Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Alianza Popular Revolucionaria Americana - Partido Aprista Peruano (página 2)

Enviado por reynaldo perez lazo



Partes: 1, 2, 3

Luego de haber vivido en el exilio como consecuencia de su lucha en contra del oncenio, Haya de la Torre volvió al Perú. Llegó primero a Talara, fue recibido en su ciudad natal y finalmente ingresó a Lima. Fue postulado como candidato presidencial en las elecciones generales de 1931 por el entonces joven Partido Nacionalista Libertador que cambió de nombre a Partido Aprista Peruano. La campaña aprista introdujo medios nunca antes vistos en las elecciones en el Perú: pintas callejeras en todas las ciudades del país; candidatos llamados por sus nombres -"Víctor Raúl", "Luis Alberto", etcétera-; inclusión de los no votantes -JAP(Juventud Aprista), CHAP(Chicos Apristas)-; himno propio, que sobreponía la letra a la música de la Marsellesa francesa -la Marsellesa aprista-; una bandera para el partido que identificara a los partidarios; partidarios llamados hermana doramente "compañeros" alzando pañuelos blancos, y el famoso "seasap" ("Sólo el APRA salvará al Perú"). Se inició dentro del partido una especie de culto a la figura de Haya, que era a la vez "Víctor Raúl", "el jefe", "el guía" y "el maestro".

Según el Tribunal Electoral que dirigió esta elección, Víctor Raúl ocupó el segundo lugar por detrás de Luis Miguel Sánchez Cerro (Unión Revolucionaria), en un proceso que la Historia del Perú recoge como cuestionable Haya de la Torre y el APRA nunca reconocieron los resultados oficiales ni al nuevo gobierno.

El gobierno de Sánchez Cerro se mostró autoritario y represivo. Haya de la Torre fue apresado. Las protestas populares aumentaron por todo el país, Gustavo Jiménez se declaró presidente en Cajamarca. En la ciudad de Trujillo se produjo un fallido levantamiento armado aprista que desencadenó en enfrentamientos entre el pueblo y la fuerza armada. La insurrección fue duramente reprimida, cientos de apristas detenidos y seis mil fusilados en las ruinas peruanas de Chan Chan (afueras de Trujillo), La llamada "revolución de Trujillo", como la conocen los apristas, fue paralela a otros movimientos revolucionarios en diversos puntos del país. La Constitución de 1933 proscribía a todo partido internacional. Basándose en esto e invocando que la nación se encontraba en peligro, el gobierno declara ilegal al Partido Aprista en 1932. Sin embargo, el Presidente fue asesinado con varios disparos a quemarropa el 30 de abril de 1933 en el Campo de Marte de Lima, aparentemente por el aprista Alejandro Mendoza Leyva.

En las elecciones de 1936, el entonces clandestino APRA apoyó a Luis Antonio Eguiguren quien resultó electo; sin embargo, el Congreso invalidó la elección por el apoyo aprista -que en realidad no podía ser comprobado-.

Es en 1945 cuando el APRA vuelve a la legalidad al participar en la coalición del Frente Democrático Nacional de Haya de la Torre, Óscar R. Benavides y José Luis Bustamante y Rivero, encabezada por este último quien se convirtió en Presidente Constitucional de la República. Gracias a la mayoría, Haya y el APRA controlaban la bancada del Frente y el Legislativo en su conjunto; desde allí, lograron aprobar diversas medidas justas para el pueblo peruano pero también entorpecieron el reformismo del gobierno. Hicieron vigorosa presión para lograr sus objetivos, provocando la desestabilización del régimen y una etapa de desgobierno y anarquía que puso en jaque al régimen. Ante esto, la bancada oficialista no aprista inasistió al Legislativo provocando su receso. Se produjeron levantamientos en todo el país, incluyendo el aprista realizado en el Callao.

Bustamante se vio obligado a gobernar mediante decretos leyes y a proscribir nuevamente al APRA. Finalmente, todo esto desembocó en el golpe de Manuel A. Odría, digitado por el poder económico, y la represión subyacente. Haya de la Torre fue perseguido y Bustamante, deportado. Haya se refugió en la embajada de Colombia en Lima en la que estuvo cinco años asilado puesto que la dictadura Odriísta se negaba a otorgar el salvoconducto para que saliera del país.

En 1954, Haya es autorizado a salir del Perú gracias a la presión internacional -era amigo de diversos personajes, como Albert Einstein , y publica un artículo en la revista Life donde empieza a esbozar el "antiimperialismo democrático sin imperio". Es en ese momento, según algunos analistas, que el APRA abandona sus banderas primigenias y tiene un viraje conservador. Recién en 1956, los tres principales candidatos presidenciales aseguraban la vuelta a la legalidad de su partido; en virtud de este ofrecimiento, Haya de la Torre apoyó inicialmente a Hernando de Lavalle y más tarde al vencedor Manuel Prado y Ugarteche, símbolo del poder económico. Fue cuando el país vivió una megacoalición que sustentó al Gobierno Pradista: el mismo Manuel Prado y Ugarteche, Víctor Raúl Haya de la Torre, Manuel A. Odría, Pedro G. Beltrán, Eudocio Ravines y Julio de la Piedra. Fue, pues, "un régimen al cual ha sostenido con probada lealtad y decisión el Partido Aprista Peruano" (Haya, 1962). Con ello, Haya y su partido -en sus inicios claramente antioligárquicos- sustentaron así, un régimen claramente oligárquico probablemente con la esperanza de llegar al poder por vía legal y ya en ejercicio de este, hacer las reformas convenientes. Años más tarde, consultado por Julio Cotler sobre el asunto, Haya respondió que "había juzgado mal la situación y que pensó que la oligarquía tenía más fuerza de la que realmente tenía

En las elecciones generales de 1962 se lanzó por segunda vez como candidato presidencial, esta vez por la "Alianza Democrática", que agrupaba al Partido Aprista -el viejo partido de izquierda- con el Movimiento Democrático Pradista -que representaba a los mayores sectores del poder económico. Haya obtuvo 558,237 votos frente a los 534,824 de Fernando Belaúnde Terry (Acción Popular) y a los 48,404 del ex presidente Manuel Odría (Unión Nacional Odriísta); sin embargo, el proceso ha sido tildado de oscuro y cuestionable. Como no obtuvo el porcentaje necesario para ser proclamado presidente, la elección iba a ser decidida por el Congreso a instalarse el 28 de julio, tal y como lo establecía la Constitución de 1933. Aparentemente, las Fuerzas Armadas del Perú temían que Haya llegara al poder y acudieron a Palacio para informar de su contrariedad; informado de esto por el presidente Prado,7 Haya habría tratado de efectuar un alianza con Fernando Belaúnde pero llegaron a un puerto muerto, con lo que sólo pudo consolidar una con Manuel A. Odría por la que cedería los votos apristas al odrísmo. Las Fuerzas Armadas denunciaron fraude en diez departamentos y se pronunciaron también en contra del virtual presidente Odría (y no contra Haya, según posición del historiador Percy Cayo Córdoba. Finalmente, el 18 de julio se produjo el primer golpe institucional de las FF.AA., encabezado por el Gral. Ricardo Pérez Godoy, que derroca el gobierno de Manuel Prado y Ugarteche, declara nulas las elecciones e instala una junta militar de gobierno. El golpe fue respaldado por Acción Popular y tardíamente por el APRA. Ya en las elecciones generales de 1963, ganó Fernando Belaúnde Terry con 39% frente al 34% de Haya.

Durante los años del gobierno de Belaúnde, Haya y su partido se mantuvieron en la oposición junto a Manuel Odría, formando la coalición APRA-UNO, la que por su número controlaba el Legislativo y se oponía fuertemente al reformismo belaundita. Se opusieron a las medidas propuestas por el gobierno, provocando que la primera ley reforma agraria tuviese un alcance mínimo: el Parlamento declaró inafectables las explotaciones 'eficientes' y dedicadas a los cultivos de exportación, decidió que las afectaciones en las áreas atrasadas fueran supervisadas por una oficina del Legislativo y recortó sistemáticamente los recursos destinados a los bonos gubernamentales de pago por las expropiaciones; la primera Reforma Agraria sólo expropió el 3% de las tierras expropiables y benefició sólo a 13 500 familias.6 Asimismo, el Congreso Nacional de mayoría APRO-Odriísta, censuró seis gabinetes y casi cien ministros del gobierno de Fernando Belaunde.

Tras la llegada del gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, los partidos políticos -entre ellos el APRA- son proscritos y perseguidas sus bases populares. No obstante, en 1970, en el Día de la Fraternidad, reclamó la paternidad intelectual de las reformas que realizaban los militares, protestando porque estos no reconocían la deuda intelectual que le tenían: "Debemos estar insatisfechos porque no es manera, aceleradamente y furtivamente, de llevar esas ideas adelante y de esconderlas, sobre todo ocultando su origen y procedencia".

Haya de la Torre encabezó la presión popular ejercida contra el gobierno de Francisco Morales Bermúdez para que los militares volvieran a sus cuarteles y se restituyera la democracia. Una Asamblea Constituyente había sido anunciada el 28 de julio de 1976 pero las elecciones recién se realizan en 1978. El Partido Aprista tuvo la primera mayoría, seguido del Partido Popular Cristiano. Haya de la Torre fue elegido con la más alta votación como diputado constituyente y fue designado unánimemente para ejercer la presidencia de la Asamblea Constituyente. En un acto simbólico, su sueldo por el ejercicio del cargo fue de solo 1 sol de oro. El mismo día de la instalación de la asamblea, Haya de la Torre marcó su clara independencia con respecto al régimen militar:

"Esta Asamblea encarna el Poder Constituyente y el Poder Constituyente es la expresión suprema del pueblo como tal, y el primer Poder del Estado. Este Poder no admite condicionamientos, limitaciones ni parámetros; no reconoce poderes por encima de ella misma porque es fruto indiscutido y legítimo de la soberanía popular. En un día como hoy, hace 157 años, el Perú declaró su independencia fundándose en la voluntad general de los pueblos; el 28 de julio de 1978, fundándose en esa misma voluntad general de los pueblos claramente expresada en las elecciones de junio, sin más limitaciones que las que ella misma quiera darse, se proclama libre y autónoma. Es obvio que la búsqueda de armonías y coincidencias que ofrezcan al texto constitucional un amplio consenso no significa en modo alguno el abandono de posiciones ideológicas ni de ideas ni programas; es más, una constituyente resulta palestra natural para la confrontación de posiciones, un planteamiento político de diversos caminos; una constituyente no legisla no legisla para un partido ni para un sector, sino para todo el pueblo si la defectuosa Constitución de 1933, con un obsoleto estilo y espíritu, es la última constitución del siglo XX; la que se dicte ahora deberá ser la primera constitución del siglo XXI". Haya - 28 de julio de 1978. En 1979 Víctor Raúl Haya de la Torre firmó la Constitución de 1979 poco antes de su deceso.

VIDA PERSONAL

Víctor Raúl Haya de la Torre siempre llevó una vida discreta y humilde; sin embargo, un velo de misterio y silencio siempre cubrió su ámbito personal. A lo largo del tiempo, su partido se ha encargado de convertirlo en un mito: una persona íntegra, leal, valerosa hasta las últimas consecuencias. Lo que es, en general, aceptado por todas las fuentes consultables. Con respecto a su fe religiosa, se cree que fue ateo pero respetuoso de las creencias individuales; el mito de que él habría pisado un crucifijo], sería solo eso.

Se ha especulado siempre sobre una supuesta homosexualidad de Haya, sin haberse encontrado alguna prueba contundente al respecto hasta el momento; sus partidarios han negado rotundamente tal posibilidad. Este rumor fue muy usado en contra del propio Haya cuando vivo, encontrando su expresión más cruel en caricaturas en las que este aparecía con vestimenta femenina.15 Recientemente, ha renacido el interés por desentrañar la vida personal del patriarca aprista. Distintas biografías sobre él se han publicado, al igual que dos libros que escudriñan en su desconocida vida personal: Las mujeres de Haya/ Ocho historias de pasión y rebeldía de María Luz Díaz Paredes, y Llámalo amor, si quieres de Toño Angulo Daneri. No se debe buscar una disculpa por su orientación sexual.

Angulo ha documentado el testimonio del poeta y peruanista francés André Coyne, estudioso de César Vallejo y César Moro, discípulo y amigo de Haya. Este, relata que Haya siempre estaba "rodeado de jóvenes" y solía asistir a "bares de muchachos"(sic), aunque desconocía si es que "ejercía"(sic). Coyne en una reciente visita al país por el centenario vallejiano confirmó sus declaraciones.

Por otro lado, Díaz examina las relaciones del líder con las principales mujeres de su vida. Revisa así, la figura de su madre Zoila de la Torre y la de la hermana de esta, Ana Lucía. Dice el libro: "En 1907 (Ana Lucía) se casó con el acaudalado industrial chileno Marcial Acharán Smith. Se dice que el sobrino predilecto (Haya) se molestó con la noticia. El niño Raulito, ya con 12 años de edad, se había enamorado de su tía".20 Más tarde, se ubica la relación con Anna Billinghurst, que el APRA se ha encargado de convertir en un noviazgo pero que Díaz describe como un amor platónico que puede que haya llegado a algo más con esta señora casada. Dice al respecto el mismo libro: "Anita parecía un trofeo por disputar. Su belleza y su herencia la hacían codiciable y estaba en boca de todos. Víctor Raúl ya tendría ideas alborotadas en su mente. Estaba impactado. Para ella, él era solamente un conocido de Andrés, así que se las ingenió para tratar de acercársele".20 Revisa el mencionado libro, además, las relaciones del jefe aprista con Emilia González Orbegoso y con Alice Hochler.

Algunos han señalado que Haya de la Torre era asexuado basándose en los ejemplos de Jaime Guzmán y de Antonio de Oliveira Salazar.

Finalmente, Haya habría adoptado la decisión de conservar un celibato para dedicar su vida íntegramente a la política y a su partido, dejando poco tiempo para otros aspectos. Esto se denotaría en una famosa frase suya hacia sus correligionarios:

El APRA es mi mujer y ustedes son mis hijos

DECESO

Víctor Raúl Haya de la Torre murió el 2 de agosto de 1979 en la ciudad de Lima. En sus funerales, estuvieron presentes varios líderes del partido, entre ellos Luis Alberto Sánchez, Ramiro Prialé, Andrés Townsend y Armando Villanueva, así como una amplia multitud]. Fue enterrado en el Cementerio General de Miraflores de la ciudad de Trujillo. Su ataúd reposa debajo de una gran roca con la frase "Aquí yace la luz".

PENSAMIENTO

Haya de la Torre corresponde a uno de los procesos ideológicos más particulares, evolutivos y complejos de la historia del Perú. El conjunto de sus escritos, pronunciamientos y posiciones hacen de él un personaje heterogéneo e incluso contradictorio, su mensaje se ha prestado a distintas y diversas interpretaciones. Según conceptos generales apristas, Haya aplicó el materialismo histórico a la revisión de la historia y condiciones objetivas de Latinoamérica, deduciendo de ello una teoría original de la acción política para conducir dichas sociedades hacia el socialismo; en el plano teórico su pensamiento, aunque marxista, resultará diferente y aún contrario del leninismo ortodoxo respecto a la estrategia socialista en sociedades coloniales o periféricas.

Haya comienza postulando que el imperialismo es la máxima expresión del capitalismo, que es, a su vez, el modo de producción económica superior a todo lo que el mundo conocía. En virtud de lo cual, concluye que el capitalismo es una fase inevitable en el proceso de civilización contemporáneo. El capitalismo, según Haya de la Torre, no será eterno y tiene contradicciones dentro de sí que terminarán finalmente con él pero, para que eso suceda, debe evolucionar completamente, esto es, existir y madurar. El proletariado de los atrasados países latinoamericanos es demasiado joven como para hacer la gran revolución que supere al capitalismo.

Sigue indicando que el imperialismo es la última fase del capitalismo en los países desarrollados, pero en los subdesarrollados, como los es el Perú, es la primera fase. En estos países, no se trata de una etapa de industrialización avanzada sino de explotación de materias primas, porque es el tipo de producción que le interesa hacer allí al mundo desarrollado del que vienen los capitales imperialistas; no a los ciudadanos de estos países. Por esta causa, dice, su desarrollo inicial es lento e incompleto. De esta manera, el problema de la América es político: cómo emanciparse del yugo del imperialismo sin retrasar su progreso. En tanto se trata de América y no de Europa, en tanto llegó al capitalismo por el imperialismo, tiene que adoptar una actitud de enfrentamiento del problema que sea propia.

Víctor Raúl estima que serán las tres clases oprimidas por el imperialismo las que harán avanzar esta etapa de la sociedad: el proletariado industrial joven, el campesinado y las clases medias empobrecidas. Con la alianza de estas clases en el poder, el Estado ya no será instrumento del imperialismo sino defensor de las clases que represente. Así, tomarán de los países desarrollados lo que les interese y negociarán con estos de igual a igual, no sometidos, porque se necesitan mutuamente.

Haya de la Torre tiene una visión americanista de hacer política. Cree que lo que el llama "Indoamericana", tiene que integrarse y luchar en conjunto para avanzar. Por ello su partido tiene un nombre en el que figura el concepto de alianza americana. En síntesis, dice que hay que crear la resistencia antiimperialista en América y darle forma de organización política. Esto es lo que Haya considera que debe ser el APRA.

En la actualidad las reinterpretaciones y análisis del "hayismo" desde dentro y fuera del Partido Aprista son cada vez mayores. Obviamente, la obra reciente más destacada sobre el asunto corresponde a la autoría del actual líder del PAP y actual Presidente del Perú, Alan García Pérez. García ha publicado recientemente La revolución constructiva del aprismo/ Teoría y práctica de la modernidad (Lima, 2008); el libro esboza una historia ideológica del APRA con vistas a explicar y justificar las actuales posiciones del gobierno. La obra pretende mostrar que Haya -al igual que García- llegó a ser un conservador a través de un largo proceso de maduración intelectual y política; explica, además, que durante el período 1970-1990, el APRA "resultó más velasquista que hayista". García dice que su partido cometió un error al interpretar la revolución militar como la "realización de lo que había propuesto el APRA desde 1931", lo que los habría llevado a que "adoptaran como propias las estatizaciones, el modelo colectivista en la agricultura y el manejo estatal del comercio de muchos servicios y bienes", lo que eran conceptos "totalmente ajenos a la ideología de Haya y su trabajo dialéctico". La tesis de García ha sido rebatida, o por lo menos discutida, por diversos intelectuales peruanos como Hugo Neira, Sinesio López, Nelson Manrique y Martín Tanaka.

OBRAS

  • El Antiimperialismo y el APRA (1936)

  • Por la emancipación de América Latina

  • La Defensa Continental

LEGADO

Haya de la Torre dejó un legado en la historia de la política peruana. Sus pensamientos que llevaron a la fundación del Partido Aprista, mantiene una inusitada vigencia, siendo el APRA es el partido vivo más antiguo del Perú. Y sus ideas influyeron significativamente en históricos partidos social demócratas de otras naciones latinoamericanas como Acción Democrática de Venezuela. Hoy es considerado como referente por muchos líderes latinoamericanos como Néstor Kirchner o Hugo Chávez -aunque en este caso el APRA, Alan García y Armando Villanueva han hecho todos los deslindes posibles.

Dos de sus frases han quedado en la cultura popular:

"¡Ni con Washington ni con Moscú, solo el Aprismo salvará el Perú!"

"¡Pan con Libertad!"

Cada 22 de febrero los miembros del Partido Aprista, se reúnen, celebran y conmemoran el día del nacimiento de su líder que es también su Día de la Fraternidad. La bandera de los Estados Unidos de Indoamericana que él creó ha servido de inspiración para la bandera de la Unión de Naciones Sudamericanas.

Ideología del Partido Aprista

SOCIALDEMOCRACIA

Eduard Bernstein (1850-1932): Político socialdemócrata alemán y fundador de la teoría evolucionaría del socialismo mediante reformas parlamentarias.

La socialdemocracia es una ideología política que surgió a finales del siglo XIX a partir del movimiento socialista. La socialdemocracia moderna se diferencia de otras concepciones del socialismo por la manera que interpreta el significado e implicaciones de ese término, especialmente en materias políticas:

«La Internacional Socialista se fundó hace cien años para coordinar la lucha mundial de los movimientos socialistas democráticos por la justicia social, la dignidad humana y la democracia. En ella se reunieron partidos y organizaciones de tradiciones diferentes, que compartían el objetivo común del socialismo democrático. A lo largo de su historia, los partidos socialistas, socialdemócratas y laboristas han defendido los mismos valores y principios. Los socialistas democráticos han llegado a proclamar estos valores por caminos muy distintos, a partir del movimiento obrero, de los movimientos populares de liberación, de las tradiciones culturales de asistencia mutua y de solidaridad comunitaria en muchas partes del mundo. También tienen raíces en las diversas tradiciones humanistas del mundo. Pero aunque existan diferencias ideológicas y culturales, todos los socialistas comparten la concepción de una sociedad mundial pacífica y democrática, con libertad, justicia y solidaridad» Mientras para los socialdemócratas tales principios representan la esencia del socialismo, otros, definiendo el socialismo en el significado que generalmente se tiene del marxismo, rechazan esta interpretación.

La socialdemocracia también aborda los temas valóricos desde un prisma progresista.

Los socialdemócratas se caracterizan por sus políticas reformistas ligadas a la participación ciudadana, a la protección del medio ambiente y a la integración de minorías sociales en las democracias modernas.

Es el sector de la izquierda política más importante del mundo contemporáneo.

ORÍGENES

La socialdemocracia surge a finales del siglo XIX y principios del XX en el seno del movimiento obrero y el socialismo. La necesidad de articular políticamente el movimiento proletario hizo que en las conclusiones de la Conferencia de Londres que dio origen a la creación de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT, 1864) se aconsejara –inspiradas prioritariamente en el pensamiento marxista– la creación de partidos políticos. Estos partidos serían los defensores de las ideas sostenidas por la Internacional y se articularían como "vanguardia organizada de las fuerzas proletarias". El primer partido socialdemócrata fue el alemán (SPD, 1869), señalado como ejemplo a seguir por los propios líderes de la Internacional. Tomado como modelo se crearon los partidos socialdemócratas de España (1879), Bélgica (1885), Austria (1889), Hungría (1890), Polonia (1892), Bulgaria y Rumania (1893), Holanda (1894) y Rusia (1898). Un desarrollo político muy importante tuvieron los partidos socialdemócratas escandinavos (Dinamarca, 1879; Noruega, 1887; Suecia, 1889). En Inglaterra y algunos otros países los partidos socialistas siguieron una línea más laborista y adoptaron ese nombre. Partido Laborista

En la época de su fundación, y una vez expulsados los anarquistas de la II Internacional en 1896, todos estos partidos nacionales tuvieron planteamientos ideológicos muy semejantes, inspirados en el triunfante marxismo. Inicialmente los partidos socialdemócratas incluyeron socialistas revolucionarios como Rosa Luxemburgo y Lenin, moderados o centristas que defendía la ortodoxia o camino intermedio como Karl Kautsky y Jean Jaurès y quienes se concentraban en dos metas, el logro del sufragio universal y la conquista del Estado a fin de utilizarlo como instrumento de progreso al socialismo.

Sin embargo, pronto se abrió una profunda brecha ideológica por parte de Eduard Bernstein, quien postula –citando a Engels– que el socialismo se logrará a través de una lucha «prolongada, tenaz, avanzando lentamente de posición a posición». Lo que producirá una especie de evolución del capitalismo dado que por un lado a) las condiciones económicas no eran las suficientes como para permitir la aparición del socialismo y b) que la concentración o acumulación del capital no se ha realizado en los términos previstos por Marx, sino por el contrario, se ha extendido a través de la generalización de las empresas de capital social; lo que significa que en lugar de pauperizar, la sociedad entera ha logrado mejorar los niveles de vida de amplios sectores de ella y por el otro, la ampliación de la democracia y los logros de beneficios sindicales que esa extensión hace posible significa que el proletariado tendría cada vez más derechos a defender y por lo tanto, menos razones para una insurrección.

Todo lo anterior "ha revolucionado completamente las condiciones de la lucha del proletariado. Los métodos de 1848 (la referencia es al Manifiesto Comunista) son obsoletos en todo sentido". Paralelamente Bernstein argumenta que la extensión de derechos democráticos a las clases desposeídas -específicamente, el derecho a voto a quienes no son propietarios cambia las reglas de la política: la democracia se ha transformado en conquista y herramienta popular y por lo tanto supera la necesidad de una insurrección y/o guerra civil a fin de instaurar una dictadura del proletariado. Consecuentemente, Bernstein analizaba la posibilidad de transformación del capitalismo al socialismo mediante un proceso de reformas políticas y económicas; la consecución de estas reformas debían figurar en adelante como objetivo prioritario del movimiento obrero, por lo que la confrontación electoral y la presencia parlamentaria de los partidos socialdemócratas se transforma en método central de avance al socialismo. Aunque las tesis de Bernstein fueron condenadas por casi todos los partidos, su posicionamiento (denunciado por los continuistas como revisionismo) tuvo una amplia influencia en el socialismo internacional.

Es importante mantener presente que las reformas que Bernstein está postulando no se refieren solo un sistema de beneficios, sean sindicales o sociales, sino que al sistema político mismo -especialmente el de su tiempo- Para él, la democracia es un concepto no solo mejorable sino un objetivo político que se debe lograr o implementar -por ejemplo, a través de la lucha por el derecho de los sindicatos a participar no solo en la administración de empresas sino también en la dirección política de un país- Así, define democracia, negativamente, como: "la ausencia del gobierno de clases el principio de la supresión del gobierno de las clases aunque no todavía la actual supresión de las clases".

Por su parte, los partidos laboristas estaban también fuertemente influidos por la visión de la Sociedad Fabiana, quienes creen que la transición a una sociedad socialista podía lograrse mejor mediante una evolución dentro de la democracia representativa que por una revolución violenta o algún otro medio alternativo al de elecciones democráticas.

IDEOLOGÍA

La socialdemocracia plantea:

  • Una economía mixta que consta tanto la propiedad privada y de propiedad pública o los programas subvencionados de educación, cuidado de salud universal, cuidado infantil y los relacionados servicios sociales para todos los ciudadanos.

  • Un amplio sistema de seguridad social (aunque generalmente no en la medida preconizada por los socialistas), con el objetivo declarado de contrarrestar los efectos de la pobreza y asegurar a los ciudadanos contra la pérdida de ingresos a raíz de enfermedad, desempleo o jubilación.

  • Organismos gubernamentales que regulen la empresa privada en defensa del trabajador y de los consumidores, garantizando los derechos laborales (es decir, apoyar el acceso de los trabajadores a los sindicatos), y de los consumidores la protección y la competencia de mercado.

  • Ecologismo y protección del medio ambiente a través de las leyes, por ejemplo, la financiación de energía alternativa, además recursos y leyes destinados a combatir el calentamiento global.

  • Sistemas de impuesto progresivo para financiar los gastos del gobierno.

  • Una política social secular y progresista.

  • Inmigración y multiculturalismo.

  • El comercio justo en libre comercio.

  • Una política exterior de apoyo a la promoción de la democracia, la protección de los derechos humanos y en lo posible, a partir del multilateralismo.

  • Promoción de la justicia social, los derechos humanos, derechos sociales, derechos civiles y libertades civiles.

La socialdemocracia contemporánea

En los últimos tiempos, muchos socialdemócratas mantienen que no existe un conflicto entre la economía capitalista de mercado y su definición de una sociedad de bienestar mientras el estado posea atribuciones suficientes para garantizar a los ciudadanos una debida protección social. En general, esas tendencias se diferencian tanto del social liberalismo como del liberalismo progresista en la regulación de la actividad productiva, y en la progresividad y cuantía de los impuestos. Esto se traduce en un incremento en la acción del Estado y los medios de comunicación públicos, así como de las pensiones, ayudas y subvenciones a asociaciones culturales y sociales (ver economía mixta). Algunos gobiernos europeos han aplicado en los últimos años una variante de la Tercera Vía que es un poco más próxima al liberalismo, con un menor intervencionismo y presencia de empresas públicas, pero con el mantenimiento de las ayudas y subvenciones típicas de la socialdemocracia. Por lo demás, su ideología en temas sociales es equiparable a la del resto de la izquierda política.

Entre los pensadores que han tenido más influencia sobre la socialdemocracia en el presente se encuentran Gerhard Schröder; Paul Krugman, Robert Solow, Joseph Stiglitz; Amartya Sen; Claus Offe, y, principalmente, Norberto Bobbio. Las ideas que han dado origen a las posiciones de Tony Blair y Gordon Brown se asientan principalmente sobra la obra de Anthony Giddens y Jeffrey Sachs. Gordon Brown ha sido también influido por alguna de las percepciones de Gertrude Himmelfarb.

Los partidos socialdemócratas se encuentran entre los más importantes en la mayor parte de los países europeos, así como en la mayor parte de países influidos por el viejo continente, con la notable excepción de Estados Unidos, donde Bernie Sanders es el único senador independiente que se declara abiertamente como socialista democrático.

La mayor parte de los partidos socialdemócratas son miembros de la Internacional Socialista, que es sucesora de la Segunda Internacional y la Internacional Obrera y Socialista a partir de 1951.

A menudo se utilizan los términos "socialismo" o "socialista" en referencia a la socialdemocracia y los socialdemócratas, aunque el concepto "socialismo" es más amplio, ya que en diferentes países pueden incluir a socialistas democráticos, marxistas, comunistas y anarquistas.

CRÍTICAS A LA SOCIALDEMOCRACIA

  • Los comunistas y socialistas de la izquierda más ortodoxa afirman que la socialdemocracia abandonó la tesis de transformación gradual de la sociedad capitalista a una sociedad igualitaria, pues en la mayoría de los países donde los socialdemócratas han gobernado, mientras aplican sus planes de bienestar social (en su opinión, cada vez más reducidos), el capitalismo sigue desarrollándose salvajemente, generando monopolios, concentración de riqueza y desigualdad.

  • La derecha política afirma que los socialdemócratas fomentan burocracias estatales mantenidas con una excesiva carga impositiva a los ciudadanos, son críticos del Estado de Bienestar, sistema económico característico de la socialdemocracia, argumentando que este supone un riesgo moral, ya que los individuos se ven desligados de las consecuencias económicas de sus actos, y además son forzados a subvencionar el consumo de otros.

  • Para muchos políticos conservadores, la socialdemocracia es refugio de comunistas y extremistas de izquierda que utilizan una plataforma política que se muestra "renovada" pero que gradualmente sigue expandiendo ideas de fuerte inspiración marxista que ellos consideran negativas para la sociedad.

  • Desde el mundo religioso las críticas apuntan a las políticas progresistas de los socialdemócratas, como por ejemplo, las uniones legales de personas del mismo sexo y la enseñanza de los diferentes métodos de anticoncepción a la juventud desde una edad temprana.

  • Frei Betto, teólogo de la liberación, critica fuertemente a la socialdemocracia en su célebre escrito "Diez consejos de Frei Betto para los militantes de izquierda", en donde afirma lo siguiente: "Cuidado: usted puede estar contaminado por el virus social-demócrata, cuyos principales síntomas son usar métodos de derecha para obtener conquistas de izquierda y, en caso de conflicto, desagradar a los pequeños para no quedar mal con los grandes

TERCERA VÍA

Tercera Vía es el nombre que se ha dado a una variedad de aproximaciones teóricas y propuestas políticas que, en general, sugieren un sistema económico de economía mixta y el centrismo o reformismo como ideología de gobierno. En la práctica política, estas posiciones rechazan la validez absoluta de las filosofías tanto del laissez faire como del mercado totalmente controlado del marxismo-leninismo; promueven la profundización de la democracia y enfatizan el desarrollo tecnológico, la educación y los mecanismos de competencia regulada a fin de obtener progreso, desarrollo económico, social y otros objetivos sociales Las filosofías de la Tercera Vía han sido a menudo descritas como una síntesis del capitalismo y el socialismo por algunos de sus proponente

Dado que el término no se define específicamente, se puede hablar de terceras vías en el sentido amplio o en el más estricto de la palabra. La diferencia estaría en que el sentido amplio incorporaría cualquier proposición que buscara obtener o mantener una posición equidistante tanto del socialismo como del capitalismo, a través ya sea de una economía mixta o políticas que rechacen esas percepciones extremas. Sin embargo, no todas esas alternativas pueden ser catalogadas como progresivas sino también algunas deben ser definidas como fuerte o abiertamente reaccionarias.

Consecuentemente, el análisis político moderno hace notar que la Tercera Vía no debe confundirse con el concepto Tercera posición o tercerposicionismo, que es como se autodefinen los movimientos de orientación fascista o neofascista, los que se consideran opuestos tanto al capitalismo como al comunismo y no admiten su posicionamiento en el espectro político izquierda-derecha. La Tercera Vía se suele calificar, por el contrario, de centrista.

El término Tercera Vía se reserva para aquellas posiciones que, avocando intervención estatal en la economía, enfatizan su preferencia por la democracia como sistema de gobierno. No obstante, algunos críticos de la Tercera Vía han utilizado ese paralelismo de terminología.

En la práctica política, los proponentes de la Tercera Vía en su sentido estricto van desde muchos que apoyan la socialdemocracia a aquellos que apoyan el liberalismo progresista; incluiría también aquellos que proponen la Economía social de mercado, proyecto que busca explícitamente ser un punto medio entre el liberalismo y la socialdemocracia.

ORÍGENES Y EVOLUCIÓN DEL TÉRMINO

Los primeros usos del concepto se encuentran en Marx y sus seguidores, generalmente para negar que tal posibilidad exista. Para Marx, el capitalismo será destruido por las mismas fuerzas que lo crean y mantienen, siendo reemplazado por el socialismo: no hay alternativa o tercera posibilidad.

Más tarde, el uso continúa en la misma vena pero aplicado a situaciones diferentes: Para Rosa Luxemburgo la dicotomía es entre socialismo o fascismo. Para Lenin y otros, la Tercera Vía es el utopismo traicionero producto de "el reformismo burgues" Sin embargo, se hace evidente que, para aquella época, algo que podría ser llamado "propuesta de la Tercera Vía" ya existe: así por ejemplo, en el discurso citado, Lenin agrega: "La condena de la dictadura y un sentido democrático son particularmente fuertes entre esos argumentos. La falsedad e hipocresía de este argumento, repetido mil veces en la prensa capitalista y en la Conferencia Internacional Amarilla en Berne en febrero de 1919 son obvias a todos los que se niegan a traicionar los principios fundamentales del socialismo"

En una notable coincidencia de opinión, uno de los grandes teóricos del liberalismo económico, Ludwig von Mises, afirma: "Simplemente no hay otra opción que esta: ya sea se abstiene de interferir en el libre juego del mercado, o se delega el manejo completo de la producción y distribución al gobierno. Ya sea capitalismo o socialismo: no hay un camino intermedio

De acuerdo a John Browning el término como tal se origina en una propuesta del papa Pío XII abogando por una Tercera Vía entre el socialismo y el capitalismo hacia el fin del siglo XIX

Se hace evidente que ya en las dos o tres primeras décadas del XX, con o sin el uso específico del término, algunos pensadores o filósofos políticos -representando una variedad de posiciones- habían ya empezado a sugerir posiciones que corresponden en general a la aspiración de encontrar un camino intermedio a la ley del mercado y a la dictadura del proletariado. Consecuentemente, todas esas posiciones han sido llamadas Tercera Vía en algún momento.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el término se empieza a hacer común. Encontramos su primer uso documentado para describir un proyecto por el creador del mismo -o sus seguidores cercanos- en Alfred Müller-Armack. Sin embargo, el uso no es exactamente el que por lo general tiene: de acuerdo a Schuller, Alfred y Hans-Gunter Krusselberg: en su obra se insiste en que el marco de la economía, que comprende lo humano, "es infinitamente más importante que el mercado mismo, de ahí la necesidad de un tercer camino entre el paleoliberalismo y el camino del neoliberalismo".

El primer uso de "Tercera Vía" en el sentido que ahora tiene se encuentra en un comentario de 1949 acerca de la Conferencia de la Habana (Cuba): "El proyecto original de la Carta de La Habana para la creación de la OIC fue "elaborado en las reuniones preparatorias de Londres (1946) y Ginebra (1947) tomando en consideración la perspectiva del desarrollo, debido en gran medida a la mayor y más activa presencia de países del Sur. En particular, en la Habana hubo fuerte presencia de países latinoamericanos encabezados por Argentina, que bajo la presidencia de Perón, tenía una política exterior muy activa en la búsqueda de lo que entonces se denominó Tercera Vía, un tercer camino entre capitalismo y socialismo."

El término se popularizó. En 1955, Anvil (una revista socialista popular en círculos académicos en EEUU) publicó un ejemplar dedicado al "Debate sobre la Tercera Vía

Pensadores que han propuesto programas de Tercera Vía en su sentido más amplio incluyen (desde un punto de vista socialista) Eduard Bernstein; Ferdinand Lassalle, Abba Lerner. Desde un punto de vista liberal Thomas Hill Green. Desde un punto de vista cristiano, Karl Polanyi y Alfred Müller-Armack. En algún lugar intermedio encontramos Franz Oppenheimer, quien se definía como "socialista liberal". Un pensador contemporáneo, Anthony Giddens, podría ser clasificado como postmodernista

Entre los movimientos político-intelectuales que ya sea han contribuido o se han inspirado de estas visiones, aparte de los ya nombrados, tenemos el Distributismo; la Sociedad Fabiana y el ordoliberalismo.

VISIÓN Y PRÁCTICA POLÍTICA

La situación es, desde el punto de vista de la tercera vía, mucho más compleja que la simple dicotomía "mercado libre o mercado totalmente controlado" o "libertad absoluta o dictadura del proletariado". No es que tal problema carezca de toda importancia, pero es que lo que importa es la maximización de la producción, en una situación dada en la que los recursos, etc., no son ni infinitos ni totalmente moldeable. Obviamente la definición de cuál es el mejor resultado es debatible y abierta a consideraciones sociales específicas. Pero ese es precisamente el punto: la evaluación de que es mejor y más conveniente será diferente en diferentes situaciones, dependiendo, por ejemplo, de los recursos humanos y físicos actualmente disponibles, situaciones que existan y problemas a resolver, etc. No hay ni puede haber una receta única, que diga que una solución es la única posible en todas partes y en todo momento. "El problema es que en un mundo abierto no hay simplemente tres vías. Hay -como he indicado en otra parte- 101, que es otra forma de decir un número indefinido. A efectos de la política práctica, esto es importante. La cuestión puede ser la misma en todas partes, ya que deriva de condiciones que en gran medida son globales: ¿Cómo podemos conseguir crear riqueza y cohesión social en las sociedades libres? Las respuestas, sin embargo, son muchas. Hay muchos capitalismos, no sólo el de Chicago; hay muchas democracias, no sólo la de Westminster. La diversidad no es un extra opcional de la alta cultura; es algo básico en un mundo que ha abandonado la necesidad de sistemas cerrados y englobadores."

?Como ejemplo considérese el caso de la búsqueda de igualdad de oportunidades para todos en la educación. Eso se puede lograr a través del estado siendo el propietario de todos los establecimientos educacionales. Pero también se puede lograr a través del estado subvencionando estudiantes en un sistema en el cual tales establecimientos sean privados.

Quizás la propiedad podría ser comunitaria, a través de las municipalidades u ONG. En todo caso, hay que considerar el papel de las caridades y organismos filosófico religiosos. Puede haber una mezcla de todos esos sistemas. Pero el problema de la educación va mucho más allá que eso, por ejemplo: cómo se vincula esa educación a las metas sociales. Cosas tales como: qué tipo de educación (técnica. humanista, o quizás más realista, cual mezcla de tales aproximaciones) los criterios a utilizar para seleccionar los estudiantes, el cómo se financia el sistema: ¿se pagan sueldos y gastos de establecimiento? ¿Se dan becas a estudiantes? ¿a todos o sólo a algunos? quizás sería mejor tener un sistema de préstamos universal? (eso enfatizaría que aquellos que reciben una educación que está siendo pagada a través de un esfuerzo social común, también son parte de esa sociedad, que en la medida que reciben, también adquieren una obligación) Cuales programas deben ser implementados para asegurar que aquellos que no acceden a ciertos niveles (por ejemplo, educación terciaria) no carezcan de toda capacitación (es decir, cuál es el sistema de educación no académica y capacitación, incluyendo adultos). Qué papel juegan o deberían o podrían jugar en todo eso otros actores sociales? (se puede implementar un sistema de educación y capacitación sin participación alguna de sectores empresariales, sindicales, etc.? es realista y seria "eficiente" un sistema que no provea un mecanismo para que, por ejemplo, empresarios -ya sea privados, comunitarios o estatales- den información acerca de qué tipo de calificaciones son necesarias ahora y en el futuro por ellos previsible?)

En realidad, y ya que estamos considerando "el mejor resultado", el problema es aún más complejo: como sabemos, tanto como sociedad y como individuos (estudiantes y padres) cual es el mejor sistema? es el criterio simplemente la cantidad de individuos que logran algún título -cualquiera que ese sea- o es la comparación entre las habilidades de aquellos que se titulan lo que realmente importa? se debe comparar con otros sistemas educacionales en otros países (en cuyo caso, cuáles? los que estén en situaciones similares o los que representen una meta deseable?) Adicionalmente, como utilizamos ese conocimiento no solo para tomar decisiones individuales (tales como cuales colegios escoger) sino sociales: como mejorar el resultado tanto de establecimientos individuales sino también el sistema mismo. Después de todo, la sociedad, la economía y la situación están cambiando constantemente, la educación no puede estar ajena, intocada e inafectada por esos cambios.

TERCERA VÍA EN LA ACTUALIDAD

Actualmente se afirma que las posiciones "terceristas" en Europa están más influidas por visiones liberales, a lo más, con un ligero disfraz de socialismo o interés reformador produciéndose así un movimiento hacia políticas de desregulación, descentralización y reducción de impuestos, buscando disminuir lo que se veía como sobre dependencia del estado y al mismo tiempo aumentar el sentido de responsabilidad personal. Sin embargo, otros, incluyendo Giddens, lo niegan En todo caso hay que considerar que tal movimiento seria hacia percepciones del liberalismo social sobre el telón de fondo del estado de bienestar el que llego a ser visto como demasiado poderoso, bordeando en lo avasallador.19 Al mismo tiempo, se argumenta que el Estado debería traspasar poderes a la comunidad y a los individuos. Esa posición está bien representada por algunos gobernantes como el que fuera primer ministro británico Tony Blair (quien se refirió a su proyecto como "The Third Way"), el antiguo canciller alemán Gerhard Schröder, el ex primer ministro holandés Wim Kok, etc.

En el contexto de América Latina, los proponentes de la tercera vía enfrentan una problemática diferente: "En nuestra región, por ende, el acento debe estar en incluir a los excluidos mejorando la vida de éstos sin que ello ocurra a expensas del resto. La idea es que nadie pierda en el proceso de inclusión social, para lo cual se requiere, simultáneamente, progreso material y progreso social, tal cual lo postulan nuestros amigos europeos." (Ricardo Lagos en "Hacia una 'tercera vía ' latinoamericana") Visiones similares han sido expresadas por el que fuera presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso22 y otros, tales como la ex presidente chilena Michelle Bachelet.

  • Un modelo reformista: Los partidarios de este modelo se inspiran en las teorías de Anthony Giddens y consideran que este modelo es una reforma que necesita la socialdemocracia para poder seguir defendiendo los elementos básicos del Estado del bienestar en la era de la globalización, que ha adoptado un modelo económico de corte socioliberal. El auge de la Tercera Vía se debe principalmente al agotamiento de las políticas socialistas tradicionales, sobre todo en la Unión Europea. El objetivo de la Tercera Vía es compatibilizar los valores tradicionales de centro-izquierda, como la solidaridad social, la justicia social, la responsabilidad y las oportunidades, con los postulados económicos del libre mercado, como la reducción del intervencionismo y de los impuestos.

  • Política económica y fiscal: La función que la Tercera Vía asigna al Gobierno es favorecer la estabilidad macroeconómica y desarrollar políticas de bienestar, pero sin intervenir directamente ni imponer políticas paternalistas. Otro punto clave es la creación de empleo, mediante la mejora de la educación y de los beneficios fiscales para las empresas que asuman sus responsabilidades.

  • Política internacional: En la política internacional, la Tercera Vía intenta adaptarse a la globalización y a los nuevos retos políticos que surgieron tras el final de la guerra fría, desechando las viejas ideas y amenazas del orden bipolar, y se preocupa por los nuevos problemas, como la delincuencia organizada, el terrorismo, el tráfico de drogas y el medio ambiente. La cooperación internacional y el reforzamiento de las organizaciones supranacionales, como la UE, son otros puntos clave de la Tercera Vía, pero sin renunciar a la soberanía nacional. La seguridad es también vital, pero utilizando la fuerza sólo cuando sea imprescindible. Esta Tercera Vía, que comenzó su marco teórico en Gran Bretaña, tiende a unir la teoría Neoclasicista con la teoría Neo keynesiana.

Estatuto del Partido Aprista Peruano

TITULO PRELIMINAR IDEARIO APRISTA

I

El Partido Aprista Peruano, organizado como Frente Único de Clases de los Trabajadores Manuales e Intelectuales, defiende los intereses de las mayorías productoras; sostiene la democracia integral y aspira a implantar la justicia social, sin abdicar de la libertad. Consecuentemente, está conformado por la alianza de clases oprimidas integrada por obreros, campesinos, y los vastos sectores de las clases medias que comprenden a profesionales, estudiantes medianos, artesanos, comerciantes, trabajadores informales, pequeños industriales y demás sectores equivalentes.

II

El Partido Aprista Peruano reitera que su doctrina es el fundamento de sus principios programáticos. Es un movimiento político, económico y social de origen y proyecciones peruanas, sin depender ni estar subordinado a otros movimientos extra continentales. El Partido Aprista Peruano responde, por tanto, a nuestra realidad política, económica y social, caracterizada por un capitalismo subdesarrollado y dependiente.

III

El Partido Aprista Peruano rechaza toda forma de imperialismo y demás expresiones de dominio. Considera que el imperialismo es el problema fundamental de Perú y América Latina, especialmente en sus nuevas modalidades de dominación transnacional y financiera, siendo un factor determinante del atraso y el subdesarrollo.

IV

Consecuentemente con la lucha por la unidad que nos legaron los libertadores, y consciente del proceso mundial de formación de grandes agrupaciones continentales decisorias en política y economía internacionales, el Partido Aprista Peruano lidera la unidad política y económica de América Latina y el Caribe, mediante la permanente coordinación económica y política de nuestros países con miras a la formación de un mercado común y consolidación de nuestros regímenes democráticos en nuestro pueblo continente.

V

El Partido Aprista Peruano propugna la vigencia efectiva de las garantías democráticas, su perfeccionamiento progresivo, y el respeto irrestricto a los Derechos del Hombre y a las libertades fundamentales, sin excepciones, como lo establece la Constitución Política del Perú y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948; derechos elevados en el Perú a la categoría de Pactos Colectivos el 16 de diciembre de 1966 y los Convenios Internacionales que protegen los derechos de los trabajadores, del niño, del anciano y la mujer.

VI

Lucha para que todas las generaciones del Perú enfrenten a la tiranía, el totalitarismo, la dictadura y toda forma de opresión tal como lo hicieron nuestros mártires. Propugna que el régimen democrático se afiance y consolide a través de los partidos políticos y del ejercicio de una docenciavico-política permanente. Propone, para alcanzar plenamente la institucionalidad democrática, el reconocimiento del Congreso Económico Nacional, que representando los intereses del Estado, el trabajo y el capital, genere, estimule y canalice las fuerzas productivas del país.

VII

Propone llevar a la realidad la democracia política, económica y social que sustenta su doctrina; para ello, impulsa el desarrollo económico; estimula y tecnifica la agricultura, defiende la pequeña y mediana propiedad, las modalidades empresariales, cooperativas y autogestionarias; promueve la industrialización mediante un planeamiento cabal que conduzca a la explotación científica y tecnológica de los recursos naturales del país, con el objeto de elevar la productividad y el nivel material y espiritual de la población peruana a favor de los sectores marginados; proscribiendo la explotación del hombre por el hombre y la explotación del hombre por el Estado a fin de alcanzar una sociedad con desarrollo , seguridad y paz.

VIII

El Partido Aprista Peruano, inspirado en sus ideales antiimperialistas, integracionistas, revolucionarios y democráticos, impone una moral que debe mantenerse y defenderse porque representa una forma de vida y una dignidad cívica, inconfundible. Su dinámica funcional responde a los principios de Fe, Unión. Disciplina y Acción, y la conducta de sus militantes obedece a la fraternidad, solidaridad y disciplina internas, contenidas en su Estatuto y Reglamentos que obligan a todos los militantes, por igual. Se ejercita la crítica, autocrítica y mutuo crítica como formas permanentes y democráticas en el ejercicio de sus actos.

IX

El Partido Aprista Peruano defiende el patrimonio arqueológico, histórico y cultural y los recursos naturales del Perú y apoya las acciones destinadas a proteger nuestras riquezas y mantener el equilibrio ecológico. Reconoce los avances de la ciencia y la tecnología destinados al desarrollo pacífico de la humanidad e incentiva a sus militantes en el estudio e innovaciones científico - tecnológicas; la creación de tecnologías apropiadas a nuestra realidad y su aplicación para la transformación y el desarrollo del país.

X

El Partido Aprista Peruano propicia la unidad de los peruanos en torno a propósitos comunes de interés general que deben expresarse en un Proyecto Nacional que permita el desarrollo armónico de nuestro país para alcanzar los Objetivos Nacionales de Unidad Nacional, Sociedad Democrática Antiimperialista y Nacionalista con participación social, que visualice la solución al problema de la Deuda Externa, que permita la Regionalización e Integración Nacional, que oriente la búsqueda acelerada de la solución a los problemas de la Integración Andina orientada Hacia la Unidad Indoamericana, que reafirme la decisión de un Estado soberano, independiente e integridad del patrimonio nacional, sobre la base de la defensa ecológica del medio ambiente. Dicho proyecto debe recoger, en su formulación, los fines y objetivos consagrados por la Constitución Política del Perú de 1979 orientados al bienestar general del pueblo peruano.

XI

El Partido Aprista Peruano declara que su Programa y Plan de Gobierno constituyen un decidido y desinteresado aporte a la solución de los grandes problemas nacionales y regionales. Los entrega al Perú, sin ningún exclusivismo, anheloso de participar en todo movimiento que nos conduzca a la transformación económica, moral y cultural de la República.

DE LA ORGANIZACIÓN APRISTA

1º El Partido Aprista Peruano o Partido del Pueblo, y cuya sigla es PAP, es una organización política, democrática, popular, funcional, descentralista y participatoria, en la que la autoridad nace de las bases. Las decisiones son un proceso que se toman en los diferentes niveles de su estructura orgánica. 2º El Partido surge del pueblo y a través de su organización lo representa, defiende, recoge sus necesidades y lucha por sus aspiraciones. 3º El Partido es una escuela integral para la vida, donde el militante se adoctrina, se educa, se culturiza, se forma cuidadosamente y realiza actividades de proyección social, a través del Partido o de las organizaciones de la sociedad. 4º La Estructura Orgánica y la Dinámica Funcional del Partido reafirman la participación de los trabajadores manuales e intelectuales y de la juventud. La mujer tiene los mismos roles en la conducción y en las responsabilidades funcionales del Partido, en todos sus niveles. 5º La organización aprista considera al ser humano como fin supremo en función de la actividad integral que cumple en la sociedad y como protagonista del cambio social. 6º La organización del Partido se sustenta en sus militantes, que la conforman y que asumen el compromiso de la gran transformación de la sociedad de acuerdo a nuestro Ideario. 7º La organización aprista requiere de la formulación del escalafón del Partido, para la denominación del grado de eficiencia de cada militante; donde el trabajo partidario y social o comunitario es el título necesario para que los compañeros puedan ejercitar sus derechos y participar en las funciones de dirección de los órganos del Partido. 8º La organización aprista se sustenta en los principios fundamentales de la Disciplina, Ética, Moral y la Fraternidad.

TITULO I: DENOMINACION, FINES Y DOMICILIO

Artículo 1°.- Este Estatuto es la carta fundamental del Partido Aprista Peruano (Partido del Pueblo), cuya sigla es P.A.P., nadie está por encima de él.

Artículo 2°.- Partido Aprista Peruano es la fraternal alianza de los trabajadores manuales e intelectuales del Perú para llevar a cabo el Plan de Acción que preconiza la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), fue fundado el 20 de Setiembre de 1930.

Artículo 3°.- El título de Jefe del Partido Aprista Peruano corresponde por siempre al c. Víctor Raúl Haya de la Torre, creador de la Doctrina y fundador del APRA, en memoria y reconocimiento a la abnegada, ejemplar y patriótica labor desplegada en vida.

Artículo 4°.- Los fines del Partido Aprista Peruano son los contenidos en su Ideario cuyo texto es parte integrante de este Estatuto, como título preliminar.

Artículo 5°.- El Partido Aprista Peruano tiene duración permanente e indeterminada, desarrolla sus actividades en el ámbito nacional en forma descentralizada, mediante organismos que gozan de autonomía administrativa, en sus respectivas jurisdicciones. Su sede principal de coordinación nacional está en Lima, pudiendo rotar de acuerdo a las circunstancias y a sus necesidades. Su actual domicilio legal está ubicado en la Avenida Alfonso Ugarte 1012 del distrito de Breña – Lima.

TITULO II DE LOS AFILIADOS

Artículo 6°.- Son miembros del Partido Aprista Peruano los peruanos, varones y mujeres mayores de edad, inscritos libre y voluntariamente y previa preparación de seis meses. También son miembros los inscritos en la Juventud Aprista Peruana.

Artículo 7°.- La calidad de miembro del Partido se pierde a) por renuncia expresa a seguir perteneciendo como afiliado, b) por afiliación a otro Partido o movimiento político y c) por expulsión.

Artículo 8°.- Todo aprista debe actuar a) en su comité de base, b) en su agrupación sindical y gremial, profesional o funcional, c) en las Universidades Populares González Prada u otros organismos de cultura del Partido y d) en la comunidad donde se desarrolla.

TITULO III DE REGISTRO UNICO NACIONAL DE AFILIADOS

Artículo 9°.- A cargo de la Secretaría Nacional de Organización, funciona la Oficina de Registro Único Nacional de Afiliados del Partido.

Artículo 10°.- En el Registro Único se registran a todos los apristas inscritos en el ámbito nacional e internacional.

Artículo 11°.- Los Comités del Partido están obligados a remitir, semestralmente, a la Oficina del Padrón Nacional, la relación de Apristas en su jurisdicción, así como de los que hayan dejado de serlo, para los efectos de su depuración periódica.

Artículo 12°.- Los Secretarios Generales y los de Organización de los Comités incurren en falta grave si incumplen lo dispuesto en el artículo anterior, dentro del término que él señala.

Artículo 13°.- El Registro Único Nacional incluye también a los integrantes de la Juventud Aprista Peruana.

TITULO IV DE LOS DERECHOS Y DEBERES

Artículo 14°.- El aprista al afiliarse, automáticamente se somete a las prescripciones del Estatuto, Reglamento y demás Normas del Partido.

Artículo 15°.- Los apristas, sin excepción y sin distinción de sexo, raza, religión y opinión tienen iguales derechos y obligaciones dentro de la Ideología y Doctrina Aprista. Artículo 16°.- Todos los afiliados al Partido, tienen derecho a elegir y ser elegido, así como a ejercitar dentro de las organizaciones del Partido los derechos de iniciativa y crítica, conforme a los reglamentos correspondientes.

Artículo 17°.- El Partido garantiza la libertad de opinión para la crítica, autocrítica y mutuo crítica, la que se ejerce dentro de los organismos del Partido. Los apristas sujetarán su conducta a los principios ideológicos y doctrinas y a la moral y ética del aprismo. Las transgresiones y sanciones las prevé el Reglamento General de Disciplina.

Artículo 18°.- Los deberes del aprista son: Político, Sindical y Gremial; Cultural, Social y Económico. El cumplimiento de estos deberes da al afiliado la categoría de militante y los derechos correspondientes. Artículo 19°.- Todo aprista está obligado a incorporarse a su respectiva Agrupación Funcional de Frente Único.

Artículo 20°.- Todo aprista para ser militante activo está obligado a cooperar económicamente en el sostenimiento del Partido.

Artículo 21°.- El Partido Aprista reconoce y garantiza a sus militantes en armonía con sus normas y fines los siguientes derechos: Capacitación integra, asesoramiento, defensa, acreditación, asistencia, promoción y el uso racional de la infraestructura física y servicios del Partido.

TITULO V DEL ESCALAFON

Artículo 22°.- El Sistema Nacional de Escalafón, Evaluación y Control es autónomo y descentralizado. Artículo 23°.- La Oficina de Escalafón Nacional del militante, sobre la base del Padrón Único, organiza el Escalafón centralizado del militante en el que se registran documentalmente los datos fundamentales de los afiliados sobre su trayectoria personal y su vida partidaria, que sirve de sustento a su evaluación permanente por el Consejo Nacional de Escalafón, Evaluación y control.

Artículo 24°.- La Oficina Nacional de Escalafón depende única y directamente del Consejo Nacional de Escalafón, Evaluación y Control.

Artículo 25°.- Todo militante del Partido remitirá a la Oficina de Escalafón, su curriculum vitae y partidario y no partidario actualizado permanentemente. La evaluación de la militancia de los compañeros por el Consejo Nacional de Escalafón, Evaluación y Control garantizará y regulará el grado del ejercicio de sus derechos partidarios.

Artículo 26°.- El Consejo Nacional de Escalafón, Evaluación y Control, lo integran cinco miembros elegidos por el Congreso del partido entre militante con no menos de 15 años de ininterrumpida militancia partidaria y con inobjetable trayectoria y calidades morales. El Consejo actúa permanentemente como cuerpo colegiado y las decisiones se toman por mayoría absoluta del total de sus miembros. La presidencia y el secretario del Consejo se eligen anualmente sin derecho a reelección.

Artículo 27°.- Los Miembros del Consejo Nacional de Escalafón, son elegidos para un período de tres años y durante ese período no puede desempeñar ningún otro cargo dirigencial en el partido, ni cargo parlamentario no edificio, ni de representación política.

Artículo 28°.- Todos los Órganos del partido están obligados, bajo responsabilidades de sus dirigentes, a remitir información documentada que se relacione con las actividades de los militantes, así como emitir los informes que el Consejo Nacional de Escalafón y Evaluación y Control les requiera para el cumplimiento de su función de evaluación y calificación. En cada Comité Ejecutivo Partidario existirá una oficina respectiva de evaluación y control.

TITULO VI DE LOS ORGANOS DIRECTIVOS Y REPRESENTATIVOS DEL PARTIDO

Artículo 29°.- Son órganos directivos y representativos del Partido: a) Congreso Nacional, b) Convención Nacional, c) Plenario Nacional, d) Comité Ejecutivo Nacional, e) Convención Regional, f) Plenario Regional, g) Comité Ejecutivo Regional, h) Plenario Departamental, i) Comité Departamental, j) Convención Provincial, k) Plenario Provincial, l) Comité Ejecutivo Provincial, m) Convención Distrital, n) Plenario Distrital, o) Comité Ejecutivo Distrital, p) Comité Ejecutivo Sectoral y/o Rural, Anexos, y q) Cédulas.

Artículo 30°.- El Congreso Nacional del Partido es la expresión máxima del pensamiento y voluntad de los militantes. Constituye el más alto organismo de su democracia interna, soberana y representativa. Los miembros del Congreso son elegidos por las bases del Partido.

Artículo 31°.- Sólo el Congreso Nacional del Partido puede resolver lo que concierne a Ideología y doctrina Aprista, así como la modificación del Estatuto del Partido.

Artículo 32°.- El Congreso Nacional del Partido es un proceso que se inicia en las bases, se reúne ordinariamente cada tres años y extraordinariamente cuando las circunstancias así lo requieran y con agenda específica. El Congreso Nacional Ordinario se reúne para recibir el informe del Comité Ejecutivo Nacional y tratar todos los asuntos que se someten a su consideración. El Comité Ejecutivo Nacional efectúa la convocatoria de oficio. El Congreso Extraordinario se convoca a solicitud de las bases con la adhesión del 20% mínimo de los afiliados del Partido.

Artículo 33°.- El Congreso Nacional es organizado por una Comisión que designe el Comité Ejecutivo Nacional (C.E.N.), la que fórmula oportunamente el temario, el Reglamento y las directivas a las que se sujetan el certamen, el mismo que se realiza en la sede que el Comité Ejecutivo Nacional señale.

Artículo 34°.- La Convención Nacional es una Asamblea extraordinaria de nivel Nacional con agenda específica para el debate de los asuntos que motivan su convocatoria. Son miembros de ella, los integrantes del C.E.N. y los delegados elegidos por las bases del Partido, su organización se rige por lo dispuesto en el artículo anterior.

Artículo 35°.- El Plenario Nacional es la reunión de dirigentes en el que se evalúa la marcha del partido. Es convocado por el Comité Ejecutivo Nacional, con agenda específica. Se reúne ordinariamente cada seis meses y uno de los puntos de la agenda es el informe del Secretario General; extraordinariamente se reúne cuando lo determine el C.E.N.

El Plenario Nacional es presidido por el Secretario General, Secretarios Nacionales, Presidentes de Comisiones, Comités y Consejos Nacionales, la Célula Parlamentaria Aprista; Coordinadores Generales, de los organismos nacionales de Frente Único, Secretarios Generales de los Comités Regionales y Departamentales y Secretarios Generales Provinciales y otros dirigentes que determina el Reglamento General de Organización.

Artículo 36°.- El Comité Ejecutivo Nacional (C.E.N.) es el órgano permanente de mayor jerarquía y autoridad en la dirección del Partido, sólo es responsable ante el Congreso Nacional al que da cuenta del cumplimiento de las resoluciones que de él emanen, de las aprobadas en los Plenarios y Convenciones Nacionales y de sus propias determinaciones.

Artículo 37°.- Los Comités Ejecutivos Regionales, Departamentales, Provinciales, Distritales, Sectorales y Rurales son los organismos de mayor jerarquía en sus respectivas jurisdicciones.

Artículo 38°.- Los Comités Ejecutivos Sectoriales y/o Rurales son bases políticas del Partido, representativas en el Sector Urbano y Rural donde actúen en coordinación con el Comité Ejecutivo Distrital respectivo.

Artículo 39°.- Integran el Comité Ejecutivo Nacional (C.E.N.): El Secretario General del Partido, que lo preside; el Sub-Secretario General; los Secretarios Nacionales, los Presidentes de Comisiones Nacionales; el Presidente de la Célula Parlamentaria Aprista, y los Secretarios Generales de los Comités Ejecutivos Regionales y Departamentales. Asimismo, son miembros del C.E.N. los Secretarios Generales de los Comandos Nacionales que determine el Reglamento General de Organización. La reunión de estos dirigentes constituye la Asamblea del Comité Ejecutivo Nacional. Uno de los Secretarios Adjuntos y los Sub-Secretarios Generales Nacionales de los Comandos, pueden asistir a las Asambleas con voz pero sin voto y sin hacer quórum.

Artículo 40°.- El Comité Ejecutivo Nacional (C.E.N.) se reúne en asambleas ordinariamente una vez al mes y extraordinariamente cuando sea convocado por el Secretario General o a pedido de la mayoría absoluta de sus miembros.

En la reunión de la asamblea participan todos los miembros considerados en el artículo anterior. El C.E.N. se reúne también en asamblea ampliada, cada tres meses, y participan los miembros antes considerados, los Secretarios Regionales, Departamentales y los Secretarios Generales de los organismos nacionales de las secretarías de Frente Único. Los Secretarios Generales de Comités Provinciales pueden concurrir al C.E.N. a efectuar informes sobre la marcha Partidaria.

Artículo 41°.- Las Secretarías Nacionales integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (C.E.N.), son: a) De Organización b) De Ética, Moral, y Disciplina; c) De Economía, Finanzas, Administración y Patrimonio; d) De Cultura y Universidades Populares González Prada; e) De Prensa y Propaganda; f) De Sindicatos; g) De Organizaciones Agrarias, Comunidades Campesinas y Nativas; h) De Organizaciones Profesionales y Técnicas; i) De Cooperativas; j) De Industriales, Comerciantes, Artesanos e Informales; k) De Asuntos Electorales; l) De Organizaciones Femeninas y Populares; m) De Derechos Humanos; n) De Juventudes; o) De Promoción Social.

Artículo 42°.- Las Comisiones y Consejos Nacionales son: a) Comisión Nacional Política b) Comisión Nacional de Ideología, Doctrina y Formación de Cuadros c) Comisión Nacional de Planificación y Desarrollo f) Comisión Nacional de Relaciones Internacionales e Integración Latinoamericana d) Comisión Nacional de Ecología y Medio Ambiente e) Comisión Nacional de Educación f) Comisión Nacional de Gobiernos Municipales y Regionales g) Consejo Nacional de Escalafón, Evaluación y Control

Artículo 43°.- Las atribuciones y obligaciones de cada Secretaría Nacional, de cada Comisión, Comité y Consejo Nacional se establece en el Reglamento General de Organización, sobre cuya base elaboran su Manual de Funciones que someten a la aprobación del Comité Ejecutivo Nacional; y deben asignar sus Burós y Brigadas de Trabajo que requieran para el mejor desempeño de sus actividades.

Artículo 44°.- Cada Secretaría Nacional tiene como Secretarios Nacionales Adjuntos a tres miembros del Partido, representantes del trabajador manual, si el Secretario es intelectual o viceversa; la mujer, si el Secretario es varón o viceversa; y de la juventud. Los compañeros que desempeñen estos cargos son aprobados por el C.E.N. en Asamblea, propuestos por cada Secretario Nacional.

TITULO VII DEL SECRETARIO GENERAL Y EL CUERPO DIRECTIVO DEL CEN

Artículo 45°.- El Secretario General es la autoridad de más alta jerarquía del partido.

Artículo 46°.- Son atribuciones del Secretario General: a) Representar al Partido a nivel nacional e internacional; tiene la personería jurídica del Partido. b) Presidir las sesiones del Comité Ejecutivo Nacional, de los Plenarios del Partido y las Convenciones Nacionales. c) Coordinar y supervisar el rendimiento de las Secretarías y Comisiones Nacionales y de los demás Organos del Partido. d) Cumplir y hacer cumplir las normas estatutarias, las disposiciones emanadas del Congreso, Convenciones y de los Plenarios y las del Comité Ejecutivo Nacional. e) Ser el Personero Legal del Partido con facultades para otorgar mandato a nombre del partido; formular peticiones interponer demandas o contestar las que interpongan contra el partido. f) Abrir o cerrar cuentas del Partido en instituciones bancarias o financieras, conjuntamente con el Secretario Nacional de Economía. g) Celebrar acuerdos políticos con otros partidos, con anuencia del Comité Ejecutivo Nacional y previa opinión de la Comisión de Ideología y Doctrina y la Comisión Política por la trascendencia de la materia, con anuencia del Plenario Nacional o una Convención Nacional. h) Delegar alguna de sus atribuciones en militantes del Partido, con aprobación del Comité Ejecutivo Nacional. i) Ejercer todas las atribuciones que establece la Ley. j) Ejercitar las facultades que a todo mandatario confieren las normas legales vigentes sobre Poderes Especiales y Generales.

Artículo 47°.- El Sub-Secretario General reemplaza al Secretario General en caso de ausencia temporal o de inhabilitaciones, con las mismas facultades de éste, a falta del Sub-Secretario General es reemplazado por el Secretario Nacional de Organización, a falta de éste asume el encargo el Secretario Nacional de Disciplina, de manera que el Partido tenga representante Legal y Político.

TITULO VIII DE LOS COMITES EJECUTIVOS REGIONALES

Artículo 48°.- Los Comités Ejecutivos Regionales son los responsables del diagnóstico de la realidad socio-económico y política y de la formulación de las políticas regionales, dirige, coordina con los Comités Departamentales, Provinciales y Distritales. Es el organismo conductor de la participación del Partido en la Región de acuerdo a los lineamientos de acción política del Partido.

Artículo 49°.- Los Comités Ejecutivos Regionales y Departamentales están conformados por los organismos que establecen el Reglamento General de Organización.

TITULO IX DE LOS OTROS COMITES EJECUTIVOS TERRITORIALES

Artículo 50°.- Los Comités Ejecutivos Provinciales y Distritales son integrados por un Secretario y Sub-Secretario General y por las Secretarías indispensables para el mejor cumplimiento de su actividad partidaria conforme a lo que establece el Reglamento General de Organización.

Artículo 51°.- En las circunscripciones sedes de Universidades y/o Institutos Superiores debe haber necesariamente un Comando Universitario y/o un Comando de Institutos Superiores, cuyos Secretarios Generales se incorporan al Comité Ejecutivo respectivo.

Artículo 52°.- El Secretario General Regional tiene jerarquía de Secretario Nacional, en tal condición puede asistir con voz y voto a las sesiones del miembro Pleno del Plenario Nacional.

Artículo 53°.- Los Secretarios Generales Departamentales son miembros plenos del Plenario Nacional y asimismo pueden asistir a las sesiones del C.E.N. dando informes que se les soliciten o que sean de urgencia efectuar.

Artículo 54°.- Los Secretario Generales Provinciales, son miembros plenos de las Asambleas Regionales respectivas, son también miembros del Plenario Regional y así mismo, pueden asistir a las sesiones de los Comités Ejecutivos Departamentales, Plenarios Nacionales y al C.E.N. como miembros plenos dando los informes que se les soliciten o que sean de urgencia efectuar.

Artículo 55°.- Los Secretarios Generales Distritales tienen jerarquía de Secretario provincial y en tal condición puede asistir y participar con voz y voto en las sesiones del Comité Ejecutivo Provincial y son miembros plenos del Plenario Provincial.

Artículo 56°.- Las Secretarías, Comisiones, Consejos y Comités a que se refieren los artículos 39, 41 y 42, se clasifican en forma que aparecen en el organigrama que forma parte del presente estatuto.

TITULO X DE LAS SECRETARIAS, COMISIONES, CONSEJOS Y COMITES REGIONALES

Artículo 57°.- La Comisión Nacional de Política y la Comisión Nacional de Ideología, Doctrina y Formación de Cuadros están integradas por un Presidente y 10 miembros con 15 años de militancia ininterrumpida y de probada conducta moral, de acuerdo a las normas electorales vigentes. No existe incompatibilidad entre ser miembro de dichas comisiones y ser simultáneamente parlamentario, edil o integrante de cualquier Comité Ejecutivo del Partido.

Artículo 58°.- Para ser miembro de otras comisiones y comités se requiere la misma antigüedad que para ser miembro del C.E.N.

Artículo 59°.- El número de miembros de las otras comisiones y comités así como su forma de elección son establecidas en los reglamentos respectivos los que deben estar coordinados con el Reglamento General de Organización. Son elegidos por el C.E.N. en Asamblea a propuesta de los Presidentes respectivos.

TITULO XI DE LA CELULA PARLAMENTARIA REGIONAL Y MUNICIPALIDAD APRISTA

Artículo 60°.- La Célula Parlamentaria Aprista es un órgano del Partido constituido por los representantes elegidos por el voto popular.

Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.