje de las Escrituras ante el altar del Papa usando sus ropas tradicionales (desnuda de la cintura hacia arriba).La misa era indicativo de los esfuerzos de la Iglesia Católica por hacer que sus servicios sean más universales, integrando en su ritual y liturgia elementos de las culturas de los pueblos a quienes los misioneros occidentales les trajeron su religión..."

En un hecho histórico sin precedentes, el papa Juan Pablo II se convirtió en el primer jefe de la Iglesia Católica que ingresa a una mezquita, lugar sagrado del Islam. (es conocido que la fe musulmana blasfema la divinidad de Cristo: no lo considera Dios sino solo un buen profeta) Como si fuera poco, también fue el primer papa que ingresó a una sinagoga judía. Fue en Roma, en 1986. Es de saber que este papa impresiono realmente al mundo entero con su actos humanitarios, en cierta forma parecidos a los de Teresa de Calcuta, pues ella tan fue una mujer de se entrego a la calidad para con los demás.

"El papa Juan Pablo II estuvo en la mezquita de los Omeyas, en la ciudad de Damasco, junto al gran muftí sirio, jeque Ahmad Kuftaro, el 6 de Mayo de 2001. Entre otras cosas dijo:"Es importante que musulmanes y cristianos continúen explorando juntos cuestiones filosóficas y teológicas a fin de obtener un conocimiento más objetivo y completo de las creencias religiosas del otro".

Pues la mejor manera de comprensión recíproca llevará, a nivel práctico, a un nuevo modo de presentar nuestras dos religiones, no en oposición, como ha sucedido demasiadas veces en el pasado, sino a una colaboración para el bien de la familia humana. Pues esto ha sido de mucho proceso para la iglesia Romana pero han ido logrando sus objetivos de reconciliación con las demás iglesias.

Las palabras que introducen nuestro tema fueron pronunciadas por el cardenal Bessarión en el discurso dogmático sobre la unidad de la Iglesia durante el concilio de Florencia [1439], en el que se logró una pasajera unión entre la Iglesia católica y la ortodoxa. Después de más de quinientos años estas palabras continúan teniendo tristísima realidad. ¿Cómo conseguir la unidad entre los cristianos todavía divididos e incluso enfrentados? El 30 de mayo de 1995 fue presentada en el Vaticano y también en Madrid la duodécima encíclica del fallecido Papa Juan Pablo II, que lleva por título ("Que sean uno").

Es la primera vez que una encíclica aborda el tan importante como insoslayable tema del ecumenismo. Con su estilo peculiar el Papa habla de las condiciones y el método a seguir para acelerar el proceso de acercamiento en el que se hallan comprometidas las iglesias, que se preocupan del problema de su desunión. si vemos el 30 de mayo 1995 fue presentado en el vaticano y también podemos ver en Madrid el papa Juan pablo II que lleva por título que sea uno.

En su escrito, el Papa reitera el compromiso adquirido por la Iglesia católica en el concilio Vaticano II, de promover el movimiento ecuménico, tendente a la consecución de la unidad: "El ecumenismo, el movimiento a favor de la unidad de los cristianos, no es sólo un mero 'apéndice' que se añade a la actividad tradicional de la Iglesia. Al contrario, pertenece orgánicamente a su vida y a su acción y debe, en consecuencia, inspirarlas y ser como el fruto de un árbol que, sano y lozano, crece hasta alcanzar su pleno desarrollo".

Pues el objetivo prioritario del Pontificado de Juan Pablo II ha sido desarrollar el Vaticano II, en sus enseñanzas sobre la Iglesia en sí misma y en su relación con el mundo contemporáneo. Por eso mismo se ha prodigado en gestos ecuménicos poniendo en práctica la doctrina contenida en el Decreto y en la Declaración, sobre las relaciones con las religiones no cristianas.

Ciñéndonos al ecumenismo bastará recordar la imagen de Juan Pablo II en la apertura de la Puerta Santa al inaugurar el Gran Jubileo del Año 2000, flanqueado por los representantes de la  Iglesia oriental y del Anglicanismo. Pero aquí interesa exponer con brevedad algunas enseñanzas suyas en varias Audiencias generales, dirigidas precisamente a sensibilizar más a un público amplio, sobre el diálogo ecuménico con los hermanos separados. Sin duda, el ecumenismo constituye también un punto importante en la Iglesia actual bajo el Pontificado de Benedicto XVI, que dedica a ello sus mejores energías.

Toda la doctrina de Juan Pablo II sobre el diálogo ecuménico conjuga la ansiada unidad con la necesaria identidad de la Iglesia de Cristo, que históricamente «subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él, si bien fuera de su estructura se encuentran muchos elementos de santidad y verdad que, como bienes propios de la Iglesia de Cristo, impelen hacia la unidad católica». [55]

El ecumenismo en la ICAR

El Papa Juan Pablo II, invitó a los líderes cristianos de diferentes denominaciones a unirse a él para pedir perdón a Dios por las divisiones ocurridas en el pasado en la Iglesia fundada por Jesucristo y a hacer votos para lograr la unidad en este milenio. "En este año de Gracia, debe crecer en cada uno de nosotros el entendimiento de nuestra responsabilidad personal por las fracturas que han ocurrido en el cristianismo.. El 2000 es una oportunidad dorada para dar un nuevo impulso para lograr un compromiso ecuménico... La esperanza que nace de mi corazón es que en un futuro no muy distante, los cristianos se reconciliarán finalmente y así volverán a caminar juntos, como en un solo pueblo" dijo en un emotivo sermón.

Por Ecumenismo: se entiende el movimiento surgido, por la gracia del Espíritu Santo, para restablecer la unidad de todos los cristianos. Participan en él los que invocan al Dios Uno y Trino y confiesan que Jesús es el Señor y Salvador.

"Casi todos, aunque de distinta manera, aspiran a una Iglesia de Dios única y visible. El Movimiento Ecuménico comenzó oficialmente con el Congreso Misionero de Edimburgo (Escocia) en 1910. Surgió en un ambiente protestante y en un contexto misionero, por la necesidad de presentar un frente unido en los países paganos".

La Iglesia Católica considera la separación de los ortodoxos y los protestantes como una herida profunda infligida a la Iglesia de Cristo. Por lo que al mismo tiempo que las iglesias protestantes, inicia un movimiento a favor de la unidad de los cristianos. [56]La Iglesia católica no estuvo presente en el que puede llamarse el encuentro fundacional del movimiento ecuménico, la Conferencia Mundial sobre la Misión de Edimburgo de 1910. De hecho la Iglesia católica rechazó todas las invitaciones a estar presente en organizaciones derivadas de Edimburgo hasta 1961 (Movimiento ecuménico y Ecumenismo y Consejo Mundial de las Iglesias). Una excepción a esta no implicación de la Iglesia católica en el ecumenismo fueron las Conversaciones de Malinas (1921-1925). Hasta hace unos años atrás la iglesia católica no había querido aceptar el ecumenismo, pues son una organización que son bastantes conservadores.

El Papa concluía: «Sólo hay un modo de promover la unidad de todos los cristianos, y es fomentar el regreso a la única Iglesia de Cristo de los que se han separado de ella; porque de esa única Iglesia verdadera desgraciadamente se apartaron en el pasado». En aquella época para Roma «reunificación» significaba «retorno». Estos sentimientos volverán a encontrarse con frecuencia en los papas posteriores hasta Juan XXIII, incluyéndolo a él.

Aunque esto impidió que los católicos estuvieran presentes en el primer encuentro del Consejo Mundial de las Iglesias, celebrado en Amsterdam en 1948, el Santo Oficio dio permiso el año siguiente, bajo minuciosas restricciones, para que algunos católicos se implicaran en el ecumenismo.

Uno de los acontecimientos más destacados del Vaticano II fue la presencia de observadores de otros organismos cristianos, algunos enviados oficialmente por sus Iglesias, otros invitados por el Secretariado para la unidad. Entre estos observadores había algunos miembros de Iglesias ortodoxas, de varios grupos protestantes, de la Comunión Anglicana y del Consejo Mundial de las Iglesias. Tenían acceso a todos los documentos del concilio y ocupaban un lugar de honor en las sesiones conciliares. Aunque no tenían derecho a dirigirse al concilio, comunicaban sus opiniones al Secretariado para la unidad, que con frecuencia las transmitía a las comisiones conciliares relevantes.

No es fácil exagerar la importancia de estos observadores, ya que con su presencia recordaron diariamente a los padres conciliares la finalidad ecuménica del concilio.

El diálogo ecuménico se ha desarrollado a todos los niveles en los años posteriores al Vaticano II. Es particularmente importante el diálogo que brota espontáneamente cuando los cristianos se encuentran unos con otros y dialogan en ámbitos nacionales o regionales. Pero es quizá el diálogo internacional el que más ha cautivado la imaginación de las Iglesias. Desde el Vaticano II ha habido diálogo teológico bilateral en el ámbito internacional con once organismos confesionales mundiales: las Iglesias ortodoxas, la Comunión Anglicana, la Federación mundial luterana, el Consejo metodista mundial, algunos evangélicos, la Alianza baptista mundial, los Discípulos de Cristo, los pentecostales.

Esto atraído en la iglesia católica un gran avance en cuanto al ecumenismo y relaciones con otras congragaciones a través del dialogo a un nivel internacional pues ha dialogado con otras de nominaciones que son diferentes a la de ella.

"Otro problema es la lentitud a la hora de dar expresión concreta a la unidad que se percibe ya entre la Iglesia católica y otras Iglesias o comunidades eclesiales. Algunos teólogos católicos afirman que se podrían hacer mayores progresos (Ecumenismo y unión), y que algunas de las vacilaciones por parte de las Iglesias, incluyendo la Iglesia católica, deberían superarse".

La conversión del corazón, la apertura a nuevas perspectivas y la disposición a dejarse sorprender por el Espíritu seguirán siendo las virtudes ecuménicas fundamentales. El ecumenismo espiritual (Ecumenismo y espiritualidad) es vital, ya que los obstáculos para la unidad sólo podrán ser superados con el poder el Espíritu Santo.[57]

Conclusión

La historia de un imperio tan grande, tan ostentoso, tuvo tanta influencia en los puntos contemporáneos de la maldad. En sus momentos de esplendor nadie escapó a un régimen de esa magnitud, y hoy, se puede ver a esa influencia aun en su vigor tomando fuerza en las instituciones religiosas de cada nación e incluso de las instituciones políticas. Al terminar de realizar este rastreo bibliográfico se llega a las siguientes conclusiones:

Roma desde sus más humildes comienzos, ha dado importancia a lo religioso de su pueblo, las políticas religiosas eran lo suficientemente efectivas que lograron la unión del imperio más heterogéneo culturalmente. En sus diversas faces de su desarrollo Roma ha reconocido que la fuerza de un pueblo está marcada por la firmeza del mismo a sus patrones culturales y religiosos.

La separación del imperio Romano en su etapa económica fuerte, fue un duro golpe para la historia del desarrollo socio-económico de la humanidad, no obstante el Soberano el cielo y de la tierra así lo decidió. Cuando Roma cayó como imperio político, surge una Roma religiosa pero en sí misma con la esencia del poder imperial, su expansión es ahora de manera sugestiva y sutil, y aparentemente como una Roma indefensa y llena de religiosidad, con planes sorprendentes en sus fines maléficos.

Roma en su fase como imperio se mantuvo bajo la política ecuménica para mantener su poder como imperio y en su gran realidad esto tuvo gran resultado,

La idea de ecumenismo y todo lo que significa esta palabra, nace en la cuna del pensamiento griego, luego es arraigado en el pensamiento romano, y de allí pasa a la religión, esta palabra a través de la historia ha presentado algunos cambios en su significado, pero sin negar estos cambios hoy su significado responde de manera similar a cuando se concibió.

Roma en la historia presenta un "modus operandi" de la misma forma que la presenta la ICAR. Por ejemplo, cuando Roma Imperial estaba perdiendo poder, abrió las puertas a la religión cristiana, así mismo se puede decir con la ICAR, cuando analizó que su condición dominante sobre el mundo estaba comprometida por el mundo protestante, en el concilio Vaticano II midió la posibilidad de abrir las puertas al protestantismo. Aunque no se debe pasar por alto el hecho que la iniciativa ecumenista es originario en el mundo protestante, sin embargo la ICAR ha sido un invitado muy importante en el movimiento ecuménico actual.

Bibliografía

Aimad Andre y Auboyer Geannine, Roma y su Imperio (España: Editorial: Ediciones Destino, 1960)

Aimard Andre y Auboyer Geannine,

Bueno Ortuño j, El Ocaso de los Imperios tomo 5 (España: ediciones Martínez Roca, S.A, 1970).

D.R.J.P.V.D. Balsdon, Roma Historia de un Imperio (Madrid: ediciones Guadarrama, 1970)

Goetz, Walter, Historia Universal tomo dos, (Madrid: editorial Espasa-Calpe S.A. 1933)

José Bueno La Caída del Imperio Romano (España: Ediciones Martínez, 1970)

Miguel Arjona, Historia de la Cultura vol 1(Madrid España: Ediciones y Publicaciones Española, 1973).

Serie: El Hombre y su Huella en la Historia Universal (Colombia: editorial Voluntad Editores, 1990)

Guía educativa preparada para sexto de bachillerato, Civilización 6, (Bogotá Colombia: Editorial Norma S.A, 1990).

Pablo Casas, comenta el libro escrito por Jhon Scheid, La religión en Roma, (Madrid: editorial clásicas. 1991) Documento requisito académica para la universidad O. CESTRADE. España.

Walter Goetz, Historia Universal tomo dos, (Madrid: editorial Espasa-Calpe S.A. 1933).

Carlos Arboleda Mora, El Ecumenismo en preguntas (Medellín Colombia, Editorial Pontifice Bolivariana, 2003).

María José Hidalgo de la Vega, Ecumenismo Romano: Entre utopía y realidad (Catedrática de historia antigua: Universidad de Salamanca, 2008).

Schiavone: La storia spezzata. Roma antica e Occidente moderno. (Roma-Bari, Laterza, 1996).

Pablo Casas, comenta el libro escrito por Jhon Scheid, La religión enroma, (Madrid: editorial clásicas. 1991).

José Hidalgo de la Vega, Ecumenismo Romano: Entre utopía y realidad (Catedrática de historia antigua: Universidad de Salamanca, 2008).

Domingo Placido Suarez, El ecumenismo Romano a la luz de la historiografía griega: Dionicio de Alicarnaso Archivo en internet, http://cisne.sim.ucm.es/search*spi/

(consultado: 27 septiembre 2009).

Henry H. Halley, compendio manual de la Biblia, http://www.ntslibrary.com/PDF%20Books /COMPENDIO%20MANUAL.pdf (recuperado septiembre 2009)

Serie: El Hombre y su Huella en la Historia Universal (Colombia: editorial Voluntad Editores, 1990).

André Piaganiol, Historia de Roma,(Buenos Aires, Argentina: EUDEBA, 1961).

Norskov Olsen, supremacía papal y libertad religiosa (Miami Florida, Asociación publicadora Interamericana, 1992).

 

 

 

 

Autor:

Oscar Muñoz

Hellen Torres

David Giraldo

Wilbert Carrasco

Leonardo Bedoya

Carolina Sepúlveda

Miguel Quiñones

Franklin Alain

Medellín

2009

UNIVERSIDAD ADVENTISTA DE COLOMBIA

FACULTAD DE TEOLOGÍA

[1] Palabras mencionadas en las clases de Historia Cristiana, dada por Mg. Jonatán Márquez. cuarto semestre de Licenciatura en teología. 2007. Corporación universitaria Adventista

[2] Bueno Ortuño j , El Ocaso de los Imperios tomo 5( España: ediciones Martínez Roca, S.A, 1970),7.

[3] Aimad Andre y Auboyer Geannine, Roma y su Imperio (España: Editorial: Ediciones Destino, 1960), 112.

[4] Miguel Arjona, Historia de la Cultura vol 1(Madrid España: Ediciones y Publicaciones Española, 1973), 46.

[5] Aimard Andre y Auboyer Geannine, 143

[6] Serie: El Hombre y su Huella en la Historia Universal (Colombia: editorial Voluntad Editores, 1990) 67

[7] José Bueno La Caída del Imperio Romano (España: Ediciones Martínez,1970), 25

[8] D.R.J.P.V.D. BALSDON, Roma Historia de un Imperio(Madrid: ediciones Guadarrama,1970),17-18

[9] Walter Goetz, Historia Universal tomo dos, (Madrid: editorial Espasa-Calpe S.A. 1933), 288-289.

[10] Pablo Casas, comenta el libro escrito por Jhon Scheid, La religión en Roma, (Madrid: editorial clásicas. 1991) Documento requisito académica para la universidad O. Cestrade. España

[11] Guía educativa preparada para sexto de bachillerato, Civilización 6, (Bogotá Colombia: Editorial Norma S.A, 1990), 260-261.

[12] Íbid.

[13] Goetz, Walter, Historia Universal tomo dos, (Madrid: editorial Espasa-Calpe S.A. 1933), 508.

[14] ´Íbid.

[15] Pablo Casas, comenta el libro escrito por Jhon Scheid, La religión enroma, (Madrid: editorial clásicas. 1991) Documento requisito académica para la universidad O. Cestrade. España

[16] Íbid. 3

[17] D.R.J.P.V.D. Balsdon, Historia de un imperio, (Madrid: Ediciones Guaderrama. 1970), 308.

[18] Pablo Casas, comenta el libro escrito por Jhon Scheid, La religión enroma, (Madrid: editorial clásicas. 1991) Documento requisito académica para la universidad O. Cestrade. España. 4

[19] Ibíd. 4

[20] Ibíd. 7

[21] Ibíd. 8

[22] Carlos Arboleda Mora, El Ecumenismo en preguntas ( Medellín Colombia, Editorial Pontifice Bolivariana, 2003) 12

[23] Ibíd., 16

[24] María José Hidalgo de la Vega, Ecumenismo Romano: Entre utopía y realidad ( Catedrática de historia antigua: Universidad de Salamanca, 2008) 48, Pdf

[25] Ibíd. 44

[26] Ibíd 48

[27] , A. Schiavone: La storia spezzata. Roma antica e Occidente moderno.( Roma-Bari, Laterza, 1996), 72. Citado en Domingo Plácido Suarez, El ecumenismo Romano desde la perspectiva de la Historiografía Griega: Dionicio de Alicarnaso.

[28] Pablo Casas, comenta el libro escrito por Jhon Scheid, La religión enroma, (Madrid: editorial clásicas. 1991) Documento requisito académica para la universidad O. Cestrade. España. 2

[29] Sobre este pasaje cfr, MILLAR, F., Britannia 13, 1982, pp. 112 ss. Citado por María José Hidalgo de la Vega, Ecumenismo Romano: Entre utopía y realidad (Catedrática de historia antigua: Universidad de Salamanca, 2008) 50, Pdf

[30] Domingo Placido Suarez, El ecumenismo Romano a la luz de la historiografía griega: Dionicio de Alicarnaso Archivo en internet, http://cisne.sim.ucm.es/search*spi/ (consultado: 27 septiembre 2009).

[31] Ibíd.

[32] Ibid.

[33] Ibíd.

[34] Henry H. Halley, compendio manual de la Biblia, http://www.ntslibrary.com/PDF%20Books /COMPENDIO%20MANUAL.pdf (recuperado septiembre 2009)

[35] Serie: El Hombre y su Huella en la Historia Universal (Colombia: editorial Voluntad Editores, 1990) 67

[36] André Piaganiol, Historia de Roma,(Buenos Aires, Argentina: EUDEBA, 1961), 429

[37] Henry H. Halley, compendio manual de la Biblia, http://www.ntslibrary.com/PDF%20Books /COMPENDIO%20MANUAL.pdf (recuperado septiembre 2009)

[38] Henry H. Halley, compendio manual de la Biblia, http://www.ntslibrary.com/PDF%20Books /COMPENDIO%20MANUAL.pdf (recuperado septiembre 2009)

[39] Norskov Olsen, supremacía papal y libertad religiosa (Miami Florida, Asociación publicadora Interamericana, 1992), 45

[40] André Piaganiol, Historia de Roma,(Buenos Aires, Argentina: EUDEBA, 1961), 432

[41] André Piaganiol, Historia de Roma,(Buenos Aires, Argentina: EUDEBA, 1961), 432

[42] Estela Alcidéz, ecumenismo en el mundo. (Barcelona: ediciones Martínez Roca, 1964): 125

[43] Ibíd.

[44] Documento anónimo, ¿Qué es el Ecumenismo? El concilio vaticano II y el ecumenismo. www.todosuno.org/ecuquees6.htm (Website, inter denominacional, recuperado en octubre 2009)

[45] Ibid.

[46]

[47] Documento Anónimo, Concilio Vaticano II, http://www.mercaba.org/ CONCILIOS/C_21.htm (Sitio oficial de la ICAR, recuperado en octubre 2009)

[48] http://translate.google.com.co/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://en.wikipedia.org/wiki/Second_Vatican_Council&prev=/translate_s%3Fhl%3Des%26q%3DEL%2BVATICANO%2BII%2BY%2BEL%2BECUMENISMO%26tq%3DVatican%2BII%2Band%2Becumenism%26sl%3Des%26tl%3Den (Recuperado Octubre 2009)

[49] Ibíd.

[50] Ibíd.

[51] ." Time Magazine, 16 de Marzo de 1942, pp. 44-48.

[52] Ibíd.

[53] C:\Documents and Settings\USER\Mis documentos\Ecumenismo - La verdad Presente.htm

[54] Ibíd.

[55] http://arvo.net/san-pablo-ano-jubilar-2008-2009/ecumenismo-en-el-ano-paulino/gmx-niv71-con16652.htm (Recuperado octubre 2009)

[56] http://www.rosario.org.mx/biblioteca/ecumen.htm (recuperado octubre 2009)

[57] http://www.mercaba.org/DicEC/E/ecumenismo_iglesia_catolica.htm (Recuperado en octubre 2009)


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.