Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Mitomanía, una psicopatología trágicamente aceptada en la actualidad (página 2)




Partes: 1, 2, 3

El término Psicopatología, es una palabra griega, proveniente de (psyché): alma o razón, (pathos): sufrimiento o daño y (logía): estudio.

La Patología, es la parte de la medicina encargada del estudio de las enfermedades en su más amplio sentido, es decir, como estados anormales de causas conocidas o desconocidas.

Muchas profesiones pueden llegar a estar involucradas en el estudio de la psicopatología, principalmente son los psiquiatras y psicólogos los que se interesan por esta área, pues a su vez participan del tratamiento, investigación acerca del origen, su manifestación y desarrollo.

Otras especialidades pueden participar del estudio de la psicopatología. Los profesionales de las neurociencias pueden centrar sus esfuerzos de investigación en los cambios cerebrales que ocurren en una enfermedad o trastorno mental.

El término Psicopatología puede ser utilizado en 3 sentidos:

#1.- Área de estudio

#2.- Término descriptivo

#3.- Designación de investigación

1.-La Psicopatología, como área de estudio: Es aquella área de la salud que describe y sistematiza los cambios en el comportamiento que no son explicados, por el desarrollo del individuo, ni como resultado de procesos de aprendizaje. Las psicopatologías también son entendidas como trastornos psicológicos, trastornos mentales o enfermedades.

2.-La Psicopatología, como término descriptivo: Es aquella referencia específica a un síntoma que se puede encontrar formando parte de un trastorno psicológico.

3.-La Psicopatología, como designación de investigación en psicología: se centra en estudiar los procesos que pueden inducir estados no sanos en el proceso mental, permite explicar estos estados no sanos de las personas, así como posibles aproximaciones de tratamiento.

Adolfo Jarne Esparcia, Psicopatología, Editorial UOC, Barcelona, 2006

Cualquier conducta que cause malestar, impedimento o inhabilidad, a raíz de una disrupción o deterioro de funciones cognitivas o neuroanatómicas, podría ser clasificado de psicopatología.

La teoría psicoanalista contiene muchas ideas sobre el desarrollo humano, la psicopatología y el tratamiento, sin embargo sus postulados son difíciles de estudiar en forma científica porque los sucesos que plantea como hipótesis no se pueden observar de manera directa y son difíciles de evaluar en forma objetiva.

En el mundo actual existen gran variedad de psicopatologías, conductas anormales, desviadas o trastornadas, que forman parte ya la vida común de las personas, de las culturas y sociedades, muchas personas han desarrollado psicopatologías sin darse cuenta, y sus conductas tristemente están completamente fuera del verdadero propósito para el cual fueron creados.

Una de las psicopatologías más aceptada inconscientemente en la actualidad es la mitomanía ya que en la actualidad la mayoría, en mayor o menor medida, por acción o por omisión, mentimos.

Irwin G. Sarason y Bárbara R. Sarason, Psicopatología: psicología anormal: el problema de la conducta inadaptada, PEARSON EDUCACIÓN, MEXICO, 2006

1.2 Definición Mentira

-L a M e n t i r a-

+Es una declaración realizada por alguien falsa, esperando que la crean.

+Es Ocultar la realidad en forma parcial o total.

+Es la falta a la verdad con intención de engañar.

+Acción y efecto de decir algo diferente a la verdad.

+Acción que implica un engaño intencionado y consciente.

+Expresar afirmación, aunque se sabe que es falsa o que oculta la verdad.

+Se distingue del error, en que este no busca el engaño.

+El error se opone a la verdad, la mentira a la veracidad.

+Sin intención de engañar, no hay mentira.

+La mentira en acción se llama hipocresía.

+Manifestación contraria a lo que se piensa, sabe o dice. 

+Puede ser una falsedad genuina o exagerar una verdad.

+Verdad, si la intención es causar acción en contra de los intereses del oyente.

+Es una idea en desacuerdo con la verdad para inducir a otros al error.

+Para que se den auténticas mentiras tiene que haber intencionalidad moral.

Con la ayuda de las definiciones anteriores, en esta investigación podemos definir a la mentira como:

Expresar una declaración, realizada por alguien, diferente a la verdad o falsa, ocultando la realidad en forma parcial o total, contrario a lo que realmente se sabe, tal afirmación se hace conscientemente y voluntariamente con intenciones de engañar, esperando a que los oyentes la crean, generalmente para obtener un beneficio.

Thomas Carson, La Definición de mentir, 2006

2.1 Etiología Mentira

Es conocido que los códigos de conducta han sido creados con la finalidad de que los seres humanos puedan tolerarse los unos a otros y de esta manera coexistir socialmente.

Aún así, algunos individuos tienden a actuar y conducirse en contra de estos principios y entonces surge la necesidad de detectar conductas contrarias a los principios sociales que los individuos ocultan por protegerse.

Aparecen a partir de entonces juicios en los que la finalidad era determinar la veracidad de un sujeto a partir de la aparición de reacciones fisiológicas. Ancestros detectaron que a la mentira se le acompañan ciertas reacciones fisiológicas.

Se entiende que la mentira es una expresión de la no-adaptación, de un conflicto de intereses personales y sociales. En este conflicto, por una parte se encuentran aquellos valores adquiridos a nivel cognoscitivo VS el egoísmo y el instinto.

Este conflicto, es el instinto de auto conservación el que tiende a ganar. Como descripción o definición de una persona que miente, tenemos que encontrar las siguientes características:

#1.- Este individuo esta consciente de que no esta diciendo la verdad.

#2.- Trata de convencer a alguien mas de que lo que dice es verdad.

#3.- Intenta obtener beneficio de sus mentiras.

La mentira, por si misma, no causa reacción psicofisiológica alguna. Mentir bajo ciertas circunstancias es lo que va a provocar que dichas reacciones surjan a nivel psicofisiológico y que por lo tanto puedan ser detectadas.

La mentira, parece ser que se origina en un esfuerzo de producir un incremento del ego. La fantasía en sí, se cree solo temporalmente y muy pronto se abandona cuando la persona se confronta con evidencia contraria.

La gran mayoría, en mayor o menor medida, por acción o por omisión, mentimos. Lo hacemos en la mesura que no decimos lo que pensamos, o que decimos lo que no pensamos, y no sabemos, o incluso lo que sabemos inciertamente, para salir del paso.

Las personas mentirosas, pueden contar historias exageradas para realzar su ego y para obtener aprobación constante de los demás. En esta condición, las mentiras se dicen principalmente por razones de auto engrandecimiento, que a menudo es obvio a quienes los observan.

Hay que recordar que el mentiroso no tiene edad y la mentira puede darse en todo el ciclo de vida.

Hay mentiras socialmente más positivas que ciertas verdades incontestables. Son muchas las situaciones en que una mentira doctamente trasmitida genera un efecto beneficioso.

La mentira es un fenómeno defensivo y natural y, aunque parezca extraño está ligada a la capacidad intelectual del individuo a su desarrollo psicosexual y a su equilibrio emocional.

La mentira puede hacer daño al destinatario pero en última instancia a quien más perjudica es al mentiroso, ya que le convierte en una persona poco íntegra, indigna de confianza y carente de crédito.

La mentira es una patología de la afirmación. Cuando afirmo implico pragmáticamente que se o creo, o por lo menos no descreo lo afirmado. La implicación pragmática es una inferencia que consiste en dar a entender un saber, una creencia.

Esta inferencia es lingüística pero pragmática, porque cuando miento doy a entender que lo que digo es verdadero y mediante esta sugerencia transmitida implícitamente por mi afirmación, trato de engañar a mi interlocutor.

Podemos afirmar que existen gran variedad de mentiras, y que al realizarlas se obtienen gran variedad de beneficios dependiendo la circunstancia en cada caso, pero queda claro que el mentiroso es una persona que no acepta la realidad tal como es, y busca el camino fácil y rápido para salir del paso, obteniendo lo que desea en ese momento, sin analizar la situación.

Adolfo León Gómez, Breve tratado sobre la mentira, Editorial Hernán Toro, Cali Colombia, 2003

2.2 Elementos Mentira

#1.-Lo dicho contrario a la mente (A lo que es o debería ser).

#2.-La voluntad de decir una cosa falsa.

#3.-La intención de engañar a otro con tal falsedad.

Según Santo Tomás, el primer elemento constituye la falsedad material de la mentira, el segundo la falsedad formal y el tercero la falsedad efectiva. De estos tres elementos, es el segundo, el que propiamente constituye la mentira, porque es la voluntad de enunciar algo falso.

De allí que no sea mentira expresar algo falso creyendo que es verdad, que sería una falsedad material pero no formal, porque no se profiere con la intención de decir lo falso. Por el contrario, sí lo es decir una falsedad formal con intención y consciencia de mentir, aunque en sí sea verdad.

Sobre el tercer aspecto nos agrega un punto muy importante por lo problemático, ya que Santo Tomás nos dice que "querer engañar a otro haciéndole creer lo que es falso", no es propiamente mentira, sino cierta consecuencia de la misma.

En resumen Santo Tomas nos dice, que existen afirmaciones que son falsas, porque lo que se dice en realidad no es lo que debería ser, pero si el locutor tiene en mente que esa afirmación es verdadera, la afirmación seguiría siendo falsa pero no sería una mentira.

Ya que en la voluntad no estuvo decir una afirmación falsa, aunque si la hizo inconscientemente, esta afirmación llegaría a ser una falsedad material porque lo afirmado no es en realidad lo que es, pero no sería una falsedad formal porque en la afirmación el locutor creía que era verdadera.

La mayoría de las personas que mienten, no tienen conciencia de los 3 elementos principales de su mentira, así mismo no se dan cuenta en su proceso de mentir cuando su mentira a pasado de ser una falsedad material, a una formal, hasta llegar a una falsedad efectiva, desconocen por completo todo el proceso de la elaboración de su mentira, sin embargo su mentira cuenta con esos 3 elementos.

Santo Tomas de Aquino, La Suma Teológica, Tratado de Teología, Siglo XIII

2.3 Descripción Mentira

La mentira es un síndrome clínico caracterizado por la fabricación usualmente elaborada, consistiendo de una superestructura de algunas realidades, erigidas sobre una fundación de distorsiones engañosas. Esta condición se detecta principalmente en el grupo diagnostico del psicopático y en otras categorías con tendencias a la impulsividad.

Un mitómano es una persona que tiene cierta tendencia a decir mentiras. Una mentira nos lleva a la otra, y puede marcar, siempre negativamente, nuestra manera de relacionarnos con los demás.

Si buscamos una definición más académica, nos topamos con que la mentira es una expresión contraria a lo que se sabe, cree o piensa. Así que quien engaña sin ser consciente de hacerlo, no miente: simplemente trasmite a los demás su propia equivocación, como mencionamos con anterioridad, dicho por Santo Tomas de Aquino.

La relación que cada persona mantiene con la mentira, además de decir mucho de ella, es bien distinta a la de los demás. Hay quienes sólo recurren a la mentira cuando es compasiva, o cuando les proporciona resultados positivos, sin generar engaño importante o si se trata de un asunto banal.

Como también los hay quienes mienten muy seguido, por costumbre, y sólo en temas poco relevantes. También existen los mentirosos que planean una mentira desde antes, para tener ventaja a una situación, provocar confusión al oyente y sacar provecho descaradamente.

El filósofo Leo Strauss acentuó la necesidad de mentir para ocultar una posición estratégica. Así lo hicieron también los representantes de la filosofía política, desde Maquiavelo hasta el escrito realizado por Platón llamado: La Mentira Noble.

También los hay que mienten, y callan verdades necesarias, por timidez, por vergüenza o por falta de carácter.

Los mentirosos patológicos, mienten con mucha facilidad, ya sea por conveniencia, o por una absoluta y cínica falta de respeto a la verdad, ahí se encuentran los economistas de cartón, los banqueros fraudulentos, algunos abogados y la mayoría de los políticos de nuestro país.

Existe una profesión en la que el uso y el entendimiento de la mentira en todas sus acepciones son de gran interés. Esa profesión es el derecho. Aunque otras existen, en las cuales su presencia aparece, como elemento inextricable.

La tolerancia de la gente con los mentirosos habitualmente es muy pequeña, y a menudo sólo se necesita que se sorprenda a alguien en una mentira para que se le asigne la etiqueta de mentiroso y se le pierda para siempre la confianza.

El mentiroso es un ser inseguro, egoísta, irresponsable, o inmaduro. O todo ello a la vez. La mentira es tan dañina para quien la recibe como para quien recurre a ella.

Una mentira graciosa, más comúnmente como bromear, engaño con propósito humorístico, cuando la falsedad se entiende, no se considera inmoral y es una práctica utilizada ampliamente por comediantes y humoristas.

Otra clase de mentira es el autoengaño. Este tipo es cuando nos creemos y mostramos como en realidad no somos, el problema del autoengaño es que así no sabremos si las personas nos quieren o no como realmente somos, ya que mostramos una imagen fraudulenta que nos hemos fabricado con las mentiras.

Felix Larocca, La mentira y la Neurociencia Aplicada, Provincia de Santiago,

República Dominicana

2.4 La Mentira

La mentira y el engaño son parte de las relaciones humanas. De allí la importancia de describir la conducta del mentiroso e intentar descubrir una anatomía de la mentira.

Martínez Selva, Manual de Comunicación Persuasiva Para Juristas, España

En la actualidad no hay sistema, humano o mecánico, que permita saber de modo infalible si alguien miente, pero siempre se accede a indicios, y por ellos puede percibirse si intenta engañar. Hay veces que los indicios son tan claros que la mentira es evidente.

Todo nos conduce a la mentira, también el bien. Se miente por aversión, como pueden ser ofensas injustas y chismes contra los enemigos, los rivales envidiados, los amigos odiosos, anulando las virtudes y aumentando las culpas.

Se miente por amor a la comodidad, como los parásitos, los vagabundos, los callejeros, como todos los que están obligados por la necesidad y el vicio a pagar con dinero de palabras una gracia, una limosna, una cena, una complicidad, un pan.

Se miente por miedo, para escapar de un peligro, para salvarse de un castigo, para evitar el odio o la vergüenza.

Se miente por vanidad, para parecer nobles, importantes, admirados, más de lo que somos, para dar prueba de ingenio, para hacer creer que sabemos lo que los demás no saben, para engrandecer nuestra familia, nuestra casta, nuestra nación.

Se miente por juego, desilusiones ridículas, engaños divertidos, en suma, para divertirse y entretener.

Se miente por piedad, para no aterrar a un moribundo, para no destruir la paz de un traicionado, para volver menos crudo un rechazo, un abandono.

Se miente, en fin, por ignorancia, por olvido, por imbecilidad y hay quien miente sin motivo alguno, quien miente por mentir.

Y no se miente sólo con palabras: a veces hasta la mirada ambigua, el acto y el gesto falso y el llanto es un engaño.

También mienten los denunciantes anónimos y los espías, por resentimiento o por dinero. Nunca sabrás por ningún medio lo que tu vecino piensa de ti, de los demás y del universo, lo que ha hecho tu mujer en ciertas horas, ciertos días, ciertos años, en años lejanos, lo que sucedió realmente en un intersección de tiempo y espacio ante miles de testigos.

Es notable la gama de posibilidades que surgen de la naturaleza humana, la tendencia a mentir y su variedad. La especulación y la fantasía están presentes.

Papini, Cartas Del Papa Celestino 6to A Los Hombres, AGUILAR, Madrid, 1957

Hay dos tipos básicos de mentira: la ocultación y la falsificación:

La primera es el engaño por omisiones, silencios y emociones fingidas, este tipo es considerado la forma perfecta de mentir.

La segunda es la presentación de información falsa o la invención de una historia falsa para confundir o engañar

Esta última exige más esfuerzo mental para no perder la compostura y conservar la coherencia, ya que el que la declara busca la congruencia entre los distintos elementos de la información que va proporcionando.

En la actualidad en la gran mayoría de las sociedades utilizan estos dos tipos básicos de mentiras, estos son los tipos más comunes y es la forma de clasificar a las mentiras de forma más general.

Sin embargo, hay personas que buscan justificar su afecto hacia la mentira, tratando de explicar que algunas son piadosas y se dicen con el fin de no perjudicar a los demás, sin embargo, la piedad, como una virtud humana, no puede estar fincada en una mentira.

Otras personas dicen que depende de la magnitud de la mentira, unas serán mentirillas y las otras mentiras grandotas, sin embargo, la mentira es en su esencia inconmensurable y por lo tanto no tiene tamaño y no puede ser medible, a pesar de que sus efectos conlleven daños o consecuencias leves o muy graves.

2.5 La Mitomanía

La mitomanía, se puede definir como el hábito de mentir constantemente, esta patología se trata de una tendencia del carácter de la persona a mentir y a crear historias inventadas o simuladas.

Lo que busca una persona mitómana es siempre obtener algún beneficio, las invenciones son un truco con un fin. El mitómano es un individuo inestable, que se sugestiona y que generalmente actúa con falsedad. Aunque al comienzo la simulación o la mentira son un hecho consciente, luego se verá a sí mismo como parte de su juego.

Dicho en otras palabras: acaba creyéndose sus propias mentiras. Sin embargo la caída en su propia falsedad es una convicción frágil y por lo tanto siempre reversible. Con ayuda de especialistas se puede salir de esto, con voluntad y un cambio profundo en la manera de pensar.

El mitómano encuentra que todos los medios son buenos para modificar la realidad: las mentiras, fábulas, simulación de enfermedades mentales y físicas, entre otras.

La mitomanía puede clasificarse en dos categorías:

#1.- Mitomanía Vanidosa

#2.- Mitomanía Perversa

La mitomanía vanidosa está caracterizada por exageraciones como:

Proezas atléticas, actos de adoración, éxitos amorosos, actos heroicos, fortunas hábilmente ganadas entre otras.

La mitomanía perversa se caracteriza por agresividad y dañar a otros como: Difamación, denuncias, falsas acusaciones, falsos atentados, cartas anónimas entre otras.

2.6 Los Mitómanos

Los mitómanos son personas que mienten en forma sistemática y la mayoría de sus mentiras son irracionales, porque no tienen ninguna razón para mentir, es decir, mienten en la mayoría de la veces, ante situaciones en las que no hay necesidad de mentir.

El mitómano imagina y siente cosas que no suceden realmente. Se cree sus propias mentiras y las ve como si fueran realidad. Vive en un mundo irreal y utiliza el engaño para conseguir lo que quiere.

Los mitómanos tienen un trastorno emocional que consiste en imaginar, ver y sentir cosas que no pasan realmente y aquí el que sufre es el mentiroso que se cree sus propias falsedades y las ve como si fueran realidad.

Los mitómanos viven en un mundo irreal, adulterado, y al final no se dan cuenta de que se están haciendo daño, y se están lastimando, porque se envuelven en sus propias fantasías. Estas personas llegan a crearse su propio mundo e intentan demostrar a los demás que todo lo que dicen y hacen es cierto.

Los mitómanos llegan al extremo de manipular para conseguir lo que quieren, usan mecanismos de defensa e inventan sucesos, aunque no saben que pueden deformar su personalidad.

Algunos mitómanos llegan a proclamarse maestros, iniciados o reencarnaciones, pero no son más que falsos, que ignoran que lo son. Si la persona no busca tratamiento, llega a perder el prestigio social, la transparencia, la conducta discriminada y se convierte en un gran mentiroso, nadie lo toma en cuenta y no puede sostener pareja, familia ni trabajo.

Una persona que habla mentiras permanentemente sin tener ningún motivo, es fantasiosa, ilusa y se inventa un proyecto que no existe, se trata de un mitómano.

Esta patología es un patrón que se aprende, se repite y luego llena los espacios en la vida de la persona, al adaptarse a resolver necesidades con falsedades. Al cabo de un tiempo, esos individuos van perdiendo credibilidad y terminan siendo aislados y rechazados en el ámbito familiar, social y laboral.

Cuando los demás descubren que todo lo que dice la persona es mentira le van perdiendo confianza, la mitomanía es mas común que se desarrolle en la adolescencia y en la adultez temprana, entre los 18 y 25 años.

En primer lugar habría que entender que la mitomanía suele estar presente en personas que no se encuentran satisfechas con su vida y necesitan fantasear, tal vez directamente mentir, para hacerla más atractiva ante los demás.

Muchos hijos se crían mitómanos a causa de padres con esta tendencia, dentro del matrimonio: una esposa o un esposo mitómano es una carga emocional que trae consigo varios problemas, sobre todo se pierde la confianza que debe prevalecer dentro del matrimonio.

El mitómano no planifica lo que va a decir y no tiene un orden de secuencia de discriminar qué tan grande es la mentira o qué tan fuera de contexto está, sino que la profiere con la creencia de que tiene el control de ordenar sus pensamientos.

El mitómano interfiere en el orden individual, familiar, de pareja y socialmente.

En el individual se va perdiendo la credibilidad pública, nadie le cree, y lo más crítico es cuando tiene como ciertas sus propias mentiras y le causan problemas de identidad.

En el orden familiar, la familia se agota de escuchar tantas mentiras; una y varias veces ha sido engañada y les ha dejado un alto grado de desilusión.

Con su pareja la cosa se torna delicada cuando entra en el descrédito y tiende a tener problemas de infidelidad. En el aspecto social lo rechazan, incluso, le ponen sobrenombres.

El mitómano tiene que someterse a un tratamiento, ninguno se cura solo, se recomiendan algunos tipos de terapia y se le dan reforzadores, por ejemplo, si no dijo mentiras en esta semana se le dan premios.

2.7 Descubrir Mentirosos

Las personas mienten mas cuando hablan que cuando escriben, el que quiere descubrir la verdad, busca indicios que, interpretados debidamente según los datos disponibles, los antecedentes y el contexto, dirán si se miente o se dice la verdad.

Detectar un engaño es un ejercicio de interpretación de los indicios a partir de la base de las informaciones que se poseen.

Estos indicios se buscan en el comportamiento verbal o no verbal del mentiroso y, en especial, sus cambios de comportamiento comparando con lo habitual en él.

Estos Indicios pueden ser, los cambios de actitud, las reacciones intempestivas, la alteración del ánimo cuando se le pregunta, son demostrativos de la falsedad.

Un elemento que según la experiencia demuestra la mentira, es la ira o la reacción de enojo explosivo.

Hay indicios verbales, no verbales y fisiológicos. Los verbales son lingüísticos, los no verbales son corporales.

El tono y ritmo de voz puede ser de uno u otro grupo. Los fisiológicos son propios de las emociones que concurren en el acto de engañar y se detectan con el material adecuado por profesionales expertos.

En la detección verbal el que busca la verdad, busca errores sistemáticos en el lenguaje que ocurren en forma involuntaria y espontánea de la persona que se supone esta mintiendo, tales como contradicciones, olvidos, incoherencias o inconsistencias.

De esto resulta la importancia de esos datos, comprobables en las sucesivas declaraciones, que son indicios demostrativos de la mentira.

Una de las formas más habituales de detectar mentiras es a través de toda una serie de señales que revelan las reacciones emocionales del mentiroso.

Estas señales son conductas inesperadas, involuntarias e incontrolables, quien dice la verdad puede denotar emoción por el temor a no ser creído, o puede indignarse porque no le creen. Por eso debe analizarse con atención y detalle para evitar un error de interpretación.

Para detectar e interpretar los indicios del engaño hay que saber algo acerca de la psicología de la persona que miente. "Si una persona es creíble y fiable, los demás tenderán a creer lo que dice y podrán ser convencidos.

El mentiroso intentará reforzar a toda costa su credibilidad y utilizarla para que le crean, se tiende a creer más a las personas extravertidas, abiertas, impulsivas y entusiastas. El mentiroso intentará dar una imagen creíble, positiva y honesta de sí mismo, rodeándose de un halo de santidad.

El aspecto básico de la credibilidad es la coherencia, puede ser interna y externa:

El entrevistador prestará atención a la coherencia interna o congruencia que existe entre los elementos del mensaje que se escucha, y a la coherencia externa o congruencia entre los argumentos que se presentan, la experiencia previa y el comportamiento de quien habla.

Otra de las bases de la credibilidad es el convencimiento que se manifiesta en lo que dice y la firmeza, la exageración o el exceso de emotividad con que se lleva a cabo. La expresividad debe estar en función del contenido del mensaje.

Las actitudes como tendencias generales a la acción frente a las emociones que son reacciones rápidas, específicas y ligadas a un acontecimiento, a una persona o a una situación.

La actitud es una disposición más general que la emoción, se consideran siete actitudes básicas:

#1.- Negación (el que dice siempre que no)

#2.- Minimización (devaluar la gravedad)

#3.- Racionalización (justificación)

#4.- Distanciamiento (alejarse)

#5.- Autoengaño (la versión falsa terminan creyéndosela)

#6.- Control de la situación (ilusión de transparencia y control)

#7.- Ataque al interrogador (conflictividad)

Actitudes del mentiroso: Utiliza respuestas elaboradas y cautelosas, lo que requiere pausa y esfuerzo mental. Intenta tanto suprimir las señales no verbales como parecer muy sincero.

Intenta no molestar al entrevistador sino más bien comportarse con reciprocidad, adoptando su humor y sus modos. Desarrolla una conducta de protección de la imagen y de la relación con el entrevistador creando una suerte de reciprocidad que además le sirve para perpetuar su condición rentada de testigo protegido.

Las emociones provocan cambios característicos en la expresión facial. Alteran el curso normal de la acción. Los indicadores como el nerviosismo, los errores lingüísticos o incongruencias y las micro expresiones faciales tienen su origen en la alteración del comportamiento normal.

La gente piensa, en general y a pesar de que no es así, que son buenos detectores de mentiras. Para ello deben estar advertidos de lo enseñado antes, y reunir cualidades básicas: escuchar bien, ser buen observador, prestar atención a los indicios verbales y señales no verbales, estudiar en detalle las discrepancias o incongruencias.

Las técnicas de detección sirven para identificar indicios, muchos de ellos señales emocionales o errores en lo que dice el mentiroso y en su forma de comportarse, derivado de que la mayoría no planifica adecuadamente sus mentiras.

Reiteramos que el resultado de una indagación lleva siempre a una suposición, a una conjetura, que es la interpretación que hace el interrogador a partir de los datos que ha obtenido. Nunca se llega a una certeza. Por ello es mejor guiarse por más de un indicio.

Técnicas de detección: Los principios generales son variados, pero en gran parte comunes a casi todas las técnicas de detección o interrogación. Son importantes las preguntas relevantes o clave para confrontar al interrogado con la situación.

#1.-Fase de orientación (establecer diálogo y comunicación).

#2.-Fase de la narración (se evalúa la conducta del sujeto para hacerse una idea de su credibilidad).

#3.-Fase de la confrontación (llegado el momento se plantean las inconsistencias, contradicciones incoherencia recogidas).

Esto muestra que los datos empíricos de incoherencias y contradicciones siempre son fundamentales.

#4.-La cuarta fase es la resolución que no siempre se consigue de la admisión o confesión de haber engañado

La confesión no indica siempre culpabilidad a veces se hace por afán de notoriedad o porque se padece una enfermedad o para aliviar la culpa por otras actuaciones.

La mentira de ocultación se detecta principalmente por las evasivas. La de falsificación se detecta por sus incoherencias y errores, contradicciones e inconsistencias.

Si se preguntan detalles le generan miedo y estrés. Es difícil crear una historia completamente nueva. La clave se encuentra en los detalles, que son los que permiten contrastar su veracidad.

Se debe tener un conocimiento básico para descubrir cuando una persona miente, esto ayudara a detectar a tiempo circunstancias y situaciones, evitando malos ratos o engaños con personas desconocidas, de igual manera el saber los indicios fundamentales de las personas que mienten, es una herramienta que nos servirá para tomar mejores decisiones con todas las personas que nos rodean, porque sabremos en realidad sus verdaderas intenciones detrás de sus palabras.

Juan Cruz, Contra la sinceridad, Martínez Roca, 2000

3.1 Mentiras en Adultos

El adulto es mentiroso cuando no ha superado los obstáculos que le ha puesto la vida, y engaña para sentirse el triunfador que nunca ha sido.

Mientras que el anciano miente cuando no justifica, por vergüenza, los errores que ha cometido a lo largo de su existencia.

En los adultos la mitomanía se define como el trastorno psicológico consistente en mentir patológica y continuamente falseando la realidad y haciéndola más soportable, el mitómano no sublima su impulso transformándolo en arte.

La palabra mitomanía se origina del griego (mitos): mentira, y (mania): modismo. Con frecuencia, el enfermo, de carácter más bien paranoide, desfigura mentirosamente la propia idea que tiene de sí mismo, magnificándola o disfrazando unos humildes orígenes con mentiras de todo tipo, de forma que llega realmente a creerse su propia historia y se establece una gran distancia entre la imagen que tiene el enfermo de sí mismo y la imagen real.

Si bien la mentira puede ser útil y es un comportamiento social frecuente, el mitómano se caracteriza por recurrir a esta conducta continuamente sin valorar las consecuencias, con tal de maquillar una realidad que considera inaceptable urdiendo todo tipo de sistemas delirantes.

Esta característica está asociada a trastornos de personalidad graves. Pero quien se siente inferior, puede recurrir a la mentira con el intento de demostrar a los demás que tiene éxito. El individuo, por medio de las mentiras está empeñado en obtener casi todo lo que pueda para satisfacer sus propias necesidades.

Especialistas sostienen que el mitómano tiene una tendencia patológica, un impulso irrefrenable por deformar la realidad. El contenido y la extensión de sus mentiras es desproporcionado para cualquier finalidad o ventaja personal que se pretenda con ella. Hay una intención de engaño que al individuo le resulta difícil de controlar.

Nuestra relación con la mentira, con qué frecuencia mentimos, y qué gravedad tienen esas mentiras, la podemos ver como un índice que mide nuestro grado de responsabilidad y madurez; de cómo afrontamos las frustraciones, y si mostramos una coherencia en las actitudes y comportamientos en nuestra vida.

Quien oculta la verdad retiene parte de una información que para el interlocutor puede ser interesante aunque, en sentido estricto, no falta a la verdad. Sin embargo, quien falsea la realidad da un paso más, al emitir una información falsa con etiqueta de real.

Resulta más fácil mentir por omisión, a pesar de que puede resultar tanto, o más dañino e inmoral, que la mentira activa.

Se recurre asimismo al falseamiento cuando se ocultan emociones o sentimientos que aportan información relevante al interlocutor, en la medida que pueden inducirle a error de interpretación o a iniciar acciones inadecuadas. En el amor, esto todos lo hacen.

También podemos mentirnos a nosotros mismos, para evitar asumir alguna responsabilidad, por temor a encarar una situación problemática, por la dificultad que nos supone reconocer un sentimiento. Invariablemente, antes o después, este autoengaño nos lleva a mentir a los demás.

Otras formas de mentir son las verdades a medias, el mentiroso niega parte de la verdad o sólo comparte una fracción de ella y las versiones oficiales, en las que se dice la verdad pero de un modo tan exagerado que el interlocutor, casi ridiculizado, la toma por no cierta.

Algunas personas casi nunca mienten por razones bien distintas a la ética o la conveniencia. Por miedo a ser descubiertos, por pereza, por orgullo, pero, si lo pensamos bien, razones bien similares son las que pueden impulsarnos a mentir u omitir, en determinadas circunstancias, lo que pensamos o sabemos que es la verdad.

Tan importante como el hecho de mentir o decir la verdad es la intención con que se hace una u otra cosa, y he ahí donde reside el verdadero dilema moral.

Una mentira que a nadie daña, o incluso reporta beneficio a su destinatario, puede ser más defendible que una verdad que causa dolor innecesariamente.

Mentimos por muchas razones: por conveniencia, odio, compasión, envidia, egoísmo, por necesidad, o como defensa ante una agresión.

La mentira razonada persigue un interés concreto, es malévola y se emite con la intención de perjudicar o engañar. Ésta es la mentira que define al psicópata.

En la mentira sentimental, lo que se dice o se hace no concuerda con la situación emocional de la persona, la mentira del amor.

Olvidando su origen, no todas las mentiras son iguales. Las menos convenientes para nuestra psique son las mentiras en que incurrimos para no responsabilizarnos de las consecuencias de nuestros actos.

Las menos admisibles son las que hacen daño, las que equivocan y las que pueden conducir a que el receptor adopte decisiones que le perjudiquen.

Concluyamos, por tanto, que los dos parámetros esenciales para medir la gravedad de la mentira son la intención que la impulsa y el efecto que ésta causa. En lo que se parecen al chisme o el rumor.

Felix Larocca, La mentira y la Neurociencia Aplicada, Provincia de Santiago, República Dominicana

Según Mark Twain, se puede hablar de tres clases de mentira:

#1.- La Racional

#2.- La Emocional

#3.- La Conductual.

La Mentira Racional, lo básico es que lo que se dice, se siente o se hace, se contrapone con la verdad racional. Se falsea la verdad por algún interés. Es más profunda, mucho más malvada, es la mentira hecha para dañar a los demás.

EJEMPLO:

El caso de una amiga envidiosa que le dice a otra que su marido la engaña con el propósito deliberado de causar daños en su matrimonio.

La Mentira Emocional, en la que lo básico es que, lo que se dice, se siente o se hace no concuerda con la situación emocional del mundo afectivo.

EJEMPLO:

El caso de los esposos que cuando llegan a la casa tratan de parecer enojados, por alguna mala situación en el trabajo, el tráfico pesado o cualquier otra circunstancia, cuando en realidad estaban en una fiesta con sus amigos, o simplemente pasándola bien con su amante.

La Mentira Conductual en la que se trata de actuar o dejar actuar de forma deliberada para decir que somos lo que no somos.

EJEMPLO:

Es el caso del galán vanidoso de mediana edad, que la oculta ante su novia o amante, tiñéndose las canas y afirmando tener siete años menos.

Estas tres clases de mentiras se dan en la gran mayoría de los adultos, generalmente para obtener algún interés, para ocultar algo o para aparentar algo que no es, y son utilizados muy frecuentemente en el mundo actual y podría decirse que forma parte ya trágicamente en la vida normal de un adulto en estos tiempos en los que vivimos.

Si estamos caminando en la voluntad de Dios, no habrá necesidad de realizar ningún tipo de mentira, porque al estar alineado con el creador, sabremos quienes somos, y porque estamos aquí, no necesitamos construir una mejor imagen de nosotros mismos frente a la sociedad o conseguir cosas que deseamos, ya que nuestra confianza esta en Dios y a el es el único que tenemos que agradar.

Mark TWAIN, Las tres erres, Edición de Maxwell Geismar, Madrid, 1975

3.2 Mentiras en Niños

El niño es mentiroso en la medida en que sus fantasías se hacen presentes para confundirlas con realidades. En cambio el adolescente lo es cuando su encuentro con el mundo real le causa frustraciones y las quiere evitar, el miente porque no se ve capaz de afrontar las verdades que le contrarían.

El razonamiento de los niños no está totalmente definido, sino hasta más o menos los 10 años. Si las mentiras son muy frecuentes hay que preocuparse, pero es indudable que todas las mentiras de los niños hay que corregirlas y no estimularlas.

Los niños viven una fantasía que no puede catalogarse como mentira y mucho menos mitomanía. Cuando un niño plantea que tiene un amigo imaginario, él cree que existe y por lo tanto no está mintiendo.

En este caso hay una imaginación exacerbada que no es mitomanía, ya que se presenta en el contexto de la evolución cognitiva de la persona. El concepto mitomanía sólo se reserva a la mentira compulsiva.

Mientras que en la mentira compensatoria, común en los niños, hacemos creer que somos lo que no somos: más jóvenes, mejor informados, menos anticuados. Pero existen también otras clases de mentiras: chismes, rumores y las mentiras piadosas.

Las mentiras de los niños pueden dividirse en varias categorías:

M e n t i r a s I m i t a t i v a s:

El padre que falsifica lo que cuenta para que los hechos resulten más interesantes, está dando ejemplo a su hijo, y pudiera imitarlo.

M e n t i r a s d e E x a g e r a c i ó n:

Los niños suelen exagerar. Esas exageraciones, por lo común no deben preocuparnos mucho, pero debe ayudarse al niño a comprender que sus afirmaciones son inexactas y que es aconsejable que diga la verdad.

M e n t i r a s S o c i a l e s:

El niño a quien su madre envía a la puerta a decir al visitante que "mamá no está" o que está enferma, probablemente crecer creyendo que la falsedad es aceptable.

M e n t i r a s D e f e n s i v a s:

Suele echar mano a la mentira para evitar las consecuencias de su conducta.

M e n t i r a s C o m p e n s a t o r i a s:

Si los padres dan gran importancia a las calificaciones escolares o a las habilidades, el niño puede sentirse justificado al suministrar datos falsos para impresionar a sus maestros, padres o amigos.

M e n t i r a s A n t a g ó n i c a s:

Cuando el niño se impacienta con otro miembro de la familia que continuamente lo molesta, puede inventar mentiras para que dejen de molestarlo.

M e n t i r a s V e n g a t i v a s:

El niño enojado con sus padres por creer que lo tratan injustamente puede recurrir a la mentira para vengarse.

M e n t i r a s P a t o l ó g i c a s:

Esta es una condición de mentira crónica en que el individuo no parece obtener beneficio alguno de sus falsificaciones.

4.1 Tratamientos en Adultos

Para la terapia, el entendimiento de las mentiras de nuestros pacientes es vital, ya que nos revela, de modo elocuente, sus conflictos y dilemas preocupantes y muy seguido, para ellos mismos, más inaccesibles.

No es fácil que los mitómanos reconozcan su condición, pero una vez se da ese paso es posible ayudarles con terapias para descubrir lo que les sucede. En algunos casos es necesario que tomen medicamentos.

Es casi imposible que quien padece la mitomanía busque ayuda, generalmente es llevado a consulta psicológica por otras personas, pero mientras la persona no se someta a una terapia, la mentira seguirá dominando su vida.

Si el mitómano acude a un especialista, sin duda, podrá superar la mentira y comenzará a vivir la realidad tal y como es y podrá gozar de la confianza de quienes lo rodean.

Pero, todo siendo igual, es mejor vivir con verdades que sean amargas que con mentiras que sean piadosas. El cimiento sobre el cual se edifican las relaciones humanas es la confianza o la fe.

4.2 Tratamientos en Niños

Determinados niños, en algún momento, aprenden a eludir sus responsabilidades mintiendo. Si esta acción la realizan durante mucho tiempo, la mentira termina convirtiéndose en hábito.

Para evitar que un niño aprenda a decir mentiras sus padres y amigos deben inculcarle valores, responsabilidad e integridad. Debe vivir en un hogar donde reine la honestidad y el buen ejemplo, porque de nada sirve enseñarles a no mentir si es lo que los padres hacen a diario.

Se tiene que tomar en cuenta que la mentira en los niños no tiene juicio ético. El razonamiento de los niños no está definido sino hasta los 10 años, pero las mentiras en los niños hay que corregirlas y no incentivarlas.

Es importante saber que esta patología es aprendida dentro de las familias que viven en la mentira. Muchos hijos se crían mitómanos a causa de que ven esa conducta. Lo importante es poder confrontar al niño para hacerle ver que la

mentira no es buena y los padres deben ser un ejemplo.

4.3 Plan de 12 Sesiones para Mitómanos

A N T E C E D E N T E S información del Paciente

1.- S E S i ó N # 1Conocer al Paciente

2.- S E S i ó N # 2 Análizar al Paciente

3.- S E S i ó N # 3 Entender su Personalidad

4.- S E S i ó N # 4 Aplicar Pruebas

5.- S E S i ó N # 5 iDentificar sus Fortalezas

6.- S E S i ó N # 6 Fortalecer sus Debilidades

7.- S E S i ó N # 7 Sus Ventajas y Desventajas

8.- S E S i ó N # 8 Terapia del Perdón

9.- S E S i ó N # 9 Encuadre Psicológico

10.- S E S i ó N # 10 Objetivos a Realizar

11.- S E S i ó N # 11Metas Alcanzadas

12.- S E S i ó N # 12 Resultados

A N T E C E D E N T E S

(EJEMPLO REAL DE UNA PERSONA MITÓMANA)

Paciente: Esposa: Família:

+Armando Riquelme +Guadalupe Rojas +3 Hijos (8, 5 y 1 Años)

+33 años +28 años +Llevan Casados 10 años

+Guía de Turistas +Hogar

+Desintegración conyugal +El siente que exagera las cosas

+Violencia física +Intenciones de infidelidad

+Están en competencia en matrimonio +Primera vez que reciben ayuda

+Celos y desconfianza +El siempre ha sentido celos

+Pleitos y discusiones +Ella no le tiene confianza

+Mal manejo de estrés +Problemas de alcoholismo

+Él salió con una chica, una vez

S E S I Ó N 1

C O N O C E R A L P A C I E N T E

(Quien es Armando Riquelme en la Actualidad)

En esta sesión, se debe platicar con Armando demostrando empatía y de manera tranquila sobre su vida y de cómo se llevará a cabo la planificación de las sesiones posteriores y dudas al respecto, con esta primera comunicación le daremos a Armando la suficiente confianza para que más adelante Armando nos permita profundizar en su problema.

Preguntas que se deben realizar a Armando:

+Nombre completo y estado civil

+Breve historia de su vida

+Estudios realizados

+Que hace con su tiempo y esfuerzo

+Situación actual

+La percepción que tiene de la vida

Se debe llegar a un acuerdo Armando con temas respecto a:

+Fechas para programar las sesiones Futuras

+Dinámicas y procesos de las Sesiones y Costo

S E S I Ó N 2

A N A L I Z A R A L P A C I E N T E

(La forma de ser de Armando)

En esta sesión, se debe conocer a Armando descubriendo, observando y analizando su:

Temperamento: Que es la manera natural con que Armando interactúa en su entorno, de manera innata y no elegible, Armando debe saber que esta característica es hecha por Dios y cada persona lo tiene diferente.

Carácter: Es el conjunto de características que distinguen a Armando de las demás personas, formado por el ambiente y la cultura donde se sitúa en la vida diaria, mezclado con comportamientos aprendidos por las personas que lo rodean.

Se debe aplicar la prueba D I S C

(Esta prueba nos sirve para saber que clase de los 4 temperamentos básicos él tiene, por otro lado el carácter de Armando se descubrirá en la forma como nos responda cuando interactuamos con el.)

S E S I Ó N 3

E N T E N D E R S U P E R S O N A L I D A D

( Comportamiento de Armando )

Personalidad: Es la organización dinámica de los sistemas psicofísicos de Armando, influenciado por su carácter y su temperamento, en síntesis es lo que Armando eligió ser por su propia voluntad hasta el día de hoy.

La mitomanía que es un trastorno en la personalidad de Armando, se define como el trastorno psicológico que consiste en mentir patológica y continuamente falseando la realidad y haciéndola más soportable.

La personalidad mitómana de Armando se podrá descubrir científicamente por medio de algunos instrumentos de medición:

Se debe aplicar la prueba de los 16 factores de personalidad (Raymond Cattel)

Con la prueba de 16 factores de personalidad se descubrirán los rasgos de su personalidad.

Esta prueba es un conjunto multidimensional de 16 cuestionarios de la escala en forma de compendio. Fue diseñada para obtener en tiempo real funcional de aplicación, información acerca de la posición de un individuo en la mayoría de los actores primarios de su personalidad como son:

+Depresión +Impulsividad

+Expresividad emocional +Certeza individual

+Inteligencia +Estado de ansiedad

+Dominancia +Posición social

+Actitud situacional +Lealtad grupal

+Emotividad +Actitud Cognositiva

El objetivo de conocer los rasgos de la personalidad de Armando es el hecho de que la prueba nos aportara en gran medida un panorama amplio de cómo es él hasta el día de hoy y de cómo la mitomanía le ha afectado en su personalidad y que grado de problema tiene.

S E S I Ó N 4

A P L I C A R P R U E B A S

( Reacciones de Armando ante sucesos )

En esta sesión, Armando deberá resolver las siguientes pruebas que a continuación mencionaremos, al resolver las pruebas sabremos como Armando actúa ante ciertas circunstancias de la vida diaria.

Se debe aplicar la prueba caso del Beta III

En el caso del Beta III nos dará resultados acerca de su capacidad cognitiva, y nos dirá si tiene algún tipo de retraso mental, trastorno de déficit de atención o hiperactividad incluyendo algún daño orgánico.

También se la aplicará El test de Adaptación

Test de adaptación nos dice el resultado sobre la actual percepción de Armando sobre su familia, de los cambios que ha habido en su vida social, emocional y de salud, así mismo podremos conocer más del contexto de su situación actual.

S E S I Ó N 5

I D E N T I F I C A R S U S F O R T A L E Z A S

( Habilidades y Talentos de Armando )

Utilizando los resultados obtenidos durante la aplicación de las pruebas, se encontraran cada una de las áreas fuertes y potenciales en Armando, que son sus dones y talentos.

Armando debe saber que Dios da a cada uno ciertos dones y talentos:

Dones: Se tratan de virtudes y realidades sobrenaturales infundidas por Dios en el alma.

También son facultades superiores que a través del entendimiento, voluntad y la memoria permiten responder con mayor facilidad a la realización de actividades específicas.

Talento: Es una aptitud o destreza sobresaliente de un ser humano, para realizar una tarea determinada específica en forma exitosa. Para realizarse plenamente no le bastara a Armando con examinar y conocer sus propias potencialidades y capacidades. Tiene que ir mas a fondo para descubrir su misión, y objetivos específicos los cuales son diseñados por Dios, para que se haga su voluntad.

Armando debe saber que el plan de Dios se tiene que convertir en la clave fundamental de discernimiento para el recto uso de sus dones y talentos.

Así Armando encontrará los verdaderos objetivos que Dios le ha encomendado y su auténtica realización personal teniendo una vida agradable, buena y perfecta.

Estos dones y talentos tienen una dimensión personal para Armando: Le ayudan a su desarrollo y despliegue AL mismo tiempo una dimensión social: Le orientan también a la mutua edificación.

Así que cuando Armando ponga sus propios dones a disposición de los demás, éstos se convertirán en una riqueza para todos. En este sentido, Armando debe saber que también tiene necesidad de los demás, ya que se debe dar cuenta que las habilidades que el no posee o no tiene, otros las tendrán y así todos se deben ayudar mutuamente.

Armando debe saber que los dones y talentos que el tiene los recibió pasivamente, es decir que los tiene ahí y no te quitan la libertad ni se la cohíben, puede desarrollarlos o no, sin embargo debe de desarrollarlos y usarlos, para el propósito de Dios.

S E S I Ó N 6

F O R T A L E C E R S U S D E B I L I D A D E S

( Debilidades de Armando )

Con las mismas pruebas conoceremos las debilidades o desventajas de Armando y trabajaremos en su modificación conductual.

No es fácil que los mitómanos reconozcan su condición, pero una vez que da ese paso es posible ayudarles con terapias para descubrir lo que les sucede. En algunos casos es necesario que tomen medicamentos.

Luego de platicar sobre los resultados menos favorecedores por las pruebas, comentaremos cada una de estas posibles desventajas y con tareas asignadas o paradójicas, de tal manera que se pueda fortalecer cada área que lo amerite.

Armando debe saber que los problemas del mentiroso yacen en la necesidad de llenar su vida, por lo que el aspecto espiritual es el primero que debe ser restaurado. Armando debe saber que sólo Cristo puede hacer esto, por lo cual es indispensable que Armando tenga una experiencia de salvación; esto traerá libertad del pecado y le llevará a encontrar identidad y propósito.

S E S I Ó N 7

S U S V E N T A J A S Y D E S V E N T A J A S

( Pros y Contras de Armando )

Con los resultados obtenidos por las pruebas de personalidad podremos junto con Armando conocer las debilidades o desventajas que tiene en sus rasgos y trabajaremos en modificación conductual.

Al hacer el análisis de las puntuaciones altas o bajas podremos reconocer las características de Armando, analizar sus ventajas y reforzarlas, de tal forma que la aplicación de las pruebas anteriores sean útiles para ello.

S E S I Ó N 8

T E R A P I A D E L P E R D O N

( Armando hacia la libertad )

Armando debe perdonar y pedir perdón a todas aquellas personas que lastimo y que lo lastimaron en su pasado conciente e inconcientemente, para que él este completamente libre en todas las áreas de su vida.

Esta terapia de perdón ayudara a los familiares de Armando a volver a creer en él y a entender su problema, de manera que puedan convertirse en apoyo durante el proceso de su recuperación.

Armando debe saber que si no perdonamos, ¡Dios no nos perdona a nosotros!

Sería conveniente mostrarle a Armando estos versículos para que lo hagan reflexionar:

MATEO 6:12

"Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a vuestros deudores… Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas."

Armando debe saber que Jesús combina la enseñanza del perdón con la enseñanza del Padre Nuestro. Por qué es importante hablar del perdón en una enseñanza a cerca de la oración.

EXODO 23:4

"Si encontrares el buey de tu enemigo o su asno extraviado, vuelve a llevárselo. Si vieres el asno del que te aborrece caído debajo de su carga, ¿le dejarás sin ayuda? Antes bien le ayudarás a levantarlo."

Dios nos manda a hacer "acciones de amor" a nuestros enemigos. En este caso, si el buey de tu enemigo está perdido, y lo encuentras, devuélveselo. Susana debería preguntarse: ¿Cómo puede expresar ese amor por esos enemigos?

De la misma manera como el Señor perdona y remite o envía las transgresiones e iniquidades al fondo del mar y nunca más se acuerda de ellas, así nosotros, al recibir perdón y perdonar, debemos dejar las faltas, errores, etc., en lo profundo de las aguas del océano, sepultados eternamente y renovando nuestra manera de comprender las cosas y a las personas.

Armando debe permitir y aceptar que los demás también tienen el mismo derecho y oportunidad para recomenzar su vida. Es decir, el debe saber que todos podemos "reformatear el disco de nuestra mente" y pensar de manera diferente sobre nosotros y los demás.

S E S I Ó N 9

E N C U A D R E P S I C O L Ó G I C O

( Renovación de la mente de Armando )

Será hacer un una retroalimentación a modo de encuadre que nos permita hablar y reforzar cada área en la que trabajamos. La reconstrucción de la mentalidad del mentiroso es determinante en su restauración, puesto que sus mentiras han distorsionado la normalidad de su vida y sus costumbres. El estudio y meditación de las Escrituras aviva el entendimiento, cimentando la construcción de modelos del pensamiento equilibrados y valores creativos.

Armando debe saber que para renovar su mente, debe reconocer que el es imperfecto al igual que los demás, debe aceptarse y aceptar a los demás, valorarse y valorar a los otros, reubicar los límites de su relación con cada cual, cambiar hábitos que no lo edifican y por último, vernos en una nueva relación con los demás.

Este es el momento de cierre terapéutico en donde por medio de ejercicios de relajación podemos cerrar experiencias o recuerdos de Armando de sus mentiras e invitarlo a que renueve su mente y empiece otra vez.

S E S I Ó N 10

O B J E T I V O S A R E A L I Z A R

( Planes de Acción de Armando )

Por último, se requiere ayudar a los mentirosos a establecer relaciones interpersonales según prioridades: con su Creador, a través de la oración y la lectura de la Biblia, con su familia, desarrollando lazos afectivos de comunicación, y con su comunidad, motivándolo a restaurar faltas en cualquier área: emocional, social económica o espiritual.

La tarea integral de restauración de Armando no es solamente una labor familiar. Es cierto que la familia sufre junto con él las consecuencias de su hábito, así que es necesario orientar a los miembros para contrarrestar las características del mentiroso en recuperación, y no ser víctimas de chantajes espirituales y sentimentales.

Por ello, la iglesia tiene un papel prioritario en esta labor, a través del amor de Dios, la visión y la compasión por los que necesitan a Cristo.

Se le debe mostrar a Armando con los siguientes versículos que a Dios no le gustan las mentiras y que el cimiento sobre el cual se edifican las relaciones humanas es la confianza o la fe.

Armando debe saber que la relación entre los seres humanos no precisaría de la confianza si fuéramos transparentes, pero no lo somos:

Éxodo 20:16

"No hablaras contra tu prójimo falso testimonio ".

Levítico 19:11

" No mentiréis, ni os engañaréis unos a otros".

Efesios 4:25

" Desechando la Mentira Hablad verdad cada uno con su Projimo".

Levítico 19:11

" No hurtarás, ni engañarás, ni se mentirán unos a otros".

Proverbios 12:22

" Los labios mentirosos son abominación a Jehová ".

S E S I Ó N 11

M E T A S A L C A N Z A D A S

( Retroalimentación de los cambios de Armando )

Con Armando se debe hacer un análisis de las tareas recomendadas en las anteriores sesiones.

Se debe de igual manera realizar un análisis del estado integral de Armando, haciéndose preguntas:

¿Cómo se siente en la terapia hasta este momento?

¿Cuáles han sido los cambios significativos que él mismo puede identificar de manera constante?, entre otras.

Es importante tener en cuenta que esas conductas que se hayan complicado o esas metas que Armando no haya alcanzado podrán ser reforzadas en este momento de sesión.

S E S I Ó N 12

R E S U L T A D O S

( Frutos de Armando )

En esta última sesión se debe analizar los resultados visibles en la vida de Armando y se espera que las mecanismos aprendidos y reforzados durante toda las sesiones anteriores hayan sido fijados de tal forma que se mantengan como parte de su vida diaria.

En consecuencia Armando ya debe visualizar a los demás con nuevas relaciones, encontrando lo positivo, lo agradable de las personas que están en su entorno. Él se verá como criatura nueva, pues ya no puede ser el mismo, ahora se ha acercado más a la creación original que Dios ha hecho desde antes que naciera y que el mundo distorsionó en tu tránsito por éste, al colocarte filtros con su visión tergiversada.

Finalmente, si Armando permanece renovándose día con día, el resultado será que viva la plenitud del gozo del Señor cotidianamente. Este gozo será genuino, espontáneo y radiante y sus pensamientos estarán impregnados del Señor y su palabra y no tendrá que mentir nunca más, porque como justo estará caminando por el camino de la verdad y la vida.

5.1 Que dice La Biblia sobre La Mentira

La tradición ética y los filósofos están divididos sobre si se puede permitir a veces una mentira o no, Platón decía que sí, mientras que Aristóteles, San Agustín y Kant decían que nunca se puede permitir.

Mentir está en contra de los cánones morales de muchas personas y está específicamente prohibido como pecado en muchas religiones.

Los pecados son transgresiones voluntarias de los preceptos divinos, violando los puntos de la Ley de Dios, que nos mantienen alejados de el.

La Biblia dice claramente lo siguiente con respecto a la mentira:

Es uno de Los Diez Mandamientos:

Éxodo 20:16 "

"No hablaras contra tu prójimo falso testimonio".

Con todas las personas con las que nos comunicamos debemos tener presente la honestidad y transparencia, este versículo nos muestra que no se debe intentar engañar a otras personas, hablando falsedades o situaciones que no sucedieron en realidad, las personas generalmente dicen falsedades para obtener un beneficio o dañar a otros.

Otros pasajes Bíblicos:

Levítico 19:11

"No mentiréis, ni os engañaréis unos a otros".

Se debe tener en cuenta que la mentira, es cuando voluntariamente y conscientemente decimos sucesos que en realidad nunca pasaron, para intentar engañar a la persona con la que nos estamos comunicando, este versículo nos muestra que no se debe realizar este tipo de acción.

Efesios 4:25

"Desechando la Mentira Hablad verdad cada uno con su Prójimo".

Este versículo nos muestra que se debe desechar toda clase de mentira que hemos pensado decir, quitándola de nuestra mente y eliminar toda intención falsa que estemos apunto de realizar, para solamente expresar palabras verdaderas y honestas.

Levítico 19:11

"No hurtarás, ni engañarás, ni se mentirán unos a otros".

Este versículo nos exhorta a no mentir a las personas que nos rodean, así como no engañarlos, ni tampoco tomar objetos de otras personas que no nos pertenecen.

Proverbios 12:22

"Los labios mentirosos son abominación a Jehová".

Aquí podemos observar claramente lo que Jehová piensa de las personas que mienten, podemos definir como abominación aquello que produce agudo desagrado y repulsión. Dios se deleita en la veracidad, en la sinceridad, mientras abomina la mentira. La mentira es, no sólo una abominación para Dios, sino también un elemento destructor de la sociedad. Por eso debemos decir la verdad, y hablar la verdad.

Efesios 4:29

"Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca".

Una vez más Dios nos dice que de nuestra boca no deben salir palabras corrompidas, es decir, palabras falsas o deshonestas, solo deberían salir palabras sinceras que edifiquen con la persona que nos estamos comunicando.

Tito 1:2

"En la esperanza de la vida eterna, la cual Dios que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos".

Este versículo nos muestra que Dios no miente, y el cumple todo lo que dice, es un claro ejemplo de que todo lo que el dice es verdadero, nosotros de igual manera, de nuestra boca deben salir palabras verdaderas y honestas que edifiquen a las personas que nos rodean.

Colosenses 3:9

"No se mientan unos a otros, porque ya se han despojado del viejo hombre con sus hechos".

Este versículo nos exhorta que ahora que somos una nueva criatura en cristo despojados del viejo hombre pecador, debemos actuar con hechos honestos y rectos, siguiendo el camino de la verdad y la vida, no volviendo a mentir al prójimo como antes lo hacíamos.

Mateo 10:26

"Porque nada hay encubierto que no haya de ser revelado, ni oculto que no haya de saberse".

En este versículo podemos observar claramente que las mentiras serán descubiertas, que triste que descubran a un mentiroso y expongan todas sus mentiras contra la verdad revelada, desafortunadamente se perderá la confianza en esa persona, y le costara mucho ser confiable otra vez.

Marcos 4:22

"Porque no hay nada escondido que no haya de salir a la luz".

Dios nos muestra en este versículo que las mentiras salen e la luz, es decir que tarde o temprano son descubiertas, y aunque mintamos, a Dios no lo podremos engañar, ya que el examina a cada ser humano desde su Trono y sabe todo de el.

Apocalipsis 21:8

"Todos los mentirosos tendrán su parte en el lago de fuego y azufre, que es la muerte segunda".

Este versículo es una exhortación a todas las personas que mienten y piensan que no pasa nada, en realidad Dios observa a todas las personas y sus acciones, y conforme a ellas Dios juzgara a cada persona.

Juan 8:44

"Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en el. Cuando habla mentira, de suyo habla porque es mentiroso y padre de la mentira".

Aquí podemos observar que el gran mentiroso ha sido el Diablo, ya que en el no existe la verdad, el solo quiere robar, matar y destruir engañando a la personas, es su deseo, nosotros no debemos elegir ese camino de autodestrucción siendo engañados por mentiras, todo lo contrario, debemos buscar el verdadero camino de la verdad y la vida, donde Dios nos dice que nos da una vida Buena, Agradable y Perfecta.

La Santa Biblia, Edición Reina Valera, 1960

5.2 Que dice La Biblia sobre La Verdad

En contraste La Biblia dice esto sobre La Verdad:

Juan 3:18

"No amemos de palabra ni de lengua sino de Hecho y en verdad".

Al ser personas honestas, nuestras palabras no son suficientes para demostrar amor a nuestro prójimo, debemos demostrarlo con acciones diarias, y así con nuestros hechos constantes y sinceros, realmente demostraremos nuestro amor hacia las personas que nos rodean.

Efesios 4:15

"Siguiendo la Verdad en Amor crezcamos".

Cuando estamos alineados con la Voluntad de Dios, día a día crecemos conforme al carácter de Cristo, y nuestros dones y talentos con los que el nos diseño van desarrollándose de manera sobrenatural, en este proceso debemos crecer en verdad, siendo completamente honestos y transparentes con todas las personas a nuestro alrededor, creciendo todos juntos y siguiendo la verdad, realizando nuestro verdadero propósito individual, ayudándonos mutuamente.

Juan 14:6

"Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida".

Jesucristo en es único camino para la salvación, ya que el es el único camino de la verdad y la vida, debemos tener en cuenta esto, y en este camino debemos seguir caminando, creciendo con el amor de Cristo Jesús, desechando la mentira.

Juan 1:4

"Lleno de gracia y de verdad".

Este versículo nos exhorta a que debemos estar llenos de verdad, debemos ser personas integras, que todo lo que decimos, sea realmente lo que hacemos, actuando con transparencia y verdad, así mismo debemos estar llenos de la gracia de Dios, que el nos las da, sin merecerla.

Juan 8:3

"Si permanecéis en mi palabra, conoceréis la verdad y la verdad os hará libres".

Al permanecer conociendo y practicando la palabra de Dios, teniendo una relación día a día con el, descubriremos el verdadero propósito que tenemos y seremos completamente libres, ya que tendremos conocimiento de la palabra viva y verdadera.

Juan 17:17

"Santifícalos en la verdad: tu palabra es la verdad".

Cuando permanecemos en santidad, estaremos mas sensibles a la voz de Dios, así mismo el nos guiara para hacer su voluntad por el camino de la verdad y la vida, teniendo una vida buena, agradable y perfecta, así mismo al confiar en Dios, podemos ser transparentes con nosotros mismos y con todos los que nos rodean.

Juan 16:13

"Cuando venga Aquél, el Espíritu de la verdad, os guiará hacia toda la verdad".

Al estar conscientes que caminamos con Dios, pidiéndole que él nos muestre el verdadero camino que hay que seguir, con la ayuda de su espíritu santo, podremos caminar en la dirección adecuada y verdadera, guiado por él.

Juan 16:13

"Encaminame en tu Verdad".

Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.