Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Validación de proceso en la industria farmacéutica




  1. Resumen
  2. Validación de proceso en la industria farmacéutica. Antecedentes
  3. Prioridades de la validación de procesos
  4. Tipos de validación de proceso
  5. Etapas de la validación
  6. Documentación de la Validación
  7. Validación ventajas y desventajas
  8. Bibliografía

Dentro de las Buenas Prácticas de Fabricación (BPF) la validación constituye uno de los principales requisitos de calidad a cumplir para garantizar la satisfacción del consumidor. La validación del proceso es el establecimiento de evidencias documentadas que proveen, un alto grado de seguridad de que un proceso específico producirá consistentemente un producto cumpliendo las especificaciones y características de calidad predeterminadas (16). El objetivo de la validación de un proceso es demostrar la capacidad de proporcionar, de forma continuada y reproducible, productos homogéneos de acuerdo a unas especificaciones de calidad. La validación de proceso se clasifica atendiendo al momento en que se realiza la validación en relación con la producción, puede ser prospectiva, concurrente, retrospectiva o reiterada (revalidación). (16). En está monografía se hace referencia a cada una las calificaciones anteriores. La validación transita por cuatro etapas o fases que son: la calificación de diseño (CDi), calificación de la instalación (CI), calificación de la operación (CO), y calificación del desempeño (CD). La documentación de la validación es una parte fundamental, ya que la validación es elaborar una evidencia documentada de la calidad de los productos fabricados (21). Los elementos claves del programa de validación serán claramente definidos documentados en un Plan Maestro de Validación. (17) El documento clave de la validación es el protocolo de validación en base al cual se preara un informe técnico (21). El protocolo de validación es un plan escrito que establece como debe de realizarse el estudio de validación. (17)

Palabras claves: validación, validación de proceso, Plan Maestro de Validación, protocolo de validación.

La vocación de la industria farmacéutica desde siempre ha sido producir medicamentos de calidad y con total garantía de seguridad. Con los años, se han ido desarrollando recomendaciones e incorporando requerimientos que han evolucionado hasta una reglamentación estricta. La industria farmacéutica disfruta de una imagen de calidad excelente. Al elaborar sus productos destinados a curar la enfermedad, salvar vidas o mejorar la calidad de vida, no puede haber el mínimo margen para el error. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de control y fabricación, se exige una mejora continua y máximas garantías de la calidad. Y es en el avance para conseguir un total dominio de la calidad, cuando surge el concepto de validación.

Hoy en día, todos los técnicos de la industria farmacéutica, incluidos los de distribución, marketing, desarrollo, garantía de calidad, producción, registros, están de acuerdo con el axioma de que "la calidad no se controla en un producto, la calidad se construye durante su fabricación" (1).

La calidad del medicamento se consigue en todos y cada uno de los pasos de su proceso de producción, desde su investigación hasta el último análisis sobre el producto final (2). La garantía de la calidad de un producto (farmacéutico o no) deriva de una cuidadosa (y sistemática) atención a todos aquellos factores que pueden influir en su calidad: selección de sus componentes y materiales, diseño (de producto y proceso) adecuado y control (estadístico) del proceso.

Alcanzar este nivel de calidad de los medicamentos requiere garantizar que cada una de las etapas de la producción se realiza de forma adecuada y cumpliendo aquellos parámetros de calidad que se han establecido previamente. Y este máximo grado de seguridad tan sólo lo proporcionan los procesos de validación. No hay que olvidar que para obtener medicamentos seguros y eficaces de forma continuada, es necesario que su calidad sea constante. Este objetivo sólo se alcanza cuando las especificaciones que se aplican están basadas en procedimientos validados y por lo tanto, permiten comparar resultados de lotes de reciente fabricación con aquellos que fueron utilizados para ensayos farmacológicos y toxicológicos (2-3).

El concepto de validación, en concordancia con la fabricación de medicamentos, surgió hace 20 años (4-5). Fue cuando la FDA (Food and Drug Administration) revisó las normas relativas al control de la fabricación de los productos farmacéuticos. Estas normas son conocidas como las GMP (Good Manufacturing Practices) o cGMP (current Good Manufacturing Practices). En 1978, la palabra validación apareció por vez primera en algunas secciones de las GMP. Sin embargo, en el capítulo de definiciones, el término no aparecía. Más tarde en un documento interno de la FDA se definía validación de forma sencilla: un proceso de fabricación validado es uno que ha sido comprobado que hace lo se proponía o intentaba hacer. En este momento destacan las aportaciones que hizo Loftus, como inspector de la FDA, a su entendimiento y difusión. Ni que decir tiene, que la definición ha sido revisada, corregida, completada y actualizada,...; en los 20 años posteriores y hasta hoy se han añadido ideas que pudieron parecer subliminales o incluso novedosas pero de las cuales se deben destacar tres aspectos principales:

  • Necesidad de documentar el proceso de validación, es decir disponer de todo por escrito.

  • Necesidad de que provea un alto grado de seguridad de proceso, es decir la certeza de que el sistema trabajará correctamente.

  • Necesidad de que el proceso producirá repetidamente productos aptos, es decir que cumplan las especificaciones. (6)

La idea de cualificación o validación no es básicamente una idea nueva (7,8), sin embargo, siempre ha estado rodeada de confusión (9). Todos los expertos coinciden (10) en que la validación no es un descubrimiento innovador (11, 12), quizás lo único innovador sea la exigencia de formalizar y documentar todo lo que se venía haciendo hasta ahora, de una forma más sistematizada. El cumplimiento de la capacidad de calidad de los aparatos o de su funcionamiento adecuado también fue comprobado en el pasado. Sin embargo, hoy, no sólo es comprobar o calibrar, también se deben aplicar pruebas de optimización, monitorización y verificación tanto a los equipos como a los procedimientos de producción y de control. Estas actividades estaban menos organizadas entonces y se hacían sin referirse a protocolos establecidos o prácticamente sin documentación. Éste es el elemento relativamente nuevo que trae la validación: la documentación. Debe quedar claro que el término validación como el de cualificación se refiere al proceso formal y sistemático de establecer que el equipo es operativo y el procedimiento es adecuado para el proceso previsto. (6)

Las nuevas exigencias de la industria farmacéutica exigen una respuesta eficiente de los productores que permita evidenciar la consistencia de los productos por ella fabricado. Dentro de las Buenas Prácticas de Fabricación (BPF) la validación constituye uno de los principales requisitos de calidad a cumplir para garantizar la satisfacción del consumidor.

Un sistema validado es un sistema estable capaz y robusto (13). Con la validación se logra el aseguramiento de la calidad, reducción de costo, aumento de productividad, cumplimiento de regulaciones y normas y optimización de proceso.(14)

La OMS defiende a la validación como: el acto documentado de probar que cualquier procedimiento, proceso, equipo, material, actividad o sistema conduce realmente a los resultados esperados (15). En la Regulación 5 del CECMED aparece definida como: acción de comprobar que cualquier procedimiento, proceso, equipo, material, actividad o sistema responde realmente a los resultados esperados (16). La Regulación 16 del CECMED la define como: acción documentada que demuestra, de acuerdo con los principios de las BPF, que cualquier procedimiento, proceso, equipo, material, actividad o sistema realmente brinda los resultados esperados (17).

Según la regulación 5 del CECMED la validación de proceso es el establecimiento de evidencias documentadas que proveen, un alto grado de seguridad de que un proceso específico producirá consistentemente un producto cumpliendo las especificaciones y características de calidad predeterminadas (16).

Validar representa la voluntad de invertir en el conocimiento del proceso, en la comprensión de las relaciones entre los diferentes parámetros y en la comprensión de las relaciones entre proceso y su entorno para al final establecer las óptimas y repetirlo (18).

En caso de modificaciones o que se pretenda mejorar deberá procederse a un proceso de revalidación u otra validación nueva.(6)

Sin embargo, la cualificación y la validación son vocablos que también se confundían hace algún tiempo. Definitivamente, la cualificación se refiere esencialmente al funcionamiento de la maquinaria, equipos y aparatos de laboratorio, de los cuales se ha de demostrar experimental y documentalmente que funcionan de acuerdo con el uso previsto. La validación se refiere a procesos, sistemas y métodos y supone establecer una evidencia documentada de que un proceso se realiza y produce un producto que está dentro de las especificaciones predeterminadas (19)

Otro concepto íntimamente relacionado con los estudios de validación es aplicar la filosofía del peor caso (20).

El objetivo de la validación de un proceso es demostrar la capacidad de proporcionar, de forma continuada y reproducible, productos homogéneos de acuerdo a unas especificaciones de calidad. Para ello es imprescindible el conocimiento profundo del proceso, a fin de realizar un análisis de riesgos y detectar los puntos críticos que puedan incidir en la calidad del producto.

Desde un punto de vista industrial (y realmente práctico) los esfuerzos de validación deberían ir hacia los productos comercialmente más importantes (21). Desde un punto de vista de seguridad farmacéutica deben incluirse, además, los productos con dosis muy bajas, los inestables químicamente y los de baja solubilidad o baja absorción. He aquí el trabajo del profesional al aunar sus conocimientos y experiencia para cumplir sus objetivos de seguridad farmacéutica a la vez que provee un beneficio económico para su Compañía. Está claro que la validación sólo puede convencer a los economistas con rentabilidad y sus influencias positivas en la cuenta de resultados y por supuesto, no existe (como siempre) una única visión o planteamiento para llevar a cabo una validación, sino que a cada caso particular habrá que aplicar unos principios generales extraídos de las guías(22).

Las principales prioridades a tener en cuenta para la selección de que procesos deben ser validados aparecen a continuación:

1. Nuevos procesos de producción. Todo nuevo proceso debe ser validado antes de ser aprobado para su producción en serie.

2. Procesos de producción existentes.

2.1 Procesos diseñados para obtener productos estériles. Todos los procesos que afecten la esterilidad y el ambiente de trabajo deben ser validados. La mayor prioridad la tiene la etapa de esterilización.

2.2 Producción no estéril. En la producción de cápsulas y tabletas de pequeñas dosis la máxima prioridad la tienen las operaciones de mezclado y granulación con el objetivo de obtener uniformidad. Para otras tabletas y cápsulas la prioridad la debe tener las operaciones de compresión y llenado de las cápsulas con el objetivo de obtener uniformidad de la masa. (16)

La validación debe estar desarrollada por personal calificado y capacitado. El equipo o comisión de Validación debe estar formado por un equipo multidisciplinario que abarque esfera como: la producción, desarrollo, investigación, ingeniería y calidad.

La validación de proceso se clasifica atendiendo al momento en que se realiza la validación en relación con la producción, puede ser prospectiva, concurrente, retrospectiva o reiterada (revalidación). (16)

La validación prospectiva se aplica sobre un producto nuevo involucra una fase experimental, se realiza en conjunto con el desarrollo de nuevos productos y procesos. Se hace antes de una fabricación convencional. (14) Se lleva a cabo durante la etapa de desarrollo y es el resultado de un análisis de riesgo en el proceso productivo. También puede realizarse cuando se prevé efectuar cambios en el proceso de fabricación que pueden afectar las características del producto. (16)

La validación concurrente es la forma de validación que se lleva a cabo durante la producción normal. (16) Es establecimiento documentado de que un proceso especifico cumple con su propósito (14). Para que este método sea efectivo es necesario que los aspectos críticos hayan sido evaluados en la etapa de desarrollo (validación prospectiva). Los tres primeros lotes de producción deben ser seguidos y controlados. La evaluación de los resultados es empleada para establecer la naturaleza y las especificaciones subsecuentes de los controles del proceso y del producto final. La validación concurrente, combinada con otros análisis, incluyendo la estabilidad, debe efectuarse durante toda la vida en producción del medicamento. (16)

La validación retrospectiva consiste en establecer una evidencia documentada de la idoneidad de un producto o proceso basándose en la evaluaciones de los datos históricos acumulados existentes (23). Es la forma de validación que mira atrás a las experiencias obtenidas durante la producción; se sustenta en la condición de que la composición, los procedimientos y el equipamiento permanezcan sin cambios, y que la experiencia con la instalación y los resultados del control de procesos y del producto final sean evaluados. Se compilan los resultados de los análisis y se determina si el proceso se encuentra dentro de los límites permisibles (16).

La revalidación es necesaria para asegurar que cualquier cambio introducido intencionalmente o no, no varíe la consistencia del proceso de producción, lo que permitirá que no existan variaciones en la calidad del producto. La revalidación puede ser clasificada en dos grandes categorías: revalidación en casos de cambios y revalidación periódica. La revalidación en casos de cambios debe ser realizada después de cualquier cambio que afecte las características establecidas del producto. Estos cambios pueden incluir las materias primas, los materiales de envase, los procesos de producción, el equipamiento, los controles del proceso, las áreas de producción, o los sistemas de apoyo (agua, vapor, etc.). La revalidación periódica es necesaria incluso si no se han introducido cambios intencionales porque se pueden producir cambios en los procesos aun en los casos en que operadores experimentados trabajen correctamente de acuerdo a los métodos establecidos, el equipamiento durante su uso puede producir cambios graduales. (16)

Cualquiera de ellas es aceptada y válida para dar evidencia documentada y demostrar que un proceso hace lo que debe hacer. Sin embargo, cada aproximación tiene sus características y limitaciones y por lo tanto, antes de desarrollar una validación deberá evaluarse qué tipo de validación puede dar la mayor información sobre la seguridad y la estabilidad del proceso. (24)

Para productos nuevos se practica una validación prospectiva, mientras que para productos existentes se suele aplicar la validación retrospectiva (24). Sin embargo, la validación concurrente proporciona más información y ayuda a seguir estudiando el proceso previamente validado prospectivamente. (6)

En la práctica, además deben realizarse revalidaciones (25), que son "repeticiones" parciales de la validación completa, en función de los cambios que se hayan practicado en el proceso. Cambios o hechos habituales que obligan a revalidar son:

  • cambios en componentes críticos (calidad materias primas, proveedores),

  • cambios o sustituciones de piezas del equipo o de materiales de acondicionado,

  • cambios en la planta o instalaciones (localización o tamaño),

  • aumento o disminución del tamaño del lote,

  • si varios lotes secuenciales no cumplen los límites.

Aunque no hayan cambios significativos, es útil revalidar el proceso periódicamente para evaluar que se siguen cumpliendo los parámetros preestablecidos y no ha habido variaciones importantes en el proceso que influyan en su capacidad de calidad. (6)

La validación transita por cuatro etapas o fases que son: la calificación de diseño (CDi), calificación de la instalación (CI), calificación de la operación (CO), y calificación del desempeño (CD.

La calificación de diseño (CDi) es evidencia documentada de que las instalaciones, sistemas de apoyo, equipos y procesos hayan sido diseñadas en correspondencia con los requerimientos de las BP. (17)

La calificación de la instalación, (CI) es la evidencia documentada de que las instalaciones, sistemas de apoyo, equipos y procesos hayan sido construidas e instaladas en correspondencia con sus especificaciones de diseño. (17) Estas especificaciones pueden ser: descripción de equipo y su capacidad de trabajo, información de fabricante, información de mantenimiento, lista de procedimiento de operación, lubricantes, especificaciones del sistema de apoyo crítico, características de los sistemas de control y monitoreo, planos de la instalación y diseño entre otras. (14)

La calificación de la operación (CO) es la evidencia documentada de que las instalaciones, sistemas de apoyo, equipos y procesos operen en correspondencia con sus especificaciones de diseño. (17) Demuestra que el sistema, maquinaria y/o equipo involucrado opera correctamente una vez que se ha concluido la calificación de la instalación. (14)

La calificación del desempeño (CD) es la evidencia documentada de que un proceso específico produzca consistentemente un producto que reúna sus especificaciones y atributos de calidad predeterminados. (17) Demuestra la efectividad y reproductibilidad del proceso bajo condiciones límites de operación. (14)

La documentación de la validación es una parte fundamental, ya que la validación es elaborar una evidencia documentada de la calidad de los productos fabricados (23).

Los elementos claves del programa de validación serán claramente definidos documentados en un Plan Maestro de Validación. (17) El Plan Maestro de Validación es un pre-requisito importante para un programa de validación, ya que provee un resumen de la filosofía, política, intenciones y enfoque para la validación que tiene la empresa.

El Plan maestro de validación debe contener como mínimo la información siguiente: la política de validación / revalidación, la estructura organizativa de las actividades de validación el resumen de instalaciones, sistemas, equipos y procesos que se deben validar o calificar, según corresponda, el formato de la documentación: el formato que se emplea para los protocolos e informes, la planificación y calendario el control de cambios y referencia a documentos anteriores. (17)

El documento clave de la validación es el protocolo de validación en base al cual se preara un informe técnico (23). El protocolo de validación es un plan escrito que establece como debe de realizarse el estudio de validación. Las partes que comprende este documento son (17):

  • El objetivo del estudio. Es el propósito general del estudio para productos o procesos.

  • Una descripción completa de los procedimientos a seguir. Se describe el proceso a validar y el diagrama de flujo del mismo, identificando claramente la fase a validar. Debe especificarse también el equipo que interviene en esta fase.

  • Los parámetros que se medirán. Se identifican los parámetros que van a ser medidos y porque equipos van a ser registrados. Se documenta la calificación previa del equipo a calificar.

  • Cómo se analizarán los resultados. Se define el tratamiento y análisis que se le darán que se le dará a los resultados ya sea un tratamiento estadístico, realización de gráficos de control u otro.

  • Los criterios de aceptación determinados con anterioridad para extraer las conclusiones. Deben quedar claramente establecidos de forma que garanticen la efectividad de la validación y permitan llegar a conclusiones precisas a partir de los resultados. (17)

Los resultados del protocolo de validación deben de prepararse y conservase como evidencia un informe escrito, debidamente firmado y fechado por las personas designadas, que resuma los resultados y las conclusiones obtenidos durante la validación. Los resultados serán evaluados, analizados y comparados contra los criterios de aceptación definidos en el protocolo; dichos criterios serán cumplidos para considerar aprobado el estudio realizado. (17)

Los principales beneficios de la validación son: prevenir las desviaciones del proceso productivo, optimizar el uso de equipos y personal en procesos críticos, facilitar el planeamiento y control de la producción y verificar la capacidad del proceso. (23)

La validación es considerada como una actividad basada en la prevención, si se coloca más esfuerzo en el desarrollo y en la validación al comienzo, luego habrá menos posibilidad de errar durante la vida del producto. En la validación el fabricante está tratando de medir la reproducibilidad y establecer que la variabilidad cae dentro de límites de confianza preestablecidos.

La validación es costosa, una industria en crecimiento y en peligro de volverse insoportable para muchos fabricantes farmacéuticos, particularmente en las naciones en vías de desarrollo. Sin embargo, la evaluación basada en el riesgo y la determinación de los pasos críticos deberían usarse para identificar lo qué necesita validarse, y lo qué puede ser simplemente verificado, mediante ensayos si se necesita.

La validación es una operación costosa, pero desde un punto de vista de productividad económica puede optimizarse en sí mismo, si se aplican con ciertos criterios "ahorradores" de recursos, es decir:

  • Comenzar el ejercicio lo antes posible, al poner en marcha un procedimiento de fabricación tras el desarrollo y asignando los parámetros de control de la misma manera.

  • Definir claramente las funciones de validación y operaciones críticas y documentar sólo éstas en la validación frente al resto de no críticas.

  • Subcontratar algunas validaciones o las más complicadas a proveedores (climatización, equipos acondicionamiento).

  • Disponer de documentos y Protocolos que se adapten a las futuras validaciones.

  • Practicar reagrupamientos de validación, práctica muy útil en las validaciones de limpieza, validando sólo el producto más problemático y extrapolando las conclusiones al resto de productos.

  • Validar el caso más desfavorable (por tipo de máquina o tipo de producto).

  • Utilizar herramientas estadísticas (diseño factorial, capacidad, planes de experiencias).

  • Racionalizar la validación en sí misma (iniciarlo para los productos nuevos, o los más interesantes económicamente, etc.).(26)

Muchas han sido las razones que se han publicado para justificar la validación (1); entre las habituales se encuentran la reducción de costes (derivados del ahorro en el número de muestras a controlar, el propio costo del control, la disminución de anomalías en los productos y por ende de rechazos, retratamientos y recontroles), pero la más importante es la garantía que proporciona al fabricante ya que un proceso validado "es un proceso sin problemas para producir calidad". Otra razón importante es la mejora de la logística interna del flujo de fabricación (se pueden adecuar los tiempos de suministro y espera al flujo real) y la inestimable ventaja de detectar a tiempo los errores (detectar una anomalía en la misma fase donde se produce gracias a los indicadores de control del proceso); por supuesto la última razón viene impuesta por las exigencias de las autoridades sanitarias. (6)

El principal objetivo de cualquier empresa, farmacéutica o no, es producir productos de calidad al mínimo coste posible. Para lograr este objetivo la filosofía de la validación es esencial. En la industria farmacéutica utiliza materiales caros, instalaciones y equipos sofisticados y personal altamente cualificado, todo lo cual hace imprescindible el uso eficiente de estos recursos para la supervivencia de la compañía. El coste de los fallos de producto (rechazos, reprocesos, retiradas, reclamaciones) es una parte significativa del coste directo de producción. Y éste es uno de los únicos puntos de que se dispone para mejorar la productividad (27) y la competitividad en la industria del futuro. La industria farmacéutica y su ámbito está movilizada para definir y realizar una mejor validación con un mínimo coste (28).

  • 1. Rudolph JS. Validation of solid dosage forms. En: Berry IR y Nash R, editores. Pharmaceutical process validation. New York: Marcel Dekker; 1993. p. 167-190.

  • 2. La Validación de la teoría a la práctica. Actas del X Encuentro de AEFI: 5-7 octubre de 1989. Toledo, 1989. p. 9-20, p. 79-101.

  • 3. Ylla-Català M. La validación un reto actual. Normas para la práctica de una correcta validación. Ciencia e Industria Farmacéutica 1983; 2(2ª época) (1): 25-28.

  • 4. Edwards C. Validation of solid dosage forms, the FDA view. Drug Development and Industrial Pharmacy 1989; 15 (6&7): 1119- 1133.

  • 5. Totzlaff Rf, Sheperd. RE, Loblanc AJ. The validation story: perspectives on the systematic GMP inspection approach and validation development. Pharmaceutical Technology 1993; (march): 100-116.

  • 6.  García Montoya Encarnación Optimización, validación y modelización de un proceso de fabricación de comprimidos. Desarrollo de una aplicación interactiva multimedia Tesis doctoral Facultad de Farmacia Universidad de Barcelona, Barcelona. Data de lectura: 5 /05/01

  • 7. Chemtab C. Principes généraux de la validation des procedés de validation. STP Pharma Pratiques 1995; 5(3): 222-228.

  • 8. Skepnek E. FDA validation and certification. The rigth way. STP Pharma Pratiques 1991; 1 (6): 641-646.

  • 9. Neal C. Back to the basics. A philosophical overview. Journal of Validation Technology 1997; 3 (3): 281-283.

  • 10.  Salazar R. Validación de procesos en la fabricación de formas farmacéuticas no estériles: coordinador. Seminario del Programa Superior de Formación Farmacéutica. Formación continuada Les Heures. Universidad de Barcelona. Barcelona. Marzo 1997.Ponentes: Amela J, Bas E, Ylla-Català M, Raboso F, Salazar R.

  • 11. Cemeli J. La validación: una filosofía y un sistema. La validación. VI Jornadas Nacionales de AEFI. Pamplona, 1985.

  • 12. Salazar R. Aplicación del concepto de Calidad Total a la Industria Farmacéutica. Real Academia de Farmacia de Barcelona, discurso de recepción. Barcelona: Romargraf S.A., 1.991

  • 13.  Romaní R. M. Validación del análisis cuantitativo de Simetícona por el método de espectrometría de absorción Infrarroja por transformada de Fourier (Trabajo de Aptitud Profesional para optar el Título de Química Farmacéutico). Lima: Universidad Nacional de San Marcos; 1996.

  • 14.  Flores Jaime Juliane. Validación concurrente del proceso de fabricación de tabletas recubiertas de amoxisilina 500mg (Trabajo de Aptitud Profesional para optar el Título de Química Farmacéutico). Lima: Universidad Nacional de San Marcos; 2002.

  • 15.  WHO Expert Committee on Specifications for Pharmaceutical Preparations. Thirty-second Report. Geneva, World Health Organization, 1992. (WHO Technical Report Series, No 823). Annex 1.

  • 16. CECMED Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos. Regulación 5 Principios generales para la validación de los procesos en la industria farmacéutica.1994.

  • 17. CECMED Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos. Regulación 16. Directrices sobre Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Farmacéuticos.2006.

  • 18.  Acquier R. De la maîtrise à l"anticipation. STP Pharma Pratiques 1997; 7 (5): 327-331.

  • 19. Salazar R. Normas de Correcta Fabricación de medicamentos y normas de Buenas Prácticas de Laboratorios. En: Faulí C. Tratado de Farmacia Galénica. Madrid: Ed Luzán; 1993. p. 105-113.

  • 20. Chapman K. Worlwide opportunities though validation. STP Pharma Pratiques 1992; 2 (5): 415-422.

  • 21. Lieberman A, Lachman L, Scwartz J. Pharmaceutical Dosage Forms: Tablets. 2ª Edición. New York: Marcel Dekker; 1990.

  • 22.  Guidelines on General Principles of process Validation. Food & Drug Administration. May 1987.

  • 23.  Caro CF. Validación de procesos no estériles (I) Industria Farmacéutica 1996. Marzo/Abril pág. 59-65

  • 24. Chapman KG, Amer G, Boyce G, Brower G, Green C, Hall W, Llarpaz D, Mullendore B. Proposed validation standard VS-1. Journal of Validation Technology 2000; 6 (2): 502-509.

  • 25. Shein-Chung Chow, Jen-Pei Lin. Statistical design and analysis in pharmaceutical science. New York: Marcel Dekker; 1995. p. 8-22, p. 199-217.

  • 26. Roman S. Pourquoi valider et comment valider?. STP Pharma Pratiques 1997; 7 (5): 332-338.

  • 27. Kieffer RG, Nally JD. Why validation?. En: Carleton FJ, Agalloco JP, editores. Validation of aseptic pharmaceutical

processes. 2nd ed. New York: Marcel Dekker; 1999. p.1-16.

  • 28.  Leroux H, Tanu C. Validation. Maìtrise et stratégie. STP Pharma Pratiques 1997; 7 (5): 368-371.

Breve currículo del autor.

CENSA. Dirección de Calidad. Grupo de Aseguramiento de la Calidad

Apartado 10, San José de las Lajas, La Habana, Cuba.

Teléfono: (53 47) 86 30 14

Fax: (53 47) 863206

1. Adileidys Ruiz Barcenas.

2. Fecha y Lugar de nacimiento: 13 de noviembre de 1983,Güines, Mayabeque, Cuba.

  • 3.  Ciudadanía: Cubana.

  • Título: Ing. Química del ISPJAE, 2008

  • Profesión: Especialista.

  • Experiencia Profesional

Aseguramiento de la Calidad, 2008-

Auditoría interna de calidad, 2010-

Sistema de Gestión de la Calidad, 2008

  • Cursos recibidos e impartidos

Ha recibido más de 10 cursos de postgrados en materia de calidad, como auditoria y sobre diseño e implementación de sistemas de calidad orientados a la producción y control de medicamentos, vacunas, entre otros.

8. Actividades desarrolladas:

  • Responsable de la actividad de validación del centro

  • Inspectora de calidad, verificando el cumplimiento de las Buenas Prácticas de Producción (BPP) y de Laboratorio (BPL).

  • Realiza controles de procesos a las diferentes producciones (medicamentos para uso humano y veterinario)

  • Colabora en la creación y mejora del sistema de calidad.

  • Colabora en la liberación de lotes producidos, lo que requiere de un amplio dominio de regulaciones nacionales e internacionales y del proceso productivo de todos los productos. Esta responsabilidad la ha conllevado a enfrentar numerosas auditorias internas y externas.

  • Desde el año 2010 pasó a ser responsable de la actividad de auditoría del centro.

  • Ha participado en la elaboración de documentos de diferentes áreas, de especificaciones de calidad de materias primas.

  • Colabora en la actividad de muestreo y conservación de muestras testigos.

  • Sustituta de la Jefa del Grupo de Aseguramiento de la Calidad de la Dirección de Calidad, CENSA

  • Asesoría en implantación de SGC a industrias de medicamentos y alimentos, así como a centros de investigación.

9. Eventos y Publicaciones científicos:

Ha participado en un alto número de eventos destacándose 2 eventos internacionales, es autora de más de 3 artículos científicos, la mayoría relacionados con temas de calidad.

11. Idiomas: Español e Inglés.

 

 

Autor:

Ing. Adileidys Ruiz Barcenas.

Lic. Nery de la Noval Estévez

Sunia Roman Moreira

CENTRO NACIONAL DE SANIDAD AGROPECUARIA. DIRECCIÓN DE CALIDAD. LA HABANA. CUBA


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Ingenieria

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda