Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Como enfrentar una crisis y encontrar una solución




  1. Introducción
  2. Construyendo un concepto de crisis
  3. Determinación de un diagnóstico frente a la génesis de una crisis
  4. Metodología de registro frente a una crisis
  5. Interpretación de los esquemas
  6. Reflexiones finales
  7. Abstracciones finales del Autor

"Un aspecto fundamental para manejar efectivamente una crisis, es mantener la esperanza, aunque parezca que se haya perdido[1]

Introducción

Si hay algo que caracteriza nuestros tiempos, son los cambios y la rapidez de estos; lo económico, lo social y lo político, evolucionan tan rápidamente, como los cambios climáticos a nivel global, ambos ejemplos son preocupantes, inesperados y muchas veces traumáticos.

El cambio, es el concepto de mayor análisis y es profundizado por pensadores contemporáneos y generadores del saber, muchas veces caracterizados por ingenieros sociales, comunicadores y analistas políticos, que lo dimensionan solo en dos aspectos, la economía y el poder.

Los cambios, alteran en forma vertiginosa las estructuras de nuestra sociedad, los intereses y perspectivas de las personas; que podemos denominar como pueblo, clientes o usuarios; pero siempre, todos ellos, exigen, soluciones rápidas a los problemas que los afectan, y la verdad, a los problemas que no los afectan, ya que los medios o sistemas de comunicación y redes sociales; generan y crean, que todos seamos parte de una misma historia.

En estos cambios, cuando no fuimos lo suficientemente virtuosos para comprenderlos y no pusimos atención a los mensajes que nos rodea ( Ortega y Gasset, nos indica que el lenguaje no es solo comunicación, sino también la visión y comprensión del mundo); sufrimos el inesperado impacto de la modernidad, muchas veces nos deja fuera del sistema o en ocasiones no pudimos anticiparnos a lo inesperado, el adelantamiento de las generaciones, la competencia que se desarrolla en forma descarnada y la capacidad humana adaptativa, que se manifiesta en algunas oportunidades, en el desarrollo de aspectos negativos.

Siempre que analizamos la palabra crisis, la relacionamos desde una perspectiva de la gestión, lo político y/o económico, con oportunidades que nacen de momentos de conflictos o de cambios, al realizar diversas acepciones de la palabra, como de sus contenidos, evocamos aspectos sicológicos como también administrativos, pero finalmente se relacionan con temor e incertidumbre.

Las crisis, no siempre son oportunidades, ni las oportunidades nacen de las crisis, mi teoría es que al enfrentarnos a situaciones límites, nace la creatividad de supervivencia y la inteligencia de la improvisación, desarrollando la capacidad de retrotraernos a aspectos cero y empezar a construir una nueva realidad, superando al error que se cometió y a los aspectos que nos llevaron o derivaron en una crisis, ya sea esta profesional, personal, económica, política o cualquiera otra que afecte nuestra vida.

Cuando nos sentimos que estamos inmersos en una situación de crisis, experimentamos cambios fisiológicos que nos hacen sentir diferentes, existen un sin número de síntomas relacionados con este estado, como por ejemplo no poder respirar bien, fuertes dolores en el pecho, dolores de espaldas, problemas de sueño etc., algunas veces relacionados al estrés, pero no necesariamente van unidas, las crisis pueden originar niveles de depresión, que nos pueden dejar privados de poder actuar y enfrentarla.

Las crisis siempre van relacionadas con dos conceptos, cambio y sufrimiento, una crisis lleva a experimentar cambios, los errores se convierten en el principal pesar de nuestra conciencia, ya que no fuimos capaces de percibirlos o el entorno evolucionó de tal manera, que pasó por nuestro lado y no pudimos adaptarnos, también están relacionados con expectativas, es decir, nos propusimos un objetivo y este no se cumplió, con ello nace la frustración.

Sufrir es parte del contenido del hombre, como señalo un filósofo, si pudiéramos contar la historia del hombre en solo tres palabras, estas serían; este nace, sufre y muere. El sufrimiento es para el hombre como la alegría, pero esta, es más profunda y más permanente en nuestros recuerdos, no obstante, el hombre tiene la capacidad de sobreponerse, superarla y hacerla parte de él.

Hay dos elementos de una crisis, como hemos podidos inferir, el cambio; siempre no deseado, y el sufrimiento; ya sea por no cumplir nuestras expectativas, frustración o el dolor por la perdida, y esto nos acompañaran por un tiempo prolongado, más allá del que quisiéramos.

La crisis se inicia, cuando los diversos componentes de un sistema, se percatan de algo anormal, con pronóstico negativo y con responsables identificados; cuando identificamos la situación o recibimos la noticia o notificación; desde ese momento, sentimos que nos encontramos en un gran problema, más aun, un problema sin solución, lejano y con resultados inesperados, que nos afectaran enormemente. Nuestros sueños se desvanece y las personas que nos importan se verán afectadas.

No obstante lo anterior, debemos considerar que el concepto de crisis, puede tener una acepción personal, luego, el manejo de una crisis considerando características personales puede ser distinto, pero utilizando rasgos generales para ser aplicados según la situación.

No obstante, no debemos olvidar, que la esperanza, es la abstracción de la posible solución de todo, lo cual, debe ser la inspiración y motivación de nuestro actuar e iluminación de nuestra creatividad e inteligencia, nuestras armas para permitir construir un nuevo y mejor futuro.

Diagrama Nº 1: Efectos asociados a un estado de CRISIS.

Monografias.com

Nota:

  • Una crisis, genera efectos o cambios transversales al interior del individuo y en su interrelación con el ambiente.

Construyendo un concepto de crisis

Según la definición de CRISIS del Diccionario de la Real Academia Española esta corresponde a un "Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes."

En consecuencia, en las actividades que realizamos, siempre enfrentamos problemas o pequeñas crisis, no obstante, las percibimos como ajenas a nosotros, las sentimos externas y distantes, por lo cual, las enfrentamos de una manera racional y metódica, utilizando procedimientos que alguna vez hemos diseñado o son parte de la organización donde nos desempeñamos. Si este problema, traspasa lo profesional y nos afecta en lo personal y pone en peligro nuestra estabilidad, nos enfrentamos a una crisis, ya que en primera instancia, tendemos a transformarlo en emoción y con ello, nacen diversos sentimientos como pena, temor e incertidumbre.

Muchas personas se lamentaran, cuando nos vean afectados o conozcan del conflictos al cual estamos enfrentando, quizás un primer elemento a considerar es que hoy en día, es muy difícil ocultar un problema, los medios de comunicación, la tecnología y las redes sociales constituyen un fenómeno exógeno de globalización (de conocimiento masivo de todo hecho), que hace más complejo aun las crisis.

Un Primer aspecto a considerar, es no ocultar el hecho que estamos viviendo, los aspectos se pueden interpretar, pero es una demostración de transparencia, reconocer las crisis y evidenciar los sentimientos que nos afecta, todo eso es, generar verdad y humanizar un hecho, esa situación crea aspectos positivos y nos da una plataforma de trabajo para enfrentarla.

Considerando lo anterior podemos definir una crisis, "como aquellos aspectos que intervienen en nuestro presente, ya sea este personal o profesional, que afectan el normal desarrollo de nuestras vidas, provocando cambios sustanciales, que implican tomar decisiones radicales en nuestra esfera de competencias y que afectan nuestro entorno inmediato y futuro[2]

Una forma de ejemplarizar las consecuencias que podemos sentir frente a una crisis, desde la perspectiva de los resultado, es imaginarnos un accidentes de tránsito, en el cual el conductor representa a la persona y el vehículo a su carrera o trayectoria profesional. En esta dinámica, podemos comprender que ambas cosas son distintas, en tal sentido, hay que revisar al conductor y, determinar cuáles fueron los resultados del accidente, si es posible que continúe su vida normal y, por consiguiente, seguir conduciendo y bajo qué condicionantes.

A su vez, debemos analizar las consecuencias que sufrió el vehículo en el accidentes, en qué condiciones queda, podrá seguir siendo usado, el costo de su reparación o estamos en presencia de una pérdida total.

Analicemos en primer término al conductor, quizás el eje principal de esta historia, este debe ser el ente capaz de reconstruir o reparar el vehículo y ponerlo nuevamente en circulación por las carreteras del dinamismo, la economía y la modernidad; siendo capaz, primero de ubicar las causales del accidente, reparación del vehículo y ponerlo nuevamente en circulación, o en su efecto, cambiar el móvil o el medio de transporte (algunos genios crearían nuevas vías o medios de transporte.)

El conductor, debe iniciar una profunda introspección y analizar en forma racional lo sucedido, pero, para realizar esta actividad, debemos concentrarnos en el accidente y el conductor.

Que paso con el conductor?, en qué condiciones se encuentra?. Una crisis normalmente genera cambios en quienes las sufren, por lo cual hay que observar al conductor, normalmente resulta con daños emocionales y fisiológicos, lo primero vistos por sicólogos y lo segundo por siquiatras o médicos, no obstante, quienes sufren de esta crisis, a su vez son los llamados a resolverla, empiezan a experimentar estos cambios, el conductor debe analizarse, recuperarse, superarse y enfrentar la crisis.

Todos podemos soportar el dolor o sufrimiento, es una capacidad humana, la resilencia es, poder superar este hecho, pero hasta dónde, eso lo sabe sólo quien debe enfrentar el problema, lo primero son los síntomas que experimenta, la falta de sueño, el pensar siempre en lo sucedido, recordando una y otra vez los errores cometidos o las omisiones que realizo.

Estos sentimientos son permanentes, luego comenzamos a tener conciencia de las consecuencias de esta crisis, como por ejemplo; una pérdida de nuestro patrimonio, la destrucción de nuestra imagen, el fin de nuestra carrera profesional o en sus peores escenarios, enfrentar problemas judiciales o de igual implicancia.

Esto nos lleva al sufrimiento y la incertidumbre, y entramos en un espiral ascendente de miedo, y creemos que no hay soluciones posibles, en primera instancias los amigos nos acompañan, se tiene el apoyo de nuestros compañeros, pero con la complejidad del hecho, estos ya no estarán con nosotros.

En este momento, nos sentimos solo, quizás acompañados por quienes siempre están con nosotros, la familia, compañeros incondicionales y quienes tienen un contrato eterno de comprensión y amor con nosotros y son aquellos quienes se van a ver más afectados por todo esta situación.

Cada hecho construye una historia; y de esta manera se cimientan los procesos que encadenados, provocan el presente y futuro. No existe una historia, existen muchas historias, cada persona, las instituciones u organizaciones y empresas, tienen la suya, los sistemas, procesos y procedimientos construyen la historia organizacional, y con esto su propia visión y misión, transformándose en el sentido de cada una de ellas.

Las crisis generan historia y al enfrentarla; y resolverlas se conjugan todas las historias, no existe una solo historia, el sentido es separarlas, distinguirlas y saber interpretar cada una de ellas, no podemos destruir una historia, pero sí podemos cambiarla.

A su vez, las historias no son independientes, se entrelazan, en las crisis debemos encontrar los puntos de inflexión entre todas ellas y poder seguir el curso de la historia, que representen a aquellos aspectos que nos enfrentan y nos perjudican.

En una crisis, la historia podría interpretarse y proyectarse, por lo cual, nuestro modelo teórico de solución, debe ser independiente de aquellos modelos que representan a los elementos histórico de las instituciones o personas que participan de esta crisis, dicho de otra forma, no podemos ir contra la naturaleza de la historia que nos afecta, debemos construir una interpretación de esta, que puede ser comprendida por el medio y las personas que la componen.

El objetivo del presente trabajo, es proporcionar respuestas o una metodología teórica, para enfrentar una crisis, diseñando bosquejos, alternativas de solución y nuevos conceptos que nos den una orientación de cómo enfrentar, solucionar y lograr una nueva posición en esta experiencias no deseada que vamos a experimentar.

En la crisis, se debe en un primer momento, realizar una introspección, un análisis profundo de nuestra posición y nuestra visión, tanto interior como exterior, hay que estar completamente seguro que nos encontramos en nuestro equilibrio, ya que sólo nos basaremos en nuestras capacidades, las experiencias y decisiones para enfrentar y vencer la crisis.

Diagrama Nº 2: Salud Mental / Equilibrio entre el frente interno y externo, Base de solución.

Monografias.com

La salud mental y el equilibrio, es la base de las soluciones, siempre nos afectamos por las frustraciones que sentimos, confundimos la meta con el camino, quizás el dolor que experimentamos en no cumplir nuestras expectativas, perdimos la armonía de nuestras decisiones y percibimos la ansiedad de no poder tener incidencia en el futuro.

Entonces, se podría entender la crisis como un estado de conmoción, de alteración general de una persona que sufre o ha sufrido un gran shock. Se presenta cuando el estrés actúa sobre un sistema y requiere un cambio que se sitúa fuera de las respuestas habituales. Es una ruptura temporal del equilibrio psicológico, donde nuestros mecanismos usuales para lidiar con el estrés no están funcionando adecuadamente. Esto aparece cuando se presentan obstáculos y se percibe, no poder superarlos por sus propios méritos, cuando las estrategias propias no permiten restablecer el sentido interno de confianza. (Para poder manejar los sentimientos)

Determinación de un diagnóstico frente a la génesis de una crisis

Un buen ejercicio, una vez encontrado un momento de reflexión y tranquilidad, es anotar todos los antecedentes que originaron la crisis, las causas, los factores externos, el mercado, los medios de comunicación y sus actores, las consecuencias y las implicancias que pueden originar esta crisis.

Analicemos al conductor, como lo ejemplarizamos anteriormente, registremos sus sentimientos, como se encuentra, las consecuencias sicológicas y fisiológicas, anota todos los síntomas que se siente, aquellos cambios y de esta manera podemos analizar en qué posición nos encontramos.

En esta dinámica de registro, se debe consignar en el centro de nuestro plano de análisis, nuestra posición consignando nuestras observaciones y en dos rubros los aspectos de cambios que hemos observado, si consideramos más de diez cambios, es necesario, darnos un tiempo para diseñar una estrategia, el conductor debe estar en condiciones de tomar decisiones.

Los niveles de depresión, nos pueden llevar a tomar decisiones equivocadas, la depresión en sí, es una enfermedad, en la cual perdemos la capacidad de sentir placer, que es un motor poderoso en la motivación, por lo que es de una importancia vital que el conductor se encuentre en buenas condiciones de salud.

Con niveles de estrés, si podemos conformar una estrategia, no obstante, es importante considerar que el tiempo se transforma en un elemento de importancia en la solución de la crisis. Los seres humanos siempre generamos un sentimiento de culpa, nos sentimos responsables por los fracasos y experimentamos un profundo dolor por ello, no obstante, la naturaleza sigue principios consistentes que podrán ser descifrados, creando así un plan para interpretar nuestros errores y construir el futuro.

Un mal manejo de la crisis terminará necesariamente en consecuencias negativas, como desórdenes psicológicos incluyendo estrés agudo, estrés postraumático, ataques de pánico, depresión, abuso de alcohol y otras drogas (En casos graves, depresiones mayores y tendencias de suicidio). Durante los episodios de crisis aparecen señales de cansancio, agotamiento, sensación de desamparo, confusión, desorganización en las relaciones personales, familiares, laborales, etc.

Crisis vs. Emergencia creo necesario distinguir entre una situación de emergencia y una de crisis. Una emergencia es cuando se requiere atención pronta e inmediata para establecer la seguridad de una persona o un grupo. Una crisis se caracteriza por el tiempo de persistencia de la situación y requiere de procesos para solucionarla.

Metodología de registro frente a una crisis

Primer Esquema

Diagrama Nº 3: registro de una Crisis, orígenes, causas y efectos de la crisis.

Monografias.com

En esta dinámica, debemos registrar, ordenar e interpretar las causales que originaron la crisis, recordando los antecedentes anteriores a estos y todos aquellos aspectos que consideramos relevantes. Una vez realizado estas anotaciones, los ordenamos en tres rubros, primero; aquellos aspectos originados por nuestra falta de visión, errores y anacronismos de los sistemas que utilizamos y situaciones de los cuales tenemos responsabilidad; un segundo rubro; son las causales originadas por personas u organismo ajenas a nuestro entorno, que por su actuar o decisiones, generaron el conflicto, sean estas planificadas o casuales y tercero; factores externos, generados o fortuitos ajenos a los dos grupos anteriores.

Diagrama Nº 4: Trilogía de una crisis, relación entre longitud y dimensiones.

Monografias.com

En este esquema, ubicaremos en el centro, los antecedentes de la crisis, colocando el nombre a ella, esto es un proceso complejo, poder definirla en pocas palabras, no obstante, esto nos permitirá estructurarla mentalmente y tener plena conciencia del conflicto, como también registrar sus posibles consecuencias.

Identificada la crisis, anotaremos las posibles consecuencias que nos podría afectar si no intervenimos, consignando el mayor número que podríamos proyectar, esta se ubicará inmediatamente alrededor de la idea central.

En la parte inferior consignaremos el primer rubro, nuestros errores; ubicando en el centro el aspecto más determinante, y el resto instalándolos en orden de importancia del centro hacia los costados.

En forma vertical, y en el costado derecho consignaremos el segundo rubro, utilizando el mismo procedimiento, haciendo lo mismo en forma vertical y en el costado izquierdo el tercer rubro.

Hemos creado una especie de triángulo, el cual considera las causas, los causantes y con ello las posibles soluciones. Este triángulo nos recuerda una visión matemática de Pitágoras, que descubre las relaciones científicas entre la longitud de los ángulos y las dimensiones de éste, en aquellos tiempos un gigantesco paso del conocimiento.

La gran parte de los conflictos son causados por personas y los escenarios que ellas originan, por lo cual, en la propia naturaleza humana es posible ubicar una solución e interpretando las estructuras encontraremos el diseño conceptual con las probabilidades matemáticas, equivalentes a la percepción humanas, como también a sus propias cuantificaciones, es decir, beneficios y perjuicios.

En este registro, nos podremos percatar donde se encuentran radicados los mayores acontecimientos en esta crisis, lo cual, nos permitirá diseñar nuestra estrategia, asimismo, es importante que siempre consideremos trabajar en planos limpios, ubicando en el centro, el inicio de los diseños.

Esto tiene un sentido conceptual, toda vez que las respuestas las encontraremos en los esquemas y sus interrelaciones, cambiando el paradigma en nuestra dinámica de aprendizaje del lenguaje. Cuando aprendemos a leer y a escribir, lo hicemos siempre en un orden, el mismo orden en la cual comprendemos la realidad, de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda, es la forma en que comprendemos todo, es decir, en dos dimensiones. Hoy, la tecnología nos ha enseñado que la realidad pasa por muchas dimensiones y no simplemente por dos.

Las respuestas son multidimensionales, por lo cual, en este trabajo, no sólo debemos construir un diseño, sino que también, cambiar los conceptos para que nos ayudaran estos esquemas.

En el análisis de los diseños, debemos orientarnos a aquellos aspectos más relevantes de cada rubro, toda vez, que en esta observación, debemos situar los esfuerzos analíticos, para construir estructuras teóricas para enfrentar la crisis.

Segundo esquema

Una vez diseñado y conocido estos aspectos, ya tenemos conciencia del aspecto más relevante que ocasionó nuestra crisis, y una vez tomado conciencia de ello, construiremos un segundo diagrama, considerando todos los aspectos que nos benefician o personas que consideramos amigos o apoyo en esta crisis.

Una vez iniciada la crisis, muchas personas tomarán contacto con nosotros, brindándonos su apoyo y amistad, debemos considerar que muchos de ellos actúan por simple cortesía o aspectos de relaciones públicas, no obstante, son pocas las personas que intervendrán o se involucrarán, ante una situación que los pueda afectar.

Diagrama Nº 5: Determinación de empresas, instituciones y personas que influyen o intervienen en una Crisis.

Monografias.com

Este segundo diagrama tiene que considerar todas las personas o instituciones que podemos recurrir o contamos con su apoyo, el eje está en el centro y esta relación se ubica al costado derecho, partiendo del centro, desplazándose en relación a su importancia de acorde al conflicto, hacia arriba o abajo. Debemos considerar el nombre de ésta, como también su relación al conflicto y la cercanía a quien afecta al conflicto.

Al costado izquierdo y conforme a esta misma metodología, consideramos las personas o instituciones que generaron el conflicto y que nos están afectando negativamente en este problema al que estamos enfrentando, los jerarquizamos en orden de importancia, estando lo más conflictivo al centro y desplazándose hacia los bordes.

En esta etapa ya sabemos a quienes debemos enfrentar y construir estrategias, sabemos los apoyos (amistades) y las asesorías que poseemos las cuales podrán apoyarnos en esta crisis.

Una tercera relación, la ubicamos en la parte inferior, que son las personas a la cuales en alguna parte de nuestra historia hemos apoyado, realizado un servicios o que se sienten comprometidos con nosotros, esta relación debe ser confeccionada con prolijidad, considerando todas las personas, instituciones u organizaciones que en alguna parte de nuestra historia hemos apoyado a realizado un servicio.

Es quizás esta relación la más relevante de todos los esquemas que estamos realizando, ya que muchas veces en nuestra vida, ejecutamos algún tipo de servicio o favor, no considerando nada a cambio, en esta relación debemos considerar a todos, ya que más adelante tendrán una relación o importancia en nuestro esquema.

Tercer esquema

Un tercer esquema está orientado a aquellos aspectos que inciden directamente en el conflicto que estamos enfrentando; a personas o instituciones; en lo económico a empresas, servicios, deudores o el mercado etc., en lo relativo a las personas, lo entendemos como, todas las personas que de una u otra manera nos enfrentan y nos colocan en situaciones que NO quisiéramos enfrentar.

Este esquema, es quizás el menos complejo, pero la dinámica correcta en poder dinamizarlos, utilicemos el mismo mecanismo; lo más importante al centro y el resto desplazándose hacia los costado, en el centro no sólo considerar el nombre, sino la estructura completa.

Hoy, cada vez comprendemos que no existen grandes empresarios, sino grandes empresa, no existen grandes ejecutivos, sino grandes corporaciones y empresas de imágenes y relaciones públicas, no obstante, estas empresas son vulnerables, toda vez que la dinámica gubernamental, les exige mantener siempre muchos contacto con el estamento estatal, ya que todo en el sistema de libre comercio se encuentra interrelacionado, es decir, la estructura de poder del dinero, tiene como límite las leyes, la administración estatal y la imagen que deben proteger.

Diagrama Nº 6: Análisis de variables y determinación de prioridades para enfrentar una Crisis.

Monografias.com

El tercer esquema nos dará muchas respuestas, al analizarlo con el esquema número dos, crucemos las variables los cuales nos indicaran el nombre de las personas que debemos recurrir, las instituciones tienen rostros, las personas a quienes en alguna oportunidad ayudamos, tienen memoria, por lo cual, la primera acción es diseñar cargos de importancia, con nombres que hemos tenido algún contacto.

Este es el tercer esquema que diseñaremos, todo en orden de importancia, cargos con nombres, considerando el grado de importancia de la persona de conocemos, siempre teniendo en nuestra perspectiva, el nombre de la persona más relevante, que siempre consideraremos al centro de nuestro esquema.

Los esquemas, son sólo guías, forma de interpretar la realidad, en forma multidimensional, no existe un principio o un final, la lógica se desplaza según la creatividad y la iniciativa, posteriormente, debemos construir escenarios en la cual se representen los posibles consecuencias de nuestra crisis, considerando el mayor número de escenarios posible, concentrándonos en tres posible, para ello, jerarquizaremos en relación al más beneficioso, el más perjudicial y el más probable.

En estos tres escenarios, estructuraremos todos los organismos que influyen y los pasos o procedimientos que deben seguir, realizaremos tres líneas contiguas indicando los pasos que debemos realizar, en cada de estos pasos debemos considerar, se relacionan con el esquema número tres que realizamos, ya que serán los nombres que debemos recurrir.

Estos esquemas, nos orientaran a tomar decisiones, ya que la crisis, es en termino general, tomar decisiones, que sabemos en ningún otro instante las tomaríamos, muchos nos señalaran que son oportunidades, no obstante, recuerden, son cambios acompañados de sufrimiento.

Esta es la primera etapa del proceso de enfrentar la crisis, debemos recordar que el tiempo es un factor relevante en todo este proceso, el tiempo no es absoluto, tiene distinto valor en relación a la crisis que estamos enfrentando, el tiempo debe estar a nuestro favor, lo mejor es prolongarlo, en la medida que éste avance las circunstancias van variando y otros eventos se van gestando.

Lo que hoy es relevante y nos causa gran impacto, mañana quizás no tiene ninguna notabilidad o importancia, por lo cual en nuestro análisis debemos considerar la importancia del tiempo, si esto nos favorece, hay que dilatarlo o prolongarlo, o en contrario, si es necesario la urgencia para su solución debemos acelerar los procedimientos y las decisiones para minimizar el impacto de los resultados de la crisis.

El tiempo lo debemos considerar como un recurso, cada crisis tiene su propio tiempo y es proporcional a las circunstancias y decisiones que se deben enfrentar, las dimensiones del tiempo tienen el valor que se le asigna a los efectos y consecuencias de ésta, en la emergencia el tiempo es corto, ya que merece decisiones prontas, en las crisis, es conveniente prolongar los tiempos de las decisiones, ya que los escenarios cambian, las sensibilidades mutan, por tanto, las respuestas en crisis deben ser con la perspectiva y prospección de los escenarios que construimos, es decir, la importancia del tiempo se valoriza en las consecuencias de los resultados.

Los tres esquemas se transforman en la orientación que podemos considerar para enfrentar la crisis, recibimos muchos consejos, pero lo importante es tener una metodología de trabajo que nos puede orientar a enfrentar y solucionar la crisis.

Diagrama Nº 7: Dimensión de la toma de decisiones frente al tiempo de duración de una crisis.

Monografias.com

Nota:

  • En una emergencia, el tiempo es acotado y, el número de decisiones es de menor intensidad y en menor número.

  • En una crisis, el tiempo tiende a ser prolongado, el número de decisiones y la trascendencia de éstas es de mayor complejidad.

Interpretación de los esquemas

Al observar y ver los nombres de aquellas personas que causaron la crisis o que fueren relevantes es su gestión, debemos comprender qué implicancia tendrán en el futuro; la complicaran, se mantendrán al margen o ayudarán a enfrentarla, si estas causantes impedirán su solución, hay que realizar un registros de sus actuaciones, determinar sus debilidades y poder determinar su neutralización, ya que nos impedirán cumplir con nuestro objetivo, en un ejemplo en el ámbito de la informática, hay que introducir un virus, para distraer la atención y de esta forma permanezca ocupados y nos permita trabajar con plena tranquilidad.

Estas personas impedirán la solución de la crisis, por lo cual, hay que buscar elementos que los mantengan al margen mientras tomemos decisiones, por lo tanto, es relevante poder tener conocimiento de qué manera sus disposiciones incidirán en los escenarios futuros mientras realizamos nuestra estrategia.

Dos recomendaciones para este grupo de personas, la primera, transar sin que conozcan nuestra estrategia, dando siempre la imagen que nos encontramos afectados pero no derrotados o destruidos y la segunda, introducir un virus que los mantenga al margen de los escenarios que queremos enfrentar. Este virus es una representación del problema, ya que debemos conocer sus debilidades y poder afectar aquellos aspectos que pueden poner ruido en estos adversarios o grupos que ocasionaron la crisis.

En relación a aquellas personas que pudimos identificar como cercanas y que ya determinamos que tienen una implicancia en la solución debemos recurrir a ellas. La forma debe ser previamente planificada, tener claro que vamos a decir, como lo vamos a decir y que vamos a pedir, la metodología debe ser de menor a mayor importancia, pequeños favores pequeños consejos, se transforman en parte de la gran solución.

Es quizás este aspecto, el segundo de importancia, después del diseño para enfrentar la crisis, es construir las redes de contacto, pero este tejido se construye en forma metodológica, la inercia y la pasividad, nos arrastrará hacia el desastre, por lo cual se debe mantener en permanente actividad, al enfrentar la situación, pedir favores y cobrar favores.

Los problemas económicos, tienen respuestas económicas, los problemas judiciales tienen respuestas judiciales, los problemas de salud, tienen respuestas de salud, los problemas políticos tienen respuestas políticas, las crisis requieres de respuestas integrales, con metodología y una decisión creativas de su gestor.

En estos procesos la Verdad debe ser transformada en nuestra verdad, y demostrarla en la realidad, no debemos dejar la interpretación, la verdad es aquella que logramos demostrar y esta es el triunfo de la crisis.

Encontrando el diseño, empezamos el actuar, recuerde el principio del filósofo griego Arquímedes, pequeñas fuerzas pueden elevar grandes pesos, porque la palanca amplifica una fuerza según la razón de la distancia o punto de apoyo de ella (dadme un punto de apoyo y moveré el mundo), busquemos los puntos de apoyo y no tengamos temor del desequilibrio de las fuerza, lo determinante es la decisión del actuar, la pérdida del temor y la convicción que podemos salir de este complicado proceso.

Se debe recordar que todo organismo o sistema tiene un orden, una dinámica predeterminada, que podría ser comprendida mediante la observación y el entendimiento de los diseños (quien manda y como se comunica), por lo cual, en este proceso debemos comprender su dinámica y considerando nuestro esquema, debemos actuar.

Los resultados de las crisis son inciertos, nadie gana o pierde, al final, todos quedamos afectados, todos de alguna manera perdemos y todos cambiamos, no seremos otras personas, pero sí mejores, ya que viajaremos a varios espacios de nuestro interior, nos conectaremos con las emociones y conoceremos los verdaderos sentimientos del ser humano, las crisis son tristes como lo hemos señalado, son un camino largo que involucra penas y sufrimientos, pero no obstante debe ser enfrentada.

Hay que tener la claridad de separar la crisis presente de otras áreas de la vida que no necesitan ser afectada por la experiencia que se está viviendo.

Reflexiones finales

Al resolver una crisis, no nos enfrentamos a la verdad, la verdad no está en los sucesos o las consecuencias ni en los procesos de los organizacionales, ni en la propia justicia encontramos la verdad, en las crisis resolvemos problemas, que nos causan dolor y sufrimiento y que afectan nuestra vida, no son aspectos axiomáticos que están en juego, son situaciones y consecuencias, las soluciones están por sobre la verdad, ya que solo buscamos el equilibrio y que nuestro sistema, funcione en armonía con el resto de los sistemas que nos rodean.

Al sentarnos con nuestro hijo y ver una puesta de sol en la playa, si le pedimos que nos describa que es lo ve, nos dirá, que observa como el sol se mueve y se esconden en el horizonte, las nueves, se desplazan en el cielo y que permanecemos inmóviles sentados en la arena, en realidad, nos está describiendo el sistema de Ptolomeo, que la tierra esta inmóvil y el sol gira en torno a nosotros, es la que sus sentidos perciben y su razón describe, no obstante, sabemos que no es así, existe la teoría de Copérnico, que nos indica una construcción de nuestro sistema, en este ejemplo, nos percatamos que nuestro hijo conformo una verdad basada en observación y razonamiento, por lo cual, la verdad va más allá de las percepciones y las leyes. El menor, no está equivocado, está diciendo la verdad la ciencia interpreta la realidad, los seres humanos construimos la realidad y también nuestros errores.

No se pueden esconder de las crisis, no podemos abandonar los procesos para enfrentarla, aunque tengamos conciencia que vamos a perder o sucumbir en ella, las crisis se caracterizan por la incertidumbre de los resultados, asimismo los procesos evolucionan rápidamente a nuestro alrededor, por lo cual siempre hay que enfrentarla, toda vez que nuestra posición puede cambiar, si nos encontramos con la decisión de ello.

No se puede improvisar una crisis ni se puede dejar a la suerte del destino su desarrollo, el destino es simplemente un encadenamiento de sucesos, estos no solo se desarrollan, sufren cambios o alteraciones por múltiples factores, por tanto, siempre hay que construir escenarios, construir estrategias y empoderarse de las decisiones a que optemos, la suerte no existe en estos procesos, solo el control de los sucesos.

Una de las primeras reflexiones que debemos realizar, es tener conciencia de la capacidad de que debemos tener para soportar la incertidumbre y con ello el sufrimiento al enfrentar la crisis, por lo cual todo un proceso está relacionado, nuestra capacidad sicológica, la creatividad y la estrategia que diseñemos.

Debemos recurrir a todas nuestras capacidades y a toda nuestra experiencia, que introducirnos en nuestra historia personal y recurrir a todas las personas que tienen incidencia directa o indirecta en la crisis, debemos humanizar el conflicto y no ser un hecho o acontecimiento con un principio y un fin predeterminado, debemos romper la inercia de los acontecimientos y construir nuestra propia historia.

Los miedos son parte de nuestra estructura, se configuran con la incertidumbre y las posibilidades reales de sentir pena y dolor, pero a la vez, el miedo es el principal obstáculo de la creatividad, el miedo se relaciona con pérdidas, es decir, con posesión, todas las posesiones son momentáneas y transitorias, en la medida que estructuremos las respuestas y actuaciones, estos miedos disminuirán y nuestra visión de pérdida se superará, con la visión del equilibrio de tranquilidad.

Es de esperar que estas orientaciones nos puedan ayudar a enfrentar una situación que, en primer instante, no tengamos respuestas, una visión metodológica de las respuestas y un ordenamiento de la realidad, nos permitirá enfrentar con argumentos razonable y una perspectiva solidad nuestra situación.

Abstracciones finales del Autor

"Evitar aislarse, mantener las relaciones con amistades y familia".

"Queda claro de acuerdo a las experiencias que uno no puede controlar la circunstancia, sólo se puede controlar la respuesta a ella".

"Uno no tiene el control de las circunstancias del pasado, presente o futuro, sólo se puede tener control y ser responsable de la manera en que se responde ante los hechos".

"Cuidar de uno mismo, mientras se trabaja en y con la crisis, uno debe ocuparse de descansar y comer".

 

 

 

Autor:

Miguel Ángel Castro Tiska.

Magister en Filosofía Política

Magister en Gestión de Recurso Humanos

 

[1] Autor; Miguel Angel Castro Tiska.

[2] Definici?n dise?ada por el autor.

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda