Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Globalización y Plan Colombia

Enviado por Edgar Tovar



Partes: 1, 2

  1. Geoestrategia y Geopolítica Norteamericana
  2. Acuerdos de Libre Comercio
  3. Borrar la Memoria Histórico-Cultural
  4. Flexibilización del Trabajo: (Prestaciones Sociales y Seguridad Social)
  5. Constitución y Constituyentes
  6. Plan Colombia
  7. Relaciones Cívico Militares en el marco de la Globalización y el Plan Colombia
  8. Plan Venezuela
  9. El Plan y sus implicaciones
  10. La Complejidad actual
  11. La Conformación del Plan
  12. Posibles consecuencias y escenarios
  13. Colombia en el escenario globalizador
  14. Diversas opiniones
  15. Estrategia y Plan
  16. Individuo y Globalización
  17. Comunicado de Marulanda Vélez
  18. FARC-EP Comisión Internacional
  19. Fuentes de información

Geoestrategia y Geopolítica Norteamericana

Conocer los lineamientos fundamentales de la nueva geoestrategia y geopolítica de Estados Unidos para América Latina y el Caribe, en la era de la Globalización pasa a ser una necesidad impostergable para así comprender la esencia misma del Plan Colombia. Y es de esta manera y sólo de ella como comprenderemos el impacto profundo con que esta concatenación de factores económicos, políticos, espirituales, culturales y militares se producirá en las futuras relaciones cívicas militares de América Latina y en particular de Venezuela en este siglo XXI.

Veamos pues los rasgos más generales de este vasto proyecto de dominación norteamericano para nuestro continente.

  • 1. Reapropiación de las Materias Primas:

La nueva doctrina militar norteamericana que fue diseñada en los finales de los 70´ y comienzo de los 80´, bajo el impacto de los profundos cambios científicos y tecnológicos que se habían producido, contemplan el control de las materias primas vitales bajo una nueva óptica que comenzó a tomar cuerpo con la guerra del golfo del año 1991. Es así como el petróleo, fundamentalmente el veneno, conjuntamente con el oxígeno y las aguas que se encuentran en la Amazonía pasan a ser objetivos prioritarios paras las Multinacionales, las multilaterales y por supuesto, para el gobierno de los Estados Unidos. Esta reapropiación, en las actuales condiciones, tiene un contenido esencialmente militar.

  • 2. Conversión de las Fuerzas Armadas Nacionales en Cuerpos Policiales:

Esta vieja aspiración del gobierno de los estados Unidos y en particular del Pentágono y que se ha hecho pública frecuentemente viene impulsada por el criterio sustentado por la CIA, en el sentido de que las Fuerzas Armadas Nacionales de América Latina constituyen, en su mayoría, un reservorio de patrioterismo, de ideas de soberanía que impiden los planes de la globalización.

Las multilaterales y en particular los gobiernos de los países industrializados buscan, afanosamente, imponer el acuerdo multilateral de inversiones (AMI) que obliga a los países del tercer mundo a sacrificar su soberanía impositiva y a aprobar incondicionalmente las reglas impuestas por los inversionistas extranjeros. Es de hacer notar que pocos países del mundo entero han dado su aprobación y lamentablemente, Venezuela, en la actual administración le puso el ejecútese al decreto-ley dejado a este gobierno como herencia de la administración Caldera (I Congreso de la Venezuela Alternativa, Barquisimeto. 1998).

  • 4. El No Pago de la Doble Tributación:

Dentro de la estrategia norteamericana se encuentra la imposición del tratado del no pago a la doble tributación, situación que le permite a los Estados Unidos exonerar de impuesto a los países que firmen el Convenio; de la misma manera estos países exonerarían a Estados Unidos. Fácil es comprender que en este desigual tratado sale favorecido Estados Unidos. La administración Chávez le puso el ejecútese al decreto-ley heredado de la administración Caldera (I Congreso de la Venezuela Alternativa, Barquisimeto 1998).

  • 5. Problema Religioso:

La estrategia norteamericana contempla darle primacía a las religiones anglosajonas en detrimento del cristianismo católico. Argumentan que el Cristianismo Católico produce la teología de la liberación, sacerdotes guerrilleros y resistencia espiritual a los planes de la globalización.

  • 6. Degradación de la Agricultura:

En la lucha por el control de los mercados de América Latina y el caribe, Estados Unidos ha planeado la degradación de la agricultura mediante el empobrecimiento de los suelos con la finalidad de convertirnos en importadores de los excedentes agrícolas producidos en Norteamérica. El uso masivo e indiscriminado de los agroquímicos ha contribuido poderosamente al bajo rendimiento y a la esterilización de nuestros suelos, así como a tener una vida limitada en el tiempo.

Acuerdos de Libre Comercio

Sistemáticamente el gobierno de los estados Unidos viene promoviendo un nuevo acuerdo comercial que profundice el coloniaje en nuestro continente. Pretender eliminar los acuerdos regionales, tales como Mercado Común Suramericano (MERCOSUR), el Pacto Andino, CARICOM y crear un acuerdo hegemónico por parte de los Estados unidos y de entera subordinación de América Latina y el Caribe. Es así como los días 9 y 10 de diciembre de 1994 en Miami y ante 34 países del hemisferio occidental, el Presidente de los Estados Unidos propuso la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). No está demás recalcar que la globalización con su doctrina económica neoliberal pretende la integración hemisférica bajo la hegemonía absoluta de los estados Unidos, en lo cultural, en lo económico, en lo político, comercial, religioso y psicológico. Esta integración puede darse bien sea a través del Tratado de Libre Comercio de las Américas (TLCA) o del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Este borrar de las fronteras de nuestros países perdiendo soberanías, no es lo que aspiramos, se trata de conseguir la unión rompiendo las fronteras con la fraternidad, la pluralidad, la diversidad de los pueblos que equivale a emanciparse justamente del capitalismo y por supuesto de la etapa de la globalización y el neoliberalismo. Por eso conviene alertar desde ya, que con el Plan Colombia, los Estados Unidos buscará la integración hemisférica latinoamericana y del Caribe en el marco de la colonización y los pueblos buscan la unión en el marco de la emancipación. Esta integración compulsiva se hará sentir más profundamente en la medida en que los Estados Unidos arrecie su competencia con el bloque asiático, (Japón en primer lugar) y con Europa.

Borrar la Memoria Histórico-Cultural

Desde los tiempos de Ronald Reagan se coordina de manera disciplinada una estrategia que incluye el problema cultural con rango de primer orden. Borrar la memoria histórica de nuestros pueblos, creando de esta manera un a partir de ahora, un partir de este momento que ignore para siempre las formas de vida, la economía, las religiones, la cosmogonía para así fabricar una nueva historia con la nueva dominación cultural. Las Telecomunicaciones han contribuido poderosamente al proceso de occidentalización, proceso que: "generó principios filosóficos y económicos que han tratado de implantarse de manera compulsiva en nuestro continente y hoy se habla de la incapacidad de estos habitantes porque no han entrado en la vía del desarrollo y progreso; y lo que han ignorado aún los profetas, los teóricos y apologistas del mercado, aún los más avanzados: es que estos territorios, su espiritualidad, su geografía, su clima, sus habitantes no nacieron para la forma de desarrollo impuesta en Europa ni para el tipo de industrialización que ha conllevado la destrucción del planeta y del hombre mismo. (Douglas Ignacio Bravo Mora, 1997, Ex Guerrillero Venezolano).

Flexibilización del Trabajo: (Prestaciones Sociales y Seguridad Social)

La liquidación de las prestaciones sociales y la transferencia de la seguridad social a un Fondo de Pensiones controladas directamente por Multinacionales constituyen uno de los puntos capitales de la ofensiva globalizadora y neoliberal.

El Ex – Presidente Rafael Caldera cumplió con la primera parte y dejó establecida la posibilidad de hacer la transferencia a Fondo de Pensiones de las Multinacionales. El actual gobierno aun cuando constitucionalmente tiene previsto la restitución de las prestaciones sociales no ha dado el primer paso en ese sentido. Por otra parte existe la tendencia firme de aplicar la modalidad chilena o uruguaya para la seguridad social.

Constitución y Constituyentes

Llevar adelante esta concepción de geoestrategia y geopolítica en el marco del capitalismo globalizado con su filosofía neoliberal, imponía que se realizaran profundos cambios en el orden económico, social, cultural y militar. La implantación de esta nueva realidad pasaba necesariamente por un nuevo orden jurídico y es así como surgieron los constituyentes en casi toda América Latina, las cuales elaboran constituciones de contenido neoliberal. Se hacía necesario borrar el contenido estatista, nacionalista y en algunos casos de avanzado contenido social que tenían algunas constituciones de los países del continente. En Colombia se establece la primera constituyente, en 1991, y lentamente se fueron incorporando todos. El caso de Venezuela es excepcional. Aquí nace un proceso constituyente el 27FEB89, de profundo contenido revolucionario y en el curso de su desarrollo fue capturado por los factores del Poder Constituido para culminar con una Constituyente que elaboró una Constitución a la medida del Fondo Monetario Internacional (FMI), de las Multilaterales y de las Multinacionales, lo más asombroso es que estos cambios se llevaron a cabo pacíficamente y hoy se puede decir que los inversionistas gozan de seguridad jurídica como en ningún otro país de América Latina. El propio pueblo votó a favor de decretos leyes y de leyes antinacionales que dañan nuestra soberanía.

Plan Colombia

El Plan Colombia es en esencia la parte específica militar del nuevo proyecto geoestratégico y geopolítico de recolonización de Estados unidos hacia América Latina y el Caribe. Estados unidos lo presenta como un plan contra la guerrilla, focalizada hacia Colombia, pero en realidad tiene una misión integral para todo el Continente. Para justificarlo ante el mundo entero, Estado Unidos recurre a la vieja tesis de Seguridad Nacional, fundada en el concepto de enemigo interno; en tal sentido el General Barry McCaffrey, director de la Oficina Nacional Contra La Droga de los Estados Unidos, declaró: "la producción de cocaína y heroína que rápidamente aumenta en Colombia genera una amenaza a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos y al bienestar de nuestros Ciudadanos"; esta declaración fue distribuida por la Oficina de Programas de Información Internacional del Parlamento de Estado de los estados Unidos, el 11 de Enero del 2000, y para que no quede duda, el mismo General declara más adelante: "el narcotráfico, la violencia y la corrupción que esto genera, también socava la democracia colombiana y la estabilidad regional". Es decir, Estados Unidos para garantizar su seguridad se considera con derecho a intervenir militarmente en Colombia y en el resto del Continente.

Conviene desentrañar algunos elementos importantes:

  • a) Presencia Militar Norteamericana

Resulta aparentemente contradictorio que en el momento que Estados Unidos retira las Fuerzas Militares de Panamá –Comando Sur- y las coloca en Miami es justamente cuando más presencia militar tiene en nuestro continente debido justamente al control que ejerce en muchos países, de sus Fuerzas Armadas; a la creación de nuevas bases y radares y al desarrollo de empresas privadas pero de carácter militar. La base de Manta, en ecuador, está destinada al control de todos los Andes; en Perú, Iquitos; Aruba y Curazao, donde se encuentran los aviones que violan frecuentemente nuestro espacio aéreo; en Puerto Rico la Base de Vieques; en Colombia, Tolima y Caquetá; en Guyana: la Base Aeroespacial justificada como una empresa privada. Otros mecanismos son utilizados dentro de la misma estrategia, tal como la Operación "Cobra" llevada adelante por las Fuerzas Armadas de Brasil. Este rasgo importantísimo de la misma doctrina militar norteamericana revela que no marchamos hacia una vietnamización como lo han sostenido gobernantes y políticos. En Vietnam, Estados unidos concentró 500 mil soldados, mientras que aquí su fuerza de choque es el ejército colombiano con el apoyo que le brindan otras Fuerzas Armadas del continente. Estados unidos se empleará a fondo, fundamentalmente con la aviación, recuérdese la guerra del Golfo (IRAK) y Kosovo. Es un nuevo modelo de guerra y no vietnamización.

  • b) Fuerzas Armadas de Colombia:

Las Fuerzas Armadas de Colombia pasan a ser el instrumento bélico superior de Estados unidos para el continente. Colombia jugará el papel que le corresponde a Israel en el Medio oriente. El Comando Sur sin tener tropas norteamericanas, sin tener bases militares usará las Fuerzas Armadas Colombianas en el choque directo. Este viraje en las relaciones militares de Estados Unidos hacia el continente se convierte en la legalización de una intervención multinacional sobre nuestros países, incorporando nuevos elementos y los ya clásicos esquemas de la Junta Interamericana de Defensa (JID) y de la OEA. Las Bases de Aruba y Curazao le dan a la intervención la presencia de la OTAN. Este contenido global intervencionista conduce a nuestro país a plantearse una nueva doctrina militar entre Colombia y todos los países vecinos y en particular el que se da con Venezuela, recuérdese que están concebidas tres fases para el desarrollo del Plan Colombia en un lapso de seis (06) años:

FASE I: Putumayo y Caquetá

FASE II: Meta y Guaviare

FASE III: Santander y Norte de Santander

Como puede apreciarse fácilmente, las dos últimas fases están en la frontera con Venezuela.

  • c) Peligra la Soberanía Venezolana:

Cuando estados Unidos mutiló a Colombia en 1903 dando nacimiento a Panamá le garantizó a la oligarquía colombiana apoyo total en la búsqueda de territorios venezolanos; todos conocemos el trágico tratado de 1941 de López Contreras. ¿Estamos en presencia de una nueva mutilación de nuestro territorio?. Recuérdese que en el Golfo hay ricos yacimientos petroleros y que Estados unidos los requiere con acuerdos sumisos de entrega incondicional. En este sentido los planes del imperio se mueven en distintos escenarios; no olvidar que desde comienzo del siglo pasado se viene manejando la tesis de crear una república independiente con el Estado Zulia y el departamento de Santander, es decir, la zona colombiana y venezolana ricas en yacimientos petroleros.

  • d) Libanización:

Dada la relación de fuerzas existentes en Colombia entre los factores beligerantes y tomando en cuenta la decisiva y radical influencia norteamericana es de prever que en Venezuela y en particular en la zona fronteriza se presentará una situación delicada que podemos llamar "libanización", recordando así lo sucedido en El Líbano, cuando fuerzas militares y políticas de distintos países instauraron su confrontación en territorio libanés dada la debilidad y la casi inexistente fuerza propia revolucionaria de la nación libanesa.

  • e) Experimento Masivo de la Industria Bélica:

El Plan Colombia empuja al continente a tener, en un tiempo relativamente corto, la guerra más devastadora del planeta. Se experimentarán inéditas armas que causarán asombro en el mundo. Hay que recordar que en el pentágono siempre ha existido un proyecto de Genocidio y Ecocidio en gran escala, tenemos el reciente caso de Kosovo bombardeando por la OTAN con "uranio empobrecido", el cual ha provocado, entre otras consecuencias, cáncer en las personas, y para nuestro continente se prevé además, el uso del hongo "Fusarium Oxysporium" que provocará severos daños ecológicos; se afectarán ríos, flora, fauna y la población cercana a las zonas donde se aplique este químico.

Relaciones Cívico Militares en el marco de la Globalización y el Plan Colombia

Consideraciones Generales:

Frecuentemente hemos insistido en que las relaciones cívico militares en América Latina se han dado permanentemente desde el mismo momento en que estos países adquirieron su independencia. Desde luego y como es lógico, esta relación ha estado signado por los factores de poder dominante que impera en cada momento. La potencia que hegemoniza económicamente impone una relación cívico militar correspondiente a esa dominación. Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ha ejercido el control absoluto en lo económico, en lo político y en lo militar, determinando una relación cívico militar sobre la base de la doctrina que impone como imperio.

En algunos países de América latina se han dado relaciones cívicas militares distintas a éstas que vinimos señalando, es decir, de contenido patriótico y popular: Venezuela, República Dominicana, Brasil, Panamá, Ecuador, etc. Esta peculiaridad adquiere una gran importancia en la era de la globalización y con el desarrollo del Plan Colombia. Estamos en presencia de un capitalismo en su etapa más agresiva y voraz, de un imperio que cuenta con un sistema bélico como hasta no lo había tenido ninguna nación y al mismo tiempo estamos en presencia, por primera vez, de la creación de una fuerza militar latinoamericana como brazo ejecutor de ese gran imperio. Ya el Plan Colombia sin haber entrado en su fase superior ha desestabilizado, acorralado y derribado gobiernos. Este breve panorama es suficiente para atender que las relaciones cívico – militares tanto las tradicionales de tipo colonialistas globalizadoras como las de contenido emancipatorio, sufrirán sustanciales modificaciones pero estarán presentes en gran profundidad. Basta con observar como el ex – presidente Alan García, de Perú, pide a gritos que apoyen de nuevo su candidatura para darle pleno respaldo al Plan Colombia. (Diario "El Nacional", Pág. A3, 15ENE2001) y Javier Pérez de Cuellar, Primer Ministro y Canciller de Perú, declaró: "El Plan Colombia merece el apoyo del gobierno peruano, pero quisiéramos que se extienda a Perú y Ecuador para estar en condiciones de defendernos de cualquier infiltración a nuestros territorios" (Diario El Nacional, Pág. A2, 17ENE2001). Y el Editorial del New York Times, publicado también en el Diario El Nacional el día 16ENE2001, en la página A2, señala categóricamente que Estados Unidos debe dar más ayuda y convertirlo en un plan para toda la región.

  • 1) RELACIONES CÍVICO MILITARES COLONIALISTAS:

Estas relaciones de contenido colonialistas estarán subordinadas en lo absoluto a la fuerza de choque de Estados Unidos (Fuerzas Armadas Colombiana del Plan Colombia). Durante todo el siglo pasado las potencias imperialistas gobernaron pendularmente, unas veces con las dictaduras militares y otras con la democracia burguesa. En esta oportunidad ambas modalidades estarán subordinadas a esa fuerza de choque. Este es el nuevo contenido de la nueva relación cívica militar colonialista. Como puede observarse hay un profundo cambio en la relación cívico militar que impone el Plan Colombia distinto a la relación pendular que hemos señalado más arriba. Las Fuerzas Armadas de los gobiernos que acepten el Plan Colombia estarán entrando en el proceso de conversión en fuerzas policiales o paramilitares, quedando sepultado los conceptos de soberanía. El Plan Colombia acelera el proceso de conversión de la Fuerza Armada Nacional en Fuerzas policiales y paramilitares, cuestión que forma parte de la estrategia del Pentágono que hemos señalado más arriba. No está descartado que en lo adelante Estados Unidos amplíe la fuerza de choque, hoy Colombiana, con otras fuerzas armadas de países de América Latina. Esta Fuerza de choque será siempre una fuerza de ocupación porque estará representando a las multinacionales, a las multilaterales y a Estados Unidos perdiendo su concepción clásica de Fuerza Armada de determinado País.

  • 2) RELACIONES CÍVICO MILITARES EMANCIPATORIAS:

La existencia de una corriente de contenido Patriótico Popular en el seno de las Fuerzas Armadas de algunos países del continente no niega que dicha fuerza armada en su conjunto sea uno de los factores de poder fundamental del poder dominante. Lo que queremos destacar es que esa corriente jugará un papel importante en la resistencia que los pueblos llevarán a cabo en contra de la gran estrategia norteamericana. Hemos conocido diversas experiencias y es tarea de los investigadores de estos fenómenos desentrañar causas, consecuencias y el verdadero papel en el futuro de esta corriente. Por lo pronto nos interesa a nosotros destacar algunos aspectos: la relación cívico militar que se inicia en Venezuela en 1957 y que contribuye a la derrota de Pérez Jiménez, destaca un rasgo importante: La estructura política u organización de resistencia era la Junta Patriótica integrada por el Partido Comunista, Acción Democrática, Unión Republicana Democrática y COPEI y a su vez tenía los comités: estudiantil, obrero, femenino e intelectual. La Junta Patriótica decidía en lo táctico y en lo estratégico y nunca fue desbordada por las decisiones militares. Esta misma situación se da en los levantamientos de Carúpano (04MAY62) y Puerto Cabello (02JUN62), donde el frente político compuesto de civiles y militares tomaba todas las decisiones. Distinta es la relación cívico militar del 04FEB92 donde el Comando Militar encabezado por Hugo Chávez tomaba todas las decisiones sin la participación de las fuerzas políticas. Para el 27NOV92, las relaciones cívico militares funcionaron al nivel más alto y a los niveles medios, basta con señalar que el armamento fue entregado previamente a los civiles y no funcionó todo el plan cívico militar por la delación del Capitán de Corbeta Manrique.

En Santo Domingo en 1965 el levantamiento cívico, encabezado por el Coronel Caamaño Deñó, dejó establecidas unas ricas enseñanzas que deben ser tomadas en cuenta. Caamaño no dirige las fuerzas del cuartel inicialmente al Palacio, fue primero al pueblo y con esa alianza cívico militar es cuando marcha al Palacio y obtiene una rotunda victoria. Luego viene la invasión norteamericana que derrota a ese extraordinario experimento.

  • 3) RESISTENCIA EMANCIPADORA:

No hay duda que el imperio está llevando a cabo un vasto plan colonialista que no tiene precedentes en nuestro continente y no se trata sólo del Gobierno de los Estados unidos, forman parte también un bloque de fuerzas dominantes: las multilaterales, Fondo Monetario Internacional, Banco Interamericano de Desarrollo, Organización Mundial del Comercio, las Multinacionales fundamentales del planeta, gobiernos, estados mayores, fuerzas policiales y paramilitares, organizaciones religiosas y culturales. Siguen en esta conjunción de fuerzas los poderosos medios de comunicación, la estructura científico – tecnológica más elevada, los servicios de inteligencia y los instrumentos jurídicos que se han ido conformando en las últimas décadas para aprisionar de manera permanente a los pueblos y a las naciones.

Como corolario de este despliegue de fuerzas, la presencia del gigantesco poderío militar norteamericano, que apoyado en los alcances científicos tecnológicos a su servicio ha creado una maquinaria de terror y de muerte, capaz de paralizar la vida del planeta y devastar por completo la naturaleza. Frente a estas fuerzas es imposible responder de manera tradicional. La Doctrina militar que sirvió de fundamento para las revoluciones triunfantes del siglo XX y que luego fracasaron deben ser modificadas cualitativamente.

La resistencia emancipadora y alternativa deberá tomar en cuenta algunos elementos importantes:

  • a. Carácter Continental:

A la llegada de los conquistadores en la primera colonización se desarrolló una resistencia que abarcó todo el continente (América Latina y el Caribe). Para la independencia también fue una lucha continental y en la década de la revuelta planetaria de los 60´ la resistencia cubrió la mayor parte de los países. Hoy, frente a lo que ya hemos descrito como la segunda colonización del capitalismo mundializado será un imperativo darle contenido continental a la resistencia.

  • b. Resistencia Cultural:

La resistencia cultural ocupará uno de los pilares fundamentales para la derrota de la globalización. El pasado histórico cultural conjuntamente con lo alternativo en lo tecnológico, en lo científico, en el trabajo, etc. Conforman una de las grandes palancas para la unidad espiritual de los pueblos y de las naciones. La confrontación que se avecina será inevitablemente de contenido civilizatorio de valores contra valores. Los valores de la nueva civilización por venir en confrontación con los viejos valores de la civilización de la muerte. Frente a la cultura occidental de la aplanadora estandarizante, los pueblos levantarán las banderas de la diversidad, la pluralidad en las costumbres, en lo espiritual, en lo religioso, en lo cultural. La resistencia alternativa era pues, cultural, espiritual, tecnológica, artística y por supuesto, militar.

  • c. Lo ecológico:

La implantación del capitalismo en sus distintas fases se distinguió por grandes genocidios y ecocidios. Estados Unidos, Europa y África quedan como expresión de la devastación de la naturaleza. Sus selvas murieron frente a la impetuosidad del industrialismo.

Los programas de desarrollo de la globalización se caracterizan por los atentados a la naturaleza y al medio ambiente; el ejemplo de Venezuela es elocuente: Petróleo, carbón, hierro, industria de papel, oro, se sumarán a la destrucción del Lago de Maracaibo, Lago de Valencia. La contaminación de zonas importantes del mar territorial venezolano y de los ríos y de las selvas.

La resistencia emancipadora tiene que formular un programa donde el factor ecológico ocupe un papel de primer orden.

  • d. Espacios convivenciales de libertad:

La resistencia alternativa emancipadora de contenido social tiene que poseer un espacio concreto donde se vayan forjando los valores de la nueva civilización y vayan siendo derrotados de los valores de la globalización. Esta resistencia alternativa tiene que estar dotada de un pensamiento político filosófico de contenido emancipatorio, tiene que poseer una estructura del trabajo y la producción alternativa de las nuevas relaciones sociales, culturales, jurídicas y espirituales que van surgiendo. Desde luego para arribar a un punto donde germine la nueva civilización se requieren hechos constituyentes, actos de fuerza que promuevan un proceso constituyente de contenido emancipatorio. América Latina es rica en la creación de estos espacios desde la llegada de los conquistadores, hasta nuestros días.

  • e. La necesidad agroalimentaria:

La adopción preventiva de medidas para enfrentar los embates expansivos de los distintos componentes del Plan Colombia, exige tener bien claro dos aspectos:

1.- Propiciar una reorganización agroalimentaria nacional, a fin de que el país pueda juntar recursos humanos, financieros y tecnológicos para lograr niveles de producción (consumo necesario) suficientes y de calidad que refuercen la autonomía del consumo, a partir de premisas firmes de sanidad ambiental y equilibrio ecológico apoyadas en los mecanismos (y principios) de producción y distribución que permiten las organizaciones comunitarias y cooperativas.

2.- Reafirmar nuestro propósito de soberanía espacial, política, económica así como nuestra necesidad patria de autodeterminación y acción propia de acuerdo a nuestros intereses nacionales y de convivencia con el resto del mundo. En ese contexto conviene, y es una urgencia, definir un perfil antiglobalizador que plantee un plan de resistencia contra las acciones institucionales, comerciales, financieras y hasta manipuladoras del neoliberalismo y sus agentes nacionales y extranjeros.

  • f. Alianza Cívico – Militar – Religioso:

Más arriba hemos hablado de las relaciones cívico-militares, ahora queremos plantear la necesidad de una alianza cívico militar religioso basándonos en algunas experiencias que se han desarrollado en Venezuela. Primeramente queremos advertir que cuando hablamos de lo religioso, estamos hablando de la religiosidad y espiritualidad de los pueblos que en una gran mayoría permanecen subordinados, clandestinos y por lo tanto de una potencia subversiva contra la globalización. En segundo lugar, incorporarnos a las corrientes avanzadas dentro de las grandes religiones existentes: la teología de la liberación, es un ejemplo elocuente.

El 18 de Abril fue esencialmente una alianza cívico militar religioso, aparte de ser un hecho constituyente, una acción de fuerza que estableció el primer proceso constituyente hacia la república, creando sus propios órganos de poder.

El 23 de Enero es otro ejemplo de alianza cívico militar religioso aunque la dirección revolucionaria liquidó los órganos de poder popular que estaban emergiendo, por lo que la revolución tomó otro camino distinto al que exigía la población en ese momento. Esta triple alianza debe funcionar en los espacios que ya mencionamos; con un programa donde el factor soberanía tenga un rango significativo: soberanía cultural, soberanía espiritual, soberanía económica, soberanía territorial, etc. (Bravo Douglas; Suplemento Cultural del Diario Últimas Noticias, 18MAR2001).

Plan Venezuela

Han transcurrido unos seis meses desde que el entonces Presidente Clinton y Andrés Pastrana pusieran en marcha el Plan Colombia, el cual ha suscitado suspicacias y censuras entre los pueblos de América Latina y el Caribe y significativamente, en aquellos países que forman el entorno del hermano país, incluido Venezuela.

Pero, mientras las denuncias de que tal Plan pudiera provocar la intensificación del conflicto militar en ese país, y engendrar un proceso de Vietnamización, su aplicación es rigurosa y fríamente silencioso. Esta posibilidad tiene sustentos en el hecho que las guerrillas, las FARC por ejemplo, han actuado desde hace más de 40 años, cuentan con una importante base popular que es interpretada como seria amenaza al régimen político. Pastrana luce entre la pared de la guerrilla y la cruz del Plan Colombia.

Muchas veces se han levantado, incluyendo en Norteamérica, para denunciar el elevado peligro del componente militar del paquete de colaboración decidido por Washington y que "podría representar el preludio de una intervención armada en el país andino, con consecuencias desastrosas para la población civil ajena a la guerra y para la estabilidad de la región" (El Nacional, Amarelis Vásquez A. 03SEP2000).

A finales de agosto del 2000 el New York Times se hacía escabrosas preguntas: ¿Qué hará Washington si las guerrillas atacan a los agentes militares de los EE.UU., encargados de entrenar a la nueva brigada antidrogas? ¿Qué pasará si las guerrillas, los cultivadores de coca y los narcotraficantes esparcen la guerra, simplemente trasladándose de los departamentos del sur hacia otros incluso a otros países vecinos?

Y es de preguntarse, como parece que las operaciones han comenzado por el sur en dirección al norte, fronterizo con Venezuela, si cuando lleguen a ese lugar no ocurrirá el desplazamiento hacia el sur? En un infinito ir y venir, cuyos resultados serían una guerra interminable que avanzaría a los países del entorno colombiano.

El Plan total, que abarcaría unos 5 o 6 años desde el 2000, lleva un componente norteamericano de 1,3 millardos de dólares que llegarían a más de 7 millardos con la ayuda Europea y del Japón, indudablemente que tendería a aumentar para sostener un conflicto que se complicará.

Los estrategas del Pentágono y del Departamento de Estado vienen sometiendo a las naciones latinoamericanas a un objetivo combinado, la lucha contra las drogas y las guerrillas. Pero las guerrillas sólo se encuentran en Colombia y México, en cuanto a la producción de drogas son pocos los países donde se cultivan a gran escala.

Además, si se hace la operación de separar ambos objetivos y dejar sólo la droga, ya se ha visto y comprobado que las autoridades de EE.UU., no tienen ningún interés en reducirla porque tendrían que comenzar por su propio mercado de consumo que rinde ganancias más fabulosas que la venta de armas y la especulación bursátil.

¿Pero qué pasa? Que en EE.UU., hay unos 30 millones de personas adictas que arrojan ganancias de cientos de miles de millones de dólares, que se las embolsillan los capos y sus socios en el mundo de las finanzas, en su mayoría ubicados en ese país. Son muy conocidas las vinculaciones del narcotráfico con otras actividades como el turismo, los negocios inmobiliarios, las empresas financieras fantasmas y reales, el contrabando de armas, en las bolsas de valores.

Incluso un trabajo de la periodista Yolanda Ojeda Reyes, informa sobre documentos notificadotes de que el FMI estudió los alcances "criminales" del narcolavado internacional (El Nacional, 26AGO96). Por lo demás hay una íntima relación de concentración de enormes cantidades de recursos en operaciones de lavado de dólares con la globalización y la eficiencia técnica de los mercados de capital, que hace muy difícil impedir el movimiento de 500.000 millones de dólares en beneficios de quienes se dedican al "crimen del lavado". Todo lo cual hace pensar que el PLAN COLOMBIA debe ser extensivo a los Estados Unidos.

Para EE.UU., los objetivos del Plan fueron fijados en una reunión del 15FEB99 en una sala del Congreso de ese país, con la presencia de representantes de los intereses petroleros de organismos estatales contra la droga y de los recursos humanos del Congreso.

El gobierno norteamericano consideró y considera que el ataque contra las drogas debe ser contra los cultivos, procesamiento y venta. No cree que la demanda hace la oferta y por tanto no le da importancia al consumo. Las operaciones se concentran en Caquetá y Putumayo, porque en este último existe una cuenca de 48.000 Km2 y reservas por 600 millones de barriles de petróleo y 85 millones de pies de gas natural. Como se ve el Plan tiene un fuerte olor a petróleo. Colombia no es la gran potencia en materia de estupefacientes. Sus cultivos están en un orden de 30 a 39 mil has. Colombia se ubicaría un poco más allá de los 26.045 has. De Laos y Afganistán con 17.100 has. Esa santa cruzada contra las drogas que se adelanta es un operativo con objetivos económicos, políticos y militares que nada tiene que ver con una preocupación humana o sanitaria por los prejuicios que acarrea su consumo.

De otro lado, el Plan Colombia está concebido dentro del marco de la Doctrina Monroe (1823) el cual considera como atentado a la seguridad de EE.UU., cualquier presencia de interés ajeno al continente. En este caso, el de las drogas, sería en el fondo un operativo de luchar contra, pero en el fondo es de administrar bajo su control el negocio. Y el objetivo militar también se halla en el cuadro de la misma Doctrina Monroe.

Desde el punto de vista militar el Plan Colombia, el 84% del componente aportado por EE.UU., tiene ese destino, ha sido condenado como una declaratoria de guerra del instrumento de la oligarquía de ese país, el gobierno auspiciado por EE.UU., lógica del plan es crear motivos para extender la belicosidad al entorno del país hermano, incluso para EE.UU., los objetivos del Plan fueron fijados en una reunión del 15FEB99 en una sala del Congreso de ese país, con la presencia de representantes de los intereses petroleros de organismos estatales contra la droga y de los recursos humanos del Congreso.

El gobierno norteamericano consideró y considera que el ataque contra las drogas debe ser contra los cultivos, procesamiento y venta. No cree que la demanda hace la oferta y por tanto no le da importancia al consumo. Las operaciones se concentran en Caquetá y Putumayo, porque en este último existe una cuenca de 48.000 Km2 y reservas por 600 millones de barriles de petróleo y 85 millones de pies de gas natural. Como se ve el Plan tiene un fuerte olor a petróleo. Colombia no es la gran potencia en materia de estupefacientes. Sus cultivos están en un orden de 30 a 39 mil has. Colombia se ubicaría un poco más allá de los 26.045 has. De Laos y Afganistán con 17.000 has. Esa santa cruzada contra las drogas que se adelanta es un operativo con objetivos económicos, políticos y militares que nada tiene que ver con una preocupación humana o sanitaria por los prejuicios que acarrea su consumo.

De otro lado, el Plan Colombia está concedido dentro del marco de la Doctrina Monroe (1823) el cual considera como atentado a la seguridad de EE.UU., cualquier presencia de interés ajeno al continente. En este caso, el de las drogas, sería en el fondo un operativo de luchar contra, pero en el fondo es de administrar bajo su control el negocio. Y el objetivo militar también se halla en el cuadro de la misma Doctrina Monroe.

Desde el punto de vista militar el Plan Colombia, el 84% del componente aportado por EE.UU., tiene ese destino, ha sido condenado como una declaratoria de guerra del instrumento de la oligarquía de ese país, el gobierno, auspiciado por EE.UU., la lógica del plan es crear motivos para extender la belicosidad al entorno del país hermano, incluso amenazando a gobiernos que se atengan a su soberanía. Los objetivos de fondo están a la vista: Impedir a toda costa el triunfo de las guerrillas y del pueblo que se halla en guerra civil hace más de 40 años, cuando se levantara obligado por la oligarquía latifundista y sus violencias.

El anillo de operaciones militares sobre Centroamérica y Sudamérica que adelanta EE.UU., tiene el mismo objetivo.

Al mismo tiempo extender su control sobre un territorio además del colombiano, el de Venezuela, con sus enormes riquezas petroleras y mineras y su ubicación estratégica. También otro objetivo es del de dar el mensaje terrorista a los pueblos latinoamericanos de que no habrá posibilidad de soberanía, y menos ahora, cuando las figuras predominantes del gabinete del nuevo Presidente Bush, es de guerra, para que nadie dude de su presencia hegemónica en el mundo. Y precisamente cuando los pueblos del mundo están peleando contra la miseria desencadenada por la globalizació0n salvaje del capitalismo, que ha enseñado toda su criminalidad.

Más, en EE.UU.., hay reacciones contra ese Plan y sus consecuencias previstas en su contenido. Se ataca desde el punto de vista de los derechos humanos y de la libertad. En Venezuela, Brasil, Ecuador, Perú y Panamá existen rechazos por los mismos motivos. También integrante de la Unión Europea.

Venezuela defiende su soberanía como EE.UU., la suya. Es imposible que algún país por poderoso que fuese tenga el derecho único de certificar qué país tiene soberanía y cuál no. Nuestra nación no se quiere ver metida en el horror de una guerra que no es suya ni le pertenece, pero que recibe coletazos, en gran parte porque el ejército del país hermano tiene como táctica el desguarnecimiento de sus fronteras, para que el problema se trasvase y de ese modo tener excusas. La cuestión es que los paramilitares y parte de los oficiales del ejército son los mismos y comparten igualmente el mismo negocio de las drogas, que por cierto no detectan los helicópteros artillados.

Colombia tiene 30.800 efectivos sobre las fronteras con países circundantes y éstos tienen 36.000 sobre los contactos colombianos, de los cuales 25.000 son efectivos venezolanos. Además de los peligros de la extensión del conflicto que el Plan Colombia lleva en sus entrañas, las implicaciones sociales son complejas, en razón de que el desplazamiento humano hacia las fronteras, ha afectado a más de 1.800.000 personas en los últimos 15 años, siendo el 53% mujeres.

El Plan Colombia, para involucrar a Venezuela en lo que podría llamarse Plan Venezuela, es política enmarcada, como se ha dicho, en la Doctrina Monroe, instrumento que es el alma de la diplomacia de EE.UU., de la cual se ocupan organismos como el Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA: Entre quienes apoyan se encuentran:

  • American Enterprise Institute

  • Heritage Fundation Council on Foreing Relations

  • El Diálogo Interamericano

  • Strategig Studies Institute

Organismos todos integrados por la cúpula política y relacionada con los organismos de inteligencia. También apoyan los diarios: Washington Times, Washington Post, Miami Herald, Los Ángeles Times.

Se ha dado el hecho muy importante de la entrevista del Presidente Pastrana y del Comandante de las FARC, Marulanda Vélez, iniciada el 08FEB2001. Contacto dirigido en el fondo a tratar de regular la guerra mediante las medidas de eliminar a los paramilitares, intercambio de prisioneros uniformados y otras relaciones.

Ni será el desarme de las FARC, ni la entrega del poder por parte de los factores militares y políticos dominantes.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda