Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El ALBA como respuesta política de integración latinoamericana frente al ALCA

Enviado por Rodolfo Sifontes



  1. Introducción
  2. El ALCA como propuesta del imperialismo norteamericano para profundizar la dominación en América latina
  3. El ALBA como respuesta política de integración latinoamericana frente al ALCA como instrumento de dominación del capitalismo
  4. Reflexiones finales
  5. Conclusiones
  6. Bibliografía

Introducción

En sus pretensiones de continuar dominando Latinoamérica, los Estados Unidos de Norteamérica nunca han dejado de pensar en ello. Por ello, se inventó la propuesta ALCA, la cual debe recordarse que fue promovida por el gobierno de George Bush en la Cumbre de Miami de 1994. Para su momento el ALCA indudablemente constituyó una de las armas más filosas del imperialismo norteamericano, de la doctrina panamericana preconizada por Washington y que fue elaborada por John Quincy Adams y atribuida a James Monroe en el año 1823. Esta fue definida y direccionada principalmente a las potencias europeas con la intención de que Norteamérica no toleraría ninguna interferencia o intromisión de las potencias europeas en América.

Con lo anteriormente descrito se observa como los Estados Unidos de Norteamérica, asumen al territorio latinoamericano como de ellos, donde se abrogan el derecho de no permitir que otros pueblos, sociedades se relacionen con los gobiernos y mucho menos con el pueblo latinoamericano. Ello tiene su explicación en el hecho de que el imperialismo norteamericano había decidido que todos los recursos existentes en Latinoamérica sería de ellos, como en la práctica lo ha sido y que les ha ayudado a alcanzar su desarrollo que ostenta en la actualidad en las visiones hegemónicas, monopólicas que la asumen como los dueño del mundo y particularmente de Latinoamérica. Un ejemplo de ello es la decisión que ha tomado el pentágono de sancionar a PDVSA por mantener relaciones comerciales con el gobierno de Irán , del cual los Estados Unidos no le permiten que desarrollen y dominen la energía nuclear, por ello, les garantiza de alguna manera cierto dominio en los ordenes militar, médico, energético.

Un detalle de resaltar en relación a la doctrina Monroe, es ver como en la pos-Guerra Fría, la necesidad estratégica estadounidense de consolidar su propio bloque geopolítico y económico (el "área americana") como soporte de su hegemonía mundial, explican el interés de la Casa Blanca por impulsar ese plan anexionista.

Hay que recordar y es la intención de este trabajo monográfico que se propone aquí, que La doctrina Monroe fue presentada por el presidente James Monroe durante su séptimo discurso al Congreso sobre el Estado de la Unión. Fue tomado inicialmente con dudas y posteriormente con entusiasmo. Fue un momento definitorio en la política exterior de los Estados Unidos. La doctrina fue concebida por sus autores, especialmente John Quincy Adams, como una proclamación de los Estados Unidos de su oposición al colonialismo, pero ha sido posteriormente reinterpretada de diversas maneras. Planteándose el hecho en tiempo real de desarrollar políticas favorables a Norteamérica y desfavorables a los países a quienes se les aplique, fundamentalmente a los pueblos latinoamericanos. Bajo esos criterios y principio ideológicos, es que se levantó el ALCA, como propuesta e instrumento de expoliación de América Latina.

La respuesta dada por países del MERCOSUR como Brasil y Venezuela en el mismo encuentro de las América en Miami en 1994, fue el inicio de la derrota que se le propinaría al ALCA los días 4 y 5 de Noviembre en Mar de Plata, Argentina en el 2005 en la IV Cumbre de Las América. En ese territorio latinoamericana, histórico escenario donde se derrotaría al ALCA sería indudablemente el principal escenario de negociaciones políticas y económicas del continente donde evidentemente se puso de manifiesto las pretensiones norteamericanas y de sus lacayos latinoamericanos como el ex-presidente Fox de México, fracasó nuevamente luego de 10 años de iniciado el proceso de intento de imposición del gobierno norteamericano por establecer el Área de Libre Comercio de Las Américas (ALCA) que sería el tratado de "libre comercio" más grande del mundo. Al menos durante los últimos siete años la agenda social de la movilización continental social, campesina e indígena se ha centrado alrededor de las manifestaciones contra el ALCA.

Es importante destacar que este hecho político, histórico trascendental significaría una de las más importantes victorias que los pueblos de Latinoamérica propinarían a los Estados Unidos de Norteamérica, y es que de alguna manera debe indicarse que en América Latina, como plantean algunos pensadores revolucionarios e historiadores, se estaba cuajando las ideas libertarios acuñadas desde más de doscientos (200) años por los libertadores y que a partir de los hechos ocurridos en Venezuela, con la asunción al poder del Presidente Hugo Chávez, se inició el proceso de concienciación de los pueblos oprimidos.

En este sentido se puede decir que América latina concurrió a Mar del Plata Argentina con un alto nivel político y más conciente de la sociedad en su conjunto sobre lo que significaría el ALCA para sus vidas, conciencia que se acompaña con una gran movilización social. Además de ello, hay que resaltar por otra parte que por lo menos cinco (5) presidentes (de Venezuela y los miembros del MERCOSUR: Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil) que en bloque, aliados y con un gran apoyo popular enfrentan a los Estados Unidos y su incondicional gobierno mexicano encabezado por el Ex-Presidente Vicente Fox de México y el principal aliado de los Estados Unidos en el continente latinoamericano.

Un elemento y hecho que demuestra lo intencionalmente ideológico del ALCA como política imperial del gobierno del presidente Bush, es que la propuesta del ALCA evidentemente, se planteó como un sistema comercial supra-constitucional que eventualmente eliminaría las constituciones nacionales, socavando la soberanía de los países, los derechos humanos, así como los fundamentos de la democracia política. Esa propuesta fue derrotada y enterrada en Punta del este, Argentina. Pero el imperio no se quedó tranquilo y de manos cruzadas. Ante esa contundente derrota, por demás de importante para el proceso de levantamiento de los ánimos y las ideas socialistas en toda la América Latina, Norteamérica optó por establecer negociaciones bilaterales, por obtener un ALCA a pedazos.

Un detalle importante que debe destacarse para entender la mala intención del gobierno de Bush, de las trasnacionales y de las élites y oligarquías arrodilladas de América Latina norteamericano, era que las operaciones de negociación del ALCA estaban signadas desde el primer momento por la falta de transparencia y equidad. Esto supuso que estas negociaciones han sido un debate de los gobiernos de los diferentes países, mientras que la mayoría de los ciudadanos desconocían los eventuales efectos devastadores que el mismo tendría sobre sus vidas. Asimismo, puede decirse de manera responsable que los ciudadanos latinoamericanos exigían un modelo democracia participativa en la que además del voto, los ciudadanos aspiraban para si mecanismos de consulta pública, así como el derecho a estar informados oportunamente y a participar en las decisiones de los asuntos que les conciernen.

Finalmente, desde la perspectiva de quienes desarrollamos este trabajo monográfico, estudiantes activos de la cátedra de pensamiento Político latinoamericano, coordinada por el prof. Wilfredo Martínez consideramos que el planteo de la misma es presentar una visión medianamente retrospectiva del proceso como el imperialismo norteamericano ha venido desarrollando a través del tiempo implementando ideas, sistemas, políticas, planes y programas para la dominación de los pueblos latinoamericanos, de los cuales ellos (el imperialismo) se creen dueños y con derecho de intervenir en la dinámica histórica de los pueblos, violando el derecho de los pueblos a la autodeterminación. En este caso se plantea el estudio del ALCA como instrumento de dominación de los pueblos y el ALBA como planteamiento expresión de la unidad latinoamericana de los pueblos y expresión del sueño de los libertadores de América Latina de unidad verdadera latinoamericana.

PRIMERA PARTE

El ALCA como propuesta del imperialismo norteamericano para profundizar la dominación en América latina

El imperialismo norteamericano, ha sobrevivido a sus pretensiones

hegemónicas porque tiene conciencia de ello.

Para que la revolución sobreviva debería tener también

conciencia de revolución.

(Evo Morales Ayma)

Un dato altamente importante de destacar es que desde la década de los 80 Norteamérica, el Pentágono la Casa Blanca, olvidaron en parte a Latinoamérica desde la perspectiva política. Se dedicó a atender otros asuntos, fundamentalmente la situación en el Medio Oriente y la Europa Oriental. Terminar en este continente influenciada por la antigua URSS un trabajo de desarticulación del antiguo imperio de la URSS, era una de las tareas principales y ocupaciones de todos los organismos norteamericanos. Ensamblar una nueva estructura pro occidental atrajo un número importante de tiempo y esfuerzo. Montar un andamiaje, una estructura en los ámbitos de influencia de la URSS era la prioridad de la CIA. atender a: Armenia, Azerbaiyán, Estonia, Eslovaquia, Georgia, Kazajstán, Letonia, Lituania, Moldavia, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán, Azerbaiyán, Yugoslavia, Bosnia Herzegovina, Hungría, Polonia, Alemania del Este, demandaba de la atención completa de la Casa Blanca.

En este sentido se requería de la estructura orgánica de la diplomacia norteamericana con más experiencia, solicitaba de recursos y logísticas que les permitiera montar en esos territorios ahora liberados de la influencia comunista la presencia de personeros y gobiernos altamente identificados con Occidente y fundamentalmente con los Estados Unidos de Norteamérica. Incluso en ese trabajo de renovación y expulsión definitiva del comunismo jugarían papel importante las trasnacionales norteamericanas fundamentalmente, las relacionada y vinculadas al petróleo, que estaban detrás de ese importante mineral. En ese tiempo Norteamérica, atendía muy poco a su histórico patio trasero. Otras causas ocupaban su atención y en ese gran descuido se suscitaron algunos hechos importantes como el 4 de Febrero, el 27 y 28 de febrero de 1992. No detallaron nunca los norteamericanos que algo se estaba moviendo en Latinoamérica, que una situación en el ámbito de lo histórico latinoamericano se estaba desarrollando de manera silente. Más sin embargo a pesar de que Norteamérica estuviese metida de cabeza en el Medio oriente y Europa Oriental, nunca dejo de hilvanar políticas para la dominación de Latinoamérica. Más sin embargo hay que destacar que no estaba de frente con todos los hierros en Latinoamérica.

Los gringos crearán como nueva política de dominación el ALCA, que será desde la perspectiva Victor Medina, Vice Ministro de Comercio Exterior del gobierno venezolano (2006): "El Área de Libre Comercio de las Américas o ALCA fue el nombre oficial con que se designaba la expansión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Estados Unidos, México y Canadá) al resto de los estados del continente americano excluyendo a Cuba." (p. 10). Con el ALCA Norteamérica pretendía comercialmente establecer nuevos niveles de control sobre el territorio considerado como de ellos, en los términos como asumen y plantean las políticas hacia América Latina. El ALCA se estaba trabajando de parte de estados Unidos y un número importante de gobiernos latinoamericanos de espalda a sus pueblos, sin brindar ningún tipo de información y sin siquiera remotamente consultarlos para la toma de importantes decisiones. Muchos asumían como un tratado bueno, de parte de los EE.UU. Al respecto de esta situación plantea Roy Arias, (2008) que:

A pesar de que las negociaciones han sido conducidas en secreto, pues no ha habido participación de la sociedad civil en la formulación de las reglas y normas que contienen el acuerdo, se están discutiendo aspectos similares a los tratados de libre comercio que se negocian bilateralmente. Entre otros temas, se está discutiendo acerca de la reducción de las barreras arancelarias y el acceso a mercados, bienes y servicios de intercambio comercial, inversión extranjera, privatización de bienes y servicios públicos, agricultura, derechos de propiedad intelectual, subsidios y medidas antidumping, libre competencia y resolución de diferendos. (p. 12)

La cita anterior demuestra como ya el ALCA se estaba discutiendo a la gente común, que indudablemente iría contra ellos, que serían los grandes consumidores de los productos provenientes de los Estados Unidos. Además el ALCA debe decirse que solo beneficiaría a los norteamericanos, porque definitivamente Latinoamérica no tiene capacidad de competición con el principal y gran país desarrollado del mundo. Que iba a intercambiar Latinoamérica, era la gran interrogante que se planteaban los grandes críticos del imperialismo. De alguna manera los estados Unidos de América siempre han tenido la idea de dominar a Latinoamérica, es un gran mercado que tiene cerca 577 millones de habitantes, un importante mercado para sus productos, del cual no están dispuestos a perderlo, y en consecuencia se han visto en la necesidad de entrometerse en los asuntos internos de estos pueblos, dar golpes de estados, desestabilizar a los gobiernos que no le son afectos, además de ello piensan y planifican políticas coherentes en función de sus beneficios. Este es el caso de la implementación del ALCA y de los Tratados de Libre Comercio (TLC) posterior a la derrota del ALCA.

Diferentes posturas se han planteado frente al ALCA y sus intenciones. Posturas moderadas, conservadoras, hasta posturas radicales de profundo cuestionamiento que la niegan como posibilidad única y válida para América Latina. Precisamente en el marco de las consideraciones generales, de debate en La Cumbre de Las Américas en Miami y posteriormente Mar del Plata del Plata Argentina. Muchas posturas de presidentes en dichas cumbres estaban ya comprometida con el ALCA y el imperialismo norteamericano, otras posturas cuestionaban al ALCA pero a medias, timoratas, conservadoras y otras las cuestionaban de manera ácida, radical.

Entre los presidentes que cuestionaban no en su totalidad al ALCA estaban por ejemplo Luiz Inácio Lula da Silva expresidente de Brasil y Néstor Kirchner, el fallecido ex presidente de Argentina. Estos sostenían que no se oponen al tratado, pero demandan que éste sea libre de verdad, y lo condicionan principalmente a la eliminación por parte de los Estados Unidos de los subsidios a la agricultura, a la provisión de un acceso efectivo a los mercados y a que se contemplen las necesidades y las sensibilidades de todos los socios. Estas posturas eran por demás de conservadoras y altamente preocupantes, en el sentido de venir de Presidentes nacionalistas y que en el proceso de liberación latinoamericano iniciado en la década de los 90 asumieron posturas importantes y a favor de la unidad latinoamericana.

El ALCA definitiva mantenía entre sus interioridades planteamientos absolutamente inaceptables por Latinoamérica y que planteaban una situación de dominación absoluta y de negación definitiva de los latinoamericanos al desarrollo. Uno de los aspectos que conspiraban contra Latinoamérica y la situación de independencia tecnológica es el tema relacionado con los derechos de propiedad intelectual y patentes. Los críticos afirman que si las medidas propuestas por el ALCA se aplicaran, se impediría la investigación científica en Latinoamérica ocasionando aún más desigualdad y dependencia tecnológica respecto a países desarrollados. En lo relacionado con el tema de las patentes, analistas latinoamericanos han acusado a los Estados Unidos de querer patentar todo, desde invenciones, descubrimientos, mitología indígena hasta seres vivos.

A mismo tiempo que presidentes asumían posturas conservadoras, timoratas, blandengues otros por el contrario asumían conductas y planteamientos radicales y contundentes consecuentes con sus históricas posturas frente al imperialismo de condena. Este será el caso del Comandante Hugo Chávez, líder de la revolución bolivariana y motor del actualmente del antiimperialismo en todo el continente latinoamericano y el mundo. Frente al ALCA Chávez plantea que: "El ALCA es un tratado de adhesión y una herramienta más del imperialismo para la explotación de Latinoamérica." (p. 2).

Una mirada puntual del ALCA, crítica y vista desde la socio-política y de la geopolítica debe decirse sin temor a equívocos y sin ningún tipo de contradicciones que el ALCA tal como está concebida solamente permitirá beneficios para sus artífices e impulsores, es decir los Estados Unidos de Norteamérica Desde esta perspectiva Hamilton, 2006 plantea que:

El ALCA definitivamente solo beneficiará a los EEUU o más precisamente al gobierno y a los grandes grupos económicos de ese país, pero no a todo el pueblo norteamericano pues sus trabajadores y desempleados, los inmigrantes latinos, los negros pobres, los sin techo y otros sectores resultan perjudicados con este tipo de acuerdos. (p. 13)

Desde la perspectiva de la geopolítica y el significado que representa América latina para el imperio norteamericano, EEUU necesitan el ALCA para solucionar sus problemas económicos y satisfacer su ambición de continuar dominando a cualquier precio al resto de América Latina y el Caribe, para asegurarse un mercado sin limitaciones como podrían serlo las medidas de protección de la industria y la producción nacional por parte del resto de los países. El ALCA propicia la libre circulación de mercaderías sin aranceles ni otras trabas aduaneras pero no asegura la libre circulación de personas por ejemplo de trabajadores que quieran o necesiten ir a trabajar a otros países. Por el contrario EEUU esta interesado en restringir las migraciones de trabajadores.

 Estados Unidos de Norteamérica apenas posee el 4% de la población mundial y cuenta con el 22% de toda la riqueza. Ya lo reflexionó el Ex – Presidente Hill Clinton, cuando sostuvo que: "Si queremos mantener esa franja de riqueza necesitamos vender para ese 96% restante de la población"[1]

En atención a la visión que mantiene el imperialismo norteamericano, de considerar a Latinoamérica como su patio trasero, como un espacio geográfico, donde no permiten y no ven con buenos ojos que otros países bien sea de Europa o Asia se relacionen o desarrollen relaciones comerciales. Ellos abiertamente y en sus prácticas políticas así lo han evidenciado que no quieren competidores en toda la región. Por ello la fuerza y empuje con que se dieron para impulsar el ALCA en Latinoamérica. Ellos sabían que si se lograba concretar de este tratado, también eliminarían la competencia de los productos europeos o asiáticos. Así lo indicó Hamilton, C (2004) "El ALCA no es un proyecto de libre comercio sino una pieza fundamental del proyecto norteamericano de dominación y saqueo de los recursos naturales y humanos. Cuentan para ello con la complicidad de gobiernos corruptos y socios locales" (p. 34)

 En líneas generales se puede decir que si hubiese firmado el ALCA entre los pueblos de América latina y los Estados Unidos de Norteamérica, esta atentaría Si se firmara el ALCA atentaría seriamente:

- Contra la soberanía

- Contra los derechos y las conquistas sociales

- Contra la tierra y los recursos naturales

- Contra el medio ambiente

- Contra la vida de nuestros pueblos

 Además debe decirse y es un elemento que muchos gobiernos de América latina no han entendido, a pesar de que sus pueblos lo han estado denunciando en relación al ALCA es que esta propuesta nacida de lo más profundo de los pensadores del imperialismo norteamericano, de la Casa Blanca, de las transnacionales norteamericanas no es un proyecto de integración, sino un intento en marcha por culminar la anexión imperial.

SEGUNDA PARTE

El ALBA como respuesta política de integración latinoamericana frente al ALCA como instrumento de dominación del capitalismo

Nosotros pensamos que otra verdadera integración es necesaria y posible. Una integración no solamente   comercial sino que abarque todos los aspectos económicos, sociales y culturales, una integración que tome en cuenta y respete la soberanía nacional los intereses populares y la identidad de nuestros pueblos y naciones, unidos históricamente en el anhelo de justicia y libertad.

(Sub Comandante Marcos en alocución en

La Plaza de La Constitución en su marcha contra el ALCA)..

1.- Para el ALCA UN ALBA

Con relación al ALBA muchas personas o analistas han estado afirmando que esa idea fue en su momento de aparición una idea emocional surgida del Comandante Hugo Chávez, al ver como los pueblos latinoamericanos discutían el ALCA y casi lo firman, tan solo los países de MERCO SUR más Venezuela se oponían a este tratado, pero con marcada diferencias. Incluso muchos acusan a Brasil de haber roto la unidad latinoamericana al pretender conversar de manera unilateral con los EE.UU acerca del ALCA. En el debate de Mar del Plata, escenario posterior a la cumbre de las américas en Miami, donde se presentó por vez primera la idea ALCA, el comandante Chávez sostenía, que:

Acaso Latinoamérica no es capaz de hacerse de un sistema no de intercambio comercial, sino de integración comercial, justo, sincero y profundamente democrático. Acaso no somos capaces de empujar los esfuerzos para concretar esa idea. Por ello, frente al ALCA, porque no pensar en el ALBA. (p. 2).

Pero será en el marco de la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en la isla de Margarita, el 11 y 12 diciembre de 2001, donde la propuesta ALBA la formulará por primera vez el Presidente Chávez de manera formal.

Al respecto de ello el comandante Chávez sostendría que:

Ese modelo neoliberal no puede ser la base ni el marco para nuestros modelos de integración. No puede ser, es imposible que nosotros pongamos por delante para integrarnos, a la economía. No es la economía la que nos va a integrar y menos nuestras economías llenas de debilidades, de vulnerabilidades. No. Creo que se impone de nuevo lo que pudiéramos llamar la revancha de la política, que la política vuelva a la carga y que tome la vanguardia de los procesos de integración. Y es la idea de Bolívar. Y es la idea original de muchos otros hombres y mujeres de nuestro Continente, de nuestro Caribe, pero tal cual lo planteaba Simón Bolívar en la Carta de Jamaica, 1815. (...) Bolívar dice allí: "Sueño como ningún otro ver formado un solo cuerpo político en esta parte del mundo" y esa fue consigna hasta el último día de su vida, porque ocho años más tarde, ya no desde el Caribe vibrante sino desde la Cordillera del Alto Perú, convocaba al Congreso Anfictiónico de Panamá, y decía: "Vamos a convocarnos a una Liga, a una unión de naciones". Un pacto político es lo que se impone hoy como era lo que se imponía entonces, y una integración integral, a lo bolivariano. El ALCA, por ejemplo, ¿es ese el camino? No. (p. 3)

Proseguía el Comandante Chávez en su discurso ante los presidentes y jefes de estado asistentes a la cumbre de margarita lo siguiente:

Queremos un modelo que nos integre de verdad. No un modelo que nos desintegre, que integre a unos a expensas de la desintegración de otros, ese no puede ser el camino, por tanto con mucha modestia y humildad proponemos desde Venezuela, a los caribeños y a los latinoamericanos que vayamos pensando de una buena vez en otra alternativa porque esa creemos que no es posible. Y es cuando se nos ha ocurrido lanzar una propuesta, que pudiera llamarse el ALBA, Alternativa Bolivariana para las Américas. Un nuevo concepto de integración que no es nada nuevo, se trata de retraer o de traer nuevamente un sueño que creemos posible, se trata de otro camino, se trata de una búsqueda, porque ciertamente la integración para nosotros es vital: O nos unimos o nos hundimos. Escojamos pues las alternativas. (p. 3)

Haciendo algunas consideraciones puntuales en relación a lo dicho en la cita anterior por el Comandante Chávez, se puede decir que el ALBA puede ser considerada como un instrumento para unidad y la liberación definitiva de Latinoamérica. También que el ALBA sigue el camino ideológico trazado por el Libertador en el sentido de solo es posible pensar y hablar de unidad, de integración entre los pueblos latinoamericanos, dejando de una vez por todas ser monitoreados y tutorados por otros, como es el caso que se plantea con el ALCA, que sin dudas alguna es un instrumento para la dominación, creado por el capitalismo y el imperialismo norteamericano y que se inserta dentro de las políticas incubadas del neoliberalismo, punta de lanza de las políticas del imperialismo mundial, fundamentalmente para la dominación de los pueblos latinoamericanos.

A pesar de que la propuesta fue lanzada quizás con intenciones de unidad verdadera desde Venezuela, es un hecho cierto que el ALBA ha avanzado muy poco. Por qué países como Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay de los más importantes de América no se han sumado a esta propuesta. Que les impide al resto de los países integrarse. Por ejemplo debe decirse lo siguiente en aras de poder entender contra que ha chocado la propuesta el ALBA. En primer término debe saberse que el ALBA está integrada por los siguientes países: la Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Mancomunidad de Dominica, Honduras, Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda. Actualmente está fuera del ALBA Honduras por lo que todos conocen a raíz del golpe de Estado dado contra José Manuel Zelaya. Pero un elemento bien puntual es que todos esos países que conforman el ALBA actualmente tienen posturas abiertas y puntuales en contra del imperialismo, del capitalismo, neoliberalismo y han asumido posturas contundentes frente a las pretensiones hegemónicas de los estados Unidos de Norteamérica.

Ese hecho es una condición básica que permite entender entonces de lo que se trata el ALBA más allá de la definición protocolar dada a este organismo de los pueblos que tienen una postura y una posición clara acerca de la integración latinoamericana. Quienes no se han integrado de alguna manera mantienen posturas dudosas, muy a pesar de que tienen al frente de sus gobiernos con militancia revolucionaria como es el caso de Brasil que mantiene en sus dos períodos al Presidente Lula del Partido de los Trabajadores de orientación de izquierda y ahora continuada su gestión con la economista Dilma Ruzef del mismo partido y con posturas más radicales que el mismo Luis Inacio Lula Da Silva, o la situación de Argentina que con la presidencia en manos de los esposos kistchner Néstor primero y Cristina después, con posiciones encontradas con los EE.UU aun no se integran al ALBA, o el caso de Uruguay que con dos presidentes de larga data y trayectoria política de izquierda como lo son Tabaré Vásquez y ahora "Pepe" Mújica, no se atreven a integrarse al ALBA.

La respuesta es una sola desde la perspectiva de quienes desarrollan este trabajo monográfico. En el ALBA están quienes comparten visiones de mundo y conceptos ideológicos símiles en torno a soberanía, integración, libertad. Están los países que de alguna manera no tienen dos discursos, los que no están bien con Dios y con el Diablo. Los que abrazan las ideas integracionistas de Simón Bolívar y las ideas socialistas de verdad. El resto de los pueblos de América latina, aun siguen viendo a los Estados Unidos como una esperanza, a pesar de que han sufrido en sus pueblos intervenciones de toda índole. De que en muchas de ellas hasta tienen bases militares y se hacen los indiferentes ante un hecho tan violatorio de su soberanía.

El ALBA indudablemente se ha planteado relaciones en todos los ámbitos que las realidades de los pueblos que la integran la requieren. Y va caminando, lento pero seguro. Por supuesto que las desigualdades entre sus integrantes son extremas. La situación interna de los mismos revela el porque no ha sido posible avanzar hacia una verdadera integración. Las capacidades para aportar elementos para la integración son muy pocos, y el hecho cierto que muy pocos países no tiene la capacidad ni la iniciativa de desprenderse de elementos puntuales para hacer que la integración latinoamericana avance. Venezuela es el caso mejor ejemplificador. De todos los miembros es el país que presenta los mejores niveles económicos y energéticos. A partir de ese hecho se ha desprendido y ha colocado en estos dos rubros necesarios para el resto de sus integrantes todo el apoyo para e impulso de convenios altamente sensibles y necesarios, comenzado por el energético, con la creación de los convenios ALBA en materia de petróleo, que les ha permitido a estos países un mejor desenvolvimiento en esta materia.

Debe evidenciarse en este sentido que desde dentro de los países más importantes de América Latina hay demasiados intereses que colidan con las intenciones libertarias y de comercios justos del ALBA. Por ejemplo se ha dicho con relación a la salida de Honduras del ALBA que el acceso directo de petróleo, gas y gasolina que se estableció entre el ALBA y el Estado Hondureño liderizado golpeaba fuertemente a la oligarquía nacional hondureña, empresarios del patio y trasnacionales que tenían el negocio de la compra de petróleo, gas, gasolina afuera y luego negociaban con el estado, generándole en este sentido grandes ganancias a unos pocos. Sin embargo con la negociación directa del gobierno y el ALBA esas ganancias se las ahorraba Honduras, por ello el accionar del golpe de Estado contra Zelaya y en línea dura contra EL ALBA como instrumento de verdadera integración de los pueblos.

Como puede evidenciarse, el ALBA no interesa a los países de economías fuertes, aunque tampoco a los débiles, por ello la negación a ingresar a este bolivariano modelo de integración. También se requiere de una disposición política clara para ello. Muchos pueblos no tiene control sobre los parlamentos quienes de alguna manera tienen establecido internamente que para este tipo de ingresos el parlamento lo decide y si este es opositor al gobierno y está al servicio de las élites, las trasnacionales y las oligarquías nacionales se hará altamente difícil ingresar al ALBA. Más sin embargo debe decirse que independientemente de esto se ve una muy poca actividad, un muy poco interés por impulsar el ALBA desde países como Argentina, Paraguay, Uruguay, El Salvador que medianamente tienen coincidencias con las tendencias de pensamiento revolucionario. Definitivamente es un tema por demás de serio e importante para profundizarlo y aportar en consecuencia ideas sustantivas al respecto.

Reflexiones finales

A la luz de los procesos que caracterizan a la sociedad global es altamente importante someter a la valoración crítica lo que ha estado ocurriendo en este lado del mundo conocido como Latinoamérica. Como ya se ha dicho desde la década de lo 90 Latinoamérica ha venido en su conjunto mostrando una conducta un tanto diferente con relación a las relaciones históricas que se han mantenido por la fuerza y los medios del imperialismo con los Estados Unidos de Norteamérica. Para nadie es un secreto que desde mediados del siglo XIX y principios del XX el naciente imperialismo norteamericano, se planteó la ocupación de los territorios que conformaban a Latinoamérica. De allí su odioso grito de dominio. "América para los americanos". De alguna manera alertando a Europa y Asia que su presencia en este territorio estaba cuestionada y vedada, por cuanto esto era su territorio, su área de influencia. Su patio trasero. Para ello se han valido de la compra de conciencias de las oligarquías, las mismas que expulsaron a Bolívar, que intentaron asesinarle en varias oportunidades, porque sus ideas no solo les molestaba a ellos, sino a quien posteriormente sería su gran amo: Estados Unidos de Norteamérica. Por ello el asedio a los esfuerzos del Libertador para que no se diera el Congreso Anfictiónico de Panamá y simplemente resultara en un simple encuentro sin ningún tipo de trascendencia histórica.

La idea de unidad, de integración en una voz que le hace demasiado ruido al imperialismo norteamericano y para ello se han valido de sus lacayos, de sus representantes, los históricos y los nuevos. Para ello se han valido de todos los recursos que manejan. Y lo han logrado. Más sin embargo hay que plantear que a pesar de esa realidad desde la década de los 90, en todo el continente latinoamericano los pueblos se han destacado porque han estado pasando por encima de sus dirigentes, de sus gobiernos. Han venido acompañando a la insurgencia aparecida. Insurgencia de las ideas de transformación y cambio revolucionario. Tal y como ocurrió en la Venezuela de los 90, con el respaldo a un militar nacionalista que liderizó una intentona de golpe de estado contra el gobierno corrupto de Carlos Andrés Pérez, Acción Democrática, Fedecámaras, los medios de comunicación al servicio de la oligarquía nacional y las trasnacionales del petróleo y, que posteriormente en 1999 el pueblo lo hizo su presidente y lo ha mantenido por más de doce (12) años en el poder.

Ese hecho político por demás de trascendente ha contaminado de alguna manera al resto de los pueblos latinoamericanos. Unas veces con éxito otras no. Pero se ha logrado por ejemplo que en países como Bolivia haya ocurrido un Tsunami político al extremo que las elecciones les gana por primera vez en su historia un indio llamado Evo Morales Ayma. O la situación vivida posteriormente en Ecuador con el triunfo de un joven economista, de formación salesiano pero con profundos lazos con los pueblos originarios y liderizando la llamada Revolución Ciudadana, Igual situación ha ocurrido en la histórica Nicaragua de Augusto César Sandino con la llegada después de haber sido derrotada la Revolución Sandinista con su líder fundamental el Comandante Daniel Ortega Saavedra, al mismo tiempo que la llegada al poder en países del caribe como Esquerry en Dominica. Hay que destacar que también han llegado el poder otros hombres como Luís Inacio Lula Da Silva en Néstor y cristina kitchner, Tabaré Vásquez y pepe Mújica, pero que han mostrado cierta timidez frente al imperialismo, frente al gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.

Esta realidad propia de América Latina ha estado ocurriendo en las propias narices del imperialismo norteamericano. Justamente cuando estos han desatado situaciones de invasión en el medio oriente con las invasiones a Irak simplemente para quedarse con el petróleo de este país, la situación de invasión también de Afganistán, también con la excusa de combatir al terrorismo, pero todos saben que para quedarse con el petróleo y el gas que tiene ese país. Más recientemente ha estado desarrollando una política agresiva en contra de Irán, país que ha logrado llevar adelante su desarrollo científico tecnológico en materia de gas, petróleo, agricultura y energía nuclear, que es la razón que actualmente lleva adelante los EE.UU en la ONU logrando sanciones contra este país y más recientemente la agresión a Libia, país que suple de petróleo a gran parte de Europa y a quien estos países han decidido bombardear para obligar a que su líder Kadafi dimita para quedarse con su petróleo. Debe decirse que el imperialismo actualmente comienza a sentir la crisis interna, y a evidenciar la situación interna de no producción de petróleo, por ello la política agresiva, intervencionista para apoderarse y alzarse con las mayores reservas de petróleo, gas, agua y biodiversidad que no poseen pero que necesitan para poder seguir llevando el ritmo de vida y el modelo de desarrollo que los caracteriza a expensas de los países dueños auténticos de estas riquezas.

Frente a esta realidad es que están reaccionando muchos pueblos de Latinoamérica y el mundo. Y Venezuela actualmente ocupa un papel fundamental en la aspiración y la aspiración de que otro mundo es posible y el posible es el de mundo multipolar.

Conclusiones

Llevado adelante el trabajo monográfico denominado: "EL ALBA COMO RESPUESTA POLÍTICA DE INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA FRENTE AL ALCA COMO INSTRUMENTO DE DOMINACIÓN DEL CAPITALISMO" en el marco del desarrollo de la asignatura pensamiento Político Latinoamericano, liderizada por el Prof. Wilfredo Martínez es importante plantear las siguientes consideraciones a manera de Conclusiones.

a.- Latinoamérica desde la década de los 90 comenzó un proceso de avance en la estructuración y conquista de espacios políticos importantes, a través del desarrollo de actividades abiertas en contra las oligarquías nacionales dominantes en sus países y contra el capitalismo, el neoliberalismo y el ALCA, esta último como expresión de una política para dominación moderna de los pueblos.

b.- La aparición de figuras como Hugo Chávez en el escenario político latinoamericano ayudaron a acelerar la aparición también de liderazgos nacionalistas, revolucionarios como los de Evo Morales, Rafael Correa, Luis Inacio Lula Da Silva, Néstor y cristina Kitchner, Tabaré Vásquez, "Pepe" Mújica y el reflotamiento del histórico Frente Sandinista de Liberación Nacional en la persona del Comandante Daniel Ortega Saavedra.

c.- El ALCA indudablemente se mostró en su momento como un instrumento que desde la presentación hecha por la Casa Blanca, era el mejor tratado para los pueblos de Latinoamérica, pero realmente era un instrumento más de dominación y que únicamente generaba beneficios para Norteamérica.

d.- Posteriormente a la derrota del ALCA en Mar del Plata Argentina, los EE.UU llevaron adelante un plan rápido llamado Tratados de Libre Comercio (TLC) que llevaron delante de manera individual entre algunos países como México por ejemplo y Canadá.

e.- El ALBA indudablemente es una propuesta nacida y amparada bajo los principios y pensamiento ideo-político del Libertador Simón Bolívar.

f.- Buscaba el ALBA como instrumento político abrir la brecha y crear las condiciones para el proceso de integración y unidad latinoamericana iniciada por Simón Bolívar.

Bibliografía

- Arias, R. (2008). Apreciaciones políticas del ALCA. Material Mimeografiado. Maestría Geohistoria. UPEL Monagas.

-Clinton, B (2000) Conferencia. América Mercado Natural de EE.UU. Miami Herald. 17 de marzo de 2000.

- Chávez, H (2000) Discurso ante la Cumbre de Presidentes en Mar del Plata Argentina.

- _________, (2001). Discurso III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en la Isla de Margarita, el 11 y 12 diciembre de 2001

Hamilton, C (2004) "El ALCA", instrumento para la dominación. Anagrama Editores. Barcelona España.

-Hamilton, T. (2006) El ALCA. Consideraciones generales. Ediciones de la Biblioteca UCV. Caracas Venezuela.

 

 

Autor:

Rodolfo Sifontes Lara

COLECTIVO SOCIAL

JOSÉ NATIVIDAD BRUZUAL

MATURIN ESTADO MONAGAS

Maturín, junio de 2011

[1] Hill Clinton. (2000) Conferencia. América Mercado Natural de EE.UU. Miami Herald. 17 de marzo de 2000.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda