Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Limitantes de Venezuela para las actividades agropecuarias (página 2)

Enviado por Kriss Linares



Partes: 1, 2

Región Costa - Montaña

Presenta un predominio marcado de la agricultura de plantación, en la cual resaltan, por el área cultivada que ocupan, por la producción y su valor, los cultivos de café, de cacao y de caña de azúcar. Estos y otros cultivos que se practican en la región, son posibles gracias a las variedades topográfico-morfológicas, edafológicas y climáticas de la misma. El café es un cultivo minifundista, que se siembra en las laderas de las montañas, entre los 1000 y 3000m de altitud (piso mesotérmico o templado), en donde encuentra las condiciones que requiere su siembra: lluviosidad abundante, temperaturas medias que oscilan entre 14°C y 20°C, sombra y humedad.

El cacao se localiza en las tierras bajas de valles y depresiones, especialmente en la depresión de Barlovento y Sucre (Campona y Casanay). Estas tierras presentan las condiciones propicias que necesita el cultivo de cacao: temperaturas altas, superiores a 18°C, lluvias abundantes y bien distribuidas durante el año, suelos profundos, sombras y humedad.

La caña de azúcar es un cultivo que se localiza en los valles que poseen buenos suelos, posibilidades de riego y buen drenaje, y clima de temperaturas altas diurnas (24°C a 28°C) y bajas nocturnas (no menores de 10°C), con un período seco durante la zafra. Es, como el café y el cacao, uno de los más importantes cultivos tradicionales de origen colonial; pero a diferencia de aquellos, es en la actualidad un renglón agrícola que representa a la nueva estructura agraria, a la agricultura moderna, empresarial, mecanizada y tecnificada, y que es expresión de la inversión de grandes capitales en el campo, creadores de los modernos centrales azucareros que sustituyeron a los viejos trapiches.

El café, el cacao y una variada gama de cultivos tradicionales como cereales, granos, raíces, y tubérculos, aún se practican mediante métodos y técnicas inadecuadas: tala, quema, siembras en pendientes, carencia de riego y abono, rotación de tierras en vez de rotación de cultivos, cultivos asociados o mixtos, empleo de arado y de la energía animal (tracción de sangre) en sustitución de la energía humana y mecánica, la cual provocan el agotamiento de los suelos y contribuyen a su erosión.

La horticultura y la fruticultura de la región merecen especial mención, porque los renglones agrícolas que las integran son, quizás, junto con la caña de azúcar, los que han experimentado mayores avances en cuanto a espacio cultivado, técnicas empleadas y producción y productividad obtenida. Vale la pena señalar también la introducción en la región del cultivo de frutas propias de las zonas templadas (uva, pera, manzana) con apreciables resultados y con buena acogida en los mercados nacionales.

La calidad de la ganadería que se practica en la región, especialmente bovina, porcina y aves, es posiblemente su característica más sobresaliente, en virtud de los inmensos beneficios socioeconómicos que aporta a la población.

Básicamente se trata de una ganadería intensiva, empresarial, mecanizada y tecnificada, que tiene su asiento en haciendas y granjas dotadas adecuadamente, destinadas a la producción de leche, carne, embutidos; los cuales son productos muy apetecidos en los mercados consumidores.

En síntesis, podemos decir que la región Costa – Montaña, posee condiciones físicas que han influido en el desarrollo de las actividades agropecuarias y en la distribución de la población. Como lo son los valles, depresiones, terrazas y colinas; clima tropical lluvioso de bosque, selva y de sabana, clima tropical seco o semi-árido, pisos térmicos que originan pisos bióticos; numerosos ríos, posee vegetación de selva, de bosque, de sabana y xerófila; y por ultimo tiene suelos arenosos, suelos desérticos, afloramientos rocosos, suelos sedimentarios, suelos aluviales y suelos pantanosos.

La combinación de estas condiciones físicas ha dado como resultado el desarrollo de la agricultura y de la ganadería y, a su vez, han influido en el poblamiento y en la distribución de la población.

Región Llanera

La característica más visible y significativa de esta región agropecuaria es el predominio marcado y casi excluyente de la ganadería bovina, para la cual los llanos presentan las condiciones naturales apropiadas a este tipo de ganadería grandes extensiones bajas y planas, cubiertas de vegetación herbácea y disponibilidad de agua, que se toma de los ríos que las drenan o de las aguas subterráneas mediante pozos que se construyen para tal efecto. Fundamentalmente es una ganadería extensiva, que ocupa vastas áreas territoriales en donde el ganado pasta libremente y sin mayores cuidados o aplicación de técnicas por parte del ganadero. La unidad de explotación agraria de este tipo de ganadería es el hato (latifundio ganadero), caracterizado por la ociosidad de la tierra, es decir, la mayor parte de su extensión territorial no se aprovecha en lo absoluto.

En los llanos bajos e inundables durante el período lluvioso, es muy común la práctica de la ganadería trashumancia. Esta ganadería consiste en el traslado periódico del ganado a las partes altas durante dicho período, con la finalidad de protegerlo de las inundaciones, para luego de pasadas éstas, devolverlo a las partes bajas, en donde aprovecharía el agua depositada en los reservorios naturales. Además de la ganadería, principal actividad económica que domina espacialmente la depresión central llanera, resulta ilustrativo señalar la agricultura, que ha venido echando raíces en los llanos altos centroccidentales como Guárico, Portuguesa y Barinas, principalmente.

Destacan en ella los cultivos de cereales como arroz, maíz, sorgo; de textiles y oleaginosas como el ajonjolí y algodón y por último el tabaco.

En síntesis, podemos expresar que los llanos representan el dominio de la sabana, de los pastos, de la ganadería extensiva, de la agricultura tradicional y de la población dispersa. La ganadería requiere de menor cantidad de mano de obra que la agricultura y se practica en grandes extensiones de superficie, lo cual trae como consecuencia que la población se disperse.

Región de Guayana

Es el conjunto regional de Venezuela más pobre desde el punto de vista agrícola, por su condición selvática, de relieve abrupto y su abundante lluviosidad. Los suelos que predominan son los afloramientos rocosos, muy poco aptos para la agricultura. Sin embargo, las vegas de algunos ríos y partes de la penillanura del norte se utilizan para la actividad agrícola en pequeña escala y con fines de subsistencia.

Es por ello que el desarrollo económico de esta región se está realizando a partir de la explotación minera e hidroeléctrica y de sus industrias derivadas y no por la explotación de las actividades agropecuarias.

 

 

Autor:

Kriss Mary Linares O.

Profesor: Leonel Valera

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular Para la Educación.

U.E.: Santa Teresa del Niño Jesús.

Grado: 5to año

Área: Geografía Económica.

Caracas, enero 2010.

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.