Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Procesos psicológicos y sociales (página 2)




Partes: 1, 2


Así adquiere fuerza el enfoque que atribuye el funcionamiento de la personalidad al aprendizaje por condicionamiento (Skinner 1971), que considera el comportamiento humano principalmente determinado por sus consecuencias. Si un comportamiento determinado provoca algo positivo, se repetirá en el futuro; por el contrario, si sus consecuencias son negativas, la probabilidad de repetirse será menor.

Hacia una teoría de la personalidad, destaca el aprendizaje por observación (Bandura y Walters 1963), es decir, el aprendizaje social sin recompensas o reforzamientos directos. Es la adquisición de una nueva conducta por observación, sin que se produzca necesariamente la respuesta observada. "… cuando los niños observaban a ciertos adultos comportándose en formas agresivas, tendían a imitar estas conductas aunque los modelos observados actuaran en películas", los modelos son la fuente principal de las conductas aprendidas.

Las teorías humanistas destacan la tendencia de la persona hacia la superación, la mejora, el cumplimiento y la realización del yo como eje del desarrollo de la personalidad (Rogers, Maslow 1970). Este enfoque sostiene que hay una fuerza impulsora hacia la realización del yo. Esto supone un crecimiento psicológico como meta final.

El nivel académico, la posición social, la capacidad económica, la cultura regional, las creencias espirituales y nivel de ejercicio del poder, entre otros factores, determinan la enorme diversidad de personalidades, expresadas en una multiplicidad de diferencias individuales. Somos iguales, pero somos diferentes a la vez.

Otra estructura que sustenta el yo es la inteligencia: es la capacidad de relacionar conocimientos que poseemos para resolver una determinada situación. Si indagamos un poco en la etimología de la propia palabra encontramos en su origen latino inteligere, compuesta de intus (entre) y legere (escoger).

Por lo que podemos deducir que ser inteligente es la capacidad de elegir la mejor opción entre las que se nos brinda para resolver un problema

Destaca la teoría de la inteligencia múltiple (Gardner, 1998). Dice que no tenemos una sola capacidad mental, sino varias, concretamente siete: la lógico-matemática, la espacial, la lingüística, la musical, la corporal, la interpersonal y la intrapersonal. Por tanto, cuando queremos evaluar la inteligencia de un sujeto, lo debemos hacer basándonos en todas ellas, no sólo en unas cuantas.

La inteligencia de un individuo está formada por un conjunto de variables como la atención, la capacidad de observación, la memoria, el aprendizaje, las habilidades sociales, etc., que le permiten enfrentarse al mundo diariamente.

Una mas de las estructuras del yo es el carácter, entendido como el grado de intensidad, de ejecución y seguimiento, que imprime un individuo en sus acciones.

Es la integración relativamente estabilizada de la estructura síquica del organismo ligada con roles sociales de la persona. (Bruno Fierro 2001)

El carácter es una combinación de valores, sentimientos y actitudes. Es decir hace referencia a cómo una persona percibe a los demás o a las cosas y conceptos

Es un conjunto de reacciones y hábitos de comportamiento que se han adquirido durante la vida y que dan especificidad al modo de ser del individuo.

Finalmente, la autoestima complementa el esquema estructural del yo, entendida como la apreciación subjetiva que un individuo construye de si mismo, busca formar un marco de referencia para reconocer al yo conscientemente y reconocer a otros en un contexto comparativo de similitudes y diferencias.

La autoestima es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, y mentales que configuran nuestra personalidad. Esta se aprende, cambia y la podemos mejorar. (García Ortega 1998)

La autoestima es importante porque moldea el devenir. Una persona que no tiene confianza en sí misma, ni en sus propias posibilidades, puede que sea por experiencias que así se lo han hecho sentir o por mensajes que son trasmitidos por personas importantes en la vida de ésta, que la alientan o la denigran.

Estas estructuras relacionan al individuo con su entorno. La efectividad de su desempeño la determinan: las habilidades desarrolladas a favor de una adaptación funcional al medio, un estado de equilibrio interno sustentable y las circunstancias que ocurran a lo largo del tiempo.

Si todo esto explica las acciones que ocurren del individuo hacia su entorno, ahora bien:

¿Como están estructurados los mecanismos internos que procesan y producen las respuestas?, es decir,

¿Qué pasa dentro del individuo, que forma patrones de conducta identificables y recurrentes hacia su entorno?, mas aún,

¿Como construye el individuo su devenir, partiendo de una ruta personal de cambio y transformación?

1.2 ¿que es un proceso?

La realidad es un proceso en el que las entidades particulares son concreciones realizadas en forma determinada. Todo proceso produce cambios y novedades. (Whitehead, 1929).

La realidad básica está en constante proceso de flujo y cambio. Conceptos como creatividad, libertad, innovación, emergencia y crecimiento son categorías explicativas fundamentales de la filosofía del proceso.

Un proceso estocástico, (Brown, 1827) es en el que un sistema cambia de forma aleatoria entre diferentes estados, a intervalos regulares o irregulares.

Un ejemplo típico de proceso estocástico con transiciones irregulares es el tamaño de una cola, que aumenta o disminuye de tamaño de forma aleatoria a medida que los clientes llegan o son atendidos en intervalos impredecibles. De modo similar, las poblaciones de los países varían a través de los nacimientos, muertes y migraciones, mientras que las bolsas de valores se ven afectadas por acontecimientos financieros y políticos.

En todos estos casos, el momento y naturaleza de las transiciones individuales es impredecible, aunque,

¿Se puede describir el comportamiento promedio de uno o varios individuos a largo plazo?

¿Se puede intervenir en los procesos para predecir o dirigir respuestas deseadas?

Procesos de adaptación

Son los procesos que impulsan al individuo a interactuar con el entorno en la búsqueda de una definición clara de su realidad. No solo reciben la información en forma de estímulos del exterior, además, proporcionan las claves de interpretación para procesos posteriores de respuesta.

Estos procesos están basados en la estructura del organismo humano, considerado como una totalidad integrada: un ser biológico, psicológico y social. (Whittaker, 1984). En general, los aspectos de funcionamiento del cuerpo son importantes para la conducta, porque en la modelación de ésta, participa el bienestar general del organismo. Se trata de entender los mecanismos fisiológicos que sirven de base a la conducta.

2.1 sensación

El proceso inicial es la Sensación, su función es detectar el estímulo: es el cambio en la energía física que incide en un receptor u órgano sensorial. Estaríamos completamente ignorantes del mundo que nos rodea sin los órganos de los sentidos.

Es el inicio del flujo de procesamiento de estímulos, representa el punto de contacto entre el yo y el medio, a través de los sentidos.

2.1.1 En la visión, los ojos detectan una pequeña fracción del espectro electro magnético conocido como la luz. En condiciones óptimas, el ojo puede distinguir una línea pequeña, a gran distancia, puede discriminar miles de tonos y matices de los diferentes colores. Cuenta con mecanismos que permiten adaptación inmediata de variantes: diurna y nocturna. (Purjinke 1825)

Este cambio en la brillantez relativa permite al ojo discriminar colores de forma selectiva según su luminosidad y la eficiencia en su capacidad de sensibilidad.

2.1.2 La audición cuenta con un órgano de recepción multi direccional. El sonido, como energía física es transmitido al oído, que a su vez, retransmite los impulsos al cerebro para elaborar, no solo una respuesta fisiológica sino un contenido de significados.

Las variables que intervienen en la audición son: la posición espacial que ocupa el oído, la sonoridad de la fuente de frecuencias y la selectividad de estimulación sensorial.

2.1.3 El olfato cuenta con receptores situados en una pequeña región de cada cavidad nasal. Pueden detectar selectivamente los olores en sus diversas cualidades según su estructura química: flores, frutas, especias, quemado, pútrido y resinoso. (Hennings 1924).

2.1.4 La sensibilidad del gusto se localiza principalmente en la lengua, está cubierta por pequeñas protuberancias, al lado de ellas se encuentran las papilas gustativas que actúan como receptores de sabores: dulce, salado, amargo, agrio y picante.

2.1.5 El sentido del tacto puede dividirse en varios sentidos: detecta tensión, presión, temperatura y dolor. Integra una síntesis de información, conformando una recapitulación de conveniencias.

2.2 percepción

Es el proceso que interpreta el estímulo recibido, especialmente, le otorga un significado que responde a dos polaridades: acercamiento o evitación. El proceso de percepción busca formar patrones consistentes y globales en la naturaleza del estimulo y compararlos con su marco de referencia individual. Formula juicios e interpreta selectivamente la realidad en base a intereses, experiencias o consensos.

La mayoría de las percepciones, es resultado de la capacidad del individuo de sintetizar las experiencias del pasado y las señales sensoriales presentes.

La unidad perceptible real es la forma: una estructura mental que toma sus atributos de una estructura correspondiente a los procesos cerebrales. La percepción de la forma no depende de los elementos individuales que la constituyen. Del mismo modo, la mente no percibe la música como una suma de notas individuales de varios instrumentos y voces, sino según las leyes de organización que hacen que el individuo perciba una unidad simple y organizada de principio a fin.

El proceso de percepción integra los estímulos sensoriales sobre objetos, hechos o situaciones y los transforma en experiencia útil. Por ejemplo, una rana distingue a una mosca entre la infinidad de objetos que hay en el mundo físico. En los seres humanos, el cerebro traduce las señales visuales estáticas recogidas por la retina para reconstruir la ilusión de movimiento, o cómo reacciona un artista ante los colores y las formas del mundo exterior y los traslada a su pintura.

Luego entonces la realidad del ser humano, desde su esencia de materia y energía, se estructura en un contexto relativo de conciencia, dependiendo de su posición de espacio y tiempo.

La percepción es el juicio individualizado de la realidad.

2.3 emoción

Emoción es un cambio corporal interno, de naturaleza neuroquímica, en reacción al estimulo percibido. Este proceso se logra a partir de complejas redes de comunicación celular en donde los neurotransmisores se convierten en los mensajeros que preparan un entorno de disposición inmediata ante el estímulo.

Según la interpretación que el proceso de percepción le otorga al estímulo, el proceso emocional responde siguiendo su propio marco de referencia de intereses.

Es una reacción que implica determinados cambios fisiológicos, tales como la aceleración o la disminución del ritmo cardiaco, la disminución o el incremento de la actividad de ciertas glándulas, o un cambio de la temperatura corporal. Todo ello estimula al individuo, o alguna parte de su organismo, para aumentar su actividad.

Las tres reacciones primarias de este tipo son la ira, el amor, y el miedo, que brotan como respuesta inmediata a un estímulo externo, o son el resultado de un proceso subjetivo, como la memoria, la asociación o la introspección. Las reacciones emocionales pueden condicionarse (Watson, 1925).

La reacción emocional es un ajuste en la búsqueda del equilibrio interno, contribuye a formar un nivel de adaptación sustentable y busca evitar la frustración y el conflicto e implica un cambio notable en el nivel de energía endógena en busca de una meta (Duffy, 1941).

El sistema nervioso administra el proceso emocional a través de una compleja red de comunicación celular. Las células nerviosas y de otros tejidos se comunican entre sí liberando hormonas u otras sustancias que actúan como señales químicas. Las células son capaces de unir ciertas moléculas a sus superficies. Esta unión activa la transducción, o conversión, de un mensaje exterior en un mensaje interior que desencadena una actividad química dentro de la célula (Rodbell, 1970).

Los neurotransmisores, son sustancias químicas que intervienen en la producción de impulsos nerviosos en las uniones sinápticas entre neuronas o entre una neurona y el órgano que inerva. Una sinapsis consta de un botón presináptico, una hendidura sináptica y una superficie postsináptica. Los neurotransmisores se liberan por los botones presinápticos, en la transmisión del impulso nervioso, y pasan de las hendiduras sinápticas a las superficies postsinápticas. En estas superficies se fijan a receptores específicos, originándose una respuesta concreta.

Los distintos neurotransmisores se elaboran en el cuerpo de las neuronas, desde donde son conducidos a las terminaciones presinápticas en las que se almacenan en forma de vesículas. Con la llegada de un estímulo nervioso son liberados desde estas posiciones permitiendo la transmisión del mismo.

El proceso emocional integra claves que desencadenan en una anticipación de meta: placer o dolor. En el acercamiento a una situación o en su evitación, hay pruebas de que existe un motivo como una tendencia aprendida (Mc Clelland 1953).

2.4 Motivación

Es el proceso que despierta la acción voluntaria, que se realiza provocada por el cambio emocional. Sostiene la actividad en progreso, regula el patrón de esta actividad y concilia necesidades específicas, encontrando patrones de satisfacción. La motivación es la síntesis que explica las razones por las que un organismo lleva a cabo una actividad determinada.

Las recientes teorías cognitivas de la motivación describen a los seres humanos intentando optimizar su estado de estimulación. Con ello, se explica la tendencia humana hacia el comportamiento exploratorio, la necesidad —o el gusto— por la variedad, las reacciones estéticas y la curiosidad.

Un motivo es un estado interno que moviliza la energía corporal y la dirige de modo selectivo hacia las metas situadas en el ambiente externo (Loudon, 1993), el proceso emocional representa el mecanismo que genera la energía corporal y el proceso de motivación le da dirección a esa energía.

Los motivos impulsan a los consumidores a que identifiquen y desarrollen sus intenciones fundamentales para transitar, estableciendo criterios de evaluación en productos o servicios, en una amplia gama de decisiones y actividades.

Procesos evolutivos

A diferencia de los procesos de adaptación, los procesos evolutivos son aquellos que nos conducen a la adaptación, la comprensión y transformación de la realidad, se orientan a desarrollar nuevas estrategias que permiten crecimiento y cambio como una constante para lograr la superación de los logros alcanzados.

En estos procesos se desarrollan la imaginación, la creatividad, las creencias y todo aquello que da diferencia al humano del resto de las especies.

Destacan en estos procesos los aspectos de aprendizaje verbal, formación de conceptos y la conducta lingüística en la solución de problemas. (Bourne, Ekstrand & Dominovsky 1976)

3.1 Aprendizaje

Es el proceso que evalúa la experiencia a partir de las acciones realizadas, coordina la adquisición de conocimientos y habilidades, procesa la capacidad de atención en base a expectativas o intereses específicos, retiene y reproduce patrones de actividad, modela procesos imitativos y busca incentivos que refuerzan la repetición.

El aprendizaje puede verse como un cambio relativamente permanente de la conducta a causa de la experiencia (Loudon, 1998). El ser humano aprende a apreciar determinados elementos del ambiente y a rechazar otros. Esto significa que los consumidores aprenden sus necesidades, metas y motivos y también aprenden a discriminar los productos y servicios que le satisfacen, lo que contribuye a la adquisición de actitudes positivas o negativas hacia las marcas.

Se conoce como aprendizaje significativo (Underwood 1966), cuando lo que se trata de aprender se logra relacionar de forma sustantiva y no arbitraria con lo que ya conoce quien aprende, es decir, con aspectos relevantes y preexistentes de su estructura cognitiva.

Esta relación o anclaje de lo que se aprende con lo que constituye la estructura cognitiva del que aprende, tiene consecuencias trascendentes en la forma de abordar la enseñanza.

El aprendizaje memorístico, por el contrario, sólo da lugar a asociaciones puramente arbitrarias con la estructura cognitiva del que aprende. El aprendizaje memorístico no permite utilizar el conocimiento de forma novedosa o innovadora. Como el saber adquirido de memoria está al servicio de un propósito inmediato, suele olvidarse una vez que éste se ha cumplido.

Sin embargo, hay quienes afirman que el aprendizaje memorístico es útil en el mantenimiento cotidiano del cerebro. Parece ser como una forma de ejercitación mental que ayuda a la conservación de la funcionalidad cerebral.

El aprendizaje es una reflexión sobre las experiencias, para comprenderlas y darles un sentido personal.

  • Memoria

La memoria es el proceso que se encarga de la compilación de la experiencia. Controla las funciones de registro de estímulos, fijación de la experiencia significativa y conservación de recuerdos.

Se encarga de almacenar y recuperar la información en el cerebro, básico en el aprendizaje y en el pensamiento.

Dentro de las diversas teorías acerca de la memoria, se encuentra la denominada "almacenamiento múltiple" (knopt, 1976). Postula que la memoria se compone de tres registros de almacenamiento: memoria sensorial, memoria de corto plazo y memoria de largo plazo. Una segunda perspectiva sostiene que no hay registros físicos sino activaciones de procesamiento de información, dependiendo de la complejidad de las conductas en desempeño. Una tercera teoría sostiene un gran almacén de memoria que se activa parcialmente de manera funcional, dejando inactiva la información no relevante a la función.

Se distinguen cuatro tipos de recuerdos:

Reintegración, reproducción, reconocimiento y re aprendizaje.

La "reintegración" supone la reconstrucción de sucesos o hechos sobre la base de estímulos parciales, que sirven como recordatorios.

La "reproducción" es la recuperación activa y sin ayuda de algún elemento de la experiencia pasada (por ejemplo, de un poema memorizado).

El "reconocimiento" se refiere a la capacidad de identificar estímulos previamente conocidos.

Por último, el "reaprendizaje" muestra los efectos de la memoria: la materia conocida es más fácil de memorizar una segunda vez.

  • Pensamiento

El pensamiento es el proceso que se encarga de la creación de ideas y conceptos. A través del pensamiento se alcanzan logros y metas, se plantean problemas, se construyen supuestos, puntos de vista, marcos de referencia, se procesa información de datos y hechos, se formulan definiciones, teorías, leyes, principios y modelos. Sin duda, el pensamiento es el proceso distintivo del ser humano, capaz de interpretar, concluir, solucionar y transformar.

El desempeño del pensamiento se manifiesta en conductas específicas que atienden, por lo menos a uno de cuatro parámetros:

Conocimientos, habilidades, intención y ejecución (Ossorio, 1966). En un sentido derivado, pensamiento es una palabra empleada para caracterizar ciertos episodios conductuales observables, es una forma de caracterizar una conducta individual, codifica un potencial operativo para cada conducta, es aplicable ante circunstancias problemáticas y es proporcional a una forma mínima de ejecución.

  • Lenguaje

El lenguaje es un código de significados interactivos que opera como medio de comunicación entre los humanos a través de signos y símbolos, en diversas dimensiones. El lenguaje puede ser escrito, leído, escuchado, hablado, corporal, actitudinal y simbólico. Es la capacidad que conforma el desempeño del pensamiento y la cognición.

El lenguaje puede ser estudiado desde dos puntos de vista: según el uso o la estructura. El uso se relaciona con otros campos, como la literatura, la comunicación de la información, la enseñanza de idiomas, la sociología, la ciencia política y la psicología. Los estudios sobre el uso del lenguaje tratan sobre lo que dicen las personas, lo que piensan que dicen y lo que significa aquello que escriben o dicen para comunicarse. Todo ello incluye el análisis de los contenidos, la crítica literaria, el estudio del cambio lingüístico y los factores sociales que determinan los comportamientos lingüísticos de los miembros de una comunidad idiomática.

Para la crítica literaria el lenguaje está integrado por palabras que, adecuadamente ordenadas, producen una emoción o un razonamiento. Para la lexicografía, es el conjunto de palabras que poseen un significado, un origen y una historia. Por último, se puede entender el lenguaje como la forma en que las palabras se seleccionan y combinan, proceso inherente a los individuos, a los grupos o a los géneros literarios.

La estructura del lenguaje concierne a la lingüística. Cada movimiento o escuela lingüística plantea diferentes enfoques sobre el uso y la estructura. Aquellos que se centran en la comunicación escrita, estudian la estructura del texto —es decir, de qué forma hay que ordenar las palabras y las oraciones para que constituyan un todo coherente— y les preocupa la posibilidad de traducir una lengua con toda exactitud. Por otro lado, los lingüistas comparativos agrupan e identifican las familias lingüísticas que proceden de un tronco común. Los partidarios del estructuralismo afirman que el lenguaje tiene tres niveles organizados de forma jerárquica: sonidos, combinaciones de sonidos para formar palabras y combinaciones de palabras para formar frases y oraciones. En el plano fonemático se analizan los sonidos; en el morfemático se describen las combinaciones de sonidos en unidades con significado (los morfemas y sus combinaciones para formar palabras), y en el sintagmático el enfoque se centra en las combinaciones de palabras. Para los generativistas, el lenguaje es un conocimiento inherente a los seres humanos que les permite adquirir una competencia lingüística; asimismo, estudian la capacidad y el proceso de adquisición de una lengua.

Procesos sociales

Son los procesos que se desempeñan a partir del comportamiento humano en su interacción con los diferentes medios sociales. La acción humana es social siempre que los sujetos de la acción incorporen en ella un sentido subjetivo, esto es, los caracteres de una acción social se encuentran en la percepción y en la comprensión del sujeto de la conducta de los demás. (Weber 1937). La acción humana está estructurada de acuerdo a normas compartidas y aceptadas por los miembros de una colectividad.

Los procesos sociales tienen como un objetivo importante un ajuste personal para favorecer el acomodo del individuo a los modelos o normas de una sociedad. La adaptación social afecta a la personalidad del individuo, ya que se produce en tres niveles: biológico, afectivo y mental. A nivel biológico, el individuo desarrolla necesidades fisiológicas, gestos o preferencias características según el entorno sociocultural en el que vive. A nivel afectivo, cada cultura o sociedad favorece o rechaza la expresión de ciertos sentimientos. A nivel mental, el individuo incorpora conocimientos, imágenes, prejuicios o estereotipos característicos de una cultura determinada.

4.1 Familia

Es un grupo de cohesión social basado en el vínculo biológico, dando por resultado la similitud y compatibilidad genética transmitida de padres a hijos. En la clasificación biológica, la familia es grupo de géneros con características comunes. En los grupos biológicos, la familia está por debajo del orden y por encima del género. En la clasificación moderna el nombre que designa la familia procede de un género de la familia denominado el género tipo.

La familia es la representación de la unidad básica de una sociedad, las diversas culturas van conformando patrones de comportamiento compartidos por los miembros que la conforman. Ante el advenimiento de la cultura global, la familia se ha ido transformando en diversas expresiones que sobrepasan el modelo básico conformado exclusivamente por padres e hijos, dando cabida a extensiones mas allá de la estructura fisiológica, ya sea por sujeción, convivencia, parentesco o filiación. Es así como surge la unidad familiar monoparental en la que los miembros conviven solo con el padre o la madre en situación de divorcio, viudez o soltería. Idealmente, la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización.

La familia es, además, una organización de compra identificada que la coloca como un objetivo de intercambio comercial. Es así como sus miembros interactúan en la decisión de compra ya sea como iniciadores, o impulsando e influenciando a favor o en contra no solo de la decisión final, sino de la compra misma y el uso del satisfactor.

4.2 Grupos de referencia

Es un núcleo social que ejerce su cohesión por medio de valores como identidad y pertenencia, sus miembros tienen como común denominador el tener la misma visión del entorno con un objetivo común, ya sea por razones cognitivas, de valor o emocionales. Se basa en el tipo específico de conducta colectiva que representa.

Un grupo de referencia puede identificarse según diversos criterios: el número de sus participantes, sus funciones específicas, su base de formación, su grado de compatibilidad o su modo de acceso.

Los sociólogos en general clasifican a los grupos de tres formas, según características concretas. Los "grupos primarios", a los que pertenece todo individuo en una sociedad, se caracterizan por ser de pequeña envergadura, duración permanente, poco especializados, informales y no institucionalizados; los miembros de un grupo primario, como la familia o el grupo de trabajo, mantienen relaciones directas. Los "grupos de pares", que son grupos de edad y de composición homogénea, como el grupo de alumnos. Por último, los "grupos de referencia", grupos con los que se identifica el individuo y que pueden ser distintos de aquel al que pertenece.

En el campo de la psicología, el grupo es el conjunto de dos o más personas entre las que existen pautas establecidas de interacción, es decir, la acción de uno sirve de estímulo al comportamiento del otro.

Los grupos de referencia son, al igual que la familia, organizaciones de compra que poseen una gran fuerza social y dentro de ellos se ejerce la influencia suficiente para orientar decisiones de compra donde se comparte una misma visión y donde esta influencia provoca una presión social a favor o en contra de un producto o servicio.

4.3 Clase social

Es la posición relativa que ocupa un individuo en el contexto social según su posición económica. Es una designación general en donde los integrantes de una sociedad son clasificados en posiciones comparativas, dando origen a una jerarquía piramidal ascendente (Loudon, 1995).

Las clases sociales se concretan al fijar una posición de estatus en múltiples formas de expresión, creando a la vez, patrones de comportamiento social encaminados a construir un estado de heterogeneidad social. Se desarrollan dimensiones de estatus basadas en percepciones comparativas o de aspiración.

Algunos indicadores de la dinámica de las clases sociales son:

El nivel de escolaridad

El prestigio ocupacional

La posesión de activos

La posición de poder

El área de residencia

El ingreso familiar

El estado civil

  • Cultura

Es el patrón de comportamiento humano que integra conocimientos, creencias y conductas, desarrollando capacidades de aprendizaje y transmisión de información para trascender en sucesivas generaciones.

Cultura es el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan a una sociedad o grupo social en un periodo determinado.

El término "cultura" engloba además modos de vida, ceremonias, arte, invenciones, tecnología, sistemas de valores, derechos fundamentales del ser humano, tradiciones y creencias. A través de la cultura se expresa el hombre, toma conciencia de sí mismo, cuestiona sus realizaciones, busca nuevos significados y crea obras que le trascienden.

 

 

 

 

 

 

Autor:

Enrique Ortiz Aceves

Profesor titular

ITESO Guadalajara, México


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.