Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Cómo escribir una tesis (página 2)

Enviado por Rodolfo Vega



Partes: 1, 2, 3

Requisitos para la escritura de la tesis

La escritura de la tesis debe cumplimentar un grupo de requisitos para lograr su comprensión y elegancia. En ocasiones a pesar de tener resultados relevantes, la forma en que se expresan los mismos no los hace comprensibles, o no son científicamente fundamentados y ello hace que pierda calidad el informe de investigación. Por ello, en la escritura de la tesis se deben tener en cuenta dos tipos de requisitos: el fondo y la forma.

a. Requisitos de fondo

Unidad: Es el principio armónico de las partes con el todo. La unidad en toda tesis es la armonía de todas las ideas, tanto principales como secundarias. La unidad aporta perfecta concordancia entre problema, demostración y conclusiones.

Aunque se manejen varias ideas, hay una que es la idea fundamental, la base de la investigación y el objeto final de la misma. Las otras ideas son secundarias o subordinadas con respecto a ella.

Demostración: La tesis debe ser demostrada mediante el razonamiento lógico de los resultados mediante los procesos del pensamiento, cada análisis realizado debe conducir a conclusiones.

Profundidad: La tesis debe penetrar en la esencia del problema, no debe limitarse a sus cualidades fenoménicas.

Originalidad: La tesis tiene por objeto una materia demostrable o que no ha sido demostrada. Por eso una cualidad importante de la tesis es la originalidad, que se logra mediante el análisis de los intentos de resolver el problema por otros investigadores o por el propio investigador,.

En la tesis deben quedar demostradas las siguientes relaciones:

  • Problema - Objeto de estudio

  • Objeto de estudio - Campo de acción

  • Campo de acción - Objetivo

  • Problema - Objetivo - Población

  • Objetivo - Tareas investigativas

  • Tareas investigativas - Métodos de investigación

  • Problema - Objetivo - Idea científica

  • Diseño de investigación - Estructura de la tesis

  • Objetivos - Resultados

  • Resultados - Discusión

  • Objetivos - Conclusiones

  • Conclusiones - Recomendaciones

b. Requisitos de forma

Los integran dos componentes básicos:

1. El uso apropiado del lenguaje

2. La organización del texto.

1. El uso apropiado del lenguaje

  • Debe ser propio, adecuado al objeto de estudio y a la ciencia donde se desenvuelve la investigación. El aspirante debe mostrar dominio de los términos empleados, así como del área de investigación donde desarrolla la tesis.

  • La claridad es un elemento vital, la escritura debe ser accesible, explicar con pocas palabras, y saber ilustrar los conceptos difíciles de comprender mediante ejemplos u otras formas.

  • La sintaxis debe ser correcta. A veces no se le presta atención al orden de las palabras, de modo que se obtiene una oración deficiente, y el significado literal es tan absurdo que el lector sonríe pero entiende el mensaje. En otras ocasiones hay que organizar las palabras o leer el texto varias veces para entenderlo. En casos extremos se logra un resultado opuesto al deseado.

La sintaxis tiene tanta importancia que los humoristas juegan con ella, por ejemplo:

  • se venden corrales para niños de madera. ¿Quiénes son de madera, los corrales o los niños? En realidad debe decir: se venden corrales de madera para niños.

  • Se venden cunas para niños de hierro, por: se venden cunas de hierro para niños.

El Dr. Díaz Rojas (2004) expone una serie de ejemplos de oraciones mal redactadas y en las que se obtiene un resultado contrario a lo que se quiere exponer (en cursiva está la escritura correcta)

1. El número de embriones promedio fue calculado diariamente. El número promedio de embriones fue calculado diariamente.

2. El autor evidenció que las mujeres fumadoras tienen mayor probabilidad de contraer enfermedades pulmonares en la reunión de la Asociación del Pulmón. El autor evidenció en la reunión de la Asociación del Pulmón que las mujeres fumadoras tienen mayor probabilidad de contraer enfermedades pulmonares.

3. Al paciente se le extrajo un litro de sangre en ayuna. Al paciente en ayuna se le extrajo un litro de sangre.

4. El atleta dio positivo a la presencia de una sustancia controlada por tercera vez en su carrera. Por tercera vez en su carrera el atleta dio positivo a la presencia de una sustancia controlada.

5. De las muestras colectadas en el río Almendares la larva que emergió fue de Anófeles después de ambos tratamientos. Después de ambos tratamientos, la larva que emergió de las muestras colectadas en el río 8-Almendares fue de Anofeles.

  • El vocabulario debe estar al alcance de los lectores, no se deben usar palabras ambiguas, vagas, jerga. Asimismo deben cuidarse palabras que, aunque sean de uso cotidiano, no por ello está justificado su uso. Por ejemplo: el paciente que tiene una patología digestiva. La palabra patología se origina en los vocablos pathos = enfermedad; logos = estudio o tratado, por tanto una persona no tiene una patología, un tratado de las enfermedades, sino una enfermedad. Lo mismo ocurre con la sintomatología, en lugar de síntomas. Es necesario tener cuidado con las palabras: temática y tema; problemática y problema; listado y lista.

  • Abreviaturas. Son convenientes porque ahorran espacio, pero deben ser usadas cuidadosamente para no confundir al lector. No deben usarse en el titulo, ni se deben inventar ni abreviar términos poco usados; ni comenzar oraciones con ellas. Si se hace necesario su uso debe aclararse la primera vez, escribiendo de inicio el término completo seguido por la abreviatura entre paréntesis. Las unidades de medida se abrevian cuando están precedidas de dígitos, por ejemplo: el niño pesa 15 Kg. es correcto, pero no debe decirse que el peso corporal se expresa en Kg. Deben consultarse las abreviaturas de uso frecuente. (Díaz Rojas, Pp. 19).

  • Concordancia. El sujeto y el verbo tienen que concordar en tiempo. Si el sujeto es singular, el verbo tiene que ser singular. Si el sujeto es plural el verbo tiene que ser plural. Lo mismo sucede con la persona. La tercera persona singular en tiempo presente termina con vocal. (El dice, observa) y la tercera persona del plural termina con n (Ellos dicen, ellos observan).

  • Uso de Siglas. Se debe ser coherente con el uso de las siglas, no se debe abusar de ellas. Cuando sean necesarias deben quedar explícitas en el primer momento de su uso en el texto. Es aconsejable decir, por ejemplo: Atención Primaria de Salud (APS). En ocasiones se considera por el autor de la investigación, que el uso generalizado de determinada sigla la hace conocida suficientemente. De todos modos debe especificarse, ya que los resultados pueden ser publicados y para un lector de otra situación geográfica sería difícil su comprensión.

  • La concisión es la brevedad en el modo de expresar los conceptos, o sea el efecto de expresarlos atinada y sintéticamente.

  • Precisión. Una imprecisión en el vocabulario puede provenir de una negligencia estilística, o de la propia imprecisión mental del autor.

  • Estilo. Se debe escribir en un estilo sobrio y mesurado, nunca en los extremos, ampuloso o ligero. Es preferible usar palabras comunes y no términos rebuscados.

  • Expresiones peyorativas. No se deben usar expresiones peyorativas ni elogios desmedidos. No se deben exagerar los conceptos ni los términos.

  • Sinónimos. Cuando se empleen sinónimos para aumentar la riqueza del léxico, debe cuidarse que la palabra afín tenga el significado que se busca y armonice en el texto.

  • Redundancia. Es tan común en el lenguaje anecdótico, cotidiano, que expresiones como subir para arriba y bajar para abajo nos parecen adecuadas, sin embargo, en la escritura científica se debe cuidar este aspecto. Díaz Rojas en su artículo: "La escritura científica", expone ejemplos que esta autora considera importante aprovechar por su elocuencia: (Díaz Rojas, 2004)

  • 1. En el bosque habitan dos especies diferentes de zancudos. Diferentes es redundante porque dos especies no pueden ser iguales. Correcto: En el bosque habitan dos especies de zancudos.

  • 2. Hasta el presente se conocen las características físicas de dos maderas nativas. Hasta el presente es redundante porque no puede ser hasta el pasado ni hasta el futuro. Correcto: Se conocen las características físicas de dos maderas nativas.

  • 3. Los resultados son estadísticamente significativos. Estadísticamente es redundante porque significativo implica que se hizo un análisis estadístico. Correcto: Los resultados son significativos.

  • 4. Los experimentos que se llevaron a cabo produjeron estos resultados. Que se llevaron a cabo es redundante porque sólo los experimentos que se hacen pueden producir resultados. Correcto: Los experimentos produjeron estos resultados.

  • 5. Los resultados obtenidos en las áreas estudiadas demuestran que los hongos son más abundantes. Esta oración tiene dos redundancias: no podemos hablar de resultados que no hemos obtenido y sólo pueden obtenerse los resultados en las áreas estudiadas. Correcto: Los resultados demuestran que los hongos son más abundantes.

  • 6. Cada mosca adulta ovipositó cien huevos. Esta oración también tiene dos redundancias: sólo las moscas adultas ovipositan y huevos es lo único que puede ovipositarse. Correcto: Cada mosca depositó cien huevos.

2. Organización del texto

  • Ubicación geográfica. Debe especificarse la región, el país donde se realiza el estudio. En ocasiones pueden encontrarse trabajos que dicen: en nuestra provincia, en nuestro país, lo que hace que el lector tenga que buscar otras páginas para localizar el área de estudio.

  • Escritura impersonal. En el lenguaje científico se escribe en tercera persona del singular, y no en primera persona, por ejemplo, en lugar de "mi opinión es", se debe decir: "en opinión de esta autora", o "esta investigadora encontró diferencias con respecto a los resultados de tal autor en tal lugar". Frecuentemente se observan en reportes de investigación expresiones como: "nosotros vamos a presentar…". debe decirse: se presenta…

  • Calidad de oraciones y párrafos. Las oraciones largas son generalmente más difíciles de entender que las cortas. Un estudio reveló que las revistas dirigidas a públicos generales usan oraciones más cortas que las revistas especializadas. (Citado por Díaz Rojas, 2004). Es recomendable que los párrafos tengan un promedio de 7 a 14 líneas, aunque es mejor alternar párrafos de esa longitud con párrafos de 5 a 6 líneas. Una secuencia de párrafos muy cortos, al igual que oraciones muy cortas contiene demasiadas señales de alto y produce una lectura desagradable. De otro extremo, un párrafo que no permite la pausa, deja al lector sin respiración y desmotivado.

  • Uso de mayúscula. Escribir con mayúscula cuando sea necesario, sin abusar de su uso. En muchos casos se hace un uso exagerado de las mayúsculas.

Se usa la mayúscula en los siguientes casos:

  • 1. Después del punto y seguido y del punto y aparte.

  • 2. Después de los dos puntos si el contenido continúa en otra oración.

  • 3. En los párrafos ordenados por números y letras.

  • 4. En los subtítulos que se identifican con viñetas.

  • 5. Nombres propios de personas o geográficos.

  • 6. Los pseudónimos que utilizan algunos autores.

  • 7. Los nombres de órdenes, familias, y géneros en botánica y zoología.

  • 8. Los adjetivos y sustantivos que designan algún territorio, región geográfica, ciudad o continente.

  • 9. Los nombres de planetas, de los puntos cardinales, de las estrellas.

  • 10. También de las instituciones, asociaciones, congresos y campañas.

  • 11. En los títulos de libros, revistas y folletos solo se usa la mayúscula en la letra inicial.

  • 12. Los números romanos.

  • 13. Las expresiones del Sistema Internacional de Unidades excepto los nombres propios de algunas unidades.

No se usa mayúscula en:

  • los nombres comunes derivados de los nombres propios.

  • los comunes derivados de los científicos.

  • los títulos de obras y artículos.

  • los rótulos de tablas, cuadros, gráficos y figuras estén fuera de paréntesis o dentro de ellos.

  • en los textos dentro de paréntesis.

  • después de los dos puntos si el contenido continua en la misma oración.

  • la relación enunciada en viñetas.

  • las expresiones del Sistema Internacional de Unidades excepto los nombres propios de algunas unidades como Watt, Joule, excepto litro (L), Kilo, Giga, Mega, Tera.

  • en los nombres de días, meses y las estaciones del año, excepto cuando aparecen como primera palabra. La fecha en español se escribe poniendo el número del día delante del mes.

  • Uso de números. No se deben escribir demasiadas cifras con números arábigos, en el caso de números menores de diez, se debe tratar de expresar los mismos con su palabra genérica. Usar los números romanos cuando sea necesario. Algunos autores los usan para los títulos de los capítulos. Alternar con prudencia los numerales y los cardinales, los números romanos y los arábigos.

  • Signos de puntuación. El uso inadecuado de los signos de puntuación es muy común en la redacción científica. La puntuación deficiente obliga al lector a leer varias veces las oraciones para tratar de entenderlas o hace que la oración tenga un significado dudoso.

  • La coma introduce una pausa breve, también se usa para:

Separar elementos en una serie, cuando no van unidos por conjunción. Los

aminoácidos contienen carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. No se suele poner una coma antes de la y que precede el último elemento de la lista.

Separar partes de la oración. La publicación de artículos científicos, a pesar de lo que digan algunos investigadores, es una de las medidas más importantes de productividad.

Después de un vocativo. Luisa, te prometo que iré a investigar mañana.

En lugar de un verbo suprimido. Ana va a la escuela, Alina al trabajo, Pedro al

laboratorio y José a jugar béisbol.

Para separar términos análogos y consecutivos de la oración. Una mirada, un gesto, una sonrisa, algo que indicara que me había visto.

Para separar oraciones cortas de un mismo tema que no estén unidas por

preposiciones ni conjunciones. Las cosas coloniales están viejas, las calles rotas, los muros sucios.

Delante de las conjunciones adversativas (más, sino, aunque, pero, siguiera) también precediendo las expresiones: sin embargo, por consiguiente, no obstante, es decir, por último, en fin y otras parecidas.

  • El punto y coma introduce una pausa más larga. Se usa principalmente para:

Separar elementos de una serie que contiene comas. Los componentes de la

epidermis son las escamas corneas, las células con retículas y las células granulosas en la capa más externa; en la media las células poliédricas; en la base las células epiteliales cilíndricas, los melanocitos y los linfocitos G.

Separar oraciones consecutivas que traten cosas distintas o contrarias: Para ir al laboratorio tuvo que realizar sus tareas; preparar los materiales y tomar el desayuno. Los diabéticos tomaran café; los hipertensos té.

Antes de conjunciones adversativas (mas, pero, aunque) si la proposición que

introducen es larga. La noche estaba muy fría; mas no por eso dejó de cumplir con sus compromisos de trabajo.

Vincular partes de la oración que podrían ser oraciones independientes. La realidad es muy distinta; todos los insectos son resistentes al plaguicida.

  • Los dos puntos se usan:

Para introducir una serie. Estos son los resultados: "33 1/3 de los ratones utilizados en este experimento sanaron con el medicamento ensayado; 33 1/3 de la población experimental no resultó afectada por el fármaco y persistió en estado grave; el tercer ratón se escapo", este ejemplo ilustrado por Robert Day para mostrar el uso exagerado de los números es un buen ejemplo para el empleo de los dos puntos y del punto y la coma.

Los dos puntos no deben usarse para separar al verbo de su objeto.

  • Incorrecto: Los tres tipos de larvas de mosquito recolectadas fueron: anófeles, aedes y culex.

  • Correcto: Los tres tipos de larvas de mosquitos recolectadas fueron de anófeles, aedes y culex.

  • Correcto: Tres tipos de larvas que fueron recolectadas: anófeles, aedes y culex.

Al inicio de un mensaje después de expresiones de cortesía. Estimado colega:

Para citar lo dicho por otras personas: Einstein dijo: "La relatividad es relativa".

Después de determinadas expresiones que enuncian algo. Tales como: como sigue: por consiguiente: a saber:

  • Las comillas se usan mayormente para señalar texto citado de otra fuente.

Para indicar citas de frases u oraciones de otras personas, cuando éstas se

reproducen textualmente: Según Carson, "los chinches de la cama no son vectores de parásitos". El segundo par de comillas va antes del punto final.

Las comillas también se usan para indicar reserva. Los virus son partículas "vivas"; o para resaltar palabras o expresiones que se usan con cierta ironía. Luis es "tan amable" que lo saludé y no contestó.

Para señalar voces extranjeras. Cuando se habla de "feed-back" se hace referencia al proceso de retroalimentación.

Todas las comillas que se abran deben ser cerradas.

  • La barra oblicua se usa en fracciones (1/3) y en proporciones (50 km/h).

También se emplea en construcciones gramaticales informales tales como y/o, el/ella o peso/talla. Este uso gramatical no se considera apropiado en la redacción científica. La mosca y/o el mosquito se escribe La mosca, el mosquito o ambos. El/ella se escribe el o ella. La peso/talla se escribe La razón peso talla.

  • Los tres puntos suspensivos se usan:

Cuando se omite algo, se deja la oración incompleta o la idea esta incompleta, que se ha suspendido, porque se sobre entiende lo que calla.

Ej.: Dime con quién andas...

Para indicar duda, inseguridad, temor o sorpresa con una forma de expresarse

entrecortada.

Ej.: Bueno... en realidad... quizá... es posible...

Cuando se deja sin completar una enumeración.

Ej.: Tengo muchas clases de flores: rosas, claveles...

Cuando se quiere dar emoción.

Ej.: Y en lo más interesante... se apagó la luz.

Para dejar algo indefinido o indeterminado.

Ej.: De la subida de precios... mejor ni hablar. El marisco... ni tocarlo.

Indicar que se ha omitido una parte cuando se transcribe algo. En estos casos se colocan entre paréntesis.

Ej.: El alfabeto es el conjunto de letras ordenadas de un idioma (…) las cuales son signos que representan fonemas…

  • La interrogación y la admiración se usan:

En español, los signos de interrogación (¿ ?) y admiración (¡ !) se ponen al principio y al final de la oración que deba llevarlos.

¿De dónde vienes? ¡Qué bien estás!

Normas sobre la interrogación y la admiración:

Cuando la interrogación es indirecta no se usan signos.

Ej.: No sé de dónde vienes. Dime cómo estás.

Los signos de interrogación o admiración se abrirán donde comience la pregunta o la exclamación, no donde empiece la oración.

Ej.: Tienes mucha razón, ¿por qué no han empezado? Se hizo Juan con la pelota y ¡qué remate, madre mía!

  • El guión se usa:

Para unir palabras.

Ej.: Se trataron temas socio-políticos. Hubo un acuerdo franco-español.

Para relacionar dos fechas.

Ej.: Guerra civil (1936-1939). Rubén Darío (1876-1916).

Para cortar palabras al final de línea.

Ej.: pro-mo-ción, con-si-guien-te.

Consideraciones al cortar palabras:

Una vocal nunca quedará sola. ate-neo

"ll", "rr", "ch" nunca se separan; "cc" sí. po-llo, ca-rro, ca-cha-rro, ac-ción

Monosílabos, siglas y abreviaturas no se separan ej.: buey, UNESCO, Excmo.

Para intercalar en una oración una aclaración o comentario.

Ej.: La isla de Tenerife -según creo- es maravillosa.

Para introducir diálogos en el texto separándolos de lo que dice el narrador.

Ej.: - ¿Cómo te llamas?

- Diego -contestó la enfermera.

- ¿De dónde eres?

- De Granma

Para introducir una frase dicha por alguien:

Ej.: La Libertad -dice José Martí- es una condición de los pueblos.

Las palabras que empiezan con hiper, hipo, infra y sobre, no llevan guíon, ejemplos: sobrehumano, infraclavicular, hipotensión, hipertexto.

También es un uso correcto al unir dos palabras con consonantes o vocales eliminar una de las dos, ejemplos: post - traumático puede escribirse como postraumático, hipo - ovárico como hipovárico, incluso cuando las vocales son distintas como es el caso de hipo - acusia que se puede escribir hipoacusia.

  • Los paréntesis se usan.

Para encerrar palabras o frases aclaratorias de lo que se está expresando, y que podrían ser suprimidas sin alterar el texto.

Ej.: El Padre de la Patria (Carlos Manuel de Céspedes) murió sin haber concretizado el plan de independencia que había soñado.

La función del paréntesis, puede ser reemplazada por dos comas o dos guiones.

  • Los subrayados, solo se usan para las palabras en otro idioma.

  • Faltas ortográficas. Hay tres clases de error ortográfico:

  • El error tipográfico, que se produce al presionar una tecla incorrecta.

  • El uso de una palabra parecida pero que tiene otro significado.

  • La falta de acentuación.

Muchos errores tipográficos pasan inadvertidos porque cuando se lee rápidamente se integra la percepción y se completa el resto de la palabra, lo que se denomina en Psicología como fenómeno "Gestalt".

Díaz Rojas en el artículo citado anteriormente señala ejemplos de parónimos y errores de acentuación que esta autora se va a permitir citar textualmente:

"¿Cuántas veces has leído una palabra, te das cuenta de que no tiene sentido en el contexto de la oración y cuando retrocedes encuentras otra palabra similar? El corrector ortográfico del editor de textos, como el Word, encuentra los errores porque compara cada palabra con su diccionario de referencia pero no por su significado, lo que puede llevar a error de sintaxis y de contenido."

También Word encuentra palabras que no existen (e.g., especcie o espezie en vez de especie) pero no detecta errores que producen otra palabra bien escrita (e.g., especia); tampoco identifica palabras que se confunden porque tienen la misma o casi la misma pronunciación.

El idioma español tiene una correspondencia muy estrecha entre la gramática y la fonética (la a siempre suena a, la e siempre suena e, etc.).

La mayoría de los parónimos en el idioma español envuelven palabras que comienzan con H o que contienen las letras B-V, LL-Y y S-C-Z. Ejemplos: a-ha, vaso-bazo, bello-vello, cesta-sexta, ciento-siento, cocer-coser, e-he, encima-enzima, has-haz, sabia-savia, tasa-taza, tubo-tuvo.

Los errores de acentuación constituyen el tercer grupo de faltas ortográficas. El corrector ortográfico identifica las palabras mal acentuadas cuando éstas no existen en el idioma (e.g., emúlsion, protéina, núcleico) pero no puede detectarlas cuando la palabra se escribe correctamente con o sin acento (e.g., practico-práctico-practicó).

Las siguientes palabras comunes se acentúan o no dependiendo de su uso:

  • aun- No logramos verlo aún; pero aun así no importa.

  • como- ¿Cómo lo sabes? Yo como mucho pero no tanto como él.

  • cuando- ¿Cuándo nació? Cuando tú no estabas.

  • de- una vuelta inmediatamente y no camine de lado.

  • donde- ¿Dónde lo viste? Donde lo vimos ayer.

  • el- Hicimos el muestreo porque él nos ayudó.

  • esta- Necesitamos esta sustancia pero no ésta.

  • este- Se necesita este compuesto pero no éste.

  • mas- Se necesitan más observaciones, mas se acabó el tiempo.

  • mi- Es para y no para mi colega.

  • que- ¿Qué debe suceder? Que no llueva.

  • quien- ¿Quién lo descubrió? Quien menos esperábamos.

  • se- No porque se fue.

  • si- quiero ir, pero sólo si todos vamos.

  • solo- Las aves sólo migran en grupos; el pájaro no vuela solo.

  • te- Te invitó a tomar un de manzanilla.

  • tu- sabes que tu propuesta es excelente.

Aquello, dio, eso, esto, fue, fui y vio nunca se acentúan porque tienen un solo significado.

En la actualidad una regla que debe cumplirse es la acentuación de las mayúsculas, pues ya los editores de textos la realizan sin dificultad (Á, É, Í, Ó, Ú).

Si el lector tiene posibilidad de navegar en Internet, encontrará que los diccionarios electrónicos son mucho más convenientes que las versiones impresas. Las últimas ediciones del diccionario de la Real Academia Española pueden consultarse por esa vía.

Observe las combinaciones, la palabra correcta esta a la derecha.

  • azaar - azar

  • Abril - abril

  • Cánada - Canadá

  • chitón - quitón

  • conección - conexión

  • dentrífico - dentífrico

  • dos víruses- dos virus

  • erutar - eructar

  • escojer - escoger

  • estracto- extracto

  • et. al. - et al.

  • excisión - escisión

  • interperie- intemperie

  • hubieron - hubo

  • Molusco- molusco

  • porciento - por ciento

  • por centaje- porcentaje

  • sucrosa - sacarosa

  • Suroeste - suroeste

  • tosferina - tos ferina

  • toráxico - torácico

  • Negación doble.

La negación doble (aquí no hay nadie, no sabemos nada, no es imposible, etc.) es otro de los vicios comunes del lenguaje cotidiano. Aunque algunos lingüistas no objetan la negación doble porque usualmente no afecta el significado de la oración, debe evitarse la práctica en la redacción técnica, porque la expresión positiva es más precisa, clara y concisa. Deben considerarse estos ejemplos:

  • La estructura no está presente en ninguna de las especies. La estructura está ausente en todas las especies.

  • En la bahía no hay ningún tipo de contaminación. En la bahía no hay contaminación.

  • Los tiempos verbales

Es importante examinar el uso de los tiempos verbales. Aunque se pudiera apelar a la lógica, no siempre se usan correctamente en los informes de investigación.

  • El resumen se redacta en pasado.

  • La introducción, fundamentación y marco teórico se redactan en presente, pues son aspectos válidos hasta el momento y que mantienen su vigencia en el tiempo.

  • El material y método y los procedimientos se escriben en pasado, pues representan acciones realizadas. (En el proyecto se escriben en futuro)

  • Los resultados se escriben en pasado, pues fueron encontrados mucho antes de escribir la tesis.

  • En la discusión, al debatir y opinar sobre contenidos de otros autores se escribe en presente, pues son conocimientos actuales que se usan como referencia; cuando se comentan los resultados se escribe en pasado. Escribir correctamente una discusión es un arte para poder llevar las reglas de la escritura de forma adecuada.

A continuación se presenta una guía y es necesario insistir en que se trata de guía, que se ha integrado con algunos consejos que pueden resultar útiles, pero que los autores de las tesis deben complementar con sus conocimientos particulares en el tema que presenta.

Es importante que los autores de las tesis sepan que deben utilizar estas guías como modelos y no interpretarlas como documentos normativos o como "camisas de fuerza". Un trabajo de tesis en cualquier nivel, no debe juzgarse sólo por su formato, sino también por la calidad de su contenido; del mismo modo que una obra arquitectónica puede satisfacer todos los requerimientos técnicos dentro de una virtual infinidad de concepciones estéticas.

El amplio espectro de temas en que podría legítimamente desarrollarse una tesis de maestría o doctorado hace estéril cualquier esfuerzo por diseñar un patrón único para los manuscritos de las tesis.

Esquema general de una tesis doctoral

Se presenta de acuerdo con lo establecido en el documento: "Normas y resoluciones vigentes para el desarrollo de los Grados científicos de la República de Cuba, Ciudad de la Habana, 2005" de la Comisión Nacional de Grados Científicos.

  • LA ENCUADERNACIÓN DE LA TESIS.

El trabajo de tesis deberá ser encuadernado en forma de libro con tapas de cartón, cuero u otro material protector fuerte.

En la tapa delantera aparecerá grabada la siguiente información:

  • Identificación del lugar donde se realizó el trabajo,

  • Nombre de la institución autorizada,

  • Nombre de la Facultad y Departamento, u órgano equivalente en las unidades científico-investigativas, donde se realizó el trabajo de aspirantura,

  • Título de la tesis,

  • Nivel a que se aspira,

  • Nombre del autor,

  • Ciudad donde se realizó el trabajo,

  • Año

  • PORTADA

La portada o primera hoja del trabajo, deberá tener la siguiente información:

  • Identificación del lugar donde se realizó el trabajo,

  • Nombre de la institución autorizada,

  • Nombre de la Facultad o Departamento, u órgano equivalente en las unidades científico-investigativas, donde se realizó el trabajo de aspirantura,

  • Título de la tesis,

  • Nivel a que se aspira,

  • Nombre del autor,

  • Nombre del tutor,

  • Ciudad donde se realizó el trabajo,

  • Año.

3ª HOJA: AGRADECIMIENTOS

La segunda página está dedicada a los agradecimientos y reconocimientos del autor. En el perfil del proyecto no se escriben.

4ta HOJA: DEDICATORIA

La tercera página, que es opcional, se utilizará para la dedicatoria, en la que se expondrá a qué personas o entidades se dedica el trabajo. Se podrá encabezar con el título de DEDICATORIA u otra variante que selecciones el autor. Tampoco se escribe en el perfil del proyecto.

5ª HOJA: LA SÍNTESIS DE LA TESIS

La síntesis se colocará antes del Índice, se encabezará con la palabra SINTESIS en mayúsculas sostenidas, debidamente centradas a seis centímetros del borde superior.

El texto de la síntesis deberá seguir las mismas normas de redacción establecidas para la tesis.

Redacte el resumen o síntesis claramente estructurado, que deje claro el objetivo, describa sintéticamente el problema, los métodos, los resultados, los hallazgos principales y las conclusiones. Sólo excepcionalmente el resumen rebasaría una cuartilla, debe ser muy breve y no exceder de 200 palabras.

No se trata de una presentación o relación de sus capítulos, sino de una exposición de los aspectos científicos esenciales contenidos en la tesis.

El objetivo es informar al lector, en breves líneas, sobre el objeto y los objetivos del trabajo, sus resultados más relevantes y las contribuciones que hace a la ciencia o a la tecnología en el marco de su especialidad.

La forma de expresión debe ser sencilla y precisa, denotando profesionalidad y las palabras utilizadas deben tener una connotación rigurosa en el campo de la ciencia de que se trate.

6ta HOJA: INDICE, TABLA DE CONTENIDOS O SUMARIO.

Se trata del índice o sumario del trabajo.

En él se deben recoger todos los aspectos fundamentales de la tesis, consignando en el margen derecho la página en que se encuentra el contenido de dicho aspecto.

Una tabla o índice completo, que relacione los diferentes capítulos y epígrafes de la tesis, coadyuvará a dar una noción más clara de su contenido y a facilitar su manejo en la práctica.

Se enumerarán en este rubro todos los títulos que diferencian las secciones o acápites en que se divide el contenido de la tesis y el material complementario Revise cuidadosamente que el número de página que se refiere en el índice coincida con el que realmente ocupa en el documento.

Se encabezará con la palabra INDICE, SUMARIO O TABLA DE CONTENIDOS (según la preferencia del autor) en mayúsculas sostenidas, debidamente centrada a seis centímetros del borde superior.

Los títulos correspondientes a los capítulos del texto se escribirán con mayúsculas sostenidas, precedidos del número de orden correspondiente y separadas de éste por un punto y un espacio. La indicación de la página correspondiente se colocará al margen derecho en forma de columna encabezada por la abreviatura "Pág.".

Los títulos correspondientes a los diferentes acápites en que se divide cada capítulo se escribirán en minúsculas, precedidos del número de orden correspondiente y a dos espacios. Se utilizará una sangría de manera que el numeral aparezca al mismo nivel que comienza el título del capítulo. A la derecha aparecerá indicada su ubicación en la tesis.

Los títulos correspondientes a los sub-acápites, o tercer nivel de división del capítulo, aparecerán escritos en minúsculas y precedidos del numeral correspondiente y a dos espacios. Tendrán una sangría tal que el numeral aparezca al mismo nivel que comienza el título del acápite. A la derecha aparecerá indicada la página en que está ubicado.

Se procederá de forma similar si existiera un mayor grado de subdivisión.

Los títulos correspondientes al material complementario (fuentes, bibliografía, anexos y otros) se escribirán en mayúsculas sostenidas y se indicará la página en que se encuentren.

En el Índice existirá una separación de dos espacios entre cada renglón.

Normas de redacción de las tesis

  • a) Del trabajo de tesis se entregarán para la defensa cuatro ejemplares en papel blanco, de tamaño A4, 8½ x 11 ó de 8½ x 13, escritos a dos espacios por una sola cara o por ambas caras, y sin borrones, tachaduras o enmiendas. Se utilizará papel sin timbrar.

  • b) Se entregarán 4 CDs contentivos de la tesis, el resumen de la misma y los elementos que las acompañan, como pueden ser los anexos.

  • c) Cada capítulo deberá estar separado por una hoja en blanco que lo anteceda, en cuyo centro se pondrá su número y título.

En la primera página de cada capítulo aparecerá como detalle distintivo, debidamente centrado o a partir del extremo izquierdo de la hoja, a seis centímetros de su borde superior y en mayúsculas sostenidas, el título del capítulo, precedido por el numeral correspondiente y sin punto final.

Los títulos de los acápites y sub-acápites del capítulo comenzarán en el margen izquierdo, y se escribirán en minúsculas. No se subrayarán los títulos ni se espaciarán las letras dentro de una misma palabra.

  • d) El texto se confeccionará con un tamaño de escritura de 12 puntos, a dos espacios, dejando los siguientes márgenes:

  • Margen izquierdo 3,5 cm.

  • Margen superior 3,0 cm.

  • Margen inferior 2,5 cm.

d) El texto de la tesis tendrá no más de 100 páginas, sin incluir los gráficos, figuras, esquemas, apéndices y la bibliografía.

Para las Ciencias Sociales y Humanísticas el contenido podrá tener hasta un 40% más de lo señalado, según el acuerdo 04.371.09 de la CNGC, que expresa: Aprobar que en el dominio de las Ciencias Sociales y Humanísticas, las Ciencias Pedagógicas y las Ciencias Económicas, el número de páginas de las tesis pueda extenderse a 140 páginas cuando resulte necesario por la naturaleza y contenido del tema tratado. El colectivo de la predefensa será la instancia encargada de autorizar esta excepción.

e) No deberá llenarse el espacio final de una línea con guiones o signos, ni usarse la tecla de subrayar para separar sílabas.

f) Cada término que aparezca en el texto en otro idioma deberá subrayarse.

g) Las páginas se enumerarán con números arábigos consecutivamente, inclusive las de títulos, aunque el número no aparezca explícitamente en ellas.

h) La paginación deberá hacerse de forma continua, sin guiones, en el margen derecho o debidamente centrada.

i) Todos los párrafos deberán empezar en el margen izquierdo, sin dejar sangría.

j) Los números enteros desde cero hasta nueve, cuando se usen aisladamente deberán escribirse con letras. Cuando estos números aparezcan como parte de un intervalo o de una serie, con otro u otros iguales a 10 y mayores, se escribirán con cifras. Se utilizará la coma para separar los números decimales y un espacio en blanco para separar las unidades de mil, excepto al tratarse de una fecha, en cuyo caso se escriben sin separarlos.

k) Para el empleo de símbolos y unidades de medidas, se deben consultar las Normas Cubanas relativas al Sistema Internacional de Unidades vigente desde octubre de 1983.

l) Ordenamiento de las referencias bibliográficas y la bibliografía.

Aparecerán bajo el título REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS escrito en mayúsculas sostenidas y comenzando en el margen izquierdo de la página.

El asiento se iniciará en el margen izquierdo precedido del número de orden correspondiente. Si el asiento ocupa más de un renglón, se dejará una sangría al comenzar los restantes renglones de manera que el texto de la referencia comience siempre al mismo nivel.

No se exigen normas únicas para reseñar la bibliografía. Actualmente hay varios tipos de asientos bibliográficos de acuerdo con el tipo de material citado (publicación periódica, libro, folleto, etc.) y magnitud de la referencia (si se trata de una página o varias, de un epígrafe, capítulo o del material como un todo). En todo caso, siempre aparecerán en primer lugar, el autor o los autores de la obra, después los datos que permitan identificar la publicación y dentro de ella la parte consultada.

Como posibles variantes a utilizar, se presentan los siguientes ejemplos:

  • Un artículo de una publicación periódica

15. Rosell Puig, W., El museo morfológico como medio de enseñanza de la anatomía. Revista Cubana de Educación Superior. 2(3) 23-32, 1982.

Aquí aparece primero el nombre del autor, después el título, el nombre de la revista, el volumen (2), el número (3), las páginas consultadas (23-32) y el año de publicación (1982).

  • Un libro

13. Andréiev, J., La Ciencia y el Progreso Social, Editorial Progreso, Moscú URSS, 1979.

  • Un artículo en una colección

17. Howland, D., "Un modelo para la planificación del sistema hospitalario", en Dreweras, G. Y Morlat, G., (eds). Actas de la 3ra. Conferencia Internacional de Investigación Operacional, Oslo, 1963., París, Durand, 203-212, 1964

Cuando en una obra no aparezca el nombre del autor se entrará por "anónimo". Si el nombre que aparece es el del editor, se entrará por ese nombre seguido de la sílaba Ed. Entre paréntesis (ed) como se observa en el tercer ejemplo.

Si la obra tuviera varios autores, se entrará por el primer autor seguido de las palabras "y otros" o "y col".

Cuando se haga referencia a una "comunicación personal" se deberá brindar el nombre completo, la dirección laboral del comunicante y la fecha de la comunicación.

  • Tablas y figuras

La información presentada en forma de tabla llevará un título lo más breve posible, pero que establezca claramente su contenido. El título se colocará en la parte superior de la tabla desde el comienzo del margen de la misma y con letras minúsculas, a continuación del término tabla y escrito también con letra inicial mayúscula, solamente seguido del número correspondiente sin emplear la abreviatura No. ni el signo #.

Cada columna de la tabla llevará su título o encabezamiento usando mayúscula inicial solamente y procurando no hacer abreviaturas. Los títulos de las columnas se encerrarán entre dos líneas horizontales sencillas. La tabla se cerrará también con una línea horizontal sencilla.

Las llamada para explicar algo en la tabla se deberán hacer con asteriscos y otro símbolo, y las notas explicativas se colocarán al pie de la tabla y no al pie de la página.

Se denominarán como figuras las fotografías, gráficos, dibujos, planos, mapas u otro tipo de ilustración incluida en la tesis. Llevarán un título distintivo lo más breve posible, pero que establezca claramente el contenido de la figura. El título se colocará en la parte inferior de la figura, desde el comienzo del margen de la misma, con letras minúsculas a continuación del término figura, escrito solo con letra inicial mayúscula seguido del número correspondiente sin emplear las abreviaturas de No. ni el signo #.

Las tablas y figuras se deberán colocar, de ser posible en la misma página en que se mencionan por primera vez o en la siguiente, de lo contrario, agruparse por tipos al final de cada capítulo.

Si la tabla o sus datos, así como la figura, no es original, se deberá especificar la fuente de origen.

Las comisiones de grados científicos institucionales y los comités de doctorado podrán considerar excepciones al cumplimiento de alguno de estas normas de escritura cuando lo considere necesario para la tesis en cuestión.

Sobre la estructura de la tesis

  • 1. Titulo

  • 2. Síntesis

  • 3. Tabla de contenidos, índice o sumario

  • 4. Texto o contenido de la tesis

  • 5. Referencias bibliográficas

  • 6. Anexos

1. EL TÍTULO

Debe ser conciso y específico, reflejará adecuadamente el objetivo de la tesis y los aspectos fundamentales en los que el aspirante hace énfasis en su trabajo. Es conveniente evitar el uso de expresiones superfluas. No debe exceder 15 palabras.

Debe seleccionarse con sumo cuidado, por lo que es recomendable elaborar diversas variantes para poder analizar las ventajas y deficiencias de cada una. Finalmente, el tutor y el aspirante harán la selección de la variante más adecuada.

Debe contener términos precisos en el aspecto científico-tecnológico. De igual forma se debe proceder con los títulos de los capítulos y epígrafes de la tesis.

  • LA SÍNTESIS

Debe ser muy breve y no exceder de 200 palabras.

No se trata de una presentación o relación de sus capítulos, sino de una exposición de los aspectos científicos esenciales contenidos en la tesis.

Debe recordarse que el objetivo es informar al lector, en breves líneas, sobre el objeto y los objetivos del trabajo, la metodología, sus resultados más relevantes y las contribuciones que hace a la ciencia o a la tecnología en el marco de su especialidad.

La forma de expresión debe ser sencilla y precisa, denotando profesionalidad y las palabras utilizadas deben tener una connotación rigurosa en el campo de la ciencia de que se trate.

  • INDICE, TABLA DE CONTENIDOS O SUMARIO

Se explica detalladamente en la pagina 27.

  • TEXTO O CONTENIDO DE LA TESIS

La tesis debe estar escrita en idioma español correcto y con uso adecuado del vocabulario científico-tecnológico.

Cada párrafo u oración debe tener coherencia para que se lean sin dificultad; las palabras utilizadas deben representar en forma clara y concisa lo que el autor quiere expresar. Resulta importante recalcar que es imprescindible observar las reglas de redacción, puntuación y ortografía ya que sin esos requisitos elementales no es posible tener en cuenta ningún trabajo de tesis.

Casi tan importante como el uso correcto del idioma español es la concisión, dentro de los marcos flexibles de cada especialidad. En cualquiera de ellas, un trabajo conciso es más fácil de leer y permite seguir la lógica del razonamiento científico de manera más clara y comprensible. Para lograr la concisión se deben omitir el material irrelevante y las palabras innecesarias, pero sería un grave error buscar la concreción omitiendo información necesaria para la total comprensión de los planteamientos de la tesis. Una lectura cuidadosa y crítica del primer proyecto casi siempre revela aspectos del texto que pudieran ser sintetizados y quizás omitidos sin sacrificio de la precisión, la claridad y el rigor científico.

El análisis crítico de las fuentes y la bibliografía utilizadas en el texto de la tesis constituye uno de los aspectos más importantes, ya que denota el grado de información y actualización que ha logrado el aspirante sobre el tema científico que le ocupa. Ese análisis debe hacerse en el lugar de la tesis que corresponda, es decir, en el que sea oportuno.

El proceso de recopilación, selección, análisis de las fuentes y la bibliografía expresa la madurez científica del aspirante para acometer independientemente investigaciones posteriores, así como para dirigir colectivos de investigación en el futuro, por lo que el tutor debe ser especialmente cuidadoso en la orientación y control de este paso del trabajo de aspirantura.

El proceso de búsqueda bibliográfica deber ser organizado rigurosamente en forma de ficheros y otros mecanismos, acordes con la rama de la ciencia a que se refiere la investigación, pero en todo caso deber ser registrado minuciosamente y recogido en la tesis con toda claridad.

La referencia minuciosa de las fuentes y la bibliografía le da rigor científico al trabajo del aspirante, se convierte en fuente de información para otras investigaciones sobre el tema; por eso debe tener actualidad, universalidad y amplitud. El investigador a su vez debe utilizarla oportunamente y con mucho sentido crítico. En este aspecto desempeña un papel importante la dirección científica del tutor.

Se puede resumir las orientaciones sobre la crítica de las fuentes y la bibliografía diciendo que: 1) la crítica debe ser ponderada y justa; demostrativa, respetuosa, ecuánime; profunda, precisa y clara; 2) debe evitar tanto la tendencia al elogio exagerado como la inclinación hacia lo áspero y destructivo; 3) debe ubicarse oportunamente en el lugar adecuado de la tesis; y 4) su uso específico estará en dependencia de la rama de la ciencia a que se refiere la tesis.

Como es lógico, el texto de la tesis debe estar constituido por conocimientos fuertemente interrelacionados, que se dirigen hacia el logro de uno o varios objetivos. Por ello la tesis no debe darse por terminada hasta que tenga unidad interna, en la que los conceptos se sucedan dialécticamente a través de los capítulos y epígrafes, siguiendo una secuencia lógica.

PARTES DEL CONTENIDO DE LA TESIS

El texto o contenido de la tesis debe dividirse en 5 partes que son:

  • 1) Introducción

  • 2) Cuerpo de la tesis, (Capítulos)

  • 3) Conclusiones y recomendaciones

  • 4) Referencias bibliográficas (que pueden aparecer al pie de página o relacionarse al final) y bibliografía general.

  • 5) Anexos (si los tuviera)

IV. 4. 1. INTRODUCCIÓN

En ella se deben exponer brevemente pero con absoluta claridad, la novedad y actualidad del tema, el objeto de la investigación, sus objetivos, la hipótesis de trabajo, el fundamento metodológico y los métodos utilizados para realizar el trabajo de investigación. Es decir, que la introducción es la fundamentación científica de la tesis en forma resumida.

Aunque con fines didácticos se plantean elementos que debe contener, ella no se separa por epígrafes, sino que se presenta como un todo armónico.

La introducción no debe exceder de 10 páginas. Debe contener:

Contexto histórico social del objeto de estudio.

Debe ubicar al lector en el lugar donde se realiza la investigación y su caracterización general.

Antecedentes.

Se debe ampliar lo desarrollado en el proyecto. Algunas preguntas sobre el particular pudieran ser: ¿Existe en el mundo y en el país alguna experiencia relacionada con esta investigación y con resultados similares o diferentes? ¿Cuáles han sido los resultados de dicha experiencia? ¿Qué publicaciones hay al respecto y con qué conclusiones?

Es importante destacar si se dispone de información previa sobre investigaciones similares en el país o en el mundo. Describir detalladamente esa información. ¿Por qué lo que se ha hecho es insuficiente? ¿En qué sentido es diferente (cuantitativa o cualitativamente) lo que usted realizó?

Justificación / Fundamentación Teórica.

Se exponen con todo detalle los elementos conceptuales que fundamentan la investigación. Dados los antecedentes y el planteamiento del problema, ¿por qué este tipo de investigación y no otra? ¿En qué difieren el contenido y los elementos esenciales de lo que se ha venido haciendo hasta el momento? ¿Qué elementos teóricos permiten suponer que la investigación es necesaria y oportuna y que ha de ser efectiva?

En el caso de que la tesis realice una evaluación, algunas preguntas para la justificación de la investigación pudieran ser: ¿por qué resulta necesario hacer una evaluación? ¿Por qué en este momento? ¿La evaluación se auto justifica o es un prerrequisito para eventuales acciones posteriores? ¿Cuál es el objeto de la evaluación: una tecnología, un producto, una intervención previa? ¿En este último caso, en qué medida ha sido evaluada dicha intervención? ¿En qué sentido es o son insuficientes las evaluaciones previas? ¿A qué factor atiende la evaluación actual, es decir la que se ha propuesto como contenido del proyecto? ¿Responde a una demanda explícita, o es una iniciativa de los autores del objeto de evaluación? ¿La empresa evaluativa actual es definitiva o es simplemente parte de una evaluación mayor, más abarcadora o a más largo plazo?

Si con la tesis se propone un nuevo producto, algunas preguntas en la justificación pudieran ser: ¿Por qué y para qué este producto? ¿Qué vacío, qué insuficiencia o qué problema resuelve su existencia? ¿En qué medida quedan dichos problemas resueltos con la existencia de este producto? Si el producto sustituye o complementa a otro anterior, ¿En qué consistía lo insuficiente, lo inapropiado de dicho producto que le sirve de antecedente?

Definición del problema científico

El acápite anterior será la base de éste, las respuestas a todas esas preguntas será la justificación o fundamentación del problema que se plantea y este debe referirse a dos aspectos fundamentales: el problema práctico, que algunos prefieren denominar "situación problemática", y el problema científico, que es invariablemente un problema de carácter cognoscitivo.

Tal y cómo se hizo en el proyecto, pero ahora con más detalle, la tesis debe describir de modo bien explícito el problema práctico al que se ha dado o se ha procurado dar solución y el problema científico: lo que se quiere conocer, demostrar o confirmar. No hay investigación científica sin un problema cognoscitivo. El aspirante debe recordar que un problema bien planteado es un problema parcialmente resuelto; debe igualmente tener en cuenta que cualquier juicio valorativo sobre un trabajo de tesis, remite siempre a los objetivos, y en última instancia, al problema planteado.

Planteamiento de la Hipótesis o de las Preguntas Científicas.

No todas las investigaciones tienen hipótesis; todo depende del grado de conocimiento sobre el problema que se investiga. Sólo necesitan hipótesis las investigaciones que ya han rebasado la fase exploratoria y se encuentran en fase confirmatoria o verificatoria. Las hipótesis son justamente el objeto de la confirmación o verificación. Intentar forzar la presencia de hipótesis cuando el conocimiento sobre un problema o la propia naturaleza de dicho problema no lo consienten es uno de los errores más frecuentes que se comenten en la práctica.

El autor de la tesis debe siempre recordar un bien conocido principio demarcatorio de las hipótesis científicas y es que éstas deben ser "refutables" o "falsificables". Esto significa que en el contexto de la investigación debe ser posible formular un enunciado empírico que conduzca al rechazo o refutación de la hipótesis. Por ejemplo, que el tabaco (o el tabaquismo) es un factor de riesgo para enfermedades respiratorias obstructivas crónicas, dejó hace tiempo de ser una hipótesis científica. No es posible imaginar ninguna experiencia que conduzca a revisar una proposición que ya la comunidad científica acepta más allá de cualquier margen de duda razonable. Otro ejemplo: no tiene sentido formular como hipótesis que el ejercicio físico moderado contribuye a la rehabilitación de pacientes que han sufrido un infarto agudo del miocardio. Podría decirse que independientemente del resultado, en cualquier investigación esta es una hipótesis aceptada a priori; sin embargo, sí tendría sentido la hipótesis de que el ejercicio físico moderado contribuye a retardar la progresión hacia la disfunción total del riñón de un recipiente de transplante renal, porque las evidencias en tal sentido son escasas y contradictorias.

Objetivos

Cuando un oponente, miembro del tribunal o crítico general, necesita formular un juicio valorativo ágil sobre un trabajo de tesis, el camino que cualquier experto recorre consiste en examinar el grado de correspondencia entre el planteamiento del problema, los objetivos y las conclusiones. Por tanto, la primera recomendación consiste en observar una estricta correspondencia entre los objetivos y el planteamiento del problema.

Los objetivos deben ser metas concretas que pueden alcanzarse o no, pero que debe ser posible verificar cuando culmine la ejecución del proyecto. Resulta frecuente entre los investigadores noveles confundir los objetivos con las tareas o con metas a largo plazo o con los resultados esperados. Los objetivos de una intervención aluden a resultados concretos que son constitutivos de la intervención y no su mera consecuencia.

Algunas sugerencias para redactar los objetivos son:

  • no deben ser triviales, con relativa frecuencia puede verse escrito: contribuir a incrementar la calidad ...;

  • no deben estar contaminados con métodos o procedimientos, como ocurre cuando se escribe: estudiar el grado de satisfacción, mediante la realización de entrevistas personales y mediante la organización de grupos focales.

Algunas instituciones exigen la distinción explícita entre objetivos generales y objetivos específicos. No hay, en principio, ninguna razón para este esquema, que a menudo conduce a la redacción de objetivos generales vagos y faltos de información. Tampoco existe ninguna razón en contra de esta distinción, el autor de la tesis que opte por tomarla en cuenta, debe cuidar que el objetivo general no recoja el cómo y garantizar una correspondencia entre el problema científico, las preguntas científicas, el objetivo general y los específicos.

Deben plantearse sucintamente los métodos empleados para la recolección y el procesamiento de la información.

Es importante explicar brevemente la estructura de la tesis y por último cómo se han socializado los resultados mediante la participación en eventos científicos y publicaciones.

  • 4. 2. CUERPO DE LA TESIS

El cuerpo de la tesis se organiza generalmente por capítulos, cuyo número puede variar según la especialidad, el tema de la tesis y preferencia del investigador.

Cada capitulo debe planificarse dentro del análisis del objeto de la investigación; deberá tener bien definidos sus objetivos parciales o concretos y expresar, al concluir el mismo, en forma breve, sus consideraciones finales.

En todas las tesis resultan útiles o ilustrativas las gráficas, tablas, diagramas, mapas, levantamientos topográficos, fotografía, entre otros, que pueden ubicarse en el lugar correspondiente del capítulo de la tesis o al final, como anexos. En todo caso coadyuvan a una mejor comprensión del tema en estudio.

El cuerpo de las tesis no debe exceder de 100 páginas, si bien se acepta un 40% más para las ramas de ciencias sociales y humanísticas, según el acuerdo 04.371.09 de la CNGC.

La autora del presente manual tiene cierta predilección por la presentación del cuerpo de la tesis, siempre que sea posible, en tres capítulos:

1. CAPITULO TEÓRICO cuyo nombre debe estar relacionado con el tema de la tesis, ya que solo con fines didácticos se le denomina "Marco teórico".

Se exponen varios ejemplos de títulos que puede llevar este capitulo:

  • LA DISCAPACIDAD. ASPECTOS TEÓRICOS Y METODOLÓGICOS

  • EL USO INDEBIDO DE DROGAS EN LA ADOLESCENCIA. ESTRATEGIA INTERVENTIVA PARA SU AFRONTAMIENTO EFECTIVO

  • CONSIDERACIONES SOBRE EL VIH/sida Y SU REPERCUSIÓN PSICOLÓGICA EN PACIENTES Y PRESTADORES

RECORDAR QUE:

  • EN EL SEPARADOR Y EN EL COMIENZO DE LA PRIMERA HOJA DEL CAPITULO SE ESCRIBE EL TÍTULO EN MAYÚSCULAS SOSTENIDAS Y SIN PUNTO FINAL

  • DEBE LLEVAR PÁRRAFO INTRODUCTORIO Y CONSIDERACIONES FINALES

Este capitulo debe contener:

  • Situación actual o diagnóstico del objeto investigado, tendencias territoriales, nacionales e internacionales, antecedentes teóricos, sistematización.

  • Resultados teóricos de la revisión bibliográfica y documental que sustentan científicamente la investigación realizada. Plantear los conceptos y definiciones claves del tema en cuestión. El autor debe tomar partido en correspondencia con su criterio. Debe adoptar una posición, explicar a cual teoría se atiene o enunciar la suya propia.

Control semántico o Glosario (su inclusión la decide el autor)

  • Si los conceptos y definiciones claves que tiene que recoger en el informe de la investigación son numerosos, variados y novedosos, merece que se recojan en un capítulo independiente.

  • De ser pocas definiciones, pueden ser recogidas en el propio marco teórico.

2. CAPITULO CONTENTIVO DE LA METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN.

Debe llevar un nombre alusivo al contenido del capítulo. Se exponen algunos ejemplos de títulos que pudiera llevar:

  • METODOLOGÍA PARA EL DESARROLLO DE UNA INTERVENCIÓN COMUNITARIA PARA LA PREVENCIÓN Y CONTROL DE LAS INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS

  • METODOLOGÍA PARA LA INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA EN LAS PERSONAS CON VIH Y SUS PRESTADORES

  • METODOLOGÍA PARA EL DESARROLLO DE UNA ESTRATEGIA INTERVENTIVA PARA FOMENTAR AFRONTAMIENTOS SALUTOGÉNICOS ANTE EL USO INDEBIDO DE DROGAS EN LA ADOLESCENCIA

  • METODOLOGÍA PARA UNA ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN ACCIÓN PARTICIPATIVA PARA LA ATENCIÓN A LA DISCAPACIDAD

Este capítulo debe contener:

1. Tipo de estudio.

Existen varios ejes de clasificación de las investigaciones, el investigador puede usar más de una, lo importante es que sepa definir dónde se ubica su investigación.

Vale recordar algunas formas de clasificación.

  • Según el tiempo de ocurrencia pueden ser retrospectivos y prospectivos

  • Según período y secuencia pueden ser transversales y longitudinales

  • Según el control del investigador sobre las variables en grupos de individuos o unidades pueden ser de cohortes o casos y controles.

  • Según el análisis y alcance de los resultados pueden ser descriptivos, analíticos, experimental o de intervención.

Una clasificación que se adopta contextualmente para los proyectos, puede aplicarse a todas las actividades planificadas que se desarrollan en el campo de la medicina básica o clínico-epidemiológica, y en la salud pública. (Bacallao, 2002)

a. Proyectos de intervención

b. Proyectos de evaluación

c. Proyectos de desarrollo tecnológico

d. Proyectos de investigación

e. Proyectos de investigación-acción.

Las fronteras entre estos tipos de proyecto no son totalmente nítidas ni están inequívocamente delimitadas, y en consecuencia, suele haber procedimientos, metodologías, recursos técnicos y derroteros comunes en la realización de cualquiera de ellos. Hay, sin embargo, rasgos distintivos que se exponen a continuación.

a. El proyecto de intervención

El contenido básico de la descripción y fundamentación de un proyecto de intervención es una acción que se ejerce sobre un objeto rigurosamente determinado. Es imposible enumerar el repertorio de intervenciones posibles, pero vale la pena insertar y comentar algunos ejemplos.

Un programa de prevención del cáncer de mama o de cualquier otra enfermedad crónica, la puesta en práctica del diseño o rediseño del currículo de una asignatura, la creación de una estructura para la administración, planificación, control o ejecución de ciertas funciones, la elaboración de un sistema de vigilancia epidemiológica, un programa educativo para estimular y promover conductas y estilos de vida saludables, la introducción de cambios en cualquier sistema de prestación de servicios, la aplicación de nuevas técnicas, medios, métodos o estilos de enseñanza, o nuevas técnicas, métodos o medios de diagnóstico son, todas ellas, actividades que deberían ser objeto de proyectos de intervención.

Ejemplos de este tipo de investigación pueden encontrarse en el libro: "Intervención psicológica en las enfermedades cardiovasculares", en que se exponen los resultados obtenidos en la modificación de los estilos de afrontamiento en pacientes con Infarto Agudo del Miocardio en el proceso de Rehabilitación cardiovascular integral, en el Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras" de Ciudad de la Habana, Cuba. (Hernández, 2003)

En el libro "Psicología de la Salud. Fundamentos y aplicaciones", pueden encontrarse ejemplos de distintos campos de aplicación de la Psicología de la salud que han llevado consigo distintas formas de intervención en determinados tipos de pacientes con enfermedades crónicas: cardiovasculares, renales, asma, cáncer, tratamiento del dolor crónico, por citar algunos ejemplos. (Hernández y Grau, 2005)

Cualquiera de estas intervenciones deberá ser eventualmente evaluada. Los aspectos técnicos, operacionales y metodológicos de dicha evaluación deben aparecer en el proyecto, pero no constituyen su aspecto esencial. Redactar el proyecto de intervención entraña, al menos, describir con todo detalle en qué consiste la intervención y a quién va dirigida, fundamentarla, justificarla, exponer sus antecedentes, exponer el modo de ejecutarla, y describir cuáles son sus beneficios esperados. Estos elementos configuran el QUE, el POR QUE, el PARA QUE y el COMO, que constituyen los componentes comunes a cualquier tipo de proyecto.

b. El proyecto de evaluación

Los proyectos de evaluación se orientan hacia un saber relacionado siempre con atributos de eficacia, calidad, eficiencia o impacto. Aunque la diferencia no está siempre clara, en el contenido de dicho saber radica precisamente lo que los distingue del saber científico que caracteriza a los proyectos de investigación. Otra característica del proyecto de evaluación es el tiempo que media entre el momento en que se concreta la existencia objetiva del objeto de evaluación y el momento en que se inicia el acto de evaluación mismo.

Las intervenciones son siempre, a corto o largo plazo, objeto de evaluación. Se evalúa un programa de diagnóstico prenatal, los efectos de un programa de inmunización, un cambio en el plan de estudios, una tecnología médica, los niveles de eficiencia de una estructura administrativa o de un programa de prestación de servicios, la competencia y el desempeño profesional, la aceptación de un nuevo producto que se lanza al mercado.

La vigilancia farmacológica se lleva a cabo, habitualmente, como parte de la última fase de un ensayo clínico para evaluar los efectos indeseables de una droga. Los llamados estudios de estado actual, tan conocidos en el campo del análisis de sistemas, son verdaderas empresas de evaluación.

La evaluación no puede concebirse en abstracto. Siempre tiene un objeto, que es a menudo una intervención previa, en relación con la cual, no es el contenido, sino su evaluación, lo que resulta esencial a los fines del proyecto. Con frecuencia, por el contrario, la intervención supone una evaluación previa, pero dicha evaluación está subordinada a los propósitos de la intervención, que constituiría el objeto básico del proyecto.

c. El proyecto de desarrollo tecnológico

El sello distintivo de este tipo de proyecto es que se orienta hacia la obtención de productos tangibles: un medio diagnóstico, un preparado vacunal, un dispositivo para la realización de biopsias intestinales, un software para la enseñanza de las ciencias morfológicas, un modelo para la predicción del rendimiento académico, un currículo, maquetas, modelos experimentales o medios auxiliares de enseñanza.

La obtención del producto se acompaña, casi inevitablemente, de la evaluación de sus propiedades. Si es un medio diagnóstico evaluado `in vivo', su sensibilidad, su especificidad, su valor predictivo, sus atributos de costo-beneficio, su inocuidad, sus riesgos o sus eventuales efectos adversos; si es un preparado vacunal, su inmunogenicidad, sus efectos tóxicos, su reactogenicidad, la persistencia de anticuerpos; si es un modelo predictivo, su ajuste, su capacidad predictiva, la relevancia de los predictores que lo componen, etc. La importancia o el peso relativo que se atribuya en el proyecto a la obtención del producto o a la evaluación de sus atributos, determina si se trata de un proyecto de desarrollo, de un proyecto de investigación, o inclusive, aunque menos frecuentemente, de un proyecto de evaluación, de acuerdo a los plazos y al tipo de diseño.

d. El proyecto de investigación

El proyecto de investigación es el más general de todos. Su mayor generalidad se deriva de que, muy a menudo, la investigación incluye la producción u obtención de algo, su evaluación, y su empleo como parte de una intervención.

El rasgo que tipifica al proyecto de investigación es la existencia de una intención cognoscitiva que prevalece sobre cualquier otro propósito en el proyecto. Conocer quiere decir arribar a proposiciones verdaderas o más completas sobre un objeto de estudio y/o generar, confirmar, refutar o verificar hipótesis en relación con dicho objeto.

Con independencia de las exigencias formales que imponen las agencias financiadoras o las instituciones que examinan y aprueban proyectos, y del tipo de proyecto, el QUÉ, el POR QUÉ, el PARA QUÉ y el CÓMO figuran como componentes constantes en los textos en que se materializa todo proyecto.

e. La investigación-acción

En rigor, la investigación-acción no define un nuevo tipo de proyecto, sino una modalidad de trabajo que genera conocimiento, que produce cambios y que, en última instancia, es compatible con los otros tipos de proyecto: una intervención, una evaluación y una investigación pueden desarrollarse bajo una modalidad clásica o convencional y también bajo la modalidad de la investigación-acción.

La actividad de investigación-acción tuvo su origen en el contexto de las ciencias de la educación y ha ido ganando terreno en otras esferas. Como su nombre sugiere, en ella coexisten en estrecho vínculo el afán cognoscitivo y el propósito de conseguir efectos objetivos y medibles.

Si la investigación clásica supone una acción perturbadora de la realidad con la intención de observar ciertos efectos, la investigación-acción se produce dentro y como parte de las condiciones habituales de la realidad que es objeto de estudio.

Uno de sus rasgos más típicos es su carácter participativo: sus actores son a un tiempo sujetos y objetos del estudio. Hay, por excepción, objetivos y metas dados a priori, pero es característico de la investigación-acción que gran parte de las metas y objetivos se generen como parte del proceso en que ella se gesta.

Conocer el contexto, evaluarlo y transformarlo son parte de una misma empresa cuyo éxito se mide, en primer lugar, en términos de los progresos que produce la acción transformadora y de la mejor conciencia o el mayor compromiso de sus protagonistas, y en segundo lugar, en términos de un mejor conocimiento de la realidad.

Si bien el QUÉ, el POR QUÉ y el PARA QUÉ pueden ser delimitados en un proyecto de investigación-acción, el CÓMO lo está sólo en sus contornos generales, porque las formas de acción se configuran como parte de un proceso dinámico en el que cada meta alcanzada contribuye en la definición de los pasos subsiguientes.

2. Período y lugar donde se desarrolla la investigación.

Debe esclarecerse el período de tiempo en meses o años en que se realiza la investigación y definirse el lugar donde se realiza el trabajo investigativo, que puede ser en el país, distrito, provincia, departamento, comunidad, unidad o unidades de salud o hasta en servicios específicos según el caso. Es incorrecto escribir: en nuestro policlínico, en nuestro país, en nuestro consultorio.

3. Universo y Muestra

Este apartado es importante. Deben ser definidos los sujetos del estudio, es decir el universo de estudio, la muestra y los esquemas de selección de dicha muestra, con sus criterios de inclusión y exclusión; para lo cual es importante que el investigador se remita a textos de muestreo y en muchos casos consulte especialistas en la materia.

Un aspecto que se debe tener presente es qué se entiende por población o universo.

Población es un conjunto de elementos, objetos o unidades de análisis que al menos comparten una característica que se necesita conocer o estudiar, por ejemplo, los ancianos residentes en el Vedado que asistieron al círculo de abuelos en el 2006. Esta población tiene tres características que la definen: todos los elementos que la integran son adultos mayores, todos residen en la misma localidad, Vedado, y todos tienen que haber asistido al círculo de abuelos durante el año 2006.

Se suele llamar unidades de análisis a los elementos de la población objeto de estudio, porque pudieran no ser personas, sino animales de experimentación o muestras de sangre.

Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.