Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Factores que inciden en los accidentes automovilísticos en Lambaré (página 2)




Partes: 1, 2, 3

1.5.2Ámbito Espacial: comprenden los vehículos accidentados en las vías públicas en la ciudad de Lambaré, obtenidas de los archivos de la Comisaría 15º Central.

Revisión de la literatura

2.1Marco Conceptual

Accidentes de Tránsito

Definiciones de los vehículos de tránsito

Para mejor comprensión de los aspectos relacionados con él transito dentro y

Fuera de la ciudad, es necesario conocer algunas definiciones que se presentan a

Continuación.

Se considera accidentes de tránsito al suceso o acción eventual en que involuntariamente resultan con daños personas o cosas, y a cuya ocurrencia contribuye en la circulación de al menos un vehículo en una vía pública. Un accidente de tránsito es el resultado de una distorsión de la armonía en el sistema "usuario-vehículo-vía" del transporte automotor y que tiene como consecuencia daños materiales o personales. También denominados en algunos casos siniestros de tráficos dependiendo de su gravedad. Los accidentes de tránsitos tienen diferentes escalas de gravedad, el más grave se considera aquel en el que resultan con víctimas mortales, y van bajando en escala de gravedad, desde donde hay heridos graves, heridos leves y el que origina daños materiales a los vehículos afectados, y que para su ocurrencia se necesitan los siguientes elementos.

Vía Pública: Cualquier calle, camino, pasaje, plaza, parque o espacio libre de cualquier naturaleza librado al tránsito público siendo éste el lugar en dónde el reglamento general de tránsito es aplicable a todas las personas que la usen ya sea éstas peatones, propietarios o encargados de la conducción de vehículos, animales o cosas, como también en lo que fuese compatible al tránsito en plaza, parques, jardines y otros espacios públicos de acuerdo a lo que dispone la ley número 1590, promulgada por decreto número 22094, cuya función es reglamentar el tránsito terrestre y define específicamente los elementos que la componen y se mencionan cuanto sigue como parte componente de los elementos de la vía pública y a su vez elementos indispensables para que ocurra un accidente de tránsito.

Acera o Vereda: franja comprendida entre la calzada y la línea de construcción de los inmuebles reservados al tránsito de peatones y de animales domésticos, cuando se cumplan las reglamentaciones vigentes para estos, así como la circulación de los medios de locomoción de discapacitados, coches de niños, rodados propulsados por menores de diez años y demás vehículos que no ocupen más espacio que el necesario para los peatones , ni superen la velocidad del paso del hombre, y estos espacios serán usados por vehículos solamente en los casos necesarios para entrar y salir del inmueble, con la máxima precaución posible siempre que la misma y su cordón, esté para el mismo efecto como también el peatón está obligado a no transitar fuera de la acera, sobre la calzada pero que la inobservancia por parte de los peatones de las disposiciones de los reglamentos, no exime a los conductores de poner el cuidado y la atención debida para evitar accidentes especialmente cuando se trata de niños o personas discapacitadas.

Autopista: vías especialmente diseñadas para altas velocidades, donde los sentidos de flujo están aislados por medio de un separador central sin intersecciones a nivel y accesos que no interfieran el flujo normal en los carriles externos

Avenida: calle de cuatro carriles o más donde el tránsito circula con carácter preferencial con respecto a las calles transversales.

Calle: cualquier vía urbana, destinada a la circulación de peatones, vehículos y animales.

Calzada: parte de la vía pública destinada al uso vehicular y que ningún peatón debe cruzar la misma caminando o corriendo ni atravesarse al paso de un vehículo si no sea por la franja peatonal y en donde los mismos no podrán transitar o permanecer salvo los casos previstos en el reglamento o en situaciones cuando se suprima el tránsito vehicular.

Banquina: es la parte de una calle, avenida o autopista, al costado de las mismas donde en la cual se puede estacionar en caso de urgencia.

Carril: es la franja o senda en que puede estar dividida una calzada y que permite la circulación de una fila de vehículos y que componen parte del sentido de la calzada y que están a ambos lados.

Cordón: extremo de la acera o vereda que limita con la calzada.

Cruce: lugar donde una calzada se une o atraviesa a otra.

Boca calle: es la entrada en una intersección.

Cruce peatonal: franja de seguridad señalada o marcada en la vía pública por donde deben cruzar los peatones.

Bache: son las roturas o imperfecciones en el pavimento que surgen con distintas razones consecuentes de la exposición al uso y los maltratos del mismo, como también los efectos externos naturales.

Curva: tramo en la cual la vía pública cambia de dirección.

Cuneta: zanja construida al costado de una vía pública para recoger y evacuar las aguas superficiales.

Vehículos: son los elementos mecánicos empleados para facilitar el desplazamiento de las personas, animales o cosas por las vías públicas tanto urbanas como rurales y comprenden los automóviles, camiones, bicicletas, motocicletas, etc.

Automóvil: vehículo con propulsión propia, destinado al transporte de personas, de pequeña capacidad que pueda transportar hasta seis personas.

Camión: vehículo automotor con cabina de comando y la parte posterior es destinada al transporte de carga de cualquier naturaleza cuya capacidad sea más de 2500Kg.

Camión de carga: vehículo automotor destinado al transporte de carga con capacidad útil de hasta 2500Kg. y con cabina de comando con una o dos puertas a cada lado y cuya capacidad sea para seis personas.

Cabina de comando: sitio desde donde el cual se conduce un vehículo de carga.

Motocicleta: biciclo de propulsión propia destinado al transporte de personas y cuya capacidad es de hasta dos personas.

Bicicleta: vehículo de propulsión humana con dos ruedas en línea.

Peatón: toda persona que hace uso de la vía pública desplazándose a pie o utilizando los medios que su velocidad no sea mayor que la de una persona que debe utilizar las sendas o franjas establecidas para su locomoción.

Conductor: toda persona que conduce, maneja o tiene el control físico de un vehículo en la vía pública.

Vehículo.- Es todo artefacto a motor destinado a transportar pasajeros y/o carga por carretera.

Vehículo de pasajeros.- Es el que está destinado exclusiva o principalmente al transporte de personas.

Automóvil.- Vehículo liviano que puede transportar hasta 5 personas.

Bus.- Vehículo pesado, de 6 llantas, con carrocería metálica o de madera, y con capacidad superior a 30 asientos.

Colectivo.- Vehículo semipesado, de carrocería metálica o de madera, con 4 o 6 llantas y una capacidad hasta 30 asientos.

Jeep.- Vehículo liviano de carrocería con diseño especial y capacidad hasta de 12 asientos.

Station wagon.- Vehículo liviano de mayor amplitud que el automóvil, con 2 o 3 filas de asientos y capacidad hasta de 12 asientos.

Motocicleta.- Vehículo liviano de 2 ruedas y hasta 2 asientos.

Vehículo de carga.- Es el que está destinado exclusiva o principalmente al transporte de carga.

Camioneta.- Vehículo liviano de 4 llantas, con capacidad desde ¼ a 3 ½ toneladas.

Camión.- Vehículo pesado de 6 a 12 llantas, con una capacidad superior a 3 toneladas.

Tanquero.- Vehículo pesado con 6 llantas o más, acondicionado con un tanque para transporte de carga liquida y capacidad de más de 3 toneladas.

Volqueta.- Vehículo pesado de 6 llantas o más, con cajón, y elevador automático que le permite descargar rápidamente su contenido con capacidad superior a 3 toneladas.

Causas.

Por Imprevisión

_ Del Conductor

_ De los Pasajeros

Por no Respetar

_ Del Peatón

_ Luz Roja

_ Señal del Vigilante

_ Disco Pare

Otras Causas importantes como.

_ Exceso de Velocidad

_ Embriaguez

_ Impericia

_ Órgano de Seguridad en mal estado

_ Casos Fortuitos

_ Distracción

_ Causas Desconocidas

_ Otros.

2.2Referencia

Una vez reconocidas estas acepciones que se erigen en los agentes elementales para que produzcan una de las actividades más antiguas y primordiales de la humanidad como lo es el tránsito, cuyo significado etimológico proviene del latín trans-ite que significa trasladarse de un lugar a otro, como este ir de un lugar a otro pueden en la actualidad efectuarse en muy diversos medios y distintas formas, es necesario segregar que es aquel que se realiza por las vías públicas terrestre agregándose el complemento vial definiéndose así al tránsito como el desplazamiento de peatones, animales o cosas por las vías de uso público y que este a su vez posibilita el suceso ocasional de lo que son los accidentes de tránsito y cuyo significado se constituye en el elemento indispensable de mencionar y analizar. Para ello se debe tener en cuenta que cuando se produce un accidente de tránsito siempre hay una causa desencadenante, y que se puede agravar de forma considerable si por culpa de esa causa resultan afectadas otras personas además de la que la desencadena, conocido popularmente como "el culpable", y las posibles víctimas que pueden resultar afectadas por el efecto de su acción negligente. Los motivos por los cuales suceden los siniestros pueden radicar en uno, dos o bien los tres componentes del sistema mencionado anteriormente. Numerosas cantidades de factores relativos a esos tres componentes pueden influir en los accidentes; por lo tanto, su análisis y la determinación de las razones que los provocan, constituyen un problema de variable complejidad. De esta manera, las causas reales de un siniestro pueden ser numerosas y, a veces, difíciles de determinar.

Generalmente, los accidentes de tránsito son atribuidos al factor humano y señala al conductor o al peatón como causante. Este enfoque tradicional es bastante subjetivo, ya que hay detalles que pueden contribuir para que, al transitar los vehículos por cualquier tramo o punto de una vía, el riesgo de siniestro sea mayor. Entre estos, se pueden mencionar irregularidades en la superficie de rodamiento, inadecuada rigurosidad en ésta, mala iluminación de la vía, obstáculos en la calzada, ancho de los carriles, ausencia de espaldones, falta de una buena señalización, bombeo insuficiente, drenaje mal dispuestos, pendiente de la vía, condiciones climáticas de la zona, etc.

Así mismo un accidente de tránsito puede verse agravado, si no se ha hecho uso adecuado de los medios preventivos de seguridad que no evita un accidente de tránsito pero sin embargo reducen la gravedad del mismo. Por ejemplo, el no llevar el cinturón de seguridad o no llevar puesto el casco en caso de los conductores de motocicletas. A partir de estas observaciones la aseveración posible es que el accidente de tránsito tiene lugar a partir de la combinación de negligencia, impericia, despreocupación del conductor que son englobados en un concepto de irresponsabilidad social, y que en muchos casos son beneficiados por el poco control ejercido por las autoridades responsables de ello; para tratar de determinar las causas reales de los accidentes, se debe estudiar el problema por medio de un análisis de los registro que permita evidenciar el modo en que sucede el siniestro que tienen las siguientes fases.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LOS ACCIDENTES DE TRÁNSITO

Existe una cantidad bastante grande de factores que, aparte de la habilidad, condición anímica y física de los conductores, desempeñan un papel preponderante en los accidentes de tránsito. Entre los más comunes se encuentran el estado y condiciones de humedad del pavimento, estado general de la vía, ingestión de alcohol en los conductores, iluminación de la vía, hora, día de la semana, distancia de visibilidad, velocidad de diseño y tránsito.

a) ESTADO DEL PAVIMENTO

Las condiciones en que se encuentren la vía pueden tener mucha influencia en el problema de los accidentes de tránsito. El estado de la superficie de rodamiento repercute directamente sobre la "distancia de frenado", esta es, el espacio que recorre el vehículo después de que el conductor aplica el freno.

Cuando una vía presenta un alto tránsito diario, pavimento está sometido a un efecto de pulimento importante por efecto de la constante fricción entre éste y las llantas de los vehículos. Dicho problema se acentúa si una parte significativa da este tránsito lo constituyen autobuses y vehículos pesados. Los mismos, por medio de sus continuas paradas y puestas en marcha, hacen que las zonas de la superficie de rodamiento en que se realizan tales maniobras pierdan rugosidad con mayor rapidez que otras partes de la vía.

En esos lugares, el pavimento presenta un elevado pulimento y por consiguiente, un coeficiente de rozamiento bajo. Esta situación hace que ahí, la distancia necesaria para frenar la marcha de un vehículo sea mayor que en otros sectores o puntos de la vía que no están sometidos a ese tránsito pesado y sus maniobras.

Merece mucha atención el hecho de que el coeficiente de razonamiento para un pavimento húmedo no es el mismo que para una superficie de rodamiento seca. Éste

Alcanza cifras aproximadamente 40% menores. Con la calzada húmeda, la "distancia de frenado" se incrementa. .

Al observar la superficie de una vía, la misma pareciera que es plana. Si la observación se hace con detenimiento, se nota que ésta debe presentar una leve inclinación del centro hacia los márgenes. Dicha inclinación se denomina el "bombeo" de la vía. Drenajes ineficientes y bombeo inadecuado propician la formación de una película de agua sobre el pavimento, con lo cual se presentan el fenómeno de hidroplano que puede hacer que la distancia necesaria para frenar un vehículo, bajo esas circunstancias, aumente considerablemente con respecto a la condición de pavimento seco para una misma velocidad.

Para el Área de estudio (Lambaré), las estadísticas meteorológicas indican que en promedio, durante un 6% del tiempo del año se presentan aguaceros cuya duración es superior a 45 minutos y a la vez su intensidad sobrepasa o se aproxima a un milímetro en los primeros 10 minutos de precipitación. Lo anterior implica que un promedio del 94% del año se presenta la condición de pavimento seco.

De acuerdo con el registro de accidentes, un promedio del 18% de los mismos ocurren con la condición de pavimento húmedo y un 82% ocurre con el pavimento seco. Esto significa que durante los periodos de lluvia, la incidencia de percances se incrementa en más de 250%. Lo anterior refleja que realmente la disminución del coeficiente de razonamiento por acción de la lluvia conjuntamente con el fenómeno (el vehículo se desplaza sobre una película de agua y pierde contacto normal con el pavimento) afectan la normal actividad del manejo y los conductores necesitan mayor distancia para detener sus vehículos o mayores radios para girar.

b) INGESTIÓN DE ALCOHOL EN LOS CONDUCTORES

La presencia del alcohol en la sangre de los conductores es un aspecto de relevancia en el análisis de los accidentes de tránsito. Una persona que maneja un vehículo después de haber ingerido bebidas alcohólicas ve disminuidas sus capacidades para la conducción, lo cual la ubica en clara desventajas ante la presencia de una situación peligrosa. Lo más grave es que esa persona, por la razón antes tomada, puede constituirse en cualquier momento, en el causante de una situación de peligro para conductores que viajan libres de los efectos del alcohol.

En nuestro país, la idiosincrasia de los conductores es tal que estos consideran ser muy solventes dentro de la actividad del manejo. El aspecto de la conducción después de haber ingerido bebidas alcohólicas no escapa a esa situación. No es extraño ver como al finalizar actividades sociales, hay personas que, luego de haber ingerido licor, manifiestan estar aptas para conducir un vehículo de regreso a su casa. Pruebas realizadas a gentes que ha ingerido licor, y que se consideran en óptimas condiciones para desempeñar la función del manejo demuestran que, realmente, se presente una clara disminución de su destreza para conducir. El alcohol produce un aumento en el tiempo de las fases de percepción y de decisión y además reduce la facultad de diferenciar la magnitud de los distintos estímulos que se presentan en la actividad del manejo.

Generalmente es en altas horas de la noche cuando las actividades sociales en salones de baile, discotecas, bares y otros centros llegan a su fin. Esto coincide con el lapso de menor tránsito y vías descongestionadas, por lo que los conductores que provienen de esos lugares prácticamente tienen a su disposición las calles. El reducido número de accidentes en los que por lo menos un conductor ha estado bajo los efectos del alcohol es consecuente con lo anterior. Para el Área Metropolitana de nuestro país, menos del 9% de los percances tienen al menos un implicado reportado con muestras de estar bajo los efectos del alcohol.

C) ILUMINACIÓN DE LAS VÍAS

La iluminación de las vías merece especial atención en el tránsito vehicular. Cuando la densidad de vehículos es alta, este aspecto adquiere mayor importancia y se constituye en un factor muy influyente en la seguridad de la vía. Acciones ejecutadas en otros países, para adoptar las vías de un buen sistema de alumbrado, han demostrado que es posible, con esto, reducir hasta un 30% la incidencia nocturna de accidentes.

Hay varios criterios técnicos que son usados para evaluar la calidad del alumbrado, desde el punto de vista de la seguridad en el manejo. Entre los más importantes tenemos la eficiencia de la geometría de la instalación para la orientación visual, apariencia y rendimiento de color, nivel de luminancia y uniformidad del patrón de luminancia.

El criterio de eficiencia de la geometría de la instalación para la orientación visual consiste en ubicar la infraestructura y su iluminaría, de tal manera que transmita al usuario una imagen que le ayude a identificar el curso de la vía.

El criterio de la apariencia y rendimiento en color es algo que transmite al tipo de iluminaria que se empleará. Esto por cuanto los fabricantes ofrecen lámpara para alumbrado público que difieren en la composición espectral de la luz que emiten, con lo cual con su apariencia y rendimiento de color es también distinto. Todos estos influyen en el conductor en aspecto tan importante como la distancia de la visibilidad, agudeza visual, rapidez de percepción, deslumbramiento molesto, recuperación al deslumbramiento y capacidad de distinguir los colores. Así es como para iluminar una carretera se recomienda emplear un tipo de luminaria diferente al de una vía urbana.

El criterio de nivel de luminancia consiste en proveer a la vía de luz suficiente para que los conductores tengan mayor seguridad de percepción.

La uniformidad del patrón de luminancia es la distribución de la luz, de tal manera que es contraste luz-sombra sea lo más bajo posible. Esto es que no haya puntos muy bien iluminados y puntos muy oscuros en las vías, sino una adecuada distribución de la luz.

En nuestro país los organismos encargados de suministrar el servicio de alumbrado público no consideran criterio alguno de seguridad en el tránsito vehicular en la instalación de dicho criterio. Por esta razón, existe deficiencia en el sistema de iluminación, desde el punto de vista de seguridad en el tránsito esto aumenta la peligrosidad de conducir en hora de la noche. Proporcionalmente al números de vehículos que transitan por la noche con respecto al día, los estudios demuestran que la incidencia de percances nocturnos es un 30% superior a la diurna, a pesar de que en horas de la noche los conductores disponen de vías descongestionadas.

DISTRIBUCIÓN DE ACCIDENTES DURANTE EL DIA

Las circunstancias que rodean al conductor en cada parte el día influyen en los accidentes. Por las mañanas, el conductor generalmente se encuentra descansado, con la mente despejada y con condiciones de clima favorable. Durante las tardes, el cansancio se hace presente y las condiciones de manejo pueden ser afectadas desfavorablemente por la lluvia, tanto en el agarre del vehículo al pavimento como en una reducción de visibilidad.

Los estudios realizados indican que, en promedio, la incidencia de accidentes de tránsito en horas de la tarde es superior en un 125% con respecto a las mañanas.

La noche tiene varios aspectos que le dan mayor peligrosidad que el día. Hay una reducción en la visibilidad, los conductores se encuentran más cansados que en la tarde y se incrementa el consumo de licor.

Afortunadamente, el tránsito promedio por la noche se reduce aproximadamente al 18% del tránsito promedio diario.

APRECIACIONES COMPLEMENTARIAS

El tema de los accidentes de tránsito es un asunto muy comentado en nuestro país. Sobre el mismo se ha formulado siempre un enfoque tradicional, que señala como causante único de un percance al conductor del vehículo. Campañas de seguridad vial se enfocan "conduzca responsablemente" que tiene buena intención, pero desconocida efectividad.

FORMAS DE PREVENCIÓN

1) Mantener una buena relación afectiva. El desarrollo pasivo de convivencia dentro de la familia fomenta siempre un estado de ánimo positivo que permite desenvolvernos con mayor seguridad en cada uno de los pasos que damos cada día.

2) La estimulación de la autoestima y el auto confianza. El valor que desarrollamos hacia nosotros mismos posibilita un estado único de tranquilidad que es fundamental para prestar la debida atención y tomar la acción de conducir con las precauciones mínimas.

3) El fomento del diálogo y la comunicación. En nuestro medio existe una cultura que no nos permite tener una comunicación muy fluvial con los padres, pero este factor es fundamental para que nuestras acciones tengan una orientación específica o por lo menos pensar y tener en cuenta un dicho factor para realizar alguna actividad ya con total predeterminación.

4) Ella potenciación de sentimientos sociales positivos. Los sentimientos juegan un papel determinantes en nuestro accionar por ello que su estimulo fomento marcarán la deferencia entre un acto responsable y otro que se realice sin tener en cuenta las reacciones a su proceder.

5) La hipercompetitividad, el individualismo, el hedonismo o el consumismo actúan de modo en el que facilitan el inicio al consumo de drogas.

6) La familia debe colaborar en la transmisión de valores. Todos sabemos que una familia que hagan influir los valores en sus miembros o integrantes obtendrá una total conciencia en el accionar de modo que el mismo pensamiento estará orientando en una disciplina en la misma conducta que al final es lo que todos exteriorizamos en un esquema social.

7) En el problema del alcohol no podemos condenar a los jóvenes como únicos responsables pues las mismas estadísticas indican que en un pequeño porcentaje las personas mayores son los que en estos dos últimos años que pasaron fueron los que provocaron más accidentes viales en estado de ebriedad. Desde este punto de vista las conductas ejemplificadora de los padres son fundamentales por ejemplo priorizando la buena alimentación, el deporte, reprimiendo totalmente el consumo de las bebidas alcohólicas.

8) La imagen que da la juventud actual bebiendo no corresponde con la realidad ya que son muchos los jóvenes implicados en la solidaridad, las artes, la cultura y la defensa de un mundo más justo.

Intercambio de mercaderías que anteriormente era imposibilitado por la distancia y otros factores, fomentando de esta forma el comercio. De este punto de vista también podemos agregar que este nuevo campo aportó su cuota negativa aumentando la cantidad de accidentes viales.

Partiendo desde la base que a medida que vaya aumentando la cantidad de actividades que precisen la utilización de las vías y los medios de transporte terrestre a la par ir aumentando los accidentes propiamente dicho ya que la misma conciencia y educación de nuestro medio esta aún muy lejos de alcanzar una cultura propia para que se pueda tener en cuenta toda las obligaciones que tiene al utilizar un vehículo y al utilizar la misma calle refiriéndose a los peatones.

A medida que esto se fue desarrollando no se pudo equilibrar su modernización con los principios de seguridad de su utilización y a esto se le agrega el mismo error humano "la conciencia"

El principal problema que las redes actuales presentan al tráfico, es la desproporción de sus condiciones estructurales respecto al constante aumento del parque automotor y el progreso técnico de los vehículos, de ahí que las carreteras antiguas diseñadas y construidas para vehículos de escasa VELOCIDAD, CARGA Y DIMENCIONES, hoy resultan insuficientes, obsoleta y peligrosa para la moderna circulación, agravándose esta peligrosidad en algunos casos por su mala construcción, conservación, mantenimiento y especialmente la falta de señalización y luminosidad, hacen de ella una trampa mortal para los conductores que transitan por las carreteras. Es cierto que el estado y las autoridades tienen en todas esas falencias gran responsabilidad, que muchas rutas y calles no están en buen estado, ni bien señalizadas.

Muchas de nuestras rutas no están bien equipadas en su construcción. Por ejemplo la curva de una carretera necesita una inclinación de acuerdo a su radio de giro para que los vehículos puedan girar sin salir por la tangente, y que a la hora de la misma no se tienen en cuenta o se ignora este pequeño pero de vital importancia para que los vehículos en una curva no tengan inconvenientes para girar.

Las empresas automotrices cada tiempo realizan estudio de ingeniería para innovar nuevos y eficaces equipos de dispositivos de seguridad para los conductores y pasajeros, pero el gran problema que percibimos en nuestro parque vehicular es la presencia en la vía de un elevado índice de vehículos vetusto con deficiente sistema técnico, que pone en peligro la seguridad de los demás usuarios. No es necesario ser especialistas en la investigación para percibir en nuestras calles como los rodados se desplazan con los neumáticos desgastados y desalineados, otros sin luces y para más con maniobras de frenado se escucha el chillido de los discos y tambores por el desgaste excesivo de las fibras.

Otra situación muy grave, es el uso y la comercialización de cubierta re-dibujadas, que no tienen garantía de seguridad alguna, pero los usuarios se dejan llevar solamente por el costo económico y no por las consecuencias, con respecto a esta última observación, es común observar a lo largo y ancho de nuestras rutas nacionales pedazos de neumáticos y bandas de rodaduras explosionadas, que en alto porcentaje se han llevado muchas vidas.

La construcción o habilitación de una vía de uso público para tránsito automotor, como objetivo primordial deben ser: la seguridad física para la prevención de accidentes: tales como buen estado de conservación de la calzada y correcta señalización.

La seguridad física paliativa, para aminorar la consecuencia del accidente una vez producido el descontrol vehicular, tales como barandas metálicas en las aproximaciones de los puentes y elevaciones de la calzada. Ausencia de carteles publicitarios al costado próximo de la vía que obstaculiza la visualidad.

Pero no hay que olvidarse que la velocidad es una de las causas principales de muerte por accidentes de tránsito. Muchos consideran que no van rápido a 120 km/h. cuando a más de 90km/h, un vehículo es cada vez menos gobernable, aumentando así el peligro de muerte de los ocupantes. A mayor velocidad, mayor es la distancia que se nenecita para detener el vehículo, más grande será la consecuencia ante cualquier falla mecánica, el reventón del neumático, una mala maniobra del conductor o cualquier imprevisto que se presente en el camino, la noche, lluvia, tormenta, peligro, neblina, son causas fundamentales para que deba disminuirse, aun más la velocidad.

Otra causa fundamental de mortalidad en accidentes de tránsito es atribuirles a las bebidas alcohólicas. Los impedimentos para manejar, no solo son los borrachos, un solo vaso de vino, cerveza o güisqui, limita la capacidad de conducción, ya que produce una alteración de los reflejos de conducir.

Las bebidas alcohólicas hacen que la respuesta y las maniobras, ante cualquier eventualidad de la ruta, o la calle, sean torpes y lentas. Disminuye la capacidad de atención normal, genera una sensación de seguridad que predispone a excesos de velocidad y a todo tipo de violaciones a las normas de seguridad en el tránsito. Y es falso que el café o cualquier otro tipo de estimulante, anulen sus efectos nocivos.

Los peatones son las victimas codiciadas por colectiveros y automovilistas ansiosos. No se les otorga prioridad de paso ni en esquina, ni sendas peatonales, y ellos mismos son la causa de su propia muerte al no respetar reglas básicas del tránsito, como por ejemplo, cruzar por las esquinas, con la señal de semáforo a favor. Se trata de respetar y hacer respetar los propios derechos, sin olvidar que todos, en algún momento, se convierten en peatones.

También es cierto que el otorgamiento de las licencias para conducir no se hacen con responsabilidad, ni con la suficiente preparación, hace falta los controles generalizados sobre el estado de seguridad de los vehículos. Y que se brinden educación vial en las escuelas y colegios como así también en las jornadas de capacitación a conductores y peatones, para identificar puntos críticos, elaborar un manual de prevención, la mayoría de la población no conoce ni los test de alcotest, ni controles de velocidad o uso de cinturones de seguridad o casco y muchos menos sobre las normas de tránsito. Para que de esa manera los conductores y peatones no tengan inconveniente en el uso

de las vías y los reglamentos de tránsito. Y así poder disminuir la causa de muerte en los accidentes de tránsitos.

Las reacciones físicas y psicológicas

Las reacciones físicas o condicionadas: Están relacionadas con los conductores y la habilidad que estos desarrollan con la utilización constante de un camino, esta habilidad se convierte en destreza que los conductores inexperimentados aún no tienen y por ello no pueden prevenir algún peligro que el experimentado ya puede anticipar, a esto se llama reacción condicionada por la práctica y uso constante de un vehículo o camino.

Las reacciones psicológicas: Es un proceso intelectual que culmina en juicio. Se trata de estímulos que son captados por nuestros sentidos, vista, olfato, oído, tacto, etc., lo que son enviados al cerebro y este reacciona en fracción de segundo el conductor reacciona ante una situación.

Estos aspectos mencionados que describen y engloban la capacidad humana como conductor de un vehículo son influidos por distintos factores como el alcoholismo y las drogas, el exceso de velocidad, la imprudencia, la negligencia. Al margen de todas estas influencias el hombre como ser pensante es el principal responsable y causante de los accidentes de tránsito, por su actitud irresponsable al conducir un vehículo, al caminar por las calles o al actuar como acompañante, es de gran importancia de analizar cada de estas causales.

El alcoholismo: Considerado como agente inhibidores de la capacidad psicomotriz de la persona humana y que trasladado al campo de la seguridad vial se constituye como una de la principales causas de accidente de tránsito al disminuir la capacidad de reacción del conductor, como también minimiza su perceptibilidad y su capacidad de discriminación, hace más lenta su respuestas, pierde coordinación muscular al actuar sobre su centro nervioso central. Considerando que el alcohol solo una décima parte del total del consumido es eliminado del organismo, otra pequeña parte es metabolizada y el resto pasa directamente a la sangre impregnándose durante horas en la célula de todo el organismo especialmente en las cerebrales. Dicha acumulación del alcohol se traduce en una serie de perturbaciones con graves consecuencia pudiendo ocasionar un sin números de accidentes.

Los efectos más comunes de la alcoholemia

La reducción del campo visual, la visión periférica normal alcanza un ángulo de casi de 180º, sin embargo esta situación se da solo en caso de que la persona esté en estado sobrio ya que la alcoholemia disminuye ese ángulo como un abanico que se sierra hasta que llega a lo que se conoce como visión en túnel, lo que hace que disminuya la capacidad del conductor de darse cuenta con anticipación de un peligro y realizar un acción evasiva aumentando así en gran porcentaje la probabilidades que se produzca un accidente. La lentitud de los reflejo este es un efecto más sobre el conductor que se ve disminuido en su capacidad de reacción entre el momento en que se presenta el peligro y el instante en que comienza el frenado para evitar una colisión por lo que el tiempo de reacción en el que el vehículo continua a la misma velocidad su recorrido aumenta y con ello la probabilidades de un accidente.

Estos no son los únicos efectos de la alcohol en el hombre existen también otras consecuencias como el falseamiento del sentido la percepción de la distancia como el de la velocidad que lleva al conductor a cometer falla en su accionar, para ello también influyen la euforia como la alegría, el estado de depresión, dificultad de concentración y reacción; en tanto que el alcohol invita y predispone a apretar el acelerador, sobre pasando con ello lo límites de la velocidad prudencial, lo que constituye un peligro mortal tanto para el conductor como par las posibles víctimas en algunos casos también este produce sueño que bien sabemos el quedarse dormido manejando por más de que sea por una pequeña fracción de segundos puede esto acarrear consecuencias funestas en ese pequeño espacio de tiempo; por eso siempre apoyado en bases estadísticas se expone a la velocidad como causa primordial de los accidentes cuando el conductor impone velocidad desmedida a su vehículo sin considerar las condiciones requeridas como el ancho o el estado de las vías o el flujo de vehículos y de peatones que lo lleva a no poder controlar su vehículo y para cuando sea necesario para evitar un accidente, dicha situación también es propiciada en la mayoría de los casos por el estado etílico del conductor, más el exceso de velocidad no implica solamente llevar un vehículo a más velocidad de lo permitido por las leyes, sino desplazarlo en zonas escolares a más de 40 Km./h, por ser estas las consideradas lugares de alto riesgo porque en cualquier momento puede cruzar un niño o niños en forma intempestiva y no se tendrá el tiempo suficiente para detener el vehículo considerando que todos los conductores por regla general de la física necesitan de tiempo y distancia para parar "así se tiene que un conductor que maneja a 80 km/h recorre 18 metros desde el momento en que ve el peligro hasta que ejerce presión sobre el pedal del freno, y 43ms desde el momento en que acciona el freno hasta que detiene el vehículo totalmente dando estos sumados la distancia total de parada que es el tiempo que tarda en detenerse.

A todo lo mencionado se suma la imprudencia que implica obrar con indebida audacia y ligereza, realizar actos que las reglas de la prudencia indican no hacer, es obrar sin reflexión y de manera precipitada, también abarca el campo de la imprudencia lo que cometen los pasajeros que viajan colgados de las puertas de los vehículos o que bajan antes de que se detenga. Estos factores mencionados desembocan en el accidente que es el precio que paga la sociedad por la irresponsabilidad colectiva; que en muchos casos podrían ser evitados y que lamentablemente los datos estadísticos demuestran otro panorama demostrando que la principal causa de mortandad tanto en el área del estudio (Lambaré), como nivel país son los accidentes de tránsitos al registrarse una cantidad aproximada a las ochocientas personas muertas por año a nivel país de los cuales el 80 % son hombre jóvenes de entre 14 y 34 años de edad, produciendo así su golpe más duro en la población que en su etapa de mayor producción laboral, golpeando de esa manera todos los apesto de la sociedad, en los último año ha ido diferenciándose una proporción muy evidente entre los protagonizados por personas que resultaron con daños materiales, lesión o la muerte predominando en los casos el primero de ellos llegando este en los registros policiales y municipales, aun total de cuatro mil quinientos noventa y tres casos registrado en el año dos mil seis, siendo la edad promedio que sufren la mayor cantidad de lesionados las personas de entre 18 a 29 años, que llega a cubrir el 70% del total, y siendo el tipo de accidente más común el choque que cubre el 60 % total de la causa , tanto al nivel nacional como; en la población estudiada y la revisión de tenida de los datos demuestra que; el sexo masculino tiene una ansia predominancia en los casos registrados tanto en choques, atropellamientos, caída de pasajeros u otras modalidades existentes.

Los casos de lesión y muertes puestos a conocimientos de las autoridades y que aparecen en los registros son considerablemente menores siendo el últimos el que llega a constituirse en el resultado de menor saldo, pero de consecuencia mucho más funesta, teniendo a un promedio a setecientos a ochocientos personas por año a nivel país y que su mayor fuente que contribuye a engrosar esta lista de una manera bastante elevada es el medio moto ciclístico, que ha registrado un aumento descomunal en los últimos años ya sea por los factores mencionados anterior mente o por su característica muchos más vulnerables a los accidentes, tanto de diseños, como la consideración que le tengan los conductores de vehículos mayor porte; atendiendo que el promedio de los accidentes moto ciclísticos llega a un promedio de 120 personas semestral mentes, como llegando así a superar las cifras de 230 personas fallecidas en esto tipo de accidentes y de los cuales 70 a 80 % estaba de provisto del casco y el 60 % de ellos en estado de ebriedad, quedando como resultado de estos sucesos de un saldo promedio semestral de 660 personas que sufren algún tipo de lesión que llegado el periodo de un año, estas son cifras que expresan el costo de la irresponsabilidad humana de adecuarse completamente a la reglas, que su propio entorno social le exigen para vivir integrado a ella y ayudar a su mayor comodidad y facilidad de realizar sus actividades; más al momento mismo en que el hombre no cumple con los requerimientos necesarios, para que estos elementos se constituyan verdaderamente en una creación a favor a la evolución humana, se constituye en un agente agresor a todas las reglas y normas establecida por el ser humano, como persona racional buscando un bien social por el hachote que el producto de la magnificencias de la capacidad del hombre de crear elementos que faciliten su desenvolvimiento.

Es evidente que los accidentes moto ciclísticos tiene una gran influencias en la cantidad de accidentes de tránsito a la hora de mencionar causa, pero es categórico que los accidentes protagonizados por los vehículos de mayor porte y que tienen actualmente en la cantidad mayoritaria en las causa de accidentes de tránsito.

En el área del estudio seleccionado que es la ciudad de Lambaré, se registra una cantidad muy considerable de accidentes de tránsito con relación comparativa a nivel general del país y en todas las formas o modalidades y característica tanto con víctimas fatales, la que resultan con lesiones o con daños materiales, observando los datos estadísticos de los diferentes organismo encargados de controlar el ordenamiento de tránsito público, queda evidenciado que constituirían un porcentaje muy importante de los registrados en todo el país, pudiendo llegar a cubrir del 10 a 15% del total de los registrados en todo el país, tal es así que la modalidades más frecuente son el choque que constituye la primera causa más relevante de los accidentes de tránsito y siendo seguido por el atropellamiento que es otra de las modalidades más importantes que se van citando en forma secuencial en relación a su nivel de frecuencia que son caída de pasajeros, vuelco y rose, mas este trabajo tiene un análisis comparativo que revela que los accidentes de tránsito tiende a reiterarse por las mismas condiciones y causas, como es evidenciable que el choque prevalece como la causa más frecuente, tanto por la frecuencia como por los efectos de esta modalidad que se analiza es importante ver o tratar de reconocer el origen de este tipo de accidentes ya que podrían ser varias como el factor humano y los posibles errores o negligencias que pueda tener como también los factores ajenos a sus posibilidades como lo son el climático o el estado de los vehículos, las señalizaciones, mantenimiento de las calles y avenidas que son los agentes causales que dan origen a este problema y que en la ciudad que comprende el campo de estudio se registra los accidentes de tránsito, la mayor cantidad de ellos ocurre en horas de la noche según los datos disponibles en las comisarías y otros unidades consultadas, que tienen un registro detallado de los casos en las que tuvieron intervención, y cuyos datos advierte una cantidad muy considerable de accidentes protagonizados por personas en estado de ebriedad, ante la poca iluminación que existe en algunos lugares, como también el mal estado de las vías de tránsito vehicular a los que se suma la actitud irresponsable y poco altruista al no considerar que no solamente su integridad es la que está en peligro sino también la de otras personas a las que pueda afectar un error que él pueda cometer estando disminuido en su capacidad psicomotriz, como también aquel peatón que muere o sufre alguna lesión atropellado o provoca algún accidente por cruzar en forma indebida la calzada estando bajo los efectos del alcohol, a todo lo expuesto y basado en el objetivo de esta investigación se puede observar o hacer mención de que ello viene de una permisibilidad excesiva de los organismos reguladores de esta actividad que no da un cumplimiento estricto a la reglas establecidas y por tanto la inconsciencia de muchos no tienen restricción y pasa a representar un peligro social al no cumplir con la reglas y no ser sancionado por ello ni impedido de hacerlo, otra de las grandes causas que contribuye a este problema es la poca educación vial de los conductores que se ve reflejado en la existencia de muchas personas que manejan sin registro de conducir o conductores que inclusive teniendo una licencia de conducir desconocen las reglas de tránsito.

CASOS EN QUE LA POLICÍA NACIONAL PODRÁ MODIFICAR EL TRÁNSITO AMPLIANDO O RESTRINGIENDO EL USO DE LA VIA PÚBLICA

  • a) Manifestaciones Públicas

  • b) Accidentes de tránsito

  • c) Reparaciones de Vías

  • d) Competencias Deportivas en la Vía Pública

  • e) Fiestas, Procesiones, Desfiles, Marchas.

  • f) Itinerario de Mandatarios y Autoridades.

  • g) Rendición de Honores.

PROCEDIMIENTO

SI SE PRODUJERA ACCIDENTE DE TRÁNSITO CON RESULTADO DE MUERTE O LESIÓN:

Concurrir al lugar de hecho;

Auxiliar al o las víctimas, trasladarlas al centro asistencial más cercano, tomando precaución y cuidado al levantarlas; y mantenerlas en la posición adecuada según la naturaleza de la herida, evitando siempre los movimientos bruscos;

Comunicar al fiscal del crimen y al juez penal en el perentorio plazo de seis horas a partir de la primera intervención policial; cuidando de que no se altere el lugar del hecho hasta la llegada de los mismos;

Aislar el lugar y adoptar medidas, dirigiendo el tránsito para la libre circulación;

Anotar datos completos de los vehículos involucrados, de sus propietarios, conductores y otros ocupantes; como asimismo de testigos presénciales, con sus correspondientes documentos de identidad

Consignar la dirección de la marcha de los vehículos (mano o contramano o mano unica9, estado del tiempo y condiciones de visibilidad, tipo de calzada 8estado del mismo: húmedo, seco, bacheado, etc.);

Consignar detalle y ubicación de rastros (vidrios rotos, marcas de frenadas, o de pintura en árboles, postes o vehiculos9;

En caso de homicidio o lesión grave identificar a la víctima y luego proceder a la identificación y aprehensión del conductor responsable en el momento de hacerle conocer su derecho procesar conforme al Art. 12 de la C.N., al Artículo 75 del C.P.P. y el Art. 6º numeral 9 de la Ley 222;

Convocar al personal de Criminalística y al médico forense;

En caso de que se notare aliento etílico en los conductores o si los mismos solicitaren, traslada los al Dto. De investigación – sección criminalística para someterlos a la prueba de alcotest;

Tomar fotografía de la posición en que quedaron los vehículos y confeccionar un croquis;

En caso de hecho punible contra la vida, una vez identifica e inspeccionadas la victima por médico forense, solicitada al fiscal o al juez el levantamiento del cuerpo y la entrega a su familiares, solicitar certificado de defunción;

Reguardar los vehículos y pertenencia de los protagonistas que han quedado en la vía pública;

Finalizado el procedimiento proceder al retiro los vehículos, despejando la arteria;

Con los datos recogidos se confeccionaras la parte policial que será elevado al fiscal del crimen y al juez penal en un plazo no mayor de cinco días.

Notable incremento de accidentes de tránsito se registra en los últimos años

SEGUN INFORME DEL MINISTERIO DE SALUD

El Ministerio de Salud Pública publicó hace unos días el informe "Seguridad Vial: Un desafío para la salud pública". Recopila los datos y las estadísticas sobre los accidentes de tránsito, además de estrategias para disminuirlos.

Según los datos del Centro de Emergencias Médicas (CEM), el año pasado unas 10.783 personas resultaron lesionadas en accidentes de tránsito, mientras que en el 2006 la cantidad de lesionados fue de 9374. Según se puede observar, desde el 2004, la cantidad de lesionados en estos accidentes va en aumento, produciéndose unos 1.000 casos más cada año.El material también señala que, en promedio, en el CEM se registran unos 25 lesionados por día a consecuencia de los accidentes de tránsito.Igualmente, según las estadísticas de la Policía Nacional, el año pasado 845 personas fallecieron por accidentes de tránsito. El incremento, con relación al año 2006, fue del 6,3%. Agrega que, en promedio, dos personas mueren al día a causa de los accidentes de tránsito.En este informe también se señala que "a partir del año 2006 en el país se presenta otra problemática apremiante como el crecimiento del número de motocicletas y ciclomotores en circulación, que ha causado aumento de accidentes principalmente en la población joven".Las estadísticas de la Policía Nacional señalan que el año pasado 2.118 personas tuvieron accidentes en motocicletas, un 74% más que en el 2006, cuando la cantidad de lesionados en estos biciclos alcanzó 1.220.Del total de lesionados por accidentes de tránsito que llegaron al Centro de Emergencias Médicas durante el 2007, el 49% correspondía a accidentados en motocicletas; según se resalta en este informe.Los adultos jóvenes, entre 15 y 34 años, son quienes sufren más de la mitad de los accidentes de tránsito, según lo señalado por las estadísticas del CEM y la Municipalidad de Asunción, que figuran en el informe. El mismo manifiesta que esto se debe a conductas irresponsables como el alcoholismo, la nocturnidad, la irresponsabilidad y las presiones laborales.El material emitido por la cartera de Salud también resalta que los días sábados se producen más accidentes, de acuerdo con las estadísticas de la Policía Caminera y el Centro de Emergencias Médicas."El mecanismo de accidentes más frecuente en Paraguay es sin lugar a dudas el choque, seguido del arrollamiento y vuelco", agrega el informe.Grandes costosEn cuanto a los costos de atención médica que supone un accidentado, se estimó que un internado en urgencias demanda unos 236 dólares por días; mientras que la internación de un niño accidentado cuesta unos 294 dólares por día. Esta cifra aumenta considerablemente para la internación de los adultos, donde el costo es en promedio de unos 682 dólares diarios, mientras que la atención de un accidentado en terapia intensiva demanda unos 787 dólares al día. El promedio de días de internación oscila entre 1 y 16.Otro de los factores que implican el aumento del número de accidentes de tránsito es el índice de ocupación de camas. En diciembre del año pasado, más de la mitad de las camas de internación del Centro de Emergencias Médicas estaban ocupadas por accidentados en motos.El informe concluye que "es necesario considerar que el tema Seguridad Vial debe ser una verdadera política de Estado y el trabajo fundamental no es sólo la construcción de metas, sino también educar, controlar y sancionar a los que no cumplen las normas".Para ello, señala que las acciones se enfocarán en los siguientes puntos: control de los factores de riesgo, la creación de mecanismos de articulación interinstitucional, la concienciación a las autoridades, la implementación efectiva del marco legal y el desarrollo de políticas que incrementen la instrucción vial.

Buscarán reducir y prevenir los accidentes de tránsito

El Ministerio de Salud insta a las ciudades a trabajar conjuntamente para bajar las cifras que colocan a los percances viales como una de las principales causas de muerte en las áreas urbanas del país. En el acto de lanzamiento de las actividades por el Día Mundial de la Salud – 2010, el Viceministro de Salud Pública, Dr. Edgar Giménez, anunció que la conmemoración en Paraguay se centrará en la reducción y prevención de accidentes de tránsito.

Para tal efecto, aseguró que recurrirán a la participación ciudadana y a la intervención de los Consejos Locales y Regionales de Salud. El objetivo es bajar las cifras que colocan a los percances viales como una de las principales causas de muerte en las áreas urbanas del país.

"La gran oportunidad que tenemos es la participación ciudadana, el ejercicio de su derecho a la salud, de formar parte de la toma de decisiones, en la conducción y en la definición de las políticas en salud. El Ministerio de Salud pretende construir un espacio fundamental con los Consejos de Salud, donde organizaciones, ciudadanos e intendentes participan, debaten y administran recursos y toman decisiones sobre sus servicios de salud", señaló.

"En primer lugar, para debatir exponiendo los datos de los accidentes que ocurren en sus ciudades. En segundo lugar, estamos convocando a una sesión extraordinaria con nuestros más de 150 Consejos de Salud, para poder definir a nivel local las acciones, recomendaciones y la Política Nacional de Prevención de Accidentes de Tránsito", agregó.

El profesional recordó que los accidentes de tránsito siguen arrojando números trágicos en la morbilidad y mortalidad de las poblaciones urbanas.

"Hoy, los accidentes de tránsito representan una de las principales causas de morbilidad y mortalidad dentro del sistema de salud. Llevamos un trágico registro de un promedio de cuatro defunciones por día derivados de accidentes de tránsito, el 60% de nuestras estadísticas corresponden a accidentes por motocicletas, más de cincuenta personas por día son heridas en diferentes circunstancias en accidentes de tránsito", mencionó.

Según la pagina de internet "Joaquín Dias.com.arrashtest-revista@cesvi.com.ar"

Estado del conductor en Accidentes registrados

Porcentaje

Normal:………………………………………………….….5107 86 Etílico:………………...……………………………………...355 60 Agotado:……………………………………………………..…1 0.1 Enfermedad Súbita No Señalado:…….…………………..423 7.1 Total:………………………………………………………..5886 100%

Un accidente muy común en ciudad, en el que un vehículo choca a otro por detrás. Por más que el impacto se produzca a baja velocidad, las lesiones de los ocupantes del vehículo de adelante pueden ser de consideración si el apoyacabezas no está colocado de la forma adecuada.

La lesión más frecuente se produce en el raquis cervical. El raquis cervical superior, conocido también como unión craneospinal o complejoccipito-atlanto-axial, es una de las estructuras de unión más complicadas de todo el organismo. Los elementos óseos que lo forman son la base del hueso occipital y las dos primeras vértebras cervicales. Se compone también por ligamentos, membranas y estructuras articulares, que proveen una porción significativa de la movilidad de la columna cervical. En conjunto con la desarrollada musculatura de la región, además de su importante papel en la Locomoción y movilidad craneocervical, todos estos componentes osteoligamentarios juegan el papel elemental de proteger a la médula oblonga y cervical superior, así como a la arteria vertebral.

Cuando un vehículo es chocado en la parte trasera, es impulsado hacia adelante de forma súbita. Si la persona tiene colocado el cinturón de seguridad, el tronco acompaña el movimiento del auto con la misma velocidad que el asiento, pero la cabeza tiende a permanecer en su sitio. Si el apoyacabezas estuviese muy bajo, la cabeza no se apoyaría en este elemento de seguridad y se produciría el efecto latigazo, generando lesiones de gravedad en una de las zonas más vulnerables del cuerpo humano. Además, hay un segundo movimiento, en el que el cuerpo se balancea hacia delante y, producto de que éste se encuentra sujeto por el cinturón de seguridad, la cabeza hace un movimiento brusco hacia delante, generando la flexión.

Debido al efecto latigazo, el raquis cervical puede sufrir lesiones como ser luxaciones y el síntoma que más se percibe es un fuerte dolor occipito cervical. Las lesiones traumáticas del raquis cervical superior constituyen una parte considerable de aquellas producidas por accidentes. Estas lesiones son de difícil diagnóstico por las características anatómicas y fisiológicas de la región en cuestión. IMPACTO FRONTALES.

Son los más comunes en las rutas porque se generan por malas maniobras de adelantamiento. En este tipo de choque, hay varias zonas del cuerpo que se encuentran principalmente afectadas.

La fuerza que produce el daño es la suma de las velocidades de los vehículos impactantes, en donde la desaceleración se produce de forma súbita. Por lo tanto, las personas que se encuentran dentro del vehículo se pueden mover de distintas formas, con diferentes consecuencias físicas. Los ocupantes pueden deslizarse hacia abajo, pasar hacia delante y hasta el conductor puede saltar por encima del volante.

Cuando el ocupante fluye por debajo del asiento y hacia el tablero, las zonas que absorben la mayor parte del impacto son las rodillas y las piernas, produciendo una dislocación de rodilla, fractura del fémur y dislocación o fractura de las caderas.

En cambio, si el cuerpo de la persona es impulsado por encima del volante, uno de los posibles impactos se produce en el abdomen, ocasionando lesiones por compresión de órganos y vísceras. A medida que el cuerpo se proyecta hacia arriba y el tórax gira, impacta contra el volante y el tablero. En ese caso, es muy probable que las heridas sean por compresión, ocasionando fractura de costillas, contusión pulmonar, neumotórax y contusión miocárdica.

Si el torso continúa desplazándose hacia delante, la cabeza choca contra el parabrisas, provocando una flexión del cuello y ocasionando daños en la región cervical por la desaceleración y la compresión. Las heridas potenciales

de la cabeza incluyen fractura de cráneo, contusiones cerebrales, hemorragia intracraneal y traumatismo facial superior. Entre las lesiones más frecuentes también se encuentran las sufridas en las extremidades superiores y fractura de la clavícula, producidos por los violentos movimientos del cuerpo dentro del habitáculo, siendo éstas las zonas de mayor movimiento que impactan contra los sectores rígidos de la estructura del vehículo (por ejemplo, los parantes

IMPACTO LATERAL

En un impacto lateral, muy común en las bocacalles, por lo general corren peor suerte los ocupantes del vehículo que fue golpeado de costado, sobre todo los que están sentados del lado chocado.

En este tipo de impactos, los traumas se generan en lesiones por compresión al tórax, pelvis y extremidades superiores e inferiores (húmero). También la clavícula y la cabeza pueden sufrir heridas al impactar contra la puerta, ventana o parantes laterales del vehículo. El cuello es una de las zonas más afectadas porque soporta menor fuerza de desaceleración de costado. Además, debido a la cercanía de los pasajeros con las puertas, se pueden producir lesiones en el hígado, bazo, intestino o pulmones.

El 90% de los accidentes de tránsito es causado por el factor humano. Es por esta razón que para reducir las posibilidades de tener un accidente, le brindamos las siguientes recomendaciones:

- Equipar al vehículo con elementos que son vitales: matafuegos, botiquín, baliza de emergencia y documentación necesaria.

- Para viajar con tranquilidad es fundamental elaborar un plan de viaje.

- Dormir al menos 8 horas previamente al viaje, para evitar la fatiga y para mantener los reflejos "frescos".

- Atender las señales de tránsito: este consejo debe seguirse desde el inicio del viaje, y siempre se deberá conservar la velocidad permitida y de precaución. Sacar el pie del acelerador en caso de condiciones climáticas desfavorables.

- Todos los ocupantes del vehículo deben llevar puesto el cinturón de seguridad.

- Niños deben viajar siempre atrás, con el cinturón ajustado.

Lleve a sus niños con las sillitas portabebés teniendo en cuenta que, hasta los 9 kilos, la silla es del tipo cuna y se ubica en contramarcha. De 9 a 15 kilos debe llevar una sillita de seguridad en el sentido de la marcha y los de más de 15 kilos, una silla amoldadora que ajuste las medidas del niño a las de un adulto común con el fin de que pueda usar los correajes del propio vehículo.

- Mantener siempre los 5 segundos de distancia de seguimiento con el vehículo que antecede. Esto lo ayudará a reaccionar de mejor forma ante un imprevisto y le posibilitará esquivar el peligro.

- Luces encendidas durante todo el trayecto. Es obligatorio el uso de las luces bajas en ruta ya que ayuda al momento de realizar un sobrepaso para saber el sentido de circulación de los demás vehículos.

- Indicar siempre las maniobras con luz de giro. Informar a los demás conductores con antelación la maniobra que realizará.

- Evitar llevar bultos en exceso. En lo factible, tratar de no cargar el equipaje en el techo, ya que podría afectar el comportamiento dinámico del auto y aumentar el consumo de combustible debido a una mayor resistencia aerodinámica.

- Elegir el mejor momento para manejar. Trate de no hacerlo al amanecer y al atardecer para no ser deslumbrado por el sol. Evite viajar de noche, ya que la visibilidad disminuye notablemente.

- Manejar como máximo de 8 a 9 horas diarias incluyendo las paradas, esto es no más de 600 kilómetros. Se recomienda estipular con anterioridad una ciudad donde se pueda dormir y seguir al otro día.

- Planificar las paradas correspondientes cada dos horas o 200 kilómetros: esto ayudará a relajarse y estirarse.

Cada detención debe rondar los 15 minutos y es aconsejable realizar unos ejercicios de relajación. Recuerde que en los atascamientos también se produce cansancio, por lo que si en dos horas recorrió sólo 20 kilómetros, igualmente pare y estírese un rato.

- En las paradas evite las comidas pesadas porque suelen producir somnolencia. Antes y durante el viaje, evite el alcohol. Beba agua y refrescos no gasificados. P

RECOMENDACIONES PARA EL CONDUCTOR

  • 1- Respete las leyes de tránsito.

  • 2- Conducir en estado de ebriedad, es un delito. Si va a consumir bebidas alcohólicas, no conduzca.

  • 3- Evitar adelantarse a otro vehículo en curvas, puentes y lugares marcados con franja continua.

  • 4- Utilice las luces cortas o bajas al circular por las calles o rutas del país.

  • 5- No arroje en la ruta o lugares de circulación de vehículos, latas, vidrios o cualquier otro material cortante o punzante que pueda herir o lesionar a sus semejantes o dañar los vehículos.

  • 6- Al conducir su vehículo, hágalo con prudencia, no exceda la velocidad máxima establecida de 80 km /h y 40 km/h en zonas urbanas.

  • 7- Antes de iniciar la marcha con su vehículo, verifique las luces, la dirección, el sistema de frenos y el estado de los neumáticos.

  • 8- Al circular por una vía de doble carril en sentido único, utilice el lado derecho para velocidades menores de 60 km/h y el carril izquierdo para efectuar adelantamiento y circular a velocidades mayores hasta 80 km/h.

  • 9- Si encuentra un percance de tránsito en su camino avise de inmediato al puesto de control de la Policía Caminera o Policía Nacional más próximo.

Marco Legal

Código Penal

Artículo 82-C.P – Cancelación de la licencia de conducir

1º El tribunal privara de la licencia de conducir al que haya realizado un hecho anti jurídico conexo con la conducción de un vehículo automotor o con la violación de los deberes del conductor, cuando el hecho y la personalidad del autor demuestra que carece de capacidad para conducirlo.

2º La licencia de conducir perderá vigencia desde la fecha en que quede firme la sentencia. El documento será decomisado

Artículo 117. C.P.- Omisión de auxilio

1º El que no salvara a otro de la muerte o de una lesión considerable, pudiendo hacerlo sin riesgo personal, será castigado con pena privativa de libertad de hasta un año o con multa, cuando;

  • 1. el omitente estuviera presente en el suceso; o

  • 2. cuando se le hubiera pedido su intervención en forma directa y personal.

2º Cuando el omitente, por una conducta antijurídica, anterior, haya contribuido a que se produjera el riesgo, se aplicara una pena privativa de libertad de hasta dos años o con multa

Artículo 157. C.P.- Daños

1º El que destruyera o dañara una cosa ajena será castigado con pena privativa de libertad de hasta dos años o con multa

2º Cuando el hecho arruinara económicamente al dueño de la cosa destruida o dañada, la pena podrá ser aumentad hasta cinco años.

3º Cuando el autor realizara el hecho conjuntamente con otros, la pena podrá ser aumentada hasta cinco años.

4º En estos casos será castigada también la tentativa.

5º La persecución penal del hecho dependerá de la instancia de la victima

HECHO PUNIBLE CON LA SEGURIDAD DE LAS PERSONAS EN EL TRÁNSITO. C. P.

Artículo 213- C.P- Atentado al tráfico civil aéreo y naval

1º El que:

  • 1. aplicara fuerza o vulnerara la libre decisión de una persona o realizara otras actividades con el fin de influir sobre la conducción u obtener el control de una aeronave civil con persona a bordo o de un buque empleado en el tránsito civil; o

  • 2. utilizara armas de fuegos o intentara causar o causara una explosión o un incendio con el fin de destruir o dañar dicha aeronave o buque o su carga a bordo

Será castigado con pena privativa de libertad de cinco a quince años

2º El que mediante un hecho señalado en el inciso anterior causara culposamente la muerte de otro, será castigado con pena privativa de libertad no menor de diez años

Articulo 214.C.P.- Intervenciones peligrosas en el tráfico aéreo, naval y ferroviario

1º El que:

  • 1. destruyera, dañara, removiera, manejara incorrectamente o pusiera fuera de funcionamiento las instalaciones que sirven al tráfico, los medios de transporte o sus mecanismos de seguridad;

  • 2. impidiera o molestare al personal de operaciones respecto al ejercicio de sus funciones;

  • 3. produjera un obstáculo;

  • 4. diera falsa seña, señales o informaciones; o

  • 5. impidiera la transmisión de señales o informaciones, y con ello peligrara la seguridad del tránsito, aéreo, naval o ferroviario, será castigado con pena privativa de libertad de hasta seis años.

2º El que realizara el hecho mediante una conducta culposa, será castigado con pena privativa de libertad de hasta dos años o con multa.

3º Cuando el autor removiera voluntariamente el estado de peligrosidad o tratara de hacerlo y no se realizara otro daño, el tribunal atenuara la pena con arreglo al artículo 67 o prescindirá ella.

Articulo 215. C.P.- Exposición a peligro del tráfico aéreo, naval y ferroviario

1º. El que, dolosa o culposamente, condujera una aeronave, un buque o un medio de transporte ferroviario.

  • 1. no autorizado para el tráfico;

  • 2. pese a no estar en condición de hacerlo con seguridad a consecuencia de la ingestión de bebidas alcohólica u otras sustancia enajenantes, de defectos físicos o psíquico o de agotamiento; o

  • Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.