Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Comunidad y familia una relación necesaria para el desarrollo sano de la sociedad




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Desarrollo
  4. Conclusiones
  5. Bibliografía

Resumen

La problemática de la familia es un tema de estudio universal por su connotación social, por ser uno de los principales agentes educativos y de socialización, lo cual alcanza especial dimensión en los tiempos actuales.

Introducción

La actividad física se concreta en acciones altamente complejas donde se pone de manifiesto la personalidad de los participantes, la interrelación del hombre con la actividad deportiva y su sentido psicológico. Durante mucho tiempo estos elementos han sido fuente inagotable en trabajos e investigaciones desarrollados por psicólogos y sociólogos en el deporte.

La práctica de la actividad física se ha vinculado a la actividad recreativa, constituyendo una de las formas más sanas para ocupar el tiempo libre, fundamentalmente en los jóvenes. El Instituto Nacional de Deporte y la Recreación (INDER) cuenta hoy con un proyecto físico recreativo comunitario que permite dar cumplimiento a lo planteado anteriormente. A su vez brinda las potencialidades para educar a la población en determinados contenidos a partir de las particularidades del entorno donde se convive, la comunidad. Esta forma de organización vino a facilitar y acelerar su avance intelectual y su inserción en la vida social, que se fue perfeccionando con el transcurso del tiempo, hasta llegar a la actualidad.

A decir de Nidia González, (2003:60) comunidad es el espacio físico ambiental, geográficamente delimitado, donde tiene lugar un sistema de interacciones sociopolíticas y económicas que producen un conjunto de relaciones interpersonales sobre la base de necesidades. Es la comunidad donde el individuo se da a conocer, es donde comparte tareas e intereses comunes agrupados en espacio y tiempo constituidos por grupos a fines o de pertenencia, como la familia.

La familia es tan antigua, que su estudio se origina en 1861 con el Derecho Materno de Bachofen, cuyas concepciones, aunque con un carácter religioso, abrieron el camino del estudio sobre la prehistoria de la familia. A partir de entonces, se convirtió en un tema de crucial importancia abordado por especialistas de distintas áreas del saber científico. La familia constituye el espacio por excelencia para el desarrollo de la identidad y es el primer grupo de socialización del individuo. Es en la familia donde la persona adquiere sus primeras experiencias, valores y concepción del mundo.

Pero ciertamente la familia no siempre es cumplidora de las normas y valores propios de la sociedad, y en ocasiones no cumple con su función de educar y contribuir a la formación del hombre sano física y mentalmente. La práctica ha permitido expresar el criterio de que aún el modelo que se persigue con este grupo social está muy lejos de lograrse, pues en todo hogar no siempre existe la armonía y el clima deseado por algunos de sus miembros.

El ser humano hace valiosa y significativa su vida cuando desarrolla todas sus aptitudes y satisface sus más altas necesidades, y este anhelo, esta aspiración vital, debe realizarse en la familia, en el trabajo y en la sociedad. Han aparecido nuevos intentos de reflejar los cambios en la vida familiar, en los componentes de su estructura interna, las relaciones de pareja, padres hijo, paternos filiales y con su entorno (comunidad, escuela).

Un lugar especial ocupan en esta dirección, las relaciones que la naturaleza refleja de los procesos afectivos del hombre para la comprensión de los mecanismos regulativos de la personalidad. De igual manera, la posibilidad de bienestar de la familia está íntimamente ligada y condicionada por el desarrollo y equilibrio de la sociedad. Desde el punto de vista teórico, sociólogos, psicólogos y psicopedagogos conceden una gran importancia a la satisfacción de necesidades afectivas, de seguridad de autonomía cognoscitiva, así como a la formación de valores morales e intereses culturales.

Los psicólogos sociales, por su parte, conceden una gran importancia a la familia como agente socializador, en cuyo ámbito el sujeto adquiere su identidad y su posición individual dentro de la red intergeneracional. La familia como institución social cumple funciones básicas tales como: función biológica, función económica, y función cultural-espiritual que es la de satisfacer las necesidades afectivas y físicas de sus miembros. Como resultado de la realización de estas funciones se cumple la función educativa y dentro de esta la de potenciar el aprendizaje y la creatividad.

Además de cumplir funciones importantes, la familia es un grupo que atraviesa por cambios evolutivos, que exigen de ella un proceso de continuos ajustes. Estos cambios se producen, tanto desde el exterior, como resultado de los continuos movimientos sociales, como desde el interior, por los cambios evolutivos de sus miembros y por transformaciones estructurales. Como indicador funcional necesario se toma la igualdad de la autoridad entre el hombre y la mujer.

Pese a las grandes transformaciones del mundo contemporáneo, de los progresos científicos, y tecnológicos que generan a su vez un nuevo sistema de vida, la familia sigue siendo el hábitat natural del hombre. En su seno no solo viene al mundo, inaugura sus emociones y sentimientos, descubre un aspecto de su existencia, sino también continúa viviendo y busca su felicidad y bienestar.

En coincidencia con Ángel Luís Gómez Cardoso (2007) las investigaciones teóricas y empíricas justifican el papel rector concedido a la familia en la comunidad y la propia educación de los hijos; sin embargo, en Cuba el trabajo con las familias dentro de su entorno no satisface aún las expectativas del estado porque se centra fundamentalmente en la incorporación de los padres como observadores de los programas y las estrategias de intervención aplicados fundamentalmente por los especialistas.

Además cuando algunos autores como Patricia Arés Muzio,(1990,2008) P.L Castro Alegret, (1995,1998); Martha Torres González (1996,2002), A. L. Gómez Cardoso ( 1997,2008) se han dedicado a investigar sobre familia y las intervenciones comunitarias, no han sido suficientes las acciones para el tratamiento de esta temática y menos aún con familias disfuncionales, además en los intercambios con especialistas en el tema, se reafirma la necesidad de ampliar las fuentes de información en manos de la familia, respecto a esta temática.

A estas investigaciones se suman las del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS) que han puesto de manifiesto algunos elementos que ayudan a tener una comprensión más integral y profunda de lo que sucede en la comunidad con las familias, las que manifiestan que aún es deficitaria su intervención. Estas investigaciones han permitido identificar algunas de las problemáticas en las relaciones comunidad-familia y en la dinámica de la misma, lo que hace posible a otros investigadores abordar distintos objetos de estudios relacionados con el tema y las dificultades que en los órdenes prácticos y metodológicos fueron puestos al descubierto al develar las particularidades de la temática en cuestión.

La realidad demuestra que a pesar de los avances alcanzados por la familia en sus condiciones objetivas y subjetivas de la vida aún se observan formas tradicionales de funcionamiento expresadas en el desarrollo desigual que se producen en los roles familiares y sociales.

Lo cierto es que en este sentido nunca serán suficientes los esfuerzos que en el plano investigativo se lleven a cabo para perfeccionar el funcionamiento de la familia y sus relaciones con otras instituciones como la escuela "a la que le corresponde la continuación y el complemento primeramente de la educación recibida por el niño en el medio familiar y en muchos casos debe compensar déficit importantes en la educación familiar" (F.González Rey, 1992:39).

En los últimos años trabajadores sociales, dirigentes de los CDR y la FMC y activistas de la cultura física han podido detectar a través de visitas a la comunidad y en las propias actividades del barrio, en algunos niños indisciplina de orden social, dificultades en la escuela, acompañados de problemas en el aprendizaje, y otras alteraciones en la conducta.

Al realizar estudios para conocer las causas que han originado estas dificultades se pudo constatar un inadecuado funcionamiento familiar, insuficiencias en la relación hogar- escuela, asociado a presencia de alcoholismo, conducta sexual desorganizada, antecedentes delictivos, escándalos, desvinculación laboral, violencia y otros indicadores de orden interno como permisividad, falta de armonía de cohesión, pérdida del cumplimiento de roles, entre otros, lo que sin duda trae consigo dificultad en la funcionalidad de la familia.

Es un problema de gran interés para la sociología y la psicología y exige, desde el punto de vista metodológico buscar vías para hacer más efectivo el proceso de concientitación de las tareas familiares y los métodos educativos para alcanzarlas.

La reflexión que hacen algunos especialistas en el tema es de gran dimensión teniendo en cuenta el efecto que trae consigo ésta problemática, como alteraciones para el individuo de tipo psicológica y a largo plazo orgánicas. A lo que se suma que las alteraciones en el orden familiar en alguna medida tienen una incidencia negativa en la comunidad. Por tanto se hace imprescindible entonces darle a la familia las herramientas de análisis para entender, decodificar y resolver sus contradicciones y de esta manera demostrarle sus potencialidades y capacidades de desempeño como miembros de la familia y de la comunidad.

Desarrollo

El grupo en el que convive el individuo tiene una significación extraordinaria para la configuración de la subjetividad y formación social, de lo que se infiere la necesidad de prestar especial atención a todos aquellos procesos y transformaciones que tienen lugar en su interior y la implicación que representan para cada uno de sus individuos.

Las comunidades humanas son fruto de estos agrupamientos, las primeras estructuras sociales en las que el hombre primitivo solucionó con más rapidez y calidad las urgencias de su vida logrando subsistir a la complejidad del medio. El espacio comunitario ha constituido un escenario importante en la formación y desarrollo histórico de la nación cubana. Particularmente desde hace cuatro décadas, las comunidades territoriales cubanas han sido un campo muy intenso de acción y participación popular. En los últimos años, se manifiestan nuevos tipos o modelos de participación a nivel local, los cuales se distinguen de los procesos precedentes; estos promueven una mayor gestión y actividad de la población en la identificación y solución de sus problemas.

El término "comunidad" es uno de los más utilizados en las ciencias sociales contemporáneas, pero al mismo tiempo es de toda evidencia que tanto el lenguaje corriente, como en el científico, el término designa una amplísima gama de realidades, que se hacen complejas de definir y clasificar para su estudio.

El concepto de comunidad ha sido abordado por varios autores. Entre ellos Augusto Comte (1942): manifestando en aquel momento que la reestructuración de la comunidad es una cuestión de urgencia moral. En su concepción acerca de la familia, la Iglesia, y la ciudad, aparece evidenciada su pasión por la comunidad moral en todos los niveles de la pirámide social. Rechaza con fuerza la perspectiva individualista, pues desde su enfoque, la sociedad es reductible solamente a elementos que comparten su esencia, a grupos y comunidades sociales.

Robert Mclever (1944:46) define comunidad como "Cualquier círculo de gente que vive junta, que se relaciona entre sí, de modo que no participa en este ni en aquel interés particular, sino en todo una serie de intereses suficientemente amplios y completos para incluir sus propias vidas en una comunidad". (Nisbet, 1966:24) escribe en su obra "desde aquella época, la comunidad se convirtió en el medio o la vía para señalar la legitimidad de instituciones tan diversas como el Estado, la Iglesia, la familia, los sindicatos, los movimientos revolucionarios, la profesión, la cooperativa.Ezequiel Ander Egg, (1991:23) plantea que ésta es una unidad social cuyos miembros participan de algún rasgo, interés, elemento o función común, con conciencia de pertenencia situados en una determinada área geográfica en la cual la pluralidad de personas interaccionan más intensamente entre si que en otro contexto.

En la literatura especializada aparecen variadas definiciones de comunidad, que están en dependencia de los diferentes momentos o períodos en que cada autor ha hecho un análisis de la de la comunidad, a los intereses investigativos que ha tenido cada autor, a la experiencia individual de quienes tratan el tema, así como el tratamiento que ha tenido el mismo desde distintas ciencias. Es necesario explicar que la definición varía en muchos momentos debido a períodos históricos como el advenimiento de la modernidad y el surgimiento de las ciudades. (Arias, 1994).

Diferentes autores han aportado su visión de comunidad, partiendo de indicadores que forman parte de su interés de estudio,

Tomando en consideración las aportaciones de diferentes autores como Héctor Arias, (1995) y Antonio Blanco, (1997) de gran acercamiento y coincidencias a elementos comunes en lo conceptual, en esta investigación se asume la definición de Argelia Fernández Díaz, (2001) cuyos estudios y aportaciones han favorecido la organización y sustento desde el punto de vista teórico y metodológico de las experiencias desarrolladas por el autor del presente trabajo. La autora de referencia define la comunidad como: "Organización social donde las personas se perciben como una unidad social, comparten un territorio, intereses y necesidades, interactuando entre si y promoviendo acciones colectivas a favor del conocimiento personal y social, llegando a manifestar sentimientos de pertenencia como expresión de su identidad comunitaria".

Este concepto sugiere una importante reflexión inherente a que la comunidad al compartir ese espacio físico, geográfico y ambiental delimitado, propicia el desarrollo de todo un sistema de interacciones económicas y socio/ políticas que favorecen las relaciones interpersonales sobre la base de la propia satisfacción de las necesidades, siendo un sistema portador de tradiciones, de una historia e identidad propia, que se manifiestan en intereses y en el propio sentido de pertenencia.

El elemento central de la vida en la comunidad y con ella, es la actividad económica, sobre todo en la proyección más cercana a la vida cotidiana, pero junto a ello y como parte fundamental, están las necesidades sociales, tales como la salud, la educación, la cultura, el deporte, la recreación y otras, todos estos elementos integran una unidad y exigen un esfuerzo de cooperación.

La importancia de la comunidad en el proyecto social está en la atención a las relaciones sociales desde la gestión comunitaria y la cooperación social, que es lo que define al sistema socialista y lo diferencia de otros contextos. La atención al trabajo comunitario, sobre todo como una acción de alcance estratégico, es fundamental en su concepción, desde tener en cuenta la importancia de la participación en la conducción del desarrollo social, aglutinar actores, con la ampliación gradual de los que conforman el proceso comunitario, lo que es condición necesaria para un movimiento estable y progresivo.

En la actualidad se hace necesaria la atención al trabajo comunitario, pues en ella se hace más que imprescindible el factor estratégico, determinante para el desarrollo social, deviene en elemento táctico principal decisivo en la propia continuidad del proyecto socialista, que es decir de la propia nación cubana.La comunidad constituye un sistema, y como tal su actividad se desenvuelve de manera objetiva, por lo tanto puede ser analizada según diferentes dimensiones. Dichas dimensiones pueden ser interdependientes, condicionado por el carácter sistémico del objeto. Dentro de este sistema con su engranaje expuesto a cambios propios de la sociedad está la familia, grupo primario, estable y definitorio en la subjetividad del individuo.

La familia es el grupo de intermediación entre el individuo y la sociedad, constituye el núcleo primario del ser humano, en ella el hombre escribe sus primeros sentimientos, sus primeras vivencias, incorpora las principales pautas de comportamiento, y le da un sentido a su vida.

La familia ha despertado también el interés de diversos profesionales que desde el perfil de sus especialistas se han aproximado a su estudio para enriquecer el conocimiento que sobre este tipo social tiene el hombre de ciencia actual. Todas las personas tienen un concepto de la familia debido a que han acumulado una experiencia de vida familiar.

Algunos sociólogos se han ocupado del estudio de la familia, las relaciones sociales entre sus miembros, sus costumbres, cultura material, nivel de conciencia, integración interna y relaciones con la comunidad en un contexto histórico nacional e internacional.

El avance de la historia social familiar ha estado muy vinculado con este tipo de investigaciones, teniendo en cuenta la necesidad de buscar información en fuentes familiares que empezaron a dar la clave a las interrogantes relacionadas con una comunidad o región que se estudiaba.

Acerca de la familia se han pronunciado poetas, escritores, juristas, filósofos, pedagogos, sociólogos, psicólogos, médicos y psiquiatras. Especialistas en cibernética y teoría de la comunicación y también han hecho sus aportes. Eso explica la importancia de esta institución. Para algunos terapeutas familiares, la familia es la más antigua de las instituciones sociales humanas, es el grupo primario de adscripción. Para la teoría general de sistemas, todo organismo es un sistema. De acuerdo con este enfoque, la familia es considerada un sistema abierto, o sea, como un conjunto de elementos, ligados entre sí por reglas de comportamiento y por funciones dinámicas, en constante interacción entre sí y con el exterior.

La familia es la institución social más antigua de la humanidad donde, todos sus individuos se forman; es el lugar donde más protegido se siente el hombre, para los niños, es un ejemplo y un espacio ideal para el aprendizaje.Este tiene la responsabilidad de brindar a sus miembros, la oportunidad de desarrollar su personalidad y enriquecerla; y la función de satisfacer las necesidades afectivas y físicas de cada uno de sus miembros. Además debe estimular la adquisición lugar de la identidad individual y psicosocial de sus componentes, y establecer patrones positivos de relaciones interpersonales. Debe promover la socialización, el aprendizaje y la creatividad.

Para Le Play, tomado de Reina Fleites R. (2005:9) la familia era considerada como una institución superior al estado y que toda reforma social debía fortalecer a la familia y suprimir la intervención del estado.

Al respecto P. Arés, (2005:5) conceptualiza la familia como la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común que se quiere duradero, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad e independencia.

Así mismo lo identifica como un grupo de intermediación entre el individuo y la sociedad, constituyendo el núcleo primario del ser humano. En ella el hombre inscribe sus primeros sentimientos, sus primeras vivencias, incorpora los principales puntos de comportamiento, y le da un sentido a la vida (P. Arés 2002:21).

Hablar de familia es, ante todo reconocerla como a la institución que a través del tiempo no ha sido siempre igual. Las constantes transformaciones que en ellas se han experimentado han estado relacionadas con el régimen social existente en cada época. De ahí que en cada época histórica concreta la configuración de la familia asumiera características específicas.

La familia es esencial en su condición de punto focal del ser social, tanto para el desarrollo del individuo como para el de la sociedad a la cual pertenece, mediante el proceso de asimilación y reproducción de los sistemas de valores y normas socialmente aceptados, proceso en el cual la familia desempeña un papel predominante. Las interacciones que en ellas se dan son condición exclusiva de ese grupo familiar que inicia la socialización del niño y niña mediante las relaciones que establecen sus miembros y donde se cumplen una variedad de errores, los que posteriormente se expresan también en la sociedad.

Por su parte M. Torres González (2003:15) apunta que la familia, como grupo humano primario y natural, vive y funciona como un sistema de relaciones e interacciones desde dentro y con el exterior, que esta es un conjunto de personas que establecen un proceso dinámico abierto, que permite el continúo flujo de la vida familiar.

Alberto Clavijo Portieles (2002) conceptualiza a la familia como el conjunto de personas vinculadas por lazos estables de tipo consanguíneo, maritales, afectivos, socioculturales, económicos, contractuales y de convivencia, al objeto de satisfacer necesidades fundamentales al grupo y cumplir con las funciones que le vienen encomendadas a través del devenir social.

Esta definición, a criterio del autor, es muy generalizadora donde se aborda el modo de satisfacer las necesidades de la familia y el cumplimiento de las funciones teniendo en cuenta el momento histórico que les ha correspondido vivir.

Engels señalaba que las formas y funciones de la familia evolucionan a partir de los cambios de las relaciones sociales, que debe progresar igual que la sociedad y modificarse conforme a los cambios de la misma. Ello es producto del sistema social y reflejará su estado de cultura, (Ana González y G. Reynoso Cápiro 2002:248).

Diferentes ciencias que estudian la familia manifiestan que la relación entre individuo y sociedad hay que estudiarla en sus múltiples interrelaciones, tanto en el nivel macro como en el micro social: el primero como institución social en su integración a contextos sociales y en el segundo por la interrelación entre la familia y el individuo. Por ello se concibe a la familia como una unidad social y por una parte se presenta como el componente estructural más pequeño de la sociedad que cumple tareas de una institución social y por otro lado se puede describir como grupo social con determinada estructura y particularidades de interacción.

En otro momento Castro Alegret, (1999:34) plantea que la familia es para la sociedad una institución con cierto status jurídico, con una situación material determinada, con normas de la conciencia social que la regulan, pero para sus miembros, es el grupo humano en el cual viven, donde se exteriorizan importantes manifestaciones psicológicas y las realizan en diversas actividades. Es también el grupo más cercano, con el cual se identifican y desarrollan un fuerte sentimiento de pertenencia, donde enfrentan y tratan de resolver los problemas de la vida de convivencia.

Para el autor resulta importante, lo que se expresa en relación a que es un grupo humano en el que se desarrollan determinadas manifestaciones psicológicas; las que pueden o no producir situaciones que alteren el funcionamiento normal de la familia; pero este concepto también habla sobre la búsqueda de soluciones para resolver los problemas de la vida diaria; aspecto de vital importancia para el establecimiento de relaciones armónicas y equilibradas de convivencia.

El autor se afilia a este concepto considerando que en el mismo se abordan elementos distintivos que destacan a la familia en comparación con otras definiciones donde se considera a la familia como un elemento natural de socialización; que funciona como un sistema de relaciones e interacciones sociales y que son de vital importancia para la intervención a las familias disfuncionales dentro de la propia comunidad.

La vida del grupo familiar es estructurada de manera exclusiva por los miembros de la familia, pero la sociedad es responsable de sus condiciones de desarrollo. Con el comienzo de la socialización, se inicia el proceso de transformación del individuo en hombre. Sobre él actúa la sociedad como forma superior de civilización humana y con ella el conjunto de instituciones que la componen, en las que destacamos a la familia y a la escuela. Sin embargo, a pesar de las grandes transformaciones del mundo contemporáneo, la familia, sigue siendo el hábitat natural del hombre, ya que cumple funciones que son insustituibles por otros grupos e instituciones.

En los estudios realizados por sociólogos en el siglo XlX se pusieron de manifiesto dos enfoques fundamentales; el institucional que ve a la familia en primera instancia como una forma de organización de las relaciones sociales. La concepción de la familia como célula básica de la sociedad nace en este modelo, y ella no solo destaca la influencia que la sociedad ejerce sobre la familia, sino también su papel creador en el desarrollo de diferentes estructuras sociales de la modernidad y de conductas y valores sociales que se socializan en ese espacio. Por otra parte el enfoque grupal donde la familia se representa en este modelo conceptual como: un sistema pequeño, de relaciones interpersonales, íntimas y afectivas.

Una visión más moderna que integra la noción de institución y de interacción humana, centrándose en su dinámica interna, es la de M. Brezer y P.T. Luckman, citado por P. Arés Muzio, (2003:23) que consideran a la familia un espacio de interacción humana institucionalizando en tanto cumple todos los requisitos que caracterizan a ese mundo, tales como: a) un espacio donde la actividad está sujeta a la habituación, la cual adquiere un significado rutinario para sus actores, b) un mundo en el que la acción individual transcurre mediante el ejercicio de roles o tipificados recíprocamente de comportamientos a los cuales le es inherente un conocimiento que comprende la normatividad, c) un espacio objetivado cuya naturaleza ontológica va unida a la actividad humana, d) un medio que tiene historia y busca una continuidad en el tiempo apoyándose en mecanismos de legitimación de sus roles y del control social, e) de cuyos procesos internos resulta cierta integración social.

Desde una perspectiva macro y micro, la familia es siempre un orden institucional en el cual las relaciones de parentesco y su funcionamiento como una comunidad doméstica y residencial, se concretan mediante el ejercicio de los roles de marido – esposa se organiza el matrimonio, como la unidad básica de la familia y de los roles paterno – filiales, el subsistema de interacción padres e hijos. Estas relaciones tienen gran peso en la dinámica de su funcionamiento en la vida familiar y en la construcción de las identidades como género.

Según Ernest Burges uno de los exponentes principales de los estudios de familia en la escuela de Chicago, presentó a la familia como una unidad interactiva en la que cada uno tenía una posición y un rol que desempeñar dentro de una estructura jerarquizada. Durante el proceso de interacción los actores perciben los patrones de conductas, forman sus expectativas sobre el resto de sus miembros y definen la situación social de la familia. La interacción se produce al nivel simbólico y de muy diversas maneras, conflictiva, autoritaria, conciliadora, cohesiva, (Reina Fleites R. 2005:20, 21).

La escuela de Chicago permitió desarrollar la perspectiva cultural en el análisis de la realidad familiar; el significado pasó a ser el eje temático para entender el funcionamiento y organización estructural de esa organización social: del matrimonio, de los roles paterno – filiales, del proceso de socialización etc. Ese enfoque cultural, sin embargo padeció de un idealismo que reducía la realidad a la experiencia y la situación social la comprendía solo por los actores con sus significados que en ella participaban. Para algunos autores el tipo de familia es como el engranaje que define la satisfacción y el futuro desarrollo de muchos de sus miembros, (R. Fleites. R.2005: 20).

Patricia Arés M., (2002:7,8) plantea que en la familia hay un criterio consanguíneo, es decir, familia son todas las personas que son parientes o todas las personas con las cuales se tiene algún tipo de vínculo de sangre, familias son aquellas personas con las cuales se convive, es decir el grupo humano de convivencia y familias son aquellas personas que te quieren, que te cuidan, que te alimentan, que te han devuelto un sentimiento de estímulo hacia ti y hacia los demás.

Esta autora emplea para definir a este grupo social criterios como: lazos consanguíneos, de convivencia y afectivos relacionados con la temática que trata esta investigación. Dándole mayo valor a los lazos afectivos, pues en investigaciones realizadas en Cuba por psicólogos expertos como la propia Patricia Arés el criterio que más vale para una persona es el afectivo, no el criterio consanguíneo ni siquiera de convivencia, pensando que esto tiene que ver con la función afectiva, esa nutrición emocional es el elemento más importante para que la familia funcione bien.

A decir de Cristóbal Martínez G., (2005:10) en la familia se dan las condiciones ideales para que el afecto se manifieste en toda su intensidad, ya que por el hecho de vivir juntos y tener que compartirlo todo se favorecen las relaciones interperpersonales. Si la familia como institución, no permite o dificulta la relación de esta función, se verán afectados tanto los adultos como los niños.

Para este autor en una familia unida, afectivamente los adultos pueden mostrar sin reservas, sus sentimientos con la seguridad de que van a ser aceptados y comprendidos. A criterio del autor de esta tesis en una familia unida, afectivamente los adultos pueden mostrar sin reservas sus sentimientos con la seguridad de que van a ser aceptados y comprendidos.

Realizando un análisis de los conceptos de familia referidos anteriormente se hace necesario reflexionar en elementos tales como: institución social, célula fundamental de la sociedad, grupo regulador, lazos consanguíneos, búsqueda de soluciones, principal socializador etc. Lo que permite destacar la importancia de la familia en la integridad de la sociedad y la máxima responsable en la formación del humano, de sus victorias y derrotas.

Conclusiones

El grupo en el que convive el individuo tiene una significación extraordinaria para la configuración de la subjetividad y formación social, de lo que se infiere la necesidad de prestar especial atención a todos aquellos procesos y transformaciones que tienen lugar en su interior y la implicación que representan para cada uno de sus individuos.

Las comunidades humanas son fruto de estos agrupamientos, las primeras estructuras sociales en las que el hombre primitivo solucionó con más rapidez y calidad las urgencias de su vida logrando subsistir a la complejidad del medio. El espacio comunitario ha constituido un escenario importante en la formación y desarrollo histórico de la nación cubana. Particularmente desde hace cuatro décadas, las comunidades territoriales cubanas han sido un campo muy intenso de acción y participación popular. En los últimos años, se manifiestan nuevos tipos o modelos de participación a nivel local, los cuales se distinguen de los procesos precedentes; estos promueven una mayor gestión y actividad de la población en la identificación y solución de sus problemas.

Bibliografía

ÁLVAREZ-BUYLLA BUSTILLO, LUCÍA. Psicoterapia con niños pequeños.- Madrid: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado. Vía Internet http: // www.psiquiatría.com). Consultado el día 1/4/2006

ALVAREZ SINTES. (2001) Temas de M.G.I., Volumen I La Habana: Editorial Ciencias Médicas.

ARÉS MUZIO, PATRICIA. (1990) Mi familia es así.-Ciudad de La Habana:

Editorial Ciencias Sociales.

______________________. (1999) Eventos vitales y desarrollo infantil. ¿Riesgo o daño irreparable? (Conferencia especial). ¿En qué tiempo puede cambiar$e la mente de un niño?- La Habana: Casa Editora Abril.

______________________. (2000) Abriendo las puertas a las familias del 2000.-Ciudad de La Habana: Editora Política.

______________________. Familia actual: realidades y desafíos.- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

______________________. Propuesta de un Diseño Teórico-Metodológico para la intervención familiar en Salud Comunitaria.- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

______________________. Paternidad (ser papá)… ¿Para qué sirve? La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

______________________. Padres nuevos, para hijos nuevos. La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

______________________. La familia. Una mirada al futuro. Conferencia Magistral en el acto de inauguración del Taller Internacional Abriendo las Puertas a la Familia del 2000. La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

_____________________. (2002) Psicología de la familia: Una aproximación a su estudio. Ediciones Félix Varela. Facultad de Psicología, Universidad de La Habana.

_____________________. (2006) La familia cubana en el contexto latinoamericano actual. Vía Internet http:/ www.monografías.com Consultado el día 20/4/2006

________________________. Modelo de evaluación psicológica a la familia. .- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

ÁREAS BEATÓN, GUILLERMO. (1988) La Educación Especial en Cuba / Guillermo Áreas Beatón, Víctor D. Llorens Treviño.- Ciudad de La Habana.

__________________________. ¿Podemos hablar de constructivismo en la concepción histórico-cultural? Facultad de Psicología. Universidad de Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

BARTUTIS ROMERO, MERCEDES. (2007) La familia y su papel en los problemas de promoción y prevención de salud.- Camagüey.

BERMÚDEZ MORRIS, RAQUEL. (2004) Aprendizaje formativo y crecimiento personal / R. Bermúdez Morris, Lorenzo Miguel Pérez Martín. La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

BOUTIN, GERALD. (1999) Intervenciones socioeducativas en el medio familiar / Gerald Boutin, Paul Durning.- Madrid: Editorial Narcea.

CABADA ALVAREZ, JOSÉ MANUEL. (1996) Familia y profesionales: intervención en el desarrollo del niño.- Madrid: Editorial Polibea.

Cada aprendizaje en su momento. (2000) (Material Mimeografiado. Vía Internet http: // www.mundogar.com). Consultado el día 6/5/2006

CALVIÑO VALDÉS-FAULY, MANUEL. (2002) Orientación Psicológica Esquema referencial de alternativa múltiple. La Habana: Editorial Científico- Técnica.

CÁNOVAS FABELO, LESVIA. (1997) Los niños y sus derechos 1 / Lesvia Cánovas Fabelo, Sergio Gómez Castanedo, Elsa Núñez Aragón.- Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

CÁRDENAS, EDUARDO JOSÉ. (1996) ABC de la familia del discapacitado mental / Eduardo José Cárdenas, Ernesto Daniel Julián, María Teresa Seco.- Buenos Aires: Fundación Retoño.

CARVAJAL RODRÍGUEZ, CIRELDA. (1995) La escuela, la familia y la educación para la salud / Cirelda Carvajal Rodríguez, Mario Rodríguez Mena García.- Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

CASAS FERNÁNDEZ, GERARDO. (1988) ¿Qué es la orientación familiar?- p. 24-28 .- En Revista Temas de Trabajo Social (La Habana).- No. 1: enero-junio.

CASTRO ALEGRET, PEDRO LUIS. (1995) Familia, sexualidad y discapacidad.- Ciudad de La Habana: Pedagogía 95.

_____________________________________. (1996) Cómo la familia cumple su función educativa.- La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

____________________________________. Familia, sexualidad y educación. (2003) / Pedro Luis Castro Alegret, Ana Rosa Padrón Echevarría, Aurora García Gutiérrez.- La Habana: Ministerio de Educación.

___________________________________. (1993) Atención psicológica a familias con hijos minusválidos en la Educación Especial.- Ciudad de La Habana: Ponencia Pedagogía 93.

___________________________________. (1990) Qué es la familia y cómo educa a sus hijos.- p. 12-20.- En Pedagogía Cubana (La Habana).- No. 5: enero-marzo.

___________________________________. (1999) Para conocer mejor a la familia / Pedro Luis Castro Alegret, Silvia Margarita Castillo Suárez.- La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

___________________________________. La familia y la educación en valores.- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

trabajo de orientación psicológica.- La Habana: (Material Mimeografiado).

CEBALLOS, ESPERANZA. (2006).Dimensiones de análisis del diagnóstico en Educación: El diagnóstico del contexto familiar. Revista electrónica de Investigación y Evaluación. Vía Internet: http://www.uv.es/RELIEVE/ Consultado el día 26/5/2006

CLAVIJO PORTIELES, ALBERTO. (2002) Crisis. Familia. Psicoterapia.- La Habana: Editorial Ciencias Médicas.

COLLAZO DELGADO, BASILIA. (1992) La orientación en la actividad pedagógica / Basilia Collazo Delgado, María Puentes Albá.- Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

CORREA EASTMAN, JUAN CARLOS. (2003) Intervención terapéutica con

familias a partir de la teoría de relaciones objetales. Vía Internet http:/

www.monografías.com Consultado el día 1/6/2006

CUCCO, MIRTA. (1990) Metodología de intervención comunitaria.- Colección

LO GRUPAL.

COLECTIVO DE AUTORES. (2005) Psicología Social II, Parte2.- La Habana:

Editorial Félix Varela.

DE PRADA, BLANCA ISABEL. Comunicación familiar / Blanca Isabel de Prada

Rosa Ángela Gómez.- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

_________________________. Padres formadores / Blanca Isabel de Prada,

Rosa Angela Gómez.- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

ESPINOSA GÓMEZ, MAGDALENA. (2007) Familias funcionales y familias

disfuncionales. Vía Internet http:/ www.monografías.com Consultado el día 2/7/2006

ESPINOSA RABANAL, ALMUDEMA. (1995) Iguales, pero diferentes. Un modelo de integración en el tiempo libre.- Madrid: Editorial Popular.

¿En qué tiempo puede cambiar$e la mente de un niño? Edición especial para la familia cubana. (1998) / Ana Luisa Segarte Iznaga…- /et al/…- La Habana: Casa Editora Abril.

ENGELS, FEDERICO. (1965) El origen de la familia, la propiedad y el Estado.- Buenos Aires: Editorial Claridad.

FERNÁNDEZ BENÍTEZ, ODALIS DE LA CARIDAD. (2002) Diseño y evaluación de un programa de intervención familiar. Tesis de diploma para optar por el título de especialista en psicología de la salud. La Habana.

FERNÁNDEZ DÍAZ, ARGELIA. (2001) La Comunidad y su estudio.- La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

FLEITAS RUIZ, REINA. (2005) Selección de lecturas de sociología y política social de la familia. - La Habana: Editorial Félix Varela.

GARCÍA ARGÜELLES, ANA ROSA. (1990) Los Consejos de Padres.- p. 39-41.- En Simientes (La Habana).- No. 1: enero-marzo.

_______________________________. (1989) Las consultas con los padres. Una vía para el trabajo con la familia.- p. 25-27.- En Simientes (La Habana).- No. 3: julio-septiembre.

GARCÍA MOREY, AURORA. (1999) La identidad personal y social en el niño. (Conferencia especial). ¿En qué tiempo puede cambiar$e la mente de un niño?- La Habana: Casa Editora Abril.

GARCÍA UCHA, FRANCISCO. (2004) Herramientas psicológicas para entrenadores y deportistas. - La Habana: Editorial Deportes.

GASTAÑAGA MORENO, JOSÉ LUIS. Trabajo social, familia y escuela. Vía Internet http:// www.ucm.es/BUCM/revistas/ Consultado el día 18/16/2006

GONZÁLEZ, OTMARA. El enfoque histórico cultural con fundamento de una concepción pedagógica.- La Habana: [sn], [sa].- (Material Mimeografiado).

GONZÁLEZ NYDIA Y ARGELIAFERNÁNDEZ D. (2003) Trabajo Comunitario.- La Habana: Editorial Félix Varela.

GOZÁLEZ SOCA, ANA MARIA. (2002) Nociones de sociología, psicología y pedagogía. – Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda