Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Auditoria común de estados financieros (página 2)

Enviado por YENNYFER GENAO



Partes: 1, 2

Certeza razonable: Certeza es la cuantificación del nivel de seguridad que el auditor ha obtenido al momento de finalizar una auditoría. La certeza razonable no se define en los textos, pero se supone es menor que la seguridad o certeza absoluta y mayor que un bajo nivel de certeza. El concepto de certeza razonable, no absoluta, indica que el auditor no es garante ni asegurador de la exactitud de los estados financieros.

Existen diferentes razones por las cuales el auditor es responsable de la certeza razonable, y no de la absoluta. En primer lugar, ¡a mayor parte de la evidencia de auditoría es resultado de la realización de pruebas a una muestra de una población, como cuentas por cobrar o inventarios. Un muestreo implica inevitablemente algún riesgo de no descubrir algún error material. Además, las áreas a examinarse; el tipo, el alcance y la duración de aquellas pruebas; y la evaluación de los resultados de las pruebas requieren un alto grado de discernimiento por parte del auditor. Incluso con buena fe e integridad, los auditores pueden cometer errores e irregularidades en sus juicios. En segundo lugar, las presentaciones de contabilidad contienen cálculos complejos, lo cual entraña una incertidumbre inherente y pueden ser afectados por eventos futuros. Como resultado, el auditor tiene que confiar en el tipo de evidencia que sea persuasiva, más no convincente. En tercer lugar, Los estados financieros preparados de forma fraudulenta son extremadamente difíciles, pero no imposibles de detectar, en especial cuando hay colusión entre la administración.

Si el auditor fuera el responsable de la certidumbre de que todas las afirmaciones en los estados financieros fueran correctas, los requisitos de evidencia y el costo resultante de la función de auditoria se incrementaría tanto que las auditorías no serían económicamente viables. Aun así, sería poco probable que los auditores pudieran descubrir errores materiales en cada auditoría. La mejor defensa de un auditor cuando no se descubren en una auditoría los errores materiales es que la auditoría se realizó conforme a las normas de auditoría.

Los errores en confiaste con el fraude: La Declaración 99 (AU 316) hace una distinción entre dos tipos de declaraciones erróneas: errores y fraudes. Cualquiera de los dos tipos pueden ser materiales o no. Un error es una declaración errónea no intencional de los estados financieros, en tanto que un fraude es intencional. Dos ejemplos de errores son un error al aumentar el precio por cantidad en una factura de ventas y pasar por alto materias primas viejas al determinar el costo más bajo o la demanda del inventario.

En cuanto al fraude, existe una distinción entre malversación de activos que a menudo recibe el nombre de desfalco o fraude por parte de los empleados, e información financiera fraudulenta que con frecuencia se denomina fraude administrativo.

Un ejemplo de malversación de activo es cuando un empleado se embolsa el efectivo en el momento de hacer una venta y no la registra en caja.

Un ejemplo de información financiera fraudulenta es la exageración intencional de las venias cerca de la fecha del balance general para aumentar los ingresos manifestados.

Escepticismo profesional La Declaración (AU 23C requiere que una auditoria sea diseñada para proporcionar una certeza objetiva con el fin de detectar tanto errores importantes como fraudes en los estados financieros. Para lograr esto, la auditoría debe ser planeada y realizada con una actitud de escepticismo profesional en todos los aspectos del compromiso. El escepticismo profesional es la actitud de personas que cuestionan y evalúan de forma crítica las evidencias de auditoría. El auditor no debe asumir que la administración es deshonesta, pero sí se debe de considerar su posibilidad. El auditor tampoco debe asumir que la administración es honesta de forma incuestionable.

Los auditores gastan gran parte de su tiempo en planear y realizar auditorías para detectar errores no intencionales de la administración y de los empleados. Además, encuentran una variedad de errores que son resultado de cuestiones tales como errores en cálculos, omisiones, malentendidos, formas incorrectas de aplicación de las normas de contabilidad, resúmenes y descripciones incorrectos. La mayor parte de lo que resta del libro analiza cómo planea y realiza auditorías el auditor para detectar tanto errores como fraudes.

Las normas de auditoria no hacen distinción las responsabilidades del auditor para buscar errores y fraudes, ya sea de información financiera fraudulenta o de malversación de activos. Para ambos tipos de errores y fraudes, el auditor debe obtener una certeza objetiva acerca de si los estados financieros se encuentran libres de declaraciones erróneas e importantes.

Las normas además reconocen que en general, es más difícil detectar un fraude que un error debido a que la administración o los empleados implicados en un fraude intentan ocultar el fraude. La dificultad en la detección no cambia la responsabilidad del auditor de ejecutar el pían de forma adecuada y realizar la auditoria.

Fraude que resulta de información financiera fraudulenta en comparación con la malversación de activos

Existe una diferencia importante entre información financiera fraudulenta y malversación de activos. La primera perjudica a los usuarios, al proporcionarles información incorrecta de los estados financieros necesaria para la toma de decisiones. Cuando se presenta la malversación de activos, los accionistas, acreedores y otros son perjudicados ya que los activos no se encuentran a Indisposición de quienes deben pertenecer. Ambos tipos de fraudes son potencialmente perniciosos para los usuarios.

En general, la información financista fraudulenta se comete por la administración, algunas veces sin el conocimiento de los empleados. La administración está en la posición de realizar la contabilidad e informar las decisiones sin el conocimiento de los empleados. Un ejemplo es la decisión de omitir una nota al pie importante referente d un litigio pendiente.

Con frecuencia, pero no siempre, la malversación de activos es realizada por empleados y no por la administración, y los montos, por lo general son inmateriales. Sin embargo, existen ejemplos muy conocidos de malversaciones de activos extremadamente materiales por parte de los empleados y de la administración.

Un concepto importante de malversación de activos es la distinción entre la malversación de activos y las declaraciones erróneas sobre dichos malversaciones. Para ilustrar esto, a continuación proporcionaremos tres situaciones de malversación de Activos:

1. Activos que fueron tomados y el ladrón es cubierto por activos exagerados. Por ejemplo, el efectivo que se había cobrado a un cliente fue robado, y la cuenta por cobrar de la cuenta del cliente no fue acreditada. El error no se ha descubierto.

2. Los activos fueron tomados y el ladrón es cubierto por ingresos declarados de menos o gastos declarados de más. Por ejemplo, el efectivo de una venta realizada en efectivo fue robado, y la operación no se registró. El error no se ha descubierto.

3. Los activos fueron tornados, pero la malversación es descubierta. La declaración de entrada y las notas al pie relacionadas describen de forma clara dicha malversación.

En todas las situaciones anteriores, ha existido una malversación, pero los estados financieros son declarados erróneamente sólo en las situaciones 1 y 2. En la situación i, el balance general es erróneo, mientras que en la situación 2, los ingresos o gastos son declarados de forma errónea.

Los actos ilegales se definen en la Declaración 54 (AL1 317) como violaciones de las leyes o reglamentos de gobierno, diferentes de los fraudes. Dos ejemplos de actos ilegales son la violación a las leyes fiscales federales y la violación a las leyes federales para la protección del ambiente.

Actos ilícitos con efecto directo: Algunas violaciones a Leyes y reglamentos tienen un efecto financiero directo sobre algunos saldos de cuentas en los estados financieros. Por ejemplo, una violación a las leyes federales fiscales afecta directamente el gasto de impuestos sobre la renta y los impuestos sobre la renta por pagar. Las responsabilidades del auditor, según la Declaración 54, en estos actos ilícitos de efecto directo son las mismas que para los errores y fraudes. Así, en cada auditoría el auditor por lo regular evaluará si existen datos disponibles para detectar violaciones importantes a las leyes fiscales federales o estatales. Las pláticas con el personal del cliente y el examen de los informes que emite la oficina de recaudación fiscal después de realizar un examen de la declaración de impuestos de cliente, son algunos métodos para la evaluación.

Actos ilícitos con efecto indirecto La mayoría de los actos ilícitos afectan los estados financieros sólo en forma indirecta. Por ejemplo, si la compañía viola las leyes de protección ambiental, se sentirá un efecto en los estados financieros sólo si existe una multa o sanción. Las posibles multas importantes y las sanciones afectan de forma indirecta a los estados financieros con lo que se crea la necesidad de divulgar una responsabilidad contingente para el monto potencial que pudiera ser pagado al final.

Existen tres niveles de responsabilidad que tiene el auditor para detectar e informar actos ilícitos.

Recopilación de evidencia cuando no hay razón para creer que existen actos ilícitos de efecto indirecto

Existen algunos procedimientos de auditoría que se llevan a cabo para buscar errores y fraudes que pudieran descubrir algunos actos ilícitos. Por ejemplo, se pueden leer las minutas de las juntas del consejo directivo e interrogar al abogado del cliente acerca de los litigios en los que le ha prestado los servicios. El auditor también consulta a la administración en lo referente a políticas que haya establecido para impedir actos ilícitos y si ésta sabe de leyes o reglamentos que la compañía haya violado. Además de estos procedimientos, el auditor no busca actos ilícitos de efecto indirecto a no ser que haya una razón para creer que existen.

Acumulación de evidencia y otras acciones cuando hay una razón para creer que existen actos ilícitos de efecto directo O indirecto

Es probable que el auditor encuentre indicios de posibles actos ilícitos de varias formas. Por ejemplo, quizá en las minutas de las juntas se indica que está en proceso una investigación por parte de una dependencia del gobierno o quizás el auditor ha identificado pagos inusualmente cuantiosos a consultores o funcionarios del gobierno.

Cuando el auditor cree que ha ocurrido un acto ilícito, será necesario emprender varias acciones. En primer lugar, el auditor debe interrogar a la administración a un nivel superior de aquellos que probablemente estén involucrados en el probable acto ilícito. En segundo lugar, el auditor debe consultar al asesor lega! del cliente u otro especialista que tenga conocimiento del posible acto ilícito. En tercer lugar, el auditor debe considerar recopilar datos adicionales para determinar si existe algún acto ilícito. Estas tres acciones tienen por objetivo dar al auditor información acerca de si existe o no acto ilícito que se sospecha.

Acciones que han de emprenderse cuando el auditor sepa de un acto ilícito La primera acción que ha de tomarse cuando se identifica un acto ilícito es considerar sus efectos en los estados financieros incluso la suficiencia de las divulgaciones. Quizá sea complejo y difícil solucionar estos efectos. Por ejemplo, una violación de las ¡ejes sobre derechos civiles podría originar cuantiosas multas, pero también una pérdida de clientes o empleados importantes, lo que podría afectar seriamente las ganancias y gastos futuros. Si el auditor llega a la conclusión de que las divulgaciones con respecto a un acto ilícito no son adecuadas, entonces modificará su informe de auditoría.

Determinación de los objetivos de la Auditoría

Los auditores realizan las auditorias de acuerdo con el método del ciclo al llevar a cabo pruebas auditorías de las operaciones que constituyen los saldos finales y también pruebas de auditoría de saldos de cuentas.

Los auditores han determinado, en general, que la forma más eficiente de realizar una auditoría es obtener alguna combinación de certeza de cada tipo de operaciones y del saldo final en la cuenta relacionada.

Para cualquier tipo de operaciones, existen varios objetivos que se cumplen antes de que el auditor llegue a la conclusión de que el total se presenta con imparcialidad. En el resto de la presente obra a éstos se les denomina objetivos de auditoría relacionados con operaciones. Por ejemplo, existen objetivos de auditoría relacionados con operaciones de ventas específicas y objetivos de auditoría relacionados con operaciones de devoluciones y provisiones de ventas específicas.

De igual manera, existen varios objetivos de auditoría que se deben alcanzar para cada saldo en cuenta. Éstos se llaman objetivos de auditoría relacionados con saldos. Por ejemplo, existen objetivos de auditoría relacionados con saldos específicos de cuentas por cobrar y objetivos de auditoría relacionados con saldos específicos de cuentas por pagar. Posteriormente, se demostrará que los objetivos de auditoria relacionados con operaciones y los relacionados con saldos son de alguna manera diferentes pero están relacionados estrechamente.

Antes de examinar los objetivos de auditoría con mayor detalle, es necesario entender las afirmaciones de la administración. A continuación las estudiamos.

Las afirmaciones de la administración son declaraciones implícitas o explícitas que hace la administración acerca de los tipos de operaciones y las cuentas relacionadas en los estados financieros.

A no ser que se haya manifestado lo contrario en les estados financieros, la administración también afirma que el efectivo era ilimitado y que estaba disponible para su uso normal. Estas afirmaciones son procedentes para ambas clases de operaciones y estados de cuentas.

Las afirmaciones de la administración se relacionan directamente con las normas de información financiera aplicable (GAAP, por sus siglas en inglés). Estas afirmaciones forman parte de los criterios que la dirección utiliza para registrar y revelar la información contable de los estados financieros, ya que la auditoría es una comparación de información cuantificable (estados financieros) con criterios establecidos (afirmaciones que se establecen de acuerdo con las GAAP). Por lo que, los auditores deben entender las afirmaciones para realizar auditorías adecuadas.

La Declaración 31 (AU 326) clasifica las afirmaciones en cinco amplias categorías:

1. Existencia u ocurrencia.

2. Integridad.

3. Valuación o asignación.

4. Derechos y obligaciones.

5. Presentación y revelación.

  • 1. Afirmaciones sobre existencia U ocurrencia Las afirmaciones acerca de la existencia se refieren a si los activos, pasivos y capital incluidos en el balance general, existieron efectivamente en la fecha del mismo. Las afirmaciones referentes a la ocurrencia se refieren a si las operaciones registradas incluidas en los estados financieros se suscitaron en efecto durante el período contable. Por ejemplo, la administración afirma que el inventario de mercancía incluida en el balance general existe y está disponible para su venta en la fecha del balance general. De manera similar, la administración afirma que las operaciones de ventas registradas representan intercambios de bienes o servicios que en realidad tuvieron lugar.

  • 2. Afirmaciones Sobre Integridad Estas afirmaciones de la administración indican que están incluidas todas las transacciones y cuentas que se deben presentar en los estados financieros. Por ejemplo, la administración afirma que las ventas de bienes y servicios están registradas e incluidas en los estados financieros. De igual forma, la administración declara que los documentos por pagar en el balance general contemplan todas las obligaciones de la entidad.

La afirmación sobre integridad se refiere a asuntos opuestos a ¡os de las afirmaciones de existencia u ocurrencia. La afirmación de integridad se refiere a la posibilidad de omitir partidas de los estados financieros que se deben incluir, en tanto que la afirmación de existencia u ocurrencia se refiere a la inclusión de cuentas que no debieron haber sido incluidas.

Así, registrar una venta que no ocurrió podría ser una violación a la afirmación de ocurrencia en tanto que no registrar una venta que sí ocurrió sería una violación a la afirmación de integridad.

  • 3. Afirmaciones sobre Valuación O Asignación: Estas afirmaciones de la administración se relacionan con el hecho de que el activo, pasivo, capital y cuentas de ingresos y gastos se han incluido en los estados financieros en los montos adecuados. Por ejemplo, la administración afirma que las propiedades se registran a costo histórico y que tal costo se asigna sistemáticamente a periodos contables adecuados a través de la depreciación. Asimismo, la administración afirma que las cuentas por cobrar comerciales incluidas en el balance general están asentadas como valor neto de realización.

  • 4.  Afirmaciones Sobre La Presentación Y Revelación estas afirmaciones se refieren a si los compone de los estados financieros están combinados o separados, descritos y revelados de forma adecuada. Por ejemplo, la administración afirma que las obligaciones clasificadas como pasivos a largo plazo el balance general no madurarán en el plazo de un año. De igual manera, la administración afirma que los montos presentados como partidas extraordinarias en el estado de resultados están clasificados y descritos como es debido.

Objetivos de la Auditoría relacionada con operaciones

Estos objetivos de la auditoría relacionados con operaciones tienen corno objetivo formar un marco de referencia para ayudar al auditor a reunir los suficientes datos requeridos según el criterio del trabajo de campo y decidir el tipo de datos que ha de acumular para las clases de operaciones que tenga dadas las circunstancias de su trabajo. Los objetivos son los mismos para una auditoría u otro, pero la evidencia varía, dependiendo de las circunstancias.

Los seis objetivos de la auditoria relacionados con las operaciones son:

Existencia - existe operaciones registradas: Este objetivo se refiere a si las operaciones registradas; en realidad ocurrieron. La inclusión de una venta en el diario de ventas cuando no ha ocurrido, así una violación a! objetivo de existencia. Este objetivo es el equivalente del auditor a la afirmación de existencia u ocurrencia por parte de la administración.

Integridad-Se registran las Operaciones existentes Este objetivo se refiere al hecho de que todas las operaciones que debieran incluirse en los diarios hayan sido incluidas. No incluir una venta en el diario de ventas y en el libro mayor cuando una venta ha ocurrido, representa una violación al objetivo de integridad. Este objetivo es el equivalente a la afirmación de integridad de la administración.

Los objetivos de existencia e integridad hacen énfasis en intereses opuestos de la auditoría; la existencia se refiere a la sobrevaloración potencial y la integridad, a las operaciones no registradas (subestimación).

Precisión o exactitud— las operaciones registradas están asentadas con los montos correctos. Este objetivo se refiere a la precisión de la información relativa a transacciones contables. Para las operaciones de ventas, habría una violación al objetivo de precisión si la cantidad de bienes embarcados fuese diferente a la cantidad facturada, si se utilizara un precio de venta equivocado para la facturación, si ocurrieran errores de extensión o agregación en la facturación o si se incluyera un monto equivocado, en el diario de ventas. La precisión es una parte de la afirmación de valuación o asignación.

Clasificación—las operaciones incluidas en los diarios de los clientes están clasificadas de forma adecuado Entre los ejemplos de errores de clasificación de ventas está la inclusión de ventas en efectivo como ventas a crédito, el registro de una venta de activos fijos de operación como ingresos, y la clasificación de las ventas comerciales como ventas residenciales. La clasificación es también parte de la afirmación de valuación o asignación.

Tiempo—las operaciones se registran en las formas correctas Un error de tiempo ocurre si las operaciones no se registran en las fechas en que ocurrieron las operaciones. Una operación de ventas, por ejemplo, debería registrarse en el momento del embarque. El tiempo también forma parte de la afirmación de valuación o asignación.

Asentamiento y resumenlas operaciones registradas se incluyen adecuadamente en los archivos maestros y se resumen de manera apropiada Este objetivo se refiere a la precisión en la transferencia de la información de las operaciones registradas en los diarios a los registros de subvenciones y al mayor. Por ejemplo, si se registra una operación de ventas en el archivo del cliente equivocado o con un monto equivocado en el archivo maestro, se trata de una violación de objetivo. El asentamiento y resumen es también parte de la afirmación de valuación o asignación.

Objetivos de auditoría relacionados con el saldo

Los objetivos de la auditoria relacionados con el saldo son similares a los objetivos de la auditoria relacionados con las operaciones.

Cuando utiliza los objetivos de auditoría relacionados con el saldo como marco de referencia para auditar los saldos en cuenta del balance general, el auditor acumula evidencia para verificar detalles que apoyen el saldo en cuenta, en lugar de verificar el salde en cuenta mismo.

A continuación se presenta una breve exposición de los nueve objetivos generales de auditoría relacionados con el saldo. En toda la exposición se hace referencia a una cédula de apoyo que se refiere a un documento de trabajo que proporciona e! cliente como la lista de cuentas por cobrar que se acaba de describir.

Existencia—existen los montos incluidos Este objetivo se refiere a si los montos incluidos en los estados financieros debían en realidad ser incluidos. Por ejemplo, la inclusión de una cuenta por cobrar de un cliente en el balance de comprobación de saldos de cuentas por cobrar cuando no existe ninguna cuenta por cobrar de ese cliente es una violación al objetivo de existencia. Este objetivo de auditoría es la contraparte de la afirmación sobre la existencia u ocurrencia del auditor.

Integridad—Se incluyen los montos existentes Este objetivo se refiere a si todos los montos se incluyeron. El hecho de no incluir una cuenta por cobrar de un cliente en la balanza de comprobación es una violación al objetivo de integridad. Este objetivo es la contraparte de la afirmación sobre integridad de la administración.

Los objetivos de existencia e integridad hacen énfasis en intereses de auditoría opuestos; el objetivo de existencia se refiere a una sobrevaluación potencial en tanto que el objetivo de integridad tiene que ver con operaciones y montos no registrados.

Precisión—los montos incluidos están expresados en los montos correctos El objetivo de precisión se refiere a los montos que se incluyen en el monto aritmético correcto. Una partida de inventario del cliente podría estar equivocada porque se asentó mal el número de unidades del inventario disponible, porque el precio unitario está equivocado o porque se asentó mal el total. Cada uno de estos objetivos viola el objetivo de precisión. La precisión es una parte de la afirmación de valuación o asignación.

Clasificación-los montos incluidos en un listado del cliente están clasificados adecuadamente El objetivo de clasificación implica determinar si las partidas de una lista del cliente están incluidas en las cuentas correctas. Por ejemplo, en listado de cuentas por cobrar, éstas deben separarse en cuentas de corto y largo plazo, y los montos que deban los afiliados, los funcionarios y los directores deben clasificarse independientemente de los montos que deban los clientes. La clasificación es también parte de la afirmación de valuación o asignación.

Corte-las operaciones próximos a la fecha del balance general se registran Al verificar la fecha de corto, el objetivo es determinar si las operaciones se registran en el periodo adecuado. Las operaciones, que tienen mayores probabilidades de estar mal expresadas son las que se registran cerca del fin del período contable. Es correcto pensar en las verificaciones de la fecha de corte como parte de la verificación de las cuentas del balance general o las operaciones relacionadas, pero por comodidad los auditores lo hacen como parte de la auditoría de las cuentas del balance general. El corte también es parte de la afirmación de valuación o asignación.

Inventario detallado—los detalles del saldo en cuenta concuerdan con los montos del archivo maestro, se suma el total en el saldo en cuenta y concuerda con el total en el mayor Los saldos en cuenta en los estados financieros van apoyados por detalles en los archivos maestros y por cédulas que preparan los clientes. El objetivo de inventario detallado se refiere a que los detalles de las listas estén preparados con precisión, que estén sumados de forma correcta y que concuerden con el mayor. Por ejemplo, cada una de las cuentas por cobrar listadas debe ser igual al archivo maestro de cuentas por cobrar y el total debe ser igual a la cuenta de control de mayor. El inventario detallado es también parte de la afirmación de valuación o asignación.

Valor de realización—los activos se incluyen en los montos de realización estimada Este objetivo se refiere a si se ha reducido un saldo en cuenta por la caja en el costo histórico al valor neto de relación. Los ejemplos de aplicación de este objetivo son considerar la precisión de la estimación para cuentas por cobrar incobrables y las amortizaciones del inventario por obsolescencia. Este objetivo se aplica sólo a cuentas de activos y también es parte de la afirmación de valuación o asignación.

Derechos y Obligaciones Además de existir, es necesario poseer la mayoría de los activos antes de que sea aceptable incluirlos en los estados financieros. De igual manera, los pasivos deben ser propiedad de la entidad. Los derechos siempre están asociados con los activos y las obligaciones con los pasivos. Este objetivo es la contraparte de la afirmación de derechos y obligaciones de la administración del auditor.

Presentación y revelación—los saldos en cuenta y los requerimientos relacionados de revelación se presentan adecuadamente en los estados financieros

Al cumplir con el objetivo de presentación y revelación, el auditor verifica para asegurarse de que todas las cuentas del balance general, estado de pérdidas y ganancias y la información relacionada se presente de forma adecuada en los estados financieros y se describa propiamente en el texto y notas de los estados. Este objetivo es la contraparte de la afirmación de presentación y revelación de la administración.

La presentación y revelación están estrechamente vinculadas, pero su clasificación es distinta. La información contable para los objetivos de auditoría relacionados con el saldo está clasificada de forma adecuada si toda la información en una cédula detallada respalda a un saldo de cuenta y se resumen las cuentas apropiadas. La información se manifiesta correctamente si los saldos de cuenta y la información relacionada de las notas se combinan, se describen y se presentan adecuadamente en los estados financieros. Por ejemplo, si un documento por cobrar a largo plazo se incluye en la lista de cuentas por cobrar, existe una violación de objetivo de clasificación. Si el documento por cobrar a largo plazo está bien clasificado pero está combinado con cuentas por cobrar en los estados financieros, se presenta una violación al objetivo de presentación y revelación.

Cómo se cumple con los objetivos de una Auditoría

El auditor planea la combinación adecuada de objetivos de auditoría y evidencia, que deben acumularse para cumplirlos en el proceso de auditoría. Un proceso de auditoría es una metodología bien definida para organizar una auditoría a fin de asegurar que los datos reunidos sean suficientes y competentes, que se especifican y se cumple con todos los objetivos adecuados de auditoría. En caso de que el cliente sea una compañía pública, el auditor también debe planear alcanzar los objetivos asociados con los informes de efectividad del control interno sobre los estados financieros. La Norma 2 de auditoría del PCAOB requiere que la auditoría de la eficacia del control interno sea integrada por la auditoría de los estados financieros. El proceso de auditoría descrito en este texto consta de cuatro fases específicas. Esto se muestra en la figura siguiente.

Monografias.com

  • Planeación y diseño de un método de auditoría (Fase 1)

Para cualquier auditoría existen muchas formas en las que un auditor acumula datos para cumplir con los objetivos globales de la auditoría. Dos consideraciones importantes afectan el método que adopte el auditor: se deben reunir suficientes datos competentes para cumplir con la responsabilidad profesional del auditor y reducir al mínimo el costo de la recopilación de datos. La primera consideración es la más importante, pero la reducción de costos es necesaria si los despachos de contadores públicos desean ser competitivos y rentables. Si no hubiera razón para controlar los costos, sería sencillo decidirse por la recopilación de datos. Los auditores seguirían' recopilando datos sin preocuparse por la eficiencia hasta que estén lo bastante seguros de que no existen errores importantes.

Es necesario planear el trabajo a fin de reunir evidencia competente y suficiente, y controlar los costos. El plan debe producir una auditoría eficaz a un costo razonable. La planeación y diseño de un método de auditoría se divide en varias partes. Dos de ellas se presentan brevemente a continuación.

  • 1. Conocimiento del negocio del cliente, estrategias, procesos y evaluación de riesgos Con el fin de evaluar de forma adecuada el riesgo de declaraciones erróneas en el estado financieros e interpretar la información que se obtenga a lo largo de la auditoría; es esencial el entendimiento de las estrategias del negocio y sus procesos. Por ejemplo, el auditor debe estudiar el modelo del negocio del cliente y ejecutar los procedimientos analíticos y realizar otras comparaciones con los competidores.

Además el auditor debe entender los requerimientos contables únicos de la industria a la que pertenece el cliente. Por ejemplo, al auditar una compañía de seguros, un auditor debe entender cómo se estiman las reservas para pérdidas. Una vez que el auditor ha adquirido el conocimiento de la industria y de las estrategias del negocio, debe evaluar el riesgo de las declaraciones erróneas en los estados financieras. Por ejemplo, el cliente podría estar aumentando las ventas aceptando nuevos clientes con malas calificaciones crediticias.

  • 2. Conocer el control interno y evaluar el riesgo de control El riesgo de las declaraciones erróneas en los estados financieros se reduce si el cliente cuenta con controles efectivos de las operaciones computarizadas y del procesamiento de las operaciones.

  • Realización de pruebas de los controles y pruebas sustanciales de las operaciones

Para justificar la reducción de la evaluación planeada el riesgo de control cuando los controles internos se consideran efectivos, el auditor debí probar !a eficacia de los controles. Los procedimientos que intervienen en este tipo de pruebas se conocen comúnmente como pruebas de los controles. Por ejemplo, supongamos que los controles internos del cliente requieren la verificación, por parte de una persona independiente, de todos tus precios unitarios de venta sobre las ventas antes de que las facturas sean enviadas a los clientes. Este control se relaciona directamente con la precisión del objetivo de auditoria relacionado con las operaciones para las ventas. Una posible prueba de la eficacia de este control es que el auditor examine una muestra con las iniciales del responsable que son requeridas en cada copia de la factura de ventas después de verificar d precio unitario de venta.

Los auditores también evalúan el registro de las operaciones del cliente para verificar los montos de las operaciones. A esto se le llama pruebas sustanciales de las operaciones, un ejemplo es que auditor compare el precio unitario de venta en una copia de la factura con el precio de lista aprobada como una prueba de la precisión del objetivo para ¡as operaciones de venta. Como la prueba del control en el párrafo anterior, esta prueba satisface la precisión del objetivo de auditoría relacionado con las operaciones para ventas. A menudo, los auditores realizan al mismo tiempo pruebas a los controles y pruebas sustanciales a las operaciones.

  • Realizar procedimientos analíticos y verificaciones de detalles de saldos (Fase III)

Los procedimientos analíticos son aquellos que utilizan comparaciones y relaciones para evaluar si los saldos en cuentas y otros datos parecen razonables.

Las verificaciones de detalles de saldos son procedimientos específicos cuyo objetivo es detectar errores e irregularidades monetarias en los saldos de los estados financieros. Un ejemplo relacionado con el objetivo de precisión de cuentas por cobrar (objetivo de auditoría relacionado con el saldo) es la comunicación directa por escrito con los clientes del cliente. Las verificaciones de detalles de los saldos finales son esenciales en la realización de la auditoría dado que la mayor parte de los datos se obtienen de una fuente independiente del cliente y, por lo tanto, se consideran de alta calidad.

  • Terminación de la auditoría y emisión del dictamen de auditoría (Fase IV)

Una vez que el auditor ha concluido con todos los procedimientos de cada objetivo de auditoría y de cada cuenta de los estados financieros, es necesario combinar la información obtenida para llegar a una conclusión global acerca, de si los estados financieros se presentaron con imparcialidad o no. Éste es un proceso muy subjetivo que depende en gran medida del criterio profesional del auditor. Una vez que se ha completado esta conclusión, el contador público emite un informe que acompañe los estados financieros publicados del cliente.

Glosario de términos

Actos ilegales: violaciones de las leyes o regla montos del gobierno, que no son fraude.

Afirmaciones de la administración: representaciones implícitas o expresas por parte de la administración acerca de las clases de transacciones v cuentas relacionadas en los estados financieros.

Error: es una declaración errónea no intencional de los estados financieros.

Fases del proceso de auditoría: (I) planeación y diseño de un método de auditoría, (II) realización de pruebas de los controles y pruebas sustanciales de las operaciones, (III) realizar procedimientos analíticos y verificaciones de detalles de saldos, (IV) terminación de la auditoría y emisión del dictamen de auditoría.

Fraude: es una declaración errónea intencional en los estados financieros.

Información financiera fraudulenta: son aserciones erróneas mencionadas u omisiones de cantidades o divulgaciones en los estados financieros para engañar a los usuarios de transacción.

Malversación de activos: es un fraude que involucra el robo de activos de una entidad.

Método de ciclos: un método para la división de una auditoría que mantiene los tipos de transacciones y balances contables con mayor relación entre sí en el mismo segmento.

Objetivos de auditoría relacionados con operaciones: seis objetivos de la auditoría que deben cumplirse antes que el auditor pueda concluir que se ha declarado con imparcialidad en la totalidad de cualquier clase de transacción; los objetivos generales de la auditoria en relación con las transacciones son existencia, integridad, exactitud, clasificación, tiempos asentamiento y resumen.

Objetivos de auditoría relacionados con saldos: nueve objetivos de la auditoría que se deben satisfacer para que el auditor concluya que un balance sea declarado imparcial; los objetivos generales de la auditoría relacionados con el balance son la existencia, integridad, precisión, clasificación, curie, inventario detallado, valor de realización, derechos y obligaciones, presentación y revelación.

Procedimientos analíticos: uso de comparaciones y relaciones para evaluar si los balances contables u otros datos son razonables.

Pruebas de los controles: procedimientos de auditoría para verificar la efectividad de los controles como apoyo en la evaluación de un riesgo de control reducido.

Pruebas sustanciales de las operaciones: pruebas de los procedimientos de auditoría para aserciones erróneas monetarias a fin de determinar si se han cumplido satisfactoriamente los seis objetivos de la auditoría para cada clase.

Verificación de detalles de saldes: pruebas de los procedimientos de auditoría para aserciones erróneas monetarias con el fin de determinar si se han cumplido de manera satisfactoria los nueve objetivos de la auditoría para cada balance contable importante.

 

 

Autor:

Yennyfer Genao

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Contabilidad

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.