Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Aplicación de los 4 pilares en el modelo docente desarrollado en la Película “Escritores de la libertad” (página 2)

Enviado por Maikol Chocho



Partes: 1, 2

Aprender a hacer

En comparación con el punto anterior, éste está más vinculado a la cuestión de la forma profesional. ¿Cómo enseñar al alumno a poner en práctica sus conocimientos y, al mismo tiempo, como adaptar la enseñanza al futuro mercado del trabajo, cuya evolución no es totalmente previsible?

Debido a las condiciones de trabajo actuales, ya no se puede hablar de "aprender a hacer" como preparar a alguien para una tarea material bien definida, para que participase en la fabricación de algo. Los aprendizajes deben, así pues, evolucionar y ya no pueden considerarse mera transmisión de prácticas más o menos rutinarias, aunque estos conserven un valor formativo que no debemos desestimar.

Se buscará desarrollar una competencia que capacite al individuo para hacer frente a gran número de situaciones y a trabajar en equipo. Pero, también, aprender a hacer en el marco de las distintas experiencias sociales o de trabajo que se ofrecen a los jóvenes y adolescentes, bien espontáneamente a causa del contexto social o nacional, bien formalmente gracias al desarrollo de la enseñanza por alternancia.

Aprender a vivir juntos

Este aprendizaje constituye una de las principales metas de la educación contemporánea. Generalmente la violencia que impera en el mundo contradice la esperanza que algunos habían depositado en el progreso de la humanidad. Hasta el momento, la educación no ha podido hacer mucho para modificar esta situación. ¿Sería posible concebir una educación que permitiera evitar los conflictos o solucionarlos de manera pacífica, fomentando el conocimiento de los demás, de sus culturas y espiritualidad?

La actual atmósfera competitiva impérate en la actividad económica de cada nación y, sobre todo a nivel internacional, tiende además a privilegiar el espíritu de competencia y el éxito individual. De hacho, esa competencia da lugar a una guerra económica despiadada y provoca tensiones entre los poseedores y los desposeídos que fracturan las naciones y el mundo y exacerban las rivalidades históricas. Es de lamentar que, a veces, a la educación contribuya a mantener ese clima al interpretar de manera errónea la idea de emulación.

Ante esta realidad debemos preguntarnos, ¿es posible mejorar esta situación?: Delors plantea que se deben establecerse relaciones en un contexto de igualdad y de formulación de objetivos y proyectos comunes. Los prejuicios y la hostilidad subyacente pueden dar lugar a una cooperación más serena e, incluso, a la amistad. Parecería entonces adecuado dar a la educación dos orientaciones complementarias. En el primer nivel, el descubrimiento gradual del otro. En el segundo, y durante toda la vida, la participación en proyectos comunes, un método quizá eficaz para evitar o resolver los conflictos latentes.

Se debe promover una educación en donde se enseñe la diversidad de la especie humana contribuyendo a una toma de coincidencia de las semejanzas y la interdependencia entre todos los seres humanos.

El descubrimiento del otro pasa forzosamente por el descubrimiento de uno mismo; por consiguiente, para desarrollar en el niño y el adolescente una visión cabal del mundo la educación, tanto si la imparte la familia como si la imparte la comunidad o la escuela, primero debe hacerle descubrir quién es.

Se debe estimular el trabajo que formule objetivos comunes. Un claro ejemplo es la práctica de deportes, que generalmente permite la liberación de tensiones entre clases sociales o nacionalidades acabando por transformarse en solidaridad, a través de la pugna y la felicidad del esfuerzo común.

Aprender a ser

La educación debe contribuir al desarrollo global de cada persona: cuerpo y mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, responsabilidad individual, espiritualidad. Todos los seres humanos deben estar en condiciones, en particular gracias a la educación recibida en su juventud, de dotarse de un pensamiento autónomo y crítico y de elaborar un juicio propio, para determinar por sí mismos qué deben hacer en las diferentes circunstancias de la vida.

El desarrollo tiene por objeto el despliegue completo del hombre en toda su riqueza y en la complejidad de sus expresiones y de sus compromisos; individuo, miembro de una familia y de su colectividad, ciudadano y productor, inventor de técnicas y creador de sueños". Este desarrollo del ser humano, que va del nacimiento al fin de la vida, es un proceso dialéctico que comienza por el conocimiento de sí mismo y se abre después a las relaciones con los demás. En este sentido, la educación es ante todo un viaje interior cuyas etapas corresponden a las de la maduración, constante de la personalidad. En el caso de una experiencia profesional positiva, la educación, como medio para alcanzar esa realización, es, pues, a la vez un proceso extremadamente individualizado y una estructuración social interactiva.

Aplicación de los pilares en la acción desarrollada por la Profesora

En la película "Escritores de la Libertad", la Pesora Erin Gruwell es una veinteañera llena de ideales que escoge enseñar en Wilson para hacer un aporte a la sociedad.

En lugar de hallar un programa educativo basado en la igualdad de oportunidades, encuentra un clima de tensión racial, intolerancia, desesperanza y cultura de pandilleros en la que los chicos practican una conducta social de auto-segregación como forma de supervivencia. Los alumnos que tendrá en clases son jóvenes cínicos y agresivos que veían la escuela como una pausa fugaz entre sus guerras étnicas y vidas criminales.

Al observar la situación comprende que tendrá que enfocar sus clases de un modo diferente al tradicional.

Un día intercepta una caricatura racista (un retrato de un estudiante afroamericano con labios y nariz exageradamente acentuados) y por primera vez pierde la compostura ante sus alumnos. Ofendida por el dibujo, Erin lo compara con las caricaturas de los judíos hechas por los nazis como forma de generar el odio racial que justificó el Holocausto. Luego se da cuenta de que pocos de sus alumnos saben lo que fue el Holocausto y comprende que tiene que encontrar una forma nueva de plantear sus clases para llegar a los chicos. "No sabían lo que era el Holocausto. Traté de explicarles el paralelo que existía entre la discriminación y el dolor, pero no entendían estos términos. Todos ellos habían sufrido discriminación pero no lo entendían cuando lo veían expresado con palabras. Si bien, todos sus estudiantes son diferentes, comparten esta problemática en común.

Es en este momento en donde la profesora comienza a desarrollar el tercer pilar, llamado: "Aprender a vivir juntos"

Erin aplica la estrategia de preguntarles cuántos de ellos habían recibido disparos, cuántos habían perdido amigos en tiroteos, cuántos tenían familiares o amigos presos... todos levantan la mano. Al ver cuánto tenían en común, las divisiones entre ellos comienzan a disolverse y se disponen a compartir, mostrar y comparar las heridas de guerra que tenían, de bala o de arma blanca. Erin ve cómo los grupos comienzan a hablar entre sí por primera vez, intercambiando sus historias bélicas. Hubo un momento de silencio, Erin se había ganado su respeto porque nadie en su posición les había hecho nunca esa pregunta. El hielo se había roto y Erin vio el efecto que les había producido hablar de las víctimas del Holocausto; fue entonces cuando se le ocurrió hablarles de "El diario de Ana Frank" y de otras historias sobre la intolerancia y las penalidades vividas por chicos jóvenes como ellos.

Deseosa de aprovechar el interés que había despertado en sus alumnos, comienza a proponerles materiales de todo tipo, desde "Noche" de Elie Weisel hasta las canciones del rapero Tupac Shakur. "Decidí no bajar el nivel, no consentirles como si fueran niños pequeños. Quería que vieran la relevancia de los textos que tenía en mi programa, ya fuera un soneto o un libro como "La Odisea". Quería que los conectaran con su vida, que las palabras saltaran de la página impresa y cobraran sentido para ellos. Al principio no entendían qué tenían que ver con ellos Homero o Shakespeare. Pero debían entender que todos esos escritores habían vivido su propia odisea; quería que aplicaran esa lección a su propia experiencia, para validar lo que eran en la vida. Aunque la Profesora está interesada en transformar la realidad de los educandos, no descuida su formación académica, a través de sus clases quería crear un puente entre los libros y su formación vital, enseñarles que la educación tiene una gran fuerza liberadora y es un instrumento igualitario, el cual es el primer pilar desarrollado por Delors. Estudiar no significaba que tuvieran que renunciar a sus valores propios, a su experiencia; pero era importante que entendieran que ahí fuera les esperaba un mundo de oportunidades".

En la idea de darles cuadernos para que se expresaran como quisieran, (con un dibujo, un poema, o un diario escrito) encontramos el segundo pilar. Los resultados fueron asombrosos: por primera vez los chicos del aula 203 comprendieron el lugar que ocupaban en el mundo viendo que había alguien dispuesto a escuchar lo que tenían que decir. La intérprete Hillary Swank, que también es productora ejecutiva de la película comenta: "me parece increíble que Erin supiera ver el parecido existente entre Ana Frank y sus estudiantes. Ana sufrió a causa de su religión y cuando Erin vio que los chicos se identificaban con esto, pensó que quizá podría animarles a leer un libro y empezar a escribir algo. Quizá no hicieron un análisis de texto pero empezaron a escribir y en última instancia eso fue lo importante".

Un grupo de estudiantes imposibles que al principio no se soportaban entre y se convirtieron, gracias a una profesora, en una gran familia que les proporcionaba a cada uno de ellos apoyo y sentido de la identidad. Esta familia, a los que en principio sólo unía su falta de futuro, empezaron a llamarse con orgullo a sí mismos los Escritores de la Libertad.

Erin Gruwell no es una veterana profesora que redime a sus estudiantes; sino que profesora y estudiantes aprenden a colaborar y a respetarse mutuamente y son los chicos los que le enseñan a ser mejor profesora, le enseñan la realidad de su situación y ella los respeta y aprende cómo debe enseñarles, no situándolos en un plano inferior, sino respetándolos y comprendiendo lo honestos y puros que son a su manera. Erin apoya a los chicos hasta el final pero les hace comprender también que son ellos los que deben hacer el esfuerzo de cambiar sus vidas, los que deben desafiar y romper el patrón social que domina su historia, su familia y su posible futuro afrontando los temores que todos tenemos y vencerlos. Es en este rico intercambio entre Docente y estudiantes que apreciamos e pilar "Aprender a ser".

Conclusión

Contrastar el modelo docente con los pilares propuestos por Delors ha sido un trabajo positivo. Hemos podido apreciar como la profesora ha desarrollado cada punto aunque fuese de manera desordenada.

La historia y el mensaje de este film, puede ser reactualizado hoy en día, en algunos entornos puntuales, mediante individuos que se atrevan y comprometan a hacer un cambio positivo en una sociedad cada vez más resquebrajada, pero también sedienta de posibilidades que los saquen del lamentable estado social en que se encuentran. Dicha posibilidad no será sustentada en formulas mágicas ni promesas insustentables, sino mediante una transformación profunda.

La película habla de que hay que hacer un ejercicio de introspección, descubrir quién eres y tener el valor de afrontar tus temores y llegar a dar lo mejor de ti mismo. Habla del respeto a cada individualidad, porque en última instancia todos somos iguales, aunque creamos ser muy distintos.

Es admirable cómo la protagonista nunca decae ante su compromiso, en este caso de la integración escolar inter-étnica, pese a un entorno cargado de prejuicios basados en historias, que son vistos cómo la realidad, por el sistema dominante en esa institución escolar.

También es de destacar, cómo empieza a encontrar caminos alternativos a los ya muy trillados. Caminos que encuentra cambiando la mirada hacia la persona, el individuo que empieza estar en el centro de la escena, y no lo programas educativos. Empieza a hacer foco en lo que tienen todos en común: su terrible problemática social, sus vidas en la casi marginalidad, su estado de angustia permanente, el poco valor que les da la sociedad cómo individuos, su horizonte de futuro bastante limitado o casi nulo, etc.

En la escritura se encuentra una manera de conectarse con lo que más les importa y moviliza, pero sin seguir alimentando el resentimiento social que los tiene esclavos. Empiezan a salir de ese resentimiento, mediante una acción concreta y poderosa, que luego será un ejemplo no sólo para su entorno .

Su entorno después de todo, ya no es el mismo, ha crecido junto con ella, ahora su entorno se abre al mundo y se va construyendo en base a esta experiencia exitosa, empieza a reproducirse para construir un sistema, alternativo, pero inserto, en el sistema educativo tradicional.

Erin comparte con Delors la visión de que el aula es un espacio muy importante para el desarrollo de las facultades de los estudiantes. Es en este lugar en donde se pueden dar cambios que desarrollen sociedades más justas y equitativas.-

Anexos

Monografias.com

Tabla: Los 4 pilares de la Educación

Ficha técnica de la película

Dirección: Richard LaGravenese.País: USA.Año: 2007.Duración: 123 min.Género: Drama.Interpretación: Hilary Swank (Erin Gruwell), Patrick Dempsey (Scott Casey), Scott Glenn (Steve Gruwell), Imelda Staunton (Margaret Campbell), April Lee Hernandez (Eva), Mario (Andre), Kristin Herrera (Gloria), Jacklyn Ngan (Sindy), Sergio Montalvo (Alejandro), Jason Finn (Marcus), Hunter Parrish (Ben).Guión: Richard LaGravenese; basado en el libro "The freedom writers diary" de Freedom Writers y Erin Gruwell.Producción: Stacey Sher, Michael Shamberg y Danny DeVito.Música: Mark Isham y will.i.am.Fotografía: Jim Denault.Montaje: David Moritz.Diseño de producción: Laurence Bennett.Vestuario: Cindy Evans.

Monografias.com

| Fotos

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Bibliografía

  • DELORS, J. (1994): "Los cuatro pilares de la educación" en La educación encierra un tesoro. Revista El Correo de la UNESCO, pp. 91-103. 1994

  • Universitarios de chile. Informe Delors sobre educación

(http://www.universitarios.cl/universidades/educacion/1680-informe-delors-sobre-educacion.html).

 

[1] Véase Lurent Schwartz “ L’enseignement scientifique”, en Institut de France, Reflexions sur L’enseignement, Paria, Flammarion, 1993

 

 

Autor:

Maikol Chocho

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.