Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Entre el autoritarismo y la democracia en Colombia (página 2)

Enviado por tutosantos



Partes: 1, 2, 3

La estructura del poder político en Colombia

Las independencias en el continente americano, correspondió en parte a la crisis del imperio español y al estallido de la invasión napoleónica en 1808. Conviene decir que antes de que se iniciará el proceso independentista, el territorio español en América estaba dividido en los virreinatos de Nueva España, Nueva Granada, Perú y Río de la Plata. Una de las consecuencias que trajo la ocupación francesa al país ibérico y la posterior abdicación del rey Fernando VII a favor de José Bonaparte I, fue la oportunidad que vieron las élites criollas de las colonias en América, para librarse del yugo que los dominaba desde hace varios siglos. En vista de esta situación de la real corona española, las Cortes de Cádiz, crearon una instancia legítima para gobernar en ausencia del rey, con representación política de las colonias.

En particular lo que concierne a la Nueva Granada Venezuela y Quito, las juntas americanas que se constituyeron, lo hicieron para rechazar el dominio francés. Los prestantes criollos como Camilo Torres, en su célebre "Memorial de Agravios" exigían más participación en los entes públicos a los hijos de españoles, nacidos en estas tierras. Pero los españoles no dieron una participación justa a los americanos quienes sintiéndose traicionados por esa actitud, decidieron, abandonar por completo cualquier nexo con el yugo español. Las administraciones locales creadas para autogobernarse hasta la restauración de la Corona Española, se convirtieron en focos independentistas, que vieron como referentes la Revolución Francesa y la independencia de los Estados Unidos; los cabildos abiertos crearon juntas que lograron destituir a los representantes de la real corona como los virreyes. La guerra por la independencia comenzó entre dos bandos: unos partidarios de la España y otros defensores de la emancipación americana.

Y precisamente uno de las efectos que trajo consigo la independencia Americana de España fue que en la diferentes colonias se formaron pequeñas dominaciones representadas en las élites, las que a su vez, originaron nuevas estructuras de poder, en el cual dos sobresalieron como fueron la organización hacendataria y la organización militar.

1.1 CLASES DE ESTRUCTURAS DE PODER

1.1.1 La estructura hacendataria. La confrontación ideológica de dos vertientes que luchaban por la independencia, como lo eran el Centralismo de Antonio Nariño y el Federalismo de Camilo Torres, dieron apertura a la formación de una nuevas estructuras de poder. La rivalidad entre comerciantes y hacendados por hacerse al poder y luchar por sus intereses, demostró el poderío de unos sobre otros, pero sobre todo la intransigencia de ambas agremiaciones para desechar el poder que se venía. "El proceso que condujo a la independencia de la Nueva Granada muestra como =La Hacienda=, en tanto que estructura asociativa dominante y como organización representativa del poder acumulado, alcanza el triunfo político no solamente sobre los funcionarios coloniales españoles, sino sobre otros grupos y formas de asociación criollos, a los cuales ataca y obliga a subordinarse a su modelo y a sus interés excluyente[2]y esta estructura de poder llega a configurar el ámbito de la nación. El liderazgo Neogranadino se divide en dos "Los grupos en pugna representaban intereses diferentes –los Centralistas hablaban por los burócratas y abogados de la capital, al paso que los Federalistas tenían la vocería de los terratenientes y comerciantes de provincia[3]lo cual demuestra que sobreponen intereses ideológicos de unos en detrimento de otros. Los hacendados, mineros y comerciantes, lograron controlar el poder político y económico hasta sentirse capaces de sustituir a la minoría española representante de la Metrópoli y asumir por sí mismas el control y dirección, del Estado.

1.1.2 La estructura militar. El Ejército ocupa un lugar especial cuando se trata de estudiar la construcción del Estado a partir de la lucha por la independencia. Entre 1810 y 1813 la disputa entre las distintas provincias y pueblos, para reconocer o rechazar la independencia, se convierte en una guerra civil brutal. Las famosas milicias disciplinadas y urbanas, poco a poco perdieron afectos a la corona y funcionaban al servicio de grandes hacendados en diferentes ciudades. En el Estado de Cundinamarca, crean dos clases de unidades distintas: una de reclutamiento, (las disciplinadas) y una de combate que reúne a los soldados más experimentados. La guerra reforzó el poderío en las estructuras de las élites como los mineros y terratenientes.

La guerra ya se divide entre realistas y patriotas, convirtiéndose en una guerra civil entre bandos de origen hispánicos. Los patriotas representaban una generación de militares, con gran convicción de su decisivo papel en el delineamiento de los nuevos Estados Nacionales, tal es el caso de Francisco de Paula Santander, José Maria Córdoba, Antonio José de Sucre y Simón Bolívar y muchos más, en sus mandos se encontraba un ejército patriota compuesto por criollos, mestizos, indios, negros, la participación fue decisiva en el triunfo patriota de Boyacá en 1819.

Los acontecimientos en la Nueva Granada, toman postulados diferentes, por un lado en unas regiones existen partidarios del Rey y por el otro, partidarios de la independencia. "En medio de esta vacilación, el Ejército cumple un papel particular. Representa la intrusión del Estado en los asuntos locales; es causa directa de las exacciones y contribuciones, tiene un apetito feroz de vecinos de las ciudades y aldeas transformados en carne de cañón[4]es decir la guerra impone e influye en virajes políticos, económicos y sociales. Es el Ejército a su vez una institución de educación política donde inclusive se fundan escuelas militares, donde se enseñaba Arquitectura, Ingeniaría, Artillería "La pedagogía del estamento militar se basa en la unanimidad y la construcción de una memoria de las hazañas guerreras. El recuerdo de las grandes victorias crea un punto de fijación colectiva de identidad[5]es por ello que hoy en día se rinden honores a Bolívar, Santander, entre otros, porque fueron más bien instrumentos de las estructuras de poder, para seguir manteniendo privilegios.

Se debe anotar que dentro del Ejército desde todo aspecto, subyace el léxico religioso, en las cuales, son partícipes de primera en diferentes actividades religiosas donde se encuentran con sus unidades. En los años de guerra es de claro manifiesto invocar la protección de los cielos y de Dios "Durante una de las campañas contra Popayán y Pasto, la huida del enemigo es motivo para una misa de acción de gracia, en la cual los soldados se muestran muy devotos[6]El hecho de sentirse los soldados en combate a un paso de morir, da un sentido inmensamente católico a ellos.

La lucha entre los Ejércitos patriotas y realistas, hizo que surgieran nuevas identidades políticas, se participará en la creación de los partidos y se aceptará todo tipo de violencia para preservar el orden. En las guerras de la llamada Patria Boba, perdura el combate, entre otros factores por las condiciones geográficas, de relieve y las lejanías de las ciudades.

Las élites atraídos por la importancia del fuero militar constituían los llamados oficiales, estos obtenían derechos militares por pertenecer a familias adineradas, y la tropa estaba formada por trabajadores de los grandes terratenientes. La aquiescencia de grados sirve también políticamente para impedir que los soldados permutaran de bando. El Ejército ofreció de intermediario para el ascenso y reconocimiento de ciertas capas de la sociedad. Sin embargo se preferían más a los oficiales que a los soldados rasos, estos últimos pertenecientes a las grandes masas de campesinos e indígenas.

La mistificación del pueblo hacia la libertad e igualdad fue un hecho que constato y aprovecharon las élites militares y políticas patriotas para aumentar más su poder social y económico. La creación de un sistema de identidad nacional, nació en las complejas violencias de diferentes grupos, con el complemento de beneficio para las élites, y que tiempo más tarde se enarbola en los dos partidos tradicionales.

1.2 MARCO HISTÓRICO DE LA VIOLENCIA

El recrudecimiento de hechos violentos de los últimos años en el país, asienten marcar la tendencia de la sociedad colombiana, por permanecer y aceptar sin rechazo alguno este duro conflicto, que nos aqueja, hace tiempo. Ha sido la "violencia" la constante a lo largo de los siglos de nuestra historia republicana. Desde las luchas por nuestra independencia, pasando por el ordenamiento de la nación, las ambiciones personales de nuestros personajes independentistas, las diferentes constituciones, la separación de países de la Gran Colombia, el Radicalismo, la Regeneración, la Guerra de los Mil días, la violencia partidista de los 40 y 50, la dictadura de Rojas, el Frente Nacional y su política excluyente, trajeron como consecuencia, un mal manejo de todos nuestros gobernantes por alcanzar sus propósitos, llevados por mezquinos intereses particulares, en contra de los sectores menos favorecidos y que delineó en estos últimos, en la intimidación, en el apremio y en la violencia, como su principal arma.

1.2.1 Periodo (1810-1930). Es la "Patria Boba" un fragmento de la historia que marcó la división de ideologías dentro de los neogranadinos; como lo expresamos anteriormente Camilo Torres y Antonio Nariño son el referente cuando se habla de Federalismo y Centralismo. Así mismo son conexo obligado, cuando se habla de la lucha por la independencia. y esta estructura de poder llega a configurar el ámbito de la nación. Los federalistas proponían que cada provincia debía mantener su autonomía, entre otras razones por las dificultades geográficas de la época. Los centralistas por el contrario, promulgaban un poder único central, donde el ejecutivo tuviera poderes en todos los campos. Estos hechos permitieron que Pablo Morillo iniciará la llamada Reconquista Española, con la cual impuso una administración de terror con el fusilamiento y destierro de importantes dirigentes, intelectuales, próceres.

Fue la Batalla de Boyacá, el punto final para expulsar a los españoles, con lo cuales reestablecieron las libertades políticas y de opinión. El objetivo, de liberarse del yugo español, que era la unión de la Gran Colombia, no se alcanzó, desde ningún punto económico, político, cultural, geoestratégico y social. De allí transitamos a los conflictos entre Bolívar y Santander, que iban desde concepciones filosóficas e influencias intelectuales distintas, hasta la forma institucional como veían a la República de la Nueva Granada, que terminó con un atentado al primero, que los historiadores recuerdan como "la Noche Septembrina" y el exilio del último, por acusaciones en su contra, de planear, la conspiración en contra del Libertador. Fue la asamblea de Ocaña, en 1828, donde se aspiraba concebir una nueva constitución, el "detonante", para que las divisiones entre Bolívaristas y Santanderistas acreciera. El Libertador Bolívar expidió el Decreto Orgánico de la Dictadura "Fue un acto de arbitrariedad y su sola adopción derogaba la constitución de Cúcuta, que era la norma en vigor aunque se encontrara bajo fuego cruzado"[7] .

1.2.2 Creación de los Partidos Políticos. A mitad del siglo XIX, en 1848 aparece el programa liberal de Ezequiel Rojas, y en 1849 el programa conservador de José Eusebio Caro y Martiano Ospina Rodríguez, con la cual se formalizaron los partidos liberal y conservador. El bipartidismo liberal-conservador durante el siglo XIX estaba enmarcado, en Colombia por grupos de comerciantes, artesanos, esclavos y de indígenas sin libertad jurídica y sin representación política, y con lo cual se sentían identificados con el liberalismo pues apoyaban: el libre comercio, la secularización del Estado, la abolición de la esclavitud. A su vez, el conservatismo que se presentó como el partido del orden, contra la ferocidad representada en los cambios, se alineó al lado de la Iglesia Católica detentadora de gran parte del poder político y de la tierra.

Los acontecimientos políticos, al final del siglo XIX, pusieron fin a la Constitución Federal de 1863 y facilitaron el inicio al movimiento Regenerador de la Constitución centralista, presidencial y excluyente de 1886; "Es un movimiento puramente reaccionario enderezado no sólo a desmantelar el Estado Federal y su constitución Radical sino también a restaurar la estructura original del régimen construido por Bolívar: el edificio del Centralismo, el presidencialismo ,la religión oficial, el proteccionismo económico y el autoritarismo en materia de libertades públicas[8]se proyectaron las oposiciones entre dos ideologías opuestas. "La Regeneración se hizo aun más autoritaria en su tratamiento de la sociedad civil y especialmente de la creciente oposición libera[9]l". Los historiadores recuerdan, la ley 61 de 1888, o Estatuto de Seguridad, conocida como "Ley de los Caballos" que perseguía toda persona que atentara contra la integridad de la nación. Pasamos de una economía librecambista que representaba la Constitución de Rionegro y el Radicalismo, a una proteccionista de la Regeneración.

Se despidió así el siglo XIX y se dio inicio al siglo XX con la llamada Guerra de los Mil Días (1899 - 1902) que sin duda fue la guerra civil, más destructiva de todas las guerras civiles que ha sufrido el país. Los liberales Radicales, no aceptaban las condiciones excluyentes, de la Regeneración. De allí la guerra que dejo miles de muertos, una nación en ruinas, una clase política afecta a los Estados Unidos; con los tratados de paz en la finca Neerlandia, en Magdalena, en Chinacota, Norte de Santander y finalmente en el buque llamado Wisconsi, el 21 de Noviembre de 1902, firmado entre los dos bandos enemigos, se da por terminada está lucha.

El 2 de noviembre de 1903, bajo el gobierno de José Manuel Marroquín, -quien

depuso al entonces presidente Manuel Antonio Sanclemente-, se separa Panamá

de Colombia, un hecho totalmente inaceptable, en cuya participación estuvo Estados Unidos. "Como indemnización por el robo de Panamá Colombia recibió la suma de US$ 25.000.000[10]celebre es la frase del presidente Marroquín, que culminando su mandato, dijo "que recibió un país y entrego dos".

Llega a la presidencia, en 1904, el militar conservador, Rafael Reyes, quien al principio de su mandato era apoyado por todo el país, pero se lanzó en una campaña de reformas, que proyectaban perpetuarlo aún más en el poder, con tinte dictatorial, lo que conllevo a una desorden institucional que el presidente, comprendiéndose victima de la presión, tanto de los dos partidos, como de la mayoría del país, renunció en 1909.

El levantamiento en armas del movimiento indígena liderado por Quintín Lame en 1914, por la recuperación de las tierras de los resguardos de Tierradentro invadidas por los colonos blancos, en el gobierno de José Vicente Concha y la Masacre de las Bananeras en Cienaga (Magdalena) en 1928, en el gobierno de Miguel Abadía Méndez, son el referente de que la violencia y discriminación eran el orden. "En 1928 el congreso expide la =ley heroica=, que reprime las organizaciones con ideas socialistas y aquellos que lesionen la moral católica y ataquen la propiedad privada[11]

Un partido conservador dividido en peleas personalistas y en la poca influencia que tuvo la Iglesia, permitió el triunfo en 1930, de Enrique Olaya Herrera, lo que marcó el fin de la "Hegemonía Conservadora" y la llegada de la "República Liberal".

1.2.3 Periodo: (1934-1957).

  • Alfonso López Pumarejo y la primera gran Reforma Política del país en el siglo XX:

Sucedió en 1934, a Enrique Olaya Herrera en la presidencia de Colombia, Alfonso López Pumarejo, segundo liberal en lograr gobernar, después de una hegemonía conservadora de cerca de treinta años. La Revolución en Marcha fue su ideario; en el año de 1936, López Pumarejo logra aprobar unas reformas a la constitución de 1886; cuyos ejes principales eran: la intervención más activa del Estado, la transformación del concepto de propiedad y un cambio notorio en las relaciones entre la Iglesia y el Estado. Igualmente impulsó otros tipos de reformas legales, como fue la ley 200 de 1936 o de Reforma Agraria, que desde el principio contó con el rechazo de las clases dominantes, que no accedieron, al verdadero cambio en el campo. El presidente fue acusado "de actuar bajo la dirección de Moscú para socializar el país y acabar con la propiedad privada[12]El "continuismo político" representado en las élites empresariales, el partido Conservador, Liberales de derecha, la Iglesia y los grandes terratenientes, no permitieron el éxito de la reforma agraria y que dejó como perjudicados a una inmensa gama de sectores populares, que veían en está reforma sus respuestas a las necesidades más apremiantes.

Vino el gobierno de Eduardo Santos (1938-1942) quien prácticamente no intento nada por modernizar la política y por el contrario se afianzó más en mejorar las relaciones con la Iglesia Católica; su figura tranquilizo a los exponentes del régimen. El segundo mandato de López Pumarejo, no beneficio muchas reformas sociales, fue más bien tímido, paradójicamente en su gobierno se crearon la ANDI y FENALCO quienes tenían como objetivo salvaguardar los intereses de los comerciantes y que asumieron un papel protagonista que en adelante nunca les ha sido disputado; el presidente, se vio obligado a renunciar por diferentes acusaciones en su contra, sobre todo por ciertos negocios de uno de sus hijos, lo reemplazó Alberto Lleras Camargo.

  • Gobierno Mariano Ospina Pérez y el 9 de Abril:

Llegaron las elecciones de 1946, triunfando el conservador Mariano Ospina Pérez, ya que el partido Liberal se encontraba dividido entre el líder de masas Jorge Eliécer Gaitan y el santandereano Gabriel Turbay. "El triunfo de Gaitán hubiese significado una segunda oportunidad para los liberales progresistas de intentar adelantar el proceso de modernización política que había quedado trunco con el fracaso relativo de la Revolución en Marcha[13]

  • 9 de Abril de 1948

Fue esta fecha decisiva para el acrecentamiento de la violencia, por el asesinato del líder Jorge Eliécer Gaitán, quien representaba un movimiento populista que luchaba por una mejor justicia social y que se constituyó en el más duro opositor, del entonces gobierno conservador. A pesar de que la dirigencia liberal se reunió con Mariano Ospina Pérez para pedir su dimisión, está no se dio y el partido Liberal acepta colaborar en el gobierno, por la reconciliación del país. "Un año y medio después, el 9 de Noviembre de 1949, el presidente Ospina Pérez clausuro manu militari el congreso y el partido Liberal apeló a la oposición extraparlamentaria y favoreció la formación de las primeras guerrillas rurales[14]después del asesinato de Gaitán "Sucedieron 300.000 asesinatos en los diez años siguientes[15]

  • Laureano Gómez:

Se presentó a las elecciones como único candidato, ya que el partido Liberal alego falta de garantías para participar. En su gobierno se recrudeció la violencia, en especial en el área rural; tuvo como principal característica la guerra partidista, lo que origina nuevas estructuras sociales y nuevas estructuras de poder; en los gobiernos de Ospina y Gómez, liberales y conservadores se enfrascaron en una lucha, que hoy, no ha podido cerrar sus heridas. Laureano Gómez que estaba incapacitado para ejercer la presidencia, fue depuesto en un golpe de Estado el 13 de junio de 1953.

  • General Rojas Pinillla:

El general Rojas Pinilla efectúo el Golpe de Estado a Laureano Gómez, por el elevado numero de hechos violentos acaecidos durante su mandato. "De hecho, fue la única capaz de detener la incontenible escalada de violencia que se había desatado entre los dos partidos tradicionales y que estuvo a punto de convertirse en una guerra civil, especialmente a partir del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán[16]Todo el país, celebró este suceso, que muchos definieron como "Golpe de Opinión". Se debe anotar que el gobierno del General Gustavo Rojas Pinilla, adelanto un proceso de paz en 1953, que permitió, la desmovilización de las guerrillas liberales de los Llanos Orientales, Antioquia, Huila, Santander y Cundinamarca, y el acatamiento por parte de sus jefes, Guadalupe Salcedo, Eliseo Velásquez y los hermanos Villamarín, entre otros, las cuales habían surgido en el período de la violencia de la era Ospina- Gómez. Pero en 1955 Rojas Pinilla da inicio a la guerra de "Villarrica" en regiones del Tolima y Sumapaz. Otro síntoma más de la intolerancia en el país. Pronto se vio enfrentado con los gremios, la Iglesia, la clase política y la opinión pública, por decisiones en contra de la industria, y por cerrar medios como El Tiempo y El Espectador; otro factor que minó su gobierno, fue la matanza de estudiantes, de la Universidad Nacional, los días 8 y 9 de junio, de 1954, que protestaban en contra de su gobierno; fue notorio entonces que su mando lo afianzó en la parte militar. Finalmente ante un paro organizado por diferentes estamentos, Rojas Pinilla, decide renunciar el 9 de Mayo de 1957.

1.2.4 El Frente Nacional (1958-1974). Fue el resultado de años de violencia partidista. Este fue un pacto liberal-conservador, donde empieza emerger la violencia política de la guerrilla, en ella se gobierna bajo el Estado de Sitio y los militares juzgan a los civiles.

Los dos más representativos exponentes del Liberalismo y Conservatismo, Alberto Lleras Camargo y Laureano Gómez firmaron el pacto de Benidorm en 1956, y más adelante se firmó el pacto de Sitges en 1957, el cual selló la creación del "Frente Nacional" la excluyente alianza liberal-conservadora, todo con el animo de derrocar al general Rojas Pinilla. Fue un pacto político entre las élites políticas de bipartidismo, y que "Cerro los espacios político-electorales para los partidos y movimientos no tradicionales. Cualquier aspirante a un cargo de elección popular debía presentarse como candidato ya fuera del Partido Liberal o del Partido Conservador[17]el cual fue convertido hábilmente en la repartición del poder, lo que sin duda genero exclusión y nuevas expresiones de violencia, donde se perpetuo el sistema político.

Fue su primer gobernante Alberto Lleras Camargo (1958-1962) impulsó, motivado por la crisis social, una Ley de reforma agraria (135 de 1961), la cual no logró, sin embargo, el apoyo político requerido para su éxito. Se debe anotar que el 1 de enero de 1959, el pueblo cubano liderado por Fidel Castro, derroco la dictadura de Fulgencio Bautista. Esta revolución sin duda influyo sobre las guerrillas colombianas. Y en 1961 se generalizo en todo el continente latinoamericano la Alianza para el progreso de la doctrina Kennedy.

  • Guillermo León Valencia (1962-1966)

Este abogado payanes, se le convirtió en obsesión la "pacificación del país" con lo cual a instancias del senador Álvaro Gómez fustigo por vía militar, a lo que ambos denominaron "las Repúblicas Independientes" que eran fortines de izquierda. El detonante para la creación del grupo guerrillero FARC, fue la "Operación Marquetalia", efectuado el 18 de mayo de 1964 que contó con la financiación de Estados Unidos, en contra de grupos de familias campesinas que reclamaban un verdadero revolcón agrario; esta causa derivó en la creación del grupo guerrillero que mas actos violentos ha realizado en el país. Marquetalia es el hito fundacional de las FARC. Es precisamente en este gobierno donde aparecen legalmente las primeras Autodefensas o Grupos Paramilitares del país, con el decreto 3398 de 1965, llamado Estatuto Orgánico de la Defensa Nacional, en su parágrafo 3 del artículo 33, se autoriza la creación de autodefensas.

  • Le sucedió Carlos Lleras Restrepo (1966-1970) quien estuvo empeñado en una reforma agraria seria, y por eso impulsó, la ley 1 de 1968, para así consolidar la paz en el área rural, en un esfuerzo por estabilizar la situación de arrendatarios y aparceros, además asigno recursos del Estado, al campesinado para que tuvieran una mejor participación en está reforma. Sin embargo su aplicación no tuvo éxito, por la enorme influencia de la clase dominante, es decir el continuismo político. Propuso una reforma constitucional del año 1968, cuyo objetivo principal fue la modernización del Estado Colombiano, en ello se aprobó, la figura del "Estado de Sitio" en tiempos donde se viera perturbado el orden público.

  • Fue Misael Pastrana, el ultimo gobernante del Frente Nacional, (1970-1974) cuya elección sigue, hoy, generando controversia, ya que al vencer por la mínima diferencia al general Rojas Pinilla, del movimiento de la Anapo, se acusó de fraude, y sobre todo a la èlite política y empresarial de haber participado en ella. Con este antecedente se fundó, la guerrilla del M-19. Además entre 1971-1972, en alianza, con la clase dirigente del país, se puso fin a una reforma agraria sólida para el país, con el famoso "Pacto de Chicoral" y que terminó como Ley 4 de 1973, que puso fin a cualquier intento de reforma agraria en el país.

El Frente Nacional, finaliza bajo este gobierno, un pacto que ha tenido múltiples interpretaciones que confirma que existe una lógica política que existe desde los albores de la república, y es un monopolio del poder que se concentra en cabeza de dos partidos o de unas elites determinadas, que opera como un mecanismo que al mismo tiempo es de exclusión frente a otras opciones políticas, y de otra parte de una administración de esas elites. El Frente Nacional, le hizo mucho daño a la democracia colombiana, no por lo que representó, sino por lo que implico en la influencia del proceso político colombiano.

Gobierno López Michelsen y el Estado de Sitio

2.1 ANTECEDENTES

Con la consumación del Frente Nacional, compiten a la presidencia Alfonso López Michelsen por el partido Liberal (uno de los principales críticos de este pacto) y Álvaro Gómez Hurtado por el partido Conservador, cuyos comicios gana el primero, con su rúbrica "Mandato Claro". Por ello es bueno analizar un poco qué pasó en este gobierno, para que el que lo precedió en 1978, haya tomado una medida, tan criticada, como el Estatuto de Seguridad, un mes después de haberse posesionado.

La implantación del Estatuto de Seguridad en el gobierno Turbay, no fue un acto de un gobernante y dos o tres Ministros que querían regresar el orden al país y acabar con los grupos guerrilleros; más bien fue el "síntoma" de una enfermedad que estaba haciendo crisis en Latinoamérica. Además por el contexto en que Estados Unidos se situaba, en su lucha por imponer su hegemonía, apoyando gobiernos dictatoriales en el continente, en menosprecio de los derechos humanos.

Se debe señalar, que el presidente López Michelsen después de un año gobierno, implanta el "Estado de Sitio", potestad que le confería, el artículo 121 de la Constitución Política de 1886 y que levantó un año después, así mismo enfrento López Michelsen, la aparición y consolidación de la marihuana.

Pero y ¿Qué es el Estado de Sitio?:

2.2 ESTADO DE SITIO

En el gobierno de Rafael Núñez, se configuró el Estado de Sitio, en la entonces temprana Constitución de 1886 en la cual la carta fundamental le permite al presidente intentar sofocar cualquier amenaza contra el régimen "aparece como una de las facultades del Presidente de la República dentro del titulo XI de la Constitución[18]como una forma de controlar, entre otros a los lideres del Radicalismo (cuyos preceptos fueron borrados de un tajo por la nueva carta magna) y a muchos sectores que se sintieran inconformes con decisiones del ejecutivo. "coloca en cabeza del Presidente de la República un poder autónomo para la defensa del Estado contra los eventos de guerra exterior y conmoción interna[19]Se debía y era obligación del Estado, reprimir cualquier sentido de protesta que promoviera actos que atentaran contra el orden público. "desde entonces y hasta la reforma constitucional de 1968, el Estado de Sitio sirvió para legislar sobre lo divino y lo humano: para regular el crédito público y privado y emitir documentos de la deuda pública; para la creación de servicios de salud y fomentar la marina mercante; para regular el impuesto de valorización y emitir bonos de desarrollo económico; para decretar amnistías tributarias y crear el subsidio del transporte; para fundar bancos y fijar las tasas de interés, igual que para enviar delegaciones deportivas a eventos internacionales[20]Al Presidente de la República le fueron entregados todos los mecanismos jurídicos para ejercer poder sobre la sociedad en general, esto es: el ejercicio autoritario ha sido inmenso por parte de quienes gobiernan y "el primer resultado del uso indiscriminado del Estado de Sitio es la progresiva militarización del aparato estatal[21]

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, (esto es en la época de la violencia partidista de los 40 y 50) los gobernantes de Colombia se caracterizaron por echarle mano al famoso, Estado de Sitio para así implantar el orden y la seguridad, sobre la nación, lo que para muchos estudiosos fue factor negativo del desarrollo político. No es menos cierto que las elites latinoamericanas echan de mano a lo que hoy se llama "Estados de Excepción" para preservar su sistema social y atacar represivamente a quienes se opongan.

El Estado de Sitio en Colombia, ha servido de instrumento jurídico, para abusos de distinta índole como: policiales, políticos, además de violaciones de derechos humanos, represiones y persecución a las garantías sociales y no es un misterio que prácticamente desde los cuarenta el país ha estado bajo el amparo del Estado de Sitio. Para otros, "el Estado de Sitio ha tenido en nuestro país un carácter endémico[22]La constitución de 1991 decidió acabar con esta figura, que para muchos, fue uno de las factores que más contribuyó a germinar más violencia en la historia republicana del país, dando paso a lo que conocemos como la "Conmoción Interior". En el caso de darse tal perturbación, el Presidente de la República puede, con la firma de todos los ministros, declarar el estado de conmoción interior por un término que no exceda los noventa días.

2.2.1 Desarrollo del Estado de Sitio en le gobierno López Michelsen. Corre el año de 1976 y el presidente López Michelsen enfrenta la huelga del gremio de la medicina, a la cual se suman otros sectores descontentos con el acelerado ritmo de vida. En ese entonces se le exigen peticiones al presidente, y este apoyado por los militares, reimplanta el "Estado de Sitio", cambia a algunos Ministros y promulga tres decretos, de nefasta influencia en la vida nacional.

El primero de los decreto es el No 2193 de 1976, en el cual se toman medidas para reestablecer el orden público. El segundo es el decreto No 2194 de 1976 "que establece sanciones de arresto hasta de un año para aquellos que fabriquen, vendan, suministren, o porten arma de fuego o municiones, además del decomiso de estos artefactos[23]El tercer decreto es el No 2195 de 1976 "que establece arresto inconmutable de seis meses (180 días) para todas las personas que quieran expresar su inconformidad por la situación intolerable en que se vive[24]entre los principales puntos de este último decreto, se encontraban sanciones y arrestos para quienes: colocaran dibujos en lugares públicos; quienes obstaculizaran el transito en las vías públicas; los que perturbaran el desarrollo de actividades sociales, entre otros, lo que sin duda constituía una amplia violación de los derechos mas elementales del ciudadano.

Un año después el 14 de Septiembre de 1977, el gobierno se ve abocado en un paro cívico nacional, de larga duración e inimaginables proporciones, organizado por las clases trabajadoras, obligando al gobierno, a hacer uso una vez más del toque de queda y a acudir a la figura del Estado de Sitio.

2.3 ANTECEDENTES EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL

Fue en la década de los setenta, donde Estados Unidos logró afianzar una política drástica en contra de Latinoamérica; imponer gobiernos militares y así detener la avanzada del Comunismo. Un ejemplo claro es el golpe de Estado que el 11 de Septiembre de 1973, ejecuta Augusto Pinochet en contra del Socialista Salvador Allende, en clara complicidad con el gobierno americano de entonces, en cabeza de Richard Nixón y su secretario de Defensa Henry Kissinger. Ya el gobierno americano había logrado imponer gobiernos dictatoriales en Brasil Paraguay y Bolivia. Chile era su dolor de cabeza, no podían aceptar un gobierno similar al de Cuba. Por eso el recordado Golpe de Estado que eliminó todo el Estado de Derecho, acrecentando la polarización en el país y cuyo crimen hoy condenan millones de personas en el mundo, este suceso fue como el clímax, de que el pensamiento norteamericano, era atacar con todas las armas a sus potenciales enemigos. Después vino Perú con el ascenso al poder de Morales Bermúdez en 1975, y en Argentina se dio la estocada final a lo que quedaba del Peronismo con general Jorge Videla el 24 de marzo de 1976.

La hipótesis de conflicto, era la lucha contra el comunismo donde quiera que éste amenace o impida la amplificación de la influencia norteamericana. Pero fue la guerra de Vietnam el detonante para aplicar su receta en Latinoamérica. "El fin de la guerra de Vietnam produjo un realinderamiento de las zonas de influencia y una fijación de la atención norteamericana en los muchos =Vietnams= que eran posibles en su propio patio[25]No podemos desconocer lo que significó para Estados Unidos haber lanzado a la guerra, a más de 600.000 ciudadanos, donde murieron cerca de 50.000 soldados y a un costo superior a los 140.000 millones de dólares. Los Vietnamitas se opusieron a lo que ellos, llamaban una "invasión" y con la ayuda de su pueblo y del apoyo financiero de algunos países como China y URSS, lograron vencer y humillar a los norteamericanos.

2.4 LA DOCTRINA DE SEGURIDAD NACIONAL EN EL MUNDO

Básicamente se concibió como una gran estrategia militar en contra del comunismo. Esta doctrina fue fundada en tiempos de la Guerra Fría, con lo cual se buscaba acabar con el espionaje soviético, ya que interesaba al país del norte era el poder militar, económico y político del mundo. No podemos ignorar que la Guerra Fría surgió de la bipolaridad política e ideológica en que quedó dividido el mundo al finalizar la Segunda Guerra Mundial y de la competencia de los dos bloques mundiales por el control estratégico de las áreas geográficas. "Esta doctrina ha tenido en los Estados Unidos esencialmente dos funciones: internamente ha contribuido a una "presidencia imperial", y externamente se ha convertido en la armadura ideológica del imperio. Así pues, la mencionada doctrina ha pasado a convertirse en ideología y práctica política para muchos gobiernos autoritarios y militares que, so pretexto de prevenir la destrucción de las instituciones, eliminan y/o manipulan el orden jurídico existente para hacerlos afines con sus pretensiones de suprimir disidencias populares o cambios revolucionarios[26]La seguridad nacional se afina después del fin de la segunda Guerra Mundial y Estados Unidos convirtió este suceso para su interés en detrimento de los países latinoamericanos.

2.4.1 Concepto de Seguridad Nacional. Señala Francisco Leal Buitrago, sociólogo de la Universidad Nacional, que la Doctrina de Seguridad Nacional es "una macroteoría militar del Estado y del funcionamiento de la sociedad, que explica la importancia de la "ocupación" de las instituciones estatales por parte de los militares[27]

El concepto de Seguridad Nacional se puede sintetizar así:

  • a) Los poderes tradicionales son neutralizados. El poder legislativo queda reducido a elemento decorativo, que ya no es poder ninguno. El poder judicial es desplazado por la justicia militar.

  • b) El poder supremo lo ejercen dos organismos militares: El Consejo de Seguridad Nacional y la Acción de Inteligencia y Acción. El Consejo de Seguridad Nacional está compuesto por los altos mandos del Ejército, determina la política estatal y dirige todo el proceso político. La Acción de Inteligencia y Acción (la famosa DINA en Chile o el SIN en el Brasil) es la agencia de la policía secreta que tiene como misión velar por la seguridad de la nación[28]

Se puede decir a su vez que la Seguridad Nacional gravita en dos dimensiones, que constituyen su marco de apropiación: una dimensión Externa, que es el lugar que ocupa el país en el contexto internacional y una dimensión Interna, donde se afianza el marco de acción política de las Fuerzas Armadas.

2.4.2 La seguridad nacional en Latinoamérica. El golpe militar llevada a cabo en Latinoamérica, que sin duda repercutió en la política guerrerista a futuro, fue la que hicieron los militares brasileños en 1964 en contra del presidente, Joao Goulart "con el se echaba por la borda la doctrina democrática liberal[29]los militares de ese país aprendieron todas sus instrucciones en Estados Unidos en la National War College creado en 1946. Con ello se daba origen a una nueva concepción política: la de Seguridad Nacional. Después de este golpe de Estado, llegaron los de Argentina y Chile. Imposible hablar del famoso "Operación Condor" el cual tenía como objetivo la alianza de dictaduras militares, destinada a eliminar cualquier signo de oposición durante los años setenta en los países del Cono Sur. La seguridad nacional en Latinoamérica tiene como base dos cosas: una, es que sitúa al estamento militar en el centro de la sociedad y se da primacía al componente interno que es la lucha contra el comunismo. La Seguridad Nacional en nuestro continente dominaban dos objetivos esenciales: contener amenazas de la revolución y crear contrapesos a la inestabilidad del sistema capitalista.

Estatuto de seguridad

Con los antecedentes presentados dentro de los contextos nacional e internacional, en la década de los setenta, llega en 1978, el gobierno de Julio Cesar Turbay Ayala, que sin duda por los variados acontecimientos que se reflejaron, fue fiel a la doctrina del momento, esto es en la cruzada contra el comunismo, ya que no se puede desconocer la aplicación del otrora conocido Estatuto de Seguridad. En ese espacio de tiempo gobernaban en Chile y Argentina y otros países del Cono Sur y Centroamérica, tendencias militaristas, con poderío y toma de decisiones sobre sus países, y una enorme influencia de los Estados Unidos, en la cual uno de los objetivos era la de acallar la oposición y acabar o evitar el avance de ideas sobre izquierda.

Con el Estatuto de Seguridad aplicado en Colombia a inicios de su mandato, el de Turbay fue para muchos, un gobierno totalmente represivo, antisocial, inseguro, restrictivo, autoritario y al servicio de todas las actuaciones de la Fuerza Pública. Un gobierno caracterizado por violar sistemáticamente la Constitución y los derechos del pueblo. Los trabajadores y líderes sindicales, sufrieron golpes desde su inicio como gobierno antilaboral y favorable a los patrones, empresarios y militares, de ahí la permanente pugna entre ambos bandos de tendencias ideológicas distintas.

3.1 CAUSAS PARA IMPLANTAR EL ESTATUTO DE SEGURIDAD

Como lo hemos anotado anteriormente, el país se encontraba fraccionado y polarizado durante el gobierno de López Michelsen, en donde se amplió el poder de la subversión y el descontento de las clases populares por la carestía de servicios de primera necesidad. El paro de 1977 fue y ha sido muy recordado por el éxito obtenido por la clase trabajadora; así mismo la nefasta influencia masiva en la economía de la marimba. Aunque sin duda dos referentes que marcaron el rumbo ideológico del gobierno Turbay fueron: en el contexto internacional, donde Estados Unidos, consolida ayuda en países latinoamericanos, de gobiernos de derecha con fuerte posicionamiento de la Fuerza Pública. Por otro lado las acciones violentas, dentro del país, organizado por diferentes grupos señalados rebeldes o comunistas como: el Ejercito de Liberación Nacional (ELN), Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Movimiento 19 de Abril (M-19). Desde el pensamiento de Turbay Ayala, le era inferior no alertar al país, de las andanadas de la subversión y del apoyo que se debe dar a las Fuerzas Militares, es decir defender los derechos de cada uno de los colombianos, atacando toda perturbación del orden público.

3.2 EXPEDICIÓN DEL ESTATUTO DE SEGURIDAD

El Estatuto de Seguridad de Julio Turbay Ayala fue expedido mediante el decreto 1923, el día 6 de Septiembre de 1978, un mes después de haber tomado posesión como mandatario de los colombianos. El Estatuto de Seguridad se puede definir como un proceso de selección normativa bajo el amparo del Estado de Sitio, donde el dominio del orden público y la lucha contra la subversión son el referente. El Estatuto fue firmado, por todos los Ministros del despacho.[30]

Para considerables observadores el decreto 1923 o Estatuto de Seguridad, fue de carácter clasista, que afectaba a las clases menos favorecidas como los trabajadores y sindicatos, con lo cual se lograba contener la protesta de diversa índole. Cualquier brote de reprobación era calificada de subversiva por parte del Estado. Son las clases dominantes las menos afectadas pues estas no realizan paros ni ven una disminución de sus riquezas.

El Presidente de la República en ejercicio de funciones que le confiere el artículo 121 de la Constitución Nacional, decreta el "Estado de Sitio", ya que el presidente debía tener una herramienta para preservara el orden y así poder aplicar el Estatuto. Ese mismo día se dirige al país, el entonces ministro de Gobierno Germán Zea Hernández, quien entre sus principales apartes destacamos las siguientes "El problema de la inseguridad en el país y los medios para combatirla constituyeron el tema prioritario y esencial del programa de gobierno del actual Presidente de la República[31]en otro de sus apartes dice "El precepto constitucional que determina que las autoridades de la República están instituidas para proteger a las personas en su vida, honra y bienes, no puede tener cabal cumplimiento si el Estado no dispone de instrumentos jurídicos, de personal especializado y suficiente y de elementos adecuados para contrarrestar la violencia, la subversión y el crimen organizado[32]

El Estatuto de Seguridad está formado por "16 artículos por medio del cual se busca devolverle la seguridad a los colombianos, fue promulgado por el gobierno y entre las nuevas modalidades impuestas se cuentan: penas de 10 y 20 años por el delito de secuestro y 30 años de cárcel si la victima muere; 8 a 14 años para la rebelión de armas; 10 a 15 años para quienes conformen cuadrillas para delinquir; dos a seis años para actos terroristas y 20 a 24 años para quienes provoquen incendios o atenten contra la vida de otros[33]

El decreto 1923, por el cual se suministran normas par la protección de la vida, honra y bienes de las personas, en el cual el objetivo es garantizar la seguridad de todos, pero la realidad y la práctica es otra: multiplica las penas de cárcel para quienes participen en huelgas, otorga a las Fuerza Pública facultades especiales para allanar, capturar, sin previo aviso judicial; censura a la prensa en general, entre otros desmanes.

Declaración del Ministro de Defensa Camacho Leyva:

El 6 de septiembre se expide el Decreto sobre Estatuto de Seguridad y ese mismo día en la noche al igual que el Ministro de Gobierno Germán Zea, el Ministro de Defensa Luis Carlos Camacho Leyva, pronuncia un discurso en todo el país, por los canales institucionales, a fin de explicar el por qué de este Estatuto. "las disposiciones leídas, tienden a reafirmar las normas legales vigentes, modificándolas para hacerlas más enérgicas y a adoptar nuevas medidas para que los jueces, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional cuenten con mejores bases jurídicas para llevarle la tranquilidad a la nación[34]otro de sus apartes no menos controvertido fue lo siguiente "quiero como Ministro de Defensas aprovechar esta oportunidad para recordarle a todos mis conciudadanos que la defensa nacional interna y externa en sentido moderno, no es simplemente una obligación del gobierno y específicamente de sus Fuerzas Militares sino que ella requiere del concurso decidido de todos los ciudadanos de buena voluntad. Es por ello que yo me permito invitar a todas las gentes de bien para realizar una campaña fervorosa y cierta a fin de que las palabras –honestidad, moralidad, decoro, y solidaridad- no sean solamente vocablos que pronuncian nuestros labios sino que deben ser ideas arraigadas en el corazón de todos y cada uno de nosotros, quienes debemos estar dispuestos a prestar su contingente para que ellas tengan cabal realización[35]es decir invitaba a todos los colombianos a protegerse, y a poder armarse para luchar contra el enemigo.

3.2.1 Reacciones Sobre el Estatuto de Seguridad. En días siguientes, arreciaban críticas en nuestro país, por parte de importantes organismos opositores al estatuto, donde se señalaba inclusive violaciones a los derechos humanos. Así titulo el diario El Espectador, al día siguiente de su promulgación "Drástico Estatuto de Seguridad: lucha frontal contra la subversión y el crimen[36]

Editoriales de El Espectador:

El día 8 de Septiembre de 1978 en la página 2ª dice El Espectador en su editorial, este importante diario capitalino:

"No vamos, pues a prestarle al gobierno el flaco servicio de hacer alabanzas irreales sobre un estatuto que es tan severo para tapar la inconformidad colectiva como ingenuo para frenar a los corruptos y maleantes"

El día 15 de Septiembre, dice en su editorial:

"Lo fundamental es la defensa de lo social; y para ese fin, fue bastante mediocre y desorbitado el estatuto del actual gobierno; cuya capacidad rectificatoria es una de las principales esperanzas inmediatas nacionales. ¿Duplicar, triplicar, cuadruplicar las penas, cuando ningún maleante cae en manos de la justicia? Pamplinas, necedades, ante el angustioso estado de Indefensión de las gentes honestas del país ante los delincuentes, organizados o no".

Editorial de El Tiempo:

En su editorial titulado "autodefensa no" dice este diario, el 14 de Septiembre de 1978:

"Porque confiamos plenamente en la capacidad moral y material de los representantes armados de la justicia y la ley, creemos excesivas las palabras del general Camacho Leyva, no en su intención, estamos seguros, sino por el aprovechamiento indebido que se puede hacer de ellas. Conocedores de la mentalidad histérica que estimulan ciertos hechos en la masa no solo de las clases menos favorecidas, sino también de aquellas que tienen una posición económica favorable, la invitación de armarse es la mejor manera de conducir a excesos que luego se lamentarían tardíamente".

3.2.2 Opinión de importantes sectores:

Colegio de Abogados de Bogotá:

En entrevista a El Vespertino, del día 7 de Septiembre, el presidente del Colegio de Abogados de Bogotá, Antonio José Cancino, dijo que demandará el decreto "Es una obligación nuestra como profesional del derecho demandarlo, pues permanecer callados e indiferentes sería tanto como darle el visto bueno a una medida que jamás podrá contar con nuestro respaldo"

Enrique Santos Calderón:

En su conocida columna en el Tiempo llamada "Contraescape", el domingo 10 de

Septiembre escribe:

"La abundante argumentación sobre la seguridad que motiva y sustenta el decreto 1923, en ningún momento alude a los problemas de inseguridad que vive la gente común y corriente. Las medidas – que hasta ahora se conocen - no hablan de penas para los atracadores callejeros, ni para los que entran en las casas a robar, ni alude a la acción cada día más devastadora de las mafias" mas adelante escribe Santos Calderón "Las drásticas medidas de orden público, no son sino el paso previo, indispensable a las de orden económico que ahora se vienen encima: alza en la gasolina y en varios productos de primera necesidad. Para aplicar la libertad de precios que ya anunció el gobierno, tiene que afilar previamente los instrumentos coercitivos que controlen la protesta popular que producirá cualquier aumento generalizado de la carestía"

Maria Teresa Herran:

Periodista y columnista de La Nueva Frontera expresa el viernes 8 de septiembre en El Espectador:

"No sobra recalcar cómo esa manera de diluir la administración de justicia puede atentar contra la seguridad de los ciudadanos. También esta se ve menoscabada porque se le da a la expresión - pertubar el orden público - una interpretación cada vez más vaga, que se acompaña ahora, como causal de delito, de la alteración del - pacifico desarrollo de las actividades sociales -, que, aun cuando no atente contra la vida o integridad de las personas, es susceptible de la pena de uno a cinco años".

Lucas Caballero "Klim"

Con el titulo "Sálvese quien pueda" escribe en El Espectador del 15 de Septiembre este conocido escritor y humorista:

"Cuando la ciudadanía amenazada vuelve los ojos hacia las autoridades encargadas de protegerla, estas, por boca de general Camacho Leyva la inviten a armarse"

Daniel Samper Pizano:

El Domingo 17 de Septiembre escribe Daniel Samper Pizano:

"Algunos apéndices de fascitas han pedido desde ciertas columnas medidas aun más recias, como si el Estatuto de Seguridad fuera censurable por poco estricto y no por estar - como lo está – equivocadamente encaminado".

3.2.3 Más opiniones:

"De lo que se trata es de hacer permanente la represión contra el pueblo, creando al mismo tiempo las bases para una dictadura terrorista abierta y las condiciones favorables para el despotismo militarista por el camino del golpe castrense de Camacho Leyva y su combo[37]

El editorial del día 28 de Septiembre del periódico La Voz Proletaria, denunciaba la cantidad de atropellos que venían perpetrándose por cuenta del Estatuto de Seguridad, en ciudades como Medellín, Armenia Montería; el entonces secretario general del Partido Comunista Gilberto Vieira, se reunió con el Ministro de Gobierno para denunciar estos atropellos.

"Amplios sectores de la opinión nacional han venido expresando su protesta contra la represión oficial militarista ensañada en vastas regiones agrarias. Cimitarra, Magdalena Medio, Urabá, Yacopí y otras son escenarios de la más amplia política represiva contra la vida y bienes de los campesinos. En estas regiones las libertades democráticas y derechos ciudadanos han desaparecido literalmente[38]

Desde luego que otros sectores veían con simpatía este decreto porque lo consideraban, de resplandecientes formulas constitucionales y legales, ignorando los consistentes reparos que podía tener. "La impunidad acrecienta el estado de inseguridad y ello exige al gobierno velar porque en el país se administre pronta y cumplida la justicia, prestando a los funcionarios judiciales, con arreglo a la Constitución y a las leyes, la colaboración que estime necesaria para que la justicia sea eficaz, digan y respetable[39]nadie duda que todos los colombianos reclaman seguridad para sus vidas y bienes, pero se desconoce el por qué sistemáticamente gobiernos que exigen orden, violan los derechos fundamentales.

El decreto 1923 es complementado por el decreto 2144 del mes de Octubre del mismo año, el cual establece medidas para preservar el orden público. Claro, estos decretos fueron demandados ante la Corte Suprema de Justicia, pero declarados exequibles por esta institución, exceptuando un inciso, dos ordinales y dos expresiones.

"Velar por la preservación de las instituciones democráticas no es arbitrario capricho de mi gobierno, sino inexorable mandato de la constitución. En el cumplimiento de esta dura responsabilidad no me separado un una línea de lo que la carta ordena. Todas las medida encaminadas a reestablecer el orden público han sido consideradas exequibles por la honorable Corte Suprema de Justicia, a la cual tampoco puede resultarle, indiferente el destino democrático de la nación[40]

Finalmente el Estatuto de Seguridad, promulgado por Julio Cesar Turbay y todo su gabinete aparece en le diario oficial del Congreso de la República el día jueves 21 de septiembre de 1978.

3.3 QUIÉNES SON LOS PROTAGONISTAS DE ESTE GOBIERNO:

¿QUIÉN ES JULIO CESAR TURBAY AYALA?

Bogotano, descendiente de libaneses, tuvo una carrera sobresaliente como político, fue Alcalde de Girardot, Concejal de Engativá, Ministro de Minas y Petróleos, "durante este lapso le fue otorgado el grado de coronel honorario de Caballería, por su decidida colaboración con las Fuerzas Militares en el cumplimiento de sus funciones[41]embajador en las Naciones Unidas, Roma y el Vaticano de diferentes gobiernos, Senador, entre otras distinciones. Su rivalidad con el ex presidente Carlos Lleras, fue evidente, incluso el grupo de Turbay apoyó decididamente la candidatura de López Michelsen, que termino por ganar y así atravesarle en el camino a Lleras, quien aspiraba a manejar nuevamente los destinos del país. En 1978 gana las elecciones frente al Conservador Belisario Betancur.

Fue notoria que su obsesión era la seguridad del país, y por ello, basándose en medida de gobiernos anteriores echo de mano del famoso, Estatuto de Seguridad, "su gobierno puso fin a un amargo de Guerra Civil promovido por la subversión comunista que empezó con el asesinato del ex ministro de Gobierno Rafael Pardo Vuelvas y siguió con el robo de 5.700 armas a los depósitos de armamento del ejercito en el Cantón Norte[42]sin embargo los abusos que se cometieron en su gobierno por cuenta del Estatuto, fue duramente criticado por la Comunidad Internacional y las Fuerzas Armadas acusadas de torturar a opositores del régimen. Durante la administración de Turbay Ayala "los colombianos presenciaron más cosas malas que buenas. Las nefastas fueron las series de crisis en materia financiera, industrial de orden público y de relaciones internacionales[43]Hoy el ex presidente que estaba retirado de toda actividad política vuelve a la arena para apoyar la reelección del actual gobierno de Uribe Vélez, y ha decidido fundar un movimiento de apoyo denominado "Patria Nueva"; para los críticos, no hay nada extraño en esta adhesión, a base de puestos a miembros de su familia y por la indiscutible afinidad de su famoso Estatuto de Seguridad y el Estatuto Antiterrorista.

LUIS CARLOS CAMACHO LEYVA:

A propósito del Estatuto de Seguridad, que más que desarrollar una pequeña reseña de quien es reconocido como el autor de esta controversial decisión, el mismo a quien el presidente Turbay puso a hablar por televisión para explicarle a los colombianos, el por qué de la necesidad de aplicación de el Estatuto. El general Camacho Leyva, era doctor en derecho de las universidades Nacional y de Roma (Italia) lo cual le daba el conocimiento entre la disciplina castrense y el derecho; fue comandante de las fuerzas militares del 31 De diciembre de 1976 al 8 de agosto de 1978, cuando fue llamado a desempañar el cargo de Ministro de Defensa entre 1978-1982, al cual siempre se relacionó directa e indirectamente con el Estatuto de Seguridad y las Caballerizas, sinónimo de torturas, para quienes ejercieran oposición. El general Camacho Leyva "fue la leyenda sobre las torturas, que se ponían en cabeza del Ministro de Defensa, lo que permitió que se llegara al extremo de hacerles creer a los incautos y desprevenidos, que por medio de un decreto de estado de sitio había quedado legitimado el recurso a la tortura para arrancarles confesiones a los sospechosos[44]Pero sin duda el general Camacho Leyva ha pasado a la historia como un ser represor de un régimen, del que nadie quiere volver a recordar.

HUGO ESCOBAR SIERRA:

Fue el Ministro de Justicia del Gobierno; Conservador Alvarista, -el ala mas derechista del conservatismo- nació en el municipio de Plato (Magdalena); abogado de la Universidad Javeriana, senador en varios periodos y fue considerado de los más eximios oradores del país. Fue de los abanderados del Estatuto de Seguridad y lo defendió hasta último momento.

JAIME BATEMAN:

Fundador y líder del Movimiento 19 de Abril M-19, nació en Santa Marta, el 23 de abril de 1940, en una familia acomodada; hombre inteligente, de tono conciliador y amante de la lúdica. Sus planes como el robo a la espada de Bolívar, el asalto al Cantón Norte y la toma de la embajada de República Dominicana lo marcaron como un líder que con semejantes golpes, calificados por muchos de audaces, le permitieron mostrar su gran olfato político. Murió trágicamente el 28 de Abril de 1983, en un accidente aéreo, junto a Antonio Escobar su piloto, cuando viajaba rumbo a Panamá, supuestamente a dialogar con Pablo Escobar.

3.4 ASESINATOS, EN EL TRANSCURSO DE LOS DÍAS DE HABERSE IMPLANTADO EL ESTATUTO DE SEGURIDAD

En el transcurso de los días de haber sido expedido el estatuto, fueron asesinados los hermanos Mejía Duque en Caldas; el Ex Ministro Rafael Pardo Buelvas y el industrial Miguel Germán Ribón, situaciones que sin duda originaron el rechazo de estos actos criminales, pero que la vez justificaba al gobierno Turbay, una vez más la necesidad de un Estatuto que combatiera todos estos sucesos lamentables.

3.4.1 Hecho Insólito. El 1 de Enero de 1979, el grupo insurgente del M-19, organiza el robo de más de cinco mil armas del Cantón Norte de Bogotá. Con esta situación el gobierno del Estatuto de Seguridad, arremete aun más contra los sectores de oposición. La represión estatal lo que origina es el fortalecimiento de la insurgencia y con el tiempo adquiere un poder nunca imaginado por la sociedad en general. El M-19 se convierte en la espada de Damocles del Gobierno Turbay.

3.5 DESARROLLO DEL ESTATUTO DE SEGURIDAD EN EL GOBIERNO TURBAY AYALA

Al implantarse el Estatuto de Seguridad en el país, desde luego que la dinámica dentro del contexto político, económico, cultural y social iba a generar cambios, como desde luego sucedieron. Palabras como torturas, exilios, represión, persecución, violencia, ataques, libertad de expresión, derechos humanos entre otros, se volvieron familiar para los colombianos, hechos que perduraron durante todo el desarrollo del gobierno del Estatuto de Seguridad. En 1978, en pleno auge del Estatuto de Seguridad, se realiza en Bogotá el 1er. Foro Nacional de Derechos Humanos, en el cual se buscaba señalar, las violaciones en las que estaba incurriendo este decreto. Ya en 1979 se da vida al Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos.

3.5.1 Exilios. Expresa la Declaración Universal De Derechos Humanos, en su artículo 13:

1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Algo que no se aplicaba en le gobierno de Turbay; en la cual, el simple rechazo el Estatuto de Seguridad, generó muchas persecuciones, que trajo como consecuencia, el exilio de ilustres personajes e incluso entre los miles de colombianos que estuvieron en la cárcel se contó al maestro Luis Vidales, Premio Nacional de Poesía y obligó a abandonar el país de manera precipitada a figuras como Gabriel García Márquez, y a la escultora Feliza Burzthyn.

3.5.2 Torturas y Asesinatos. Señala el artículo I de la Declaración contra la Tortura, adoptada por la Asamblea General de la Naciones Unidas, el 9 de Diciembre de 1975: «Para los fines de esta Declaración, tortura significa todo acto por el cual se inflige intencionadamente un intenso dolor o sufrimiento físico o mental a una persona, por o a instigación de un funcionario público, para fines tales como obtener de ella o de una tercera persona una información o confesión, castigarla por un acto que ha cometido o intimidarla a ella o a otra persona. No se incluye el dolor o sufrimiento proveniente sólo de, inherente a, o propio de sanciones legítimas en la medida comparable con las Reglas Mínimas Legales para el Tratado de Presos».

En el gobierno de Turbay se denunció torturas a diferentes sectores de la oposición. Es famoso mencionar, hoy, las Caballerizas, lugar escogido por los militares para realizar sus practicas. Era el medio, que el gobierno poseía, para buscar información sobre los causantes de hechos que atentaban contra la seguridad del país, y de paso amedrentar a la sociedad, sobre las consecuencias de ciertas conductas, que no estén acordes con la política de gobierno. Un hecho particular fue el caso de denuncias, en el año de 1978, por parte de estudiantes de la Universidad Nacional, que protestaban por el alcance que podía tener la aplicación del Estatuto.

El mismo presidente Julio Cesar Turbay pidió a la Procuraduría General de la Nación investigar esta denuncia, que sin duda afectaba, al Estatuto de Seguridad, el cual era su programa bandera "el informe señala que no existieron las torturas y finaliza declarando que no hay merito alguno para ordenar convocatoria de consejo verbal de guerra contra oficiales militares que habían sido falsamente imputados[45]Y así proseguían las persecuciones a gente opositora al régimen "No se ha respondido tampoco nada a las denuncias hechas por el partido comunista contra las autoridades militares en relación con el diputado Pedro Pablo Belo en un bus urbano. Ni se adelantó ninguna investigación por la muerte de Fabio Alberto Vásquez detenido en Montería por el Batallon Voltígeros, pero en cambio han sido multados los periodistas de la ciudad que denunciaron el crimen. Tampoco se dieron explicaciones sobre la tortura y asesinato de Eduardo Barrios Gnecco en Riohacha, en el mes de Agosto, de los cuales la opinión pública y el propio párroco de la localidad acuso al F-2[46]

3.5.3 Represión. Es la represión una práctica inmoral desde todo punto de vista, por el cual el gobierno Turbay, utilizó a la Fuerza Pública para perseguir y señalar a grupos de justas luchas asentados en la legalidad, ya que significaban un estorbo para lograr sus fines autoritarios.

Fueron víctimas de la represión, organizaciones políticas, sindicales, campesinas, humanitarias, indígenas, magisteriales y estudiantiles, por lo cual sus actividades fueron diezmadas, muchos encarcelados y violados su derechos legítimos de defensa, "Los abogados de los detenidos han denunciado una campaña de intimidación. Se les impide – alegan - el acceso a los expedientes y se les niegan las diferentes pruebas solicitadas. Hay casos en que los abogados ni siquiera han

podido ver los expedientes de sus defendidos[47]

3.6 ESCRITO DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Uno de los más duros críticos del Estatuto de Seguridad, fue el hoy Premio Nóbel de Literatura, Gabriel García Márquez – para esa época no había ganado el premio – y desde una prestigiosa revista de izquierda lanzaba sus dardos en contra del actual gobierno. En uno de sus escritos titulado: Por qué no le creo nada, señor Turbay, lo siguiente: "Estamos en presencia de un poder personal y absoluto, convencido de que no existe en el mundo ninguna otra verdad distinta de su palabra suprema. Ante esta realidad tenebrosa, a los colombianos sin amparo no nos queda otro recurso que decidir con la conciencia de qué lado está la razón. De un lado están los relatos dramáticos de los torturados y sus familias, y aun de los niños arrestados como rehenes. Del otro lado está la negación impertérrita del señor Turbay Ayala. Yo no vacilo un instante: les creo a las víctimas[48]

3.7 A UN AÑO DEL ESTATUTO

Como hemos visto, las consecuencias de la aplicación en su primer año de vigencia, han sido trágicas "El año del Estatuto, ha sido el año de los allanamientos en la madrugada, de las detenciones masivas y de las torturas en las salas de interrogación de los servicios de inteligencia militares[49]

Las victimas de 1978, es decir iniciando el Estatuto de Seguridad, según estadísticas, se distribuyeron así:

Cuadro 1. Violación de derechos humanos Gobierno Turbay 1978[50]

Asesinatos

Desaparición

Tortura

Total

114

18

376

508

3.8 LA VISITA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL (AI) A COLOMBIA

Un grupo de delegados de Amnistía Internacional visito Bogotá, por invitación expresa de Turbay Ayala en la segunda semana de Enero de 1980, en vista de las

fuertes críticas que arreciaban en contra del Estatuto de Seguridad.

No sobra decir que Amnistía Internacional fue creada en 1961, en el cual Peter Benenson abogando británico, resuelve defender a dos estudiantes portugueses, que al hacer un brindis por la libertad, son condenados a 7 años de cárcel. Su misión es hacer exhaustivas investigaciones con la cual se busca el fin de abusos en contra de la integridad física, la libertad de expresión, de discriminación y otros hechos que atenten contra los derechos humanos. Se lucha por cambiar leyes que atente contra las personas. Su financiación corre por cuenta de la ayuda de más de un millón de personas que voluntariamente financian esta causa; no recibe dineros de ningún gobierno. Amnistía Internacional es un movimiento mundial integrado por diferentes personas cuyo objetivo es que no se quebranten los derechos humanos y es independiente de cualquier gobierno, ideológica y credo religioso.

En esos días dialogaron con el Presidente, diferentes Ministros y el Procurador General de la Nación. Pero también visitaron a dirigentes de Izquierda como Gilberto Vieira, a doña Yira Castro de Cepeda del diario "Voz Proletaria" y a diferentes presos políticos, al ex presidente Carlos Lleras Restrepo, al ex ministro Sucreño Apolinar Díaz Callejas entre otros. En ella arreció sus críticas ante el Estatuto de Seguridad y el establecimiento del Estado de Sitio.

Pero la creciente polarización entre el gobierno y sus opositores llega a su clímax, con otros actos repudiables, que sin duda marcaron la dinámica política del país,

en el cual ya hacían parte de esta conflictiva situación los países del mundo.

A. I. recomendó en su informe: la supresión del Estatuto de Seguridad, el levantamiento del Estado de Sitio, el traslado de los procesos de civiles que estaban en la justicia penal militar, a la justicia ordinaria, y garantizar el derecho del habeas corpus, además de crear comisiones de investigación para esclarecer la verdad sobre torturas a detenidos.

3.9 TOMA DE LA EMBAJADA EN REPÚBLICA DOMINICANA

El 27 de febrero de 1980 catorce embajadores, entre ellos el representante de los Estados Unidos, son tomados como rehenes por un comando guerrillero del M- 19, mientras se celebraba la recepción diplomática aprovechando el día nacional de República Dominicana el motivo: ser canjeados por 300 prisioneros políticos y protestar contra el Estatuto de Seguridad del entonces presidente Julio Cesar Turbay.

El M-19 fue un grupo guerrillero que se formó, por lo que ellos consideraron el robo a las elecciones de 1970, que le hicieron al General Rojas Pinilla y el cual "Fue fundado por intelectuales, algunos de ellos ex militantes del Partido Comunista Colombiano y de su frente juvenil, la juventud comunista; del movimiento cristiano camilista y de la Alianza Nacional Popular[51]

El M-19 suscito espectaculares visos publicitarios, para llamar la atención como el robo a la espada de Bolívar; el ajusticiamiento del líder sindical José Raquel Mercado, a quien acusaron de traidor; el secuestro de empresarios par presionarlos en mejorar el salario a sus trabajadores. Este grupo también "Denunciaba la mala distribución de la riqueza y de los factores productivos y que el abismo existente entre ricos y pobres era muy grande y que dichos ideales los llevaban a cometer actos de inconformidad, desafiando el orden constitucional de Colombia[52]

La Embajada de República Dominicana en Bogotá, fue el ojo de atención durante dos meses por el mundo entero. En ella el grupo guerrillero M-19, vio la oportunidad de mostrar al mundo, las cosas que estaban sucediendo en el país. El cautiverio duró 61 días y ninguno de los más de 300 presos de la guerrilla fue liberado, pero los asaltantes recibieron US$ 3 millones y un avión para huir.

"Para exigir la libertad de esos presos políticos y de centenares de otros prisioneros sindicados de pertenecer a otras agrupaciones guerrilleras, el M-19 lleva a cabo el 27 de febrero de 1980 una acción más importante de todas las que había efectuado antes: la ocupación de la embajada de la República Dominicana en Bogotá, tomando como rehenes a más de cincuenta personas entre ellas veinte diplomáticos[53]Bajo el Gobierno Turbay era moda las detenciones, allanamientos, decomisos, señalamientos irresponsables y torturas a presos políticos y de familiares.

De esta toma, el M-19 consiguió que a nivel internacional se analizará con más profundidad, el Estatuto de Seguridad del gobierno Turbay, las detenciones y represiones de la fuerza pública y entre uno de sus logros es que "Fue levantado el Estado de Sitio y derogado el Estatuto de Seguridad, lo cual dio lugar a que los presos políticos pasaran a ser juzgados por tribunales civiles y no en concejos verbales de guerra[54]y de esta manera fueron muchos los presos que salieron libres de las cárceles por pena cumplida o porque fueron arrestados injustamente. El gobierno Turbay fue obligado además, por la presión de muchos grupos sociales a ocuparse de amnistías para presos políticos y a levantar el Estado de Sitio con lo cual, culmino - en parte - la violación de derechos humanos.

3.9.1 La Posición de Turbay Ayala en la Toma de la Embajada y al Informe de Amnistía Internacional: El día 19 de Abril de 1980 el presidente Turbay Ayala se dirige al país, para tratar los temas con respecto a la Toma de la Embajada en República Dominicana y sobre el informe de Amnistía Internacional sobre su gobierno. Con respecto a la toma de la embajada, dijo en su alocución "No ignoramos la justificable angustia de los rehenes de sus familias y de sus gobiernos. Nosotros experimentamos ese mismo sentimiento, agravado por el inmenso compromiso que supone el manejo de este asunto". Más adelante dice "Por nuestra parte tenemos la tranquilidad que proviene de saber que no estamos con arrogancia y sin fundamento , sino con sencillez y comprensión. Seguiremos persistiendo en nuestro propósito de encontrar una pronta solución y estamos seguros de no perder la paciencia ni la serenidad[55]

Con respecto al informe de Amnistía Internacional, ese mismo día la alocución se centro la mayor parte a despejar las dudas, que según el mandatario dejaron los delegados que visitaron al país.

Los delegados de A.I. elaboraron un informe donde señalaban los peligros de la

institucionalidad del gobierno. El informe redactado en Londres, por los inspectores que llegaron al país se termino de escribir en Abril y remitido al Embajador de nuestro país, quien inmediatamente lo envió a Colombia. "La característica del libelo de Amnistía Internacional es la de su impresionante vaguedad. En las 44 cuartillas que ocupa no se presenta un solo hecho comprobado. La narración y las recomendaciones se basan en rumores y testimonios. No en evidencias. Por ninguna parte se advierte el análisis de un aprueba o el examen objetivo de las situaciones[56]

En vista de las criticas de AI, en su visita al país ante el permanente Estado de Sitio, y a los abusos que generaba, y que según este organismo, quebrantaba la estabilidad institucional de una nación, Turbay dijo ser victima de una conspiración internacional, por tratar de defender a los colombianos de la insurgencia, así mismo el Ministro de Justicia Hugo Escobar Sierra, se pronuncio diciendo que AI había violado la soberanía nacional por involucrase en asuntos internos de Colombia.

3.10 CIFRAS

Las denuncias de diferentes organizaciones de derechos humanos, aumentaban día a día, y la aplicación del Estatuto de Seguridad, parecía no tener fin.

Cuadro 2. Violación de derechos humanos Gobierno Turbay 1980[57]

Asesinatos

Desaparición

Tortura

Total

99

13

287

399

Al comparar el cuadro 2, con respecto al 1, disminuyeron las violaciones a los derechos humanos en el año de 1980.

El 22 de Julio del año 1981, el samario Jaime Bateman, el máximo líder del M-19, en vista del recrudecimiento de la violencia de ambos bandos, lanza propuesta de paz y diálogo nacional, que la principio genera desconfianza por parte de las èlites. A su vez el 20 de Octubre, del mismo año se inicia el segundo paro nacional, que protestaba básicamente por el descontento del pueblo en contra de las políticas represivas del gobierno.

3.10.1 Cifras de Detenciones en 1981.

Según el libro Colombia Represión (1970 -1981) Volumen I y cuyo autor es Jaime Torres Sánchez, investigador del Cinep, estas son cifras de detenidos durante 1981.

Obreros 109; Campesinos 1282; Estudiantes 205; Profesionales 6; Empleados 73; Indígenas 83; Militantes Políticos 200; Religiosos 2; y Pobladores 465; para un total en ese año de 2425 personas victimas del Estatuto de Seguridad, que equivale a un 4% de la población afectada.

3.10.2 Ley de Amnistía. El 20 de Noviembre de 1982 el grupo insurgente M-19, lanza la propuesta de tregua para así llegar a un dialogo nacional, en pro de la paz; ese mismo año como respuesta el gobierno aprueba el 28 de Noviembre la Ley de Amnistía, con la cual favorecía a innumerables presos políticos que habían sido victimas del Estatuto de Seguridad.

Claro que los ataques contra la oposición en legalidad proseguían, estos fueron algunos datos de finalizando el gobierno, que si se comparan con años anteriores sin duda se aumentó:

Cuadro 3. Violación de derechos humanos Gobierno Turbay 1982[58]

Asesinatos

Desaparición

Tortura

Total

504

149

259

912

Si comparamos el cuadro 3, con los dos cuadros anteriores, observamos que para el último año del gobierno Turbay, aumentaron considerablemente las violaciones de derechos humanos. Es decir se recompone la estrategia del gobierno, y se hace notorio, lo represivo del Estatuto de Seguridad.

3.11 LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL GOBIERNO TURBAY

En 1982, era inminente que finalizaba el gobierno del "Estatuto de Seguridad"; la contienda presidencial se la disputaban Belisario Betancur (Conservador y quien a la postre resulto ganador) y el liberal y ex presidente Alfonso López Michelsen. Entre las prioridades de ambos candidatos en su programa de gobierno, se destacaba el dialogo con los grupos revolucionarios.

Como todo régimen, que acaba, se trata de mostrar con hechos las cosas positivas y en el gobierno Turbay, era mostrar las cosas amables, sobre todo del Estatuto. "al turbarse el orden público y decretarse el estado de sitio, el gobierno de turno, sin ninguna excepción, amplia la orbita judicial de la justicia militar y les atribuye el conocimiento de gran número de delitos. Esta circunstancia no halaga a la institución armada que ejerce sus funciones judiciales consciente de las dificultades que a los jueces ordinarios se les presentan para juzgar y castigar a los miembros de peligrosas organizaciones subversivas que tienen un carácter paramilitar[59]en esta intervención ante el Congreso Colombiano, demuestra que las Fuerzas Militares se convirtieron en arte y parte de este gobierno, con las facultades judiciales que poseían. Durante esos cuatro años el Gobierno Turbay contó con el apoyo castrense y fueron su más firme soporte de gobierno, a quien el presidente en todo momento los salvaguardo "En todos los momentos probaron su habilidad en el arte de reducir los peligros de la subversión[60]incluso en esta intervención (su última como presidente en el Congreso) pide más ayuda militar y tecnológica para las Fuerzas Armadas. Se puede decir que durante su gobierno el Sistema consideró enemigo a todo civil que hiciera oposición.

Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.