Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Entrevistas Laborales. Tips para tener en cuenta

Enviado por IAFI PNL



  1. El estado Interno
  2. Generar empatía
  3. Cómo utilizar la Comunicación No verbal a tu favor
  4. Cómo saludar y el gesto de Ojiva

Llega el momento esperado. La oportunidad de obtener el trabajo deseado. Vale la pena tener en cuenta algunos tips para relajarse y disfrutar del encuentro.

La programación neurolingüística pone a tu disposición el machete que todo entrevistado debe tener.

PARTE I

El estado Interno

1-Reencuadre

La forma de "ver" las cosas, cambia automáticamente los programas que utiliza el cerebro como respuesta a los estímulos del exterior. Cambiar la forma de ver una entrevista es la gran ayuda. ¿Es que acaso se trata de una prueba? Somos nosotros mismos quienes nos sometemos a esa creencia fantasma. La entrevista es una buena oportunidad para hablar sobre nosotros mismos. No la desperdicies.

2-Creencias y distorsiones

Cada tanto debemos hacer un chequeo de nuestras propias creencias y tratar de refutar las que nos limitan. En la entrevista, la falta de confianza es la más importante. Las personas buscamos evidencias de lo que creemos e ignoramos las evidencias que las niegan. Y para hacer eso distorsionamos la realidad.

Sentir que uno no puede no significa que uno no pueda. Todos sabemos que uno puede sentir algo y estar equivocado. Por ejemplo, sentir celos.

Responder estas preguntas puede ayudarnos a detectar algunas distorsiones:

¿Qué cosas siento y puede que esté equivocado? ¿Qué es lo peor que puede pasarme en una entrevista? ¿Qué cosas malas me han pasado antes en otras entrevistas que no haya podido remontar? ¿Qué pruebas tengo de qué voy a hacerlo mal? ¿Se trata de un hecho real o de creencias mías?

3-Uso del lenguaje - No digas "no"

Enfocarnos en positivo nos ayuda a alcanzar los objetivos. Mucha gente se enfoca perfectamente en lo que no quiere. Si te enfocas en que no te va ir mal, te ira mal. Si te enfocas en que te irá bien, te irá bien. El inconsciente no registra al no, dado que no existen los NO SUCESOS.

Voy a explicarlo con este ejemplo: ¿Qué pasa cuando pensamos "no debo ponerme nervioso"? Nos ponemos más nerviosos. Mientras lees estas líneas te pido que no pienses en una zanahoria. ¿Pensaste en una zanahoria? La única forma de no pensar en una zanahoria, es trayendo la imagen a la mente y luego tachándola o borrándola. El NO solo existe en el lenguaje.

Reemplaza todos los deseos que tengan la palabra no, por afirmaciones en positivo: "No debo ponerme nervioso" por "debo estar tranquilo"

4-Relación con el entrevistador:

Hablar: Si un entrevistador te llama es porque quiere que hables por tu cuenta. Eso dice mucho sobre tus habilidades para relacionarte. Cuenta historiaS o anécdotas. Siempre verdaderas. No inventes, tu lenguaje corporal te delata.

Humildad: No te alabes a vos mismo. Comentarios como "porque yo hice esto, y yo conseguí lo otro" se leen como una búsqueda de validación. Más bien utiliza términos como "y entonces estábamos ahí y tuvimos que hacer tal cosa" o "me tocó una vez decidir esto y yo no sabía qué hacer pero finalmente resolví hacer esto". Es decir, una línea de humildad no viene mal.

Defectos: Evita las anécdotas negativas, y si te preguntan defectos, debes conocerlos y comentarlos. Es mejor explayarse sobre los defectos. La lectura que el entrevistador hace cuando no sabes bien tus defectos, es que te cuesta encontrar tus errores, y si no encuentras tus errores, no podrás mejorar. Buscar entre tus defectos te permitirá elegir algunos que valgan la pena ser escuchados y que no sean graves. Por ejemplo: "A veces me cuesta decidir". Expresado de esta manera es muy lógico, acaso ¿quién no tuvo problemas para decidir? Esto es muy distinto a "Soy indeciso".

PARTE II

Generar empatía

En la parte I más que de técnicas hablamos de nuestro propio estado interno al encontrarnos con los "fantasmas" de la entrevista laboral. Ahora quiero explayarme un poco más en la parte técnica. Específicamente la técnica del espejo, o conocida también como rapport. ¿Alguna vez te paso de conocer a una persona y en segundos decir "me cae bien"? Eso es rapport.

¿Qué es?

Sucede que cuando dos personas entablan una conversación, realizan movimientos, gestos y posturas conscientes e inconscientes. Puede que seas consciente de lo que estás diciendo, pero que no estés registrando que tus manos están entrelazadas, o que estás hablando despacio. A estos dos últimos ejemplos, los denominamos comunicación inconsciente.

Partiendo de esta base, como seres humanos que somos, nos gusta conversar con personas que se asemejan a nosotros. Para entender este concepto, imaginemos que hablás demasiado rápido y estás conversando con una persona que habla muy lento. Puede que te sientas un poco ansioso para que esa persona termine su frase. O viceversa, si hablás despacio, puede que quien hable tan rápido termine mareándote.

Tanto a nivel consciente (lo que nos damos cuenta) como a nivel inconsciente (aquello de lo cual no nos damos cuenta) nos gusta conversar con personas que lo hacen como nosotros.

Si vas a una entrevista laboral, el entrevistador debe encontrar en vos una persona que mira el mundo como lo hace él. Este fenómeno se produce cuando entramos en su mundo, cuando él siente que hablamos como él, y se dice entonces que estamos en sintonía.

¿Cómo hacerlo?

Como lo indica su nombre, la técnica del espejo, consiste en reflejar la comunicación no verbal de nuestro interlocutor. No se trata de una mera burla de sus movimientos, sino más bien de comunicarme de la misma forma en que lo hace esta persona. A continuación te doy una lista de los factores más importantes para reflejar:

1-Postura corporal: Es lo que más se percibe y lo más fácil de reflejar. Si el entrevistador está reclinado en el asiento, reclínate vos también. Si tiene su cuerpo hacia adelante, inclínate hacia adelante. Si se para, te parás. Si se sienta, te sentás.

2-Velocidad y volumen: Hay que saber distinguir entre volumen y velocidad. Una persona puede hablar alto pero despacio. Dentro del volumen podemos encontrar que habla alto, medio o bajo. Si habla muy bajo, entonces tendrás que hablar bajo. La velocidad puede ser lenta, media o rápida. A veces sucede que este factor coincide, él habla tan rápido como vos, en forma natural. En este caso contás con ventaja. El desafío es cuando te toca alguien que habla muy distinto. Ahí deberás amoldarte a su estilo.

3-Gestos: Los gestos canalizan emociones. Cuando adoptamos un gesto como cruzar los brazos, nos sentimos más cerrados, y viceversa, cuando nos sentimos más cerrados, cruzamos los brazos. Igualando algunos de estos gestos, empezamos a experimentar las emociones del interlocutor. Si el gesto es fugaz, no vale la pena imitarlo, pero si permanece con la mano en la cara un tiempo, podemos reflejarlo haciendo lo mismo. Se puede hacer también un espejeo cruzado. Si cruza los brazos podés cruzar los pies. Si se lleva la mano derecha para sostener su mentón, podés llevarte la mano izquierda.

4-Respiración: Es un poco más avanzado porque las personas no solemos prestar atención a la respiración del otro. Pero si hablás a la misma velocidad, tarde o temprano tu respiración se igualará, dado que es imposible hablar rápido respirando despacio. Hacé la prueba y te darás cuenta.

¿Por qué?

Porque al encontrarnos con personas que hablan como nosotros, nos sentimos mucho más a gusto y se genera la tan deseada empatía. La empatía es la base para construir relaciones, y estoy seguro que querrás hacer una buena relación con tu entrevistador.

Por último: No caigas en la creencia de que la otra persona se da cuenta. Si no estás haciendo una burda imitación, no hay forma de que el otro lo perciba. Practicalo antes con algún conocido sin decirle nada. Y por sobretodo, la práctica del rapport se va incorporando de a poco. Si pretendés incorporar todo esto en la primera, es posible que dejés de prestar atención a lo que te están diciendo. Empezá con la postura y luego andá incorporando de a poco.

PARTE III

Cómo utilizar la Comunicación No verbal a tu favor

Por norma general, la comunicación no verbal (CNV) es inconsciente. Es decir, que mientras mantenemos una conversación, prestamos atención a lo que decimos (las palabras), y no tanto, al cómo lo decimos (CNV).

A medida que una persona comienza a interesarse en el lenguaje de su cuerpo, puede ir haciendo consciente lo que originalmente era inconsciente. Por ejemplo, en cierto momento de una discusión, puedo darme cuenta de que estoy gritando. Se dice entonces que en ése momento (y no antes), hice consciente el volumen de mi voz.

Ante una entrevista laboral, algunos gestos y posturas pueden hacerse conscientes, de manera de utilizar los más convenientes. Pero no nos engañemos, hay ciertos gestos que jamás podrás controlar, porque la CNV responde a una estructura más profunda que el raciocinio: nuestras emociones.

Hecha esta aclaración, te paso algunos consejos del uso del lenguaje corporal para que tengas en cuenta a la hora de tu entrevista. Podés usarlo con vos mismo, o bien, para obtener información del entrevistador.

GESTOS PROHIBIDOS

-Manos en la cara: Inseguridad

El gesto de llevar el dedo, la lapicera, o cualquier otro elemento a la boca, indica búsqueda de seguridad. Es el reflejo de aquella vez que fuimos bebés y buscábamos el pecho materno. Este gesto se produce cuando estamos nerviosos o inseguros hacia el entrevistador. Generalmente dura varios segundos, y más que una emoción, responde a un estado emocional. De ahí que dure tanto tiempo.

-Manos en la cara: Mentira

Cuando el gesto es fugaz, es decir, dura menos de medio segundo, y la mano va hacia la boca, la nariz o el ojo, podría tratarse de un reflejo condicionado a la mentira. El niño cuando miente, se tapa la mano con ambas manos. El adolescente con una sola. A los adultos nos quedó solo la intención. La mano va hacia la cara, pero se desvía o vuelve rápidamente. Generalmente responde a la emoción instantánea de afirmar algo de lo que no se está seguro, o es mentira. No es necesario que sea una mentira. Uno puede afirmar que es buen candidato para el puesto, pero estar inseguro de lo que se afirma.

-Cruces de Brazos: Estar cerrado

El cruce de brazo puede ser un gesto o una postura. Es postura cuando refleja un estado emocional. Es gesto cuando indica una emoción del momento. La diferencia entre postura y emoción, es su duración en el tiempo.

Es probable que encuentres a tu entrevistador con los brazos cruzados desde el momento en que se sienta. Ese es su estado inicial: no te conoce y no quiere exponer sus emociones dado que él es quien supuestamente mantiene todo bajo control.

Si luego de unos minutos, se suelta y deja de estar cruzado, es una buena señal. Se abrió porque se siente cómodo para hablar con vos.

Si en algún momento te hacen una pregunta muy personal, vas a sentir ganas de cruzar tus brazos. En este caso es un gesto que dice: "No quiero compartir esta información, estoy incómodo". No cruces tus brazos en la entrevista. Si sentís ganas de cerrarte, cruza tus tobillos, por suerte no se ven.

-Esquivar la mirada: Mentira o Inseguridad

No se puede observar la cara del entrevistador el 100% del tiempo porque sería invasivo. Hay un flujo natural de intercambio de miradas. Se mira la zona de los ojos y la frente, aproximadamente el 70 % del tiempo. Pero si justo cuando respondés una pregunta o realizás una afirmación que habla sobre vos, mirás hacia otro lado, es una señal delatora de inseguridad ante lo que se afirma. Hay momentos en donde sí o sí hay que mirar a los ojos.

PARTE IV

Cómo saludar y el gesto de Ojiva

NOTA: Las fotos son de autoría propia. Derechos de Axel Persello

La primera impresión es la que cuenta

Parezca injusto o no, parece ser que esta regla se cumple en muchos ámbitos, y la entrevista de trabajo no es la excepción. ¿Cuál es la primera impresión?: El apretón de manos. Consciente o inconscientemente este saludo trasmite muchísima información sobre el otro y por eso se convierte en algo fundamental en el inicio de la entrevista. Esta es la razón por la cual los políticos dedican tiempo al estudio de un gesto tan fugaz como un apretón de manos.

Intensidad

Si se aprieta demasiado fuerte la mano del otro, podría interpretarse agresivo. Si se lo hace muy débil, falta de interés o deseo de retirada.

Distancia

Si se estira el brazo manteniendo distancia física hacia el otro, transmite eso mismo: distancia: "deseo que te mantengas lejos". Por el contrario, acercarse demasiado, es invasivo.

Monografias.com

Posición de la mano

Ambas manos deben estrecharse de forma vertical al piso, sin inclinación para ninguno de los lados. Si una de las manos está por encima de la otra, como se muestra en la figura, hay un desbalance de energías. El que tiene la palma de la mano hacia arriba, está en una posición de "dominado", mientras que el otro, es el dominante.

Monografias.com

Posición del Brazo

Si mantiene la distancia correcta, y ambas manos están verticales, el antebrazo y el brazo deberían estar formando un ángulo de 90°.

Sonrisa y mirada

Durante el saludo, se mira a la persona a los ojos y se sonríe plácidamente, como quien está diciendo "Es un placer estar acá con usted"

Movimiento del Brazo

Debe ser con energía, de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba. No excederse con la energía, de lo contrario parecería actuado o nervioso.

Diferencia de sexo

El acto de saludar con un beso cuando se trata de una entrevista entre hombre y mujer, es erróneo y confuso. Responde a un gesto de nuestra cultura latina donde no se le da a la mujer la posición y autoridad que tendría un hombre. Aunque parece irracional, es un gesto de machismo. Un estudio demostró que las mujeres que saludan con la mano han conseguido mejores posiciones en las empresas donde trabajaban que aquellas que lo hacían con un beso. Así es, un pequeño detalle como ese, hace a la diferencia.

Monografias.com

De la teoría a la práctica

Practicá el saludo con un conocido, y preguntale cuál de todos los saludos le ha parecido más sincero y agradable. Vas a ver cómo se transmite todo lo que te menciono más arriba.

Otros gestos favorables en la entrevista

¿Qué hacemos con las manos?

Parece ser que las manos se convierten en algo que uno está llevando en vez de entender que forman parte del cuerpo. Las manos se utilizan para acompañar lo que estamos diciendo con gestos denominados "ilustrativos". Así por ejemplo, si estoy afirmando algo preciso, puedo realizar un gesto uniendo mi dedo índice con el pulgar.

Lo que solemos hacer cuando contamos una historia o anécdota es visualizar imágenes en nuestra mente y las vamos describiendo, y sin darnos cuenta, movemos nuestras manos para describir esa foto. En la entrevista parece que nos ataran las manos y dejamos de moverlas. Estamos interrumpiendo nuestro flujo natural de energía, y esa falta de movimiento en el cuerpo, también bloquea nuestros pensamientos. Deja fluir tus manos y brazos.

Por último, cuando estas escuchando, coloca tus manos en "ojiva" como se muestra en esta figura: es un gesto que denota confianza.

Monografias.com

 

 

Autor:

Ing. Axel Persello

IAFIPNL

Director de IAFI

Columnista Diario Libre - Trainer en PNL

Monografias.com


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Recursos Humanos

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda