Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Las raíces de la violencia, causas de la violencia y sus consecuencias (página 2)

Enviado por Jorge Santillan



Partes: 1, 2, 3, 4

A nuestra forma de ver la violencia y si tuviéramos que remontarnos al surgimiento de esta, nos veríamos en un serio problema, pues su presencia en casi todas las especies animales actuales nos hace pensar que ella se ha estado transmitiendo como una característica filogenéticamente determinada. En este sentido, la capacidad para hacer uso de ella ha resultado ser un elemento evolutivo de gran peso; incluso entre congéneres de una misma camada tienen más posibilidades de sobrevivir los que resulten biológicamente más desarrollados y/o que estén en mejor disposición de competir por el alimento, pero más allá del crecimiento, tienen más posibilidades de procrear los que puedan imponerse en la competencia por la hembra para el apareamiento, sin contar que el sexo femenino también selecciona al macho más fuerte y que con más efectividad se impone al resto del grupo y esta es la arista positiva que le vemos a la violencia en los humanos en sus comienzos, pues nos parece evidente que sin recurrir a ella nunca hubiésemos aparecido como especie en nuestro entorno.

En esta forma de análisis y para acotar nuestros intereses, centrarnos en el hombre implica una serie de dificultades reales, los ancestros de lo que conocemos hoy por nuestros semejantes aparecen imprecisos, su existencia puede solo reconstruirse por restos óseos y por utensilios que han resistido el paso de millones de años, además de tenerse que deducir la confluencia una serie de características que vinieron apareciendo en forma de mosaico y que fueron estructurándose hacia nuestra morfología actual.

La violencia tiene un efecto profundo sobre la mujer. Empieza antes del nacimiento, en algunos países, con abortos selectivos según el sexo o al nacer, cuando los padres desesperados por tener un hijo varón pueden matar a sus bebés del sexo femenino. Y sigue afectando a la mujer a lo largo de su vida. Todos los años, millones de niñas son sometidas a la mutilación de sus genitales. Las niñas tienen mayor probabilidad que sus hermanos de ser violadas o agredidas sexualmente por miembros de su familia, por personas en posiciones de poder o confianza, o por personas ajenas. En algunos países, cuando una mujer soltera o adolescente es violada, puede ser obligada a contraer matrimonio con su agresor, o ser encarcelada por haber cometido un acto "delictivo". La mujer que queda embarazada antes del matrimonio puede ser golpeada, condenada al ostracismo o asesinada por sus familiares, aunque el embarazo sea producto de una violación.

Después del matrimonio, el riesgo mayor de violencia para la mujer sigue habitando en su propio hogar, donde su esposo y, a veces la familia política, puede agredirla, violarla o matarla. Cuando la mujer queda embarazada, envejece o padece discapacidad mental o física, es más vulnerable al ataque.

La mujer que está lejos del hogar, encarcelada o aislada de cualquier forma es también objeto de agresión violenta. Durante un conflicto armado, las agresiones contra la mujer aumentan, tanto de parte de las fuerzas hostiles como de las "aliadas".

Cuando hablamos de violencia creemos que solo es "dar golpes"", pero estamos equivocados. Existen varios tipos de violencias, entre ellos podemos citar:

  • violencia en la familia (intra familiar).

  • violencia Psicológica o mental.

  • Mutilación genital femenina (MGF).

a.1.1.         VIOLENCIA FAMILIAR

La forma más común de violencia contra la mujer es la violencia en el hogar o en la familia. Las investigaciones demuestran sistemáticamente que una mujer tiene mayor probabilidad de ser lastimada, violada o asesinada por su compañero actual o anterior que por otra persona.

Los hombres pueden patear, morder, abofetear, dar un puñetazo o tratar de estrangular a sus esposas o compañeras; les pueden infligir quemaduras o tirar ácido en la cara; pegar o violar, con partes corporales u objetos agudos; y usar armas letales para apuñalarlas o dispararles. A veces las mujeres son lesionadas gravemente y en algunos casos son asesinadas o mueren como resultado de sus lesiones.

La naturaleza de la violencia contra la mujer en el ámbito familiar ha propiciado comparaciones con la tortura. Las agresiones están destinadas a lesionar la salud psicológica de la mujer al igual que su cuerpo, y suelen ir acompañadas de humillación y violencia física. Al igual que la tortura, las agresiones son impredecibles y guardan poca relación con el comportamiento de la mujer. Finalmente, las agresiones pueden sucederse una semana tras otra, durante muchos años.

La violencia en la familia se da principalmente porque no se tienen respeto los integrantes de esta, por el machismo, por la incredulidad de las mujeres, y/o por la impotencia de estos.

Se puede presentar en cualquier familia, de cualquier clase social, una forma de prevenirla, es alentando a toda la comunidad a tenerse respeto, que todos somos iguales y que a pesar de todos nuestros problemas, nuestra familia es la única que siempre nos apoyará y ayudará en todo, por eso hay que respetarla y protegerla, aunque seamos los menores de esta, todos somos elementos importantes, y si sufrimos de violencia, hay mucha gente que nos ayudará a pasar el mal rato y salir de este problema.

a.1.2.         VIOLENCIA PSICOLÓGICA O MENTAL

La violencia psicológica incluye maltrato verbal en forma repetida, acoso, reclusión y privación de los recursos físicos, financieros y personales. Para algunas mujeres, los insultos incesantes y la tiranía que constituyen el maltrato emocional quizá sean más dolorosos que los ataques físicos, porque socavan eficazmente la seguridad y la confianza de la mujer en sí misma. Un solo episodio de violencia física puede intensificar enormemente el significado y el impacto del maltrato emocional. Se ha informado que las mujeres opinan que el peor aspecto de los malos tratos no es la violencia misma sino la "tortura mental" y "vivir con miedo y aterrorizada".

Monografias.com

a.1.3.          MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA (MGF)

La MGF, una forma de violencia contra la niña que afecta su vida como mujer adulta, es una práctica cultural tradicional. En las sociedades donde se practica, se cree que la MGF es necesaria para garantizar la dignidad de la niña y su familia y aumenta sus posibilidades de contraer matrimonio.

La MGF comprende todos los procedimientos que incluyen la remoción parcial o total de los genitales femeninos externos u otra lesión a los órganos genitales femeninos ya sea por motivos culturales u otras razones no terapéuticas.

A.2. MANIFESTACIONES DE LA VIOLENCIA

a.2.1. VIOLENCIA DOMÉSTICA. La violencia psicológica y física con el cónyuge, el maltrato infantil y el abuso de los niños.

Monografias.com

a.2.2. VIOLENCIA COTIDIANA. Es la que venimos sufriendo diariamente y se caracteriza básicamente por el no respeto de las reglas, no respeto de una cola, maltrato en el transporte público, la larga espera para ser atendido en los hospitales, cuando nos mostramos indiferentes al sufrimiento humano, los problemas de seguridad ciudadana y accidentes. Todos aportamos y vamos siendo parte de una lucha cuyo escenario se convierte en una selva urbana.

Monografias.com

a.2.3. VIOLENCIA POLÍTICA. Es aquella que surge de los grupos organizados ya sea que estén en el poder o no. El estilo tradicional del ejercicio político, la indiferencia del ciudadano común ante los acontecimientos del país, la no participación en las decisiones, así como la existencia de las llamadas coimas como: manejo de algunas instituciones y las prácticas de Nepotismo institucional. También la violencia producida por la respuesta de los grupos alzados en armas.

Monografias.com

a.2.4. VIOLENCIA SOCIO-ECONÓMICA. Que es reflejada en situaciones de pobreza y marginalidad de grandes grupos de la población: desempleo, subempleo, informalidad; todo esto básicamente reflejado en la falta o desigualdad de oportunidad de acceso a la educación y la salud.

Monografias.com

a.2.5. VIOLENCIA CULTURAL. La existencia de un Perú oficial y un Perú profundo (comunidades nativas y campesinas), son distorsiones de los valores de identidad nacional y facilitan estilos de vida poco saludables.

Monografias.com

a.2.6. VIOLENCIA DELINCUENCIAL. Robo, estafa, narcotráfico, es decir, conductas que asumen medios ilegítimos para alcanzar bienes materiales. Toda forma de conducta individual u organizada que rompe las reglas sociales establecidas para vivir en grupo establecido no ayuda a resolver los problemas. Todos sueñan con el modelo que les vende la sociedad, el éxito fácil. Pero ser un profesional idóneo o un técnico calificado requiere de esfuerzo y preparación. Requiere desarrollar recursos internos y metas. Los jóvenes de nuestro país tienen oportunidades de orientación y canalización de sus frustraciones y en esto dependen de sus familias, la escuela y las instituciones; la responsabilidad es de todos. Es decir, las expresiones de violencia sin futuro y sin horizontes pueden cambiar.

Monografias.com

B. CAUSAS DE LA VIOLENCIA:

En términos generales, las acciones y reacciones de violencia pueden ser originadas por diversos motivos y condicionantes.

b.1. FACTORES CONDICIONANTES:

Son situaciones, vicios, adicciones o ambientes que facilitan y condicionan un acto violento por ejemplo:

  • El alcoholismo: un sin número de casos registra que un gran porcentaje de las mujeres que son agredidas por sus compañeros conyugales, están bajo el efecto del alcohol.

  • La ignorancia y el desconocimiento: Falta de conciencia en los habitantes de una sociedad: creen que esta es la mejor forma de realizar las cosas: huelgas, tiroteos, golpes, etc.

  • Educación Deficiente: Fuente de ignorancia que hay de no conocer mejor vía para resolver las cosas: no saben que la mejor forma de resolver un fenómeno social es conversando y analizando qué causa eso y luego tratar de solucionarlo.

  • El no poder controlar los impulsos: muchas veces somos impulsivos, generando así violencia, no sabemos cómo resolver las cosas.

  • La falta de comprensión existente entre las parejas, la incompatibilidad de caracteres: la violencia intra-familiar es la causa MAYOR que existe de violencia, un niño que se críe dentro de un ambiente conflictivo y poco armonioso ha de ser, seguro, una persona problemática y con pocos principios personales.

  • Falta de comprensión hacia los niños: saber que los niños son criaturas que no saben lo que hacen, son inocentes. Muchas madres maltratan a sus hijos, y generan así violencia.

  • La drogadicción: es otra causa de la violencia, muchas personas se drogan para poder ser lo que no son en la realidad, para escapar así de la realidad causando mucha violencia: si no tienen cómo comprar su "" producto"" matan y golpean hasta a su propia madre.

La violencia se origina en la falta de consideración hacia la sociedad en que vivimos, si creamos mayor conciencia en nosotros mismos, si analizamos que la violencia no es la mejor forma de alcanzar las metas, de seguro nuestra sociedad crecerá y se desarrollaría.

Monografias.com

C. CONSECUENCIAS DE LA VIOLENCIA

La violencia contra la mujer y la niña, y demás miembros de la sociedad, aumenta su riesgo de mala salud. Un número cada vez mayor de estudios que exploran la violencia y la salud informan sistemáticamente sobre los efectos negativos. La verdadera medida de las consecuencias es difícil de evaluar, sin embargo, porque los registros médicos carecen generalmente de detalles vitales en cuanto a las causas violentas de las lesiones o la mala salud.

Las consecuencias de la violencia contra la mujer pueden no ser mortales y adoptar la forma de lesiones físicas, desde cortes menores y equimosis (golpes, moretones) a discapacidad crónica o problemas de salud mental. También pueden ser mortales; ya sea por homicidio intencional, por muerte como resultado de lesiones permanentes o SIDA, o debido a suicidio, usado como último recurso para escapar a la violencia. En esta carpeta de información, Consecuencias para la salud de la violencia contra la mujer y la niña, se explora el tema en más profundidad

La violencia trae dos tipos de consecuencias para la salud: Físicas y Psicológicas

b.1. CONSECUENCIAS FÍSICAS:

a) Homicidio

Es el acto ulterior de una agresión física, planificada o incidental, que lleva al agresor a impartir el grado de violencia más alto y extremo que hay con el único fin de conseguir un propósito descabellado, irracional y máximo de su violencia. Numerosos estudios informan que la mayoría de las mujeres que mueren de homicidio son asesinadas por su compañero actual o anterior.

En las culturas en que se practica la costumbre de la dote (bienes que aporta la mujer al matrimonio que dan a los esposos sus padres o terceras personas, en vista de su matrimonio), esta puede ser mortal para la mujer cuyos padres no pueden satisfacer las demandas de regalos o dinero. La violencia que comienza con amenazas puede terminar en "suicidio" forzado, muerte por lesiones u homicidio.

b) Lesiones graves

Las lesiones sufridas por las mujeres u hombres (con menor frecuencia) debido al maltrato físico y sexual pueden ser sumamente graves. Muchos incidentes de agresión dan lugar a lesiones que pueden variar desde equimosis (golpes y moretones) a fracturas hasta discapacidades crónicas, que al final puedan inclusive ocasionar la muerte del agredido. Un alto porcentaje de las lesiones requiere tratamiento médico.

Monografias.com

c) Lesiones durante el embarazo

Las investigaciones recientes han identificado a la violencia durante el embarazo como un riesgo a la salud tanto de la madre como del feto no nacido. Las investigaciones sobre este rubro han indicado mayores niveles de diversas condiciones, las consecuencias van desde ocasionar el leve sufrimiento al feto y a la madre como hasta ocasionar la muerte de uno de ellos o de ambos.

d) Lesiones a los niños

Los niños en las familias violentas pueden también ser víctimas de maltrato. Con frecuencia, los niños se lastiman mientras tratan de defender a sus madres, así las consecuencias van desde ocasionar leves lesiones físicas hasta lesiones mortales, y si estas son leves, con el tiempo se transformaran en graves pues la salud psicológica del niño ya esta dañada.

e) Embarazo no deseado y a temprana edad

La violencia contra la mujer puede producir un embarazo no deseado, ya sea por violación o al afectar la capacidad de la mujer de negociar el uso de métodos anticonceptivos. Por ejemplo, algunas mujeres pueden tener miedo de plantear el uso de métodos anticonceptivos con sus parejas por temor de ser golpeadas o abandonadas. Así en nuestra realidad social , específicamente en las zona rurales se estimula orienta e incentiva mucho el uso de métodos anticonceptivos entre las modalidades de anticoncepción se ha demostrado que el uso de preservativos ayuda en no más de 30% a la anticoncepción, pues el varón no los utiliza, o simplemente no sabe utilizarlos adecuadamente, y el método anticonceptivo de las ampollas , vendría a constituir la mejor forma de prevenir embarazos no deseados en dichas realidades , sin embargo por razones de idiosincrasia existen algunas mujeres que los usan a escondidas de su pareja y/o esposo, pues existe la creencia en este de que esta situación facilitaría un situación infidelidad y/o engaño por parte de su pareja en condiciones de ausencia del varón.

Los adolescentes que son maltratados o que han sido maltratados como niños, tienen menos probabilidad de desarrollar un sentido de autoestima y pertenencia que los que no han experimentado maltrato.

Tienen mayor probabilidad de descuidarse e incurrir en comportamientos arriesgados como tener relaciones sexuales en forma temprana o sin protección. Un número creciente de estudios indica que las niñas que son maltratadas sexualmente durante la niñez tienen un riesgo mucho mayor de embarazo no deseado durante la adolescencia.

Este riesgo mayor de embarazo no deseado acarrea muchos problemas adicionales. Por ejemplo, está bien documentado que la maternidad durante la adolescencia temprana o media, antes de que las niñas estén maduras biológica y psicológicamente, está asociada con resultados de salud adversos tanto para la madre como para el niño. Los lactantes pueden ser prematuros, de bajo peso al nacer o pequeños para su edad gestacional.

Cuando se produce un embarazo no deseado, muchas mujeres tratan de resolver su dilema por medio del aborto. En los países en que el aborto es ilegal, costoso o difícil de obtener, las mujeres pueden recurrir a abortos ilegales, a veces con consecuencias mortales, en este punto hablamos de tres actos de violencia distintos, el que inflige la madre hacia el feto o embrión, el que le inflige el varón a la propia madre y al hijo que esta por nacer (muy frecuente en nuestro medio) y el que se ocasiona a si misma la madre que se autoinflinge el aborto.

f) Vulnerabilidad a las enfermedades

Si se comparan con las mujeres no maltratadas, las mujeres que han sufrido cualquier tipo de violencia tienen mayor probabilidad de experimentar una serie de problemas de salud graves.

Se ha sugerido que la mayor vulnerabilidad de las mujeres maltratadas se puede deber en parte a la inmunidad reducida debido al estrés que provoca el maltrato. Por otra parte, también se ha responsabilizado al auto descuido y a una mayor proclividad a tomar riesgos. Se ha determinado, por ejemplo, que las mujeres maltratadas tienen mayor probabilidad de fumar que aquellas sin antecedentes de violencia.

b.2. CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS.

a) Suicidio

En el caso de las mujeres golpeadas o agredidas sexualmente, el agotamiento emocional y físico puede conducir al suicidio. Estas muertes son un testimonio dramático de la escasez de opciones de que dispone la mujer para escapar de las relaciones violentas

b) Problemas de salud mental

Las investigaciones indican que las mujeres maltratadas experimentan enorme sufrimiento psicológico debido a la violencia. Muchas están gravemente deprimidas o ansiosas, mientras otras muestran síntomas del trastorno de estrés postraumático. Es posible que estén fatigadas en forma crónica, pero no pueden conciliar el sueño; pueden tener pesadillas o trastornos de los hábitos alimentarios; recurrir al alcohol y las drogas para disfrazar su dolor; o aislarse y retraerse, sin darse cuenta, parece, que se están metiendo en otros problemas, aunque menos graves, pero dañinos igualmente.

La violación y el maltrato sexual del niño pueden causar daños psicológicos similares. Un episodio de agresión sexual puede ser suficiente para crear efectos negativos duraderos, especialmente si la niña víctima no recibe posteriormente apoyo adecuado. Al igual que la violencia contra la mujer en el seno familiar, el maltrato del menor suele durar muchos años y sus efectos debilitantes pueden hacerse sentir en la vida adulta. Por ejemplo, la pérdida de autoestima de la mujer que ha sido maltratada en la niñez puede traducirse en un mínimo de esfuerzo para evitar situaciones en que su salud o seguridad estén en peligro.

Ser víctima de violación o abuso sexual es una experiencia muy traumática y sus consecuencias pueden prolongarse por mucho tiempo. Víctimas (mujeres, niñas y niños) que han sufrido ataques sexuales describen los siguientes sentimientos:

  • Temor.

  • Culpa.

  • Desvalorización.

  • Odio.

  • Vergüenza.

  • Depresión.

  • Asco.

  • Desconfianza.

Monografias.com

  • Aislamiento

  • Marginalidad

  • Ansiedad

  • Ser diferente (se sienten diferentes a los demás)

Es un mito que la violencia sexual la ejercen solamente extraños, muchas violaciones y abusos son cometidos por hombres que la víctima conoce, incluyendo parejas y amigos íntimos, y el caso de nuestra realidad social hasta es cometida por la propia familia, hermanos tíos, y hasta el propio padre, por ello los ataques ocurren en cualquier momento del día.

Violación y abuso sexual puede ser realizado por extraños o conocidos, pero "nunca con culpa de la víctima", pues existe la errónea creencia que es la víctima quien lo provoca, pues no es raro escuchar en nuestra realidad social , sobre todo en condiciones sociales bajas y de pobreza, lo siguiente : "ELLA LO HABRA PROVOCADO", " ELLA SE LO BUSCO", esto no hace mas que demostrar el poco grado de educación y conciencia social que mucha gente adulta tiene en nuestro país, imagínense escuchar que tu propia madre o padre te diga eso a ti, y peor aun siendo un niño(a) , ya con esto se confirma un ciclo de violencia de años atrás que se efectiviza en otro ser.

Efectos en el niño derivados de haber presenciado actos de violencia…

Las investigaciones han indicado que los niños que presencian actos de violencia en el hogar suelen padecer muchos de los síntomas que tienen los niños que han sido maltratados física o sexualmente. Las niñas que presencian a su padre o padrastro tratando violentamente a su madre tienen además más probabilidad de aceptar la violencia como parte normal del matrimonio que las niñas de hogares no violentos. Los varones que han presenciado la misma violencia, por otro lado, tienen mayor probabilidad de ser violentos con sus compañeras como adultos.

Resumen

En resumen se deduce que la violencia ha sido es y será siempre parte importante de la vida del hombre y nuestro ecosistema en general.

Que esta, formo parte importante de la evolución del hombre y las sociedades, y lo seguirá haciendo. Lo cual se demuestra desde la simple lucha por vivir, aun a cuestas de nuestro hermano, prójimo y vecino, es un acto a una respuesta natural que tiene componente consciente e inconsciente, pues con el solo hecho de defenderse y buscar el bienestar propio se busca lo opuesto en el otro individuo.

Que lo mejor que podemos hacer ante ella es "razonar y evitarla", si por lo menos está al alcance de hacerlo, pues el gran ideal sería dar soluciones a los problemas conflictos y discrepancias de manera racional, opinada, consensuada y utilizando la lógica y los conocimientos adquiridos.

Queda claro también que la violencia es multicausal, multicontextual , que tiene componentes inherentes al ser humano, así como otros creados y hasta perfeccionados, desde el simple instinto animal en la lucha por sobrevivir , pasando por un proceso de aprehensión que al final se objetiviza en una acción.

Por último, las consecuencias de la violencia son antitéticas hasta con la propia razón, pues si bien el evitarla contribuiría a un mundo mejor, a una sociedad colmada de valores virtudes y felicidad, el no aplicarla en ciertos casos iría en contradicción con el proceso biopsicosocial del ser humano y en contra de la propia evolución natural de la vida. En tal sentido en mi opinión personal lo mejor que cada uno como parte de una sociedad civilizada puede hacer es evitarla lo mayor posible.

Monografias.com

Anexos

Las Raíces de la Violencia¿Es el Perú un país manso donde hasta los bichos se atontan?

Durante mucho tiempo, una anécdota ha definido la visión que los peruanos tenemos de nosotros mismos. Cuentan que a principios de siglo, un ministro fue presuroso a hablar con el Presidente de la República. "Una epidemia de peste bubónica ha llegado al Callao en un barco extranjero", le dijo alarmado. "No se preocupe Ud.", le respondió el Presidente, "en el Perú hasta los bichos se atontan".La idea es que aquí todo es tibio y mediatizado, como el clima de Lima. El Perú no es un país sangriento y de grandes violencias. Por eso cuando estalló la insurgencia senderista en los ´80, el gobierno sostuvo que eran extranjeros porque los peruanos éramos estructuralmente pacíficos.

Otra corriente de pensamiento, sin embargo, afirma que lo anterior es falso, que el Perú es en realidad un país violento desde la época de los incas y la Conquista, que nunca ha dejado de serlo y que la violencia es consustancial a los peruanos.Julio Cotler, politólogo del Instituto de Estudios Peruanos, analiza la verdadera dimensión de la violencia en el Perú, relativamente menor a la de otros países, así como las causas que esto sea así. La presencia de jóvenes, sobre todo selváticos, en las filas del MRTA, es explicada también por Cotler.

Cotler: la violencia ha traído abortos brutales y fetos monstruosos.

Entrevista de Fernando Rospigliosi

¿Es el Perú un país excepcionalmente pacífico o tremendamente violento?

-En todas las sociedades los comportamientos tienen componentes de violencia. La historia del Perú no es excepcional. Alguna gente pretende olvidar la violencia que han representado las insurrecciones campesinas, las matanzas de terratenientes, las matanzas de obreros, las represiones policiales.

Todas las sociedades han pasado por muy fuertes procesos de violencia. La violencia es consustancial a la historia de la humanidad.

-¿Es la partera de la historia como decía Marx?

-No, muchas veces la violencia ha traído abortos brutales y fetos monstruosos. No tiene nada de partera. Pero forma parte de la historia. La gente se olvida lo que ha sido el siglo XX en Europa, en Asia, en África. América Latina, curiosamente, no ha sido tan violenta como otras regiones, con excepción de países como El Salvador, Guatemala. Incluso las dictaduras sudamericanas no han tenido ese componente monstruoso que han tenido las dictaduras en otros lugares. América

Latina no ha dado las muestras de barbarie de otros continentes.

En el Perú hemos tenido brotes de violencia, más que movimientos de violencia. Teníamos muchos movimientos campesinos que surgían y se desarrollaban con una violencia espantosa, así como la Policía arrasaba con los campesinos y los obreros, después todo se desinflaba. Ahora que se celebra el centenario de Odría la gente se olvida de los miles de presos y deportados, y los centenares de torturados y muertos.

-¿Cuáles son hitos de la violencia en el Perú republicano?

-Todas las guerras civiles que duraron desde la Independencia hasta 1895. Pero eran guerras de caciques...-¿Tan violentas como las guerras entre liberales y conservadores en Colombia?-No. En términos modernos el Perú no ha tenido cosas así. Creo que ha sido así porque las formas tradicionales de la sociedad peruana estaban muy afincadas y las transformaciones se dieron muy lenta y tardíamente. Las formas modernas de violencia se han dado muy tardíamente.

-¿Qué son formas modernas de violencia?

-Las grandes huelgas, los movimientos insurreccionales, las guerrillas. Las primeras formas de violencia modernas fueron las del Apra en los años treinta. Antes había insurrecciones campesinas, muy localizadas, que eran aplastadas. Cuando se organiza el Apra y se le cierra las puertas, se crea un estado bélico en el Perú.

-A pesar de lo cual el general Oscar Benavides se entrevistaba con Haya de la Torre.-Por supuesto, pero siempre hay dos niveles. Pueden haber dos Estados en situación bélica y al mismo tiempo sus comandos estar negociando.

El período tradicional se cierra en los años cincuenta y coincide con la ola de movimientos campesinos en el Perú y con las matanzas. Es una forma moderna, asociativa de expresión de demandas, no es solamente manifestación de desesperación de un pequeño grupo de campesinos de una hacienda. Esto coincide con el inicio de las transformaciones modernas: migraciones,

Urbanización.

"El MRTA recluta chicos que no tienen ninguna forma de socialización política"

- En síntesis, ¿el Perú no es tan violento cómo otros países de América Latina, que a su vez es menos violento que otros continentes?-Sí, porque había una dominación tradicional relativamente eficaz, cuyo poder central delegaba en los terratenientes y los poderes locales, que se las arreglaban para controlar la violencia. De esta manera era una violencia localizada físicamente y sobre tópicos inmediatos. A medida que estos poderes locales pierden fuerza, la violencia se comienza a ampliar y organizar. La modernización puede conducir a la violencia cuando no va asociada con canales institucionales inclusivos.-¿Cómo explicar que en un país relativamente poco violento surja un fenómeno de violencia tan feroz como el de los '80?

-Los procesos de modernización que tuvimos excluyeron a una capa muy peculiar: los mistis y los hijos de los mistis. Mistis son esas clases medias provincianas asociadas con el poder terrateniente, que se canalizaron hacia formas intelectuales, la Universidad de Ayacucho, por ejemplo. Todos los movimientos terroristas siempre tienen un componente intelectual provinciano, y no me refiero únicamente al que ha nacido en una provincia, sino al que tiene una mira muy estrecha, muy local. La exclusión de esta gente fue brutal, y ellos reaccionaron también de una manera brutal.

En los años '70 el gobierno militar acabó con todas las instituciones del viejo orden y no montó una sola nueva institución. La desgracia de Carlos Delgado fue no haber hecho el Partido de la Revolución Peruana, el PRI del Perú. Lo de Chiapas ocurre en México cuando el PRI se viene abajo, cuando ya no puede seguir cooptando, controlando y distribuyendo como antes.-Eso explicaría entonces a Sendero y el MRTA, que son hijos de la modernización fallida, la ideologización y la falta de instituciones de los '60 y '70. La mayoría de los asaltantes de la residencia japonesa son muy jóvenes. ¿Cómo explicar el reclutamiento de jóvenes de los '90 por el MRTA?

-En los años '80, en la selva se producen los mayores procesos de cambio social con el auge de la coca. En el Perú no se ha tomado en consideración lo que significa la selva. Cuando una va allá le dicen que el principal problema es la falta de presencia del Estado: no hay carreteras, no hay establecimientos de salud, pero también dicen que nadie controla a la Policía y al Ejército, que están -o estaban- asociados con el narcotráfico, que los jueces hacen lo que les da la gana, que los alcaldes no responden ante nadie. Es decir, existen cargos, pero no regulaciones estatales.Cuando uno va a la selva y habla con esos muchachos, encuentra que son de primera o segunda generación, venidos de cualquier parte del país, en que todas las formas de relación tradicionales se han roto totalmente y en la que se buscan salidas.

-¿Nada reemplaza a las formas tradicionales?

Nada. Ni siquiera existe la presencia de la Iglesia, en capitales de provincia a veces no hay curas. No existen las formas más obvias de identidades comunitarias. Al igual que SL, el MRTA recluta chicos que no tienen ninguna forma de socialización política, los pueden captar sin ningún tipo de competencia. A los 14 ó 15 años tienen un fusil o cuchillo en las manos.-¿Se puede comparar la desinstitucionalización de los militares en los '70 con la de Fujimori en los '90?

-Totalmente. La gente no tiene maneras de expresar ni canalizar demandas de ningún tipo.

Las Raices de la Violencia: Conocer para Evitar

Michel Echenique

Trabajaremos este tema basándonos fundamentalmente en dos áreas: la de las Artes Marciales, a la cual me dedico aproximadamente 35 años como investigación, entrenamiento y desarrollo; y la de la Filosofía a la manera clásica.

Tratar la cuestión de la violencia a partir del campo de las Artes Marciales, como ustedes tendrán oportunidad de percibir, es algo muy interesante, teniendo en cuenta que aunque muchas personas asocien ambos tópicos, los principios de las Artes Marciales no promueven de ninguna forma la violencia. Al contrario, en el dominio del estudio y de la práctica seria de estas artes, la violencia es vista como tópico importante para la reflexión: a través de los combates, se puede observar cómo y por qué surge la violencia y como puede ser controlada.

Según las Artes Marciales, es casi imposible encontrar a un ser humano que no traiga consigo la violencia.

El ser humano la trae consigo a partir de sus propios instintos y, de una forma o de otra, cada ser humano trabaja con ella dentro de una serie de experiencias normales y comunes. A pesar de todo, cuando las cosas se ponen críticas, el hombre normalmente no tiene muchas herramientas para direccionar o canalizar esa fuerza, que puede manifestarse de muchas formas.

La violencia expresa, para el ser humano es algo muy complejo y que tiene que ver con el temperamento individual: a veces, la brutalidad define una acción violenta por parte del hombre, a veces, la fiereza también. Esta acción si no fuera trabajada de forma seria, con buenas herramientas, puede dominar los aspectos superiores del ser humano. Todos nosotros tenemos nuestro temperamento, pero no siempre conseguimos estructurar nuestro carácter para trabajar con él. Y cuando no encuentra un carácter bien formado, ese temperamento se manifestará de muchas formas negativas. El temperamento del ser humano se compone de instintos, pasiones, hábitos, reflejos condicionados, o sea, de una serie de factores que escapan al control de la conciencia humana. Esto es natural en tanto no se tiene experiencia y madurez. No obstante, después de cierta edad, la falta de control sobre las acciones puede ser algo incluso patológico. En este caso, es necesario que formas culturales y formas educacionales elaboren una estructura que permita que el hombre manifieste sus potencialidades superiores. Los instintos son potencias inferiores que el ser humano carga a través de la evolución. Siendo así, podemos decir que su carácter es algo a ser desarrollado, lo que puede suceder a través de la cultura, educación, política, religión, ciencia, artes y también a través de la filosofía, campo que promueve el desarrollo de los potenciales superiores del ser humano. Y en tanto esto no sucede, el temperamento va desgraciadamente consiguiendo dominar al ser humano. Decimos desgraciadamente porque el temperamento es como un caballo salvaje, fuerte, lleno de vigor, salud... pero totalmente salvaje, hace lo que le da la gana.

Si ese caballo no es dominado y domesticado por un caballero, continuará salvaje. Al contrario, si fuera conquistado, el caballo si volverá dócil a las órdenes de ese caballero y hará cosas muy superiores a las que hacía.

El caballo salvaje corre mucho, pero no corre más que un pura sangre. Esto sucede, no porque sea más fuerte o más bruto, sino porque hay un grado de inteligencia en él que lo hace manifestar ciertas características o ciertos patrones superiores a los del animal salvaje.

Esta comparación se puede encontrar en muchas tradiciones filosóficas, es muy interesante y más aún si pensamos que, en cada uno de nosotros existen esos dos aspectos: el "caballo" (una fuerza salvaje) y el "caballero" (algo que consigue direccionar la fuerza de nuestro temperamento, no inhibiéndola o aplastándola, sino conduciéndola o canalizándola con la inteligencia, la conciencia humana, los valores morales, éticos y las facultades superiores tales como la Voluntad, el Discernimiento, la Imaginación, la Atención, la Concentración, la Memoria ...)

En las Artes Marciales, por ejemplo, podemos notar que, aunque una persona que, al principio del entrenamiento no parezca ser violenta, en determinado momento de crisis o prueba muestra lo que trae en su interior.

Repitamos, entonces: la violencia es algo que forma parte del ser humano, en tanto él no es educado y desarrolla sus mejores potencialidades.

El problema de la época actual, en ese sentido es que nosotros tenemos problemas graves en relación a la cultura. Ésta, en general, es muy deficiente: tenemos prejuicios en relación a la cultura, y adquirimos cultura de una forma muy superficial. Hoy, para nosotros, cultura es sinónimo de información y de erudición. El término cultura proviene del término latino, "cultus", usado por los romanos para llamar a la acción del campesino de preparar la tierra, de crear una serie de condiciones para plantar semillas que puedan crecer, o sea, al acto de hacer el surco en la tierra y plantar buenas semillas.

De donde podríamos deducir que, en el campo intelectual, hablar de cultura sería algo más que hablar de información: sería hablar de vivencias, experiencias y acciones que el hombre debería realizar como "plantar" un buen carácter, única herramienta que permite que direccione su temperamento.

Otro problema de nuestros tiempos en relación a la violencia puede ser detectado en contingencias históricas, en factores específicos que actúan más intensamente en el factor de violencia que existe en todos los seres humanos. La violencia hoy en el mundo afecta a casi todas las sociedades, no existe prácticamente ninguna colectividad en el mundo actual que no tenga problemas, crisis o síndromes de violencia.

En el Tibet, por ejemplo, que hace 70 u 80 años atrás era considerado de los más pacíficos lugares del mundo, un lugar en que no existía prácticamente violencia, hoy también, después de todo un proceso de invasiones, acabó volviéndose un país bastante violento.

En fin, no hay casi nadie que se salve del problema en cuestión, un problema social, que afecta a estructuras políticas, religiosas, científicas y organizaciones colectivas humanas como el núcleo familiar.

RAÍCES DE LA VIOLENCIA

Baumeister, Roy F

Introducción

La familia es la célula fundamental de la sociedad, donde el individuo gesta su personalidad; es esencial en la formación misma de la persona, sin embargo en su seno encontramos que la violencia familiar es tan antigua como los orígenes mismos de la familia, no obstante recién en las últimas dos décadas se denuncia como algo negativos y se buscan formas de sanción social.

La Violencia Familiar es un problema social que debe ser reconocido masivamente por toda la población, para dar la debida importancia a una cuestión que se ha mantenido oculta a lo largo de los tiempos.

Planteamiento del problema

La violencia está presente en todos los rincones de la sociedad, y la célula fundamental de ella que es la familia, no es ajena. Pero al reducir aún más el campo de análisis podemos observar que hay un integrante de la misma que será el centro de mi estudio- la mujer- quien es la que parece ser la más vulnerable y pasible de violencia.

DIA a día vemos en los diarios, televisión, etc., la gran cantidad de casos que se presentan de violencia familiar donde la víctima es la mujer. Y Tucumán no es un lugar que escape a esa tendencia, por eso creo pertinente a través de este proyecto establecer los lineamientos básicos que nos conducirán a un estudio mas acabado del problema, así nos permita conocer de mejor manera las causas, consecuencias y los crudos pero reales números de un fenómeno que castiga a la sociedad.

El presente proyecto tomara como base los datos que se extraigan de las encuestas realizadas en el ámbito de estudio, será el barrio ciudad jardín de la capital de la provincia- más adelante se dan mayores precisiones sobre la metodología a emplear- cotejando distintas variables que surjan durante el proceso de investigación.

Objetivos:

  • Describir el fenómeno de estudio

  • Relacionarlo con distintas variables que surjan en la investigación

  • Poner en conocimiento las consecuencias de la violencia familiar y en particular de la violencia de género, para ello se estudiara un sector reducido de la provincia- barrio ciudad jardín-

  • Tomar datos de tipo secundario- los que maneja el centro de atención y orientación en violencia familiar en Tucumán- que junto a los datos obtenidos se buscara la generalizar los resultados a un ámbito mayor- la provincia-

  • Con el presente trabajo pretendo alertar de un problema que aqueja a vastos sectores de la sociedad

Justificación de la investigación:

  • Su conveniencia y relevancia social: es reflejar una situación que se ha vuelto frecuente en la sociedad que afecta la calidad y modo de vida de las familias, pues vemos a diario en distintos medios de comunicación como la mujer padece este problema. Se trata además de un fenómeno que no distingue condiciones sociales, económicas o culturales de allí su importancia

  • La mujer ocupa un rol fundamental en la familia y en la sociedad en general, cualquier tipo de padecimiento que sufra afecta al comportamiento de los individuos integrantes, en especial los hijos

  • Se presenta como una temática de gran actualidad , dada la creciente cantidad de casos reportados como lo refleja los datos provenientes del centro de atención y orientación en violencia familiar(entidad recientemente creada con el fin de brindar asistencia médica, psicológica, y asesoramiento legal en Tucumán para los casos de violencia familiar)

Preguntas que guiaran la investigación

Ahora bien, ¿qué es la violencia familiar?

¿Por qué se presenta este fenómeno?

¿Cuáles son sus causas? ¿Y sus consecuencias?

¿A quién afecta?, Quienes son las víctimas, y quien los victimarios

Marco teórico

Comenzare por definir el termino de violencia en antes de encarar el tema que me compete, La violencia es una acción ejercida por una o varias personas en donde se somete de manera intencional al maltrato, presión sufrimiento, manipulación u otra acción que atente contra la integridad tanto físico como psicológica y moral de cualquier persona o grupo de personas.

En el aspecto violencia nos encontramos con múltiples posibilidades del fenómeno podemos nominar por ejemplo: violencia social, violencia laboral, violencia escolar, violencia simbólica, violencia familiar, violencia financiero-económica, etc.

La violencia doméstica es aquella que tiene lugar, en el ámbito familiar. La violencia doméstica engloba toda aquella forma de violencia ejercida en el ámbito doméstico.

Esta violencia puede ser ejercida por una persona hacia su cónyuge o hijos, por un hijo/ -a hacia sus progenitores. Puede denominarse así también a la existente en parejas homosexuales (entre dos hombres o entre dos mujeres), etc.

El término familiar habrá de entenderse también en sentido amplio.

En la actualidad se entremezcla la violencia de género con la violencia familiar, la violencia de género es una violencia ejercitada específicamente en una de las personas del entorno familiar, generalmente la mujer.

La violencia familiar y de género, es algo más extenso, en ella se pueden incluir tanto a la mujer como a los menores o también a los enfermos y por su puesto a los ancianos.

Normalmente se considera que la violencia doméstica se da entre adultos de una edad similar o de descendientes a ascendientes. La violencia hacia los niños suele denominarse abuso de menores

No siempre se ejerce por el más fuerte, física o económicamente dentro de la familia, siendo con frecuencia otras razones las que impiden a la víctima defenderse. Habitualmente este tipo de violencia no se produce de forma aislada, sino que sigue un patrón constante en el tiempo. Los principales sujetos pasivos son las mujeres, niños y personas dependientes. Lo que todas las formas de violencia familiar tienen en común es que constituyen un abuso de poder y de confianza. Pero dada la complejidad y variedad del fenómeno, es muy difícil conocer sus dimensiones globales.

Este fenómeno social afecta a un alto porcentaje de familias de cualquier comunidad, en todos los niveles económicos y culturales. Se trata de relaciones que implican un abuso de poder de parte de quien ejerce maltrato.

La consecuencia del maltrato es el daño en diferentes niveles de la integridad personal, por eso los abusos pueden ser emocionales, físicos, sexuales, financieros y/o socio ambientales. La persona abusiva desarrolla su comportamiento en privado, mostrando hacia el exterior una fachada respetable, insospechable, educada. La conducta violenta es compatible con cualquier aspecto, capacidad, inteligencia, actividad, profesión, etcétera. Inclusive en aquellos cuyo desempeño familiar, institucional o comunitario sea aparentemente intachable. Por eso hay que prestar atención a las víctimas, controlando la sensación de incredulidad y rechazo, pues muchas veces aparecen describiendo una imagen de alguien que jamás imaginaríamos cometiendo los abusos que se detallan. En términos técnicos se produce una "disonancia cognitiva", nos cuesta conciliar en nuestra mente la imagen de quien comete un delito en privado con el hecho de que el acusado sea padre de familia, profesional, respetado en su entorno, etcétera. Por lo tanto nos sentimos propensos/as a no creer en lo que se denuncia. A esto se agrega que podamos estar afectados/as por el factor cultural y emocional que lleva a cuestionar a la víctima y sentir rechazo a identificarnos con ella por su situación de "perdedora, quejosa, perturbada, incoherente, verborragia, etcétera."

Las investigaciones en todas partes del mundo demuestran que las mujeres, las niñas y los niños, constituyen la mayor población en riesgo de sufrir malos tratos. Las mujeres son quienes realizan el mayor número de consultas legales, de denuncias por Violencia Familiar o inician trámites de divorcio por causa de malos tratos. Esto se enmarca en la ancestral discriminación y violencia que han sufrido y sufren las mujeres como género en las sociedades de organización patriarcal, cuyas leyes precisamente contribuyeron a su sometimiento y a su inexistencia como ciudadanas hasta épocas recientes la familia que tiene una estructura muy rígida, verticalista, autoritaria, que discrimina entre varones y mujeres, con roles estereotipados, intolerante y castigadora, en la que se cree que se debe obedecer ciegamente y en la que se castiga o maltrata creyendo que eso constituye un estímulo para la superación personal. En ella se suele utilizar la crítica, la humillación, el silencio, las prohibiciones no razonables, el control y la vigilancia o el retacear el dinero, como formas de ejercer el dominio desde uno de los miembros sobre el resto de la familia

Las decisiones son unilaterales, no hay diálogo e impera el temor y la sensación de culpa en quienes reciben el maltrato.

A veces las personas involucradas no se reconocen como inmersas en un cuadro de Violencia Familiar, pues muchas de sus características coinciden con el perfil tradicional de las antiguas familias en las que un varón ejercía un poder absoluto sobre su familia. Ahora vemos esta situación como una de las formas en que se naturalizó la violencia y quedó oculta dentro de la organización y contexto social en el curso de la historia.

No hace falta que haya golpes físicos para que se consideren cuadros muy graves que afectan las defensas psicofísicas, producen enfermedades, depresiones y deseos de morirse en las víctimas. El maltrato crónico disminuye la expectativa de vida de las personas

A las víctimas les cuesta mucho relatar lo que les sucede pues tienen miedo, vergüenza y, por lo general, tienden a echarse la culpa de lo que pasa.

La violencia doméstica se caracteriza por un modelo formulado por L. Walker quien realiza un esquema para el análisis de las interacciones violentas (6).Este esquema denominado Ciclo de la Violencia (Diagrama2) se describe en tres fases, que varían en intensidad y duración, según las parejas: 1) acumulación de tensión; 2) fase aguda de los golpes; 3) idealización o luna de miel.

Diagrama 2. Ciclo de la violencia doméstica

El primer período se caracteriza por momentos en los cuales la violencia surge en formas sutiles o débiles, de manera que la mujer no reconoce sino como formas necesarias de ajuste de la relación marital, de esta manera van acumulándose tensiones que luego pasarán a la siguiente fase. La fase aguda se caracteriza por el despliegue de la violencia en toda su magnitud, surgen los golpes físicos así como también las expresiones que atacan aspectos psicológicos de la mujer, fundamentalmente la descalificación. La tercera fase, denominada luna de miel, se caracteriza por una posición de disminución del hombre frente a la mujer, procurando realizar todo tipo de atenciones con el objetivo de ser perdonado por la víctima, con la promesa de que nunca más ocurrirá una acción semejante, el ciclo se continúa y hace también a la dificultad para operar frente a esta situación. Nos encontramos con un conjunto de materias que incluyeron al fenómeno de la Violencia Doméstica como objeto de estudio. La sociología, la psiquiatría, la teoría del aprendizaje social, la biología y también la filosofía, todas ellas con sus respectivos paradigmas o sub-paradigmas que permiten obtener una aproximación explicativa de las causas de la Violencia. En el presente reseñaremos algunos de los modelos explicativos de la etiología de la Violencia.

Modelo psiquiátrico. El modelo que presenta la psiquiatría está fundamentalmente centrado en las características de personalidad del agresor. En este modelo se expresa el siguiente enunciado: "el hombre que maltrata a su mujer está severamente perturbado, explicándose la brutalidad desplegada como una conducta patológica" Este modelo es criticado puesto que toma sólo variables intrínsecas al hombre sin considerar aspectos sociales, culturales, es decir que habría una razón individual para el ejercicio de la violencia. En este modelo explicativo también se considera el uso y abuso de alcohol y/o drogas como una variable a tener en cuenta al momento de dar cuenta de la conducta del maltratador. Modelo Psicosocial En este modelo se incluyen diversas posibilidades o modelos que dan cuenta de la etiología de la violencia. Por un lado el esquema que considera que "la agresión es el resultado de cierto estilo de interacción conyugal"; particularmente ésta es una concepción de ciertas escuelas de la Psicología de orientación sistémica que explica que, dado que el sistema queda conformado por una persona que maltrata y la otra sostiene ese tipo de relación, entonces se podría pensar que la intervención tiene que realizarse sobre el sistema o sobre uno de los miembros que sostiene y da continuidad al mismo. Dejaría entonces traslucir que la víctima es quien invitaría al ejercicio de la violencia con el objeto de sostener el sistema que la contiene. Otro postulado que quedaría ubicado como explicación de modelo psicosocial serían aquellas teorías que sostienen un postulado del tipo: "existe una estrecha relación entre la violencia sufrida por los protagonistas durante su infancia y la agresión desplegada o sufrida en la vida conyugal". Esta conceptualización toma como base fundamental lo que serían las teorías del aprendizaje social, en las cuales se postula que el ser humano aprende las conductas de su medio y luego en la vida adulta las repite como resultado de un aprendizaje por un lado, o por imitación e identificación por el otro. Queda claro, desde esta posición teórica, que el maltratador aprendió su conducta y la modalidad de relación con su esposa, de igual manera la mujer víctima aprendió su posición con relación a su marido por tanto sostienen entre los dos esta particular forma de convivir. Modelo socio-cultural En este esquema también se pueden encontrar diversas líneas teóricas que se aproximan desde su perspectiva a la etiología de la violencia doméstica. El enunciado directriz de este modelo sería del tipo: "la violencia es consecuencia de la estructura de la sociedad global "Una de las orientaciones denominada teoría de los recursos nos plantea que la violencia se explica en términos de la mayor o menor cantidad de recursos que posea una persona, considerando recursos a un conjunto de variables tales como económicos, inteligencia, saber, prestigio, respeto, autoridad, violencia, etc. En esta posición tendríamos entonces que la violencia puede ser un recurso como defensa contra la frustración o también considerando aquellos esquemas familiares donde la edad y el sexo de las personas ubican en posiciones de prestigio y privilegio sobre los demás, en este caso miembros de la familia. Otra perspectiva dentro de este modelo sería aquella que plantea la agresión como forma de poder, cuando este poder es cuestionado, entonces la violencia se ejerce como una forma de detentarlo, y sostenerlo. La base fundamental de un postulado de esta teoría requiere de la idea de poder que tiene su expresión en la desigualdad existente entre la relación hombre-mujer. Nos encontramos en este enfoque teórico también con la posición feminista radical que plantea que la violencia hacia la mujer es característica de la posición social planteada por el patriarcado, en el cual la hegemonía cultural y política de los hombres se apoya sobre el control social de las mujeres. En este esquema no hay un quiebre entre estructura de poder y empleo de la violencia, ésta se emplea toda vez que sea necesario mantener el control de la situación en tanto el poder se vea cuestionado. Modelo ecológico .Como podemos ver los modelos planteados más arriba toman un conjunto de variables particulares, de acuerdo a sus esquemas teóricos, obviamente, es decir, la cuestión del fenómeno resulta dentro de su paradigma; sin embargo, tomando aisladamente cada modelo, nos quedan fuera de consideración otras variables que toman otro modelo, es decir, si consideramos el modelo psiquiátrico solamente, su conjunto de variables deja de lado las variables que toman en consideración las diversas líneas del modelo psicosocial o las del modelo socio-cultural. La situación planteada así lleva a considerar un modelo integral, también de características sistémicas, denominado modelo ecológico que en su estructura teórica engloba todas las variables planteadas por cada uno de los modelos mencionados anteriormente. El modelo Ecológico, planteado por Urie Bronffenbrenner que es un modelo que explica el desarrollo humano en general, fue tomado por los estudiosos de la Violencia Familiar para dar cuenta de la multicausalidad de la misma. El modelo se plantea como un conjunto de sistemas donde el ser humano se desarrolla a lo largo de su vida ( Diagrama 1), estos subsistemas se incluyen uno dentro de otro, es decir son continentes y contenidos por cada subsistema, a saber:

Diagrama 1. 

El microsistema: En este sistema se toman en consideración todas las variables que tienen que ver con las relaciones cara a cara de los individuos, se incluyen la familia, los amigos, obviamente al individuo mismo. Particularmente para la violencia consideramos la historia de violencia en su familia de origen, el aprendizaje de resolución violenta de conflictos, autoritarismo en las relaciones familiares, baja autoestima, aislamiento, etc. El exosistema: Este sistema que abarca al anterior toma en consideración todo aquello que podríamos llamar las instituciones sociales donde un individuo realiza sus actividades de desarrollo, por ejemplo, la escuela, la iglesia, la justicia, el sistema de salud, etc. En la violencia particularmente podemos encontrar variables tales como legitimación institucional de la violencia, modelos violentos (medios de comunicación), carencia de legislación adecuada, escasez de apoyo institucional para las víctimas, déficit en la formación de profesionales para atender la violencia, etc. El macro sistema: Este es el mayor sistema y contiene a los otros dos, éste podría considerarse el sistema de la cultura, aquí encontramos variables como creencias y valores culturales acerca de la mujer, el hombre, la familia, los hijos; la concepción del poder y la obediencia; las actitudes hacia el uso de la fuerza para la resolución de conflictos; los conceptos de roles familiares, derechos, responsabilidades; la idea del patriarcado, etc. Este modelo es el que nos permite entender que la violencia hacia la mujer, la violencia familiar en general, no es un fenómeno que pueda entenderse y/o explicarse por una unicausalidad sino por una multicausalidad.

Hipótesis

Las siguientes hipótesis son las que surgen del marco teórico anteriormente analizado:

Hipótesis primarias:

  • A mayor consumo de drogas y alcohol por parte de sus parejas más frecuente son los casos de violencia padecida por la mujer.

Hipótesis secundaria

  • A mayor número de casos de violencia de género menor son los casos de mujeres casadas con sus victimarios

Metodología

El presente proyecto se presenta a través de un enfoque de tipo cuantitativo.

A continuación señalare la secuencia metodológica a seguir:

  • a) Búsqueda de datos de tipo secundario. Para ello será imprescindible recurrir a los que maneja el centro atención y orientación en violencia familiar de Tucumán

  • b) Elaboración de un diseño de investigación-encuesta-

  • c) Realización de la encuesta en el ámbito de estudio delimitado

  • d) Entrecruzamiento de la información obtenida en la encuesta y los datos que aporta que el centro de atención y orientación en violencia familiar

  • e) Interpretación de los datos

  • f) Presentación de los resultados a través de gráficos circulares y de barra

  • g) Elaboración de conclusiones

Para la elaboración del presente proyecto será menester la realización de una encuesta en una muestra tomada al azar a partir de las denuncias efectuadas en el centro de atención y orientación en violencia familiar

Ámbito de estudio: la misma se llevara a cabo en el barrio Ciudad Jardín, de la capital provincial

Condiciones de la encuesta: El numero de encuestas al azar será a: 50 casos denunciados por mujeres ante el centro de atención y orientación en violencia familiar

Modelo de la encuesta

Preguntas:

  • Edad

  • ¿Convive usted con su pareja? En caso de contestar afirmativamente, lo hace en calidad de :

  • I) concubina

  • II) esposa

3) ¿Cuánto tiempo hace que convive con su pareja?

4) Durante el tiempo de convivencia, ¿sufrió usted alguna agresión de su pareja?

5) En caso de haberlo sufrido, ello consistió en:

  • I) agresión verbal

  • II) amenaza de muerte

  • III) agresión verbal seguida de amenaza de muerte

  • IV) lesiones

  • V) agresión verbal seguida de lesiones

  • VI) otro

6) Frente a la violencia padecida ¿que hizo Ud.?

Bibliografía

  • Dres. Alvarez Eduardo, Lic. Mallogio Marta, Lic. Medina Cisterna Ignacio, Obst. Megare o Zulma, Dr. Monteverde Luis. 

Revista de la sociedad de medicina interna de buenos aires n° 24, http://www.smiba.org.ar/med_interna/vol_03/03_04.htm

  • Graciela Ferreira, asociación argentina de prevension de violencia familiar- artículos de interés n°14, http://www.aapvf.com.ar/

  • Sebastián rossel, sociólogo, http://deepistemologiaymetodologia.blogspot.com/2005/05/el-diseo-de-investigacin.html -autor:

  • Revista Psicologías en Buenos Aires, año 2, Nº 19 http://www.psicoconsulta.com.ar/?p=62

  • http://www.policiadetucuman.gov.ar/violenciafamiliar.htm

  • http://es.wikipedia.org/wiki/Violencia_familiar

 Autor:

Sebastián Poblete

sebastian_poblete@hotmail.com

Los orígenes de la violencia…

INTRODUCCIÓN

Al comenzar una revisión de la violencia desde una arista ética, nos pareció interesante que generalmente los eventos violentos más conocidos de la historia tengan un basamento jurídico e incluso un basamento ético.

Se han creado sistemas éticos que de alguna manera han degenerado hasta convertirse en el sustento teórico para realizar actos vergonzosos y esta situación no se detiene, por el contrario amenaza con aumentar desproporcionalmente con relación a tiempos pasados.

Toda vez que estamos viviendo una época de cambios sociales y que se requiere aceptar la responsabilidad que tenemos todos de conformar un mundo mejor, nos propusimos brindar con un lenguaje sencillo y comprensible para todos, un análisis sobre la violencia desde posiciones éticas actuales y sobre todo aplicativas.

Acéptese el presente trabajo como un modesto aporte a brindar argumentos contra la utilización de la violencia, no abstracto ni con una complejidad que lo haga indigesto, sino con datos reales y comentarios sobre hechos conocidos por todos.

LOS ORÍGENES

A nuestra forma de ver la violencia y si tuviéramos que remontarnos al surgimiento de esta, nos veríamos en un serio problema, pues su presencia en casi todas las especies animales actuales nos hace pensar que ella se ha estado transmitiendo como una característica filogenéticamente determinada. En este sentido, la capacidad para hacer uso de ella ha resultado ser un elemento evolutivo de gran peso; incluso entre congéneres de una misma camada tienen más posibilidades de sobrevivir los que resulten biológicamente más desarrollados y/o que estén en mejor disposición de competir por el alimento, pero más allá del crecimiento, tienen más posibilidades de procrear los que puedan imponerse en la competencia por la hembra para el apareamiento, sin contar que el sexo femenino también selecciona al macho más fuerte y que con más efectividad se impone al resto del grupo y esta es la arista positiva que le vemos a la violencia en los humanos en sus comienzos, pues nos parece evidente que sin recurrir a ella nunca hubiésemos aparecido como especie en nuestro entorno.

En esta forma de análisis y para acotar nuestros intereses, centrarnos en el hombre implica una serie de dificultades reales, los ancestros de lo que conocemos hoy por nuestros semejantes aparecen imprecisos, su existencia puede solo reconstruirse por restos óseos y por utensilios que han resistido el paso de millones de años, además de tenerse que deducir la confluencia una serie de características que vinieron apareciendo en forma de mosaico y que fueron estructurándose hacia nuestra morfología actual.

Sin temor de poder aparecer como detractores del conocimiento paleo antropológico que se ha venido acumulando hasta nuestros tiempos, no tenemos temor en afirmar que el conocimiento sobre los orígenes del hombre, aún hoy está más plagado de preguntas que de respuestas, pero no pretendemos extendernos más que para incursionar en algunos elementos que creemos que deben tenerse en cuenta para satisfacer nuestros intereses obligadamente reducidos.

Pretendemos comenzar a hablar de nuestros orígenes remontándonos al Mioceno (25-5 millones de años) cuando aparecen los Hominoideos, grupo al que pertenecen tanto el hombre como los simios antropomorfos y cuando comienza una real diferenciación apareciendo el primer antepasado del género humano: el Ardipithecus ramidus que habitaba en la selva y llevaba un tipo de vida semejante al de los chimpancés. Poco después, hace 4 millones de años, aparece el Australopithecus anamensis, un pariente que ya era bípedo y frecuentaba ambientes más abiertos.

A partir de Australopithecus anamensis se desarrollan dos grupos distintos. Uno de ellos, representado por Australopithecus afarensis, se especializó en comer alimentos duros, desarrollando grandes mandíbulas y dando lugar hace 3 millones de años a los llamados parántropos. El otro mantuvo un aparato masticador menos desarrollado, en un nicho ecológico menos especializado. Con el tiempo, este segundo grupo dio lugar a otras dos ramificaciones: por un lado a Australopithecus africanus, y por otro a un nuevo tipo, con modificaciones en el cráneo y la mandíbula, y asociados a herramientas de piedra. Se trata de Homo habilis; el primer representante del género al que pertenece nuestra propia especie.

Durante más de un millón de años varias especies del género Homo vivieron en África, continente que compartieron con la rama de los parántropos. Éstos desaparecieron hace más o menos un millón de años; y para entonces la otra rama estaba representada por el Homo ergaster que tenía un cerebro mayor, además de modificaciones en el cráneo y algunas características mucho más próximas a las nuestras, como la elevada estatura.

En el Pleistoceno, la época que comienza hace 1,7 millones de años y acaba hace 10.000, el clima global sufrió oscilaciones, produciéndose periodos fríos que conocemos como glaciaciones. Aparecieron casquetes de hielo que ocuparon Europa y Norteamérica, el nivel del mar subió y bajó, uniendo islas al continente y volviéndolas a separar.

Los Neandertales fueron los primeros en dominar el continente europeo hace un cuarto de millón de años.

Mientras los Neandertales vivían en Europa, y los últimos Homo erectus en Asia, otro nuevo grupo de seres humanos, nuestra propia especie Homo sapiens, estaba surgiendo en África. Hace unos 30.000 años, los neandertales y los Homo erectus desaparecieron sin dejar rastro. Los últimos neandertales conocidos vivieron en el sur de España, hace unos 30.000 años.

Luego, hace 10.000 años, el clima entró en un periodo cálido. Aquella segunda oleada supuestamente africana se diversificó en distintas razas y América se pobló (1).

Para ilustrar que en estos comienzos, la evolución del hombre estuvo marcada obligatoriamente por un trayecto de violencia vamos a localizarnos en el pleistoceno durante la existencia del Homo habilis, este grupo se caracterizó por ser el primero que se impone a su entorno con la utilización de herramientas, de las que desgraciadamente solo podemos conocer las líticas, pues si existieron otras como de cuero o madera, estas resultaron destruidas con el paso del tiempo. (2). Pero de cualquier manera estos guijarros que observamos hoy, lo mismo pudieran interpretarse como utensilios de trabajo, que también por qué no, como armas rudimentarias.

Para esta suposición nos asiste la interpretación del entorno paleo ambiental donde existían carnívoros que convivían con el Homo habilis y estamos hablando de el lobo (Canis mosbachensis), el oso de Deninger, el gato salvaje, el lince de las cavernas (Lynx spelaea) el león de las cavernas (Panthera -Leo- spelaea), el leopardo, y otros muchos más (3) estos cohabitantes mejor dotados biológicamente de armas naturales imponen un reto a la supervivencia imposible de superar sin recurrir a una lucha desesperada en la que no es solo válida la violencia, sino que más aún resulta indispensable y de hecho Lee-Throp J., van der Merwe N, y Thckeray F. afirman, de acuerdo a investigaciones practicadas por ellos, que muchos de estos animales se alimentaban de los hominoideos (4)

El segundo grupo al que haremos hacer referencia es el llamado hombre de Neandertal, nombre que recibe del primeros especímenes encontrados en las cuevas de esta región de Europa.

Estos seres tienen como rasgo distintivo al que queremos hacer referencia, ser los primeros que tienen una noción de qué se debe hacer con sus semejantes. En restos óseos encontrados de neandertales se puede apreciar supervivencia a traumatismos y enfermedades incapacitantes, lo que hace deducir un cuidado de los individuos afectados por el resto de los sanos dentro del grupo y esto lo interpretamos como el rudimento más antiguo de principios éticos por decirlo de alguna manera.

Los neandertales no son contrarios a la generalización que hacemos sobre el uso de armas rudimentarias y de hecho su convivencia con el Hombre de Cromañón, aún no se sabe cuán pacífica resultó, pero a la luz de la experiencia que enseña la historia, cuando dos culturas humanas distintas han interactuado siempre la imposición de una de ellas implica la desaparición de la otra. ¿Por qué no suponer que esto ocurrió también con los dos grupos?

El análisis morfológico del cráneo del Cromañón demuestra una mayor capacidad craneal a expensas del lóbulo frontal (que se asocia con la esfera de las relaciones) y los hallazgos paleo antropológicos demuestran que el Neandertal no nos dejó expresión de ninguna manifestación artística, lo que puede interpretarse como una incapacidad para la utilización de símbolos. Si a esto sumamos una estructura social más rudimentaria y el hecho de haber desaparecido con la llegada del grupo aventajado. ¿Podríamos desechar que los neandertales hayan desaparecido victimizados por los cromañón que no pudieron integrarlos? Hacernos esta pregunta implica sospechar los rudimentos de una ética que justifica la violencia, pues al estar hablando de dos especímenes que tienen una estructura grupal de vida, se supone también algún rudimento de moralidad que permita la estabilidad del grupo.

De cualquier manera no nos proponemos elaborar hipótesis para las que no nos sentimos capacitados, lo que sí nos parece incuestionable es que los orígenes del hombre, su diferenciación como especie y el hecho de haber llegado al grado de dominio actual sobre el entorno, no hubiese sido posible de no ser gracias a la utilización de la violencia y más allá también llegar a pensar que deben haber existido desde un inicio, algunos rudimentos de pensamiento ético y moral que coexistieron con estas formas de violencia.

Pensamos que el problema surge cuando esta violencia del hombre se vuelca contra el hombre mismo, inicialmente para imponer un liderazgo dentro de la estructura grupal primitiva y posteriormente en la confrontación entre grupos rivales.

Estamos hablando todavía de un periodo prehistórico, o sea no existía aún una transmisión de experiencias a través del lenguaje escrito y cualquier teoría filosófica que pudiera existir cae dentro de las teofonías, esta forma de transmisión de conocimientos no se encuentra atada a un testimonio rígido y sistematizado como el que impone la escritura y es por tanto puramente circunstancial, adaptable a los intereses momentáneos que pudiera tener la persona que surge como vínculo o mediador entre los miembros del grupo y la deidad, esto ocurre tan pronto la capacidad productiva de todos permite que aparezcan personas que no están directamente vinculadas a la obtención de alimentos, diferenciándose un jefe que asociado a otra persona o solo, se erige como figura principal dentro de la moral que le da cohesión al grupo y se impone por la violencia sublimada y desvirtuada en un interés común, aparecen ideas religiosas donde los ídolos están relacionados con el entorno natural de las personas y comienza entonces una nueva forma de violencia con un fin altruista, los sacrificios y dentro de ellos los humanos.

Esta forma de violencia emprendida por los líderes religiosos del grupo se mantiene hasta culturas superiores donde predominan las religiones monoteístas del tipo del judaísmo que coexiste temporalmente con cultos a divinidades como el dios Baal (5) que exigía este tipo de sacrificios que aparecen criticados en la Biblia. El hecho de encontrarse en los textos hebreos antiguos, alegorías a los sacrificios humanos avala lo que perduró el método durante toda una larga evolución del pensamiento, pues estamos hablando de una época en la que ya se ve una forma superior del pensamiento religioso y filosófico, las teonomías, que suponen una transmisión escrita, con el surgimiento del canon, aún entonces rígido, asimétrico y donde la fuente de la moralidad no permite la permeabilidad de otras fuentes, pero de cualquier forma muy distanciada temporalmente hablando de las otras formas más primitivas de moralidad.

En la América precolombina los estudiosos de las culturas Maya, han descubierto restos humanos en lugares de sacrificios, pero es lamentable la poca información existente en la actualidad sobre esta cultura en particular y lo que si encontramos nosotros que aparece objetivado científicamente, es que al menos en grupos humanos prehistóricos que vivieron en los Alpes hace 5 000 años y en grupos Incas que vivieron en los Andes, se han encontrado personas que murieron por este tipo de práctica religiosa (6).

Tratando ya las filosofías recogidas en la tradición escrita, es ineludible referirnos a la ética naturalista de la cultura grecorromana, como antecedente más remoto de la cultura occidental, inicialmente los griegos y posteriormente los romanos ya sea por imitación o por comunidad de raíces culturales, crearon un panteón de divinidades que se caracterizaron por tener los mismos defectos de los humanos y que resultaron ser particularmente violentos. La mitología griega recoge historias crueles de asesinatos entre padres e hijos, (Zeus sobrevive a sus hermanos devorados por su padre, al que finalmente mata para acceder al trono), existen luchas entre hermanos y castigos tan violentos como el suplicio de Prometeo.

El pensamiento ético es preciso buscarlo en sus raíces filosóficas y la filosofía griega nace en Jonia, pero durante todo el periodo de tiempo al que vamos a referirnos, desde la escuela Jónica hasta la Helenística, esta filosofía se caracterizó por su estrecha unión con los eventos naturales y con una concepción cosmogónica formada por otros científicos que parten desde la física la biología y otras ciencias naturales.

Lamentablemente, desde los tiempos de los filósofos griegos hasta la actualidad, nos separa un intervalo de oscurantismo y de destrucción de bienes materiales e intelectuales, que oculta gran parte de los conocimientos que inicialmente existían, hasta el punto de que casi toda la información que se conoce en los tiempos actuales es conservada desde la confluencia cultural que representó el al Andaluz y el "descubrimiento" de Aristóteles durante el Medioevo o por referencia de otros autores posteriores a los originales.

Durante mucho tiempo la intolerancia religiosa mantuvo separados judíos, cristianos y árabes y occidente no conocía nada de los textos griegos conservados por los últimos, solo en el sur de España fue posible la confluencia cultural y personalidades como Averroes, Maimónides y Santo Tomás de Aquino hacen resurgir a partir del interés por Aristóteles toda la tradición filosófica griega, utilizando elementos del naturalismo en sus respectivas religiones. Esto provoca la hipertrofia de la importancia del filósofo y en algunos casos la manipulación de sus planteamientos, pero permitió como elemento positivo que no se perdieran conocimientos que no conservaron las tribus bárbaras en la conquista de Roma y que eran desconocidas en Europa.

Hacer un análisis detallado del pensamiento ético griego escapa a las posibilidades del presente trabajo, por lo que solo nos proponemos incursionar en conceptos generales.

La ética naturalista fue fundamentalmente elitista y esto ya de por sí es un sustento a la violencia, los griegos plantean la existencia de un orden natural (Cosmos) que se opone al Caos y este orden se extrapola a las estructuras sociales, estratificadas con extremos en los gobernantes y los esclavos y a estos últimos no los considera ni tan siquiera humanos.

Para tener una idea del trato violento e inmoral que podía recibir un esclavo baste decir que era considerado como un objeto parlante y esto da la medida de deshumanización con que se veía, pero aún dentro de las clases dominantes, solo se consideraba sujeto moral el adulto masculino joven que por un lado hubiera madurado lo suficiente y por el otro no estuviera corrupto por los vicios acumulados, se excluyen así los extremos de la vida que son los más fácilmente victimizables por ser más débiles.

La mujer nunca llegaba a obtener ningún status en este sistema y así se estructura un pensamiento moral más excluyente que generalizante que dividía a un grupo etario de un sexo y de una casta, de todos los demás integrantes de la sociedad.

Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.