Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La riqueza de las naciones (página 2)




Partes: 1, 2


En Glasgow formaba parte de un selecto círculo integrado por intelectuales, científicos y, sobre todo, por destacados comerciantes dedicados al comercio colonial desde que en 1707, a raíz de su unión con Inglaterra, éste quedara abierto para Escocia. Sus ideas y opiniones sobre el comercio y los negocios representaron una información de primera mano para el futuro economista y, en contacto con dicho círculo, conformó las tesis que cristalizarían más adelante en su obra.

El primer libro de Adam Smith,"The Theory of Moral Sentiment" (Teoría de los sentimientos morales), su obra maestra desde el punto de vista filosófico, se publicó en 1759. En ella exponía los principios de la naturaleza humana que guiaban el comportamiento social del hombre, y hablaba por vez primera de «la mano invisible» que sin saberlo y sin proponérselo orientaba el egoísmo humano hacia el bien de la sociedad.

En 1763 recibió una nueva oferta de trabajo que le había de resultar mucho más lucrativa que cualquiera de las tareas que había realizado hasta el momento: preceptor del joven duque de Buccleuch. Renunció a la docencia y en 1764 partió hacia Francia en compañía de su pupilo. En Toulouse pasaron dieciocho meses, en cuyo transcurso Smith combatió el aburrimiento provinciano con la redacción de una nueva obra.

  • VIAJE A FRANCIA

En 1763 abandonó Glasgow y aceptó (por recomendación de David Hume) un empleo en Francia como preceptor del joven duque de Buccleuch, hijastro del canciller del Exchequer Charles Townshend. En Francia conoció a Turgot, Quesnay y otros economistas fisiócratas y enciclopedistas de la época. Residió principalmente en Toulouse y París, ciudad desde la que tuvo que regresar a Londres debido al asesinato del hermano del duque de Buccleuch. En el curso de una corta estancia en Ginebra conoció a Voltaire.

En Francia inició la redacción de su obra más importante, la Investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones (An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations), dividida en cinco libros, que terminó de escribir durante seis años en su pueblo natal de Kirkcaldy, cerca de Edimburgo, y publicó después de una estancia de tres años en Londres, en 1776.

Su principal aportación teórica es el análisis del mecanismo mediante el cual el libre juego de mercado (tanto escala interna como en las relaciones comerciales con otros países) entre los diversos sectores de la economía genera el máximo beneficio económico del conjunto. Como consecuencia, se mostró siempre contrario a cualquier intervención o regulación de la actividad económica, reduciendo el papel del Estado al de garante de las reglas del juego.

Se opuso al mercantilismo al considerar la riqueza de una nación como la producción anual de bienes y servicios («las cosas necesarias y útiles para la vida»), en lugar de las reservas de metales preciosos, y a la escuela fisiócrata al descartar la tierra como el origen de toda riqueza y proponer en su lugar el factor trabajo. A este respecto, Smith incidió en la especialización como el determinante de la capacidad de una sociedad para aumentar su productividad, y en consecuencia, su crecimiento económico.

Estableció una teoría del valor de un bien que distinguía entre su valor de cambio (capacidad de ser intercambiado por otros bienes) y su valor de uso (utilidad que aporta). Con respecto al valor de cambio, su medida era el trabajo útil incorporado en su obtención; es decir, que una mercancía tiene un precio natural determinado por el coste de producción medido en trabajo, y un precio de mercado. En situación de libre competencia, este último convergería hacia el primero.

Adam Smith completó su análisis con una teoría sobre la distribución de la renta que distinguía entre tres categorías de rentas (salarios, beneficios del capitalista y rentas de la tierra), para sostener a continuación que los salarios eran fijados por las leyes de la oferta y la demanda, aunque reconoció la existencia de un valor mínimo de subsistencia por debajo del cual ya no podían descender.

  • OBRAS DE ADÁN SMITH

Fueron dos obras fundamentales:

  • TEORÍA DE LOS SENTIMIENTOS MORALES

La Teoría de los sentimientos morales de 1759 empieza por la exploración de todas las conductas humanas en las cuales el egoísmo no parece jugar un papel determinante, como aseguraba Hobbes. Lo que se expone entonces es el proceso de simpatía (o empatía), a través del cual un sujeto es capaz de ponerse en el lugar de otro, aún cuando no obtenga beneficio de ello. Con esto se busca criticar a la concepción utilitarista, como aparece en Hume. El desarrollo de la obra lleva al descubrimiento del espectador imparcial, la voz interior que dictaría la propiedad o impropiedad de las acciones. Este espectador imparcial puede asociarse al concepto de superyó, de Sigmund Freud.

A lo largo de la obra el autor explica el origen y funcionamiento de los sentimientos morales: el resentimiento, la venganza, la virtud, la admiración, la corrupción y la justicia. El resultado es una concepción dinámica e histórica de los sistemas morales, en oposición a visiones más estáticas como las determinadas por las religiones. En términos filosóficos, la naturaleza humana estaría diseñada para avanzar fines o causas finales que no necesariamente son conocidos por los sujetos, que se guían por las causas eficientes.

  • LA RIQUEZA DE LAS NACIONES

En 1776 A. Smith escribió su obra Una investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (o simplemente La riqueza de las naciones), por la cual es considerado por muchos especialistas el padre de la Economía Política. Esta obra representa el intento por diferenciar la economía política de la ciencia política, la ética y la jurisprudencia. Un elemento fundamental para esta diferenciación fue la crítica al mercantilismo, corriente heterogénea que venía desarrollando nociones económicas desde el siglo XV, más vinculada a los imperios coloniales que a la naciente revolución industrial.

Según la tesis central de La riqueza de las naciones, la clave del bienestar social está en el crecimiento económico, que se potencia a través de la división del trabajo. La división del trabajo, a su vez, se profundiza a medida que se amplía la extensión de los mercados y por ende la especialización.

Una particularidad de la obra es el planteamiento de que, gracias a la apelación al egoísmo de los particulares se logra el bienestar general. Esto es muchas veces interpretado de forma imprecisa como que simplemente el egoísmo lleva al bienestar general. Sin embargo, pasajes tanto de esta obra como de los sentimientos morales dejan en claro que la empatía con el egoísmo del otro (en donde acentúa la siguiente frase: «dame lo que necesito y tendrás lo que deseas») y el reconocimiento de sus necesidades es la mejor forma de satisfacer las necesidades propias.

La obra incluye una filosofía de la historia, donde la propensión a intercambiar exclusiva del hombre se convierte en el motor del desarrollo humano. Esta obra constituye también una guía para el diseño de la política económica de un gobierno. Los beneficios de la Mano Invisible del mercado solo se obtendrán en una sociedad bien gobernada.

Entre sus aportes más importantes se destacan:

  • La diferenciación clara entre valor de uso y valor de cambio.

  • El reconocimiento de la división del trabajo, entendida como especialización de tareas, para la reducción de costos de producción.

  • La predicción de posibles conflictos entre los dueños de las fábricas y los trabajadores mal asalariados.

  • La acumulación de capital como fuente para el desarrollo económico.

  • La defensa del mercado competitivo como el mecanismo más eficiente de asignación de recursos.

CAPITULO 2

Liberalismo económico

  • LIBERALISMO ECONÓMICO

  • El inicio del liberalismo económico está en su lucha contra el sistema económico político absolutista. Con su habitual agudeza Voltaire reívindica la virtud del empresario contra la nobleza ociosa en estos términos: «el negociante oye hablar tan a menudo con desprecio de su profesión que es lo suficientemente tonto como para enrojecer de ella. No sé, empero, quién es más útil a un Estado, un señor bien empolvado que precisamente a qué hora el rey se levanta, a qué hora se acuesta, y que se da aire de grandeza haciendo el papel de esclavo en la antecámara de un ministro, o un negocio que enriquece a su país, desde su despacho dando órdenes a Surate y al Cairo contribuye a la felicidad del mundo.»

  • También tuvieron que luchar contra las teorías mercantilistas que defendían regulación de la economía por el Estado. La libertad económica tiene su base en el conocimiento de la realidad que sólo los empresarios y comerciantes tienen.

  • Durante la primera fase de la Revolución Industrial el liberalismo político define un modelo de Estado; una teoría similar trata de definir un modelo de economía. Se considera a Adam Smith, con su obra La riqueza de las naciones (1776), como el fundador del liberalismo económico y el iniciador del período de los llamados economistas clásicos. El propósito de Smith, como el de los fisiócratas y los mercantilistas, era descubrir el procedimiento de enriquecer al Estado, como demuestra su título, pero llega al convencimiento de que es condición previa el enriquecimiento de los individuos, y éste es el meollo de su obra: "Cuando uno trabaja para sí mismo sirve a la sociedad con más eficacia que si trabaja para el interés social", es su axioma de la armonía entre el interés particular y el general.

  • Adam Smith es el gran panegirista de la libertad económica; para él es inútil la intervención del Estado, que habían predicado los mercantilistas; el orden se establece por sí mismo, por el juego de la oferta y la demanda. Si un producto es solicitado sube el precio y se favorece su elaboración, con lo que todo vendedor es retribuido según la importancia de los servicios que presta; la actividad concurrente garantiza el orden, la justicia y el progreso de la sociedad.

  • La llamada doctrina del laissez faire llena una etapa del pensamiento y de la actividad económica. En su base se esconde una glorificación de la libertad: el mercado se regula por libre concurrencia, el trabajador elige libremente su trabajo, la mano de obra se desplaza libremente, el contrato de trabajo es un acuerdo libre entre patronos y obreros.

  • El papel del Estado se reduce a defender la libertad de una actividad económica autónoma de cualquier regulación política. Los críticos de la escuela clásica distinguieron, como Sismondi, entre la libertad teórica y la real, que suponía igualdad.

  • Laissez faire («dejar hacer, dejar pasar»)

  • Una característica del liberalismo económico es la que indica al Estado que debe «dejar hacer, dejar pasar» es decir no intervenir. El mayor abanderado de esta idea m Bentharn: «el gobierno no puede hacer nada mas que lo que podría hacer para aumentar el deseo de comer y de beber. Su intervención es perfectamente inútil.»" y agrega: «Los impuestos no deben tener otro objeto que su objeto directo: el de producir una renta disminuyendo el gravamen tanto cuanto sea posible. Cuando se quiere hacerlos servir como medios indirectos del estímulo o de restricción para tal o cual especie de industria, el gobierno, como lo hemos visto ya, no consigue mas que desviar el curso natural del comercio y dar la dirección menos ventajosa a los negocios.» ~

  • ¿Cómo es que esta libertad económica absoluta puede regular la economía de una Nación? Mediante la ley de la oferta y la demanda que los liberales clásicos consideran una ley natural, como la que regula el ciclo de las estaciones o la ley de la gravedad. Cuando un producto es demandado por la gente en cantidades superiores a las existentes el precio sube. Al subir algunos compradores se retraen y destinan su dinero a otros productos. Al ver esos precios más altos, los poseedores del capital invierten en producir esa mercadería que ahora se ha vuelto muy rentable y por su competencia hacen que el precio baje. De esa manera la ley de la oferta y la demanda no sólo regula el precio de las mercaderías sino que reasigna el uso de los capitales y la mano de obra a aquellos que más demandan los consumidores Cuando el Estado interviene fijando el precio de un producto, o colocando impuestos diferenciales a determinadas mercadería, destruye ese equilibrio natural y determinados productos sobrarán y otros escasearán. Cada vez que se fijan precios máximos, se produce desabastecimiento.

  • Las leyes del mercado, basadas en el juego de la oferta y la demanda, son la mano invisible que rige el mundo económico y a la larga equilibran la producción y el consumo de los diversos artículos. Toda barrera artificial, incluso entre las naciones, que dificulte las leyes de mercado, debe ser abolida; se postula el incremento del comercio internacional, principio que casa perfectamente con las necesidades de las potencias industriales.

  • Para decirlo en términos más modernos, el Estado se debería limitar a mantener el orden y hacer cumplir los contratos que las partes firmen libremente. Todo lo demás debería quedar librado a las leyes de la economía. Cada individuo deberá trabajar y ahorrar  para educar a sus hijos, para enfrentar enfermedades y accidentes, y para mantenerse en la vejez y la invalidez.

  • Se considera factor imprescindible del desarrollo la acumulación de capital, al que se exalta como rector y benefactor de la sociedad. Adam Smith escribe: "La industriosidad de la sociedad sólo puede aumentar en proporción al aumento de su capital". De esta forma la doctrina del beneficio ilimitado queda canonizada.

  • El pensamiento liberal centra su preocupación en la trilogía ganancia, ahorro, capital. El interés individual y el social coinciden siempre, asegura Adam Smith; más lejos llega Malthus cuando condena la asistencia a los desvalidos por ser perjudicial para la sociedad; la felicidad general no sería posible "si el principio motor de la conducta fuera la benevolencia".

  • La ideología del liberalismo económico favoreció el proceso de industrialización, la creación de mercados mundiales, la acumulación de capitales, el surgimiento de empresas gigantescas, dimensiones todas que se reflejan en la segunda fase de la Revolución Industrial; pero separó la ética de la economía y se despreocupó de los problemas sociales de la industrialización.

  • Individualismo Económico: Cada individuo en particular pone todo su cuidado en buscar el medio más oportuno de emplear con mayor ventaja el capital de que puede disponer. Lo que desde luego se propone es su propio interés, no el de la sociedad en común: pero estos mismos esfuerzos hacia su propia ventaja le inclinan a preferir, sin premeditación suya, el empleo más útil a la sociedad como tal.

  • Todo sistema de preferencia extraordinaria o de restricción, se debe mirar como proscrito, para que de su propio movimiento se establezca el simple y obvio de la libertad labrantil, mercantil y manufacturante.

  • Todo hombre, con tal que no viole las leyes de la justicia, debe quedar perfectamente libre para abrazar el medio que mejor le parezca para buscar su modo de vivir y sus intereses; y que puedan salir sus producciones a competir con las de cualquier otro individuo de la naturaleza humana.

Monografias.com

  • ADAM SMITH: La riqueza de las naciones (1776).

  • Adam Smith: El gran economista nació en una pequeña ciudad pesquera próxima a Edimburgo. Estudió en las Universidades de Glasgow y Oxford y fue catedrático de Glasgow y tutor, en Francia, del duque de Buccleuch. En 1776 se publicó su obra más importante: La riqueza de las naciones. De esta obra magna se han destacado tres cosas: la abundancia de sus datos económicos, reunidos a lo largo de muchos años de lecturas; el esfuerzo por interpretar esos datos, presentando la naturaleza del proceso económico en términos de competitividad y mercado; la severa crítica del gobierno y la sociedad, abogando por cambios que permitieran el progreso de las naciones. Su influencia sobre el pensamiento económico posterior ha sido gigantesca.

  • Ideas Básicas del Liberalismo Económico:

  • Para los fisiócratas el origen de la riqueza de un estado es la tierra y su explotación, para los mercantilistas el origen de la riqueza en la exportación (venta) de su producción y la acumulación de capital y para los liberales el origen de la riqueza es el trabajo.

  • Afirma que el hombre busca el reconocimiento social, y que además es un ser ambicioso y egoísta, que desea crecer y progresar para lograr un bienestar. Pero no puede lograrlo individualmente por lo que se relaciona socialmente tratando de obtener mercancías que algunos de sus semejantes ya poseen. Para ello agudiza su ingenio y usa su talento y conocimiento para producir otras mercancías que a otros les puede interesar y así poder intercambiarlas o venderlas. Nace de esta manera el mercado comercial.

  • Para producir esas mercancías debe trabajar, por lo tanto el origen del progreso económico es el trabajo.

  • Debe fabricar gran cantidad de esos productos para obtener mayores ganancias y de esta manera deber organizar el trabajo, lo que obliga a la eficiencia y productividad.

  • El salario es lo que paga a un obrero por su trabajo y la ganancia es lo que obtiene de la venta de los productos fabricados.

  • La cantidad de trabajo que se emplea para producir un producto es el precio natural o el precio mismo. La ley de oferta y demanda determina el precio efectivo de ese producto. El mercado se auto-regula de  forma transparente , es "como una mano invisible" que va acomodando los precios de las mercancías en venta.

  • La acumulación de esa ganancia es el motor del capitalismo que lleva al progreso de la sociedad. Buscando el propio bienestar va construyendo una sociedad mejor.

  • Para que el sistema funcione es fundamental  que la sociedad esté ordenada y en armonía y el Estado debe garantizar ese orden mediante una Constitución.

  • El Estado no debe intervenir en la economía, "dejar hacer, dejar pasar", producir y exportar sin barreras y regulación

  • ADAM SMITH.

La importancia de la aportación de Adam Smith puede sintetizarse diciendo que es el enfoque individualista de la economía que suple al estadista, que a grandes rasgos había sido el dominante durante muchos siglos, acabando así con el intervencionismo estatal.

La obra fundamental de Smith, se basa en el estudio de la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones en el que puso las bases sobre las cuales tiempo después se habría planteado el liberalismo. Como la riqueza de las naciones trata sobre las causas que originan la capacidad distribuye la riqueza entre el pueblo, y lo divide en 5 tomos; en el primero señala las ventajas de la división del trabajo, y desde su punto de vistas se dice que si cada hombre interviene en las fases de la producción, esto haría que se generara más capital, ya que el intervenir en todo el proceso, se consigue que los operadores sean más diestros, se economiza tiempo y se permite que los trabajadores aprovechen su capacidad de inversión para crear instrumentos que faciliten el trabajo.

El tomo dos habla de la naturaleza, acumulación y empleo del stock (capital). En los primeros capítulos habla del capital del dinero y de la acumulación del capital.

El tomo tres trata de los diferentes progresos de la opulencia en distintas naciones, además que estudia la historia de la industria europea.

En el tomo cuatro profundiza en el tema de los sistemas de economía política, en este libro pone de manifiesto la relación entre progreso económico y trabajo.

En el tomo cinco habla de los sistemas del soberano o de la comunidad de naciones. Es una continuación del tomo cuatro.

PUNTOS IMPORTANTES EN LA OBRA DE ADAM SMITH.

  • DIVISIÓN DEL TRABAJO.

Para Smith, el trabajo viene a constituir la fuente verdadera de la riqueza, pero no cualquier trabajo, sino "el trabajo anual de cada nación".

El pensaba que si se preparaba al hombre para una operación específica dentro de la producción se iba a aumentara la mercancía, en consecuencia el capital, pues el trabajador ahorra tiempo que podría ser utilizado para aumentar el nivel productivo.

Está claro que la división del trabajo constituye una institución, por la cual el hombre crea la riqueza.

La división del trabajo tiene sus ventajas, pero también sus desventajas.

Las ventajas son tres:

  • Adquisición de maestría y destreza, debido a la ejecución de un mismo trabajo.

  • Economía de tiempo, ya que se ahorra el paso de una ocupación a otra.

  • Propensión hacia las invenciones y perfeccionamiento de los bienes.

Es más fácil que esto suceda cuando un trabajador se dedica diariamente a un mismo trabajo.

Las desventajas:

  • Monotonía en el trabajo.

  • Atrofia mental.

Para contrarrestar los efectos negativos de la especialización Smith considera que los trabajadores deben ser instruidos en aspectos elementales como la escritura, la lectura y el cálculo, y para que haya efectividad en la política es precisa que la educación sea impartida por el Estado.

  • TEORIA DEL VALOR.

Adam Smith distingue dos clases de valor en los bienes, un valor de uso y un valor de cambio. El valor de uso consiste en la utilidad de; bien para satisfacer una necesidad; y el valor de cambio en la posibilidad de cambiar un bien por otro bien. El trabajo es el origen y medida de; valor de cambio de una mercancía.

Es cosa bien sabida que el trabajo en sí no puede ser la única fuente de valor ni la única medida del mismo

  • TEORIA DE LA POBLACION.

Smith también habla de la población para él, la población se puede regular en función de la demanda de brazos por parte de la sociedad. Es decir recibe el mismo trato de cualquier otra mercancía. Al aumentar la demanda de brazos, aumentan al mismo tiempo los salarios. Pero sucede también que aun aumento de brazos corresponde una baja de salarios y con ello una disminución de brazos. Aboga por un justo medio, en donde los brazos no sean demasiado numerosos para que los salarios no sean demasiado bajos

  • DAVID RICARDO.

Ricardo, el autor más representativo de la escuela clásica inglesa, nace en Londres el 19 de abril de 1772, y murió a la relativamente a la temprana edad de 51 años.

Escribió varias obras, siendo la más importante de todas aquellas que lleva el título de "Principios de economía política y tribulación fiscal", aparecida en 1871, y la cual puede considerarse como una de las aportaciones más importantes a la revolución de la ciencia económica.

La obra de Ricardo presenta las siguientes características generales: oscuridad en la exposición, hecho que tuvo un impacto negativo entre los intelectuales de entonces; empleo del método deductivo en la investigación, de lo cual la única culpable es la época, ya que toda ella está saturada por el empleo de este método. Las aportaciones de Ricardo hacen evolucionar a la ciencia económica, de forma muy importante. Escribe acerca de varias teorías: valor, renta de la tierra, distribución, salarios beneficios moneda y comercio exterior.

  • EL VALOR.

Consideró que las mercancías tenían dos valores: un valor en uso y un valor en cambio; peor la utilidad que es inherente al valor del uso, de ninguna manera constituye el valor del cambio, aún cuando resulte esencial del mismo. El valor de cambio depende del trabajo necesario para producir una mercancía, pero a la vez también depende de la escasez. Los bienes se pueden clasificar en dos grupos:

De un lado tenemos aquellos bienes cuyo valor depende del trabajo y, por el otro lado están los bienes cuyo valor no depende del trabajo, los bienes que caen dentro del primer caso son los que representan mayoría es decir, el valor de la mayor parte de los bienes económicos tiene como origen el trabajo. El segundo grupo representa minoría, y económicamente hablando, carece de importancia; en este caso, el valor de los bienes no esta determinada por el trabajo, sino por su rareza o por el deseo de adquirirlos.

Las diferencias de la cantidad de trabajo necesario para producir un mismo producto descartan aspectos imposibles de alterar.

  • LA TEORIA DE LA RENTA.

La renta aparece cuando es imprescindible cultivar terrenos de calidad inferior y mal situados, como consecuencia de un aumento en la población, a fin de satisfacer necesidades de las personas excedentes, "La escasez comparativa de los terrenos más fértiles es la fuente de la renta".

El precio de los productos agrícolas en igualdad de condiciones, se determina por el precio de aquel producto que haya costado más trabajo producirlo, es decir el obtenido en condiciones más penosas o más desventajosas.

Para evitar el uso constante de tierras que tienen diferente calidad, Ricardo señala tres procedimientos:

  • Cultivar intensivamente las tierras más viejas. Esta medida solo puede llevarse a cabo hasta cierto punto, debido a la probabilidad de que resulte contraproducente.

  • Practicar la rotación de cultivos.

  • Pagar renta por los terrenos más próximos al mercado. Si no se quiere echar mano de tierra de inferior calidad, hay que pagar por el uso de mejores.

  • MECANISMOS DE LA RENTA.

Funcionamiento:

  • Tierra. Hay cinco categorías de tierra.

  • Producción. Aplicando la misma cantidad de capital y trabajo, la producción disminuye a medida que disminuye la fertilidad de la tierra.

  • Renta. Indica el cambio que experimenta la tierra a través de cinco etapas, correspondientes a cinco categorías de tierra.

  • Costo. Las cinco categorías de tierra dan lugar a cinco costos diferentes del producto, pero en el mercado del precio se determina por el costo más elevado, entonces el costo va disminuyendo a medida en que se va fertilizando la tierra.

  • LEY DEL RENDIMIENTO NO PROPORCIONAL.

Intimamente ligado al problema de la renta de la tierra se encuentra lo referentemente a sus rendimientos:

La causa de los rendimientos decrecientes es el número de la población, Ricardo observó que, en Inglaterra, cada vez más se hacia uso de la tierra en forma intensiva y que sus productos no siempre estaban en proporción en aumento de la dosis de capital y trabajo.

La ley puede formularse de la siguiente manera "si a una cantidad fija de tierra se agrega dosis sucesivas de mano de obra, capacidad, en un principio el rendimiento será más que proporcional; y por último menos que proporcional"". En palabras más sencillas podemos decir: ""mas trabajo y más gastos aplicados a la tierra no tiene un beneficio equivalente".

  • TEORIA DE LA DISTRIBUCION.

  • Rentas.

"La renta tiende a subir"". Como la renta está íntimamente ligada a la producción agropecuaria, resulta que a medida que aumenta la demanda de sus productos consecuencia de aumento de población o aumento de sus necesidades, la producción de los mismos no puede creer en la misma producción. Pensaban que la mayor dificultad estribaba en precisar como se repartía el ingreso nacional entre los latifundistas, trabajadores y capitalistas y para desarrolla éste desarrolló teorías sobre la renta, los salarios y las ganancias, amen de tesis adicionales sobre las tres leyes de la distribución que regularían a largo plazo las tendencias de ""la renta, salarios y las ganancias, sin hablar de proposiciones colaterales, para explicar las diferencias entre la renta, los salarios y las ganancias en las diversas ramas de la ocupación"".

  • Salario.

Ricardo distingue dos clases de salario: salario nominal, y el salario real. La ley del salario nominal se puede enunciar así ""el salario nominal tiende a subir ligeramente"", y nivel muy bajo, determinado por el mínimo necesario para subsistir. Los salarios nominales también pueden elevarse de vez en cuando, aunque este método de ninguna manera mejora la condición económica de los trabajadores debido a que los salarios reales no suben.

  • Beneficio.

Para Ricardo la tasa de beneficio, o sea la renta del capital, tiende a disminuir. Ricardo estaba seguro de la existencia de un antagonismo sin remedio entre los salarios y el beneficio, éste no podía aumentar y viceversa

  • COMERCIO INTERNACIONAL.

La principal aportación de Ricardo a la economía, es la de haber descubierto el mecanismo de movimiento de mercancías, así como el haber determinado el papel que la moneda juega en dicho movimiento, explicando la forma en que esta va y viene durante las transacciones.

  • ADAM SMITH Y EL LIBERALISMO ECONÓMICO

Adam Smith, conocido como el padre de la economía, muestra a lo largo de su obra una marcada visión liberal que surge como respuesta a las condiciones históricas de finales del siglo XVIII, donde se atacó el sistema mercantilista a través de la doctrina del laissez - faire, por medio de argumentos en favor de una economía regulada por leyes naturales que le permitían conducirse ""por la acción de una mano de una mano invisible"" hacia su óptimo desarrollo.

A continuación se analizarán, en primera instancia, las causas que condujeron a Adam Smith a hacer abstracción del dinero y demás instituciones del análisis teórico, para considerar luego su validez o no en el contexto de una nueva construcción teórica en consideración del dinero, que surge en contraposición al análisis real dominante. También se presentará la idea de gravitación en Smith, incluyendo el concepto de valor y su manifestación en el precio y la descripción del mecanismo de mercado.

Elección de un análisis real y el problema del numerario

La construcción de la teoría del valor y los precios de Adam Smith y en general de la visión ortodoxa parte de la existencia de un mundo de bienes y agentes económicos: el análisis se hace por fuera de cualquier realidad institucional, lo que implica la ausencia del dinero, razón por la cual a dichos bienes se les concede la cualidad de tener poder de compra sobre los demás. Así, con esta propiedad intrínseca que les permite enfrentarse directamente sin necesidad de un medio de cambio - institución dinero - que actúe como intermediario entre ellos, se trató de explicar el funcionamiento de la sociedad mercantil como regida por leyes naturales. La elección de Smith - entre dos formas posibles de construcción teórica en economía: monetaria o real - de un análisis por fuera de las instituciones, obedeció a razones tanto lógicas como histórico - sociales. Dobb expone los argumentos presentados por el economista escocés y sus sucesores clásicos dentro de la construcción lógica del análisis real:

(.) Puesto que el dinero representaba meramente una técnica conveniente de cambio, ya para el cálculo, ya como intermediario, era indiferente para las relaciones productivas esenciales y por tanto no podía afectar el sistema de las proporciones de cambio. Un aumento o disminución de la cantidad de dinero no podía afectar la relación existente entre los precios, puesto que tendía a afectarlos a todos por igual.

Igualmente, Smith creía que existía una conexión directa entre la institución monetaria y la intervención del príncipe en el curso natural de la economía, impidiendo el total desarrollo de la capacidad productiva de la sociedad. De la crítica realizada por Smith a la escuela mercantilista, se derivan otras razones para la elección de un análisis real: Smith argumenta que la riqueza de una nación no se mide por la cantidad de metales preciosos que acumule, como aseveraban los mercantilistas, sino por la magnitud de su capacidad productiva en periodos y condiciones determinadas. Los metales, pueden variar de valor debido a diversas causas, como la introducción de una técnica novedosa o el descubrimiento de una nueva mina. De esta última conclusión se desprende un planteamiento fundamental dentro del análisis real: si los metales preciosos y en general todas las mercancías son susceptibles a variaciones en su valor, ¿cómo es posible medir la riqueza en términos reales?

  • EL PROBLEMA DEL NUMERARIO

Se hizo necesario entonces un numerario o patrón único de medida, que tuviera la propiedad de ser invariable frente al tiempo y la distribución, con el cual todas las mercancías pudieran compararse y poder así medir la riqueza en términos reales. Smith plantea que todo trabajador debe, al dedicarse a una sola actividad productiva, cambiar el excedente de su trabajo por el excedente de otro trabajador, para satisfacer por medio del intercambio, necesidades mutuas de consumo. Para poder intercambiar producciones de diferente especie, el trabajador toma en cuenta el grado de fatiga que le costó producir su mercancía y según éste, mide la cantidad de otros bienes que puede adquirir. Así, poseer una mercancía implica tener un poder de compra sobre el trabajo ajeno y por tanto, la riqueza se mide en términos de la amplitud de trabajo que un hombre pueda disponer a través de sus bienes. Esto conlleva a considerar el trabajo como unidad invariable, hecho que el autor de La riqueza de las Naciones arguye por la relación natural entre los hombres y su nivel de subsistencia - asociado al grano -, que es en ultima instancia, invariable en el tiempo. Así se encuentra que existe una relación directa entre el trabajo y el salario o nivel de subsistencia, pudiendo definir el salario como patrón de medida de los precios.

  • LA IDEA DE GRAVITACIÓN EN SMITH: PRECIOS Y MECANISMO.

A través de los primeros capítulos de su obra, Smith describe ciertas características de la sociedad comercial que le servirán para fundamentar los conceptos de mercado y equilibrio; éstas se pueden resumir en cinco puntos esenciales: primero, la división del trabajo crea una sociedad de intercambios; segundo, los intercambios se basan en el egoísmo y no en la benevolencia; tercero, la sociedad egoísta promueve el bienestar, cuarto; el dinero mejora el funcionamiento de la sociedad comercial y quinto, el poder individual en la sociedad de mercado se mide por el poder de compra de su riqueza personal. Planteadas estas condiciones, Smith enuncia una importante premisa sobre el funcionamiento del mercado en la sociedad comercial, según la cual los precios de mercado son atraídos - gravitan - hacia un precio natural a través de un mecanismo de oferta y demanda. Para entender completamente esta idea fundamental, se desarrollarán a continuación las definiciones de precio natural, precio de mercado, equilibrio y el funcionamiento del mecanismo de igualación.

  • PRECIO NATURAL: LA TEORÍA DE LOS COMPONENTES

La única teoría del valor trabajo en Smith se presenta cuando el autor analiza la sociedad ruda y primitiva y establece que allí el único determinante del valor de un objeto es el trabajo que costó adquirirlo a su poseedor, caso que ilustra con su famoso ejemplo del castor y el ciervo. Pero el eje central sobre el cual se basa su estudio no es aquella sociedad ruda, sino mas bien la sociedad civilizada, donde los medios de producción y el capital han sido apropiados por agentes privados. Allí, dice Smith, el trabajo no mide sólo aquella parte del precio que se resuelve en él, sino también el que se resuelve en beneficios y rentas. Así, el trabajador incorpora valor a la mercancía, pero no recibe el total de éste sino la parte correspondiente a salarios y el valor restante va destinado a pagar los beneficios del capital y la renta. Es notable como entonces, para Smith, el trabajo humano es en última instancia la causa de valor, pero explica que en la sociedad capitalista este valor no corresponde totalmente a quien lo añade, pues existe una "clase de hombres" que destinan su capital para adelantar los salarios y que deben recibir un beneficio sobre su inversión.

Así, el precio se resuelve tres partes o componentes: la primera parte va destinada a los salarios de los trabajadores, la segunda a los beneficios del capital de quien lo invierte y la tercera y última porción va destinada al terrateniente. Cuando las tasas a que se pagan estas masas de beneficio están equilibrio, se puede hablar de un precio natural de la mercancía. Así lo plantea Smith: ""el mismo precio natural varía con la tasa natural de cada uno de sus componentes: salario, beneficio y renta"".

Una postulación formal propuesta por Sraffa es la siguiente: P* = S S* + B* + R* donde (*) indica el estado de equilibrio, tanto del precio P como de cada una de las tasas de beneficio (Salario, Beneficio y Renta). Smith indica que las tasas de beneficio están determinadas por "las condiciones generales de la sociedad", que se proyectan en el grado de desarrollo de ésta, definido por el autor como de progreso, estancamiento y decadencia.

El precio efectivo o de mercado estará dado por la proporción entre la cantidad llevada al mercado y la demanda proveniente de las personas que están dispuestas a pagar el precio natural de la mercancía. Smith afirma que en una sociedad de libre concurrencia, la competencia permite que las fuerzas de la oferta y la demanda actúen sobre los precios de mercado dirigiéndolos a su nivel natural. En efecto: "El precio natural es como un precio central en torno al cual gravitan constantemente los precios de todas las mercancías. (.) El esfuerzo total desarrollado para traer cualquier mercancía al mercado se ajusta naturalmente a la forma de la demanda efectiva".

  • DAVID RICARDO: CONTEXTO DEL SURGIMIENTO DE LA TEORÍA VALOR

La forma asistemática del análisis reproducido por Smith en su obra, trajo como consecuencia la carencia de una teoría del valor y la distribución de carácter formal y general. Es así como hasta 1817, año de publicación de los Principios de Economía Política y Tributación de David Ricardo, no existía un sistema teórico de economía política de aceptación general; los folletos publicados por los economistas ingleses iban destinados a debatir cuestiones como La ley de los Granos, el manejo monetario en tiempos bélicos y la restricción a las importaciones. Obviamente, las diferentes posiciones que se tomaran frente a ellos tendían a defender un interés particular, ya fuera de terratenientes, capitalistas o el mismo estado. Y es a partir de dichas discusiones que se engendró la teoría ricardiana; en 1815, Ricardo publicó su "Ensayo sobre la influencia del bajo precio del trigo sobre las utilidades del capital" que contenía teorías sobre la renta y el excedente enfocadas particularmente al sector agrario.

Aunque no es el asunto que nos concierne en el presente trabajo, es importante aclarar la posición inicial de Ricardo con respecto a la renta y el excedente, que como veremos, es de gran importancia en la construcción de la teoría del valor: el excedente resulta de la diferencia residual entre la cantidad de trabajo requerida para producir las subsistencias para la fuerza de trabajo - salarios - y la cantidad total producida por esta fuerza - producto - ; lo anterior implica que la producción y el consumo se miden en términos cantidades de trabajo incorporado, magnitud dada en términos de grano y por lo tanto, independiente de las variaciones monetarias. Así, Ricardo expresa la renta y el beneficio como magnitudes deducibles de un excedente total y además, se sale del escollo de la determinación de los precios por medio de ellos mismos introduciendo el concepto de cantidades de trabajo incorporado en términos de grano. A continuación veremos como el paso siguiente en la construcción metodológica de Ricardo fue una teoría del valor trabajo que pretendía en primera instancia expresar el valor de cambio como dependiente de las condiciones de producción e independiente de las variables distributivas, en clara oposición a la teoría de los componentes de Adam Smith y cómo el resultado de esta operación, fue una teoría de validez limitada. Además se expondrá en el siguiente punto la manera como Sraffa, a partir de los conceptos de excedente dados anteriormente reconstruye la teoría ricardiana del valor para expresarla como una teoría de la dificultad de producción separada de las cantidades de trabajo.

  • TEORÍA DEL VALOR - TRABAJO Y SUS LIMITANTES

Ricardo en un comienzo concuerda con Smith cuando afirma que las cantidades de trabajo incorporado son las determinantes del valor, en aquella sociedad ruda y primitiva, pero se muestra en desacuerdo desde el momento en que Smith invalida este principio al introducir los beneficios y la renta como nuevos componentes del precio como resultado de la acumulación de capital y la propiedad privada, cualidades de la sociedad capitalista. Para Ricardo, la forma en que se distribuya el producto no afecta las proporciones de cambio y afirma que, en consecuencia, la única causa de variación del valor en cambio de una mercancía es un aumento o disminución en la cantidad de trabajo requerido en la producción, o expresado en términos mas generales, el valor en cambio depende de la dificultad o condiciones de producción. Así, en condiciones de igual proporción entre capital fijo y salarial y con el supuesto de que la escala salarial esta dada - trabajos privados están previamente homogeneizados -, una variación en los salarios tiene un efecto inversamente proporcional sobre el beneficio; además, un cambio en estos últimos afecta a todos los sectores por igual y como se trata de precios relativos, el efecto sobre el valor en cambio es nulo. ¿Pero que pasa cuando existen diferentes composiciones de capital? ¿ Sigue siendo la cantidad de trabajo incorporado la única variable determinante del valor en cambio?

  • LA TEORÍA VALOR TRABAJO ES DE VALIDEZ LIMITADA

Cuando existen diferentes proporciones entre capital fijo y salarial, es decir, cuando a uno de los dos capitales se le da un mayor peso en la producción. El efecto de compensación entre las variaciones salariales y los beneficios no es completo. Según Ricardo, en condiciones de diversa composición y durabilidad del capital ""el grado de alteración del valor relativo de los bienes ocasionado por un aumento o reducción del trabajo dependerá del capital global empleado como capital fijo""; es decir, ante un alza en los salarios, el precio disminuirá en los sectores en los que el capital fijo tiene mayor peso y aumentará en los que el capital salarial es mayor al fijo.

Se deduce entonces que en estas condiciones, además de las cantidades de trabajo incorporado la variable de distribución también influirá sobre el precio. Ricardo tiene que aceptar la posición que en un principio quería demostrar como inválida, pero demuestra que son las composiciones de capital y no en realidad la variable de distribución como tal lo que tiene influencia sobre el nivel de precios. Concluimos así que la teoría valor trabajo es válida dentro un marco teórico definido, con condiciones tan limitadas que rayan en lo irreal, lo que condujo a descartar esta teoría ricardiana como explicación general del valor. Veremos a continuación como Sraffa a partir de la separación de la dificultad de producción de las cantidades de trabajo encuentra un modelo de validez general a partir de las ideas ricardianas sobre el excedente.

  • TEORÍA RICARDIANA DE LA DIFICULTAD FÍSICA DE PRODUCCIÓN: EL MODELO DEL CEREAL.

La teoría del valor formulada en Principios iba en un comienzo destinada a poder determinar el tipo de beneficio en términos físicos, para contrarrestar el error de Smith al querer medir los precios por medio de ellos mismos, pero hemos visto como Ricardo no encontró una solución satisfactoria por medio del concepto de cantidades de trabajo requeridas en la producción.

Es entonces en la separación de los conceptos de dificultad de producción y cantidades de trabajo que Piero Sraffa encontrará la manera de expresar la teoría ricardiana de la dificultad de producción como una teoría general de la determinación de los precios, partiendo del modelo particular del cereal propuesto por Ricardo en su Ensayo.

  • EL MODELO DEL CEREAL

Se supone una producción en la cual el cereal utiliza como medios de producción cantidades de él mismo. La dificultad de producción en este sector se expresa como una proporción entre el costo absoluto de producción y la cantidad producida. Así, el resultado del cociente es una magnitud sin variables asociadas a ella que expresa un porcentaje que mide el grado de dificultad de producción en proporción a unidad. Es viable calcular la tasa de ganancia como una variable dependiente de la dificultad física de producción, es decir, debido a las condiciones de producción, es posible calcular una tasa de ganancia que mide ""la capacidad de acrecentamiento físico del capital"". Pero encontrar la tasa de ganancia del sector cereal, equivale a encontrar la tasa de ganancia de todo el sistema, pues como lo afirma Ricardo en su Ensayo:

""El carácter determinante del tipo de beneficio agrícola [cereal] sobre el tipo general de beneficio consiste en que dado que la competencia iguala a todos los tipos de beneficio, la tendencia a la disminución del tipo de beneficio agrícola debe transmitirse al tipo general de beneficio, el cual, por lo tanto, debe manifestar él mismo una tendencia a la caída progresiva""

Así, se obtiene una tasa de ganancia única y acorde con las ideas ricardianas de rendimientos decrecientes en la agricultura. Además, si suponemos que el sector cereal es un sector fundamental, es decir, que todos los demás sectores utilizan como insumo cereal, la dificultad de producción para esos sistemas debe ser igual a la dificultad de producción hallada en el sector fundamental, pues la tasa de ganancia es única. Así, el sistema de precios se obtiene de la igualación de todas las dificultades de producción a una única - la de cereal -, sin que estas dependan de las cantidades de trabajo incorporado. De esta manera, la idea expresada en Ricardo en su teoría del excedente, según la cual ""la dificultad o facilidad de la producción de la mercancía regulará en último término su valor en cambio"" queda validada en términos generales.

  • CRITICA AL LIBERALISMO

Empezaré este artículo diciendo que el ser humano siempre ha tenido problemas para enfrentarse a palabras como liberalismo (y otras de contenido estrictamente político). Sobre todo, para identificarse del todo con su etimología. Por ello trataré aquí la palabra como una forma de entender la política, una visión macro y resultante de idas y venidas, más que como una identificación racional o sentimental hacia alguna tendencia

También pondré en claro mi punto de partida: la crítica al modelo liberal. Con estos puntos sobre la mesa hay una pregunta previa a la crítica que es necesario exponer. ¿Ante qué concepto nos estamos enfrentando? El liberalismo es, como otras ideologías, una construcción de filósofos de la modernidad (Hobbes, Maquiavelo, Rousseau, Voltaire, Hume, entre otros) cuyo fin es darle un sentido de convivencia al contrato más significativo de nuestra era: el Estado-Nación. Sobre las bases de esta convivencia, es claro que hay que definir roles, límites y sanciones morales dentro de un concepto que es nuevo como forma de vida cotidiana: la libertad.

¿Cómo brindar a los hombres la mayor cantidad de libertad posible sin llegar al anarquismo? Esta pregunta, frente a otras igualmente sustanciales debieron rondar por la cabeza de los gobernantes posteriores a la revolución francesa. Creciendo como Estados y creciendo, como agentes del capitalismo, con mercados internos que iban aumentando de forma inaudita para sus tiempos.

  • LA PRIMERA CRÍTICA.

El liberalismo sostiene que todos somos agentes del poder y que la forma más efectiva de gobierno es el consenso, ya que somos racionales. Al no poder lograrse por la cantidad de personas en una sociedad, el voto se vuelve entonces la forma más eficaz de tomar decisiones. Mientras las sociedades crecían y se veían influenciadas por una u otra ideología, casi con seguridad una de las influencias más fuertes de la concepción liberal es la relación entre el Estado y el ciudadano por medio del voto como ejercicio de su libertad. Sin embargo, esto ha hecho que la libertad - aquel valor fundamental dentro de la praxis política - haya quedado reducida a la forma procedimental. Tenemos ahora el binomio: libertad igual voto. Los modelos de medición de democracia para muchos países están regidos por el voto y el nivel de libertad para votar, y esa es una herencia liberal. La consecuencia es que la democracia termina siendo la dictadura de las mayorías sin tomar en cuenta a las minorías, como sí sostuvo fuertemente el discurso liberal más avanzado de principios del siglo pasado. Si nuestra libertad es igual al voto, el Estado no puede reaccionar ante los conflictos sociales entendiendo la posición del otro, pues su posición ya está dada en la elección previa de los gobernantes, o tampoco puede entender la libertad de los individuos que no encajan en este binomio.

  • LA SEGUNDA CRÍTICA

Es el problema de la libertad versus la igualdad. ¿Cómo se puede ser libre e igual en una sociedad? Es una problemática que el liberalismo no ha podido subsanar, no sólo en países con poca de herencia liberal como el nuestro, sino en general en países más desarrollados. No existe, ni creo que existirá, una respuesta adecuada a esta incógnita. Y aquí entra a tallar algo que el mismo Bobbio subrayaba: no se puede hablar de liberalismo político sin el económico, aunque sean contradictorios.

El capitalismo necesitó de la libertad que el liberalismo daba para poder generar acumulación y expandir el mercado. Las garantías del ciudadano se daban en la medida en que había generación de riqueza y se creó el modelo político-económico que damos por sentado hoy en día. Por un lado, se crearon las igualdades políticas tratando de subsanar las diferencias entre los empresarios y los demás; y por otro, se aseguró el respeto al derecho de propiedad – ganado en la primera revolución inglesa – bajo pena de restricción de libertad. Así, ni el hombre ni el Estado pueden ir en contra de ese derecho, y eso tiene que ver con que, en el uso de su libertad, aquellos que tenían más fueron más racionales; más inteligentes que otros.

Este derecho es muy importante y se puede usar en los conflictos indígenas actuales o en las luchas de tierras. Si lo viéramos desde una concepción liberal, la propiedad le pertenece al Estado como agente dueño del territorio geográfico y es el gobierno quien decide sobre estos temas. El gobierno tiene derecho a decidir pues la ciudadanía lo eligió como garante y poder de turno. Dirán algunos que el verdadero liberalismo permite que se conviva económica, cultural y socialmente, pero la historia ha dicho que esa convivencia es más bien conflictiva. Que los derechos han sido también puestos en la balanza, unas veces tendiendo a respetar los derechos fundamentales y otras anteponiendo los intereses de propiedad y libertad de unos frente a otros

Sin embargo, es cierto que las condiciones económicas han mejorado y que el sistema capitalista ha logrado mejorar los balances económicos de los países. Pero también ha generado que menos del 20% de la población del mundo concentre el 80% de la riqueza. La promesa de igualdad no ha sido cumplida, pues el liberalismo se transformó del respeto al individuo a respeto a los intereses estatales y de aquellos que sostienen económicamente el aparato estatal, así como sucedió en el otro lado del espectro, el socialismo

  • TERCERA CRITICA

va a la vertiente más radical del liberalismo, el neoliberalismo, que sostiene que la creatividad individual es el factor determinante del desarrollo y que aquellos que no lo logran son menos creativos. La pobreza es así culpa de los pobres y no un problema estructural de la incapacidad de gobernantes, elegidos con nuestro voto, de generar igualdad de condiciones u oportunidades. Uno de los problemas más grandes de los liberales "puros" es que los discursos todavía no intentan superar estas dificultades. Dicen que el liberalismo sostiene que el Estado debe intervenir poco, tal vez no hay cosa menos cierta en la concepción política liberal tradicional. El Estado debe velar por todos los ciudadanos, y al contrario, si los ciudadanos lo quieren, pueden determinar si es inmenso, pequeño, y cuánto interviene. El liberalismo se basa en la libertad del hombre y si libremente decide tener una u otra forma de gobierno puede hacerlo. Tal vez la única restricción liberal es que no debe interferir con derechos fundamentales. No podemos elegir matar a alguien pues viola el derecho a la vida, sin embargo la pena de muerte es algo frecuente en países liberales.

A veces también los liberales suelen caer en otro problema teórico, en cuanto ponen a Rousseau como su teórico más próximo, tal vez este último está más cerca a la ideología socialista en cuanto pone a la justicia igualitaria como el valor más presente.

Todo lo anterior apunta a que el ejercicio de la libertad y el liberalismo no son cosas entrelazadas y que los gobiernos han escogido en qué ser liberales y en qué no. La naturaleza del hombre tiene poco que ver con una forma específica de hacer política. Esta se tiene que tomar como un contrato, un hecho artificial, pues si nos convencemos del orden natural de dicha pareja, el cambio nunca llegaría y el liberalismo sería el último escalón de la etapa evolutiva. Algo si es cierto. Es el único sistema que ha triunfado en el ejercicio democrático, con todos los defectos que tiene en esa forma procedimental. Tal vez aquellos que quieran empezar a darle forma al discurso liberal otra vez, tendrán que resolver las dualidades ricos, pobres, libertad-voto, igualdad – libertad, propiedad-ciudadanía. Dejar de lado el discurso puro y entender que la mayoría de discursos del liberalismo coloquial se han formado en los últimos diez años y que poco tienen que ver con los hechos de tradición política.

CAPÍTULO 3

Riqueza de las naciones

  • RIQUEZA DE LAS NACIONES

La riqueza de las naciones, cuyo título completo es Una investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones, es la obra más famosa de Adam Smith. Publicado en 1776, se considera el primer libro moderno de economía.

  • CONTEXTO

Se comenzó a redactar en 1767, cuando su autor Adam Smith regresó de sus viajes por Europa, lo que significa que para entonces ya había podido contactar con fisiócratas y enciclopedistas. Se publicó en 1776 un año antes de ser nombrado comisario de aduanas, en ella logra sintetizar el pensamiento económico de toda una época. La obra esta dividida en cinco libros.

  • ANÁLISIS

La obra centra su análisis en el concepto de valor, el cual es definido de manera dual por Smith: en primer lugar hace referencia al valor de uso, derivado de la utilidad del objeto y valor de cambio, que es la capacidad del objeto para comandar trabajo contenido en otras mercancías dentro de la estructura del intercambio. Así, el factor principal que determina el valor de cambio es el trabajo que la producción lleva incorporado. Todo ello da lugar a un precio natural, que puede estar por debajo o por encima del mercado, pero solo de forma pasajera. Aunque esta parte de la teoría de Smith es la que habla concretamente del texto expuesto a comentario, no se comprende sin entender la teoría completa. Smith expresa el problema de medir el valor de los objetos a partir de la utilidad que proporcionan y desecha esta posibilidad cuando llega al ejemplo del agua y los diamantes, en el cual se prueba que los bienes que mayor grado de utilidad reportan tienen un valor de cambio exiguo. En cambio, un diamante, que no presenta mayor utilidad (no posee valor de uso) a su poseedor, tiene un altísimo valor de cambio.

Smith analizó en esta obra los orígenes de la riqueza y las condiciones que determinan el surgimiento del capital.

  • Libro primero

El libro I expone una especie de teoría general de la producción, el valor y la distribución. Supera a los mercantilistas y a los fisiócratas. Según él la riqueza de las naciones depende del grado de productividad y la cantidad.

El examen de la primera causa de la riqueza estudia la división del trabajo, señalando que esta misma está determinada por la extensión del mercado. Dice que la división del trabajo no se da porque el hombre piense que va a generar un excedente de riqueza, sino que es producto de la propensión de cambiar una cosa por otra, pero también forma una teoría en la cual menciona que todo trabajo merece una remuneración.

  • Libro segundo

En el libro II señala, por ejemplo, que lo más importante para un país en crecimiento es el capital, definido como una masa monetaria disponible gracias al ahorro. Según Smith este ahorro se invierte inmediatamente sin distinguir entre ahorro e inversión.

  • Libros tercero

En el tercero hace un sistematico analisis historico de las diversas corrientes economicas hasta ese entonces.

  • Libro cuarto

En el cuarto libro como complemento del estudio historico examina y hace una critica implacable hacia el sistema mercantilista. Smith concluye que es necesario suprimir todas aquellas disposiciones normativas que solo han entorpecido la actividad economica y en cambio elogia apasionadamante a la fisiocracia diciendo que es la forma mas segura para superar las crisis economicas.(La simplificación administrativa que conlleva al adelgazamiento del aparato estatal)

  • Libro quinto

Por último, el libro V trata de las finanzas públicas y expone sus ideas sobre las partidas de gastos públicos que considera legítimas de acuerdo con su opinión general sobre las funciones del gobierno. Su estudio sobre la forma de recaudar los ingresos públicos ha constituido el punto de partida de toda la teoría liberal sobre tributación.

CAPÍTULO 4

Opiniones finales

  • COMENTARIOS

Lo que pienso del libro de las riquezas de las naciones de Adán Smith que mantenían comercio cerrado y monopólico con sus colonias.

Lo importante de este libro es que deja de lado a la tierra como elemento creador de la riqueza como plantaban los fisiócratas, sino que para Smith, la riqueza la creaba el intercambio comercial, a mayor comercio más riqueza.

Para esto era necesario dejar que cada uno buscara su propio beneficio en forma egoísta, para beneficiar al conjunto. El crecimiento económico iba a aumentar, aumentando la división del trabajo, en su libro lo explica muy bien, con el ejemplo de la fábrica de alfileres. Así también se iba a dar a medida que crecieran los mercados a nivel internacional.

Para esto era necesario que hubiera una libre oferta y demanda, y que a su vez si se dejaba a estos dos factores actuar, iban a funcionar como una especie de MANO INVISIBLE, regulando el mercado.

  • CONCLUSIONES

La riqueza de las naciones es un tratado que combina la moneda con la historia, la lógica con la teología. Su tesis económica es simple y puede resumirse en tres principios: a. Que, como ser económico, el hombre tiene el impulso natural del lucro; b. Que el universo esta ordenado de tal manera que los empeños individuales de los hombres se conjugan para componer el bien social; Que, conforme a. y b., el mejor programa consiste en dejar que el proceso económico siga su propio curso (laissez faire). Estos principios, que se difundieron al punto de olvidar su filiaci6n, encuentran su sentido cabal en el deísmo ilustrado de Smith. Como lo manifiesta en su otro gran libro, Teoría de los sentimientos morales, Smith creía en un Dios Supremo que había ordenado el universo como un mecanismo perfecto donde todo funciona y que resulto, por imagen y semejanza, bueno. Esta premisa atraviesa las paginas de La riqueza..., desde las reflexiones sobre el trabajo más elemental (Libro I) hasta la disertación sobre las funciones del Gobierno (Libro IV), a quien, supuesto el orden primigenio, no le toca otra tarea que mantenerlo. Para Adam Smith, la mejor política económica no precede del Gobierno sino de la acción espontánea de los individuos. El libro III y el IV abren el temario a cuestiones históricas de evolución y comercio, pero, por el recurso constante de ilustrar sus ideas con ejemplos cercanos en el comercio europeo, del propósito central de La riqueza de las naciones resulto también un mosaico de la época. Y es, en ultima instancia, un manual de lógica que se valió del método deductivo para arribar "mas naturalmente" a las conclusiones que Smith quiso imponer y que son el eje axiomático de este volumen.

Por eso, aunque entendemos que el valor de La riqueza de las naciones reside en su globalidad que por otro lado se hace evidente en la dificultad de su fraccionamiento, esta "antología esencial" no pretende otra cosa que beber de su misma fuente las bases de una teoría que en su momento significo una reacción contra el mercantilismo feudal, pero que, en el tiempo, dibujo el trazado de una de las caras de la moneda: la realidad económica globalizada en la que Vivimos.

Bibliografía

  • Karatáiev, N. HISTORIA DE LAS DOCTRINAS ECONÓMICAS, México: Ed. Grijalbo, 1964.

  • Shackle, G.L.S., EPISTÉMICA Y ECONOMÍA: CRÍTICA DE LAS DOCTRINAS ECONÓMICAS, México: Fondo de Cultura Económica, 1976.

  • Beltrán, Lucas, HISTORIA DE LAS DOCTRINAS ECONÓMICAS, Barcelona: Ed. Telde, 1961

  • Griziotti Kretschmann, Jenny, HISTORIA DE LAS DOCTRINAS ECONÓMICAS MODERNAS, México: UTEHA, 1961.

  • Herrera, Beatriz, TEORÍA DEL COMERCIO INTERNACIONAL Y DE LA INTEGRACIÓN ECONÓMICA, Lima: UNMSM, 1988.

  • Benetti, Carlo , MONEDA Y TEORÍA DEL VALOR , México : Fondo de Cultura Económica, 1990

  • Banco Central de Reserva del Perú (Lima), GLOSARIO DE TÉRMINOS ECONÓMICOS, Lima: Gerencia de Estudios Económicos, 1995.

 

 

 

 

Autor:

Leonardo Fabián Balloon Urbano

Curso: Derecho constitucional

Profesor Francisco Villalba

Ciudad Universitaria del 2009

"Año de la Unión Nacional Frente a la Crisis Externa"

Universidad Nacional

Mayor de San Marcos

FACULTAD CIENCIAS ADMINISTRATIVAS

E.A.P. ADMINISTRACIÓN


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.