Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Perfil Topográfico (página 2)

Enviado por Kriss Linares



Partes: 1, 2

5) Se traza el eje vertical, que representa las alturas o cotas, y se define la escala que para dar una impresión más fuerte del relieve se exagera 4 o 5 veces con respecto a la escala horizontal.

6) Se localiza con respecto al eje vertical el valor de cada curva de nivel proyectada.

Finalmente se unen estos puntos para obtener el perfil topográfico.

Procedimiento 3

1) Dibuja una línea a lápiz a lo largo del perfil de tu elección y marca ambos extremos del perfil con claridad (usa letras A y B ó X y Y para cada extremo).

2) Coloca un pedazo de papel blanco a lo largo de la línea que dibujaste.  Puedes fijar este papel para que no se mueva con cinta "mágica" (de manera que no se arruine el mapa al retirarla).

3) Pasa al papel blanco las marcas de los extremos del perfil con las mismas letras que usaste en el mapa.  Por debajo de estas marcas anota también los valores de la altitud de estos puntos con la mayor exactitud posible.

4) De un extremo hacia el otro, ve marcando en el papel (línea de sección) cada punto donde se cruce una curva de nivel  y anota el valor de la altitud de la curva (se llama cota) justo abajo de la marca de la curva. Haz una marca más sobresaliente cuando se trate de curvas maestras. Si atraviesas un arroyo márcalo diferente ya que de ahí volverán a subir los valores de las cotas; lo mismo haz cuando cruces una cima o divisoria, pues en este otro caso las cotas decrecerán.  Puedes empezar primero solo anotando la elevación de las curvas maestras y después hacer una segunda pasada anotando el valor de las curvas restantes.

Ármate de paciencia porque te puedes equivocar fácilmente. Ten cuidado de no marcar como curvas de nivel rasgos que correspondan a divisiones de terreno, vías de comunicación ó arroyos. Recuerda que las curvas son equidistantes y que siempre debe haber el mismo número de curvas intermedias entre las maestras, si esto no es así significa que se ha cruzado un arroyo ó valle, una divisoria o alguna otra irregularidad del terreno. Para distinguir los rasgos considera que frecuentemente van en colores diferentes: las curvas tienen un color sepia,  los arroyos azules, las vias de comunicación rojo ó negro y las divisiones del terreno u otros rasgos restantes van en negro.

5) Una vez que estés seguro de que marcaste adecuadamente las curvas con sus cotas, divisorias y valles, puedes retirar el papel del mapa.  Consigue un papel milimétrico o cuadriculado (cuadrícula chica) que se ajuste al largo de la sección (si es necesario une cuidadosamente piezas entre sí con cinta en la parte posterior para poder escribir encima, cerciorándote de que coincidan las cuadrículas) y que tenga la altura necesaria para la máxima elevación de tu perfil considerando la escala vertical que haz elegido.  Coloca tu papel en la base de tu hoja milimétrica, traza una línea del largo del perfil acotando sus extremos y pega con cinta el papel o bien pasa todas las marcas y valores de tu papel a esta línea.

6) Dibuja la escala vertical elegida en un extremo de tu perfil, una vez seguro de que la escala vertical está correcta, pásala a otra pieza suelta de papel milimétrico en blanco para usarlo como escalímetro. Sigue líneas verticales por arriba de cada marca con tu escala vertical hasta la altura correspondiente con la cota de la marca en cuestión y marca un punto (o pequeña cruz) en este sitio.  Puedes empezar marcando las cotas máximas y mínimas para estar seguro de que el tamaño del papel es suficiente y que la escala es correcta.

7) Sigue los mismos pasos para todas las marcas cerciorándote que donde anotaste valle sea un punto bajo y donde anotaste divisoria sea un alto. Checa que todos las diferencias de altura sean equidistantes ya que deben corresponder con cotas de curvas de nivel con excepción de los puntos de valles y divisorias que pueden ser valores entre cotas.  Al final tendrás un punto de diferente altura por cada marca de tu papel blanco original.

8) Conecta los puntos de la gráfica y con esto finalizas tu perfil topográfico.

Diferencia entre perfil Topográfico y Perfil Hipsométrico

La Hipsometría es la medida y representación cartográfica del relieve terrestre y de igual forma se refiere a la extensión respectiva de las diferentes zonas de altitud de una región, a partir de esta definición inicial podemos establecer que una mapa hipsométrico es aquel que representa la distribución de altitudes generalmente mediante curvas de nivel por lo que un Perfil Hipsométrico esta referido a la representación gráfica de la altura que tiene un relieve determinado en una región bien marcada a través de la utilización de curvas de nivel que consisten en líneas que pasan por puntos que tienen la misma altitud sobre el nivel del mar. Generalmente toda curva de nivel debe ser una línea cerrada. Las curvas de nivel hacen referencia a todos los puntos del terreno que contienen la misma cota o altitud.

Por ejemplo la cota mil o la cota 905.

Con estos planteamientos previos podemos finalmente llevar a cabo una comparación entre un Perfil Topográfico y un Perfil Hipsométrico dentro del entendido que el primero es una representación básicamente completa de las formas del relieve existente en una pequeña región valiéndose de una escala gráfica que permita establecer las alturas y formas de los distintos puntos del relieve, siendo aplicable a mapas básicamente topográficos ya sean de una ciudad, un río, una carretera, una formación geológica, entre otros, mientras que un Perfil Hipsométrico se aplica a mapas hipsométricos representativos de la altura de una región a través de la utilización de curvas de nivel y por lo tanto son básicamente aplicables en el conocimiento de una altura especifica de diversas formaciones, limitando su aplicación, lo que nos lleva a concluir que los Perfiles Topográficos se valen de la ayuda de los Perfiles Hipsométricos a la hora de representar la altura, desigualdades, accidentes y formas del relieve terrestre.

Explicar las formas topográficas del espacio submarino

La zona más desconocida de nuestro planeta es la que está debajo de las aguas marinas. Se conocen razonablemente bien las zonas más próximas a la costa, y a la que llega la luz del sol, por debajo, el relieve submarino se conoce, grosso modo, y por métodos indirectos, como el uso del sónar. Entre lo poco que se conoce del relieve submarino se distinguen: la plataforma continental, el talud continental, las dorsales oceánicas, las cuencas oceánicas y las fosas abisales.

La plataforma continental es la parte de la corteza continental que se encuentra sumergida bajo las aguas. En general, no desciende por debajo de los 200 metros, y en la mayor parte de esta zona la luz solar alcanza el fondo, y por lo tanto es muy rica en especies vegetales y animales. Las formas de relieve presentes son las mismas que en el continente, pero predomina la sedimentación de arenas, que cubre las formas y dificultan su erosión.

El talud, o zócalo, es un profundo precipicio que desciende desde el borde de la plataforma continental (a unos 200 metros de profundidad) hasta el comienzo de la corteza oceánica. Se trata de una pared muy pronunciada que cae hasta los 2.000 y los 3.000 metros de profundidad.

La cuenca oceánica, también llamada cuenca abisal, forma el grueso del relieve submarino, y es la parte más desconocida del conjunto. Se estima que está formada por enormes llanuras que se encuentran a profundidades de entre 2.000 y 6.000 metros. La estructura de llanura sí que debe de ser dominante, aunque se desconocen las formas de detalle.

Del estudio de estas llanuras, y del paleomagnetismo que conservan en sus rocas, se ha descubierto que se disponen en bandas paralelas a las dorales oceánicas, y que la edad de las rocas es tanto mayor cuanto más alejadas se encuentran de las dorsales, lo que constituye una prueba de cómo funciona la tectónica de placas. Este mecanismo de creación de la cuenca oceánica, es lo que nos lleva a pensar que la forma más común es la llanura, aunque deben de estar cuarteadas por fallas, contengan volcanes y posiblemente pliegues. La actividad volcánica perfora estas llanuras y construyen enormes conos que en ocasiones llegan a emerger en forma de isla.

Las dorsales oceánicas, o mesooceánicas, ya que la mayoría se encuentran en mitad de los océanos, son enormes cordilleras submarinas, pero su génesis no tiene que ver con la de las cordilleras continentales, es decir, la compresión de los sedimentos de un geosinclinal durante una orogenia, si no que son la zonas de creación de nueva corteza oceánica debidas a la actividad del mato. Se trata de límites de placa, de los lugares en los que las placas se separan entre sí. Tienen una forma en M llamada rift; ya que tienen la misma forma y génesis que el valle del Rift en África. Es una zona tectónicamente muy activa, con frecuentes terremotos, que generan fallas y volcanes. Se ha demostrado que los volcanes que se crean en esta zona se alejan del eje central con la creación de nueva corteza, hasta el punto de que el edificio volcánico pierde contacto con la caldera que lo alimenta creando un volcán apagado.

Las principales dorsales son: la del Atlántico central, la del Índico central, la del Índico suroriental, la del Pacifico central, la de Hawái, la del Pacífico oriental, la del Pacífico suroriental y la del Pacífico-Antártica.

Las fosas abisales, o fosas tectónicas, son profundas depresiones que descienden desde la corteza continental, con una gran pendiente, hasta más de 6.000. Se trata de depresiones estrechas y alargadas que forman la zona de subducción de las placas tectónicas. Se encuentran muy próximas a los continentes, de manera que, como ocurre en la costa del Pacífico en América, se desciende desde la costa hasta las profundidades de una fosa en muy pocos kilómetros horizontales. La diferencia es mayor desde las alturas de los Andes. Estas fosas son, también, zonas tectónicamente muy activas, con numerosos terremotos que crean grandes fallas, y volcanes, que llegan a emerger.

A lo largo de algunas de estas fosas aparece un arco de islas como ocurre en las Antillas o las islas Aleutianas. La fosa más profunda del planeta es la de las Marianas, que desciende hasta los 11.000 metros de profundidad.

 

 

Autor:

Kriss Linares

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.