Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El rol actual de los actores institucionales

Enviado por Ernesto Marcellini



  1. Prólogo
  2. Introducción
  3. Lineamientos metodológicos
  4. Encuadre teórico
  5. Marco metodológico
  6. Conclusión: reflexión final
  7. Bibliografía

Prólogo

Hay que tener en cuenta que explorar los secretos de una escuela es una pasión que tienen muchos docentes, sólo que elegimos formas diferentes de investigación y de metodologías para poder realizar el trabajo. Es así que, a partir de lo que cada uno sabe de su área tenemos formas de investigar e interpretar la realidad y actuar sobre ella para comprenderla, respetarla o transformarla si fuera necesario.

En principio, se necesita en la escuela, un ambiente adecuado que propicie toda investigación y toda puesta en práctica de las actividades a desarrollar. Se debe crear un clima compatible que favorezca la concentración, la participación, la comunicación, la reflexión, ingredientes indispensables que deben estar presentes para que se cumpla tanto el proceso de creación como el proceso de aprendizaje. Será importante también, la selección de situaciones en contextos que, a la vez de motivar, permitirá al alumno recuperar lo que sabe, integrar sus saberes y crear nuevas miradas de todo lo que se le presenta. Es decir, un ambiente que permita que los alumnos actúen sobre la realidad directa o recreada por el docente, organizándola desde una mirada original, distinta, nueva para ellos.

Todo proyecto es un problema complejo, tanto para el que lo confecciona y planifica como para los que lo deben ejecutar y llevarlo a la práctica. Dado en un ambiente como el que se acaba de describir, su riqueza radica en que favorece el desarrollo de habilidades metodológicas relativas a las distintas disciplinas que intervienen en él, más que la apropiación de un saber determinado. Además, pensado como trabajo en equipo, reúne otras cualidades importantes tales como: favorecer la interacción, la cooperación, la aceptación del otro, la comunicación.

Introducción

Decía Foucoult[2]"… a las palabras les encanta que uno las saque del ropero y las haga dar vueltas por la habitación…" porque hablar de la construcción de un espacio curricular específico para la modalidad de jóvenes y adultos, significa desarrollar líneas de acción que permitan dar respuestas a las demandas de los marcos normativos vigentes a fin de desarrollar una gestión del currículum en los nuevos escenarios.

Una amplia investigación llevada a cabo en la institución, objeto de este trabajo, permitió el arribo a un diagnóstico, en donde se cotejaron las opiniones de los alumnos y de los docentes, en cuanto a la finalidad de la oferta académica y el rol que deben cumplir los que conforman este colectivo institucional.

La principal preocupación estuvo basada en la falta de una conceptualización Política, Social y Pedagógica de lo que se entiende por EDUCACIÓN DE JÓVENES Y ADULTOS , como así también de una legislación específica, que contemple esta modalidad u oferta educativa dentro del planeamiento estratégico del sistema educativo en general , considerando que al analizar la Nueva Ley Nacional Nº 26206 y la actual Provincial 9870 modificatoria de la Ley 8113, se observa un enfoque Político diferente, En la Ley Nacional, los capítulos que definen la estructura general del Sistema Educativo Nacional incluye en su capítulo IX la "EDUCACIÓN PERMANTE DE JÓVENES Y ADULTOS", mientras que en el Sistema Educativo Provincial, la incluye en " otras formas educativas o modalidades", observando además que los contenidos de los artículos que la regulan, son exactamente iguales.

La otra gran preocupación, surge a partir del análisis de nuestras propias praxis, que dejan al descubierto, una cierta resistencia para el abordaje de un proceso de enseñanza aprendizaje que dé respuesta a la realidad socio – cultural de los nuevos colectivos emergentes.

El presente proyecto, contiene los modelos de intervención para trabajar en una institución destinada a una población destinada a Jóvenes y Adultos, que en sus recorridos de vida, no han podido o no han tenido la oportunidad de alcanzar un nivel de prevención sobre unos de los temas primordiales de toda Política Educativa, mantener a esta población, para cumplan su objetivo de concluir su ciclo escolar. Como contrapartida de esta situación, nos encontramos que desde la puesta en vigencia del Ley Federal de Educación, y de la implementación de Políticas Neoliberales, que llevaron al país al borde de una crisis coyuntural, provocando una deserción de alumnos en todo los niveles educativos, generando, que esta mal llamada modalidad, sea hoy el receptáculo de esa población que quedó rezagada y fuera del sistema educativo, y por ende del sistema social.

La deserción escolar, se puede definir como el abandono parcial o definitivo de la escuela por parte del alumno. No hay un indicador único y definitivo para la deserción escolar. Es estructural. Obedece a la dinámica de instituciones históricamente establecidas como la dinámica interna de la familia, los subsistemas que se desarrollan hacia fuera o dentro de la escuela o bien a problemas individuales propios de los agentes que componen el colectivo institucional.

Si consideramos que la institución escuela, es la célula básica de todo modelo político, en estos tiempos de cambios normativos que buscan subsanar lo enunciado anteriormente, ésta deberá poner énfasis en una enseñanza que asegure la adquisición de capacidades que posibiliten el descubrimiento, la selección, la utilización, la sistematización de la información, el uso de las nuevas tecnologías, el empleo de estrategias metacognitivas, el trabajo en red, etc., que garantice una formación integral, que contemple la atención a la diversidad a fin de que estén dadas las condiciones de igualdad y equidad social .

Para abordar este trabajo, se tuvieron en cuenta los datos estadísticos del centro educativo y se usaron instrumentos de investigación tales como, cuestionarios, entrevistas y se rescataron trabajos de aquellos docentes que asistieron a distintos cursos de capacitación, en donde, pudieron desarrollar trabajos sobre sus propias praxis.

CAPÍTULO UNO:

Lineamientos metodológicos

  • CONTEXTUALIZACIÓN DEL PROBLEMA:

Según la V CONFERENCIA INTERNACIONAL DE ADULTOS, se entiende por Educación de Adultos "al conjunto de procesos de aprendizaje, formales o no, gracias a los cuales las personas cuyo entorno social considera adultos, desarrollan sus capacidades, enriquecen sus conocimientos y mejoran sus competencias técnicas o profesionales, o las reorientan con el fin de atender a sus propias necesidades y a las de la sociedad. Comprende la educación formal, y toda gama de oportunidades de educación informal y ocasional existentes en una sociedad educativa multicultural en la se reconocen los enfoques teóricos y los basados en la práctica." (UNESCO, 1997)

A partir de esta definición, en donde, se ve claramente la influencia de los capitales sobre las políticas públicas, cuyo objetivo era producir mano de obra barata, llevar a la homogeneización de marcos legales, como la Ley Federal de Educación, que con la excusa de la globalización o mundialización, fruto de la caída de las fronteras geográficas dominada por el alto desarrollo de las nuevas tecnología, fundamentalmente las comunicaciones, se hizo necesario ante los resultados que todos conocemos, revisar el concepto arriba expresado. Desde ese mismo año hasta la fecha, en nuestro país se llevaron a cabo distintos encuentros de capacitación para el análisis y la reflexión de cómo dejar asentadas las bases epistemológicas para definir a la nueva Educación de Personas Jóvenes y Adultas y que hoy se ven plasmados en los marcos legales vigentes, ya enunciados anteriormente.

Fruto de estos encuentros, se generaron las bases para dar inicio a una nueva concepción de la Educación de jóvenes y adultos y además se puso en marcha un trabajo de campo que en la actualidad se ve plasmada en una nueva estructura curricular en donde los principales ejes que propone, hace hincapié en un cambio tanto del currículo, como de la Gestión del mismo.

En este nuevo escenario, que implica una transformación total de la modalidad, por su crecimiento y expansión desordenada y en diversidad de ofertas, nos encontramos ante el desafío de tener que enfrentarnos a las siguientes situaciones problemáticas:

  • Bajos resultados académicos y alto de nivel de deserción escolar; causas posibles, apatía, falta de estímulo sociales y académicos, alto porcentaje de alumnos provenientes del sistema medio común, cuya característica es el fracaso en dicho nivel.

  • Diversidad en el cuerpo docente, en cuanto a la formación de base, para el abordaje pedagógico de EDJA.

  • Desarticulación Académica: la organización interna de los establecimientos no cuenta hacia su interior con los recursos, tanto humanos como materiales que permitan abordar las nuevas demandas como por ejemplo: gabinete psicopedagógico, maestro integradores, espacios de intercambio de análisis y reflexión de todo el colectivo institucional para evitar la reproducción conceptual de los contenidos y generar los diálogos entre colegas, cuyo fin sea evitar el encapsulamiento de la praxis.

  • PRESENTACIÓN DEL PROBLEMA:

"Resistencia del colectivo institucional para el abordaje del proceso enseñanza –aprendizaje que imposibilita conformar la construcción de un espacio curricular específico para la modalidad de Jóvenes y Adultos, que permita dar respuesta a demandas de los tiempos que corren a fin de evitar el fracaso y la deserción escolar"

1.3 DESCRIPCIÓN DEL TRABAJO EMPÍRICO. LAS UNIDADES DE ANÁLISIS

En función de todo loo desarrollado y ante la necesidad de abordar las respuestas a la problemática planteada, las unidades de análisis para el presente trabajo, se circunscribirá en tres aspectos fundamentales,

  • EL MARCO NORMATIVO VIGENTE.

  • EL CURRICULUM COMO NEXO ENTRE EL CONOCIMIENTO Y LOS SUJETOS QUE INTERACTUAN A TRAVÉS DE EL.

  • LOS DOCENTES Y LOS ALUMNOS.

1 MARCO NOMATIVO VIGENTE:

Tanto en la Ley Nacional de Educación y su correlativa en nuestra provincia, se define a la Educación de Jóvenes y Adultos, como la "EDUCACIÓN PERMANENTE DE JOVENES Y ADULTOS", que está destinada a garantizar la alfabetización y el cumplimiento de la obligatoriedad escolar a todos aquellos ciudadanos que no la hayan completado en la edad establecida reglamentariamente y a brindar posibilidad de educación a lo largo de toda la vida.

Analizando el texto del marco normativo vigente, se pone de relieve la importancia de la Educación Permanente como marco que genere un sistema flexible y actualizado que permita a los Jóvenes y Adultos cumplir con los tramos de obligatoriedad educativa y con una incorporación activa en la sociedad. Las ofertas educativas que históricamente se han desarrollado en el denominado campo de Jóvenes y Adultos, fueron formuladas e implementadas conformes a las transformaciones que se sucedieron en la sociedad, la economía, la cultura y la política. Sin embargo y casi invariablemente a la misma se les ha asignado un carácter compensatorio y en general focalizado y orientado a un conocimiento limitado parra los sectores populares, los trabajadores y las clases subordinadas de la sociedad, convirtiéndose de este modo en una educación remedial o marginal dentro del sistema.

En América Latina, comenzó a partir de la década de los 60, un proceso sostenido de institucionalización de esta modalidad a través de la creación de centros educativos específicos para atender los requerimientos de esta población y de una creciente preocupación por adecuar las propuestas curriculares, así también como la necesidad de una Formación Docente específica, destinada a la singularidad de los destinatarios de estos servicios.

En la Argentina, la modalidad se ubica y forma parte del sistema educativo tanto en el ámbito nacional como el provincial, a partir de la creación de la DINEA.

En el ámbito de la Provincia de Córdoba, a partir de la recuperación de la democracia, incorpora en su legislación a la modalidad, como un derecho de todas las personas adultas a acceder a una educación de calidad. Dicha la ley, la 8113, fue tan sólida desde el punto de vista Político y Pedagógico y Epistemológico, que sirvió de base para la elaboración de la Ley Federal de Educación, hoy derogada.

En los actuales marcos normativos se habla de una formación permanente y su relación con el mundo del trabajo. En relación a este punto aún persiste una larga y antigua antinomia entre educación y formación para el trabajo. La misma en la actualidad es obsoleta, sobre todo al referirse a la EDJA. Para quienes un eje fundamental de estructuración de su vida cotidiana lo constituye su relación con el mundo del trabajo y a través de él, con el ejercicio de una ciudadanía plena. Es decir que cuando se habla de formación para el trabajo se hace referencia al cumplimiento de un derecho social básico en un doble sentido: el derecho a la educación y el derecho al trabajo. La vinculación de la educación y el trabajo es considerado el eje estratégico de una política inclusora para las personas adultas a fin de que puedan reconfigurar sus proyectos de vida.

2 EL CURRICULUM COMO NEXO ENTRE EL CONOCIMIENTO Y LOS SUJETOS QUE INTERACTUAN A TRAVÉS DE EL.

Las concepciones curriculares que se han seleccionado para el abordaje del presente trabajo, son los que pertenecen a Goodson I.F. y al de Terigi, F. [3]

Al respecto el primer autor dice que Currículum es un "Artefacto social, concebido y hecho para propósitos humanos deliberados", mientras que para Terigi, es una herramienta de trabajo para los equipos docentes y un encuadre laboral específico para los docentes.

Analizando ambos conceptos, se desprende que la concepción del currículo, es la caja de herramientas, que tiene el contenido necesario para generar los mecanismos del proceso que interviene en la dupla enseñanza aprendizaje. En esta caja de herramienta, que a su vez es una construcción social y cultural permanente, interactúa una triada compuesta por el alumnos, el docente y el conocimiento, siendo este último el nexo entre el par didáctico, que es en definitiva el fin de la Educación " SOCIALIZAR A TRAVÉS DEL CONOCIMIENTO "

3. LOS DOCENTES Y LOS ALUMNOS

La educación es hoy un producto de fuertes discusiones sobre su finalidad, no obstante a ello, la sociedad mantiene firme en su ideario que solamente a través de ella se pueden cumplir los objetivos para mejorar sus condiciones de vida. En este proceso, el docente constituye el elemento fundamental para desarrollar y transmitir los conocimientos adecuados, que surgen de las prescripciones y las demandas del contexto en donde desarrolla su campo profesional. Es además, el portador y el agente socializador que guiará al alumno, por los caminos adecuados de su formación académica.

Los profesores deben garantizar su nivel formativo antes de llegar a las aulas, debiendo añadir a su preparación académica y científica una formación pedagógica y didáctica adecuada, para poder ejercer la docencia en las escuelas de la modalidad. Con esta preparación los profesores podrán transmitir de manera apropiada los conocimientos a los alumnos, tal y como marcan los objetivos de la Política Educativa.

La educación exige que el personal docente actualice y mejore sus capacidades didácticas y sus métodos de enseñanza, para evitar la resistencia que se genera en cada espacio disciplinar, puesto que aún persisten praxis atomizadas y descomprometidas que no facilita la construcción de equipos de trabajo, no ofrece una oferta educativa significativa llevando esto a ser una de las causales del desgranamiento y deserción escolar.

El grupo etario de alumnos que antes ingresaban a la escuela de adultos, hoy de jóvenes y adultos, ha cambiado, ya que estas escuelas en su mayoría reciben alumnos post adolescente que se ha desgranado de la escuela común y aprovechan estos planes de estudios para alcanzar una certificación de competencias que les permita insertarse en el mundo laboral y/o intentar abordar estudios superiores. Esta población estudiantil, está compuesta por sujetos cuya edad oscila entre los 17 años hasta pasado los 80 años, determinando esta diferencia distintos modos de abordar el proceso de enseñanza aprendizaje.

La población juvenil, que va desde los 17 años hasta los 30 años, fruto de los cambios socio –culturales, llegan a la institución con un bagaje cultural que está directamente asociado a un exacerbado individualismo, a una cultura consumista y a una sociedad que ha perdido los principios y los valores para reemplazarlos por una nueva cultura del facilismo y del sálvese quien pueda.

A partir de los 30 años estamos en presencia de sujetos, que buscan en esta oferta educativa la posibilidad de construir su presente y su futuro a través del conocimiento, fruto del ideario social que se mantuvo en sus vidas como una materia pendiente.

Es evidente entonces, que al producirse este choque generacional, traiga como consecuencia la resistencia a los nuevos desafíos que deben enfrentar, a pesar que esta etapa es la única y última oportunidad que tienen para alcanzar el tan mentado certificado de estudios.

1.4. LOS OBJETIVOS

  • Analizar los modelos y principios expresados en las políticas vigentes en relación a la educación de jóvenes y adultos.

  • Analizar las metas, orientaciones e implementación de un proyecto de educación para la escuela de jóvenes y adultos y su correspondencia con el marco normativo vigente.

  • Revisar la praxis para hacer de la misma el eje vertebral de la acción educativa con el fin romper las resistencias enunciadas.

  • Favorecer los espacios de análisis y reflexión que permita la consolidación de equipos de trabajo con el objetivo de concretar un proyecto curricular contextualizado que permita la retención de la población estudiantil.

  • Fomentar la utilización de la escuela como espacio de relaciones personales y sociales para que el colectivo institucional funcione democráticamente.

CAPITULO DOS:

Encuadre teórico

2.1. REVISIÓN DE ANTECEDENTES

El centro educativo, objeto de este análisis, se encuentra localizado en la zona norte de la ciudad de córdoba, en un sector urbano –semimarginal. Su oferta, de reciente creación (2009), surge ante la necesidad planteada por los vecinos de su zona de influencia, en la JUNTA DE PARTICIPACIÓN VECINAL, convocada por la ordenanza Nº 11448/2008.

Al momento del inicio de sus actividades contaba con una demanda real de 210, hoy la demanda supera los 410 alumnos, distribuidos de la siguiente manera:

  • Tres primeros años, con 182 alumnos

  • Un segundo año, con 38 alumnos.

  • Dos terceros años 1 de reciente creación

Matrícula que se mantuvo en un 90% al finalizar el ciclo lectivo 2009. La expectativa, generada y el impacto socio –cultural en el sector, llevó a que la demanda para el presente ciclo lectivo, superara las expectativas de todos los actores institucionales, tanto a nivel macro como micro político; su actual distribución es la siguiente.

  • Tres primeros años de 55 alumnos cada uno.

  • Dos segundos años con 100 alumnos.

  • Dos terceros años con 110 alumnos

Para atender, y dar respuesta a los vecinos, desde la órbita gubernamental, más precisamente desde la Dirección General de Enseñanza de Adultos, se redireccionaron recursos presupuestarios, fruto del cierre contra apertura de divisiones que no contaban con la cantidad de alumnos exigidos, como piso mínimo 35 alumnos, para aquellos centros educativos con más de una división por ciclo, garantizando la continuidad laboral de los docentes que quedaban en disponibilidad; en este punto cabe mencionar que fueron muy pocos los docentes que no aceptaron el desafío, cubriéndose dichas vacantes con docentes que se encontraban en situación de disponibilidad, en otros centros educativos y finalmente se cubrió la totalidad de la planta funcional mediante el uso de la LOM correspondiente al Centro Educativo de origen.

2.2. MARCO CONCEPTUAL:

A partir de lo expuesto surge indefectiblemente la siguiente pregunta: ¿Los docentes están preparados para hacer de ésta realidad una acción educativa?

Recorriendo las escuelas y observando a los docentes que habitan en ellas, se puede hacer una caracterización aproximada, acerca de sus condiciones personales, su trabajo y los modos de abordar su tarea.

En general, podríamos afirmar que los docentes, son argentinos preocupados por los destinos del país, y por su futuro personal y laboral. Son personas que en la actualidad, viven similares problemáticas sociales y económicas que las del resto de la sociedad.

Suelen ser notables intérpretes de la realidad socio-cultural, demostrando su fina sensibilidad ante las necesidades de otro. Son escuchas atentos, no sólo de las demandas educativas de la sociedad, sino también de las problemáticas familiares de sus alumnos, y hasta se puede decir que, cuando les inspira pena la situación de alguno de ellos, se inclinan con facilidad al asistencialismo, pero se paralizan ante su verdadero oficio, que al decir de Antelo, hay cuestiones que expresan el núcleo duro de toda educación, que es el oficio de enseñar, y que requiere de su intervención para hacer del otro un semejante, sin importar las condiciones sociales, culturales, económicas que forman parte del sujeto con el cual interactúa.

Dentro de esta realidad, se pueden observar docentes comprometidos con la tarea que desarrollan, capaz de detectar los problemas más relevantes de la institución y de seguir con mucho interés y entusiasmo el proceso de aprendizaje del alumno. Dinámicos, creativos, siempre bien informados, orientadores, guías, generadores de confianza, justos, solidarios y fundamentalmente comprometidos con la incertidumbre y el riesgo que son algunas de las constantes demandas del sistema educativo actual.

En este marco socio –político y cultural, se trata de establecer un posible perfil tanto del docente como de su trabajo, para poder reflexionar y analizar las practicas docentes en contextos de complejidad e incertidumbre estructural y en donde se marcan profundas tensiones que invaden el trabajo docente y sus identidades profesionales.

Una primera tensión nos llevaría a analizar las incertidumbres del docente por falta de certezas, porque en estos tiempos de Posmodernidad, las "certezas" han dejado de ser "confiables". Esta afirmación que aparece como incoherente, tiene mucho de cierto, ya que, los cambios científicos y tecnológicos, así como los problemas sociales, políticos, laborales y económicos producen día a día modificaciones en las pautas de vida, y en la organización y administración de diferentes instituciones, mostrando que, el cambio en todos los aspectos y el relevo de unos conocimientos, por otros mas actuales, son las reglas de juego de esta nueva era. En este contexto, en donde el sentido común de ambos actores (docente –alumno), que ingresan al sistema educativo munidos de su propia visión del conocimiento, se produce un desajuste entre el doxa y el episteme, porque las expectativas de los actores no se corresponden con la experiencia cotidiana y se registra una falta de porvenir que ha quebrado el ajuste entre lo previsible y lo que realmente ocurre. Educar para una sociedad que se supone va a existir, consolidada en la fragilidad de las certidumbres, es fundar una sociedad en el riesgo y la incertidumbre.

¿Cómo hacer frente a tantas dudas, a tanto desconcierto?-Aún queda una esperanza, capaz de dar a luz algunas certezas. Empezar a construir propuestas a partir de un presente real, con sujetos reales y contextos reales, por lo que seria interesante que las instituciones educativas desarrollen el uso de su autonomía, se constituyan en espacios abiertos de reflexión y de una acción alternativa, modificando la idea de que toda responsabilidad de transformación proviene del poder político.

Cuando pensamos en una segunda tensión entramos en un análisis de incertidumbre, fragmentación; de fuerzas que chocan entre si, que tienden a unirse y luego a separarse. Y en medio de todo esto apareció el término CRISIS, palabra que ya no tiene mas filo, así la señala Estanislao Antelo (2003).

Crisis de nervios, crisis financiera, la familia esta en crisis, la educación ésta en crisis. También la política y la TV. "si todo es crisis, nada es crisis", dice Antelo. Crisis, que tiene su origen en el aluvión neoliberal de la educación. Gramsci le atribuye un sentido a esta crisis al señalar que es el momento en el cual lo viejo esta agonizando o muerto, y lo nuevo aún no ha terminado de nacer.

La crisis en clave neoliberal significa aceptar que el discurso neoliberal en educación generó una profunda hegemonía, generando a su vez una ruptura de sentidos y una recomposición hegemónica de los mismos.

EDGAR MORIN (1995), nos recuerda que la crisis necesita del estudio concreto de su propia complejidad y pensarla como una tensión múltiple entre la decisión y la indecisión, entre la parálisis y la búsqueda, entre la euforia y la depresión. El mismo autor señala que la crisis es un desafío intelectual y para los intelectuales, invita a la búsqueda de soluciones radicales y fundamentadas.

La crisis de nuestra educación puede ser tomada como un desafío cuyo planteamiento remite a qué significa que la escuela eduque. Desafío no sólo teórico, sin profundamente ético.

La tercera tensión que vamos a desarrollar hace referencia a la posición del docente, como poseedor del saber que la autoriza a señalar, distinguir, mostrar y transmitir conocimientos.

Hoy se sabe, que los conocimientos necesariamente se renuevan, que la incertidumbre, es el motor que conduce a una permanente búsqueda de saber, a la confrontación de ideas, a la justificación de teorías y a nuevas praxis. Facundo Ortega (2003) manifiesta que: "El conocimiento no tiene que dar cuentas a nadie, es autosuficiente y como tal termina agotándose en si mismo."

La práctica docente es el trabajo que el maestro desarrolla cotidianamente en determinadas condiciones socio-históricas e institucionales. Resulta difícil sacar al maestro de su ser maestro, tal y como fue formado, "ya que le resulta difícil analizar los postulados, las relaciones entre hechos, que no se encuentran en las fronteras especificas de lo pedagógico; también resulta extraño, dada su formación lineal, analizar las casuales condicionantes de algún problema, de su propio campo." (Maria Seleme de Bormichon, 2003).

La misma autora, señala que el docente fue formado bajo la consigna de componentes tales como, la disciplina, y el orden, sumándose a esto, con una concepción de conocimiento universal inamovible y seguro. En cambio hoy, la formación profesional se instala, en lo probable, mas que en el imperativo categórico abandonado en su tarea especifica el criterio de perennidad: lo que hoy vale, vale para siempre.

Al hablar de enseñanza se hace referencia al acto en virtud del cual, el docente pone de manifiesto los objetos de conocimiento al alumno para que los comprenda. También se considera un concepto mas domestico como es el de "transmitir conocimientos".

Stenhouse (1998) reflexiona sobre la enseñanza y afirma que es "la instrucción"… una "retórica de conclusiones", es decir, de ideas que se dan por ciertas, y por ende, indiscutibles. También señala que, la autoridad que se funda en ese "saber cierto", da un posicionamiento dentro y fuera del aula, que la mayoría de los docentes, no quiere perder.

En estos significados, unos más difundidos que otros, se patentizan distintas cuestiones.

En primer lugar, nuestra mirada enfocaría en la posición del docente como poseedor del saber, que, como dijimos al principio, tiene el poder que lo autoriza a señalar, distinguir, mostrar y transmitir conocimientos. En este marco de acción surge la pregunta ¿Qué necesitan saber los docentes para poder enseñar?

Philip W. Jackson (2002), cuestiona los requerimientos epistémicos de la enseñanza y rescata el conocimiento intuitivo propio de la experiencia y la denomina "sentido de lo escolar". Es decir, se parte de la base de que todos los docentes tienen alguna idea de lo que entraña la enseñanza en materia de método, junto con alguna noción acerca de la procedencia de esa conocimiento. Para el momento en que completamos nuestra escolaridad, hemos tenido miles de contactos cara a cara con docentes. Esa prolongada relación, que da por resultado lo que podría llamarse un "sentido escolar", lleva a muchos a creer que también ellos, aun sin ser docentes tienen una idea bastante clara de lo que implica la tarea docente en cuanto a conocimientos y aptitudes.

En segundo lugar, reflexionamos sobre el reconocimiento de la virtud de enseñar, asimilando la palabra virtud, al arte de enseñar.

Retornando a Philip W. Jackson, este autor rescata la idea de oficio en tanto incluye en este saber enseñar, al conocimiento propio del sentido común, que también aporta por intermedio del lenguaje, conceptos y categorías que hacen inteligible la realidad y dan significado a la experiencia.

El autor afirma que, toda clase de oficios y aptitudes profesionales que ahora se enseñan en distintos tipos de instituciones educativas se aprendían antes de la práctica, ya fuera de manera independiente, a través de un proceso de ensayo y error, o dependiente, mediante algún sistema de tutoría. Muchos de ellos, aun se aprenden de ese modo.

Con respecto al sentido común, le proporciona al docente el significado de todos los objetos comunes. Posee autoridad tanto en términos predescriptivos como descriptivos, indicándonos no solo lo que es, sino también lo que debería ser con respecto a todo tipo de cosas y situaciones.

Los diversos componentes del sentido común influyen en el desempeño de un docente y se pueden arribar a dos condiciones. La primera es que el sentido común es esencial para el trabajo de un docente, y en aspectos nada triviales. Los actos de los docentes, responden de continuo a esa amplia y desarticulada red de conocimientos compartidos que incluye gran parte de la que la gente quiere decir cuando se refiere al sentido común. Los dictados de esa red invisible de restricciones y sensaciones culturales posibilitan el intercambio social y la enseñanza misma.

La segunda conclusión sostiene que, al margen de los perfiles profesionales, todos actuamos según ese tipo de conocimiento.

Así las cosas, podríamos afirmar que ningún docente puede sentirse "dueño" de un saber acabado, y aunque se puede argumentar que hay conocimientos que tienen una permanencia en el tiempo, a la hora de enseñar, habrá que tener presente la diversidad del alumnado, e interrogarse acerca de cual es la forma mas apropiada de enseñar los contenidos al grupo de alumnos.

CAPITULO TRES:

Marco metodológico

  • SISTEMATIZACIÓN DE DATOS

En este punto, se deja expresado que el desarrollo del presente trabajo se basó en la observación directa sobre las distintas situaciones que luego fueron cotejadas con entrevistas tanto a los docentes, como a los alumnos.

También se rescataron las voces de los actores institucionales, que dejaron expresado en distintas instancias de intervención académica sus puntos de vista, las cuales no pueden ser expuestas ya que los mismos están firmados por los mismos, haciendo reserva de identidad.

Conclusión: reflexión final

Tal como ha sido expresado en los objetivos que se tuvieron en cuenta para realización de este trayecto de formación, se arriba a la siguiente conclusión:

Que si bien hoy contamos con un instrumento normativo que regula y reglamenta la educación de jóvenes y Adultos, desde la Micro Política institucional, se han llevado a cabo todo las acciones para el mejoramiento de la oferta educativa de la modalidad, pero persiste como demanda fundamental, la necesidad de que el centro educativo, objeto de este estudio pueda construir su propia identidad, y su propia autonomía para no tener que depender de una sede base que la sostiene.

Desde el momento de la creación de este centro educativo, la propuesta curricular que se desarrolló respondía al PCI de la escuela base, lo que nos obligó a todo el colectivo institucional ha generar espacios de reflexión y análisis a fin de poder contextualizar el Proyecto curricular para esta institución y que el mismo respondiera a las necesidades y demandas de la población que allí asiste.

Bibliografía

BIBLIOGRAFÍA BASE

  • Material aportado para el cursado de este trayecto de formación académica

  • LEY DE EDUCACIÓN NACIONAL – Nº 26206 - Cap. IX – Art. 46 al 48.

  • LEY PROVINCIAL DE EDUCACIÓN -Nº 9870 – Cap. III –Sección II – Apartado II – "La Educación Permanente de Jóvenes y Adultos" – Art. 53 al 55.

  • Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación – Secretaría de Educación –Programa de Capacitación destinada a la Educación de Jóvenes y Adultos – Bs. As. 2006 y Córdoba, Huerta Grande 2007

BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA:

  • GOODSON, I. F.: Historia del curriculum. La construcción social de las

Disciplinas escolares.Traducido por Joseph M. Apfelbäume. Barcelona,

Pomares-Corredor, 1995, 239 p.

  • TERIGI, F (2004) Conceptos extraídos del POWEIR POINT, ENTREGADO POR LA TUTORA DEL MODULO 3- ENVIADO A TRAVÉS DE LA WEB BIBLIOGRAFÍA.

  • Frase extraída del texto: "TEORIA Y DESARROLLO DEL CURRICULUM" – José Félix Angulo y Nieves Blanco (coordinadores) – Cap. 8 "LOS PROYECTOS EDUCATIVOS COMO ESTRATEGIA DE RENOVACIÓN PEDAGÓGICA- Jaume Martínez Bonafé – Universidad de Valencia – Edit. Aljibe. España, 1994.

  • Antelo, E. -;Redondo P (2004) " Que quiere Ud. de mí? Lo incalculable en el oficio de enseñar. Revista la Educación en nuestras manos. Nº 72. Octubre de 2010

  • Pérez Gómez, A. La cultura escolar en la sociedad neoliberal. Ed. Morata.

  • Tamarit, J. La función de la escuela: conocimiento y poder. Educar al soberano (Pág. 15-49).

  • Rigal Luís -"EL APRENDIZAJE DE LAS INCERTIDUMBRES"

  • Ortega Facundo – " UN PERFIL POSIBLE PARA EL DOCENTE"

  • Burnichón María - En Ortega, Facundo y otros "LA EDUCACION HOY, UNA INCERTIDUMBRE ESTRUCTURAL" V Congreso Nacional de Educación – Cba. 2003.

  • Jackson Phillipe "Introducción y Acerca de Saber Enseñar" en "LA PRACTICA DE LA ENSEÑANZA" - AMORRORTU EDITORES – Bs. As. 2002.

  • CUADERNOS PARA PENSAR, HACER Y VIVIR LA ESCUELA: "Cuaderno Nº. 10 Línea de Base Construyendo la información".

  • TALLERES INSTITUCIONALES 2000-2001

  • APUNTES DE CLASE

  • Otros

 

 

Autor:

Ernesto H. Marcellini

Prof. y Esp. En Ciencias Sociales con Mención en Currículum y Prácticas Escolares

Giménez Cristina

Prof. y Diplomada en Gestión Directiva

[1] Derechos intelectuales reservados – ISBN en trámite.

[2] Frase extraída del texto: “TEORIA Y DESARROLLO DEL CURRICULUM” – José Félix Angulo y Nieves Blanco (coordinadores) – Cap. 8 “LOS PROYECTOS EDUCATIVOS COMO ESTRATEGIA DE RENOVACIÓN PEDAGÓGICA- Jaume Martínez Bonafé – Universidad de Valencia – Edit. Aljibe. España, 1994.

[3] GOODSON, I. F.: Historia del curriculum. La construcción social de las disciplinas escolares.Traducido por Joseph M. Apfelbäume. Barcelona, Pomares-Corredor, 1995, 239 p. TERIGI, F ( 2004) Conceptos extraídos del POWEIR POINT, ENTREGADO POR LA TUTORA DEL MODULO 3- ENVIADO A TRAVÉS DE LA WEB BIBLIOGRAFÍA.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda