Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Sistema de juegos recreativos dirigidos disminuir la agresividad de niños entre 6 y 12 años (página 2)

Enviado por Lismey Britapaz



Partes: 1, 2

¿Cuáles son los juegos recreativos más adecuados para disminuir la agresividad según las características, necesidades y preferencias de niños entre 6 y 12 años de la comunidad La Isabelica, municipio Valencia?

Bases teóricas

La naturaleza profunda del juego exige que cualquier estudio sobre esta realidad se haga con mucha cautela y precaución. En este sentido se piensa que la revisión de las principales teorías del juego puede servir para comprender mejor su esencia y los distintos niveles de relación con el niño y sus manifestaciones de agresividad. Esta revisión de las teorías se fundamenta en la distinción de tres principales niveles de relación u organización: psicológico, social-cultural y fisiológico-biológico.

Nivel Psicológico

En el siglo XIX la psicología formaba parte de otras ciencias (filosofía, fisiología, medicina, educación o zoología) antes de convertirse gradualmente en una ciencia empírica independiente (S.Millar, 1972:21). Por este motivo no debe sorprendernos la variedad de argumentos que utilizan los autores de este grupo tales como: teorías psiconalíticas basadas en el psiconálisis de Freud; otras teorías psicológicas (evolutivas, gestálticas, conductivistas...) que constituyen un grupo muy heterogéneo de interpretaciones.

En el primer grupo de Teorías Psicoanalíticas, S. Freud (1948) formuló que el juego es el único medio de aprendizaje y de control de los traumas, conflictos y presión que el adulto y la sociedad le impone. El juego actúa como terapia natural de modo que cuanto el niño más juega menos posibilidades tiene de ser un niño neurótico traumático.

En el grupo de otras teorías psicológicas, E Claparede observa que el juego ofrece una compensación afectiva al niño, ya que en esta actividad puede ser el principal protagonista. El juego permite liberar emociones reprimidas.

Mientras J. Piaget (1961) formula una teoría cognitivista, relacionando el juego con el desarrollo de la inteligencia. Distingue los procesos de asimilación (transformación de la información del exterior) y acomodación (ajuste del organismo para integrar la información extrínseca). El niño crece y estructura su inteligencia a través de los juegos de ejercicio, los juegos simbólicos y los juegos de reglas. Estos últimos juegos implican un pacto con los otros participantes.

En la escuela soviética destaca la obra de Vygotsky. Autor que destaca el factor cultural del juego, de modo que acción, símbolo y regla dependen directamente de la unión entre el sujeto y su entorno sociocultural. El juego verdadero es el simbólico en el cual las cosas tienen otro significado a parte del real; el niño hace lo que quiere; y se somete a ciertas reglas impuestas por el significado de las cosas y situaciones en las que actúa.

Nivel Social y Cultural

Las distintas corrientes antropológicas han suscitado un abanico amplio de interpretaciones socioculturales del juego. Acto seguido vamos a tratar de apuntar algunas de las explicaciones más representativas.

Los evolucionistas seguidores de Tylor (1829) apuntan el interés de destacar la difusión y la evolución cultural mediante los antiguos vestigios y conexiones de los juegos de diversas culturas. Guttmann justifica el origen del deporte en la destrucción de los sistemas religiosos tradicionales y la aparición de un secularismo generalizado.

Meyer Fortes uno de los principales estudiantes de Radcliffe-Brown expone la función enculturadora del juego. Indica que no debe confundirse con una simple reproducción mecánica y simple de las actividades del adulto. Otros autores como Langsley (1967), Eifermann (1970), Salter (1974) y Lance (1974,1976) también evidencian la función socializadora de las actividades lúdicas infantiles.

Nivel Fisiológico-Biológico

Este grupo incluye las teorías del juego más antiguas. En general estas teorías destacan el componente energético del juego y la adaptación de la persona a su entorno biológico; además a menudo comparan el juego animal con el juego humano. Los primeros fundamentos de estas teorías se encuentran en autores clásicos como Platón o Aristóteles filósofos quienes manifiestan que el juego ofrece la energía placentera de saltar, gritar, danzar y jugar con los demás.

No obstante, las primeras teorías no se formulan hasta mediados del siglo XIX, momento en el cual la concepción evolucionista de Darwin influenció considerablemente a los estudios del juego. Entre los autores que se destacan se encuentran: los alemanes Schiller y Lazarus (1861) y el filósofo inglés H Spencer, el psicólogo americano Harvey A. Carr (1902), G.Stanley. Hall (1904), Karl Groos, F.J.J. Buytendijk (1935), Gustav Bally (1945), El psicólogo austriaco K Bühler (1930), El etólogo Eibl-Eibesfeldt (1979:297), naturalista austríaco Konrad Lorenz (1986:291),

A partir de las concepciones teóricas estudiadas se considera que los postulados que más se ajustan a los propósitos de la investigación en cuestión y que demás asumimos dicha posición es la planteada en el nivel fisiológico - biológico por el psicólogo americano Harvey A. Carr (1902) quién destaca la función catártica del juego. Subraya las siguientes propiedades del juego: el juego permite mantener actividades que se aprenden; también ayuda a tener una relación afectiva con los demás (solidaridad, cohesión, cooperación), pero sobre todo ejerce una función purgativa y catártica. El juego sirve para desviar y canalizar las tendencias "antisociales" del hombre, de modo que cumple la misión de desviar la carga energética de la persona hacia otros centros de atención sociabilizadores.

Al respecto se considera que la concepción del autor antes mencionado ofrece elementos importantes para ésta investigación ya que destaca el papel que desempeña el juego como medio para lograr modificar las manifestaciones de conductas agresivas en los niños que carecen de un patrón familiar adaptado a las normas de convivencia de la sociedad. Destacando cómo ésta actividad lúdica influye en la formación y desarrollo de valores sociales necesarios para el desenvolvimiento de un individuo en cualquier sistema.

Concepciones sobre La Conducta Agresiva

De acuerdo a Ballesteros (1983), las teorías que se han formulado para explicar la agresión, pueden dividirse en:

Teorías Activas

Son aquellas que ponen el origen de la agresión en los impulsos internos, lo cual vendría a significar que la agresividad es innata, por cuanto viene con el individuo en el momento del nacimiento y es consustancial con la especie humana. Estas teorías son las llamadas teorías biológicas. Pertenecen a este grupo las Psicoanalíticas (Freud) y las Etológicas (Lorenz, Store, Tinbergen, Hinde) principalmente.

Teorías Reactivas

Son teorías que ponen el origen de la agresión en el medio ambiente que rodea al individuo, y percibe dicha agresión como una reacción de emergencia frente a los sucesos ambientales. A su vez las teorías reactivas podemos clasificarlas en teorías del Impulso y teoría del Aprendizaje Social.

Las teorías del Impulso comenzaron con la hipótesis de la frustración-agresión de Dollar y Millar (1939) y posteriormente han sido desarrolladas por Berkoviitz (1962) y Feshbach (1970) entre otros. Según esta hipótesis, la agresión es una respuesta muy probable a una situación frustrante, es la respuesta natural predominante a la frustración. La hipótesis afirma que la frustración activa un impulso agresivo que solo se reduce mediante alguna forma de respuesta agresiva. La frustración es solo un factor; y no necesariamente el mas importante que afecta la a la expresión de la agresión (Bandura, 1973).

La teoría del aprendizaje social afirma que las conductas agresivas pueden aprenderse por imitación u observación de la conducta de modelos agresivos. Enfatiza aspectos tales como aprendizaje observacional, reforzamiento de la agresión y generalización de la agresión.

Para explicar el proceso de aprendizaje del comportamiento agresivo se recurre a las siguientes variables:

Modelado: La imitación tiene un papel fundamental en la adquisición y el mantenimiento de las conductas agresivas en los niños. Congruentemente con esta teoría, los niño de clases inferiores manifiestan mas agresiones físicas que los niños de clase media, debido probablemente, a que el modelo de las clases inferiores típicamente mas agresivo directa y manifiestamente.

Reforzamiento: El reforzamiento desempeña también un papel muy importante en la expresión de la agresión. Si un niño descubre que puede ponerse en primer lugar de la fila, mediante su comportamiento agresivo, o que le agrada herir los sentimientos de los demás, es muy probable que siga utilizando los métodos agresivos, si no lo controlan otras personas.

Los Factores situacionales: También pueden controlar la expresión de los actos agresivos. La conducta agresiva varía con el ambiente social, los objetivos y el papel desempeñado por el agresor en potencia.

Los factores cognoscitivos: Desempeñan también un papel importante en la adquisición y mantenimiento de la conducta agresiva. Estos factores cognoscitivos pueden ayudar al niño a autorregularse. Por ejemplo, puede anticipar las consecuencias de alternativas a la agresión ante la situación problemática, o puede reinterpretar la conducta o las intenciones de los demás, o puede estar conciente de lo que se refuerza en otros ambientes o puede aprender a observar, recordar o ensayar mentalmente el modo en que otras personas se enfrentan a las situaciones difíciles.

Métodos e instrumentos

Los métodos a utilizar son:

Métodos del nivel teórico

Histórico - lógico: permitió hacer un análisis del origen de las diferentes teorías del juego y sus relaciones hasta la actualidad.

Inducción - deducción: permitió hacer reflexiones acerca de las principales conductas agresivas de los niños en la comunidad.

Análisis - síntesis: sirvió para sintetizar las diferentes teorías y concepciones acerca del juego.

Sistémico - estructural: se utilizó a partir del estudio de las diferentes teorías del juego y del papel que éstas han jugado a lo largo de la historia de la humanidad.

Método empírico

Observación: posibilitó conocer las características, las condiciones reales, la vida social de la comunidad y las manifestaciones agresivas de algunos niños.

Estadístico de carácter descriptivo: sirvió para caracterizar y describir los resultados a través de mediciones descriptivas (cálculo porcentual), lo que facilitó el ordenamiento y la clasificación de los datos para determinar los por cientos en la frecuencia de aparición de las respuestas ofrecidas.

La entrevista: sirvió para obtener información acerca de las posibles causas de las manifestaciones de agresividad en algunos niños de la comunidad, para ello se hicieron preguntas de forma grupal a los niños. Utilizando la técnica dinámica grupal.

La encuesta: sirvió para obtener información sobre las características de la comunidad.

Estadística:

Grupo Muestral Uno (1)

La población objeto de estudio está constituida por 14 niños de edad comprendida entre 6 y 12 años pertenecientes a las veredas 15, 19 y 32 del Sector 13 de la Urbanización La Isabelica del Municipio Valencia.

Se logró caracterizar a éstos niños en relación a la frecuencia en la que viven experiencias con alto contenido de agresividad a través de una entrevista estructurada y grupal en la que se les realizaron una serie de preguntas abiertas obteniéndose los siguientes resultados: Los mencionados niños manifestaron que sus padres pelean, les gritan y pegan con regularidad, así cómo también les permiten jugar con videojuegos e Internet con alto contenido violento y han sido testigos presenciales de robos ya atracos en su comunidad.

Grupo Muestral Dos (2)

El grupo muestral Dos (2) está conformado por los padres y/o representantes de éstos niños siendo en total: 14 madres, 10 padres y 4 abuelas.

Para la caracterización del grupo y su interacción con la comunidad se tomaron en consideración una serie de datos y preguntas elaboradas a través de una encuesta estructurada por 7 preguntas de desarrollo.

Obteniéndose como resultado que la mencionada comunidad posee como características en común que: son buenos vecinos, trabajan en Industrias, comercios informales y amas de casas, sin embargo deben enfrentar diariamente un grave problema como lo es la inseguridad en las calles, cuyos principales protagonistas son jóvenes adolescentes; preocupando significativamente las manifestaciones de agresividad que frecuentemente se observan en los niños.

Propuesta

Se propone elaborar un sistema de juegos recreativo estructurado de forma lógica y secuencial cuyo objetivo estará dirigido a disminuir la agresividad de los niños entre 6 y 12 años de edad, para ello se planificarán una serie de actividades organizadas en 3 partes: inicio, desarrollo y cierre. Se seleccionarán a los responsables de llevar a cabo el programa así como también el espacio físico adecuado, los recursos materiales requeridos y el horario disponible para que exista la participación de todos los niños pertenecientes a las veredas 15, 19 y 32 del sector 14 de la Urbanización La Isabelica.

Ejemplos de un juego aplicar:

El Juego De La Tortuga

(Programa de autocontrol)

Objetivo: Enseñar al niño a controlar sus propias conductas disruptivas.

Tipo De Conductas: De impulsividad: agresiones.

Aplicación: Medio natural

Esta técnica utiliza la analogía de la tortuga, la cual como bien se sabe, se repliega dentro de su concha cuando se siente amenazada.

De la misma manera, se le enseña al niño a replegarse dentro de su caparazón imaginario cuando se sienta amenazado, al no poder controlar sus impulsos y emociones ante estímulos ambientales, etc... En la práctica:

  • Se enseña al niño a responder ante la palabra clave "tortuga", encogiéndose, cerrando su cuerpo, metiendo la cabeza entre sus brazos. Después de que el niño ha aprendido a responder a la tortuga, se le enseña a relajar sus músculos mientras hace la tortuga. La relajación es incompatible con la elevación de la tensión de los músculos necesaria para mostrar una conducta disruptiva/agresiva y por tanto, decrece la probabilidad de la ocurrencia de esa conducta.

  • Se enseña al niño a utilizar las técnicas de solución de problemas para evaluar las distintas alternativas para manejar la situación que le ha llevado a hacer la tortuga.

El primer paso en el aprendizaje de la Tortuga es definir específicamente en qué conductas disruptivas objetivo nos gustaría que el niño utilizara la tortuga. Es importante definir las conductas objetivo para que sean fácilmente observables, y se puedan distinguir perfectamente cuales son dentro del repertorio conductual del niño. Por ejemplo, un problema bastante común en clase son las peleas; pelearse es una extensa categoría conductual, que incluye muy diversas manifestaciones: puñetazos con o sin provocación, golpes en respuesta a burlas, empujar, insultar,... Hay que definir operativamente la categoría para saber en qué momentos se debe utilizar la técnica de la Tortuga.

Es necesario tomar de antemano este tipo de decisiones antes de introducir la Tortuga y ser muy consistentes con la definición. Se puede decidir seleccionar unas pocas conductas o elegir muchas, siempre que las definamos operativamente cada una de ellas, siendo recomendable escribir la definición para evitar errores y para facilitar la implantación de la técnica por los distintos agentes, así como para posibles réplicas del programa.

Conclusiones

  • Se lograron cambios significativos en la conducta de los niños de las veredas 15, 19 y 32 del sector 13 de la Urbanización La Isabelica a partir de la aplicación de un sistema de juegos en correspondencia con sus intereses, necesidades y costumbres culturales, evidenciándose una actitud menos agresiva.

  • El sistema de juegos diseñados cumple con las expectativas y objetivos de la investigación, siendo de gran aceptación por parte de los niños, padres y demás miembros de la comunidad.

  • La experiencia vivida constituyó un impacto para el resto de las comunidades aledañas al sector, de modo que se ha logrado expandir a otros contextos en los cuales ha disminuido las conductas agresivas en otros niños que no forman parte de la muestra seleccionada en ésta investigación.

 

 

Autor:

Licda. Lismey Carolina Britapaz Álvarez

Universidad de Carabobo

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.