Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Higiene personal: La depilación púbica (página 2)




Partes: 1, 2

Los griegos consideraban que un cuerpo depilado era el ideal de belleza, juventud e inocencia. Los artistas griegos realizaron bellas esculturas donde podemos apreciar el gusto de la época. En ellas aparecen modelos, tanto masculinos como femeninos, perfectamente depilados. Las esculturas de la época muestran cuerpos femeninos depilados y sin vello púbico.

Era usual en Grecia antigua la depilación del vello púbico, señal de distinción y de rango social, por ello, se practicaba en las clases sociales altas. Usaban la vela para quemar los vellos, abrasivos como la piedra pómez, ceras hechas con sangre de animal, resinas, cenizas y minerales. Las hetairas usaban crema depilatoria llamada "dropax" pasta compuesta de vinagre y tierra de Chipre

Entre los romanos era esmerado el cuidado del vello púbico, que se solía erradicar ya desde la adolescencia, bien en privado o también en los baños públicos. Las Romanas también lo hacían para estar bellas y comenzaban a depilarse el vello púbico en la adolescencia cuando empezaba a aparecer. Usaban pinzas, llamadas "volsella", "dropax" y ceras a base de resinas y brea llamada "philotrum".En los baños públicos había cuartos para la depilación.Existían esclavos especializados,"alipilarius" que depilaban en los prostíbulos el vello púbico de las cortesanas.

Tanto las mujeres musulmanas como las judías siempre han dedicado un gran interés por la depilación, sobre todo como método de limpieza. Las Musulmanas, según el Sunnah, se deben depilar para mantener su cuerpo limpio. Las mujeres utilizaban la técnica del hilo para depilarse las axilas y el pubis. Esta práctica se extendió a la India, África y a otras regiones bajo influencia del Islam.

Las mujeres judías se depilaban con el hilo. La depiladora lo sostenía con los dientes, y formaba un triángulo, tomando cada extremo con sus pulgares; luego pasaba el hilo por la zona pilosa, arrancando los vellos de raíz. La técnica del hilo se sigue practicando y se ha puesto de moda en occidente

Por el contrario, las mujeres cristianas, por cuestiones religiosas, nunca han utilizado estas técnicas por ir en contra de su moral. Las cristianas no se depilaban el pubis porque en una sociedad controlada por el puritanismo eclesiástico se consideraba un "ritual pagano". Sin embargo, Sin embargo, muchos hombres se rasuraban la barba y los monjes se rapaban la cabeza dejando una gran tonsura.

Estos hábitos depilatorios se extendieron hasta la India y otros países, aumentando cada vez más su significado erótico. En la India se usaron navajas de cobre y la técnica del hilo.La depilación del vello púbico tenía un significado erótico sexual.Era un acto afrodisíaco.

Entre los turcos, las mujeres se depilaban el vello púbico en los baños públicos, pues los turcos consideraban pecaminoso que una mujer dejara crecer el vello en sus partes privadas. Los Baños Públicos tenían cuartos especiales, llamados "hamams", donde las damas se depilaban, hoy todavía existen.

Con pastas que contenían arsénico y cal viva, durante la Edad Media las mujeres se dedicaban a la práctica de la depilación. Hacían desaparecer el vello de las cejas, las sienes y la parte más anterior del cabello. De esa forma solían ensanchar la frente y parecer más bellas para los hombres de su época

Se cree que en la época no se depilaban el cuerpo, en "El Retablo de Gante" de Van Eyke la imagen femenina intenta tapar su vello púbico, pero la "Venus desnuda" de Giogione (Jorge Barbarelli) muestra la depilación completa de axilas y pubis. En muchos castillos europeos construidos entre 1200 y 1600 d.C. tenían un cuarto para que las señoras se depilaran.

En el Renacimiento (siglos XV - XVII) se continuó con esta moda usando vendas impregnadas en vinagres y aceites.Y se comenzó nuevamente a depilarse algunas partes del cuerpo con pinzas y navajas. Los artistas retrataron a mujeres con poco o nada de vello púbico. como se ve en los cuadros: "Tres Gracias" de Rubens y "Nacimiento de Venus" de Boticcelli. El hábito depilatorio cayó en desuso despuès que Catalina de Medici, entonces Reina de Francia, en el siglo XVI prohibiera a las mujeres en gestación y a sus damas remover su vello pubico nunca más, y, por supuesto, cayo completamente en desuso en aquellos tiempos entre las francesas-

  A pesar de las prohibiciones religiosas y reales, el deseo de una piel suave y sin vello persistió a través de los siglos. El arte, testigo viviente, inmortalizó este deseo en hermosas Venus, Diosas de la Belleza

En las Americas muchos pueblos practicaban el afeitado de distintas partes de su cuerpo. Los Aborígenes Argentinos que se depilaban eran los Puelches, Guenaken, Tehuelches, Araucanos y los Avipones. Estos últimos fueron llamados "frentones" por los españoles porque se depilaban el vello del rostro hasta la mitad de la cabeza, incluidas las cejas y pestañas.

  • Las pinzas eran de conchas de moluscos;

  • Las tijeras con quijadas de las palometas;

  • Navajas con valvas de moluscos afiladas.

Esta operación estaba reservada a las mujeres

La depilación, tanto masculina como femenina, siempre ha formado parte de la vida cotidiana en cualquier época, haciendo aparecer a cualquier persona más limpia y bella ante los demás.

La invención por un barbero francés de la primera maquinilla de afeitar con cuchilla cambió radicalmente el ambiente de la depilación en occidente, consiguiendo hacer que esta práctica fuera menos complicada y más placentera tanto para hombres como para mujeres. Eso ocurría en la segunda mitad del siglo XVIII. Hubo que esperar hasta el siglo XX para que apareciera la primera maquinilla de afeitar con hoja intercambiable. Solo unos años después, se populariza la utilización de la cera de abeja, de la resina y de la parafina para fines depilatorios

Durante los años treinta del siglo pasado se produce otra invención que, junto a la utilización de ropas que dejaban el cuerpo cada vez más al descubierto, dará un nuevo impulso al mundo de la depilación. Se trata de la maquinilla de afeitar eléctrica. Su fácil manejo hace que se implante sin ningún tipo de problemas en el mundo del aseo y del cuidado personal. También comienzan a popularizarse cada vez más, tanto la depilación eléctrica como las nuevas y cada vez más eficaces cremas depilatorias, hasta llegar a la actualidad, donde el láser y otras nuevas técnicas, ya muy sofisticadas y en algunos casos indoloras, van haciendo cada vez más populares el uso de la depilación tanto en el hombre como en la mujer actual.

Los humanos estamos destinados a perder el vello porque el recalentamiento del planeta llevará al Homo Sapiens a prescindir de esta capa aislante de frío. Esto sucederá dentro de millones de años, mientras tanto seguiremos depilándonos como desde los inicios de la humanidad.

¿Sirve para algo el pelo pubiano?

El vello púbico normal no parece tener una función determinada. La evolución ha ido eliminando pelos de nuestro cuerpo, especialmente en las mujeres. Hace algún tiempo en nuestro medio se veía que las mujeres dejaban crecer naturalmente en vello corporal, el cual era abundante en axilas y pubis.

Tanto en la axila como en las cercanías del pubis existen glándulas que segregan líquidos fácilmente olorosos. ¿Podría tener el vello, en estas zonas, una finalidad acumulativa de olores? En otras épocas, aún no muy lejanas, los olores axilares y púbicos tenían propiedades excitantes. Dícese de Napoleón que, cuando estaba a punto de finalizar una campaña, mandaba un recado a Josefina: "No te laves desde hoy. Estaré contigo dentro de una semana". Es probable que, en su inicio, el olor de la zona púbica advirtiese al varón de la predisposición sexual de la mujer.

Hoy en día parece poco elegante ir husmeando la entrepierna de las mujeres, o, disfrutar el olor axilar tras una fuerte transpiración femenina, aparte de que los humanos hemos perdido mucha capacidad olfativa y el uso de perfumes y colonias predisponen el olfato hacia aromatizadas sensaciones, muy diferentes a las naturales del cuerpo femenil.

Hay zonas geográficas donde las mujeres son lampiñas, no tienen vello púbico, ni apenas vello en otras partes del cuerpo. Lo mismo sucede con los hombres, por ejemplo entre ciertas tribus indias de Norteamérica, o en zonas de extremo oriente.

  En nuestra sociedad occidental, el vello púbico se asocia al hecho de ser mujer adulta. Aparece en la etapa puberal y diferencia la "niña" de la "adulta". Vemos como la aparición del vello es rechazada por niñas con problemas psicológicos que les dificultan aceptar su identidad adulta. En la enfermedad llamada anorexia nerviosa, los pacientes (con elevado porcentaje de adolescentes femeninas) rechazan sus caracteres sexuales secundarios: pechos, caderas... y, como consecuencia de la enfermedad, ven desaparecer su vello púbico y axilar.

¿Afeitado del vello pubiano?

Los arreglos del vello púbico, afeitándolo o depilándolo, todo o en parte, ha formado parte de los ritos sexuales en muchas culturas. En el mundo occidental resulta frecuente la depilación de los excesos, especialmente en épocas veraniegas, cuando el empleo de trajes de baño, tipo tanga o brasilera, cada vez más sucintos expondría los pelos a la publica visión.

Tal peluda ostentación no se considera agradable desde un punto de vista estético. Es probable que el afeitado del vello púbico, en otras épocas, pudiera haber tenido finalidades higiénicas. La facilidad para acumular suciedad o, incluso, para ser refugio de parásitos (piojos y liendres), habría quedado eliminada con el rasurado.

 También puede tener un valor erógeno. Una vulva rasurada resulta más asequible, pues desaparece la barrera que los pelos representan. Da la sensación de que, al parecerse a la vulva de las niñas, resultará interesante para quienes tengan algún tipo de querencia pederástica. Ahora bien, el hecho de rasurar la vulva puede hacerle tener una apariencia juvenil, pero no cambia la edad de la mujer ni de sus genitales.

Un pedófilo es quien centra su actividad sexual o sus fantasías en niñas o niños. No en personas cuyos genitales tengan apariencia aniñada. La relación entre ambas contingencias es puramente simbólica. El hecho de que una mujer guste de rasurarse, o de que un hombre guste de jugar con vulvas rasuradas no indica ningún tipo de parafilia pedofílica.

Las mujeres con intereses sexuales asociados a su prepubertad se sentirán más atractivas o más vigorozas sexualmente con su vulva imberbe y aparentemente candorosa, algunas de ellas se rasuran en los momentos previos a una cita donde de seguro habrá actividad sexual.

Muchas niñas prepúberes que interpretan el hecho de tener vello púbico como una forma de crecimiento que asocian a "dejar de ser niñas". Algunas de ellas, incluso, ven la salida del vello púbico como algo molesto o impropio, como si fueran a perder la felicidad asociada a la niñez.

Hay casos de niñas que han sido mal informadas acerca de los procesos de crecimiento puberal, incluyendo la salida del vello púbico, la menstruación o el crecimiento de los pechos. En tales circunstancias, los cambios pueden ser vistos como algo desagradable, sucio o inculpante. Pueden iniciar el rasurado del pubis como una forma de "retrasar" este cambio. De todas formas es más frecuente que la mayor parte de las niñas interpreten estos cambios como algo muy interesante, incluso desde el punto de vista sexual.

En el campo del modelaje profesional, la actuación cinematográfica y en los reinados de belleza cada día se ha impuesto el depilado parcial o total del pubis por parte de las mujeres que toman parte en dichos eventos, lo cual se convierte en un modelo a imitar por parte de todas las mujeres.

La vulva, mejor con vello o sin él?

Una posibilidad es la de que, tanto hombres como mujeres, asocien sus primeras experiencias sexuales a la ausencia de vello púbico. Son harto frecuentes los juegos sexuales entre niños y niñas. Es perfectamente posible que, sin que ello indique ningún tipo de desviación pederástica, unos y otras asocien el placer sexual con estos juegos y que, en la vida adulta, sientan una especial predilección o, como mínimo, un incremento de placer, al realizar sus actividades sexuales con personas rasuradas.

Tener el vello púbico corto, o rasurarlo, tiene, como mínimo, una ventaja. La vulva es más fácil de apreciar. Hemos comentado más de una vez que, en nuestra cultura, se anima poco a las mujeres a examinar sus propios genitales. El vello púbico, si es abundante, oculta los genitales a la vista. Constituye una especie de barrera entre los genitales y su propietaria.

Es curioso que muchos movimientos feministas hayan denunciado el rasurado genital. Han interpretado que el arreglo piloso de los genitales tiene la finalidad de convertir a la mujer en un objeto sexual más apetecible, o más artificioso. Lo "natural" serla tener los pelos que la naturaleza les ha dado, y exhibirlos con orgullo. No creemos que todo esto tenga nada que ver con el verdadero feminismo. Máxime cuando, como antes comentábamos, un exceso de pelo puede ser una especie de máscara que dificulte la consideración de los propios genitales por parte de la mujer.

El auge de las tendencias lesbianicas entre las mujeres también pueden haber estimulado el depilado de las zona pubica (monte de Venus y labios) para hacer mas llamativos y agradables los contactos íntimos entre las mujeres, donde hay un marcado predominio del sexo oral y la masturbación mutua a través de la manipulación del clítoris, el cual se expone de mejor forma cuando hay depilación parcial o total

Así el sexo oral, entre parejas homo u heterosexuales, es más placentero cuando el pelo es escaso o inexistente. A menos que sus practicantes sean fetichistas del pelo y se exciten sexualmente cuando ven, tocan o lamen gran cantidad de atributos pilosos. Lo más frecuente es que la mujer reciba más estímulo si los labios y la lengua del compañero se desplazan sin trabas por la piel.

Algunas parejas encontrarán excitantes ciertos juegos sexuales donde se interpretan diversos papeles: la niña morbosa, rasurada, es uno de ellos. Aparte de que se minimiza el riesgo de que, tragando algún pelo, el compañero sexual pueda sentir desagradables cosquillas en su paladar o su faringe, que disparen un improcedente golpe de tos.

Desacuerdos en cuanto al vello pubiano

A veces, entre parejas, se producen desacuerdos por estas cuestiones, los cuales se deben a la falta de un adecuado diálogo.

Si un chico pide repetidamente a su pareja que se afeite el vello púbico, ella puede creer, si no esta bien informada, que se trata de alguna desviación de tipo pederástico, y negarse con evasivas o de forma tajante. Creo que no es este el caso, y ya lo he explicado repetidamente. En tales casos, lo importante es alcanzar pactos tras la adecuada negociación.

La chica debe entender que tal petición no responde necesariamente a una perversión... puede ser simplemente, una curiosidad, o una manera de aumentar la excitación por la introducción de novedades o variaciones, tan gratas al sexo masculino. La negociación puede incluir una serie de contrapartidas, como el rasurado de los genitales del chico ("para ver como quedan"), o unos ciertos límites: "rasuraremos al cero los labios, y al uno el monte de Venus" o "lo rasuraremos, pero luego lo dejaremos crecer hasta que nos guste por igual a los dos", o "lo rasuraremos dos o tres veces al año".

Una queja muy repetida es que los pelos, al salir, salen más gruesos y pican. No es del todo cierto. La verdad es que los pelos son más gruesos en la salida que en la punta, por lo que, cuando salen de nuevo, se aprecia primero su parte más gruesa. Pero no pican. Lo que sucede es que una vulva, igual que una barba, debe rasurarse con mucho cuidado para no irritar la piel. Lo que pica no es la salida del nuevo pelo, sino simplemente la piel irritada. De ahí que el rasurado o depilación de una vulva constituya un pequeño arte, que intentaremos mostrar en todos sus detalles.

Pasos antes de pedir cita

En casos de mujeres muy peludas, tanto en pubis como en abdomen, muslos y ano, depilarse el vello púbico puede parecer que el pubis sea una especie de claro en la selva. Cortar o depilar todo el pelo puede ser la solución más estética, aunque también la más trabajosa o cara. Cada mujer debe valorar cuidadosamente si le sale a cuenta tal sacrificio, tanto en cuanto a tiempo y dinero, como a irritación y dolor. Un complejo depilado a la cera, químico o eléctrico, abarcando abdomen, cercanías del ano y muslos, sobre todo puede ser algo más gravoso.

Algunas mujeres, pues, se sentirán más cómodas y seguras luciendo sus símbolos peludos, antes que sacrificando esfuerzos para eliminarlos. Si se decide, debe ir por pasos. A menos que sea muy importante para usted sorprender a su pareja, no quiera cambiar el matorral espeso en calvicie total, en una sola vez. Puede sufrir muchas irritaciones en la zona, tanto que no soportará el más mínimo roce de su pareja.

Hasta  ahora era muy general depilarse a la manera de las ingles brasileñas o más generalmente llamada línea bikini, que es la eliminación del vello púbico dejando una tira cubriendo la parte central de los labios mayores.

La nueva tendencia es depilarse totalmente el pubis o dejar una pequeña zona sin depilar, en la comisura de los labios mayores, dándole diferentes formas: estrella, triángulo, corazón, rectángulo y las más variadas que podamos imaginar.

Depilación eléctrica

Es una forma dolorosa y lenta pero definitiva para acabar con los pelos tan antiestéticos. Hay que tener en cuenta que se debe elegir una persona o centro de confianza ya que si se hace incorrectamente puede dejar cicatrices y marcas.

Cera

Con esta forma de depilar se arranca el vello de raíz lo que da lugar a que éste se vaya debilitando con el tiempo y cada vez se tarde más entre depilación y depilación. Para usar esta forma de depilación se tiene que tener siempre la piel bien hidratada.

Maquinillas de afeitar

Existen en el mercado diferentes maquinillas para afeitar dedicadas a la mujer. Algunas incluyen plantillas para poder hacer diferentes formas, otras accesorios para perfilar la línea bikini.

Las maquinillas desechables se diseñan de manera que el cabezal se adapte a la anatomía femenina. Las mejores son las de cabezales antidolor y mecanismos que atrapen el pelo corto. Es un método cómodo y se puede utilizar tantas veces como se quiera pero requiere más tiempo y varias pasadas.

Cuchilla

Esta modalidad es rápida y cómoda y se recomienda en caso de problemas circulatorios o alergias. Un inconveniente es que se debe hacer casi a diario y hay que aplicar un gel o espuma específicos.

Puede empezar para que le recorten el pelo, un poco más corto cada semana. Una vez que el pelo este corto en toda su extensión, comienza afeitando los labios mayores. Los labios mayores parecen tolerar mejor el afeitado que el monte de Venus en algunas mujeres, en tanto que otras advierten lo contrario. Si empieza a notar irritación, no pida cita para quitar pelo adicional hasta que la irritación desaparezca. (Ver barbearia presentacion power point anexa)

Acostumbrarse al afeitado puede tomarle tiempo a su piel, porque la maquinilla de afeitar puede llegar a quitar la capa exterior de la epidermis y puede cortar el pelo debajo de la línea de la piel. Ello produce irritación y vellos encarnados. Algunas mujeres pueden encontrar que no pueden afeitar al ras su monte de Venus y, en estos casos, es mejor dejar el pelo simplemente muy corto, lo que algunas llaman estilo militar.

Toma tiempo. Al principio puedes estar entre treinta y sesenta minutos cada vez que acicales la región púbica. Si quieres llegar al afeitado completo de una vez, planee unas tres horas. Una vez que usted y su cuerpo estén acostumbradas al afeitado, sólo toma cinco minutos afeitar el área púbica, si se hace todos los días, o mejor cada dos días para que la piel descanse.

Uso CADA VEZ maquinillas de afeitar nuevas.  El vello púbico desafila las hojas muy rápidamente. No use la misma maquinilla para afeitar sus piernas y luego para su área púbica.

Uso una maquinilla de afeitar de la mejor calidad, si puede ser, con hojas especiales y cabezal móvil. Comience usando abundante espuma o gel de afeitar. Usa las destinadas a piel sensible.Mentol o eucalipto pueden hacer hormiguear la piel, pero a la larga pueden ayudar a calmar la vulva.(Si empiezan a quemar, enjuaga en seguida)

Algunas chicas hallan un gran consuelo en el empleo de cremas suavizantes para el pelo, en lugar de las espumas para afeitar. Deberás hacer pruebas con las diferentes sustancias hasta encontrar las que resultan más reconfortantes.

Aféitate por la tarde, al menos las primeras veces que lo intentes.  Esto es por el tiempo que toma, y porque quizá querrás permanecer desnuda o ligera de ropa después del afeitado, o porque a lo mejor sientas un fuerte deseo de masturbarte en tu nuevo estado que de de seguro te puede resultar excitante. Una vez que te acostumbres, puedes hacerlo después de la ducha, por la mañana, en un par de minutos. 

Al principio descarta la ropa ajustada. La piel sensible tolera mal las fricciones o las apreturas tras haberle quitado la capa externa. No uses ropa que deje que la tela frote la vulva. Si es posible, evita la ropa interior. Los pantalones vaqueros ajustados son probablemente una idea muy mala. Relájate después en un baño caliente o toma una ducha caliente antes de afeitarte. Esto ablanda el pelo y facilita su corte.

 Aféitate en la dirección del crecimiento de pelo, lo que normalmente significa hacia abajo en el monte de Venus y diagonalmente cerca de los labios mayores. Simplemente observa el patrón de crecimiento del pelo después de que cortes el pelo corto. Algunas mujeres experimentadas afeitan contra el crecimiento de pelo, después de afeitar a favor, usando un toque muy ligero y una capa fresca de gel o espuma de afeitar. Esto produce un afeitado muy al ras. Esta puede no ser una buena idea para la principiante. Aféitate cada dos o tres días al principio. Las mujeres informan a menudo que no empiezan a tener quemazón hasta que su pelo comienza a crecer. Aféitate cada dos o tres días y usa toques ligeros. Al principio no vayas a por el aspecto y sensación lisa de bebé. Una vez que practicas, y tu piel se acostumbra, continúa afeitando cada dos días o diariamente. Si quieres afeitar la vulva y le gusta de esa manera, no puedes afeitarla sólo de vez en cuando. La irritación te molestará en exceso.

Después de afeitarte, aplicar una loción a la vulva aliviando la piel. Ten cuidado con las esencias u otros aditivos que pueden irritar la delicada piel. El aceite de bebé puede lubricar la piel y puede disminuir el roce. Lo mismo con el talco de bebé, pero el polvo es malo para la vulva y vagina, así que úsalo con moderación.Algunas mujeres recomiendan usar una esponja vegetal en los días que no te afeitas, cuando te baña o duchas.  Frota suavemente a favor y en contra del crecimiento de pelo. Esto quita la piel muerta y ayuda a mantener abiertos los folículos pilosos, reduciendo las posibilidades de que se encarnen pelos.

Resumiendo algunos consejos para principiantes:

  • Es mejor afeitarse por la noche o a última hora de la tarde. De esta forma se podrá estar varias horas con ropa cómoda que no roce la parte rasurada o pasear desnuda por la casa.

  • Dormir sólo con un camisón o desnuda si lo prefiere.

  • No vestir ropa ajustada en los primeros días después de haberse rasurado.

Afeitado de la vulva

Son muchas las mujeres que hoy en día optan por afeitarse la vulva. Después de todo el pelo en esta zona no tiene ninguna función, a lo largo de la evolución los humanos hemos ido perdiendo el pelo de nuestro cuerpo. Este hecho ha sido más patente en las mujeres. Además los nuevos patrones de belleza muestran cada día más a modelos, actrices y mujeres de la farándula desprovistas de sus vellos púbicos.

Las razones para rasurarse la vulva son muchas:

Higiene: La higiene personal se hace más sencilla con una vulva sin pelo, sobretodo en los días de la menstruación.

Estética: Al igual que se realiza la depilación de las piernas por cuestiones de estética. A menudo se realiza un afeitado parcial o total de la vulva para evitar que los pelos salgan de las braguitas, tanga o bañador.

Aspecto más juvenil: El tener afeitado la vulva puede recordar el cuerpo de una mujer más joven.

Sexo oral: Es más sencillo su práctica con una vulva con poco pelo o sin él. El estímulo es mayor si la lengua puede deslizarse con facilidad sobre la piel. Para él desaparece la posibilidad de atragantarse con un pelo.

Sexualmente estimulante: Puede que a la pareja le sea muy estimulante la visión de la vulva afeitada, ya que le permite ver toda su anatomía en lugar de una simple masa de pelo.

Algunas estadísticas

  • La depilación con maquinilla de afeitar ha crecido un 155% entre 1998 y 2004.

  • Un 80% de las mujeres europeas se depilan las piernas.

  • Un 75% las axilas.

  • Un 73% se depila la "línea bikini"

  • Entre un 70-90% de las mujeres europeas se depila las piernas una vez al mes.

  • El 80% se depila el vello púbico parcialmente.

  • El 11% se depila totalmente la zona púbica.

  • En Latinoamérica la línea bikini suele depilarse en un 55% con cuchilla y en un 48% a la cera.

  • En Europa occidental el 48% de mujeres se afeita las ingles con cuchilla.

  • En Europa del sur el 42% de mujeres se depila la línea bikini con cera, y el 6% con maquinilla eléctrica especial para el cuerpo femenino

  • En Norteamérica el 79% de mujeres se depila las ingles con cuchilla, y el 4% a la cera.

  • En China el 33% de mujeres se depila la línea bikini con maquinilla eléctrica, el 17% con crema para depilar.

  • Un 57% de las mujeres asiáticas usa crema depilatoria para el pubis y un 28% usa pinzas. Las mujeres de esta parte del mundo se depilan las manos, la cara y los brazos más que las piernas, axilas o pubis.

Las edades de la mujer y su relación con el vello

Si bien el tiempo pasa para todos, sin distinción de sexos, hay indicadores del paso de los años que sólo se dan en la mujer.Después de varias duchas en el gimnasio, y de observar casi sin querer a mis semejantes de especie he llegado a una conclusión: los años en la mujer no se marcan ni por la celulitis, ni por la flacidez, ni por las arrugas, se marcan por el tipo de depilación de la zona púbica. Quedando de la siguiente manera la división de intervalos por edades.

  • Menos de 20: el sexo, como actividad, es aún un descubrimiento relativamente reciente, por lo que la zona púbica aún no es algo a lo que dar demasiado protagonismo. Las carnes están aún frescas no es necesario desviar la atención hacia una depilación espectacular. Por lo que la estética vendría a ser un "arreglao´ pero informal".

  • Entre 20 y 30: es en esta década donde lo que comúnmente se llama la depilación de las ingles pasa a ser la depilación del pubis, dejando apenas tiras de vello o "bigotitos", incluso a veces dándole formas y colores como corazones o fresas. La creatividad es importante puesto que el sexo ha dejado de ser un descubrimiento para ser un experimento en el que probar cosas nuevas.

  • Entre 30 y 40: aquí la depilación es casi total en muchos de los casos. El cuerpo comienza a perder la elasticidad de la veintena y hay que ofrecer lo que se tiene sin perder el tiempo, para eso nada mejor que dejarlo bien a la vista y despejadito de interrupciones que pudieran estropear una, cada vez más difícil, velada divertida.

  • Entre 40 y 50: aquí se dan dos casos; las que tienen pareja estable y por lo tanto lucen un pubis "natural" o las que recientemente divorciadas tratan de recuperar el tiempo perdido haciéndose verdaderos estragos. Aquí lo importante es que vuelvan a llamar, para eso nada mejor que dejar un recuerdo "imborrable".

  • Más de 50: la alopecia no deja lugar a dudas. El sexo, si existe, es por amor, así que todo vale.

Testimonios por Internet

  • Bueno yo me depilo siempre en un centro de belleza con cera y es que soy incapaz de depilarme yo sola y soy también de las que tienes pelos en esa zona y también me da mucho apuro pero yo me hago la depilación de ingles brasileña y no se al hacértelo tu misma pero si te lo hacen la zona del culete no duele ni la parte de los labios de la vulva, lo que si duele es la parte delantera del pubis yo lo se de alguna vez que he hecho que me depilaran enterito jejeje pero tu tranquila que es muy normal y sobretodo jamás utilices la cuchilla.

  • No sé porqué tenéis que tratar estos temas en público, me da vergüenza leeros, sois un poquito desvergonzadas, chicas, además si Dios nos hizo así hay que aguantar, no creo que sea muy católico eso de depilarse, además es una marranada.

  • Mi mamá me regaló un kit para depilación cuando yo estaba en la etapa del desarrollo y desde esa época me depilo periódicamente totalmente mis partes íntimas. No me imagino mi cosita cubierta de vellos, cuando empiezan a crecer hago la depilación. Me parece lo mas normal, no se porque las mujeres dejan crecer libremente el vello en el pubis ocultando la vulva.

  • Que nunca tuve acceso a duchas comunitarias femeninas.Yo, no tuve más que una experiencia de depilación púbica a causa de una operación y te aseguro que no desearía a nadie la molestia ni siquiera por los más altos motivos visuales o táctiles. No tengo nada contra el felpudo natural.

  • Una amiga que vive en mi casa siempre que va a tener una cita con un hombre se depila totalmente la cuca, así llamamos en Colombia al chochito de los españoles. Ella dice me afeito y polvo seguro je je je.

  • Hola, pasaba leyendote, y debo declarar que soy fan de los pubis depilados de la mujer. Así el cunnilingus es más placentero y sabroso.

  • Yo solo digo que donde hay pelo hay alegría... en su justa medida claro, como todo :) Además, eso diferencia a una niña de una mujer, y ensalza su belleza.

  • Porque preguntan eso yo no me depilo y estoy bien.

Infografía

www.depilacionintima.com/

www.depilacionintima.com/?s=púbica

 

 

Autor:

Javier Pena

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.