Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Qué es el Hombre (página 2)




Partes: 1, 2, 3, 4

Los homínidos tienen un complejo comportamiento social. Las expresiones faciales y las complejas vocalizaciones juegan un importante rol en su comportamiento. Generalmente los homínidos dan luz a una sola cría, tras una larga gestación si se compara con los otros primates y mamíferos. El periodo de gestación en el orangután es de 260-270 días, en el gorila es de 250-270 días, en las dos especies de chimpancés es de 230-240 días, y en los humanos es de 266 días. El cuidado parental también es extenso en los homínidos, y sus crías dedican parte de su tiempo al juego.

Algunos autores dividen la familia de los homínidos en tres subfamilias: Ponginos (orangutanes), Gorilinos (Gorilas), y Homininos (chimpancés y humanos). En la siguiente ilustración podrá ver el cráneo de un integrante de cada subfamilia.

Monografias.com

A su vez el grupo de los Homínidos se divide en dos grupos: Paninis y Homininis.  El grupo de los Paninis incluye las dos especies de chimpancés, el segundo grupo abarca a los humanos modernos y extintos (género Homo) y a otros los homininos bípedos ya extintos (géneros Australopithecus y Paranthropus).

Monografias.com

Las relaciones de parentesco (o relaciones "filogenéticas") de todos los miembros de la superfamilia Hominoidea se muestran en la siguiente ilustración:

Monografias.com

En el anterior gráfico se muestra el tiempo aproximado en que divergieron los diferentes grupos de Hominoideos. Note que la separación de los linajes que llevaron a los seres humanos por un lado, y a las dos especies de chimpancés por otro, se dio aproximadamente hace cinco millones de años. El anterior gráfico se ha construido con la información obtenida por la comparación del material genético de los primates involucrados, por lo que es un hecho comprobado que los chimpancés son los seres vivos más emparentados con nosotros.

Las dos especies de chimpancés son: El chimpancé común (Pan troglodytes), que habita al norte del río Zaire & el chimpancé pigmeo o bonobo (Pan paniscus) que habita al sur del mismo río. A pesar del nombre de "chimpancé pigmeo", ésta especie no es más pequeña que su pariente del norte del río Zaire. Los chimpancés son primates muy inteligentes, tanto así que fabrican herramientas. En la siguiente ilustración puede observarse a un chimpancé común usando dos rocas para romper nueces.

Monografias.com

Los humanos no descendemos de los chimpancés actuales. Los humanos y chimpancés compartimos un ancestro común. En realidad el hombre tiene ancestros comunes con todos los seres vivos. Sin embargo, el ancestro común del hombre y el chimpancé vivió hace menos tiempo que el ancestro común del hombre con cualquier otra especie actual. Mire nuevamente la gráfica "relaciones filogenéticas de los hominoideos" y verá que el último ancestro común entre humanos y chimpancés está ubicado en cinco millones de años aproximadamente.

Los primates fósiles mejor conocidos aparecen en rocas que datan del Paleoceno (entre hace 65-57 millones de años antes del presente). En el Oligoceno (entre hace 34-23 m.a.) existían primates que si los viese una persona del común los llamaría "monos". Estas especies se encuentran extintas, y sólo las conocemos por sus restos fósiles. De estos "monos" descendemos nosotros. Recuerde que los chimpancés son nuestro "primos". Sin embargo, al mirar los fósiles de los primeros homínidos bípedos vemos que en la anatomía de su cráneo, manos y tórax se parecen más a los chimpancés que a nosotros. Esto nos lleva a afirmar que el antepasado común del hombre y el chimpancé se parecía más a este último.

Los humanos compartimos el 95% de nuestro ADN con el de los chimpancés. Y aún así tenemos diferencias pronunciadas. Hablamos, escribimos, construimos y usamos complejas maquinas, creemos en ideas abstractas, etc.

Hay varias características que nos hacen diferentes de nuestros parientes simiescos. A continuación mencionaremos cinco de estas. Tengamos presente que cada una de estas características juegan un papel importante en "hacernos humanos". De hecho, podría ser que en la integración de estas características sea donde podamos encontrar nuestra humanidad.

1. Retención de la tasa fetal de crecimiento neuronal durante la primera infancia. Si podemos mencionar una característica que nos diferencie del resto de los animales, es la retención de la tasa de crecimiento neural después del nacimiento. Ésta es probablemente la innovación que nos hace humanos. Esta característica nos da la inteligencia y, de acuerdo con algunos científicos, nos da nuestra la cultura. El cerebro de los grandes simios (orangutanes, gorilas y chimpancés) crecen rápidamente antes del parto, pero después del nacimiento su tasa de crecimiento se hace lenta. Los humanos en cambio, tenemos un crecimiento del cerebro aún hasta los dos años de edad. Durante nuestro temprano desarrollo postnatal, añadimos aproximadamente 250.000 neuronas por minuto. En el momento de nacer la proporción entre el peso del cerebro y el peso del cuerpo es similar para los grandes simios y los humanos. No obstante, al llegar a la  adultez, la proporción peso del cuerpo/ peso del cerebro ha cambiado a 3.5 veces  en los humanos respecto a los simios. A nivel celular, encontramos que no menos de 30,000 sinapsis se forman por segundo, en cada centímetro cuadrado en el córtex cerebral durante los cinco primeros años de vida.

Científicos como Stephen Jay Gould han afirmado que nosotros somos esencialmente fetos extrauterinos por los primeros cinco años de nuestra vida. Nuestra gestación actual sería de 21 meses si siguiéramos el patrón de maduración de los simios. El valor selectivo de la infancia podría ser el de mejorar el éxito de supervivencia de los niños cuando llegasen a la madurez. Esto podría explicar porque los humanos tienen un largo desarrollo y una baja fertilidad (comparada con los otros mamíferos) pero aún así tenemos el éxito reproductivo más grande de todos los primates.

2. El pulgar oponible, agarra fuertemente, y agarra con precisión. Como mencionábamos al comienzo de este ensayo, la capacidad de oponer el pulgar es una característica de los primates. Sin embargo, la oposición es más efectiva en la mano humana, por la gran longitud del pulgar humano. lfpñ

La mano humana es única en la habilidad de manipular herramientas. Aún, mientras que el uso de herramientas está ampliamente documentado en otros primates, la combinación de mano y cerebro han hecho del uso de la herramienta humana casi sinónimo con "ser humano". Para la elaboración de herramientas es necesario el agarre fuerte y el agarre preciso. Ambas características las podemos observar en el pulgar humano.

El agarre fuerte es usado cuando sostenemos un martillo. El agarre con precisión es usado al agarrar una aguja.  La relativa brevedad del pulgar de los simios interfiere con la oposición a la punta de los otros dedos en la precisión del agarre. La presencia del agarre fuerte y el agarre preciso, junto con nuestros grandes cerebros, hizo posible la creación de herramientas, desde las primitivas hachas de piedra a los ordenadores del presente.

Monografias.com

3. Caminamos erectos. Nuestra forma de desplazamiento bípeda cambió la forma de nuestros huesos pélvicos y nuestras piernas. La pelvis humana es totalmente más corta, amplia y profunda que la de los otros primates y mamíferos en general. El hueso de la pierna, el fémur forma un ángulo cerrado con la articulación de la rodilla. El dedo gordo del pie no puede oponerse, está alineado a los demás, lo cual es una adaptación a la marcha bípeda.

Estas adaptaciones al bipedalismo tienen un costo, los cambios que han permitido el bipedalismo dificultan el parto en los humanos. La estrecha cintura y la pelvis estrecha, combinada con la reposición del sacro, estrechan significativamente el canal del parto. Sin embargo, la postura bípeda permite tener las manos libres para el cuidado de las crías, la recolección del alimento, y la fabricación de herramientas.

4. Perdida relativa de pelaje. Nosotros somos "El mono desnudo". Dado que el pelaje es usado como aislante que permite mantener caliente el cuerpo. La reducción de pelo, la adición de grasa subcutánea, y los cambios en las glándulas sudoríparas podrían estar relacionadas con una termorregulación más eficiente que capacite a los humanos a mantener altos niveles de actividad por periodos más largos de tiempo sin sobrecalentarse. No sabemos exactamente que especie ancestral perdió el pelaje, dado que solamente tenemos fósiles de la parte dura de nuestra anatomía: El esqueleto.

5. Características sexuales secundarias exageradas. Nuestras características sexuales secundarias son muy exageradas si las comparamos con las de los otros primates. El pene humano es más largo que el de otros primates (esto incluye que es más largo que el del gorila o el orangután.) Es posible que el bipedalismo halla contribuido a este cambio, haciendo que el órgano masculino pudiese alcanzar la vagina de la hembra,

También es de interés que este gran órgano reproductivo carece de algo que casi todos los otros machos primates (y todos los machos simios) tienen –un hueso peniano-. Este hueso a veces es llamado el os penis o báculo. El macho humano usa un sistema hidráulico de erección del tejido eréctil antes que tener un soporte interno de un hueso.

Las hembras humanas se caracterizan por sus pechos engrandados, su copioso flujo menstrual, la menopausia, y por no tener una estación especial de ovulación. La  ovulación en las hembras humanas no sólo está oculta a los machos (a diferencia de los otros primates donde la ovulación se advierte por cambios físicos y de comportamiento en las hembras) sino también a las otras hembras. Es probable que estos cambios fuesen una adaptación al establecimiento de la monogamia.

Árbol evolutivo de los homínidos. En los tiempos de Darwin no se conocían restos fósiles, que pudieran relacionarse con el origen del hombre, Darwin se atrevió a proponer a África como cuna de la humanidad:

"Podemos pues con gran probabilidad afirmar que el África fue antes habitada por especies que ya no existen, que eran muy parecidas al gorila o al chimpancé; y como quiera que estás dos especies son las que más se asemejan al hombre, es también probable, que nuestros antecesores habitaran el África más bien que otro continente alguno". (El Origen del Hombre. Pág. 210)

Y Darwin no se equivocó. En el año de 1924 el anatomista Raymond Dart recibió los fragmentos del cráneo de un infante de una especie de homínido desconocida hasta entonces. Dart bautizó al fósil como Australopithecus africanus. Luego se encontraron más restos para esta especie. Los australopitecos son importantes en el conocimiento de nuestros orígenes porque son homínidos que tenían una posición bípeda, pero mantenían un cerebro pequeño. El nombre "Australopithecus" significa "Simio del sur" ya que sus restos fueron encontrados en Sudáfrica. Los A. africanus vivieron hace 3 y 2.3 millones de años.

En 1972 el Doctor Donald Johanson desenterró los restos de otra especie de Australopiteco, que bautizó: Australopithecus afarensis. Los "afarensis" están muy bien conocidos. Los primeros restos fósiles recibieron el nombre familiar de "Lucy". Lucy tenía características que recordaban por un lado a los chimpancés, pero sus piernas y caderas estaban aptas para caminar bípedamente, como nosotros. A. afarensis vivió hace 3.9 y 3.0 millones de años.

La especie Australopithecus anamensis, más antigua que la especie a la que pertenece Lucy, es un buen candidato para ser nuestro antepasado en el periodo Plioceno. La especie Australopithecus anamensis vivió entre hace 4.2 y 3.9 m.a. El presente texto no pretende profundizar en el tema de que  especies fósiles dieron origen a la humanidad moderna, a pesar de ser un tema interesante. Sin embargo, el siguiente gráfico presenta una propuesta de cómo están relacionadas las especies fósiles, teniendo en cuenta su anatomía y su ubicación cronológica en el registro geológico.

Árbol de los Homínidos:

Monografias.com

El complejo árbol de la evolución humana se está modificando casi constantemente. Los descubrimientos son cada vez mayores, sobre todo en la última década del siglo XX. Ramidus, Anamensis, Anteccesor, Tumai... son algunos de las últimas incorporaciones. Este esquema muestra la configuración de este árbol evolutivo de los homínidos según Arsuaga y Martínez (del Proyecto Atapuerca). Homínidos somos todos los seres humanos actuales y todos los fósiles de nuestra propia línea evolutiva, desde que se produjo la separación con la línea del chimpancé, es decir, todas las especies que caminaron de forma erguida. Como puede verse hay todavía interrogantes y lagunas que poco a poco se irán rellenando gracias a la paciencia, tesón y a la fortuna a la hora de encontrar algún resto que de más información.

Milenium Man: En diciembre del año 2000 se presentaron en sociedad una serie de fósiles hallados en Kenia (en un lugar denominado Tugen Hills de la región de Baringo). Pueden ser los homínidos más antiguos que se conocen, con seis millones de años, lo que significa que son 1,6 millones anteriores a los considerados hasta ahora los antepasados más remotos de la humanidad. Estos restos fueron bautizados como Millenium man (hombre del milenio), muy a tono con la fecha. Martin Pickford y Brigitte Senut, paleontólogos, son la cabeza visible del equipo keniano-francés que ha realizado el hallazgo. Los fósiles encontrados son de al menos cinco individuos, machos y hembras, que tendrían el tamaño de un chimpancé. Entre las piezas destacan un fémur izquierdo, un húmero derecho y varios fragmentos dentarios y de mandíbula. Esos dos paleontólogos trabajan desde hace años en Tugen Hills, pero no habían encontrado hasta ahora fósiles de homínidos. Estos investigadores cuentan que, a la vista del fémur, aquellos individuos de hace seis millones de años ya eran bípedos y que el húmero indica que esos animales podían colgarse de los árboles, aunque seguramente no se desplazaban balanceándose de rama en rama. Pero, según ellos, es el tamaño pequeño de los dientes -de los caninos- el rasgo de mayor proximidad al hombre. Pero a partir de la porción del fémur conservada no es fácil demostrar que era un bípedo, porque la región crítica para hacerlo es la que falta: la de la articulación de la rodilla.

Yo no he vuelto oír hablar del Millenium man desde ese año, no se si aún no han publicado nada y si se ha confirmado que era bípedo, si alguien sabe algo le estaría agradecida en que me lo comunicara para mantener actualizada la información.

Toumai (sahelanthropus tchadensis): Un cráneo hallado por el estudiante Ahounta Djimdoumalbaye en julio del 2001 en la región de Toros-Menalla, en el Chad, ha revolucionado el mundo de la paleontología muy recientemente, pues las conclusiones sobre el mismo se han presentado el verano del 2002. "Toumai" significa "esperanza de vida" en la lengua local, pero también he leído pro ahí que en el Chad es el nombre que se le da a los niños que nacen en la estación seca. Pero lo importante es que tiene entre seis y siete millones de años (de vértigo) y parece ser que se trata del último ancestro común entre el chimpancé y el género homo. Su caja craneal se parece mucho a la de un mono pero la cara es corta y los dientes, en especial los colmillos, son pequeños y se parecen mucho a la de un ser humano moderno. El arco supraorbital también es muy prominente. Pudo ser el primer homínido o, por lo menos, uno de los primeros en empezar el camino que llevaría hasta el homo sapiens sapiens. Sus descendientes habrían dado origen al homo habilis o al homo rudolfensis. Según palabras del director del equipo, Michael Brunet, "aún cabe esperar nuevas sorpresas". El equipo de investigación franco-chadiana, es amplio y en él han participado David Pilbeam, Patrick Vignaud y algunos españoles, como Pablo Peláez y Nieves López.

Ardipithecus Ramidus:  Con los pocos fragmentos encontrados no se puede decir a ciencia cierta si esta especie fue bípeda, aunque están puestas muchas esperanzas en que sea así. En 1992 Tim White encontró algunos más en Etiopía y viendo sus características decidió, junto con sus colegas, que se trataba de una especie hasta entonces desconocida. Es muy primitivo y se calcula que vivió aproximadamente hace 4,4 mill. de años. Estaba muy cerca de los antepasados de los chimpancés, pero la línea evolutiva ya le había separado de ellos, algo que también constatan las pruebas genéticas. Vivía en un medio forestal y sus dientes tenían un esmalte fino, por lo que se alimentaba de hojas, tallos tiernos, frutos, etc. Puede que se trate del primer antepasado con características más cercanas a nosotros.

Australopithecus Anamesis: A continuación tenemos a este individuo de 3,9 - 4,2 mill. de años de antigüedad encontrado en Kenia en 1995 por Meave Leaky (del clan de los famosísimos Leaky). Sus muelas poseían gruesos esmaltes, por lo que se deduce que no comía solo hojas y frutos sino alimentos más duros. Vivió en un ambiente forestal pero más abierto que el de sus antepasados ramidus y caminaba erguido. Presentaban un claro dimorfismo sexual en tamaño corporal. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras. 

Australopithecus Afarensis: Con 3,5 mill. de años nos encontramos con uno de los más famosos homínidos hallados y sus restos se distribuyen tanto en Etiopía como en Tanzania. Saltó a la luz en 1974 cuando Donald Johanson encontró Lucy, un esqueleto muy completo de una hembra que nos dice muchas cosas. Una de ellas es que vivió en un bosque más bien seco a lo largo del cauce de algún río, pero ya existían sabanas a su alrededor. Es pues un hábitat intermedio y refleja un cambio climático importante en esta región africana (East Side Story). Han existido muchas dudas con esta especie ya que la diferencia morfológica entre machos y hembras es tan grande (dimorfismo sexual) que muchos pensaban que se trataba de especies diferentes, hasta que Johanson tuvo un segundo golpe de suerte. En Hadar encontró a nada menos que trece individuos de edad y sexo diferentes. Se piensa que formaban parte de un mismo grupo y que murieron como consecuencia de una riada. Eran diferentes en tamaño y morfología por lo que se pudo demostrar que en realidad individuos tan diferentes pertenecían a la misma especie, algo parecido a lo que sucede con los gorilas en la actualidad. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras. 

Australopithecus Africanus: En 1924 se encontraron en la cantera sudafricana de Taung un cráneo que Raymond Dart bautizó como mono africano del sur, es decir Australopithecus Africanus. En concreto este cráneo infantil se denominó El niño de Taung. Posteriormente se encontró otro al que se le denominó Mrs. Ples. Esta especie vivió hace entre 3 y 2 mill. de años, vivía en un medio forestal seco con espacios abiertos. Aunque fueron encontrados en cuevas no vivían allí, fueron introducidos en ellas por animales que les dieron caza. Presentaban un claro dimorfismo sexual en tamaño corporal. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras.

Paranthropus  Aethipicus: Los cambios climáticos fueron incrementándose y a consecuencia de ello los homínidos fueron adaptándose a ellos. Los paranthropus son prueba de ello. Vivieron en ambientes mucho más secos que sus antecesores y desarrollaron una mandíbula muy peculiar para poder masticar los duros frutos de los que se alimentaban. Convivieron con los Homo durante 1,5 mill. de años. El Aethipicus fue encontrado en Etiopía y vivió hace 2,5 mill. de años. Presentaban un claro dimorfismo sexual en tamaño corporal. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras.

Paranthrapus  Bosei: Los cambios climáticos fueron incrementándose y a consecuencia de ello los homínidos fueron adaptándose a ellos. Los paranthropus son prueba de ello. Vivieron en ambientes mucho más secos que sus antecesores y desarrollaron una mandíbula muy peculiar para poder masticar los duros frutos de los que se alimentaban. Convivieron con los Homo durante 1,5 mill. de años. El Bosei fue encontrado por el matrimonio Mary Leaky y Louis Leaky en 1959 y vivió hace 1,8 mill. de años. Presentaban un claro dimorfismo sexual en tamaño corporal. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras.

Paranthrapus Robustus: Los cambios climáticos fueron incrementándose y a consecuencia de ello los homínidos fueron adaptándose a ellos. Los paranthropus son prueba de ello. Vivieron en ambientes mucho más secos que sus antecesores y desarrollaron una mandíbula muy peculiar para poder masticar los duros frutos de los que se alimentaban. Convivieron con los Homo durante 1,5 mill. de años.  Es el único de esta especie encontrado en el sur de África y no en el este. Presentaban un claro dimorfismo sexual en tamaño corporal. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras.

Primeros  Homo: Se trataría de los primeros individuos de nuestro género con un cerebro más desarrollado que ya comenzaban a fabricar instrumentos de piedra. Los primeros útiles de piedra se han encontrado en Hadar y tienen una antigüedad de 2,6 mill de años. Puede que al principio no se diferenciara mucho de los australopitecos, pero eran diferentes con aspectos más "modernos" en su morfología que puede que respondieran a un cambio climático que extendió los ecosistemas abiertos cada vez más. Ya no eran los seres forestales de sus antecesores. El ejemplar más antiguo de Homo es un fragmento de cráneo encontrado en Chemeron, cerca del lago Baringo, y se le ha calculado una antigüedad de 2,5 mill de años. Pero todo esto se está cuestionando con los últimos descubrimientos. Quizás ya existía bipedismo viviendo aún en ecosistemas boscosos y mucho antes de lo que se pensaba. Habrá que esperar para obtener más respuestas.

Australopithecus Garhi: Los restos fósiles del Garhi fueron descubiertos entre 1996 y 1998. Un equipo de 40 científicos, dirigidos por Tim White, de la Universidad de Berkeley, en California, y el etíope Berhane Asfaw los descubrieron en la región del Medio Awash, en Etiopía. Aunque es una zona hoy desértica, hace dos millones de años y medio poseía más vegetación, un lago y numerosos animales, entre los que se encontraban los homínidos. Los restos fósiles dejados por estos seres vivos son los encontrados por este  equipo. Para los investigadores, entre las particularidades más interesantes de estos fósiles de homínido se encuentran la unión de caracteres simiescos, como son los brazos cortos, con otros más cercanos a los de los humanos, como son los miembros inferiores largos; además, los rasgos de sus dentaduras se acercan más a los del hombre que a los del mono; y, por último, aquellos lejanos homínidos parecen ser también los primeros seres vivos que utilizaron instrumentos de piedra para romper los huesos, descarnar y trocear los animales que cazaban y de los que se alimentaban. Los paleontólogos llegaron a la conclusión de que se podía hablar del descubrimiento de una especie desconocida, y la bautizaron con el nombre de Australopithecus Garhi. "Garhi" es una palabra etiópe que significa "sorpresa", con ella quisieron tanto aludir a la sorpresa que el descubrimiento les causó, como a que este se produjo en Etiopía. Junto a los restos del homínido Australopithecus garhi se han encontrado igualmente fósiles de animales en los que aparecen huellas de haber sido descarnados con instrumentos de piedra y sus huesos fracturados con el mismo sistema, para absorber una sustancia de tanto valor nutritivo y tan apreciada como el tuétano. De cualquier modo no se puede asegurar que fueron los Australopithecus Garhi quienes mataron a los animales, aunque parece lo más probable, dado que los restos fósiles de unos y otros se encuentran en la misma zona.

Homo Habilis / Rudolfensis: Como casi era de esperar, fueron Louis y Mary Leaky, en la Quebrada de Oulduvai, quienes encontraron en 1960 esta especie. Vivió, hace entre 1,8 y 1,6 mill. de años. Es famoso el cráneo denominado Twiggy y la mandíbula Cinderella o Cindy.  Su nombre, habilis, se hace referencia a la realización de instrumentos de piedra sencillos (Modo 1). En el registro arqueológico se encuentran numerosos objetos de este tipo y asociados a individuos del género Homo a partir de entonces, sobre todo desde el Homo Habilis. Su capacidad craneal era pequeña, de 510 cc aproximadamente. Se estima que eran individuos de pequeño tamaño. Puede que el homo habilis sea el antecesor del homo ergaster. 

Homo Ergaster: Sustituyeron a los Habilis y es la especie más humana del género Homo que aparecen. Humana en el sentido de su gran cerebro, estatura y proporciones corporales, parecidas  a las de los humanos posteriores. Su capacidad craneal se sitúa entre 800 y 950 cc. Así mismo, su modelo de desarrollo era más lento que el de sus antepasados y esto implica un entrono social más protector (la alimentación y la complejidad social son imprescindibles  para la expansión y reestructuración cerebral). Además trajeron consigo una nueva forma de tallar la piedra, el Achellense o Modo 2, que consiste en núcleos o grandes lascas tallados por las dos caras denominados bifaces, como las hachas de mano, los hendedores y los picos. Se trata de una técnica que perduraría durante muchísimo tiempo ya que son de múltiple uso. Fue el Homo Ergaster el homínido que salió de África por primera vez y comenzó a adaptarse a otros tipos de vida diferentes como los de Asia y Europa. Las primeras huellas fuera de África datan de hace 1 millón de años, y los más conocidos son  los del Homo Erectus de Java. A partir de aquí ya nos acercamos claramente a nuestra especie.

Homo Erectus: El ejemplar más antiguo tiene 1 millón de años y el más joven tan solo de 100.000 y corresponden a Java (Asia). En China se han encontrado de una antigüedad de entre 800.000 a 230.000 años. Se parece mucho al Homo Ergaster, pero tiene mayor capacidad craneal ( 750-1.300 cc). Los ejemplares de Java y China difieren en algunos aspectos, considerándose como dos subespecies, el Homo erectus erectus, para los primeros, y el Homo erectus pekinensis, para los segundos. Pero el fósil más antiguo se encontró en África, en Oulduvai, por lo que se piensa que esta especie se originó en este continente y después emigró. Se podría decir que los ejemplares asiáticos son diferentes a los africanos ya también a los fósiles encontrados en Europa con esa antigüedad, por lo que se habla de una diferenciación local. Algunos restos del homo erectus aparecen asociados al uso del fuego.

Homo Antecessor: Homo antecessor salió a la luz en 1997 en la Sierra de Atapuerca (Burgos). Sus descubridores, J.M. Bermúdez de Castro, J.L. Arsuaga, E. Carbonell, A. Rosas, I. Martínez y M. Mosquera,  le definieron como el pionero, el que antecede a los demás. Las connotaciones en el árbol de los homínidos provocadas por este hallazgo han sido muy importantes y, sin duda, ha sido uno de los grandes descubrimientos en el campo de la paleontología. Esta especie demostró que en Europa ya vivían seres humanos hace más de 800.000 años, mucho antes de lo que se pensaba. Su morfología revolucionó la idea que se tenía hasta ese momento de la evolución de nuestra especie. Su capacidad craneal era elevada (más de 1.000 cc) y poseía una cara muy moderna, es decir, esta especie sufrió una reestructuración total del neurocráneo, la mandíbula, los dientes y la cara, es totalmente diferente a todo lo anterior. Desgraciadamente, no se han encontrado aún fósiles en África  de la misma antigüedad que podrían hacer seguir la pista de esta especie, y los de Asia contemporáneos a ella se refieren únicamente al Homo Erectus. Se podría decir que es el eslabón que une al Homo ergaster y enlaza con formas más cercanas a nosotros. A pesar de todos los estudios realizados, esta nueva especie está aún muy cuestionada por paleontólogos y especialistas, los cuales opinan que se trata en realidad de Homo Heidelbergensis. Estas luchas dialécticas son muy comunes entre los especialistas y hasta que no hay una evidencia abrumadora (y a veces ni eso) no se ponen de acuerdo en las afirmaciones que realizan.

Homo Heidelbergensis: Su nombre lo recibe del lugar, Heidelgerg, donde se encontró el primer fósil en 1908. La edad del mismo ronda los 500.000 años. Su capacidad craneal es de entre 1.000 y 1.400 cc. y se piensa que se trata de una forma  tardía de Homo erectus, aunque con el descubrimiento del homo antecessor todo cambia. Se habla, eso sí, de una forma arcaica del homo sapiens (de los neanderthales ), de hecho sus rasgos son un preludio de lo que vendría a continuación en Europa y en Oriente Medio. Muchos piensan que es un antepasado nuestro y de los neanderthales, pero tras encontrar al homo antecessor se opina de diferente manera. Se han hallado muchos ejemplares por toda Europa, pero es Atapuerca el lugar que se lleva la palma con el hallazgo, en la Sima de los Huesos, de al menos 32 individuos de distintas edades y ambos sexos. Su localización hace pensar en la primera práctica funeraria de la humanidad de la que se tiene constancia, todo un tesoro que no deja de sorprender a expertos y profanos en la materia. También podéis encontrar mucha más información sobre este hallazgo en la web de Atapuerca si pulsáis la flecha de abajo.

Homo Neanderthalensis:  Se trata de una especie evolucionada en Europa que luego se extendió hacia Oriente Medio. Por ser tan conocida, cercana a nuestra especie (coexistieron con nosotros antes de desaparecer) y por una predilección particular.

Homo Rodhesiensis / Homo Sapiens: Con Rodhensiensis se conoce al Homo sapiens sapiens arcaico, son humanos modernos pero con rasgos arcaicos; y con el nombre de Homo sapiens sapiens se conoce a nuestra especie.

Visión Esotérica. Desde una perspectiva esotérica u oculta, el hombre, el ser humano, el Homo sapiens, es una especie que en su creación inicial intervinieron - sino una, a lo menos - dos razas separadas, una procedente de Sirio y otra de Nibiru, lo cual entra en conflicto con la teoría de la evolución y con los dogmas judeo-cristianos basados en la Biblia.

Existe un planeta más en nuestro sistema solar llamado Nibiru, que tiene una órbita elíptica similar a la de un cometa, y tarda 3.600 años en dar una vuelta completa alrededor del Sol. Por su parte, Sirio es la estrella más brillante de nuestro firmamento y se encuentra situada a la izquierda y justo debajo del cinturón de Orión, esta estrella es llamada Sirio A. Pero hay otra pequeña estrella que gira alrededor de Sirio A, la cual tarde cincuenta años en su rotación alrededor de Sirio A, esta estrella recibió el nombre de Sirio B por científicos.

Los habitantes del planeta Nibiru, los Anunnaki/Nefilim, vinieron a la Tierra hace unos 450.000 años. Se cree que su venida fue la necesidad de obtener oro para su atmósfera pues tenían que hacer frente a la situación del deterioro ecológico que estaba haciendo imposible la vida y la necesidad de proteger su atmósfera mediante la suspensión de partículas de oro en el aire, para formar una especie de escudo protector. Además, de la obtención de otros minerales asociados al oro, y también de otros metales poco comunes, como el platino, minerales radiactivos como el uranio o el cobalto.

Después de aproximadamente 200.000 años de trabajos, los mineros Anunnaki se revelaron y decidieron crear su propia raza de servidores – que somos nosotros – que explotara el oro para ellos. Así los Nefilim nos crearon hace unos 300.000 años.

Para crearnos los Nefilim solicitaron ayuda a los habitantes de Sirio con los cuales se aliaron para crearnos. Así pues, en nuestra creación inicial intervinieron dos razas separadas, una procedente de Sirio y otra de Nibiru.

Ante la necesidad de mano de obra, y resueltos a conseguir un Trabajador Primitivo, los nefilim pensaron en una solución a la medida: domesticar al animal adecuado, cuyo estatus con relación a los dioses no era muy diferente del de los animales domésticos. Lo que necesitaban no era un proceso gradual de domesticación a través de generaciones de cría y selección, sino un proceso rápido que permitiera la "producción masiva" de nuevos trabajadores.

Así, los científicos nefilim, decidieron "imprimir" la imagen de los dioses sobre el ser que ya existía, mediante un proceso de manipulación genética.

Los nefilim no "crearon" al Hombre de la nada; más bien tomaron una criatura que ya existía y la manipularon para "sujetar sobre ella" la "imagen de los dioses".

El "animal" estaba disponible, pero precisaba de algunos cambios físicos, pues tenía que ser capaz de agarrar y usar herramientas de los nefilim, caminar y doblarse como ellos para poder sustituir a los dioses en los campos y minas. Tenía que disponer de un "cerebro" mejor – no como el de los dioses, pero sí lo suficientemente bueno como para comprender las palabras, las órdenes y las tareas que se le asignaran. Necesitaba la suficiente inteligencia y comprensión como para ser un obediente y útil siervo.

Los nefilim crearon un "sirviente manufacturado", experimentaron en la creación de un híbrido animal-hombre-simio, cuyo resultado fue el Homo sapiens. Los dioses no habían hecho más que mejorar un animal existente para satisfacer sus necesidades.

El nuevo ser fue creado careciendo sólo de cierto "conocimiento", así como de un periodo de vida divino. El hombre fue creado en todos los demás aspectos a imagen y semejanza de sus Creadores. Era Hombre era similar a los Dioses tanto en lo físico como en lo emocional, en lo externo y en lo interno.

Los textos sumerios hacen referencia al término "lulu" que se le aplicaba al Hombre, aunque llevando el sentido de "primitivo", significaba literalmente "aquel que ha sido mezclado", mezcla entre homínidos y nefilim.

El Hombre es el producto de la evolución; pero el Hombre moderno, el Homo sapiens, es el producto de los "dioses". Pues, en algún momento, hace alrededor de 300.000 años, los nefilim recogieron un hombre-simio (homo erectus) y le implantaron su propia imagen y semejanza, creando así, la especie del Homo sapiens.

La teoría de la evolución no pudo dar cuenta de la aparición del Homo sapiens, que tuvo lugar de la noche a la mañana, en los términos de millones de años que la evolución requiere, y sin ninguna evidencia de estadios previos que pudieran indicar un cambio gradual desde el Homo erectus.

Hoy en día, nuestra ciencia actual, nos permite comprender que el complejo proceso biológico por el cual un organismo vivo se reproduce, creando una progenie que se parece a sus padres, se realiza a través del código genético; es más, la ingeniera genética ha demostrado que ya se dispone de las técnicas necesarias para la clonación de seres humanos, inclusive, la ingeniería genética no se limita en un proceso, puesto que investigadores de muchos países han perfeccionado un proceso llamado "fusión celular" que hace posible fundir células en vez de combinar cromosomas dentro de una única célula.

Los nefilim, que hace 450.000 años eran capaces de realizar viajes espaciales, estaban igualmente avanzados en las ciencias de la vida: procesos de clonación, fusión celular, transplante genético u otro método desconocido para nosotros todavía.

Los nefilim "dioses" y el homínido "Homo erectus" se ataron genéticamente de modo que la carne "imagen" y el alma "semejanza" quedarían impresas sobre su creación: el Hombre "Homo sapiens", en un parentesco de sangre que nunca se podrá romper.

Por circunstancias que aún se desconocen del todo, nuestros creadores decidieron abandonar la tierra y al "Homo sapiens", no sin antes, los habitantes de Sirio quisieron previamente dejar tras sí a seres con cierto nivel de conciencia. Siete de esos seres abandonaron, pues, sus cuerpos y formaron esferas de conciencia. Se fundieron a la semilla vital y crearon, de ese modo un óvulo. Cuando siete de estos seres se unen entre sí para formar la semilla vital, aparece una llama de más de un metro de altura que da una luz blanca azulada. Aunque parece una llama, es fría. Una vez formada, fue deposita en las "estancias de Amenti".

Las estancias de Amenti son una especie de umbral urdimbre dimensional que se encuentra en el espacio y que semeja una matriz. Esta urdimbre se halla perennemente en un supertono dimensión más alto que el nivel vibracional de la Tierra.

Nuestros Creadores buscaron dejarnos un cierto nivel de conciencia puesto que resulta meridiano que hay Un espíritu único que mueve todas las cosas, y puesto que ese espíritu Uno lo activa todo, cada cosa es parte integral del todo. Existe la conciencia crística que es la unidad de concienciación, puesto que la vida en sus aspectos más elevados, es una unidad de conciencia; y en tal unidad de conciencia no existe dualidad, ni ilusión.

Existen cinco niveles de conciencia asociados al planeta Tierra. Esos niveles de conciencia se encuentran relacionados directamente con el número de cromosomas que poseemos en nuestra estructura genética, en cuyo conocimiento esta la clave para nuestra evolución física, mental y espiritual.

LA RAZA HUMANA TIENE DOS DIFERENTES ORÍGENES, UNO TERRESTRE-ANIMAL Y OTRO EXTRATERRESTRE-HUMANO.

Características biológicas del ser humano

El ser humano presenta una serie de características que lo hacen único en su especie, y si bien en su biología comparte muchas de las características propias de los demás organismo vivos, es en su estructura social, en sus procesos mentales, y en su condición espiritual, que se constituye como un ser único, irrepetible e irremplazable - en su individualidad - que se distingue y eleva por sobre las demás criaturas vivientes.

En la búsqueda de qué es el hombre, es necesario investigar, conocer e intentar comprender muchos aspectos, ámbitos y características de éste ser maravilloso. En principio, resulta de meridana importancia echar una mirada a las características biológicas, sociales, psicológicas y espirituales del ser humano, para así, adentrarnos en la formación de una visión global e integradora del ser humano, de su naturaleza, esencia y eventual origen.

El ser humano, desde un punto de vista biológico, es un ser vivo que forma parte del reino animal, y como tal, tiene ciertas funciones y características biológicas propias de todo ser vivo en general; y en particular, ciertas características anatómicas y fisiológicas propias de su especie animal.

Características y funciones biológicas de todo ser vivo. La biología, del griego bios, vida, y logos, estudio; puede definirse como la ciencia de la vida, o si se prefiere, la ciencia de los seres vivientes.

Por seres vivientes deben entenderse los vegetales y los animales, en estos últimos se encuentra incluido el hombre. Tanto los vegetales como los animales, tienen una estructura celular y una organización más o menos compleja, que adquieren en el curso de su desarrollo. Los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren. Los fenómenos fisicoquímicos se efectúan en los seres vivos según un modo y un ritmo particulares, que constituyen los caracteres de la vida.

La vida es el resultado de una serie de operaciones coordinadas que se designan con el nombre funciones. Estas pueden dividirse en tres grupos:

- las funciones de relación, que nos vinculan con nuestros semejantes y con el medio exterior, son: la locomoción, la sensibilidad y la fonación.

- las funciones de nutrición, que sirven para la conservación del individuo, son: la ingestión, digestión, la circulación, la respiración y las excreciones.

- las funciones de reproducción, que son muy importantes, aseguran la conservación de las especie.

Siempre que encontremos estas tres funciones, estaremos ante un ser vivo. Además de estas funciones, los seres vivos presentan caracteres generales, que son:

1.- composición química. Todos los seres vivientes se componen de sustancias orgánicas, cuyo estudio constituye la química orgánica. Estas sustancias se componen sólo de elementos usuales (C,H,O,N,S,P, etc), pero combinados entre sí de una manera compleja.

2.- estructura celular. Todos los seres vivientes, comprendidos los vegetales, se componen de una o varias células: son unicelulares o pluricelulares. La célula es una unidad anatómica de los seres vivientes. Sus partes esenciales son la membrana y el protoplasma, constituido éste por el citoplasma y el núcleo.

3.- origen celular. Animales y vegetales provienen siempre de una célula generadora (espora, gameto, huevo) que se ha dividido por cariocinesis.

4.- desarrollo. Todo ser viviente se desarrolla; es decir, pasa en el curso de su vida por una serie de fases: nacimiento, crecimiento, madurez, reproducción, senectud, muerte. Las células generadoras, al transmitirse de un ser a otro, son las únicas que escapan a la muerte y gozan de una especie de inmortalidad virtual.

5.- nutrición y asimilación. El crecimiento y el desgaste de los organismos exigen su nutrición. Para los organismos, la nutrición consiste en procurarse materia y energía en el medio ambiente. La nutrición implica un gran número de fenómenos, tales como la digestión, absorción, circulación, respiración, secreción, excreción, etc. El resultado total de la nutrición es la asimilación, gracias a la cual un ser viviente transforma en sustancias semejantes a la suya (ad similis) los alimentos que ha ingerido.

6.- Irritabilidad y movilidad. Los seres vivos responden a estímulos y cambios físicos o químicos de su ambiente inmediato porque son sensibles, es decir, irritables (excitables). En el hombre y otros animales superiores hay células del cuerpo muy especializadas, que responden sólo a ciertos tipos de estímulos.

7.- adaptación. Los mecanismos de adaptación son los que permiten a los organismos resistir los cambios del medio. Cada especie puede adaptarse a un medio que le convenga o modificarse para resistir mejor el medio en que se encuentra. La adaptación puede comprender muchos cambios inmediatos o ser el resultado de fenómenos de selección y mutación a largo plazo.

8.- evolución. Igual que los individuos, las especies han evolucionado en el curso de los tiempos geológicos.

Colocados en condiciones favorables, los seres vivientes se multiplican; uno de los caracteres más sorprendentes de la vida es el de ser invasora.

El hombre, el ser humano, participa de todas y cada una de estas funciones y características biológicas propias de todo ser vivo.

Características atómicas, moleculares y celulares del ser humano. El cuerpo humano es la estructura física y material del ser humano; está organizado en diferentes niveles jerarquizados.

El cuerpo humano posee unos cincuenta billones de células. La célula es la mínima unidad de la vida. Estas se agrupan en tejidos, los cuales se organizan en órganos, y éstos en ocho aparatos o sistemas: locomotor (muscular y óseo), respiratorio, digestivo, excretor, circulatorio, endocrino, nervioso y reproductor.

La célula esta compuesta por moléculas, y éstas a su vez están compuestas por átomos.

Entonces, átomos, moléculas, biomoléculas, macromoléculas, células, tejidos, órganos, sistemas, aparatos y organismo, es la secuencia lógica que sigue la constitución biológica del ser humano.

Uno de los sistemas de clasificación del cuerpo humano, respecto a sus componentes constituyentes, es la establecida por Wang y col, en 1992:

- Nivel atómico: hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, carbono, minerales.

- Nivel molecular: agua, proteínas, lípidos, hidroxi-apatita.

- Nivel celular: intracelular, extracelular.

- Nivel anatómico: tejido muscular, adiposo, óseo, piel, órganos y vísceras.

- Nivel cuerpo íntegro: masa corporal, volumen corporal, densidad corporal.

El Átomo, en química y física, es la unidad más pequeña de un elemento químico que mantiene su identidad o sus propiedades, y que no es posible dividir mediante procesos químicos. Su denso núcleo representan el 99.9% de la masa del átomo, y está compuesto de bariones llamados protones y neutrones, rodeados por una nube de electrones, que -en un átomo neutro- igualan el número de protones.

Monografias.com

Monografias.com

A pesar de que "átomo" significa "indivisible", hoy día se sabe que el átomo está formado por partículas más pequeñas, las llamadas partículas subatómicas. Una partícula subatómica es una partícula más pequeña que el átomo. Puede ser una partícula elemental o una compuesta, a su vez, por otras partículas subatómicas, como son los quarks, que componen los protones y neutrones. No obstante, existen otras partículas subatómicas, tanto compuestas como elementales, que no son parte del átomo, como es el caso de los neutrinos y bosones.

Monografias.com

El núcleo del átomo es su parte central. Tiene carga positiva, y en él se concentra casi toda la masa del mismo. El núcleo del átomo se encuentra formado por nucleones, los cuales pueden ser de dos clases:

- Protones: una partícula con carga eléctrica positiva igual a una carga elemental, y una masa de 1,67262 × 10–27 kg.

- Neutrones: partículas carentes de carga eléctrica, y con una masa un poco mayor que la del protón (1,67493 × 10–27 kg).

El núcleo más sencillo es el del hidrógeno, formado únicamente por un protón. El núcleo del siguiente elemento en la tabla periódica, el helio, se encuentra formado por dos protones y dos neutrones. La cantidad de protones contenidas en el núcleo del átomo se conoce como número atómico.

Alrededor del núcleo se encuentran los electrones, partículas de carga negativa y masa muy pequeña comparada con la de los protones y neutrones: un 0,05% aproximadamente. Los electrones se encuentran alrededor del núcleo, ligados por la fuerza electromagnética que éste ejerce sobre ellos, y ocupando la mayor parte del tamaño del átomo, en la llamada nube de electrones.

La cantidad de electrones de un átomo en su estado basal es igual a la cantidad de protones que contiene en el núcleo, es decir, al número atómico, por lo que un átomo en estas condiciones tiene una carga eléctrica neta igual a 0.

A diferencia de los nucleones, un átomo puede perder o adquirir algunos de sus electrones sin modificar su identidad química, transformándose en un ion, una partícula con carga neta diferente de cero.

El concepto de que los electrones se encuentran en órbitas satelitales alrededor del núcleo se ha abandonado en favor de la concepción de una nube de electrones deslocalizados o difusos en el espacio, el cual representa mejor el comportamiento de los electrones descrito por la mecánica cuántica únicamente como funciones de densidad de probabilidad de encontrar un electrón en una región finita de espacio alrededor del núcleo.

Un ion, es una partícula cargada eléctricamente constituida por un átomo o molécula que no es eléctricamente neutra. Conceptualmente esto se puede entender como que, a partir de un estado neutro de un átomo o partícula, se han ganado o perdido electrones; este fenómeno se conoce como ionización.

Los iones cargados negativamente, producidos por haber más electrones que protones, se conocen como aniones (que son atraídos por el ánodo) y los cargados positivamente, consecuencia de una pérdida de electrones, se conocen como cationes (los que son atraídos por el cátodo).

'Anión' y 'catión' significan:

- Anión: "el que va hacia abajo". Tiene carga eléctrica negativa.

- Catión: "el que va hacia arriba". Tiene carga eléctrica positiva.

'Ánodo' y 'cátodo' utilizan el sufijo '-odo', del griego odos (-?d??), que significa camino o vía.

- Ánodo: "camino ascendente".

- Cátodo: "camino descendente".

Un ion conformado por un solo átomo se denomina ion monoatómico, a diferencia de uno conformado por dos o más átomos, que se denomina ion poliatómico.

Cuando los átomos entran en interacción mutua, de modo que se completan sus niveles energéticos exteriores, se forman partículas nuevas mas grandes que están constituidas por dos o más átomos que se conocen como moléculas, y la fuerza que las mantiene unidas se conoce como enlaces o uniones químicas. Hay dos tipos principales de enlaces: iónico y covalente.

Estas reacciones se representan por medio de ecuaciones químicas, en donde se colocan los reactivos (materia prima) y los productos de la reacción y el sentido de la reacción.

Estas ecuaciones químicas se balancean de manera que la cantidad de átomos  de un elemento en ambos lados de la ecuación, es la misma.

Monografias.com

Las Moléculas, en química, se llama moléculas a las partículas neutras formadas por un conjunto estable de, al menos, dos átomos enlazados químicamente. La molécula es la expresión mínima de un compuesto o sustancia química, es decir, es una sustancia química constituida por la unión de varios átomos que mantienen las propiedades químicas específicas de la sustancia que forman.

Cada molécula tiene un tamaño definido y  puede contener los átomos del mismo elemento o los átomos de diversos elementos. Una sustancia que está compuesta por moléculas que tienen dos o más elementos químicos, se llama compuesto químico. Ejemplos de compuesto químico molecular son  el agua y el dióxido de carbono.

El agua se forma de moléculas que contienen dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. El dióxido de carbono se forma de moléculas que contienen dos átomos de oxígeno y uno de carbono.

Monografias.com

Monografias.com

Cuando tenemos moléculas de gran tamaño se usa el término macromolécula, pues tienen una masa molecular elevada formadas por un gran número de átomos - pueden estar constituida por miles o hasta millones de átomos - típicamente enlazados en largas cadenas.

A menudo el término macromolécula se refiere a las moléculas que pesan más de 10.000 dalton de masa atómica. Pueden ser tanto orgánicas como inorgánicas, y algunas de gran relevancia se encuentran en el campo de la bioquímica, al estudiar las biomoléculas. Dentro de las moléculas orgánicas sintéticas se encuentran los plásticos. Son moléculas muy grandes, con una masa molecular que puede alcanzar millones de UMAs que se obtienen por las repeticiones de una o más unidades simples llamados "monómeros" unidos entre sí mediante enlaces covalentes.

Monografias.com

Cuando ciertas y determinadas moléculas interactúan y se unen entre sí, dan lugar a la formación de células, empero, no todos los elementos (átomos) y moléculas poseen la composición química requerida para que tenga lugar la formación de una célula.

En la Tierra, existen 92 elementos naturales. En la tabla periódica de los elementos el número de ellos llega hasta 111 y en algunas hasta 118, debido a que se han agregado aquellos elementos que se producen de manera artificial. La partícula más pequeña de un elemento es el átomo.

De todos estos elementos, sólo los denominados bioelementos son los que forman las llamadas biomoléculas, las cuales a su vez, son las que poseen la composición química requerida para formar las células. Así, el ser humano esta constituido por bioelementos y biomoléculas.

Los Bioelementos o elementos biogénicos, son aquellos elementos químicos que forman parte de los seres vivos. De acuerdo a su abundancia se agrupan en tres categorías:

- bioelementos primarios o principales: son los elementos que constituyen cerca del 95% - 96% de la masa total. Estos elementos reúnen una serie de propiedades y los hacen adecuados para la vida. Y son: C,H,O,N.

- bioelementos secundarios: aparecen en una proporción aproximada al 3,3%: Son calcio, sodio, potasio, magnesio y cloro, desempeñando funciones de vital importancia en fisiología celular. Se presentan cerca del 4,5%. S,P,Mg,Ca,Na,K,Cl.

- oligoelementos: se denomina así al conjunto de elementos químicos que están presentes en los organismos en forma vestigial, pero que son indispensables para el desarrollo armónico del organismo. Son 14 los principales: hierro,magnesio,cobre,zinc,fluor,oido,boro,silicio,vanadio,cromo,cobalto,selenio,molibdeno y estaño.

Las Biomoléculas, son las moléculas constituyentes de los seres vivos. Los cuatro bioelementos más abundantes en los seres vivos son el carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, representando alrededor del 99% de la masa de la mayoría de las células. Estos cuatro elementos son los principales componentes de las biomoléculas debido a que:

- Permiten la formación de enlaces covalentes entre ellos, compartiendo electrones, debido a su pequeña diferencia de electronegatividad. Estos enlaces son muy estables, la fuerza de enlace es directamente proporcional a las masas de los átomos unidos.

- Permiten a los átomos de carbono la posibilidad de formar esqueletos tridimensionales –C-C-C- para formar compuestos con número variable de carbonos.

- Permiten la formación de enlaces múltiples (dobles y triples) entre C y C; C y O; C y N. Así como estructuras lineales ramificadas cíclicas, heterocíclicas, etc.

- Permiten la posibilidad de que con pocos elementos se den una enorme variedad de grupos funcionales (alcoholes, aldehídos, cetonas, ácidos, aminas, etc.) con propiedades químicas y físicas diferentes.

Según la naturaleza química, las biomoléculas se clasifican en biomoléculas orgánicas y biomoléculas inorgánicas.

Las biomoléculas orgánicas o principios inmediatos, son sintetizadas solamente por los seres vivos y tienen una estructura a base de carbono. Están constituidas principalmente por carbono, hidrógeno y oxígeno, y con frecuencia están también presentes nitrógeno, fósforo y azufre; otros elementos son a veces incorporados pero en mucha menor proporción.

Las biomoléculas orgánicas pueden agruparse en cuatro grandes tipos: Glúcidos, Lípidos, Proteínas, Ácidos nucleicos.

Las biomoléculas inorgánicas, son biomoléculas no formadas por los seres vivos, pero imprescindibles para ellos, como el agua, la biomolécula más abundante, los gases (oxígeno, etc) y las sales inorgánicas: aniones como fosfato (HPO4-), bicarbonato (HCO3-) y cationes como el amonio (NH4+).

Las biomoléculas orgánicas y las biomoléculas inorgánicas se unen para formar las células, así pues, las moléculas que forman parte de los seres vivos y sus células se denominan biomoléculas. Podemos decir, entonces, que la célula tiene una base química constituida por las biomoléculas que la conforma.

La definición de célula nos dice que el 99,5% de su peso está dominado por 6 elementos químicos: el carbono[1]hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, azufre y fósforo (C,H,N,O,P,S); el agua representa el 70% de su peso y gran parte de las reacciones intracelulares se producen en el medio acuoso.

El agua es el principal componente del cuerpo humano, que posee un 75 % de agua al nacer y cerca del 60 % en la edad adulta. Aproximadamente el 60 % de dicha agua se encuentra en el interior de las células y el resto circula en la sangre y baña los tejidos. Es imprescindible para la existencia del ser humano, que no puede estar sin beber agua más de cinco o seis días sin poner en riesgo su vida.

El cuerpo humano posee unos cien billones de células.

La célula es la mínima unidad de la vida.

Monografias.com

Las tres partes básicas de toda célula son: la membrana plasmática, el citoplasma, y el núcleo.

- La membrana celular o plasmática. La membrana celular se caracteriza porque: Rodea a toda la célula y mantiene su integridad. Está compuesta por dos sustancias orgánicas: proteínas y lípidos, específicamente fosfolípidos.

Es una estructura dinámica.

Es una membrana semipermeable o selectiva, esto indica que sólo pasan algunas sustancias (moléculas) a través de ella. Tiene la capacidad de modificarse y en este proceso forma poros y canales

Funciones de la membrana celular: Regula el paso de sustancias hacia el interior de la célula y viceversa. Esto quiere decir que incorpora nutrientes al interior de la célula y permite el paso de desechos hacia el exterior. Como estructura dinámica, permite el paso de ciertas sustancias e impide el paso de otras. Aísla y protege a la célula del ambiente externo.

- El citoplasma. Se caracteriza porque, es una estructura celular que se ubica entre la membrana celular y el núcleo.

Contiene un conjunto de estructuras muy pequeñas, llamadas organelos celulares.

Está constituido por una sustancia semilíquida. Químicamente, está formado por agua, y en él se encuentran en suspensión, o disueltas, distintas sustancias como proteínas, enzimas, líquidos, hidratos de carbono, sales minerales, etcétera.

Funciones del citoplasma:

Nutritiva. Al citoplasma se incorporan una serie de sustancias, que van a ser transformadas o desintegradas para liberar energía.

De almacenamiento. En el citoplasma se almacenan ciertas sustancias de reserva.

Estructural. El citoplasma es el soporte que da forma a la célula y es la base de sus movimientos.

Componentes del citoplasma:

Mitocondrias: en los organismos heterótrofos, las mitocondrias son fundamentales para la obtención de la energía. Son organelos de forma elíptica, están delimitados por dos membranas, una externa y lisa, y otra interna, que presenta pliegues, capaces de aumentar la superficie en el interior de la mitocondria. Poseen su propio material genético llamado DNA mitocondrial.

La función de la mitocondria es producir la mayor cantidad de energía útil para el trabajo que debe realizar la célula. Con ese fin, utiliza la energía contenida en ciertas moléculas. Por ejemplo, tenemos el caso de la glucosa.

Esta molécula se transforma primero en el citoplasma y posteriormente en el interior de la mitocondria, hasta CO2 (anhídrido carbónico), H2O (agua) y energía. Esta energía no es ocupada directamente, sino que se almacena en una molécula especial llamada ATP (adenosin trifosfato).

Ribosomas: son pequeños corpúsculos, que se encuentran libres en el citoplasma, como gránulos independientes, o formando grupos, constituyendo polirribosomas. También, pueden estar asociados a la pared externa de otro organelo celular, llamado retículo endoplasmático rugoso. En los ribosomas tiene lugar la síntesis de proteínas, cuyo fin es construir el cuerpo celular, regular ciertas actividades metabólicas, etcétera.

Retículo endoplasmático: corresponde a un conjunto de canales y sacos aplanados, que ocupan una gran porción del citoplasma.

Están formados por membranas muy delgadas y comunican el núcleo celular con el medio extracelular -o medio externo-.

Existen dos tipos de retículo. Uno es el llamado rugoso, en la superficie externa de su membrana van adosados ribosomas.

Su función consiste en transportar proteínas que fueron sintetizadas por los ribosomas y, además, algunas proteínas que forman parte de ciertas membranas de distintas estructuras de la célula.

El otro tipo es el liso. Carece de ribosomas y está asociado a ciertas reacciones relacionadas con la producción de sustancias de naturaleza lipídica (lípidos o grasas).

Aparato de Golgi: está delimitado por una sola membrana y formado por una serie de sacos membranosos aplanados y apilados uno sobre otro. Alrededor de estos sacos, hay una serie de bolsitas membranosas llamadas vesículas. El aparato de Golgi existe en las células vegetales -dictiosoma- y animales. Actúa muy estrechamente con el retículo endoplasmático rugoso. Es el encargado de distribuir las proteínas fabricadas en este último, ya sea dentro o fuera de la célula. Además, adiciona cierta señal química a las proteínas, que determina el destino final de éstas.

Lisosomas: es un organelo pequeño, de forma esférica y rodeado por una sola membrana. En su interior, contiene ciertas sustancias químicas llamadas enzimas -que permiten sintetizar o degradar otras sustancias-. Los lisosomas están directamente asociados a los procesos de digestión intracelular. Esto significa que, gracias a las enzimas que están en el interior, se puede degradar proteínas, lípidos, hidratos de carbono, etcétera. En condiciones normales, los lisosomas degradan membranas y organelos, que han dejado de funcionar en la célula.

Centríolos: están presentes en las células animales. En la gran mayoría de las células vegetales no existen. Conformados por un grupo de nueve túbulos ordenados en círculos, participan directamente en el proceso de división o reproducción celular, llamado mitosis.

Vacuolas: son vesículas o bolsas membranosas, presentes en la célula animal y vegetal; en ésta última son más numerosas y más grandes. Su función es la de almacenar -temporalmente- alimentos, agua, desechos y otros materiales.

- El núcleo. Es fundamental aclarar que existen células que tienen un núcleo bien definido y separado del citoplasma, a través de una membrana llamada membrana doble nuclear o carioteca. A estas células con núcleo verdadero, se les denomina células eucariontes.

Hay otras células -en las bacterias y en ciertas algas unicelulares- que no tienen un núcleo definido ni determinado por una membrana. Esto indica que los componentes nucleares están mezclados con el citoplasma. Este tipo de células se denominan procariontes. 

En la célula eucarionte el núcleo se caracteriza por:

Ser voluminoso.

Ocupar una posición central en la célula.

Estar delimitado por la membrana carioteca. Ésta presenta poros definidos, que permiten el intercambio de moléculas entre el núcleo y el citoplasma.

En el interior del núcleo se pueden encontrar: Núcleo plasma o jugo nuclear.

Nucléolo: cuerpo esférico, formado por proteínas, ácido desoxi-ribonucleico (ADN) y ácido ribonucleico (ARN), ambos compuestos orgánicos.

El nucléolo tiene la información para fabricar las proteínas.

Material genético: está organizado en verdaderas hebras llamadas cromatinas, formadas por ADN. Cuando la célula se reproduce, la cromatina se condensa y forma unas estructuras llamadas cromosomas, donde está contenida toda la información genética propia de cada ser vivo.

La función del núcleo es dirigir la actividad celular, es decir, regula el funcionamiento de todos los organelos celulares.

Estructura genética del ser humano. La composición genética de una persona se llama genotipo. El genotipo es la totalidad de la información genética que posee un organismo en particular, en forma de ADN. Junto con la variación ambiental que influye sobre el individuo, codifica su fenotipo. De otro modo, el genotipo puede definirse como el conjunto de genes de un organismo y el fenotipo como el conjunto de rasgos de un organismo.

Toda la información contenida en los cromosomas se conoce como genotipo, sin embargo dicha información puede o no manifestarse en el individuo. El fenotipo se refiere a la expresión del genotipo más la influencia del medio.

La especie humana sigue un programa o plan general coordinado inscrito en 100.000 genes, ordenados en 23 pares de cromosomas.

Las células somáticas de un organismo poseen en su núcleo un total de 46 cromosomas (23 pares): una dotación de 22 autosomas procedentes de cada progenitor y un par de cromosomas sexuales, un cromosoma X de la madre y un X o un Y del padre.. Los gametos -óvulos y espermatozoides- poseen una dotación haploide de 23 cromosomas.

Un cromosoma es cada uno de los pequeños cuerpos en forma de bastoncillos en que se organiza la cromatina del núcleo celular durante las divisiones celulares (mitosis y meiosis).

La cromatina es un material microscópico que lleva la información genética de los organismos eucariotas y está constituida por ADN asociado a proteínas especiales llamadas histonas. Este material se encuentra en el núcleo de las células eucariotas y se visualiza como una maraña de hilos delgados

Monografias.com

Monografias.com

Las hebras de ADN conforman los cromosomas.

El cromosoma contiene el ácido nucleico, ADN, que se divide en pequeñas unidades llamadas genes.

En la especie humana, el número de cromosomas es de 24 pares. Los 22 primeros son parejas de los cromosomas 1, 2, .. , y 22 (se denominan autosomas) mientras que la pareja 23 es la XX y la 24 es la XY para los varones o las XX para las hembras. Los cromosomas difieren en cuanto a forma y tamaño dependiendo del número de pares de bases que contengan. Los cromosomas X e Y reciben el nombre de cromosomas sexuales o gonosomas.

El cromosoma tiene una estructura conformada por:

- Las cromátidas: Son estructuras idénticas en morfología e información ya que contienen cada una una molécula de ADN. Las cromátidas están unidas por el centrómero. Morfológicamente se puede decir que el cromosoma es el conjunto de dos cromátidas y genéticamente cada cromátida tiene el valor de un cromosoma. Estructuralmente, cada cromátida está constituida por un esqueleto proteico, situado en el interior, alrededor del cual se disponen muy apelotonados el ADN y las proteínas que forman el cromosoma.

- El centrómero: Es la región que se fija al huso acromático durante la mitosis. Se encuentra en un estrechamiento llamada constricción primaria, que divide a cada cromátida del cromosoma en dos brazos. En el centrómero se encuentran los cinetocoros: zonas discoidales situadas a ambos lados del centrómero que durante la división celular tienen como función hacer que los microtúbulos del huso se unan a los cromosomas. Los cinetocoros son también centros organizadores de microtúbulos, igual que los centriolos o el centrosoma de las células vegetales.

- Los telómeros: Al extremo de cada brazo del cromosoma se le denomina telómero. El ADN de los telómeros no se transcribe y en cada proceso de división celular se acorta. Cuando los telómeros desaparecen el cromosoma sigue acortándose y la célula pierde información genética útil y degenera. Los telómeros serían, por lo tanto, una suerte de "reloj celular" que determinaría el número de ciclos celulares que puede tener una célula. En las células cancerosas, una enzima, la telomerasa, regenera los telómeros; esta es la razón, al parecer, de que estas células puedan dividirse indefinidamente.

-El organizador nucleolar: En algunos cromosomas se encuentra la región del organizador nucleolar (NOR). En ella se sitúan los genes que se transcriben como ARNr, con lo que se promueve la formación del nucléolo y de los ribosomas. Esta zona no se espiraliza tanto y por eso se ve más clara.

- El satélite (SAT): Es el segmento del cromosoma entre el organizador nucleolar y el telómero correspondiente. Sólo poseen satélite aquellos cromososmas que tienen NOR.

Monografias.com

Un gen es la unidad básica de la herencia, y porta la información genética necesaria para la síntesis de una proteína (genes codificantes) o de un ARN no codificante (genes de ARN); vale decir, un gen es una secuencia o un segmento corto de ADN, que le dice al cuerpo cómo producir una proteína específica.

Hay aproximadamente 30.000 genes en cada célula del cuerpo humano y la combinación de todos los genes constituye el material hereditario para el cuerpo humano y sus funciones.

Los genes están localizados en hebras de ADN, de manera similar a una sarta de cuentas. Las hebras de ADN conforman los cromosomas.

Monografias.com

Estructura del gen. Un gen es una unidad de expresión y siempre dará lugar a un RNA. Algunos RNA dan lugar a proteínas (mRNA 6%), otros funcionan como RNA en la célula (rRNA 80%), tRNA (15%) y 5nRNA (RNA del núcleo, muy pequeño, algunos con función catalítica y otros que no se sabe bien su utilidad). El proceso por el cual se obtiene RNA es la transcripción. El lugar donde se inicia la transcripción es el promotor. Asociado a cada gen hay elementos reguladores que tienen que estar delante del promotor y constan de dos partes:

- Una proteína.

- Algo en el gen donde se une la proteína.

Función del gen. La función del gen es determinar cuales proteinas deben sintetizarse para dar cierta forma, estructura y modalidad al organismo. Por ello el genotipo -estructura genética determina el fenotipo - características físicas visibles en el individuo de acuerdo a sus genes. ejemplo color de ojos.

Contiene ADN que esta formado por una secuencia de bases puricas y pirimidicas. Esta secuencia constituye el código genético y determina ciertas características del individuo. dependiendo de la secuencia se formaran determinadas proteínas y o enzimas que conformarán la estructura del mismo y sus características diferenciales. color de piel, ojos, etc.

El ADN, la molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico) es la portadora de toda la información genética que pasa de una generación a la siguiente, y contiene todas las instrucciones necesarias para la formación de un organismo nuevo así como para el control de todas las actividades de las células durante el tiempo de vida del organismo. Está presente en todos los seres vivos, desde virus y bacterias hasta plantas y animales.

En los organismos superiores el ADN es único e invariable, a lo largo de toda la vida, para cada individuo de cada especie. Esta característica es lo que se conoce como "huella genética", y es la base de los estudios de identificación de individuos. Salvo unas pocas excepciones (glóbulos rojos en mamíferos, por ejemplo), todas las células de un organismo vivo tienen ADN. Gracias a ello es posible extraerlo a partir de cualquier muestra biológica.

Monografias.com

Monografias.com

El ADN es un largo polímero formado por unidades repetitivas, los nucleótidos. Una doble cadena de ADN mide de 22 a 26 Ångströms (2,2 a 2,6 nanómetros) de ancho, y una unidad (un nucleótido) mide 3,3 Å (0,33 nm) de largo. Aunque cada unidad individual que se repite es muy pequeña, los polímeros de ADN pueden ser moléculas enormes que contienen millones de nucleótidos. Por ejemplo, el cromosoma humano más largo, el cromosoma número 1, tiene aproximadamente 220 millones de pares de bases.

Estructura ADN, las cuatro bases nitrogenadas del ADN se encuentran distribuidas a lo largo de la "columna vertebral" que conforman los azúcares con el ácido fosfórico en un orden particular, (la secuencia del ADN). La adenina (A) se empareja con la timina (T) mientras que la citosina (C) lo hace con la guanina (G).

Monografias.com

La dóble hélice de ADN se mantiene estable mediante la formación de puentes de hidrógeno entre las bases asociadas a cada una de las dos hebras. Los nucleótidos de cada una de las dos cadenas que forman el ADN establecen una asociación específica mediante puentes de hidrógeno con los correspondientes de la otra cadena.

Cada tipo de base en una hebra forma un enlace únicamente con un tipo de base en la otra hebra, lo que se denomina "complementariedad de las bases". Según esto, las purinas forman puentes de hidrógeno con las pirimidinas, de forma que A se enlaza sólo con T, y C sólo con G.

La estructura primaria del ADN está determinada por esta secuencia de bases ordenadas sobre la "columna" formada por los nucleósidos: azucar + fosfato. Este orden es en realidad lo que se transmite de generación en generación (herencia).

Componentes del ADN:

Estructura de soporte: La estructura de soporte de una hebra de ADN está formada por unidades alternas de grupos fosfato y azúcar.

Ácido fosfórico: Su fórmula química es H3PO4. Cada nucleótido puede contener uno (monofosfato: AMP), dos (difosfato: ADP) o tres (trifosfato: ATP) grupos de ácido fosfórico.

Desoxirribosa: Es un monosacárido de 5 átomos de carbono (una pentosa) derivado de la ribosa, que forma parte de la estructura de nucleótidos del ADN. Su fórmula es C5H10O4. Una de las principales diferencias entre el ADN y el ARN es el azúcar, pues en el ARN la 2-desoxirribosa del ADN es reemplazada por una pentosa alternativa, la ribosa. Las moléculas de azúcar se unen entre sí a través de grupos fosfato, que forman enlaces fosfodiéster entre los átomos de carbono tercero (3', «tres prima») y quinto (5', «cinco prima») de dos anillos adyacentes de azúcar. La formación de enlaces asimétricos implica que cada hebra de ADN tiene una dirección. En una doble hélice, la dirección de los nucleótidos en una hebra (3' ? 5') es opuesta a la dirección en la otra hebra (5' ? 3'). Esta organización de las hebras de ADN se denomina antiparalela; son cadenas paralelas, pero con direcciones opuestas. De la misma manera, los extremos asimétricos de las hebras de ADN se denominan extremo 5' («cinco prima») y extremo 3' («tres prima») respectivamente.

Bases nitrogenadas: Las cuatro bases nitrogenadas esenciales que se encuentran en el ADN son la adenina (abreviado A), citosina (C), guanina (G) y timina (T). Cada una de estas cuatro bases está unida al armazón de azúcar-fosfato a través del azúcar para formar el nucleótido completo (base-azúcar-fosfato). Las bases se clasifican en dos grupos: adenina y guanina son compuestos heterocíclicos de cinco y seis miembros unidos denominados purinas, mientras que citosina y timina son anillos de seis miembros denominados pirimidinas. En los ácidos nucléicos existe una quinta base pirimidínica, denominada uracilo (U), que normalmente ocupa el lugar de la timina en el ARN y difiere de la timina porque le falta un grupo metilo en su anillo. El uracilo no se encuentra habitualmente en el ADN, sólo aparece raramente como un producto residual de la degradación de la citosina.

Timina: En el código genético se representa con la letra T. Forma el nucleósido timidina (dThd) y el nucleótido timidilato (dTMP). En el ADN, la timina siempre se empareja con la adenina de la cadena complementaria mediante 2 puentes de hidrógeno, T=A. La timina es una base orgánica nitrogenada de fórmula C5H6N2O2 y es un compuesto cíclico derivado de la pirimidina (es una base pirimidínica).

Adenina: En el código genético se representa con la letra A. En el ADN siempre se empareja con la timina de la cadena complementaria, A=T. Es un compuesto orgánico nitrogenado de fórmula C5H5N5. Es un derivado de la purina (es una base púrica) en la que un hidrógeno ha sido sustituido por un grupo amino (-NH2). La adenina, junto con la timina, fue descubierta en 1885 por el médico alemán Albrecht Kossel.

Guanina: En el código genético se representa con la letra G. La guanina siempre se empareja en el ADN con la citosina de la cadena complementaria mediante tres enlaces de hidrógeno, G=C. Como la adenina, es una base púrica.

Citosina: En el código genético se representa con la letra C. Es un derivado pirimidínico, con un anillo aromático y un grupo amino en posición 4 y un grupo cetónico en posición 2. Su fórmula química es C4H5N3O y su masa molecular es de 111,10 unidades de masa atómica. La citosina fue descubierta en 1894 cuando fue aislada en tejido del timo de carnero. La citosina siempre se empareja en el ADN con la guanina de la cadena complementaria, C=G. Se estima que el genoma humano haploide tiene alrededor de 3.000 millones de pares de bases. Para indicar el tamaño de las moléculas de ADN se indica el número de pares de bases, y como derivados hay dos unidades de medida muy utilizadas, la kilobase (kb) que equivale a 1.000 pares de bases, y la megabase (Mb) que equivale a un millón de pares de bases.

En suma, las hebras de ADN forman los cromosomas, en los cromosomas se encuentran los genes, que son pequeños segmentos cortos de ADN.

El genoma humano. El genoma humano es el genoma del Homo sapiens, está compuesto por 24 secuencias cromosómicas distintas (22 autosomas + 2 cromosomas sexuales: X, Y) con un tamaño total aproximado de 3200 millones de pares de bases de ADN (3200 Mb) que contienen unos 20.000-25.000 genes. De las 3200 Mb unas 2950 Mb corresponden a eucromatina y unas 250 Mb a heterocromatina. El Proyecto Genoma Humano produjo una secuencia de referencia del genoma humano eucromático, usado en todo el mundo en las ciencias biomédicas.

Actualmente se estima que el genoma humano contiene entre 20.000 y 25.000 genes codificantes de proteínas, estimación muy inferior a las predicciones iniciales que hablaban de unos 100.000 genes o más. Esto implica que el genoma humano tiene menos del doble de genes que organismos eucariotas mucho más simples, como la mosca de la fruta o el nematodo Caenorhabditis elegans.

Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Arqueología

    Identidad. La construcción del pasado. Interfase. Si nos atenemos estrictamente a la etimología, la arqueología (gr. ar...

  • Antropología

    El debate posmoderno, como modo de pensar. La mundialización-globalización, como contexto. Latinoamérica, como lugar de ...

  • El hotel de inmigrantes

    Monumento Histórico. Un proyecto valioso. Testimonios literarios. Periodismo y otras fuentes. En este trabajo me refier...

Ver mas trabajos de Antropologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.