Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Es realmente el sol una bola de fuego?




Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Marco teórico
  3. Falsos astrólogos

Esta interrogante no es nada fácil de contestar, ya que, se ha mantenido por muchos siglos la "CREENCIA", de que en el sol se generan temperaturas sumamente altas. Esta creencia influenció de tal forma a nuestros científicos modernos que aceptaron, sin ningún razonamiento filosófico dicho concepto.

Nuestros científicos están tan convencidos de que el sol es una bola de fuego, que han perfeccionado aparatos como el espectroscopio que determina por medio del color los grados de temperatura a que se haya un material.

El uso de este aparato "Impone" la previa aceptación de que lo que se está observando, está caliente, ardiendo; si se observa por ejemplo, la luz de una luciérnaga o cocuyo, se encuentra con que el aparato no refleja la verdad puesto que da una temperatura que no existe.

En la medida en que los científicos han aumentado la calidad y capacidad de estos aparatos, se han ido alejando de la capacidad de razonar más allá de lo que tienen en sus manos, al alcance de los sentidos, dando esto como resultado una limitación a la facultad del DESDOBLAMIENTO, que aunque se niegue, existe.

Esto ha traído como consecuencia que nuestros científicos en el campo de la astronomía, avanzan con paso de tortuga, ya que se fanatizaron con sus instrumentos y dejaron su capacidad de razonar. Hoy sabemos que en la antigua Grecia se hablaba y se sabia que la tierra no era el único planeta habitado, sin embargo, en la edad media, hace sólo 500 años, se le consideraba plana. Hacen más de 40 siglos se sabía de Astronomía lo que tuvieron que venir a redescubrir Copérnico, Kepler, Newton etc.

En lugar de avances constante, la humanidad se estancó y ahí se ven ahora las consecuencias: odio, muerte, caos, angustia, precipitación, improvisación para tratar de alcanzar en 70 años siquiera algunas de las metas señaladas. Antulio nos dijo en la antigüedad de Grecia (siglo VII antes de Jesús) que: "Todo giraba alrededor de un centro generatriz, del cual ni los mundos ni los hombres, pueden prescindir".

Estudios modernos han venido comprobando esta verdad: el Astrónomo José Comas Solá, realizo investigaciones sobre un grupo de estrellas llamadas las Pléyades, de la constelación de "EL TORO", y después de muchos años de observación directa y fotográfica, llegó al convencimiento de que estas estrellas giran alrededor de una estrella mayor llamada Alción.

Otros astrónomos como Paul Otto Hesse han llegado a estas mismas conclusiones de que efectivamente las pléyades son un sistema de soles que giran en derredor de alción y que el nuestro simplemente ocupa la séptima órbita que recorre en cosa de 24.000 años.

Sorprende pensar como pudo Antulio, en la antigua Grecia, determinar que todo cuerpo gira alrededor de otro. Pero sorprende aún más la cantidad de años transcurridos para comprobar el principio sostenido por Antulio.

Las leyes sentadas por Kepler, Copérnico, Antulio, Pitágoras, Giordano Bruno y tantos otros fueron leyes sacadas del análisis filosófico; de la matemática pura que da origen a la matemática positiva o de los números. De ahí que debemos revisar con sumo cuidado muchos conceptos y creencias que hoy día la misma ciencia ha venido demostrando no ser verdad. Antes se consideraba, por ejemplo, que los rayos o centellas caen a la tierra; hoy se sabe que es todo lo contrario, o sea, los rayos suben de la tierra y se descargan en las nubes produciéndose la explosión cuando hacen contacto con cargas positivas.

Así mismo sabemos que un cuerpo sometido a altas temperaturas pierde su capacidad magnética o de atracción. Este concepto de acuerdo a las leyes de magnetismo se aplica por entero a los cuerpos siderales, entonces: ¿cómo es posible que el sol mantenga a sus hijos, los planetas, girando a su alrededor por medio de la fuerza de atracción magnética?.

Si no es fácil responder si el sol es realmente una bola de fuego; no con ello estamos diciendo que sea imposible el demostrar que no lo es.

¿Qué consecuencias ha traído para la humanidad el creer (aún en nuestros días) que el sol es una bola de fuego?.

OBJETIVO GENERAL.

Conocer si realmente en el sol, se generan temperaturas de miles de grados de calor.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

  • Comprender que el sol como todo cuerpo EMITE vibraciones magnéticas que no son ni frías ni calientes.

  • Entender que el sol no es factor determinante para la existencia de vida en Cualquier cuerpo sideral.

  • Comprender que la razón es el instrumento mayor de que dispone el hombre Para descubrir todas las leyes que rigen el universo.

El aporte: Motivar a los investigadores científicos a desarrollar su capacidad del razonamiento para que dejen de creer tanto en aparatos insensibles.

A quien beneficia: Estudiantes, Investigadores y Científicos en general.

LIMITACIONES.

En la actualidad existen muy pocos trabajos científicos que estén basados en razonamientos filosóficos con respecto al universo. Casi todo lo encontrado esta basado en observaciones sistemáticas.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Otros

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda