Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La violencia intrafamiliar contra el hombre en la ciudad de Barranquilla




  1. Introducción
  2. Planteamiento del problema
  3. Justificación
  4. Marco referencial
  5. Normatividad colombiana sobre la violencia intrafamiliar
  6. Estadísticas
  7. Estadísticas nacionales
  8. Testimonios de hombres maltratados
  9. Testimonio de mujer maltratante
  10. Hipótesis y variables
  11. Resultados
  12. Análisis de resultados
  13. Bibliografía

Introducción

La violencia es una acción ejercida por una o varias personas, en donde se somete de manera intencional al maltrato, presión, sufrimiento, manipulación u otra acción que atenta contra la integridad tanto física como psicológica y moral de cualquier persona o grupo social.

Son tan múltiples las manifestaciones, características y participantes, que la violencia ha logrado un sitial importante en la atención de distintos especialistas, como psicólogos, sociólogos, juristas y filósofos; y por consiguiente el esfuerzo mantenido en su investigación para aclarar sus causas y efectos.

El desenvolvimiento de las distintas sociedades no ha sabido manejar la violencia. La agudización de las desigualdades económicas y políticas han funcionado como trampolín de ésta, al verse incrementada la inequidad de los recursos, lo que se refleja en ira y depresión, sentimientos que mal manejados se transforman en violencia.

Por otra parte, la familia de una manera global, puede definirse como un grupo social primario unido por vínculos de parentesco. Estos pueden ser: consanguíneos, de filiación (biológica o adoptiva) o de matrimonio, incluyendo las alianzas y relaciones de hecho cuando son estables.

Se es parte de una familia en la medida en que se es padre o madre, esposa o esposo, hijo o hija, abuela o abuelo, tía o tío, pareja, conviviente, etc.

Podemos distinguir varios tipos de familias: conyugal (esposo y esposa), nuclear (esposos e hijos), monoparental (un sólo progenitor con uno o varios hijos), extendida (padres, hijos, abuelos y tíos) y ensamblada (esposos, hijos comunes e hijos de anteriores uniones de uno o ambos esposos).

La familia en la sociedad debe cumplir importantes funciones, que tienen relación directa con la preservación de la vida humana, su desarrollo y bienestar. De acuerdo a estas funciones, la unión familiar debe asegurar a sus integrantes, estabilidad emocional, social y económica, además de prodigar amor, cariño y protección. Es allí Donde se transmite la cultura a las nuevas generaciones, se prepara a los hijos(as) para la vida adulta, colaborando con su integración en la sociedad y se aprende tempranamente a dialogar, escuchar, conocer y desarrollar los derechos y deberes como persona humana.

En síntesis, entendemos por violencia intrafamiliar, todas las situaciones o formas de abuso de poder o maltrato (físico o psicológico) de un miembro de la familia sobre otro que se desarrollan en el contexto de las relaciones familiares y que ocasionan diversos niveles de daño a las víctimas de esos abusos.

Puede manifestarse a través de golpes, insultos, manejo económico, amenazas, chantajes, control, abuso sexual, aislamiento de familiares y amistades, prohibiciones, abandono afectivo, humillaciones o al no respetar las opiniones, son éstas las formas en que se expresa la violencia intrafamiliar, comúnmente en las relaciones de abuso suelen encontrarse combinadas, generándose daño como consecuencia de una o varios tipos de maltrato.

Quienes la sufren se encuentran principalmente en los grupos definidos culturalmente como los sectores con menor poder dentro de la estructura jerárquica de la familia, donde las variables de género y generación (edad) han sido decisivas para establecer la distribución del poder en el contexto familiar. De esta manera cualquiera puede ser víctima de este flagelo; tanto las mujeres, como los hombres, los menores de edad (niños y niñas) y los ancianos se identifican como los miembros de estos grupos en riesgo o víctimas más frecuentes, a quienes, dependiendo de su condición de vulnerabilidad pueden ser maltratados. Los actos de violencia dirigidos hacia cada uno de ellos constituyen las diferentes categorías de la violencia intrafamiliar.

Estas categorías se definen según el contexto en que ocurren los actos y fundamentalmente de acuerdo a la identidad de la víctima, la que generalmente se encuentra dentro del grupo definido como de menor poder en la estructura jerárquica de la familia.

La violencia en la pareja constituye una de las modalidades más frecuentes y relevantes entre las categorías de la violencia intrafamiliar. Es una forma de relación de abuso entre quienes sostienen o han sostenido un vínculo afectivo relativamente estable, incluyendo relaciones de matrimonio, noviazgo, pareja (con o sin convivencia) o los vínculos con ex parejas o ex cónyuges. Se enmarca en un contexto de desequilibrio de poder e implica un conjunto de acciones, conductas y actitudes que se mantienen como estilo relacional y de interacción imperante en la pareja donde una de las partes, por acción u omisión, ocasiona daño físico y/o psicológico a la otra.

El Estado colombiano solo se ha interesado por la violencia ejercida contra la mujer. Olvidando que la violencia hacia el varón al interior de la pareja, no constituye una excepción de los casos que se presentan en nuestro país, sino que éste es un problema social y por tanto, una categoría específica de la violencia intrafamiliar. Todo lo anterior, debe resultar relevante, debido a que éste es un fenómeno que se ha incrementado en Colombia y que además es un hecho que el hombre agredido generalmente no denuncia las situaciones de maltrato.

Como mencionábamos anteriormente, el Estado colombiano ha sido indiferente a esta problemática, ya que a pesar de existir reglamentaciones para proteger a la familia, en la práctica éstas no se les aplican a los hombres. Es por esto, que estamos a la espera de resultados eficaces que contrarresten la violencia intrafamiliar contra el hombre; que se promulguen leyes que no los excluyan de este tipo de violencia, que las comisarías de familia, el instituto colombiano de bienestar familiar y la policía ejerzan una acción directa para que puedan garantizarle al hombre victima de este flagelo sus derechos sociales y familiares.

Por todo lo anterior, es que basamos nuestra investigación en el análisis de la violencia intrafamiliar en relación al hombre, tomando como punto de referencia su estrato social, puesto que lo que se busca es analizar el maltrato hacia éste partiendo de su entorno. Comprendido para la siguiente investigación los estratos 2 y 5 de la ciudad de Barranquilla, con el fin de poder contrastar este problema desde una perspectiva socio-jurídica.

Planteamiento del problema

La violencia es hoy el primer problema político y social de Colombia, involucra a todos los grupos sociales y afecta todas las dimensiones de la vida nacional, tanto que se afirma que existe en colombia "una cultura de violencia", cuya cuna es la violencia doméstica.

Los comportamientos violentos han estado ligados generalmente al género masculino. Sin embargo, en el tema de la violencia doméstica, se discute acerca de la supuesta supremacía del sexo masculino en la autoría de los mismos. Hoy en día para algunos investigadores, casi el mismo número de hombres que de mujeres sufren malos tratos por parte de sus parejas.

Un hombre maltratado es aquel que es habitualmente agredido, en forma física y verbal, por su esposa, sus hijos o por quienes conviven con él.

No cabe duda que la inmensa variedad de literatura existente alude a la violencia en la pareja, principalmente a la mujer, pero ¿que pasa con la violencia intrafamiliar generada por parte de la mujer hacia el hombre?

La realidad que es constatable y cruda, nos muestra que cada día se acrecientan los casos de varones que son agredidos física, psicológica y por que no decirlo sexualmente. Más de una persona debe conocer o haber escuchado alguna de estas situaciones de primera o tercera mano en que un hombre ya sea casado y/o conviviente es agredido por la pareja, y solo se dedica a comentar como la "gran novedad" o motivo de burla por los grupos pares de esta persona en lugar de ayudar.

Dicho de esta manera, diversos interrogantes hacen necesario un análisis de esta índole, puesto que tras indagar en diversas fuentes de información, no se encontraron normas ni bibliografía referidas a la problemática aludida, salvo algunos artículos periodísticos. En este sentido, el conocer en nuestra búsqueda a varones que expresaban la realidad en que vivían, nos motivó a desarrollar la siguiente investigación, con la que se pretende hacer un aporte significativo a la comunidad en general, titulándose "análisis comparativo entre los estratos 2 y 5, en relación a la violencia intrafamiliar contra el hombre en la ciudad de Barranquilla". Dentro de este marco, surgen interrogantes tales como:

  • ¿la estratificación social es un factor determinante en el varón para no ser victimas de la violencia intrafamiliar?

  • ¿Acaso este fenómeno se presenta porque el varón no cuenta con leyes que hagan valer sus derechos?

  • ¿por qué razones se debe considerar a la mujer como un sujeto maltratante?

  • ¿que factores le impiden al hombre denunciar que está siendo victima de violencia intrafamiliar?

Ésta problemática tiene ribetes de tipo cultural, religioso, político, económico, etc., sin embargo, es desconocida por legisladores y por la sociedad en su conjunto ¿por qué? ¡Porque no se considera que contra el hombre se comete violencia intrafamiliar!, y se minimiza o se ridiculiza, pero "existe".

Vale la pena hacer memoria de los primeros movimientos feministas que se organizaban para proteger a las víctimas en nuestro país, donde las denuncias eran escasas, por que no se consideraba como problema y se guardaba al interior de la familia. Sin embargo, han transcurrido muchos años para que se legisle y aumenten de manera explosiva las denuncias de las mujeres, siendo los primeros estudios de esta problemática pioneros y la base, para posteriormente promulgar leyes al respecto.

En este sentido, hay una lógica un tanto unilateral en su abordaje, apoyado por el feminismo, que ha contribuido ostensiblemente en la intervención de esta problemática, pero que ha tenido sus costos al señalar a un solo tipo de agresor: el varón, manteniendo oculta la problemática de la violencia intrafamiliar ejercida por parte de la mujer.

Antes no se concebía que la violencia en la pareja la ejerciera la mujer, como tampoco ahora. La violencia en la pareja, afecta mayoritariamente a las mujeres, más, cada día aumentan los casos de violencia hacia el varón que no denuncian y/o que denuncian, estos últimos presumiblemente porque han derribado la pared de la ideología patriarcal o bien su vivencia se sitúa en el ámbito crónico.

En el tema de violencia en la pareja, reviste especial importancia asumir los roles que dependen indudablemente del contexto en el cual se tenga que intervenir y en la utilización de técnicas adecuadas para su abordaje, en pro no solo del bienestar de la pareja, sino de la familia en su conjunto.

Al situarse nuevamente al inicio, los estudios con relación a la mujer, son enfocados de manera unidireccional mayoritariamente tendiente a describir la problemática de violencia intrafamiliar, excluyendo al varón como potencial víctima por tanto de la mano de la perspectiva feminista reconocida por autores. Sin duda, estudiar la violencia en la pareja, implica "sacarse la camiseta del feminismo y el machismo" tendiente a evitar prejuicios valóricos que puedan sesgar de alguna manera esta investigación.

Cabe señalar, que la presente investigación resulta de especial interés, por todo el trasfondo que hay detrás de este fenómeno. Además, porque actualmente la violencia hacia el varón apenas se consigna, manteniéndose presumiblemente en el ámbito privado. Por lo que, representa una mirada diferente, que evidencia la necesidad de considerar la inclusión de los elementos individuales, sociales y culturales que expliquen este fenómeno, por ser ésta una problemática de connotación reciente y que augura un potencial crecimiento de varones agredidos.

Atendiendo lo anotado anteriormente, el presente análisis pretende contribuir a la comprensión de este fenómeno, puesto que sólo ha sido tratado superficialmente en artículos periodísticos pero no como tema de investigación, y por otro lado, que esta temática sea un aporte para aquellos varones que se encuentran de alguna manera afectos de este tipo de violencia gocen de especial protección.

OBJETIVOS

Objetivo general

Hacer un análisis comparativo entre los estratos 2 y 5, en relación con la violencia intrafamiliar contra el hombre en la ciudad de Barranquilla.

Objetivos específicos

  • Establecer desde un punto de vista histórico y actual las razones existentes para considerar a la mujer como un sujeto maltratante.

  • Analizar si el estrato social es un factor determinante en la violencia intrafamiliar ejercida contra el hombre.

  • Determinar cuales son los factores que inciden para que el varón no denuncie.

  • Analizar a través de casos concretos la problemática de la violencia intrafamiliar contra el hombre en la ciudad de Barranquilla.

Justificación

Justificación teórica

Investigar o referirse a un tema sobre el cual hay poca literatura, como es el caso, dificulta un poco el desarrollo de la misma; no obstante, nuestra intención, es dar paso y origen a nuevos conceptos que posibiliten y ayuden a resolver los no muy pocos problemas que en la actualidad se vienen presentando, como resultado de la violencia intrafamiliar ejercida contra el hombre.

Sin lugar a dudas, la sociedad y el Estado solo se han preocupado por proteger a la mujer de las agresiones a las que son sometidas por parte de su pareja, y es tanto así, que la mayoría de los estudios se han detenido a investigar la violencia intrafamiliar cometida por parte del hombre.

Con la presente investigación buscamos que se reconozca el problema de la violencia intrafamiliar contra el hombre no como un hecho aislado, si no, como un problema de carácter social con una gran incidencia que llega a violar los derechos humanos frente a lo cual, deben diseñarse políticas claras que conlleven a la aplicación de medidas efectivas de protección al hombre; como la creación de servicios asistenciales y de atención, que incluyan la construcción de un modelo social, jurídico y cultural que impida la violencia ejercida contra el hombre y que permita la vinculación social del hombre en condiciones de igualdad frente a la mujer.

Teniendo en cuenta las anteriores consideraciones creemos justificable la realización de esta investigación puesto que consideramos que es útil y necesario analizar a fondo el comportamiento del maltrato al hombre en relación a los estratos 2 y 5 de la ciudad de Barranquilla; con el propósito de hacer un aporte en un aspecto descuidado, y poco analizado hasta ahora.

Marco referencial

Marco teórico

La violencia intrafamiliar es un "patrón de comportamientos abusivos, incluyendo un gran parámetro de maltrato físico, sexual y psicológico usado por una persona en una relación íntima contra otra para ganar poder injustamente o mantener el mal uso del poder, control y autoridad".

Sobre este tema es poco lo que se ha investigado, razón por la cual hemos tomado como fuentes principales estadísticas, entrevistas y la escaza bibliografía que sobre la materia se ha desarrollado para que refuercen los conceptos por nosotros investigados.

En un estudio realizado en Colombia por el instituto nacional de medicina legal y ciencias forenses sobre agresiones por violencia intrafamiliar contra la pareja, se encontró un total de 13081 victimas de las cuales 1191 eran hombres. En la ciudad de Barranquilla lugar en el cual se delimita nuestra investigación se obtuvo un total de 21 hombres maltratados entre el año 2007 y en lo que va del 2008.

Por otra parte entre los pocos autores que se han referido a este tema citamos al psiquiatra Luis Rojas Marcos, quien afirma en su libro Las semillas de la violencia que "los hombres, por lo general, son más violentos, pero las mujeres afligidas por el delirio de las sospechas pueden ser también brutalmente agresivas. De hecho, los excesos de celos son la causa más frecuente de homicidios conyugales y la fuente principal de violencia por parte de la mujer hacia su marido o su amante". Rojas Marcos también crítica que "la idea de que los hombres son, por naturaleza, más violentos que las mujeres no es correcta. Los estudios más exhaustivos sobre los factores biológicos o antropológicos no ofrecen ninguna razón convincente que apoye la base física o sexual de la violencia".

El libro de la licenciada Silvia Fairman "El hombre maltratado por su mujer (una realidad oculta)" afirma que la modernidad ha llegado a un extremo en el que el machismo ha perdido terreno y la supremacía de la mujer sobre el hombre se hace más notoria, en especial cuando se revela que cada vez más mujeres maltratan a sus parejas.

De acuerdo al libro, una relación de violencia es una relación de tortura que puede llegar a impedir la reacción de la persona afectada. Los factores más comunes para que un varón no se separe o haga la denuncia cuando es castigado física o psicológicamente son culturales, sociales e individuales y están en estrecha relación con las causas que originan este fenómeno. "Si el hombre es muy machista, o le tiene temor a las burlas es muy posible que trate de esconder el problema", ya que en nuestra sociedad el poder ha sido siempre uno de los atributos masculinos, y es inadmisible que este hombre reconozca ante sí mismo y ante los demás la estrepitosa caída de su omnipotencia", aclara fairman.

En el caso que nos compete, es decir, en la república de Colombia se ha tocado en menor proporción esta problemática, tanto así que solo la legislación se ha preocupado por considerarla, pero lo ha hecho desde un punto de vista general, excluyendo e ignorando al hombre como victima de este flagelo.

Hoy en día, en Colombia, la familia goza de especial protección y es así como se desarrolla el principio consagrado en el Artículo 42 de la Constitución Nacional que reza "…Cualquier forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad, y será sancionada conforme a la Ley…"

El maltrato hacia cualquier miembro de la familia es penalizado y tomado como un crimen, como lo dice la ley de los ojos morados (Ley 882 de 2004), que modifico el articulo 229 de la ley 599 del 2000 al consagrar que "el que maltrate física o sicológicamente a cualquier miembro de su núcleo familiar, incurrirá, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor, en prisión de uno (1) a tres (3) años. La pena se aumentará de la mitad a las tres cuartas partes cuando el maltrato, del que habla el artículo anterior recaiga sobre un menor, una mujer, un anciano, una persona que se encuentre en incapacidad o disminución física, sensorial y psicológica o quien se encuentre en estado de indefensión".

Es de anotar que esta ley no incluye al hombre en su agravante como victima de la violencia intrafamiliar, por el contrario considera que es una forma de violencia menos grave. La ley, ha tratado de erradicar el problema de la violencia intrafamiliar, pero aplicando sanciones al hombre, mientras a la mujer solo la cita. De esta manera queda claro que la ley colombiana siempre busca proteger a la mujer.

Marco conceptual

Agresor: persona que comete el acto de atacar a alguien para matarlo, herirlo o hacerle daño, vulnerando y lesionando los derechos de un sujeto.

Agresiones físicas leves o menores: se refieren a: empujar, romper objetos contra el piso o las paredes, patear objetos, golpear al otro con la palma de la mano, bloquear con el cuerpo la salida del cuarto para impedir la salida de la otra persona o conducir agresivamente para intimidar a la pareja.

Agresiones físicas moderadas: se refieren a patadas, mordidas, puños y tirar objetos contra el otro donde el agresor deja "morados" u otras marcas temporales.

Agresiones físicas severas: se definen como perturbaciones que necesitan de intervención médica. Por el intento o el uso de objetos cortopunzantes o de armas de fuego.

Familia: grupo social básico creado por vínculos de parentesco o matrimonio presente en todas las sociedades. Pude ser consanguínea, legal o adoptiva, idealmente la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización.

Feminismo: movimiento a favor de la igualdad de derechos y de oportunidades entre hombres y mujeres, favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.

Genero: identidad generada por el rol sexual de las personas y se refiere a las conductas de identificación sexual asociadas a miembros de una sociedad.

Maltrato: Trato degradante, puede ser de palabra u obra que ataca la dignidad de las personas.

Machismo: Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres que genera discriminación de derechos sociales, políticos, laborales y económicos.

Victima: Persona que padece daño ya sea físico o psicológico por culpa ajena.

Violencia: es una acción ejercida por una o varias personas, en donde se somete de manera intencional al maltrato, presión, sufrimiento, manipulación u otra acción que atente contra la integridad tanto física como sicológica y moral de cualquier persona o grupo social.

Violencia domestica: actos de acción, omisión, abuso, ultraje o agresión cometidos en el hogar, que impliquen fuerza, intimidación o miedo entre miembros de una familia.

Violencia física: es toda acción de agresión no accidental en la cual se presenta la fuerza física, con alguna parte del cuerpo (puños, patadas, etc.), objetos, armas o sustancias; con la que se causa daño físico o enfermedad a un miembro de la familia.

Violencia psicológica: conjunto de comportamiento constituido por tratos degradantes, humillantes y/o agresiones verbales que producen daño o trastorno emocional o mental en algún miembro de la familia.

Violencia sexual: consiste en obtener favores sexuales obligando a alguno de los miembros de la familia utilizando la fuerza, el chantaje o el aporte económico.

Normatividad colombiana sobre la violencia intrafamiliar

La familia es un grupo de personas unidas por vínculos de parentesco, ya sea consanguíneo, por matrimonio o adopción que viven juntos por un período indefinido de tiempo y que Constituye la unidad básica de la sociedad.

La familia debe, moralmente, proporcionar a sus miembros aspectos como seguridad, protección, socialización y compañía. Pero éstos no solo deben ser proporcionados por la familia sino también por la sociedad y el Estado; es así como se han creado diversas disposiciones respecto a la protección que como núcleo fundamental de la sociedad merece la familia.

De la constitución política colombiana

La familia es el núcleo esencial de la estructura social debemos aceptar que los fenómenos que la afectan necesariamente se convierten en factores de afectación para toda la comunidad, demandando del Estado la toma de medidas para mitigar los riegos y asegurar una atención pronta y justa a las situaciones que afecten de manera directa o indirecta a la misma. Esta obligación del Estado de atender las necesidades sociales esta reconocida en la Constitución Política de Colombia, en especial en sus títulos I y II que establecen la necesidad de garantizar a los gobernados unas condiciones mínimas de desarrollo social, político y económico.

El cumplimiento de estos deberes y la observancia de los fines mismos del Estado traen la obligación de analizar las situaciones que vulneran o ponen en peligro a nuestras familias. Y se fundamenta no solo en la obligación de las autoridades públicas de proteger a la familia, sino que responde a la obligación dada en el artículo 44 de la Constitución Política de Colombia de asistir y proteger a la familia. Obligación que es compartida entre la sociedad y el Estado, los cuales deben garantizar el desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos.

El sustento constitucional se obtiene desde el mismo concepto del Estado Social de Derecho que propende por hacer efectivos los derechos reconocidos a la comunidad, este hecho se convierte en la columna vertebral de los primeros artículos constitucionales, así el artículo segundo superior establece como fin del Estado garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución.

La Constitución Política reconoce como principio de la estructura Política del país a la Familia, tomándola como institución básica de la sociedad, de lo cual tenemos que las acciones de gobierno y las acciones administrativas deben propender en todo sus aspectos por preservar y garantizar los derechos de la familia y por ende de cada uno de los integrantes como seres individuales del conglomerado social, así lo determina el artículo 42 de la Constitución Política de Colombia al establecer:

"la familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.

El estado y la sociedad garantizan la protección integral de la familia. La ley podrá determinar el patrimonio familiar inalienable e inembargable.

La honra, la dignidad y la intimidad de la familia son inviolables.

Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes de la pareja y en el respeto reciproco de todos sus integrantes.

Cualquier forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad, y será sancionada conforme a la ley…"[1]

Esta establece como obligación de todos su cuidado, protección y preservación; llegando a tipificar en el código penal cualquier forma de violencia que atente contra su armonía y unidad.

4.1.1. Ley 294 de 1996

Artículo 1o. La presente Ley tiene por objeto desarrollar el artículo 42, inciso 5o., de la Carta Política, mediante un tratamiento integral de las diferentes modalidades de violencia en la familia, a efecto de asegurar a ésta su armonía y unidad.

Artículo 2o. La familia se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.

Para los efectos de la presente Ley, integran la familia:

a) Los cónyuges o compañeros permanentes;

b) El padre y la madre de familia, aunque no convivan en un mismo hogar;

c) Los ascendientes o descendientes de los anteriores y los hijos adoptivos;

d) Todas las demás personas que de manera permanente se hallaren integrados a la unidad doméstica.

Artículo 3o. Para la interpretación y la aplicación de la presente Ley se tendrán en cuenta los siguientes principios:

a) Primacía de los derechos fundamentales y reconocimiento de la familia como institución básica de la sociedad;

b) Toda forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad, y por lo tanto, será prevenida, corregida y sancionada por las autoridades públicas;

c) La oportuna y eficaz protección especial a aquellas personas que en el contexto de una familia sean o puedan llegar a ser víctimas, en cualquier forma, de daño físico o síquico, amenaza, maltrato, agravio, ofensa, tortura o ultraje, por causa del comportamiento de otro integrante de la unidad familiar;

d) La igualdad de derechos y oportunidades del hombre y la mujer;

e) Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud, la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y el amor, la educación, la cultura, la recreación y la libre expresión de sus opiniones;

f) Los derechos de los niños prevalecen sobre los de los demás;

g) La preservación de la unidad y la armonía entre los miembros de la familia, recurriendo para ello a los medios conciliatorios legales cuando fuere procedente;

h) La eficacia, celeridad, sumariedad y oralidad en la aplicación de los procedimientos contemplados en la presente Ley;

i) El respeto a la intimidad y al buen nombre en la tramitación y resolución de los conflictos intrafamiliares.

Ley 882 de 2004

El maltrato hacia cualquier miembro de la familia es penalizado y tomado como un crimen, como lo dice la ley de los ojos morados (Ley 882 de 2004), que modifico el articulo 229 de la ley 599 del 2000 al consagrar que "el que maltrate física o sicológicamente a cualquier miembro de su núcleo familiar, incurrirá, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor, en prisión de uno (1) a tres (3) años. La pena se aumentará de la mitad a las tres cuartas partes cuando el maltrato, del que habla el artículo anterior recaiga sobre un menor, una mujer, un anciano, una persona que se encuentre en incapacidad o disminución física, sensorial y psicológica o quien se encuentre en estado de indefensión".

Es de anotar que esta ley no incluye al hombre en su agravante como víctima de la violencia intrafamiliar, por el contrario considera que es una forma de violencia menos grave. La ley, ha tratado de erradicar el problema de la violencia intrafamiliar, pero aplicando sanciones al hombre, mientras a la mujer solo la cita. De esta manera queda claro que la ley colombiana siempre busca proteger a la mujer.

Estadísticas

Estadísticas mundiales

Europa

5.1.1.1. EN ESPAÑA, la cifra asciende a 22.872. A la cabeza de las estadísticas está Andalucía, con más de 6.200 varones maltratados, seguida de la Comunidad Valenciana, con casi 3.000 y de Madrid con 2.678. 5.1.1.2. EN NORUEGA, un país de 4,5 millones de habitantes, el 27% de las mujeres dice haber sido víctima de la violencia (el 9% con peligrosidad), así como el 20% de los hombres (el 2%, con peligrosidad).

En Noruega existen teléfonos de ayuda para los hombres maltratados, pero este no es el único país extranjero con ayuda semejante. En Finlandia, Dinamarca, Reino Unido, Alemania, Austria y Holanda existen soluciones similares. En Estados Unidos también existen líneas de atención para estos hombres. Aunque la mayoría se limita, como el Men's Resources Center, de Michigan del Oeste, a convencer a los hombres para que acudan a sesiones de terapia.

Estados Unidos

Según el "Manual de capacitación y recursos para la prevención de la violencia familiar", un 3% de los casos de violencia familiar está dirigido contra el hombre. Sin embargo, en países como Gran Bretaña o Estados Unidos, el número de las denuncias de violencia contra el hombre alcanza una magnitud comparable a la ejercida contra la mujer.

El estudio nacional original se hizo en 1975. Solo algunos documentos fueron publicados. En 1980 los resultados del estudio se hicieron disponibles al público general en un libro llamado, Detrás de las Puertas Cerradas; Violencia En La Familia americana (Anchor Press, Garden City, NY). En 1985 Straus y Gelles completaron y publicaron el estudio que se publicó en el Journal of marriage and family en agosto de 1986. En 1992 una tercera continuación al estudio fue completado por Murray A. Straus y Glenda Kaufman Kantor[2]El estudio se presentó a XIII Congreso Mundial de Sociología, Bielefeld, Alemania, 19 de julio de 1994. El estudio se lista como "inédito". 

 Aquí están los datos comparativos de los tres estudios: 

Expresado como una proporción por 1,000 parejas: 

Monografias.com

Según el Informe del Departamento de Justicia sobre el Estudio Nacional Contra la Violencia contra las Mujeres, en los Estados Unidos hay unos 830.000 hombres víctimas de la violencia domestica cada año. Numerosos estudios –muchos de ellos realizados por algunos de los primeros defensores de las mujeres maltratadas—han encontrado repetidamente que las mujeres son, al menos igual que los hombres, las que inician y se enzarzan en la violencia doméstica.

Estos incluyen el trabajo sobre violencia doméstica de los investigadores  Richard Gelles, Murria Satrus, y Susan Steinmetz, autores de Detrás de la Puertas Cerradas, el influyente y. rompedor de moldes estudio sobre la violencia doméstica contra las mujeres.

  Como apunta Gelles en "Las Personas Olvidadas de la Violencia Domestica: las Víctimas Masculinas"[3] (El Quincenal de las Mujeres, Otoño de 1999), las víctimas masculinas son ampliamente desconocidas para el público, en parte porque los hombres son extremadamente temerosos de informar a las autoridades de los maltratos que sufren,  o de buscar ayuda. Muchos de ellos no buscan intervención policial, porque tienen miedo de que sus compañeras femeninas, les acusen a ellos con éxito, de ser los perpetradores.

  Gelles también cree que las víctimas masculinas generalmente no buscan refugio a causa de sus hijos. El apunta que "... los hombres maltratados que huyen de sus atacantes encuentran que el acto de huir da lugar en los hombres, a la pérdida de la custodia física e incluso legal de sus hijos... los hombres que retienen a sus hijos con el fin de intentar protegerlos de madres maltratadoras, con frecuencia  terminan arrestados por "secuestro infantil".

5.2. Estadísticas en Latinoamérica

Bolivia

En el año 2004, de aproximadamente 13 mil denuncias registradas, de diversa índole, más de mil fueron varones agredidos, un promedio de tres por día.

Este año, según los informes de la Brigada, cerca de seis varones denuncian cada día maltrato (en nuestro medio se viven diversas formas de violencia, que van desde la irresponsabilidad, el insulto oral o gesticular, hasta los golpes).

O sea 2190 casos en el 2006 y en el 2008 aumentaron en un 15% estas denuncias, lo que quiere decir que va en aumento.

En las estadísticas de la Brigada de Protección a la Familia, no se observa ningún varón como denunciante. No obstante, en un análisis exhaustivo de las denuncias de agresiones físicas y psicológicas, como también en los registros diarios, la sorpresa fue encontrar 8 de 13 denuncias dentro de los casos nuevos, eran varones, al igual que 11 de 12 denuncias, en casos reincidentes.

Venezuela

La investigación abarca una muestra de 1200 hombres, con edades entre 13 y 55 años, de los estratos socioeconómicos AB, C y D, habitantes de las áreas metropolitanas y zonas rurales aledañas a las siguientes ciudades: Gran Caracas, Maracaibo, Mérida, Cumaná y Puerto Ordaz. Los resultados de la primera parte de la investigación se darán a conocer públicamente a finales de noviembre durante el acto de cierre de la campaña, mientras que los del segundo estudio se divulgarán en marzo del 2008.

Panamá

Una inusual caravana de automóviles, con hombres que aseguran ser "maltratados" por sus esposas, recorrió hoy las principales calles de la población de Chepo, 60 kilómetros al este de ciudad de Panamá, informó una radio local.

Panamá, 08/12/2007- La protesta de la Asociación de Hombres Maltratados, que fue encabezada por el alcalde de Chepo, Raúl Acevedo, coincide hoy con la celebración en Panamá del día de Las Madres.

Acevedo dijo a la radio RPC que él no ha sufrido maltrato por parte de su esposa, pero se muestra solidario con muchos hombres de diferentes edades que sufren ultrajes de sus mujeres.

"Los hombres cuando son maltratados tienden a callar, algunos por vergüenza o represalias y otros por machismo", explicó Acevedo.

Decenas de automóviles con los manifestantes eran recibidos a su paso por las diferentes calles de Chepo por personas de diferentes edades con pañuelos blancos en una muestra de solidaridad por sus problemas.

5.2.4. En México

Por ejemplo, el comentario en bares, cafés, restaurantes y centros de esparcimiento donde se reúnen hombres, es el siguiente: -te vas porque te pega tu señora-, y aunque parezca broma, el comentario tienen mucho de cierto…

Para más detalles, la Presidenta de la Asociación Civil "Fundación Mujer Contemporánea" es una dama de nombre Margarita Guillén, y tiene su sede en el Estado de Aguascalientes, allí donde se afirma que prevalece un machismo ancestral…   Se trata de una clínica, complemento de otra de ayuda a la mujer, ya que, de acuerdo a Guillén, las víctimas del maltrato familiar no sólo son las mujeres y menores, sino también los hombres.

Los datos son oficiales. De acuerdo a las estadísticas, en aquel Estado hay, por lo menos, 5 mil hombres que sufren de algún tipo de abuso físico o psicológico de parte de su pareja. .   En la primera etapa se proporcionó atención a 23 hombres que acudieron por su cuenta a solicitar el apoyo de la Fundación, pero ante el aumento de hombres víctimas de violencia física y verbal dentro de sus hogares, indujo a abrir el centro de atención a hombres violentados o maltratados donde se les brindan ayuda psicológica con el fin de canalizar su frustración, además de atenderlos con terapias sobre la masculinidad. . Así, aunque México se caracteriza por ser una sociedad patriarcal y machista, resulta sorprendente el número de casos que se presentan, aún cuando para el hombre es muy vergonzoso reconocer que su mujer le pega o maltrata en forma física y emocional, situación que confiesan con amigos muy cercanos en cantinas o en charlas confidenciales, como la tertulia de café donde se abordó el tema.

Estadísticas nacionales

Entre los casos reportados a las autoridades hay maridos arañados, mordidos y apuñalados. Los hombres piden protección y asesoría psicológica. En solo dos Comisarías de Familia -segunda y tercera-, se han conocido 51 casos este año. En solo dos comisarías de familia -segunda y tercera-, se han conocido 51 casos este año. El 7 de marzo la comisaría segunda, ubicada en la comuna 8, recibió a un joven de 24 años mordido por su compañera. "Por celos mi mujer me mordió y me sacó un pedazo de carne del brazo derecho. Si no es por la policía esa señora me mata", le dijo el agredido a la Comisaría de Familia Eddy García. Al día siguiente un hombre de 40 años apuñalado por su compañera, de 32 años. "Este es un caso terrible. Primero, la señora le propinó dos puñaladas y el señor, por amor a sus hijos, no la denunció. Luego, ella lo volvió a atacar y esto motivó la denuncia. Finalmente conciliaron, pero no se pudo evitar que esta pareja se separara", cuenta el agente César Forero. Susana Murillo, comisaria tercera de familia, asegura que la mayoría de mujeres agreden a sus esposos porque se cansan de soportar maltratos físicos y verbales. "Son muy violentas ya que por diez y más años han tenido que soportar el machismo de sus esposos. Ellas han aguantado la violación de sus derechos. Incluso hay casos en los que el hombre les niega el derecho a la libre locomoción", dice. Las armas utilizadas por las mujeres, en su orden, son uñas, escobas, cuchillos, ollas, agua hervida y cucharas. "Hace poco una señora de estrato seis le rompió a su esposo los 800 mil pesos que le dio para mercado. Le dijo que ella también trabajaba para alimentarse"[4]. LESIONES POR MALTRATO DE PAREJA, Según rango sexo. Colombia 2007. Lesiones por maltrato de pareja, según agresor y sexo.

PRESUNTO

AGRESOR

SEXO

MUJERES*

SEXO

HOMBRES*

TOTAL

Amante

99

23

122

Compañero permanente

6714

627

7341

Esposo (a)

4515

478

4993

Novio (a)

557

63

620

Sin dato

5

5

Total

11890

1191

13081

Según el instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses en el año 2007 hubo en Colombia un total de 13081 casos de violencia intrafamiliar en la pareja, de los cuales 1191 corresponden a hombres golpeados por sus parejas[5]

LESIONES POR MALTRATO DE PAREJA, SEGÚN RANGO SEXO. COLOMBIA 2008 y 2009. LESIONES POR MALTRATO DE PAREJA.

Monografias.com

Los estudios más recientes medicina legal demuestran que en el año 2008 se presentaron 47786 casos de violencia de pareja en donde 5216 hombres fueron golpeados por sus parejas y en el año 2009 se incrementó esta cifra a 50058 casos en el maltrato de pareja, de los cuales 5917 casos fueron de hombres maltratados[6]

5.4. Estadísticas locales

Grafica 1, agresoras[7]

 Monografias.com

De acuerdo a las estadísticas aportadas por medicina legal, logramos establecer que los hombres víctimas de violencia intrafamiliar fueron agredidos por su esposa representando estas, un 49% de las agresoras, seguido de las compañeras permanentes con un 30%, es decir, en el núcleo familiar se presentan la mayor cantidad de casos. El 21% restante, corresponde a la ex esposa, la amanta y la novia.

Grafica No 2, mecanismos[8]

Monografias.com

De acuerdo a las estadísticas aportadas por medicina legal, logramos establecer que los hombres victimas de violencia intrafamiliar fueron agredidos en su mayoría de manera contundente, seguidos de agresiones cortantes y corto contundentes. Las agresiones punzantes, con proyectil de arma de fuego y quemaduras por líquidos calientes representan la menor tasa de agresiones intrafamiliares en contra del hombre.

Grafica No 3, razones o motivos[9]

Monografias.com

Logramos establecer de acuerdo a las estadísticas aportadas por medicina legal, que los hombres victimas de violencia intrafamiliar fueron agredidos principalmente debido a la intolerancia de sus parejas representando un 58% de los motivos de las agresiones, seguido por los celos, con un 19%.Otras razones como alcoholismo, desamor e infidelidad compone y representa el resto de los motivos.

Grafica No 4, objetos[10]

Monografias.com

Las estadísticas proporcionadas por medicina legal revelan que el objeto más habitual para realizar las agresiones por parte de las mujeres lo constituyen las manos con el 34%, en compañía de las uñas con el 28%. Seguidamente se encuentran los demás objetos que constituyen el porcentaje restante de los casos de violencia intrafamiliar contra el hombre, como son los cuchillos, líquidos calientes, tijeras, entre otros.

GRAFICA 5, escolaridad de maltratados[11]

Monografias.com

La escolaridad es un factor determinante en los casos de violencia intrafamiliar contra el hombre. Así lo demuestran las estadísticas producidas por medicina legal, ya que la mayor parte de la población masculina no alcanza a culminar estudios secundarios. Sin embargo quienes alcanzan los estudios superiores también son victimas de este tipo de violencia, así como hombres que no tienen ningún tipo de escolaridad, constituyendo la minoría de acuerdo a las estadísticas.

Grafica 6, edad de víctimas del maltrato[12]

Monografias.com

Según los datos proporcionados en las estadísticas se pudo establecer que los hombres están recibiendo la mayor parte de los maltratos entre las edades que oscilan de los 31 a 55 años, que representa el 62% de las victimas.

Los hombres más jóvenes e incluso los mayores también son victima de violencia intrafamiliar en menor proporción, 30% y 6% respectivamente.

Grafica 7, número de maltratados por año[13]

Monografias.com

De acuerdo a las estadísticas ilustradas en la parte superior, podemos observar que el año que mas registró situaciones de violencia intrafamiliar contra los hombres fue el 2004 con el 22% de los casos en los últimos seis años, y el año que menos reporto casos fue el 2005. Es importante destacar que el porcentaje de casos reportados en los últimos seis años refleja la variabilidad de casos reportados a través del tiempo.

Grafica 8, hombres maltratados en los Estratos 2 y 5[14]

Monografias.com

De acuerdo a las estadísticas aportadas por medicina legal, podemos aseverar que la mayoría de casos de violencia intrafamiliar lo sufren los hombres de estrato dos, con un 75% de los casos; mientras que los hombres de estrato cinco solo representan un 14% de los casos de violencia intrafamiliar contra el hombre.

Testimonios de hombres maltratados

6.1 Fernando Marín: Bueno, expongo mi caso sin la menor acritud de género y con el deseo de que nos sirva a todos de ejemplo para comprender la ambivalencia de la violencia de género. .Mi novia me maltrata. Mido 192,83 y ella no llega al 52 k, pero puedo aseguraros que me maltrata. La he dejado porque veo que no tiene arreglo, con todo mi dolor, porque creo que es buena persona, pero...su comportamiento me ha revelado la sintomática del maltratador: llegado un punto, pierde los estribos, insulta, golpea con saña y estoy convencido que no me ha hecho mas daño por la diferencia de corpulencia (si ella fuese un hombre y yo una mujer probablemente me hubiese lesionado de gravedad en mas de una ocasión)Como veo que las "feministas "son tan nefastas como los maltratadores supongo que todo esto caerá en saco roto, pero yo, y de momento solo yo, estoy convencido de haber convivido durante un año con UNA MALTRADORA FISICA Y PSICOLOGICA. Si lo desean pueden contactar conmigo a mi dirección freeman192@hotmail.com

6.2. Ezequiel Aparici: "Al principio, cuando empezamos, me gritaba. Desde entonces, ya se le veía venir, pero uno siempre tiene la esperanza de que se vaya adaptar, de que puede cambiar…luego, te das cuenta que no es así. Empezó a pegarme y a tirarme todo lo que encontraba. Habían momentos en lo que se transformaba en una fiera. Intenté arreglarlo yendo a un psicólogo con ella, pero solo acudimos 2 veces porque vio que las conversaciones se querían reconducir hacia su agresividad. Y también creí que merecía todo lo que me hiciera. Sin embargo, hubo una vez que comprendí que realmente tenía problemas psicológicos y yo no tenia la culpa de que reaccionara de aquella manera."

6.3. Alfonso José Gómez Osorio: "Me insultaba habitualmente me gritaba y me hacia chantaje. Desde que nació mi primer hijo, me amenazaba con dejarme sin él sino atendía a todos sus caprichos. Me sentía constantemente menospreciado. Un día fue a mi lugar de trabajo y me pego delante todo el mundo. Puede no parecer muy fuerte pero al final uno termina creyendo que todos los defectos que se le achacan son reales y queda absolutamente mermado. Hasta que se detiene a pensar que su mujer realmente ha elegido al peor hombre que había o nada de eso es cierto. Para recuperar la autoestima es necesario hacer grandes esfuerzos y convencerse así mismo de que aquello que te dicen no es verdad."

6.5. Héctor Lozano: "un día en la comida, discutimos porque ella quería venir a un partido de tenis, a pesar de que nunca le había interesado el deporte. De pronto, se volvió loca y me clavó el tenedor en el pecho. No era la primera vez que me agredía llevaba un año torturándome, pero aquello fue lo que me hizo reaccionar. Antes yo era el que cuidaba al niño, y ella por el contrario nunca lo atendió, ni se preocupo por el; también me ocupaba de la casa, porque cuando volvía del trabajo me obligaba hacer la limpieza. Interpuse una denuncia por maltrato y ella se fue de mi casa con mi hijo. Tuve que esperar 20 días para poder verlo. Los actos se produjeron delante del niño, el cual obviamente se puso a llorar, pero lo peor no es eso, sino que también le pega a él."

Testimonio de mujer maltratante

Testimonio 1

¡Mi experiencia como mujer respecto a eso: lo confieso! Golpeo a mi novio, y él no carece de nada, muy por el contrario, me respeta mucho, nunca me ha levantado la mano, solo me ha detenido, pero me he dado cuenta que le provoco lástima cuando me pongo así. Para mí es muy doloroso caer en esos trances, y para él muchísimo más, pues se lleva los madrazos. Me detesto por eso, tenemos 13 años de casados y siete de novios, con una hija de 9 años. Sabes, a veces ha llegado el punto de que mi hija ha intentado actuar igual. Lo estoy pasando fatal.

Testimonio 2

¡Tu no sirves para nada! Esas son mis palabras cotidianas para mi esposo. Hace un año, mi esposo esta desempleado, pasa en la casa triste y deprimido, y eso me llena de ira. Durante el día pasamos discutiendo debido a nuestra difícil situación económica, y yo aprovecho cada momento para insultarlo y recordarle que es un negligente. Después que terminan las discusiones comienzo a sentirme mal por la manera en que lo trato, ya que en vez de apoyarlo, lo termino maltratando sicológicamente. Tal vez, si mi manera de reaccionar fuera diferente, nuestra situación actual estuviera mejor.

Testimonio 3

Yo no quería hacerle eso a mi marido. Yo no sé que me pasó. Soy celosa, pero no capaz de hacer una cosa así. Mi intención solo era asustar a Juancho, como lo llamaba por cariño, antes de enterrarle el cuchillo con el que picaba las verduras para el almuerzo

Hipótesis y variables

Hipótesis de investigación

La incidencia de la violencia intrafamiliar contra el hombre en los estratos bajos es mayor que en los estratos altos de la ciudad de Barranquilla. Presentándose en estos estratos, un común denominador que es la discriminación legal ha la que están sometidos los hombres que son víctimas de este tipo de violencia, ya que no cuentan con la misma protección legal de la mujer.

Definición conceptual

Violencia intrafamiliar. La violencia intrafamiliar son todas las situaciones o formas de abuso de poder o maltrato (físico o psicológico) de un miembro de la familia sobre otro, que se desarrollan en el contexto de las relaciones familiares y que ocasionan diversos niveles de daño a las víctimas de esos abusos.

Violencia intrafamiliar contra el hombre. Un hombre maltratado es aquel que es habitualmente agredido, en forma física y verbal, por su esposa, ex-esposa, compañera permanente, amante o novia.

Definición operacional

Determinación y comprobación por medio de estadísticas del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, de la incidencia que tiene el estrato socioeconómico en la violencia intrafamiliar contra el hombre.

Variable independiente

  • Si las personas de estratos bajos tuvieran mayor asistencia por parte del Estado, serían menos los hombres víctimas de este flagelo. Ya que la falta de oportunidades económicas están incidiendo en la violencia al interior de las familias de la ciudad de Barranquilla,

  • De la misma manera que el Estado y las leyes colombianas protegen a la mujer que es víctima de la violencia intrafamiliar debe protegérsele al hombre, igualando la legislación que sobre el respecto existe.

Resultados

Introducción

La presente investigación se realizó acerca de una problemática poco abordada antes, la cual tenía por fin realizar un análisis comparativo entre los estratos 2 y 5, en relación a la violencia intrafamiliar contra el hombre en la ciudad de Barranquilla.

Nuestra investigación se basó en datos estadísticos otorgados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Estas estadísticas demuestran que el maltrato hacia el hombre sí existe y que además si hay una gran incidencia en el estrato social al que éste pertenezca como víctima.

12.2 Estudio de casos

Caso I

Nombre ISRAEL

Ángela compañera permanente de Israel, le arrojó el jueves santo 28 de marzo del 2008 una cacerola llena de aceite hirviente, causándole quemaduras de segundo y tercer grado en el quince por ciento de su cuerpo, especialmente en el cuello, tórax y en la mano izquierda, según médicos del hospital infantil Francisco de Paula a donde fue trasladado Israel por sus vecinos ya que Ángela desapareció huyendo de las autoridades. Israel tiene 43 años, reside en el barrio la luz y manifestó no tener hijos con la agresora.

Caso II

Nombre JUAN, edad 24 años

Vive en el barrio los andes, convive con su pareja en calidad de compañeros permanentes. Comenta que su relación siempre se ha visto afectada por los constantes celos de su compañera, quien busca cualquier circunstancia para desatar su ira y constantes reclamos. La última discusión terminó por llevarlo a denunciar su situación, a declarar y aceptar que es victima de violencia intrafamiliar, pues su pareja se atrevió a propinarle agresiones físicas usando las uñas para atacarlo.

Caso III

Nombre ALEJANRO

Alejandro es un carnicero que vive en el barrio Santa María en el sur de la ciudad de Barranquilla. Su esposa de 19 años el 11 de julio del 2008, lo mordió y después le hundió un cuchillo en el intercostal izquierdo, porque Alejandro le reclamó el hecho de no haber comida preparada. Ella actualmente no ha ido capturada por la policía y por otra parte Alejandro triste y apesadumbrado dice que no permitirá que su esposa le acabe la vida.

Caso IV

Nombre LUIS edad 35 años

Se encuentra casado, tiene dos hijos, posee casa propia con todas las comodidades básicas, tiene estudios técnico, y trabaja.

Las circunstancias actuales de su matrimonio lo obligan a declarar que es un hombre víctima de violencia intrafamiliar, pues la relación con su pareja esta basada en las constantes agresiones de su mujer. Esta es quien lleva el mando de la relación y manifiesta que no hay equidad, pues el no tiene ni vos ni voto y cuando trata de opinar, de comunicarse o ayudar solo recibe golpes y araños, todo por culpa de la intolerancia de su mujer.

Caso V

Nombre JAVIER

Javier tiene 28 años, vive en el barrio el bosque. Actualmente se dedica al mototaxismo. Se acercó al instituto de medicina legal porque Sonia su compañera permanente, el día 19 de octubre de 2009 a las 7 de la noche tomo un tenedor y le ocasiono por ser éste un elemento cortante una lesión no fatal en el tórax, por los celos.

Caso VI

Nombre PEDRO, edad 35 años

Se encuentra casado vive al norte de la ciudad, tiene casa propia y tres hijos. Comenta que al principio, lo gritaba, pues es una mujer de esas que le molesta que le lleven la contraria y no se haga su voluntad. Sin embargo Pedro tenía la esperanza de que su mujer cambiara. Pero últimamente Empezó a tirarle las cosas y a pegarle. Han asistido al sicólogo, pero la última vez que lo agredió le causo un trauma facial a causa de los golpes y aruños que le propino.

Caso VII

Nombre JULIO

Julio es un comerciante de 26 años que vive en el barrio la ciudadela con su esposa Ana, quien con una tijera le causó heridas en sus miembros el día 25 de noviembre del 2007 a las 3 de la tarde, tras una discusión por razones económicas.

Caso VIII

Nombre FRANCISCO

Una tarde en el barrio Simón Bolívar de la ciudad de Barranquilla Francisco sufrió un trauma facial debido a un golpe que le propino su novia por haberle pedido que terminaran su relación. Francisco es un joven de 24 años con educación técnica y que actualmente trabaja de vigilante en una empresa de la ciudad.

Caso IX

Nombre CARLOS, edad 35 años

Carlos comenta que habían momentos en lo que su compañera parecía otra persona, por que se volvía muy agresiva, el Intento arreglarlo siendo más amoroso y comprensivo con ella. Sin embargo, hubo una vez que comprendió que su situación no iba a cambiar, pues la mujer se atrevió a agredirlo de tal forma que le causo heridas severas que ameritaban atención medica y la denuncia del caso.

Caso X

Nombre MARTÍN, edad 24 años

Martin es un hombre joven que ha realizado estudios superiores. Es muy amigable lo cual le trajo muchos problemas pues su novia era muy celosa e impulsiva y no lograba comprender esto, Mientras estaban juntos, solía gritarlo e insultarlo, y hasta le levantaba la mano. La situación se torno tan tensa que su novia con el pretexto de los celos impulsivos y enfermizos que tenia lo agredió físicamente con una botella, lo que llevo a la denuncia del caso y al fin de la relación.

Análisis de resultados

Estas estadísticas revelan que 460 hombres fueron maltratados en la ciudad de barranquilla y su área metropolitana en los últimos 6 años. Los resultados de este análisis multi-variado mostraron también que el estrato socioeconómico es el factor más fuertemente asociado con el riesgo de ser víctima de agresión, al analizar los datos estratificados por estas variables, ya que en el estrato 2 de la ciudad de Barranquilla se presentaron el 75% de los casos de violencia intrafamiliar contra el hombre.

Los 460 hombres declararon ser golpeados por sus actuales parejas y por sus ex; registrado de la siguiente manera: el 49% fue agredido por su esposa, el 30% por su compañera permanente, el 13% por su ex esposa, el 4% por su amante y el 2% por su novia. Estas mujeres maltratantes lograron causar lesiones en sus víctimas gracias a la utilización de mecanismos: contundentes (251), cortantes (85), corto contundentes (53), corto punzantes (8), punzantes (3), líquidos calientes (5) y armas de fuego (2). Como lo son, cuchillos, palos, uñas, piedras, zapatos, cartera, florero, martillo, agua caliente, platos, plancha, dientes, escoba, pico de botella, navaja, candado, varilla, silla, llaves, tacón, garrote, armas de fuego, entre otros objetos.

La violencia intrafamiliar no debe tener ningún tipo de justificación, ya que, como mencionamos antes, la familia es el núcleo esencial de la estructura social, por lo tanto los fenómenos que la afectan necesariamente se convierten en factores de afectación para toda la comunidad. Sin embargo, las personas que cometen este tipo de crimen y en especial en este caso, el 25% de las mujeres que maltrataron a estos 460 hombres dicen haberlo hecho por intolerancia, el 18% por motivos de celos y desconfianza, el 2% por la existencia de machismo y superioridad por parte del hombre y otras lo hicieron por el desamor, por la drogadicción, alcoholismo, por razones económicas, por divorcio y separación, por infidelidad y por enfermedades físicas y/o mentales.

A este tipo de violencia no escapa nadie, tanto jóvenes, como adultos y hasta adultos mayores son víctimas de la violencia intrafamiliar, por eso llamamos al dialogo al interior de los hogares barranquilleros, porque, es preocupante que haya casos de hombres hasta de 80 años maltratados por sus parejas. La edad en donde éstos son mayormente maltratados oscila entre 31 y 55 años, manifestándose el 62% de los hechos, seguida por edades entre 15 y 30 años con un 30% de casos[15]

De los 460 casos arrojados en esta investigación de hombres víctimas de violencia intrafamiliar, tomamos una muestra de 26 casos que representan y detallan la situación a la que estos hombres están sometidos, como son qué relación tienen con la agresora, los motivos de estas para ejercer el maltrato, los objetos utilizados en la agresión, la escolaridad de los hombres maltratados y el estrato social al que pertenecen las víctimas.

Bibliografía

BIERMANN, Enrique. Metodología de la investigación y del trabajo científico: Unisur.

GUTIERREZ, Virginia. La familia en Colombia, trasfondo histórico. Ed. Universidad de Antioquia.

GUZMAN CAMPOS, Germán. FALS BORDA, Orlando y UMAÑA LUNA, Eduardo. La violencia en Colombia. Ed. Taurus historia 2005.

HERNANDEZ SAMPIERI, Roberto. FERNANDEZ COLLADO, Carlos y BAPTISTA LUCIO, Pilar. Metodología de la investigación. ED. Mac Graw Hill.

JIMENEZ CABALLERO, Carlos. Espacios para la transformación, vínculo familiar y ciudadanía: pontificia universidad javeriana.

MALDONADO, María Cristina. Conflicto, poder y violencia en la familia. Ed. Facultad de humanidades, sociedad y desarrollo univalle.

La familia núcleo de valores. Ed. Grupo latino.

Derechos humanos. Mecanismos de protección contra la violencia intrafamiliar: defensoría del pueblo.

 

 

Autor:

Jeniffer Claudet Rodríguez Jiménez

jenita-13[arroba]hotmail.com

Universidad del Atlántico

Facultad de Ciencias Jurídicas

Derecho Diurno

Barranquilla

2009

[1] Constituci?n Pol?tica de Colombia: comentada / compilaci?n de Jorge P?rez Villa. 13a. ed. Bogot?: Leyer, 2009.

[2] Straus Murray A; Kaufman Glenda. Detr?s de las Puertas Cerradas. Estados Unidos. 1992

[3] Gelles, Richard. Las Personas Olvidadas de la Violencia Domestica: las Victimas Masculinas. Estados Unidos. 1999.

[4] comisar?as segunda y tercera de familia. Comuna 8. Medell?n. 2008

[5] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2007.

[6] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009.

[7] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009.

[8] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[9] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[10] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[11] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[12] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[13] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[14] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009

[15] Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forences. Subdirecci?n de servicios forences. Lesiones por maltrato de pareja. En el a?o 2008 y 2009.

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda