Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

¡Adiós a los programas de humor! (página 2)

Enviado por Lucrecia Meoniz



Partes: 1, 2, 3

  • "Matrimonios y algo más" (1968 y Relanzamientos) Susana Giménez, Fernando Siro, Elena Cruz, Olga Zubarry, Atilio Marinelli, Elsa Daniel, Enzo Viena, Juan Carlos Dual, Gianni Lunadei, Rodolfo Ranni, Mirta Busnelli, Jorge Mayorano, Pepe Novoa, Zulma Faiad, Ileana Calabro, Adriana Salgueiro, Gabriel Goiti, Guillermo Francella, Noemi Alan, Hugo Arana, Cristina del Valle, Victoria Carreras y Aída Luz entre otros

  • "Jaujarana" (1969) – Ricardo Espalter, Raymundo Soto, Andrés Redondo, Emilio Vidal, Julio Frade, D'Angelo y Berugo Carámbula, Gabriela Acher y Henny Trayles.

  • Década del "70

    • "El chupete" (1972) – Alberto Olmedo, Jorge Porcel

    • "Fresco y Batata" (1972) - Alberto Olmedo, Jorge Porcel

    • "Hupumorpo" (1974) - Enrique Almada, Ricardo Espalter, Katia Iaros, Berugo Carámbula y otros.

    • "Porcelandia" (1974) – Jorge Porcel, Diana Maggi, Beto Gianola, y Ricardo Lavié

    • "Decalegrón" (1977) - Eduardo D´Angelo, Julio Frade, Enrique Almada y Ricardo Espalter, Luis Orpi, Eduardo Freda, Dante Ortiz, Graciela Rodríguez, Petru Valensky, Mecha Bustos, Ximena, Nelson Lence y Ruben García, entre otros.

    • "Olmedo "78" (1978) – Alberto Olmedo

    • "Calabromas" (1978) _ Juan Carlos Calabró

    Década del "80

    • "Comicolor" – (1980)

    • "No toca botón" (1981) – Alberto Olmedo, Javier Portales, Adriana Brodsky y otros

    • "Alberto y Susana" (1982) – Alberto Olmedo, Susana Jiménez

    • "Medio mundo" (1984) - Andrés Rillon , Julio Jung , Solange Lackington

    • "Hiperhumor" (1986) – (Ricardo Espalter, Julio Frade, Eduardo D" Angelo, Enrique Almada, Andrés Redondo, Berugo Carámbula y Divino Vivas)

    • "El Mundo de Antonio Gasalla" (1986) – Antonio Gasalla

    • "Las mil y una de Sapag" (1987) - Mario Sapag

    • "Notidormi" (1988) – Raúl Portal

    • "Las gatitas y los ratones de Porcel" (1987) – Jorge Porcel, Jorge Luz, entre otros.

    • "Tato Diet Teledos" (1988) – Tato Bores

    • "Tato al borde de un ataque de nervios" (1989) – Tato Bores

    • "La Torre de Babel" (1989) – Antonio Gasalla

    Década del "90

    • "El Contra" (1990) - Juan Carlos Calabró

    • "Tato en busca de la vereda del sol" (1990) – Tato Bores

    • "Peor es nada" (1990) Jorge Guinzburg, Horacio Fontova, Aba Acosta y elenco.

    • "Tato, la leyenda continúa" (1991) – Tato Bores

    • "Gasalla 91" (1991) – Antonio Gasalla

    • "Tato de América" (1992) – Tato Bores

    • "Pinti y los pingüinos" (1992) – Enrique Pinti

    • "El palacio de la Risa" (1992) – Antonio Gasalla

    • "Good show" (1993) - Tato Bores

    • "Juana y sus hermanas" (1993) – Juana Molina

    • "Gasalla en la Tele" (1996) – Antonio Gasalla

    • "Gasalla en Libertad" (1996) – Antonio Gasalla

    Alberto Olmedo en "El manosanta" * Pepe Biondi

    Monografias.com * Monografias.com

    Juan Carlos Altavista en el personaje de "Minguito"

    Monografias.com

    Monografias.com

    Tato Bores * El elenco uruguayo de "Telecataplum"

    Monografias.com * Monografias.com

    "Decalegrón" * "Calabromas"

    Monografias.com * Monografias.com

    "Hiperhumor" * "El mundo de Antonio Gasalla"

    Monografias.com * Monografias.com

    "Juana y sus hermanas" * "Gasalla en pantalla"

    Monografias.com * Monografias.com

    Se puede afirmar que el formato de programas de humor en la televisión argentina décadas atrás no es el mismo que el de ahora. En los últimos años se buscó hacer reír utilizando recursos que poco tienen que ver con los comienzos de este género, produciendo algún que otro programa basado en secuencia de sketches donde prevalece el exhibicionismo del cuerpo femenino como recurso de atracción. Los contenidos son recurrentes, chabacanos y poco ingeniosos. El "doble sentido" muchas veces pasa a ser un sentido explícito, lo sugestivo pasa a ser directamente exhibido y lo visual es atraído hacia la piel femenina de los cuerpos casi carentes de ropa.

    Así surgieron programas como:

    • "Tres tristes tigres del trece" (1996) – Dady Brieva, Miguel Del Sel, Chino Volpato.

    • "El nieto de Don Mateo" (1996) - Miguel Ángel Rodríguez, Berugo Carámbula, María Rosa Fugazot, Rolo Puente, Luisa Albinoni, Gino Renni y elenco.

    • "Rompeportones" (1998) - Miguel del Sel, Emilio Disi, Jorge Martínez, Ana Acosta y elenco

    • Poné a Francella (2004) – Guillermo Francella, Toti Ciliberto, Florencia Peña, Manuel Wirtz y elenco.

    • "No hay dos son tres" (2004) – Freddy Villarreal, Pachu Peña, Pablo Granados y elenco

    • "Palermo Hollywood Hotel" (2006) – Freddy Villarreal, Pachu Peña, José María Listorti, Analía Franchín, Nazarena Vélez y elenco.

    • "La risa es bella" (2008) – Freddy Villarreal, Anita Martinez, Sebastián Almada, Atilio Veronelli y elenco.

    "Tres tristes tigres del trece" * "Rompeportones"

    Monografias.com * Monografias.com

    El elenco de "No hay dos sin tres"

    Monografias.comMonografias.com

    "Palermo Hollywood Hotel"

    Monografias.comMonografias.com

    "La risa es bella"

    Monografias.comMonografias.com

    Guillermo Francella en "Poné a Francella"

    Monografias.comMonografias.com

    En este tipo de programas se descubre el uso de la improvisación como una nueva herramienta para hacer reír. Se improvisa mucho, demasiado. Esto deja al descubierto la falta de respeto por la idea original del autor, aprovechando los errores para "condimentar" el guión. Décadas atrás este tipo de recurso no era siquiera imaginable. Ningún capocómico de la historia del humor en nuestro país carecía de un buen libreto que complementase con su genialidad en la interpretación del mismo. El autor tenía peso propio, era "el cerebro" del éxito humorístico y, como tal, se lo respetaba. Sin él no existía la obra. Un ejemplo de esto fue Tato Bores, quien respetaba el guión a rajatabla. No permitía que se modificara ni corrigiera nada. En los últimos intentos de programas de humor se ha marginado al autor, se apeló a la improvisación, al chiste chabacano. No es el humor originario que a través de la pantalla chica el público conoció, no es humor puro. Actualmente se busca divertir al público mediante un grupo de improvisados, donde el humor está puesto por ellos, no por autores especializados. El trabajo del autor ha perdido el peso que lo caracterizó en las primeras décadas de la televisión argentina. Se puede observar un detrimento significativo de la raza de actores que saltaron a la fama gracias a su genialidad pura y genuina. Los de hoy no se lucen con esas virtudes.

    El cambio es total: antes los cómicos no recurrían a las malas palabras, las mismas podían formar parte de los guiones en teatros de revistas, ya que la gente pagaba una entrada para ver mujeres desnudas o semidesnudas y cómicos que hacían chistes con humor un poco fuerte. Ahora todo ese material está disponible en la televisión a toda hora, con pseudos humoristas cuyo éxito depende de cuán vulgar sean sus comentarios, de cuán bizarra sea su actuación o si a su lado lo escolta una mujer semidesnuda carente de cualquier talento. Este cambio fue acompañando el cambio en el medio televisivo y su juego de oferta y demanda. Cambió la historia, cambiaron los modos de expresarse. Ya nadie se llama por su nombre, todos son "Bolu…". La expresión es vulgar, los modos son bizarros y chabacanos, como el "nuevo" humor.

    La ausencia del humor ficcional original se puede deber a estos cambios producidos tanto en los hábitos de consumismo mediático por parte de los televidentes como por la persecución de unos puntos adicionales de rating por parte de las productoras televisivas. Hoy en día se apela a cualquier recurso que dispare una suba en la medición del rating del minuto a minuto, sin importar si el contenido es rico en arte humorístico o si es una grosería. Los costos también parecen jugar un papel importante en el lugar del género humorístico en la televisión actual, puesto que está "mechado" en formatos de paneles de debate, programas de concursos, programas de archivo, entre otros. El humor de antes era ficcional, puro y congruente con una idea genuina. El de hoy es mediático, complementario e improvisado.

    El humor en el radiotransmisor:

    La misma suerte corrió este género en la radiofonía argentina, así aparecen personajes que van desde el mítico Delfor y su "Revista Dislocada", el dúo Buono-Striano en sus albores, Juan Carlos Thorry junto a la inigualable Niní Marshall, Juan Carlos Mareco, Rubén "Golo" González Calvano, el "Minguito" de Juan Carlos Altavista, Los Cinco Grandes del Buen Humor y el "Fontana Show" entre los más lejanos, y Rubio y Rottemberg en Radio Mitre, o Fernando Peña en la Rock & Pop y en la Metro, entre otros de los últimos tiempos.

    Niní Marshall en radio - Juan Carlos Mareco

    Monografias.com - Monografias.com

    Monografias.com

    Los Cinco Grandes del Buen Humor

    Monografias.com

    Delfor y "La revista dislocada" * El dúo Buono-Striano

    Monografias.com * Monografias.com

    Década del "20

    Allá por los años 1920 surge la necesidad de romper la monotonía de los programas musicales, introduciéndose el monólogo como síntesis del repertorio hablado por un actor que encarnaba un personaje creado por él mismo. El monologuista podía estar volcado al género festivo o a los conjuntos de parodias (dúos, tríos, cuartetos), cuyo humorismo musical exclusivamente cantado en un principio, se fue deslizando después a escenas dialogadas. Nacen en la década del 20, pero toman fuerza en la década del 30.

    Década del "30

    Para finales de ésta ya había adquirido un lugar de importancia el humor en la radio, surgiendo programas con varios actores: "La hora humorística", "La hora de la risa", "La hora de la broma", entre otros. Para mediados de la década del 30 el recitado fue perdiendo fuerza y cobran auge los conjuntos de parodias musicales: "Grupo Gedeón", "Los Viudos", "Dúo Cómico Odeón", "La Rueda del Buen Humor" y El Dúo Buono-Striano, que representaban un sketch de "El relámpago" con Guido Gorgatti, y a Pepe Arias personificando a Goyo. El dúo Buono-Striano fue presentado en las emisoras porteñas de la década del 30 como "los reyes de la risa". Por estos mismos años debutó Pepe Arias, en Radio Stenor, donde realizaba monólogos de actualidad de 15 minutos de actualidad. Para finales de la década el personaje de Nini Marshall, aparece en la radio Splendid. Muchos de estos actores fueron creadores natos e irrepetibles.

    Década del "40

    Por las décadas del 40 y el 60 la radio se enriquecía con Los Pérez García, una familia radial que reproducía un estereotipo de familia Argentina. Como secretario de Pepe Arias se inicia Tato Bores en el programa, "Justo Justino Reyes doctor en trampas y leyes". Se paraba el país para escuchar "La Revista Dislocada", conducida por Delfor. Hacen su debut Los cinco grandes del buen humor (Juan Carlos Cambon, Jorge Luz, Rafael Carret, Zelmar Gueniol y Guilleromo Rico), que constituían un grupo de cinco actores imitadores de primera. Nace Minguito Tinguitella, de la mano de Juan Carlos Altavista. En Radio El Mundo, nace el programa "El Fontana show", programa de información, vértigo, desacartonamiento, espontaneidad e improvisación. En los últimos años se estrena "Claves para bajar de la cama" un nuevo humor llevado por Castello, Salas, Bedrune y Dolina

    Década del "70

    El Estado obliga a las radios a pasar el 75 por ciento de la música de carácter nacional. El programa "Rapidísimo", conducido por Héctor Larrea en Radio Rivadavia, incorporó por primera vez el humor a principios de los años 80 con chistes picantes, comentarios irónicos y el doble sentido en las mañanas de Rivadavia. Por allí pasaron Luis Landriscina, Víctor Harriague, Juan Carlos Mesa, Juan Carlos Altavista con "Minguito", Mario Sánchez. Jorge Marchetti sentencia: "El humor de radio tiene música". Con la llegada de la democracia en 1983, las ganas de reírse volvieron a aparecer también en la radio. La noticia se volvía central en las mañanas, el humor había perdido sus programas especiales y comienza a mezclarse con lo cotidiano. Los elencos humorísticos comienzan a perder su protagonismo.

    Años más tarde, nacen los programas "Demasiado tarde para lágrimas" y "La venganza será terrible", de Alejandro Dolina, donde marcando un estilo propio el conductor se reía de las revistas del corazón.

    Década del "90

    Culmina una era y comienza otra con el nacimiento de las FM.

    En la radio, el humor originario, en estado puro representado por grandes actores del espectáculo, se encuentra en estos tiempos inmerso en el formato informativo, es decir, se apela a la humorada, al chascarrillo como expresión humorística dentro de los comentarios que se hacen a los hechos cotidianos o noticias de la actualidad.

    La dupla Rubio-Rotemberg * Fernando Peña

    Monografias.com * Monografias.com

    Objetivo:

    El presente trabajo propone exponer la trascendencia del género humorístico en la televisión y en la radio argentina a través del tiempo, hasta encontrarnos actualmente con una escasez o cuasi desaparición de los elencos cómicos. También se analizarán los diversos estilos de los íconos del humor que coparon la pantalla chica en sus primeros años y supieron llegar con la misma intensidad a todos los oyentes que los seguían por radio.

    Se pretende responder a los siguientes interrogantes:

    • ¿Se acabaron los grandes autores del humor?

    • ¿Se acabaron los grandes actores capocómicos?

    • ¿No tienen espacio en la televisión o en las estaciones de radio argentinas debido a los nuevos formatos que se consumen actualmente?

    • ¿Ya no se apuesta a este género?

    • ¿Se importan formatos de ciclos de humor extranjeros para televisión debido a la falta de ideas dentro del género humorístico argentino?

    • En este contexto, ¿en qué lugar quedaron los guionistas y actores de humor?

    • En los tiempos modernos, ¿los oyentes ya no se comprometen con el humorista radial ni los televidentes con el humor de sketch televisivo?

    • ¿Se podría decir que el humor de hoy por hoy está en programas como "Caiga Quien Caiga", "Televisión Registrada", "Duro de Domar"?

    Se realizarán también entrevistas a figuras relacionadas con la temática, protagonistas y al mismo tiempo testigos de los cambios sufridos por el género humorístico en los últimos años respecto a décadas anteriores.

    Justificación

    Este trabajo será útil para todos aquellos lectores que estén interesados en conocer la evolución del género humorístico en la radio y en la televisión argentina a lo largo del tiempo, los diferentes formatos en que se ha presentado, sus autores y actores y los protagonistas de los cambios que ha sufrido con el correr de los años.

    Lo personal:

    Elegí este tema en particular porque, en sus momentos de auge, disfruté mucho de los programas de humor creado por grandes autores y actores capocómicos y el sentimiento de nostalgia no se satisface hoy en día ni en la radio ni en la televisión argentina.

    Mi propósito será analizar la trascendencia de los programas humorísticos y la involución de este género hasta llegar a ser lo que es hoy.

    Entrevistados posibles:

    • Juan Carlos Mesa (Director de cine y televisión argentino): Trabajó en Canal 11 junto a un equipo de autores escribiendo los guiones del programa "Los sueños del gordo Porcel", protagonizado por Jorge Porcel. Junto a Carlos Garaycochea y Jorge Basurto crearon el programa cómico que se llamó "La Matraca". Fue libretista de Pepe Biondi, Carlos Balá y Alberto Olmedo. Escribió los monólogos políticos de Tato Bores en la época de los militares, y para los uruguayos del grupo Telecataplum, los títulos desopilantes de sus programas (que son sus marcas registradas). Posteriormente, formó equipo con otros libretistas, como los hermanos Basurto y Carlos Garaycochea, y con ellos creó numerosos éxitos, como "La Tuerca", "Humor Redondo", "Hupumorpo", "Jaujarana" y "Los Campanelli", que pertenecía como sketch al programa "La feria de la alegría". En el cine dirigió a Juan Carlos Altavista y las últimas películas de la dupla cómica Olmedo - Porcel. Se destacó en otros trabajos como actor en televisión y en cine y como conductor radial en su Córdoba natal.

    • Atilio Veronelli: Actor televisivo, participo de importantes comedias televisivas pasando del costumbrismo, a los sketches, y de la comedia al drama, tanto en televisión como en teatro. Participó en telenovelas costumbristas como "Gladiadores de Pompeya", "Son Amores" y "Gasoleros". Además, estuvo en "Femenino Masculino", toda la serie de skecthes de Gasalla, "La Clínica loca", etc. En la actualidad acompaña a Susana Giménez en sus cuadros humorísticos, algunas veces delante de cámara y otras detrás, como director de actores.

    • Fredy Villarreal: Comenzó su carrera en "Videomatch" haciendo sketches humorísticos para dicho programa, siendo el más recordado, el papel de "Figuretti". Durante 2004 y 2005 actuó en el programa "No hay 2 sin 3" junto a Pablo Granados y Pachu Peña, encarnando varios personajes, uno de los más populares era la imitación que hacía de Chiche Gelblung en un sketch que se llamaba "Chiche Bombón". En 2008 estuvo en "La risa es bella" por Canal 13, donde él era el protagonista. Además, debutó en el verano en Villa Carlos Paz, en teatro con "La risa es bella", junto a Fernando Ramirez y Sebastián Almada. Desde mayo de ese mismo año Freddy participó en la sección de humor en "Showmatch 2009", entre sus papeles más destacados allí está el de interpretar a Néstor Kirchner y Fernando de la Rúa en "Gran Cuñado 2009". En "Gran Cuñado Vip" participó interpretando a famosos, como Gerardo Sofovich, el "Coco" Alfio Basile y Juan Román Riquelme. También en 2009 integró el trío del programa "Zoom, mirá de cerca", junto a Daniel Tognetti y Andy Kusnetzoff, que se emitió de lunes a viernes a las 19 por Canal 13. En 2010 integró el programa "HDP (Humor De Primera)", con varios humoristas como Pablo Granados, Pachu Peña, Martín Campilongo y Martín Bossi, entre otros.

    Bibliografía disponible

    La siguiente selección de bibliografía y artículos trata la temática abordada en el presente trabajo con reseñas históricas del género humorístico en el medio televisivo y radial y contiene comentarios pertinentes de sus autores:

    • Ulanovsky, C.; Walger, S. (1974) TV guía negra: una época de la televisión en la Argentina en otra época. Buenos Aires: Ediciones de la Flor.

    • Ulanovsky, C.; Panno, J.; Merkin, M.; Tijman, G. (1997) Días de radio: historia de la radio argentina. Buenos Aires: Espasa Calpe.

    • Ulanovsky, C.; Panno, J.; Merkin, M.; Tijman, G. (2004) Días de Radio I 1920 - 1959. Buenos Aires.

    • Ulanovsky, C. (2004) Días de Radio II 1960 - 1995. Buenos Aires: Emecé.

    • Ulanovsky, C.; Sirvén, P. (2007) Siempre los escucho: retratos de la radio argentina en el siglo XXI. Buenos Aires: Emecé.

    • Vergara de Bietti, Noemí - Humoristas del ochenta - Edición : 2a ed. Buenos Aires - Plus Ultra, 1976

    • Zubieta, Ana María - Humor, nación y diferencias: Arturo Cancela y Leopoldo Marechal - Edición : 1a ed. Buenos Aires - Beatriz Viterbo, 1995

    • Ahora, el humor: un país que da risa? - Edición : 1a ed.Buenos Aires : Ediciones Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, 2003

    • Cueto, Sergio - Versiones del humor - Edición : 1a ed. Beatriz Viterbo, 1999

    • Buero, Luis – Historia de la televisión argentina contada por sus protagonistasVolumen I y II – Buenos Aires – Universidad de Morón, 2010

    • Buero, Luis – Apuntes de claseMedios de comunicación II – Universidad de Morón, 2010

    • ¿Dónde está el humor?, Hernán Ferreirós, Revista Rolling Stones, Nº 149, 15/07/2010.

    • Televisión > un género en decadencia, Emanuel Respighi, Página/12; Cultura y espectáculos, 22/02/2006

    • Entrevista a Enrique Pinti, Paola Florio, Revista Mía, Familia, 23/07/2010

    El humor en la televisión actual

    Para graficar el espacio que se le dedica al humor en la programación actual de los canales de aire se han analizado sus grillas y arrojó los siguientes resultados:

    Los canales de aire que más porcentaje de su programación actual (registro de septiembre de 2010) destinan al género humorístico son: canal América con el 13% y Telefé con el 11%, siguiéndoles los canales trece, siete y nueve con el 8%, el 7% y el 4% respectivamente.

    Si bien el porcentaje que destinan los dos primeros canales a los programas de humor supera al de los tres restantes, no se trata de humor ficcional en estado puro, sino que el género humorístico está intrínseco en formatos diversos: programas que consisten en paneles de debate de actualidad, en recopilaciones de cámaras ocultas o notas de actualidad, en concursos y certámenes y en comedias con formatos importados. Aquí se podría comprobar la hipótesis planteada en este trabajo: En la actualidad no se apuesta al género humorístico en el formato de ficción, sino que el humor está adaptado a los formatos más mediáticos que ofrece la televisión argentina actual. A lo sumo, un actor del humor hará alguna que otra participación en ciertos programas que se podrían catalogar como humorísticos, pero no hay un contenido puro del género en ficción que se base en las ideas de un autor de renombre. Ya sea por cuestiones de costos de producción, ausencia de actores y autores de la vieja escuela del humor o por cambios en los hábitos de consumo de este tipo de formato, ya no se apuesta al humor ficcional en la televisión de hoy.

    Grilla de programación de canales de aire

    Monografias.com Canal Género

    América

    Nueve

    Telefé

    El trece

    Canal 7

    Humor

    Un mundo perfecto; Animales sueltos; Sin codificar

    Duro de domar

    La niñera; Casados con hijos, Lo pedís, lo tenés;

    Sólo para reír; Showmatch

    Peter Capusotto y sus videos; Laboratorios Dormevú

    Actualidad / Panel de debate

    Mañaneras; Almorzando con Mirtha Legrand; Intrusos en el espectáculo; Infama; Ponele la firma; La cornisa; 7 en 1

    Viviana Canosa

    Antes del mediodía; Caiga Quien Caiga; Susana Giménez

    La mañana en el trece; Este es el show; La cocina del show; Sábado show

    6,7,8; Con sentido Público

    Noticias

    América Noticias (3 ediciones)

    Telenueve (3 ediciones)

    Telefé Noticias (3 ediciones)

    Arriba argentinos; Noticiero trece; Telenoche; Síntesis

    Visión 7 mañana

    Archivos

    El resúmen de los medios

    Bendita TV; Televisión registrada

    Zapping diario

    Demoliendo teles; De lo nuestro lo peor y lo mejor

     

    Concursos

    Ring TV

    La noche del domingo

    3,2,1 a ganar!; Justo a tiempo; Alto Juego

     

     

    Infantil

     

    Bob el constructor; El chavo animado; Chespirito, El Chapulín Colorado; Brigada A

    Los Simpsons; Isa TKM; 100% Lucha; Padre de familia

    Las aventuras de Hijitus

    Caja rodante; El mundo de los por qué; Permitido estacionar; 31 minutos, La tarde es nuestra

    Telenovelas / Ficción

     

    Pura Sangre; Más sabe el diablo; Mar de amor, Mi pecado; Deseo Prohibido; Walker Texas Ranger; CSI; Sex and the City

    Secretos de amor; Casi Angeles; India

    Valientes; Alguien que me quiera; Malparida; Para vestir santos

    Amar en tiempos revueltos; Bruno Sierra, el rostro de la ley; Vientos de agua

    Otros

    Sprayette; Hogar shopping club, Tevécompras; Hombres de campo; Con estilo; Pasión de sábado; Vidas paralelas; GPS; Show de fútbol

    Iglesia Universal; La cocina del nueve; Impacto nueve; Tendencia

    Sabor a mi; Cine; Planeta Bonadeo; Operación Miami; Protagonistas únicos; Calles salvajes

    Agrosíntesis; Copa Davis; 70,20,11; Resto del mundo; Policías en acción, Detrás de la magia

    Cocineros argentinos, Ecos de mi tierra: Fútbol torneo apertura; Desde la tierra; Recurso natural; Estudio país; Médicos por naturaleza; Cultos;El kairós del padre Farinello; La santa misa y el ángelus; Amia, El Legado TV; Desde el Aljibe; Mp3 Gira Latina;Al natural; Viajes y Paseos; Km a Km

    Registro: Septiembre de 2010

    Porcentaje destinado al género humorístico por canal:

    Monografias.com

    Monografias.com

    Monografias.com

    * 20% de los programas de humor tienen formato importado.

    Monografias.com

    Monografias.com

    * 10% de los programas de humor tienen formato importado.

    Registro: Septiembre de 2010

    Un poco de historia... y de actores que dejaron huella

    Los novatos "50

    * Mauricio Borensztein… para su público: "Tato"

    En 1957, Tato enfrentó por primera vez una cámara de televisión en el programa "Caras y Caretas" que se emitía por Canal 7. Empezó a hacer lo que seria su fuerte durante el resto de su carrera: los monólogos. Varios guionistas se los escribieron a lo largo de los años en que la figura de Tato hizo reír con su particular estilo de relatar en clave de humor los avatares políticos del país. Landru, Jordan de la Cazuela, Aldo Cammarota, Cesar Bruto, Juan Carlos Mesa, Oscar Blotta (h), José Maria Jaunarena, Carlos Abrevaya, Jorge Guinzburg, Geno Díaz y Santiago Varela, integran la lista de autores que le dieron letra. Rodolfo Crespi, Raúl Ricutti, Federico Peralta Ramos y Roberto Carnaghi fueron algunos de los compañeros de ruta de Tato, que lo acompañaron en sus programas.

    Los dorados "60

    * La troupe de la banda oriental

    El grupo conformado por Andrés Redondo, Ricardo Espalter, Berugo Carámbula, Emilio Vidal, Raimundo Soto y Quique Almada, entre otros, conoció el éxito de la mano de "Telecataplum" y "Jaujarana" en la década del "60 y unas décadas más tarde, algunos de los protagonistas seguirían divirtiendo al público en "Decalegrón", "Hupumorpo" e "Hiperhumor". Sin dudas fue uno de los más importantes aportes al humor de la televisión uruguaya. Este genial grupo de humoristas uruguayos hicieron escuela del humor en Uruguay y Argentina y cambiaron la forma de hacer reír en la pantalla chica. Los comediantes uruguayos eran, sencillamente, diferentes a todos. Ellos manejaban un humor muy particular, heredado del gran libretista oriental Wimpi. Cada uno de ellos hacía de todo y lo hacían bien.

    * Una vuelta de "tuerca": Los sketches del "Toto" Maselli

    Bajo la dirección de Héctor Maselli, el elenco formado por muchos de los mejores humoristas argentinos como lo son Tincho Zabala, Nelly Láinez, Tino Pascalli, Vicente Rubino, Joe Rigoli y Guido Gorgatti se reúne en el show de la risa con el programa "La tuerca". Protagonistas de sketches que nadie olvida: El de "La mordida" donde uno a uno van aumentando el precio en función a su comisión, donde reparar una alfombra termina costando 4 millones de pesos. El sketch de Nelly Láinez y Marcos Zucker, el eterno novio calienta sillas que no se quiere casar, el de los tintoreros japoneses y muchos más. Sketch tras sketch nacen nuevos personajes que han marcado la historia de la televisión argentina y que son imposibles de olvidar, como su creador, el "Toto" Maselli.

    * El inolvidable Pepe Biondi

    Su debut en Argentina se produjo el 7 de abril con el programa "Viendo a Biondi". Durante los años sesenta, fue quizás el más representativo, al dejar una cantidad innumerable de personajes que hasta nuestros días llevan su sello. Biondi intentaba satirizar la burocracia de los abogados y asociarlos con el vicio de la bebida, pero con un tono sutil, sin dramatismos ni mala intención. Todos los personajes de Biondi partieron de esa premisa: el cuidado del lenguaje, el chiste simple y efectivo. En 1969 terminaron sus shows para la televisión, manteniéndose siempre al tope del rating. Sin dudas, Pepe Biondi fue uno de los iniciadores de esta modalidad de creación de personajes que eran adoptados y hasta imitados por sus seguidores, aunque sin consecuencias en la conformación de la personalidad, ya que no sólo quedaba claro que el personaje era de ficción, sino que la propuesta era para un público mayor de 16 años. Pepe Biondi fue uno de los más grande humoristas que deleitó el público latinoamericano.

    * Juan Carlos Calabró, con sello personal

    Llegó a la televisión en 1962 con la exitosa comedia "Telecómicos" (escrita por Aldo Cammarota y Délfor). En 1978 comienza en televisión con un rol protagónico en "Calabromas", programa que, con distintos formatos y versiones, fue un suceso cómico irrepetible de los años ochenta. Encarnó a los inolvidables personajes de "Johnny Tolengo (el Majestuoso)", "Gran Valor" y "Aníbal (el Pelotazo en Contra)", creados para este programa. En los años noventa, su personalísima creación para televisión de "El Contra" (figura que recibía a todas las estrellas artísticas de ese entonces y las hacía enojar contradiciéndolas) fue otro éxito indiscutible de taquilla.

    * Alberto Olmedo: para todos los gustos, para todas las décadas

    Se caracterizó por un humor para adultos, con doble sentido. Mientras actuaba, en ocasiones solía hablar en rosarigasino, cuando no quería que otro de los actores se enterase de algo. Se caracterizó por utilizar el arte de la improvisación y fue un gran transgresor de los códigos televisivos (no seguía los libretos, en medio de sus actuaciones se iba detrás de cámaras, etc.). Hace su primer debut en "La Troupe de TV", programa dirigido por Pancho Guerrero, en el que trabajan María Esther Gamas, Noemí Laserre, Tincho Zabala y Rodolfo Crespi, entre otros. Comienza a hacer monólogos y pequeños sketches en "La revista de Jean Cartier". A fines de marzo de 1964 ingresa al elenco de" Operación Ja Ja", un programa de Gerardo y Hugo Sofovich en Canal 11. Ese mismo día, debutan Javier Portales y María Rosa Fugazot En enero de 1965 comienza el programa "Un verano con Olmedo", donde vuelve a ser protagonista de un ciclo, con la dirección de Gerardo y Hugo Sofovich. Para 1969 participa en "El botón", por Canal 9.

    Los violentos "70

    Tras otras participaciones en diversos ciclos, en 1972 Alberto Olmedo entra a formar parte del elenco de "El chupete", con libros de Juan Carlos Mesa y Jorge Basurto, y de "Fresco y Batata" junto a Jorge Porcel, ambos en Canal 13. En 4 de mayo de 1976, se anuncia la «desaparición física» de Olmedo y una semana después, como consecuencia de la broma (con referencia a los asesinatos que estaba cometiendo los militares en el poder), le levantan el ciclo. A raíz de este incidente es "borrado" de la televisión por dos años. En 1978 vuelve al frente del ciclo "Olmedo "78" por Canal 11.

    * Jorge Porcel: entre gatitas y ratones

    Jorge Porcel fue considerado uno de los humoristas más importantes dentro del ambiente artístico de nuestro país. Desde joven se dedicó al humorismo y compartió sets de filmación con su compañero eterno Alberto Olmedo. En 1965 formó parte de la primera encarnación de "Operación Ja-Ja" bajo la dirección de los hermanos Gerardo y Hugo Sofovich. En 1972 se incorpora a la mesa de "Polémica en el bar" junto a otros actores como Javier Portales, Fidel Pintos, Juan Carlos Altavista y Adolfo García Grau. Ese mismo año hizo dupla televisiva por primera vez con Alberto Olmedo -algo que se repetiría muchísimas veces en el cine- para el programa Fresco y Batata. Tras años de éxito protagonizó programas como "Porcelandia", "¿Lo viste a Porcel?" y "El circo más gordo del mundo". Finalizando esa década, realizó el programa "Las gatitas y ratones de Porcel", donde se destacó por sus personajes: "El Rofo" (sátira del vendedor de periódicos), "El carnicero" y "La Tota" (en el personaje de una vecina porteña) junto al destacado cómico argentino Jorge Luz quien componía a su compañera, "La Porota". En 1990, y ya por Canal 9, intentó repetir el éxito con "Las bebitas y bebotes de Porcel", de breve paso por la pantalla, que fue su último trabajo en la TV local. Luego tuvo un parate y se mudó a los Estados Unidos, donde realizó el programa "A la cama con Porcel", el cual tuvo gran éxito entre la comunidad latina de dicho país y en parte de Centroamérica.

    En la cresta de los "80

    Alberto Olmedo protagoniza junto a Susana Giménez "Alberto y Susana", en el Canal 13, con libros de Hugo Moser, Víctor Sueiro y Humberto Ortiz. Al año siguiente comienza el programa "No toca botón" en Canal 11, ciclo en el cual nace el personaje de "El dictador de la Costa Pobre" en alusión al golpe de Estado vivido en años anteriores.

    Los novedosos "90

    * El siempre vigente Antonio Gasalla

    Antonio Gasalla es un famoso actor cómico argentino, muy reconocido en el ambiente binacional rioplatense. Se caracteriza por desarrollar un humor chocante basado en aspectos desagradables de la vida y las personas, a menudo ambiguo y transgresor. Otra de sus características está dada por el hecho de que la mayoría de los personajes que interpreta son mujeres. Comenzó en televisión a fines de la década del "80 con su primer programa "El mundo de Antonio Gasalla", éxito al cual le siguieron otros tantos en la década del "90: "La Torre de Babel", "El palacio de la Risa"; "Gasalla en la Tele" y "Gasalla en Libertad". Actualmente Antonio Gasalla sigue trabajando en la televisión en el programa "Susana Giménez" conducido por Susana Giménez. En el mismo hace una participación especial con el personaje de "La Abuela", una anciana que va a visitar a Susana y le cuenta las noticias de actualidad, agregando sus anécdotas disparatadas y divertidas.

    Expuesto lo anterior, se puede afirmar que el estilo de humor argentino, tal cual se lo conoce hoy en día, no es más que el resultado de un largo proceso de transición en el cual participaron grandes figuras. Personajes que, gracias a su genialidad y constante creatividad, supieron adaptarse a las situaciones reinantes. Se generaron así las bases para el desarrollo de algunos de los productos posteriores, llegando así a evolucionar en los años noventa, donde el humor acentúa sus componentes costumbristas y paródicos de la actualidad.

    Un breve pero efectivo resurgimiento de los programas de humor…

    Capítulo aparte merecen aquellos programas que en la década del 90 surgieron representados por una raza de actores del humor "under" que ganaron notoriedad y reconocimiento por parte del público, aunque sea por un lapso de tiempo. Caracterizados por un humor grotesco que atrajo, principalmente, al público joven, tuvieron lugar en la programación televisiva "Cha cha cha", "Todo por dos pesos" y "Peter Capusotto y sus videos" de la mano de Alfredo Casero, Diego Capusotto y Fabio Alberti, entre otros.

    Cha Cha Cha

    Fue una serie argentina de humor absurdo emitida durante la década del 90 en América TV y protagonizada por Alfredo Casero, Fabio Alberti, Diego Capusotto, y un gran elenco compuesto por Mex Urtizberea, Pablo cedrón, Mariana Brisky y Rodolfo Samsó, entre muchos más. Actualmente se sigue repitiendo por América TV y el canal de cable I-SAT.

    El ciclo comenzó en 1992 luego de separarse el grupo de actores que hacían la serie humorística "De la cabeza". El último año fue emitida durante 1997, hasta el 13 de agosto, día en que fue cancelada por la censura del canal presionado por grupos religiosos que no toleraban el absurdo del personaje "Peperino Pómoro", representado por Fabio Alberti. Por tratarse de un estilo de humor muy particular, poco "convencional", el programa nunca alcanzó la masividad. De hecho, se vio tan afectado por la baja audiencia que en determinadas temporadas tuvo que recurrir a la emisión en vivo por cuestiones económicas.

    Siguiendo en el mismo estilo del género surgieron más tarde programas como "Delicatessen" (protagonizado en 1998 por Horacio Fontova, Fabio Alberti, Diego Capusotto, José Luis Oliver, Damián Dreizik y Luis Ziembrowski) y "Todo por dos pesos" (un programa conducido por Fabio Alberti y Diego Capusotto y guionado por Pedro Saborido, Néstor Montalbano y los dos actores principales). El nombre del programa hace referencia en tono de parodia a los locales de objetos importados principalmente de China, con adornos y artículos de bajo costo y gusto dudoso, que proliferaron en la Argentina durante el período de la convertibilidad, asociados con el kitsch.

    En el año 2006, Canal 9 repuso 3 recopilaciones de la temporada 1999 en el marco del 15º aniversario de la productora Ideas del Sur.

    Con peso propio

    "Peter Capusotto y sus videos" es un programa de televisión argentino conducido por Diego Capusotto en el que el actor y humorista presenta su colección de videos de clásicos del rock. Aunque ya era conocido por su extensa carrera en la televisión argentina, Diego Capussoto nunca había tenido el éxito que logró desde la tercera temporada de "Peter Capusotto y sus videos". El actor se convirtió de un momento para el otro en un referente del humor en la argentina y la gran mayoría del público, que nunca había consumido el tipo de humor grotesco que caracteriza a Capusotto, lo adoptó y lo convirtió en un fenómeno popular.

    Humor en nuevo formato: La llegada de las sitcom

    Al margen de ciertas libertades posibles, una sitcom dura media hora, tiene una estructura narrativa compuesta por tres actos (presentación de personajes, conflicto y desenlace), plantea personajes que se destacan más que la trama misma y maneja una estructura episódica (en cada capítulo se narra un episodio diferente). Entre otras características, las sitcom no comtemplan escenarios exteriores y propone un humor inteligente a base de sucesiones de gags y sus respectivos remates.

    Más allá de la cantidad de programas de este tipo que circulan por la televisión por cable, la televisión abierta inauguró este formato con la adaptación argentina de "The Nanny" ("La niñera") protagonizada por Florencia Peña. Luego de su éxito, resolvió adaptar guiones americanos o crear los propios para lograr hacer de este formato un imán para el público. Así fue como llegó a la pantalla "Casados con hijos". En esa oportunidad, se trató de una adaptación de "Married with children", originalmente ideada por Sony. "Casados con hijos" es una sitcom de humor irónico que parodia el modelo de familia que con frecuencia construye la sitcom clásica, al estilo de "Yo quiero a Lucille" o "Mi bello genio". A su vez, pone en tela de juicio con gran inteligencia las estructuras y los vínculos familiares clásicos. La misma oportunidad en la pantalla chica tuvo luego "¿Quién es el jefe?", adaptación local de la producción estadounidense "¿Who"s the boss?", donde el humor estaba puesto en los vínculos creados entre un flamante amo de casa y la familia para la cual trabaja.

    El ejemplo local

    No tiene risas grabadas y tiene altas dosis de romanticismo. Pero "Amor mío", sin ajustarse del todo al formato de las sitcoms, es la única hecha en el país. La comedia de situación que protagonizan Romina Yan y Damián de Santo nació hace tres años. Pero en ese momento fue pensada como un unitario. Sin embargo, este año, sus productores, Cris Morena y Gustavo Yankelevich, decidieron subirse al ritmo de la sitcom. Y acertaron. En realidad, Yankelevich ya había probado suerte con el género en 1998 cuando, hizo "Señoras sin señores", por Telefé.

    Las tres sitcom que se emitieron por Telefé ("Casados con hijos" – protagonizado por Guillermo Francella, Florencia Peña, Luisana y Darío Lopilato, Erica Rivas y Marcelo De Betis -, "Amor mío" – creada por Cris Morena Group y RGB, de Gustavo Yankelevich - y "¿Quién es el jefe?" – con las actuaciones de Gianella Neyra, Nicolás Vázquez y Carmen Barbieri, entre otros) no bajaron del promedio de veinte puntos de rating. Si bien tratan temáticas diferentes y llegaron en épocas dispares, supieron ganarse un lugar dentro del molde básico. En estas aristas del género radica una de las mayores diferencias con la telecomedia, donde la continuidad y el relato a largo plazo puede permitirse el condimento cómico a lo largo del tiempo y donde la historia suele anteponerse al lugar de los personajes. En las sitcom, sin personajes no hay historia ya que siempre gira en torno a los vínculos existentes entre ellos.

    Cuando llegaban las sitcom en sus versiones originales, traducidas al castellano, el rating les daba la espalda. Quizás por eso durante años circuló la idea de que ese formato no se ajustaba al paladar del púbico argentino. Sin embargo, el último año de emisión de la versión argentina de "La niñera" dio vuelta la tendencia. La experiencia argentina sirvió de puntapié inicial y ahora México, Chile y Colombia se sumaron luego a esta moda.

    El desafío no fue solo adaptar las sitcom a la pantalla nacional sino además encontrar a los actores que las protagonizaran, ya que requiere de una muy buena calidad actoral. En este formato, no solo se maneja el humor, sino también la letra y el tiempo. Cada chiste o gags le da el pie al que sigue. En las sitcom hay muy poca improvisación, el actor debe adaptarse al guión del Autor.

    Exitoso y todo, el formato de las sitcom no fue adoptado por los otros canales o productoras. Solamente en "Caiga quien caiga" se toma el género en broma, en la apertura de su ciclo en cada emisión.

    Mientras tanto, en la cajita chica...

    Muchos éxitos también pasaron por las estaciones de radio de nuestro país, haciendo reír desde la escucha y la imaginación. La radio ha sido semillero de cómicos. Algunos crearon estilos, programas y otros hasta hicieron escuela de humorismo. Estilos y voces diferentes, pero siempre con el mismo objetivo común: hacer reír con las mejores armas.

    Inolvidables e irrepetibles serán Pepe Arias y sus queridos "Filipipones", Juan Carlos Ginés y "Levántese contento" (y sus innumerables sonidos), Elena Lucena y su deliciosa "Chimbela", Mario Fortuna (El Ñato Desiderio), un gran referente como "El relámpago" y su latiguillo: "Aquí estamos nuevamente en la alegre redacción", Tato Cifuentes (Tatín), Juan Carlos Mareco (Pinocho) y sus variados personajes a los que sumó la voz del Topo Gigio, Mario Sánchez y sus pajaritos, Víctor Harriague con su "Dr. Pueyrredón Arenales", Juan Carlos Calabró ("La gallina verde"), Luis Landriscina con Don Verídico, Juan Carlos Mesa y su "Tenis de mesa", entre otros.

    En la historia del humorismo radial argentino, luego del paso de los pioneros recitadores, monologuistas y contadores de chistes que estrenaron el género en la radiofonía nacional, "La revista dislocada" y su creador, Délfor, ocupan un lugar de privilegio. Este lugar se lo han ganado por sus más de 20 años de permanencia con un éxito tan popular como sostenido. Fue uno de los ciclos humorísticos de mayor convocatoria. Se inició con el primer elenco en 1952, en Radio Argentina, los domingos, de 12.30 a 13.30 y en el 54 se trasladó a Splendid. En 1959 comenzó la carrera en TV, en Canal 7 y luego en el 13. El éxito se prolonga hasta 1973, cuando fue prohibido por el gobierno de Alejandro Agustín Lanusse.

    El éxito de este suceso humorístico radicaba fundamentalmente en que todo lo que decía estaba guionado, nada quedaba librado al azar. Con la caída del gobierno de Juan Domingo Perón se incorporó el humor político, con total libertad pero con respeto, y nunca se mencionó a Perón. La base era el talento y el ingenio de cada uno de los integrantes, que se comportaban con gran responsabilidad. En cuanto a la inspiración del autor, jugó un papel importante la diversidad de situaciones y personajes de la vida cotidiana. Entre sus diferentes elencos se pueden citar a: Alberto Locatti, Héctor Ferreira, Beto Cabrera, Iván Grey, Mengueche, Héctor Serafino, Mario Durán, Héctor Pasquali, Jorge Marchesini, Angel Bazo, Eduardo Almirón, Anita Almada, Nelly Beltrán, Calígula, Carlos Balá, Jorge Porcel, Raúl Rossi (considerado el mejor actor en todo sentido), Tristán Díaz Ocampo, Vicente La Russa, Isabel Lainer, su hijo "Espartaco" y Mario Sánchez, que resultó ser tan buen músico como humorista. La orquesta la dirigía Santos Lipesker y entre sus integrantes figuraban Lalo Schifrin, Horacio Malvicino, Roberto Grela y los hermanos Marafiotti. El maestro Ernesto Catalán estaba a cargo del sonido y efectos especiales.

    Para la historia de la radio sigue siendo un recuerdo imborrable. A los tres meses de estar en el aire, "La revista dislocada" se convirtió en un suceso de audiencia. El público cortaba el tránsito en Uruguay al 1200, donde estaba Splendid. Parte de esa multitud ingresaba en la sala y el resto se quedaba en la puerta esperando. Esa presentación dominical tenía una previa, la reunión de ensayo general, los viernes y los domingos, una hora antes del ensayo final, con música.

    Entre los locutores de lujo de "La revista dislocada" se recuerdan a: Aníbal Cufré, Lidia Durán, "Cacho" Fontana, María Esther Vignola y Rina Morán, entre otros. Los invitados especiales más recordados son: Chela Ruiz, Fidel Pintos, Alberto Olmedo, Zulma Faiad, Pepe Biondi, Noemí Lasserre, Gilda Lousek y Julián Centeya.

    Entre los programas y protagonistas del humor que dejaron su huella en la radio se encuentra el dúo Buono-Striano, que presentado en las emisoras porteñas de la década del "30 como "los reyes de la risa". En 1933 nace "Las Aventuras de Joseliyo", "Merengue" y "El abc trío", con los actores Raimundo Pastora y Diego Valero. Este fue uno de los primeros programas de risa, humor y chispa .El personaje de Niní Marshall aparece en la radio Splendid.

    Entre los años cuarenta y ochenta nacieron numerosos y variados estilos de humor, representados por actores de calidad que supieron marcar un sello personal, único e irrepetible. Entre ellos se recuerdan a "Los Pérez García", Tato Bores en el programa "Justo Justino Reyes doctor en trampas y leyes",Juan Carlos Cambon, Jorge Luz, Rafael Carret, Zelmar Gueniol y Guillermo Rico como "Los cinco grandes del buen humor", Juan Carlos Altavista con su "Minguito Tinguitella, "El Fontana show", "Claves para bajar de la cama" (un nuevo humor llevado por Castello, Salas, Bedrune y Dolina), "Rapidísimo", "En ayunas", "Demasiado tarde para lágrimas" y "La venganza será terrible", de Alejandro Dolina, comenzaban a reírse de las revistas del corazón. El Trío Laurel también marcaba una época.

    En las últimas décadas marcaron su paso por la radio: Héctor Larrea, Dolina con Stronatti; Hanglin-Mactas (el Gato y el Zorro); el humor de ¿Cuál es? (Pergolini- De La Puente-Gantman), el de Juan Di Natale, Jorge Guinzburg y "El ventilador", Adolfo Castelo, Lalo Mir, Fernando Bravo, e incluso el humor cordobés con Cacho Buenaventura. Sirvan estos nombres como una muestra de una lista inagotable.

    En la radio de hoy, el humor es moneda corriente. En la actualidad está presente, no sólo por la presencia de especialistas en el tema, sino porque emerge como contracara risueña de la grave situación política económica por la que atraviesa el país en los últimos años. Cuatro nombres se ganaron un lugar bien ganado en el arte de hacer reír y todos con perfiles tan diferentes como definidos: Rolo Villar, se erige en un auténtico pilar de la programación gracias a su capacidad de repentismo, chistes y sus formidables imitaciones, Luis Rubio y David Rotemberg se ganaron un espacio con sus celebradas producciones de texto y canciones con ácidas críticas a la actualidad político-social, y Martín Bilyk, con sus impecables imitaciones de personajes y situaciones, con méritos propios, también posee un lugar en el humorismo radial. Se trata de un humor simple y popular, al mejor estilo Delfor y Cammarota. Pero también se incluye la política y el sexo, y en las imitaciones la magia consiste en jugar con las voces. También juegan con la ironía, con el absurdo y hacen comentarios ácido, pero básicamente es un humor sano.

    Desde la mañana hasta la noche, en radio Metro el humor tiene mucho espacio: durante más de un lustro Fernando Peña se lució con un humor negro, vanguardista y transgresor, desplegando su amplio abanico de personajes o, como las llamaba él mismo, sus "criaturas". Cada día tenía un personaje diferente. Por ejemplo, cuando aparecía "Pepe" (el obituarista) y "el sepulturero", hacían un monólogo sobre algún personaje famoso que murió recientemente y leían el obituario. "Milagros López" contaba anécdotas cuando ella era joven y tripulante de Pan Am y siempre terminaba pidiendo que le pasen algún bolero. El extrovertido "Roberto Flores" planteaba juegos que siempre estaban relacionados con la homosexualidad. "Martin Revoira Lynch" tenía su propio programa que se llamaba "Gente como uno", en el cual contaba anécdotas o llamaba a algún lugar que brindara servicios para hacerles pedidos estrafalarios y desconcertar a sus empleados. Estos y algunos otros fueron los personajes que enriquecían las horas de transmisión matutina. Actualmente, el humor está en manos de Matías Martín, Eduardo "Cabito" Massa Alcantara, Gabriel Schultz (en "Basta de todo"), Sebastián Wainraich y Julieta Pink (en "Metro y medio"). En ambos programas el humor está mezclado con las secciones de actualidad, deportes y espectáculos, entre otros temas, comentados por los mismos conductores y colaboradores.

    Entre otros actores y personajes de los últimos años se encuentran: Enrique Pinti, Humberto Tortonese (dentro de "Tarde negra" en la Rock & Pop), Gillespi, Fabio Alberti y Damián Dreizik (en "Day tripper" por la Rock 6 Pop), Gimena Riestra y Martín Rocco y los Macocos, Roberto Pettinato, Carlso Sturze, Mex Urtizberea, Daniel "El pollo" Mactas y Elizabeth Vernaci. Todos ellos, desde distintas vertientes del humor, entretienen a los oyentes día tras día desde la compañía y la información.

    El humor en la historia del mundo

    El humor es una forma de expresión y comunicación del ser humano. En nuestro idioma, "humor" equivale a la fantasía. Desde los primeros tiempos, el cuerpo presentaba distintos "humores": la sangre, el enojo, la flema y la melancolía y cada uno de ellos remitía a una enfermedad.

    En la historia del teatro, las diferentes teorías atribuyen los orígenes a múltiples prácticas: ritos antiguos de fertilidad, celebración de la cosecha, chamanismo y otras fuentes similares. Luego del surgimiento de los teatros Occidental y Clásico y con la expansión de la cultura griega, las comedias literarias y las tragedias filosóficas se consideraron poco apropiadas y llegó la comedia local llamada "nueva". Aquí la trama gira alrededor de una circunstancia complicada o de una determinada situación que tiene que ver con el amor, el dinero, los problemas familiares y aspectos similares. Los personajes se caracterizan por ser típicos e identificables. En el caso de Roma, su período de creación dramática comenzó en el siglo II a.C. y se destacó por las adaptaciones de la comedia nueva griega de Plauto y Terencio. Los romanos apelan a la farsa o sátira como expresión de resistencia al sistema absolutista del poder que los gobernaba. En Francia, siglos después, Molière deleitaba al público con sus farsas y comedias costumbristas. Se lució como actor cómico de excepción y transgredió el estilo histriónico y ampuloso de la escena francesa de esos tiempos, adoptando un estilo discursivo más natural.

    El género no realista más popular del siglo XX fue el absurdo, influenciado por una visión del hombre como un ser perdido en el mundo, sin acciones útiles aparentes. Las obras del absurdo tienden a eliminar gran parte de la relación causa-efecto en los episodios y a negar el poder de comunicación que tiene el lenguaje. Sus personajes son reducidos a arquetipos, las escenas son abstractas y muestra un mundo sin sentido, incomprensible. Este género se desarrolló desde la década del 50 hasta más allá de la del 70.

    Actualmente en los medios de comunicación encontramos diferentes tipos de humor:

    • El humor grotesco, que tiene una carga satírica, un tratamiento cruel que vulnera a los personajes creando un camino muy angosto entre la risa y el espanto.

    • El humor absurdo, que se basa en las contradicciones, en sacar de contexto algo totalmente normal y volverlo sumamente interesante, critica los aspectos normativos y tecnológicos que rigen la vida del hombre.

    • La Farsa, que se presenta sin otro fin que ser ella misma, sin otra derivación ajena a su propia existencia. No solo se la puede encontrar en el teatro si no en los actores y espectadores

    • La Comedia, la cual es un género dramático cuyos personajes se ven enfrentados a las dificultades de la vida cotidiana, movidos por sus propios defectos hacia desenlaces felices donde se hace escarnio de la debilidad humana. Como se expuso en párrafos anteriores, la comedia se origina en el mundo griego, pero se desarrolla en el período medieval y en el de la edad moderna, hasta nuestros días.

    El humor hoy en día se encuentra filtrado en programas de archivos ("Televisión registrada", "Zapping", "Demoliendo teles", etc.), en programas de debate político (Caiga quien caiga) y hasta en programas de entretenimiento, de concursos o certámenes (por ejemplo: Showmatch). Tanto en el medio televisivo como en el radial, los chistes están dramatizados puesto que llevan intrínseca una gran carga de crítica social.

    Los ciclos cómicos en scketches aparecen como una construcción dramática muy especial. Sus protagonistas (un protagonista principal y un antagonista, que a veces varía) se encuentran enfrentados por un conflicto en una escena por general fija. Esta situación es repetida indefinida cantidad de veces sin presentarse una solución aparente al conflicto. Tampoco se percibe un avance en el tiempo de la acción dramática. La problemática que los representa puede presentar un cambio o puede reforzarse, empeorando, pero nunca se soluciona. En esta variante del género humorístico, no solo aparece el humor cotidiano y de observación que resulta propio de la comedia, sino también el grotesco y la farsa o sátira. Como broche final, un remate o frase conclusa quedará en la memoria del público más allá de la emisión del scketch.

    Sociedad actual= Sociedad "cool"

    Uno de los rasgos más interesantes del modo de pensar del público actual es el planteo de lo humorístico y lo cómico. Día a día, el humor no se presenta como puro sarcasmo sino que lo hace en un plano lúdico, relacionándose con los aspectos seductores y la proximidad de las personas actantes. Las personas se encuentran en permanente búsqueda de esa proximidad por medio del trato informal y los comentarios ingenuamente risorios, de modo que el efecto sea el esperado: "romper el hielo", estar próximos uno del otro a través de los gestos y las palabras.

    Actualmente se percibe todo como divertido, irrisorio, perteneciente a un humor que puede definirse como "cool" en la jerga moderna, es decir, que requiere de lo espontáneo, lo natural. Sumándose a estos dos factores entra en juego la seducción, la provocación, el placer, el doble sentido. Lo irónico y lo paródico están cada vez más presentes en la mediatización del humor. Lo audaz, lo fantasioso, lo rebelde, transgresor y liberal, lo irónico y lo burlesco sirven al público como escapatoria del pasado y del futuro dejando paso al disfrute del presente. Esta parece ser la finalidad del humor mediático que encontramos en los programas de este género contenidos en la programación actual.

    Los programas juveniles de décadas atrás se caracterizaban por ser de entretenimiento para los adolescentes, en los que participaban y concursaban para alcanzar un premio (Recuérdese programas como "Feliz domingo para la juventud"; "Jugate conmigo"; etc.). Hoy en día, el humor casi no formaría parte de estas historias producidas para los jóvenes. Por el contrario, las tramas de las historias de este tipo de programas se ven embebidas de drama, problemáticas y conflictos en donde los protagonistas sufren y se preocupan. Es el caso de programas como "Rebelde way", "Casi ángeles" y las últimas producciones de "Chiquititas". Sin embargo, en otras producciones como "Floricienta" o "Niní", el adolescente de estos tiempos encontró ciertos condimentos humorísticos intrínsecos en la trama meramente dramática.

    Al parecer, y tal como opinan los entrevistados en este trabajo, el mundo ha cambiado, y con él, los hábitos de consumo del género humorístico por parte de los diferentes públicos.

    Marketing mediático

    Según Philip Kotler, el nº 1 del marketing, el marketing "es un proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus semejantes".

    Teniendo en cuenta las palabras de Kotler y los contenidos actuales de los programas de humor en radio y televisión (mejor dicho: aquellos programas en los que el humor está mezclado con el entretenimiento, las imitaciones y otras variantes), se puede estimar que el formato mediatizado en que encontramos actualmente al género se debe a la demanda del público, a los hábitos modernos de consumo de la sociedad y los valores que se han ido aceptando con el tiempo por parte de las personas. También parecen tener influencia los costos de producción de programas de sketches y las experiencias pasadas de los autores o productores.

    El marketing de los medios de comunicación (especialmente la televisión y la radio) se muestra como una herramienta estratégica fundamental en estos tiempos. Se genera, se ofrece y se consume un combo de contenidos de lo más variado, que mezcla el entretenimiento, el humor, la sátira, lo grotesco, lo burlesco y lo innovador obteniendo así formatos mixtos que van desde programas de concursos o certámenes, paneles de debate de temas de actualidad y "farandulescos", programas de archivo y otros estilos.

    Parece ser que es lo que el público requiere, demanda o lo que llena sus expectativas. Parece ser que es lo que atrae, lo que se espera de los medios. Parece ser que es lo que "vende" hoy en día.

    Con la voz de los protagonistas

    Los entrevistados en este trabajo: Los sres. Juan Carlos Mesa, Atilio Veronelli y Freddy Villarreal, dieron su opinión acerca de los cambios producidos en el género humorístico y de su evolución (¿o involución?) en los medios.

    Para ellos, la ausencia de programas de humor sostenidos por autores y actores capocómicos se debe, en primer lugar, a una escasez de costos que financien tales producciones. La logística de un programa humorístico de sketches puede requerir la construcción de variadas escenografías para grabar las diferentes situaciones en distintas locaciones, lo que repercutiría en el presupuesto del que disponen las productoras. Hoy en día, resulta más rentable hacer un programa conducido por un personaje que se puede considerar gracioso y solo presente las diferentes ediciones de situaciones que hayan sido grabadas por la misma producción o que provienen de otros medios.

    Otro de los protagonistas agrega además el rol de los productores hoy por hoy, que prefieren aportar el capital requerido para llevar a cabo un programa de humor pero no la idea: ésta viene con el mismo actor.

    Al parecer, a las cuestiones económicas de la falta de capocómicos en los medios actuales se suma el contexto cambiante en el que se ha desenvuelto el género. Existe una tendencia de repetición de esquemas con inserciones tomadas de una "matriz productiva", como es el caso de "Showmatch" conducido por Marcelo Tinelli. Año tras año, el ciclo acumula puntos de rating en todas sus emisiones manteniendo el mismo formato: Un certámen de baile, canto o actuación con un supuesto fin solidario que termina convirtiéndose en una especie de circo farandulesco, donde los protagonistas discuten, se pelean, se reconcilian y se emocionan permanentemente. Otras variantes son los programas de entretenimiento con un conductor, un invitado por emisión, una tribuna o participantes que van a concursar por premios que canjea la productora con determinadas marcas.

    Es decir, que el humor originario anterior a los años "90 se ha ido "metamorfoseando" con el correr de los tiempos y los cambios que esto conllevó. Se reemplazaron los ciclos de sketches que se conocían hasta ese entonces por formatos tipo:

    • Resúmenes semanales de lo que se trató en los medios

    • Cámaras ocultas a famosos o al mismo público

    • Comedias con formato importado y adaptado por las productoras locales.

    • Programas de concursos y certámenes. Etc.

    Aparentemente, el marketing televisivo trabaja en programas donde se supone que se deja expuesta la realidad de los personajes y de eso se ríe la gente. Causa la misma gracia la propia realidad o las desgracias de un personaje mediático que el trabajo de un actor que encarna a un personaje y sigue un guión tratando de que parezca real.

    Hoy en día, para los protagonistas del humor, han cambiado los tecnicismos y las formas de hacer reír. Pero el humor sigue presente en todos los formatos actuales. Está en la radio, con programas como:

    • "¿Cuál es?" (Rock and Pop / Eduardo De La Puente, Mario Pergolini)

    • "Tarde negra" (Idem / Elizabeth Vernaci)

    • "Perros de la calle" (Metro / Andrés Kuznetzzoff y staff)

    • "Metro y medio" (Idem / Julieta Pink, Sebastián Wainraich)

    • "Dale!" (Mega / Diego Ripoll, Martín Lipszic, Sol Rosales y staff)

    • "Lado B" (Pop / Cristian Bello)

    • "El oro y el moro" (Radio 10 / Oscar González Oro), entre otros.

    Y en televisión en programas como:

    • "Sabor a mi" (Telefé / Maru Botana, Diego Pérez)

    • "Sin codificar" (América / Diego Korol, Yayo)

    • "Televisión registrada" (Canal 9 / Sebastián Wainraich, Gabriel Schultz)

    • "De lo nuestro lo mejor... y lo peor" (Canal 13 / Fabián Gianola y Ricky Aiello)

    • "Zapping" (Telefé / Julieta Prandi y Guillermo López)

    • "Showmatch" (Canal 13 / Marcelo Tinelli y staff)

    • "La cocina del show" (Canal 13 / Zaira Nara, Mariano Iudica)

    • "Este es el show" (Canal 13 / Denise Dumas, José María Listorti), entre otros.

    El mundo ha cambiado y el consumo del género humorístico ha generado un acostumbramiento a este tipo de formatos que se presentan en la actualidad. La variedad de canales que emiten su programación hoy en día ofrecen un amplio abanico de posibilidades donde el público encuentra programas de todos los estilos, formatos y calidades. Queda a criterio de cada uno de los espectadores la elección que más le atraiga... o le haga reír.

    Entrevistas

    Entrevista a Juan Carlos Mesa:

    Monografias.com

    Director de cine y televisión argentino. Trabajó en Canal 11 junto a un equipo de autores escribiendo los guiones del programa "Los sueños del gordo Porcel", protagonizado por Jorge Porcel. Junto a Carlos Garaycochea y Jorge Basurto crearon el programa cómico que se llamó "La Matraca". Fue libretista de Pepe Biondi, Carlos Balá y Alberto Olmedo. Escribió los monólogos políticos de Tato Bores en la época de los militares, y para los uruguayos del grupo Telecataplum, los títulos desopilantes de sus programas (que son sus marcas registradas). Posteriormente, formó equipo con otros libretistas, como los hermanos Basurto y Carlos Garaycochea, y con ellos creó numerosos éxitos, como "La Tuerca", "Humor Redondo", "Hupumorpo", "Jaujarana" y "Los Campanelli", que pertenecía como sketch al programa "La feria de la alegría". En el cine dirigió a Juan Carlos Altavista y las últimas películas de la dupla cómica Olmedo - Porcel. Se destacó en otros trabajos como actor en televisión y en cine y como conductor radial en su Córdoba natal.

    ALUMNA: Muy atrás quedó la época en la que la TV estaba inundada de ciclos humorísticos encabezados por capocómicos, desde Pepe Biondi, Alberto Olmedo, Juan Carlos Altavista, la troupe uruguaya de Telecataplum y hasta el mismísimo Tato. De hecho, a excepción de Guillermo Francella, el medio local atraviesa una alarmante falta de capocómicos

    ¿Por qué cree usted que se dejó de apostar a un género que durante buena parte de las décadas del 60, 70 y 80 atrajo a todas las familias argentinas a través de sketches o comedias? ¿Tienen que ver los costos de producción o más bien los cambios en el consumo de programas de éste género en la sociedad?

    JUAN CARLOS MESA: Una cosa deriva de la otra. Los costos son un motivo. La tendencia actual de repetir esquemas con inserciones tomadas de un programa madre (caso Show Match) o bien la de producir programas de entretenimientos donde hay uno o dos conductores con público invitado que recibe premios (viajes o enseres domésticos que se obtienen por canje con los auspiciantes) obedece a una razón estrictamente presupuestaria .Esto naturalmente produce un acostumbramiento en el consumo.

    A: ¿Qué pasó con el humor después de los años 90?

    JCM: El humor se adapta a los tiempos. El país cambió. El planeta cambió. De acuerdo a esos cambios el género evoluciona o involuciona. Los creadores son los responsables del ingenio y del tratamiento que se le dé en cada caso.

    A: El hecho de importar ciclos de humor como "La niñera" o "Casados con hijos" ¿habla de una llamativa falta de ideas dentro del humor argentino? En este contexto, ¿en qué lugar quedaron los guionistas de humor?

    JCM: Los cambios operativos en el mercado hacen que las empresas opten por comprar productos envasados en lugar de manufacturarlos en el país. Es cíclico. Ocurre de tanto en tanto. Los guionistas esperan. Siempre se vuelve al primer amor.

    A: Pareciera que en los programas de humor de los últimos años vale más el histrionismo del capocómico que la originalidad de los guiones. ¿Se puede afirmar que el trabajo del Autor quedó desdibujado y se apela hoy a la improvisación?

    JCM: Se apela a la improvisación. Pero como dice un principio Argentorista (la entidad madre de los guionistas) sin autor, no hay obra. Una casa se puede levantar sin que intervenga un ingeniero o un arquitecto. Pero se puede llover, se puede agrietar, y aún más, se puede caer.

    A: ¿A qué cree usted que se deba la corta emisión de los programas de humor (estilo "Cha cha cha", "No hay dos sin tres", etc)?

    JCM: Gracián decía, lo breve y bueno, dos veces bueno.

    A: El humor se dispersa por toda la televisión en un formato más mediatizado, pero... ¿está en realidad en alguna parte? ¿Queda hoy algún capocómico?

    JCM: El humor no es un patrimonio de la televisión. No sólo está en los otros medios, el humor está en todos los actos de nuestra vida. Hoy se pretende un país libe de humo. Si mañana lo decretan libre de cenizas, sabe Dios adónde irán a parar las mías.

    Entrevista a Atilio Veronelli

    Monografias.com

    Actor televisivo, participo de importantes comedias televisivas pasando del costumbrismo, a los sketches, y de la comedia al drama, tanto en televisión como en teatro. Participó en telenovelas costumbristas como "Gladiadores de Pompeya", "Son Amores" y "Gasoleros". Además, estuvo en "Femenino Masculino", toda la serie de skecthes de Gasalla, "La Clínica loca", etc. En la actualidad acompaña a Susana Giménez en sus cuadros humorísticos, algunas veces delante de cámara y otras detrás, como director de actores.

    ALUMNA: Muy atrás quedó la época en la que la TV estaba inundada de ciclos humorísticos encabezados por capocómicos, desde Pepe Biondi, Alberto Olmedo, Juan Carlos Altavista, la troupe uruguaya de Telecataplum y hasta el mismísimo Tato. De hecho, a excepción de Guillermo Francella, el medio local atraviesa una alarmante falta de capocómicos.

    Desde tu experiencia en los medios, ¿Cómo ves el panorama  del humor en la televisión actual?

    ATILIO VERONELLI: No hay programas de humor por falta de presupuesto. Antes había 5 canales. Si vos anunciabas en un canal (idealmente hablando, como si fuera una hipótesis de Paenza) te veía una quinta parte del público televidente de ese horario. Hoy, hay tantas señales, que si hacés la misma cuenta... el precio del segundo publicitario se desmoronó. Hace 2 años hacíamos "La risa es bella" con Freddy Villarreal como líder, y si bien tenia rating mas que aceptable (entre los diez y quince puntos) hubo que terminarlo. Cada lata (así se denomina al programa terminado, aunque ya no venga enlatado) salía 90 mil pesos y el canal la pagaba 80. Y si encima "el capocómico", como vos decís, se hace valer y quiere cobrar lo suyo... olvidate. No dan los números. Ni para el humor, ni para la mayoría de los unitarios ficcionales.

    A: ¿Qué pensás del cambio que sufrieron los programas de humor desde décadas atrás, cuando era tradicional, genuino y se respetaba a ultranza la idea del Autor? ¿A qué creés que se deba este cambio?

    Partes: 1, 2, 3


     Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

    Comentarios


    Trabajos relacionados

    Ver mas trabajos de Otros

     

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.