Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Mons. Dr. Jesús Manuel Jáuregui Moreno (página 2)

Enviado por SANDINO RINCON



Partes: 1, 2


Para esos años se encuentra en el poder como se describió anteriormente Antonio Guzmán Blanco, quien tendrá muchos conflictos con la iglesia Católica como resultado de las medidas tomadas por su gobierno. Ahora bien, en honor a la verdad debemos expresar que los conflictos entre el Estado y la Iglesia vienen desde los días de la independencia, ya que como se recordará la iglesia para ese entonces se identificó con el imperio español, por lo que Miranda, Bolívar y posteriormente conservadores y liberales se esforzaran para lograr un Estado de carácter laico e impedir que la iglesia interviniera en la política; pero no menos cierto es que de todos ellos, y especialmente dentro de la corriente liberal, es Guzmán quien dictará las medidas de mayor alcance hacia ese objetivo. Una de ellas fue la Ley que estableció el matrimonio civil promulgada el 1º de enero de 1873 y publicada el 08 de enero de ese año, según la cual el matrimonio debía realizarse ante el Presidente del Concejo Municipal y antes del matrimonio eclesiástico. Probablemente J. M. Jáuregui en su condición de Secretario Privado del Obispo de Mérida Mons. Juan Hilario Bosset, en una pastoral de 1873, presenciaría cuando aquel explicaba que al acatar la nueva ley, los curas párrocos debían de instruir a los fieles en la necesidad de elevar este contrato a sacramento por medio de la celebración en la iglesia, con la asistencia del párroco y de dos testigos; esta conducta traería como consecuencia que el Obispo de Mérida fuera expulsado del país.

Además de esta medida debemos mencionar las siguientes: Suprimió los Seminarios a través del Decreto fechado en Caracas el 21/09/1872 que establece en su artículo 1º -."Quedan extinguidos los seminarios clericales que existen en la República, no pudiendo en lo futuro establecerse ninguno de esta especie."; este punto es muy importante tenerlo presente sobre todo cuando relatemos la estancia del padre Jáuregui en La Grita; creó el Registro Civil que privaba de validez al parroquial; le dio a la universidad la enseñanza de las materias eclesiásticas; se prohibió celebrar bautizos o entierros sin la constancia de haber cumplido la formalidad civil, se prohibió el pago de primicias que hacían los fieles a la iglesia; cerró los conventos de mujeres, restringió el derecho de la iglesia y del clero de poseer bienes raíces. Algunas de estas disposiciones fueron abolidas o abandonadas durante los gobiernos de Juan Pablo Rojas Paúl (1888 -1890) y Juan Vicente Gómez Chacón (1908 -1935).

Este es el escenario que le tocó vivir a J. M. Jáuregui en cuanto al clero se refiere, pero por otro lado si bien Guzmán Blanco fue un autócrata, personalista en cuanto a tipo de gobierno, muchos le reconocen su papel de modernizador del país, construyendo carreteras, ferrocarriles, correos, telégrafos, y otras infraestructuras como El Capitolio, teatros, etc., decretando el Himno Nacional, estableciendo el Sistema Métrico de Pesas y Medidas y una moneda nacional "el bolívar", restaurando el crédito público interno y externo, fomentando la agricultura, la instrucción decretándola pública y obligatoria, y en términos generales estableció como ningún otro de sus predecesores una economía mas o menos estable y con una mejor administración. Una prueba de ello la personifica el propio Jesús Manuel Jáuregui Moreno, al ser seleccionado para realizar los apuntes estadísticos del Estado Guzmán (Mérida), los cuales fueron tomados muy en cuenta por el ejecutivo regional para elaborar las estadística oficiales requeridas por los gobiernos federales, en función de organizar el territorio y la administración pública del naciente Estado venezolano de finales del siglo XIX. La Constitución de los Estados Unidos de Venezuela de 1874 modifica la Constitución Federal de 1864 en lo siguiente: 1) Reduce el período constitucional a dos años; 2) El voto es público y firmado 3) Un senador, dos diputados elegirán al Presidente de la República.

Esta Constitución a su vez será reformada en 1894. Lo expresado anteriormente es digno de considerar a objeto de emitir un juicio u opinión sobre dos hechos relacionados con J. M. Jáuregui como lo son: En 1876 fue electo Diputado de la Legislatura del Estado Guzmán (Mérida) por el Distrito Rangel y en 1879 fue electo Diputado al Congreso de la República por el Estado Guzmán; basados en estos hechos ¿podría asegurarse que el padre J. M. Jáuregui estaba inclinado hacia el partido Liberal Amarillo que lideraba Guzmán?

La respuesta parecería evidente, sin embargo, recordemos que el padre Jáuregui para el año 1879 se encuentra en su sexto año como vicario de Mucuchíes y que durante ese lapso y posterior a éste, todo es un continuo aprendizaje, sabe bien cual es su papel, ¿valdrá la pena mostrar una actitud como la asumida por el Arzobispo de Caracas Guevara y Lira el 26 de septiembre de 1870 al negarse a oficiar un te deum en que asistiría el gobierno a dar gracias por el triunfo obtenido y que le costaría su expulsión del país? ¿Valdrá la pena oponerse abiertamente a una medida como lo hizo el Obispo Bosset relatado anteriormente, sufriendo destierro y que por cierto moriría durante el viaje en el denominado Paso de las Porqueras.

Me pregunto ¿Algunas medidas del gobierno le habrán parecido a J. M. Jáuregui positivas para su país? Para 1879 Jesús Manuel Jáuregui contaba con 31 años de edad y ya formaba parte de una élite ilustrada con vocación y fuerte ascendencia en la vida política tanto local como regional; su pensamiento debía estar dirigido a contribuir con la mejora de su país y la situación que se le estaba presentando le podría ser de gran ayuda a ese fin, por tanto pienso que algunos lineamientos liberales debían coincidir con los suyos, pero por sobre todo era un clérigo venezolano que ya había iniciado un camino que le conducirá a ejercer una serie de actividades de gran significación para su patria y que lo haría merecedor de muchos reconocimientos tanto en su vida terrena como en la posteridad. Uno de ellos lo recibe en el año 1877 el cual consistió en su admisión como Socio Corresponsal de la Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales de Caracas, producto de su trabajo: Apuntes Estadísticos del estado Guzmán y además por sus envíos de muestras de fósiles, rocas y otros minerales para su estudio.

En su vida política fue además Presidente de la Comisión de Límites entre Guayana y Venezuela y a raíz del Decreto de Instrucción Obligatoria, en 1881 presidió la Junta de Instrucción local.

Monografias.com

Iglesia San Juan Bautista de Milla (Edo.Mérida)

Monografias.com

Fondo Iglesia de San Cristóbal de Trondoy (Edo.Mérida)

Monografias.com

Iglesia y plaza Bolívar de Torondoy (Estado Mérida)

Emilio Constantino Guerrero narró que Monseñor Jáuregui, siendo nombrado párroco vicario de la iglesia del Espíritu Santo de La Grita, al recibir la Parroquia declaró un lunes 6 de agosto de 1883 como día del Santo Cristo de La Grita, el cual es festejado desde entonces. Con 35 años de edad que cumpliría el 28 del mes siguiente, inicia otra etapa de su vida que acrecentará la importancia que tenía ya para aquel entonces La Grita, capital del Distrito para ese momento conocido con el epónimo de Entrena (en 1885 Guzmán Blanco; en 1898 Crespo hasta 1909 y a partir de entonces Jáuregui). Para el momento el Presidente de la República, elegido en elecciones por Estados Federales (con la anuencia de Guzmán) es Joaquín Crespo, decimos esto por lo que sigue: Transcurrido cuatro meses de su llegada y con el apoyo del Dr. Francisco Antonio Guerrero el 1 de enero de 1884 funda el Colegio Seminario del Sagrado Corazón de Jesús del cual sería su Director hasta 1899 (a pesar de estar vigente el Decreto de fecha 21/09/1872).

El Dr. Francisco Guerrero tenía un Centro Educativo que se constituyó en el inicio de Jáuregui ya que muchos de sus alumnos y el propio Dr. Guerrero serían los primeros alumnos y docentes del Colegio Seminario del Sagrado Corazón de Jesús, según lo revela el propio Jáuregui en el Libro de Matrículas que el mismo llevaba. Da la impresión que el colegio recién fundado sustituyera aquel perteneciente al Dr. Guerrero y que además el mismo tuviera existencia de hecho más no de derecho, suposición esta que hago basado en el contenido del expediente de esta institución en poder de la Diócesis de Mérida y que más adelante se detallará. Para el año de la fundación se inscribieron 30 alumnos entre los cuales se encontraba Emilio Constantino Guerrero que posteriormente formaría parte del personal docente.

El epónimo del Colegio según J. Pascual Mora " no sólo tenía una connotación religiosa sino ideológico-política, pues era la barrera que la iglesia colocaba a las nuevas ideas;….por eso el Colegio fundado por Jáuregui tenía además de la labor formativa, la función de diseminar una doctrina de pensamiento, apegada a las ideas de Pío IX y León XIII" .

En 1885 J. M. Jáuregui con Monseñor Román Lovera (Obispo de Mérida) viaja a Roma, se entrevista con el Papa León XIII, luego marcha a Turín recibiendo de Don Bosco y su orden de los Salesianos orientaciones que incrementarían sus experiencias pedagógicas además de unos planos para la construcción de un claustro (la sede del colegio). Se desplaza a París y en su museo entrega muestras diversas como cerámicas, metales y monedas por lo cual recibe el título honorífico de Miembro de la Sociedad de Ciencias Naturales. Ese año y ya en tierra grítense instala la Sociedad Religiosa de las Hijas de María. En 1886 reconstruye el templo consagrado al Espíritu Santo y funda el Hospital de la Caridad. En 1887 construye un orfanato y el Hospicio Cabañas.

En 1888 con la ayuda del Gobierno Nacional (Presidente Juan Pablo Rojas Paúl) y del Concejo Municipal de La Grita emprende la construcción del edificio sede del Colegio Seminario del Sagrado Corazón de Jesús. Para ese año el Gobernador de la Sección Táchira es Cipriano Castro, quien será para el año 1890 Diputado por esta misma Sección del Gran Estado de Los Andes (Táchira, Guzmán y Trujillo). En 1889 presenta en Maracaibo una exposición de Mineralogía. Escribe su obra La Sultana del Zulia, donde expresa:

"si el arte de la política consiste en engañar siempre, como lleva por lema en las prácticas administrativas algunos magistrados (…) porque el pueblo puede ser oprimido; pero engañado no, no¡ Al pueblo nunca se le engaña aunque sufra. La historia habla después; y el tiempo hace justicia." Un claro mensaje para los gobernantes de lo que es su responsabilidad.

En 1890 se realiza la inauguración de la sede del Colegio Seminario del Sagrado Corazón de Jesús. El Reglamento de la institución escrito por Jáuregui describe la misma así:

"En primer lugar, ha construido un extenso y sólido edificio de dos pisos con espaciosos salones para actos académicos, dormitorios y piezas aúlicas; (…) Ha provisto además el establecimiento de todos los útiles necesarios para los estudios de Geografía y Cosmografía, y se propone en el presente año proveerlo de los aparatos indispensables para los estudios de Física. (…) El plan de estudio está amoldado sobre las leyes de Instrucción Popular de la República. El Ilmo. señor Diocesano ha concedido al plantel los privilegios de Seminario y en él se educan jóvenes que se dedican especialmente a la carrera eclesiástica, habiéndose conseguido ya como fruto la formación de varios virtuosos e iluminados sacerdotes. El Gobierno de la República ha autorizado los estudios filosóficos y de él están saliendo jóvenes muy bien aprovechados de estas ciencias, en los cuales han obtenido los grados de bachilleres y agrimensores."

El Reglamento interno del colegio daba cuenta además de estos aspectos:

Sus alumnos visten de hábito talar negro, beca azul, y escapulario del Corazón de Jesús sobre los vestidos al lado del corazón.

Están obligados a asistir a las funciones religiosas cuando lo disponga el Director.

Se levantarán a las cinco de la mañana, harán su oración cotidiana de rodillas delante de la imagen que tendrán en la cabecera de su cama; enseguida se lavarán, peinarán, y se pondrán a estudiar. Desayuno a las siete y estudio a las ocho. Enseguida se da la clase que dura hasta las diez. Almuerzo a las once. Descanso hasta la una, en que de nuevo se estudiarán la lección de la tarde. A las 2 (p.m.) clase. A las 4 y media comida. A las seis canto y órgano. A las 8 rosario y a las 9 silencio.

La escolaridad estaba conformada por alumnos internos y externos.

El cuerpo docente y materias que impartían para el año académico 1895 – 1896 era el siguiente:

Dr. Emilio Constantino Guerrero / Geografía Universal / Aritmética razonada y Algebra / Francés

Br. Antonio Quintero Rojas / Física / Historia Universal / Inglés / Filosofía Intelectual / Derecho Romano y su historia

Maestro de Artes y Oficios. Sr. Ramón Pino Farias / Dibujo Topográfico

Br. Pablo Maldonado / Mínimos en Latín

Br. Felipe Vidal / Menores en Latín / Griego

Br. Gilberto Guerrero / Superior de Idioma Castellano

Br. Enrique Rojas / Inferior de Castellano

Br. Maximiliano Escalante / Inferior de Aritmética

Sr. Rafael Ontiveros / Superior de Aritmética

Br. Eliseo del C. Mansilla / Retórica y Métrica

Br. Ramón Vera / Contabilidad Mercantil

Sr. Apolinar Granados / Inferior de Religión

Dr. J. M. Jáuregui / Teología Dogmática

Br. Diógenes Escalante / Escritura

La calidad de los egresados del Colegio Seminario Sagrado Corazón de Jesús era excelente, pues aquellos que posteriormente siguieron estudios en la Universidad de los Andes, su Rector Dr. Caracciolo Parra Olmedo (abogado Trujillano y abuelo de Caracciolo Parra Pérez) en el Anuario 1890 -1901 dirigido al Ministro de Instrucción Pública expresó que estos cursantes casi generalmente recibieron la calificación de sobresalientes por sus profundos conocimientos.

Por la consideración hecha anteriormente se explica el porque en este colegio se formaron generaciones que a la postre se convirtieron en una elite de intelectuales que repercutieron en diversos estratos nacionales. Párrocos entre otros: Ramón Mora en Seboruco, Juan de la Rosa Zambrano en El Cobre, José del Carmen Reina en San Antonio; Maximiliano Escalante en La Grita; Escritores y poetas entre otros: Dr. Emilio Constantino Guerrero, Dr. Diógenes Escalante, Pedro María Parra; Ministros de Gobierno entre otros: Dres. Rubén González, Efraín González; Gobernadores de Estado: Dr. Jerónimo Maldonado, Abigail Colmenares, José María García; Generales entre otros: Román Delgado Chalbaud, Félix María Galavís, Eleazar López Contreras, Régulo Luís Olivares. El sistema de evaluación en el colegio favoreció la motivación por el sistema de premios, sobre esto menciona J. Pascual Mora que el alumno Eleazar López Contreras nunca tuvo participación en el programa de premios, lo que hace pensar que no fue destacado en sus estudios. Según J. E. Vivas escribe en el Diario Católico del 28/09/1948 "la productividad académica se cuantifica en cincuenta y tres sacerdotes, un arzobispo, treinta y dos doctores, y veintiún generales."

Es por lo anteriormente expuesto sobre el colegio que a Monseñor Jáuregui se le considera como el Patriarca de la educación en el Estado Táchira y a La Grita por ser cuna de este colegio donde se producía y se impartía conocimiento con excelentes resultados se le conoció como la Atenas del Táchira.

Cuando decíamos que la fundación del Colegio Seminario Sagrado Corazón de Jesús fue de hecho y no de derecho fue basándonos en lo que el expediente sobre la fundación del mismo contiene, a saber: Escritura pública de venta fechada en La Grita el 26/02/1888, por la cual el señor David Mancilla, vende al Pbro. Dr. Jesús Manuel Jáuregui Moreno un terreno de su propiedad aledaño a la casa donde funciona el colegio; copia sobre la bendición del nuevo edificio y acta de fundación del colegio, fechada en La Grita el 13 de junio de 1890 y la relación de capitales invertidos en la construcción del edificio.

Monografias.com Monografias.com

Colegio Sagrado Corazón de Jesús (La Grita Estado Táchira)

En 1891 Jáuregui publica su obra Tratado de Urbanidad para uso de los Seminarios que conjuntamente con Geometría Elemental, para uso de establecimientos de ambos sexos publicada en 1892 e Introducción de la Gramática Latina en 1897, son considerados como los tres manuales escolares que modifican la metodología pedagógica al presentar nuevos enfoques educativos y científicos influenciados principalmente por la pedagogía de Don Bosco y los salesianos, por lo que fue llamado el "don Bosco de los Andes" En relación a su obra Geometría Elemental expone su propuesta sobre el principio de la Equivalencia del Círculo y del Cuadrado, lo cual sorprende a los entendidos sobre todo por el hecho de que se trata de un sacerdote cuya formación es casi autodidacta en muchas áreas pero en particular el de las matemáticas, que vivía en una de las poblaciones más abandonada de su época, y no obstante ofreciera una solución a uno de los problemas clásicos de las matemáticas. Tuvo el reconocimiento del Rector de la Georgetown University-Washington, que fue reproducido en el periódico El Misionero fechado el 26 de abril de 1892.

En 1892 Publica El Misionero, poema de un canto. Además inaugura un periódico con el mismo nombre "El Misionero" órgano divulgativo del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, el cual además de otras informaciones, publicaba el resultado de los Exámenes Generales por lo menos así ocurrió con el año académico 1895 – 1896.

Este año de 1892 triunfa Joaquín Crespo (Revolución Legalista) contra las fuerzas de Raimundo Andueza Palacio quien quería continuar en el poder y que desde la denominada entonces Sección Táchira era apoyado por Cipriano Castro quien al ver la derrota, se exila a Colombia por siete años (1892-1898).

En 1893 coloca la primera piedra para la construcción de la Capilla de la Laguna de García, inaugurada y bendecida al año siguiente. Bendijo el nuevo cementerio de La Grita y en 1894 el de Omuquena.

El 16 de mayo de 1894 bajo su dirección instala en La Grita la Junta de Socorro para recolectar ayuda para los desamparados del gran terremoto de los andes ocurrido el sábado 28 de abril de 1824 (considerado el más grande del siglo XIX en Venezuela), que tuvo influencia sobre todo en el estado Guzmán (Mérida) pero también en sus límites con el Estado Táchira y en Carache del Estado Trujillo.

En 1895 el Gral. Joaquín Crespo Presidente de la República (1892-1898), le confiere la condecoración Orden del Busto del Libertador en su Tercera Clase (hoy Orden del Libertador). El 14 de septiembre de ese año, funda el Colegio de Niñas del Espíritu Santo y crea la Asociación de Hermanas de la Caridad de la Sacra Familia.

El 19 de noviembre de 1896 con motivo de sus bodas de plata sacerdotales, La Grita en su honor erige un monumento: La Alameda a Jáuregui, el cual tiene como centro una columna clásica, ubicado en su salida que conduce a Mérida (El Calvario) ¿Por qué una columna? Una columna nos lleva a la antigüedad greco latina, una antigüedad que en América durante el siglo XIX y la primera mitad del XX se constituyó como un pasado común a todos. Nuestro continente tenía varios pasados: africano, indígena. Para diseñar una línea recta de una historia que llevara hacia un futuro común, era necesario seleccionar un pasado: el de la democracia grecolatina y al mismo tiempo una fuente del Renacimiento y de la Ilustración; por eso era común los monumentos de columnas, como es este caso así como el erigido por la batalla de Niquitao y que observamos al principio de este compendio de investigaciones.

En 1897 escribe El Episcopado Venezolano. En este mismo año Jáuregui encontró en los archivos el nombre del sacerdote que venía con Colón en su III viaje y que celebró en Coro la primera misa, se trataba del Padre Juan Pérez.

En 1898 durante el mes de junio y por ser este el consagrado al Sagrado Corazón de Jesús, pronuncia 33 discursos que quedaron plasmados en su obra El Amor Divino y de la cual es este pasaje "Ay, cómo duerme el ingenio en nuestro suelo bajo el peso de la indolencia esperando la mano del progreso que lo levante y le ayude a tender su vuelo por las regiones de la inmortalidad". El Concejo Municipal lo declara por Acuerdo Hijo Benemérito de La Grita el cual le fue ratificado solemnemente el 11 de julio de 1904.

Recibe del décimo Obispo de Mérida Antonio Ramón Silva su nombramiento como Vicario Foráneo de San Cristóbal.

El 20 de febrero de 1898 el merideño Ignacio Andrade se posesiona de la Presidencia de la República a la cual ha llegado por elecciones directas apoyado por Joaquín Crespo pero en medio de una inestabilidad política provocada por alzamientos. La epidemia de viruela que azota al país, la muerte del mismo Crespo en Mata Carmelera del Estado Cojedes el 16/04/1898 y otras razones desestabilizan al gobierno; esta situación es aprovechada por Cipriano Castro quien saliendo de su exilio se traslada a Caracas a objeto de lograr una alianza con Andrade en la que pide el control político del Gran Estado de los Andes, pero el gobierno desconfía de él prefiriendo esperar los resultados de su política autonomista. Ante esto Castro responde invadiendo a Venezuela desde Colombia (Cúcuta) el 23 de mayo de 1899 con el objeto de derrocar al gobierno iniciándose así la denominada Revolución Liberal Restauradora. Marcha hacia San Cristóbal, algunos de sus hombres habían estudiado en el Colegio Seminario Sagrado Corazón de Jesús, entre ellos: Régulo Luís Olivares y Eleazar López Contreras, obtiene tres triunfos en los combates de Toconó, Las Pilas y El Zumbador, en éste último vence al General Morales quien era Presidente del Gran Estado de Los Andes, sitia a San Cristóbal durante veinte días pero abandona ante la proximidad de un ejército de 5.000 hombres al mando del General Antonio Fernández enviado por el Gobierno Nacional. Monseñor Jáuregui de 51 años de edad, a objeto de evitar más derramamiento de sangre intervino como mediador entre el gobierno representado por el General antes mencionado y Cipriano Castro de 41 años de edad. En la entrevista Castro le propone gestionar un armisticio ante el gobierno (las fuerzas del gobierno numéricamente lo superaban). Jáuregui desde Lobatera con fecha 23 de julio de 1899 dirige una carta a Castro donde le manifiesta "he juzgado que no debo ejercer la mediación que he ido a ofrecerle en tal sentido, porque sería tiempo perdido y nada decoroso para mi carácter (…) Le ofrezco de nuevo mi mediación pero tan sólo para negociar una capitulación honrosa que ponga término a tantos males de un modo decoroso tanto para el Gobierno de la Nación como para usted y los suyos." Ante este hecho Castro desde Borotá le responde inmediatamente en forma intolerante "la comisión que usted preside no tendrá más acceso en este campamento"

Del escrito hecho por Jáuregui se deduce que hubo un único encuentro entre él y Castro y que el mismo de ningún modo resultó en provecho para el cese de hostilidades y ello a mi manera de ver era imposible debido a que ambos hombres se conocen y tienen personalidades opuestas.

En tanto Castro es un aventurero y oportunista, Jáuregui es un clérigo para su época excepcional, pues resultó ser además de un pionero, un político con éxito, cualidades que despertarán en Castro un odio a su persona y que más adelante lo demostrará. Cipriano Castro logra vencer al General Antonio Fernández en Cordero y de allí en adelante continuará cosechando triunfos hasta su entrada a Caracas el 29 de octubre de 1899, no obstante será rechazado y por tanto objeto de varias conspiraciones. El encuentro que tuvieron Castro y Jáuregui por la manera como se escribieron posteriormente, debió haber producido una discusión bastante fuerte que desembocaría en una enemistad muy seria, a tal punto que una vez en el poder Castro, el padre Jáuregui plantea su renuncia al Curato y Vicaría de La Grita para tomar rumbo a Roma, saliendo desde Maracaibo.

Estando aquí tuvo que suspender el viaje por la epidemia de viruelas, quedándose a trabajar con el Obispo Francisco Marvez de la Diócesis del Zulia. Es importante señalar que la llegada de Castro al poder representa para el Estado Maracaibo como se le conocía entonces, otra etapa de problemas políticos ya que corta los acuerdos llegados entre los intereses locales, el gobierno nacional representado por Ignacio Andrade y el gobierno regional representado por su presidente Alejandro Andrade (su hermano). Se produce entonces desde el comienzo un rechazo al gobierno castrista y por tanto una serie de conspiraciones en su contra que en un principio se apoyaría en la rebelión iniciada por José Manuel Hernández (El Mocho) pero que luego será abiertamente una lucha autonómica.

Una de ellas ocurrió el 13 de julio de 1900 presentándose como un intento de alzamiento en Maracaibo, las autoridades consideraron que el mismo fue organizado por el general Carlos Rangel Garbiras y el comité revolucionario que existía en Curazao, en el cual lograron implicar y hacer presos algunos extranjeros y nacionales, dentro de este último grupo se encontraba Mons. Jáuregui, quien al siguiente día es recluido en el Castillo de San Carlos (situado en la isla del mismo nombre ubicada en el Lago de Maracaibo). Producto de múltiples solicitudes para su libertad, se logra que Castro accediera pero sólo a conmutar la pena de cárcel por exilio, saliendo del castillo el día 10 de agosto de 1900 y del país con destino a Roma vía Curazao el día viernes 17 de agosto; en su viaje visita Nueva York llegando a su destino final el 19 de diciembre de ese año.

En Roma una peregrinación de Obispos y Sacerdotes mexicanos lo nombran predicador de una visita que harán a tierra santa y que salió el día 4 de enero de 1901.

El 6 de agosto de 1900, hace sus votos en la nueva congregación La Fraternidad Sacerdotal, hasta ese día aplicó las misas pro pópulo por la Parroquia del Espíritu Santo de La Grita como su propio cura.

El 8 de septiembre de 1900, instala la Casa Madre de la Congregación Religiosa de la Fraternidad Sacerdotal, que tenía por objeto asistir a todos aquellos Sacerdotes descarriados y retirados del Ministerio.

En 1903 llega a México como Vicario y Provisor General de la Diócesis de Mixtecas. Este Obispado había sido inaugurado el 25 de abril de 1902 por el Papa León XIII, de tal forma que Monseñor Jáuregui fue uno de sus primeros vicarios.

En 1904 regresa a Roma y el Papa Pío X le nombra Protonotario Apostólico ad instar participantium. Ingresa al Convento de los Carmelitas Descalzos en el Monasterio de El Monte Carmelo, santuario italiano que difunde la devoción a la Virgen del Carmen.

Para el año 1904 Venezuela sigue en poder de Cipriano Castro pero esta vez con mayor seguridad pues prácticamente ha eliminado la oposición interna al triunfar sobre el último intento y última guerra civil del país, conocida como la batalla de Ciudad Bolívar acaecida el 23 de julio de 1903. Esta seguridad le va a permitir establecer una serie de cambios en las leyes como la reforma constitucional y la del Código Civil, sobre esta última y como vimos anteriormente Guzmán Blanco en el año 1873 le incorpora el matrimonio civil lo cual trajo dificultades con la iglesia católica por lo que no se atrevió con lo que lógicamente seguía: el divorcio. Castro a manera de demostrar su poder y el carácter laico del Estado establece la ley del Divorcio tomando como ejemplo el de algunos países europeos y firmando el ejecútese el día 9 de abril de ese año. Las reacciones de la iglesia en Venezuela fueron muy tímidas no así la de Monseñor Jáuregui, quien desde Roma envió un manifiesto a través del cual hace críticas a Castro por haberle desterrado y se pronuncia contra esta ley. Un extracto de este documento es como sigue:

"(…) Tampoco ha conseguido enmudecer en mí la voz del amor sagrado de la Patria, ni embargar que desde las apartadas regiones del destierro siga trabajando en beneficio de la tierra que me vio nacer. Estos sentimientos con que me ufano, y el carácter de que estoy investido, me impulsan a dirigirme hoy al pueblo venezolano para mostrarle el abismo a donde le llevan, con la ley del divorcio, recientemente promulgada en la República, los que debieran conducirle a los más altos destinos. Contra tal ley, abiertamente opuesta a la moral cristiana, ley que mina y socava los fundamentos del Poder Civil, y destruyendo la igualdad entre el hombre y la mujer, la reduce a la condición de vil esclava, deben levantar formal protesta; el católico, el patriota y el caballero. El católico, porque el divorcio es contrario a las doctrinas de la iglesia que consagran la indisolubilidad del Matrimonio; el patriota, por cuanto viola semejante disposición las promesas de los nobles próceres que nos dieron vida independiente y el caballero, porque es y ha sido siempre su misión y título más esclarecido el proteger a los débiles y el tutelar a la mujer"

De su escrito se confirma nuevamente su enemistad con Castro, su posible vinculación o por lo menos coincidencias de opinión con los rebeldes de aquel 13 de julio de 1900, esto último no constituye ninguna exageración puesto que por lo menos y para ese momento el único que faltaba por conspirar contra el gobierno era el propio Castro. Sobre su opinión de la Ley del Divorcio, recordemos que ahora Jáuregui no es aquel de 25 años de edad y recién egresado del Seminario, cuando en 1873 Guzmán aprueba la Ley del Matrimonio Civil. Además no debemos olvidar su condición de clérigo y su época. Jáuregui utilizó los apostolados históricos según los cuales en aquellos pueblos que abusaban de la autoridad, prevalecía el divorcio y la poligamia, luego en su opinión el matrimonio como doctrina de la iglesia permite que la mujer deje de ser esclava y se convierta en compañera del hombre por siempre al ser este sacramento indisoluble.

Monseñor Jáuregui venía padeciendo de cálculos urinarios y el día sábado 6 de mayo de 1905 a las 3 de la mañana, de urgencia es intervenido quirúrgicamente falleciendo durante la operación. Tenía 56 años 7 meses de edad. Sus restos fueron sepultados en el Colegio Pío Latinoamericano en Roma.

El 22 de marzo de 1909 durante la Presidencia de Juan Vicente Gómez Chacón. El Concejo Municipal del Distrito Jáuregui, situado en La Grita del Estado Táchira, acuerda solicitar el traslado de sus restos desde Roma. Se nombra una comisión conformada por los Doctores Leopoldo Baptista, Emilio Constantino Guerrero y Pedro María Parra, para realizar las gestiones pertinentes ante el Congreso Nacional.

El 9 de junio de 1909 bajo la Presidencia de Juan Vicente Gómez, en Gaceta Oficial Nº 10.716 está inserto el Decreto de l Ejecutivo disponiendo la exhumación y traslado a Maracaibo de los restos de Pbro. Dr. Jesús Manuel Jáuregui Moreno. Sus despojos mortales son embarcados por su ex-discípulo Román Cárdenas en Roma con destino al Puerto de Génova y de allí a Venezuela en una caja de 2,30 mts x 0,85 mts.

El 13 de abril de 1910 bajo la presidencia de Juan Vicente Gómez sus restos son sepultados en la población de Mucuchies del Estado Mérida, sitio donde se hallan enterrados sus padres.

El primero de agosto de 1914 bajo la presidencia de Juan Vicente Gómez, se inauguró en La Grita del Estado Táchira, la escultura en bronce florentino del padre Jáuregui.

El 10 de julio de 1943, bajo la presidencia de Isaías Medina Angarita, la Cámara del Senado de los Estados Unidos de Venezuela previas algunas consideraciones, acuerda conceder los honores del Panteón Nacional a los restos de Mons. Jesús Manuel Jáuregui Moreno. El referido Acuerdo fue publicado en Gaceta Oficial Nº 21.149. Este mandato de la Gaceta fue cumplido el 21 de octubre de 1998 con la asistencia del Presidente de la República Dr. Rafael Caldera quien develó en el Panteón Nacional una placa para rendirle los merecidos honores que la Patria dispensa a sus hijos más ilustres.

El 19 de noviembre de 1998 como otro acto en el marco del sesquicentenario del nacimiento de Jáuregui, fueron trasladados sus restos al altar mayor y luego a la Capilla de Guadalupe de la Iglesia Santa Lucía de Mucuchies del Estado Mérida que en adelante guardarán su tumba y donde inició tanto su formación autodidacta como su inquietud del continuo hacer.

Monografias.com

Un pueblo ilustrado sabrá siempre ser libre y digno

Monografias.com

Iglesia Santa Lucía de Mucuchies (Edo. Mérida)

Monografias.com

Féretro con los restos de Mons. Jesús Manuel Jáuregui

Moreno, trasladados del altar mayor a la Capilla Ntra. Sra

de Guadalupe de la Iglesia Santa Lucía de Mucuchíes.

Tumba de Mons. Jesús M. Jáuregui M.

Iglesia de Mucuchíes Estado Mérida

Glosario

Tridentino: Literalmente significa perteneciente a Trento que es una Provincia de Italia. Seminario Tridentino es aquel que se erige de conformidad con las disposiciones del Concilio reunido en Trento entre 1545 al 1563 en el cual se aprobaron una serie de decretos doctrinales con respecto a los dogmas, la disciplina, el papado y las órdenes religiosas que permanecieron vigentes hasta que se reunió el siguiente concilio, más de tres siglos después.

Diaconado: Es un título que se da a un hombre que ha recibido el primer grado del sacramento del orden sacerdotal. Según el catecismo de la iglesia católica, los diáconos no son sacerdotes a pesar de pertenecer al orden sagrado. Existen dos tipos: El transitorio que lo obtiene el que cursa estudios para sacerdote y el permanente que es conferido a hombres casados comprometidos con su comunidad y la iglesia.

Curato: Territorio previamente delimitado del cual se sacaba la congrua o renta mínima con la que cada sacerdote o cura tenía para sus necesidades básicas.

Pago de Primicias: Tributo o impuesto eclesiástico que pagaban los fieles con ocasión de las cosechas.

Te deum: (en latín: A ti, Dios primeras palabras del cántico) Es uno de los primeros himnos cristianos, tradicional de acción de gracias. Cuando no se cita como título de la obra sino como nombre común, se ha de emplear en minúscula y en una única palabra: tedeum

Misas pro pópulo: Denominación latina, misa por el pueblo, es la que los obispos y párrocos deben celebrar todos los Domingos y Fiestas de precepto por el pueblo de Dios que tienen encomendado. Se trata de una obligación personal pero no real, y a plazo fijo, en cuanto deben satisfacerla por sí mismos, aunque no necesariamente en la iglesia catedral o parroquial, y en los días señalados por el derecho. El Concilio de Trento considera que esta obligación que tienen los pastores de aplicar la Misa por el pueblo en los días festivos es de derecho divino.

Protonotario Apostólico ad instar participantium: Persona escogida para formar parte del entorno del Papa en la santa sede y tomar parte en algunas actividades.

 

 

 

 

 

Autor:

Sandino César Rincón Apalmo

Maracaibo, agosto de 2009


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • La Vida De Nelson Rolihlahla Mandela

    Nelson Rolihlahla Mandela nació en un pueblo cercano a Umtata en el Transkei el 18 de julio de 1918. Su padre fue consej...

  • Plauto

    Comentarios de sus Obras Literarias. Críticas Literarias. Vocabulario Literario. Plauto, el más popular de los autores ...

  • Teocrito

    Es considerado el poeta griego fundador del genero bucólico, que inspiró a numerosos autores latinos y conoció un enorme...

Ver mas trabajos de Biografias

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.