Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Infecciones Respiratorias Agudas en menores de cinco años




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Marco teórico y conceptual
  4. Diseño metodológico
  5. Análisis y discusión de los resultados
  6. Conclusiones
  7. Recomendaciones
  8. Referencias bibliográficas
  9. Anexos

EXERGO:

"En prever está, todo el arte de salvar".

José Martí

Resumen

Se realizó un estudio de investigación aplicada, analítico, de corte transversal durante el año 2009, en los consultorios médicos No- 6 y 7 en Candelaria, Pinar del Río, con el objetivo de caracterizar los factores de riesgos clínicos epidemiológicos en las infecciones respiratorias agudas. La muestra estuvo representada por 95 niños seleccionados por el muestreo aleatorio simple, de un universo de 105 niños menores de cinco años, portadores de estas enfermedades. La información necesaria para realizar la investigación se obtuvo a través de una encuesta (anexo No.1) encaminada a identificar: las infecciones respiratorias agudas más frecuentes y algunos factores de riesgos, (ambientales, biológicos y sociales).

Para la valoración estadística se utilizó la media porcentual y la prueba de hipótesis de proporciones contra valores hipotéticos, para proporciones en dos grupos diferentes y Chi-Cuadrado, comprobándose que la rinofaringitis (46.3%) y la otitis media aguda (23.1%) fueron las enfermedades más frecuentes; los factores de riesgos mixtos (40.0%), el tabaquismo pasivo (26.3),el bajo peso al nacer (13.6%), las deficiencias nutricionales, la lactancia mixta (92.2%), el hacinamiento (49.5%) y el nivel cultural medio y medio superior de la madre o tutor, fueron los factores de riesgos de mayor frecuencia:

Palabras clave: CONOCIMIENTO; INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS; FACTORES DE RIESGOS.

Introducción

Las infecciones respiratorias agudas (IRA), constituyen un complejo síndrome que agrupa entidades clínicas con gran diversidad en sus características epidemiológicas y de agentes causales, lo cual hace difícil su prevención y control. Constituyen la principal causa de consultas e ingresos hospitalarios en las edades pediátricas, siendo las edades más vulnerables los menores de 5 años (1,2). Como promedio, un niño residente en un área urbana sufre entre 5 y 8 episodios de infecciones respiratorias agudas al año, con una duración media de 7 a 9 días, la mayoría de ellos se debe a infecciones menos graves de vías respiratorias superiores de origen viral, por lo que no es necesario el uso de antimicrobianos y para los que hoy en día no se dispone de tecnología preventiva (3,4). En la actualidad la OMS, recomienda el uso de una vacuna que no protege totalmente contra la Influenza pero sí reduce su severidad y la frecuencia de complicaciones (5).

El comportamiento de las infecciones respiratorias agudas es igual en los países desarrollados que en los subdesarrollados, constituyendo la primera causa de consultas (6-8). Estudios realizados por la OMS y la OPS señalan como factores que propician la morbilidad en los niños menores de 5 años, el bajo peso al nacer, la falta de inmunización y la desnutrición; otros factores son la contaminación atmosférica, la baja cobertura de atención médica y la insuficiente disponibilidad de antimicrobianos (9-12). A pesar de encontrarse a lo largo de todo el año, las infecciones respiratorias agudas de origen viral tienden a tener una estacionalidad, presentándose principalmente en las épocas frías en forma de brotes epidémicos de duración e intensidad variable. Pueden producir infección inaparente o sintomática, de distinta extensión y gravedad dependiendo de factores del paciente como edad, sexo, contacto previo con el mismo agente infeccioso, alergias y estado nutricional. Las infecciones respiratorias agudas son más frecuentes en niños pequeños, especialmente en lactantes y preescolares que comienzan a concurrir a sala cuna o jardín infantil, pudiendo elevarse el número hasta 8 episodios por niño por año calendario entre el año y los 5 años de edad (13,14).

Las Infecciones Respiratorias Agudas en Cuba al igual que en el resto el mundo, constituyen uno de los principales problemas de salud llegando a constituir la primera causa de morbilidad y consultas en el menor de 15 años. La morbilidad se ha mantenido inalterable en todas las edades. Alrededor de 4 millones de atenciones médicas por IRA se reportan anualmente a pesar de que muchas por ser autolimitadas no acuden al médico. El 25 % del total de consultas y al menos el 20 % de las hospitalizaciones son por IRA. (13)

Los consultorios médicos dónde se realizó esta investigación no se encuentran exentos de este problema, por lo que se decide la realización de la misma planteando el siguiente problema científico.

I, 1- PROBLEMA CIENTÍFICO

¿El conocimiento de las infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años y sus factores de riesgos clínico epidemiológicos, por los profesionales de la salud, constituye un elemento importante para la prevención y el control de la morbilidad por estas enfermedades?

I, 2- JUSTIFICACIÓN O FUNDAMENTACIÓN TEORICA

La alta frecuencia de infecciones respiratorias agudas en edades pediátricas y principalmente en menores de 5 años en el municipio, así como el desconocimiento de los factores de riesgo clínico - epidemiológicos que influyen en su aparición, nos motivó la realización de este estudio de tipo investigativo con el objetivo de caracterizar algunos factores de riesgos que influyen en la aparición de estas enfermedades, en los consultorios médicos No-6 y 7 pertenecientes al área de salud del municipio Candelaria, provincia de Pinar del Río, en el año 2009, y así poder adoptar medidas de promoción y prevención de salud para elevar la calidad de vida de la población infantil en este municipio, además se podrá minimizar el ingreso hospitalario, la reducción de gastos en medicamentos, principalmente antimicrobianos de altos precios, reducir el ausentismo laboral de padres o tutores y reducir la morbilidad por enfermedades prevenibles en un plazo inmediato; por lo que se considera esta investigación con gran impacto investigativo, económico y social.

I, 3- OBJETO DE ESTUDIO

Caracterizar los factores de riesgos clínico epidemiológico de las infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años en los consultorios No-6 y 7 Candelaria, Pinar del Río.

I, 4- APORTE TEÓRICO

La contextualización a la población perteneciente a los consultorios No-6 y 7 en Candelaria, Pinar del Río, de los factores de riesgos clínico - epidemiológicos que influyen en las infecciones respiratorias agudas en niños menores de cinco años

I, 5 APORTE CIENTÍFICO

El aporte científico esta dado porque pone en las manos de los profesionales del área de salud, los principales factores de riesgos que influyeron en la aparición de estas enfermedades y así poder actuar sobre ellos, modificándolos para reducir la morbilidad y mortalidad por las infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años.

Marco teórico y conceptual

Cada día adquiere mayor importancia el conocimiento que deben poseer los profesionales de la salud y las comunidades en general sobre los diferentes factores de riesgo que de una u otra forma afectan nuestra salud, pero principalmente en edades pediátricas, es por ello que en el presente trabajo se aborda fundamentalmente las principales infecciones respiratorias agudas en menores de 5 años, así como sus factores de riesgos clínico epidemiológicos que influyeron en su aparición. Partiendo del criterio que hay que tener en cuenta, que las infecciones respiratorias agudas constituyen la primera causa de consulta y hospitalización en edades pediátricas (14).

Estudios internacionales han demostrado que el número de episodios anuales de infecciones respiratorias agudas en niños menores de 5 años, y los agentes etiológicos involucrados son similares en países desarrollados y en vías de desarrollo. De los grandes problemas que afectan a nuestra infancia, las infecciones respiratorias agudas (IRA), ocupan un papel predominante en cuanto a morbilidad se refiere (15-17). El conocimiento de los factores de riesgo en las infecciones respiratorias agudas como en otras enfermedades, parten del enfoque general que hay que tener de riesgo para poder comprender la relación causa efecto, por lo que se define como factor de riesgo a un predictor estadístico de la enfermedad. Podría conceptualizarse, como aquella circunstancia, hallazgo personal o ambiental que se relaciona estadísticamente con la enfermedad. Para poder considerarlos como tales deben cumplirse una serie de requisitos como son: la presencia previa del factor a la enfermedad y su asociación consistente con la enfermedad, entre otros (13).

Se han identificado un número de factores predisponentes o de riesgo, los que pueden agruparse de acuerdo a su relación con el huésped, el medio ambiente que lo rodea y el agente infeccioso. En la mayoría de los niños con infecciones respiratorias agudas pueden encontrarse más de un factor de riesgo, siendo los factores socioeconómicos el denominador común que favorece el bajo peso al nacer, la desnutrición, la falta de inmunizaciones y las condiciones ambientales desfavorables. El conocimiento de estos factores de riesgo es muy importante tanto para la prevención como el seguimiento de los niños en riesgo (4).

La OMS en los últimos años ha apoyado el programa de control de IRA en el que uno de sus pilares fundamentales lo constituye el manejo estándar de casos, que destaca que por su etiología y evolución en la mayoría de los casos, resulta innecesario y hasta perjudicial el uso de productos aparentemente destinados a mejorar los síntomas, y más aún el uso indiscriminado de antibióticos (18-23).

MAGNITUD DEL PROBLEMA.

Las Infecciones Respiratorias Agudas en el Mundo.

En 1966 Jelliffe se refiere a la Diarrea, la Neumonía y la Malnutrición Proteico Calórica como "los tres grandes"entre las enfermedades exterminadoras de la niñez, el descuido casi general del problema de las IRA parece haber sido el resultado de la combinación de dos actitudes. Los clínicos por una parte opinando que las IRA eran solo una cuestión de diagnóstico y tratamiento con antimicrobianos y para los planificadores de salud, las IRA constituyen un grupo complejo de entidades por las cuales podría hacerse muy poco por tratarlas como un problema comunitario esperando que el desarrollo socioeconómico mejorara esta situación. En retrospectiva, dado el tamaño de la carga de las IRA en los países en desarrollo parece extraordinario que el problema fuera ignorado por la OMS hasta 1976 (23).

A diferencia de las enfermedades diarreicas agudas, que producen mayor morbilidad y afectación en los países del tercer mundo, las IRA afectan por igual a todos los países y a todas las edades. Entre el 30 % y 60 % de las consultas pediátricas en las instituciones de salud, y entre 30 % y 40 % de los ingresos en hospitales, se atribuyen a infecciones respiratorias agudas en países en vías de desarrollo (10).

En el año 2000 se aprueba y redacta por el MINSAP el Programa Integral de Atención y Control de las Infecciones Respiratorias Agudas, que cubre todas las edades, pero con dos vertientes bien definidas, una dirigida al menor de 15 años, ya preexistente, y otra dirigido al mayor de esta edad. El Programa tiene como objetivo general, el de reducir la mortalidad y morbilidad por IRA en la población cubana. Se han identificado un número de factores predisponentes o de riesgo, los que pueden agruparse de acuerdo a su relación con el huésped, el medio ambiente que lo rodea y el agente infeccioso. En la mayoría de los niños enfermos por IRA pueden encontrarse más de un factor de riesgo, siendo los factores socioeconómicos el denominador común que favorece el bajo peso al nacer, la desnutrición, la falta de inmunizaciones y las condiciones ambientales desfavorables (21).

La corta edad, la mayoría de los infecciones respiratorias agudas ocurren en el primer año de vida y sobre todo en los primeros 6 meses, debido a la inmadurez de las vías respiratorias y sus mecanismos defensivos, lo que favorece la mayor gravedad y la predisposición a la insuficiencia respiratoria aguda.(1)

El sexo masculino es el más afectado, sin que se haya definido la causa. En niños nacidos antes del término o con bajo peso para la edad gestacional hay mayor grado de inmadurez y menos capacidad defensiva del sistema respiratorio que sus congéneres que nacieron con un peso mayor de 2500 gramos. (6)

Los niños pretérminos no recibieron las inmunoglobulinas que por vía transplacentaria les transmite la madre durante el último trimestre del embarazo y que lo protegen pasivamente. Estos niños también tienen una función respiratoria más restringida, con tendencia a la apnea y los desequilibrios ácido-básicos. Son frecuentes además los problemas nutricionales, durante el primer año de vida, asociados a destete precoz e intolerancia digestiva. El bajo peso al nacer, sobre todo en los nacidos a término constituye uno de los dos factores de riesgo más importantes según la OMS incrementando más de siete veces el riesgo de muerte. El promedio de niños con bajo peso es superior en países subdesarrollados, donde puede encontrarse en más del 15% de los nacimientos, aunque Cuba ha disminuido la incidencia del bajo peso (6,5% en 1999), este es un factor de riesgo que sigue apareciendo en los enfermos por IRA.(12)

La desnutrición severa condiciona alteraciones inmunológicas y deprime las defensas locales, constituyendo el 2do factor de riesgo más importante según la OMS. Su incidencia es muy baja también en Cuba, pero la encontramos en varios fallecidos casi siempre asociada al bajo peso al nacer y destete precoz. El déficit de micronutrientes no sólo debe considerarse como factor de riesgo la desnutrición en términos cuantitativos, como bajo peso para su talla o edad, o disminución de la masa magra o grasa. La deficiencia de algunos micronutrientes, cualitativamente, también favorece las IRA graves. Se ha señalado la mayor mortalidad en niños con deficiencia severa de Vitamina A sin desnutrición asociada, por alteraciones en la inmunidad celular, fundamentalmente en casos de sarampión complicado. La administración de Vitamina A revierte estas alteraciones y disminuye la mortalidad por sarampión y diarreas en áreas de alta incidencia de xeroftalmía. No se ha demostrado que la suplementación con Vitamina A tenga efecto sobre la mortalidad por infecciones respiratorias agudas no asociada a sarampión. La deficiencia de hierro, así como de selenio, zinc, cobre y otros minerales pueden constituir factores de riesgo. El hierro en el organismo forma parte de enzimas y cofactores enzimáticos, que son vitales en la mayoría de los tejidos. (13)

En los estados carenciales de hierro se han identificado diversas alteraciones que favorecen la aparición de infecciones:

-Disminución de los niveles de lactoferrina en las secreciones respiratorias, lo que afecta su función linfoestimuladora y su capacidad antinflamatoria, bactericida, viricida y fungicida.

-Disminución de la enzima mieloperoxidasa de las células fagocíticas, lo que compromete la capacidad bactericida de estas células.

-Disminución de la enzima reductasa de ribonucleótido, lo cual afecta la síntesis del DNA en todos los tejidos y particularmente de las células del sistema inmune. En general la respuesta inmune puede encontrarse comprometida ya que se ha descrito disminución de la respuesta de hipersensibilidad retardada, de la producción de linfoquinas, de la formación de rosetas así como alteraciones en la proporción y función de varios subsets de células T. (20)

En Cuba es frecuente la anemia ferripriva en niños con neumonías graves. (23)

No administración de lactancia materna. La leche materna es el alimento ideal de la especie y garantiza las necesidades del lactante. Contiene además anticuerpos, lactoferrina, células y productos celulares que impiden la colonización del tracto respiratorio superior por bacterias patógenas y protegen al niño pasivamente contra múltiples agentes infecciosos: virus sincitial respiratorio y virus de la influenza, estreptococo B, neumococo, ahemófilus influenzae y otros. En diversos estudios que comparan niños pequeños de acuerdo a la alimentación recibida, se ha reportado doble incidencia de hospitalizaciones por IRA, mayor frecuencia de otitis media aguda, bronquiolitis severas y neumonías graves, así como incremento de la mortalidad en lactantes que no recibieron leche materna.(15,18)

Falta de inmunizaciones Muchas enfermedades prevenibles por vacunas producen neumonías o complicaciones respiratorias que condicionan mortalidad. El esquema vacunal básico propuesto por la OMS previene la difteria, la tos ferina y el sarampión, y aunque se ha ampliado la cobertura vacunal a muchas regiones del mundo, todavía ocurren epidemias de estas enfermedades en países en vías de desarrollo así como resurgimiento de brotes en países que dejaron de vacunar.

En el momento actual muchos países han incorporado al esquema la vacuna conjugada que previene la enfermedad invasiva por hemófilus influenzae, la cual es altamente efectiva en erradicar la enfermedad. La enfermedad neumocócica cuenta en estos momentos con una vacuna conjugada que cubre los 7 serotipos más frecuentes en el niño. Esta vacuna ha demostrado ser efectiva en menores de 2 años, pero aún no se ha generalizado su uso. La vacuna antigripal, que se prepara de acuerdo al pronóstico de la cepa que circulará, puede ser muy útil sobre todo en niños de alto riesgo. Se trabaja en vacunas contra el estreptococo B, clamydias y micoplasmas, así como los principales virus respiratorios. Aunque el virus sincitial respiratorio es un patógeno muy importante en el primer año de la vida, aún no se ha logrado una vacuna que induzca una respuesta inmune adecuada y duradera. (13)

Enfermedades crónicas. Existe un grupo de enfermedades que disminuyen los mecanismos defensivos locales o sistémicos, favoreciendo las neumonías: malformaciones congénitas pulmonares, digestivas o cardíacas, fibrosis quística, asma bronquial y enfermedades neurológicas, neuromusculares u otras que se acompañan de hipotonía, las deficiencias inmune (19)

Nivel socioeconómico de la familia. Se ha demostrado que las condiciones de vida inadecuadas favorecen las IRA graves interactuando varios factores: condiciones deficientes de ventilación y hacinamiento en las viviendas que favorecen la transmisión de las IRA, baja escolaridad de los padres y bajo percápita familiar, con un cuidado inadecuado y deficiente alimentación del niño e inestabilidad familiar. A esto se suman problemas culturales, migraciones por guerras y hambrunas y falta de acceso a los servicios de salud. (21)

La contaminación ambiental: El hogar es el lugar donde el niño permanece la mayor parte del tiempo, resultando muy irritante la presencia de contaminantes en este medio. El humo del cigarro es el más importante de ellos, sobre todo cuando es la madre o la figura que la sustituye la persona que fuma. El humo del cigarro puede permanecer varias horas en una habitación y su inhalación en la edad pediátrica, incluyendo al adolescente, es mucho más tóxica y nociva que en el adulto. Este humo contiene partículas respirables, gases irritantes: monóxido y dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno, aldehídos y otras muchas sustancias. Estos componentes lesionan el epitelio de las vías respiratorias, disminuyendo el aclaramiento muco ciliar, inducen hipersecreción de mucus, disminución del surfactante y de la actividad del macrófago alveolar y tienen propiedades oxidantes. En niños nacidos de madres que fumaron durante el embarazo, se han descrito alteraciones estructurales en los pulmones y tienen como promedio 180-200 gramos menos de peso. La aspiración pasiva de humo se asocia a disminución de la tasa de crecimiento de la función pulmonar durante la niñez, mayor frecuencia de IRA bajas particularmente traqueitis y bronquitis, incremento en la tasa de hospitalizaciones por neumonía y otras infecciones respiratorias en menores de 2 años y mayor riesgo de otitis media aguda y recurrente. Otro contaminante del hogar es el combustible utilizado para cocinar, los que también generan partículas, gases tóxicos y otros compuestos, son particularmente nocivos los gases que se liberan de la combustión de madera o materia orgánica, así como del keroseno y petróleo, sobre todo cuando no hay una adecuada ventilación en la cocina, o los alimentos se elaboran en la misma habitación donde se duerme y realizan otras actividades. La contaminación exterior dada por los gases liberados de las industrias o la combustión de los vehículos automotores es menos importante pero debe tenerse en cuenta sobre todo en las grandes urbes. (13,23)

Asistencia a Instituciones Infantiles: Cuando el niño asiste a un círculo infantil o guardería, se incrementa el riesgo de transmisión de IRA virales, así como de colonización nasofaríngea con bacterias patógenas a partir de portadores. Similar riesgo tienen los niños que son cuidados en una casa, cuando el número de niños es mayor de 3 o 4. La colonización con algunos patógenos específicos como el neumococo resistente a la penicilina, es un problema importante en la actualidad. En las familias numerosas, en las cuales conviven niños pequeños con niños de edad preescolar y escolar, el riesgo de transmisión de IRA y colonización nasofaríngea puede ser también mayor. (22)

Enfriamiento: El enfriamiento se ha señalado como un factor de riesgo en países fríos y puede ser muy importante en niños con bajo peso al nacer. No se sabe exactamente si el frío afecta los mecanismos defensivos o si la forma de vida más cerrada y con menos ventilación en los inviernos muy crudos, favorece la transmisión de las IRA y la colonización nasofaríngea.(22)

Alta prevalencia de portadores nasofaríngeos: La prevalencia de bacterias productoras de neumonía se incrementa en países en desarrollo debido al hacinamiento, las condiciones de vida y los altos índices de desnutrición. Las hospitalizaciones recientes, de menos de 1 mes y que algunos autores extienden hasta 3 meses también favorecen esta colonización. (21)

Consideraciones finales:

Aunque de forma general la OMS señala al bajo peso al nacer y la desnutrición como los dos factores de riesgo más importantes, no hay dudas de que pueden existir variaciones de una región a otra. (23)

Por todo lo anterior y teniendo en cuenta que el municipio de Candelaria en la provincia de Pinar del Río no se encuentra exenta de este problema mundial, se decidió realizar esta investigación en el año 2009, en los consultorios médicos No-6 y 7 con el objetivo de dar respuesta al problema planteado.

IV. OBJETIVOS:

GENERAL:

Caracterizar los factores de riesgos clínicos epidemiológicos que influyen en las infecciones respiratorias agudas, en niños menores de 5 años. los consultorios médicos No-6 y 7 Candelaria. Pinar del Río. Año 2009.

ESPECÍFICOS:

1. Identificar el comportamiento de las infecciones respiratorias agudas en niños menores de 5 años

2. Determinar algunos factores del medio ambiente que influyeron en la aparición de las infecciones respiratorias agudas.

3. Demostrar los factores biológicos que repercutieron en la aparición de las infecciones respiratorias agudas.

4. Identificar algunos factores sociales que contribuyeron en la aparición de las infecciones respiratorias agudas.

Diseño metodológico

V, 1- Tipo de estudio

Se realizó un estudio de investigación aplicada, analítico, de corte transversal, en niños menores de 5 años con el diagnóstico de infecciones respiratorias agudas. los consultorios médicos No-6 y 7 . Candelaria. Pinar del Río: Año 2009

V, 2- Universo y muestra

En este estudio el universo estuvo constituido por 105 niños menores de cinco años, portadores de infección respiratoria aguda, que asistieron a los consultorios médicos No-6 y 7 del municipio, quedando una muestra representada por 95 niños seleccionados por el muestreo aleatorio simple. Donde se tuvieron en cuenta los siguientes criterios de inclusión y exclusión

Criterios de inclusión.

  • Niños menores de 5 años de edad con diagnóstico de infección respiratoria aguda, que incluya (rinofaringitis aguda, faringoamigdalitis/ adenoiditis, otitis media, laringitis aguda, bronquitis aguda, neumonía/bronconeumonía.

  • Niños que sus madres o acompañantes desearon participar en la investigación.

  • Niños pertenecientes los consultorios médicos No-6 y 7 del municipio de Candelaria.

Criterios de exclusión

  • Niños con otros diagnósticos de IRA que no sean los mencionados en criterios de inclusión.

  • Niños que sus madres o acompañantes se negaron a participar en la investigación.

  • Niños que no pertenezcan a los consultorios médicos No-6 y 7 del municipio de Candelaria.

V, 3- Métodos

Para la realización de esta investigación se utilizó. El método empírico a partir de un cuestionario como instrumento para la obtención primaria de datos ( ver anexo 1) aplicado de forma individual por el propio autor, diseñada con cuatro grupos de preguntas cerradas para viabilizar la recogida de la información; se utilizó además como procedimiento empírico el análisis documental concerniente a (las historias clínicas de los niños, para obtener información necesaria); y hojas de trabajo diario, El procedimiento teórico estuvo basado en la revisión bibliográfica, análisis y síntesis de la información para fundamentar los resultados.

Métodos estadísticos

Para el análisis estadístico se utilizaron tablas de distribución de frecuencia y tablas de contingencia, se realizaron cálculos de porcentaje, pruebas de hipótesis de proporciones contra valores hipotéticos, para proporciones en dos grupos diferentes y para homogeneidad o test de Chi-Cuadrado, del paquete estadístico MICROSTAT, estableciendo como valores significativos (P< 0.05) y muy significativos (P< 0.01). El procesamiento estadístico permitió realizar la triangulación de la información obtenida a fin de poder analizarla y hacer conclusiones y recomendaciones.

El objetivo planteado en el estudio tuvo el perfil de salida mediante la selección de las siguientes variables:

V, 4- OPERACIONALIZACIÓN DE LAS VARIABLES.

  • La variable edad considerada como una variable cuantitativa continua, en la cual utilizamos una escala: niños menores de 5 años, según años cumplidos.

  • Variable peso al nacer: es una variable cuantitativa continua, escala utilizada: Bajo Peso al Nacer (menor de 2500g), Normo Peso (entre 2500g y 4000g), y Macrosómico (mayor de 4000g), según el peso al nacer del niño.

  • Variable Infección Respiratoria Aguda: es una variable cualitativa nominal politómica, escala utilizada: rinofaringitis aguda, Faringoamigdalitis/adenoiditis, otitis media, laringitis, bronquitis, neumonías/Bronconeumonias, según órgano afectado del tracto respiratorio por diagnóstico realizado.

  • Variable estado nutricional: es una variable cuantitativa continua, escala utilizada: desnutrido (< 3 percentil), delgado (entre el 3 y 10 percentil), normo-peso (entre el 10 y 90 percentil), sobre-peso (entre el 90 y 97 percentil) y obeso (> 97 percentil), según tablas nacionales Venezolana de valoración nutricional Peso-Talla, Peso –Edad, Talla - Edad

  • Variable lactancia: es una variable cualitativa nominal politómica, escala utilizada: lactancia materna exclusiva, lactancia mixta, lactancia artificial, según tipo de leche administrada al niño.

  • Variable nivel escolar de la madre o Tutor: es una variable cualitativa ordinal, escala utilizada:, primaria, secundaria, bachiller y universitario, según último nivel académico vencido.

  • Variable contaminación ambiental: variable cualitativa politómica Se consideraron todos los factores físicos, químicos y biológicos que guardan relación con las infecciones respiratorias agudas, tales como: vertederos, humo, hollín, disposición inadecuada de residuales líquidos y sólidos, entre otros).

  • Variable factores mixtos: es una variable cualitativa nominal, escala utilizada la asociación de dos o más factores ambientales.

ANÁLISIS ÉTICO

Cumpliendo con los principios éticos, como el respeto por las personas o autonomía, el de beneficencia y no maleficencia, y el principio de justicia, a cada madre o representante de los niños incluidos en el estudio, se le explicó de forma concreta y hasta lograr su total comprensión las características de esta investigación, y el significado que poseen sus resultados para consigo mismo y la sociedad, quedando ellos en plena libertad de abstenerse a participar en la investigación o retirarse de la misma en el momento que lo deseen si así lo considera, por tal motivo se considera que esta investigación cumplió con los principios de la ética médica socialista que están establecidos para este tipo de estudio.

Análisis y discusión de los resultados

TABLA I: COMPORTAMIENTO DE ALGUNAS INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS EN NIÑOS MENORES DE CINCO AÑOS. CANDELARIA. PINAR DEL RÍO. AÑO 2009.

Monografias.com

En la tabla I se reflejan las principales infecciones respiratorias agudas en niños menores de cinco años de edad, diagnosticadas en Candelaria, provincia de Pinar del Río , en el cual se aprecia que existió mayor frecuencia de la rinofaringitis aguda con un 46.3 %, seguido de la otitis media aguda con un 23.1%, resultados estos que mostraron diferencias muy significativas desde el punto de vista estadístico y al compararlos con la literatura consultada, podemos apreciar que los resultados que aquí se reflejan reafirman los trabajos publicados por los doctores Ochoa y kuri-Morales, al encontrar un 47,3 % y 48,5% de niños portadores de rinofaringitis aguda y otitis media aguda respectivamente (22,24). En una investigación realizada por la Dra. Gloria Robaina en el Policlínico Docente Mario Escalona Reguera en el año 2001 encontró, que el catarro común y la rinofaringitis aguda prevalecieron con un 66% del total de las IRA (23). Por lo que se llega a la conclusión que en Candelaria al igual que otros países de América y el caribe siguen siendo las infecciones respiratorias agudas altas las que predominan en niños menores de cinco años de edad, encabezadas por las infecciones virales y entre ellas la rinofaringitis aguda en primer orden.

TABLA II: ALGUNOS FACTORES DE RIESGO AMBIENTALES EN LAS INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS EN NIÑOS MENORES DE CINCO AÑOS. CANDELARIA. PINAR DEL RÍO. AÑO 2009.

Factores de Riesgo

Ambientales

Total

No. %

Tabaquismo Pasivo

25

26.3

Deficiente ventilación

de la vivienda

11

11.6

Guardería

12

12.6

Contaminación

Ambiental

9

9.5

Mixto

38

40.0

Total

95

100

P = 4.795E-04 P < 0.01

P= 2.845E-15 P < 0.01

Al identificar algunos factores de riesgo ambientales y la aparición de las infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años en la tabla II, se puede observar que los factores mixtos constituyeron los factores de mayor relevancia con un 40.0%, seguidos por el tabaquismo pasivo con un 26.3% con diferencias muy significativas desde el punto de vista estadístico, donde se pone de manifiesto la estrecha relación causa - efecto. Al comparar estos resultados con los de otros investigadores, se puede apreciar que existe consenso en los trabajos de Roberto y Guido ya que ellos encontraron un 23% y 21.5% de madres fumadoras respectivamente, como factor de riesgo importante en las infecciones respiratorias agudas, en ese estudio ellos plantean que existe un aumento del 50% en el número de niños con infecciones respiratorias agudas y cuyos dos padres fumaban, en relación con aquellos niños con un solo padre fumador, planteando además que se ha comprobado que en el desarrollo de la enfermedad respiratoria por virus sincitial, el efecto protector de la lactancia materna disminuye cuando los padres del niño fuman dentro de la casa, y dentro de sus mecanismo por los cuales el humo del cigarro aumenta el riesgo para enfermar por infecciones respiratorias agudas esta dado, porque interrumpe la actividad muco ciliar y de los macrófagos (25,26); y por otra parte estos resultados también refuerzan los realizados por Hinman A. Y Breiman RF, Butler JC, McInnes PM ya que ellos encontraron mayor incidencia cuando se asociaban dos riesgos o más, llegando hasta un 66% (27,28). Por lo que queda demostrado que la asociación de dos o más factores de riesgo ambientales aumenta la aparición de infecciones respiratorias agudas en menores de 5 años, y el tabaquismo pasivo constituye un factor de riesgo que va aumentando por el mayor consumo cada día de cigarrillo en el sexo femenino.

TABLA III: RELACIÓN EXISTENTE ENTRE EL PESO AL NACER DEL NIÑO Y LAS INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS EN MENORES DE CINCO AÑOS. CANDELARIA. PINAR DEL RÍO. AÑO 2009.

Peso al Nacer

Total

No %

Normo Peso

73

76.8

Bajo Peso

13

13.7

Macrosómico

9

9.5

Total

95

100

P= 0.0286 P< 0.05

Al analizar la relación existente entre el peso al nacer del niño y la ocurrencia de infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años, en la tabla III se puede observar que del total de niños con esta entidad el 13.7% estuvo representado por el bajo peso al nacer, donde se refleja una vez más lo importante del peso adecuado en los recién nacidos para evitar la incidencia de morbilidades y en especial por infecciones respiratorias agudas como indicador predictivo de buena nutrición, y por ende de mejor competencia inmunológica ante la agresión de diferentes microorganismo, los cuales una de las principales vías de penetración al organismo la constituye la vía respiratoria Al comparar nuestros resultados con otros trabajos investigativos, obtuvimos una diferencia significativa que reafirma lo planteado por la mayoría de los autores que plantean una estrecha relación entre el bajo peso al nacer y la ocurrencia de infecciones respiratorias agudas en el menor de un año, principalmente en los primeros 4 meses de vida y manteniéndose este riesgo hasta edades superiores al primer año de edad incluso hasta los primeros 5 años (29). En una investigación realizada en Brasil en el año 1999 sobre relación del bajo peso al nacer y prevalencia de infecciones respiratorias agudas, se obtiene que el 15. 5% de los niños con esta enfermedad se relacionó con el bajo peso al nacer, cifras estas que refuerzan los resultados de esta investigación, resultados similares se encontraron en Chile (30,31). Otros autores no encontraron relación entre el bajo peso al nacer y la ocurrencia de IRA después del primer año de edad del niño donde ellos reflejaban que se debía a una recuperación del peso y a un buen desarrollo de su sistema inmunológico dado por un buen seguimiento del niño y orientaciones oportunas a los padres o representantes(32). A pesar de existir algunas divergencias entre éste factor y la ocurrencia de infecciones respiratorias agudas, sobre todo en el niño mayor de un año, el mayor número de autores ha demostrado asociación inversa entre el peso al nacer y las infecciones respiratorias agudas, o sea mientras menor es el peso del niño, mayor será el riesgo de enfermar, en esta investigación se llegó a la conclusión, que el bajo peso al nacer constituyó un factor de riesgo importante para enfermar por infección respiratoria aguda en niños menores de cinco años.

TABLA IV: RELACIÓN ENTRE EL ESTADO NUTRICIONAL DEL NIÑO Y LAS INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS EN MENORES DE CINCO AÑOS. CANDELARIA. PINAR DEL RÍO. AÑO 2009.

Partes: 1, 2

Estado Nutricional

Total

No %

Desnutrido

7

7.4

Delgado

16

16.8

Eutrófico

63

66.3

Sobrepeso

5

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.