Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Escuela (página 2)

Enviado por Sofía



Partes: 1, 2

• El entorno: Lo forma el conjunto de variables ajenas a la estructura que inciden en la organización. Son los elementos externos que vienen dados por la ubicación geográfica de la escuela, el nivel socioeconómico y cultural de las personas que viven en la zona, las leyes que regulan la vida de las escuelas, los grupos sociales y los demás factores que constituyen el medio con el que la escuela interacciona. Estos se manifiestan mediante diversas formas y expresiones en la vida interior de la escuela, por lo que forman parte de ella

Relación entre los componentes: Entre los seis componentes, existe una estrecha relación, ya que no actúan por si mismos: la estructura organizativa, por ejemplo, proporciona el marco de innovación, pero no garantiza su logro. Tampoco intervienen independientemente de los demás. Así, por ejemplo, la abundancia o escasez de recursos o el uso que se haga de ellos, más o menos adecuado, influirá en el tipo de estructura que se utilice y en la posibilidad o no de conseguir determinados objetivos y, a la vez contribuirá a fijar una determinada cultura en la institución. Una cultura religiosa, o por el contrario, muy laxa, se determinara por el tipo de estructura existente, con la tecnología que se utilice para gestionar la escuela y con el uso de los recursos.

Características de la escuela.Las instituciones escolares, poseen características que la asemejan con las organizaciones comerciales, industriales, militares o eclesiásticas, según el tipo de estructura que tengan, pero también hay características que lo diferencian claramente de otros tipos de organizaciones.

• La escuela se plantea una gran cantidad de objetivos. Los objetivos son variados, de formulación y concreción ambiguas. Se exige a la escuela que proporcione instrucción, que ayude a desarrollar capacidades de todo tipo, que transmita valores, que implemente normas en sus alumnos, que se administre, que se gobierne, que se autoevalúe, que soluciones sus conflictos, etc. Son demasiadas demandas, y resulta difícil satisfacerlas a todas, es por eso que pocas organizaciones, o ninguna, tienen planteados tantos objetivos y tan diversos como la escuela.

• La enseñanza abarca campos de intervención múltiples.Estos campos deben desarrollarse en una organización donde la división de trabajo es problemática. Las instituciones escolares reclaman competencias y actuaciones diversas a sus profesionales, a los que piden que intervengan en varios ámbitos o áreas de actividad, pero esto suele ser cuestionado, y podría ser solucionado implementando una división del trabajo y una distribución racional de las tareas y las cargas. Si bien no es un ejercicio sencillo, es necesario para desarrollar un trabajo en equipo eficaz.

• La gran dificultad de evaluar los resultados escolares. Los resultados de los centros educativos, pocas veces pueden evaluarse con el rigor y la fiabilidad de otro tipo de organizaciones, ya que es más difícil y costoso, el evaluar un establecimiento escolar a fondo, supone largas y laboriosas tareas de observación directa e indirecta, de obtención de datos de fuentes diversas mediante instrumentos igualmente diferentes, cuya interpretación dependerá de los recursos de la escuela y del contexto, así como también, de las circunstancias.

• En la escuela conviven modelos organizativos de enfoque diverso. Estos enfoques, ponen énfasis en la jerarquía, en el orden, en la dependencia orgánica y en otros criterios de racionalidad, se manifiestan y conviven con otros enfoques que entienden la organización como un campo de batalla en el que hay que luchar por el poder.

• La escuela sufre una escasez notable de tiempo. El tiempo es un valor escaso en las organizaciones. En las escuelas este hecho puede generar dificultades y obstáculos en la gestión, que son especialmente importantes cuando la dirección o la estructura organizativa son inestables o poco sólidas. El tiempo es verdaderamente escaso, ya que se gasta casi en su totalidad tratando de dar respuesta a las necesidades de planificación, desarrollo y evaluación de la acción docente, pero también es escaso en el sentido de que, cuando se lo posee no se lo utiliza de forma racional.

La organización escolar está débilmente articulada. En las instituciones escolares raramente se da un ajuste rígido entre los elementos de la estructura o entre las conductas de las personas y los equipos. No siempre existen normas y si existen pueden no cumplirse y difícilmente aparecerá un sistema de control que lo remedie. La escuela, es una organización donde las actividades centrales (enseñar y aprender) son desarrolladas por los docentes de forma aislada. Incluso en las escuelas, mas avanzadas y mejor estructuradas, el profesorado realiza su trabajo aisladamente e individualmente, pero al no tener patrones de referencia de acerca de su desarrollo del trabajo, si es de forma correcta o incorrecta. Este hecho dificulta el control general y origina incertidumbre en el profesorado.

• Las escuelas tienen una autonomía limitada. En la actualidad, las escuelas han dejado atrás un largo período en el que solo obedecían a diversos agentes externos. A causa especialmente, de una legislación excesivamente pormenorizadora y uniformista, de la que poco se podía decidir. Hoy, las escuelas públicas, si bien hay organizaciones mas relevantes que toman decisiones y las imponen sobre ellas, son las direcciones y demás órganos del gobierno, que toman las decisiones menores o irrelevantes. En cambio, en las escuelas privadas, son ellas las que se encargan de aplicarse criterios propios, como por ejemplo, el de armas el equipo de educadores.

El sistema de delegación de funciones resulta insatisfactorio. Los organismos públicos suelen delegar en las escuelas ciertas tareas, que resultan totalmente insatisfactorias para los docentes. Así, suelen descargar en los directivos la responsabilidad de ejecutar directivas sin conceder los medios necesarios o sin la autoridad real, la autonomía y la capacidad para tomar decisiones. Por tanto, difícilmente pueden acometerse ciertas tareas cuando la autoridad puede ser cuestionada fácilmente, la capacidad y la legitimación para la toma de decisiones es incierta y las zonas de autonomía muy reducidas.

• Las escuelas son lugares poco atractivos e interesantes para los alumnos. Se ha constatado que la escuela resulta un lugar poco atractivo para los alumnos, porque se trata de un hecho generalizado, especialmente entre los estudiantes adolescentes. Una de las causas, es sin duda, que es una organización que acoge a sus alumnos por "reclutamiento forzoso", este hecho es lo que no aceptan los estudiantes. Otra de las causas, es la existencia de fuentes de información y formación más sugerentes o llamativas para los jóvenes y la minusvalorización de los estudios y de la vida escolar, debido a que no equivale al éxito profesional, ni tampoco proporciona una seguridad laboral, que si se proporcionaba en otros tiempos. Sin embargo, también pueden ser los docentes quienes no se adapten a una sociedad cambiante, y a las necesidades y expectativas, tan cambiantes, de los alumnos.

Ámbitos de la escuela. La multitud de requerimientos que recibe la escuela da lugar a que se desarrollen en ella un conjunto de actuaciones muy variadas que, se pueden agrupar en ámbitos diversos:

Ámbito curricular: Se pueden destacar la metodología didáctica, es decir, la forma en que se va a enseñar. La acción formativa, donde se orienta a profesores y alumnos a tener hábitos y valores. Y la acción organizativa, donde se organiza a alumnos y profesores, para un buen trabajo en equipo.

Ámbito de gobierno institucional: origina acciones relacionadas con, la proyección interna, que implica la metodología de trabajo en los órganos de gobierno, la proyección externa, que es donde se relacionan la administración educativa y local, con padres de alumnos, con movimientos de renovación pedagógica.

Ámbito administrativo: En este ámbito, se incluyen la realización de tareas financieras y de contabilidad, administración de recursos materiales, etc.

• Ámbito de los recursos humanos: Supone dar respuestas a cuestiones relativas, como las relaciones interpersonales, la negociación, el conflicto, y la regulación de la convivencia, la selección y la promoción, la formación y la motivación del equipo.

• Ámbito de servicios: Incluye las actuaciones relativas a la organización y el funcionamiento de las prestaciones de carácter psicopedagógico, complementario y asistencial.

Tipos de escuelas. Resulta difícil estudiar la organización de los establecimientos escolares de un modo general, ya que cada escuela presenta un conjunto de peculiaridades que la diferencian claramente de otras. Sin embargo, es posible establecer una clasificación de las instituciones escolares, situándola de forma precisa, utilizando diferentes criterios y facilitando así su identificación, estudio y análisis.

? Criterios de clasificación de las escuelas. Los criterios, son un conjunto de factores que generalmente son dados con anterioridad a los profesionales de la educación, y son utilizados para establecer la tipología de las escuelas.Para realizar una clasificación hay que tener en cuenta los siguientes criterios:

• Titularidad: La designación de la escuela se determina según el carácter de la entidad o de la persona propietaria del establecimiento escolar. Aquí podemos nombrar a la escuela pública y la escuela privada como ejemplos. • Situación geográfica: Se trata del lugar en donde está ubicada la escuela: escuela rural, escuela urbana o escuela suburbana.

• Etapas educativas que abarca: En función de las etapas educativas se puede distinguir: escuela preescolar, escuela de educación primaria, escuela de educación secundaria.• Número de unidades: Se entiende por unidad, a cada una de las aulas o grupos-clase que están establecidos administrativamente en la escuela. Una escuela sería completa si ofrece al menos un aula o un grupo-clase a cada nivel, e incompleta, si por ejemplo agrupara a cuatro niveles en una misma aula o grupo-clase.

• Características generales del alumnado: El nombre de la escuela, según este criterio, se establece según los rasgos y peculiaridades generales de los alumnos: escuela de régimen ordinario, escuela de educación especial, escuela para la educación de personas adultas, etc.

• Régimen de permanencia de los alumnos: Se establece considerando el tipo de jornada escolar y el carácter residencial: escuela de jornada completa, escuela de jornada partida, escuela hogar, entre otras.

• Características socioeconómicas de la zona: Se distinguen principalmente: escuela de acción especial y escuela de educación compensatoria.

Régimen general de las enseñanzas: Entre otras: escuela de idiomas, escuela de enseñanzas artísticas, escuela experimental, etc.

Modalidad de financiación: En el caso de las escuelas privadas, según reciban o no financiación de fondos públicos suelen denominarse: escuelas subvencionadas o concertadas y escuelas no concertadas.

Capítulo 2:

¿Cómo y por qué surge la escuela?

• Origen y evolución de la escuela. La escuela como institución: familiar, religiosa, estatal, social y como creadora de profesionales.El origen y evolución de la escuela ha sucedido en paralelo al desarrollo y evolución de las distintas sociedades y los distintos momentos históricos. Se ha visto, en su propio dinamismo, constantemente interrelacionada con factores políticos, religiosos, económicos, culturales de aquí que su evolución no sea uniforme y dificulte por ello el establecimiento de criterios para enmarcar su evolución. Pueden establecerse distintos planos desde los que abordar el desenvolvimiento de la escuela.

En el caso de la escuela como institución familiar, se trata de una institución creada para instruir, no para educar. Surgió como complemento de la acción familiar, con una actuación delegada y para los hijos de familias de clase social alta. Este tipo de escuela aparece en Atenas con el ideal del cultivo del espíritu, trataba de inculcar en el niño cierto gusto y competencia.

Tiempo después se crean en Roma las escuelas del ludi magister, del gramaticus y del rethor, que se centraba más en el dominio de instrumentos específicos que el individuo necesitaba para tener un puesto en la sociedad. Se trataba, tanto en Atenas como en Roma, de transmitir conocimientos sin influir en la personalidad, pero la meta estaba en confirmar la posición social del niño y dotarle con las destrezas y el conocimiento necesarios para ejercer su papel en la política e integrarlo como parte de la subcultura de su grupo.La escuela como institución religiosa aparece desde la más remota antigüedad. Las escuelas hindúes, las casas de instrucción de los templos egipcios, las escuelas de los hebreos o las escuelas unidas a la evolución del cristianismo desde sus orígenes hasta la actualidad son claros ejemplos. En ellas, como afirman sus autoras, es difícil separar la cultura general de cada época y la cultura religiosa que transmiten. De la escuela como institución militar para la formación del soldado, parecen existir ejemplos ya en el s. IV antes de Cristo en Persia y en la escuela espartana.

Como institución estatal, la escuela surge en paralelo a la formación del Estado en tanto que institución que salvaguarda el bien común. La enseñanza, sobre todo a partir de la Revolución Francesa, se convierte en un asunto de Estado derivado de la idea de que el hombre tiene derecho a la educación. Principios tales como los de instrucción universal, obligatoria y gratuita, o el de libertad de enseñanza se han ido desarrollando con más o menos fortuna, dependiendo del momento histórico de cada país. A finales del s. XVIII y principios del XIX empieza a hacerse realidad un sistema educativo propio de cada país.

La escuela como institución social, aparece de la preocupación de la sociedad por dar respuesta a sus necesidades. Es el caso de las escuelas gremiales o municipales, con la presencia por primera vez de maestros seglares o laicos. Una preocupación de transformación social se encuentra en los orígenes de la Escuela Nueva. De hecho se ha ido desarrollando la idea de la educación como hecho social y la acción educativa que la propia sociedad como tal ejerce. El siglo XX desarrolla el principio de democratización de la enseñanza a partir de los principios de universalidad, obligatoriedad y gratuidad.Hay que considerar, además, la escuela en relación con los movimientos culturales. La escuela recoge las aportaciones de los grandes movimientos filosóficos, políticos, pedagógicos. Sucede con el Humanismo y la Casa Giocasa, o el realismo pedagógico del s. XVII, recordemos por ejemplo la búsqueda del método universal de Comenio, el Naturalismo de Rousseau, o las ideas de la Ilustración, la aparición de instituciones para la educación de la mujer, etc.

Por último las escuelas creadas para la formación de profesionales con aparición muy temprana en la historia. Baste recordar, por ejemplo, las escuelas de los sofistas, la Academia de Platón o el Liceo de Aristóteles para la formación de filósofos - políticos en el mundo clásico o en la edad media la preparación de los caballeros o la formación de los gremios.

Capítulo 3:

¿Cómo vemos a la escuela hoy?

Los enormes avances en el conocimiento que el hombre tiene de la realidad que lo rodea han traído como consecuencia grandes adelantos científicos y tecnológicos. Estos avances, a su vez, han hecho que muchos procedimientos de comprensión de los conocimientos se tengan que replantear para que el ser humano sea capaz de adquirir y desarrollar las competencias que le permitan entender, manipular y aplicar el enorme océano de información que existe hoy en día.

En los inicios del tercer milenio uno de los elementos que ha adquirido mayor relevancia social, política y económica, es lo referente a la educación; el papel de la escuela en la sociedad moderna y el camino que debe seguir en su quehacer de orden social y cultural, son objeto de análisis por diferentes pensadores actuales.Así pues, la escuela se enfrenta a varios ejes de interés social que la están orillando, cada uno por su lado, a que empiece una evolución casi absoluta. Con el afán de poder abordar cada uno de éstos, podemos humildemente mencionar los amplios y variados procesos por los que la escuela fue atravesando. En un principio, con el Nuevo Orden Mundial, luego con la globalización, con la tecnología, donde el hombre compite con las máquinas, con la crisis de valores en la sociedad, y demás.Hasta aquí, hemos tratado de presentar un panorama bastante amplio en lo que a la escuela y sus futuros caminos se refiere. Visto lo anterior, no cabe duda que estamos viviendo en un momento de suma relevancia en la historia de la educación. Es en estos tiempos donde se tendrán que suceder los cambios que marcarán a la escuela por los siguientes cuarenta o cincuenta años.

Vale aclarar que lo que aquí se ha expuesto son sólo algunos de todos los campos de la educación que merecen preocupación y reflexión, ya que esta sociedad es cada vez más cambiante.

Capítulo 4:

¿Cómo pensamos en una "escuela ideal"?

Pensamos en que la escuela ideal, debería tener en cuenta los siguientes puntos.

• Aprender es experimentar, tocar, manipular, sentir… no sólo en Educación Infantil sino en el resto de las etapas y en nuestra vida. Una clase que sólo contiene mesas, silla y pizarra hace más difícil la experimentación.

• Aprender es relacionar, es aplicar, es poner en práctica. El aprendizaje en acción. Urge huir de las distinciones de teoría y práctica, más propias de la Universidad decimonónica que de este Siglo XXI. Aprendemos en cuanto hacemos, simultáneamente.

• Para enseñar hay que motivar. La motivación abre las puertas a la curiosidad, al interés, a las ganas de saber.

• Para enseñar, es necesario conocer lo que ya se sabe; esto es, hay que saber los puntos de vista previos de los alumnos, sus puntos de partida, sus ideas, erróneas o no.

• Los profesores son como los directores de las orquestas. Llevan las riendas del grupo sin dejar que ningún instrumento desafine. Esto supone conocer en profundidad a los alumnos y, por tanto, tener un seguimiento estrecho de su proceso de aprendizaje. Esto no es posible con una alta razón de profesor-alumnos.

• Los profesores son mediadores. Aportan criterios, aportan saber, facilitan ayudas, corrigen… apoyan, vuelven a corregir, enfatizan. 

• Siguiendo la analogía, los profesores, saben perfectamente la partitura, como no puede ser de otra manera, pero hacen que los alumnos la interpreten de forma distinta según las circunstancias. 

• Los exámenes tienen una doble finalidad: ayudan a conocer cuál es el nivel de los alumnos, por un lado, además de proyectar una calificación con el resto de actividades de aprendizaje. • La variedad de actividades formativas es inmensa. Proyectos, investigaciones, explicaciones, exposiciones, debates, lecturas de libros, lecturas de artículos, estudios de caso, mesas redondas, exámenes, preguntas orales, torneos, películas, teatro, audiciones… todo es susceptible de ser evaluado y todo sirve para aprender siempre que esté encuadrado dentro de un proceso de aprendizaje estructurado.

• Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) proporcionan unas posibilidades enormes de interacción en el uso de las distintas metodologías, posibilitando el trabajo fuera de clase, las conexiones con otras realidades.

  • El uso de las TIC de forma unidireccional por el profesorado no cambia en absoluto la forma de dar clase ni el concepto de aprendizaje que subyace a ésta. Como decía Paulo Freire, a los alumnos hay que abrirles la cabeza para llenársela con nuestras ideas. 

• Frente a las TIC los profesores tienen que aportar los criterios para discriminar acerca de la información que existe en Internet, ayudar a utilizar que las posibilidades de las herramientas sirvan para que los alumnos construyan unos aprendizajes, en vez de que recopilen simplemente información. La elaboración de los aprendizajes por parte del alumno es imprescindible para que éstos se produzcan y el potencial de las TIC puede hacer que el aprendizaje sea más profundo.

• Es necesario enseñar bajo paradigmas y principios científicos, en todas las áreas. La ciencia es la base del saber y el conocimiento. Cada alumno debería ser un científico en acción en sus clases.

• Enseñamos a ser personas, esto es, no transmitimos sólo conocimientos sino valores, actitudesLos valores emanados de la Declaración Universal de Derechos Humanos, unos valores con una ética universal y civil son imprescindibles para los futuros ciudadanos. Estos valores no se trasmiten si no se viven por el profesorado, si no se practican de alguna manera.

• Un único profesor en el aula es el pasado (y el presente). Lo normal es que trabajen varios profesores a la vez en clase permitiendo adaptar las posibilidades que ofrece la metodología a la enorme variedad del alumnado.

• El aprendizaje es un acto social. Aprendemos con otros, de otros; el potencial del aprendizaje entre iguales es enorme. El profesor guía el aprendizaje, ayuda a construir, pero los alumnos también aprenden unos de otros, en colaboración.

• Otros alumnos enseñan; las familias enseñan, la comunidad enseña. La participación en el proceso educativo es importante y fundamental. Esta participación se articula en actividades que permiten aportar otros puntos de vista a los alumnos, otras experiencias, otras visiones de la vida.

• Por último, para aprender es imprescindible el esfuerzo y la dedicación del alumno, su compromiso, su constancia. Sin su aporte no hay aprendizaje posible por mucho que cambiemos la metodología, teniendo una responsabilidad evidente en el proceso. 

Capítulo 5:

¿Qué función cumple la escuela?

? Aspectos históricos de la función de la escuela.En el pasado, se consideraba a la escuela como el lugar donde el niño aprendía a leer, escribir y a manejar los números. Muchas habilidades prácticas, como sembrar, arar, cocinar, tejer y coser, se aprendían en casa. Se consideraba a la escuela como un lujo para niños de hogares adinerados. A medida que cambio la situación, la escuela se fue haciendo accesible a los niños de hogares más modestos, que solían asistir siempre que sus obligaciones hogareñas se lo permitía. El fenómeno de la industrialización obligó a regular el trabajo de los menores y los chicos empezaron a acudir a las escuelas con independencia de sus obligaciones familiares. Al mismo tiempo, la escolaridad se hizo obligatoria en muchos países.

Los adultos comenzaron a considerar la escuela como un lugar donde los jóvenes podían ser adiestrados, disciplinados y apartados de los problemas hasta que tuvieran edad suficiente para ganarse la vida trabajando. Los niños, por otra parte, veían en ella una vía de escape de sus deberes domésticos y una oportunidad para relacionarse con los chicos de su edad. Los profesores la concebían como el lugar donde ofrecían conocimientos.A medida que crecieron las ciudades, los jóvenes buscaron empleo lejos de sus hogares, y fueron pocos los que se hicieron cargo de sus responsabilidades familiares. Para hacer frente a estas nuevas condiciones, las escuelas restaron importancia al aprendizaje de hechos e introdujeron cursos relacionados con puestos de trabajo. Se presentó así la escuela como una preparación práctica necesaria para la vida. La mayor parte de los estudiantes esperaba finalizar la enseñanza superior, a lo que consideraban un gran logro. A medida que cambiaron y evolucionaron los intereses y capacidades, también cambió la naturaleza de las tareas de los profesores de orientación, enseñanza y motivación de los estudiantes.Desde una perspectiva histórica, podemos y debemos preguntarnos si las escuelas no habrán dejado de ser aburridos y rigurosos centros de preparación para convertirse en frívolos y triviales patios de recreo. Los padres, los estudiantes, y los

educadores deben predicar constantemente la educación, el papel que debe desempeñar cada uno en la educación y el impacto de la escuela en la sociedad.

? Aspectos actuales de la función de la escuela. La escuela cumple una función indelegable en la que están todos sus integrantes absolutamente involucrados. Esta es la de ser un espacio de aprendizaje social, de encuentro humano, mediatizado por la comprensión de la realidad en todos sus aspectos y por el necesario protagonismo de todos los sectores comunitarios. Entendida como tarea, esta función estará orientada hacia la transformación de actitudes humanas para luego pretender transformar o modificar la realidad. Es el ámbito donde se ejercitan, se aprenden y se transfieren a la vida cotidiana, los valores tales como: la búsqueda de la verdad, la práctica de la solidaridad, la concreción de conductas justas, el protagonismo de la organización comunitaria.

Capítulo 6:

Relaciones que se establezcan entre: escuela, familia y comunidad

La escuela y la familia: La educación de la familia, por su naturaleza, es una educación básica que imprime un carácter indeleble a todas las edades de la vida del hombre. En consecuencia, si la escuela aspira a que su acción sea efectiva, ha de establecer una estrecha colaboración con la familia en todas aquellas cuestiones comunes que interesan a la educación de los niños y de los jóvenes. La obra educativa debe ser el resultado de la acción conjunta de los padres, los maestros y la comunidad. Cuando no existe esa colaboración entre la escuela y la familia, cuando hay choques o conflictos entre ambas, se perjudica siempre la educación del niño o del adolescente. Sin embargo, este hecho no ha de producir pesimismo en el espíritu del docente. La familia del alumno es idealmente discípula del mismo. De manera que, al educar al escolar, el maestro contribuye a la educación del grupo familiar que participa indirectamente, a través de cooperadoras, asociaciones o comunidades escolares, y también mediante una intervención activa y directa en la vida escolar, en los festivales y demás. Los valores que la escuela logra desarrollar en el niño gravitan fuertemente sobre todos los demás miembros de la familia.

• La escuela y la comunidad: La escuela tiene como una de sus funciones, la de socializar al ser joven, esto es, prepararlo en todo aquellos aspectos de la formación humana que contribuyan a convertirlo en miembro consciente y útil de la comunidad a la que pertenece. Esta preparación, no es completa, ya que la formación integral del hombre exige, una actividad vital plena en el seno de la comunidad misma. Esta institución, ha de orientar su acción educativa en relación directa con el medio en que actúa, es decir, de conformidad con la comunidad local, nacional y humana, según en la época histórica en que se vive. Debe existir, por lo tanto, una constante interacción entre las instituciones escolares y la comunidad en las que están inmersas. La escuela debe adaptarse, constantemente a las exigencias de la estructura social, y ha de ser una poderosa fuerza formativa y estimuladora del hombre. Su finalidad será el desarrollo de todas las capacidades y disposiciones del educando, teniendo en cuenta su anclaje en la realidad sociocultural. Y a medida, que la sociedad se complejiza, la escuela debe abandonar su antigua "torre de marfil", y volcarse al mundo, actualizándose constantemente

Bibliografía

www.wikipedia.es

• www.ocwus.us.es/

 

 

Autor:

Carabajal, Samanta

Gutiérrez, Sofía

Maturano, Agustina

Ronchetti, M. Magdalena

* Profesora: Susana Bonfigli.

* Área: Problemática educativa

* Curso: 4to Humanidades y Ciencias Sociales.

* Fecha de entrega: 12/05/2010

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.