Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El grafiti en México (página 2)

Enviado por ERICK PULIDO



Partes: 1, 2


En otras latitudes y contextos, ya no tan lejanos pero ilustrativos para el propósito de este estudio, Bernal Díaz del Castillo ejemplifica también la acción graffitera de los militares subalternos de Hernán Cortés, después de haber conquistado y sometido a la ciudad de Tenochtitlan en 1521. Descontentos por la paga recibida con motivo de esa acción, los soldados arremetieron de manera anónima sobre las paredes de la morada de su general. Nos relata el cronista Díaz del Castillo: Como Cortés vivía en Coyoacán en un palacio que tenía paredes blancas, donde buenamente se podía escribir con carbones y otras tintas, cada mañana aparecían escritos muchos motes maliciosos, algunos en prosa, otros en verso.

Algunos decían que no nos nombráramos conquistadores de la Nueva España sino conquistados por Hernán Cortés; otros decían que no le bastaba tomar buena parte de oro como general sino que lo tomaba como rey; otros escribían: ¡Oh, qué triste está el ánima mea, hasta que el oro no vea! y aun decían palabras que no son para poner en esta relación.

Cuando Cortés salía de su aposento por las mañanas, leía los versos y las prosas, y como él también era algo de poeta y se preciaba de dar respuestas apropiadas, un día escribió: Pared blanca, papel de necios; y al día siguiente apareció escrito: Su Majestad lo sabrá muy presto. Y Cortés se enojó y dijo públicamente que ya no escribieran maldades y que castigaría a los ruines desvergonzados. Como se puede observar, el ingenio y la creatividad en este y en muchos otros episodios históricos remiten al uso del graffiti para exponer a la mirada pública la queja y la inconformidad, como formas de denuncia frente a la injusticia.

Esta particularidad del graffiti se ha conservado a lo largo de la historia y su práctica discursiva ha cobrado peculiar fuerza al asociarse con importantes movimientos sociales y culturales.

Uno de esos movimientos trascendentes fue el estudiantil de mayo de 1968 ocurrido en Francia, donde la protesta estuvo acompañada del uso intensivo del graffiti, como medio propagandístico de fácil acceso, efectivo y económico. Las paredes de París se cubrieron así de mensajes, muchos de los cuales hicieron historia por su fuerza poética y expresiva, y que asociados con la protesta y con el pensamiento contestatario adquirieron especial relevancia como expresión de un evento histórico y social. Algunos de los mensajes de ese movimiento son recopilados por Tchou en Les murs ont la parole (Los muros tienen la palabra), entre los que destacan: "El sueño es realidad"; "Las paredes tienen orejas, las orejas tienen paredes"; "Nuestra esperanza no puede vivir sino de los que no tienen esperanzas"; "El derecho de vivir no se mendiga. Se toma"; "La imaginación toma el poder"; "Olvide lo que aprendió, empiece a soñar"; "Prohibido prohibir"; entre muchos otros. La influencia grafitera del mayo francés fue definitiva para la juventud de todo el orbe y en la década de 1970 en Estados Unidos adquiriría una especie de patente, que le proyectaría como un medio de expresión de carácter universal, con paradigmas estéticos e ideológicos muy definidos.

En este caso, particularmente en la ciudad de Nueva York, tuvo que ver la experiencia precedente en los años cincuenta de los gangsters, quienes recurrieron al uso del graffiti para darse a conocer, identificar territorios e intimidar a sus adversarios, lo que influyó en los jóvenes y en las bandas de los años setenta, que identificados además con el movimiento rapero y el hip hop lo adoptaron como parte de una forma de vida. Así, mediante el graffiti se desarrollaron códigos particulares de comportamiento, lugares establecidos y reuniones secretas, lo mismo que un lenguaje propio y criterios estéticos peculiares.

Los hip hoperos comenzaron a utilizar el graffiti como estrategia de expresión identitaria y de resistencia cultural, dando cierta prevalencia a la imagen sobre el texto. El estilo, la forma y la metodología constituían las tres grandes preocupaciones de los graffiteros neoyorquinos, pero más importante que éstas, estaba la directriz primordial del "dejarse ver" (Getting Up), es decir, lograr que su nombre apareciera con la mayor frecuencia posible, como una forma de conseguir la aceptación y el reconocimiento entre la comunidad graffitera. El writer o escritor que en su estilo demostraba un buen sentido del diseño y una reconocida habilidad en el uso de pintura en aerosol, se ganaba rápidamente la estima de sus compañeros y de otros observadores, pero como lo llegó a decir el graffitero Tracy 168: "El estilo no significa nada si tu nombre no aparece con frecuencia. ¿Cómo va a conocer la gente tu estilo si no ve obras tuyas?" De esta forma se obviaba el pésimo estilo de los Throw-ups o vomitados, pero se les reconocía con todo y ello, cuando sus pintas sumaban los cientos y se veían en todos los trenes del metro neoyorquino y en todas las líneas. Algunos writers fueron destacándose y la aparición de la pintura en aerosol dio nuevo impulso a la práctica graffitera, en la que comenzaron a surgir los tags, que eran una especie de firma o logotipo de identificación del escritor, cuyos espacios predilectos de acción eran los subterráneos, los trenes y los camiones. Detrás del tag se ocultaba la identidad y el misterio de sus autores, que tenían además otro principio como el de robar y no comprar la pintura que utilizaban.

Con la proliferación de writers la estética del tag fue adquiriendo mayor relevancia, en lo que se refiere a la originalidad, el diseño y el color. Fue con ello que empezaron a surgir las masterpieces o firmas gigantes, que requerían cantidades enormes de pintura, lo que daba mayor prestigio y reconocimiento a sus ejecutantes, si se considera el agravante ilegal de la acción, además de que la pintura era robada. A los pintores de masterpieces en vagones enteros no se les exigía tantas obras, como a aquellos que adoptaban formatos de otros tamaños, y podían alcanzar el reconocimiento con tan sólo unos veinte trabajos bien hechos. Por el contrario, quienes se limitaban a estampar su firma o contraseña en los interiores o los exteriores de los vagones del metro, tenían que escribir su nombre por lo menos unas mil veces para que pudieran dar cuenta de su existencia.

Por su forma, las obras graffiteras neoyorquinas son clasificadas en siete formatos básicos: el tag ya mencionado, que representa la firma de su autor y constituye la forma más sencilla y predominante del graffiti, a manera de logotipo o monograma; los throw-ups o vomitados, que constituyen la forma más rápida y sencilla de elaboración, por utilizar pintura de un solo color con contornos poco precisos, reconocida también como carente de estilo o de mal gusto; las obras, que es abreviatura de obras maestras, y constan de cuatro o más letras, pintadas a lo largo de las paredes exteriores de los vagones del metro, de calidad en el dibujo y con riqueza de color; to-to-bottoms u obras de "arriba abajo", llamadas así por su formato vertical, del tamaño de la altura del vagón, que van acompañadas de dibujos; end-to-ends, "obras de extremo a extremo", referidas a las composiciones que se extienden de un extremo a otro del vagón; whole cars, o "vagones enteros", con pintadas que ocupan todo el vagón, tanto en sentido horizontal como vertical, y finalmente los whole trains o "trenes completos", que era la forma más elevada y reconocida del graffiti, por todo el trabajo y los riesgos que implicaba su realización.

La proliferación del graffiti ocasionó malestar entre las autoridades locales de Nueva York y una mayor represión oficial hacia los writers, quienes se vieron obligados a conformar grupos o crews que les permitían organizar la vigilancia durante el largo tiempo que les llevaba ejecutar una obra. Paradójicamente, la práctica del graffiti también se convirtió en moda, y la magna exposición de 1975 en el Artist Space Gallery, en el barrio del Soho neoyorkino, contribuyó a la división de los graffiteros. Pero la presencia del graffiti, como experiencia de movimiento underground, comenzaba a extenderse hacia las principales urbes de todo el planeta, incluyendo las principales ciudades de Latinoamérica, como la capital de México.  

El graffiti en México

Fue principalmente en la ciudad de Tijuana donde se presentaron las primeras manifestaciones del graffiti en nuestro país, ya que por su condición fronteriza con Estados Unidos existe un constante flujo de personas e información, donde se da un intercambio cultural entre los migrantes procedentes del centro del país, con los mexicanos residentes en el otro lado de la frontera, siendo los "cholos" quienes llegaron a hacer suya esta forma de expresión, influenciados también por los muralistas chicanos. Pero fue en Guadalajara donde más tarde se desarrolló con mayor intensidad, al grado de formar la old school (vieja escuela de graffiteros) y en donde se empezaron a figurar los primeros estilos de firmas o tags, lo mismo que dibujos.

Otro lugar hacia donde se extendió esta forma de expresión de los jóvenes fue la ciudad de Aguascalientes, que, aunque no es una metrópoli tan importante, se caracteriza porque su población es de las más fluctuantes, al figurar como el séptimo estado expulsor de mano de obra que emigra hacia el país vecino del norte. En la ciudad de México el graffiti llegó a insertarse en los barrios marginales y periféricos de la capital, hacia donde el proceso de urbanización y de crisis económica de mediados de los años setenta y principios de los ochenta del siglo XX empujó a una enorme cantidad de población a emigrar, procedente de diversos estados del interior de la República, dando forma a las hoy conocidas como zonas conurbadas. El cambio cultural por el que pasaron lo migrantes, aunado a las condiciones de marginalidad social, fue marcando los tiempos y espacios en donde los "chavos banda" ocuparon un lugar importante en las formas de expresión graffitera.

Precisamente con la conformación de bandas juveniles se dio una primera oleada de graffiteros, algunos de los cuales llegaron a aprender esta forma de expresión plástica en la frontera, cuyos conocimientos hicieron extensivos a los demás integrantes de sus respectivos grupos. El estilo de graffiti que llegaron a desarrollar estos colectivos marginales era más de carácter territorial, al delimitar su accionar a un espacio urbano específico, de acuerdo con la circunscripción o barrio, lo que a su vez implicaba una apropiación del mismo. Con ello se asumía el compromiso moral de no pintar o graffitear otro barrio al que perteneciera otro grupo o crew, porque hacerlo significaba asumir una actitud invasora y de provocación. Los graffiteros o crews tuvieron así su origen en los chavos banda de las colonias marginales de la ciudad de México, de quienes fueron marcando cierta distancia, social y cultural.

La práctica del graffiti de los grupos mexicanos en poco se distingue de la iniciada por sus antecesores neoyorquinos, en donde el uso irrestricto de la "lata" de pintura en aerosol se ha trocado en instrumento básico, lo mismo que los stickers o marcadores. La forma crew de organización ha sido retomada, lo mismo que los estilos de graffitear: el tag, la bomb, las master pieces o pinturas murales, etcétera. A diferencia de las bandas, entre los graffiteros mexicanos no existe una disputa o delimitación de territorio de manera marcada; la mayoría de las veces, los espacios y las obras son respetados, siguiendo la tradición crew señalada en párrafos anteriores.

La ciudad de Nezahualcóyotl o Neza, como popularmente se le llama, se ha convertido en la región urbana de mayor presencia y tradición graffitera, sea ésta anónima o pública. Miguel Ángel Rodríguez, mejor conocido como Lupus, encabeza a un importante grupo que allí actúa y que fusiona y ensambla el graffiti con la tradición muralística del barrio. El grupo tiene por nombre Neza Arte Nel y en él participan jóvenes artistas plásticos y graffiteros de los barrios más pobres de esa amplia zona urbana. Neza Arte Nel es pionero en la intervención de edificios públicos, que han sido decorados con graffitis en forma de tag y de imágenes, entre los que están el Palacio Municipal de Nezahualcóyotl y la Fábrica de Artes y Oficios (FARO) de Oriente.

El colectivo realizó además una amplia pinta de veinte kilómetros de largo sobre los muros exteriores de las vías que corresponden a línea A del Metro, que va de Pantitlán a los Reyes La Paz. Importa señalar que muchas de las acciones graffiteras como las anteriormente señaladas han sido llevadas a cabo mediante amparo legal o permiso público, en la medida que han sido promovidas o permitidas por las autoridades locales para su realización. Esta forma de trabajo ha sacado del anonimato a muchos graffiteros, que sin embargo han dejado de ser reconocidos por los grupos que aún se mantienen y actúan bajo los principios del anonimato, la ilegalidad y la acción trasgresora.

Otra agrupación de jóvenes graffiteros, distinta a la anterior, es la crew A.P.C., cuyo nombre significa "Ataca, Pinta y Corre", que tiene su campo de acción en la colonia Del Valle de la capital del país. Su líder lleva el tag que le da nombre al grupo: APC, y tienen por filosofía los siguientes principios:

- Dale forma a lo que no tiene: si hay una pared en blanco, dale vida.

- Pisa (pon tu tag) sólo encima de alguien que no tenga tu habilidad.

- No se puede rayar ni graffitear en escuelas ni en iglesias.

- Si eres ONE (o sea que no perteneces a una crew) pinta al principio y al final de tu tag un punto.

- Si perteneces a una crew, pinta tu tag y abajo el nombre de tu crew.

- No hay reglas ortográficas.

Los graffiteros desarrollan juicios estéticos y estilos de vida que crean una identidad, propia de su generación, y como se puede observar de obvia influencia de otros países en donde se desarrolla esta forma de expresión. Para los seguidores de la pinta ilegal, que constituyen la gran mayoría de graffiteros, sus ejes son la velocidad y la acción rápida y bien ejecutada, como si se tratara de la práctica de un deporte extremo; por eso sus valores son: "más alto, más fuerte, más difícil". Hay otros que buscan una expresión más crítica e identitaria, lo mismo que estética, y pintan figuras como la de Emiliano Zapata, el Che Guevara, el Subcomandante Marcos, o alusiones a las problemáticas de carácter indígena, urbana, sindical, política, estudiantil, entre otras.

En el lenguaje graffitero es una constante el uso de términos en inglés, lo que revela el origen del movimiento: tag, firma simple; bomb, letras inmensas en dos dimensiones; wildstyle, letras con diseño intrincado; 3D, letras tridimensionales; hot line, línea luminosa que bordea las letras; in line, línea dentro de las figuras. 

La conformación del crew entraña una compleja organización. No cualquier writer o graffitero puede integrarse al grupo; es admitido al mismo sólo en base a su destreza, al considerar que su participación puede ser beneficiosa para el resto del grupo. Además de reconocer que el graffiti es un arte multicultural, y no contracultural, las crews se rigen por un desarrollado sentido del honor y del respeto, en donde se establece que una pieza de otro writer no puede ser borrada hasta que la pintura empieza a deteriorarse, y que no se debe utilizar el nombre de otro artista para firmar el propio trabajo. Incurrir en cualquiera de estas dos faltas se considera una imperdonable afrenta hacia el otro, y puede suponer la inmediata expulsión de la crew. La competencia que existe entre los diferentes grupos es enorme, pero siempre entendida desde una perspectiva de honorabilidad y respeto. Aunque el graffiti desde el momento mismo de su gestación nace como un arte ilegal por estar realizado en propiedades privadas y sin permiso, el verdadero writer no es un criminal, ni distribuye drogas, ni pertenece a ningún gang, y pese a los peligros en forma de fuertes multas y cortas sentencias de encarcelamiento que amenaza la realización de las grandes piezas, continúan fieles a la llamada del arte y a la necesidad de expresarse. La mayoría de estos writers son además artistas de gran integridad que no realizan su actividad por dinero, por lo que muchos de ellos se niegan a la explotación comercial de su trabajo, e incluso los más puristas se niegan a pintar en las cada vez más extendidas paredes "legales".

Es importante señalar que el graffiti es un arte sin límites de expresión, a pesar que sus piezas tienen un tiempo determinado de vida, debido al deterioro y a la intemperie a la que se ven sometidas en la calle. No obstante, se trata de una propuesta de arte marginal y trasgresor que sigue vivo y vigente, con todo y ese carácter provisional que lleva a los writers a perpetuarlo por medio de fotos de sus trabajos, o de la actual proliferación de revistas impresas y electrónicas sobre este peculiar arte urbano.  

Grupos e individuos

El graffiti mexicano cuenta con una larga historia y las crews que han venido a sustituir a las antiguas pandillas se sirven de una muy particular forma de organización. Tienen un líder que decide cuándo, cómo y en dónde se pinta, quien por lo general es el de mayor edad y con mayor destreza en el uso de la pintura en aerosol. Además, suelen establecer una lista en la que cada uno pinta o dibuja su tag, que es llamada roll-call, del mismo modo que otros suelen utilizar un cuadernillo, en donde realizan sus bocetos que más tarde llevarán a la barda. Muchas veces también establecen algunas reglas respecto en dónde se puede pintar y en dónde no, de tal manera que espacios como las escuelas y las iglesias quedan exentos de esta acción. De igual manera, se tiene como principio no pintar sobre graffitis de mayor calidad que los suyos. En la ciudad de México hay bastantes crews, y es casi imposible hacer un listado completo; sin embargo, vale la pena mencionar los nombres de algunos de ellos y de los más reconocidos: BICE, BOER, EKLA, FICOR, TACHE, REVOST, HOLLOW, PET, YEF, PIER, NEUT, BCA, 2A, ANR, KFC, BNB, SBS, YORK, BITCH, ASCO, RARE, KUBO, TENK, SNER, BOER, CHK, DM, JS, AC. Aun cuando es común encontrar graffitis en diferentes puntos de la ciudad, su presencia es mayor en las zonas suburbanas del oriente y norte, unas cercanas y otras que forman parte de los municipios de San Cristóbal Ecatepec y Nezahualcóyotl, donde se les encuentra con mayor profusión y donde se calcula se encuentran alrededor de ochenta por ciento de las crews del Valle de México. De hecho, en esta amplia zona existen también considerables áreas para la práctica del graffiti tolerado o incluso permitido por las autoridades, como el caso de Neza Arte Nel. Experiencias similares se han repetido en otros lugares, como en las colonias marginales pertenecientes a las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Tlalpan, Álvaro Obregón y Coyoacán. Existen grupos, al parecer menos numerosos que los anteriores, que se dedican a la práctica del stencil y del sticker.( Algunos graffiteros dedicados al stencil son Acamonchi, Neuzz, Wachavato, Flux, Prophet, Robo, Asterisco y Neot.

La preparación de los graffiteros del stencil suele ser distinta de los que se organizan en las crews, dedicados más al graf o al tag. Muchos de ellos han cursado estudios de diseño y tienen propuestas estéticas distintas.  La mayoría de quienes practican el graffiti tienen en común la ilegalidad de su actividad, por lo que sus formas han nacido trasgresoras, al contar con el riesgo que genera la clandestinidad como ingrediente o estímulo creador. Ocasionalmente añaden a la clandestinidad el peligro de pintar en lugares muy elevados o complicados, como  edificios o túneles del metro.

El tag es la forma más usada, y en él se valen del empleo de distintos tipos de letra, que algunos han intentado clasificar (y ha sido siempre ajeno a las reglas ortográficas. Anteriormente el tag y el grafo constituían manifestaciones de protesta contra la discriminación o apología de la violencia, pero actualmente tienen contenidos distintos. Ser tager significa hacerle competencia al mercado, proponerle una riña, abrir la diferencia y el contraste del mensaje encriptado.

Como su nombre lo dice, tager "es etiquetar", hacerse publicidad sin deseo de vender. [...] El tag contemporáneo, es nada más que marcar territorio y competir entre quién hace más placas o quién raya más piezas. Es una manera de marcar la ciudad y fijar territorios. En otras palabras: "hacerse publicidad" transgresora no mercantil.

Ligada con su función, la estética del tag es de una tipografía críptica, al recurrir a elementos confusos, recargados y, en cierta medida, barrocos. Por su parte, el grafo actual es expresión de la cultura hip-hop, que nació en los barrios negros e hispanos del Bronx neoyorquino, como una forma de protesta que incorpora modos de vestir, música y expresión plástica. La protesta contra la segregación étnica y social a la que ambos grupos han estado sometidos se plasmó en los amplios muros y su influencia llegó a casi todos los barrios y regiones suburbanas del mundo, azotados por la segregación o la pobreza. En todos los casos se ha usado como una forma de expresar disgusto, rebeldía e inconformidad contra el statu quo.

No obstante, el grafo en la actualidad ha dejado su inconformidad de lado, enfocándose hacia otros objetivos como la publicidad enajenante y el consumismo, o bien proyecta la realidad social de estos jóvenes suburbanos saturados de imágenes televisivas, como las caricaturas. Por ello, algunas de las constantes del grafo son la estridencia en el color, el atiborramiento visual y la distorsión de la figura.

Finalmente, el stencil y el sticker comparten una estética similar. Su origen es muy distinto al tag y al grafo y fueron técnicas usadas con maestría por la propaganda nazi y los movimientos de izquierda de la segunda mitad del siglo XX, que tenían la intención de encontrar un modo de hacer llegar un mensaje a las masas de manera económica y visualmente atractiva.

Con esta misma intención y con una economía de medios, contraria a la abundancia de herramientas tecnológicas con las que actualmente se cuenta, la reciente explosión del arte callejero del stencil debe ser entendida como una reacción low-tech.

La práctica del stencil y del sticker se opone asimismo a la producción industrial, como una manifestación de individualidad contra los mensajes en serie y contra los criterios de validación que imponen los medios masivos de comunicación, así como los circuitos intelectuales o mainstream cultural. Por sus características, la posibilidad de hacer los stickers o stenciles —sin que su misma realización constituya un delito (el delito reside en adherirlos o imprimirlos en la vía pública)— permite crear imágenes deliberadamente estudiadas, aunque de menor formato que el graffiti, realizado libremente con pintura en aerosol sobre el muro, así como repetirlos casi indefinidamente.

Los motivos del stencil y del sticker son tomados de muy diversas fuentes como el comic, la fotografía y la pintura. Hace uso de todas las tipografías, recurre al claroscuro o alto contraste y tiene un reducido número de colores que agiliza y economiza la impresión. Su contenido es en ocasiones crítico, o bien absurdo u ocurrente. En contradicción con su cualidad de ser una técnica usada desde la prehistoria (recuérdese la impresión de las manos sobre los muros de cuevas mediante la aspersión de pigmento), sus artífices intercambian y envían sus creaciones a través de Internet por todo el mundo y cuentan con paginas en la web para divulgar sus creaciones.

Minimalismo

El término minimalista, en su ámbito más general, es referido a cualquier cosa que se haya desnudado a lo esencial, despojada de elementos sobrantes, o que proporciona solo un esbozo de su estructura, y minimalismo es la tendencia a reducir a lo esencial. Se aplica también a los grupos o individuos que practican el ascetismo y que reducen sus pertenencias físicas y necesidades al mínimo, es también el significado a simplificar todo a lo mínimo. El término "minimal" fue utilizado por primera vez por el filósofo Richard Wolheim en 1965, para referirse a las pinturas de Ad Reinhardt y a otros objetos de muy bajo contenido artístico como los ready-made de Marcel Duchamp

SELZOR

Suena fácil y sencillo, pero ir creciendo como un writer es una forma que cada grafitero debe de estar orgulloso de si mismo. Yo en realidad no se me ocurría nada en ese momento, entonces empecé a practicar letras en forma de globos, que son las letras mas sencillas que hay, y me salieron la A, S , L , Z , O , R , E , M , F. Ahora mi trabajo era cuestión de armar una palabra que tuviera un significado para mi y que en graff me saliera, así nació SELZOR, quien ahora después de 5 años y viendo mis avances podría decir que estoy orgulloso de estar viviendo en esta misma situación. Cuando yo a mi mismo me dije: soy un grafitero y tus papas te ven haciendo grafitis en un cuaderno, es así de "JAJAJAJA MI HIJO JUEGA A SER UN GRAFITERO". Cuando ese hijo se esta jugando hasta la vida en la calle por ser alguien, que de un momento a otro le llamo la atención, como a quien le llama la atención un deporte y lo practica, ya no es lo mismo saber que te gusta algo que a nadie le agrada.

SELZOR INICIO

Por algún motivo o alguna razón, yo cuando iba en la calle comenzaba a observar el ataque visual que los grafiteros habían hecho ya a la ciudad de México, la cual por mas que lo ocultemos esta pintada, este sentimiento por querer saber que era esa adrenalina, comienza por experiencia hace 4 años con 11 meses, cuando yo iba en el carro de mi padre rumbo a mi casa, era ya muy de madrugada y vi a unas personas pintando en un espectacular, entonces decidí meterme en ese tema que era complicado, ya que nadie podía obtener una información exacta y segura de lo que era un grafitero o writter.

WRITTER o GRAFITERO: PERSONA QUE UTILIZA ESPACIOS NO PERMITIDOS POR NINGUNA AUTORIDAD PARA HACER UNA GARBATO QUE EN ESTE CASO SERIA SU LLAMADA "PLACA".

La placa es como aquel apodo, que quieres que te pongan desde la primaria y esto tu la formas de manera tal que esté a tu gusto y pueda ser reconocida entre miles de grafiteros. Mi placa fue difícil de encontrar, ya que mi placa "SELZOR" la saque en una semana mas o menos, era cuando en verdad no sabia nada acerca de este tema del grafiti, no sabia cuales pinturas eran las mejores, no sabia si las caps eran iguales a las demás y conforme pasa el tiempo te das cuenta de todo lo que en verdad es un movimiento social.

SELZOR "COMIENZO DE ALGO QUE NUNCA TERMINARA"

Mi primera experiencia del grafiti, es como haber tenido una relación sexual, cuando aun no estas maleado y no sabes nada acerca de esto, sin en cambio lo deseas hacer, por que es tu primera vez.... Cuando tienes una relación sexual, lo haces con condón y aprendes a que si no lo haces con protección, te puede dar sida y de ahí viene la muerte, así que aprendí una gran lección: "PINTA LIMPIO O PIERDE EL PISO"; esto quiere decir, que a la hora de hacerlo, no cuide no pintarme las manos, sin embargo, las tenia todas pintadas y eso me llevo a mi primera consecuencia con los patrulleros.

De ahí podemos derivar otra cosa, que los guantes de látex son como los condones, te protegen de un mal y sonara raro, pero así es un grafitero también busca su protección, si ellos mismo no lo hacen, nadie lo hace por nosotros.

Después de mi primera experiencia como grafitero, en mi familia nadie lo era, entonces fui uno de los primeros en hacerlo por mi casa, sentía raro pasar enfrente de una pared que el día anterior había sido pintada por mi, destruida por un placer de ser famoso y pintar como nunca antes lo había hecho.

Después de unos dos meses de ser un grafitero one esto quiere decir que era un grafitero que pintaba solo que no tenia un grupo un crew.

CREW: Grupo que llega a jurarse hermandad hasta el final, que tienen un mismo sentimiento por el grafiti y desean expresarlo de manera conjunta, a veces un crew de grafiteros se distingue por que son dos o tres letras que son unas siglas y tienen un significado.

Después de esos dos meses de trabajos, yo ya había pintado como unas 6 veces y eso ya era demasiado para mi, pensaba que yo ya era todo un vándalo, que ya estaba arriba cuando no lo era así y llego la posibilidad de que me metieran a un crew, el cual se llamaba "A.K.A."que significaba AEROSOL KILLIN ADICTION, era de otro municipio ajeno al mío, ahí era cuando me había dado cuenta de que tan conocido era yo en ese momento, para que otro municipio me conociera, era por que ya me estaban reconociendo ese municipio, era ATIZAPAN y yo vivía en NAUCALPAN, en ese momento fui creciendo como grafitero fui conociendo, pensando y de ser un Toy. Toy que es un grafitero sin experiencia o incompetente, que utiliza tapas baratas o con un estilo pésimo a ser reconocido, no nada mas en donde vivía, sino en otros lugares. Conociendo gente fui contactando a personas que estaban en esto del grafiti por mas de 10 años, que por ti y los que están en el debraye los conocen por los trabajos que tienen.

Después de un gran esfuerzo, me hice líder del AKA, siendo líder mantuve a mi excrew arriba de lo arriba, era reconocido estaba topado y me sentía orgulloso de pertenecer a esa gran familia, que esta ya muy arriba, después paso el tiempo y conocí a uno de mis chiles chiles. Cuando te buscan y te dicen, reconocen tu esfuerzo y trabajos y a veces llegan hasta seguir tus movimientos, es lo que mas te hace grande, cuando sabes que tu luchabas y tenias tu ídolo en el grafiti y ahora tu eres el ídolo de muchos, que quisieran ser y estar con la fama que ahora cargas después, de tener un tiempo en este desmadre, después te puedes dar cuenta, que en verdad tienes mas talento de lo que tu crees puedes ir creciendo en todo aspecto y hacer que las cosas cambien, dar una manera distinta de decir que el grafiti es malo, cuando puede ser y dar un gran brinco y encontrar lo que buscabas. Todos empezamos con algo distinto con una manera distinta, en lo personal, ahora veo mis metas alcanzadas y logradas, ahora ya puedo ver la vida distinta, ya se que el grafiti no es malo, es una forma de vida, que no se debe de mezclar la vida del grafiti con la vida personal, ni la vida sentimental, cuando tu no respetas estos limites, de nada sirve que hagas y trates de hacer bien las cosas ya que no se llevarían bien.

ESCUELAS

Las escuelas son en verdad algo muy sencillo, a la vez complicado, tratar de resaltar en un grupo social, cuando te meten a una escuela es por que te están tratando de conseguir una calidad excelente, de un grafitero, llegar a una escuela quiere decir, que te van formando y la meta alcanzada es como graduarte, es cuando logras entrar al CREW, de ahí puedes demostrar mas calidad, ya que pasaste por la escuela y ahora perteneces al crew.

Estilo de vida

La vida del grafiti es cruda, no hay un nivel jerárquico, ni si quiera te piden ser rico o ser pobre, lo único que te piden es un sentimiento, lo único que comparte el grafitero es calidad, experiencia y amor por lo que haces, no hay mas, haciendo esto y sintiendo el mundo de manera distinta a los demás, ser como gatos nocturnos, los cuales solo atacan de noche y cuando atacan de día, es para hacer creaciones, nunca antes vistas, creaciones que pueden paralizar por momentos al trafico, que pasa por una avenida, que paralizan el tiempo y al paso de los años, lo haces un ritmo de vida, cuando eres un anónimo, cuando eres una persona ajena a las demás, que estudias, pero que a la vez pintas, permanecer de manera anónima es lo mejor que pueda existir, por que cuando alguien ha visto tus trabajos casi diario, se hacen una pregunta que alguna vez me llegue a hacer ¿donde vivirá?, ¿como será?, ¿cuantos años tendrá?, esas preguntas que invaden, te haces famoso de una manera distinta, no sales en la televisión, pero sales en periódicos y en cambio, cuando sabes que el grafiti afecta tu vida y algo que tanto te encanta te daña, es lo peor que puedes reconocer, saber que el grafiti tiene sus consecuencias, por tener ignorancia social, que por pensar que grafitear es hacer vandalismo, cuando solamente quieres expresar un sentimiento y compartirlo de una manera distinta, así como cuando alguien canta para alguien, o cuando alguien hace una carta, pues nosotros pintamos para demostrar que no estamos huecos y no somos diferentes, podríamos ser hasta los vecinos los que dañamos una empresa que es de tu tío, pero lo que solo buscan es venganza, en lugar de decir para que recurrir a este grado, cuando podríamos prestarles unas bardas, pero no es así de fácil, mi primera meta fue lograr la fama y pintar como lo hago, ahora solamente quiero hacerle entender al mundo que al grafiti lo han involucrado con tantas porquerías, que me duelen mas por el estilo de vida que llevo, a punto de terminar mi preparatoria no creo ser una mal hijo de familia, pero el grafiti como todos suponen es el lado obscuro de mi vida y así no debe de ser.

MI VIDA TE LA COMPARTO

Te puedo compartir un libro, te puedo regalar hasta dinero, pero sabes que no regalo, ni vendo ni nada, mi experiencia eso vale mucho para mi, romperme el alma cada madrugada, para saber que cada día me hacia mas famoso de lo que creía, era mi trofeo, ahora se me abren las puertas de muchos lados y no solamente eso, se me abren trabajos, los cuales haciendo lo que a uno le gusta ahora ya te pagan por pintar algo que en verdad amas, cuando mi padre me decía que esto del grafiti era pura basura, ahora puedo levantar la frente caminar alto y gritar que soy un grafitero y orgulloso de mi mismo, puedo decir que tengo mas experiencia en las calles que en mi propia familia.

ESCUELA CALLE

Ahora si, hay que hablar de lo malo y lo bueno que me encontré, ¿quien dice que las madrugadas son malas? solo son malas, si tu las quieres hacer, si mientras tu te salgas a pintar, no te metas con nadie, no hagas nada que en verdad haga que te pase algo, en la calle no habrá por que temerle a esta vida nocturna, la escuela calle me demostró que aquí si estoy graduado, se me enseño a crecer en forma de mentalidad, cuando ves la ciudad vacía, ves la inmensidad y llegas a acariciar la soledad y sabes que tan perturbador puede llegar a ser, se podría decir que ahora ya estoy graduado.

PARECEN RIMAS

Si te imaginas y te pones a escuchar una canción podrías decir que es un poema de amor hecho cultura, en verdad no me aburre hablar de lo mismo, lo que me aburre es no hacer entender a las demás personas que no pintamos por hacer enojar a nadie, ni si quiera y descartamos el mito de que marcamos territorio, ya que eso es mentira solo buscas pintar y llegar a la fama y meta alcanzada, nada que ver con territorios, eso esta descartado al menos para mi, nosotros mismo sabemos que las pedradas existen y es cuando en verdad sientes que el grafiti no te deja mas que fama y ya no hay nada de provecho, pero podría decir que algunos grafiteros son mas cultos que cualquiera de nosotros.

Perspectiva

Ahora que ya estoy del otro lado, me pongo a pensar y digo que las cosas parecían fáciles, pero no lo es así, es mas difícil de lo que creía, pero ahora puedo dar un consejo y los grafiteros somos necios, creemos tener la razón y buscamos excusas para evadir y tener la razón en todo, pero a veces es increíble, nos ponernos a pensar y todos lo hemos hecho y sabemos que en muchas cosas estamos mal, así es también somos humanos y cometemos errores, ahora solamente lo que necesitamos es que nos consideren no otra cosa, sino como hombres que necesitan expresar sus emociones, para nosotros no es tan fácil expresarnos de otra manera sino pintando, así es y seguirá siendo, algunos piensan que el grafiti alguna vez se acabará, pero en realidad es una epidemia que cada vez contagia mas a jóvenes a recurrir a esto, a estar en contra del sistema y algunos aquí demuestran su rebeldía, pero mas que eso, es que algunos en verdad están vacios por dentro y con esto se llegan a llenar, o a sentir ese cosquilleo de ya soy alguien y estoy vivo estoy aquí.

RESPETO AL 100%

Lo que tu crees que no deja nada bueno, al menos para los mismos grafiteros, deja algo que impone entre nosotros mismos y ese es el respeto.

El respeto empieza desde que sabes reconocer que hay alguien mejor que tu, que sabe mas que tu y eso no quiere decir que es por que ya lleve demasiado tiempo en esto, si no que la verdad se ha esforzado y luchado por llegar a alcanzar ese respeto que tanto anhela cualquiera.

¿Como te puedes ganar el respeto?:

En primera, respetando a los demás y respetando los trabajos muy bien elaborados que otros han logrado a hacer, por ahí se empieza.

Cuando lograste alcanzar esto, ahora te toca hacer lo que ellos, hacer que lleguen a respetar tus esfuerzos y trabajos que no nada mas pasen y digan: -ahí pintó este wey, si no que digan ahí pinto él y el que lo llegue a tapar debe de estar aun mas cabrón que él.

El respeto se gana de muchas formas, una de ellas es ir siendo conocido por trabajos o por que pintaste en diferentes lugares, o por que tienes pintas en lugares impactantes donde nadie se lo imaginarias, ahí es cuando te ganas un respeto.

Cuando complementas tu respeto y te catalogan como alguien a seguir y respetar, es cuando ahora ya puedes y te identificas como un verdadero grafitero, esto nadie lo piensa al comenzar a pintar, conforme pasa el tiempo sabes que vas avanzando y es fácil de saber el por qué.

¿TRABAJAS LEGAL?

Cuando las cosas van mejorando cuando sabes que puedes crear cosas increíbles, que quieres saber de que estas hecho, haces legales esto quiere decir que nadie lo impide, que nadie se puede oponer o detenerte al pintar, esto es lo mas padre y hermoso del grafiti, parar al mundo en todo aspecto, para ver a un artista anónimo clasificado como rata de la sociedad, en el día pintando cosas extraordinarias y dejando calladas a las personas que tienen una visión diferente, para todos aquellos grafiteros que no tratan de ensuciar nuestra reputación en esta sociedad.

Sabiendo que tus creaciones por que ya no es vandalismo es arte palabras que para nosotros suenan diferente y para otras suenan como una comparación que no va con nosotros.

ES MAS FACIL

Cuando me preguntaban a mi

-Oye wey ¿por que no haces cosas padres?

yo les contestaba:

-Por que eso no es un grafitero el grafitero pinta puro ilegal y puras letras,

me di cuenta que para un grafitero evadir una responsabilidad evadir trabajo, esfuerzo calidad, todo eso que convierte un legal en un arte, lo convirtamos en cosas ilegales, que eran ataques visuales, que hacían enojar no nada mas al dueño, sino a la población entera.

"ES MAS FACIL PINTAR ILEGAL, NO PEDIR PERMISO CORRER Y SER FAMOSO".

"ES MAS DIFICIL ESFORZARNOS Y SOBRESALIR DE LOS DEMAS"

"LAMENTABLEMENTE, ESCOGEMOS EL CAMINO MAS FACIL, EL QUE NO NOS DEJA NADA, PERO NO NOS COSTO TANTO TRABAJO".

"SOBRE ESOS ARTISTAS OBSCUROS, QUE ESTAN AL ATAQUE CONSTANTE Y DIARIO NOCTURNO".

TALENTO MAL GASTADO

Dicen que aquí lo único que hay es vandalismo, pero a veces te conviertes en prisionero de ti mismo y de lo que te gusta, no podemos llegar a una buena conclusión, hay gente que se llena haciendo esto y se siente libre, haciendo esto y sintiéndose conformes con si mismo, lo seguirán haciendo, a veces dudamos y buscamos algo romántico, pero nadie cura un vacio y lo que siempre nos llenará, es así como puedes vivir feliz, estando bien contigo mismo, a veces son castigos, a veces son retos, a veces son cosas inexplicables, de aquí me quedarán recuerdos, me puedo llamar y decir con orgullo que soy un grafitero y no cualquiera, sino el grafitero que ya entendió el concepto de arte, vandalismo, respeto, sabiduría y habilidad, todo esto me queda muy claro y me quedo conforme.

ESTOY VIVO

Tengo de lado mío al tiempo, paredes, que mas podría pedir, solamente pienso en que todo será mas fácil en un futuro mas cercano, ahora realizado todo esto, puedo decir y explicar como me siento ahora, ahora se que en algún tiempo SELZOR vivo y sigue siendo reconocido, lamentablemente mas reconocido por ilegales que por obras de arte, pero ahora puedo decirles que me siento lleno, que me siento feliz , que me siento realizado, ahora se que soy capaz de hacer grandes cosas, de proponerme cosas que nunca antes había hecho, misiones inolvidables al lado de grandes personas que compartían un mismo sentimiento y nunca se echaron para atrás, muchos se quedaron en el camino, muchos no complementaron su sueño, que nunca se podrá hacer realidad, a muchos de nosotros nos lleva la muerte antes que otros, a otros nos llevan las drogas y mas por el ambiente que en la calle se puede llegar a vivir, pero superados estos obstáculos, ser un grafitero, seguir estudiando y ser reconocido, en verdad es de estar agradecido conmigo mismo y con mis mismos compañeros de trabajo, a quienes les tengo un respeto como amigos inseparables, en las buenas y en las malas, siempre juntos.

Y así podría contarles todo, pero lo básico aquí está, escribí experiencias y saber como se siente, compartí mi sentimiento, aquel que me llena y me hace sentir grande entre los demás.

Conclusiones

Conclusiones yo se que, puta, hay demasiadas y que aun así, el grafiti ilegal seguirá vivo, por que eso lamentablemente no se acaba, pero igual puede haber mas apoyo y con esto surgirían mas artistas y no mas vándalos, es algo complicado, en realidad tendrían que intervenir grafiteros contra sociedad y esto seria difícil de juntar por que no se entenderían, habrían conflictos y de hecho el grafiti, como ya había dicho, es una plaga que es difícil de exterminar, porque así como hay grafiteros que dejan el grafiti a los 40´s, o como los que toda su vida lo hacen, o como los que nada mas querían experimentar, lo dejan. Pero igual diario hay mas y mas personas que quieren sentir el deseo de ser grafiteros y terminamos con lo mismo, y esos principiantes comienzan a hacerles preguntas.

¿Es posible saber a dónde va el graffiti? Como se ha dicho, su original ilegalidad en muchos lugares ha sido institucionalizada e incluso fomentada. Algunos se cuestionan si la diferencia entre el graffiti y el muralismo, reside precisamente en su ilegalidad, que se desvirtúa profundamente al ser tolerado e incluso incentivado, perdiendo dos importantes componentes: su realidad trasgresora y el miedo como ingrediente creador. Posiblemente, el aún reciente campo abierto por el stencil y el sticker permita una renovación de las formas y objetivos del arte callejero……….

Bibliografía

Anaya, C., El graffiti en México; ¿arte o desastre?, México, Universidad Autónoma de Querétaro, 2002.

Baudrillard, Jean, "Kool Killer: los gaffitis de Nueva York", en Revista de sociología, núm. 2, Universidad Autónoma de Barcelona, 1983.

Castleman, Craig, Los Graffiti, Madrid, Hermann Blume, 1987, pp. 35-47.

Codeseira, S. y L. Gándara, "Graffiti, fútbol e identidad", en Revista Digital: lecturas, educación física y deportes, año 5, núm. 22, Buenos Aires, http://www.efdeportes.com

Díaz del Castillo, Bernal, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, México, Porrúa, 1960, p. 541.

Fontana, Rubén, "La gráfica salvaje", en Revista Tipográfica, núm. 2, 1987.

García-Bravo, H., Comunicación, vida cotidiana e identidades urbanas en tiempos de Globalización, México, McLuhan, 1997.

Garduño Oropeza, Gustavo, "Lectura del texto graffiti. Una aproximación semiótica a sus elementos", en La Colmena, revista de la Universidad Autónoma del Estado de México, núm. 25, 1999, pp. 90-105.

Hernández Sánchez, Pablo, La historia del graffiti en México, Radio Neza, México, 2003.

Mazzilli, Román, "Graffiti: las voces de la calle, en Revista Acheronta, núm. 3, Buenos Aires, 1996.

Navarro, Luis, "Fogonazos" en el site Aleph, 1997, http://alepharts.org/index.html

Pereira, Armando, Graffiti: notas sobre critica y literatura, México, UNAM, Coordinación de Humanidades, 1989.

Pible, 100% Graffiti (antología), México, Grijalbo, 1999.

Real Academia Española, Diccionario de la lengua española, vigésima primera edición, Madrid, Espasa Calpe, 2000, p. 1052.

DEDICATORIA

Estas obras que ahora presento mas que nada, quisiera hacer hincapié a los que mas me apoyaron, que son los que siempre estuvieron a mi lado, nunca me dejaron y siempre siento el apoyo y calor de una familia, a la cual la amo y dedico mi tiempo y dedicaré mi vida a esta obra que en verdad le hago hincapié a mis padres que me apoyaron moralmente y que dedico esta obra a la cual le dedique mi tiempo inteligencia y ala cual le entregue mi corazón completo para poder haber cumplido mas en esta vida.

Agradecimientos

A los que en verdad agradezco son a mis padres quienes estuvieron conmigo desde el principio, a los cuales les agradezco como no tengo idea, no hay precio con el cual pueda pagar lo que en verdad necesité y ellos lo brindaron, tiempo y espacio; a mi hermano el cual me apoyo con varias ideas que eran lógicas y tenían una explicación.

 

 

 

 

 

 

Autor:

Juan Manuel Carreón Sánchez


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.