Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Fomentando una cultura de paz en padres y madres (página 2)

Enviado por Arelis Germán



Partes: 1, 2, 3, 4

Este programa busca cambiar la conducta violenta que nuestros ancestros nos han dejado como legado y que hemos transmitido a nuestros hijos e hijas. A través del mismo, trataremos de que padres y madres aprendan un nuevo paradigma sobre Cultura de Paz, y con esto, adopten un cambio de actitud frente a la vida y a la formación de los hijos e hijas, de tal manera, que le permita solucionar mejor los conflictos familiares y sociales.

Este contribuirá con el fortalecimiento de las relaciones padres-hijos, alumnos-maestros, familia-escuela, propiciando un ambiente favorable para el proceso enseñanza-aprendizaje, disciplina, relaciones interpersonales y el respeto entre todos los actores de dicho proceso. Además, se observa conducta violenta en el alumnado del Centro, las cuales generan peleas entre ellos durante todo el año escolar dentro del aula y fuera de ella, dejando huellas de arañazos en el rostro de algunos, especialmente en las hembras.

También por la ausencia de un programa de intervención y orientación acerca de una cultura de paz para la familia, educando y docentes, que transforme la escuela, de tal manera que pueda repercutir en todos los demás años escolares, y en la vida de cada uno/a de los/as participantes del proceso educativo. La falta de formación en valores, educación inclusiva, diversidad y tolerancia en padres, madres, docentes y educando, nos mueve a buscar soluciones, donde todos y todas puedan enfrentar los conflictos sin necesidad de acudir a la violencia.

Por otro lado, la desesperación de la dirección y docentes, por los/as alumnos/as golpeados/as por otros/as y que se presentan en el departamento de orientación y Psicología buscando que hagan justicia. Al igual que niños y niñas pasivos/as, que piden ayuda por las amenazas que reciben de otros/as alumnos/as más grande que ellos/as. También, por la cantidad de casos de violencia que se han registrado durante muchos años en el Departamento de Orientación y Psicología del Centro donde se realiza la investigación.

Otra razón que nos mueve a esta investigación y que entendemos pertinente es contribuir con los padres y las madres de del alumnado del Centro para mejorar la situación de conflicto que se están llevando en el seno de la familia y que a diario repercute en la Escuela, por los moratones que éstos y éstas presentan en su cuerpo y que son detectados por sus profesores/as. Esto ha llevado al Departamento de Orientación y Psicología a tomar medidas con los madres y las madres de los alumnos y las alumnas golpeados y golpeadas, teniendo que referirlos al Tribunal de Niños y Niñas para que estos y padres y estas madres sean aconsejada por la magistrada o sometidos a la acción de la Justicia.

Además, porque esta violencia genera más violencia de tal forma que alumnos y alumnas han golpeado a maestras, compañeros y compañeras, y al mismo tiempo los padres y madres de éstos y éstas llegan como jefe a la Escuela y comienzan a preguntar por los alumnos o alumnas que golpearon a su hijo o hija. Cuando este padre o esta madre lograban encontrar al alumno o alumna agresor de su hijo o hija le cae a golpe, teniendo los maestros y maestras que intervenir y en algunos casos se ha tenido que buscar la Policía Nacional.

Este problema trae más consecuencias negativa que las que nosotros y nosotras nos podemos imaginar. Por eso es que hay que buscar una solución al problema de tal manera que podamos ir controlando, mejorando y si es posible erradicarlo, aunque sea poco a poco, de tal manera que cada año escolar se vean cambios significativos en el Centro Educativo, en los alumnos y alumnas en particular y en los padres y madres de estas y estas

Por último, porque las instituciones internacionales como la (ONU), (UNESCO) y el Convenio Andrés Bello se han preocupados por fomentar una cultura de paz en América Latina y el Caribe por medio de las cumbres que han realizados en los diferentes países; como la del Grupo de Rio, el 7 de marzo del 2008, celebrada en Santo Domingo, Republica Dominicana, donde "el presidente Leonel Fernández fue un mediador de paz", publicado por el blog, El Cibao sigue con Leonel (2008).

Dicho informe señala lo siguiente: "Leonel Fernández da otro palo al mantener el respeto y la paz entre latinos. El presidente Leonel Fernández logró que los mandatarios de los países en conflicto manifestaran un gesto de paz, al darse la mano". (El Cibao sigue con Leonel, 2008.

Es muy posible que existan otras razones, sin embargo, para la presente investigación, son las más importantes y pertinentes; debido a la limitación de este trabajo, ya que el mismo más bien, va dirigido, a padres y madres del alumnado de sexto grado, exclusivamente de la sección "f", de la Escuela Mélida Giralt, del sector Los salados Nuevos, de esta ciudad de Santiago de los Caballeros

1.3 Objetivos General y Específicos de la Investigación

1.3.1 General

Desarrollar estrategias de apoyo para fomentar una cultura de paz en padres y madres del estudiantado de sexto grado, sección "f" de la Escuela Mélida Giralt períodos (2008-2009, 2009-2010).

1.3.2 Específicos

1. Identificar estrategias favorecedora de la disminución de las agresiones físicas y verbales que se presentan entre alumnos/as.

2. Incorporar técnicas de educación en valores para mejorar las relaciones humanas entre estudiantes, a fin de que haya una mejor armonía dentro del aula y la escuela.

3. Integrar herramientas disciplinarias que fortalezcan el autocontrol en el estudiantado para mejorar la convivencia con sus iguales.

4. Establecer estrategias para la mejora de la comunicación entre estudiantes y profesores que ayude a la solución de conflictos.

5. Desarrollar estrategias que promuevan la cultura de paz entre padres y madres y por consecuencia entre hijos/as-padres, madres.

1.4 Contexto

Contexto de la región norte Cibao.

De acuerdo a la página web SAS Travel & Tours (s.f.):

La región Norte o Cibao ocupa toda la parte Septentrional de la Isla, limita hacia el Norte y el Este por el océano Atlántico; en el Oeste hace frontera con la Republica de Haití y en el Sur la Cordillera Central y sus ramificaciones la separan de las otras dos regiones naturales. Tiene una aérea de unos 19.100 Kilómetros cuadrados y su población absoluta alcanza a 2.242.665 habitantes. Posee una densidad de población de unos 117 habitantes por Km2., lo que parece indica que es la región más densamente poblada de la Republica. Esto se debe a la fertilidad de su tierra y a su gran desarrollo agrícola. (párr. 1-3) 

Dominicana Virtual.com (s.f.) informa que:

La población se reúne más fuertemente en el centro de la región que en cualquier otra parte de la misma. El Cibao se divide a su vez en cinco sub-regiones, que son: San Francisco de Macorís, La Vega, Santiago. Puerto Plata y Valverde, las cuales comprenden catorce provincias que son las que forman la región cibaeña. Son estas: Santiago, Espaillat, Salcedo, La Vega, Duarte, Santiago Rodríguez, Valverde, Puerto Plata, Montecristi, Samaná, María Trinidad Sánchez, Sánchez Ramírez, Dajabón y Bonao. (párr., 3-4)

Marcano (2009) en su página web dice:

La provincia de Santiago se encuentra en el centro del Cibao; precisamente la divisoria de los dos valles que conforman el Cibao se encuentra al Oeste de la ciudad de Santiago. La mayor parte de la provincia se encuentra en la Línea

Noroeste; solamente los municipios de Tamboril y Licey al Medio se encuentran en el Valle del Cibao Oriental.

Está integrada por los municipios de Santiago de los Caballeros (cabecera provincial), Jánico, Licey al Medio, Puñal, Sabana Iglesia, San José de las Matas, Tamboril, Villa Bisonó y Villa González (Navarrete) y los Distritos Municipales Baitoa, Hato del Yaque, La Canela, Pedro García, San Francisco de Jaragua, El Caimito, Juncalito, Las Palomas, Canabacoa, Guayabal, Canca La Piedra, El Rubio, La Cuesta, Las Placetas, El Limón y Palmar Arriba. (párr. 1, 3)

De acuerdo a nuestros conocimientos, el Centro de la Ciudad de Santiago está delimitado por los siguientes barrios y sectores: Al Norte por Pueblo Nuevo, Gurabito, Los Ciruelitos, Camboya, Buenos Aires, Los Reyes y Los Salados Nuevos y Viejos; al Sur, por Nibaje, Bella Vista y Pekín; al Este, por la Zona Monumental; al Oeste, por Baracoa, La Joya y La Otra Banda.

Contexto del sector. La Escuela Mélida Giralt está ubicada en el barrio de Los Salados Nuevos, con otros barrios subyacentes como son Buenos Aires, Camboya, Camboyita, Vuelta Larga, Los Jardines del Rey y Los Reyes. En estos barrios la droga es el pan nuestro de cada día, los asesinatos entre grupos es un estilo de vida, los "puntos" son lugares de referencias para los /as alumnos/as, el uso de sustancias tóxicas es parte del ambiente socio familiar.

Las Bancas de apuestas, las de lotería, los colmadones y los sitios de corrupción se multiplican cada día más; aunque hay clubes y muchas iglesias de diferentes corrientes teológicas como, católica, mormona, metodista, bautista, adventista, nazarena, pentecostal entre otras.

Por otro lado, hay centros Educativos Públicos y Privados, centro de rehabilitación del Consejo Nacional de Niños y Niñas (CONANI), llamado "de paso" y fundaciones como Fundación Líder de Desarrollo de República Dominicana, FUNDLIDER, cuyo objetivo es instalar aulas en las escuelas del sector, lo que ellos llaman "aulas saludables".

En cuanto a la vida socio familiar de los padres y madres de los alumnos/as, estos/as se ganan la vida chiripeando, en la construcción, el moto concho, negocios informales, casa de familia, mecánica, zona franca, empleados privados, salones de belleza, colmados, puestos de frutas, albañilería, remesas recibidas mayormente de Europa, algunos profesionales entre otros.

Contexto del centro educativo. La Escuela Mélida Giralt está suscrita a la Regional 08, Distrito 04 del Ministerio de Educación, tiene una infraestructura de concreto, con cuatro pabellones donde se alojan las oficinas administrativas y todas las aulas.

Cuenta con dirección, oficina para la secretaria de la Escuela Básica de Adultos, dirección y oficina de la secretaria del Liceo Nocturno José Francisco Peña Gómez, oficina de la secretaria matutina y vespertina, salón de maestros/as, bibliotecas, centro de copiado, depósito de la merienda, laboratorio de ciencias, centro odontológico, departamento de Orientación y Psicología.

También, cuenta con salón de actos, tres baños, dos para profesores y uno para el salón de actos, 12 aulas en el primer pabellón para el primer nivel, cuatro aulas para preescolar, cuatro baños en el primer nivel, cocina, un aula vacía, biblioteca del liceo nocturno Peña Gómez, y un baño destinado a guardar libros del Distrito, Una cancha de Basquetbol, habitación de guardar libros de preescolar y dos cafeterías móviles en la parte sureste.

Este Centro cuenta con amplio terreno, cercado con una verja de block con unos tres metros de altura, con alambres de púas en la parte superior y frondosos árboles de Nin en la parte este y norte. El Centro está ubicado en la avenida Jaragua por la parte frontal Este, al Norte la calle dos, al Oeste la calle tres y al Sur la calle uno. En cuanto a la ubicación está situado en Los Salados Nuevos. En cuanto a los barrios que lo circundan están el sector de Los Reyes al Este, al Norte Los Prado, al Oeste Los Salados Viejos y al Sur Buenos Aires.

Este Centro Educativo nace en una pequeña casa del sector de Camboya, luego a final de los años 80 se inicia su construcción en el sector de los Salados como consecuencia de la gran demanda que para ese tiempo comenzaba a surgir en el campo de la educación

alrededor de todas las comunidades que bordeaban su entorno. Fue en Septiembre de 1989 que los parroquianos de esos sectores vieron cumplir su sueño con la inauguración de su Centro Educativo, hoy llamado Mélida Giralt.

Su nombre surge de la inquietud de los fundadores del mismo, por enaltecer el nombre de una profesora que por muchos años durante su vida contribuyó a la sociedad de Santiago en el campo de la educación, especialmente en la comunidad de Los Salados. Dicho Centro fue construido originalmente de 24 aulas, pero en vista de que la demanda fue creciendo, se han tenido que habilitar más aulas tomando espacios de otros departamentos; hoy el Centro cuenta con 31 aulas y un Consultorio Odontológico.

En la actualidad, la población estudiantil en el año escolar 2008-2009 es de 1,957. En la tanda hay 1,057 y la vespertina, 905 estudiantes. El personal de la escuela asciende a 64 empleados, 45 docentes, una directora, una subdirectora, un psicólogo, una psicóloga, un orientador, un bibliotecario, un encargado de certificaciones, dos porteros y ocho conserjes. Además funciona en la tanda nocturna como Escuela Básica y Liceo.

La estructura física del Centro está en muy buenas condiciones ya que cada año escolar se hacen varios arreglos, tanto a las puertas de todos los cursos, como a las persianas y a las butacas. Además, se pinta el Centro completo, se le da mantenimiento al tinaco del agua, entre otras cosas.

Contexto escolar. Algunos maestros/as presentan actitudes de violencia con los alumnos y alumnas, padres y madres, y hasta con sus compañeros y compañeras de docencias, incluyendo violencia hacia la directora; mientras que otros/as son cariñosos/as y receptivos/as con sus alumnos/as e incluso con la dirección.

Por otro lado el nivel de violencia en los alumnos y alumnas es bastante significativo con relación a los docentes, ya que el educando promueve y provoca la violencia con el irrespeto a sus profesores y profesoras. Además, los alumnos y alumnas de la Escuela Mélida Giralt promueven la violencia entre ellos con juegos violentos y palabras malsonantes lo que llamamos en el lenguaje popular: ""malas palabras"". Estas palabras feas salen de la boca de casi todos/as los/as alumnos/as, desde el primero hasta el octavo grado.

También, les gusta pelear en cualquier lugar, ya sea dentro del aula, en el área de recreo del Centro o en la calle cuando salen del mismo. Estos pleitos se dan mayormente entre las hembras, dejando su rostro desfigurado por muchos años y a veces para toda la vida, a menos que recurran a cirugías plásticas.

1.5 Antecedentes

Los antecedentes que se presentan a continuación, son las evidencias sobre los trabajos y las propuestas que se han hecho en América Latina en los últimos años, partiendo de la publicación hecha por la comisión permanente de educación para la paz del ministerio de educación, junto con el Proyecto de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), editado por primera vez en el 1986 y con varias rediciones que han inspirado y servido de guía al tema de los valores y la construcción de la cultura de paz e integración (Mac Gregor, 1986, p. 25).

Estos antecedentes de construcción de cultura de paz, los presentamos específicamente dentro del contexto escolar. Por eso tomamos como referencia "construyendo una cultura de paz en las escuelas"" un articulo por María Luisa Jáuregui, Socióloga salvadoreña, Especialista en educación para una Cultura de la Paz UNESCO/OREAL

Jáuregui (2007) dice lo siguiente:

El trabajo en educación para la paz toma un nuevo ímpetu con el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas para una Cultura de Paz y no Violencia para los Niños del Mundo (2001-2010) y en el marco de uno de los Focos Estratégicos del Proyecto Regional de Educación para la América Latina y el Caribe (PRELAC), aprobado en el año 2002, que busca: "el cambio de la cultura de las escuelas para que éstas se conviertan en comunidades de aprendizaje y participación."(p. 1)

Jáuregui continúa diciendo en el artículo, sobre algunas experiencias que han promovido desde la UNESCO, a nivel mundial, regional y nacional a través de la Red de Escuelas Asociadas a la UNESCO, así como otras acciones que realiza la Oficina Regional de la UNESCO en la América Latina y el Caribe.

En el año 1996, la UNESCO publicó "La Educación Encierra un Tesoro", conocido también como el Informe Delors, donde reafirma que ya no es suficiente, aunque siga siendo fundamental, que la educación proporcione las competencias básicas tradicionales, sino que también ha de proporcionar los elementos necesarios para ejercer plenamente la ciudadanía, contribuir a una cultura de paz y a la transformación de la sociedad. Desde esta perspectiva, la educación tiene una función cívica liberadora del ser humano. (p. 3)

Hay que entender que la UNESCO es el organismo que tiene todos los antecedentes de cultura de paz a nivel general, y la autora de este artículo es coordinadora regional de la Red de Escuelas Asociadas a la UNESCO, por eso seguimos citándola en ese interesante documento de información. Es una autoridad competente en materia de cultura de paz y nos da un panorama detallados de los antecedentes de construcción de una cultura de paz en las escuelas. Por esa razón decidimos tomar de este informe las mayorías de citas bibliográficas para sustentar los antecedentes de esta investigación.

Jáuregui sigue diciendo:

A continuación me referiré a acciones concretas realizadas por la UNESCO a nivel internacional, regional y nacional, que tienen relación con la promoción de la convivencia escolar, comenzando por las actividades que se realizan en el marco de la Red de Escuelas Asociadas a la UNESCO, siguiendo por otros ejemplos de actividades desarrollados por la Oficina Regional de la UNESCO, que también inciden en una educación para la paz. (p. 3)

En ese sentido, la autora hace referencia a la Red de escuelas asociadas a la UNESCO. La Red de Escuelas Asociadas fue creada hace más de 50 años para fortalecer "el entendimiento entre los pueblos" o lo que hoy llamaríamos "para aprender a vivir juntos" o "para fomentar la convivencia pacífica. Existen hoy en día más de 8.000 escuelas de este tipo en el mundo, 1.200 en Latinoamérica.

A nivel internacional, en el año 2000, "Año Internacional de la Cultura de la Paz", la Sede de la UNESCO lanzó un Premio llamado "Pilares de la Paz", inspirándose en los seis principios básicos del "Manifiesto por una Cultura de la Paz y la no Violencia". Lo que este Concurso de los "Pilares de la Paz" puso de manifiesto es que las preocupaciones de los niños y niñas, y jóvenes deben ser la médula de todo proyecto de educación para la paz. (p. 4-5)

Por otro lado y en ese mismo tenor, Jáuregui continúa diciendo:

En octubre del año 2003, la UNESCO y la Fundación "Chrysler" lanzaron otro Proyecto Internacional entre la Red de Escuelas Asociadas llamado "MONDIALOGO". En el año 2006 se realizó un Concurso en el marco del Programa MONDIALOGO cuyo premio consistió en pasajes para viajar a Stuttgart, Alemania y participar en un Festival Mundial de la Juventud organizado por la UNESCO en el marco de la Copa Mundial del Fútbol. Entre las escuelas de Latinoamérica fueron unos jóvenes de una escuela de la República Dominicana.

A nivel regional, la Oficina Regional de la UNESCO organizó en el año 2000 un "Concurso de Prevención y Tratamiento de la Violencia en las Escuelas" y se invitó a participar a la Red de Escuelas Asociadas en Colombia, El Salvador, México, República Dominicana y Uruguay. El trabajo en las escuelas para contrarrestar la violencia alcanzó varios estamentos en la sociedad, que van desde la Consejería Presidencial en Colombia, la Comisión para la Reforma y Modernización del Estado en el caso de la República Dominicana, hasta el Ministerio de Educación en el caso de El Salvador. En todos los países se trabajó con los alumnos y alumnas, docentes y la familia de los estudiantes. (p. 5-6)

La autora señala las diferentes actividades que la UNESCO realizo en el marco de las escuelas de América Latina y el Caribe como son:

Encuentro regional sobre equidad de género y educación, en el año 2001, Publicación de los "cuadernos de ejercicios para la enseñanza de los derechos humanos", en el 2004, "Primer estudio nacional de convivencia escolar en Chile", en el año 2005 y la Campaña "No al juguete bélico – con la violencia no se juega", que se inició el 15 de diciembre de 2006, en el Centro de Santiago de Chile, para promover en los niños la paz y la amistad. (pp. 6-9)

En cuanto a los antecedente en la Republica Dominicana, la UNESCO (2000) en un informe titulado "Cultura de paz en la escuela", da los resultados del concurso regional de la red de las escuelas donde señala las experiencias de escuelas de República Dominicana, "Formación de Jóvenes Líderes para la Paz", Secretaría de Estado de Educación y Cultura. En dicho informe se dice lo siguiente:

La educación por la paz ha constituido una preocupación por parte de República Dominicana tanto a escala internacional, abordándolo desde la perspectiva del proyecto regional de Jóvenes Líderes por la Paz 1997-2000 y Educación en Derechos Humanos patrocinados por la UNESCO, como en el ámbito nacional a través de la realización de diversas actividades que fomenten la paz, la tolerancia y el entendimiento de los pueblos. Sobre la base de estas propuestas y tomando en cuenta que es fundamental promover entre los jóvenes un horizonte de vida basado en el respeto hacia los derechos humanos, la tolerancia y la defensa de la paz, es que surge este proyecto, que pretende formar y capacitar a un grupo de jóvenes con la esperanza de poder contar con mejores personas en el futuro, dispuestas a promover los valores que fundamentaran una cultura por la paz. (UNESCO, 2000, p.20)

A pesar de que los antecedentes de la cultura de paz en la Republica Dominicana están basados en informes de la Unesco, talleres y reflexiones, la Secretaría de Estado de Educación en el 2000-2001, llevó a cabo un programa titulado "yo tengo valor", de donde dio origen a otro programa "yo tengo control". A través de la Educación en Valores el Ministerio de Educación buscaba que las y los estudiantes pusieran en práctica la igualdad, el respeto y la tolerancia.

El informe de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI presentado en 1996 a la Unesco, afirma que la educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser Sashida y Estrada (2007). La educación en valores orientada hacia la igualdad, el respeto y la tolerancia podría enmarcarse en el tercer pilar pero necesita de los otros tres para expresarse plenamente.

Otra institución que trabaja con cultura de paz es, el Instituto de la Paz de República Dominicana de Juan F. Pepén, donde en un informe de antecedentes históricos, habla sobre la carta de la paz enviada a la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

En Santo Domingo, la Carta de la Paz dirigida a la ONU, se presentó por primera vez y de manera solemne en Casa Bastidas, el 5 de diciembre de 1993. Posteriormente en otras ciudades del país. Paralelamente a la promoción y difusión de este documento, fue surgiendo un trabajo serio, universitario de investigación sobre la paz con el deseo de contribuir a una mayor paz a nivel personal, grupal y, entre pueblos y naciones. En República Dominicana, también se ha ido realizando esta labor reflexiva en torno a la construcción de la paz y los lineamientos que propone la Carta de la Paz, dirigida a la ONU. (IPJFP, 2008, parr.1, 3)

1.6 Conformación del Equipo de Investigación

Los investigadores se conocían muy bien durante los dos años presencial, siempre trabajaron en el mismo grupo, este estaba constituido por seis personas, las cuales se constituyeron en parejas o equipos de investigación. Nelson quería trabajar con un varón porque él pensaba que iban a compartir mucho tiempo junto y esto podía traer problemas con las parejas de ambos. Nelson había elegido a María Rodríguez, pero el día de la formación no asistió y María eligió a Rossy, ese día todos los equipos se conformaron, solo quedaron Nelson y Arelis, entonces se juntaron y formaron el equipo investigador.

Nelson se sintió muy mal porque no sabía que Arelis había elegido a otra persona y duró mucho tiempo mencionando eso, él lo llamaba "infidelidad" y esperaba que en el transcurso de la investigación no ocurriera otra infidelidad. Luego se acoplaron muy bien ya que Nelson es muy comunicador y produce mucho, tiene mucha fluidez verbal y habilidad para construir, mientras Arelis tiene habilidad para la digitación y corrección de la redacción y dar forma a ideas sueltas.

Ambos son orientadores de profesión, Nelson Muñoz labora en el Centro Educativo Mélida Giralt con las dos tandas matutina y vespertina, mientras Arelis Germán labora en dos Centros Educativos, en tanda matutina labora en el Centro Educativo Genaro Pérez y en la tanda vespertina en el Centro Educativo Herminia Pérez, por tal razón se eligió para esta investigación la Escuela Mélida Giralt

Capítulo II.

Marco Teórico

El marco teórico contiene la teoría que el lector debe conocer para adentrarse en la investigación, en él presentamos todos los términos referentes al tema. Consta de diferentes conceptualizaciones y autores que enriquecen el capítulo. También, incluimos en él, investigaciones, trabajos y publicaciones que se han hecho sobre el tema y que anteceden a esta investigación, empezando por las internacionales hasta llegar a las que se han realizado en el país.

Está estructurado con los temas siguientes: conceptualizaciones, su importancia, construyendo una cultura de paz en las escuelas, base legal, exposición de motivos, cultura de paz en la República Dominicana, Gestión Educativa y Cultura de Paz, los cuales servirán de referentes al analizar los resultados.

2.1 Conceptualizaciones Generales:

La cultura de paz está compuesta por dos palabras que son Cultura y Paz las cuales quisiéramos definir antes de conceptualizar el tema general. La primera es Cultura, y el pequeño Larousse (2008) la define como cultivo en general, especialmente de las facultades humanas. Por otro lado, encontramos que la Cultura es una abstracción, es una construcción teórica a partir del comportamiento de los individuos de un grupo. Por tanto nuestro conocimiento de Cultura de un grupo va a provenir de la observación de los miembros de ese grupo que vamos a poder concretar en patrones específicos.

Otro concepto de Cultura es: Un conjunto de conocimientos adquiridos por una persona mediante el estudio, la lectura, los medios de comunicación, las relaciones sociales, etc. También como modos de vida y costumbres, conocimientos, grado de desarrollo artístico, científico, industrial, etc., de una época o grupo social. Por último, la cultura popular se define como un conjunto de manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo (llámese carnaval)

La segunda palabra de este tema es Paz, que de acuerdo al Diccionario Enciclopédico Gran Espasa (1999), la define como la situación y relación mutua de quienes no están en guerra. Por otro lado el pequeño Larousse (2008) define la Paz como ausencia de guerra. Estado de concordia, de acuerdo entre los miembros de un grupo. Sosiego, estado de la persona no agitada. Calma, silencio, reposo. Así mismo el Gran Diccionario Enciclopédico De Agostini la define como el estado de sosiego, ausencia de guerra. Situación de tranquilidad y buena correspondencia entre los miembros de una familia, comunidad, etc. Reconciliación, vuelta a la concordia. Sosiego, estado de la persona no agitada.

Según Lederach (2000), "Hemos de reconocer que la forma de enfocar y acercarse a la paz es una pieza clave para nuestro propósito; porque según la forma en que lo hagamos determinaremos el contenido y la comprensión del concepto que queremos estudiar y, a su vez, enseñar". (p. 14)

Según Maltmann (1992), la paz se entiende como "una situación de justicia social, de regulación democrática de los conflictos y de un desarrollo equilibrado y duradero para todos" y, aunque esto constituye para muchos una utopía, lo cierto es que sin estos elementos positivos tampoco funciona el concepto negativo de paz, afirma Maltmann.

Dice Lederach (2000) como último punto podemos reconocer, "que la paz hoy día está limitada casi literalmente al concepto de paz en el sentido de pactos, dominación interior y fuerte preparación militar exterior".

Para Galtung, y otros investigadores, citado por Fisas, la paz es también la condición, el contexto, para que los conflictos puedan ser solucionados cualitativamente y de forma no violenta, de tal manera que creamos paz en la medida que somos capaces de transformar los conflictos en cooperación, de forma positiva y creadora, reconociendo a los oponentes y utilizando el método del diálogo.

No podemos hablar de Cultura de Paz sin hablar de Conflictos y Violencia, ya que son la contraposición de nuestro tema. Conflicto según el libro Cultura de Paz lo define como un tipo de enfrentamiento en el que cada una de las partes trata de ganar. La Violencia según el mismo libro, es el uso abierto u oculto de la fuerza con el fin de obtener de un individuo o grupo (social, económico, político, cultural, familiar, nacional) algo en lo que éste no quiere consentir libremente

En el libro Resolución Pacífica de Conflictos encontramos que la Violencia es el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones.

Para López (2002), las experiencias violentas que los individuos soportan y conocen directamente en su entorno familiar y social, o indirectamente, a través de otros o de pantallas de televisión, de los informativos radiales y periodísticos, se constituyen en repertorios autorreflexivos de experiencias que en situaciones posteriores permiten identificar y evaluar cada situación vivida y responder en correspondencia con lo aprendido.

No obstante, en el ámbito escolar Viñas (2004) señala, que "se manifiestan diversos tipos de violencia: física, violencia a la integridad moral, a las posesiones, a la participación simbólica y cultural. Estos tipos de violencia se manifiestan, además en dos grandes elementos: violencia cultural y violencia directa".

Aranciaga (1997) afirma, "La violencia en las escuelas refleja un problema más amplio, que solo podrá ser tratado cuando todos, en la escuela, en el hogar y la comunidad trabajen juntos". Las acciones de prevención e intervención temprana, pueden reducir la violencia y otros comportamientos problemáticos en las escuelas.

Según Inter-American Institute of Human Rights, World Vision internacional (2002), la violencia puede ser: Física, Psicológica, Sexual y por Privaciones o Desatención. Física: es el daño corporal que le hacemos a alguien más débil que nosotros, puede ser de hombre a mujer, de hombre a hombre, de mujer a hombre o de cualquiera de los dos a un menor, a un anciano o anciana o a personas con alguna discapacidad.

Psicológica: consiste en enviar mensajes y gestos o manifestar actitudes de rechazo. La intención es humillar, avergonzar, hacer sentir insegura y mal a una persona. Sexual: ocurre cuando se obliga a una persona a tener cualquier tipo de contacto sexual en contra de su voluntad; cuando se le hace participar en actividades sexuales con las que no se toman en cuenta sus deseos, opiniones ni sentimientos. Por privaciones o desatención: es el tipo de violencia en que se limita los recursos que permitan el desarrollo de una vida plena. (Alimentos, vestuarios, recreación, educación, salud, entre otros), además del abandono y falta de atención.

El concepto de cultura de paz, surgió en un congreso internacional de la UNESCO celebrado en Côte d´Ivoire en julio de 1989, cuyo tema fue "La Paz en la Mente de los Hombres". Desde entonces se consideró que la promoción de una Cultura de Paz, es un objetivo que cada vez era de mayor trascendencia para la comunidad internacional.

Cultura de Paz es un concepto complejo que todavía sigue evolucionando y desarrollándose como resultado de la práctica. Para Fisa (s/f), la cultura de paz es un horizonte al que hay que acercarse construyendo nuevas políticas y desarrollando nuevas relaciones humanas a partir de unas reglas mínimas que tengan validez universal, continúa diciendo que si hablamos de cultura de paz como proyecto, es porque asumimos cuan enraizada llega a estar en la mayoría de nosotros la cultura de la violencia entendiendo a esta última como una forma negativa salir de un conflicto.

Según la definición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU, 1999) la Cultura de Paz consiste en una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones, teniendo en cuenta un punto muy importante que son los derechos humanos, así mismo respetándolos y teniéndolos en cuenta en esos tratados. Esta fue definida por resolución de la ONU, siendo aprobada por la Asamblea General el 6 de octubre de 1999 en el Quincuagésimo tercer periodo de sesiones, Acta 53/243.

Adams (1998), en el manifiesto de Sevilla sobre la violencia en 1989 dice: La construcción de la paz, por tanto, empieza en la mente de los seres humanos: "es la idea de un mundo nuevo. El respeto a los derechos humanos y de las libertades fundamentales, la comprensión, la tolerancia, la amistad, entre todas las naciones, todos los grupos raciales y religiosos": he aquí los fundamentos de la obra de paz. (p. 26)

Otra definición que, tomaremos en cuenta es la que, define Boulding (1992):

Como una cultura que promueve la pacificación, una cultura que influya estilos de vida, patrones de creencia, valores y comportamientos que favorezcan la construcción de la paz y acompañen los cambios institucionales que promuevan el bienestar, la igualdad, la administración equitativa de los recursos, la seguridad para los individuos, para las familias, la identidad, de los grupos o de las naciones y sin necesidad de recurrir a la violencia. (pp. 389-390)

También, Cultura de Paz es que esta establece el modo y los niveles de análisis de las relaciones entre la educación y la cultura, incluyendo la dimensión cultural de un modelo de desarrollo que debe ser compatible tanto con el derecho humano a la paz, como con el derecho a un desarrollo humano sostenible. Una Cultura de Paz es un cuerpo creciente de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vidas compartidos basados en la no violencia y el respeto de los derechos y libertades fundamentales, en la comprensión, en la tolerancia, en la información, así como en la plena participación y fortalecimiento de las mujeres.

La Cultura de Paz es el conjunto de valores, actitudes, y comportamientos que reflejan el respeto de la vida de la persona humana y su dignidad, de los derechos humanos; el rechazo de la violencia en todas su forma y adhesión a los principios de democracia, libertad, justicia, solidaridad, cooperación, pluralismo y tolerancia, así como la comprensión tanto entre los pueblos como entre los grupos y las personas sin importar sexo, etnia, religión, nacionalidad o cultura.

2.2 Orígenes de la Cultura de Paz

Según Hicks (1993):

A lo largo de la historia humana ha existido siempre un interés y un anhelo por la paz. Así aunque el concepto contemporáneo de educación específica para la paz pueda remontarse aproximadamente a una década, sus orígenes filosóficos son mucho más antiguos. En los años cincuenta surgió en las universidades el campo de la investigación sobre la paz y, aunque haya tenido escaso impacto directo de los profesores, algunos de los intereses claves identificados son estrictamente relevantes para el trabajo en las escuelas

La idea de una cultura de paz se elaboró por primera vez en el Congreso Internacional sobre "La Paz en la Mente de los Hombres", que se celebró en Yamusukro (Cote d´Ivoire), en julio de 1989. Luego en octubre de 1992, el Consejo Ejecutivo de la UNESCO en su 140ª reunión debatió un programa operacional para la promoción de una cultura de paz. Más adelante, en febrero 1994 el mismo director General de la UNESCO creó la Unidad del Programa Cultura de paz bajo su directa dependencia.

El 3 de julio de 1997 los representantes de Banglodesh, CÔTE d´Ivoire, El Salvador, Filipinas, Guinea-Bissau, Honduras, Namibia, Nicaragua, Panamá, Seregal, Venezuela, Costa Rica solicitaron la inclusión de un tema adicional en el programa del 52avo período de sesiones de la Asamblea General cuyo tema fue " Hacia una Cultura de Paz".

Por otro lado, la Resolución 52/15, 20 de noviembre de 1997, en la cual se proclama el año 2000 "Año Internacional de la Cultura de la Paz" y se planea el "Fórum Barcelona 2004". Así mismo la Resolución 53/25. 10 de noviembre de 1998, en la cual se proclama el periodo 2001-2010 el "Decenio Internacional de una Cultura de Paz y No Violencia para los Niños del Mundo.

En el Foro 2010 y Cultura de Paz, Dios (s.f.) declaró que el concepto "Cultura de Paz", nace por iniciativa de Federico Mayor Zagoza, a mediados de los años ochenta, como un proyecto "transdisciplinar" que fue configurándose y concretándose sucesivamente con distintas declaraciones de Naciones Unidas. Este autor dice que la más importante de estas declaraciones fue, sin duda, la de 1999, que lleva anexo un Programa de acción muy detallado y que propició posteriormente, nuevas actuaciones, como son, el Manifiesto 2000 de los premios Novel de la Paz o la proclamación del Decenio 2010 como el de la Cultura de la Paz y la No Violencia para todos los Niños y Niñas del mundo.

En esta declaración Dios (s.f.) prosigue diciendo, que desde aquel entonces, este concepto, con todo lo que significa a la oposición a la cultura de la Violencia y la Guerra fue afirmándose tanto en el mundo académico como en la sociedad, y también en la legislación, entrando a formar parte del currículo escolar en distintos países y también en las normas constitucionales, incluso en los nuevos Estatutos de Autonomías de algunas comunidades Españolas, así como, expresamente como Cultura de Paz, como uno de los objetivos y fines de las actividades académicas, políticas, públicas y sociales, como ya lo es la referencia constante a la declaración Universal a los Derechos Humanos en 1948.

2.2.1 Importancia de Crear una Cultura de Paz

Su importancia de una cultura de paz radica en abolir la violencia, y sus causas exigen mucho más que la acción de los Estados. Este objetivo conlleva la participación de todos mediante la práctica cotidiana de valores y los derechos humanos. Solo así se logrará un profundo cambio de actitudes en la persona, en el seno de la familia, la comunidad, la región y el país. (Memoria 2000, Fundación para una cultura de paz).

Así mismo la educación en todas sus manifestaciones es uno de los medios fundamentales para edificar una cultura de paz, "puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz" (Declaración de la Constitución de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Son muchas las cosas para lo cual la cultura de paz se convierte en un eje transformador, Quevedo (2002) plantea que han surgido propuestas para revertir esta situación. Por ahora son iniciativas de poca trascendencia de su alcance demográfico, pero de enorme trascendencia desde el punto de vista de la higiene mental. En lo esencial, se trata de oponer la cultura de paz, a la cultura de la violencia. La idea es enfrentar el problema sustituyendo los modelos de conducta predominantes. Quevedo continúa diciendo: "Eso significa proponer alternativas a los juegos y juguetes habituales de los niños, a los programas de televisión, a las actuales alternativas de video, a los sistemas de sanción y de gratificación social, etc."(p. 16)

2.2.2 Construyendo una Cultura de Paz en las Escuelas.

En todos los tiempos la escuela ha tenido un papel protagónico en la sociedad, sin embargo su situación actual la ubica en un marco de indiferencia, para Alda (2007):

La escuela no cumple ya su función de canal de movilización social automático y atraviesa una crisis que explica el surgimiento de la violencia escolar no es privilegio de los más pobres, se extiende a todos los sectores, pero adopta formas más duras en los sectores más modestos y vulnerables.

Lo que es más grave es que, sin las políticas adecuadas, los profesores no están preparados para asumir esta nueva realidad que requiere la socialización. Los maestros y maestras carecen de la preparación y del tiempo psicológico o material para hacerlo allí donde no hay una política que, como en algunos casos locales de experiencias en Brasil, Argentina y Colombia, permita asumir el problema de la violencia y la exigencia de enfrentarla positivamente como una tarea de educación ciudadana.(p. 228)

La cultura de paz constituye un objetivo básico de organismos internacionales como la UNESCO, desde hace más de cincuenta años. Las Naciones Unidas proclamaron el año 2000 como año internacional de la promoción de una cultura de paz y no violencia en beneficio de los niños y niñas del mundo. La conserjería de educación y ciencia de la junta de Andalucía aprobó en el año 2001, el plan Andaluz de educación para la cultura de paz y no violencia. En 2005 las cortes generales españolas aprobaron la Ley 27/2005, de fomento de la educación y la cultura de paz,

Por lo que las escuelas son escenarios idóneos para la construcción de una cultura de paz, donde reine un ambiente familiar, social y afectivo que promueva un aprendizaje significativo. De hecho, en la República Dominicana se han realizado investigaciones que demuestran un aumento en la comisión de hechos delictivos violentos; en los últimos años, este incremento ha sido considerado alarmante. Ese resultado ha provocado en la sociedad dominicana incertidumbre y temor. Además, cambios de actitudes, costumbres y antivalores.

Tal situación nos llevó a reflexionar sobre herramientas que puedan ayudar a mantener la paz y la armonía social como una forma de prevención de violencia, y sobre acciones a

ejecutar para el logro de dicha paz. En ese sentido la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia propone la mediación escolar como un mecanismo de prevención en el camino hacia una cultura de paz.

Esa prevención tiene que ser funcional y contextualizada, Granados (2001) dice: que la educación dentro de su función socializadora de las nuevas generaciones, puede contribuir mecánicamente con la preparación de ciudadanos adaptados al sistema, con todas las destrezas y habilidades necesarias para reproducirlo "ampliamente entrenadas y reforzadas" o contribuir asertivamente en el empoderamiento para la construcción de la paz, la justicia y la valoración del cambio como camino a hacerlas parte de un lenguaje y forma de relación cotidianos.

Sigue diciendo Granados, que para el fomento de la cultura de paz y el logro de una sociedad mejor a mediano y largo plazo, es preciso hacer un trabajo con los jóvenes ahora. Es aquí donde abre espacio la mediación escolar como herramienta para resolver conflictos en el ámbito de la escuela, constituyendo una forma práctica que permite construir lo que debe ser el único destino de la humanidad: la convivencia fraterna en sociedades con democracias reales.

Esto quiere decir, que todos y todas somos responsables de una participación activa como lo señala Salm (1999):

El principal aporte se fundamenta en que los actores de la comunidad educativa participen conscientemente en la construcción del ambiente escolar para que asuman la paz positiva como un estilo de vida que busca consolidar relaciones sociales más justas, formar ciudadanos solidarios capaces de convivir en democracia con un sentido activo del respeto y la vivencia cotidiana de los derechos y deberes fundamentales de todos los seres humanos.

A pesar de todo, lo más importante es saber cómo, donde y cuando se debe realizar esta educación para la convivencia y la paz, Sánchez, Armando, & Restrepo (2006) puntualizan que:

Se trata de cambiar y canalizar la agresión y violencia por medio de la creatividad, con y por los medios de comunicación informando y haciendo publicidad para "formar" distintas actitudes y así, actuar en las decisiones de la opinión pública, con valores morales colectivos, en los padres y maestros, primeros agentes de la educación. (p. 460)

Germán (s.f.) considera que "la educación para la paz es un proceso que debe estar presente en todos los ámbitos de socialización, construcción y desarrollo de la cultura y, por ende, en el desarrollo de la personalidad de quienes integran la sociedad".

En este contexto, Lozada (2006) dice:

Se trata entonces de reconocer la función política que cumple la escuela al formar ciudadanos y la oportunidad de impulsar y fortalecer procesos de enseñanza-aprendizaje que promuevan la educación en derechos y cultura de paz, así como el desarrollo de herramientas pedagógicas que favorezcan el manejo y resolución de conflictos y la comprensión de los fenómenos histórico-sociales.(p. 4).

2.2.3 Base Legal de la Cultura de Paz en la República Dominicana

En la República Dominicana la educación para la paz está sustentada en una base legal en donde la ley 136-03, en el Art. 10. (f). Derecho a la Cultura, Deporte, Tiempo libre y Recreación, dice: que es obligación del Estado, en especial de las instituciones que integran el Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (CONANI), garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes el derecho a: "Disfrutar de una Cultura de Paz".

2.2.4 Exposición de Motivos para Construir una Base Legal

El siglo XX ha sido un siglo de profundas contradicciones. Ha sido un siglo en el que se han producido avances inimaginables en multitud de ámbitos de la vida. Desde los avances tecnológicos que nos podrían hacer superar muchas enfermedades, reducir la pobreza y eliminar el hambre, hasta los cambios de cultura política que han permitido sustituir formas autoritarias de gobierno por otras formas democráticas.

No obstante, y pese a estos avances, hemos visto cómo el siglo XX se ha convertido en uno de los siglos más sangrientos de la Historia. Dos grandes guerras, la Guerra Fría, estallidos genocidas en países como Bosnia, Rwanda o Kosovo, o grandes crisis económicas que han favorecido el aumento de diferencias entre los que más tienen y los que no tienen nada, son claros indicadores de las grandes contradicciones del siglo que acabamos de dejar atrás.

En el marco de la Década Internacional para la Cultura de Paz (2001-2010) proclamada por las Naciones Unidas, la ley 27/2005, reconociendo el papel absolutamente decisivo que juega la educación como motor de evolución de una sociedad, pretende ser un punto de partida para sustituir la cultura de la violencia que ha definido el siglo XX por una cultura de paz que tiene que caracterizar al nuevo siglo.

Esta ley amparándose en el punto a.2 del Programa de Acción sobre una Cultura de la Paz, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999, establece una serie de medidas destinadas al ámbito educativo y de la investigación, con el objeto de establecer la cultura de paz y no-violencia en nuestra sociedad. La cultura de paz la forman todos los valores, comportamientos, actitudes, prácticas, sentimientos, creencias, que acaban conformando la paz.

Esta cultura de paz se tiene que implantar a través de potenciar la educación para la paz, la no-violencia y los derechos humanos, a través de la promoción de la investigación para la paz, a través de la eliminación de la intolerancia, a través de la promoción del diálogo y de la no-violencia como práctica a generalizar en la gestión y transformación de los conflictos. (UNESCO, 1999).

2.2.5 Según el Artículo 2 de la ley: 27/2005, sobre Cultura de Paz

Corresponde al Gobierno, para la realización de los fines mencionados en materia de cultura de paz:

1. Promover que en todos los niveles del sistema educativo las asignaturas se impartan de acuerdo con los valores propios de una cultura de paz, y la creación de asignaturas especializadas en cuestiones relativas a la educación para la paz y los valores democráticos.

2. Impulsar, desde la óptica de la paz, la incorporación de los valores de no violencia, tolerancia, democracia, solidaridad y justicia en los contenidos de los libros de texto, materiales didácticos y educativos, y los programas audiovisuales destinados al alumnado.

2.3 Medios de Comunicación y Educación Para la Paz

Para que los medios de comunicación contribuyan a la generación de una Cultura de Paz, es necesario que: Asuman una tarea educativa mediante la cual susciten en la conciencia y en la voluntad de las personas el deseo de escuchar y comprender, el respeto del otro, generando un clima de confianza y seguridad en las relaciones cotidianas de la convivencia social.

Susciten un clima de verdad, mediante la presentación objetiva de la información, sin manipularla a favor de intereses contrapuestos a la justicia, la libertad, el diálogo y la solidaridad, no insistiendo en presentar las relaciones humanas en términos de fuerza, de lucha de grupos, de violencia, convirtiéndose en agentes educativos de la Paz por sobre cualquier otra finalidad.

2.4 Gestión Educativa 2001 del Ministerio de Educación

"Educación para la Pas". "Conjuntamente con el despacho de la Primera Dama, la UNESCO y la fiscalía del Distrito Nacional fue iniciado el programa "Espacio de Coordinación Institucional para promover la cultura de la Paz" y el proyecto "Educando para la Paz con juguetes de vida" destinado a los maestros de Educación Inicial.

Sin embargo en la gestión no hay un proyecto que describa el perfil del profesor como actor e impulsor del desarrollo basado en una Cultura de Paz, y es una situación que podemos encontrar en países más desarrollados, donde no hay un plan de estudio definido donde se mencionen los lineamientos de la enseñanza, de la paz o el fomento de la Cultura de Paz.

Capítulo III.

Marco Metodológico

El tercer capítulo se basa en la metodología utilizada durante la investigación, en él se define el tipo de investigación, y la modalidad utilizada es la investigación-acción. El modelo asumido es el de Carr y Kemmis, donde se describen además los sujetos con quienes se está estudiando. También se describen las técnicas e instrumentos utilizados donde se lleva a cabo la investigación y el objetivo de ésta. Además este capítulo presenta un esquema general de la investigación.

3.1 Tipo de Investigación

Esta investigación la realizamos apoyados en el paradigma cualitativo, lo que nos permitió observar fenómenos tal como se dan en su contexto natural. Involucramos a los implicados en el problema, pudimos recabar información de ellos, desarrollamos con ellos un proceso activo, sistemático y riguroso dirigido en el campo del objeto de estudio.

Utilizamos técnicas tales como entrevistas, charlas y cuestionarios, lo que produjo hallazgos que hubiesen sido difícil de encontrar por medio de procedimientos estadísticos u otro tipo de investigación, llámese cuantitativa. Además este tipo de investigación nos es útil para familiarizarnos con el contexto, con los diferentes actores y con las diferentes situaciones que se presentan antes de la aplicación de cualquier instrumento de medición.

3.2 Modalidad de Investigación

La modalidad asumida es la investigación-acción, ya que busca producir un cambio social y un cambio individual. Se orienta a mejorar la acción y contribuir a la resolución de problemas con una visión dinámica de la realidad influyendo sobre el medio social. Es investigación acción porque requiere una acción como parte integrante del mismo proceso de investigación. El foco reside en los valores de la profesionalidad y del profesional más que en las consideraciones metodológicas. Es una investigación sobre la persona, en el sentido que los profesionales investigan sus propias acciones.

3.2.1 Investigación Acción, Conceptos, Orígenes y Naturaleza de la Investigación Acción

Para Bartolomé, citado por Latorre (2007), la investigación-acción "es un proceso reflexivo que vincula dinámicamente la investigación, la acción y la formación, realizada por profesionales de las ciencias sociales, acerca de su propia práctica, se lleva a cabo en equipo, con o sin ayuda de un facilitador externo al grupo".

Según Pérez (1990):

La investigación-acción, que requiere la participación de grupos, integrándolo en el proceso de indagación y diálogo a participantes y observadores es, para Elliot, un instrumento privilegiado de desarrollo profesional de los docentes: al requerir un proceso de reflexión cooperativa más que medios y fines en la práctica, al proponerse la transformación de la realidad mediante la comprensión previa y la participación de los agentes en el diseño, desarrollo y evaluación de las estrategias de cambio.

Para Lomax (1990), citado por Latorre (2007), define la investigación-acción como "una intervención en la práctica profesional con la intención de ocasionar una mejora. La intervención se basa en la investigación debido a que implica una indagación disciplinaria". (p. 24)

La mayor parte de los autores estudiosos del tema señalan a Kurt Lewin como el creador de esta línea de investigación surgida de las ciencias sociales. En 1944 Lewin describía el proceso de la investigación-acción de esta manera: análisis de la realidad, recogida de

datos y conceptualización acerca de los problemas: programas para planificar la acción, ejecución de los mismos y de nuevo recogida de datos para evaluar el cambio. Y por último, una repetición de este amplio círculo de actividades.

El trabajo de Lewin se centró en un estudio científico de las relaciones humanas, con atención especial a los problemas de cambio de actitudes y prejuicios y a la mejora de la calidad de dichas relaciones como consecuencia de su propia investigación. Los principios que caracterizan la investigación acción aparecen ya en la obra de Lewin, como son: el carácter participativo, el impulso democrático y la contribución simultánea al cambio social y a la ciencia social.

No es hasta comienzo de los años 70 que en Gran Bretaña, Lawrence Stenhouse y John Elliot, que para ellos ya no significaba una técnica de investigación para ocasionar cambios, sino la convicción de que las ideas educativas solo pueden expresar su auténtico valor cuando se intenta traducirlas a la práctica.( Stenhouse, 1984).

El inicio del primer tipo o primera aplicación a la educación puede situarse a la década del 40 cuando Stephen Corey y otros lanzaron en la universidad de Columbia, donde Kurt Lewin había abogado por la investigación acción, el movimiento por un maestro investigador. En 1953 Corey, profesor del Theachers Collage of Columbia University, publicó, junto a otros profesores de esta universidad, una obra sobre investigación acción como método para mejorar las prácticas escolares.

El segundo tipo o aplicación, puede remontarse, en forma más contundente, a la década del 70, cuando Stenhouse, reformador del currículum de las humanidades en Inglaterra, clamó por una investigación educativa naturalística, no positivista, centrada en el interior de la escuela y de los procesos educativos y realizada por los practicantes de la educación, los maestros ( Stenhouse 1993). Su alumno y colaborador John Elliot, ha continuado esta línea y ha publicado una obra sobre La Investigación Acción en Educación (1994).

Según Kemmis (1988) citado por Latorre (2007), con relación a la naturaleza participativa y el carácter colaborativo de investigación-acción señala: "La investigación- acción es una investigación sobre la práctica, realizada por y para los prácticos, en este caso por el profesorado". (p. 25)

3.2.2 Objetivos y Modelos

El objetivo de la investigación-acción lo constituye la transformación de la práctica educativa y/o social, al tiempo que procura una mayor comprensión de la misma. También consiste en profundizar la comprensión que tiene el profesor de su problema (diagnóstico). Por tanto adopta una postura exploratoria frente a cualesquiera definiciones sociales que el profesor pueda tener. La investigación acción interpreta lo que ocurre desde el punto de vista de los que interactúan en la situación problema, por ejemplo, profesores/alumnos, profesores y director.

Modelo de Lewin

De acuerdo a Latorre (2007):

Lewin (1946) describió la investigación-acción como ciclo de acción reflexiva. Cada ciclo se compone de una serie de pasos: planificación, acción y evaluación de la acción. Comienza con una "idea general" sobre un tema de interés sobre el que se elabora un plan de acción. Se hace un reconocimiento del plan, sus posibilidades y limitaciones, se lleva a cabo el primer paso de acción y se evalúa su resultado. El plan general es revisado a luz de la información y se planifica el segundo paso de acción sobre la base del primero. (p. 35)

Modelo de Kemmis

Kemmis (1989) citado por Latorre (2007):

Apoyándose en el modelo de Lewin, elabora un modelo para aplicarlo a la enseñanza. Según Latorre: El proceso lo organiza sobre dos ejes: uno estratégico, constituido por la acción y la reflexión; y otro organizativo, constituido por la planificación y la observación. Ambas dimensiones están en continua interacción, de manera que se establece una dinámica que constituye a resolver los problemas y a comprender las prácticas que tienen lugar en la vida cotidiana de la escuela.

El proceso está integrado por cuatro fases o momentos interrelacionadas: planificación, acción, observación y reflexión. Latorre dice que cada uno de los momentos implica una mirada retrospectiva, y una intención prospectiva que forman conjuntamente una espiral autorreflexiva de conocimiento y acción. (p. 35)

Modelo de Elliot

Latorre (2007) señala que:

El modelo de Elliot toma como punto de partida el modelo cíclico de Lewin, que comprende tres momentos: elaborar un plan, ponerlo en marcha y evaluarlo; rectificar el plan, ponerlo en marcha y evaluarlo, y así sucesivamente. En el modelo de Elliot aparecen las siguientes fases: identificación de una idea general, exploración o planteamiento de las hipótesis de acción como acciones que hay que realizar para cambiar la práctica y la construcción del plan de acción. Es el primer paso de la acción que abarca: la revisión del problema inicial y las acciones concretas requeridas; la visión de los medios para empezar la acción siguiente, y la planificación de los instrumentos para tener acceso a la información. (p. 36)

Modelo de Whitehead

De acuerdo a Latorre (2007):

Whitehead (1989), crítico con las propuestas de Kemmis y de Elliot, por entender que se alejan bastante de la realidad educativa convirtiéndose más en un ejercicio académico que en un modelo que permita mejorar la relación entre teoría educativa y autodesarrollo profesional, propone una espiral de ciclos cada uno con los pasos siguientes: sentir o experimentar un problema, imaginar la solución del problema, poner en práctica la solución imaginada, evaluar los resultados de las acciones emprendidas y modificar la práctica a la luz de los resultados. (p. 38)

3.2.3 Características y Objetivo de la Investigación Acción

Latorre (2007) dice que:

Kemmis y Mctaggart (1988) han descrito con amplitud las características de la investigación-acción. Las líneas que siguen son una síntesis de su exposición. Como rasgos más destacados de la investigación-acción reseñamos los siguientes: Es participativa. Las personas trabajan con la intención de mejorar sus propias prácticas; es colaborativa, se realiza en grupo por las personas implicadas; crea comunidades autocríticas de personas que participan y colaboran en todas las fases del proceso de investigación.

Es un proceso sistemático de aprendizaje, orientado a la praxis; induce a teorizar sobre la práctica; somete a prueba las prácticas, las ideas y las suposiciones; implica registrar, recopilar, analizar nuestros propios juicios, reacciones e impresiones en torno a lo que ocurre. Es un proceso político porque implica cambios que afectan a las personas; realiza análisis críticos de las situaciones; procede progresivamente a cambios más amplios. Empieza con pequeños ciclos de planificación, acción, observación y reflexión, avanzando hacia problemas de más envergadura. (p. 25)

Continúa diciendo Latorre (2007):

Para estos dos autores citados en los párrafos anteriores, los principales beneficios de la investigación-acción son la mejora de la práctica, la comprensión de la práctica y la mejora de la situación en la que tiene lugar la práctica. Prosigue diciendo el autor: la investigación-acción se propone mejorar la educación a través del cambio y aprender a partir de las consecuencias de los cambios.

En ese sentido Latorre (2007), prosigue diciendo: "el propósito fundamental de la investigación-acción no es tanto la generación de conocimiento como el cuestionar las prácticas sociales y los valores que la integran con la finalidad de explicarlos". Puntualiza, "la investigación-acción es un poderoso instrumento para reconstruir las prácticas y los discursos". (p. 27)

3.3 Modelo Asumido de la Investigación Acción

El que hemos asumido es el modelo de Kemmis porque se presenta en cuatro pasos bastantes claros que, nos permite desarrollar nuestra investigación, el cual consiste en "una espiral autorreflexiva de bucles: planear, actuar, observar y reflexionar, y luego replanificar como base para la solución de los problemas educativos", (Carr y Kemmis, 1983, 164), citado por (Pérez, s/f, p. 185)

La representación de este proceso pone de relieve que este se concibe como una espiral ininterrumpida de fases que involucran a los participantes en procesos de reflexión y acercamiento empírico a la realidad. Estas fases están interrelacionadas y sistematizadas de forma que cada fase, procede de la anterior y da forma a la siguiente.

En cuanto a la perspectiva critico social para Carr y Kemmis (1988) aporta nuevas imágenes de la enseñanza y del profesorado que complementan las ideas de Schon sobre la reflexión en la acción. Para esta perspectiva, la reflexión sobre la práctica y la adopción de una posición crítica frente a lo social, que son dos formas de avanzar o tomar conciencia de los problemas. Además porque para esta perspectiva la educación es vista como una actividad comprometida con los valores sociales, morales y políticos, donde la política educativa debe propiciar las condiciones que ayuden al profesorado a cuestionar la práctica educativa.

3.4 Sujetos y Objeto de Estudio

Partiendo del Centro Educativo Urbano Mélida Giralt del Nivel Básico del sector público de Santiago, este posee una matrícula de 1,957 estudiantes, 45 maestros/as y 53 secciones. De estas secciones, siete corresponden al sexto grado, todas funcionan en la tanda vespertina desde el periodo escolar 2009-2010. El sexto grado está conformado por 274 estudiantes; mientras que la sección "f" del mismo grado tiene 32 estudiantes en el período lectivo 2008-2009, la cual sirvió como muestra a los investigadores para este proyecto.

En este estudio se asumirán como sujetos de estudio padres, madres y tutores de estudiantes de la sección "f" del sexto grado. Estos en su gran mayoría son personas de bajos recursos económicos, muchos son bebedores, jugadores, utilizan un lenguaje soez, impuntuales, algunos son impulsivos, permisivos y descuidan a sus hijos e hijas, no tienen tiempo para éstos/as, no se involucran en las labores educativas de los/as mismos/as, no hay buena comunicación en la familia y muchos de los/as tutores/as son abuelos/as.

En menor proporción encontramos padres y madres muy responsables con el cuidado de sus hijos e hijas. Se escogieron los estudiantes de sexto grado sección "f" porque de acuerdo a los resultados del diagnostico, registros de maestros/as, estudio de caso de los/as orientadores/as, etc., es donde más se reflejan los problemas de violencia en dicho Centro. Con relación al objeto de estudio trabajamos con la Cultura de Paz, la que pretendemos fomentar en padres y madres, con la finalidad de mejorar su formación y producir un cambio de actitud positiva en ellos, y que este cambio se refleje en los hijos e hijas dentro de la Escuela.

3.5 Técnicas e Instrumentos de Investigación

Triple diagnóstico. Según Labrador (s.f.):

Es un método que parte del conocimiento integral de los distintos elementos que están presentes en la realidad, en la práctica que están presentes en la realidad, en la práctica y en la concepción de la comunidad. Todas las cosas que están en la realidad se relacionan entre sí. La realidad es una sola, sin embargo, hay diferencias entre lo que se piensa, lo que se hace y las situaciones en que se vive.

El triple diagnóstico ayuda a descubrir las diferencias. Esta técnica se usó al principio de la investigación para recoger datos sobre las debilidades de nuestra práctica educativa y luego para conocer la problemática que afecta al Centro. Luego delimitamos el problema, profundizamos sobre éste. El último diagnóstico lo realizamos a docentes, directora, alumnado, padres y madres, a través de entrevistas, observación y cuestionarios.

Observación. "La observación puede definirse como el uso sistemático de nuestros sentidos en la búsqueda de los datos que necesitamos para resolver un problema de investigación". (Méndez, 2004). La usamos durante toda la investigación, para notar cambios experimentados por los participantes.

Fotografías. Es aquella forma de arte que utiliza para sus fines. La técnica de grabar imágenes sobre un material sensible a la luz, en base a ciertos fenómenos ópticos y químicos. Utilizamos esta técnica durante la intervención, se tomaron fotografías a los participantes, al equipo investigador y al Centro Educativo.

Entrevistas. Según Hernández (s.f.), "la entrevista requiere un trabajo previo de planificación, debiéndose tener en cuenta la información, el informante, tener consentimiento y sobre todo asegurar la reserva de la identidad". Esta técnica la realizamos en el diagnóstico a profundidad, a los/as docentes, directora, padres y madres, para profundizar sobre el problema.

Cuestionario. Para Hernández, Fernández y Baptista (2003), "un cuestionario consiste en un conjunto de preguntas respecto a una o más variables a medir". Éstos se usaron en el diagnóstico a profundidad, se les aplicaron a los padres, madres, alumnos/as y docentes, para recoger datos sobre la violencia. Están compuestos por 20 ítems o preguntas, de las cuales las cuatro primeras son para recoger datos personales y las siguientes para valorar si tienen conocimientos sobre el tema y si practican la violencia. Se redactaron algunas preguntas iguales o muy similares para los tres cuestionarios, esto permitirá apreciar la valoración de cada uno.

Grupo focal. Para Fontas, Conalves, Vitale y Viglietta (s.f.) "los grupos focales constituyen una técnica cualitativa de recolección de información basada en entrevistas colectivas y semiestructuradas realizadas a grupos homogéneos. Continúan diciendo Fontas et al (s.f.): Para el desarrollo de esta técnica se instrumentan guías previamente diseñadas y en algunos casos, se utilizan distintos recursos para facilitar el surgimiento de la información". (párr. 4)

En relación al grupo focal se realizó una reunión con los padres para profundizar sobre el problema, donde estos confirmaron la situación de violencia y las diferentes causas de la problemática, y sugirieron los temas que servirían para ayudar en la solución del problema.

Triangulación. Según Pérez (2001):

Es el uso de dos o más métodos de recogida de datos, en el estudio de algún aspecto del comportamiento humano. Al uso de métodos múltiples, el multimethod approach o enfoque multimetódico, contrasta con el método de enfoque sencillo que es más vulnerable. Realizamos la triangulación con el estudiantado, padres, madres y docentes del Centro para que valoraran la experiencia y los cambios que ellos pudieron percibir.

Para realizar esta investigación, se utilizaron diferentes instrumentos tales, como: cuestionarios, fichas de observación, fotografías, los cuales fueron elaborados por el equipo investigador y revisados por la asesora externa, quien después de analizarlos determinó que estos instrumentos tienen la validez requerida para llevar a cabo esta investigación, en vista de que los mismos se complementan con las técnicas fundamentadas en hechos reales.

Además estos instrumentos, se validaron mediante la triangulación, puesto que se tomó en cuenta los puntos de vistas del alumnado, padres, madres y docentes, en relación a las preguntas plasmadas en los cuestionarios. Otra forma de validar los resultados son los registros donde se podrá valorar los cambios que van produciéndose en los padres y madres desde la primera intervención hasta la evaluación del plan de acción.

3.6 Esquema General de la Investigación

ETAPAS

ACCIONES

TIEMPO

RESPONSABLES

Inicial o Diagnóstico

Triple diagnóstico.

(Diagnóstico de la práctica, socialización de la identificación de necesidades e identificación del tema).

-Constitución del equipo.

-Diagnóstico de aproximación.

-Diagnóstico de profundidad.

-Elaboración del Marco conceptual.

-Buscar Bibliografía.

Elaboración Marco metodológico.

Sep. 2008.

Lic. Nelson Muñoz

Lic. Arelis Germán

Etapa Preparatoria:

Elaboración de la planificación general.

Elaboración del cronograma.

Establecimiento de las estrategias de intervención.

Preparación de materiales e instrumentos.

Planificación de las sesiones de intervención

De septiembre a enero 2008-2009

Lic. Nelson Muñoz

Lic. Arelis Germán

Etapa de

intervención

Desarrollar la investigación acción en 16 sesiones Sucesivas de planificación, acción, observación y reflexión.

Diseñar, implementar y valorar el plan de acción de cada una de las sesiones y proponer reformulaciones para el plan de acción subsiguiente.

I

De marzo a mayo 2009

II

De febrero a

Abril 2010

Etapa Final:

Organizar los datos observados

Describir y valorar el proceso en general.

Hacer conclusiones y propuesta del cambio.

Mayo 2010

Lic. Nelson Muñoz

Lic. Arelis Germán

Capítulo IV.

Ciclo de la Investigación Acción

El capítulo IV abarca la presentación completa de la experiencia de investigación, que incluye la planificación general, valoración de la experiencia, propuesta de mejora, fase de acción, observación y reflexión. Este programa se planificó en base a las necesidades que encontramos al realizar el triple diagnóstico, específicamente el diagnóstico de aproximación realizado a través de entrevistas a maestras/os, directora y psicólogos/as del Centro y la intervención a los estudiantes de sexto grado.

Luego se hizo un diagnóstico a profundidad, al analizar los resultados se escogió la sección "f" porque fue donde más manifestaciones de violencia se dieron. Como la violencia se aprende, consideramos pertinente realizar la investigación-acción con la familia, iniciando una primera etapa con los padres y madres del sexto grado, dándoles continuidad el próximo año escolar en el siguiente curso, lo que sería el séptimo grado, para contactar si hubo cambios positivos y por ende una mejora significativa.

4.1 Justificación

Partiendo del triple diagnóstico realizado, encontramos diferentes problemáticas como son: carencias de recursos, falta de comunicación entre dirección y profesorado, autoritarismo, violencia verbal y física, falta de capacitación para trabajar las NEE, riesgos psicosociales y familias disfuncionales. Para esta investigación se eligió la violencia ya que es una problemática que está afectando la sociedad, y los Centros Educativos no escapan a ella.

Además, esta violencia va en crecimiento, por lo que los directores de ambas escuelas sienten gran preocupación, porque cada vez más el estudiantado está manifestando agresiones al profesorado, a padres, madres y entre ello/as mismos/as. Basados en este diagnóstico elegimos el tema: Fomentando una Cultura de Paz. Para trabajar este tema se elaborará un programa de intervención a padres, madres y tutores del estudiantado del sexto grado sección "f" del Centro Educativo Mélida Giralt. Se escogió este grado porque es el que más manifestación de violencia presenta.

Este programa se diseñó para padres, madres y tutores, ya que la violencia se aprende y creemos que formando padres y madres en Cultura de Paz se puede producir un cambio positivo tanto en los/as participantes como en sus hijos e hijas. Cambio que se manifestará positivamente en la Escuela. Este programa consta de 16 encuentros y en cada uno se expondrá un tema. Estos temas se escogieron dando respuesta a la petición de los participantes y a las necesidades que pudimos ver en los y las estudiantes. Con éste se logrará que padres y madres reflexionen sobre la práctica de violencia que vienen realizando en el seno de la familia y se conviertan en promotores de una Cultura de Paz en sus hogares. Así podrán obtener una mejora en las relaciones familiares y el comportamiento de sus hijos e hijas.

Tomando en cuenta los resultados encontrados al trabajar con los padres y madres del sexto grado sección "f", en estos encuentros encontramos muchas debilidades en los padres/madres, alumnos/alumnas en cuanto al cambio y mejora del problema. También, en la práctica orientadora y educativa, por lo que tratamos de mejorar la metodología y así continuar con otros temas que sirvieran de ayuda a ellos/as. En ese sentido nos vimos en la necesidad de continuar con una segunda etapa con los/as mismos/as padres y madres de estos/as alumnos/as quienes han pasado a séptimo grado sección C, donde el grupo creció y se diversificó al mezclarse con otros/as estudiantes. Esta etapa estuvo compuesta por ocho acciones con nuevos temas que ayudó a mejorar el problema.

Este programa se llevó a cabo realizando un encuentro de una hora por semana, haciendo uso de recursos audiovisuales, visuales, de audio, recurso fotográfico, instrumentos musicales, hojas blancas, lapiceros, etc. Estos encuentros fueron llevados a cabo en el salón de actos del Centro. Para realizar este programa organizamos una segunda reunión con la directora y maestros/as en donde se sensibilizó sobre la importancia y las mejoras que producirá este programa, luego se realizó una reunión con padres y madres del estudiantado del séptimo grado sección C. En esta reunión le explicamos la importancia del programa para ayudar en las relaciones familiares y enseñarles herramientas para que comprendan a sus hijos e hijas y la mejora que producirá este programa tanto a las familias como a la Escuela.

Para ese programa planificamos 16 temas que buscan fortalecer las relaciones familiares, promover la recuperación de valores en la familia, motivar a padres y madres a disminuir la violencia en la familia y a propiciar un ambiente familiar sano, para la formación de hijos e hijas pacíficos/as y con un rendimientos académico mejor. Con estos temas se abordará la violencia, sus causas y consecuencias, y se buscará que los padres y madres tengan conciencia sobre el rol que juegan en la formación de sus hijos e hijas, y que éstos/as puedan ser ente de paz en la familia.

Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.