Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Moral, Ética y valores del hombre (página 2)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5

  • Este cuadro es muy agradable.

  • Haz el bien y no mires a quien.

  • Me gusta, mi carro porque llego antes que todos.

  • Es un buen amigo (a).

  • Me gusta este tenis.

  • Ese chico realmente es un joven valor para el mundo de la literatura.

  • Como este año cambiaron el programa de estudios. Esta guía ya no tiene valor, no sirve para preparar el examen.

  • Anota Otros Cinco Valores.

    • 1.-

    • 2.-

    • 3.-

    • 4.-

    • 5.-

    El ser humano continuamente tiene que enfrentarse a situaciones en las que tiene que elegir, encontrar la solución o la respuesta más adecuada entre todas las posibles. Pero no todas las situaciones a las que los hombres se enfrentan son de la misma naturaleza. Pongamos más ejemplos:

    I.- Lee atentamente la narración siguiente:

    El Dilema de Heinz

    En Europa radica una mujer que padece un tipo especial de cáncer y va a morir pronto. Hay un medicamento que los médicos piensan que puede salvarla; es una forma de radio que un farmacéutico de la misma ciudad acaba de descubrir. La droga es cara, pero el farmaucetico está cobrando diez veces lo que le ha costado a él hacerla. El pago $1000.00 por el radio, y esta cobrando $5.000.00 por una pequeña dosis del medicamento. El esposo de la mujer enferma, el señor Heinz, recurre a todo el mundo que conoce para pedir prestado el dinero, pero solo puede reunir $2500.00, que es la mitad de lo que cuesta. Le dice el farmacéutico que su esposa esta muriendo, y le pide que le venda el medicamento más barato o le deje pagar más tarde. El farmacéutico dice: "No, yo la descubrí y voy a sacar dinero de el". Heinz esta desesperado y piensa atracar el establecimiento y robar la medicina para su mujer.

    (Lawrence Kohlberg, en Martínez y puig. La educación moral, Barcelona, Grecia, 1994).

    Reflexiona y responde:

    Como seguramente han notado tú y tus compañeros, la solución del dilema anterior no es sencilla .Esto se debe a que en él se confrontan valores muy importantes que entran en conflicto. ¿Cómo cuáles? El derecho a la vida y a la salud, el respeto a la propiedad privada, la observancia a las leyes, etc.

    Un concepto importante y estrechamente ligado a los valores es el de actitud:Las actitudes son tendencias a disposiciones adquiridas que predisponen a personas de un modo determinado un objeto, persona, suceso o situación y actúa concientemente a ello. Uno de estos es la opinión que es la manifestación pública, por lo general verbalizada, de un sentimiento o creencia. Expresa un valor a una actitud.[1]

    El dilema de Heinz y pongamos de ejemplo algunas respuestas:

    • Preconvencional: "Debe robar, por que si su mujer muriera, se quedaría solo y no habría quien lo atendiera". "No debe robar, por que si lo descubren, le meterán a la cárcel".

    • Convencional: "Nadie pensara que eres malo si robas la medicina, pero tu familia pensará que eres un marido inhumano si no lo haces".

    • Posconvenencial: "No tiene sentido colocar el respeto por la propiedad por encima del respeto de la vida misma. Estoy dispuesto a afrontar las consecuencias de defender un valor superior.

    ¿Cómo clarificar mis valores?

    La clarificación puede darse en tres fases:

    • 1. selección: primero identificar qué valor está en juego, elegirlo libremente observando las alternativas existentes y considerando las consecuencias que puede traernos a nosotros y a los demás optar por u otra de las alternativas posibles.

    • 2. Estimación considerar si en realidad apreciamos la selección que hemos hecho si nos sentimos cómodos con ella y si estamos dispuestos a afirmarla en público.

    • 3. actuación: comportarse en forma congruente con la selección que se ha hecho y aplicarla habitualmente

    Finalizando con el mismo ejemplo, supón en el momento en que se integra un joven discapacitado al grupo se plantea la posibilidad que sea tu compañero de equipo en el laboratorio de Química; tu buscas la manera de "deshacerte" de él, o bien lo tomas poco en cuenta y piensas que su presencia puede afectar de modo negativo las calificaciones del equipo, en este caso, aún cuando tu selección inicial fue supuestamente a favor de la integración y diste "la imagen" de que era un valor que apreciabas, tu comportamiento está poniendo en evidencia que en realidad lo que valoras es la segregación de las personas discapacitadas, que es lo que estas demostrando con tu actitud.[2]

    1.4 Características de los valores

    En términos generales, valor es la cualidad por la que un ser, una cosa o un hecho despierta mayor menor aprecio, admiración o estima. Es decir, un valor nos indica la importancia, significación o eficacia de algo.

    Los valores éticos o morales son principios con respecto a los cuales las personas sienten un fuerte compromiso "de conciencia" y los emplean para juzgar lo adecuado de las conductas propias y ajenas.

    * Los valores no existen en abstracto, se depositan, algo se le da un valor, ya sea este en objetos o personas. Están ligados los valores a la historia, a las culturas, a los individuos y a las circunstancias que enfrentan.

    * Los valores influyen en nuestra forma de pensar, en nuestros sentimientos y formas de comportarnos.

    * Los valores se proyectan a través de actitudes y acciones ante personas y situaciones concretas.

    * Los valores suponen un compromiso real y profundo de la persona ante si misma y ante la sociedad en que vive.

    * En nuestra época, podemos identificar valores que son aceptados "realmente", en todo tiempo y lugar, porque posibilitan la existencia de una sociedad más justa y democrática y por eso los deseamos como el : (derecho y respeto a la vida, la verdad, la libertad, la equidad, la fraternidad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, etc.) Hay quienes piensan que es nuestra estimación de que son deseables lo que los hace valiosos.

    Es por ello que constantemente, escuchas, o ves en la televisión unos esports. "Tienes el valor o te vale"

    Pues los valores se integran mediante la reflexión, la interacción con el medio y la práctica social, junto con el desarrollo de las capacidades, cognoscitivas, la personalidad, las habilidades técnicas y las destrezas operativas. En si los valores sirven para orientar la acción humana.

    Actividades

    I.- Responde a las siguientes cuestiones.

    ¿Por qué tenemos valores?

    ¿Sería posible la vida sin valores?

    ¿Puedes imaginarte cómo actuarías si no tuviera valores?

    ¿Qué ocurriría si ahora mismo en clase desaparecieran todos los valores?

    ¿En conclusión que función crees que cumplan los valores en la vida humana?

    los valores y sus características mas importantes.

    "La esencia del valor es un cuanto se relaciona adecuadamente con otro ser propiedades del valor"

    1.- Es objetivo. Es decir, tiene cualidades que se adecuan con otro ser, independientemente de que se conozca o no.

    2.- Es preferible. O sea, guarda relaciones de adecuación con la voluntad del hombre.

    3.- Son bipolares o polar: Lo que significa que en relación con su propia naturaleza tiene un lado negativo y un lado positivo. Ver ejemplo:

    Monografias.com

    4.- Trascendencia: Aquí el valor es concebido como un ideal. No se agotan en un ser particular, sino que va mas allá de la realidad.

    5.- Jerarquía: Es importante mencionar que unos valores son superiores a otros.

    Recuerda hay valores muy importantes como:

    Valores de la Convivencia

    Monografias.com

    En cualquier civilización encontraremos conductas reguladas por normas. Los valores cívicos, son los que subyacen tras las conductas convencionales y no convencionales que "facilitan la correcta relación en el ámbito de la vida interpersonal, ciudadana y social"

    ACTIVIDADES

    1.- ¿Cuáles son los principales Valores que se aprecian en el Himno Nacional?

    2.- Busca evidencias en la vida cotidiana que ejemplifiquen los valores identificados. Discute con tus compañeros y maestro si son de carácter generalizado o si solo se dan en algunas personas. Recuerda que estamos identificando los valores nacionales, que todos deberíamos asumir, y que tristemente ya se están perdiendo.

    1.- Supón que formas parte de la sociedad de alumnos de tu escuela y ayudaste a elaborar un reglamentó que sanciona a quien destruya el mobiliario escolar.

    Una tarde, al concluir las clases observas que tu hermano mayor (que asiste a la misma escuela), destruye a propósito una banca. El no se percato de tu presencia.

    ¿Qué actitud asumirías para ser congruente con tu labor en la sociedad de alumnos y a la vez ser leal a tu hermano?

    • a) Ignorar el hecho y guardar silencio

    • b) Hacer que tu hermano reconozca su error

    • c) Buscar culpar a otra persona

    • d) Platicar con tu hermano y reportarlo

    • e) Advertirle a tu hermano que si reincide lo reportaras

    2.- Lee con atención y busca una solución al Dilema de AUTOMAN de 16 AÑOS GUADALAJARA DE BUGA

    Es para mí muy importante ser honesto, pero tengo un dilema. ¿Cómo se le puede decir a una persona, ya sea amigo, vecino o familiar que nada pasa, que sólo es pasajero, que con un poco de cuidado podrá salir a jugar, reír, bailar y disfrutar de la vida como antes o mucho mejor, si sabemos que probablemente no sea así?

    ¿Cómo podría visitarlo y tener que mentirle? ¿Crees que pueda hacerlo? ¿Cómo decirle que apenas comienza a vivir, pero al mismo tiempo a morir muy lentamente? ¿Cómo es posible que sucedan cosas así? Dime tú: ¿Serías capaz de hablar y decirle que la droga y el tratamiento que está utilizando le quitará su enfermedad, teniendo en cuenta que es mínima la posibilidad? Y si te pregunta qué tiene, ¿le dirías?.

    ¿Qué hacer en esos momentos de inquietantes preguntas, que sólo esperan una respuesta positiva, amable y sincera de lo que qstá sucediendo con su vida? Tú sabes que confía en tí, en tu sinceridad. Dime: ¿Qué harías para resolver este dilema? ¿Decir la verdad, aunque sabes que tal vez no podrá soportarlo, que se hundirá en una terrible depresión y no hará nada para luchar y vivir? ¿Mentir aún sabiendo que no es correcto y que no es justo para él morir sin conocer por qué? ¿O simplemente te arrepientes de estar enterado que tiene Leucemia y la quimioterapia es una esperanza muy lejana o un atraso doloroso a lo que ya espera?

    Por JUAN PABLO VILLAMARIN

    Fuente: Revista Camaleón N°19. Año 2000

    Este tema ha dividido a la sociedad mundial desde hace muchos años, pero es hasta 1983 que un grupo de personas decide que debe existir la posibilidad de morir, en el momento en que la medicina no pudiera establecer una aceptable calidad de vida, y la continuidad de la vida dependa de aparatos médicos para mantener sus funciones vitales. Así es como nace la Euthanasia Society of América (ESA)

    Todo este cuento a manera del pasado en presente es abordar este tema tan espinoso y en este momento tan actual en nuestra sociedad. O ¿quien no ha visto la propaganda que se transmite por TV. en la que sale una voz femenina muy triste describiendo que tan mala está su familiar, que no tiene ninguna esperanza de vida y que si la desconectan de los aparatos se muere y por fin "descansara en paz", Y al final del comercial un letrero que dice " por el derecho a morir dignamente" (pues resulta que aunque en ningún lado lo diga, esa propaganda es en pro de la legalización de la eutanasia). Viéndolo desprevenidamente se podría pensar que esta propaganda tan conmovedora, ¿quién habría de negarse a que la eutanasia se practique? y uno sigue pensando que todos tenemos derecho a morir sin permanecer pegados como una garrapata a los aparatos para poder respirar y evitar que nuestros familiares vayan con lagrimas en los ojos y con caras largas a mirarnos, mover la cabeza de un lado para otro lamentándose de nuestra suerte y salir corriendo de la habitación con la mano en la cara tratando de contener el llanto. Pero resulta que todo tiene por lo menos dos caras y esta no es la excepción. y la otra cara de esta polémica forma de "suicidio asistido" es precisamente el aspecto ético y moral, representado por Dios; pues " El es quien nos creó y El es el único que tiene derecho a quitarnos la vida", y que si aprueban la eutanasia, ¿ que los detiene para aprobar el aborto ?. Frases que se han convertido en el estandarte de los grupos opositores de la eutanasia, que aunque parezcan simples, han sido decisivas para que se divida en 2 la sociedad mundial alrededor de esa polémica. Sumado a esto los detractores de la eutanasia han encontrado apoyo en otro criterio valido para atacarla directamente, y es la recuperación milagrosa de personas que ya se encontraban sin "esperanza de vida" incluso después de varios años de permanecer en coma.

    En Colombia existe la "Fundación Derecho a Morir Dignamente", con la cual se ha dado un paso para podernos a la par con los países industrializados, por lo menos en materia de discusiones sobre la vida y la muerte, que abarca un importante aspecto social, lo cual ha causado un gran revuelo. Por un lado como país tradicionalmente católico nuestros preceptos morales no nos dejan ir más allá de lo estipulado por Dios, pero por el otro el imaginarnos a un familiar o ¿porqué no? nosotros mismos prendidos a un aparato para poder vivir, nos deja un gran espacio para reflexionar.

    A través de la historia han ocurrió hechos y han aparecido personas que han tratado de definir por si mismos el rumbo de esta cuestión, como el Dr Jack Kevorkian, mejor conocido como el "Doctor muerte", quien hasta el año de 1996 ayudo a más de 45 " "desconexiones" por medio de una máquina creada por él mismo.

    Existen países como Holanda, en los cuales ya está aprobada la eutanasia y en varios estados de Estados Unidos, mientras que en América Latina ningún país se ha atrevido a dar ese paso.

    Como es evidente, ésta polémica no se detendrá aquí y lo mejor es estar bien informados, para así poder tomar una decisión, cuando se presente el momento

    Las más importantes son las siguientes:

    * La Iglesia Católica

    * Los Medios de Comunicación

    * Las Instituciones Intermedias

    . Conclusión

    Para fortalecer los valores no solo basta con invitar y concienciar al alumno sobre la necesidad de actuar correctamente sino invitarlo a que mantenga su conducta adecuada demás personas, es necesario además motivar a los estudiantes por el estudio, prepararlos para la vida, para el trabajo, para el cambio y la transformación, para lo cual es necesario argumentar, demostrar y persuadir, desde la clase. Es por ello este modesto trabajo que como muchos espero que te ayuden como alumno y si eres profesor no olvides poner las citas, esperando también que te sea un auxiliar mucho éxito y adelante.

    Ética empresarial y responsabilidad ante el trabajo.

    "Si quieres construir un barco, no empieces a buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, sino que primero has de evocar en los hombres el anhelo de mar libre y ancho".

    Antoine de Saint-Exupery.

    En las últimas décadas se ha discutido bastante sobre el rol y lugar que ocupan las empresas en el desarrollo de la sociedad y no pocos consideran a estas organizaciones como uno de los grandes inventos de la humanidad, lo que se adecua al desempeño de las mismas como parte de las comunidades.

    En Cuba también se ha promovido la reflexión acerca de cómo hacer más eficiente, eficaz y competente la actividad de las entidades empresariales en perfeccionamiento o no.

    En la Empresa no solo se organiza la producción y los servicios sino una parte importante de la vida de sus trabajadores y eso hace que esta adquiera un compromiso social.

    Para lograr tal compromiso se buscan métodos ya usados o novedosos que faciliten el éxito; pero se obvia con frecuencia que para que haya responsabilidad social es imprescindible que esta se manifieste a nivel individual.

    El papel del trabajo y la actitud ante él, debe constituir un aspecto de permanente análisis en los resultados de una entidad.

    No basta con considerar el éxito de los indicadores económicos tradicionales que siguen siendo medulares, ahora toma realce que la vida laboral se desarrolle en un ambiente sinceramente sano donde los trabajadores se sientan orgullosos de pertenecer a ella, por dos razones;

    Primero: "Mi organización es tan valiosa que constituye una constante fuente de inspiración para el trabajo creador".

    Segundo: "Mi organización es tan valiosa que sus aportes son realmente prácticos para los demás" .

    La consolidación de una Empresa depende en gran medida de la concepción que los hombres tengan respecto a la actividad que desarrollan.

    El éxito del trabajo se basa en la disciplina y la lucha contra el ausentismo por lo que hay que atender necesariamente a la formación de una renovada conciencia laboral.

    ..."el hombre debe transformarse conjuntamente con la producción que avance y no haríamos una tarea adecuada si solamente fuéramos productores de materia prima y no a la vez productores de hombres."

    Escritos y discursos de Ernesto Guevara. Editorial de Ciencias Sociales, tomo 7. P. 110-111.

    Es a través de la labor cotidiana y la responsabilidad ante ella que puede construirse y consolidarse una estructura económica que sustente la superestructura sociopolítica de la sociedad socialista.

    Si este proceso no constituye preocupación para los directivos y trabajadores no pueden pretenderse óptimos resultados económicos y por ende sociales.

    Ernesto Guevara, genial sintetizador de la experiencia revolucionaria que le precedió prestó particular importancia al asunto que abordamos.

    "Está claro que el trabajo va a ser lo que cree las riquezas, lo que agregue nuevas riquezas a nuestro Estado, lo que dé nuevas características para ir cambiando su aspecto actual.

    El trabajo entonces, debe ser la señal del revolucionario y el trabajo debe ser tomado por todos como el deber fundamental.

    Eso es lo que nosotros tenemos que saber bien, la victoria de Cuba está en la unión, en el trabajo y en el espíritu de su pueblo".

    Uno de los aspectos principales que garantizan el éxito de la producción es lograr que los trabajadores participen en ella, que se sientan comprometidos y para esto es vital el intercambio entre los trabajadores y de ellos con los dirigentes, lo que se desarrolla en la Empresa.

    La responsabilidad ante el trabajo es la respuesta positiva ante la obligación contraída, actitud que se asume ante los resultados de la labor y por lo que se responde ante los demás; y se consolida cuando en un colectivo los trabajadores y dirigentes se relacionan constantemente, analizan los problemas desde todos los ángulos para ver el proceso de trabajo como algo social y también personal, si no, nadie se sentirá responsable de los resultados de su Empresa, ni del proceso productivo del que él forma parte.

    Lo que implica que los individuos:

    • Se respeten a sí mismo y su capacidad de acción.

    • Actúen como sujetos sociales activos.

    • Tengan capacidad de autoanalizarse y autoperfeccionarse.

    • Se sientan comprometidos con sus tareas.

    • Asuman las consecuencias de sus actos.

    El Che definía dos deberes fundamentales:

    El de la preocupación diaria por lo que hacemos, por la producción, preocupación por el máximo de rendimiento.

    El trabajo debe ser un punto constante en el orden del día y,

    El de la capacitación y el interés por introducir los adelantos de la técnica en la producción.

    "Ni el entusiasmo, ni la disciplina, ni el espíritu de sacrificio, ni el trabajo al máximo pueden concretarse en una gran obra, si no hay también conocimientos técnicos donde asentarse". El hombre y la economía en el pensamiento del Che. Editorial de Ciencias Sociales. P.102.

    Una empresa es eficiente cuando sus participantes son responsables de los resultados de su trabajo.

    Ética general y profesional

    • 1. Ética y moral

    • 2. Actos humanos

    • 3. Ética profesional

    Etimológicamente, la palabra ética viene del griego ETHOS, que significa costumbre, con lo que se puede inferir que esta estudia la costumbre y los hábitos dando ciertos principios; muchos autores la catalogan como la ciencia de los actos humanos ya que esta más cercana a la orientación en los actos u obras, otros la llaman ciencia de la voluntad en orden a su fin y algunos creen también que puede ser denominada como la ciencia de los principios constituidos de la vida moral. Todos estos preceptos nos llevan a la misma conclusión, que la ética estudia el desarrollo de la libre voluntad del hombre sin perjudicar al prójimo, es decir, que esta va encaminada hacia la realización del hombre, como persona.

    La ética juega un papel importante, ya que a diferencia de muchas otras ciencias, esta es mucho mas aplicable a nuestras vidas, debido a su contenido practico-técnico, derivado de nuestras propias costumbres y de cómo nos comportamos, siendo que esta las perfecciona y nos ayuda a asegurar nuestra realización como personas teniendo en cuenta que fines vale la pena perseguir y bajo que condiciones vale la pena perseguirlos.

    Debido a que la ética no nos proporciona una lista o un conjunto de reglas a seguir para cada una de las situaciones que se nos presentan en el transcurrir diario de nuestras vidas, debemos apegarnos única y exclusivamente a las bases del actuar ético, como son la inteligencia y ser consecuentes de cómo nuestras actuaciones pueden perjudicar a los demás, o sea, tomar en cuenta los intereses de terceros.

    Pero como llegamos, o mas bien, ¿como nosotros discernimos entre lo que es correcto o incorrecto? La ética nos proporciona un número de principios fundamentales cuya finalidad es esclarecernos la pregunta anterior, estos son:

    Principio de solidaridad, de equidad o imparcialidad, de eficiencia, de abstenerse de elegir dañar a un ser humano, de la responsabilidad del papel que hay que desempeñar, de aceptación de efectos colaterales y el de cooperación en la inmoralidad.

    • Principio de solidaridad: "como seres humanos de naturaleza sociable, tenemos la obligación moral de promover el bienestar de todos los seres humanos, y no solo del nuestro. Hay que dejar ese egocentrismo que nos impulsa a sobresalir sin importarme el prójimo, esta aptitud me trunca como persona y conlleva a estancar mi propia realización."

    • Principio de Equidad: "la única diferencia entre un ser animal y un humano es la inteligencia, por ello debemos forzarnos a actuar inteligentemente y consecuentemente.

    • Principio de abstenerse de elegir dañar a un ser humano: "existe un viejo adagio que nos dice: < no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen > , tenemos que tener cierto cuidado en no destruir la identidad de los demás aunque no sea posible medir el alcance de nuestros actos y de ninguna manera debemos elegir conscientemente hacer el mal, hay que diferenciar entre elegir y aceptar."

    • Principio de eficiencia: "muchos hablamos de el esfuerzo que realizamos en aras de promover la realización humana, pero será que si nos estamos esforzando lo suficiente o será que no estamos utilizando los métodos más eficaces, he ahí el meollo del asunto, hay que esforzarse si, pero por usar las herramientas más idóneas."

    • Principio de la responsabilidad del papel que hay que desempeñar: " no somos responsables de todos los aspectos del bienestar humano, ya que nuestras responsabilidades van ligadas a la capacidad, compromiso, circunstancias y roles específicos que debemos descubrir y ponerlos al servicio de la sociedad, esto nos da una responsabilidad prioritaria en nuestras vidas."

    • Principio de aceptación de efectos colaterales: "la aceptación es un principio que debemos cultivar en nuestro diario vivir ya que todas nuestras acciones no son acertadas, y probablemente estas provocaran efectos colaterales perjudiciales."

    • Principio de cooperación en la inmoralidad: "aunque suene un tanto paradójico y un tanto enredado, ante ciertas circunstancias de la vida puede ser razonable cooperar en actos inmorales de otras personas. Lo que no quiere decir que aprobemos tal acto, ni que se desea su éxito; solo si la acción es una parte subordinada de la acción inmoral de otro, el participar seria solo algo material.

    Cómo definir estas dos palabras tan pequeñas pero con tanta significación, empecemos por decir que no son lo mismo, ni son sinónimos; la ética nos da los valores universales y la moral nos da las distintas aplicaciones que tiene la ética. La ética como principio universal, va dirigida a todos los seres humanos. "hay una ética sacada de naturaleza humana y la naturaleza humana es una sola". Todos tenemos la misma naturaleza y todos tenemos valores morales, pero según las circunstancia particulares de cada quien se aplican distintivamente.

    Ahora, estará bien decir, problema ético o problema moral, pues para mucha personas es lo mismo. Siendo así tenemos que tener en cuanta que la moral es una derivación de la ética y que esta varia dependiendo de factores externos; mas la ética como parte de la filosofía sigue con sus bases uniformes a través de la historia, inculcando principios y valores que orientan a personas y sociedades; entonces decimos que una persona es ética cuando sigue o se orienta por principios y convicciones.

    La moral si se puede decir, es más aterrizada a la realidad y a la vida en concreto, expresada en costumbres, hábitos y valores, si una persona actúa bajo estos preceptos es considerada como moral. Pero se puede ser moral mas no ético, alguien puede seguir sus costumbres y se le consideraría moral y no necesariamente una persona ética que obedece a principios.

    Ahora bien, cual seria el objeto de esta ciencia, pues bien su objeto es la moralidad de la acciones en la relación con el deber que se debe cumplir, ya que descubre en la realidad o en la conciencia el hecho moral elemental y el deber para explicarlo, en otras palabras más castizas, la ética, no es mas que el intento racional de averiguar cómo vivir mejor, y su objeto es darnos las pautas dentro de nuestra libertad para así conseguirlo.

    Se llama acto humano aquel que procede de la voluntad deliberada del hombre, son aquellos actos que nos diferencian de los demás animales.

    • Actos naturales: son los que proceden de las potencias vegetativas y sensitivas, sobre las que el hombre no tiene ningún control voluntario y son enteramente comunes de los animales, es como si estuviéramos programados, así como los castores lo están para ser ingenieros hidráulicos, haciendo la salvedad de que estos actos están dentro de nuestra libertad.

    • Actos del hombre: son los que proceden del hombre sin ninguna deliberación o voluntariedad, sea porque esta habitualmente destituido de razón en el momento de realizar el acto. Ninguno de estos actos afecta la moralidad, un ejemplo fehaciente en nuestras vidas, es al que diariamente nos enfrentamos cada mañana, nos levantamos o nos levantan, para lo cual no objetamos, corremos al baño, y nos duchamos sin muchas veces darnos cuenta de lo que estamos haciendo, luego nos lavamos los dientes y desayunamos, todo esto en un ambiente de rutina único, luego nos dirigimos ya sea al trabajo, al estudio, en fin, actuamos por decirlo así, si ninguna voluntad.

    • Actos violentos: son los que el hombre realiza por la coacción de un agente que lo obliga a ejecutarlos, contra su voluntad interna. Es cuando dejamos por un momento de ser racionales y actuamos como aquel perro callejero tratando de marcar el territorio, es decir instintivamente.

    En todo acto humano se pueden distinguir tres elementos o factores principales que son: los cognoscitivos, los volitivos y los ejecutivos.

    • Elemento cognoscitivo: es el conocimiento de lo que se hace, aunque no se sepa cual sean las consecuencias de esos actos, son el primer fundamento del acto humano, todo acto debe ir acompañado de este, de lo contrario no se diese tal acto, ya que este pertenece al entendimiento.

    • Elemento volitivo: todo acto humano va influenciado por la voluntad la cual presiona tal acto; de nuestra voluntad dependen todos nuestros actos y de cuan morales sean o no.

    • Elemento ejecutivo: es la consecuencia de nuestra libertad interna, ya que esta la impulsa a la realización de actos externos, este momento del acto ya ha sido influenciado por los dos elementos anteriores: el entendimiento y la voluntad, lo cual indica de que nuestros actos ya han sido analizados previamente.

    En fin, hablar de los actos humanos seria hablar de la vida misma y de cómo nosotros afrontamos tales actos, bajo que grado de libertad los tomamos, si son influidos por ordenes, costumbres o caprichos a simplemente por que me da la gana de hacerlos y lo hago, esta bien, eso es la ética *< haz lo que quieras>, el no preguntarle a nadie lo que hacer con mi vida, eso me lo pregunto yo mismo.

    Hay una innumerable lista de actos humanos como por ejemplo los actos elícitos que son tales como amar, entender, en fin; los actos imperados que son aquellos que hacemos por una orden de la voluntad y son naturales como son el abrir y cerrar los ojos, parpadear. Hay otros actos que se manejan a nivel interno y hacen uso de nuestras facultades, la imaginación, el entendimiento y la misma razón. También hay actos buenos y actos malos, a estos los determina el grado de moralidad que apliquen; hay actos lícitos e ilícitos, al primero lo mide el grado de autorización de las leyes o patrones culturales, y al segundo el grado de daño a la sociedad, como robar, injuriar, en fin.

    Para finalizar, podemos tomar un ejemplo que muy bien nos planteo Aristóteles "un barco lleva una importante carga de un puerto a otro. A medio trayecto, le sorprende una tremenda tempestad. Parece que la única forma de salvar el barco y la tripulación es arrojar por la borda el cargamento que además de importante es pesado. El capitán del navío se plantea el problema siguiente: ¿Debo tirar la mercancía o arriesgarme a capear el temporal con ella en la bodega, esperando que el tiempo mejore o que la nave resista?"

    Ahora imaginen el conflicto que esta viviendo este capitán, si arroja el cargamento es porque prefiere hacer eso que a afrontar el riesgo; pero seria malo decir que el quiere tirarlo porque no es así, el quiere llegar a puerto con su tripulación, su barco y su mercancía. El es libre de hacer lo que prefiera, pero no es libre de cierto modo por que el no eligió la tormenta. ¿Qué dilema no cree, que haría usted?

    La ética profesional puede definirse como la ciencia normativa que estudia los deberes y los derechos profesionales de cada profesión. También se le llama Deontología. Al decir profesional no solo se refiere a que la ética es solo para quienes tienen un cartón o son profesionales, sino que esta en especial va destinada especialmente a las persona que ejercen una profesión u oficio en particular.

    La ética profesional tiene como objeto crear conciencia de responsabilidad, en todos y cada uno de los que ejercen una profesión u oficio, esta, parte del postulado de que todo valor esta íntimamente relacionado con la idea de un bien.

    La ética profesional se sustenta o toma bases fundamentalmente en la naturaleza racional del hombre. Esta naturaleza es espiritual y libre, por consiguiente tiene una voluntad que apetece al bien moral. Haga el bien y evite el mal.

    La profesión es una capacidad cualificada requerida por el bien común, con peculiares posibilidades económico-sociales. El profesional no tiene el carácter de tal por el simple hecho de recibir el titulo que lo certifica o le da la cualidad de profesional, nadie es profesional por el titulo en si, el titulo lo único que expresa es su calidad de ser ya un profesional, mas no que tiene todas las cualidades éticas para serlo, el titulo profesional mas aya de ser un ALGUIEN es la manifestación intrínseca de lo que internamente se lleva , no por la naturaleza de la persona sino por sus cualidades éticas, como la idoneidad o aptitud que le da un nuevo perfil a su personalidad.

    El ser profesionales dignos representa la excelencia, gravedad, decoro que tiene la persona y el respeto consigo mismo

    Ahora bien, nosotros como futuros Contadores Públicos, debemos acatar la ética como opción de vida, por el solo hecho de tener fe pública. Nuestras decisiones están respaldadas por las demás personas que creen fielmente en nosotros y en nuestra palabra. Por ello debemos seguir los principios básicos que nos competen como son:

    • 1. La integridad

    • 2. Objetividad

    • 3. Independencia

    • 4. Responsabilidad

    • 5. Confidencialidad

    • 6. Observar las disposiciones normativas

    • 7. Competencia y actualización profesional

    • 8. Difusión y colaboración

    • 9. Respeto entre colegas

    • 10. y una conducta ética

    De nosotros depende nuestra profesión, si queremos ser profesionales integrales capaces de poner en practica esta frase < haz lo que quieras >, siendo libres e independientes, racionales y objetivos; si logramos este objetivo seguro que los usuarios de la información jamás volverán a poner en duda de cuan éticos somos y gozaremos nuevamente de su confianza general, y volveremos a emitir un real fe pública.

    En la obra martiana la relación ética-política deviene momento central de su concepción del mundo y del cosmos humano. Se inserta a su cosmovisión del ser unitario y a la totalidad cultural con que piensa y recrea la realidad.

    No es posible revelar la esencia de la relación ética-política en el pensamiento de Martí, al margen de una real comprensión del elan cultural que penetra todo su pensamiento. Es un discurso pleno de humanidad que parte del hombre, la actividad humana y su determinación en la cultura.

    En Martí, la política es una zona de la cultura y la cultura misma es consumada expresión humana al servicio del hombre. Al mismo tiempo el connotado sentido cultural del discurso del Maestro y su enfoque sociocultural antropológico en la asunción de la realidad, dimanan de su vocación ética de servicio. Esto significa entonces que la ética en Martí, es mediación central y núcleo fundante de su pensamiento y acción. Y su concepción de la política, como todo quehacer del hombre discurre por cauces ético-morales.

    La concepción ética martiana, incluyendo la política es acreedora de una rica tradición cubana que recoge lo más valioso del pensamiento filosófico, pedagógico y cristiano, en un proceso de creación, continuidad y ruptura, en correspondencia con su evolución ideológica.

    Desde sus primeros trabajos la ética y la política convergen en Martí, para concretar una vocación patriótica, en términos de agonía y deber. Una voluntad de redención y ascensión humanas, capaz de lograr hombres con ciencia y con conciencia para el bien de la patria.

    En el discurso de Martí se hace viva presencia la voz del fundador y del guía espiritual que hace de la política y la ética una unidad indisoluble. Esta convencido que "todo va acrisolándose por el ejercicio del bien, y convirtiéndose en esencia espiritual, presente aunque invisible. Todo es orden en las almas ya libres, cuya acción superior, e influjo directo, sienten confusamente en esta vida las almas irredentas. Edúquese lo superior del hombre para que pueda, con ojos de más luz, entrar en el consuelo, adelantar en el misterio, explorar en la excelsitud del orbe espiritual[3]

    Para un hombre de su estirpe, con un pensamiento alumbrado por una rica espiritualidad que ha hecho de la dacion desinteresada una perenne misión, lo ético y lo político fluyen en unidad hasta consagrar un oficio de voluntad de servicio. Sencillamente para el Maestro "pensar es servir,"[4] y la "vida (...) misterio sereno de justicia"[5] , es decir, amor, solidaridad, virtud y deber.

    Hay en la obra de Martí un rico ideario ético-político, consustancial a un humanismo pedagógico que da primacía a los valores. No es posible olvidar que estamos en presencia de un hombre fundador, cuyo pensamiento y praxis los puso en función de la formación humana del hombre de nuestra América. Toda su obra es formativa, en esencia; siempre lleva un mensaje de perfección humana, para la ascensión del hombre. Como cree en el hombre y concibe lo malo en la naturaleza humana solo como accidente, echó pie a la obra para lograr que se desarrolle y prevalezca todo lo bueno, bello y verdadero que lleva dentro su creciente humanidad.

    Martí es un hombre de alma política, pero de la política que funda y despliega humanidad, decoro y dignidad al pueblo. En su concepción, la política verdaderamente humana "requiere del arte, la mesura, el estudio y el buen gusto como ella "[6] . Considera que "el gobierno es un encargo popular: dalo el pueblo; a su satisfacción debe ejercerse; debe consultarse su voluntad, según sus aspiraciones, oír su voz necesitada, no volver nunca el poder recibido contra las confiadas manos que nos lo dieron, y que son únicas dueñas suyas." [7]La creación humana debe presidir a la política, como arte previsor, capaz "(...) de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación cueste el sacrificio, o la merma importante del ideal que se persigue (...)"[8]

    La visión política martiana, guiada por la eticidad concreta que la ilumina, desde Abdala, El Presidio Político en Cuba, La República Española ante la Revolución Cubana, los trabajos de la etapa de México, Guatemala, Cuba, Venezuela y los Estados Unidos, siempre con vocación patriota e identitaria, ha hecho comino al andar; sin embargo a partir del segundo lustro de la década del 80, con énfasis especial en la década del 90, imbuida en la preparación de la guerra necesaria del decoro y las ideas, se hace mas profunda y trascendente. El ensayo Nuestra América es un manifiesto identitario que resume en unidad los idearios ético-políticos. El antimperialismo, que completa con creces su revelación americana, su latinoamericanismo, no hace mas que concretar sus concepciones políticas en los marcos de un programa cultural desalienador, que inserta a Cuba en la modernidad como nación libre e independiente. Un programa cultural permeado de razón utópica realista, que avala y traduce una política sustanciada en fundamentos ético- morales.

    La republica soñada "con todos y el bien de todos", prefigura la utopía martiana, en términos ético-políticos, como forma de organización social capaz de realizar el ser cubano en todas sus mediaciones.

    La guerra misma, en la concepción martiana no es en sí misma, un fin; sino un medio, para realizar un proceso humano de emancipación. No es una guerra de venganza y odio desinteresado, contra el español, sino contra un sistema colonial que asfixia a su pueblo e impide el progreso de la nación, pues como bien afirma Martí" (...) los españoles buenos, los españoles trabajadores los españoles rebeldes, esos no tendrán nada que temer de sus hijos, no tendrán nada que temer de un pueblo que no se lanza a la guerra para la satisfacción de un odio que no siente, sino para el desestanco de su persona y para la conquista de la justicia"[9]

    El propio concepto de justicia, como sol del mundo moral, en la determinación lucista, en Martí, integra en síntesis las aristas ética y política.

    La guerra de Martí, como acertadamente la define Máximo Gómez, es una revolución de ideas, que continúa la Gesta gloriosa del 68, en sus propósitos esenciales, y al mismo tiempo la supera en alcance y proyección social, en correspondencia con nuevas realidades y contextos.

    Es una revolución, cuya alma organizativa, el Partido Revolucionario Cubano, según Martí "(...) es el ímpetu tierno, de heroico amor, por donde los corazones abrazados, bajo la guía de la mente fuerte y justa, vuelven, con la lección sabida, a los días de aurora de nuestra redención.[10] Se trata de un partido para la guerra y el bien de la república, que antes de esta, proclama su "redención de los vicios que afean al nacer la vida republicana"[11] . Un partido, que resumiendo críticamente las experiencias de la guerra grande, en sus éxitos y fracasos; las realidades y vicios de las repúblicas de Nuestra América y las acechanzas de los Estados Unidos, devienen autoconciencia crítica de una nación en revolución, que se resiste a ser y a no reproducir el espíritu de las repúblicas hermanas del continente. Una organización político-cultural que sintetiza una conciencia histórica en pos de la unidad, el equibrio de fuerzas y factores, la libertad y la independencia total, por una república, donde impere " (...) el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre "[12]

    El Partido Revolucionario Cubano encarna el espíritu de la revolución de Martí y discurre como obra ético-moral para realizar la independencia de la patria. Es una empresa que si bien proclama la guerra inevitable, esta mediada por objetivos socioculturales en función del hombre. Persigue ante todo, " ordenar la revolución del decoro, el sacrificio y la cultura- enfatiza el manifiesto de montecristi -de modo que no quede el decoro de un solo hombre lastimado, ni el sacrificio parezca inútil a un solo cubano, ni la revolución inferior a la cultura del país, no a la extranjeriza y desautorizada cultura que se enajena el respeto de los hombres viriles por la ineficacia de sus resultados y el contraste lastimoso entre la poquedad real y la arrogancia de sus estériles poseedores, sino el profundo conocimiento de la labor del hombre en el rescate y sostén de su dignidad:- esos son los deberes, y los intentos, de la revolución. Ella se regirá de modo que la guerra pujante y capaz dé pronto casa firme a la nueva república."[13]

    La revolución de Martí no solo sintetiza las experiencias revolucionarias de Cuba y América. Esta avalada por una concreta eticidad que media su concepción del hombre y su espiritualidad, encarnada en valores para la nueva sociedad que intenta fundar.

    Los valores son inmanentes a toda la obra de José Martí, sin excluir la relación ético-política de su pensamiento. Es que el Maestro de América en perenne búsqueda de la ascensión del hombre, encuentra en ellos los medios necesarios por antonomasia. El discurso martiano- particularmente el ético-político- está permeado da un excelso numen formativo, que lo convierte en programa pedagógico de acción comunicativa. Un programa que más que decir- y dice mucho-, suscita y convoca, a través de un conjunto de valores que operan como axiologia de la acción.

    La ética.

    1. Carácter histórico de la moral.

    2. Origen de la moral

    3. Desarrollo histórico de la moral.

    4. El progreso moral

    5. Los problemas prácticos morales

    6. Los problemas éticos

    7. La ética y su relación con otros campos del conocimiento

    8. Lectura para reflexionar

    9. Moral y educación.

    10. La urgencia de mi situación concreta

    11. El porvenir de la ética

    12. Reafirmando los contenidos

    13. La moral

    14. Subjetivismo y objetivismo axiológicos

    15. Los valores morales

    16. El juicio moral

    17. Conciencia moral

    18. Las concepciones de la libertad y sus vínculos con la moral

    19. El deber moral

    20. La moralización del individuo

    Iniciemos nuestro estudio de la ética utilizando el ejercicio de la reflexión sobre el siguiente hecho: Héctor López, es un experto montañista, va caminando sin prisa por un sendero acompañado por sus hijos, de pronto advierte que a pocos pasos hay muchas personas y al mismo tiempo escucha una voz angustiante de una persona que pide auxilio.

    Al acercarse a las personas, le señalan a un excursionista que esta en peligro. De inmediato, da instrucciones e inicia el descenso para ir en pos de auxiliarlo, al ir a poca distancia descendiendo, oye que la persona en peligro es un asesino y violador de menores; esto lo hace desistir y prefiere regresar y continuar caminando con sus hijos. El excursionista cae al precipicio y muere.

    ¿Cuál es tu opinión a cerca del comportamiento de Héctor? ¿Apruebas o repruebas su conducta?

    Lo que acabas de leer es un hecho moral porque la conducta de Héctor fue consciente y libre. La mayor parte de los actos realizados por los humanos son morales. Y al conjunto de los actos morales y de las normas que se relacionan con ellos se les llama moral. La moral es el campo de estudio y el hecho de la ética, porque sobre ella reflexiona ésta.

    Consideramos conveniente, antes de todo iniciar con el problema del hecho moral precisando algunos conceptos así:

    Hecho es todo lo que acontece, ejemplos: la erupción de un volcán, el juego de fútbol, las sangrientas, batallas del medio oriente, el asesinato de Luis Donaldo Colosio, pueden considerarse hechos, ya se ha mencionado que un hecho es todo lo que acontece. Puede ocurrir que pensemos que el asesinato de no debió realizarse, que no es justo que en el medio oriente no se encuentre la paz y se estén muriendo constantemente personas que son inocentes, como el atentado terrorista a las torres gemelas del centro mundial de comercio en Nueva York, y a las instalaciones del Pentágono al ser bombardeadas y destruidas utilizando aviones comerciales piloteados por gente suicida, muriendo en el acto cientos de personas. Es cierto que ante unos hechos, nos indignamos, nos enojamos, y deseamos que no hubieran ocurrido, o los consideramos inapropiados o injustos. Ahora podemos establecer otra definición:

    Cuando nos pronunciamos sobre la bondad o maldad de un acontecimiento. De un acto, de un comportamiento, esto que ocurre es un hecho moral.

    El objeto de la ética, el campo de estudio de la ética es el de la moral, entendido como el conjunto de las normas y de los actos de conducta libres y conscientes. La ética al investigar este campo, se propone estudiar sus problemas fundamentales. Éstos se llaman problemas éticos y son el objeto formal de la ética.  

    Adolfo Sánchez Vázquez señala: si "por moral entendemos un conjunto de normas y reglas de acción destinadas a regular las relaciones de los individuos en una comunidad social dada, el significado, función y validez de ellas no pueden dejar de variar históricamente en las diferentes sociedades[14]2]"

    Así como unas sociedades suceden a otras, así también las morales concretas, se suceden y desplazan unas a otras. Es por ello que podemos hablar de la moral de la Antigüedad, de la moral esclavista, feudal, de la moral burguesa, etc. La moral es un hecho histórico, y, por tanto, la ética la considera como un aspecto de la realidad humana que cambia con el tiempo. "La moral es histórica porque es el modo de comportarse un ser, el hombre, que es por naturaleza histórico, es decir, un ser que se caracteriza por estar haciéndose, o auto- produciéndose constantemente en el plano material, práctico, su vida espiritual". Algunas doctrinas éticas ignoran el carácter histórico de la moral y se cae en concepciones ahistóricas. De este modo, el origen de la moral se sitúa fuera de la historia, fuera del hombre real. Ante esto en el campo de la reflexión ética, sigue tres direcciones:

    ORIGEN DE LA MORAL

    La moral surge cuando el hombre deja su naturaleza puramente natural, y adquiere una de carácter social, cuando forma parte de una colectividad, esta relación es inseparable de otra

    Vinculación la que los hombres para subsistir y protegerse mantienen con la naturaleza que les rodea, y a la cual tratan de someter, ésta se expresa, ante todo, en el uso y fabricación de instrumentos, en el trabajo humano.

    Con el trabajo, los hombres primitivos tratan de poner la naturaleza a su servicio, su trabajo cobra necesariamente un carácter colectivo, y el fortalecimiento de la colectividad se convierte en una necesidad vital. Surgen así una serie de normas, no escritas, de aquellos actos de los miembros de la colectividad que benefician a la comunidad. Lo bueno y lo malo viene a ser parte esencial de la colectividad, se establece una línea divisoria, deberes y obligaciones, trabajar, luchar contra el enemigo, por lo que las

    Cualidades morales como la solidaridad, ayuda mutua, amor a los hijos, etc., responden a los intereses de la colectividad, pero además existen aquellos que no responden a la colectividad los vicios como: la cobardía, ocio, egoísmo. Sánchez Vázquez en su obra a cerca de la ética, enfatiza que: la justicia responde a los intereses, así que existe la justicia distributiva, la igualdad, la reparación del daño a la colectividad, ojo por ojo, este tipo de justicia fortalece la unión de los miembros de la colectividad.

    Aquí no se conoce la propiedad privada, la división de clases, por lo que la moral es única y válida para todos los miembros de la colectividad, las demás colectividades son consideradas extrañas, sus enemigos.

    Todo miembro de la tribu, actúa de acuerdo a los intereses y creencias de la mismo, no hay lugar para el interés personal, el grupo nulifica al individuo, circunscrito a la costumbre, mito, religión, este tipo de moral es poco desarrollada, ya que sus normas y principios se 1aceptan, sobre todo, por la fuerza de la costumbre y la tradición[15]3]. 

    Sánchez Vázquez, comenta dentro de las características de la moral y de los cambios histórico- sociales que; "el aumento general de la productividad del trabajo (como consecuencia del desarrollo de la ganadería, la agricultura y los oficios naturales), así como la aparición de nuevas fuerzas de trabajo (al ser transformados los prisioneros de guerra en esclavos), elevó la producción material, hasta el punto de disponer de productos que podían guardarse porque ya no se requerían para satisfacer las necesidades inmediatas. Con ello se crearon las condiciones para que surgiera la desigualdad de bienes entre los jefes de familia que cultivaban las tierras comunales y cuyos frutos se repartían hasta entonces por igual de acuerdo con las necesidades de cada familia".

    Con la apropiación de los bienes de producción por parte de unos cuantos o la existencia del reparto en pocas manos, se inicia una desigualdad, y un enfrentamiento, ya que se inicia la apropiación de los bienes y productos y dándose la división entre aquellos que tienen todo y de aquellos que no tienen nada. Sánchez V.; señala que desde el punto de vista económico, se convirtió en una necesidad social el respeto a la vida de los prisioneros de guerra, los cuales se convirtieron en esclavos. La división entre esclavos y hombres libre se fue marcando al paso del tiempo. La propiedad, sólo fue la de los hombres libres, lo que permitió que quedaran al margen del trabajo que requería un esfuerzo físico. El trabajo físico terminó por convertirse en una ocupación indigna de los hombres libres, y ésta era sólo para los esclavos, los cuales vivían en condiciones espantosas. Su esfuerzo físico fue en Roma la base de la gran producción, la construcción de grandes obras y el desarrollo de la minería fue posible gracias al trabajo forzado de los esclavos. No eran considerados personas, sino objetos, y como tales sus dueños podían comprarlos, venderlos, jugárselos e incluso matarlos.

    La división de la sociedad antigua en dos clases antagónicas se tradujo, en una división de la moral. Con la separación del régimen de la comunidad primitiva, desapareció la unidad de la moral. Ésta dejó de ser un conjunto de normas aceptadas conscientemente por toda la sociedad. De hecho, existían dos morales: una dominante, la de los hombres libres, la única que se tenía por verdadera, y la de los esclavos que internamente rechazaban los principios y normas vigentes. La moral de los hombres libres era una moral efectiva, además tenía su fundamento y justificación teórica en las doctrinas éticas de los filósofos de la antigüedad, en especial Sócrates, Platón y Aristóteles, la moral de los esclavos nunca alcanzó un nivel teórico. Aristóteles consideraba que unos hombres eran libres y otros esclavos por naturaleza, y que esta distinción era justa y útil.

    En algunos estados esclavistas, como el de Atenas, la moral se halla vinculada estrechamente con la política como intento de dirigir y organizar las relaciones entre los miembros de la comunidad sobre bases racionales. De ahí la exaltación de las virtudes morales cívicas (fidelidad y amor a la patria, valor en la guerra, dedicación en los asuntos públicos sobre los asuntos particulares, etc.

    Con el hundimiento del mundo antiguo, cuya base la esclavitud, surge una nueva sociedad, cuyos rasgos se perfilan en los siglos V- VI de nuestra era, y se prolongaría aproximadamente durante diez siglos. Es la sociedad Feudal, cura característica es la división de dos clases sociales fundamentales: la de los señores feudales, y la de los campesinos siervos, los primeros eran los poseedores absolutos de la tierra y tenían una propiedad relativa sobre los siervos de por vida. Éstos eran vendidos y comprados con las tierras a las que pertenecían, y no podían abandonarlas, a cambio de su trabajo podían disponer de una parte de los frutos de su trabajo, aunque tenían una situación difícil, en comparación con los esclavos, los siervos tenían formalmente el reconocimiento que no eran cosas, eran seres humanos.

    El hombre de las villas (artesanos, pequeños comerciantes, etc.) estaba sujeto también a la autoridad del señor feudal, y estaban obligados a ofrecerle servicios a cambio de su protección. Cada señor feudal se hallaba en una relación de vasallaje voluntario, respecto a otro señor feudal más poderoso al que debía ser leal a cambio de su protección militar, y así en forma de pirámide hasta llegar al más poderoso: el rey o emperador o el Papa. La iglesia estaba en ese sistema, ya que también tenía sus feudos. La iglesia era el instrumento del señor supremo o Dios, al que todos los señores feudales de la tierra debían vasallaje, por lo que ejercía un poder espiritual indiscutible en toda la vida de la época feudal.

    La moral feudal estaba impregnada de un contenido religioso, dicho contenido aseguraba cierta unidad moral de la sociedad. Además se daba una pluralidad de códigos morales. Así, había un código de los nobles, caballeros, códigos religiosos, de gremios, de universitarios, etc.

    Los siervos no tenían códigos, la clase social dominante: el de la aristocracia feudal caballeresca se distinguía, como la de los hombres libres de la antigüedad; por su desprecio al trabajo físico, y su preferencia a la guerra y al ocio.

    Un verdadero noble debía ejercitarse en las virtudes caballerescas: montar a caballo, cazar, manejar la espada, componer versos a la bella dama, jugar ajedrez, etc. El culto al honor tenía como las más despreciables prácticas: que consistía en el valor en la guerra que era acompañada de crueles hazañas, la lealtad al señor con frecuencia era acompañada por la hipocresía, la traición, el derecho de pernada, o el derecho a impedir la boda de una sirva. La moral caballeresca partía de que el noble, por el hecho de serlo, por su sangre, tenía ya una serie de cualidades morales que lo distinguían de los siervos. La nobleza de la sangre, tenía ya de por sí una dimensión moral, en tanto que los siervos, por su origen, no podían llevar una vida verdaderamente moral[16]4].

    Al interior de la sociedad feudal fueron originándose nuevas relaciones sociales a las que habría de corresponder una moral; es decir un nuevo modo de regular las relaciones entre los individuos, entre ellos y la comunidad. Surgió una nueva clase social: la burguesía, poseedora de nuevos medios de producción ( manufacturas y fábricas), que iban desplazando a los talleres artesanales, y a su vez, fue surgiendo una nueva clase de trabajadores libres, que se vendían o alquilaban durante una jornada de trabajo, estos eran los asalariados o proletarios, que vendían una mercancía, su capacidad o fuerza de trabajo, que tiene la propiedad de producir un valor superior al que se paga por usarla (plusvalor, o valor no remunerado.

    Los intereses de la nueva clase dominante, exigía mano de obra libre, así como la liberación de trabas feudales para crear un mercado único nacional y un Estado centralizado, que terminara con la fragmentación económica y política. Es este nuevo sistema económico social, que alcanza su expresión a mediados del siglo XIX, en Inglaterra, rige como ley fundamental la ley de la producción del plusvalor, este sistema sólo funciona si asegura beneficios, lo que exige que a su vez, que el obrero sea considerado un hombre económico, es decir, como medio o instrumento de producción.

    La economía se rige, ante todo, por la ley del máximo beneficio, y esta ley genera una moral propia. El culto al dinero y la acumulación de mayores beneficios constituye para que surjan en las relaciones entre los individuos: el espíritu de posesión, egoísmo, hipocresía, cinismo, explotación, y el exagerado individualismo, cada cual confía en sí mismo, busca su propio bienestar. Formándose en la sociedad un campo de batalla, en la que se da una guerra de todos contra todos.

    Es así como la moral individualista y egoísta responde a las relaciones de la nueva clase social. De los métodos de explotación del capitalismo clásico que eran brutales, en nuestro tiempo, se pasó a los métodos científicos y racionalizados, como el trabajo en serie, la operación laboral se divide y se convierte en monótono, mecánico, impersonal y agobiante. Al existir una elevación en las condiciones materiales de vida últimamente se ha basado en una pretendida humanización o moralización del trabajo. Ahora se inculca la idea de que, como ser humano, es parte de la empresa, y ha de integrarse a ella.

    Una nueva moral, verdaderamente humana, implicará un cambio de actitud hacia el trabajo, un desarrollo del espíritu colectivista, la anulación del espíritu del tener, del individualismo, del racismo, comprenderá, asimismo, un cambio radical en una nueva actitud hacia la mujer y la estabilización de las relaciones familiares. En suma, significará la realización efectiva del principio kantiano que exhorta a considerar siempre al hombre como un fin y no como un medio. Una moral así sólo puede darse en una sociedad en la que, debe superarse la explotación del hombre, que la relación de los hombres con sus productos y los individuos entre sí, pierdan el carácter enajenante. Estas condiciones necesarias son las que se dan un una sociedad socialista. La nueva moral no puede surgir sino se dan una serie de condiciones necesarias; económicas, sociales y políticas[17]5].

    EL PROGRESO MORAL

    Se plantean las cuestiones: ¿ Existe el progreso moral?; en tal caso, ¿que se entiende por progreso moral?. La moral dominante de la sociedad capitalista, no presenta formas estacionarias y definitivas. El mismo sistema de contradicciones de la sociedad capitalista, dará lugar, al interior del sistema, a reivindicaciones de tipo histórico y social por parte de las clases trabajadoras. En este sentido sí es correcto hablar de progreso moral. No será lo mismo una explotación burguesa salvaje, que una explotación burguesa racional. De igual manera, ciertas, sociedades esclavistas de la antigüedad, son superiores a la moral de las sociedades primitivas, ya que al suprimir el canibalismo, respetar la vida de los ancianos, de los prisioneros, no cabe duda que históricamente han venido a significar un progreso moral.

    El desarrollo histórico del hombre en su vida social y en sus hábitos de vida y formación de las distintas sociedades anteriores, vemos que han existido de manera sucesiva tipo de morales que, pertenecen a un distinto tipo de sociedades que se formaron, que han ido evolucionando en sus principios y sus normas, desde la, concepción de lo bueno y lo malo, lo obligatorio y lo no obligatorio, lo justo lo injusto, lo perfecto y lo imperfecto.

    Un progreso moral no se da, al margen de los cambios radicales de carácter social, significa que el progreso moral no puede separarse del paso de una sociedad a otra, así por ejemplo, el paso de la sociedad primitiva a la sociedad esclavista hace posible, a su vez, el acceso a una moral superior, no debemos ver de modo simplista en todo progreso- histórico- social un progreso moral, es necesario caracterizar lo que se entiende por progreso histórico- social: hablar de progreso con relación al cambio y sucesión de formaciones económica- sociales, es decir, sociedades consideradas como un todo en lo que se articula unitariamente estructuras diversas: de tipo económico, social y espiritual, se habla de su progreso considerando la historia de la humanidad en su conjunto.

    El hombre es, ante todo, un ser práctico, productor, transformador de la naturaleza, conoce y conquista su propia naturaleza, la mantiene y enriquece, transformándola con su trabajo, el hombre produce socialmente, contrayendo determinadas relaciones sociales. Así, el tipo de organización social y el grado de participación de los hombres en su praxis- social pueden considerarse como índice o criterios del progreso humano.

    El hombre produce espiritualmente: ciencia, derecho, educación, arte, cultura, etc., siempre con el sello peculiar de un enriquecimiento o paso de un nivel a otro en la actividad espiritual correspondiente.

    Se puede hablar de progreso histórico en: la producción material, la organización social y de la cultura. El progreso histórico es producto de la actividad productiva, social y espiritual de los hombres, dentro de esa actividad el individuo participa como ser consciente, sin embargo el progreso no ha sido hasta ahora el producto de una actividad concertada, consciente.

    El progreso histórico a escala universal, no es igual para todos los pueblos y todos los hombres, debido a múltiples factores, como la situación geográfica, situación cultural, educativa, religiosa, social, etc.

    El progreso histórico- social puede tener consecuencias positivas o negativas desde el punto de vista moral, sólo los individuos o grupos sociales que realizan determinados actos de un modo consciente y libre, pueden ser juzgados moralmente[18]6].

    Es muy certera la afirmación de Sánchez Vázquez cuando afirma que el progreso moral se mide, por la ampliación de la esfera moral, esto es que la moral regula las relaciones que antes eran regidas por normas externas, (el derecho, la costumbre), ejemplo: el matrimonio forzoso.

    Por el mayor grado del carácter consciente y libre de la conducta de los individuos, de los grupos y por su mayor responsabilidad de ambos en su comportamiento moral, cuando los intereses personales y colectivos tienen una adecuada articulación y afinidad, es decir cuando existe una conjugación de los intereses de cada uno con los de la comunidad, y que se logre el libre desenvolvimiento de cada individuo y el libre desenvolvimiento de la comunidad.

    El progreso moral consiste pues, en la negación radical de viejos valores, en la conservación dialéctica de algunos de ellos o en la incorporación de nuevos valores y virtudes morales, sólo se da sobre la base de un progreso histórico- social que condiciona dicha negación, superación o incorporación. 

    Se manifiestan como lo señala Adolfo Sánchez Vázquez: En la vida cotidiana se dan las relaciones de unos individuos con otros y surgen problemas cómo: ¿debo cumplir la promesa X que hice ayer a mi amigo Y, a pesar que hoy me doy cuenta que su cumplimiento me producirá ciertos perjuicios? ¿Debo decir la verdad siempre, o hay ocasiones en que debo mentir?, ¿debe el especialista X, decirle a su paciente Y, que tiene una enfermedad incurable avanzada y que su existencia es sólo de unos cuantos días?, el alumno que hizo trampa en el examen final, ¿debe de ocultar su falta o de decir la verdad?, ¿debo de denunciar a mi mejor amigo, ya que fue el autor intelectual de un secuestro?

    Todos los casos anteriores que aparecen como interrogantes, surgen como un parte- aguas, donde la conducta de las personas sufre una serie de cambios sea positiva o negativamente, es decir que son problemas que pertenecen a la moral práctica, es decir, problemas que surgen en las relaciones afectivas, de manera cotidiana, y que sus consecuencias afectan de manera directa, primero a la persona que los experimenta y se irradian hacia los demás.

    En la problemática que se plantea en la vida diaria, los individuos se enfrentan a la necesidad de ajustar su conducta a normas que se tienen por más adecuadas o dignas de ser cumplidas. Estas normas son aceptadas íntimamente y reconocidas como obligatorias; de acuerdo con ellas, los individuos comprenden que tienen el deber de actuar en una u otra dirección. En esos casos se dice que el hombre se comporta moralmente, y en ese comportamiento suyo se pone de manifiesto una serie de rasgos característicos que lo distinguen de otras formas de conducta humana. Acerca de este comportamiento, que es el fruto de una decisión reflexiva y, por tanto, no puramente espontáneo o natural, situemos a un individuo en un caso especial por ejemplo:

      Paseando por una de las playas de la isla en la que una inoportuna tormenta con su correspondiente naufragio le a mantenido solo por más de 20 años. Lleva su loro al hombro y se protege del sol gracias a la sombrilla fabricada con hojas de palmera que le tiene justificadamente orgulloso de su habilidad. Piensa que, dadas las circunstancias, no puede decirse que se las halla arreglado del todo mal.

    Ahora tiene un refugio en el que se protege de las inclemencias del tiempo y del asalto de las fieras, sabe dónde conseguir alimento y bebida, tiene ropa que le abriguen y que él mismo se ha hecho con elementos naturales de la isla, los dóciles servicios de un rebañito de cabras, aves, etc. En fin, que sabe cómo arreglárselas para llevar más o menos su buena vida de náufrago solitario. Sigue paseando Robinsón y está tan contento de sí mismo que por un momento le parece que no echa nada de menos. De pronto, se detiene con sobresalto. Allí, en la arena blanca, se dibuja una marca que va a revolucionar toda su pacífica existencia: la huella de un pie humano.

    ¿De quién será? ¿Amigo o enemigo? ¿Quizá un enemigo al que pueda convertir en amigo? ¿Hombre o mujer? ¿Cómo se comunicará con el o ella? ¿Hablará el mismo idioma?¿Qué trato le dará? Robinsón está ya acostumbrado a hacerse preguntas desde que llegó a la isla y a resolver los problemas del modo más ingenioso posible: ¿qué comeré?¿Dónde me refugiaré?¿Cómo haré fuego?¿Cómo me protegeré del sol?¿Cuánto tiempo estaré?¿Me rescatarán?¿Alguien más vivirá en la isla?¿Qué tipo de fieras habrá?. Pero ahora la situación no es igual porque ya no tiene que vérselas con acontecimientos naturales,como el hambre o la lluvia,ni con las fieras salvajes,sino con otro ser humano:es decir,con otro Robinsón o u otros o Robinsonas. Ante los elementos o las bestias. Él ha podido comportarse sin atender a nada más que a su necesidad de supervivencia.

    Se trataba de ver si podía con ellos o ellos podían con él, sin otras complicaciones. Pero ante seres humanos la cosa es distinta, ya no es tan simple. Debe sobrevivir, desde luego, pero ya no de cualquier modo. Si Robinsón se ha convertido en una fiera como las demás que rondan por la selva, a causa de su soledad y su desventura, no se preocupará más que de sí el desconocido causante de la huella es un enemigo a eliminar o una presa a devorar. Pero si aún quiere seguir siendo un hombre. Entonces se las va a ver no ya con una presa o un simple enemigo, sino con un rival o un posible compañero, en cualquier caso, con un semejante.

    Mientras está solo, Robinsón se enfrenta a cuestiones técnicas, mecánicas, higiénicas o incluso científicas. De lo que se trata es de salvar la vida en un medio hostil y desconocido. Pero cuando se encuentra con la huella humana en la arena de la playa empiezan sus problemas éticos, ya no se trata solamente de sobrevivir, como una fiera, ahora tiene que empezar a vivir humanamente, es decir, con otros o contra otros hombres, pero entre hombres. Lo que hace humana a la vida es el transcurrir en compañía de humanos, hablando con ellos, pactando y mintiendo, siendo respetado o traicionado, amando, haciendo proyectos y recordando el pasado, desafiándose, organizando juntos las cosas comunes. La huella que encuentra en la arena pertenece a un miembro de la tribu de caníbales que pretenden comérselo.

    Así, pues, tenemos por un lado actos o modos de comportarse de los hombres ante ciertos problemas que llamamos morales, y, por el otro, juicios con los que dichos actos son aprobados o desaprobados moralmente. Pero a su vez tanto los actos como los juicios morales presuponen ciertas normas que señalan lo que se debe hacer.

    Se puede señalar que los juicios morales son aquellos en los que nos pronunciamos sobre la bondad o maldad de actos pasados, presentes, como es malo mentir en cualquier momento Héctor no debió haber mentido a sus padres. 

     Se caracterizan por su generalidad. Si al individuo concreto se le plantea en la vida real una situación dada, el problema de cómo actúa de manera que su acción pueda ser buena, o sea, valiosa moralmente, tendrá que resolverlo por sí mismo con la ayuda de una norma que él conoce y acepta íntimamente. Es inútil que recurra a la ética con la esperanza de encontrar en ella, "el quehacer en cada situación concreta[19]7]". La ética podrá decirle, en general, lo que es una conducta sujeta a normas, o en que consiste aquello que es lo bueno, que persigue la conducta moral, dentro de la cual entra la de un individuo, la de todos.

    Definir qué es lo bueno no es un problema moral que corresponda resolver a un individuo con respecto a cada caso particular, sino que es un problema general de carácter teórico- ético que toca resolver al investigador de la moral, es decir, al ético. Así, Aristóteles se plantea, en la Antigüedad Griega, el problema teórico de definir lo bueno.

    EL MÉTODO DE LA ÉTICA

    Uno de los métodos utilizados en su estudio son: la Inducción, consiste en partir de lo particular hacia lo general; sus partes son: la observación, la comparación y la experimentación, de los distintos hechos concretos de la vida humana para formular normas morales de validez universal.

    La deducción es el otro de los métodos, consiste en que de una ley ya establecida se deducen normas de conducta particular. 

    Los problemas éticos se caracterizan por su generalidad, y esto los distingue de los problemas morales de la vida cotidiana que son los que nos plantean las situaciones concretas.

    La ética es teoría, investigación o explicación de un tipo de experiencia humana, o forma de comportamiento de los hombres el de la moral, pero considerando en su totalidad, diversidad y variedad. Lo que en ella se diga acerca de la naturaleza o fundamento de las normas morales ha de ser válido para la moral de la sociedad griega, o para la moral que se da efectivamente en una comunidad humana concreta. Esto asegura su carácter teórico, y evita que se le reduzca a una disciplina normativa.

    El comportamiento moral se presenta como una forma de conducta humana, como un hecho, y a la ética le corresponde dar razón de él, tomando como objeto de su reflexión la práctica diaria de la moral de la humanidad en su conjunto. En este sentido, como toda teoría, la ética es explicación de lo que ha sido o es, y no simple descripción.

    La ética parte del hecho de la existencia de la historia de la moral: es decir, arranca de la diversidad de morales en el tiempo, con sus correspondientes valores, normas y principios. Como teoría, no se identifica con principios y normas de ninguna moral particular, ni tampoco puede situarse en una actitud indiferente ante ellas.

    Al igual que otras ciencias, la ética se enfrenta a hechos. El que éstos sean humanos implica, a su vez que se trata de hechos valiosos. Pero ello no compromete en absoluto las exigencias de un estudio objetivo y racional. La ética estudia una forma de conducta humana que los hombres consideran valiosa, y, además, obligatoria.

    La ética al tratar de definir lo bueno rechaza su reducción a lo que satisface mi interés personal, propio, es evidente que influirá en la práctica moral al rechazar una conducta egoísta como moralmente valiosa. Por su carácter práctico, en cuanto disciplina teórica, se ha tratado de ver en la ética una disciplina normativa, cuya tarea fundamental sería señalar la conducta mejor en sentido moral. Esta caracterización ha conducido en él pasado a olvidar su carácter teórico. Muchas éticas tradicionales parten de la idea de que la misión del teórico es, en este campo, decir a los hombres lo que deben hacer, dictándoles las normas o principios a que ha de ajustarse su conducta, convirtiéndose así en una espacie de legislador del comportamiento moral de los individuos.

    La tarea fundamental de la ética es la de toda teoría: o sea, explicar, esclarecer o investigar una realidad dada produciendo los conceptos correspondientes.

    La ética es teoría, investigación o explicación de un tipo de experiencia humana, o forma de comportamiento de los hombres: el de la moral, pero considerado en su totalidad, diversidad y variedad.

    El valor de la ética como teoría está en lo que explica, y no en prescribir o recomendar con vistas a la acción en situaciones concretas.

    Como toda teoría es explicación de lo que ha sido o es, la conducta del hombre. No le corresponde dar juicios de valor acerca de la práctica moral de otras sociedades, o de otras épocas, pero si tiene que explicar la razón de ser de esa diversidad y de los cambios de la moral; es decir, ha de poner en claro el hecho de que los hombres hayan recurrido a prácticas morales diferentes e incluso opuestas.

    Al igual que otras ciencias, la ética se enfrenta a hechos. El que sea de origen humano, implica que se traten de hechos valiosos. La ética estudia una forma de conducta humana que los hombres consideran valiosa y, además, obligatoria y debida[20]8].

    Los problemas teóricos no se identifican con los problemas prácticos, tampoco puede confundirse la ética y la moral.

    La ética es la teoría o ciencia del comportamiento moral de los hombres en sociedad. Es ciencia de una forma específica de conducta humana.

    La definición subraya, el carácter científico de la disciplina, o sea, se responde a la necesidad de un tratamiento científico de los problemas morales, la ética se ocupa de un objeto propio, constituido por un tipo peculiar de hechos humanos.

    Como ciencia, parte de cierto tipo de hechos tratando de descubrir sus principios generales. Aunque parte de datos empíricos, no puede mantenerse al nivel de una simple descripción de ellos, sino que los trasciende con sus conceptos, hipótesis y teoría.

    Partes: 1, 2, 3, 4, 5


     Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

    Comentarios


    Trabajos relacionados

    • La necesidad de la ética

      La realización del siguiente trabajo está basado principalmente en la toma de consciencia por parte de los alumnos de la...

    • Etica

      ¿Qué es la ética empresarial?. Empresa. Misión. Visión. Comité de ética. Estructura axiológica. Mecanismos de capacitaci...

    • Etica profesional

      Formación profesional. Carácter profesional. Vocación. Orientación profesional. Costumbre. El profesional en su diario ...

    Ver mas trabajos de Etica

     

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.