Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El partido de la revolución a 80 años de su creación (página 2)




Partes: 1, 2

Transcurría el año de 1810, cuando un puñado de insurgentes se transforman como si fueran águilas, se lanzaron a romper las cadenas prisioneras, el levantamiento de estos hombres ilustres, como Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mondarte Villaseñor (conocido como Don Miguel Hidalgo y Costilla), José María Teclo Morelos Pérez y Pavón (como José Ma. Morelos y Pavón), Vicente Ramón Guerrero Saldaña (conocido como Vicente Guerrero), María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador y Montiel (conocida como Leona Vicario), Josefa Ortiz de Domínguez y otros más, con este movimiento se logra la independencia de México con España.

Leyes de Reforma.

En el trayecto de la etapa pos-independencia de México, hubo grandes e importantes intentos de conciliación y armonización de grupos y corrientes político-ideológicas en busca de un México unido, sólido, democrático e independiente, entre los liberales y conservadores, El 12 de julio de 1859 Benito Juárez decreta la primera de las normas de reforma: la "Ley de Nacionalización de los Bienes Eclesiásticos". Dio resultado más tarde que sobresalieran los liberales con el más destacado documento LEYES DE REFORMA DE 1859, su máximo exponente, el Licenciado Benito Pablo Juárez García.[3]

El Porfiriato.

Durante el año de 1876-1911, surge otra figura en la historia Política de México. José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, quien desde el inicio de su mandato implementa un gobierno dictatorial que podríamos definir que no se beneficiaban las clases más vulnerables, que son los campesinos y los obreros, donde la clase dominante se posesionaba en actividades estratégicas, mediante la mala distribución de la riqueza[4]pero en realidad implementó los servicios de comunicación nacional, quedaron incorporados a este nuevo Ministerio 12 sectores: Correos Internos, Vías Marítimas de Comunicación o Vapores, Faros, Unión Postal Universal, Telégrafos y Teléfonos, Ferrocarriles, Monumentos, Carreteras, Calzadas y Puentes, Lagos y Canales, Consejería y Obras con el Palacio Nacional y Chapultepec, y Desagüe del Valle de México. Esta Secretaría (llamada por muchos autores Ministerio) de Comunicaciones y Obras Públicas conservó su estructura institucional durante el período revolucionario.[5]

Con la reseña histórica anterior, arribamos a un movimiento social revolucionario de 1910, que prácticamente trastocaron todas las clases sociales de México, donde no había un rincón que no hubiera inconformidad y manifiesto en contra del gobierno.

En el marco de múltiples enfrentamientos sociales bélicos, en México cada vez más se acentuaban las crisis de toda índole, pareciera aunado con la primera guerra mundial, qué sucedía en el otro lado del continente. México después de varios años de descontento y movilización el pueblo era el ganador y entonces Porfirio Díaz era derrocado y desterrado a Francia. Como resultado de este histórico movimiento social revolucionario fue de suma importancia para México, que como toda una interrupción social, después venia la estabilidad y la restauración de un país con Instituciones Públicas, en beneficio de todas las clases sociales, un País forjado en el trabajo y su temple. Asimismo Francisco Ignacio Madero Gonzales, apóstol de la Revolución Mexicana, con un grupo de cadetes lo acompañan en su marcha de Chapultepec al palacio Nacional, el 9 de febrero de 1913, en lo que se conoce como "Marcha de la Lealtad.[6]

La Constitución 1917.

Llega un presidente constituyente como VENUSTIANO CARRANZA GARZA hombre de cuatro ciénegas, Coahuila, que instituye la primera Institución en el ámbito de seguridad nacional, que es el Ejército, pero también la Constitución política de los estados Unidos Mexicanos, así como más tarde la Secretaría de Educación Pública. (Septiembre-1921), la visión Carransista era de suma importancia para los revolucionarios, obreros, campesinos y militares que se habían solidarizado en cierta forma con villistas y zapatistas.

La Transformación de un México vencedor.

Como habremos de notar en todas las etapas de nuestra historia de México, siempre ha habido mujeres y hombres capaces de impulsar revoluciones, de manifestarse en pro de las grandes innovaciones y transformaciones, siempre para el bienestar en un México, sin clases ni privilegios de grupos sino por el contrario un país de bienestar colectivo en el marco del nacionalismo Mexicano.

Hoy por hoy, la grandeza de nuestro País se sustenta en las niñas, niños, adolecentes, jóvenes, mujeres y hombres, los campos, pueblos y ciudades, que se transforman en el marco de las Instituciones, como la familia y las Instituciones Educativas, bajo los principios de la democracia, la libertad, justicia social, los valores más ineludibles como es el amor y el respeto.

México no se rezaga ni se detiene, los mexicanos estamos prestos y preparados para cualquier situación que contravenga a la paz social, la democracia, la libertad, la intromisión extranjera, así como el desarrollo de México y estamos seguros que lo vamos a seguir haciendo en el marco de la diversidad porque México es nuestro, reconsiderando en todo momento que el desarrollo ó atraso, es y será de todos los mexicanos.

Los orígenes del Partido Nacional Revolucionario

El Partido revolucionario institucional, es un Partido con historias relevantes en sus tres momentos y etapas de nuestra historia de México, un Partido que se origina de la Revolución Mexicana, en tiempos de la revolución surgen grupos de líderes revolucionarios en distintas regiones de la republica mexicana, como en la parte norte con los grandes caudillos, como José Doroteo Arango Arámbula (Francisco Villa, El Centauro del Norte) y Álvaro Obregón, en el sur Emiliano Zapata Salazar (el caudillo de Sur), los Figueroa en el Estado de Guerrero, así como en Oaxaca los hermanos Flores Magón y en puebla los hermanos Serdán.[7]

"El movimiento armado de 1910, de alguna manera, había sintetizado, no sin contradicciones, tres grandes proyectos políticos: el de Madero, democrático y descentralizador del poder político; el de Villa y Zapata, social y agrario; y finalmente el de Obregón y Calles, desarrollista y modernizador. A estas tres propuestas se sumaría la de Lázaro Cárdenas que en una simbiosis de pensamiento social, patrimonialismo e institucionalizada política, recogía gran parte de las ideas que habían dominado la escena nacional entre 1910 y 1930. A esa legitimidad histórica debía responder el Partido: no había de otra; sus militantes y sus ideales no podían ser otros que los actores y proyectos de la Revolución Mexicana".[8]

El Partido Nacional Revolucionario.

El actual Partido Revolucionario Institucional (PRI), se constituyo después de la revolución como grupos disgregados pero importantes en la transformación de un estado Mexicano consolidado que originalmente fue el Partido Nacional Revolucionario (PNR) que tuvo su origen y auge durante los años 1929-1938, siendo primer presidente del Partido Nacional Revolucionario de México el Ciudadano General Plutarco Elías Calles Campuzano. Que convoca a una convención nacional el 4 de marzo de 1929, en la Ciudad de Querétaro donde se formalizan los estatutos del Partido y se presenta como Candidato presidencial del Partido, para evitar la violencia entre los sobrevivientes de la revolución mexicana, diferentes organizaciones pero afines en los intereses nacionales de democracia de paz, de desarrollo económico y de estabilidad nacional.[9]

Es importante anotar que el PRN se mostraría respetuoso con todos los Partidos locales existentes, Partidos que con el tiempo se irían extinguiendo. En marzo de 1929 se fundó una institución política con alcances nacionales que ocuparon un lugar central del sistema político mexicano por muchas décadas.[10]

Justicia social

La justicia Social se afirma como una virtud que busca no perjudicar al otro. La virtud de un ciudadano es considerada como un freno indispensable a las tendencias de la sociedad política por acciones evidentemente injustas, inequitativas y excluyentes.

Para el Partido Revolucionario esto se enfoca a que el desarrollo del país está basado en la justicia social, convirtiendo el reconocimiento y respeto de los Derechos Humanos en parte integral a los procesos que hoy en día se viven, por décadas, la Revolución Mexicana fue un concepto fundamental de la institucionalidad posrevolucionaria; "la justicia social" y su expresión en "los derechos sociales", estos se convirtieron en mandatos  constitucionales que orientaron la política social, generando instituciones  destinadas a la seguridad social, el Partido siempre se preocupo por las organizaciones sindicales y campesinas, la formación de una burocracia sindical asociada al poder político para tener un buen desempeño en la vida cotidiana.

"El PRI ha pugnado desde sus orígenes por hacer realidad los postulados de la democracia social inscritos en la Constitución de 1917. Nuestra declaración de principios sostiene y ahora lo ratificamos que "sólo a través de la democracia política podrá arribarse a la democracia económica y social" (...) Las libertades públicas, los derechos políticos, las instituciones representativas, deben ser defendidos, antes que nada, porque constituyen las mejores armas con que el pueblo cuenta para luchar por su mejoramiento económico y social".[11]

El Partido de la Revolución Mexicana

El Partido Revolucionario institucional ha representado una Institución poderosa para la competencia política, 9 años después en el año de 1938, el también presidente Lázaro Cárdenas del Río, realiza la transformación de Partido Nacional revolucionario (PNR) y se denomina Partido de la Revolución Mexicana (PRM). Un Partido orientado a los principios fundamentales en el que los mexicanos teníamos que estar organizados y ordenados bajo los principios de la democracia y libertad para que todos los mexicanos viviéramos en paz, que la democracia se convirtiera en una práctica de la competencia y juego electoral.

El nacionalismo surgido de la Revolución Mexicana; un nacionalismo popular, porque nos une y tiene sus raíces en las aspiraciones de nuestra gente[12]como mexicano se circunscribe en un concepto amplio en el que todos los mexicanos transitáramos libremente organizados para el trabajo, coordinados por un solo país y con muchas aspiraciones para el progreso que el desarrollo de la nación fuera un beneficio para todos los mexicanos que las tierras fueran para quienes las trabajan que la distribución de la riqueza se alcanzara equitativamente.

En esta primera etapa del Partido, México da un paso muy importante para su desarrollo y crecimiento ya que apareció el primer Partido conocido como la primera institución que aglutinaba todas las clases sociables, esto quiere decir que es un Partido de acciones, que atendía a las demandas sociales más sentidas. Y se dio paso a la creación de organizaciones como la Confederación de Trabajadores de México (CTM) aglutinando a los obreros, trabajadores de los servicios de transporte.

De igual forma en este periodo de transición surge la Confederación Nacional Campesina (CNC) Organización que atiende las fuerzas productivas del campesinado Nacional, cada una de estas organizaciones con sus respectivos estatutos legalmente constituidos apegados al marco constitucional. Así después de ser un pueblo de caudillos se transforma y se constituye en un país de Instituciones, atendiendo a las demandas sociales de organización, educación, deporte, salud, cultura y las artes en el cual han transitado los hombres intelectuales de todas las clases sociales quienes han surgido para ser los protagonistas del desarrollo social, económico y político de México.

Todas las instituciones se crearon con base a los requerimientos sociales emanados de los ideales de la revolución mexicana y establecida en los preceptos establecidos en la Constitución Política Mexicana de 1917. [13]

El Partido desde sus inicios se aboca a la atención de todas las necesidades de las exigencias sociales dentro del marco nacionalista e institucional, con principios definidos de ejercer sus acciones en un enfoque democrático.

Después de que el Partido interviene en las acciones de desarrollo económico y social del país, se transforma, se reorganiza y cambia de nomenclatura y durante el periodo (1938-1946) es el Partido de la Revolución Mexicana, (PRM) con el manifiesto del entonces Presidente Lázaro Cárdenas del Río, el 30 de marzo de 1938.[14]. En el cual parte significativa de su proyecto fue que las acciones se fundamentan en el derecho y en la opinión de las mayorías como la forma fundamental de sus propósitos, el bienestar general y el bengrandecimiento de la patria, la liga que los una al poder público, haciendo de este una prolongación de la colectividad organizada.

El inicio de la democracia en México

Llega una etapa de surgimiento de Partidos, junto al proceso de cambio del Partido de la revolución mexicana, con ideologías y principios opuestos a los postulados de la revolución. Durante esta época en el mundo se surgieron otros regímenes, comunistas, fascistas y nazis, en estas fechas se provoca por los nazis la segunda guerra mundial.

Después de la innovación del proyecto se alcanzó un progreso que permitió contar con mayores servicios en materia sanitaria y de asistencia social, se pasó de el latifundio a la comunidad ejidal, la pequeña propiedad agrícola, se construyo una amplia red de carreteras, se creó la organización sindical, se reconoció el derecho de los obreros, un status jurídico para los empleados, a la Institución de pensiones civiles de retiro, se pasó de la empresa capitalista de transportes a la Cooperativa de trabajadores, del desvalimiento de las clases trabajadoras al Servicio al Seguro Social, de la explotación de la riqueza por intereses extranjeros por la incorporación de esas riquezas al patrimonio nacional, del crédito usurero e insuficiente a los bancos agrícolas y ejidal, del ejercito reclutado a la fuerza pasando por el servicio revolucionario al servicio militar por conscripción, y a la creación de Centros Escolares cada ves más numerosos y mejor equipado.

El Partido Revolucionario Institucional

En 1946 el PRM, nuevamente vive un proceso de cambio, que a la vez es favorable para la reorientación de sus acciones y valoración de las mismas y así pues llega el cambio de nomenclatura pasando del PRM a PRI que a la fecha continua reincorporando los ideales de la revolución en el sentido de sobreponer los intereses colectivos a los mezquinos intereses individuales para poder afrontar las crisis políticas y de cualquiera otra índoles que pueda ser provocada por los eternos enemigos del proceso.

Logrando la estabilidad social y económica del país, así mismo el predominio del Partido del PRI que sustituye al PRM, en 1946 sometido por fuertes presiones y exigencias para su preservación y conquista de los espacios en el poder público, el PRI se enfrentó al cambio generacional por el envejecimiento de los militantes formados en la lucha revolucionaria y así abre paso al poder a los militantes civiles con preparación superior y/o universitaria.[15]

El PRI en el gobierno que continua con el compromiso y destino democrático del País, fue posible lograr el equilibrio entre el autoritarismo de izquierda y derecha que aparecieron en el entorno de la segunda guerra mundial y posteriormente de la guerra fría. México se ponía al día y en 1947, reconoce el voto a la mujer, en las elecciones municipales, y en 1953, le otorga el derecho de votar y ser votada en cualquier elección.

Asimismo, respecto al acuerdo de los Estatutos de Partido en los artículos 1,2 y 3 que a la letra dicen:

"El Partido Revolucionario Institucional es un Partido político nacional, popular, democrático, progresista e incluyente, comprometido con las causas de la sociedad, los superiores intereses de la Nación; los principios de la Revolución Mexicana y los contenidos ideológicos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos". Asimismo, "En el Partido Revolucionario Institucional se expresa la diversidad social de la Nación Mexicana, con la presencia predominante y activa de las clases mayoritarias, urbanas y rurales, de los trabajadores manuales e intelectuales y de los grupos y organizaciones constituidos por mujeres y jóvenes, cuya acción política y social constante, fortalece las bases sociales del Estado Mexicano.[16]

En una acción más se da la pluralidad de Partidos a su expresión política en la conformación del gobierno, se inicia en 1963, con los diputados de Partido, a fin de que fuerzas políticas prioritarias accedieran al congreso para fortalecer y enriquecer la vida política del país y una vez más el PRI en ese sendero fue quien lo lleva a la práctica.

Durante la época de los sesentas el hacia un balance, por las inconformidades presentadas por la sociedad que mostraron las limitaciones del sistema político así como las contradicciones del esquema de desarrollo del país a pesar de contar con un alto desarrollo económico y expansión de los servicios en un marco de estabilidad política y de precios, que resultan insuficientes para una población que crecía a ritmo acelerado y que estaba a la expectativa sobre sus derechos, así se alerta que el régimen político requería reformarse para buscar el mejoramiento de su desempeño con la reorientación y transformación de sus principios y postulados.

Se da el sistema de Partidos y afirmación de la pluralidad política y tienen su impulso definitivo en la reforma electoral de 1977, encausando la resistencia política por la legalidad y los Partidos políticos son reconocidos en la constitución como entidades de interés público.

El PRI es un Partido que ha conciliado voluntades diversas en el trayecto hacia una democracia plural y competitiva a través de grandes transformaciones en el sistema electoral fundamentalmente en torno a las normas para la organización de las votaciones, las características de la Institución encargada de ello y el sistema de calificación de los comicios y la regulación de los Partidos como entidades de interés público con una vida Institucional fortalecida legalmente.

Frente a la crisis electoral de 1988 en las que actuaban fracciones desprendidas del PRI supo entender la necesidad de ajustes, en 1989 se inicia un ciclo positivo de reformas electorales hacia la competencia política que tuvieron su culminación en 1996, este ciclo implicó la creación de Instituciones y procedimientos que profesionalizaron y otorgaron autonomía a la organización de los comicios con un cuerpo jurisdiccional para la calificación electoral, logrando así bases de equidad entre los Partidos políticos en la competencia para lograr el poder público.

El PRI, logró su permanencia como Partido en el gobierno a diferencia de otros Partidos en regímenes democráticos pero al hacer el balance de su gestión es también único en el punto de partida con una democracia incipiente con los antecedentes de inestabilidad y fracturas del tiempo del caudillismo y los enfrentamientos de la etapa revolucionaria dependiente de las fuerzas armadas de quienes tenían el mando, el PRI en el poder registró una línea ascendente hacia la democracia, los desaciertos o equívocos que se han ejercido han sido sujetos a revisión y han respondido por ellos.

Reforma Social

El PRI ha luchado por una mejor vida democrática a través de las normas, así se ha vivido un proceso de nuevos equilibrios, generados por la pluralidad social firme en todo momento.

En marzo de 1994 el Licenciado Luis Donaldo Colosio Murrieta dirige un discurso a la sociedad mexicana con respecto a los proyectos que tiene como dirigente de un Partido que se preocupa por el bienestar de su Nación, de los problemas que vive su gente, en torno a los conflictos de justicia e igualdad. En palabras textuales menciona:

"yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las malas acciones del gobierno, por abusos de las autoridades y la arrogancia de policías gubernamentales.

Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan. Ciudadanos que aún no tienen fincada en el futuro la derrota; son ciudadanos que tienen esperanza y que están dispuestos a sumar su esfuerzo para alcanzar el progreso".[17]

La crítica más importante al PRI no ha sido tal vez sobre las realizaciones de sus balances, sino respecto al ritmo de las transformaciones que impulsó, es evidente que hubiera sido deseable un trayecto más corto en los cambios practicados. El Partido y sus predecesores son organizaciones políticas que conjuntaron más de 70 años en ejercicio del poder público aún cuando algunos flaqueaban por el cálculo de ganancias parciales e inmediatas y negaron su contribución a las reformas democráticas de México. En consecuente después de 71 años de gobierno priista la sociedad mexicana experimento durante casi siete décadas un proceso de cambio y a la vez la maduración de un México triunfante, asimismo el analfabetismo disminuyo drásticamente para bienestar del país.

El nuevo Partido busco articular a la sociedad con el gobierno más específicamente, vincular a las masas de trabajadores con el Estado e incorporarlas al seno del propio sistema político, desde este se organizaría a los sectores más importantes de la sociedad mexicana.[18]

El Partido Revolucionario Institucional en la alternancia

La democracia no tiene fecha de nacimiento entre nosotros. Ha sido y es un proceso largo y trabajoso. La democracia va más allá de los procesos electorales, consolidarla requiere de ciertos requisitos: ciudadanos participativos con un alto grado de cultura política, así como una sociedad atenta y vigilante, con una competencia cívica donde el ciudadano sea activo y capaz de organizarse.[19]

El PRI ha acreditado en los hechos y décadas su compromiso por la democratización en la competencia por el ejercicio en el poder público, al hacerlo Fue democratizándose el propio ejercicio del poder y se vencían las tendencias al autoritarismo, en el mundo actual la exigencia de la democracia es la llave de la cooperación internacional.

Nuestro Partido ha venido sosteniendo la necesidad de hacer corresponder la gran transformación registrada por el sistema político en el tránsito para consolidar un régimen democrático, con un sistema plural y competitivo de Partidos, respecto de las necesidades que se presentan ahora en materia de gobernabilidad; es decir: expresar la transformación que ha ocurrido en el sistema político con la adecuación necesaria del régimen político.

La alternancia del 2000 ocurrió sin la necesidad de acuerdos especiales simplemente porque el Partido Revolucionario Institucional actuó con responsabilidad democrática, la alternancia se dio sin contratiempos enfrentamientos o rupturas el PRI acepta que en la democracia se gana o se pierde. En todas las acciones del PRI ha sido fundamental el papel Institucional, sin su compromiso y lealtad a las Instituciones, sin su labor en los distintos ámbitos de la vida social, el desarrollo político de nuestro país hubiera sido muy distinto.

El PRI ha impulsado la democracia en el país aún en la alternancia para evitar costos más altos para la sociedad mexicana. El proceso que culminó en un ciclo hacia la democracia plenamente competitiva con un sistema plural de Partidos. Mostro el arribo de un destino diseñado por la constitución de 1917, al definir a México como una republica representativa, democrática y federal, en este sentido el PRI cumple con el proyecto de la revolución mexicana.[20]

Así el Partido Revolucionario Institucional seguirá luchando por la preservación del régimen republicano, democrático, representativo y federal sustentado en las hazañas históricas liberales plasmadas en nuestra carta magna.

El Partido Revolucionario Institucional del Siglo XXI

La fuerza del Partido se deriva de la fortaleza de sus partes. De su talento e imaginación política dependerá alcanzar la síntesis inteligente que haga posible un PRI federalista que al mismo tiempo reivindique y garantice un gran Partido nacional dependiendo en las reformas que impulse en beneficio del país.[21]

El Partido está trabajando actualmente por un estado que viva en la ley. Fundado en el derecho como único medio para la convivencia armónica, en libertad, y que otorgue certidumbre respecto del comportamiento e las autoridades y el desempeño del poder público, promoviendo la justicia.

Ratificando el fortalecimiento del sistema de división de poderes, así mismo impulsando la integración a los congresos federal y locales de las minorías políticas que tengan sustento popular mediante el sistema de representación proporcional que permite otorgar el espacio político que democráticamente les corresponda a las diversas corrientes de pensamiento que conforman el mosaico ideológico de la nación mexicana.

El PRI reivindica su contribución a la democracia. Se asume como su principal promotor y compromete su visión para apoyar nuevas reformas que impulsen la democracia, la gobernabilidad y el compromiso social del Estado, así como la realización más plena posible de la soberanía porque ella da su vía de expresión al estado Nacional Mexicano.

La perspectiva del porvenir pasa por insistencia en los afanes democráticos a través de la consolidación de los Partidos y de una competencia por el poder que privilegie la confrontación y contrastación de propuestas entre las fuerzas políticas y ajuste el papel e influencia del gasto en propaganda, la tarea del gobierno habrá de encontrar un andamiaje legal que le sea propicio, al tiempo que deberá trabajar en un diseño que permita fincar nuevas capacidades de realización hacia el estado social que en la gran deuda del siglo XX con todo y los avances que significaron los derechos sociales y las Instituciones creadas para cumplirlos.[22]

El PRI propone una visión del Estado que se deriva de los afluentes que han orientado su devenir; el liberalismo de la reforma, la política social, el nacionalismo, el compromiso por una vida normada por el derecho y la democracia.

El PRI se pronuncia a favor de un Estado Democrático comprometido con el respeto a las libertades individuales, que busca crear igualdad de para que cada individuo despliegue sus capacidades y encuentre las oportunidades que requiere para construir su destino, un estado que cree opciones diferenciadas de desarrollo y que permita que el individuo entre alternativas diferentes y así ejerza cabalmente su libertad.

El PRI postula un Estado Social, un Estado con un claro compromiso con la justicia social, se empeña en construir las mejores vías para superar los abismos de desigualdad entre grupos sociales, regiones o grupos étnicos; un Estado social que asume como la más grave injusticia la desigualdad fincada en la exclusión, la marginación y la falta de oportunidades; un Estado social empeñado en crear mejores posibilidades de desarrollo y opciones de superación para quienes mayor rezago enfrentan un Estado social que se rebela a la idea de admitir como destino la pobreza para cualquier grupo de la sociedad y que busca recrear las condiciones de desarrollo de la nación de ahí la vigencia de los valores expresados en el lema del Partido: Democracia y justicia social, el PRI considera que el nacionalismo es la expresión de la voluntad humana para vivir en comunidad, el derecho a poseer una identidad propia y a disfrutar de los recursos de un determinado territorio.

El nacionalismo mexicano ha unido a los habitantes del país manifestado a lo largo de su pasado histórico en las luchas contra las intervenciones extranjeras, en la defensa de la soberanía del Estado y en un proyecto de país surgido de una revolución que se propuso hacer de México un país justo y en virtud de ello reclamó para si los recursos naturales.

Los símbolos patrios son la expresión de nuestro nacionalismo y de nuestras raíces y todos nos pronunciamos por el respeto dentro de la ley y contra las expresiones publicitarias que los denigran y los pervierten.

El PRI opta por un nuevo nacionalismo incluyente, moderno firme en la defensa de los intereses populares y nacionales.

EL PRI: Reivindica la aportación y capacidad que hacia el futuro otorgan cuatro afluentes principales:

  • El pensamiento democrático-liberal.

  • La justicia social.

  • El orden jurídico como principio de la convivencia civilizada.

  • El nacionalismo.

  • Reconocimiento de los pueblos indígenas, carácter pluriétnico y pluricultural.

  • Los derechos de Mujer.

De este modo, las reformas internas a los documentos básicos son "adecuaciones a la actividad gubernamental, para mantenerse como vanguardia ideológica, y de sus métodos e instrumentos de acción a las variaciones en la composición y demandas de las fuerzas organizadas de la sociedad mexicana".[23]

Conclusión

A lo largo de este ensayo hemos desarrollado las ideas de un Partido eficiente y capaz de gobernar a los mexicanos y conducirlos por un buen camino, tanto en la vida política, económica y social, asimismo ha enfrentado diversas elecciones donde han obtenido triunfos en los niveles locales y en federales.

El Partido sobrevive como tal en la actualidad, por que ha experimentado cambios en sus 62 años de vida y 80 años como Partido político. Después de la derrota presidencial que experimento en el 2000 a manos del Partido Acción Nacional, se ha reestructurado de tal manera que con frecuencia gana elecciones. Perdió la presidencia del País pero no la centralidad dentro del sistema político mexicano. Aun no hay conclusión definitiva sobre el futuro del PRI. En algunos aspectos el PRI divide opiniones, como por ejemplo su unidad interna de frente al proceso del 2012 y la oportunidad que los mexicanos estarían dispuestos a brindarle en dichas elecciones.

La discusión sobre el futuro de dicho instituto partidista ha sido tema de análisis en círculos académicos, sociales y políticos. Dicho análisis es continuo y no hay conclusiones únicas.

Lo que sí sabemos es que en la actualidad los jóvenes son muy optimistas con la democracia que ejerce el Partido Revolucionario Institucional, las personas se enteran sobre los retos y conflictos que enfrenta el Partido, se suman a la política para implementar acciones verdaderas que ayuden a una cohesión unánime de la democracia para el entorno social. El Partido dedica un apartado inédito hasta la Declaración de 1993, en el cual incluye textualmente la noción de derechos humanos. En ella, como señalamos arriba, con base en el derecho positivo, se reconocen los instrumentos nacionales (la Constitución) y los internacionales (la Declaración Universal), así como las instancias de protección y difusión respectivas.

De ese modo el Partido Revolucionario mantiene una idea actualizada, sobre los derechos humanos y, por otro lado, una idea social que se sostiene por los principios tradicionales de la Revolución mexicana, coadyuvando a las exigencias de la sociedad para mejorar la democracia del País.

Bibliografía

  • XIV Asamblea nacional del PRI. 1,2,3, de Septiembre de 1990, Documentos básicos, Declaración de principios. Programa de acción. Estatutos.

  • Partido Revolucionario Institucional.- Secretaria de divulgación Ideológica. Mexico 1990.

  • Edición del Comité Ejecutivo Nacional del Partido revolucionario Institucional, al cuidado de la Secretaria de Información y propaganda. Su tiraje fue de 50,000 ejemplares y se termino de imprimir en abril de 1990.

  • Partido Revolucionario Institucional en la Historia de Mex., Renaud, Cristina.

  • Historia documental del Partido de la Revolución, Vol. 10, p. 238.

  • Para entender el Partido Revolucionario Institucional, José Luis Reyna, representación nacional de fuerzas regionales, Pag. 17.

  • La Conquista de México, (Planeta, 1994), el historiador británico Hugh Thomas (Windsor, 1931). Hernán Cortés. Un conquistador de su tiempo, México desconocido, 1994.

  • Ayala, Armando (2005). La Epopeya de México, Vol. II: De Juárez al PRI, México: Fondo de Cultura Económica. ISBN 868-16-7520-7 (tomo II).

  • Porfirio Díaz del héroe al dictador una Biografía Política, Garner Paul.

  • Decreto del 13 de mayo de 1891 respecto de la administración pública federal del gobierno Porfirista.

  • "Marcha de lealtad", periódico el "Universal" 9 de Feb. 2010. México, D.F.

  • Álvaro Obregón Fuego y Cenizas de la Revolución Mexicana, Castro Pedro.

  • Ramírez Starbug, Jesús, Las reformas ideológicas del PRI. Una aproximación a las transformaciones de la Declaración de Principios del PRI 1919-1996, FCP y S, UNAM, 1997, p 60.

  • Partido Revolucionario Institucional en la Historia de Mex., Renaud, Cristina. Agencia Promotade Publicaci Año de Edic: 2009, Colección: Formato: Cartoné ISBN: 7502221313547 Edición: 1 Páginas: 443

  • Historia documental del Partido de la Revolución, Vol. 10, p. 238.

  • Para entender el Partido Revolucionario Institucional, José Luis Reyna, representación nacional de fuerzas regionales, Pag. 9 y 17.

  • Luis Donaldo Colosio Murrieta al aceptar la Precandidatura del P.R.I. a la Presidencia de la Republica., Auditorio Plutarco Elías Calles, 28 de noviembre 1993, Candidato de la Unidad y la Esperanza, Pag. 8.

  • Partido Revolucionario Institucional.- Secretaria de divulgación Ideológica.- México 1990.

  • Partido Revolucionario Institucional 1946-2000, Muñoz Patraca, Víctor Manuel.

  • Ideología y Praxis Política de Lázaro Cárdenas, Medin, Tzvi.

  • Estatutos Partido Revolucionario Institucional, Colección Política y Partidaria, de la naturaleza, fines e integración del Partido, contribución social de Tlahui.

  • Discurso de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el 6 de marzo de 1994 durante el acto conmemorativo del LXV Aniversario del PRI en el Monumento a la Revolución.

  • Sistema Político Mexicano: Desarrollo y reacomodo del poder., Revista electrónica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas. Dr. Juan Pablo Navarrete Vela. Pag. 143.

  • Discurso de Beatriz Paredes en la toma de protesta como presidenta del C.E.N. El 4 marzo de 2007.

  • Javier Aguirre Franco, El Partido de la Revolución y el predominio del PRI", Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales del DF, Serie Ensayos, 1986, pp. 99-100

 

 

Autor:

Josafat Olea Chanón

[1] ?Cort?s utiliz? el arma del terror en algunas de sus campa?as, pero pienso que al final esa conquista no tuvo la intenci?n de destruir a la poblaci?n. Al contrario, Cort?s quiso utilizar a los aztecas para reconstruir la ciudad de M?xico y su proyecto urban?stico era uno de los m?s importantes del siglo XVI?, Declaraci?n de principios, La Conquista de M?xico, (Planeta, 1994), el historiador brit?nico Hugh Thomas (Windsor, 1931).

[2] Hern?n Cort?s. Un conquistador de su tiempo, M?xico desconocido, 1994.

[3] Ayala, Armando (2005). La Epopeya de M?xico, Vol. II: De Ju?rez al PRI, M?xico: Fondo de Cultura Econ?mica. ISBN 868-16-7520-7 (tomo II).

[4] Porfirio D?az del h?roe al dictador una Biograf?a Pol?tica, Garner Paul.

[5] Decreto del 13 de mayo de 1891 respecto de la administraci?n p?blica federal del gobierno Porfirista

[6] ?Marcha de lealtad?, peri?dico el ?Universal? 9 de Feb. 2010. M?xico, D.F.

[7] ?lvaro Obreg?n Fuego y Cenizas de la Revoluci?n Mexicana, Castro Pedro.

[8] Ram?rez Starbug, Jes?s, Las reformas ideol?gicas del PRI. Una aproximaci?n a las transformaciones de la Declaraci?n de Principios del PRI 1919-1996, FCP y S, UNAM, 1997, p 60.

[9] Partido Revolucionario Institucional en la Historia de Mex., Renaud, Cristina.

[10] Para entender el Partido Revolucionario Institucional, Jos? Luis Reyna, representaci?n nacional de fuerzas regionales, Pag. 17.

[11] Historia documental del Partido de la Revoluci?n, Vol. 10, p. 238.

[12] Luis Donaldo Colosio Murrieta al aceptar la Precandidatura del P.R.I. a la Presidencia de la Republica., Auditorio Plutarco El?as Calles, 28 de noviembre 1993, Candidato de la Unidad y la Esperanza, Pag. 8.

[13] Partido Revolucionario Institucional.- Secretaria de divulgaci?n Ideol?gica.- M?xico 1990.

[14] Partido Revolucionario Institucional 1946-2000, Mu?oz Patraca, V?ctor Manuel.

[15] Ideolog?a y Praxis Pol?tica de L?zaro C?rdenas, Medin, Tzvi

[16] Estatutos Partido Revolucionario Institucional, Colecci?n Pol?tica y Partidaria, de la naturaleza, fines e integraci?n del Partido, contribuci?n social de Tlahui.

[17] Discurso de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el 6 de marzo de 1994 durante el acto conmemorativo del LXV Aniversario del PRI en el Monumento a la Revoluci?n.

[18] Para entender el Partido Revolucionario Institucional, Jos? Luis Reyna, Pag. 9.

[19] Sistema Pol?tico Mexicano: Desarrollo y reacomodo del poder., Revista electr?nica del Departamento de Ciencias Sociales y Pol?ticas. Dr. Juan Pablo Navarrete Vela. Pag. 143.

[20] Edici?n del Comit? Ejecutivo Nacional del Partido revolucionario Institucional, al cuidado de la Secretaria de Informaci?n y propaganda. Su tiraje fue de 50,000 ejemplares y se termino de imprimir en abril de 1990.

[21] Discurso de Beatriz Paredes en la toma de protesta como presidenta del C.E.N. El 4 marzo de 2007.

[22] Discurso de Beatriz Paredes en la toma de protesta como presidenta del C.E.N. El 4 marzo de 2007.

[23] Javier Aguirre Franco, El Partido de la Revoluci?n y el predominio del PRI?, Centro de Estudios Pol?ticos, Econ?micos y Sociales del DF, Serie Ensayos, 1986, pp. 99-100

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.