Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Hábitos lectores en alumnos (página 2)

Enviado por HECTOR FRITIS



Partes: 1, 2, 3

Parece evidente el poco interés que despierta la lectura en los alumnos hoy en día. Internet, los juegos de video, o simplemente la televisión, hacen que sea mucho más sencillo acceder a información o entretención a través de estos elementos, y es esto lo que se ve manifestado en los alumnos de NB5 que por su edad, pueden expresar sus impresiones, ideas e intereses personales y/o grupales.

  • Delimitación del problema

La presente Investigación está centrada en los hábitos de los alumnos frente a la lectura. Dicho estudio se enfoca en los escolares de NBX.

  • Preguntas de investigación

  • ¿Cuáles son los Hábitos lectores de los alumnos de NBX.

  • ¿Cuál es la actitud de los alumnos de NBX frente a la lectura?

  • ¿Cómo influyen los docentes en la formación de Hábitos Lectores en los alumnos del NBX?

  • ¿Cómo influye la familia en la formación de hábitos lectores de estos escolares?

  • ¿Cómo coopera la Biblioteca del Establecimiento en la formación de Hábitos Lectores de los alumnos?

  • Objetivos

Objetivo General:

Conocer los Hábitos Lectores del alumnado de NBX.

Objetivos Específicos:

  • Averiguar el tiempo que los alumnos de NBX, dedican a la lectura.

  • Analizar la actitud y los Hábitos Lectores de los alumnos de NBX, frente a la lectura.

  • Analizar actitud de los docentes, frente a la formación de hábitos lectores en los alumnos del NBX.

  • Averiguar la influencia del entorno familiar inmediato, en los hábitos lectores de los alumnos de NBX.

  • Analizar disposición de la Biblioteca del Establecimiento para potenciar el Hábito Lector en los alumnos de NBX.

1.4 Justificación del problema

Cada libro es una ventana abierta al conocimiento, a la imaginación y a un mundo fantástico, lleno de héroes y aventuras. Las historias de los pueblos se registran en documentos escritos y es posible enterarse de las raíces históricas, a través de esas lecturas.

El hecho que los escolares hoy en día no posean buenos hábitos de lectura, margina su imaginación, los aísla en el presente, sin que puedan acceder a sus raíces o las raíces de la cultura, utilizando su intelecto para un poco más que desenvolverse en la vida cotidiana.

Al practicar la lectura sobre textos adecuados en cuanto a lenguaje y contenidos, la lectura favorece el hábito de reflexión y de exploración de si mismo, agudiza el espíritu crítico, refuerza la autonomía de juicio, educa el sentimiento estético, nutre la fantasía, ensancha la imaginación, habla a la afectividad, cultiva el sentimiento, descubre intereses más amplios y autónomos, resultando esencial para la formación integral de la persona. Por lo tanto, si los estudiantes llegan a ser buenos lectores no sólo les facilita el aprendizaje en la escuela, sino además los enriquece como seres humanos.

La presente investigación se basa en los Hábitos Lectores del alumnado, ya que salta a la vista lo fundamental que es incentivar conductas lectoras en la vida del ser humano.

  • Contextualización del problema

El Colegio__________________, está ubicado en la comuna de __________, perteneciente a la______________. Colegio Municipal, cuyo sostenedor es la Ilustre Municipalidad de__________. Posee una larga trayectoria, la cual ha pasado por diversas etapas, haciendo participe de éstas, a sus padres y apoderados. Actualmente mantiene una matricula de xx alumnos, cuenta con xx Docentes ejerciendo en aula, x asistentes de profesores, x manipuladoras, x auxiliares de servicio y un jefe de UTP. Siendo su Director (a)________________.

En un sector dedicado casi exclusivamente a ____________, algunos de aquellos jóvenes, orientados por sus padres continúan estudios superiores.

Este trabajo se desarrolla con alumnos de NBX, cuya edad que fluctúa entre los xx y los xx años, los cuales no evidencian un mayor interés por la lectura, los hábitos lectores de estos escolares parecen ser muy débiles.

1.6 Relevancia del trabajo

La Lectura es un instrumento fundamental en el desarrollo del ser humano, pues es ésta enriquece el conocimiento. En la educación radica en ser clave para aprender a manejar casi todas las otras destrezas y habilidades.

Este estudio, más allá de conocer e indagar sobre los hábitos lectores de los escolares de NBX, lo que es prioridad de los tesitas, servirá además, de marco de referencia para docentes, los cuales en base a este informe podrían implementar metodologías que logren fomentar e inculcar cambios en el comportamiento lector de sus alumnos, en los cuales es perentorio promover un hábito lector que les permitirá alcanzar un sin fin de beneficios , entre otras cosas mejorar las relaciones con sus pares, facilitando sus habilidades sociales y de comunicación, haciendo de éstos, personas capaces de dar a conocer su propio sentir y pensar.

Un escolar con buenos hábitos lectores consigue el tremendo privilegio de poseer autonomía cognitiva, es decir, preparación para aprender por si mismos durante toda la vida, esto los mantendrá constantemente actualizados, convirtiéndolos en personas eficientes, informadas, competentes e inmersos en una sociedad que cambia día a día.

  • Tipo de investigación

No experimental Descriptivo; de acuerdo a las características de la investigación, se ajusta a este tipo de estudio, ya que no se manipulan las variables y se expone y analiza el fenómeno en estudio en su contexto natural, habitual

Conforme al tipo de enfoque, es de índole cuanti-cualitativo, ya que recolecta la información necesaria, que dará validez a la hipótesis planteada. Realizando una medición estadística y el posterior análisis (ámbito cualitativo) de los resultados estadísticos.

  • Hipótesis

La actitud, respecto a la lectura, manifestada por los alumnos de NBX, deja en evidencia que sus hábitos lectores son deficientes.

  • Descripción de las variables.

En los siguientes párrafos se exponen las variables a analizar en este estudio. En ellos se dan a conocer su definición conceptual y operacional respectivamente.

La variable Independiente de este estudio corresponde a La actitud respecto a la lectura manifestada por los alumnos.

Definición conceptual:

Actitud: Es una predisposición aprendida para responder consistentemente de una manera favorable o desfavorable respecto a un objeto o sus símbolos[4]

Operacionalización de la variable: será analizada a través de:

  • Cuestionario1, dirigido a los alumnos de NBX.

  • Pauta de Observación Directa, en Biblioteca del establecimiento.

Cuestionario: Consiste en un conjunto de preguntas normalizadas dirigidas a una determinada población, con el fin de conocer estados de opinión o hechos específicos respecto a una o más variables a medir[5]El investigador debe seleccionar las preguntas más convenientes, de acuerdo con la naturaleza de la investigación y, sobre todo, considerando el nivel educativo de las personas que van a responder el Cuestionario.

La Observación: Instrumento de análisis, consiste en el registro sistemático, valido y confiable de comportamientos. Se utiliza como instrumento de medición en diversas circunstancias[6]

La variable dependiente de este estudio se refiere a la evidencia que sus hábitos lectores son deficientes

Definición Conceptual:

Hábitos: Hace referencia a toda conducta que se repite en el tiempo, por ende, "Hábito Lector" es leer de manera habitual y sistemática, como una necesidad.

Deficiente: Es Insuficiente menos de lo necesario y/o esperado.

Operacionalización de la variable: será llevada a cabo a través de:

  • Cuestionario 1, dirigido a los alumnos.

  • Cuestionario 2, dirigido a los docentes de Lenguaje y Comunicación y profesores jefes de curso de dicho nivel.

  • Pauta de Observación Directa, en Biblioteca del establecimiento.

CAPITULO II

Marco teórico

En el capítulo anterior se dio a conocer la importancia de formar buenos lectores, la relevancia que ello tiene en el transcurso de la vida y lo útil que es para el desarrollo cognitivo. Sin embargo cabe preguntarse. ¿Qué son las actitudes? ¿Qué son los hábitos?, ¿Qué es la lectura?, ¿Cómo se forman los hábitos lectores?, y así pueden surgir una serie de interrogantes a partir de este fenómeno. A continuación se pretende satisfacer la mayor cantidad de dudas al respecto, entregando respuestas a estas interrogantes.

2.1 Actitud.

¿Qué son las actitudes?

La Real Academia Española define Actitud, como un término que proviene del latín actitudo. De acuerdo a la RAE la actitud es la disposición de un ánimo manifestada de algún modo.

Las actitudes están relacionadas con el comportamiento que se mantiene en torno a los objetivos a que se hace referencia.

"Las actitudes tienen diversas propiedades, entre las que destacan: dirección (positiva o negativa) e intensidad (alta o baja) estas propiedades forman parte de la medición[7]

Al hablar de actitud, se habla de una predisposición a reaccionar, de una u otra forma, positiva o negativamente, frente a determinadas categorías de personas, objetos o situaciones. Es la inclinación con que un sujeto aborda ciertos aspectos del mundo que le rodea. En general es posible señalar tres atributos en una actitud:

  • 1) El cognitivo: Formado por las percepciones y creencias hacia un objeto, así como por la información que tenemos sobre el mismo.

  • 2) El afectivo: Referido a los sentimientos de placer o displacer que produce la activación de la actitud.

  • 3) El conductual: Referido a la tendencia a reaccionar hacia los objetos de una cierta manera.

Asimismo es posible distinguir entre una actitud propia o experimental, la que es fruto de la experiencia personal del individuo, y una actitud típica, que es frecuente en un individuo o grupo que predomina en ellos.

2.2 ¿Qué son los hábitos?

Los hábitos son acciones del individuo que se repiten consciente e inconscientemente hasta persistir por si mismas y convertirse en acciones automáticas. A medida que el individuo se va desarrollando, se conforma progresivamente el predominio de los hábitos.

El hábito es un mecanismo esencial en la vida del ser humano, permite funcionar rápida, suave y cómodamente, aunque éstos pueden ser perjudiciales o beneficiosos.

"Psicológicamente el hábito significa que las funciones mentales, una vez establecidas se hacen más fáciles con la repetición y progresivamente dejan de acompañarse de la sensación de esfuerzo.[8]"

  • Formación de los hábitos

Los hábitos de conducta se alcanzan a través de aprendizajes concretos y congruentes. El proceso de formación de los hábitos pasa necesariamente por tres fases:

  • 1) Provocar la conducta que sea manifestación del hábito pretendido.

  • 2) Fijarla para que aumente su contingencia ante las situaciones de estímulo.

  • 3) Acrecentar su estabilidad y hacerla participe de la estructura personal del sujeto.

Durante estas tres fases se hará uso de las siguientes técnicas:

  • a) Repetición, entendida como la práctica de la respuesta.

b) La variación de los contextos o situaciones que permitan la futura generalización de las conductas apropiadas.

  • c) La motivación, el sujeto se ha de encontrar motivado para que el proceso de formación de hábitos tenga resultados positivos.

  • d) La utilización de modelos para que el sujeto imite las conductas objetivo.

  • La lectura

Leer es una actividad cognitiva compleja, que exige coordinar una serie de procesos de diversa índole, mediante la cual el lector puede atribuir significado a un texto escrito. Para comprender mejor estos procesos es necesario agruparlos de la siguiente manera:

  • a) Procesos de reconocimiento o de identificación de la palabra escrita.

  • b) Procesos que tienen que ver con la comprensión del texto.

La lectura es un proceso que incluye a la vez la transformación de los signos gráficos en significados, así como también el poder llegar a la integración del texto. Lectura en su integridad es el producto de la decodificación y la comprensión, es decir, implica el dominio de las habilidades de reconocimiento de palabras y de las estrategias de comprensión.

Los procesos integrales de la lectura son dinámicos y progresivos, de tal manera que difieren en los niños que empiezan a leer, en los que están perfeccionando la comprensión de textos y en quienes ya son expertos.

La esencia de la lectura, es la construcción del sentido, y ésta sólo es posible con el encuentro personal e íntimo del lector con el texto, cuyo encuentro se caracteriza por la interacción entre el mundo afectivo y cognitivo del lector y el mundo del autor, quien propone los elementos para una comprensión potencial. Como resultado de esta interacción, el lector, que asume un rol activo, descubre y elabora respuestas, formula nuevas preguntas, acepta o simplemente ignora; vale decir, construye el sentido de los mensajes, el sentido valido para sí.

Gran parte de los aprendizajes que se plantean en la escuela cuentan con los textos escritos como vehículo, por lo tanto los alumnos deben pasar de aprender a leer, a leer para aprender, lo que obliga a reflexionar seriamente sobre el valor que se le asigna a la lectura en la escuela.

La lectura no es sólo un objeto de conocimiento en sí misma, sino un utilísimo medio para la realización autónoma de aprendizajes. Lo coherente es que se reclame para ella un tratamiento serio y específico al enfoque o perspectiva desde el que se organizan, planifican e implementan las situaciones de enseñanza-aprendizaje.

Dicho tratamiento no puede circunscribirse a un ciclo de la enseñanza obligatoria, sino que es conveniente ubicar adecuadamente los objetivos relativos a la lectura en los diversos tramos de la escolaridad, de modo que en cada uno de ellos pueda ser trabajada de acuerdo a las posibilidades de los alumnos con el fin de convertirlos en lectores eficientes y de proporcionarles un medio de goce y disfrute cuya utilidad trasciende los límites de la escolarización.

Ya se han dado a conocer los conceptos de Hábito y Lectura, sin embargo al unir estas dos palabras, se conforma el "Hábito Lector", el cual es punto de referencia de este estudio, en las próximas líneas se explica con precisión, a qué se refiere "Hábito Lector"

  • Hábito Lector

Es posible definir el Hábito por la Lectura como un acto normal y frecuente en la vida de las personas. Esto implica que los individuos acudan regularmente y por su propia voluntad a los materiales de lectura y que esta situación se utilice como medio eficaz para satisfacer sus demandas cognitivas y de entretenimientos, es decir, en términos generales, es la frecuencia con que se lee, y el contenido de la lectura, por ejemplo una persona puede tener el hábito de leer el diario todas las mañanas, pero, nunca ha leído una novela, estas son preferencias lectoras.

Sin embargo para considerar a una persona como "Lector Habitual" es necesario considerar tres factores esenciales que van unidos entre si:

  • 1) El saber leer: Que implica el dominio de los códigos escritos y la decodificación de estos.

  • 2) El querer leer: Sentir el deseo innato de leer diversos tipos de textos, creyendo que en éstos se encuentra la respuesta a lo que se busca.

  • 3) Poder leer: lo cual implica disponibilidad de condiciones físicas, temporales y materiales para su realización.

En definitiva, la lectura, como hábito es un proceso que se caracteriza por un aprendizaje concreto, que va desde la adquisición del mecanismo lector, hasta el disfrute de dicha actividad.

  • Trascendencia de fomentar el hábito lector.

"La inteligencia humana es una inteligencia lingüística. Sólo gracias al lenguaje es posible desarrollarla, comprender el mundo, inventar grandes cosas, convivir, aclarar sentimientos, resolver problemas, hacer planes. Una inteligencia llena de imágenes y vacía de palabras es una inteligencia mínima, tosca, casi inútil[9]En ese sentido, es imprescindible animar y promocionar la lectura, para proveer a los niños de herramientas básicas que ayuden a comprender su realidad y contrastarla con otras, desarrollando adecuadamente su personalidad y enriqueciendo su lenguaje.

Mantener una lectura constante permite satisfacer gran variedad de inquietudes, necesidades y curiosidades manifestadas en las distintas etapas de desarrollo del niño, tales como:

  • Seguridad física y emocional: las historias sobre familias y amigos, así como el contacto al momento de escuchar o narrar lo leído, ayudan a que el niño se sienta seguro.

  • Autoconfianza: los niños necesitan sentirse apreciados por lo que son capaces de hacer, las historias donde se muestren a niños y sus logros refuerzan su autoestima.

  • Pertenencia a un grupo: las historias sobre familias y escuelas ayudan a que los niños se identifiquen con su grupo familiar y escolar.

  • Satisfacción de intereses e inquietudes: La curiosidad de los niños no tiene límites, y es necesario estar satisfaciéndola continuamente.

  • Necesidad desarrollar su inteligencia: los niños necesitan

adquirir nuevos conceptos, desarrollar procesos de pensamiento (observar, comparar, clasificar, asociar, organizar, aplicar, etc.)

  • ¿Cuándo inculcar el hábito lector? 

Para conseguir convertir a los niños en lectores adultos competentes y capaces de disfrutar con la lectura, el acercamiento del niño a los libros debe hacerse sin que sea demasiado tarde. El encuentro con los libros debe producirse en su momento; hay una edad para los cuentos populares, otra para las historias realistas y una para las historias de aventuras y de romance, por ello, es fundamental una selección de lecturas adecuadas a cada edad y a los gustos de cada niño sin que la orientación de los padres conlleve nunca a una obligación. Ahora bien, ¿cuál es el momento indicado para comenzar a inculcar el hábito Lector?

Fomentar el interés por la lectura es un tema de gran relevancia y que preocupa bastante en las escuelas, sin embargo, el primer vehículo hacia la lectura, sin lugar a dudas, es la familia. El niño comienza a participar de la actividad cultural que ve en casa, si ve a sus padres leyendo o escribiendo, los hijos crecen dentro de ese ambiente. Pero hay un momento clave, aquel en que el niño, comienza a darse cuenta que un simple papel, puede decir algo, es decir, cuando le produce significado al libro, aunque a temprana edad, es casi imposible que llegue a entender eso, por lo que es fundamental que un adulto lea delante de él, para que entienda, para qué, sirven dichos papeles. En algunos niños esto se da alrededor de los dos o tres años, dependiendo del estimulo y el ambiente en que se desarrollen.

2.4.3 Familia y Hábito Lector

El niño es un captador de ideas, experiencias y saberes; por medio de la lectura aprende también a interpretar el mundo, por tanto el poseer buenos hábitos de lectura, ayudará a formar personas con un alto nivel de vocabulario y capacidad crítica, esto les ayudará en su proceso educativo. Además, el motivar a un niño a leer es conllevarlo a interesarse por si mismo hacia los libros, para poner a volar su imaginación creando cosas nuevas, innovando y resolviendo problemas de su realidad.

El hábito lector es una gran herencia que la familia debe transmitir a los hijos. Los padres han de ser conscientes de la importancia de formar "buenos lectores" y esforzarse en conseguirlo, creando un ambiente propicio para convertir esta actividad en algo habitual, libre, deseado y placentero, sin embargo, leer es un ejercicio intelectual riguroso, que exige un gran esfuerzo especialmente a algunos niños. Hay niños que llegarán a ser magníficos lectores por sí mismos, por sus cualidades, su entorno, sus intereses, pero otros, necesitan ser sistemáticamente orientados y estimulados. No es sólo un asunto relacionado con la capacidad intelectual. La capacidad lectora se desarrolla con los hábitos relacionados con la afectividad, la sensibilidad estética y a la interiorización.

Los padres son quienes deben proporcionar este acercamiento "afectivo e intelectual" de sus hijos a los libros. Este acercamiento se hará sin alejar al niño o niña de otros medios de diversión y aprendizajes que le divierten.

El amor por los libros ha de tener un sitio en su vida, pero no debe ser exclusivo ni excluyente de otros. No es bueno quitar, o dar fin, a una ocupación que resulta placentera para ponerles a leer. Si se hace así, identificarán la lectura como algo negativo dentro de sus vidas.

Al estar ya constituido el hábito por la Lectura, el niño tiene la capacidad de elegir qué desea leer, sin embargo el rol de la familia es actuar como mediador, para que esta lectura sea favorable y sea adecuada para él, sin olvidar que para que la lectura sea placentera, la última palabra siempre la tiene el lector. "El mediador debe actuar con una actitud de comprensión y respeto ilimitados hacia el niño, intentando descubrir sus necesidades y atendiendo sus demandas, marcando pausadamente el ritmo de sus actuaciones en función del momento evolutivo que vive[10]

  • Escuela y hábito lector

La escuela es el segundo peldaño en el proceso del niño y su acercamiento a la lectura. La diferencia está en que, en la escuela influye el profesor, bibliotecarios, coordinadores CRA, y amigos. Cada uno de ellos cumple su rol en el encantamiento con la lectura.

Un factor muy importante dentro de la escuela, es no confundir las diversas actividades relacionadas con el libro y pensar que con eso es suficiente para incentivar a los alumnos a la lectura. Al mismo tiempo evitar caer en el "asesinato lector", esto es "evaluación", cabe recordar que para formar un buen hábito lector, la lectura no debe ser impuesta, sino incentivar a la curiosidad por descubrir lo que esconde un texto determinado, además de esto, no calificar como "mal lector" si el alumno sacó una mala calificación por olvidar algún detalle de tal o cual libro.

El docente debe hacer un mayor esfuerzo, pues es la docencia de manera transversal quien debe inculcar la lectura en sus alumnos, por ninguna razón se debe dejar la responsabilidad sólo al profesor de Lenguaje y Comunicación; es el conjunto de docentes de todos los subsectores quienes comparten dicha responsabilidad.

La escuela debe promover el alfabetismo; pero el docente no puede limitarse a enseñar a leer, a descifrar los signos, sino que debe procurar, ante todo, dirigir y monitorear el ejercicio lector con el fin de preparar al educando para la lectura autónoma, lo cual supone, que el niño lector se sienta motivado a tomar un libro por iniciativa propia (con motivación, gusto e interés) y con las suficientes competencias lingüísticas que lo habiliten para la construcción de un conocimiento amplio, el cual lo provea, a su vez, de la habilidad para aprender más.

El bibliotecario o coordinador CRA[11](Centro de Recursos para el Aprendizaje), auque ya tiene una parte ganada, porque sólo con el hecho de que el niño asista a la biblioteca, quiere decir que tiene una actitud positiva hacia la lectura, sin embargo, en el o la bibliotecaria cae la responsabilidad de interactuar con todos los ámbitos de la lectura, ya sea humor, novelas, poesía, romance, historia, psicología, y un sin fin de temas a los cuales puede acceder el alumno. El bibliotecario será el mediador entre el texto y el lector.

El papel de las amistades dentro del aula, aunque sea a lo que menos importancia se da, suele ser de gran valor, ya que sin darse cuenta, son muchas veces los pares quienes influyen en leer o no un determinado texto. Por medio de diálogos entre iguales, se puede recomendar y despertar el interés de diversos escritos.

De lo anterior, cabe relevar que en el área escolar no son sólo unos cuantos los responsables del hábito lector, sino que la tarea de formación de Hábitos Lectores recae en todo el organismo que conforma el sistema escolar.

Al hablar de la escuela, y su rol en la formación de Hábitos Lectores, no es posible omitir las directrices emanadas desde el Ministerio de Educación chileno, Planes y Programas. Aunque el tema en investigación se enfoca de manera transversal en estos Planes y Programas, pues el hábito Lector se ve manifestado en todos los Objetivos y Contenidos Mínimos que implique leer, es decir, en la gran mayoría de estos. Ya que el tema de estudio no busca la respuesta por parte del alumnado sobre una lectura específica, sino que éste busca conocer la actitud del alumnado frente a la lectura en general.

A continuación se presentan los Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos, extraídos de los Planes y Programas para NBX de Lenguaje y Comunicación, destacando los que se acercan mayormente al tema de estudio.

2.5 Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos, extraídos de los Planes y Programas para NB5 (como ejemplo) de Lenguaje y Comunicación.

Objetivos Fundamentales.

  • Participar en situaciones comunicativas que impliquen analizar comprensiva y críticamente mensajes generados por interlocutores y medios de comunicación.

  • Expresarse oralmente con claridad en diferentes situaciones comunicativas, especialmente argumentativas, utilizando un lenguaje adecuado a los interlocutores, al contenido y al contexto.

  • Producir o participar en la producción de diversos tipos de textos escritos, especialmente literarios y funcionales, adaptados a diversos requerimientos personales, escolares y sociales, respetando los aspectos lingüísticos y formales de la escritura, transformando esta actividad en un proceso de desarrollo personal intelectual y emocional y en un modo de progresar hacia una vinculación positiva con la sociedad.

  • Utilizar el lenguaje escrito como un medio para analizar, ampliar, resumir, comparar, clasificar, categorizar, generalizar información.

  • Leer comprensivamente, con propósitos definidos, variados tipos de textos: analizar su estructura contenido y finalidad.

  • Leer diversos tipos de textos relacionados con necesidades de aprendizaje, obteniendo de ellos la información requerida.

  • Disfrutar de obras literarias significativas a través de lecturas personales y dirigidas, con conciencia de su ambientación histórica y social.

  • Reflexionar sobre las principales funciones y formas del lenguaje y sus efectos en la comunicación, reconociéndolas y produciéndolas en diversos tipos de textos.

  • Reconocer las partes de la oración y sus características, en función de la comprensión y producción de textos.

  • Tomar conciencia sobre distintas opciones de enunciación en diversas situaciones comunicativas, especialmente a través de la posibilidad de ampliación de los mensajes.11. Apreciar críticamente algunas manifestaciones del lenguaje audiovisual; analizar la estructuración de sus mensajes y sus diferencias básicas con el lenguaje meramente verbal.

Contenidos Mínimos

  • Comunicación oral: participación en exposiciones, foros y debates sobre contenidos significativos para los alumnos y la comunidad, en los que se ponga en juego la capacidad de plantear y resolver problemas, analizar, inferir, deducir, relacionar, generalizar, sacar conclusiones.

  • Dramatizaciones: desempeño de diversos roles, tales como creación, dirección, actuación o ambientación en obras teatrales sencillas o situaciones dialogadas diversas, surgidas de la vida cotidiana y de la imaginación personal o colectiva.

  • Comunicación escrita: producción de textos escritos formales, debidamente planificados y revisados: esquemas, informes o cuestionarios, noticias periodísticas, manuscritos o con procesador de textos, respetando los aspectos formales del propio lenguaje escrito.

  • Comunicación escrita: producción de textos escritos literarios: poemas, cuentos, relatos, libretos y formas menores, como anécdotas y chistes.

  • Lectura de diversos tipos de textos: informativos, normativos, publicitarios, instrumentales, argumentativos; investigación, en forma autónoma y con variados propósitos, en fuentes de tipo histórico, científico, artístico, tecnológico.

  • Estrategias de comprensión lectora y estrategias de estudio que favorezcan la recuperación, comprensión y retención de la información.

  • Literatura: lectura personal, análisis e interpretación de textos elegidos libremente: cuentos, poemas, crónicas, obras dramáticas y, al menos, tres novelas.

  • Literatura: lectura dirigida individual y colectiva, de textos literarios representativos seleccionados por el docente.

  • Literatura: investigación de rasgos del entorno histórico y social de la producción y ambientación de las obras leídas.

  • Lenguaje audiovisual: percepción crítica de diversos lenguajes audiovisuales, a través del análisis y recreación de mensajes.

  • Reflexión sobre el lenguaje y manejo consciente del mismo: transformación de textos de acuerdo a categorías como el tiempo de realización, el género literario y el número de participantes.

  • Reconocimiento, en textos de intención comunicativa, de las partes de la oración, incluyendo artículos, pronombres, adverbios, preposiciones y conjunciones coordinantes, y su función dentro de la oración.

2.6 Comienzos de la lectura en Chile, un vistazo al pasado.

"La palabra escrita, huella fija y duradera, adquiere significado a través de la lectura, la cual implica un encuentro entre el mundo del texto y el lector, quien condicionado por sus variantes sociales, espaciales y temporales, lo recibe y hace propio[12]

Este trabajo no puede dejar pasar uno de los ámbitos más importantes de la lectura, no es posible sustentar un estudio sobre hábitos lectores sin conocer su base a nivel país, de donde proviene y como fue transformándose en algo que en la actualidad es considerado como básico y esencial : Saber leer.

La práctica de la lectura llegó a Chile junto con los españoles y fue don Juan Cárdenas, secretario de don Pedro de Valdivia, quien trajo a este país el primer libro, llamado "De Regimini Principium" de Tomás de Aquino.

Fue en 1811, que llegó la primera imprenta al país, sin embargo, leer era mirado como una práctica inmoral, y censurado tanto por la corona, como por la iglesia Católica. Por lo tanto el hábito lector era, en esos tiempos, una práctica realizada por una minoría de personas, mayormente varones, que leían en forma privada y silenciosa, sólo en la intimidad de sus hogares.

Ya por el año 1840 en adelante, esto comenzó a cambiar cuando un grupo de intelectuales, entre los que destacaban, José Victorino Lastarria, Andrés Bello y Domingo Faustino Sarmiento, impulsaron la formación del Hábito lector. Por estos años, la práctica más habitual, era la lectura en voz alta en los salones, se leía en un auditorio mixto, sacándole el máximo provecho y favoreciendo la apropiación colectiva del contenido de los escasos ejemplares que circulaban por esa época.

A fines del siglo XIX, eran éxitos de venta los textos como Juana Lucero (1902) o Casa Grande (1908) y con la llegada de la luz eléctrica al país, el panorama para los lectores se hizo cada vez más favorable. A partir del año 1920 en adelante, el hábito lector se expandió, los libros se apoderaron de parques, playas y campos.

Durante la segunda mitad del siglo XX, las protagonistas indiscutidas de la cultura impresa fueron las revistas e historietas, impulsando el desarrollo de una lectura más superficial, rápida y altamente asociada a las imágenes.

En 1970 el Estado, en un intento de democratizar el acceso a los libros para todos los grupos sociales, fundó la editorial Quimantú, bajo la dirección editorial de Joaquín Gutiérrez. La naciente editorial se propuso como objetivo principal poner el libro al alcance de todo el pueblo chileno, mediante una política de producción y distribución que abaratara costos de edición y venta, sin embargo, la invasión de la industria televisiva en la sociedad, modificó en gran manera el consumo de libros y los hábitos de lectura.

Ya por el siglo XXI, además de la invasión televisiva, irrumpe fuertemente la masificación de la Internet, provocando lo que suelen llamar "La crisis de la Lectura", es decir, el acceso a la información puede ser adquirido de diversas maneras, el consumo cultural y la recepción de la palabra escrita, ha quedado abierta a nuevas formas personalizadas y infinitas de lectura para el usuario, por lo que el texto escrito ha ido perdiendo su atractivo aunque este sea insustituible.

  • Teorías vinculadas al Problema en estudio.

Previamente al introducirse en el desarrollo pormenorizado y detallado, en extenso acerca de la presente investigación, cabe hacer mención a algunas generalidades de las teorías de aprendizaje, las cuales representan principios básicos sobre la conducta global del ser humano.

Se establece entonces que las teorías de aprendizaje en general, requieren para su estudio diferentes condiciones:

Primero, cada teoría debe considerar, como punto de partida el concepto de ser humano.

Segundo, cada teoría debe considerar los eventos internos que representan verdaderos procesos mentales, respecto a fenómenos que suceden.

Tercero, cada teoría de aprendizaje también debe asignar especial relevancia a la adquisición de los conocimientos y en especial de explicar dicho proceso de adquisición.

Otro aspecto importante de considerar en las teorías del aprendizaje es la retención, que representa un fenómeno mental que se produce en un determinado nivel de desarrollo en todos los individuos, aunque adquiere mayor capacidad en unos que en otros, y puesto que las informaciones que se adquieren unas quedan en la memoria y otras se olvidan, se deduce que en todos los casos se ocupa la retención.

Por último, en cada teoría de aprendizaje cabe destacar el proceso de generalización y/o transferencia, que se produce cuando lo que se aprende, se hace extensivo a situaciones similares.

Sin duda, leer ha de ser una aventura que esconde intrigas, desata pasiones, despierta la curiosidad, es fuente de diversión, información y aprendizaje, sin embargo, también es capaz de producir desengaño, frustración y aburrimiento.

En la formación de hábitos de lectura, es de gran importancia dejar claro que aunque se sepa leer, no se es lector hasta que se adquiera el hábito, es por esta razón que al hablar de Hábito lector, no se está hablando de algo sencillo, muy por el contrario, si un tema exige un enfoque multidisciplinario, es la lectura, dicho esto, es que se dará a conocer en relación al tema, las teorías de diversos profesionales, las que servirán de guía y darán sustento al presente estudio.

Teoría de Jean Piaget

Jean Piaget (Neuchâtel, Suiza, 1896-Ginebra, 1980) Psicólogo suizo, representante y gestor de la teoría genética, que emerge de los principios constructivistas a través de los cuales, se plantea que el conocimiento no nace únicamente por la compenetración e interiorización del entorno social, sino que prevalece lo que se ha realizado o construido por parte del propio sujeto.

Para Piaget, los principios de la lógica comienzan a desarrollarse antes que el lenguaje y se generan a través de las acciones sensoriales y motrices del bebé en interacción con el medio, los niños construyen su conocimiento a partir de experiencias pasadas en procesos alternos de asimilación y acomodación. En estos el aprendizaje actúa por medio de la interacción de personas y cosas dentro del medio ambiente. Entonces el objetivo del aprendizaje escolar, no radica en adquirir conocimientos, ni repetirlos verbalmente, ni recibir, ni copiar gráficamente los hechos, sino en orientar a los niños en las posibilidades de su intelecto, para descubrir nociones, echando mano a sus propios medios de asimilar la realidad, los cuales provienen de actividades constructivas y de la inteligencia del sujeto.

Al comenzar a describir la teoría genética y los principios constructivistas del conocimiento, se ha señalado la idea de asimilación y acomodación del aprendizaje, por lo tanto en el aprendizaje según Piaget existen importantes principios que describir, por ejemplo:

  • 1) Principio de adaptación e inteligencia. En efecto para Piaget la inteligencia consiste en la capacidad de mantener una permanente adaptación a todos los esquemas del sujeto y del mundo en que se desenvuelve.

Los esquemas son aquellas unidades fundamentales de la cognición humana (conocimiento humano), los cuales consisten en representaciones del mundo que rodea al sujeto y que son construidos por el mismo sujeto.

A su vez la Adaptación es el proceso que explica el desarrollo y aprendizaje. Esta adaptación se produce según dos procesos complementarios, que son la asimilación y la acomodación.

  • a) La Asimilación, es un proceso que consiste en incorporar una nueva información a un esquema preexistente, es decir, adecuado para integrarla, vale decir comprenderla. Esta idea explica que, cuando una persona se enfrenta a una nueva situación y como resultado de esto el esquema mencionado no tiene un cambio sustancial en su naturaleza, sino que se amplía (esquema) para aplicarla a nuevas situaciones.

  • b) La Acomodación, diferente de la asimilación anterior, la acomodación causa cambios esenciales en el esquema. El proceso ocurre cuando el esquema se modifica incorporando información nueva que no se podría atender con los esquemas anteriores, es decir, por la acomodación, la mente de la persona acepta imposiciones de la realidad.

Estos dos procesos de asimilación y acomodación, permiten que los esquemas del sujeto estén siempre adaptados al ambiente, por lo tanto, permiten su continuo crecimiento.

2) El equilibrio, en relación con el desarrollo y el aprendizaje, Piaget señala el mecanismo que los impulsa a ambos y este impulso está dado por el equilibrio, que es una tendencia innata de los individuos a modificar los esquemas, de manera que les permite dar coherencia en el mundo que perciben.

2.7.1.1 Teoría del desarrollo genético y cognitivo de Jean Piaget, respecto a la maduración lectora.

Desde el punto de vista piagetano, se habla de periodos para designar las principales etapas del desarrollo infantil, usando el término "estadios" para hacer subdivisiones en estos.

  • 1) Primer estadio sensorio motor, de 0 a 2 años. Es el momento de los arrumacos, las canciones y también de introducir los primeros libros de tela y cartón, el niño llega a ser capaz de realizar movimientos simples y de manipulación, tiene la capacidad de hojear un libro o revista.

  • 2) Segundo estadio preoperacional, de 4 a 7 años. A esta edad pueden empezar a disfrutar de cuentos de hadas, de ficción, maravillosos, folklore infantil y cuentos populares. Las habilidades y capacidades desarrolladas por el niño son la creatividad, imaginación, transformación de objetos, modificación de sus funciones, realizan juegos de imitación. Gracias a esto es posible mencionar que el niño que se desarrolla en un ambiente de lectores, tenderá a imitar ese hecho.

  • 3) Tercer estadio de operaciones concretas, a partir de los 8 a 11 años, ya tiene capacidad lectora, puede leer libros de aventuras, biografías de sus personajes, y cuentos clásicos. A esta edad persisten en el juego por imitación, referidos a la vida adulta, y tienen discernimiento e identificación de su entorno próximo.

  • 4)  Cuarto estadio de las operaciones formales. 12 a 20 años, subsiste durante toda la vida. En general, es el momento de empezar con libros cortos que puedan leer solos. Irrumpe la literatura de misterio, de aventuras, de tintes sentimentales. Entienden el juego de reglas y normas sociales.

Es necesario dejar en claro que en el transcurso de estos estadios, cada uno de ellos va entrelazado con el próximo. Es casi imposible que todos los niños de una misma edad, aunque estén cursando el mismo nivel de lectoescritura, tengan el mismo grado de maduración lectora, por lo que resultaría tan impensable elegir un cuento, un libro o una novela para niños, sin tener en cuenta su edad, como teniéndola como exclusivo punto de referencia, aunque estas orientaciones pueden ser de gran ayuda.

Por eso, es muy importante que en los criterios de selección, aparte de tener como principal criterio la calidad de la lectura, se contemplen algunas mínimas orientaciones psicológicas acerca de los estadios madurativos del niño, para lo que resulta muy útil la clasificación que se acaba de presentar.

2.7.2 Teoría socio-histórico cultural de Lev Vigotsky

Lev Semiónovich Vygotsky nació el 17 de noviembre de 1896. filósofo y psicólogo ruso, se le asocia con la teoría del aprendizaje sociocultural de cada individuo y por lo tanto en el medio en el cual se desarrolla.

Para Vigotsky el medio social es crucial para el aprendizaje, en su teoría señala que el desarrollo consiste en la interiorización integrando los factores social y personal, es decir, es la apropiación de signos e instrumentos que entrega el medio. El entorno social influye en la cognición por medio de sus instrumentos. El cambio cognoscitivo es el resultado de utilizar los instrumentos culturales en las interrelaciones sociales y de internalizarlas y transformarlas mentalmente.

Vigotsky da especial importancia a instrumentos que pueden ser herramientas o signos y símbolos que intervienen en las acciones del individuo, por ejemplo uno de los signos más usados culturalmente es el lenguaje hablado. El signo modifica a la persona y actúa en interacción con el ambiente y el individuo.

Los principales planteamientos de Vigotsky son:

  • 1) La comunidad tiene un rol fundamental.

  • 2) La cultura alrededor del estudiante influye en la forma como él mira el mundo.

"Desarrollo y aprendizaje" según Vigotsky, son procesos interdependientes, es decir, no existe desarrollo sin aprendizaje, ni aprendizaje sin desarrollo.

Estas relaciones entre aprendizaje y desarrollo, Vigotsky las define como Zona de Desarrollo Próximo (Z.D.P)

Es necesario decir que el nivel de desarrollo real o afectivo se refiere a las acciones que el niño logra realizar por si mismo.

Para Vigotsky la distancia entre el nivel real de desarrollo, está en que este se determina por la capacidad de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, está determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con otro compañero más sobresaliente.

En todas estas actividades en las que el papel del adulto es fundamental, el niño entra en contacto con los textos de una forma claramente significativa y funcional para la cual puede servirse de sus conocimientos previos acerca de la lectura.

Referente a signos y símbolos, instrumentos de especial importancia en la teoría de Vigotsky, es factible mencionar que los libros en si, son instrumentos que satisfacen una necesidad trascendental en la vida del ser humano, la lectura posibilita a los niños diferentes claves lingüísticas, signos y símbolos orientados a la comunicación social. El hábito de leer, acerca al individuo a otros mundos y culturas, ampliando su visión del medio social.

El hábito de leer es profundamente social, aunque la lectura se realice de manera individual, preguntarse cuanto leen las personas, qué les gusta leer, si gustan de la lectura; es todo referente al hábito lector, todas estas parecen decisiones personales, sin embargo, se mantiene una continua relación con otras personas, ya sea con su ejemplo, lo que dicen, lo que piensan, motivando o desmotivando, de la manera que actúan frente a la lectura, influye en continuar o dejar de leer.

2.7.3 Jean Hebrard, y sus perspectivas sobre el hábito lector.

Jean Hebrard historiador francés ligado al mundo de la Educación y la lectura, entrega algunas interesantes ideas sobre este fenómeno. señala, que hoy por hoy la lectura está perdiendo su concepción tradicional de proceso de formación poderoso y va cediendo su lugar a la concepción de la lectura de la información. Es una lectura que ya no es la del libro en la biblioteca, es la lectura del diario en la calle, o la lectura de todos esos libros prácticos y manuales que informan sobre las maneras de hacer algo (cómo armar un mueble, cómo hacer un dieta, etc.) que se transforman en objetos que deben ser leídos, tan importantes como los otros. Es necesario que la escuela incorpore todos estos discursos, todos estos lenguajes y que el profesor asuma frente a ellos también, su función de guía y facilitador.

Si bien en décadas pasadas, la importancia de la lectura residía básicamente en aquello que se leía (se lee algo), hoy se orienta la promoción de la lectura hacia el hecho mismo de leer (lo importante es leer) y lo que se lee no tiene tanta importancia. La idea señala, es que el mero hecho de leer, es algo sumamente importante, hay que leer muchas cosas, y que cuanto más se lee, mejor. Pero que además, cuando uno lee debe sentir placer, la lectura es un placer, y no un trabajo.

Según Hebrard, la lectura se debe presentar en primer lugar, físicamente, en lugares que ya no deben parecer clases, que deben ser diferentes a los clásicos ambientes de un aula. Según la mirada de Herbrard, esto tiene un orden general:

  • Desescolarizar la lectura, y esa noción debe desarrollarse, aun en la escuela, es decir, no ver el hecho de leer como algo impuesto por un docente o ser evaluado, sino como algo interesante, agradable y que se disfrute.

  • Creación de "rincones de lectura" en el aula, con una pequeña alfombrita, almohadones, etc. Los niños leen allí sentados sobre almohadones o en el suelo, y la lectura es un placer.

  • Se tiene que distinguir físicamente del trabajo escolar. Y ya que no es posible enseñar el placer; se debe trabajar para el desarrollo de "políticas de lectura" que traten de resolver esta imposibilidad.

Hebrard procura resolver este problema señalando que si la escuela no puede enseñar el acto placentero de leer, que es un acto personal, tiene que enseñar el acto de crear la sociabilización de la lectura, compartir la lectura. Llevar progresivamente al niño a lo que constituye el placer más fuerte de la lectura, el compartir las emociones, los sentimientos, los valores, los conocimientos en un espacio social constituido por la escuela.

CAPITULO III

Metodología

Saber cómo están leyendo los niños de la comuna y sus alrededores, qué estrategias de lectura practican los docentes a sus alumnos, y por qué estos no concurren a la biblioteca a solicitar préstamo de libros, sino que a lo más piden el resumen de estos. Así las interrogantes crecían día a día, siendo esta la razón que lleva a los investigadores a realizar esta investigación, considerando NBX, como un nivel apropiado para realizar dicho estudio, ya que en éste se da por hecho que los alumnos tienen la capacidad de leer y escribir, por ende es factible evaluar su frecuencia, interés y hábito lector. Es así como lo que comenzó viéndose algo tan masivo, dentro de una Biblioteca Pública donde concurre toda clase de público, se fue sintetizando, hasta llegar a un representante, tan importante como son los alumnos de NBX del Establecimiento educativo _________________.

3.1 Universo

El universo de este estudio, corresponde al NBX, del Colegio _______________, ubicado en _____________de la comuna de __________. NBX consta de xx cursos, "A" con xx alumnos, "B" con xx alumnos y "C" con xx alumnos. Formando un Universo total de xx alumnos matriculados.

3.2 Muestra

Para lograr desarrollar de manera efectiva este estudio la muestra corresponde al colectivo completo del universo, el cual consta de xx alumnos de "A" de los cuales xx son damas y xx varones, xx alumnos correspondientes a "B", conformado por xx damas y xx varones y "C" conformado por xx alumnos, xx damas y xx varones. Lo cual da un universo total de estudio pertenecientes a NBX, del Colegio _______________, de la comuna de __________. En estos escolares se aplicaron los instrumentos de medición correspondientes, enfocados al hábito Lector de cada alumno para llevar a cabo la investigación.

3.3 Metodología de Investigación

Esta investigación es de carácter descriptivo y no Experimental. Es descriptiva, porque el objeto en estudio, se analiza y se explica, lo cual se realiza en su contexto natural, por ende también es no experimental, ya que no existe intervención en las variables por parte del equipo investigador.

A su vez, el estudio se realiza dentro de un enfoque cuanti-cualitativo, ya que la recogida de datos se realiza de modo cuantitativo, para su posterior análisis (cualitativo) de resultados estadísticos.

  • Instrumentos a utilizar

El trabajo investigativo se realizó en un período de cuatro semanas a partir del día xx de (mes), hasta el xx de (mes), del año 2007, en el transcurso de estas semanas se aplicaron los instrumentos de evaluación que se presentan a continuación.

  • Instrumento Nº 1, Cuestionario dirigido a los alumnos de NBX. La aplicación de este instrumento se realiza con el objetivo general de conocer el hábito lector manifiesto por los alumnos.

  • Instrumento Nº 2, Cuestionario dirigido a los profesores jefe y a los docentes del subsector de Lenguaje y Comunicación de respectivos cursos, su objetivo general es conocer cuál es la actitud docente frente a la lectura con su alumnado.

  • Instrumento Nº 3, Observación directa en Biblioteca del establecimiento, La observación directa tiene como objetivo general observar el comportamiento habitual de los alumnos, en su contexto natural, frente a las visitas a la Biblioteca del establecimiento y la conducta dentro de esta, tanto de los alumnos como de las bibliotecarias.

  • Descripción y objetivos de los instrumentos

  • Instrumento Nº 1 y Nº 2, Cuestionario. "Un cuestionario consiste en un conjunto de preguntas respecto a una o más variables a medir[13]Este consta de 10 preguntas cerradas con alternativas de respuesta que han sido delimitadas. Las preguntas han sido creadas por el equipo investigador, cuyos objetivos específicos referente a los alumnos son determinar los hábitos lectores que manifiestan los alumnos de NBX y cuál es la influencia de la familia y la escuela referente a estos hábitos en dichos escolares. En cuanto al cuestionario dirigido a los docentes encargados de la jefatura y de Lenguaje y Comunicación del nivel en estudio, los objetivos específicos son indagar en la actitud de estos profesores para incentivar a sus alumnos a la lectura.

  • Instrumento Nº 3, Observación directa en Biblioteca del establecimiento, "La observación consiste en el registro sistemático, válido y confiable de comportamientos o conducta manifiesta. Puede usarse como instrumento de medición en muy diversas circunstancias. Haynes (1978) menciona que es el método más utilizado por quienes están orientados conductualmente[14]

Los tesitas utilizan este instrumento de medición cuyo objetivo específico es determinar el promedio de alumnos de NBX que concurren a la Biblioteca del establecimiento mensualmente y analizar el comportamiento de estos escolares al interior de esta frente a los libros (los leen, los miran, los ignoran, etc), además de identificar la actitud de las bibliotecarias referente al tema en estudio.

3.3.3 Fecha de aplicación de los instrumentos

A continuación se da a conocer las fechas en que se aplicaron los instrumentos:

Cuestionario 1, dirigido a los alumnos de NBX, aquí tienes que agregar las fechas en que fue realizado el cuestionario, por el equipo investigador.

Cuestionario Nº 2, dirigido a los docentes con jefatura en NBX y docentes de Lenguaje y comunicación de respectivo nivel, fue aplicado el día miércoles 12 de mayo del año 2007. Realizado por el equipo investigador. Ejemplo.

Pauta de Observación directa en Biblioteca del establecimiento, se realizó en el período de un mes, a partir del xx de Noviembre del año 2007 hasta el 30 del mismo mes, en la Biblioteca Pública del establecimiento. Dicha observación se adaptó al horario de clases de los alumnos de NBX, los cuales pese a corresponderle jornada escolar completa, sólo asisten a horario de tarde, de 13:30 a 18:00 horas, ya que el total de alumnos del colegio se divide de 1º hasta 4º básico en jornada de mañana y de 5º a 8º básico en jornada de tarde.

El horario bibliotecario es de 8:00 a 12:30 horas y de 13:30 a 18:00 horas, basándose los tesistas en el horario de tarde para aplicar la Pauta de Observación.

CAPITULO IV

Presentación e Interpretación de los resultados obtenidos

Para responder a las preguntas de investigación y a los objetivos planteados por el tesista o (equipo investigador), se crearon tres instrumentos de evaluación presentados detalladamente en el capítulo anterior, lo que al tesita ha permitido conocer la realidad frente al hábito lector manifestada por el universo en estudio.

Al considerar la finalidad de la investigación, el equipo investigador hace hincapié en aquella información, que resulta mayoritaria en los resultados. Pretendiendo así, esclarecer cualquier duda que pudiese haber surgido en el transcurso de la investigación, además de confirmar o refutar la hipótesis planteada con anterioridad.

A continuación se presentan los resultados obtenidos por medio de los instrumentos, a través de la construcción de gráficos, para su posterior análisis, donde se interpretará en forma escrita dicha información.

4.1 Presentación y análisis de gráficos

4.1.1 Instrumento Nº 1. Cuestionario dirigido a los alumnos de NBX

Indicador 1: Hábitos Lectores manifestados por los alumnos

  • 1) ¿Te gusta leer?

  • 2) ¿Con qué frecuencia lees en tu casa?

  • 3) ¿Cuánto tiempo dedicas a leer durante el día?

  • 4) ¿Cuales son las razones por las que lees?

  • 5) ¿Qué es lo que más te gusta leer?

6) Cuando empiezas a leer un libro, ¿Terminas de leerlo?

7) ¿Cuál crees que es el principal motivo por el cual es importante leer?

Indicador 2: Influencia del Colegio en el Hábito Lector del alumnado

  • 1) ¿Lees los libros que te recomiendan en el Colegio, para la evaluación semestral?

  • 2) En el Colegio, ¿Participas de actividades que te animan a despertar el interés por leer?

  • 3) ¿Asistes a la Biblioteca del establecimiento?

  • 4) Cuando vas a la Biblioteca, ¿Recibes ayuda y orientación por parte de las bibliotecarias?

5) Con tu profesor jefe, ¿Realizan actividades de lectura en el transcurso de la clase?

6) ¿Qué tipo de lectura practican dentro del aula?

Indicador 3: Influencia de la Familia en el Hábito Lector del alumnado.

  • 1) ¿Con quién vives?

  • 2) ¿Cuántos libros hay en tu casa, contando revistas y tus libros de estudio?

  • 3) Tus Padres o adultos con quien vives, ¿Leen todos los días?

4) ¿Lees en compañía de tus padres o algún adulto que vive en tu hogar?

5) Cuando eras más pequeño, ¿Tus padres te leían cuentos e historias infantiles?

  • 6) Tus padres, ¿Te recomiendan libros para leer?

  • 7) ¿Qué tipo de libros compran en tu casa?

4.1.2 Instrumento Nº 2. Cuestionario dirigido a los docentes con jefatura en NBX y docentes de Lenguaje y Comunicación del mismo nivel.

  • 1) ¿Cuándo terminó de leer el último libro?

  • 2) ¿Cuál es su tipo de lectura favorita?

  • 3) En su clase, ¿Dedica tiempo a la lectura con sus alumnos?

  • 4) Cuando realiza actividades para fomentar la lectura de sus alumnos, ¿En qué lugar las realiza?

5) ¿Revisa los planes y programas de NBX referentes a la lectura, para el año escolar?

6) ¿Sugiere personalmente lectura a sus alumnos a modo de motivación?

7) Según su percepción, ¿Cuál es la actitud manifestada por los alumnos de NBX referente a la lectura en el aula?

4.1.3 Instrumento Nº 3, Pauta de Observación directa realizada en Biblioteca del Establecimiento.

La pauta de observación directa fue autoaplicada por el equipo investigador, todos los días en la tarde, durante un mes, haciendo un recuento semanal, los días viernes correspondientes a cada semana.

Pregunta referencial ( a modo de ejemplo)

Número de Alumnos de NBX, que visita la Biblioteca del Establecimiento Semanalmente (a modo de ejemplo)

Monografias.com

Universo: 80 Alumnos

Promedio Mensual: 53 Alumnos.

Porcentaje: 67,08 %

Criterios de Evaluación.

1 = Siempre desde el 70% al 100%

2 = Ocasionalmente desde el 40% al 69%

3 = Rara vez desde 1% al 39%

4 = Nunca 0%

Monografias.com

De acuerdo a los datos entregados por la Pauta de Observación Directa, es posible sostener que en la realización de las siete preguntas a responder por el equipo investigador, ninguna de éstas supera el xx%, lo que deja de manifiesto la poca frecuencia lectora que practican estos escolares dentro de la Biblioteca, por ende no se está utilizando de manera absoluta el material educativo que ofrece este departamento. Cabe preguntarse las causas de estos resultados, y no se puede dejar de mencionar que la preocupación principal de las Bibliotecarias es mantener el orden y la limpieza dentro del lugar, más que las necesidades de los alumnos, sin embargo, no es válido decir que la actitud de las bibliotecarias sea la causa, ya que al interior de la Biblioteca existe gran cantidad de juegos didácticos, por lo cual la gran mayoría de los alumnos que asiste al lugar es en busca de entretención y distracción, haciendo uso de este material didáctico.

Esto si quieres tomar tu trabajo desde un punto de vista negativo.

CAPÍTULO V

Conclusiones

En este capítulo se dan a conocer las conclusiones que, de acuerdo al resultado de los instrumentos, dan respuesta a los objetivos planteados en el primer capítulo de la investigación.

Una vez obtenidos los resultados de los instrumentos aplicados a los alumnos de NBX, sus docentes de Lenguaje y Comunicación, profesores jefe de los respectivos cursos, además de la Pauta de Observación Directa aplicada durante el período de un mes en la Biblioteca del establecimiento, y posterior al análisis de dichos resultados, tabulados por medio de gráficos, el equipo investigador concluye lo siguiente:

Al hacer referencia al primer objetivo específico de la investigación que ha sido averiguar el tiempo que dedican a la lectura los alumnos del nivel antes mencionado, éstos han manifestado que, en su mayoría dice leer, como mínimo diez minutos diarios, sin embargo un alto porcentaje declara leer solamente en sus horarios de clases, lo que indirectamente responde también al segundo objetivo, referido a la actitud de los escolares frente a la lectura, ya que es posible dilucidar en ellos muy poco interés hacia ésta, manifestando compromiso y responsabilidad escolar más que hábito lector.

En cuanto a la influencia de los docentes en el hábito lector de los escolares, se ha evidenciado que los profesores a los que se hizo mención anteriormente, dan fe de una preocupación por fomentar la lectura en sus alumnos, sin embargo, su metodología no sale de lo tradicional, basándose en el cien por ciento de éstos que respondió realizar actividades lectoras sólo al interior del aula, lo cual no es suficiente para incentivar al alumnado, ya que éstos al responder el Cuestionario que les fue aplicado, haciendo mención al primer indicador, referido a los hábitos lectores del alumnado, además de ser ese el tema central de la investigación, éstos han manifestado desinterés y poca frecuencia lectora. He ahí, entonces, donde irrumpe el equipo investigador, dando validez a la hipótesis planteada, referida a que la actitud manifestada por el alumnado, responde a un hábito lector deficiente, pues éstos relacionan el acto de leer con un compromiso con sus padres o apoderados y con el estudio para la obtención de buenas calificaciones, lejos está en ellos una actitud de entretención, distracción y mucho menos hábito lector.

Otro de los objetivos planteados por el equipo investigador es analizar la participación de la Biblioteca para fomentar la lectura en el educando, este punto quedó esclarecido en el análisis de la Pauta de Observación, donde quedó en evidencia que si bien la Biblioteca, como departamento, y las bibliotecarias están al servicio y disposición de los escolares, sin embargo, tampoco se ve allí un real compromiso lector.

En relación a la influencia del entorno familiar inmediato en el hábito lector del los escolares, se evidencia por medio de estos alumnos, que la familia manifiesta preocupación y compromiso para con sus educandos y con el cumplimiento de las exigencias provenientes del equipo docente, no así, un interés en la formación de un buen hábito lector en los estudiantes y que perdure en el tiempo.

Según el punto de vista del equipo investigador, este considera que por más que se haga o que se trate de incentivar, ya sea en la familia, forjando en los escolares la responsabilidad y el compromiso, en la escuela con el trabajo docente, en la Biblioteca, etc., nunca es suficiente a la hora de incentivar a niños que están en pleno proceso de crecimiento y maduración cognitiva, pues el incentivo se ha de presentar de manera constante e innovadora.

No es posible transmitir algo que no se posee, es decir, se debe predicar con el ejemplo, partiendo por los adultos del medio mas cercano a los escolares, si no han adquirido ellos primero un hábito lector, y no hacen de la lectura un hecho permanente en su vida diaria, difícilmente lograrán provocar en los alumnos interés y mucho menos agrado hacia la lectura. Porque, ¿Con qué derecho se puede exigir a otros algo, que quien mismo lo exige no lo hace? A decir verdad y con toda honestidad, sólo se puede transmitir aquello que se siente interiormente, de lo contrario no pasa de ser un acto vano y superficial.

Mientras el acto de leer siga siendo un hecho rutinario y formal, que no pasa mas allá de cuatro paredes, todos en la misma página del libro, lectura en voz alta, lectura silenciosa, nadie emite un ruido, y el profesor está atento a quien provoca algún desorden, mas que a la lectura misma, mientras los textos de lectura complementaria sigan siendo causa de lectura por el mero hecho de cumplir con una evaluación, con la realización de un resumen, etc., mientras leer no sea mirado como un hecho espontáneo, natural, sin pedir nada a cambio, por más que ésta sea practicada e impuesta en el alumnado, difícilmente éstos dejaran de verla como un hecho aburrido, rutinario y de compromiso.

CAPÍTULO VI

Sugerencias

En este capítulo el equipo investigador entrega una serie recomendaciones, tanto a padres, apoderados, docentes, bibliotecarios (as), y público en general, interesado en formar escolares con un buen hábito lector. Pretendiendo así, ser un aporte, que pudiera ser considerado a la hora de realizar actividades para fomentar el hábito lector del alumnado.

6.1 Sugerencias a los padres y apoderados

El hábito lector no se consigue por imposición, ni regaños constantes hacia los niños. Éste se obtiene a través de un tratamiento positivo, actuando indirectamente para que se cree un clima favorable a la lectura. Muchas veces las aficiones y los gustos están más ligados a la afectividad que a la efectividad. Se trata de conseguir que el hábito nazca de los propios niños, de crear las condiciones favorables para que surja de ellos el deseo de leer, y de seguir leyendo.

  • Crear en casa un ambiente de lectura Procure leer en presencia de su hijo todos los días, aunque sea diez minutos. Un buen libro, un artículo de alguna revista, una noticia, etc., el niño verá su interés por la lectura. Supone también que en la familia hay ratos dedicados a la lectura a los que los niños se pueden sumar, y además le servirá a usted para variar el que hacer cotidiano.

  • Hablar sobre libros. Oír cómo se comenta un determinado texto, prolonga la actividad lectora y se crea una transmisión de saberes y de comunicación muy importante para cimentar el gusto lector.

  • Buscar temas que sean afines con los intereses del niño. Hay libros sobre muchos campos y dirigidos a mentalidades y edades muy variadas. No hay duda de que sobre lo que le gusta a tu hijo hay también títulos interesantes que le pueden incentivar a leer, más aún si lo hace en tu compañía y ve en ti interés en lo que para él es grato e importante.

  • Convertir la tele en una aliada. No impedirles ver televisión, sino más bien fijarse en sus programas y películas preferidos y tratar de buscar libros relacionados con su pasión. Con eso se tiene ya garantizado un mínimo de interés.

  • Visitar la Biblioteca Pública de la comuna. La variedad de libros infantiles y juveniles de las bibliotecas públicas ofrecen muchos más de los que se pueden haber en casa. Suelen celebrarse además, actividades de animación a la lectura y pueden interactuar con otros lectores.

  • No empeñarse en que le guste lo mismo que a sus padres. Hay que recordar que se está forjando su gusto por la lectura, no el de papá o mamá. Hay que saber esperar para recomendar el libro adecuado en el momento oportuno.

  • Por último, no impacientarse ni desesperarse si ve que estas estrategias no funcionan a la primera. Se debe recordar que se está formando un hábito, por lo tanto éste no se adquiere de la noche a la mañana. En la medida que descubra sus intereses e inquietudes, podrá ir marcando la línea para la formación de este hábito, y lo que es mejor, desarrollarlo de manera efectiva y afectivamente.

6.2 Sugerencias al equipo docente.

  • Modificar la forma habitual del aula. Que la sala de clases se convierta en un lugar agradable, al desarrollar lectura en voz alta, hacerlo poniendo las sillas en círculo, para que todos puedan verse las caras y formar una mesa redonda.

  • Salir de la sala de clases. Realizar lecturas al aire libre, los alumnos acomodados a su gusto, sentados en una pisadera, en el pasto, en una silla, etc.

  • Lectura fuera del aula a modo de premio. El docente puede motivar a los alumnos, ofreciendo treguas entre ambos, por ejemplo, si todos finalizan una tarea, la próxima lectura será en el patio, o irán de visita a la Biblioteca del establecimiento, o a la Biblioteca pública de la comuna.

  • Permitirles lecturas libres. Cada alumno puede tener un día para llevar un texto que sea de su agrado y compartirlo con sus pares.

  • Leer por el mero gusto de leer. Evitar que el alumno sienta que está leyendo, si es en silencio, para luego realizarle preguntas. Si lo hace en voz alta, para captar sus errores, eso provoca que la atención del alumno se centre en la persona que lo observa y no en lo que está leyendo.

  • Los gustos del docente. Comentar con los alumnos los propios gustos e inclinaciones lectoras. Esto despertará en ellos la curiosidad y el deseo de saber más, es ahí donde el docente puede irrumpir realizando recomendaciones sobre textos determinados.

  • Respecto a las evaluaciones. Considerar la posibilidad de evaluar lo que el alumno está leyendo libremente, lo que él desea leer, lo que ha comentado en la mesa redonda espontáneamente, cómo ha sido su lectura en voz alta y cómo ha realizado los comentarios a sus pares. Todo esto, procurando que el alumno no se entere que está siendo evaluado. Si el alumno es bien motivado, y los docentes le hacen entender que todas las actividades nombradas anteriormente se pueden realizar como treguas entre profesor y alumno, éste responderá de manera positiva.

  • Sugerencias a las bibliotecarias (os)

Más que sugerir una que otra actividad para fomentar la lectura, que es sabido se realiza de una u otra forma en las Bibliotecas, ya sea hora del cuento, concursos de lectura veloz, rincón infantil, etc. Que no es malo, muy por el contrario toda actividad para formar el hábito lector es un aporte, sin embargo, qué sucede después, cuando termina dicha actividad y todo vuelve a lo habitual. Es ahí donde es urgente un cambio de actitud por parte de las bibliotecarias (os), lo primero es acoger al alumnado, recibir de manera afectuosa a los escolares que visitan la Biblioteca, entregándoles confianza y apoyo en sus necesidades. También es de gran importancia que las bibliotecarias (os) tomen la iniciativa, es decir, que no se queden con la tranquilidad de que están realizando bien su trabajo al entregar una buena atención al alumno que la solicita, más bien acercarse al alumnado sin esperar que éste lo solicite, crear un ambiente familiar, donde el alumno se sienta cómodo, además de fomentar el dialogo entre grupos y las bibliotecarias (os), teniendo toda la paciencia y disposición para la entrega, muestra y comentarios de libros, ya sea que son prestados, recomendándolos, dando una breve introducción aludida al texto, o recibiendo los que son devueltos, preguntando al alumnado, qué le pareció el libro, qué tal el final, etc.

Formar en los niños un buen hábito lector, es tarea de todos lo involucrados, si cada uno de éstos contribuye con la dosis que le corresponde, sin duda que leer, poco a poco será un agrado no sólo para el alumnado, sino también para quienes lo están inculcando, como se dijo antes: se ha de transmitir lo que realmente se siente.

CAPÍTULOVII

Bibliografía


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.