Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El ciberacoso




  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Problema
  4. Marco teórico
  5. Cómo evitar el ciberacoso
  6. Definiciones conceptuales
  7. Conclusiones
  8. Bibliografía

Resumen

EL CIBERACOSO o CIBERBULLYING es una realidad en la vida de los adolescentes y jóvenes, para quienes el Internet es un elemento de uso cotidiano.

Muchos menores navegan por Internet y entran en contacto con personas que no conocen en el contexto de anonimato, y a veces, de impunidad que da Internet.

Introducción

El uso extendido de la telefonía móvil y de Internet ha dado lugar a nuevas modalidades de acoso escolar o bullying. La intimidación mediante SMS, correos electrónicos anónimos o páginas web difamatorias es cada vez más habitual y se ha convertido en una de las armas preferidas por los acosadores, a la hora de amedrentar a sus compañeros. Las víctimas ahora son doblemente perturbadas: dentro de la clase y fuera de ella.

El ser humano siempre ha sabido sacar provecho de los adelantos tecnológicos. Aunque, a veces, no sabe hacer buen uso de ellos. Tal es el caso de esta creciente modalidad de acoso que se da particularmente a través del uso de telefonía y de Internet. Ya se sabe que los adolescentes no solo se sienten tremendamente atraídos por todo lo relacionado con la tecnología, sino que además se desenvuelven con ella a la perfección. Así es que los jóvenes con una personalidad agresora también se valen de esos medios -además de los "tradicionales"- para perturbar a sus compañeros.

Básicamente, este tipo de acoso -que puede acarrear graves consecuencias en la formación de la identidad y personalidad de los jóvenes agredidos- consiste en generar situaciones de violencia, provocadas intencionalmente dentro del ámbito escolar, para registrarlas mediante fotos en la cámara del móvil o en video y poder exhibirlas después como trofeo. Para la distribución de este material se utiliza cualquiera de las posibilidades tecnológicas de las que se dispongan, ya sea por chat, SMS, correo electrónico o incluso páginas web.

CAPITULO I

Problema

  • PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El uso extendido de la telefonía móvil y de Internet ha dado lugar a nuevas modalidades de acoso escolar o bullying. La intimidación mediante SMS, correos electrónicos anónimos o páginas web difamatorias es cada vez más habitual y se ha convertido en una de las armas preferidas por los acosadores, a la hora de amedrentar a sus compañeros. Las víctimas ahora son doblemente perturbadas: dentro de la clase y fuera de ella. El uso extendido de la telefonía móvil y de Internet ha dado lugar a nuevas modalidades de acoso escolar o bullying. La intimidación mediante SMS, correos electrónicos anónimos o páginas web difamatorias es cada vez más habitual y se ha convertido en una de las armas preferidas por los acosadores, a la hora de amedrentar a sus compañeros. Las víctimas ahora son doblemente perturbadas: dentro de la clase y fuera de ella. El ser humano siempre ha sabido sacar provecho de los adelantos tecnológicos. Aunque, a veces, no sabe hacer buen uso de ellos. Tal es el caso de esta creciente modalidad de acoso que se da particularmente a través del uso de telefonía y de Internet. Ya se sabe que los adolescentes no solo se sienten tremendamente atraídos por todo lo relacionado con la tecnología, sino que además se desenvuelven con ella a la perfección. Así es que los jóvenes con una personalidad agresora también se valen de esos medios -además de los "tradicionales"- para perturbar a sus compañeros.

Una posible solución a este problema viene principalmente del hogar, la educación que se da en esta para prevenir este tipo de comportamientos. Pues se está llegando a un momento en el que se están perdiendo esos valores de respecto a terceros, lo que haces con la imagen de terceras personas.

  • FORMULACION DEL PROBLEMA

  • JUSTIFICACION E IMPORTANCIA DEL PROBLEMA

La sociedad actual se ve atravesada por múltiples factores culturales, económicos, tecnológicos, mediáticos, etc., que inciden en las conductas de sus miembros y en consecuencia, en el modo de vincularse. El internet no es ajeno a ese territorio de redes vinculares, por el contrario, es el escenario donde los jóvenes van modelando sus relaciones y no siempre ocurre en el marco socialmente esperable y aceptable. Pues, las nuevas tecnologías, que atrapan a los jóvenes y que ellos manejan con mucha ductilidad, han abierto otro campo para el acoso: el ciberacoso o CYBERBULLING. En páginas como Facebook es común leer comentarios ofensivos, ver las publicaciones de fotos con el fin de humillar, editar inclusive imágenes para mortificar a alguien y también ocurre la persecución a través de SMS o mensajes de texto.

Por lo tanto, se reconoce la importancia de abordar esta temática ya que afecta a todos los usuarios que constantemente utilizan el internet.

  • LIMITACIONES DE ESTUDIO

( Falta de tiempo para realizar la investigaciones.

( Falta de material bibliográfico.

  • OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION

Demostrar por medio de padres y docentes que este problema puede tener solución con normas y restricciones para prevenir este tipo de comportamientos.

CAPITULO II

Marco teórico

2.1 ANTECEDENTES DE ESTUDIO

  • a) INFORMES INADI, Mayo 2010, en su trabajo de investigación monográfica, titulado, "DISCRIMINACIÓN EN INTERNET REDES SOCIALES" 1, arriba a la siguiente conclusión, "un total de 2.542 escolares de los siete países encuestados han reconocido haber sido perjudicados a través del celular y Messenger. En total, el 12,1% ha experimentado una forma de ciberbullying. Un dato similar al presentado por los escolares norteamericanos (lenhart, 2007) y suecos (slonje y Smith, 2008).

Al igual que en el estudio realizado por smith [et al.] (2008), el teléfono móvil ha resultado ser la herramienta más utilizada para acosar: el 13,3% reconoce haber perjudicado con su celular.

Por sexos, resalta que de los 9.433 estudiantes varones de la muestra, el 22,4% han usado el celular o Messenger para perjudicar, mientras que sólo el 13,4% de las 11.508 chicas ha reconocido haber acosado a otros. El dato hace pensar que el acosador digital es un rol que desarrolla más el sexo masculino. Por otra parte, el 19,25% de los chicos encuestados han sido víctimas de ciberbullying. Las chicas afectadas por la violencia digital fue del 13,8%"

  • b) LUZ MARÍA VELÁZQUEZ REYES, menciona en su trabajo de investigación monográfica, titulado, "CIBERBULLYING: EL CRUDO PROBLEMA DE LA VICTIMIZACIÓN EN LÍNEA", llego a la siguiente conclusión, "la apariencia de la violencia tiene un nuevo rostro, tal vez sólo se trata de un maquillaje, pero lo cierto es que ha cambiado y seguramente seguirá metamorfoseándose aún más, por lo que tenemos que estar alerta a las menores señales para combatir este mal que asola a los estudiantes hoy en día. En el fondo el problema sigue siendo el mismo, aunque se trata de una "nueva" violencia, considero que la apariencia no es relevante lo que debe importar es: ¿por qué apelamos a la violencia? El uso de tic ciertamente está modificando los comportamientos sociales, hoy tenemos nuevos términos (e-mail, cibernautas, ciberviolencia, etcétera) nuevas relaciones, nuevas interacciones para decirlo en otros términos nos movemos dentro de una imparable transformación social. Frente a la recreación de la violencia mediática es necesario verlos como productores de discurso antes que satanizar o estigmatizarlos, podemos reconocer que producen algo pero, ¿qué es exactamente lo que quieren decir al exponer la violencia? ¿qué ostentan y qué podemos inferir de sus mensajes? Tal vez sea como dice Heidegger "la verdad es que hoy el hombre no se encuentra en ninguna parte consigo "mismo", pero es innegable que han transitado de ser agentes pasivos a convertirse en activos. Sería ingenuo de nuestra parte soslayar que no hay neutralidad en la narrativa estudiantil, ellos al exponer la violencia se colocan en una posición ética de denuncia del mundo y sus interrelaciones perversas. Los estudiantes han crecido en la sociedad más altamente tecnologizada, donde lo único que se ha generalizado es el consumo; la posesión de un celular, resulta además de un medio de comunicación, una invitación para la recreación de la violencia"

  • c) Ángeles Cáceres, mayo de 2010, en su trabajo de investigación monográfica, titulado, "CIBERBULLYING: EL EFECTO MEDIADOR DE LAS TICS EN EL ACOSO ESCOLAR", arribo a la siguiente conclusión, "esta claro que la violencia escolar se plantea como un problema que despierta una gran sensibilidad social y que exige una respuesta práctica para solucionarlo; pese a que pueda parecer difícil por encontrarse implicados distintos agentes de socialización -padres y docentes- junto con los organismos responsables de la educación de los menores y estos mismos. Ello no debe dar pié al desánimo o la inacción de ninguna de las partes. Estamos refiriéndonos a un problema que afecta a personas en proceso de formación y evolución. Por tanto se puede y se debe trabajar con esperanza al abordarlo"

2.2 BASES TEORICAS

  • ¿Qué es el ciberbullying?

El ciberacoso se define como las burlas o los rumores que le puedan generar o propagar unas personas a otras a través de las redes sociales, actos que pueden dejar profundas cicatrices emocionales, depresión, bajo rendimiento escolar, pérdida de interés en la socialización y hasta puede provocar el suicidio en niños y adolescentes[1]

  • CARACTERISTICAS DEL CIBERBULLING

  • Falsa acusación: La mayoría de los acosadores intentan dañar la reputación de la víctima manipulando a gente contra él.

  • Envían de forma periódica correos difamatorios al entorno de la víctima para manipularlos.

  • Es un modo de acoso encubierto.

  • Es un acto de crueldad encubierta.

  • El acoso invade ámbitos de privacidad y aparente seguridad como es el hogar familiar, desarrollando el sentimiento de desprotección total.

  • El acoso se hace público, se abre a más personas rápidamente.

  • No necesita la proximidad física con la víctima. El 'ciberacoso' es un tipo de acoso psicológico que se puede perpetrar en cualquier lugar y momento sin necesidad de que el acosador y la víctima coincidan ni en el espacio ni en el tiempo.[2]

  • Hombres > mujeres en agresor acoso escolar y acoso escolar cibernético. NO hay diferencias en sexo en victimas.

  • Porcentaje de victimización de acoso escolar son bajos y de poca intensidad. No hay diferencia según genero, nivel y tipo de colegio.

Estudio = primera aproximación sobre el fenómeno.[3]

  • ¿QUE HACER SI SU HIJO ES EL CIBERACOSADO?

  • Los padres necesitan proveer a los hijos con un lugar seguro adonde ir cuando las cosas no van bien en sus vidas, sea en línea que fuera de línea. Anime a sus hijos a informarle de cualquier mensaje dañoso, o que les da vergüenza, o les hace sentir incómodos de alguna manera.

  • Apoye a sus hijos y déjeles saber que los ama.

  • Dígales de no responder o reaccionar a los mensajes.

  • Si el acosador es un niño en la escuela de su hijo, hable con los funcionarios de la escuela y pídales ayuda en resolver la cuestión.

  • información del acosador a su proveedor de Internet, a la compañía de teléfono, y al sitio donde está ocurriendo el ciberacoso.

  • Impida al acosador de enviar mensajes a sus hijos. Les puede ayudar hacer esto el sitio web o la compañía de teléfono donde está ocurriendo el ciberacoso.

  • Lea los mensajes. Si se ha publicado información pública sobre sus hijos o han sido amenazados, dé parte a las autoridades de inmediato[4]

  • ¿QUE HACER CUANDO EL HIJO ES EL ATACANTE?

Para muchos padres es difícil asumir que su hijo puede ser el atacante. "Es normal que los padres tiendan a defender en seguida a su hijo", explica. "Es duro aceptar que un hijo está haciendo algo cruel, pero es un primer paso importantísimo que aportará muchos beneficios.

Muchos niños hacen cosas online que jamás harían en la vida real. "Es el anonimato, la percepción errónea de que las cosas que se hacen en Internet no son tan dañinas como las que se hacen en el cara a cara. Al escribir algo en una red social, el adolescente no recibe una reacción física inmediata y puede mostrarse más desinhibido. Es importante que los padres le expliquen que sus acciones, sean en el medio que sean, pueden tener un efecto dañino".

Si se sorprende al propio hijo acosando a otro adolescente lo mejor es restringirle el acceso a las redes sociales durante una temporada. Es importante que se le deje claro que lo irá recuperando según aprenda las normas adecuadas en la interacción online. A partir de entonces, los padres pueden ir dándole pequeños espacios de tiempo cada día, para que aprenda a recuperar el privilegio de interactuar en sus perfiles.

las formas más efectivas de combatir el ciberacoso son la información y la educación. Es bueno que padres y tutores sepan qué perfiles abren los niños, qué redes sociales frecuentan, cuántas horas al día dedican a ello. Y es todavía mejor que les enseñen que en la vida virtual, los insultos duelen tanto como en la vida real[5]

Cómo evitar el ciberacoso

  • Ten cuidado con la información personal que compartes en línea incluyendo el correo, los sitios de redes sociales como Facebook y Twitter, y las salas de chat. Es muy fácil deducir información sobre el lugar donde vives, los sitios que te gusta visitar y las personas que te importan a partir de las imágenes y los comentarios que publicas.

  • Crea una cuenta de correo diferente para registrarte en los sitios de redes sociales y otros espacios en línea. Te servirá para evitar el spam y tu correo personal no será revelado si el servicio en línea no cuenta con buenas prácticas de protección de la privacidad.

  • No te sientas obligado/a a completar todos los campos cuando te registras en línea ni a brindar información que pueda identificarte como fecha y lugar de nacimiento en los campos obligatorios.

  • En tu perfil de usuario/a, utiliza una foto que no te identifique y que no sirva para identificar el lugar del que procedes, así no te reconocen.

  • Considera la posibilidad de utilizar un nombre que no sea el tuyo real o un sobrenombre para tu correo electrónico, nombre virtual o usuario. Y trata de no usar fechas importantes, como tu cumpleaños, para tu contraseña. Utiliza en cambio un nombre que sea neutro en términos de género y de edad. Haz de cuenta que tu correo y tu cuenta de internet son como tu documento de identidad, tu tarjeta de crédito o tu número de pasaporte y trátalos con mucho cuidado.

  • Si te separas de tu pareja – sobre todo si es alguien violento, problemático, difícil o si está enojado –cambia todas las contraseñas de todas tus cuentas, desde la de correo electrónico y las redes sociales hasta la del banco, y usa algo que tu pareja no pueda adivinar.

  • CIBERBULLYING, UN PROBLEMA DE ACOSO ESCOLAR

Las TIC"s en el hogar suponen una nueva oportunidad de aumentar las posibilidades comunicativas, informativas y funcionales en la vida de la gente, pero a la vez, exigen numerosos desafíos técnicos, sociales, éticos, educativos, pero sobre todo familiares que deben ser objeto de análisis y estudio. El reto para los diseñadores e investigadores de las TIC"s supone conocer los efectos que éstas promueven en las personas, ya que como afirma Edwards y Grinter (2001), incluso tecnologías tan simples como la lavadora pueden tener amplios cambios en la dinámica del hogar y de la sociedad.

Retomando algo que ya expusimos en otra ocasión, no se trata de hacer demagogia de lo tecnológico, pero éste debería ir acompañado del desarrollo ético que favorezca un uso adecuado y saludable de las mismas. Tampoco se trata de demonizar la tecnología, lo cual sería absurdo porque estaríamos dando de lado a artilugios que forman parte de nuestra vida en sociedad. Más bien, reivindicamos una actuación pedagógica que propicie la interacción con las TIC"s desde un plano realmente educativo, constructivo, relacional y ético.

Cualquier medida que desde la familia o escuela, como principales ámbitos de intervención educativa, se pongan en funcionamiento, deben eludir a un uso responsable de la red en los jóvenes. Para evitar que se conviertan en un ciberacosador debemos concienciarles de que detrás de una pantalla siempre hay una persona, que merece ser tratada con respeto y que nuestra libertad de expresión no puede ser la excusa para dañar o agredir al otro. No obstante, una de las medidas educativas más generalizadas para garantizar una mayor seguridad de los menores en la red, es el debate sobre la ubicación del ordenador en el hogar, unido al establecimiento de unas normas familiares respecto al uso de las TIC"s (Hernández y Solano, 2005).

Por todos es sabido que no existen recetas mágicas, pero si un joven se siente amenazado, presencial o virtualmente, Díaz Aguado (2004) señala que debe acudir en busca de apoyo a familiares o a un profesor de confianza, ignorar al grupo de agresores en la medida que pueda y no responder a las agresiones con más violencia.

Tal y como nos desvelaba el informe sobre violencia escolar del Defensor del Pueblo (2000) el 33% de los alumnos recurren a sus padres para denunciar este tipo de acoso, tratándose de un problema que se encuentra bajo supervisión de los adultos, ya sea el padre o el profesorado. Por el contrario, el ciberbullying, es un tipo de bullying todavía desconocido para la mayoría de los padres, lo que unido al temor de que el adolescente se vea castigado con una desconexión de la red, tienden a un enmascaramiento mayor de los mismos[6]

  • ¿PROBLEMA DE LA ACTUALIDAD?

El ciberacoso, junto con el grooming o acoso sexual y el acceso a contenidos inapropiados, es el mayor problema evidenciado en la actualidad entre el conjunto de comportamientos detestables o de riesgo de los adolescentes en los contextos electrónicos, según el Área de Sociedad de la Información de la Comisión Europea.

El acoso por Internet tiene lugar cuando una persona, de forma intencionada y repetida, ejerce su presión sobre otra con ayuda de medios electrónicos y de forma maliciosa, con comportamientos agresivos, tales como molestar, humillar, difamar, amenazar. etc. El ciberacoso desarrolla una vida propia, un escenario de manifestaciones peculiares y exclusivas cuyas claves están descifrándose día a día: características singulares de los acosadores, recorrido, impacto, difusión y duración de la acción, repercusiones en las víctimas... Los medios a través de los cuales se producen el ciberacoso son muy diversos, si bien incorporan los dispositivos tecnológicos de mayor uso por parte de adolescentes y jóvenes en la actualidad: mensajería instantánea, perfiles de redes sociales o foros, teléfonos móviles (sms, envío de fotografías o vídeos), juegos online a través de videoconsola o en Internet, páginas personales, etc. Amenazas, calumnias e injurias, delitos contra la intimidad y actos contra la libertad sexual son los comportamientos más recurrentes entre los relacionados con el ciberacoso.

El fenómeno del ciberacoso ha irrumpido en poco tiempo en la vida de los centros escolares. A diferencia del acoso o maltrato entre iguales que se desarrolla en los espacios físicos de los centros, el ciberacoso afecta o puede afectar a alumnos de nuestro centro, bien como víctimas, bien como agresores, aunque las agresiones no se cometan ni se lleven a efecto en el espacio o tiempo asociados a la actividad lectiva. El ciberacoso puede estar ejecutándose en horario extraescolar y en la habitación de cualquiera de ellos. ¿Ha de actuarse por parte del centro cuando los hechos no son cometidos en las aulas o espacios de los mismos? La respuesta es clara. Al tener conocimiento de los mismos, siempre que estén implicados alumnos del centro, la obligación de actuar es ineludible. Si en cualquier situación de acoso entre compañeros la colaboración e implicación de las familias para el abordaje del conflicto es importantísima, en situaciones de ciberacoso ha de considerarse indispensable. Las características de la intervención dependerán de diversos factores, entre otro s, la condición de víctima o agresor de nuestros alumnos (pueden darse ambas), la colaboración de las familias afectadas, la naturaleza e intensidad de los comportamientos detectados, su duración y difusión, las propias características personales (empezando por la edad) de los implicados, la interposición de denuncia por parte de los padres o familiares del alumno o alumnos afectados[7]

  • MENORES Y REDES ¿SOCIALES?: DE LA AMISTAD AL CYBERBULLYING

El ciberbullying a través de internet es un fenómeno minoritario. El porcentaje de menores que son víctimas o agresores en este contexto apenas supera el 10%. Está claro, sin embargo, que más allá de lo que los números significan, no hay porcentaje pequeño cuando nos referimos a menores de edad que están siendo agredidos por terceras personas a través de internet, o que están desarrollando pautas violentas en el uso de la Red. El hecho de que por razón de su edad están en un momento clave para la formación de su personalidad exige toda la atención posible a este fenómeno, con el fin de minimizar los riesgos y maximizar las oportunidades que las TIC presentan para este público.

La edad, el sexo principalmente y el uso de las redes sociales en segundo término, son variables todas ellas vinculadas a una mayor propensión a ser víctima o verdugo en un escenario de ciberbullying. Las chicas de entre 15 y 16 años son especialmente propensos a sufrir el acoso, mientras que los adolescentes de 14 y 15 parecen los más partidarios de ejercerlo.

La mayor precocidad en el uso de las redes sociales justifica que los chicos estén expuestos antes a estos riesgos, mientras que la mayor intensidad en el uso de las chicas parece explicar que tengan más ocasión de ser víctimas de acoso y también de ejercer la agresión, Sin embargo, hay lugar para la investigación posterior: los usuarios de internet que no tienen perfiles sociales, están menos expuestos a estas conductas, pero no son ajenos a ellas. De hecho, hay edades concretas donde este grupo arroja los valores más altos. La investigación futura debería ir encaminada a encontrar otras variables que expliquen la mayor o menor propensión a estas conductas, con el fin de educar en la prevención y en el uso seguro y responsable de las TIC[8]

  • EL EFECTO MEDIADOR DE LAS TICS EN EL CIBERACOSO

Esta claro que la violencia escolar se plantea como un problema que despierta una gran sensibilidad social y que exige una respuesta práctica para solucionarlo; pese a que pueda parecer difícil por encontrarse implicados distintos agentes de socialización -padres y docentes- junto con los organismos responsables de la educación de los menores y estos mismos. Ello no debe dar pié al desánimo o la inacción de ninguna de las partes. Estamos refiriéndonos a un problema que afecta a personas en proceso de formación y evolución. Por tanto se puede y se debe trabajar con esperanza al abordarlo[9]

  • ¿EN QUÉ SE DIFERENCIA EL CIBERBULLYING DEL BULLYING?

Los efectos: Por desgracia, no son menos graves que los del bullying. Aunque no haya agresiones físicas, las consecuencias sicológicas pueden ser incluso mayores. En varios países ya se han producido suicidios.

¿Qué efectos puede tener un comentario denigratorio en una página web que todo el mundo, en sentido literal, puede ver? La inmediatez y el alcance de Internet hacen que "las agresiones" sean sencillas de realizar (apoyadas en un supuesto anonimato y en la falta de percepción del daño causado al no ver a la víctima) y, al mismo tiempo, que tengan unos efectos potenciales devastadores.

Los lugares y los momentos: Dado que el "ciberespacio" supone para el menor un entorno de socialización de primer orden al que no puede renunciar y que le acompaña en el resto de contextos (hogar, centro escolar, calle) no hay manera de crear "distancia" con quien acosa. Es inútil incluso encerrarse en casa o dejar de ir al colegio. Están ahí siempre, no hace falta coincidir en sitios u horas. El acoso se cuela en forma de email o SMS, en la libreta de contactos del

Messenger, como aliado en un juego online... El ciberbullying puede tener su origen u ocasionar conflictos en el entorno escolar, pero no siempre va unido al mismo, por lo que bullying y ciberbullying pueden ser independientes o complementarios, sin que haya que presuponer que es el bullying el que antecede al ciberbullying, pudiendo haberse iniciado el acoso y/o enfrentamiento en el espacio virtual.

Los agentes: Cualquiera puede ser víctima u hostigador a través de la pantalla, no hace falta ser más fuerte para agredir ni se es potencial víctima por una supuesta debilidad o por disponer de menores habilidades sociales. Puede incluso que quien sufre bullying se convierta en ciberacosador. Al no haber una componente física tan señalada como en el bullying, puede ser más común la participación de chicas. Tampoco es preciso que víctima y acosador se conozcan. En la Red la gente se relaciona, y se agrede, sin conocerse siquiera[10]

Definiciones conceptuales

  • a) CIBERACOSO.- Esta actividad representa el uso de la tecnología y servicios como puedan ser Internet, redes sociales, correo electrónico o la mensajería instantánea para dañar a un individuo o grupo. Normalmente se observa en grupos de adolescentes y en entornos educativos y la gravedad varía de un caso a otro.

  • b) BULLYING.- es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.

  • c) INTERNET.- es un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que utilizan la familia deprotocolos TCP/IP, garantizando que las redes físicas heterogéneas que la componen funcionen como una red lógica única, de alcance mundial.

  • d) TIC.- Las Tecnologías de la Información y la Comunicación, también conocidas como TIC, son el conjunto de tecnologías desarrolladas para gestionar información y enviarla de un lugar a otro. Abarcan un abanico de soluciones muy amplio. Incluyen las tecnologías para almacenar información y recuperarla después, enviar y recibir información de un sitio a otro, o procesar información para poder calcular resultados y elaborar informes.

  • e) ACOSO.- es la constante persecución y hostigamiento que se ejerce sobre un individuo, por lo general con el fin de obtener determinados resultados.

CAPITULO III

Conclusiones

  • El ciberacoso es una de las ultimas variantes de acoso en la vida real, en la que el acosador utiliza los medios electrónicos para acercarse a su victima para intimidarla. En este tipo de problemática, el grupo mayoritario lo forman personas que ya han tenido alguna relación anterior con la victima, aunque poco a poco se van haciendo mayor y casi iguala al grupo anterior de acosadores que no habían tenido ningún contacto anterior con ella.

Los distintos países del mundo han tenido conciencia del problema y están desarrollando, en algunos casos de manera rápida, legislaciones que protejan a los usuarios de este tipo de conductas agresivas, ya que los afectos de estas agresiones son graves provocando efectos que van desde situaciones de estrés y sensación de inseguridad personal, hasta la perdida del trabajo.

Que ante esta amenaza no sabemos tener miedo a trabajar y comunicarnos en la red, pero que hay que hacerlo pero en la mayor cautela posible, garantizándonos, siempre que sea posible el anonimato.

Que es necesaria una mayor investigación, tanto tecnológica como legal y clínica, acerca de este nuevo fenómeno y un mayor desarrollo legislativo que garantice la seguridad de los usuarios de la red[11]

  • En este artículo he pretendido aportar algo más de información sobre el ciberbullying. Hay que tener en cuenta que casi todas las cosas pueden ser dañinas si no se les da un uso adecuado, y en esta era donde las TIC comienzan a estar tan presentes en todo momento de la rutina de nuestros alumnos, debemos informarles tanto a ellos como a sus padres de los riesgos que puede entrañar una confianza excesiva en quienes quieren ofrecernos su amistad a través de una pantalla[12]

  • Por desgracia, y a pesar de que no hay por lo general maltrato físico, los efectos del ciberbullying pueden ser tanto o más devastadores que los del acoso escolar pudiendo llevar, en los casos más extremos (como ya se ha sucedido en varios países) al suicidio. El acoso alcanza a la víctima, sin necesidad de coincidir, ni en el lugar ni en la hora, con el agresor. Los testigos del acecho pueden ser ahora multitud. El daño enorme con un simple click. Y no hay lugar donde esconderse, porque el entorno virtual es ya parte de la vida de los niños y adolescentes, y les acompaña donde quiera que estén[13]

CAPITULO IV

Bibliografía

4.1 INFORMES INADI (2010) "Discriminación en Internet Redes Sociales". http://www.inadi.gob.ar/wp-content/uploads/2010/05/INFORMES_INADI_SOBRE_ACOSO_EN_INTERNET.pdf

4.2 Antonio Chacon Medina (2003) "Una nueva cara de internet: el acoso"

http://www.ugr.es/~sevimeco/revistaeticanet/Numero1/Articulos/NUEVACARADEINTERNET.pdf

4.3 Ángeles Hernández Prados (2007). "Ciberbullying, un problema de acoso escolar" http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/ciberbullyng.pdf

4.4 Ángeles Cáceres (2010) "El efecto mediador de las tics en el acoso escolar".

http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/ciberbullyng.pdf

 

 

Autor:

Dolores Mendez, Keyla

(1995), Cañete, estudiante del I Ciclo de Ing. De Sistemas de la UPSB.

ASESOR: David Auris Villegas

[1] http://pediatriadigital.com/index.php?option=com_content&view=article&id=318:el-ciberacoso-es-un-problema-que-puede-provocar-el-suicidio-en-los-ninos-&catid=86:general&Itemid=99,

[2] .- Por wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Ciberacoso

[3] .- Jorge Varela, en internet, http://www.pazciudadana.cl/docs/ext_20110504090043.pdf, 07/04/11

[4] http://www.cms.haywood.k12.nc.us/wp-content/uploads/2011/02/Ciberacoso.pdf

[5] DAVID ALANDETE, 25/10/2010 http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ciberacoso/ceba/adolescente/elpepusoc/20101025elpepisoc_1/Tes

[6] Ángeles Hernández Prados, EN INTERNET, http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/ciberbullyng.pdf, 25/01/07

[7] Defensor del menor, en internet, http://www.defensordelmenor.org/upload/documentacion/publicaciones/pdf/GUIA_Ciberbullying.pdf

[8] Jorge del Río, Charo Sádaba y Xavier Bringué, EN INTERNET, http://mmf.campus-virtual.com/contexto/pdf/P100006.pdf

[9] Ángeles Cáceres, en internet, http://www2.fe.ccoo.es/andalucia/docu/p5sd7248.pdf, mayo de 2010

[10] Jorge Flores Fernandez, http://www.pantallasamigas.net/proteccion-infancia-consejos-articulos/pdfs/pantallasamigas-ciberbullying-acoso-en-la-pantalla.pdf

[11] Antonio Chacon Medina, en internet, http://www.ugr.es/~sevimeco/revistaeticanet/Numero1/Articulos/NUEVACARADEINTERNET.pdf julio de 2003

[12] Altamira García Casado, en internet, http://www.techtraining.es/revista/numeros/PDF/2010/revista_25/43.pdf

[13] Jorge Flores Fernández, EN INTERNET, http://www.pantallasamigas.net/proteccion-infancia-consejos-articulos/pdfs/pantallasamigas-ciberbullying-nueva-forma-de-acoso.pdf, Septiembre 2008


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda