Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El gran viaje hacia la silueta tan distante

Enviado por Javier Molina



El gran viaje hacia la silueta tan distante

I

Me hallo aquí sentado con mis pensamientos

Sin saber cómo ni donde expresar mis sentimientos

Pasan dos minutos perdidos en el firmamento

Y aún sigo buscando comprender tu sufrimiento

Paso una hora jugando con mi entendimiento

Y la luz de la luna te envía su consuelo

Llega el amanecer con sus nítidos reflejos

Para dar paso a un gran advenimiento

II

Llega a mis oídos la voz de un mensajero

Que me incita a salir de mi funesto encierro

Una extraña visión me lleva ante un buen hechicero

Que me muestra un camino lleno de grandes retos

Entre aquellos retos encuentro algunos de mis sueños

Que no he podido cumplir por mi desfallecimiento

Surge un remolino con vientos tan violentos

Que hacen del azul cielo un gran cúmulo negro

Cuando acaba aquel invierno turbulento

La luz del sol deja ver mil gestos halagüeños

III

Camino día y noche en busca de respuestas

Recordando en cada paso al ser que me desvela

Una nueva visión me muestra las estrellas

Y en ellas encuentro la mismísima excelencia

Un coro de ángeles canta con delicadeza

Aquella dulce canción que me recuerda tu belleza

Una brisa fresca de extremada sutileza

Deja escapar un perfume de delicada pureza

IV

Entre aquella algazara pierdo la paciencia

Tratando de explicar la razón de tu ausencia

Cuando aquellos ángeles se marchan con reverencia

Vuelve a mi mente tu imagen de incomparable decencia

Llego a un antiguo reino que se encuentra en decadencia

Y encuentro mil razones para extrañar tu presencia

V

El movimiento de mis manos produce frases sin igual

Y con la voz mil melodías he de fabricar

Las palabras que aquí escribo ante tus ojos han de llegar

Y así cada rincón de tu persona se pueda engalanar

Miles de espantosos males he de rechazar

Y en aquel oscuro rincón la luz de tus ojos encontrar

VI

Con el retorno de aquellos desconocidos seres

La luz del sol refleja tu silueta indiferente

Vuelve aquella dulce canción nuevamente

Que me atrevo a cantar alegremente

Un estrecho camino me lleva ante un brillo incandescente

Que me muestra la salida de aquella pesadilla inclemente

VII

Esperando pacientemente tu tan ansiado regreso

Me doy cuenta de mi gran pérdida de tiempo

Una serie de sucesos me causa gran desconcierto

Y a la vez hacen avivar mi desaliento

Algo parece indicar el fin de aquel decaimiento

Para preparar un bellísimo acontecimiento

VIII

El sol brilla hoy en día con grandioso fulgor

Dando a todo lo opaco un vivísimo color

Un gran sentimiento consume mi corazón

Y por todo mi cuerpo discurre una gran sensación

Aquella obra de teatro baja su telón

Para dar fin a tan larga desesperación

Es tu viva imagen causa de mi emoción

Que día a día manifiesto con gran devoción

IX

Vuelvo al lugar donde todo empezó

Descifrando el acertijo que por tanto tiempo me absorbió

Recuerdo aquel relato que tanto placer me causó

Y en el que la naturaleza importante papel jugó

Aquel hermoso himno de mi mente se adueñó

Y tu inmarcesible voz en mí se inmortalizó

X

Mirando algunos paisajes de aquel mundo desconocido

Observo un reflejo de aquel ser aterido

Una luz de hermosísimo colorido

Esfuma con sus mantos aquellos recuerdos sombríos

Un precioso avistamiento absorbe mis ojos y mi conocimiento

Y me hace correr hacia todo aquello que considero bello

Un extraño fenómeno causa grandes detrimentos

Que tus lágrimas de alegría eliminan por un breve momento

El imponente brillo de aquellas gemas preciosas inunda todo mi aposento

Y tu imponente sonrisa acapara todos mis pensamientos

XI

Soñando con aquel lugar recién descubierto

Un pincel dibuja tu rostro en el azul cielo

Un viento fuerte estremece lo que estoy construyendo

Y me hace escuchar mis lamentos

Cuando acaba aquel suceso que tanto causaba tormento

Se devuelve a este lugar el anhelado sosiego

Al final mis palabras se terminaran desvaneciendo

Para lentamente invadir el firmamento

Desde aquel recinto que se encuentra a lo lejos

Bajan hacia tus oídos mil voces cargadas de afecto

 

Letras de luz

I

He observado día a día la luz incandescente

Incandescente luz que quema como el sol naciente

Sol naciente que refleja tu figura sedente

Y que decentemente muestra a un ser muy sonriente

Ser sonriente que canta alegremente

Y que pacientemente espera tu llegada inminente

Tan inminente es la cercanía de la pendiente

Para hallarme a pocos pasos de mirarte fijamente

II

No puedo entender por qué tanto silencio

Si entre tantas oraciones por ti pido al cielo

Desde allí un ángel invade mis sueños

Que al volverse realidad acaban con mis miedos

Es esa realidad la que recuerdo a cada momento

Momento este en el que corro a tu encuentro

Aquel misterioso encuentro que resulta muy incierto

Me sumerge cada vez más en un inhóspito desierto

Es aquí donde busco sin ningún acierto

Aquello que un día te entregué en silencio

III

Una mañana despierta una flor con su suave fragancia

Y debe ser entregada a quien alimenta mi gracia

Al tomar la decisión de descubrir tu mirada

Escribo con letras de luz el mensaje de mi extensa carta

En esa carta logran verse miles de alabanzas

Que se dirigen a admirar a quien es mi esperanza

Con aquella esperanza inicio mis andanzas

Hacia aquel lugar donde tu silueta se estampa

IV

Aquellas mismas letras inundan mi mente abierta

Y mi diminuto lápiz las hace un bello poema

Tan legible es la afirmación que aquí se presenta

Para que luego esto termine en mil regalos a tu puerta

Luego se deja ver una grandiosa luz perpetua

Que con hermosos colores te retrata en una gema

V

Todas las piedras preciosas otorgan su interminable brillo

Para hacer de las tinieblas un soñado paraíso

Desde allí se expulsa un ominoso imprevisto

Y se vislumbra un sinuoso camino

Desde aquí comienzo a escuchar un inocente sonido

Que con grandiosas arengas enjuga mis sentidos

El hermoso sonido que acaba con mil gemidos

Me guía hasta el lugar donde se halla ese rostro afligido

VI

Al llegar al atrio de aquella pequeña plaza

La fina llovizna dibuja una figura delicada

La luz infatigable la hace parecer filigrana

Para lucir sus ojos como preciosas esmeraldas

Al intentar mirar la figura completamente agraciada

La intensa luz de aquellos ojos me duerme en esa fría mañana

Cuando cesa la llovizna que tanto el rostro me mojaba

Siento que alguien me habla con la dulce voz que tanto recordaba

VII

En aquel lugar donde reinaban terribles disensiones

Comienza a gestarse un suceso de inmensas proporciones

Miles de finos pétalos de las más fragantes flores

Son llevados al lugar donde se halla la mayor de mis intenciones

Con aquellas obras pretendo inducirme emociones

Que me llevan a completar aquello que hoy hago en tu nombre

VIII

Parado ante aquel portal que me llevará a tu presencia

Recuerdo aquel diamante de inexplicable procedencia

Ese misterioso regalo que enviaré con benevolencia

Me obliga a dejar de lado toda mi reticencia

Al verme subiendo por esa fría ladera

Pienso en lo pertinaz que será en mi vida tu existencia

IX

Mientras escuchaba esa misma canción con la que siempre me calmaba

Recordaba mil cosas que desde el día de ayer soñaba

Entre aquello que soñaba se encontraba esa antigua morada

Donde cada día tu inocencia me exaltaba

Cuando puedo acercarme a la fogata que tanto me calentaba

Vuelven las letras de luz con las que tanto te admiraba

X

Cuando intenté reírme con el gracioso movimiento de las aguas

Mis manos estaban ávidas de alcanzar largas distancias

Después de ese camino que el cuerpo me cansaba

Escuchaba hermosos cantos que en el aire aún sonaban

Al respirar el oxígeno que tanto me reconfortaba

Pude recordar que allí estaba quien mis recuerdos engalanaba

XI

Algún día cuando ingrese a ese lugar que tantas alegrías guarda

Podré escuchar al mensajero que con tanta prisa me buscaba

Al recibir de este el mensaje que tanto esperaba

Un mar de mil sanaciones me conducirá a tu mirada

Llevando la finalidad de exterminar lo que a aquel rostro lastimaba

Lograré consolar las lágrimas que aquellos ojos derramaban

Al eliminar todo aquello que el corazón perturbaba

Podré imaginar aquel rostro que de felicidad sonrojaba

XII

Estando envuelto en ásperas desobediencias

La llegada de un anciano juez suprime mis penitencias

Cuando parezco verme atrapado en tantas desavenencias

Puedo dirigirme hacia el sitio donde está la mayor gentileza

Es esa gentileza con la que dos manos se expresan

Para intentar dar atención a un ser que sobrecogido espera

Al untar mi voz con frases de grandiosa sutileza

Pueden eliminarse heridas que maltrataban la conciencia

XIII

Mientras escucho los latidos que tanto en mis oídos resonaban

Vuelven al papel esas frases que siempre me animaban

Son aquellas frases las que relatan mi exhaustiva caminata

Hacia el lugar donde se encuentra la más hermosa ágata

Con aquella joya que a nada se compara

Puedo imaginar la luz que de tus ojos se irradia

XIV

Parado frente a la torre que desprende mil luminiscencias

La luna llena resplandeciente se encarga de darme reminiscencias

Al observar aquel retrato que orgullosamente te refleja

Puede volver la felicidad que tu recuerdo me deja.

 

 

Autor:

Javier Molina


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda