Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Apuntes para el estudio de la historia del Municipio Turén - Estado Portuguesa (página 3)

Enviado por leonel canelon



Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

En este orden de ideas y de acuerdo a lo señalado en el legajo 12 de la Sección Audiencia de Caracas, en el Archivo General de Indias (Sevilla, España) y a una Relación sobre las Misiones de los Capuchinos, hecha por Fray Buenaventura de Benaocaz, el 10 de abril de 1788, sección Conventos, serie capuchinos, carpeta N° 28, Archivo Arquidiócesano de Caracas (Venezuela), los antecedentes poblacionales hispánicos del municipio Turén se iniciaron el primero de 1724, cuando Fray Francisco de Campillos de la orden de los capuchinos andaluces (orden franciscana), funda la Misión de San Antonio de Padua o Jujure en la jurisdicción de la Villa de Araure (Provincia de Caracas) con aborígenes de las naciones Guamos y Atatures (traìdos desde Sarare) bajo la categoría de "pueblos de indios", la cual consistía en la organización de campos de concentración de varios grupos de indígenas en forma de pueblo con misionero e iglesia permanente.

Posteriormente, en 1797, el Fray Juan de Alhama funda el pueblo de indios denominado Sabaneta de Turén o Jujure (hoy Turén Viejo) que luego fue trasladado a hasta la actual Villa Bruzual (finales del siglo 18 y principios del siglo 19).

Es importante señalar que durante todo el período colonial las tierras del actual municipio Turén pertenecían a la Provincia de Caracas. Luego cuando se inicia el proceso de reorganización y consolidación de la Independencia esta región se unió a la Provincia de Barinas según la Ley de División Territorial de Colombia sancionada en el 25 de junio 1824.

El día 28 de abril de 1856, cuando El Congreso Nacional sanciona la nueva Ley de División Territorial de la República de Venezuela en concordancia con lo señalado en el decreto dictado el 15 de abril de 1851 y publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nº 1013, de fecha 4 de mayo del mismo año, por medio del cual se crea la nueva Provincia de Portuguesa, Sabaneta de Turén fue elevado a la Categoría de Parroquia y pertenecía al Cantón Araure.

Cabe señalar que durante el proceso de la Guerra Federal (1859-1863) se libraron 327 batallas, una de las cuales se realizó en el actual Poblado de El Guasdual, el día 15 de octubre de 1862, donde combatió Manuel Ezequiel Bruzual, el llamado "El Soldado sin Miedo de la Federación".

Al triunfo de la Revolución Federal en 1863, según Gustavo Santander Laya (1994), la Ley Territorial de 1864, le cambia el nombre a Sabaneta de Turén por Villa Bruzual, en honor al soldado sin miedo. Se crea el Departamento Turén y se independiza de Araure.

En todo su devenir histórico, el territorio del municipio Turén ha tenido una tradición agrícola importante que se caracterizó hasta finales de la década del cuarenta (siglo XX) por el latifundio y el minifundio. Asimismo, el eje de su economía lo constituía la explotación forestal de "La Gran Selva de Turén", que era la despensa maderera de Venezuela.

En este sentido, a finales de la década en referencia, la Junta Militar de Gobierno de la República de Venezuela a través del Instituto Agrario Nacional (I.A.N), empieza a cristalizar el Proyecto denominado "Unidad Agrícola de Turén" (U.A.T), proyecto este que causó un gran impacto económico, social, cultural y ecológico sin precedentes en la historia venezolana, por cuanto permitió el mejoramiento de las condiciones socioeconómicas en el campo a través del uso de tecnología de avanzada para los cultivos, lo cual redundó en alta producción agrícola y el acceso a viviendas higiénicas y servicios públicos. Asimismo, permitió el mestizaje biológico y cultural por medio de la colonización de inmigrantes externos e internos y la destrucción de millones de árboles, afectando irreversiblemente la diversidad biológica de la zona en referencia.

Según el I.A.N (1950), "Turén es la síntesis de la política agraria iniciada por el Instituto por mandato de la Junta Militar de Gobierno. Política con la cual se muestra objetivamente el contraste entre los sistemas de explotación feudal de la tierra y los medios empíricos de laboreo, con los procedimientos técnicos impuestos ahora. De la yunta de bueyes al tractor, del recatón a la máquina sembradora, del rancho antihigiénico a la casa moderna, es el itinerario y el reverso de la medalla del pasado"(p. 4)

Dentro del Plan de la Unidad Agrícola de Turén se incorporó un numeroso contingente de europeos que venían a rehacer su vida luego que sus países quedaran devastados por la II Guerra Mundial. También se incluyeron colonos provenientes de diversas partes del país, en especial del estado Lara y Falcón.

Sin lugar a dudas, este fue un proyecto que respondía a una política de Estado concebida de manera absolutamente planificada, a fin de introducir el capitalismo en el agro venezolano. En relación al Proyecto de la Unidad Agrícola de Turén, Marcos Pérez Jiménez (1983) señala: "RESPECTO AL CAMPO, NO CREEMOS EN EL CONUCO. EL CONUCO SIN AGUA O CON AGUA, ES SIGNO DE MISERIA (Subrayado nuestro). Comenzamos entonces a desarrollar las grandes extensiones agrícolas, a ser explotadas racionalmente. Y colocar en ellas a los campesinos nuestros que tuvieran la suficiente experiencia para explotar racionalmente la tierra, y lograr una clase campesina similar, al menos un poco parecida a la de los Estados Unidos, donde encuentra usted un montón de granjeros y donde está la verdadera fortaleza del país. Granjeros que tienen una buena casa dentro de su granja, que trabajan la tierra con tractores y cuyos hijos van a las Universidades, etc. Eso era lo que procurábamos hacer nosotros. Una cuestión de mayor envergadura. (...) En el campo nosotros buscábamos, ante todo, una racional producción agraria".

La Unidad Agrícola de Turén es la demostración fehaciente de cómo el ser humano puede crear riqueza y bienestar a través del trabajo sostenido y disciplinado de la tierra.

Es importante señalar que, a pesar de políticas ambiguas e incoherentes aplicadas en el campo venezolano por todos gobiernos democráticos (inclusive el actual del teniente coronel Hugo Chávez, de evidente tinte seudorrevolucionario), caracterizada por su "perversa agricultura de puertos", el municipio Turén sigue siendo una región con un alto potencial agrícola.

Proceso cultural

El Turén contemporáneo es un pueblo orgulloso de su mestizaje biológico y cultural, que le ha valido el nombre de "Crisol de Culturas", por cuanto en él se funden elementos culturales de diversos pueblos del mundo.

En atención a lo anterior, cabe destacar que aún cuando el Municipio Turén está inserto dentro del llano venezolano, la cultura de sus habitantes no es llanera, por cuanto el poblamiento del territorio fue producto de la confluencia en diferentes grupos humanos portadores de culturas particulares. En este sentido, Turén es un pueblo ecléctico con una variedad cultural riquísima que se refleja en las diversas festividades celebradas a lo largo de todo el año tales como La Danza de las Turas, Carnaval, La Cruz de Mayo, la Quema de Judas, Los Sones de Negros (Tamunangue) a San Antonio, Los tambores de San Juan, las fiestas a San Isidro, La Virgen del Carmen, La Virgen del Rosario, Santa Bárbara, Santa Rita, Santa Rosa, Inmaculada Concepción, Sagrado Corazón de Jesús, San Martín de Porres, La Virgen de Coromoto, la Parranda de los Pastores, La Virgen de Guadalupe, San Benito y los Santos Inocentes.

De igual manera, existen varios grupos que interpretan ritmos musicales, disímiles tales como: gaita zuliana, música tropical y religiosa, pop, rock, rap, reggaton y baladas.

Asimismo, son ciudadanos con alta dosis de tolerancia, sin trazos de xenofobia y amantes de la paz, con un capital humano de avanzada en los diferentes escenarios de la vida social, política, económica, cultural y deportiva, que confían hallar, en el laberinto de lo posible, un sendero clave de superación hacia el futuro con énfasis en una política de convicción: una política de ideas y soluciones concretas que lo conduzcan al progreso económico, social y cultural.

FESTIVIDADES DEL MUNICIPIO TURÉN

FESTIVIDAD

TIPO

FECHA

LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA

BREVE DESCRIPCIÓN

Danza de las Turas

Religioso

Segundo Viernes de Enero

Caserío San Isidro, parroquia capital Villa Bruzual

Danza de acción de gracias a los espíritus de la madre naturaleza por la buena cosecha.

Carnaval

Festivo

Días de carnaval

Ciudad de Villa Bruzual y Centro Poblado "La Misión"

Desfile de carroza, Comparsas y disfraces. Baile Popular

Día de la Fundación de Turén

Festivo

1 de marzo

Todo el municipio

Desfile. Sesión Solemne. Desfile cívico-militar. Actividades recreativas de tipo deportivo y cultural

Cruz de Mayo

Religioso

Popular

3 de mayo

La Misión (Parroquia Canelones), Paricua, El Ajì y La Carama.

Cantos de Velorio a la Cruz y brindis a los invitados

Quema de Judas

Festivo

Domingo de Resurrección (Semana Santa )

Todo el municipio Turén

Lectura del testamento de Judas y quema de un muñeco que lo representa

San Isidro

Religioso y festivo

15 de mayo

Caserío San Isidro (parroquia capital Villa Bruzual) y Parroquia San Isidro Labrador

Cantos de Salves, tonos y décimas en el Centro Poblado San Isidro.

Misa y procesión del Santo en la Iglesia de la Parroquia San Isidro Labrador

Santa Rita

Religioso y festivo

20 de mayo

Centro Poblado Santa Cruz

Actividades religiosas (misa, bautismos y procesión de la imagen de la Virgen). Fiesta popular.

Sagrado Corazón de Jesús

Religioso y Festivo

6 de junio

Pueblo Nuevo de El Jobal

Misa, bautismos y procesión de la imagen del santo. Fiesta popular

San Antonio de Padua

Religioso y festivo

13 de junio

La Misión, Villa Bruzual (Barrios José Antonio Páez, San Antonio y Andrés Eloy Blanco), Centro Poblado San Antonio (Parroquia Santa Cruz), Centro Poblado Cajarito (Parroquia Santa Cruz)

Cantos de velorio, Baile de los sones de negros (tamunangue), procesión de la imagen de San Antonio, misa y bautismos. Fiesta popular.

San Juan

Religioso y Festivo

24 de junio

La Ceiba (parroquia Canelones)

Misa, bautismos, procesión de la imagen del santo, baile de tambores y sones de negros (tamunangue). Fiesta Popular.

Virgen del Carmen

Religioso y festivo

16 de julio

Caño Seco (parroquia Santa Cruz), El Ají y Chorrerones (parroquia San Isidro Labrador)

Misa, bautismos, procesión de la imagen de la virgen. Fiesta popular

Santa Rosa de Lima

Religioso y festivo

30 de agosto

Centro Poblado Santa Rosa ( Parroquia Santa Cruz)

Misa, bautismos, procesión de la imagen de la Virgen. Fiesta popular.

Nuestra Señora de Coromoto

Religioso

11 de septiembre

Centro Poblado El Carretero (Parroquia capital Villa Bruzual)

Misa, bautismos, procesión de la imagen de la Virgen.

Virgen del Rosario

Religioso

7 de octubre

Ciudad de Villa Bruzual

Misa, bautismos y procesión de la imagen de la Virgen

San Martín de Porres

Religioso y Festivo

3 de noviembre

Centro Poblado Turén Viejo y Las Marías Sur

Misa, bautismos y procesión de la imagen del santo.

Santa Bárbara

Religioso popular

4 de diciembre

Ciudad de Villa Bruzual (Barrio El Calvario, Barrio Manuel Ezequiel Bruzual y Barrio Las Tejas)

Brindis a los invitados, rezos y baile a la Virgen

Virgen de Guadalupe

Religioso Popular

12 de diciembre

Barrio El Estadio

Familia Gómez Sequera/Ciudad de Villa Bruzual

Rezos y brindis a los invitados

Inmaculada Concepción

Religioso

8 de diciembre

La Aduana/ Parroquia capital Villa Bruzual

Misa, bautismos y procesión de la Virgen

Parranda de los Pastores

Festivo- folklórico

Tercera semana de diciembre

Ciudad de Villa Bruzual

Aguinaldos, desfiles por las calles y dramatización del nacimiento del niño Jesús

San Benito

Religioso

Festivo

27 y 28 de diciembre

Urbanización "La Laguna" (Ciudad de Villa bruzual)

Brindis a los invitados, toque de tambores y rezos

FUENTES: Archivo General de la Nación, Caracas, Venezuela.

Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Caracas, Venezuela.

Archivo Histórico de Miraflores, Caracas, Venezuela.

Archivo de Antonio Guzmán Blanco, Fundación Boulton, Caracas, Venezuela.

Rigoberto Pérez (1998). Aspectos Geográficos del Estado Portuguesa.

FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO DE LA REGIÓN CENTRO OCCIDENTAL- FUDECO (2004).Dossier del Municipio Turén, Estado Portuguesa.

Biblioteca Nacional, Caracas, Venezuela.

Ley de Reforma Parcial de la Ley de División Política Territorial y la Respectiva Ley de División Política Territorial del Estado Portuguesa publicada en la Gaceta Oficial del Estado Portuguesa de fecha 15 de noviembre de 1995 (extraordinaria).

Instituto de Investigaciones Agrícolas- Portuguesa Sección de Agrometereología – Araure.

Aguas de Portuguesa. Oficina de Villa Bruzual. Turén.

DOSSIER del Municipio Turén,estado Portuguesa. FUDECO.

Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Dirección Regional de Salud del Estado Portuguesa. Guanare, 2001.

Instituto Nacional de Estadística (2002). CENSO DE POBLACIÓN Y VIVIENDA 2001. Caracas,

FUDECO (2003) JERARQUIZACIÓN VIAL DE LA REGIÓN CENTRO OCCIDENTAL. Cálculos propios. Barquisimeto, Estado Lara.

BREVE SINOPSIS DE LA PARROQUIAS CANELONES, SANTA CRUZ Y SAN ISIDRO LABRADOR DEL MUNICIPIO TURÉN, ESTADO PORTUGUESA.

Lic.(Esp.) Leonel Canelón Meléndez

Cronista del Municipio Turén,

Estado Portuguesa

Parroquia Canelones

Aún cuando existen suficientes evidencias arqueológicas que demuestran la existencia de presencia humana antes de la llegada del invasor europeo a nuestro territorio, el actual centro poblado La Misión, constituye el primer núcleo poblacional hispánico que se funda en el municipio Turén.

 En este orden de ideas, existen varios documentos que corroboran lo señalado anteriormente. Uno de ellos se encuentra en el Archivo General de Indias, en Sevilla, España, en el legajo 12 correspondiente a la Audiencia de Caracas, en donde Fray Fernando de Ardales se dirige al Consejo de Indias cumpliendo lo establecido en la Real Cédula expedida en Aranjuez el 27 de mayo de 1747, por la cual se debía informar sobre la situación en la que se encontraban las misiones católicas fundadas en territorio americano. Dicha carta señala textualmente lo siguiente, en español antiguo:

 "Misión de San Antonio de Turén. Esta misión fue fundada por vuestros misioneros capuchinos el año 1724 como 90 leguas de la ciudad de Caracas. Contiene 249 almas de indios libres Guamos y Yaruros, siendo el número de estos últimos los sacados del monte el año de 1798. A los Yaruros permanecen en su gentilidad por su mucha rudeza e ignorancia. Asisten muy promptos a la doctrina, son muy afables, y dados al trabajo, y en estas dos circunstancias son muy ejemplares a los Guamos, que son de una vez dados a la ociosidad, y embriaguez, y repugnantes a la doctrina, sobre cuyos puntos ha travajado el misionero eficazmente pero nada consigue, como el que dejen su lengua natiba, y ablen el idioma castellano, son capases de cansar al más celoso y robusto misionero. Tiene este Misión iglesia suficiente, campana, ornamentos y vasos sagrados para la administración de los santos sacramentos".

 También hemos hallado en la Sección Conventos, serie Capuchinos, carpeta 28, Archivo Arquidiócesano de Caracas (Venezuela), una relación sobre las Misiones de los Capuchinos, realizada por Fray Buenaventura de Benaocaz, de fecha 10 de abril de 1788, la cual expresa:

 "Misión San Antonio de Padua de Turén o Jujure, en la Jurisdicción de la Villa de Araure, Provincia de Caracas. Dióse prinsipio a esta Misión, el año de mil settecientos veinte y quattro, con indios gentiles Ataures y Guamos, que se componen de sesenta y seis familias, y quattro de españoles que se hallan fuera del pueblo en las labranzas, cuyo número de almas alcansa a trescientas y siette. Tiene casa y Convento e Iglesia cubierta de palmas, campana, ornamentos, vasos sagrados y otras alhajas para el culto divino. La administra Don Joseph Antonio de Castro, de sesentta y un años de edad y diez y siette de misionero"

Otro documento que corrobora la fecha de inicio del poblamiento, bajo los auspicios de la Iglesia Católica es la relación citada del Presbítero Cádiz en 1725:"Aunque es verdad que no puede llamarse propiamente nueva misión, sin embargo, sí dan por tal los misioneros la de San Antonio de Turén o Jujure, establecida en las riberas del río Acarigua y a cinco leguas de la villa de Nuestra Señora del Pilar de Araure, el año 1724. el uno de marzo fueron trasladados allí los indios atatures que estaban en Sarare, a los que se agregaron 150 guamos sacados de la misión de Cojedes, teniendo en 1725 una población de 400 indios."

Según María Díaz Freitez (1980) está Misión, jurídicamente, expiró en 1850. Sin embargo, permaneció el nombre del pueblo como San Antonio de Turén. Cabe destacar que perteneció a la Provincia de Caracas hasta 1824, cuando durante el proceso de reorganización del territorio causado por la consolidación de la independencia, se anexa a la Provincia de Barinas según la Ley de División Territorial de Colombia el 25 de junio del año en referencia. Luego, el 15 de abril de 1851 pasa a formar parte de la recién creada Provincia de Portuguesa.

  Con la Ley del 28 de abril de 1856 que establece la nueva división territorial de la República de Venezuela, esta parroquia desapareció de acuerdo al artículo 36 de dicha ley. El 18 de enero de 1864, con la promulgación del decreto N° 1393, el caserío San Antonio de Turén es erigido en parroquia civil con el nombre de Canelones, como un homenaje a la memoria del valiente coronel Pedro Canelones, que combatió en la Guerra Federal.

  De acuerdo a Gustavo Santander Laya (1994), con la ley Territorial del 29 de febrero de 1864 esta parroquia fue elevada a la categoría de Distrito y con la aprobación de la Constitución Política del año 1881, en febrero de 1882, se convierte en Municipio Canelones hasta el 19 de junio de 1989, cuando nuevamente adquiere el estatus de parroquia civil del actual Municipio Turén.

Para finales del siglo XIX, la hoy parroquia Canelones, tenía aproximadamente trescientas casas de bahareque y palma, de las cuales 87 formaban su población y el resto se hallaba distribuida en los caseríos Banco Turén, Cartepe, Guasdual, Potrico, Turén Arriba y Vega Arriba. Tenía un templo de igual construcción que administraba el cura de Villa Bruzual, un cementerio cercado de estantillos y guasduas, seis pulperías y pequeños rebaños de cerdos y cabras. Sus producciones agrícolas eran de algodón, maíz, legumbres, verduras, etc., y tenía las mismas maderas que el resto de la Gran Selva de Turén. Su régimen político, judicial y económico estaba representado por un prefecto, un juez de Distrito, ocho comisarios de policía, un administrador de rentas municipales y un mayordomo de fábrica de la iglesia.

A mediados del siglo XX, debido al accidente geográfico que representa el río Acarigua, esta parroquia no pudo integrarse al proyecto de desarrollo denominado Unidad Agrícola de Turén, lo cual influyó de manera determinante en su desarrollo socioeconómico.

Con el advenimiento de la democracia, el desarrollo de dicha parroquia lo representó el cultivo de tabaco a gran escala con estándares agroindustriales. Sin embargo, las políticas agrícolas incoherentes del Estado venezolano aplicadas durante los últimos años, desplazaron este importante rubro por otros que no tienen un impacto social significativo.

Sus centros poblados son los siguientes: Cartepe ( 09° 25" 06" de Latitud Norte y 69° 09" 14" de Longitud Oeste) La Ceiba (09° 23" 02" de Latitud Norte 69° 07" 06" Longitud Oeste ) Cruz Verde (09° 25" 22" de Latitud Norte 69° 07" 14" Longitud Oeste) Las Marías ( 09° 21" 30" de Latitud Norte 69° 08" 14" Longitud Oeste ) Las Peñitas (09º 23´02" de Latitud Norte y 69º 06´08" de longitud Oeste) La Misión ( capital de la parroquia está ubicada a 09° 23" 14" de Latitud Norte 69° 08" 30" Longitud Oeste ) Potrico (09° 23" 02" de Latitud Norte 69° 05" 10" Longitud Oeste)

LÍMITES DE LA PARROQUIA CANELONES, MUNICIPIO TURÉN

NORTE: Limita con el Municipio Páez desde el punto (U.T.M.-19P-DL-790429), en el Río Acarigua al Oeste de Mijagüito Abajo línea recta al Este-Noreste hasta el Puente del Caño Maratán en la localidad Los Puertos (U.T.M.- 19P-DL-904462); continúa aguas abajo por el este hasta el centro poblado Los Mamones, (U.T.M.19P-DL-959458)

ESTE: Desde el punto anterior, sigue aguas abajo por Caño Maratán hasta el puente ubicado en la población de Chispa (U.T.M.-19P-DL971436), desde aquí parte en línea recta rumbo al Sur-Sureste hasta encontrar a Caño Paricua (U.T.M-19P-DL-954389).

SUR: Desde el punto anterior, sigue en línea recta rumbo al Oeste-Suroeste; hasta encontrar el caño El Guamal en la Vega Quintereña, (U.T.M-19P-DL-824331).

OESTE: Limita con el Municipio Esteller, desde el punto anterior, aguas arriba por el Caño Guamal, hasta los alrededores del centro poblado Jujure, (U.T.M.-19-P-DL-809381); deja el curso de Caño Guamal y se dirige línea recta al Norte franco hasta encontrar el Río Acarigua, (U.T.M.- 19P-DL-812392); por el que continúa aguas arriba hasta encontrar el punto de arranque por el Norte.

Fuente: Ley de Reforma Parcial de la Ley de División Política Territorial y la Respectiva Ley de División Política Territorial del Estado Portuguesa publicada en la Gaceta Oficial del Estado Portuguesa de fecha 15 de noviembre de 1995 (extraordinaria)

Parroquia Santa Cruz

Debido a la existencia de un puerto en el río Cojedes y a las actividades de la misión de la Divina Pastora del Jobal, se inició un núcleo poblacional que poco a poco fue adquiriendo fisonomía de pueblo con vida propia. En este sentido por Decreto de trece (13) de Noviembre de mil ochocientos cincuenta y dos (1.852) la Diputación Provincial de Portuguesa erigió la parroquia Civil de Santa Cruz, lo cual fue ratificado por la Ley 1014 del 28 de abril de 1856 que estableció la nueva división territorial de la República de Venezuela.

 Posteriormente, la Ley de División Territorial dictada por la Asamblea Legislativa del Estado Portuguesa el veintinueve (29) de Diciembre de mil novecientos veinticinco (1.925) y mandada ejecutar el cuatro (4) de Enero de mil novecientos veintiséis (1.926) redujo a simples aldeas del Municipio Santa Rosalía los Municipios Santa Cruz y Nueva Florida, por disposición del Artículo 14, parágrafo 3° de dicha Ley ,el cual dice así: " Forman parte del mismo Municipio Santa Rosalía las aldeas denominadas Florida y Santa Cruz, que con ese nombre constituían Municipios del Distrito Turén".

   La Asamblea Legislativa de la expresada entidad federal, invocando la facultad que le confería la atribución XXII de la Constitución Regional, restableció, mediante acuerdo dictado el veintiocho (28) de enero de mil novecientos treinta y seis (1.936),los Municipios Santa Cruz y Nueva Florida.

Luego, según disposición expresada en la Gaceta Oficial del Estado Portuguesa de fecha 19 de junio de 1989 adquirió el estatus de parroquia civil Santa Cruz, del municipio Turén.

Sus centros poblados son Caño Seco Arriba, Caño Seco Abajo, La Esperanza, La Flecha, La Reforma, Santa Rosa, Palo Blanco, Caño Amarillo, Los Caballos, La Fe, Cajarito, Merecure, San Antonio y Santa Cruz (capital de parroquia).

LÍMITES DE LA PARROQUIA SANTA CRUZ, MUNICIPIO TURÉN

NORTE: Desde el punto (U.T.M.19P-972436); ubicado en el puente sobre el caño Maratán, cerca de la localidad de Chispa; sigue por la vía en dirección hacia la población de Caño Seco, hasta el puente Caño Chispa, cerca de la población anteriormente mencionada (U.T.M.- 19P-DL-998392); de donde sigue por la vía rumbo al Sur-Sureste, hacia la población de Cajarito hasta el punto (U.T.M-19P-DL-170345); cerca del río Sarare de donde continúa en línea recta rumbo Este franco hasta el río Cojedes, en los límites interestadales Cojedes-Portuguesa, (U.T.M.-19P-EL-193346).

ESTE: Limita con el Estado Cojedes desde el punto anterior, aguas abajo por el Río Cojedes (Madre Vieja), hasta el punto (U.T.M.19P-EL-367205).

SUR: Desde el punto anterior, se dirige rumbo al Sur-Oeste, por la segunda vía paralela a la transversal 1, del Asentamiento Santa Cruz, hasta encontrar el Caño Los Caballos (U.T.M.-19P-EL-241132), aguas arriba por el este hasta encontrar la vía que conduce a Santa Cruz, (U.T.M.19P-EL-178242); por donde continúa en dirección Oeste hacia el Centro Poblado La Flecha, hasta el punto (U.T.M.-19P-EL-067270).

OESTE: Desde el punto anterior, parte en línea recta rumbo al Nor-Oeste, hasta encontrar al Caño Paricua, cerca de la población de Paricua (U.T.M.-19P-EL-066272); sigue aguas arriba por el caño mencionado hasta el punto (U.T.M.-19P-DL-954839); cerca de la población de Paricua; de aquí parte en línea recta rumbo al Noreste hasta encontrar el punto de arranque por el Norte.

Fuente: Ley de Reforma Parcial de la Ley de División Política Territorial y la Respectiva Ley de División Política Territorial del Estado Portuguesa publicada en la Gaceta Oficial del Estado Portuguesa de fecha 15 de noviembre de 1995 (extraordinaria)

Parroquia Civil San Isidro Labrador, Municipio Turén, Estado Portuguesa

Por Acuerdo de la Asamblea Legislativa del estado Portuguesa de fecha 6 de diciembre de 1971 fue elevada a categoría de municipio del entonces Distrito Turén del estado Portuguesa.

Este Acuerdo fue materializado en la Ley de Reforma Parcial de la Ley de División Político-territorial del estado Portuguesa de fecha 16 de diciembre de 1971, según la cual en su artículo 4° señala: "Se modifica el artículo 14 así: El Distrito Turén tendrá los municipios siguientes: Villa Bruzual que es su cabecera, Canelones, Santa Rosalía, Santa Cruz, Florida y San Isidro Labrador."

Posteriormente, según Gaceta Oficial del Estado Portuguesa de fecha 19 de junio de 1989 adquirió el estatus de parroquia civil San Isidro Labrador, del municipio Turén.

Sus centros poblados: La Rojeña, El Ají, El Piedral, El Palmar, Micro del Este, Chingalí y Centro Turén/La Colonia (capital de Parroquia).

LÍMITES DE LA PARROQUIA SAN ISIDRO LABRADOR, MUNICIPIO TURÉN.

NORTE: Desde el punto (U.T.M-19P-DL-857268) cerca de la desembocadura de Caño Pozoncito a caño Guamal; se dirige rumbo al Este al franco de la carretera 5, hasta encontrar al Río Acarigua, cerca de la localidad Micro del Este (U.T.M-19P-DL-952265).

ESTE: Desde el punto anterior, sobre el río Acarigua, sigue aguas abajo por éste hasta encontrar al Canal Piloto del Parcelamiento Unidad Agrícola de Turén (U.T.M.-19P-DL-001230), continúa por dicho Canal rumbo al Sur hasta encontrar los límites del Municipio Santa Rosalía en el cruce de la transversal 1 (U.T.M.-19P-EL-009126).

SUR: Limita con el Municipio Santa Rosalía, desde el punto anterior línea recta rumbo al Noreste hasta encontrar el puente sobre al Caño Amarillo ubicado en la carretera 8, desde allí aguas arriba por este caño hasta aproximadamente el cruce de la carretera Q con la Carretera L, sigue por esta última rumbo al Noroeste hasta encontrar al caño Guamal en el punto (U.T.M.-19P-DL-880207)

OESTE: Desde el punto anterior, sobre el Caño Guamal, aguas arriba por éste hasta encontrar el punto de arranque por el Norte.

Fuente: Ley de Reforma Parcial de la Ley de División Política Territorial y la Respectiva Ley de División Política Territorial del Estado Portuguesa publicada en la Gaceta Oficial del Estado Portuguesa de fecha 15 de noviembre de 1995 (extraordinaria).

Credos religiosos

Debido a la diversidad cultural de nuestro municipio Turén, existe una amplia gama de credos religiosos que puede resumirse entre el credo católico (Parroquia Nuestra Señora del Rosario y Parroquia San Isidro Labrador) y el credo protestante (iglesias evangélicas, iglesia luterana, iglesia de los testigos de Jehová e iglesia adventista). Asimismo, existen diversos centros del credo espiritista, propios de la religiosidad popular.

 CREDO CRISTIANO CATÓLICO

 PARROQUIA ECLESIÁSTICA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE VILLA BRUZUAL

Por María Díaz Freitez (Primera Cronista de Villa Bruzual)

Templo Católico Nuestra Señora del Rosario de Villa Bruzual.

El principal artífice de la construcción del templo católico Nuestra Señora del Rosario de Villa Bruzual es, sin lugar a dudas, el párroco Fidel Llana, hábil altruista de acción moderna pero conservando ejemplar personalidad. Eminente orador, preocupado siempre por tan importante obra. Conocedor del ambiente de la comunidad, se complace de ser pastor espiritual de este pueblo (…) A este digno prelado se le debe en gran parte, su tenaz dedicación, movilizando voluntades, atento siempre a las exigencias requeridas para el buen éxito de la obra. Dejando sin duda, lugar especial en el corazón de cada uno de los turenenses. Asimismo, el personaje central más importante en tan elegante construcción es Don Johan Katzgraber, técnico austríaco, quien dió el más importante donativo, como fue diseñar los planos y atender sin interés alguno esta monumental obra. Es viudo, dice: "Es un homenaje a la memoria de mi esposa". Ingeniero mecánico, fue gerente de INDULAC, Diácono en el Seminario de Trujillo. Esta iglesia es de construcción moderna, de una sola nave formada por seis arcos de concreto de líneas parabólicas de once metros de altura con ocho ventanas fijas cada uno con vidrios de color. Paredes de ladrillo cara vista y ladrillo frisado y pintado. Medidas: 30 metros (mts.) en la parte más ancha y 14 mts., en el prebisterio por 30 mts. de largo. Promedio: 18 mts. de ancho. Coro con dos escaleras de acceso en granito y hierro sostenidas por un nervio de concreto en "S". Retablo: la torre en miniatura frente a una pared de ladrillo cara vista de curvas parabólicas con ocho peanas y un sagrario de hierro forrado de madera de cedro con curvas parabólicas para el hostensorio, dos puertas, una con el rostro de Cristo coronado de espinas. Piso de granito pulido color claro con franjas granate alrededor y en pasillo central. El Altar Mayor es réplica de su torre, de concreto forrado de mármol con una cruz de caoba e hierro. 14 ventanas fijas de curvas parabólicas con vidrios de colores en los que se representa el vía crucis grabado al fuego. 16 puertas de acceso sin columnas, para mayor visibilidad, todas con miras al altar, observándose las ceremonias en todas direcciones, ventilación adaptada al trópico. Vitral principal de 6 mts. de altura por 2,50 mts. en la base, posee los símbolos de la agricultura con alegorías agrícolas representando la zona de Turén: una cruz con burros de ajonjolí, en la base dos mazorcas, un campo sembrado y matas de ajonjolí. En la pared del coro tiene una ventana fija de media luna con vidrio de color. Techo: es artesonado de madera de roble formando cuadros de 0,60 mts. por 0,60 mts. recubiertos por cuadros de cemento prefabricados. Cubierta externa con planchas de asbesto diseñadas exclusivamente para esta obra. Tres puertas principales de hierro y vidrio. 12 puertas laterales de verja para la ventilación formando una corriente de aire con la parte alta de los arcos. Torre: 4 columnas de concreto de curvas parabólicas que se unen a los 22 mts. de altura formado el campanario con paredes de ladrillo cara vista que sostienen las cuatro esferas del reloj, el cual posee dos campanas de toque automático con sus correspondientes motores eléctricos. Escalera de subida de hierro. En la parte baja de la torre una capilla del Santo sepulcro con cuatro vitrales: San Juan Bautista, San Antonio de Padua, San Isidro Labrador y las banderas de Venezuela y de la Ciudad del Vaticano. Esta maravillosa Iglesia, nueva morada del Señor, escenario romántico de nuestra fé y el orgullo de los Turenenses.

EMPRESA CONSTRUCTORA: EPRAICA (Ing. David D´onghia, José Herdee)

Costo aproximado de la obra: 3.000.000,oo Bs. (dólar a 4,30 Bs.)

Período de Construcción: 1971-1978.

Presidentes de la República participantes:

Dr. Rafael Caldera / Carlos Andrés Pérez

Gobernadores de estado participantes:

Ing. Waldemar Cordero, Dr. José Casal, Dr. Asdrúbal Monsalve, Dr. Pablo Salcedo.

Fecha de Inauguración: 25 de febrero de 1978.

 

Fuente: Archivo de María Díaz Freites.

Otros Templos pertenecientes a la Parroquia Nuestra Señora del Rosario:

Iglesia de San Antonio de La Misión (Parroquia Canelones) Capilla de El Jobal, Capilla de El Candil, Capilla de La Ceiba, Capilla de Turén Viejo, Capilla de Las Marías Sur, Capilla de Santa Cruz, Capilla de Santa Rosa, Capilla de La Carama, Capilla de Canoítas, Capilla de Chorrerones, Capilla de La Aduana, Capilla de El Carretero, Capilla de San Antonio en Barrio Colombia, en el Centro Poblado La Misión, Parroquia Canelones.

Fuente: Archivo de María Díaz Freitez. Primera Cronista de la Ciudad de Villa Bruzual.

CREDO CRISTIANO PROTESTANTE

Iglesias Evangélicas

Las iglesias evangélicas del municipio Turén están agrupadas en una organización denominada "Fraternidad de Ministros Evangélicos" (FRAME). La Junta Directiva está conformada de la siguiente manera:

PRESIDENTE: Luis Fernández Caripá

VICEPRESIDENTE: Gelacio González

SECRETARÍA: Pedro Suárez

TESORERO: José Alberto Reyes

VOCAL: Ramón Moreno.

LISTADO DE IGLESIAS EVANGÉLICAS:1.- Iglesia "EBENEZER"

calle 7 entre avenidas 4 y 5 de Villa Bruzual

teléfono 0256-5145883

Pastor: Luis Fernández Caripá

Teléfono 0256-3211035

2.- Primera Iglesia Bautista

Barrio El Cauchal de Villa Bruzual

Pastor: Ramón Moreno

Teléfono: 0256-3212186

3.- Iglesia Bautista 2° de Crónicas 7:14

Frente al Gimnasio Cubierto, Barrio Nuevo de Villa Bruzual

Pastor: Pedro Suárez

Teléfono 0256-3213243

4.- Iglesia La Hermosa

Urbanización "La Laguna" de Villa Bruzual

Pastor: Gelacio González

Teléfono: 0256-3213333

5.-Iglesia "El Poder de la Alabanza"

Barrio "La Jacobera" de Villa Bruzual

Pastor: Abraham Lameda

6.- Iglesia "Árbol de Justicia"

Barrio El Estadio de Villa Bruzual

Pastor: Rafael Vásquez

7.- Iglesia "Luz del Mundo"

Barrio Rómulo Gallegos de Villa Bruzual

Pastor: Virgilio Cuicas

Teléfono: 0414-5588319

8.-Iglesia "Arca de Noé"

Avenida 4 entre calles 3 y 4

Pastor: Eladio Aguaje

9.- Iglesia Bautista "Unidos en Cristo"

Pastor: Javier Torrealba

10. Iglesia "Cristo Viene"

Calle 11 entre avenidas 2 y 3 de Villa Bruzual

Pastor: Eligio Pérez

11.- Iglesia Baustista "Jesucristo, El Gran Maestro"

La Misión, Parroquia Canelones

Pastor: José Alberto Torrealba

Teléfono: 0256-3681041

12.-Iglesia "Getsemaní"

Centro Poblado "Chingalí"

Pastor: Antonio Oropeza

Teléfono: 0414-5541713

13.- Iglesia "Dios es Amor"

Centro Poblado Santa Cruz, Parroquia Santa Cruz

Pastor: Danny piña

Teléfono:0256-5143501

14.- Iglesia "Dios con Nosotros"

Centro Poblado Las Marías Sur

Pastor: Floirán Alvarez

15.-Iglesia "Maranatha"

Centro Poblado "El Ají", Parroquia San Isidro Labrador

Pastor: Gregorio Romero

16.- Iglesia "Luz del Mundo"

La Misión, Parroquia Canelones

Pastor: Demetrio Hurtado

Teléfono: 0256-6142492

17.- Iglesia "La Piedra Angular"

Urbanización "La Laguna", de Villa Bruzual.

18.- Iglesia "Dios Proveerá"

Avenida 4, Barrio José Antonio Páez de Villa Bruzual

Fuente: Fraternidad de Ministros Evangélicos (FRAME).

Iglesia de los "Testigos de Jehová"

Barrio Patio Grande de Villa Bruzual, vía La Misión.

Iglesia Evangélica Luterana

Calle 6 N° 88, Centro Turén (La Colonia), Parroquia San Isidro Labrador

Cultos: 10 a.m. Tercer Domingo de cada mes.

Servicio religioso en idioma alemán y español.

Iglesia Adventista del Séptimo Día

Avenida 4 entre calles 13 y 14 de Villa Bruzual

RELIGIOSIDAD POPULAR

Debido a la naturaleza ecléctica de su cultura, en el municipio Turén existen practicantes del Culto Espiritista, los cuales cuentan con aproximadamente cuarenta sedes donde realizan sus actividades y una Casa de Santería.

DECRETO DE CREACIÓN DE LA PARROQUIA ECLESIÁSTICA SAN ISIDRO LABRADOR, MUNICIPIO TUREN, ESTADO PORTUGUESA.

Gobierno Superior Eclesiástico

Decretó creando la Parroquia de San Isidro Labrador, en la Colonia de Turén (Estado Portuguesa)

Nos. Dr. Críspulo Benítez Fonturvel , por la gracia de Dios y de la Santa sede Apostólica, Obispo de Barquisimeto, a todos cuantos estas letras vieren, salud y bendición en Nuestro Señor Jesucristo.

CONSIDERANDO:

Que el constante desarrollo de la Colonia Agrícola de Turén, bajo la dirección del Instituto Agrario Nacional de Turén, ha traído a ésta una considerable inmigración de personal, tanto venezolano como extranjero, a Turén, dentro de cuyos límites parroquiales se encuentra enclavada la citada Colonia.

CONSIDERANDO:

Que es un vehemente anhelo de Nuestro santísimo Padre el Papa Pío XII, manifestado a través del Instituto Pontificio de Inmigración, como de la Nunciatura Apostólica en Venezuela, de que los Ordinarios Diocesanos se esfuercen y preocupen por la atención espiritual de los desplazados de la Europa y otras regiones desvastadas por la segunda guerra mundial.

CONSIDERANDO:

Que es gratísimo a nuestro corazón de Padre y Pastor de esta inmensa Diócesis que el señor nos ha confiado, el facilitar a nuestros hijos en el señor, que actualmente y en el futuro habitaren la Colonia Agrícola de Turén, todos los auxilios religiosos y la educación católica para sus hijos, como también el darle a sus angustiadas almas que han sufrido toda clase de penalidades, el consuelo de la Fé católica que profesan.

CONSIDERANDO:

Que es también un deber nuestro el colaborar con el Ejecutivo Nacional para el total afianzamiento de la colonización que se propone con estos centros de inmigración, y, considerando, que no existe inconveniente canónico para la creación de una nueva Parroquia Eclesiástica en la Colonia de Turén.

DECRETO:

En virtud de nuestras facultades ordinarias, a tenor de los canónes 1427 y 1428 y de las Constituciones Sinodales Diocesanas:

1° )Se crea en la Colonia Agrícola de Turén, la Parroquia de San Isidro Labrador, desmembrada de la Parroquia de Turén, con categoría de primera. 2°) Los límites de la nueva Parroquia de San Isidro Labrador serán: Norte: línea recta que parte del nacimiento del Caño Guamal, en dirección norte, hasta encontrar el río Acarigua aguas abajo, hasta encontrar el camino vecinal del pueblo de La Misión, por donde continuará hacia Turén, izquierdo, pasando por la Alcabala Turén – Colonia para continuar en línea recta hasta encontrar nuevamente el río Acarigua. Sur: línea recta que partiendo al norte del caserío Cardenillos, sin incluirlo, se dirige hacia el Este, pasando al norte de Santa Rosalía hasta el tramo donde desaparece el Caño Amarillo (Sur – Este de la Colonia). Este: Caño Amarillo desde el tramo donde desaparece, en dirección Sur-Norte, hasta el ángulo formado por las parcelas 130 y 223, desde donde se dirige en línea recta hasta el río Acarigua (Sur de la misma parcelación Este). Oeste: Caño Guamal desde su nacimiento, dirección norte-sur, hasta el noroeste del caserío Cardenillos (ángulo formado por la parcela 461). 3°) Se declaran feligreses de la Nueva Parroquia de San Isidro Labrador de la Colonia de Turén, a todos los venezolanos e inmigrantes ya establecidos o que se establezcan en el futuro, como colonos de dicho centro o Unidad Agrícola. 4°) El Párroco que Nos designemos para esta nueva Parroquia, gozará de todos los privilegios, derechos y obligaciones que los Sagrados Cánones y la Constituciones Sinodales confieren a los Curas Párrocos siendo de acuerdo a lo dispuesto en el canón 454 y en el artículo 135 del Sínodo, removible según nuestro criterio. 5°) La nueva Parroquia de San Isidro Labrador de la Colonia de Turén, se anexa a la Vicaría Foránea (Distrito Eclesiástico), de Araure y tendrá como Párroco vecino al de Turén. 6°) Cópiese el presente Decreto en el Libro de Gobierno de la Parroquia de Turén, en el nuevo Libro de Gobierno de la recién creada Parroquia de San Isidro Labrador, como también en el Libro de Gobierno de la Vicaria Foránea de Araure y comuníquese tanto al Gobierno del estado Portuguesa, como también al Venerable señor Vicario Foráneo de Araure, al Párroco de Turén y al Instituto Agrario Nacional. 7°) El presente Decreto será leído el Domingo siguiente a su recibo en todas las Parroquias que integran las Vicarias de Guanare y Araure, explicándolo a los fieles.

Dado, firmado y sellado en la Sede de Nuestra Curia Episcopal, a los veinticuatro días del mes de Octubre, Festividad de San Rafael Arcángel, del año de mil novecientos cincuenta y tres. Cuarto de Nuestro Pontificado.

Dr, Críspulo Benítez Fonturvel

Obispo de Barquisimeto

Por mandato de su Excelencia Reverendísimo Dr. Fernando Falcón Hurtado – Pbro. Canciller del Obispado.-

Nombramiento del nuevo Párroco:

Por decreto del Excelentísimo Monseñor Dr. Críspulo Benitez Fonturvel, fue nombrado Cura Párroco de la Parroquia de San Isidro Labrador de la Unidad Agrícola de Turén, con fecha 6 de octubre de 1.954 y el 23 del mismo mes tomé posesión de dicha Parroquia.

Unidad Agrícola de Turén, 23 de octubre de 1.954.-

Pbro. José Rafael Calles U.

FUENTE: Libro de Gobierno de la Parroquia San Isidro Labrador,

Municipio Turén, estado Portuguesa.

SACERDOTES DE LA PARROQUIA SAN ISIDRO LABRADOR:

GUIDO GUIDOTTI (encargado desde octubre,31, 1953 hasta octubre,23, 1954)

JOSÉ RAFAEL CALLES desde octubre 23,1954 hasta mayo, 27,1957)

JOSÉ MIELKE desde junio, 15, 1957 hasta diciembre, 28, 1958.

A. ALJUARÓN desde septiembre 20,1959 hasta noviembre, 27, 1960.

ETANISLAO BILINSKY desde enero, 04,1961 hasta septiembre, 09, 1962.

FRANCISCO LÓPEZ desde septiembre, 18, 1962 hasta julio, 28,1968.

LUIS DÍAZ desde agosto, 11, 1968 hasta septiembre, 20, 1968.

ADALBERTO ZAYAS desde octubre, 13, 1968 hasta diciembre, 29, 1968.

MANUEL DAMAS desde enero, 05, 1969 hasta febrero, 14, 1970

LEONEL CIFUENTES desde enero, 18,1970 hasta enero, 23, 1975.

RAMIRO GUTIÉRREZ desde abril, 24, 1975 hasta octubre, 28, 1979.

FIDEL LLANAS desde mayo, 18, 1980 hasta agosto, 14, 1982.

JUVENAL PÉREZ desde octubre, 24, 1982 hasta diciembre, 25, 1984

ARGIMIRO BONILLA desde abril, 06, 1985 hasta junio, 17, 1987.

LUIS FERNADO RANGEL. Desde el 28 de agosto de 1987 hasta noviembre, 15, 1987 se desempeña como encargado. En esta última fecha se designa como cura párroco hasta noviembre, 2005.

FALTA CURA ACTUAL 2007

Crónicas

VISITA DEL OBISPO MARIANO MARTI

A LA MISIÓN DE SAN ANTONIO DE TURÉN

El 9 de noviembre de 1778 llega a la Misión de San Antonio de Turén, en calidad de visita pastoral, el obispo Catalán Mariano Martí. Esta visita pastoral era uno de los deberes impuestos a los obispos por la legislación eclesiástica desde la antigüedad, los cuales como "Pastores Espirituales" debían conocer de manera personal a su "Rebaño" y las condiciones en que vivía. En su libro personal, Tomo I, el obispo Martí (1778), (escrito en español antiguo) señala:

"Esta Iglesia es baxo la invocación de San Antonio de Padua, que no está en el altar mayor, sino en el altar de la cabecera de la nave del Evangelio, y en la cabecera de la nave de la Epístola está otro altar que junto con el altar son los tres únicos altares de esta Iglesia. Es de bajareque doble, cubierta toda de palma, con tres naves que tienen columnas de palo. Véase el inventario. Solamente en tiempo de quaresma está colocado su Divina Majestad para dar la comunión, y aunque esta Iglesia tiene custodia, no se pone patente sino quando en algún año por Hábeas asiste gente de españoles para celebrar la fiesta. No hay cementerio, y algunas vezes ha servido de altozano una especie de pórtico que hay en la puerta de esta Iglesia. No hay puertas colaterales, pero a cada lado de esta Iglesia hay sus ventanas que dan bastante luz al cuerpo de la Iglesia. Sobre el altar mayor hay como una bóveda, de tablas. He mandado que se haga cementerio separado de la Iglesia. Hay pila baptismal.

Estos indios son guamos o de nación Guame, menos algunos indios libres de tributo que también han nacido acá mismo, y estos indios libres no se sabe de qué nación sean. Este es pueblo de misión o de reducción, y por consiguiente, por ahora todos libres de pagar tributo. Estos indios son muy inclinados a caminar, y se les da poco cuidado desamparar este pueblo e irse a otras tierras, como se han ido muchos, pues antes este pueblo era muy crecido.

Este misionero es el padre Joseph Antonio de Castro, capuchino andaluz, de edad de cuarenta y ocho años. Llegó a esta providencia desde España el año de 1769, en un cuerpo de misión de veinte y cuatro Capuchinos que vinieron destinados para esta providencia y para el Orinoco, para donde fueron catorse, y los restantes diez religiosos se quedaron en esta provincia. Parece hombre de bondad y de suavidad, pero parece flojo y sobrado indulgente con estos indios. Le he advertido lo conveniente.

En quanto a la enseñanza de la Doctrina Cristiana, se observa acá lo que generalmente observan en sus pueblos los demás misioneros Capuchinos andaluzes. El padre Paulino me dize que estos indios apenas saben la Doctrina. Entre muchachos y muchachas de Doctrina hay unos setenta y quatro. Estos cantan la Doctrina empezando los que hazen de guía, y responden los demás; y según me dize este Misionero él mismo, después que ellos han resado o cantado, les haze las preguntas de Doctrina, pero como los indios no resan en particular la doctrina, nace de esto que no la saben, y por esto el padre Paulino ha dicho a este Missionero, y después se lo he prevenido yo mismo, que a cada indio pequeñito le señale un indio ya grandecito que sepa resar, para que éste instruya particularmente al otro indio pequeñito.

Me dize este Misionero que este pueblo es el más trabajoso, porque los indios Guamos son muy lerdos, no ponen la atención a la Doctrina, de manera que parecen incapaces; y esto se verifica en que si vienen de los montes algún gentil que sea grande, por más que el Misionero se aplique a catequizarlo, nunca aprende la Doctrina y reservan el bautizarlo para quando están enfermos, y me dize este Misionero que así lo hazían los Jesuitas en el Orinoco. (Estas indias) guamas son además lerdas y floxas.

Me dice este Misionero que estos indios guamos quieren mucho disimulo y suavidad, y que si los tratan con algún poco de rigor se huyen y no vuelven más; pero me dice este Capuchino que generalmente se pierden los pueblos de indios, sean éstos de la nación que fueren, por el rigor con que tratan los Misioneros y los españoles, que los engañan llamándolos para que les trabajen sus haciendas, y después apenas les dan cosa de provecho, y ellos, hostigados de esto, se desaparecen y se van a vivir en partes incógnitas o con otros indios del monte.

Inmediatamente a este pueblo, y a distancia de unas diez varas de la casa de este Misionero, pasa el caño o quebrada llamada Turén. La agua no es buena, pero tan abundante de pescado, que se lamenta este Misionero de que le hechen barbasco, que es una hierva venenosa para matarlos y cogerlos, y la mitad de la gente de toda la jurisdicción de Araure podría comer pescado y vienen de muchas partes a coger pescado acá, lo que admira mucho, porque esta quebrada no es caudalosa, y algunos años llega a secarse más abaxo de este pueblo. Sus cabezeras, según me dice este Capuchino, estarán a una legua o legua y media más arriba de este pueblo, y corre hasta entrar a la Portuguesa. Me dice este Capuchino que él ha leído una excomunión fulminada por el Ordinario eclesiástico de Caracas (no sabe si en sede plena o vacante) contra los que echaren barbasco en esta quebrada, y que él ha prevenido diferentes veces sobre esto, haciéndoles ver a estas gentes que esto es contra la utilidad pública; pero nada puede conseguir de los españoles, que son los que echan el barbasco para coger el pescado.

Este pueblo es muy antiguo y ha tenido muchas traslaciones; estuvo en el sitio o quebrada de Tucuragua, inmediato al río Acarigua, al otro lado, una legua más abaxo, por donde yo lo passé. Me dize este Misionero que el sitio nombrado el Píritu es a propósito para un pueblo, entre dos quebradas de buenas y abundantes aguas, distante algo más de una legua del río Acarigua. Al otro lado, por donde yo lo passé, tiene montes y sabanas, buenas tierras para pueblo, según me dize el mismo Capuchino, y una legua más distante, a la misma banda, tiene esta Misión o Misionero de Jujure el hato, y según me dize este Capuchino, cada Misión tiene su hato.

Me dize este Misionero que en este pueblo hay muchas bebezones de masato, o sea vino o aguardiente de maís, y muchas borracheras en los domingos y que no asisten a la Doctrina estos indios en dichos domingos por la tarde. He prevenido a este Misionero que ponga todo cuidado en evitar dichas borracheras, y que los indios y indias grandes asistan a la doctrina por los domingos a la tarde, y me ha dicho que tiene esperanzas de lograrlo mediante la suavidad con que los trata.

Estas tierras son muy buenas y los indios tienen acá sus conucos. Produce esta tierra plátano, yuca, arroz, tabaco y cacao, pues algunos tienen sus arboledas. También produce frijoles, y entre los ríos de Acarigua y Guache no dejarán de cogerse setecientas cargas de tabaco blanco, no de cura negra, de buena calidad. Las trescientas cargas parar a la Factoría, y las restantes se extrauman y pasan a Curazao. También acá se da el algodón.

Me dice este Capuchino que los indios del pueblo de Acarigua, inmediato a la Villa de Araure, desean dexar aquel pueblo por las vejaciones que experimentan de los españoles de dicha villa, y que sin duda se trasferirán a vivir en territorio de Acarigua y Guache, y en este caso, a más de este pueblo de indios transferidos se habría de fundar otro pueblo de españoles entre los mismos dos ríos, pues hay mucha tierra buena, y una sola iglesia no bastava para tantos vecinos que viven algo dispersos.

Este pueblo se llama también Turén o la Misión de Turén, tal vez por este caño o quebrada de Turén que le pasa tan inmediata. Este terreno es húmedo y más es caliente que frío. Los días son calurosos, las noches no son abochornadas; la tierra es muy húmeda. Me dice este Capuchino que hay muchas culebras mapanares, y que no causan daño a estos indios, no obstante que estos duermen en el suelo sobre todo de noche, y las culebras los rodean y no los pican. El sitio de este pueblo está poco abierto, de manera que está cercado inmediatamente de arboleda grande, y ahún la plaza no está acabada de abrir; y por esto y ser tan húmedo este terreno y malas las aguas de este caño o quebrada de Turén, no puede ser sano este territorio.(…). Me dize este Capuchino que este pueblo no es tan enfermo como parece y tiene la fama de serlo.

Joseph Gracián Gutierres, mestizo de este pueblo de Jujure, o del distrito dentro de su legua, casado con María Incolaza de Bargas, mulata, habrá unos dos años en la ciudad de Varinas, de donde es natural, y allí mismo vive dicha Bargas, habrá unos seis meses que dexó a esta muger y se fue a Barquisimeto; y me dize este Capuchino que mientras el dicho Gutierres viviere con sus padres, que no se unirá con su muger por el disgusto que tienen, y han cooperado a que dicho Gutierres, haya aburrido y abandonado a su muger por ser él mestizo y ella mulata. He providenciado escribir al doctor Prado para que remita a este Capuchino al dicho Gutierres, y dicho Capuchino queda prevenido de unir a estos dos casados luego que llegue de Barquisimeto el Gutierres, y que estos dos casados vivan en una casa separada de la de sus padres o suegros.

Antes este pueblo era muy grande, y en uno mismo estaban formados como dos pueblos, cada uno con su plaza, uno para los indios guamos y otro para los indios de otras naciones que llamaban libres. Había una sola Iglesia, pero ahora este pueblo es muy reducido, y entre todos los indios guamos y de otras naciones o libres no hay más entre grandes y pequeños, hombres y mujeres que unos doscientos y treinta y cinco almas.

He reparado que acá tienen estas mugeres poco recato en andar con los pechos muy descubiertos, y he prevenido a este Capuchino que predique contra de esto.

En esta Iglesia he confirmado a una muger, y después ella fue madrina de otra tan grande, que algunos dicen que era más grande, y otros que a lo menos, como yo con la mitra.

Este Misionero ha estado en Río Negro, el qual se forma del brazo del Orinoco, Casiquiare y del río Guenia, y de estos dos unidos se forma el Río Negro y después de formados o unidos Casiquiare y Guenia, a media legua según me dice este Capuchino, está la fortaleza de San Carlos del Rey de España, y después de un día de camino, Río Negro abaxo, está la fortaleza del Rey de Portugal. Este Capuchino vivió más de un año en el mismo Casiquiare, en el pueblo de San Francisco Solano, adonde no llegó el señor Solano, pues este sólo llegó al río Atabapo, donde formó la ciudad de San Fernando. Este pueblo es de la Vicaría de Araure".

Fuente: Copia fiel y exacta del Libro Personal del Obispo Mariano Martí.

Archivo Arquidiócesano de Caracas, Venezuela.

MONTAÑA DE TUREN Y NECESIDAD DE UNA PARROQUIA EN

LA BOCA DE ACARIGUA.

Por Agustín Codazzi

Barinas, 1847.

"Os suplico qué no olvidéis la montaña de Turén en las medidas qué dictéis. Tiene vecindarios grandes y caseríos esparcidos en toda la extensa selva, cuyos habitantes jamás concurren a sus parroquias, que son Píritu y Sabaneta de Turén. Aunque hay algunos Jueces de Paz únicos, éstos no son suficientes ya, y se necesita un foco de población para atraer allí la masa principal. Este me parece el punto de la boca de Acarigua en la orilla de la Portuguesa, río ya navegable, y por el cual pueden llevar sus productos al mercado del Baúl o de San Fernando de Apure. Hay allí en la actualidad un Juez único de Paz con más de 500 vecinos: aquel punto es importante; en este año de habían embarcado hasta principios de agosto, 800 pacas de tabaco y más de 500 cueros y todavía debían embarcarse más de 500 petacas del uno, y mucho mayor número de los otros. Aquel lugar, pues debería erigirse en parroquia, con sus dos jueces y su Síndico, tanto para proceder contra los vagos como para atender a los ramos de policía, administración de justicia y hacer efectiva la ley de milicias que por allí jamás se ha llevado a efecto, por la gran distancia en que están de Sabaneta, de quien dependen.

Estoy en el deber de poner en vuestra consideración, que el río Acarigua corría antiguamente por donde ahora hay un camino real que atraviesa un terreno muy cultivado y habitado, efectos todos de la carama que en aquel río se formó, y que con el curso de los años, fue aumentando en grados y en términos de que ya ahora está muy cerca de Sabaneta, como lo indiqué el año pasado en mi exposición. La acumulación de las basuras, árboles y arenas, no sólo han llenado el cauce antiguo, si no que el suelo es superior a las tierras que lo avecinan, o a su nivel cuando menos, y sobre estos terrenos de aluvión, es que esta viviendo, y cultivándolos una gran parte de la población, de manera que pretendían tener a la vez derechos sobre ella la parroquia de Píritu, y también la de Sabaneta.

 

Este río, que antiguamente servía de límite a las dos parroquias, ya hoy no existe, ahora sus aguas desparramadas corren hacia la derecha de aquel camino, desde cerca de Sabaneta hasta la boca de Acarigua. Convendría, pues, que todos los habitantes del Playón de Sabaneta de Turén, del Playón de Píritu y de la Boca de Acarigua, formasen la nueva parroquia que llevaría está última denominación, o cualquiera otra que designéis: de este modo también se evitarían las competencias de Píritu y Sabaneta, ninguna de las cuales puede atender bien aquellos lugares por la distancia a que se encuentran.

Las concesiones, pues que se hiciesen de tierras baldías en propiedad, atraerían a los pobladores a ciertos centros, que llegarían con el tiempo a ser poblaciones productoras donde moralizarían insensiblemente aquellas familias que viven hoy como en otro mundo, sin conocer siquiera lo que pasa en el resto de la República, y expuestos, por consiguiente, a los engaños de cualquiera mal intencionados que se propongan desviarlos de sus deberes, deberes que no conocen por el estado de aislamiento en que se encuentran. La fertilidad de aquellos lugares, la ventaja del río con la montaña de Turén a sus espaldas, hace de este punto uno de los que progresarán rápidamente, si los jueces toman en ellos el interés debido. Es excusado encareceros la necesidad que tendría la nueva parroquia de una capilla y de un cura párroco, porque allí han vivido hasta ahora sin ninguno de aquellos auxilios que la religión proporciona al hombre. Parecerá increíble, pero es cierto, que aquellos habitantes en su mayor parte están como los indios salvajes, nacidos, muriendo y casándose sin ninguna ceremonia religiosa, distando diecinueve lenguas españolas de su parroquia. Medidas como las que parecerán insignificantes, pero además de ser deber político y religioso el promoverlas, sus futuras consecuencias son inmensamente benéficas para el público".

 Fuente: Academia Nacional de la Historia. Caracas, Venezuela.

LA ACCIÓN DE EL GUASDUAL

"El 15 de Octubre de 1862 señala una fecha clásica en los anales de la magna revolución que, acaudillada por el ciudadano valiente General Ezequiel Zamora, principió en Coro el memorable 20 de Febrero de 1859. Esa jornada de memoria imperecedora marcó de una manera irrevocable, la proximidad del triunfo del principio federal proclamado por los pueblos y sostenido generosamente con su sangre.

Probaremos a describir todos los pormenores que tuvieron lugar antes y después de la batalla, más con el ánimo de que Venezuela toda conozca el valor y denuedo de los combatientes por la gran causa de la libertad, que con el pregonar las glorias del ejército federal, tan conocidas ya, aún por el mundo exterior.

El ejército del primer distrito militar de occidente, formado de fuerzas de los Estados Portuguesa, Cojedes y Yaracui, al mando del ciudadano General José Desiderio Trías, después de la función de armas ocurrida en el Pozón, jurisdicción de Yaritagua (de que hizo tanto mérito el enemigo, no obstante que allí apenas peleó una guerrilla federal), se dirigió al punto de Santa Cruz, caserío intermedio entre Buría y la Sabana de Londres, y allí permaneció algunos días mientras se recibieran órdenes del ciudadano GENERAL MANUEL EZEQUIEL BRUZUAL; Jefe de E.M.G., e Inspector General del Ejército, que a la sazón se encontraba ocupando posiciones en el espacio que media de Sarare a Araure, ciudad que dominaban las fuerzas enemigas, al mando de Martínez y Cárdenas; las mismas que combatieron en la citada función de armas del Pozón, y seguidamente en Terepaima con las del ciudadano General Nicolás Patiño.

Después de varias conferencias habidas entre los Generales Juan Fermín Colmenárez, Jefe de E.M., del General Trías y el General Bruzual que fue al campamento de Santa Cruz, el ejército del Primer Distrito se movió el 10 de Octubre y pernoctó en la Miel, jurisdicción de Sarare, en las faldas de la serranía. Al siguiente día se dirigió al Potrero de Araure, donde llegó por la noche. Allí esperaba estas fuerzas el General Bruzual. En la marcha de este día soportó el ejército un fuerte invierno, hasta llegar al campamento; circunstancia que motivó su permanencia en aquel punto secando las municiones y limpiando el armamento, hasta el 14 que habiendo salido del lugar indicado, por la vía del Cambural, llegó por la tarde al punto denominado "La Boca del Monte", entrada de la Misión de Turén.

Sea dicho de paso, que ya el General Bruzual iba dirigiendo las operaciones en su calidad de Jefe de E.M.G., e Inspector General del Ejército, sin perder el General Trías su carácter de Jefe de Distrito. También es digno advertir que las fuerzas se habían aumentado con cincuenta soldados que el General Bruzual había traído de Coro, y algunas otras guerrillas de Araure, que había podido reunir el infatigable General Juan Antonio Michelena.

El ejército estaba, pues, en la Boca del Monte el referido día 14. No se tenía otra noticia del enemigo, sino la de estar acuartelado en Araure, en cuyas torres había colocado dos piezas de artillería; pero, discurriendo la noche, como a eso de las diez, llegó al campamento el aviso de que, fuerzas dependientes de las que estaban en Araure habían llegado también a Sabaneta el mismo día 14, por participación del Comandante Nicolás González, ayudante de campo del General Bruzual; con cuyo motivo se puso el ejército en movimiento, y a las 3 de la mañana se continuó la marcha sobre Sabaneta, que, como se ha dicho lo ocupaban fuerzas enemigas, en número de 450 hombres, al mando del Comandante Querubín Zúñiga; circunstancia que se nos confirmó al llegar a la Misión de Turén, distante dos leguas de Sabaneta, donde quedó cubriendo esta Avenida y la del río Píritu, el Coronel Dionisio Aguilar y el Comandante Rafael Silva, como con 100 Araureños.

Serían la siete y media de la mañana cuando la descubierta del ejército a cuya cabeza se encontraba el nunca bastante elogiado General Bruzual, se avistó en el Guasdual lugar que dista media legua de Sabaneta de Turén, con el enemigo que acababa de salir del pueblo y marchaba de flanco en la dirección de nuestras tropas; y se rompieron los fuegos casi a quema ropa por la circunstancia de que Zúñiga creyó que eran fuerzas de las de Martínez las que tenía a su frente, porque habiendo alertado a nuestra vanguardia, se le contestó con el grito de guerra entre ella, reconocido. Tremenda fue aquí la lucha: los 50 corianos con que el General Bruzual sostenía los fuegos, lucieron prodigios de valor, confundidos, puede decirse, con el grueso de las fuerzas enemigas, habiendo durado esta primera carga algo más de un cuarto de hora, de bien nutrido fuego. En esta especie de raro gimnasio, de desigual combate y de imponderable heroicidad, fue herido en un brazo el General Bruzual y derribado el caballo que montaba; tomándoles igual suerte a sus ayudantes de campo, ciudadanos Coronel Francisco Varguillas (hoi General) y Comandante Justo Ocanto, los cuales estuvieron siempre al lado de su Jefe. Rindió también su vida generosamente el muy valiente comandante Ramón Castellano y el Capitán Dionisio Peraza junto con varios de nuestros bravos corianos, que en esta magna cruzada han servido de emulación a los mismos espartanos. El enemigo cargo vigorosamente nuestras huestes, y hubieron de prolongarse los fuegos, entrando de repuesto las brigadas "Cojédes", "Portuguesa" y "Yaracui" y mandadas respectivamente por los Generales Abdón Sequera, José Eduvígis Rivero, Pedro V. Blasco y Coronel Antonio Mendoza. No menos impetuosa que la primera, fue esta segunda carga; pues que el enemigo empeñado en conseguir el triunfo redobló sus esfuerzos y pudo establecer su línea general de ataque; cosa que al contestarle sus fuegos, pudieron igualmente hacer los nuestros, y tanto por la derecha como por la izquierda y el centro, hubo terrible embestidas, más, es fuerza decir; que nuestros contrarios habían obtenido sobre nosotros alguna ventaja en el centro, por la intempestiva herida del General Bruzual, quien a poco reapareció a caballo en el campo de batalla, cargó bruscamente al enemigo y lo arrolló como a distancia de dos cuadras (en este acto fue derribado el segundo caballo que montaba el General Bruzual), cosa que también acontecía por la alas, que a este magno estímulo correspondieron a sus esfuerzos, quedando el enemigo completamente derrotado a impulsos de nuestras bayonetas y del empuje que dio en este momento la caballería de Cojedes, al mando del bizarro General Pablo Pérez. Dejó en nuestro poder más de trescientos fusiles, su banda y pabellones, algo más de 100 prisioneros, entre ellos su jefe, Comandante Querubín Zúñiga, infinidad de municiones y en el campo como doscientos hombres fuera de combate. Los que se salvaron en esta jornada cayeron siempre en poder de los nuestros, por haber sido aprehendido en la noche, y con posterioridad por el Comandante Cipriano Castillo, que con tal objeto se había situado estudiosamente en la Avenida de Píritu. El Ejército Federal tuvo en esta gloriosa jornada pérdidas mui sensibles, que no detallamos minuciosamente, tanto por falta de datos especiales, como por no aumentar el duelo de nuestra querida patria.

Los principales gerentes de la revolución han dicho, que la función de armas del Guasdual fue precursora de la siempre memorable de Buchibacoa, y que sin aquella, ésta no habría tenido lugar. Y esta es la verdad, pues ese ejército que venció al enemigo en El Guasdual, desconcertó sus futuros designios, y púsose en capacidad de marchar enseguida sobre Coro, como lo hizo, a concurrir a la función decisiva.

Bruzual es el héroe del Guasdual, también lo es el de Buchibacoa. Feliz el que acariciado por la fortuna, ha podido llegar a obtener las palmas de la victoria y tan alto renombre entre sus conciudadanos. La República ve en él un verdadero guardián de sus libertades y una de sus figuras más enaltecida. Valiente sin ostentación ha sabido impartir al enemigo garantías positivas y puesto en acción los sentimientos de filantropía y benevolencia que le son característicos.

Y ya que nos ha tocado en suerte detallar aunque compendiosamente los incidentes de tan célebre jornada, no debemos silenciar los de los jefes militares que se hallaron en la acción, y que llenaron su deber con valor y dignidad y que por consiguiente merecen bien de la patria y la gratitud de sus conciudadanos. Así, a riesgo de ser difusos entraremos a señalar a cada uno la parte de gloria que les cupo en la acción que bosquejamos.

Ante todos debemos decir que el justamente renombrado General Trías en unión de su jefe de E.M.G. Juan Fermín Colmenáres, quien también ha adquirido en esta lucha titánica el dictado de valiente, discurrieron por los puntos de mayor peligro, durante la batalla, reorganizaron las fuerzas y se les vio como atletas, dando dirección a los fuegos, animando al soldado, e inspirándolo con su ejemplo de serenidad imperturbable.

Los Generales Eduvigis Rivero, Blasco y Abdón Sequera, pelearon con admirable valor, y los demás Jefes y oficiales de sus respectivos cuerpos llenaron sus puestos dignamente; lo que no parece extraño teniendo a la vista el ejemplo de sus Jefes superiores, que siempre valientes y serenos conquistaron un nombre que vivirá la edad del mundo.

El General Rivero sucumbió gloriosamente en Buchibacoa, y el General Abdón Sequera en el asalto y toma de Puerto Cabello... Dignos de un monumento de admiración, nosotros abogamos porque se les eleve, para recuerdo imperecedero de sus virtudes cívicas.

Y, ya para concluir, impulsados por un sentimiento de justicia -por el deber que tenemos de ser veraces en nuestra calidad de cronista- nos cumple aquí hacer un justo elogio del comportamiento que observó en la acción que imperfectamente hemos descrito, el modesto General Juan Antonio Michelena, que con un trozo de infantería y la caballería de Cojedes, al mando del General Pablo Pérez, guarnecía el parque que estaba a cargo del Comandante Sebastián Oviedo, viósele diligente en los despachos de pertrecho, en la salvación de nuestros heridos, en la solicitud de baquianos y vigilancia de las avenidas; y después de la acción, vivamente interesado en proporcionar al ejército todo género de recursos, en lo cual fue siempre perseverante, durante la guerra.

Y... aquí ponemos punto a la descripción, con la conciencia de haber dicho la verdad, y con la esperanza de que plumas más hábiles que la nuestra complementaron el hecho histórico con las galas de la erudición y del bien decir; ya que hasta esta fecha, acaso no habrá sido generalmente conocida la brillante jornada del Guasdual, que decidió en definitiva de la suerte de la revolución".

Caracas, Diciembre 20 de 1863.

Un testigo presencial

Tomado de: EL FEDERALISTA

DIARIO DE LA TARDE

NÚMERO 122

AÑO 1 MES V

Miércoles, 23 DE DICIEMBRE DE 1863

FUENTE: HEMEROTECA DE LA ACADEMIA NACIONAL DE LA HISTORIA

CARACAS – VENEZUELA

EL FANTASMA DE LA CARRETA

Lic. Leonel Canelón Meléndez

Cronista del Municipio Turén

Antes de aparecer los carros automotores, el medio de transporte utilizado en el actual municipio Turén eran las carretas de madera tiradas por caballos o burros.

Cuentan nuestros abuelos turenenses que un joven campesino de "Banco Alegre"(Los Bancos eran asentamientos de campesinos conuqueros que existieron en el Municipio Turén, antes de la creación de la Unidad Agrícola de Turén, durante finales de la década de 1940 y principios de 1950), tenía su novia en el caserío "La Aduana", ubicado en la margen izquierda del río Acarigua.

Todas las tardes (6:00 pm), este joven hacía su recorrido hasta la casa de su amada y regresaba aproximadamente a las 10 de la noche.

En una de esas visitas, el joven campesino se entera que su amada ha sido asesinada por otro joven que estaba enamorado de ella, pero a quien dicha chica no correspondió.

Le cuentan que el joven rechazado, esperó a que la chica fuera a lavar la ropa en el río. Cuando ya estaba en su faena, el joven la sorprendió, le asestó una puñalada mortal en el corazón de ella y lanzó su cuerpo al río Acarigua.

Lleno de estupor, el joven campesino que acababa de llegar, al saber esta noticia se dirigió al centro del río Acarigua y con un cuchillo que cargaba al cinto atentó contra su vida y su cuerpo fue arrastrado, junto con su carreta, por las fuertes corrientes de las aguas.

A partir de ese momento, el espíritu de este joven deambula en las noches por la avenida 1 de Villa Bruzual (desde el Barrio La Jacobera) hasta el caserío La Aduana, en un eterno peregrinar en busca de su amada.

Cuentan nuestros abuelos tureneneses que quien escucha el transitar del "Fantasma de la Carreta", seguramente uno de sus seres queridos fallecerá pronto. Para evitar esta situación, la persona deberá ofrecer una misa por el eterno descanso del difunto o lanzar un ramo de flores al río Acarigua, como tributo a la joven enamorada.

EL ÁNIMA DE EUGENIO BÁEZ:

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.