Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

¿Es posible un diseño de país? (página 2)




Partes: 1, 2


Concretamente, Robert Merton de la Universidad de Harvard y otros exponentes del funcional-estructuralismo se interesaron sobre los aspectos que mantenían a los individuos aglutinados en una sociedad, a pesar de las diferencias de intereses y de roles. Para él resultaba de vital importancia contestarse preguntas como estas: ¿Cómo se mantenía la cohesión de una sociedad y cómo podían manejarse las diferencias a pesar de los conflictos y los intereses surgidos? La respuesta estribaba – decían – en mantener una visión de la sociedad lo más compartida posible entre todos sus miembros tanto en su consciencia (valorización) como en las acciones que producían las interacciones entre los individuos.

Pues bien: la Teoría Funcionalista, también llamada Estructural-Funcionalista o funcionalismo a secas, se interesa por estos aspectos que bien pueden servir de ejemplos conductores en el rediseño de una sociedad que busque no sólo amortiguar los vaivenes surgidos por el conflicto social (condición necesaria en toda formación social), sino también de cómo puede lograrse la ansiada "unidad social" a partir de elementos obviamente científicos que no son - de ninguna manera - reglas contundentes de aplicación práctica, sino más bien una orientación sociológica que propicia la razón, la lógica y la readecuación del poder en torno a sus gobernados.

Estas reglas u observaciones sociológicas o filosóficas tienen un gran impacto en toda formación social que busca todas las condiciones de aglutinamiento, cohesión y control social; el manejo de los conflictos en plazos diferentes y el alcance de los objetivos societales en busca de una cultura de orden y democracia. Por cierto, para ser equilibrados, utilizaremos en nuestro ensayo aplicaciones de la Teoría del Conflicto de corte crítico (marxista) para no caer en el favoritismo conceptual, que pueda estrellarse con la realidad de una sociedad determinada. Eso por un lado; por el otro, al utilizar la Teoría del Conflicto estamos desnudándonos a la realidad de las sociedades latinoamericanas, tan asediadas por la explosión social y tan cerca de la delgada línea que separa la gobernabilidad y la legitimidad en medio de la escasez de los recursos. Esperamos que juntas, ambas teorías nos den una luz más clara sobre el funcionamiento de la estructura social y los factores que nos puedan ayudar a resolver los tradicionales problemas que aquejan a las sociedades latinoamericanas, en especial en el caso de Honduras.

El conflicto hobbesiano

Thomas Hobbes enunciaba en su "Leviathan" que la condición natural del hombre es el conflicto. Que en procura de los recursos que le sirven a su supervivencia, el hombre entra en los terrenos de los otros que también procuran por los mismos bienes. Además de ello, como los recursos son escasos, algunos pueden agenciarse con mayor facilidad tales bienes, en detrimento de los otros, ello debido a las capacidades, virtudes y dones heredados por Dios. A pesar de haberlos creado a imagen y semejanza a todos lo hombres, no menos cierto es que Dios nos surtió de una inteligencia para hacer de ella un uso que beneficiase a su poseedor en el largo y cotidiano juego del poder. Esas diferencias podían ser dirimidas en un pacto social, en donde todos podían anteponer sus derechos y entregarlos a un súper-poder que se ubicaba por encima de los hombres. Eso implicaba la creación de un cuerpo de leyes (legislación) donde todos pusieran en manos de ese poder superior las reglas de convivencia y la cesión de los derechos naturales que limita los movimientos de los hombres: "Donde no hay poder común - dice Hobbes - no hay ley; donde no hay ley, no hay injusticia; el fraude y la guerra son las dos virtudes cardinales". Pues bien, ese contrato social es nuestro punto de partida estructural-funcional.

En términos sociológicos, ¿Qué podemos inferir en nuestras sociedades modernas sobre un acuerdo social que haga respetar el corpus legal dentro de los parámetros de consciencia y de actuación? En otras palabras, ¿Qué hace que nuestras leyes fallen para que los individuos las irrespeten y pongan en peligro la estabilidad de una sociedad? La respuesta y la clave deben estar en el modelo de sociedad que trató de imponerse en cada formación social en sus inicios o en su rediseño a lo largo de la historia; y la manera de cómo se forjó el andamiaje social de modo que resultara ya sea efectivo (Como en el caso de los EEUU) o fuese simplemente una caricatura que no tiene ningún impacto en la vida cotidiana de los hombres.

La clave – por otro lado, como en el caso de Honduras – debe estar en la definición de los principios que la forjaron y que, de alguna manera se fueron diluyendo en el tiempo. Y se fueron diluyendo por varias razones que podemos sospechar a priori, por ejemplo, los cambios tecnológicos; la globalización; la corrupción pública y privada; la obsolescencia de la educación, etc.

El estructural-funcionalismo: una necesidad social

La teoría funcionalista se basa en la manera de cómo una sociedad y los individuos que la conforman mantienen el sistema equilibrado. Los Estructuralistas-Funcionalistas consideran la sociedad como un organismo de niveles: el individuo (Célula); la familia (Tejidos); la comunidad (Órganos) y la sociedad (Organismo). Se trata de una forma de ver la sociedad que data desde el siglo XIX para acercar las ciencias sociales, lo más próximo a la exactitud de las ciencias naturales y la Biología misma.

Trata de cómo este equilibrio es el producto de una observación normativa "al pie de la letra" compartiendo al mismo tiempo unos valores que refuercen el reglamento social. Esos valores generales (Sin necesidad de irnos a un análisis axiológico) deben ser internalizados por los individuos, y que las instituciones primarias (la escuela, la familia) y luego las secundarias (Las asociaciones; los gremios; las instituciones legales, los medios de comunicación, etc.) se encargarían de reforzar cotidianamente, de forma que garantice una estabilidad continua en el tiempo. También podríamos resumir la visión estructural-funcionalista de la siguiente manera:

  • Una visión biológica determinada por la especie tipo organizada, la adaptación es la función que realiza, y es realizada por el sistema económico.

  • Una visión cultural conjuntada por el cuerpo de normas, valores, lenguaje y símbolos compartidos, aceptados por la sociedad. Su función es el mantenimiento de las pautas, para que los individuos se ajusten a las expectativas del rol e internalicen los valores. En la sociedad estas funciones son cumplidas por diversas instituciones, entre ellas podemos nombrar al sistema educativo y los medios masivos de comunicación, quienes son los encargados de la difusión de esas normas, valores, símbolos, etc., que componen la esfera cultural.

  • La visión social, compuesta por las formas en que los individuos interactúan recíprocamente. La función primordial es la integración y supone la aceptación de las metas y las expectativas sociales. Las entidades jurídicas tienen a su cargo esta función. Y por último,

  • La visión de personalidad que atañe al conjunto de motivaciones y orientaciones de la acción de los individuos. Su función es el logro de metas o fines. Intenta coordinar las motivaciones para alcanzar objetivos sociales. Las unidades que pueden canalizar las aspiraciones de los individuos son las instituciones políticas.

Los intereses de los individuos son varios pero pueden y deben ser canalizados por las instituciones de la sociedad, es decir por los "sistemas" del organismo denominado "sociedad". Estos intereses están respaldados por normas claras del juego (se supone) de modo que los individuos las conozcan desde sus primeros pasos en los procesos de socialización y adaptación en la sociedad que le vio nacer.

Una vez entrado en su fase adulta, el individuo ya "conscienzado" y con las reglas y valores internalizados, debe saber cómo están respaldadas sus actuaciones de modo que no entre en choque con los intereses de los demás. De esta manera se espera que el equilibrio se mantenga. La interacción social es la base del mantenimiento de una sociedad y de su equilibrio.

Volviendo al caso de la sociedad vista como un organismo, la consideración de las partes vitales de toda la estructura son vistas como la de una interdependencia y un continuo circular de flujos de información entre sus componentes. Dicha información puede ser una simple comunicación cotidiana entre dos personas, pero también puede incluir los grandes procesos de producción o las decisiones políticas, etc. A esa información en flujo y en doble vía se le denomina "Retroalimentación" o simplemente "Feedback" para denotar la manera de cómo se intercambian materiales e información en la sociedad. A esto debemos agregar que el organismo funciona en feedback constante pero haciendo los ajustes necesarios cuando existen fallas en el sistema. A esto se le denomina "Equilibrio de Orden Homeostático".

Pues bien, ninguna sociedad – hasta donde la razón nos dicta - está conformada con arreglo al caos y a la anarquía. El sistema para sobrevivir debe considerar no sólo el conocimiento de sus estructuras es decir, las instituciones, sino también los procesos de ajuste y reajuste para mantener el orden. De ahí surge la pregunta: ¿Cómo mantener el orden social? Pues bien, atendiendo a lo de Merton, el estudio de la sociedad debe considerar dos aspectos:

  • 1. La adaptación de los individuos a las normas vigentes y cómo se canalizan las motivaciones individuales a dichas normas (Leyes)

  • 2. La coherencia del sistema para hacer los ajustes en casos extremos de rompimiento del equilibrio

  • 3. La compatibilidad entre las instituciones, las normas y valores a compartir y de cómo se diseñan y se canalizan los roles de los individuos en las diferentes capas de la sociedad, de acuerdo a las instituciones vigentes. En otras palabras, cuando en una sociedad los roles no tienen asignación funcional, muchos individuos quedarán cesantes y sin cumplir funciones que les impedirán satisfacer sus necesidades, siendo potenciales focos de conflicto.

Para hacer un análisis quirúrgico de una sociedad (Consideremos Honduras) es menester tomar en cuenta los elementos orgánicos y el funcionamiento equilibrado de los mismos para determinar lo siguiente:

  • 1. Si esta sociedad ha enunciado valores estructurales y funcionales que representen una coherencia entre lo que se dicta y lo que se hace y cómo se adaptan los individuos a las mismas. Si quedan algo de aquellos valores de antaño digamos honestidad, honorabilidad; honradez, respeto por nuestros semejantes, etc., debemos contestarnos dónde se ubican actualmente, y si perduran cómo corresponden a los enunciados del sistema y si se observan y respetan en todas las instituciones del Estado, incluyendo la familia. O por el contrario, si se requiere diseñar unos nuevos valores nacionales.

  • 2. Cómo se institucionalizan los enunciados y llegan a formar parte de la socialización cotidiana del individuo, es decir, cómo ha hecho (si lo ha hecho) el sistema o el Estado para hacer prevalecer estos valores dentro de sus instituciones, de modo que sean observadas en cada paso de los procesos normales de las mismas. Aquí, los medios de comunicación y la cultura en general juegan un papel primordial.

  • 3. Cómo se miden los efectos de la coherencia axiológica-institucional como el producto de la consciencia y el modelaje de las actitudes y pautas (Pattern Maintenance), es decir, si las instituciones están modelando el tipo de personas que se requiere para mantener en equilibrio la sociedad.

  • 4. Institucionalmente cómo se estimula la adhesión valorativa en las aspiraciones individuales y cuáles serían los sistemas de estímulo-gratificación y castigo, en caso de romper las normas. En otras palabras, cuando hablábamos de los roles arriba, nos referíamos a la manera de cómo los individuos encuentran en el sistema el estímulo para estudiar una carrera universitaria, un postgrado, una carrera técnica, sabiendo de antemano de que tendrá tantas opciones que otorga el sistema (educativo en este caso) para valorar su esfuerzo, que no es el caso actualmente en muchos de los países del llamado "Tercer Mundo". Si el sistema otorga esos estímulos debe estar preparado para otorgar la recompensa del esfuerzo; si no tiene lo suficiente para otorgarlos, debe prepararse para canalizar otras vías, caso contrario, estar prevenido para recibir una oleada de descontento y de conflicto social.

En un sistema así visto, la normativa o el exceso de leyes para cada detalle de la vida no garantizan el orden social ni el consenso. Pero debemos advertir que toda sociedad parte de la consideración de la escasez de los recursos y de los bienes. He aquí el origen del conflicto y el descontento que los socialistas quieren forzadamente cerrar con un igualitarismo fracasado. Pues bien, de ese conflicto partía Hobbes.

En cada sistema se debe advertir sobre la escasez de los recursos (riqueza, empleo, acceso al poder, etc.) y tener en claro que no se puede resolver el acceso de todos a dichos bienes y recursos. Así, podemos esperar lo siguiente:

  • 1. Que el individuo sepa que según sus posibilidades (De clase o estrato), puede llegar lejos considerando un límite dentro de lo que sus valores le dictan y lo que las leyes le permitan. Eso se llama Conformismo, (Share Cognitive Orientation) es decir, son individuos que están conformes (De conformidad a norma y valor) con lo que su sistema les ha otorgado.

  • 2. Que si rompe el "conforme a" sabe que existe un cuerpo de leyes institucionalizado (Efectivamente institucionalizado) por ejemplo Tribunales competentes que se encargarán de castigar a quien proceda al rompimiento del acuerdo.

  • 3. De no ser así, cuando el sistema social no llega a lo más recóndito del individuo a partir de los valores centrales de la sociedad, el sistema falla a través de alguna de sus instituciones. (estamos hablando de frecuencias de crisis, no de un solo individuo o de un puñado de inconformes que siempre lo habrá). Es tiempo de hacer ajustes o de rediseñar las instituciones. Es tiempo de revisar los valores y los enunciados del sistema tales como "El trabajo dignifica" si la gente está cometiendo muchos delitos a pesar de que existen las fuentes de trabajo. O bien "La riqueza la otorga el trabajo duro" para estimular la libre iniciativa con leyes expeditas, etc.

  • 4. Cuando el sistema falla, proviene el Conflicto. Cuando los individuos sopesan los enunciados de que "El trabajo duro es la base de la riqueza" y no existen las condiciones (Condiciones de verdad, no de demagogia) por ejemplo la facilidad para emprender una iniciativa privada, entonces el individuo deja de creer en su sistema (No en el gobierno ni en el partido, sino EN EL SISTEMA) y proviene lo que los sociólogos norteamericanos denominan "La Desviación Social". Acumulada en el tiempo, la Desviación Social es el mejor ingrediente para el deterioro paulatino del sistema social y la pérdida de la credibilidad política, con lo que la sumatoria de intereses insatisfechos de grupos organizados puede dar lugar a los movimientos sociales que han comenzado a tomar forma en América Latina y que encuentran en el Socialismo del Siglo XXI una fuente de legitimación. La teoría marxista denomina a estas tensiones en las que las instituciones no satisfacen las necesidades de acuerdo a sus principios o funciones asignados, como el CONFLICTO DE CLASES o simplemente LUCHA DE CLASES. Desde luego, el conflicto surge en un medio en que la escasez impera y que el sistema no se encarga de equilibrar.

En otras palabras, el diseño de una sociedad (que no es empresa fácil pero tampoco imposible) debe pasar por la variable de La Integración Social a pesar de las diferencias de intereses individuales y grupales, las variaciones del sistema y las respuestas del sistema a las variaciones, por ejemplo las crisis económicas. Cuando la Integración falla los síntomas más evidentes son la delincuencia desmedida y los posibles cambios radicales como la de los populismos de siempre.

Por tanto y resumido hasta aquí, los ingredientes esenciales para el mantenimiento de un sistema considerados para que exista una Integración Social efectiva, es menester enunciar para una generación de individuos - y otras más - lo siguiente:

  • 1. Los Principios o Valores generales de una generación y que primarán en cada proceso de las instituciones y que el sistema debe procurar que la mayoría de la población se adhiera y las comparta. Por ejemplo: "Respeto a la vida" y la creación de instituciones que apoyarán ese principio; Por ejemplo, Instituciones u organizaciones que apoyan este principio, (contra-aborto)

  • 2. Sistema social de reforzamiento de los principios y valores en general: El sistema escolar; las iglesias; los medios de comunicación; la empresa privada, etc.

  • 3. Debe existir una normativa que apoye tras cada ley un reforzamiento que la haga valer en caso de romperla; en otras palabras, se requiere de un sistema judicial imponente y efectivo. (Penalizaciones a partir de un órgano judicial férreo e implacable).

  • 4. Generar los espacios institucionales correspondientes a los recursos económicos (empleo, crédito, etc.)es decir, trazar la generación de la riqueza y de cómo se va a compartir.

  • 5. En último caso, una fuerza coercitiva capaz de contener en los momentos críticos los brotes de violencia mientras se hacen los ajustes (Feedback) del sistema o de las instituciones.

Un sistema social muy importante como es la sociedad, para Parsons tiene cuatro subsistemas que emanan de las funciones AGIL por sus siglas:

- La economía (A); es el subsistema que cumple la función de la adaptación de la sociedad al entorno mediante el trabajo, la producción y la distribución. Considérese en este caso, la "Movilidad o el ascenso social".

- La política (G); busca el logro de metas mediante la persecución de objetivos sociales y la movilización de recursos para este fin.

- La comunidad societal (I); realiza la función de integración, se ocupa de coordinar las partes de la sociedad.

- El sistema fiduciario (L); es decir, las instituciones socializadoras, cumplen la función de latencia al ocuparse de la transmisión de la cultura, las normas y los valores.Todos estos sistemas y subsistemas conforman la sociedad, considerada como una colectividad relativamente autosuficiente cuyos miembros pueden satisfacer todas sus necesidades individuales y colectivas y vivir dentro de su marco.

Fallas del sistema

Como es sabido que un sistema funciona sobre la base de la escasez, esto implica también que en el plano político, el poder tenga un límite en su acceso. Como en lo económico prima el mismo principio, el individuo debe saber que para acceder al poder debe pasar por una serie de requisitos en los que los Principios y Valores Generales tienen un fundamento de primer orden. En el caso de Latinoamérica, los requisitos son bastante laxos y no están fundamentados en la moral y el antecedente como en el caso de una sociedad como la estadounidense, el referente "top" estructural-funcionalista. Cuando no existen enunciados generales ni requisitos morales o estos son bastante débiles (Débil significa no reforzado en la vida nacional ni penalizadas sus fallas), entonces el funcionario hace algo bastante natural: suple esos principios por otros en plena impunidad. Lo mismo el hombre de la calle: romper las reglas es una naturalidad congraciada que se comparte con la mayoría de la población. Por ejemplo: "El servir a la Patria" no es necesariamente un Principio que todos tenemos y que no nos han explicado ni en la escuela ni en la familia. "El servicio" entonces, se entenderá de otra manera, por ejemplo aplicada de mala manera en una aduana o en una institución estatal para disfrazar de una manera "sutil" la expresión del robo, actitud tan natural en el ejercicio institucional.

Visto de esta forma, lo más peligroso es que el sistema entero entienda que el procedimiento del rompimiento es algo natural también. Un poder así compartido deviene en un poder ilegítimo o en un sistema ilegítimo. La ilegitimidad nace, entonces, de la misma base valorativa degenerada.

El Principio de Escasez implica por tanto:

  • Que el poder de un sistema social se asienta sobre la base de la escasez de recursos (No podemos pregonar acceso para todos porque no hay suficiencia, pero sí se debe acentuar las posibilidades abiertas para todos)

  • Que el poder no es sino, el control de un bien escaso y deseado.

  • Que un bien escaso es el mismo poder político.

Cuando el sistema falla, entonces los hombres comienzan a proclamar en su interior, desconfianza y necesidad de cambios a nivel de consciencias. Esos anhelos y frustraciones, convertidos en valores dan lugar a lo que el sociólogo marxista Alain Touraine denomina "Dinámica Transformacional" para referirse a los orígenes de los movimientos sociales que hacen de suyo, primero: la necesidad de un cambio social y; segundo: la necesidad de pasar a la acción social. Estas necesidades se transforman en los valores-guías de las nuevas instituciones que los dirigentes populistas toman en sí y para sí. Entonces, para evitar esto, ¿Por qué no canalizarlas de otra manera? El poder implica una serie de derechos y deberes. En la medida en que el poder invierta en confianza, digamos el cumplimiento de las respuestas institucionales (Seguro Social, Universidad, etc.) y la población perciba este mantenimiento, entonces se refuerzan los valores enunciados porque las instituciones que la pregonan están en concordancia con su accionar.

La escasez mal manejada (que puede ser el caso de Honduras) hace que el sistema irremediablemente caiga en el conflicto social. Entonces la correspondencia entre las respuestas institucionales y el sistema de valores entran en la disonancia funcional. Cuando esto sucede, entonces, ya no es posible la Integración ni la Conformidad de los individuos al sistema, aunque todo parezca normal y sin crisis. Para mantener la legitimidad, el sistema debe acudir a la represión en los tiempos de explosión, misma que no puede mantener la estabilidad ni el equilibrio social por mucho tiempo.

Interacción estructural y funcional

CRÍTICA Y ADVERTENCIA

  • a. La sociedad en tanto sistema societal, no puede seguir siendo visto como un agregado de partes sin conexiones o al menos con débiles enlaces. Las instituciones vistas como subsistemas sociales, no pueden ser entes vacíos inundados de procesos burocráticos "pegados" por el concepto vacío de "Estado", pero alejados de los propósitos de INTERACCION E INTEGRACION. Sin valores y principios de nación que sustituyan los que ya se volvieron obsoletos o que rescate los que se están perdiendo en el medio moderno, implica que la sociedad camina sin rumbo fijo en la que los individuos no tienen más metas ni objetivos que la casualidad de las circunstancias les dicta en el camino de la socialización. Si no existen los valores para compartir (Conformismo), entonces los individuos pueden seguir caminos distintos, alejados de los propósitos de un esquema político y siempre será de esta manera; tendrán que construirlos cada uno según su propia visión de subsistencia.

  • b. Sin un corpus de valores a compartir, las normas no tienen un reforzamiento que le indique a los individuos qué es precisamente lo que tienen que internalizar en sus consciencias para tomar las decisiones correctas (apegadas a leyes, reglas de conductas, etc.)

  • c. Sin un esquema de reproducción cultural que refuerce lo anterior, es probable que ningún cuerpo axiológico puede tener vida propia. Un esquema cultural es un plan social de transmisión de los valores e ideología del sistema por la vía de las instituciones que refuerzan la socialización (socialización que no termina sino, hasta el último día de vida de los individuos). En ella entran en juego los medios de comunicación; los centros educativos, las Iglesias, la familia, las artes, etc.

  • d. La capacidad de la autorregulación (Feedback) para buscar la estabilidad del sistema, implica una medición de evolución del mismo y de sus partes o subsistemas (instituciones) en el logro de sus aspiraciones traducidas en los principios y valores o en la concordancia entre lo enunciado y lo realizado. Piénsese en las auditorías, evaluaciones, etc., todo ello en el afán de evitar las contradicciones y los posibles brotes de conflictos.

  • e. La capacidad – en caso de desviación social – de aplicar el peso de la normativa de manera eficiente con sentido de justicia, que implique una correspondencia entre lo enunciado por el sistema ("Justicia para todos, por igual").

  • f. La capacidad para estimular las aspiraciones a pesar del principio de escasez, en la que los individuos sopesen las oportunidades que ofrece el sistema (educación, empleo, empresas, etc.)

ENUNCIADOS DEL CAMBIO SOCIAL: La sociedad vista como un organismo

  • 1. Corpus valorativo de la nueva sociedad. Los enunciados que tendrán que diseñarse en función de una NUEVA SOCIEDAD.

  • 2. Cambios institucionales o rediseño institucional. Balance de los cambios a tenor de los enunciados generales del sistema social en proceso de cambio.

  • 3. Cambios en la Justicia: un nuevo orden de leyes y aplicaciones que implique reestructuración desde las escuelas de leyes. Principios nuevos: "La sociedad ordenada"; "Nuevos controles de acción social", la importancia de las organizaciones en las decisiones comunitarias, etc.

  • 4. Nuevo ordenamiento social. Clases sociales y estructuras de la sociedad; clase media fuerte y decisiva sobre el equilibrio social; proletariado con oportunidades, etc.

  • 5. Nuevo ordenamiento utilitarista. Cambios y aplicaciones de la nueva economía en el nuevo orden: aceleración de indicadores; crecimiento constante, empleo. Etc.

  • 6. Cambios culturales. Nuevo vehículo ideológico en la transformación social; televisión, radio, prensa; "La nueva escuela"; "La nueva universidad", etc.

  • 7. Cambios de fuerza coercitiva. Nueva visión de la policía, transformación represiva con ideario nuevo.

Fundamento de punto de partida

Un fundamento clave para identificar los cambios sociales debe ser establecido como un punto de partida. Eso implica que se debe trazar el sustrato político-económico e ideológico que hace funcionar esta nueva estructura social. Aunque esto nos lleva a pensar rápidamente en una doctrina o en una ideología determinada, resulta vital que se defina en términos claros que LA LIBERTAD, o UNA SOCIEDAD ABIERTA son los bastiones de arranque para instaurar un seguimiento estructural-funcionalista. La libertad, aquí entendida implica una apertura a las oportunidades de un libre intercambio interno y externo entre los componentes de la sociedad nacional e internacional y la búsqueda de los principios individuales, sin renunciar a la atención de los grupos.

Todo lo anterior implica además, una visión de país bajo esta referencia social (LA LIBERTAD) desde la cual se derivan todos los demás funcionamientos, idearios, principios, acción social, cotidianeidad, leyes, educación formal e informal, mercado, política, etc.

Finalmente, un sistema social debe considerar lo siguiente:

  • 1. Una Integración del Sistema ALTA (Todas las instituciones) lo que denominaremos SUBSTRATO SOCIAL.

  • 2. Una Integración Social ALTA (La población en general) lo que denominaremos CONSENSO SOCIAL.

En otras palabras, todo sistema social debe considerar para su equilibrio, para su integración social (o su cohesión) que las instituciones sean altamente efectivas y respondan a las aspiraciones de los individuos. Por otra parte, esto conlleva automáticamente a una alta integración social, en correspondencia biunívoca.

Cuando se desequilibra este binomio, surgen las tensiones o conflictos que tienen que pasar por la renovación constante de las instituciones (Feedback) dependiendo de los cambios mundiales y las nuevas situaciones nacionales. Los procesos de modernización y cambio deben atravesar las consideraciones siguientes:

  • 1. Modernizar las instituciones según prioridades públicas, pues no todas deben pasar por una metamorfosis al mismo tiempo (Algunas responden bien a los tiempos, mientras otras ya han sido rebasadas por los factores externos)

  • 2. Readecuación de aquellas instituciones paralelas que son más efectivas que las legales, por ejemplo las que promueven una corrupción abierta: Se deben eliminar y cambiarlas por procesos e instituciones legales que sean tan expeditas y efectivas como aquéllas.

Para que los cambios sociales se efectúen de manera efectiva se debe considerar la reestructuración institucional basada en las siguientes premisas:

  • 1. Los fundamentos económicos: Una economía basada en la potenciación y predominancia del mercado y libertad de iniciativa privada y la GENERACIÓN DE LA RIQUEZA. La necesidad de extirpar y regular los mercados cautivos y la burocracia asfixiante. La necesidad de una nueva legislación laboral sin privilegios de sindicatos ni corruptelas amparadas en el poder político.

  • 2. Las instituciones de apoyo: La necesidad de diseñar o reforzar las instituciones de apoyo a los más pobres, a modernizar la salud, a generar el empleo, etc. Esta es una nueva estructura social que implica un gremialismo o sociedad intermedia que democratice la política.

  • 3. Los fundamentos educativos: El cambio revolucionario hacia "La nueva escuela" CAMBIOS PROFUNDOS en la estructura y funcionalidad educativa sin privilegios, ni gremios que retrasan los procesos.

  • 4. La ortodoxia y rectitud judicial: Un nuevo sistema judicial transparente y efectivo; que dé imagen de seguridad y amparo en la canalización de la queja o la demanda.

  • 5. Los mecanismos de control: Un cuerpo policial altamente presencial y profesional, con nuevo perfil y enlazado estrechamente con el Sistema Judicial para lograr la efectividad del orden y la seguridad, temas de batalla en Latinoamérica.

Conclusiones

Desde luego que aplicar una teoría social como el estructural-funcionalismo en base a una experiencia como el caso de los EEUU puede resultar en un infantilismo propositivo o en un positivismo contemporáneo sin posibilidades de aplicación política. Pero no resulta descabellado que, ante tanta experiencia negativa de los países de América Latina y ante el crecimiento expansivo de las ideologías recalcitrantes y obsoletas basadas en un absolutismo disfrazado de socialismo, las sociedades se expongan a frecuentes crisis y en la que, los pensadores del continente, abrumados por tanto antecedente fatal y estéril o ante tantos acontecimientos modernos ya no bipolares sino pluripolares, no puedan descifrar una ruta o una salida de convivencia posible. La tarea que se tiene por delante - con variados frentes ante los cuales se debe asumir responsabilidades políticas -, no es para hacer caso omiso de las teorías que en el pasado reciente han ofrecido posibilidades de éxito en el equilibrio del poder. El absolutismo "socialista" y la democracia son dos polos muy distintos que buscan en esencia, lo mismo: poder, seguridad y una estabilidad de ajustes continuos. Frente a ello ¿Cómo no volver la mirada a una posibilidad balanceada como el estructural-funcionalismo en la que a través del tiempo y la historia, se muestra como una de las pocas alternativas de vida y proyecto social? América Latina, a pesar de la homogeneidad en muchos aspectos de su cultura; con tanta similitud funcional de sus instituciones, tiene, sin embargo, tanto que recorrer antes de declararse como un continente donde los escenarios sociales brillan por su equilibrio y controles. Dista mucho el continente en caracterizarse por contar con sociedades "equilibradas" en lo que tiene de interfuncionalidad y eficacia institucional, de modo tal que los individuos se sientan corresponsables en el respeto hacia el sistema, respeto que implica entre otras cosas, conformidad con los valores y leyes y, además de ello en sentido biunívoco, que el sistema mismo está garantizando los accesos y los espacios que tanto hablan los politólogos, que en otras palabras se refiere a lo que se denomina "la restricción de posibilidades" bajo el esquema de la escasez de recursos.

La pregunta concluyente debe radicar, como no, en lo siguiente: ¿Dónde es más plausible coordinar un sistema social basado en las teorías de Merton – algo parecido a la sociedad norteamericana – de modo tal que se pueda asegurar una supuesta armonía entre el individuo y el poder? La respuesta obviamente tiene un peso más considerable hacia "la derecha" si consideramos las posiciones político-ideológicas del continente. Y decimos esto porque un experimento socialista, en cuyo caso el poder está centralizado en la figura del hombre fuerte o en el caudillo, dentro de un solo esquema partidista y dentro del proyecto de militarización de la sociedad, los factores de control sobre el conflicto tienen menos posibilidades de sobrevivir a la larga porque no consideran los pesos y contrapesos (feedback u homeostasia del sistema) que sí son posibles en una democracia bi o polipartidista, que tenga como cama científica, la consideración del estructural-funcionalismo.

No es posible como se ve, hablar lo más apegado a la teoría sociológica sin tomar en cuenta las opciones políticas sobre la que se desencadenan los fundamentos teóricos de Merton y sus seguidores. El estructural-funcionalismo hasta donde entendemos, deja abiertas las opciones de los individuos en la vida societal, tal como alguna vez lo planteó Hobbes en su esquema ideal de la sociedad que pacta, que cede los derechos de los individuos hacia un gran centro del poder. Que este centro, asume sus posiciones de responsabilidad no sólo de detentar leyes y dictados, sino también la de mantener por la vía de interiorización de los valores (psicologismo) y de reforzamiento de los mismos para que el pacto social se solidifique al máximo. No basta entronizar un sistema económico (Liberalismo) si se mantienen obsoletas las instituciones de todo nivel (escuela, medios de comunicación, principios generales familiares, privados, públicos, etc.). De esto se trata el estructural-funcionalismo, de mantener en equilibrio constante las instituciones con el afán de mantener equilibrado el sistema. La garantía final se obtiene por esa cuerda rígida entre sociedad y poder, de modo que no se rompa y permita a los actores, ceder y jalar (push and pull) hasta en lo cotidiano.

Bibliografía

  • Berger, Peter (1976). Iniciación a la Sociología. Una perspectiva humanística.

  • Betes, L. y Sarries, L (1972). Sociología.

  • Bottomore, T.B (1968). Introducción a la sociología.

  • Campo, Salustiano del (1965). Cambios sociales y formas de vida. Ariel. Ed.

  • Bottomore, Tom B., La sociología marxista, Alianza Ed.

  • Bottomore, Tom B. y otros, La miseria de la sociología, Ed. Tecnos

  • Castillo, José (1968). Introducción a la sociología.

  • Chinoy, Ely (1966). La Sociedad. Una introducción a la Sociología.

  • Cuvillier, A (1960). Introducción a la sociología.

  • Dahrendorf, Ralf (1963). Sociedad y sociología.

  • Durkheim, Emilio (1917). Lecciones de sociología.

  • Elias, Norbert, La sociedad cortesana. México, FCE, 1982

  • Fichter, Joseph. Sociología.

  • Gelles, R.J., Levine, A (1996) Introducción a la Sociología

  • García Ferrando, Manuel (Coord.), Pensar nuestra sociedad, Tirant lo Blanch

  • Garmendia, José A., Sociología, Ed. C.I.S.

  • Giddens, Anthony (1991). Sociología.

  • Giner, Salvador (1973). Sociología.

  • Green y Johns (1964). Introducción a la sociología.

  • Horton, P.B. y Hunt C. L (1968) Sociología.

  • Iglesia, Angel (1968). Sociología.

  • Lucas Martín, Antonio (2004) Sociología.

  • König, René y otros (1960). Sociología.

  • Martín López. "Sociología general".

  • Mills, Charles Wright,."Sociological Imagination"(1959)

  • Martindale. "La teoría sociológica.

  • Pérez Adán, José (1997). Sociología. Concepto y usos. ISBN 84-313-1496-6

  • Recasens, Luis (1958). "Sociología".

  • Rocher, Guy (1971). Introducción a la sociología general.

  • Simmel, Goerge, Sociología. Estudios sobre las formas de socialización, Alianza Ed.

  • Sprott, W. J. H (1949). Introducción a la sociología.

  • Touraine, Alain (1978). Introducción a la sociología

Enlaces:

www.wikipedia.org/wiki/Funcionalismo_estructuralista"

 

 

 

 

Autor:

Héctor A. Martínez

Sociólogo

01/09/2009


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.