Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Instituciones Financieras: Concesión, uso y control del crédito bancario en Cuba (página 2)




Partes: 1, 2


Una de las definiciones más completas aparece en la Instrucción No 39/2006 del Banco Central de Cuba donde se concibe al crédito como un activo de riesgo, cualquiera que sea la modalidad de su instrumentación, mediante el cual la institución financiera, asumiendo el riesgo de su recuperación, provee o se compromete a proveer fondos u otros bienes a un determinado cliente o garantiza frente a terceros el cumplimiento de obligaciones contraídas por éste.

Tras analizar las definiciones anteriores se puede resumir que la función principal del crédito es poner a disposición de las personas físicas o jurídicas, dedicadas a actividades de producción, distribución y consumo, el capital solicitado, requiriendo que este capital encuentre un empleo productivo; de manera tal que permita generar un beneficio, tanto para el acreditado, permitiéndole proyectar el crecimiento de su negocio, como para el acreditante, por las utilidades que obtiene al prestar el dinero y cobrar intereses [Weston, 2006].

Elementos del crédito. Definiciones

El Manual de Instrucciones y Procedimientos del Banco Central de Cuba (BCC) muestra la estructura de un crédito. Los elementos considerados más importantes son los siguientes:

El Acreedor: Representa la parte que concede el Crédito. Es La persona, organización, organismo o institución que provee el recurso económico, monetario o dinero, bienes, artículos o servicios. Algunos autores lo conceptualizan como el Prestamista o financiador. En la apertura del crédito en cuenta corriente es también la Entidad de Crédito.

El Sujeto de Crédito, Deudor o Prestatario: Es la persona física o jurídica que recibe el Crédito. También se identifica como el Prestatario o Financiado y es la persona física o jurídica que recibe el importe solicitado con la obligación de devolver éste más unos intereses que se van devengando y liquidando en el plazo contratado.

Monto del Crédito: Cantidad de dinero prestado. Se entiende como la cantidad de dinero o el valor de bienes, artículos o servicios en que se concreta la solicitud de crédito del usuario. El monto se establece a partir del Plan de Inversión o sea la planificación en detalle de los recursos que se solicitan en crédito o denominado también destino de los recursos. El Plan de Inversión determina también la forma de desembolso del crédito: fecha(s) y monto(s) en dependencia de la ejecución de las actividades.

Destino del Crédito: Uso que se dará al Crédito.

Plazo: Tiempo que transcurre entre la concesión y el pago del Crédito. Es el tiempo total que toma a un usuario pagar el préstamo otorgado. Puede descomponerse en plazos parciales de acuerdo a lo estipulado en el contrato y/o pagaré respectivo.

Calendario de Pago: Es el cronograma de pagos que se pacta o contrata para el retorno del monto o valor del préstamo recibido, más los costos financieros, intereses, comisiones y otros. Está en función de la capacidad de pago del deudor, el cual proviene de los ingresos totales de la organización. Expresado de otra manera, consiste en calendarizar los momentos en que el usuario deberá hacer sus pagos. Pueden ser semanales, quincenales, mensuales, anuales, etc. Se debe estipular claramente la fecha, día, mes y año en que se realizará el pago, denominándose esta fecha de vencimiento o vencimientos, final o parciales.

Garantía: Es todo activo que el usuario beneficiario del crédito compromete a favor de la organización prestataria para el caso de incumplimiento de los Pagos por parte del usuario.

Amortizaciones: Forma, a través del tiempo en que se pagará el crédito. La amortización es la parte de deuda del préstamo y crédito ya reembolsado a la Entidad Financiera con respecto a las condiciones pactadas.

Intereses: Es la cantidad que se deberá pagar por el uso del Crédito, por tanto, refleja el valor del dinero prestado. Para el acreedor es un ingreso y para el deudor es un costo. El pago por parte del deudor de una tasa o por ciento de Interés sobre los saldos de préstamos es otra de las condiciones importantes que debe de dejarse pactada en toda operación de crédito. De la seguridad de su pago dependerá la rentabilidad, estabilidad y la no descapitalización.

Condiciones: Son las estipulaciones o compromisos legales y administrativas que acompañan a los créditos y sobre las cuales el usuario debe estar de acuerdo en su cumplimiento. Las hay especiales y generales. Unas hacen referencia a las condiciones aplicables a la mayor parte o a todos los créditos, tales como la información financiera permanente y oportuna y el mantenimiento o resguardo de las garantías. Otras son aquellas estipulaciones que se aplican sólo a determinados tipos de negocios en particular, casos de préstamos que requieran aumento de la cobertura del riesgo con garantías de mayor valor, u otras que pueden implicar un mayor control en la administración de la inversión y de la contabilidad de un usuario.

Confianza: Es la consideración que tiene el acreedor respecto a la solvencia moral y económica del deudor.

Riesgo: Es la posibilidad de que no se recupere el Crédito.

Fuentes de financiamiento bancario. El Crédito Bancario y la Línea de Crédito

Existen diversas fuentes de financiamiento. Por su origen pueden clasificarse en internas y externas; y por su plazo de vencimiento en a corto plazo y a largo plazo.

Las principales fuentes de financiamiento a corto plazo son: Créditos Comerciales, Créditos Bancarios, Pagarés, Líneas de Crédito, Papeles Comerciales, Financiamiento por medio de las Cuentas por Cobrar y Financiamiento por medio de los Inventarios.

El Crédito Bancario es un tipo de financiamiento a corto plazo que las empresas obtienen por medio de los bancos con los cuales establecen relaciones funcionales.

Su importancia radica en que hoy en día es una de las maneras más utilizadas por parte de las empresas para obtener un financiamiento. Comúnmente son los bancos quienes manejan las cuentas de cheques de la empresa y tienen la mayor capacidad de préstamo de acuerdo con las leyes y disposiciones bancarias vigentes en la actualidad, además de que proporcionan la mayoría de los servicios que la empresa requiera. Sin embargo y aunque la empresa acuda con frecuencia al banco comercial en busca de recursos a corto plazo, debe analizar cuidadosamente la elección de uno en particular. La empresa debe estar segura de que el banco tendrá la capacidad de ayudarla a satisfacer las necesidades de efectivo a corto plazo que ésta tenga y en el momento en que se presente.

Las ventajas del crédito bancario están en correspondencia con la flexibilidad que el banco muestre en sus condiciones, lo cuál lleva a más probabilidades de negociar un préstamo que se ajuste a las necesidades de la empresa y a su vez esto genera un mejor ambiente para operar y obtener utilidades. También permite a las organizaciones estabilizarse en caso de apuros con respecto al capital.

Las desventajas guardan relación con las condiciones que estrictamente el banco puede establecer y que limitarían seriamente la facilidad de operación y por ende actuar en contra de las utilidades de la empresa. A su vez un crédito bancario acarrea tasas pasivas que la empresa debe cancelar esporádicamente al banco por concepto de intereses.

El financiamiento mediante una Línea de Crédito significa dinero siempre disponible en el banco, pero durante un período convenido de antemano. La línea de crédito es importante, porque el banco está de acuerdo en prestarle a la empresa hasta una cantidad máxima, dentro de un período determinado, en el momento que lo solicite. Aunque generalmente no constituye una obligación legal entre las dos partes, la línea de crédito es casi siempre respetada por el banco y evita la negociación de un nuevo préstamo cada vez que la empresa necesita disponer de recursos.

La ventaja de este tipo de financiamiento radica en que es un efectivo "disponible" con el que la empresa puede contar y entre las desventajas se encuentran que la empresa debe pagar un porcentaje de interés cada vez que la línea de crédito es utilizada, este tipo de financiamiento está reservado para los clientes más solventes del banco, y en caso de darlo, el banco puede pedir otras garantías antes de extender la línea de crédito. Por otro lado existe la constante exigencia a la empresa por parte del banco para que mantenga la línea de crédito "Limpia", pagando todas las disposiciones que se hayan hecho en su concesión.

El Sistema Financiero Cubano

En 1994, el sistema financiero cubano[1]estaba integrado por el Banco Nacional de Cuba -aún en su carácter de banco central y banco comercial-, el Banco Popular de Ahorro, el Banco Financiero Internacional, S.A., el Banco Internacional de Comercio, S.A., y oficinas de representación de 2 bancos extranjeros: el ING Bank N.V. y el Netherlands Caribbean Bank N.V.

A inicios del año 1995 se hacía más evidente que las numerosas e importantes transformaciones organizativas y normativas efectuadas y por producirse posteriormente en la economía, demandaban una ampliación y diversificación del sistema bancario y financiero de Cuba capaz de enfrentar, además, el establecimiento de una relación diferente con la comunidad internacional en materia comercial y financiera. Consecuentemente, se diseñó e implementó, gradualmente, un sistema encaminado a garantizar el funcionamiento de la economía cubana en las nuevas circunstancias y en el marco de la estrategia antes mencionada.

El trabajo desarrollado en la introducción masiva de moderna tecnología de procesamiento de datos y en la superación profesional de directivos, especialistas y técnicos de las instituciones financieras así como de empresarios de otras entidades nacionales, se sumó la ampliación de las atribuciones de los bancos existentes y se crearon nuevos bancos y entidades financieras no bancarias, al amparo de los Decretos Leyes Nos. 172, dando paso a la creación del Banco Central de Cuba, y el 173, sobre los bancos e instituciones financieras no bancarias, en cuyos proyectos se venía trabajando desde años anteriores.

El Banco Central de Cuba (BCC) se constituyó como autoridad rectora, reguladora y supervisora de las instituciones financieras y de las oficinas de representación que radican en el país, incluyendo aquellas que se establezcan extraterritorialmente en las zonas francas y los parques industriales. Sus objetivos fundamentales consisten en emitir la moneda nacional y velar por su estabilidad, proponer e implementar la política monetaria del país y actuar como órgano rector del sistema bancario y financiero, así como ejercer la supervisión de las entidades integrantes del mismo. De igual manera, está facultado para dirigir a nombre y en representación del Estado y del Banco Nacional de Cuba, toda negociación, renegociación o conversión de la deuda externa que éstos tienen contraída, respectivamente, con gobiernos y bancos acreedores.

Se fijaron otros importantes objetivos de trabajo para el Banco Central de Cuba como:

  • Estructurar un sistema de pago ágil, seguro y eficiente.

  • Lograr que el ahorro interno fluya fundamentalmente hacia las ramas de la economía en las que se obtengan los mayores rendimientos.

  • Conforme a los requerimientos de política monetaria, mantener la política de crédito restrictiva sobre bases de análisis de riesgo y de tasas adecuadas de retorno, como parte integral de las medidas de saneamiento de las finanzas internas; e inducir a una mayor eficiencia la economía empresarial.

  • Respaldar las gestiones de las empresas y entidades financieras cubanas para la obtención de créditos.

  • Mantener informadas a las instituciones oficiales y bancarias internacionales sobre la evolución de la economía del país.

En 1998 se creó el Comité de Política Monetaria con los siguientes objetivos:

  • Asesorar al Ministro Presidente del Banco Central de Cuba y al Consejo de Dirección sobre cuestiones de política monetaria que requieran decisiones expeditas.

  • Analizar, recomendar y tomar acuerdos dentro del límite de su competencia, sobre temas específicos relativos a la política monetaria y su vinculación con los demás componentes de la política económica del país, entre ellos: la programación monetaria y financiera, la regulación de la emisión y la liquidez, el régimen cambiario, la política de crédito y las tasas de interés pasivas y activas de los créditos domésticos en moneda nacional y extranjera.

  • Elaborar dictámenes y presentar al Consejo de Dirección del Banco Central de Cuba propuestas de regulación del sistema de reservas internacionales y bancarias (encajes) y otras vinculadas al sistema monetario y financiero del país.

Se autorizó la ampliación de la gama de servicios que ofrecen las instituciones bancarias entre los que sobresale el uso de los certificados de depósito a plazo y cuentas a plazo fijo en moneda libremente convertible, cuyas tasas de interés toman como referencia las del mercado internacional.

Igualmente en ese año se creó el Comité de Crédito del Banco Central de Cuba que tiene, entre sus funciones principales, la aplicación de los lineamientos de política de crédito del país, así como recibir, analizar y tramitar las propuestas presentadas por los bancos comerciales, entre otras.

Instituciones que integran el Sistema Financiero Cubano

Entre las instituciones que integran el sistema financiero cubano se encuentran: Banco Central de Cuba (BCC) , autoridad rectora, reguladora y supervisora de las instituciones financieras y de las oficinas de representación que radican en el país, incluyendo aquellas que se establezcan extraterritorialmente en las zonas francas y los parques industriales.

Banco Nacional de Cuba (BNC), liberado de las funciones de banca central y de rector del sistema bancario, continuará existiendo con el carácter de banco comercial, autorizado a ejercer funciones inherentes a la banca universal, teniendo además la función de registro, control, servicio y atención de la deuda externa que el Estado y el propio Banco han contraído con acreedores extranjeros con la garantía del Estado, como hasta el presente.

Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) está autorizado a ejercer funciones de banca comercial o de múltiples servicios, constituyéndose el sector empresarial en su principal centro de atención y tiene como misión proporcionar a sus clientes la máxima seguridad y rentabilidad en la gestión de sus recursos financieros, mediante un eficiente servicio personalizado y contribuir, con una adecuada política de colocación de pasivos, a la satisfacción de las necesidades económicas y de desarrollo del país.

Banco Popular de Ahorro (BPA) asumió funciones de banca universal, extendiendo sus servicios al sector empresarial, ampliando así el número de sucursales que prestan servicios a ese sector. Continúa siendo el banco líder de los clientes naturales en moneda nacional y en moneda libremente convertible.

Banco Financiero Internacional, S.A. (BFI) en el presente año arriba al XV aniversario de su fundación. Desde su constitución hasta la fecha ha operado como un banco comercial, con sucursales en las capitales de provincias y principales polos turísticos del país, dirigido en lo fundamental a prestar servicios a las entidades jurídicas cubanas y extranjeras, asociaciones económicas, empresas mixtas y a personas naturales cubanas. Presta servicios de créditos a las empresas y mantiene relaciones de corresponsalía con una amplia red de bancos en el extranjero.

Banco Internacional de Comercio, S.A. brinda una amplia gama de servicios bancarios a entidades cubanas, extranjeras y mixtas. Realiza operaciones en moneda libremente convertible, fundamentalmente relacionadas con el comercio exterior, financiamientos y operaciones de compraventa de moneda.

Banco Metropolitano, S.A. Tiene como objetivo fundamental prestar servicios especiales de banca privada y colateralmente operaciones lucrativas relacionadas con el negocio de banca en moneda libremente convertible y moneda nacional, así como operaciones comerciales a través del Banco Internacional de Comercio, S. A. Sus principales clientes lo forman el Cuerpo Diplomático acreditado en Cuba y firmas extranjeras; extranjeros residentes, permanentes o temporales, en el país y particulares cubanos.

Banco de Inversiones, S. A. orienta sus actividades a la prestación de servicios financieros especializados en materia de inversión, canalizando hacia ella el ahorro externo. Extiende sus servicios hacia el asesoramiento y preparación técnica de las empresas cubanas; promueve sus proyectos de inversión mediante la asesoría financiera corporativa y comercial, la cobertura de riesgos cambiarios y otras afines con sus atribuciones.

Casas de Cambio, S. A. (CADECA) está facultada para ejecutar operaciones de cambio de pesos por moneda libremente convertible, canje de cheques bancarios, operaciones con tarjetas de crédito y servicios relacionados con su actividad en moneda extranjera, así como a fijar el tipo de cambio aplicable en las operaciones que realice, actuando de esta forma sobre bases estrictamente comerciales y de mercado.

FINCIMEX S.A. está autorizada, como institución financiera no bancaria, a administrar y gestionar tarjetas de crédito en la República de Cuba y a gestionar y administrar las remesas de ayuda familiar desde el extranjero hacia Cuba.

Concesión, uso y control de los créditos bancarios en Cuba

Para analizar las especificidades sobre la concesión, uso y control de los créditos bancarios en Cuba se hace necesario hacer un bosquejo sobre los tipos y modalidades de los créditos.

Tipos y Modalidades de Créditos.

Entre los principales tipos de crédito se encuentran los siguientes:

Crédito comercial: Cuando los proveedores conceden a la empresa un crédito para financiar la producción y distribución de bienes.

Créditos a la inversión: demandados por las empresas para financiar la adquisición de bienes de equipo, las cuales también pueden financiar estas inversiones emitiendo bonos, pagarés de empresas y otros instrumentos financieros.

Créditos bancarios: son los que concede un banco y entre los que se podrían incluir los préstamos; créditos al consumo o créditos personales, que permiten a los individuos comprar bienes y pagarlos a plazos.

Créditos hipotecarios: destinados a la compra de bienes inmuebles, garantizando la devolución del crédito con el bien inmueble adquirido.

Créditos gubernamentales: son aquellos créditos que reciben los gobiernos (centrales, regionales o locales) al emitir deuda pública.

Créditos internacionales: son los que concede un gobierno a otro, o una institución internacional a un gobierno, como es el caso de los créditos que concede el Banco

Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo o Banco Mundial [Triana, 2008].

Los créditos pueden ser otorgados mediante las siguientes modalidades:

  • Crédito Simple

  • Línea de Crédito

  • Línea de Crédito Revolvente

  • Descuento Comercial

  • Arrendamiento Financiero

  • Operaciones de Comercio Exterior e Interior

  • Crédito Sindicado

Crédito Simple.

Por medio de este crédito el banco pone a disposición del prestatario determinada cantidad de dinero de la cual podrá disponer mediante cargos a la cuenta de préstamos con abono a la cuenta corriente, de no poseer cuenta corriente se ejecutará directamente con cargo a la cuenta de préstamo y será recuperado en una o varias amortizaciones parciales dentro del término de vencimiento acordado en el acto de su formalización.

Se destinará para facilitar operaciones de compra-venta, necesidades de capital de trabajo e inversiones en activos fijos. Su monto no excederá el 80% de los ingresos a obtener incluido los subsidios, equiparables a ingresos, a que tiene derecho el prestatario y deducidos los impuestos que afecten los ingresos así como el pago de seguros en los casos que proceda.

Línea de Crédito.

La línea de crédito significa dinero siempre disponible en el banco, durante un período convenido de antemano. Según los términos de la clásica línea de crédito, el banco está de acuerdo en prestar a la empresa hasta una cantidad máxima, y dentro de cierto período, en el momento que lo solicite (cuando "disponga del crédito"). Una vez que se efectúa la negociación, el director de finanzas no tiene más que informar al banco que la empresa desea "disponer" de determinada cantidad, firma un documento que indica que la empresa dispondrá de esa suma, y el banco transfiere fondos automáticamente a la cuenta de cheques. Aunque por lo general no constituye una obligación legal entre las dos partes, la línea de crédito es casi siempre respetada por el banco y evita la negociación de un nuevo préstamo cada vez que la empresa necesita disponer de recursos.

El costo de la línea de crédito por lo general se establece durante la negociación original, aunque normalmente fluctúa con la tasa prima. Cada vez que la empresa dispone de una parte de la línea de crédito paga el interés convenido. Aunque no disponga de cantidad alguna, la empresa conviene en mantener un saldo de compensación calculado casi siempre como una parte proporcional monto de la línea. Esto compensa al banco por garantizar que los recursos estarán disponibles cuando se les necesite.

La línea de crédito clásica no está garantizada y se reserva para los clientes más solventes del banco. Sin embargo, en algunos casos el banco puede pedir aval o garantía colateral antes de extenderla. El pago se efectúa haciendo lo que se llama "sanear el periodo". Por lo general se exige a la empresa que mantenga la línea de crédito "limpia", pagando todas las disposiciones que se hayan hecho, por un periodo específico de 30 días cada año. Sin embargo, esto es negociable. Al finalizar el plazo negociado originalmente, la línea deja de existir y las partes tendrán que negociar otra si así lo desean.

Línea de Crédito Revolvente.

El crédito revolvente es un compromiso legal por parte del banco que lo obliga a prestar una cantidad máxima específica por un periodo también específico cada vez que lo requiera la empresa. El costo se divide por lo general en dos partes. Cuando se negocia el crédito revolvente, la empresa paga al banco una cuota de compromiso, lo cual significa que, aun cuando la empresa no llegue a utilizar el crédito, deberá pagar al banco el 0.5 por ciento de la cantidad comprometida por cada año en que el convenio esté en vigor. Cuando la empresa dispone de una parte, comienza a pagar la tasa de interés convenida por esa cantidad y continúa pagando la tasa de compromiso por la parte que no utilice. El vencimiento del crédito revolvente se fija de tal modo que el préstamo se tiene que renovar con intervalos de algunos meses durante el periodo de compromiso. En cierto sentido, el préstamo de vueltas, gira periódicamente durante el período de compromiso. Este período a menudo es de más de un año. Por lo general, el crédito revolvente se obtiene sin garantía; no se gravan el inventario ni las cuentas por cobrar. Con frecuencia la empresa conviene en mantener cierto nivel mínimo de capital de trabajo, en asegurar las mercancías y/o en no incurrir en otro adeudo, como condición para obtener el crédito. El banco establece estas y otras condiciones parecidas tratando de asegurar la solvencia y liquidez del deudor y con ello el pago del préstamo.

Las condiciones de pago del crédito revolvente son negociables, igual que las de otros créditos, aunque se acostumbra pagar globalmente al finalizar el periodo de compromiso. Los buenos directores de finanzas pueden haber negociado la renovación del compromiso antes de que termine el periodo original. Así, la empresa no tendrá que pagar el préstamo en esa fecha. También puede arreglar desde el principio que el crédito revolvente se pueda convertir en un préstamo a plazo medio, a solicitud de la empresa. Esta mayor flexibilidad ofrece la oportunidad de alargar el vencimiento del crédito y la alternativa de negociar con otros proveedores de recursos.

La línea de crédito de esta modalidad puede ser lineal y decreciente. La forma lineal permite efectuar tomas y retomas manteniendo como límite el importe aprobado, mientras que en la decreciente las retomas van disminuyendo el importe total aprobado hasta llegar a 0. Esta modalidad de crédito se concederá a clientes en que por la naturaleza de la actividad que desarrollan no sea práctica y aconsejable la aplicación de las variantes 1 y 2 (Crédito Simple y Línea de Crédito). El mismo se otorgará a aquellos clientes que demuestren fehacientemente garantías que puedan respaldar esta modalidad de crédito.

Las entregas de préstamos se efectuarán mediante cargos a la cuenta de crédito y abono a la cuenta corriente o cuenta corriente de financiamiento. Los plazos de amortización se fijaran teniendo en cuenta el flujo de caja del cliente, por lo que se podrán pactar pagos parciales. Sobre este tipo de crédito deberá tenerse una continua vigilancia en correspondencia con el comportamiento del flujo de caja operativo del prestatario, debiendo observarse un estricto cumplimiento de las fechas de vencimiento pactadas.

Descuentos - Letra de Cambio y Pagaré.

Como interpretación al concepto se puede decir que es la concesión de un crédito cobrando anticipadamente los intereses. Supone la movilización de crédito antes de su vencimiento mediante la oportuna deducción de los intereses, gastos producidos por la financiación y el servicio prestado. Es una operación por la que el banco anticipa el importe de documentos de comercio que le son entregados para ese fin con vía de regreso contra el cliente en caso de impago [Fuentes, 2008].

Esta modalidad de crédito puede ser efectuada en Moneda Nacional y MLC.

Los créditos devengarán intereses desde la fecha de su otorgamiento hasta su total amortización. Los intereses se calcularán sobre la base de los saldos deudores de las cuentas de crédito, por lo que todas las operaciones relacionadas con los financiamientos otorgados por los Bancos, están sujetas al pago de intereses a partir de la fecha de su contabilización.

Las tasas máximas de interés a aplicar por los Bancos son aquellas que determine el Banco Central de Cuba, como autoridad rectora en materia monetaria y financiera. Estas tasas serán aplicadas en las operaciones de financiamientos [Guerra, 2004]. Las tasas de interés vigentes para todas las operaciones que se formalicen en moneda nacional se encuentran vigentes las tasas de interés establecidas por la Resolución No. 59/99 del BCC y que son las siguientes:

Corto plazo.............................. ........... 5% simple anual

Mediano y largo plazo........................ 7% simple anual

Se podrán incrementar o reducir en un 2% anual las tasas anteriores producto de bonificaciones o recargos. Además se puede adicionar por mora ya sea en préstamos a corto o largo plazo de un 2% a un 4%.

Requisitos para la concesión del financiamiento bancario.

Toda solicitud de financiamiento, servicio y de modificaciones de los términos contratados, debe estar acompañada de evidencia escrita. Para solicitar financiamientos, el prestatario deberá reunir los siguientes requisitos:

a) Estar constituido o inscripto en los registros establecidos de acuerdo con su forma de propiedad.

b) Presentar el certificado de tenencia legal de la tierra los que realizan actividades agropecuarias.

c) En los casos que se requiera, estar autorizado por el Banco Central de Cuba a operar en MLC.

d) Operar cuentas bancarias en la Sucursal donde se solicita el financiamiento, excepto que se autorice prescindir de este requisito por parte de la Dirección correspondiente de la Oficina Central de BANDEC, para las operaciones en cualquier tipo de moneda.

e) Presentar los nombramientos y firmas de los funcionarios autorizados a contraer y pagar deudas por concepto de préstamos.

f) Disponer de información contable y estadística confiables que el Banco le solicite para la evaluación del nivel de riesgo de sus financiamientos, según los requerimientos de cada operación.

g) Mantener una correcta disciplina financiera y de pagos.

h) Permitir al Banco realizar las comprobaciones físicas a sus activos fijos y circulantes y revisar documentos relacionados con la utilización de los financiamientos y el estado de sus garantías.

i) En los créditos de inversión, presentar la documentación que posibilite la evaluación del proyecto a financiar, así como los documentos siguientes: Certificación de la ONAT que acredita que el productor está comprendido en la Ley Tributaria, constancia de aprobación de la microlocalización de la inversión y su aprobación por el CITMA. En los créditos en MN se informarán las fuentes utilizadas para la amortización de la deuda según se recoge en la Resolución 30/98 del MFP.

k) Otros que el Banco solicite.

Principales indicadores financieros aplicables a la solicitud del crédito

La capacidad y capital de un solicitante de crédito pueden ser evaluados utilizando índices financieros como:

1. Razón de circulante.

2. Prueba del ácido o razón de solvencia inmediata.

3. Rotación de cuentas por cobrar y período medio de cobros.

4. Período medio de pago antigüedad de las cuentas por pagar.

5. Rotación de inventarios.

6. Margen de utilidad neta operativa [Demestre, 2005].

Los índices anteriormente descritos pueden obtenerse de los estados financieros que presenten los solicitantes de crédito. No obstante, es necesario que estos sean comparados con otros de años anteriores y/o con otras empresas del mismo ramo. Por esta razón, deben solicitarse los estados financieros de varios de los últimos años, para así poder llegar a conclusiones más precisas observando la tendencia de la empresa a través de estas herramientas de análisis y también en relación con empresas del mismo ramo [López; 2008].

El prestatario presentará al Banco una pro forma por cada destino, según lo siguiente:

  • Solicitud de financiamiento para Capital de Trabajo-Actividad.

  • Empresarial.

  • Solicitud de financiamiento Actividades Agropecuarias.

  • Solicitud de financiamiento para Inversiones.

  • Solicitud de Arrendamiento Financiero (leasing).

  • Solicitudes de Renegociación o Reestructuración.

La solicitud debe contener la información sobre el financiamiento y los antecedentes necesarios.

La persona responsable del otorgamiento del crédito, al tomar la decisión al respecto, estará consciente del grado de riesgo, cuanto es el monto del crédito que se pueda conceder y establecerá las condiciones en que se aceptará su solicitud de crédito. Por tanto, cualquier pérdida que hubiese siempre y cuando esté comprendida entre los niveles de riesgo estimados se pudiera considerar un hecho completamente normal. Por consiguiente, en el cálculo de la utilidad marginal que resulte de la venta adicional debe estar contemplada la estimación de cualquier pérdida de acuerdo al riesgo estimado.

Para realizar la evaluación de la solicitud del Crédito se comprobará si el prestatario reúne los requisitos establecidos. Se realizará un examen detallado de la solicitud, evaluándose cada uno de los aspectos contenidos en la pro forma de solicitud correspondiente, solicitando al prestatario las informaciones adicionales que se requieran para una completa evaluación de la solicitud.

Es muy importante comprobar si los proveedores que recibirán los recursos provenientes del préstamo solicitado, se corresponden con los detallados en la solicitud y si están incluidos en el objeto social del cliente a operar con estos. De proceder, se valorará el comportamiento de otros elementos cualitativos y cuantitativos a partir de las informaciones contenidas en el Modelo "Conozca a su cliente", de otras informaciones que se soliciten o de visitas o inspecciones realizadas al cliente, que deben formar parte del conocimiento previo o posterior del Banco sobre el prestatario, que incluyen fundamentalmente:

  • Organización empresarial: objeto social definido, estructura organizativa funcional, nivel de dirección adecuado y principales ejecutivos, nivel de eficiencia de los sistemas de control interno e informáticos y resultados de las auditorias practicadas.

  • Situación sectorial y de mercado: tiempo de permanencia en el mercado, productos o servicios fundamentales que produce el cliente, principalmente los que generan influencia positiva en la demanda interna o externa como, por ejemplo, las producciones terminadas que utilizan otras empresas como materias primas o se utilizan directamente para el consumo de la población, nivel de eficiencia en las relaciones con proveedores y clientes precisando si regularmente resultan afectados por cadenas de impagos, si presentan dificultades para la adquisición de las materias primas y materiales fundamentales o si sus principales clientes presentan situaciones financieras desfavorables, nivel de relaciones comerciales dentro del sector a que pertenecen, si se efectúan y aplican estudios de mercados periódicos, si se tienen en cuenta las fluctuaciones estaciónales de las ventas, si son afectados por algunas variables del mercado interno y externo y si se pueden cuantificar esas afectaciones, así como si cuentan con perspectivas favorables de funcionamiento.

  • Recursos humanos: si el promedio de rotación de la fuerza laboral es aceptable, si están capacitados profesionalmente los especialistas, y si se realizan programas de capacitación periódicamente

  • Situación económica y financiera: si el capital de trabajo es suficiente para cubrir las obligaciones corrientes, si se trabaja con pérdidas planificadas y si se reciben del estado los recursos correspondientes, si las pérdidas no planificadas pueden financiarse con recursos propios o ajenos, si la capacidad productiva es adecuada, si existen programas de mantenimiento preventivo, si están asegurados total o parcialmente los activos fijos, si se mantienen elevados niveles de recursos ociosos, si existen políticas de provisiones para garantizar las obligaciones, si se mantienen altos niveles de endeudamiento con el estado, con determinados proveedores o con otros bancos.

Ante la existencia de limitaciones que no permitan proseguir con el análisis se devolverá la solicitud al prestatario, señalando al dorso de la misma dichas limitaciones. Se retendrá en el expediente de financiamiento la copia de la solicitud, consignando en la misma las aclaraciones antes señaladas y la palabra "DENEGADA". Con los elementos anteriores, se confeccionará el Informe al Comité de Crédito.

En caso de detectarse que el financiamiento se haya utilizado en fines diferentes a los aprobados, o que el prestatario incumpla otros términos y condiciones establecidos en el contrato de préstamos con el Banco, se procederá a recuperar la deuda con cargo a los recursos que tenga disponible el prestatario en sus cuentas bancarias. De resultar insuficientes los recursos disponibles al final del día, la deuda no cobrada se considerará vencida, procediéndose a la ejecución de las garantías.

De comprobarse que la situación económica y financiera del prestatario se ha deteriorado, con el riesgo de que el préstamo no pueda ser pagado a su vencimiento, se tomarán las siguientes acciones:

  • La Dirección del Banco correspondiente, de conjunto con la Dirección del prestatario, analizará las causas que provocan el deterioro económico-financiero de este último.

  • De proceder, el prestatario formalizará la renegociación o reestructuración de la deuda vigente con el Banco.

  • De no proceder la renegociación o reestructuración de la deuda, el Banco puede suspender, disminuir o posponer las entregas pendientes o reducir el límite de crédito autorizado.

  • De no ser suficientes las acciones señaladas anteriormente para que el prestatario pueda pagar el préstamo a su vencimiento, el Banco, de común acuerdo con el prestatario, debe recuperar anticipadamente la deuda con los ingresos que reciba este último a partir de ese momento en su cuenta de operaciones.

El control y seguimiento se ejercerá a partir de la aprobación de los financiamientos y hasta su liquidación, debiendo incluirse los siguientes aspectos.

  • Vigilancia del cabal cumplimiento de los términos y condiciones establecidos en el contrato del financiamiento autorizado y de los procedimientos establecidos por el Banco en las distintas etapas de la entrega y recuperación de los préstamos otorgados, incluyendo el cobro de las comisiones e intereses bancarios, según el cronograma de pagos autorizado.

  • Cumplimiento del cronograma de ejecución en el caso de proyectos de inversiones.

  • Comprobaciones físicas y documentarias para verificar el destino de los fondos otorgados.

  • Verificación contable el respaldo material de los préstamos.

  • Situación legal del cliente.

  • Situación económica y financiera del cliente.

  • Evaluación de las capacidades productivas y otras actividades del cliente, de conformidad con las condiciones pactadas con el mismo, a partir de sus propias informaciones.

  • Situación actual de las garantías recibidas.

El Banco ejercerá el control y el seguimiento sistemático de los financiamientos entregados mediante la comprobación física y documentada de la utilización de los mismos, así como el cumplimiento de las condiciones acordadas en los contratos correspondientes. El mecanismo de control de crédito queda reflejado por las operaciones que llevan a cabo los bancos centrales, que controlan el volumen de créditos de la economía. Todas las operaciones bancarias y los métodos para controlarlas forman parte del sistema crediticio de un país.

El seguimiento tiene entre sus objetivos detectar y prevenir dificultades económicas y financieras del cliente, garantizar la recuperación de los financiamientos entregados y complementar el análisis y clasificación trimestral de los activos de riesgo.

Las instituciones financieras cubanas han creado los mecanismos necesarios para el control de los créditos y préstamos otorgados a las empresas; sin embargo, en muchas ocasiones no se ejecuta eficientemente el control y esto imposibilita detectar indisciplinas como la utilización del financiamiento en fines diferentes a los aprobados o el incumplimiento de términos y condiciones establecidos en el contrato de préstamos con el Banco.

Conclusiones

  • El crédito es una operación o transacción de riesgo en la que el acreedor (prestamista) confía a cambio de una garantía en el tomador del crédito o deudor (prestatario), con la seguridad que este último cumplirá en el futuro con sus obligaciones de pagar el capital recibido (amortización de la deuda), más los intereses pactados tácitamente (servicio de la deuda).

  • Desde los inicios de los años noventa hasta la actualidad el sistema financiero cubano ha sufridos cambios en su estructura, lo que ha permitido un mejor funcionamiento y hemos logrado sobrepasar las condiciones adversas a que en materia económica se ve sometido nuestro país debido al bloqueo imperialista.

  • Los créditos pueden ser otorgados mediante las siguientes modalidades: Crédito Simple, Línea de Crédito, Línea de Crédito Revolvente, Descuento Comercial, Arrendamiento Financiero, Operaciones de Comercio Exterior e Interior y Crédito Sindicado.

  • Las instituciones financieras cubanas han creado los mecanismos necesarios para el control de los créditos y préstamos otorgados a las empresas; sin embargo, en muchas ocasiones no se ejecuta eficientemente el control y esto imposibilita detectar indisciplinas como la utilización del financiamiento en fines diferentes a los aprobados o el incumplimiento de términos y condiciones establecidos en el contrato de préstamos con el Banco.

Bibliografía

1. [Ayala, 2005]: Ayala Villegas, Sabino (2005). "Los Créditos Financieros" disponible en http://www.gestiopolis.com/canales5/fin/loscrefinan/ .

2. [Bellido, 1998]: Bellido Sánchez, Pedro. "Administración Financiera. Editorial Técnico científico. Lima, Perú.1998.

3. [Colectivo de autores, 2006]: Colectivo de autores, Instituciones Mercados

Financieros, Selección de temas, Editorial Félix Valera, La Habana, 2006.

4. [Fuentes, 2008]: Fuentes, Damaris. "Modalidades del Crédito" disponible en

http://www.monografias.com/trabajos10/formulac/formulac.shtml

5. Manual de Instrucciones y Procedimientos del Banco Central de Cuba: "Créditos". Actualización Mayo, 2008.

6. Revista del Banco Central de Cuba. Evolución del sistema financiero cubano disponible en

7. [Weston, 1987]: Weston, T. Fred. "Finanzas. Editorial Graw-Hill. México. 1999.

8. [Weston, 1999]: Weston, T. Fred. "Manual de Administración Financiera". Editorial Interamericana. España. 1999

9. [Weston, 2006]: Weston, T. F. "Fundamentos de la Administración Financiera".

Volumen I, II, III y IV. Editorial Félix Varela. La Habana, 2006.

 

 

 

 

Autora:

Lic. Fanny Molina Flores

Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas

Facultad de Ciencias Económicas

Departamento de Contabilidad y Finanzas

[1] Tomado de: http://www.cubagob.cu/deseco/banco/espanol/sistemabancario/bcc.htm. Evolución del sistema bancario y financiero cubano.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Finanzas

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.