Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Factores que influyen en el maltrato de los niños y niñas

Enviado por Grisel Bonilla



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Marco Conceptual
  3. Marco referencial
  4. Conclusiones

Introducción

El maltrato infantil es uno de los grandes desafíos sanitarios e institucionales aun no resuelto a nivel mundial. El número de casos ha presentado un leve descenso en los últimos años, pero muy distante de ser una cifra satisfactoria. Esta situación es un problema de interés mundial por ser la problemática más común en la infancia y además, representa un reto para los programas sanitarios, de instituciones gubernamentales como no gubernamentales, que tienen como finalidad disminuir la incidencia en todos los países.

Constituye un problema social que afecta en particular a los niño/as. Es esta la importancia de identificar los factores de riesgo que influyen en que se dé y desarrolle el abuso al menor dentro de la familia, ya que estos constituyen la principal causa de esta problemática, de manera que nos lleve a la búsqueda o formulación de estrategias adecuadas, que vayan dirigidas con un objetivo específico y que disminuya esta situación que cada día va en aumento.

A la vez, a nosotros como profesionales de la salud nos ayudará a dirigir nuestras intervenciones de manera pronta y oportuna a la prevención y atención de aquellos en riesgo o que son víctimas del maltrato y no solo a ellos; también a toda la familia.

Esta monografía tiene como propósito adquirir conocimientos con respecto al tema, hacer un análisis sobre la situación actual que se presenta y dejar a los futuros lectores una fuente de información que ayuden a enriquecer sus conocimientos, como también ver el maltrato infantil desde otro punto de vista, como también un problema que se presenta día a día en nuestra sociedad.

La misma consta de dos capítulos, uno de ellos contiene una serie de información respecto a las diversas investigaciones que se han realizado a través del tiempo como también la justificación y la descripción del problema en estudio. El segundo capítulo no es más que la recopilación de la información ya encontrada, en conjunto con los análisis u opiniones con respecto al tema.

CAPÍTULO I

Marco Conceptual

1.1 ANTECENDENTES

El maltrato infantil es tan antiguo como la humanidad, no se presenta de forma aislada, sino que involucra una gran variedad de factores biopsicosociales.

Durante siglos, la agresión al menor ha sido justificada de diversas formas, se les ha sacrificado para agradar a los dioses, o para mejorar la especie, o bien como una forma de imponer disciplina. En la historia, encontramos mitos, leyendas y descripciones literarias referentes a la actitud de exterminio y maltrato hacia los menores. (Buscar cita)

A finales del siglo XVIII, comienzan a notarse ligeros cambios que conducen al reconocimiento de los daños psicológicos de este tipo de abuso. En 1959, se establece la declaración de los derechos del niño, y en 1989, la convención de los derechos del niño, dichas normas recogen los principios mínimos que deben ser garantizados a las personas menores de 18 años. Así, la preocupación por los derechos del niño transciende la preocupación local e interna y se ha convertido en los últimos años en una preocupación internacional. (Buscar cita)

Según Israel y Wicks-Nelson (1997)

"El síndrome del niño golpeado fue descrito por primera vez en 1868 por Ambrosie Tardieu. Posteriormente, en 1946 Caffey describió la presencia de hematomas subdurales asociados con alteraciones radiológicas de los huesos largos en los pequeños. Henry Kempe y Silverman en 1962, crearon la expresión síndrome del niño golpeado, concepto este que fue ampliado por Fontana al indicar que estos niños podían ser agredidos no solo en forma física, sino también emocionalmente o por negligencia, de modo que sustituyó el término golpeado por el de maltratado. Los estudios realizados en varios países señalan que el maltrato infantil es un problema multicausal, en el que intervienen las características del agresor, el agredido, el medio ambiente que les rodea y un estímulo disparador de la agresión."

Después de lo anteriormente expuesto, cabe resaltar que el maltrato infantil es una problemática que afecta a los niños y niñas de todo el mundo desde hace muchos años y a pesar de que se han realizado estudios y se han hecho énfasis en dicha problemática, todavía no se ha logrado darle la solución necesaria, para que se tome conciencia y a la vez, las medidas pertinentes para combatir este mal.

Según Israel y Wicks-Nelson (1997)

"Desde hace varias décadas se han manejado cifras verdaderamente alarmantes de niños que son objeto de la violencia de sus padres, lo que proporciona una idea general de la dimensión del problema. Por ejemplo, los estudios realizados en E.U. por Kempe y Kempe en 1985 indicaron que en 6 de cada 1 000 nacimientos se pueden presentar malos tratos, lo que daría aquel país. Más recientemente aún se sabe que los casos de maltrato infantil han alcanzado la cifra de 24 millones al año.

Se realizó un estudio en Cuba, durante el periodo escolar 2000-2001de la escuela "Patria Mía"; donde se determinó que el nivel socioeconómico, el sociocultural y miembros de la familia que fueron objeto de maltrato en su niñez eran factores que influían a que se desarrollara esta problemática.

En América Latina y el Caribe, con una población de más de 190 millones de niños, las investigaciones realizadas indican que, además de ser una de las regiones más desiguales del mundo, es la que posee los mayores índices de violencia, que afectan sobre todo a mujeres, niños y niñas. (Pinheiro, 2006).

Según el estudio del Secretario General, en la región, la violencia contra los menores de edad en el interior de las familias se manifiesta principalmente por medio del castigo físico como forma de disciplina, el abuso sexual, el abandono y la explotación económica.

Según UNICEF (2007)

"En muchos lugares del mundo no hay sistemas de registro confiables de las denuncias existentes, a pesar de lo cual, las estimaciones realizadas muestran que todos los años 275 millones de niños y niñas en el mundo son víctimas de violencia dentro de sus hogares y unos 40 millones de menores de 15 años sufren violencia, abusos y abandono, fenómenos que se reportan en distintos ámbitos: la familia, la escuela, la comunidad, las calles y situaciones de trabajo."(UNICEF,2007).

Con esto se deduce que son diversos los factores y las causas que conllevan a que se desarrolle el maltrato infantil principalmente en América Latina, colocándola como la zona de mayor incidencia, donde el principal agresor no es solamente la madre y el padre sino otros adultos miembros del hogar o personas a cargo. Aunque las cifras existentes denotan un número elevado de casos, son muchos los cuales no han sido denunciados ya sea por temor o porque no se le da o tiene el conocimiento de lo que esto representa; al ver esta situación tan alarmante, son muchas las organizaciones y los países que se han unido o preocupado por investigar sobre el tema y tratar de llegar a darle solución al problema, pero muy pocos los que hacen valer los derechos de los niños y niñas y toman en serio su seguridad y protección. Así se establece en el artículo Maltrato infantil: una dolorosa realidad puertas adentro, del boletín Desafíos Nº 9, de la CEPAL y UNICEF, donde se analiza el avance de los objetivos de desarrollo del milenio en la infancia y adolescencia.   Debido a la falta de una metodología homologada que mida las diferentes formas de abuso no es posible hablar de cifras comparables entre distintos países.  Sin embargo, diversas encuestas nacionales indican que el maltrato infantil es un fenómeno en ascenso rara vez denunciado.   En Colombia, 42 % de mujeres informó que sus parejas o esposos castigaban a sus hijos e hijas con golpes, según datos de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de 2005.   En Uruguay, 82 % de adultos encuestados en un estudio del Ministerio de Desarrollo Social en 2008 reportó alguna forma de violencia sicológica o física hacia un infante en el hogar.   En Costa Rica, una investigación en 2004 del Instituto de Estudios Sociales en Población reveló que 65,3 % de adultos ejerce violencia física contra sus hijos.

Las estadísticas en Panamá, acerca del maltrato físico, son frustrantes. Se estima que cada año cientos de miles de niños son abusados tanto física como mentalmente alrededor del mundo. De esta cantidad, más del 80% recibe abusos de manos de padres o parientes. Panamá no escapa a esta realidad. Entre enero y febrero de este año se registraron 25 casos de maltrato infantil, lo que representa dos más que los registrados en el mismo periodo el año pasado.

Cifras de la Policía Técnica Judicial indican que en 2005 hubo un total de mil 811 casos denunciados de violencia doméstica (que incluye los casos de maltrato a menores). Las estadísticas del Ministerio de Salud muestran una dimensión mayor: 2 mil 476 "víctimas de sospecha por violencia doméstica y maltrato a menores y adultos mayores", según cifras de 2004 (últimas disponibles). En los juzgados de familia del Órgano Judicial, las estadísticas ya se tornan alarmantes. Solamente en 2004 ingresaron al sistema 7 mil 435 nuevos casos.

En 1995, con la creación de la Ley No. 27 sobre violencia intrafamiliar, que fue reformada por la Ley 38 de 2001, es que se empieza a dar importancia a este tema, ya que se categorizan como un delito en el Código Penal. Antes de esto no había causal para privar de libertad a una persona que cometiera este tipo de abusos. Han pasado más de 10 años desde la implementación de la ley y aun así todavía no existe en la PTJ una unidad especializada para atender estos casos. (Policía técnica judicial, 2005).

José M. Pérez (2007) señala  

"En un estudio realizado en Cuba, se detectó que en el contexto hogareño, la madre era la principal causante del maltrato; ella solía ser la que más frecuentemente pegaba, amenazaba e insultaba al niño, seguida del padre, que fundamentalmente ejercía el castigo corporal; este comportamiento se relacionaba con el conflicto conyugal sostenido por lo que plantea Cruz Sánchez "que el divorcio de los padres constituye una situación propicia para la producción del trato humillante y abusivo o en el seno del hogar, donde los infantes maltratados son, generalmente, hijos de madres solteras".

Como puede observarse, en nuestro país las cifras van en aumento con respecto al número de casos de niños y niñas maltratados lo que me produce una enorme inquietud como personal de salud, al ver que esta situación se ha convertido en un problema de salud pública grave y generalizado, que afecta a personas de todas las etnias y niveles socioeconómicos. Es desconcertante ver que no es hasta hace algunos años que se implementaron algunas leyes que iban en contra de esta problemática pero que no se han hecho cumplir en su totalidad, ya que hay muchos maltratadores que gozan de plena libertad, sin ningún castigo pertinente. Aunque hoy día se le ha tomado un poco más de importancia a este tema en nuestro país, son muchos los niños y niñas que sufren en silencio y son víctimas de las consecuencias permanentes que deja tal afección; que por desgracia muchas veces solo se les puede descubrir al tratar sus efectos sobre la personalidad de un adulto destruido. Esto ocurre debido a que la población infantil es vulnerable e indefensa, que no puede valerse por sí misma y dependen vitalmente de sus agresores.

Es triste ver como en Panamá niños y niñas mueren a causa del maltrato por manos de sus padres y viviendo ante tal situación, es prioridad tomar acciones para poner freno a esta problemática que perjudica directa e indirectamente a la sociedad en general y principalmente, a la población infantil que es el futuro de nuestro país.

1.2. DESCRIPCIÒN DEL PROBLEMA

La prevención y la intervención temprana es la herramienta más importante en la lucha contra el maltrato infantil. Esto representa desafíos importantes para la sociedad. Son múltiples los factores intrafamiliares que influyen, tanto en los países desarrollados como en los no desarrollados, a que niños y niñas sean maltratados; ya que no se le da un seguimiento en la atención precoz y no se hace énfasis en los factores que lo producen.

Ramírez Amador V. (1999) escribe:

"En América Latina y el Caribe hay 185 millones de personas menores de 18 años, de ellos el 50 % son niños y adolescentes. Cerca de 6 millones de niños y niñas adolescentes sufren agresiones físicas severas, y 80 000 mueren al año. Cuba no escapa al crecimiento mundial del maltrato infantil, aunque las estadísticas muestran valores inferiores, pero su presencia está demostrada en estudios realizados".

Es evidente ,entonces, que miles de millones de niños y niñas alrededor del mundo cada año, son maltratados y mueren a causa de esto; lo que nos demuestra que no se ha logrado disminuir el número de casos y la incidencia de este problema sino que cada día aumenta en fuerza y en magnitud a través del tiempo. Es alarmante ver cómo la población más vulnerable e indefensa se ve atacada y expuesta a tantas dolencias, cuando un niño debería ser algo bello y motivo de alegría para la sociedad.

Según el boletín estadístico del ministerio de Salud del 2009, se registraron en todo el país para el 2007, un número de casos de 2,410 con una tasa de 100%, para el 2008 aumenta el número de casos reportados a 2,966 representando una tasa de 100%; sin embargo, para el 2009 disminuye el número de casos a un total de 1,389 con una tasa de 66.5%. Lo que nos indica que en el periodo 2007-2008 la incidencia de maltrato infantil iba en aumento, pero sin embargo para el año 2009 se logra disminuir los casos en nuestro país. (Fuente Institucional: Ministerio de Salud, Departamento de Registros y Estadística. MINSA. 2010).

Así mismo, para el año 2006 fueron atendidos en el juzgado de la niñez y la adolescencia 1,703 casos de maltrato infantil según el centro de estadísticas judiciales del órgano judicial. (Juzgado de la niñez y la adolescencia 2007)

Por consiguiente, el alto grado de incidencia y la severidad de sus consecuencias de una problemática tan fácilmente detectables y prevenible, deberían convertirse en un llamado de atención para los profesionales de la salud y la sociedad en general.

Se debe estimular los programas a que se oriente y capacite a la familia y la comunidad con respecto a este tema, a la vez encaminar nuestras intervenciones a la detección temprana y oportuna del maltrato a los niños y niñas que hoy día se da desde antes de nacer.

La capacidad de la familia y la sociedad de reconocer y de actuar cuando se está frente a esta situación debe ser una prioridad de salud y del estado, no solo para la protección de los niños y niñas; sino también para reducir el número de casos y de muerte a causa de este problema.

Debido a lo anteriormente mencionado, se formulan las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es el maltrato infantil y cuáles son las formas en la que se presenta?

  • ¿Cuáles son las características de los niños y niñas que han sido maltratados?

  • ¿Cuáles son los factores intrafamiliares que influyen en que se presente el maltrato a los niños y niñas en Panamá?

  • ¿Cuáles son las Instituciones y los programas que existen de prevención y protección contra el maltrato infantil en Panamá y Centroamérica?

  • ¿Qué estrategias se pueden utilizar para disminuir el maltrato infantil en la familia?

  • ¿Cuáles son las leyes panameñas que protegen a los niños y niñas del maltrato infantil?

1.3. SURGIMIENTO DEL ESTUDIO

Este estudio surge a partir de un taller realizado en el aula de clases donde se buscaba encontrar los principales problemas que afectan los estilos de vida saludable de las personas, a la vez, la exposición de casos con conductas negativas y del hecho de tener el conocimiento de que el maltrato a los niños y niñas es uno de los principales problemas que acoge esta población , en donde la mayoría de los casos nunca se denuncian a las autoridades y muchos de los que se reportan no se investigan ni llevan un seguimiento adecuado.

Aunque ya se conocen los factores que influyen en el maltrato a los niños y niñas, no se ha logrado disminuir esta problemática a nivel mundial.

Las estadísticas mundiales revelan que más del 80% de los niños y niñas sufren maltrato anualmente, constituyendo así una de las principales causas de los daños físicos y sicológico e incluso hasta la muerte en la población infantil a nivel nacional y mundial.

La motivación de esta monografía también se debe a que en nuestro país se recibe aproximadamente al año 4,404 casos de maltrato, según las estadísticas del juzgado de protección al menor para el año 2007; por esta razón es de gran importancia e interés no solo para las autoridades sino también para la población en hacer énfasis en los factores que influyen para que se dé esta problemática, para que de este modo se intervenga de manera pronta , oportuna y se dé un seguimiento estricto, así mejorar la calidad de vida de la población infantil y su desempeño en la sociedad.

1.4. JUSTIFICACIÒN

El maltrato infantil es una enfermedad social, internacional, presente en todos los sectores y clases sociales; producida por factores multicausales, interactuantes y de diversas intensidades y tiempos que afectan el desarrollo armónico, íntegro y adecuado de un menor, comprometiendo su educación y consecuentemente su desenvolvimiento escolar con disturbios que ponen en riesgo su socialización y por lo tanto, su conformación personal y posteriormente social y profesional.

Las estadísticas a nivel nacional demuestran que el maltrato a los niños y niñas así como en otros países en desarrollo, continúan siendo un serio problema desde la antigüedad y que esto sucede aún y cuando el comportamiento de esta problemática permite detectarla en sus primeras etapas con el solo hecho de que se tomarán las medidas pertinentes y se dé un seguimiento estricto ante la situación, ya que ella es la herramienta que va permitir que se logre captar todos aquellos casos de maltrato y no se traduzca en mortalidad.

Resulta de gran interés porque se hace énfasis en la influencia de diversos factores en el desarrollo de esta problemática y cómo diferentes instituciones gubernamentales y no gubernamentales dirigen sus programas y encaminan sus acciones en la prevención y detección precoz del maltrato a los niños y niñas.

Esta monografía es novedosa, porque presentará las investigaciones y escritos existentes acerca del tema. Es un tema de actualidad, pues los factores que influyen en el maltrato siguen apuntando a nuestro país y diversos países del mundo siendo uno de los principales problemas que afecta a la población infantil.

La identificación de los factores intrafamiliares que influyen en que se dé el maltrato a los niños y niñas, es de gran utilidad ya que de esta manera se pueden diseñar estrategias encaminadas a la prevención y la intervención temprana, a la vez nosotros como personal de salud dirigir nuestras intervenciones hacia la causa principal.

1.5. OBJETIVOS DEL ESTUDIO

1.5.1. Objetivo general:

Determinar los factores intrafamiliares que influyen en el maltrato de los niños y niñas.

1.5.2. Objetivos específicos:

1. Definir qué es el maltrato infantil y mencionar las formas en que se presenta.

2. Describir las características de los niños y niñas que sufren de maltrato infantil.

3. Identificar los factores intrafamiliares que influyen en que se presente el maltrato a los niños y niñas en Panamá.

4. Presentar las instituciones y los programas que existen para la prevención y protección en contra del maltrato infantil en Panamá y Centroamérica.

5. Sugerir estrategias que se pueden utilizar para disminuir el maltrato infantil en la familia.

6. Enunciar las leyes panameñas que protegen a los niños y niñas del maltrato infantil.

1.6. DEFINICIÒN DE CONCEPTOS:

  • 1. Maltrato Infantil: es un atentado a los derechos más básicos de los niños y niñas. Todos los menores tienen derecho a la integridad física y psicológica y a la protección contra toda forma de violencia. (Declaración Universal de los Derechos Humanos).

  • 2. Violencia: uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones (OPS, 2003).

  • 3. Víctimas del Maltrato Infantil: aquel segmento de la población conformado por niños, niñas y jóvenes hasta los 18 años que sufren ocasional o habitualmente actos de violencia física, sexual o emocional, sea en el grupo familiar o en las instituciones sociales. (UNICEF, 2006).

  • 4. Negligencia Infantil: no se logran satisfacer las necesidades básicas del niño y pueden ser física, educativa o emocional. (Dubowitz, Pitts y Black, 2004: Desarrollo infantil; John W Santrock 2007).

  • 5. Abuso Físico: se caracteriza por infligir una lesión física como resultado de perforar, golpear, patear, morder, quemar, sacudir o dañar de alguna u otra forma a un niño. (Hornor, 2005; marguire y colaboradores, 2005: Desarrollo infantil; John W Santrock 2007)

  • 6. Abuso Sexual: incluye el manoseo de los genitales de un niño, coito, el incesto, la violación, la sodomía, el exhibicionismo y la explotación comercial a través de la prostitución o producción de materiales pornográficos. (Hobbins, 2004; jones y Worthington, 2005; London, Bruck y Ceci, 2005: Desarrollo Infantil; John W Santrock 2007).

  • 7. Maltrato Emocional: Acción o falta de acción que pueden causar trastornos conductuales, cognoscitivos, emocionales o mentales. (Psicopedagogía del desarrollo de la infancia y la adolescencia: Diane E. Papalia 2005.).

  • 8. Padres Autoritarios: son aquellos que pueden confundir educación con autoridad y por ello considerar que el único modo de educar a sus hijos es a través de normas establecidas bajo su único criterio. (Psicopedagogía del desarrollo de la infancia y la adolescencia: Diane E. Papalia 2005.).

  • 9. Maltratador: suelen provenir de hogares violentos, en los que han visto maltratar, y en los que les han maltratado. Estas personas pueden padecer trastornos psicológicos y, muchos de ellos, utilizan sustancias, como el alcohol, que ayudan a potenciar su agresividad. Tienen un perfil determinado de inmadurez, dependencia afectiva, inseguridad; son emocionalmente inestables, impacientes e impulsivos. (www.tuotromedico.com/.../perfil_de_maltratador.htm).

CAPÍTULO II

Marco referencial

2.1. CONCEPTO Y FORMAS DE MALTRATO INFANTIL

La definición de maltrato infantil varía en función de criterios y valores tanto sociales como culturales, del espacio geográfico y del momento histórico, en que se produzca. (Soriano 2009).

Aunque no existe una única definición sobre el maltrato infantil aceptada universalmente, se citarán algunas definiciones que servirán de referencia para entender el concepto y ampliar nuestro conocimiento:

H. Kempe: introdujo el término "Síndrome del niño apaleado" como una condición clínica de los niños que han sido maltratados físicamente d forma severa por sus padres o cuidadores.

Gil (1970) la definió como: cualquier acto, efectuado o no, realizado por individuos, instituciones o por la sociedad en conjunto, así como todos los estados derivados de estos actos o de su ausencia y que priven a los niños de su libertad o sus derechos correspondientes y dificulten su óptimo desarrollo.

El Grupo de Estudio de la Sociedad Catalana de Pediatría (1985) considera que un niño es maltratado cuando es objeto de violencia física o sexual, y también si sufre falta de atención, por parte de las personas o instituciones de las cuales depende para su desarrollo.

Soriano (2009), la define como cualquier daño físico, psicológico producido de forma no accidental a un niño o menor de dieciocho años y que es ocasionado por individuos o instituciones, que ocurre como resultado de acciones físicas, sexuales o emociones, de acción u omisión y que amenazan el desarrollo normal, tanto físico como psicológico del niño/a.

De lo anteriormente planteado, se deduce que el maltrato infantil no es más que cualquier acto que atente contra la integridad y los derechos de los niño/as por parte de aquellas personas de las cuales están a cargo, este a su vez se puede presentar dentro de la familia o fuera de ella.

Según Soriano (2009):

El maltrato es intrínsecamente una etiqueta social, de tal modo que no basta casos con que una determinada conducta sea nociva o perjudicial, sino que además debe violar alguna forma de aquello que se considera apropiado, de acuerdo con los valores de la sociedad.

Actualmente, en nuestro país es muy difícil tener datos exactos acerca de la prevalencia del maltrato infantil ya que solo se cuenta con los registros de los casos que llegan a los hospitales y juzgados de menores. En base a esto las estadísticas demuestran que durante los últimos 5 años, el maltrato infantil es uno de los principales problemas que acogen a la sociedad, en especial a la población infantil. En los registros estadísticos del MINSA, se asevera que en nuestro país hubo una incidencia alta de maltrato infantil (1,389 número de casos con un porcentaje de 100%).

TIPOS DE MALTRATO INFANTIL

Al hablar del tema del maltrato infantil, nos estamos refiriendo a una serie de múltiples conductas que perjudican a los niño/as. Por lo tanto, nos referimos a una clasificación de malos tratos, cada uno diferente del otro, con características propias y distintivas.

Según (Ochotorena y Roig 1993): Estos maltratos pueden llevarse a cabo en el ámbito intrafamiliar, es el que se produce dentro del hábitat cotidiano del niño, es decir, en su familia. En este caso los agresores directos pueden ser cualquiera de las personas que conviven con el niño y que tienen a su cargo la educación, la formación y cuidado.

Extrafamiliar, por el contrario, es el que se produce fuera de la familia. Se trata de cualquier legislación, programa, procedimiento, actuación u omisión procedentes de los poderes públicos o derivada de la actuación individual del funcionario o profesional que conlleva abuso, negligencia, detrimento de la salud, seguridad, bienestar emocional y físico o que viola los derechos básicos del niño.

Por siguiente, hoy día los derechos, el bienestar y la seguridad de los niño/as puede ser violada o atentada dentro como fuera del hogar, donde sus agresores pueden ser padres, hermanos, tíos, primos, maestros, cuidadores, entre otros. Son personas que de algún modo u otro tienen una participación importante en la vida de los niño/as desde sus primeros momentos, sin embargo, no siempre con la misma intensidad; pero que van dejando un aporte significativo en su formación.

Una vez visto lo expuesto anteriormente, vamos a mencionar las diferentes formas en que pueden ser maltratados los niños, según (Ochotorena, Roig 1993ySoriano 2009):

Maltrato Físico: es el más conocido y se define como cualquier acto intencional producido por los responsables del cuidado del niño que implique o pudieran llevar consigo lesiones físicas (producidas con o sin instrumentos), enfermedades o intoxicaciones.

Este tipo de maltrato es el que atenta contra alguna parte del cuerpo del niño/a, ya sea por un golpe, quemadura, patada, zarandeos u otras formas de lesionar, a la vez pueden causarles o llevarlos a presentar daños irreparables para la salud e incluso la muerte.

Abandono Físico o Negligencia: Son aquellas situaciones en que las necesidades básicas del niño/a (alimentación, vestido, higiene, protección, seguridad, educación y cuidados médicos), no son atendidas por los responsables de su atención.

En este caso, los padres muchas veces por sus ocupaciones, la falta de recursos o sus intereses propios, atienden a sus hijos sin importarles cómo se ven afectados.

Maltrato Emocional o Psicológico: cualquier acto que rebaje la autoestima del niño/a o bloquee las iniciativas infantiles de interacción por parte de los miembros adultos del grupo familiar. Se presenta por medio de la hostilidad verbal crónica en forma de insulto, burla, desprecio, crítica o amenaza de abandono.

Todo niño tiene la necesidad de contacto y cercanía con sus padres para adquirir su seguridad afectiva o emocional. Es por esto que desde las primeras etapas de crecimiento, esta relación debe darse de forma adecuada y estable, de manera que el niño no tenga ninguna alteración en su estado mental, emocional, ni físico.

Abuso Sexual: es la participación del niño en actividades sexuales que no puede comprender, para las que no está preparado por su desarrollo, a las que no puede otorgar consentimiento, y violan los tabúes sociales y legales.

Este maltrato deja secuelas irreparables en la vida de los niño/as, las cuales muchas veces son difíciles de superar; afectando así su desarrollo y desenvolvimiento personal en la madurez.

Maltrato Prenatal: se incluyen todas aquellas condiciones de vida de la madre gestante que, pudiéndolas evitar, se mantienen y tiene consecuencias negativas en el feto.

Es necesario recalcar que todo acto que atente contra la calidad de vida de la madre; ya sea de manera intencionada o no, provocan sufrimiento del feto desde el vientre de su madre, afectando así su crecimiento y desarrollo normal e incluso ocasionando su muerte.

Explotación Laboral: es aquella situación donde determinadas personas asignan al niño con carácter obligatorio la realización continua de trabajos (domésticos o no) que exceden los límites de lo habitual, que deberían ser realizados por adultos y que son asignadas con el objeto de obtener un beneficio económico.

Muchos niño/as son obligados en nuestro país a realizar trabajo para costear sus necesidades básicas, afectando así la realización de actividades propias de su edad. Ejemplo de esto están los niños que se encuentran en los semáforos, supermercados y en las diferentes calles vendiendo diversas buhonerías.

Maltrato Institucional: Cualquier legislación, procedimiento, actuación u omisión procedentes de los poderes públicos o bien, derivados de la actuación individual del profesional que comporte abuso, negligencia, detrimento de la salud, la seguridad, el estado emocional, el bienestar físico, la correcta maduración o que viole los derechos básicos del niño/a o la infancia

Cada una de estas formas de maltrato hacia los niño/as les causa grandes daños a su integridad física, emocional y social, además de que atenta y viola sus derechos. Esta situación se presenta debido a que la población infantil es vulnerable y no puede valerse por sí misma, sino que depende de otras personas para satisfacer sus necesidades, lo que les dificulta poner freno a la situación que padecen, pedir ayuda o denunciar los hechos.

Para nosotros, como personal de salud, es de gran importancia tener claro el concepto de cada uno de los tipos de maltrato debido a que nos ayudarán a identificar cuándo un niño/a es maltratado y más cuando las señales no se pueden ver a simple vista y de esta manera poder orientar y educar a los padres con respecto al tema; ya que muchas veces piensan, que algunas de las formas que utilizan para educar y corregir a los niño/as es la correcta; sin embargo, de alguna manera están maltratando a sus hijos.

2.2. CARACTERISTICAS DE LOS NIÑOS Y NIÑAS MALTRATADOS

El maltrato puede producir consecuencias graves físicas, emocionales, cognoscitivas y sociales que marcan al individuo desde la niñez hasta su vida adulta. Esto se va a ver reflejado de manera negativa en el desenvolvimiento del niño/a en las diferentes etapas del desarrollo.

Según Fernández, Eduardo (2002) y Papalia, Diane (2005) mencionaremos las siguientes características:

  • Temor a los padres y al contacto físico con los adultos o muchas veces groseros y agresivos.

  • Conductas extremas, como pasividad o agresividad, o llanto muy a menudo o raramente.

  • Problemas de aprendizaje, bajas calificaciones y están propensos a repetir algún grado escolar.

  • Ausentismo escolar o tardanzas.

  • Presentan problemas de conductas.

  • Obediencia excesiva para evitar confrontación.

  • Violencia hacia otros niños o animales.

  • Conducta exigente.

  • Retraso en el lenguaje.

  • Presentan un apego desorganizado- desorientado con sus padres.

  • Autoconcepto distorsionado y negativo.

  • Baja autoestima.

  • No desarrollan habilidades sociales y son rechazados por los pares.

  • Carecen de entusiasmo y creatividad.

  • Trastorno de la conducta.

  • Afinidad por las actividades delictivas.

  • Se percibe diferente, se siente rechazado y no querido.

  • Tiene sentimientos de culpa y en ocasiones trata de ocultar los malos tratos.

  • Presentan golpes, magulladuras, quemaduras, hematomas, fracturas en diferentes partes del cuerpo.

  • Falta de confianza.

  • Constantemente sucio, escasa higiene corporal.

Según John W. Santrock (2007), durante la edad adulta, los niños maltratados suelen tener las siguientes características:

  • Problemas para establecer y mantener relaciones íntimas saludables.

  • Manifiestan mayor violencia hacia otros adultos.

  • Mayor abuso de sustancias.

  • Ansiedad.

  • Depresión.

  • En el caso de los hombres, tienden a ser maltratadores y las mujeres, sumisas.

Todas estas actitudes inapropiadas son el reflejo de una familia desorganizada, donde prevalece la violencia y la agresión como base de la formación del niño.

Como sabemos, la familia es la unidad básica, donde se adquieren las primeras directrices, principios y normas de comportamiento que van a contribuir a la formación de su carácter y su personalidad, ya que esta es la encargada del primer contacto durante la fase más importante del desarrollo: la infancia. De manera que si esta se encuentra distorsionada con modelos y patrones de conducta negativos, se estará creando un adulto sin valores, principios, sin proyecto de vida establecido.

Es importante que el personal de salud, tenga el conocimiento apropiado para poder identificar o reconocer aquellos infantes que han sido víctimas del maltrato, como también realizar intervenciones de prevención y rehabilitación efectivas que ayuden a los niños y niñas a llevar una vida normal y sin secuelas.

La sociedad en general debe ser concientizada e instruida con respecto a este tema las cuales van a contribuir al reconocimiento y detección de aquellos niño/as que son objeto de tratos inadecuados y perjudiciales; debido a que son pocas veces que estos se van a poder observar a simple vista por el profesional o la sociedad.

2.3. FACTORES INTRAFAMILIARES QUE INFLUYEN EN QUE SE PRESENTE EL MALTRATO EN LOS NIÑO/AS EN PANAMÁ

Sabemos que los malos tratos a menores se pueden producir independientemente de la edad, sexo, y grupo social de pertenencia, tanto del maltratador como de la víctima. Estos nos lleva a afirmar que existen una serie de factores, que se les puede llamar de riesgo, y que se refieren a las características de toda persona implicada en una situación de maltrato así como las circunstancias que los rodea.

En nuestro país, son múltiples los factores que llevan a los padres principalmente a cometer este tipo de abuso, y mucho más cuando la sociedad calla, aun conociendo la situación que se presenta. La identificación de los mismos guiará a la búsqueda o formulación de estrategias adecuadas, que vayan dirigidas con un objetivo específico y que disminuya esta problemática que cada día va en aumento. Esto quiere decir que los factores intrafamiliares van a ser la base de la búsqueda de aquellas intervenciones que ayudarán a la atención temprana y oportuna de aquellos que pueden ser o son víctimas de este mal.

Según Soriano (2009), el maltrato infantil está provocado por la acumulación de diferentes factores de riesgo, los cuales, en cada caso particular, tendrán mayor o menor importancia, este a su vez no se lleva a cabo solo en nuestro país sino también en la mayoría de las sociedades y culturas actualmente existentes.

Según Fernández, Eduardo (2002) y Ochotorena; Roig (1993), se mencionaran algunos factores que influyen en el maltrato infantil:

  • Padres o madres que fueron maltratados en su infancia:

En todos los países, las experiencias de violencia y abuso sufridas por el padre y la madre durante su infancia, es el factor de riesgo más relevante para que exista violencia contra los niños en las familias, ya que se produce una transmisión intergeneracional de la violencia. (CEPAL- UNICEF 2009).

Esto se da mucho más cuando estas personas no fueron tratadas o rehabilitadas, por lo que no han podido superar dichos acontecimientos y su actitud no es más que el reflejo de lo aprendido durante la infancia.

  • Los padres tienen antecedentes de privación psicoafectiva.

Es de gran importancia el apego entre padres e hijos desde su nacimiento, ya que el niño necesita sentir amor y afecto familiar desde sus primeras etapas de vida, de lo contrario, puede repercutir hasta la vida adulta de la persona e influir en sus relaciones afectivas, de modo que se den de una manera incorrecta.

  • La familia es nuclear, aislada de los sistemas de apoyo de la comunidad.

En nuestro país existen muchas familias que se encuentran en áreas apartadas que no cuentan con los sistemas de apoyo que brindan las diferentes entidades a las comunidades, ni con el apoyo u orientación de la comunidad misma, sino que se rigen bajo su propia cultura y costumbres. Es importante reconocer que no solo en las familias apartadas ocurre esto; sino las situaciones de crisis y conflictos generan que muchas familias se aparten de sus parientes y de la comunidad misma, ocasionando la falta de comunicación y pierden la capacidad para buscar ayuda en la solución de sus problemas.

  • Situación socioeconómica deficiente, que provoca estrés, ansiedad y frustración.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda