Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Tratado de cosmología

Enviado por LUIS ALBEIRO CAMACHO



Partes: 1, 2

  1. Filosofía de la naturaleza o cosmología: somatología
  2. Cantidad de los cuerpos
  3. Divisibilidad de la cantidad
  4. ¿La cantidad continua constará de indivisibles?
  5. ¿La cantidad es distinta de la substancia?
  6. Efecto formal de la cantidad
  7. Efectos formales secundarios de la cantidad
  8. Clases de espacio
  9. ¿Existe el Movimiento?
  10. Acción a distancia
  11. Dilatación y condensación
  12. Medida del tiempo
  13. Otras cualidades de los cuerpos
  14. Naturaleza de los cuerpos
  15. Principio de individuación
  16. Constitución de los cuerpos mixtos
  17. ¿Los cuerpos de la naturaleza están regidos por leyes y dirigidos a un fin?

Filosofía de la naturaleza[1]o cosmología: somatología[2]

La Filosofía en general, es como dijimos antes, la ciencia de todas las cosas por sus últimas causas a la luz de la Razón natural, y la dividimos para su estudio, en Lógica, Epistemología o Criteriología, Cosmología, Psicología racional, Metafísica, Ética y Teodicea.

Dijimos que las dos primeras -Lógica y Epistemología- no son propiamente filosofía, sino introducción a ella, en calidad de accidente necesario[3]

Y también dijimos, que las dos segundas -Cosmología y Psicología racional- se estudiaron juntos, pero antiguamente, en una ciencia llamada Filosofía Natural. Pero vino Wolff y la dividió en dos, porque a él le pareció muy natural, estudiar aparte los cuerpos inertes y los cuerpos vivos. Al estudio de los cuerpos inertes les llamó Cosmología, y al estudio de los cuerpos vivos, los siguió llamando Filosofía Natural[4]estos dos nombres –Cosmología y Psicología racional- han persistido hasta hoy y ahora nos corresponde el estudio de la Cosmología, la que podemos definir descriptivamente diciendo que es la parte de la Filosofía que estudia los cuerpos Inertes a la luz de la Razón natural –no a la luz de los sentidos-.

Esta definición se desprende de la misma etimología de la palabra Cosmología, porque viene de dos palabras griegas (((((((((((((, que significa idea clara y precisa del mundo sensible.

La definición antes dada, es muy genérica; podemos dar una definición también descriptiva, más precisa, diciendo que es la ciencia[5]que estudia el Ente móvil[6]bajo sus nociones y principios más generales[7]y en sus últimos movimientos[8]que son los de generación y corrupción, a la luz de la Razón natural[9]

Aristóteles dijo que lo más característico de los cuerpos es la cantidad, la extensión, por lo que, sabiendo bien, qué es la cantidad, sabemos lo que es un cuerpo, y sabiendo lo que es un cuerpo, conocemos el objeto, la filosofía natural; y define la cantidad así:

Monografias.com

Llamamos Cantidad a todo aquello que es divisible en las cosas que existen, cada una de cuyas partes, puede existir separadamente en sí, de los demás.

La Cosmología, es una ciencia netamente filosófica por lo que se distingue de las ciencias positivas, que pertenecen a los sentidos; y se distingue de ella, por tres razones:

  • 1. Por su Objeto, porque los estudia a profundidad.

  • 2. Por su Método, que es deductivo.

  • 3. Por su Fin, porque estudia las cosas hasta donde puede penetrar en ella la mente humana.

La Cosmología, suele llamarse también Somatología (del griego, ((((((((((, genitivo -neutro de cuerpos, plural) y para su estudio la dividiremos en tres partes:

  • 1. Cantidad de los cuerpos.

  • 2. Algunas otras cualidades de los mismos.

  • 3. La naturaleza o constitutivo íntimo de los mismos.

Cantidad de los cuerpos

El vulgo entiende en general por Cantidad, aquella característica peculiar que tienen los cuerpos, basados en la cual, podemos decir que son grandes y pequeños, es decir, del tamaño de los cuerpos físicos (sólidos, líquidos, gaseosos, plasma, volumen, masa); pero ya en un sentido estricto, Cantidad es la posición de partes fuera de partes en virtud de la cual, la substancia ocupa determinado lugar en el espacio. Ya de una manera estríctisima, la cantidad la definió Aristóteles como vimos atrás.

La Cantidad se divide en Continua y Discreta.

Cantidad continua es aquella cuyas partes, unidas por un término común se tocan (es metafísica) y Cantidad discreta es aquella cuyas partes tienen límites propios (es una cantidad física pues la captan los sentidos)[10].

Ejemplo de Cantidad continua es cuando se habla de 10 ( 5, pues hablamos de 10 y 5, pero ¿qué valores o a quienes entidades físicas representan?. Son cantidades metafísicas.

Ejemplo de Cantidad discreta son 10 manzanas ante 5 naranjas, puesto que ambas son reales, claras a la luz de los sentidos y la razón.

¿La Cantidad existe realmente o es un mero producto de mi imaginación?

Respuesta: Los Ontologistas como Malebranche, Renato Descartes y otros pocos filósofos, negaron la existencia de la Cantidad.

La Cantidad, dice Malebranche, No existe, sino que con nuestra imaginación le damos existencia y Descartes sostenía que la cantidad se identifica con la substancia dando como Razón que no se puede separarse de ella, así como la madurez (accidente) no puede separarse de la entidad fruta, o el peso de la entidad sólida, pues van siempre unidas aunque no se identifican pues el accidente vive por la subsistencia de la entidad.

Los demás filósofos afirman que la Cantidad realmente existen (lo primero que conocemos de los cuerpos) pero discrepan, es decir, no están de acuerdo sobre si conocemos la cantidad directa o indirectamente y si podemos demostrar su existencia.

Y así, podemos decir que la Cantidad la conocemos directamente y de ello nos da testimonio nuestra propia existencia porque todos tenemos conciencia de que Nosotros mismos somos cuantitativos y que estamos rodeados de cuerpos cuantitativos (6.000 millones de seres humanos) y la existencia de la cantidad no puede ser demostrada, porque si la conocemos directamente, nos es evidente, y la evidencia, sabemos, es el último criterio de verdad y ni se puede negar ni se puede demostrar...

¿Las partes de la Cantidad continua están en acto, son realmente actuales?

Partes en acto de la Cantidad continua son aquellas que tienen términos propios y partes en potencia son aquellas que no lo tienen pero puede tenerlos; sin embargo son tan reales, las unas con las otras[11]

Según esto, las partes en la Cantidad Continua no están en acto. De aquí, que algunos filósofos han concluido que las partes de la Cantidad continua no son verdaderas ni reales... ¿Tendrán razón?

Hay que tener en cuenta que No es lo mismo Acto y Realidad. Acto: Existe. Potenciar: llamado a la existencia, pero los linderos, el límite, es substancial, de límites de partes. Las partes están iguales en las discretas y continuas, según las partes limitadas metafísicamente o las ya divididas.

Divisibilidad de la cantidad

Dijimos que Cantidad es todo aquello que tiene partes y sabemos qué División, es la separación de partes. Partes y División tienen mucha relación.

¿Cómo dividir algo que no tiene partes? Si la Cantidad tiene partes, lógicamente se puede dividir.

Pero, ¿Hasta dónde se puede dividir realmente la Cantidad?

Hasta donde se agote la cantidad física y/o el instrumento que se utilice. Hasta llegar a la Unidad y en la Unidad no hay partes; y las partes son divididas.

Si se trata de una cantidad física, se puede dividir hasta donde se agote la capacidad del que divide y la virtud divisoria del Instrumento que emplee el que divide. O más claro, hasta donde se llegue a la Unidad metafísicamente imposible de dividir. (ejemplo, la división de una línea de 101 partes... se llegaría a la unidad última y éste no se puede dividir...)

Pero si se trata de la cantidad filosófica o metafísica, la división no tiene porqué agotarse y entonces, la cantidad es divisible hasta el infinito. ¿Por qué? Porque está dividiendo cantidad. Es absurdo dividir cantidad y le de otra cosa. Toda cantidad, da cantidad. La suma de millones de cero, da cero... Dividir 1.000 por cualquier cantidad, le dará otra cantidad, menos cero. Nunca le dará cero, pues al sumar ceros, nada le dará; es decir, tratar de anular la cantidad, que es imposible.

Imposible no es Dividir hasta el Infinito, imposible es la suma ceros y resulte una cantidad; y así

0+0+0+0+0 = 0.

De la Nada al ser o viceversa, es una propiedad de Dios: crear cantidad de la Nada relativa y desaparecer al ente cuantitativo en el sentido pleno de la palabra...[12] Pero la Cantidad es Divisible al Infinito. Esto se puede demostrar gráficamente así:

Ley de los Paralelos: Jamás se encontrarán.

Monografias.com

Del punto A, se pueden trazar tantas líneas cuantos puntos tiene la paralela H y D; pero como una paralela, con el hecho de serlo, tiene infinitos números de puntos, puedo trazar infinito número de líneas radias sobre ella a partir del punto A, y todas estas líneas (partirán o dividirán) pasarán por partes diferentes por la líneas H - I, luego, ésta puede ser dividida hasta el infinito...

Luego esta cantidad es Divisible al Infinito. Todo lo que divida en la mente, será cantidad. Las líneas radiadas que se abren infinitamente y las puedo trazar.

¿La cantidad continua constará de indivisibles?

El indivisible, es el punto matemático (el cruce de dos líneas, imaginativas...).

Las matemáticas nos enseña que la línea es una sucesión de puntos y que la superficie es una sucesión de líneas, y que el volumen es una sucesión de superficies.

Esto, estrictamente hablando, no es cierto, porque si la cantidad constara de indivisibles, se seguiría que una línea de puntos, en número impar, no podría dividirse exactamente en dos, lo que va en contra de la razón.

Se seguiría que la diagonal, sería igual al lado de un cuadrado. Y se seguiría que la suma de incantidades, da cantidad, lo cual es absurdo, es como decir que la suma de ceros da 1.

A esto, bien le podemos llamar ilusionismo colectivo:

Monografias.com

Ante un cuadrado perfecto, supuestamente hay 20 puntos diagonalmente y no se puede dividir, pero la geometría nos dice que el diagonal es más largo... En este caso de geometría, habría contradicción.

¿La cantidad es distinta de la substancia?

Algunos filósofos como Descartes, identificaban la Cantidad con la Substancia; pero de muy diverso modo, piensa Aristóteles, "la longitud, la latitud y la profundidad, dice el filósofos, son Cantidad, pero no substancia, aunque con ella, va siempre unidas". Y después de esta afirmación, prueba que esto es así.

Y así, dice: "En todo cuerpo observamos dos cosas: una que no puede cambiar pues dejaría de ser cuerpo, es la substancia y otra que sí puede cambiar, es el Accidente; la Cantidad en un cuerpo puede cambiar, sin dejar de ser cuerpo, luego la Cantidad pertenece al Accidente[13]y se diferencia en dos cosas: una que puede cambiar y otra que no puede cambiar[14]

No pueden ser iguales; luego Cantidad y substancia son distintas. Un niño, cuando nace, es substancialmente el mismo cuando muere y cuando adulto, y sin embargo, muchas cosas en él han cambiado. Podríamos dar otra prueba de que la cantidad y la substancia son distintas: dos cosas, de las cuales una solo puede ser percibida por los sentidos y la otra sólo por la Razón, no pueden ser idénticas.

La cantidad es percibida (parcialmente) por los sentidos y la substancia únicamente por la razón; luego cantidad y substancia no son idénticas.

No es pues contradictorio decir, que en la Eucaristía[15]por milagro[16]la Cantidad del pan, exista separadamente de la de su propia substancia, porque si se identificara, Dios no podría existir[17]pues metafísicamente es imposible caber 2 en 1[18]

Efecto formal de la cantidad

La Cantidad conlleva muchas propiedades y así vemos por ejemplo, que es extensa, que ocupa un lugar, que está en el espacio, que es divisible, que es mensurable[19]que existe en el tiempo, tridimensional (longitud, latitud, profundidad), etc.

Y todas estas propiedades, al estar unidas a la Cantidad naturalmente la afecta. Y estas propiedades de la Cantidad, son los que llamamos Efectos formales de ella.

Efecto formal es pues, una determinación, que imprime su forma al sujeto comunicándole su propia entidad.

Los Efectos formales de la Cantidad son muchísimos, pero se dividen en dos clases:

  • a. Efecto formal primario.

  • b. Efectos formales secundarios.

El efecto formal primario es uno sólo, siempre, y nunca puede faltar, ni por poder de Dios[20]Y así por ejemplo, el Efecto formal primario de la Gracia Santificante es santificar. Efectos formales secundarios de la Gracia santificante, es el de volver al alma hijo de Dios[21]libera de la esclavitud[22]nos hace herederos del Cielo, aleja del pecado, la hace templo del Espíritu Santo. Del fuego, 1. Calentar, 2. Quemar, dar luz. Efecto formal de la vida, el movimiento.

¿Cuál es el Efecto formal primario de la Cantidad? ¿Qué es lo que hace la Cantidad, lo evidente?

Para saber cuál es este aspecto, tenemos que pensar en dos cosas:

  • 1. Que no pueda faltar por ningún motivo.

  • 2. Que no sea presupuesto por ningún otro efecto, pero que todos los demás efectos lo presupongan a él.

Si analizamos todos los efectos formales de la Cantidad[23]vemos que sólo la extensión, cumple estas dos condiciones; luego el efecto formal primaria es el de ser extensa, como bien lo enseña Capreolo y Cayetano. Una cantidad sin extensión, es pues, metafísicamente imposible, inconcebible.

Efectos formales secundarios de la cantidad

Son como dijimos, muchos, pero aquí hablaremos solo de algunos como para aprender a estudiar, comenzando por:

  • 1. El Lugar:

¿Qué es el lugar?. A pesar de que el término es tan común y tan usado por todo el mundo, no todo el mundo sabe realmente lo que es el lugar.

Monografias.com

Esto traduce: Es el término primero e inmóvil del cuerpo continente o contenido" (Aristóteles). Continente: lapicero, dentro del cuerpo del aire, gaseoso.

El lugar es metafísico, pues si fuera físico, yo arrastraría el lugar conmigo.

Monografias.com

Superficie metafísica de los cuerpos. El lugar no es Tridimensional, es superficie, no volumen, pero sin materia. No puedo concebir un lugar sin estar relacionado con el cuerpo, una superficie metafísica separada de los cuerpos.

Acerca del lugar, solo veremos dos puntos, que dicen relación directa a la Sagrada Teología:

  • 1. Dos cuerpos pueden estar a un mismo tiempo y a un mismo lugar.

Esto equivale a decir, que si se puede dar compenetración de cuerpos o no. Y conviene comenzar diciendo, que existe 3 clases de compenetración:

  • 1. La compenetración accidental de dos cuerpos, de los cuales, uno es poroso (como la esponja y el agua).

  • 2. La compenetración de los cuerpos, propiamente dicha, que consiste en que dos cuerpos, absolutamente sólidos, ocupen un mismo e idéntico lugar. (y esto no se puede dar ni por virtud divina).

  • 3. Y la compenetración impropiamente dicha, que consiste en que dos cuerpos físicos, ocupen un mismo lugar e idéntico lugar metafísico.

La primera de estas compenetraciones no tiene problema (pues es accidental).

La segunda compenetración es absoluta y metafísicamente imposible porque encierra un absurdo; si se diera, entonces tendría que aceptarse que dos fuera uno.

La tercera compenetración impropiamente dicha, puede darse por milagro, naturalmente no se puede dar, y así por ejemplo, sabemos por fe, que Jesucristo resucitado entró con su cuerpo al Cenáculo estando las puertas cerradas y que él mismo nació de la Virgen María sin detrimento de su virginidad, y esto, precisamente, nos lo cuenta un médico, el evangelista San Lucas[24]y como no los contaban nuestros abuelos, un rayo de luz que pasa a través del vidrio sin afectarlo.

¿Por qué es posible esta compenetración impropiamente dicha?. Porque no hay contradicción en que una cosa física se compenetre con una metafísica, y así, si dos vidrios planos enteramente pulimentados se unen, por las caras de unión, conservan sus dos superficies físicas, pero estos dos superficies físicas ocupan un solo lugar: el metafísico.

  • 1. Un cuerpo puede estar a un mismo tiempo en dos lugares.

Hay hechos que nos demuestra que esto se puede dar, se ha dado; y así sabemos por historia, por ejemplo, que San Antonio de Padua se le veía a un mismo tiempo, predicar en Roma y en Padua; este fenómeno lo llaman bilocación, y multilocación si se le observa en más lugares, como es el caso de Cristo en la Eucaristía, porque es de fe, que el cuerpo de Cristo está a un mismo tiempo en todos y cada una de las hostias consagradas. ¿Qué decir a esto?.

San Buenaventura, Vasquez y otros, dicen que la bilocación y la multilocación circunscriptivas, repugnan, y que no pueden darse ni por milagro.

Dums Scotto, Suarez, Belarmino, y otros, dicen que sí se puede dar. ¿A qué atenernos?, y entonces, ¿estos hechos que hemos expuesto?.

La razón está de parte del filósofo Santo Tomás de Aquino cuando afirma que bilocación y multilocación circunscriptiva es absurda, es como decir que 1 y 2 son uno. De pie y de cuclillas es el mismo, pero de diferente manera. Si ustedes me oyen desde el cielo, ángeles de los niños frente al rostro divino, es lo mismo, hablarles desde lejos o al pie del oído. El que pudo hacer la realidad, ¿no puede hacer una copia?.

La substancia es la esencia de las cosas figurativamente hablando... donde hay substancia, hay existencia, no cuantitativamente sino cualitativamente.

Entonces ¿envuelven absurdo las apariciones de la Virgen María?. Sucede una de estas dos cosas: que son milagro real de aparición o que Dios retrata en la retina del vidente la aparición que Dios forma momentáneamente, una imagen aparente.

¿Y la Eucaristía es otro absurdo?. Hay que entender lo que enseña el Magisterio de la Iglesia cuando expone la doctrina que Cristo esta substancialmente, no circunscriptivamente, es decir, la presencia de Cristo con todos sus accidentes, su cantidad, etc. Así, una gota de agua es tan agua, por pequeña que sea, como el agua de un Océano.

2. EL ESPACIO:

Mucho se habla hoy sobre el espacio, pero muy poco se sabe[25]ni siquiera someramente lo que el espacio es en realidad.

Desde muy antiguo, los filósofos se preocuparon por este tema, y hasta hoy, ninguno de ellos, ha podido dar una definición exacta sobre el espacio.

El espacio dice relación a los cuerpos y solo a ellos[26](los espíritus no ocupan espacios y Dios no es cuerpo). Por eso dijimos atrás que es un efecto formal secundario de los cuerpos; esto quiere decir, que no podemos concebir un cuerpo que no ocupe algún espacio.

Aquí veremos, qué han dicho algunos filósofos connotados sobre el espacio y luego, qué pensamos nosotros sobre él, para darnos una idea somera de tan importante tema.

Proclo, filósofo latino (romano), antiguo (a.C.), trató de estudiar mucho el espacio, y dedujo de sus reflexiones al respecto, que el espacio debió ser lo primero creado por Dios[27]para colocar en él los cuerpos, que es algo distinto y distante de los otros entes, y entonces, definió el espacio así: "El espacio es un ente sui géneris[28]creado por Dios, con anterioridad a todo para contener a los cuerpos".

Esta definición de Proclo, no puede aceptarse porque un ente sui géneris es aquel que no tiene semejanza alguna con los demás entes y el espacio tiene una semejanza muy marcada con los cuerpos porque éstos son extensos y el espacio también; luego hay una semejanza.

Otros filósofos latinos posteriores a Proclo, después de un estudio exhaustivo sobre el espacio, viendo que los entes se dividen en materiales e inmateriales, y que el espacio no puede ser un ente material porque se tendría que compenetrase con el cuerpo que contiene, lo cual sería un absurdo, ni inmaterial porque se daría mezcla entre dos naturalezas diametralmente opuestas –material e inmaterial- lo cual es absolutamente ilógico; se encontraron en una encrucijada pero no se rindieron[29]y concluyeron que entonces el espacio debía ser un ente intermedio entre lo espiritual y lo material.

Esta afirmación, es claramente absurda porque entre estos dos grandes géneros, no cabe otro, y porque ni ellos, ni filósofo alguno, ha comprobado la existencia de este supuesto ente intermedio.

Jaime Balmes, Descartes y otros, afirmaron que el espacio es la misma extensión o volumen físico de los cuerpos. Substancia = volumen = espacio.

Esto, de ninguna manera se puede aceptar, porque de ser cierto, tendríamos que aceptar lo siguiente:

  • 1. Que substancia y accidente son una misma cosa, y ya vimos atrás y en la materia filosófica de metafísica, que no lo es;

  • 2. Que el espacio se mueve con el cuerpo, y por experiencia sabemos que no es así;

  • 3. Que el espacio no puede percibirse por los sentidos, y si fuera el volumen de los cuerpos, sería algo físico y por lo mismo, perceptible por los sentidos[30]

Emmanuel Kant, dijo que el espacio es una forma A priori[31]de sensibilidad interna[32]esto es, que el espacio es un simple ente de razón y por ente de razón entendemos lo no existente, como si fuera existente; pero Kant tal vez no cayó en la cuenta que el espacio es medible y que la nada es inmedible. Luego el espacio debe ser algo real...

Este tema es como la comprensión de la vida: ¿Quién la ha tocado?, ¿quién la ha visto esencialmente?. Pero se puede diferenciar entre un cadáver, un cuerpo sin vida, y un ser vivo. Para negar la vida, tendría que aceptarse que un cadáver y un ser vivo son iguales, cosa que es absurdo.

Por eso, la mayoría de los materialistas, están lejos de la verdad, aún de la verdad lógica; ¿Cómo explicarían ellos la vida? Si la aceptan, dejan de ser materialistas... Si no la aceptan, entonces caerían en un absurdo el considerar como iguales, un ser vivo y un cadáver.

Y así, también con otros temas como el amor (enamoramiento), la dignidad, el derecho, la justicia. ¿Qué es la justicia? ¿Virtud?, ¿Vicio?, ¿Bien?. Bien decía Parménides, un filósofo antiguo, que son muchos más los entes inmateriales que los materiales, y ambos son tan reales como cualquier otro.

Los físicos y algunos científicos modernos dicen que el espacio es el intervalo que existen entre los cuerpos.

Esto es tan falso, porque si entienden por intervalo un vacío, el vacío en el cosmos no existe y no tendría relación con los cuerpos[33]y si entienden por intervalo un cuerpo, el espacio se identificaría con la extensión, como dijo Descartes, y habría entonces compenetración de dos extensiones, -la del espacio y la del cuerpo-, lo cual es absurdo.

Urráburo, dijo que el espacio es un receptáculo potencial para contener los cuerpos[34]

Esta definición, por ser incompleta, es errónea, porque una definición ha de ser universal, y ésta valdría solo para los cuerpos que van a existir, no para los que existen actualmente, porque potencial es lo que puede ser, pero no es todavía.

Como vemos, no es tan fácil saber qué es el espacio y menos fácil todavía, definirlo correctamente.

Nosotros, la escuela aristotélica-tomista, neo-escolástica, basados en la definiciones anteriores[35]y en el sentido común, daremos una definición descriptiva[36]del espacio. El espacio es un receptáculo actual y extenso de los cuerpos.

El espacio es ciertamente un receptáculo porque cualquiera entiende que su oficio es contener los cuerpos, pero no es un receptáculo potencial como quería Urráburo, porque un receptáculo potencial coincide sin residuo con la nada, sino un receptáculo actual, porque el espacio siempre dice relación a los cuerpos.

Aquí surge una dificultad. Si es receptáculo es algo potencial y si es extenso, es algo actual que es distinto de potencial; pero ambos términos tienen algo en común: la extensión.

En suma, el espacio es la compenetración de dos extensiones. ¿No será esto un absurdo?. De ningún modo, porque la extensión del receptáculo es metafísica y la del cuerpo física.

El espacio, es pues, el mismo volumen actual de los cuerpos, cualesquiera que sea, pero considerado metafísicamente. Interviene la mente y el cuerpo, según Aristóteles; pero dicho de otro modo, el espacio es un receptáculo actual y extenso de los cuerpos.

El espacio es inmóvil y homogéneo (de un mismo género); es en el fondo, una extensión o volumen matemático, pero real, concebida en la mente por abstracción según su pura y nuda noción de cantidad.

Podrá decir alguno: -entonces el espacio es un ente de razón- y tiene razón Kant al decir lo que dice de él. No hay inconveniente en decir que el espacio sea un ente de razón, pero habría que añadir, con fundamento en la cosa (en abstracción que niega Kant).

Clases de espacio

Podemos distinguir 3 clases de espacio: el real, el posible y el imaginario.

El espacio real es el actualmente existente en los cuerpos. El espacio real, puede ser total o parcial.

El espacio real total, es el que ocupa todo el universo en conjunto, pues no hay vacíos absolutos (todo el universo es un gran cuerpo). Espacio real - parcial, es el que ocupa cada cuerpo dentro del universo[37]

Espacio posible, es el que se ocuparía un cuerpo nuevo si fuera creado y que pueda ser creado.

Espacio imaginario es aquel que ni existe, ni puede existir, pero solemos concebirlo como un existen pues nunca se relacionará con cuerpos reales.

  • 2. EL MOVIMIENTO:

Es otro efecto formal secundario de la cantidad, porque todo cuerpo sin excepción, o se mueve o puede moverse.

En la antigüedad, Heráclito de Éfeso decía que todo cuerpo se mueve, pero no es evidente, pero se mueve. ¿Y qué es el movimiento?. En un sentido amplísimo Movimiento es toda operación de un ser, es cambio; y así, entender y amar es movimiento.

En un sentido amplio, movimiento es un transito momentáneo de la potencia al acto. Movimiento momentáneo no cae bajo el dominio de los sentidos[38]

En un sentido estricto, Movimiento es el tránsito sucesivo y graduado (lento) de la potencia al acto. Por ejemplo, el crecimiento de las plantas. Y en un sentido estrictísimo, movimiento es el cambio de lugar; este último movimiento es el único que percibe claramente los sentidos y por eso lo tomamos como modelo para decir qué es el movimiento.

El movimiento es el acto de un motor, un ente, de potencia al acto, en cuanto ésta todavía permanece en potencia. El movimiento local lo define Aristóteles así: "(´ (ó( ((((((r (´ ((((((r ((((((((((".

Según esta definición, para que haya movimiento se necesitan 5 cosas:

  • 1. Un término Ad quo, de donde parte.

  • 2. Un término Ad quem, a donde llega.

  • 3. Un móvil, que ha de recorrer la extensión.

  • 4. Un motor, que imprima motriz al móvil y,

  • 5. Tiempo en el cual se realice el movimiento.

Para que haya movimiento, el motor debe actuar sobre el móvil y el móvil tiene que ir ocupando los lugares intermedios entre el término ad quo y el término ad quem.

Cuando el móvil está en el término ad quo, no hay movimiento porque dicho móvil está en potencia, pero ni en acto.

Cuando el móvil está en el término ad quem tampoco hay movimiento porque dicho móvil está en acto (reposo) y no en potencia (pues ya llegó al término), pero cuando el móvil está en los lugares intermedios, sí hay movimiento porque el móvil está a un mismo tiempo en potencia y en acto. En potencia con relación al siguiente lugar y en acto con relación al lugar anterior.

Por experiencia sabemos lo que atrás dijimos que todo cuerpo o se mueve o al menos puede moverse. El movimiento es propio de los cuerpos[39]Los espíritus no pueden moverse. El movimiento es pasivo.

Antes de pasar a los siguientes apuntes, es necesario preguntarnos primero:

¿Existe el Movimiento?

Nadie había negado su existencia hasta la Escuela de Elea; pero esta Escuela con el matemático Parménides y Zenón a la cabeza, negó el movimiento y para ello adujo 5 argumentos. Uno de estos argumento lo expuso Parménides y los 4 restantes Zenón.

El argumento de Parménides es: "El movimiento es el hacerse del ser. Pero lo que se hace, o se hace del ente o se hace del no-ente. No se hace del ente, porque el ente ya está hecho y lo hecho no puede hacerse. Ni se hace del No-ente porque el No-ente es la Nada, y nadie da lo que no tiene. Si pues, el ente no puede hacerse, ni del ente y del No-ente, nada se hace, y si nada se hace, nada se mueve, porque el movimiento es el hacerse del ser".

Este argumento, que aunque falso, es tan bien elaborado, que puso en jaque a los filósofos durante dos siglos y nadie pudo refutarlo. El único que trató de refutarle fue el singular Diógenes[40]no propiamente con la filosofía.

El mismo Diógenes no pudo hacerlo, y cuando supo que la Escuela de Elea, Parménides, negaba el movimiento, salió de su tonel (barril), y se puso a caminar, como quien dice, ante hechos no valen argumentos.

Quien logró realmente refutar este argumento fue el célebre Aristóteles: Una cosa para ser, lo primero que necesita es poder ser (potencia).

Comienza el estagirita diciendo que la definición de Parménides es perfectísima: "El movimiento es el hacerse del ser", pero que la segunda premisa de su argumento es falsa, porque en ella, dice Parménides, que de la nada, nada se hace, no cayendo en la cuenta de que hay dos clases de nada:

  • a. La Nada absoluta que consiste en no ser y ni poder ser, nunca jamás.

  • b. Y la nada relativa que consiste en no ser y poder ser (potencial).

Añade que esta Nada relativa es la potencia y que todo lo que se hace, se hace de la potencia; que lo único que no puede hacerse es Dios por carecer de potencia.

Concluye diciendo que el argumento de Parménides es falso, y por lo mismo, si hay movimiento.

Zenón de Elea trae 4 argumentos para negar el movimiento. El primero de ellos lo llama él "(((((((m(" (dicotomía), y es éste: "Un móvil nunca podrá llegar a su meta (termino ad quem) porque siempre tendrán que pasar por la mitad de la extensión a recorrer, y para llegar a la mitad, tendrá que pasar pos la mitad de esta mitad, y así sucesivamente. Y como la cantidad es divisible hasta el infinito, el móvil tendría que pasar infinitas mitades antes de llegar a la meta, lo cual es imposible porque el infinito no se pasa. Luego, no hay movimiento".

Este argumento peca contra la lógica, porque en él se mezclan dos órdenes: el físico y el metafísico.

Segundo argumento: llamado por Zenón, el argumento de la tortuga[41]El argumento lo expone así: "Aquiles nunca podrá alcanzar una tortuga que huye de él, siempre que los dos estén avanzando, porque si Aquiles por ejemplo, camina 12 metros, la tortuga camina 6 metros. Y si Aquiles camina 24 metros, la tortuga caminará 12 metros, y así sucesivamente, viniendo a ser la proporción igual: 24/12 = 12/6 = 6/3...

Y así la proporción, por más que caminen los dos, es igual. Hay que concluir que ningunos de los dos se mueven".

Este argumento, aunque expuesto en palabras distintas, es el mismo de la Dicotomía, y por lo tanto, es el mismo, y su refutación, igual.

El tercer argumento es el de la saeta, y lo expone así: "Una saeta lanzada al aire, está a un mismo tiempo en movimiento y en quietud. En movimiento, por la hipótesis que se lanzó y en quietud, porque en cada instante que la vea, está quieta". (como las luces de bengala, chispitas mariposas que al hacer ruedas, se observa la ilusión óptica de luces circulares, cuando circunscriptivamente sólo hay una luz).

Es verdad que la saeta se ve quieta en cada lugar pero también es cierto que, un lugar no es otro, que cada lugar es diferente, lo que demuestra que hay sucesión, y si hay sucesión hay movimiento.

Por otra parte, vemos claramente que unos lugares están primeros que otros y esto quiere decir, que también distingue el tiempo, el cual, no tiene en cuenta, destruyendo el movimiento, y viendo todo como un solo instante ->->->->.

Cuarto argumento, llamado el del estado. En un estadio, dice Zenón, hay 3 series de letras (aunque él habla de puntos).

Monografias.com

Una inmóvil (la serie A) y dos móviles (la serie B y la serie C) con movimientos rítmicos (es decir, movimientos con una misma velocidad) e inversos.

Cuando la serie B se mueve, necesita por ejemplo 2 segundos para que B1 esté debajo de A1. Pero cuando se mueven las dos series B; sigue gastando 2 segundos para ponerse en orden, y recorre 2 espacios, pero C4 en los mismos 2 segundos se pone debajo de B4 recorriendo 4 espacios. Concluye Zenón diciendo: o 4 es igual a 2 ó no hay movimiento.

Este argumento es evidentemente falso, porque la física nos dice que a mayor velocidad, menor tiempo.

Cuando la serie B que es móvil, se mueve con relación a la serie A que es inmóvil, hay una velocidad, la de la serie B, pero cuando la serie B que es móvil, se mueve con relación a la serie C, que también es móvil, hay 2 velocidades, y como se mueven en sentido inverso, se suman, y da lógicamente menor tiempo.

Si ninguno de los argumentos que se ha dado para negar el movimiento son ciertos, hay que concluir que sí hay movimiento, y ni siquiera hay que demostrar esta verdad por sernos evidente, ya que el movimiento es la sucesiva colocación de un cuerpo en los lugares que existen en la extensión que ha de recorrer y con relación al tiempo.

Acción a distancia

Dijimos antes que una de las condiciones para que haya movimiento es la existencia de un Motor; pero la experiencia nos muestra fenómenos muy curiosos[42]

Entendemos por Acción a distancia, la que ejerce un motor sobre un móvil sin ponerse en contacto, ni por supuesto, ni por virtud[43]

Y así, por ejemplo, la estrella más lejana o cercana que conocemos, ejerce si luz sobre nuestros ojos. ¿Estará unida con ellos o habrá vacío absoluto entre ella y nosotros?. Y si existe un vacío, ¿Cuál es y quien lo ha probado? (pues la luz no toma cuerpo sino en la atmósfera). Si hay medio, hay contacto, si no, hay acción a distancia.

Hay hechos que parecen demostrarnos que se da acción a distancia, Por ejemplo, la telepatía, el hipnotismo, como ciertas actividades espiritistas, etc. ¿Qué decir a esto?, ¿Será que sí hay acción a distancia?.

Los filósofos, ante este problema, han lubitado[44]Algunos como Renouvier dice que la acción a distancia se da, porque ante hechos no valen argumentos, y hay hechos que manifiestan que ella existe.

Otros como Dums Scotto y Palmieri, dicen que de regla ordinaria, la acción a distancia no se da, pero que no repugna metafísicamente que de cuando en vez, pueda darse.

Pero la mayoría de los filósofos sostienen que la acción a distancia ni se da, ni puede darse[45]Y estos tienen la razón, porque lo prueban filosóficamente.

En efecto, dicen ellos, que la acción es un accidente que sigue al ser y que es de la esencia del accidente, no tener existencia propia, sino existir con la existencia de la substancia.

El accidente, pues, existe en la substancia y por la substancia. Luego, para un ser transmitir su acción sobre otro, esta acción en su tránsito, tiene que estar apoyada en una substancia, en algo, por lo que es metafísicamente imposible que se dé, acción a distancia.

Objetan algunos, que entonces los ángeles que no viven en el mundo físico ¿cómo obran sobre los hombres?. La respuesta, es que los ángeles de Dios obran por imperio, que es tan grande que abarca también el mundo físico.

Y Dios que lo trasciende todo, ¿cómo obra en el mundo?. –Por su inmensidad- que muy bien dice el filósofo Santo Tomás de Aquino, que Dios por su inmensidad, está en todas partes por esencia, presencia y potencia.

Dilatación y condensación

Estando el Universo siempre lleno, ¿Cómo se mueven los cuerpos dentro de él?[46].

Los filósofos, después de plantearse este problema, dieron diversas soluciones respecto a él.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda