Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Métodos de manejo y derribo de grandes animales (équidos, bóvidos y suidos) (página 2)




Partes: 1, 2

Los métodos de derribo se clasifican en dulces (usados en general en bóvidos) y violentos (para équidos), aunque algunos se usan indistintamente. Por otro lado, hay que reseñar los potros de sujeción, básicos para los procedimientos de exploración diagnóstica de patologías en grandes animales, inseminación, herrado, etc.

Métodos de manejo y derribo violentos (équidos)

* Método alemán o berlinés: Consiste en colocar cuatro trabones con anillas, uno en cada extremidad a la altura de las cuartillas, con las hebillas hacia fuera y las anillas hacia dentro, situando en la extremidad anterior del lado contrario del que queremos derribar al animal el trabón portalazos, ya que a partir de él se pasará la cuerda a través de las otras tres anillas y luego por la primera anilla. Antes de los trabones hay que poner una correa que vaya desde la cruz (por debajo de la extremidad anterior contraria del lado del que se va a derribar) para facilitar la pérdida de equilibrio del animal al tirar de ella lateralmente, aproximando las extremidades con la misma. Un auxiliar sujeta la cabeza, otro la cola y dos o tres cogen el cabo libre de la cuerda de tiro, tras la extremidad delantera. Tras haber inyectado la sustancia narcotizante se procede al derribo.

Para la maniobra de puesta en pie del animal, se suelen abrir primero los trabones que se encuentran debajo del animal, y luego los restantes, teniendo precaución porque se levanta con brusquedad. Es el más usado, especialmente cuando queremos realizar castraciones en machos.

* Existe una variación de este método anterior, sin trabón portalazos, atando o sin atar a la argolla, pasando la cuerda por todos y con un lazo corredizo, es decir, juntando los cuatro trabones con una sola cuerda de tiro, y la platalonga por el centro del cuerpo. A tal método se le denomina sistema de Munich.

* Método de Stuttgart: Utilizado cuando se quiere explorar la zona abdominal. Se necesitan cuatro trabones, dos de ellos portalazos. Éstos se colocarán en las extremidades en la anterior derecha y en la posterior izquierda (por diagonales). Si se quiere derribar al équido hacia el lado derecho se colocan los otros dos trabones en las extremidades restantes. Se requiere una cincha con anillas.

Al igual que los dos métodos anteriores, una correa va desde la cruz y pasa por debajo de la extremidad anterior contraria del lado de la caída, ayudando al derribo del animal. Tras el derribo se mantienen unidas las extremidades anteriores y posteriores del mismo lado y aproximadas al tórax mediante las anillas de las cinchas, y las posteriores al vientre. En cada uno de los extremos deben tirar "oblicuamente" dos personas, hacia delante y hacia atrás. Una vez terminado el procedimiento, se suelta primero la atadura del cincho y el animal se tumbará sobre un costado.

* Método Danés: Requiere el uso de cuatro trabones, dos de ellos portalazos, y una cincha con dos anillas a nivel dorsal y ventral. Si se desea derribar al animal hacia el lado izquierdo, se coloca la cincha con la hebilla hacia la derecha y las anillas en la disposición anterior. Los trabones, de forma que los portalazos se sitúen en la extremidad anterior derecha y otro en la posterior derecha. Se pasa la cuerda por el portalazos anterior, y las anillas del trabón de la extremidad anterior y posterior izquierda para pasarla por la argolla ventral de la cincha. La cuerda procedente del trabón portalazos de la extremidad posterior derecha se pasa por la argolla situada a nivel dorsal, se tira de las cuerdas a la vez que un ayudante gira la cabeza del animal hacia la derecha. Si se pretende mantener estático al animal tras el derribo, se pueden fijar tres extremidades a la anilla ventral (las anteriores y la posterior izquierda) y la restante se aproxima.

* Método de Madsen: útil tanto para ganado vacuno como equino. Se usan cuerdas y es menos violento con las cuartillas. Se atan las extremidades anteriores en forma de ocho a la altura de las cuartillas, y las posteriores se atan independientemente con dos cuerdas. Se pasan los extremos libres de las cuerdas por debajo de las ataduras y por el lado contrario del que se quiere tirar al animal. Se tira hacia atrás de los extremos de las cuerdas a la vez que un auxiliar gira la cabeza del animal y otro tira de la cola hacia el lado que se desea derribar. El método de Madsen puede englobarse igualmente dentro de los derribos dulces.

Existen modificaciones de estos derribos, como los métodos de Gauer, Cheichowsky o el procedimiento usado por los esquiladores.

Métodos de manejo y derribo dulces (bóvidos)

* Método de Jong: Se utiliza para derribar bóvidos sin cuernos. La cuerda se ata en forma de U alrededor del tórax y abdomen del animal, pasando los extremos de la cuerda por la U a la altura de la línea paravertebral, haciendo presión en la columna vertebral al tensar los extremos de la cuerda.

* Método Italiano: Se coloca la cuerda por la parte media del animal, sobre la nuca de éste, pasándola por debajo de las extremidades anteriores y cruzándola sobre la espalda y entre las dos extremidades traseras. Se tira de las cuerdas hacia atrás, logrando la caída del animal. Es también conocido como método de Szabó.

* Método de Rueff: Muy útil en bóvidos con cuernos. Se efectúa un nudo en los cuernos y, desde ahí, se hacen tres vueltas de cuerda, una a la altura del cuello, otra en el pecho y otra en el vientre; (si el individuo no tuviera cuernos, la primera vuelta se realizaría alrededor del cuello). Con la asistencia de dos auxiliares, se procede a dar un tirón hacia caudal, un ayudante por cada uno de los dos cabos. También se conoce como método de Hertwing.

* Método de Madsen: Explicado con anterioridad.

Potros de sujeción

- Son muy estresantes para équidos. En cambio son útiles en ganado vacuno, especialmente en arreglos a nivel de las extremidades y casco.

- El potro ideal debe tener ciertas características:

* cabida sólo para un animal;

* fácil acceso del clínico al animal, evitando tener que entrar en la estructura;

* suelo antideslizante;

* cerrado por delante y por detrás;

* perfecta sujeción de la cabeza del animal;

* posibilidad de apertura por los cuatro lados;

* presencia de correas y tornos, así como sistemas de fijación de las extremidades, y

* posibilidad de acoplar ruedas para una mejor movilidad (no es imprescindible).

Métodos de derribo y sujeción (suidos)

* Método de Michalik (o lazo para el maxilar superior): Se coloca una persona al lado del animal y realiza un nudo con la cuerda alrededor de la boca hasta quedar colocada tras los colmillos. Hace otra vuelta de cuerda por encima de la primera, cierra las mandíbulas y ata a los lados de las mismas.

Si se pasa tras la actuación anterior el extremo libre de la cuerda por debajo de la extremidad posterior contraria del lado hacia el que se quiere derribar, tirando de la cuerda de abajo hacia arriba se conseguirá, siempre que no abra las fauces, que caiga al suelo y pueda ser inmovilizado mediante fijación de la cuerda con un nudo o dos en forma de ocho.

* Método de Haake: Consiste en el uso de una cuerda de unos cinco metros de longitud y cuatro lazos de cuerda con una argolla de hierro en cada una. Los lazos se colocan por encima de los dedos supletorios y, con la cuerda, se juntan las extremidades del animal, tumbándolo sobre uno de los costados.

Bibliografía

- ABAD GAVÍN, M. El Caballo en la Historia de España. Servicio de Publicaciones de la Universidad de León, 2ª Edición, León, 2006.

- ALEGRE, B.; PEÑA, F. J.; ROBLES, M.; ABAD GAVÍN, M.; DOMÍNGUEZ, J. C.; FERRERAS, A. et al. "Manejo de la inseminación artificial porcina para optimizar resultados", en Ganadería, nº 16, 2002.

- GARCÍA, C. Podología Veterinaria. Imprenta Biosca, Madrid, 1942.

- GONZALO, J. M.; ÁVILA, I.; SAN ROMÁN, F.; ORDEN, A.; SÁNCHEZ-VALVERDE, M. A.; BONAFONTE, I. et al. [Coords.] Cirugía Veterinaria. Ed. McGraw-Hill-Interamericana, Madrid, 1994.

- MARTÍNEZ, J. M.; YUGUEROS, N.; MOLPECERES, A. y MARTÍNEZ, J. M. "Terapéutica de las afecciones en las extremidades de rumiantes y équidos en la obra de Paladio (S. IV d. C.)", en Libro de Ponencias y Comunicaciones del XVI Congreso Nacional y VII Iberoamericano de Historia de la Veterinaria, Córdoba, 2010.

- www.bio-nica.info/biblioteca/Rimbaud2005f.pdf

- www.fmvz.unam.mx/fmvz/e_bovina/12SujecionBovinos.pdf

- www.mgar.vet.br/podologia/aspInicio.asp?lang=3&posicao=1

 

 

Autor:

José Manuel Martínez Pérez

Licenciado en Veterinaria.

Departamento de Sanidad Animal (Facultad de Veterinaria de León).

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Zoologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.