Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Inteligencia Espiritual y Educación Holista (página 2)




Partes: 1, 2

La inteligencia espiritual (IEs), es la inteligencia de nivel superior, que incluye y trasciende a la inteligencia emocional y la inteligencia intelectual, pero desafortunadamente la inteligencia espiritual que ha quedado reprimida, se ha hecho a un lado y ha quedado fuera del currículo en los sistemas educativos; si realmente se quiere formar al ser humano integralmente y mediante la educación promover el desarrollo de la inteligencia espiritual, para que la sociedad pueda solucionar problemas con la perspectiva de pensar globalmente y actuar localmente, es necesario reconocer que en el aprendizaje existe una dimensión espiritual, además de las dimensiones cognitiva, social, emocional, estética y física-corporal; en este sentido la Educación Holista es el contexto que verdaderamente promueve la formación integral, porque la espiritualidad es el corazón de la educación holista, que permitirá al ser humano desarrollar su inteligencia espiritual, que lo lleve a comportarse de una manera virtuosa.

Formarse mediante los principios y visión de la educación holista es lograr un autoconocimiento que permita respetarse a sí mismo y a los demás seres que existen en el planeta, tener una autoestima positiva, sentirse seres integrales y vivir en la experiencia directa del amor, la compasión, la bondad, la justicia, la generosidad, la hermandad humana, etc.

La educación holista es el paradigma educativo que promueve el desarrollo de la inteligencia espiritual, ya que actualmente la educación convencional descuida la inteligencia espiritual, está creando autómatas altamente capacitados en determinadas competencias, pero falta humanizar a la tecnología para que verdaderamente sirva y mejore la calidad de vida de toda la humanidad; para lograrlo se requiere conectar con la fuente del amor universal, porque el espíritu individual y social se nutren son uno solo, entonces es prioritario sanar la enfermedad del espíritu que produce egoísmo y toda una variedad de antivalores, la vemos y vivimos día a día, la propia humanidad está sufriendo las consecuencias y afectando a todos los seres del planeta.

Al desarrollar la inteligencia espiritual, que es una capacidad de visión penetrativa, permite comprender la realidad profunda de los fenómenos de la existencia, es la inteligencia de nivel superior y mediante ésta es posible superar la ignorancia del sufrimiento y alcanzar la verdadera felicidad, porque la ignorancia se elimina al conocer la naturaleza del Ser, el ser que es la esencia o sustrato que da vida a todo lo que existe. Alcanzar la verdadera felicidad es lo que en realidad busca el ser humano, cada individuo dispone en su interior del potencial para lograrlo, solo hace falta que conozca el camino a seguir; el camino consiste en alcanzar un nivel de evolución de la conciencia que permita al ser humano actuar desde la inteligencia espiritual, en este sentido la "educación holista es una alternativa integral y global para formar seres humanos que puedan vivir responsablemente en la sociedad del siglo XXI".(Gallegos Nava, R. 2001. p.35)

La educación convencional se ha enfocado a desarrollar en los educandos el nivel de la inteligencia intelectual y de éste principalmente la que se corresponde con la capacidad lógico-matemática y la del lenguaje, pero como ya lo han demostrado las investigaciones de Howard Gardner, en su teoría de las inteligencias múltiples, existen nueve diferentes tipos de inteligencias igualmente de válidas en el intelecto del ser humano; así que el individuo dispone en su capacidad mental, en mayor o menor grado la inteligencia lógico-matemática basada en el razonamiento lógico; la inteligencia corporal o kinestésica como una capacidad de armonizar el cuerpo, resistencia y desarrollo sensorial; la inteligencia interpersonal como capacidad para la interacción social; la inteligencia intrapersonal para el entendimiento de los aspectos internos del individuo; inteligencia lingüística como la capacidad de expresión verbal; inteligencia musical como una capacidad para armonizar, componer y orquestar música; inteligencia espacial que es una capacidad que está en la base de las artes visuales, diseño, manejo de espacios y la formación del mundo; inteligencia naturalista como una capacidad de sensibilizarse a la biósfera, la naturaleza y medio ambiente; la novena inteligencia descubierta es la onírica o la inteligencia de los sueños, también llamada la inteligencia del inconsciente.

Estas inteligencias se corresponden con el nivel de inteligencia intelectual, con el ojo de la mente y se atienden muy parcialmente en las escuelas que siguen un modelo educativo cientificista; una institución educativa que realmente pretenda proporcionar una formación integral al educando, tiene que considerar el desarrollar las nueve inteligencias mencionadas, y es la educación holista la alternativa más adecuada para tal misión.

El ser humano dispone también de un primer nivel de inteligencia que comparte con los animales, es llamada inteligencia emocional, Daniel Goleman es el científico que se ha dedicado a investigar, estudiar y comprender este nivel de inteligencia, Goleman "señala que en la vida real la inteligencia emocional es más importante que la inteligencia académica o CI, ya que es un predictor de éxito futuro en la vida social y profesional de los estudiantes." (Gallegos Nava, R. 2001, p. 75). Sin embargo, también este nivel de inteligencia ha sido descuidado en muchas instituciones educativas que aplican un modelo mecanicista para la formación del educando, y nuevamente es la educación holista la que propone que "necesitamos una inteligencia basada en principios que nutren el espíritu humano, desde la visión holista la genuina inteligencia está basada en la capacidad de distinguir lo verdadero de lo falso, está fundamentada en principios éticos del bien común, está orientada a desarrollar el potencial ilimitado de los seres humanos" (Gallegos Nava, R. 2001, p. 77).

La inteligencia que tiene su fundamento en el espíritu humano, es precisamente la inteligencia espiritual, que es un tercer nivel de inteligencia que el individuo dispone y es la inteligencia superior que incluye y trasciende los otros dos niveles de inteligencia la emocional y la intelectual, esta es la inteligencia que la visión de la educación holista propone desarrollar en el estudiante. Es la inteligencia más importante porque está basada en la sabiduría, la humanidad tiene la "capacidad de visión holista de la realidad profunda, de comprensión de contextos y totalidades significativas" (Gallegos Nava, R. 2007. P. 6-7); lo cual le permite dar solución a problemas de manera global, totalmente y no de forma parcial como se actúa en la mayoría de la solución a las necesidades y problemáticas que enfrenta la humanidad.

En el siguiente esquema denominado un modelo holista de la inteligencia, elaborado por el Dr. Ramón Gallegos Nava, se aprecian los tres niveles de inteligencia que se han descrito anteriormente, se trata de una pirámide invertida que indica la supremacía del nivel superior de inteligencia espiritual, que se no separa de los otros dos niveles inferiores, sino que los incluye y trasciende, porque aunque sean de un nivel inferior de conciencia, son necesarios para que el ser humano experimente la vida en equilibrio.

Monografias.com

El paradigma educativo actual requiere un cambio profundo, se necesita una transformación total, transitar hacia el paradigma holista, porque es la educación holista la que logrará que el ser humano evolucione su conciencia y trascienda su consciencia hacia un pensamiento del tercer nivel de la inteligencia, la espiritual porque es la inteligencia que va más allá de lo biofísico del cuerpo, las emociones y lo social-cultural, porque opera con el ojo del espíritu o de la contemplación y libera al ser humano del apego a su ego narcisista; tal liberación proporciona al individuo la comprensión y entereza suficientes para darle un sentido y significado a su vida.

Desarrollando la inteligencia espiritual se estará capacitado para actuar éticamente en todo lo que se emprenda en la vida, porque la inteligencia espiritual es "la única que nos hace honestos", y la honestidad es un valor tan imprescindible en la sociedad actual, en donde una gran parte de ella se mueve estimulada por los antivalores como la corrupción, el engaño, la envidia, etc. De tal forma que, si verdaderamente se piensa que mediante la educación se logrará avanzar para salir del caos de antivalores que vive la sociedad, la educación que se necesita es la holista, porque es una educación verdaderamente integral y su centro es la inteligencia espiritual, es la única que logrará cambios significativos hacia el comportamiento ético desarrollando "la capacidad de estar en armonía con la totalidad generando sentido para vivir" (Gallegos Nava, R. 2007. p.11).

Si bien es cierto que la inteligencia espiritual es necesaria para experimentar la vida en armonía, en el campo de la educación tiene una relevancia mucho mayor, por la razón de que la educación es el medio por el cual la humanidad y sus sociedades pueden mejorar y evolucionar su conciencia y es la educación holista la que puede lograr esta transformación, puesto que para la educación holista la inteligencia no se puede separar del amor universal, sin embargo, en la educación convencional no se habla y mucho menos se vive la educación sobre este valor fundamental; educar en el amor universal significa que en el centro de todos los tipos de inteligencias debe hacerse consciente que cualquier habilidad, aptitud o competencia adquirida, ésta debe ser usada para el bien de todos los seres de este mundo y el cosmos. Como expresa el Dr. Gallegos "La verdadera inteligencia es la conciencia de honrar la vida en todas sus manifestaciones. Inteligencia es la conciencia de preservar y honrar la vida usando el discernimiento holista para ello. (Gallegos Nava, R. 2007. p.17)

La educación cientificista, que en gran medida aún se imparte en nuestros tiempos, sigue pretendiendo dominar el mundo y el universo externo y suprime del curriculum formativo el propio mundo interior subjetivo, que le da significado y sentido al ser humano, las consecuencias de esta omisión han tomado proporciones catastróficas, así tenemos los derrames petroleros, los fenómenos naturales, el calentamiento global, las guerras, los antivalores que guían el actuar de muchas nuevas generaciones de seres humanos, etc., pero aún no se tiene conciencia de que a la naturaleza humana no se le puede controlar, porque aún no se le conoce realmente, pero en la educación holista la humanidad tiene una guía que le dé luz y pueda volver su mirada hacia su interior y en ese proceso se dé cuenta cuál es su verdadera naturaleza; que es espiritual, la energía divina que da vida a todo lo que existe; de manera particular soy una decidida promotora de la educación holista, porque es mi esperanza que la humanidad evolucione su conciencia y comprenda por qué el ser humano busca lo espiritual: "porque es un espíritu viviendo una experiencia humana".

Todo lo que existe es "uno" y la espiritualidad "nos lleva a la percatación de que el conocimiento adecuado del universo que habitamos solo es posible si está relacionado con el propio autoconocimiento, que no es posible tener un conocimiento responsable del universo que habitamos si no nos conocemos a nosotros mismos" (Gallegos Nava, R. 2007. p. 28). La humanidad deberá volver su mirada a su esencia para poder resolver los desafíos a los que se enfrenta actualmente, como expresa Patricia Aburdene: "Como no encontramos seguridad fuera de nosotros mismos, nos vemos forzados a buscar dentro de nuestra propia alma y corazón nuevas respuestas y nuevas directivas. Tal es la razón por la cual "el poder de lo espiritual" es la mayor megatendencia de nuestra era". (Aburdene, P. 2006, p. xxi)

En este sentido, la educación holista es la opción formativa que las sociedades tienen para promover el desarrollo de la inteligencia espiritual; con la cual el ser humano tendrá en su mano las siguientes capacidades, como características que determinan dicha inteligencia:

"Capacidad de ser feliz a pesar de la circunstancias.

Capacidad de paz interior y ecuanimidad.

Capacidad de amor universal.

Capacidad de vivir para servir.

Capacidad de enfrentar y superar el sufrimiento.

Capacidad de ser independiente y autónomo.

Capacidad de resolver problemas de significado y valores.

Capacidad de conducta ética.

Capacidad de centrarse en el "porqué" de las cosas.

Capacidad de discernimiento.

Capacidad de vivir en un contexto más amplio de significados.

Capacidad de aprender a ser.

Capacidad de integración holista de la totalidad". (Gallegos Nava, R. 2007. p.73)

Como docentes, es urgente darse cuenta de la importancia que la educación holista tiene para desarrollar la inteligencia espiritual, primero en nosotros mismos, transformarnos en los seres espirituales que ya somos; para poder servir de ejemplo de vida y promover la evolución en nuestros estudiantes, con el ejemplo es la mejor manera de enseñar y el estudiante tomará lo que él necesite para su comprensión. Entonces ¿Cómo desarrollar la inteligencia espiritual? ¿Cómo se puede educar esta inteligencia superior?

Existe desde hace 2,500 años, en las enseñanzas que Buda el gran pedagogo heredó a la humanidad, el Óctuple Noble Sendero, son ocho grandes prácticas esenciales, el camino para el desarrollo de la inteligencia espiritual. "Este óctuple noble sendero que el Buda enseña es tan extraordinario, profundo y bien estructurado que nunca ha sido superado, sigue tan vigente y valido como hace 2,500 años". (Gallegos Nava, R. 2007. p.85)

El Óctuple Noble Sendero (ONS), está compuesto por: entendimiento recto, pensamiento recto, palabra recta, acción recta, medio de vida recto, esfuerzo recto, atención recta, concentración recta. Los ocho elementos se dividen en un Triple Entrenamiento de la Mente; como tres pilares interconectados e interdependientes; un primer pilar es el entrenamiento de la sabiduría, que comprende la práctica para desarrollar el entendimiento recto y el pensamiento recto. Para el entrenamiento ético o moral se recurre al desarrollo de la palabra recta, la acción recta y el medio de vida recto. Para el entrenamiento del cultivo de la mente se recurre al desarrollo del esfuerzo recto, la atención recta y la concentración recta, como se puede apreciar en el siguiente cuadro sinóptico.

Triple Entrenamiento – ONS

Monografias.com

Existe un camino de equilibrio, que guía al ser humano para que desarrolle su inteligencia espiritual; como externa Ramiro Calle en su libro las enseñanzas de la meditación vipassana: "Un Buda es el que indica el camino" y el camino ya está descrito, el discípulo o practicante debe seguirlo por sus propios medios.

Parafraseando al Dr. Gallegos Nava, desarrollar la inteligencia espiritual en la educación capacitará a los estudiantes para realizar el camino espiritual, a través de las prácticas del Óctuple Noble Sendero, sometiéndose disciplinadamente al entrenamiento del desarrollo de una ética genuina, la atención plena para el cultivo de la mente y desarrollo de la sabiduría. El Dr. Gallegos en su libro Inteligencia Espiritual, explica que el entrenamiento constante en los tres pilares consiste inicialmente en el desarrollo moral, que en la Senda del Medio significa que todos los seres humanos debemos ser éticos, viviendo los valores universales perennes de fraternidad, honestidad, amor, libertad, paz, sinceridad. En este pilar del cultivo moral, otra opción didáctica, es la que ofrece la Universidad Brahma Kumaris en el documento denominado "Valores para Vivir", es una guía práctica de los doce valores primordiales, los cuales son: amor, cooperación, felicidad, honestidad, humildad, libertad, paz, respeto, responsabilidad, sencillez, tolerancia y unidad; la guía tiene entre sus objetivos "reafirmar la fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y en la valía del ser humano".

El siguiente pilar del triple entrenamiento es el que busca el desarrollo de la atención o cultivo de la mente, "en el camino espiritual significa que tenemos que practicar la atención plena y la meditación sobre los cuatro fundamentos de la atención con la finalidad de cultivar una mente iluminada" (Gallegos Nava, R. 2007. p.140-141). El tercer pilar es para entrenarse en el desarrollo de la sabiduría, este significa que "debemos entender y reflexionar correctamente sobre las enseñanzas espirituales y los aprendizajes que vayamos teniendo en el camino." (Gallegos Nava, R. 2007. p.140-141)

La ecuanimidad es el camino medio del que nos habla el Buda, permite equilibrar amor e inteligencia, corazón y cerebro, sentimientos y pensamientos, para que funcionen en sus justos límites, sin excederse, superar los extremos y lograr el punto medio, la posición equilibrada, no emocional, que permita observar con despego, arreactivamente; es serenidad y tranquilidad que pacifica las emociones para que no perturben el entendimiento correcto. "La ecuanimidad es medio y fin, es el conducto, el instrumento, la herramienta básica del camino espiritual". (Gallegos Nava, R. 2007. p.141)

"La inteligencia espiritual es la capacidad de ser ecuánimes; podemos ir descubriendo nuestro nivel de inteligencia espiritual en nosotros mismos al observar con sinceridad nuestra capacidad de ser ecuánimes". (Gallegos Nava, R. 2007. p.142)

"Lo mejor que un ser humano puede hacer por sí mismo y por los demás es trabajar en su propia iluminación. Un ser humano liberado es una bendición que trae grandes beneficios a la sociedad". (Gallegos Nava, R. 2007. p.151-152)

Un ser humano liberado, significa que ha evolucionado su conciencia, y la misión de la educación es precisamente evolucionar conciencias, por ese hecho es que trae grandes beneficios a la sociedad, porque el actuar del individuo liberado del sufrimiento, es de amor universal hacia todos los seres de la Tierra, y la visión de la educación holista, es la pedagogía del amor universal, por lo tanto, es la educación que la humanidad necesita.

Bibliografía

1. Aburdene, Patricia. (2006). Megatendencias 2010. El surgimiento del capitalismo consciente. Bogotá. Grupo Editorial Norma.

2. Calle, Ramiro A. (1998). Las enseñanzas de la meditación vipassana. Barcelona. Editorial Kairós, S. A.

3. Gallegos Nava, Ramón. (2001). Educación Holista. Pedagogía del Amor Universal. México. Royal Litographics, S. A. de C. V.

4. Gallegos Nava, Ramón. (2001). La educación del Corazón. Doce principios para las escuelas holistas. México. Royal Litographics, S. A. de C. V.

5. Gallegos Nava, Ramón. (2003). Pedagogía del Amor Universal. Una visión holista del mundo. México. Royal Litographics, S. A. de C. V.

6. Gallegos Nava, Ramón. (2007). Inteligencia Espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. México. Grupo Gráfico Consultor, S. C.

7. Universidad Espiritual Mundial Brahma Kumaris. (1997). Valores para vivir, guía práctica. 1ra. Edición en México, D. F. Sistemas Integrales de Autogestión y Desarrollo Humano, S. C. (SIADH).

8. .

 

 

Autor:

M.E.H. Ma. Antonia Magaña Escoto

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.