Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Breve historia de Israel

Enviado por Luis Lorenzo Cortes



Partes: 1, 2

  1. La historia de Israel
  2. Los orígenes de Israel
  3. Los Patriarcas
  4. La conquista de la Tierra Prometida
  5. Israel en el periodo pre estatal
  6. El reinado en Israel
  7. Los Estados de Israel y Judá
  8. La soberanía de los persas
  9. Griegos y romanos
  10. Diversas hipótesis acerca de los orígenes de Israel
  11. Las tribus de Yavé
  12. Impacto actual de la obra "Las tribus de Yavé"
  13. Problemas acerca del origen de Israel
  14. Mapas bíblicos
  15. Bibliografía sugerida

Monografias.com

Imagen:

David vence a Goliat

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente

No temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo

En dondequiera que vayas"

Josué 1:9

La historia de Israel

Introducción

Al abrir la Biblia lo primero que descubrimos es la historia del pueblo de Dios. Se trata de una historia viva, con personajes que nos llenan de asombro, pero a la vez aprendemos de su fe y de sus experiencias con el Dios que maneja y sujeta la historia. El origen de la historia de Israel se encuentra en los relatos y narraciones de la Biblia, pero ellos no nos quieren entregar una historia fría, sino que esa historia es contada para que saquemos una lección de ella.

Debemos considerar que al leer la Biblia, y al estudiar la historia de Israel, no estamos leyendo cualquier libro de historia, no estamos estudiando cualquier historia corriente. Por esa razón no debemos leer con el criterio de la historia común, ni con pensamientos científicos. "Historia es la narración y exposición verdadera de los acontecimientos pasados y cosas memorables. En sentido absoluta se toma por la relación de los sucesos públicos y políticos de los pueblos; pero también se da este nombre a la sucesos, hechos o manifestaciones de la actividad humana de cualquier otra clase" [1]Ninguno de los relatos de la Biblia fueron hechos en sentido estrictamente histórico, tampoco fueron pensados para probar determinadas teorías ni para alimentar el razonamiento de las personas, entonces ¿Para que fueron escritos? ¿Cuál es el motivo principal de la existencia de estos relatos que dan forma a personajes y a la historia del pueblo de Dios?

La razón principal es alimentar nuestra fe en el Dios verdadero, los relatos y narraciones tienen como propósito fundamental predicar una fe, producir una renovación en la espiritualidad y acercar a Dios, por esa razón no vamos a encontrar continuidad entre los relatos, ni vamos a encontrar una hilación histórica, ni hechos que permitan una comprobación científica de los acontecimientos, las narraciones en el fondo quieren predicar y enseñar sobre la fe en un Dios personal.

El pueblo de Israel y de Judà no aparecen en un determinado tiempo, ellos se fueron formando muy lentamente, en medio de civilizaciones más antiguas que ocupaban el espacio que hay entre Mesopotámia y Egipto. En el presente texto mostraremos en forma breve su nacimiento y la posterior constitución como pueblo, que definitivamente encontrará su unidad nacional bajo la figura del Rey David, cuya capital a contar de ese momento será la ciudad de Jerusalén, y luego el esplendor del templo en la época del Rey Salomón.

La Historia de los Patriarcas se cuenta en torno a la figura paradigmática del "padre de la fe", que es Abraham, en quién se da el inicio del llamado a una aventura de fe. Moisés es el personaje central del acontecimiento fundacional, que es la salida de Egipto, conocida como El Éxodo y la caminata por el desierto con la experiencia en el Sinaí, que permite al Pueblo de Dios, recibir las tablas de la ley.

Israel y Judá existen como reinos, bajo David y Salomón, luego tuvieron una larga historia de divisiones. La parte norte conocida como Israel desaparece bajo los golpes de Asiria en el siglo VIII A.C. y la parte sur conocida como Judá fue destruida por Babilonia en el siglo VI A.C.. Pero la caída de los estados, o de los reinos no significa que desaparezca el pueblo de Dios, ellos siguen viviendo, reflexionando, orando y reconciliándose con Dios en diferentes lugares, de la Palestina, en Babilonia y dispersos en el mundo de su tiempo.

Bajo el imperio de los Persas, un grupo de los judíos volvió para reconstruir el templo y las murallas de la ciudad de Jerusalén, en el periodo de los griegos los judíos intentan una sublevación, pero esta es sofocada y quedan las condiciones para el avance de los Romanos, quienes en definitiva los dominan y los convierten en una provincia de su imperio.

La invasión de los Romanos pone fin a la vida autónoma de los judíos, pero el pueblo de Dios llamado Israel siguió viviendo en muchas comunidades dispersas, tanto en Palestina, como en Babilonia y dispersos en otros lugares del imperio romano

Los orígenes de Israel

La tierra donde se desarrollan loas acontecimientos importantes de la historia de Israel, es conocida en la Biblia con el nombre de Canaán, o la tierra de Israel. Pero el nombre más común es el de Palestina.

Por la conformación geográfica este sector fue escenario de grandes guerras desde tiempos remotos. En el comienzo de la edad de bronce (3000 A.C) vivía en Palestina una población de lengua semítica. La arqueología antigua muestra que existieron ciudades bien construidas como Meggido, Bet- san, Jericó, Hai, etc. Además nos revela la existencia de una cultura floreciente y un creciente intercambio cultural con Egipto.

En la primera mitad de la Edad de bronce, a través de grandes guerras y luchas internas, se destruyeron las ciudades importantes y la población disminuyó.. En la segunda mitad de la edad de bronce se caracterizó por el dominio territorial de los Hicsos, estos procedían del norte, llegaron a través de una gran migración de pueblos y dominaron Siria y Palestina. Los Hicsos trajeron nuevas técnicas de combate incorporados a la guerra., como por ejemplo la espadas de hierro, carros impulsados por caballos, etc.

En la edad de bronce posterior, la Palestina se encuentra bajo el dominio de los Egipcios. Los faraones de la 18ava, dinastía ( a partir de 1580 A.C.) consiguieron con su poderíos repeler a los Hicsos. Los Egipcios mantuvieron el sistema feudal creado por los Hicsos, constituyendo señores feudales, reyes de las ciudades.

Por el año 1297 A.C. se produjo la invasión de los Heteos por el norte. Este pueblo venía del Asia Menor y se encargo de detener el avance expansionista de los egipcios. En 1280 A.C. RAMSES II y HATUSILL firmaron un acuerdo de paz entre ambos pueblos donde Cades fue declarado el lugar límite entre Egipcios y Heteos.

Alrededor del 1200 A.C. decayó el poder de los Egipcios, cesando su dominio sobre Palestina. La tierra se encontraba dividida en numerosas ciudades estado, cuyos reyes se combatían mutuamente, cada cual procuraba ampliar sus límites. En medio de esta situación ocurrió la toma de la tierra de Palestina, que nosotros conocemos como la conquista de Cannan, este acontecimiento permitió la entrada del pueblo de Israel a la tierra prometida. ( Es importante considerar las diversas teorías e hipótesis sobre los orígenes de Israel, donde se habla a veces de conquista, asentamiento, revuelta de las tribus, etc.. )

"Un arameo a punto de perecer fue mi padre, el cual descendió a Egipto y habitó allí con pocos hombres, y allí creció y llegó a ser una nación grande, fuerte y numerosa; y los egipcios nos maltrataron y nos afligieron, y pusieron sobre nosotros dura servidumbre. Y clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres; y Jehová oyó nuestra voz, y vio nuestra aflicción, nuestro trabajo y nuestra opresión; y Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte, con brazo extendido, con grande espanto, y con señales y con milagros; y nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, tierra que fluye leche y miel".[2]

Esta es la antigua confesión de fe del pueblo de Israel, que nos muestra a los antepasados del pueblo en parentesco con los pueblos errantes de origen arameo, que fueron parte de los movimientos migratorios en busca de tierras de cultivo Los antepasados de Israel eran pastores seminómadas, dueños de rebaños, que se trasladaban a los márgenes de tierras de cultivo, para este fin contaban con la aprobación de otros pueblos en base a acuerdos y contratos.

Donde no existían acuerdos o tratos se ocasionaban luchas por aprovechamiento del agua de los pozos. (Génesis 26:18-35) En algunos casos, se permitía a los seminómadas el paso por las tierras, a través de su territorio, con varias condiciones. (Números 20:17-19).

Entre los pastores seminómadas se contaba a los patriarcas de Israel, quienes según la tradición habitaban en tiendas. (Génesis 12:8)

Los Patriarcas

La historia de los patriarcas nos muestra con claridad el mundo religioso de los antepasados de Israel, ellos adoraban al "Dios de los padres". La característica de esta forma de adoración es diferente a la forma como los cananeos adoraban a sus dioses, como por ejemplo de acuerdo a los lugares de adoración. De esta manera los dioses paganos de los cananeos, son divinidades locales muy relacionadas a los ciclos de la naturaleza y los ritos de adoración se llevaban a cabo de acuerdo al proceso de la agricultura.

Pero el Dios de los padres, se trasmitía de generación en generación y se le llamaba de acuerdo a la persona con la cual Dios se revelaba, por ejemplo "El Dios de Abraham". También, el Dios de los padres tenía un sentido más cósmico y de aplicación general a todos los lugares donde el que adoraba podía recorrer, esto quiere decir que no era un dios limitado a una determinada comarca o pueblo, o aldea.

Junto con la revelación divina, los patriarcas recibían la promesa de una tierra y una vasta descendencia, esto era parte de la bendición y no era como en el caso de los dioses cananeos, una condicionante a la acción divina, o a los sacrificios realizados por los adoradores.

La importancia de la fe primitiva de los israelitas, era que su fe estaba basada en un Dios personal, y la relación con ese Dios era de tipo personal. Además esa fe era trasmitida y se constituía en las nuevas generaciones. Cuando las tribus adoraban a Jehová, reconocían en él todas las promesas que Dios hizo a sus padres.

El evento fundamental por el cual un grupo importante de israelitas paso a reconocer el nombre de Jehová, como el nombre de su Dios, antes de una vida establecida en un solo lugar, ocurrió en el Sinaí. Esto es el momento en que reciben las leyes y el ordenamiento como pueblo, para adorar y vivir en comunidad en una relación de amor y justicia con otros pueblos vecinos.

El acontecimiento más significativo es el tiempo que ellos estuvieron cautivos y sufrieron la opresión en Egipto. Así como lo relata la Biblia, ellos, llegaron a las riberas de Egipto en busca de tierras de cultivo en una época de grandes migraciones por fuertes sequías, que asolaron las regiones donde vivían los patriarcas.

Fuentes egipcias proporcionan descripciones de este proceso de liberación una inscripción egipcia que se remonta al 1350 A.C. relata "una inscripción del sucesor de RAMSES II menciona a Israel e insinúa que se trata de un pueblo nómada"[3] Alrededor del 1200 A.C. un funcionario aduanero egipcio comunicó a sus superiores que había dejado pasar tribus nómades, para que sobreviviese ellos y sus animales en las tierras del Faraón.

Por otro lado no se descarta el hecho que a raíz de un hambre generalizada muchos pueblos fueran convocados por los egipcios para cumplir determinados servicios a cambio de alimentos. Posteriormente esta reclutación de los seminómadas fue francamente en contra de su voluntad ya que en ellos los egipcios descubrieron mano de obra barata.

Esto corresponde a la época en que los Israelitas en Egipto son clasificados con el nombre de "Los hebreos" (habirú) (Éxodo 2:11-13) esto no constituye un reconocimiento de nacionalidad o raza, sino más bien una clasificación muy bien planificada de todos los pueblos errantes que sirven de mano de obra barata a favor de las construcciones egipcias (Éxodo 1:11)

Tanto los israelitas como otros pueblos errantes sirvieron duramente en las construcciones de las grandes ciudades de Pitón y Ramses, por lo que RAMSES II es el Faraón de la opresión que nos narra la Biblia ( 1301-1234 A.C.)

Una confesión de fe antigua de Israel tiene su base en la liberación de Egipto: " Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre"[4]

Esta tradición de la liberación de Egipto recorre todo el A.T. y es relatada en forma maravillosa en Éxodo 15:21.

Este acontecimiento histórico se transformó a la vez en una fuente de inspiración y de gran significación para la fe del primitivo Israel. Los antepasados de Israel experimentaban una fe victoriosa sobre los poderosos egipcios. Desde allí se fortalecerá la fe en el Dios que actúa en la historia y en medio de la naturaleza, de allí las vibrantes narraciones de Éxodo 14:19-29.

La conquista de la Tierra Prometida

En general el A.T. no nos entrega un relato completo de la supuesta toma de la tierra de Canaán por parte de los Israelitas, más bien existen narraciones aisladas de tomas territoriales por parte de las tribus.

Por diversas fuentes egipcias, de la época del Bronce posterior, sabemos que la tierra de Palestina en las planicies fértiles era protegida por grandes fortificaciones, en tanto que los lugares montañosos y tierras menos fértiles estaban menos habitadas y poco protegidas.

Las tribus israelitas se asentaron inicialmente en las regiones montañosas de la tierra, no pudieron fijarse en las planicies habitadas por cananeos y protegidas por grandes fortificaciones y murallas. Esto se deduce de Jueces 1:27-36.

El proceso de la toma de la tierra no transcurre en paz ni es generalizado. Los israelitas no pudieron radicarse en las planicies ante la fortaleza de las ciudades estado y en caso de guerras, los carros interferían seriamente en la lucha. Jueces 1:19. Josué 16:10 Josué 17:12.

Solamente después de un tiempo de vivir en la tierra y cuando los israelitas se volvieron fuertes, es que llegaron a conquistar ciudades fortificadas que anexaron a sus territorios Otro elemento de importancia histórica es mencionar que la conquista o la toma de la tierra de Cannan, no fue un privilegio solo del pueblo de Israel, sino que además otros pueblos de origen arameo participaron en la entrada y en la toma de la tierras ( Edomitas, Moabitas, Amonitas). Estos pueblos llegaron a los márgenes de la tierra de cultivo ubicándose en diferentes regiones de la tierra, la que disputaban a su vez con los cananeos. La ciudad importante para estos pueblos de origen arameos llegó a ser históricamente Damasco, uno de los principales vecinos de Israel.

Paralelamente, en esa misma época de la "toma" de la tierra por parte de Israel y los pueblos arameos, ocurrió también la invasión de "los pueblos de los mares" como parte de una invasión mayor, unos llegaron por el mar y otros por tierra , a través el Asia menor, recorriendo la costa Sirio- Palestina hacia el sur, estos pueblo amenazaron incluso a Egipto. ( La conquista o "toma" de la tierra, es una de las tantas teorías del origen de Israel )

RAMSES III los derrotó en una gran batalla terrestre y naval, lo que bloqueó el camino a Egipto y se radicaron en las costas de Palestina. Un grupo de ellos se radicó al su del Carmelo, y otro grupo conocido con el nombre de Filisteos se radicó al oeste de Judà. En este sector fundaron las ciudades estado de Gaza, Ascalòn, Asdode, Ecròn y Gad. " Los filisteos, pueblo no semítico, de origen indoeuropeo, ocuparon la parte sur de Palestina. Formaban parte de los llamados "pueblos del mar" que habitaban las islas y las costas del mar Egeo , pero que fueron expulsados de sus territorios al producirse los grandes movimientos migratorios ocurridos en el E. , del mediterráneo y el SE., de Europa, durante la última parte del segundo milenio A.C." [5]

De allí en adelante los Filisteos se transforman en la historia siguiente en una constante amenaza para el pueblo de Israel.

Israel en el periodo pre estatal

(1200- 1000 A.C.) Durante los dos primeros siglos después de la toma de la tierra prometida, el pueblo de Israel estaba unido por una liga de tribus. Esto se conoce con el nombre de Anfictionía. Esta es una unión voluntaria y apolítica de doce tribus (12) en algunos casos son solamente seis, que giran en torno a un santuario central.

El número doce o seis, se debe a una cuestión de tipo práctico, ya que las tribus se turnaban de uno en uno o de dos en dos meses para la prestación de servicios en el santuario central.

En los pueblos vecinos de Israel existía la costumbre de organizarse en base a estas ligas de doce tribus. Por ejemplo los Arameos ( Génesis 22:20-24) Los Ismaelitas (Génesis 25:13-16) y los Edomitas (Génesis 36:10-14)

Un acontecimiento importante para el pueblo de Israel, en este tiempo de vida tribal, fue el encuentro y organización en las doce tribus en Siquén ( Jueces 24) desde ese momento la liga tribal ( compuesta de 12 tribus) pasó a llamarse "Israel" y oficialmente se le denominó a Jehová el "Dios de Israel".

Ya que las tribus no estaban ligadas por una unión política central, solo se distinguía un cargo de importancia superior, y este era el de Juez de Israel. La función de este Juez era proclamar en las reuniones anfictiónicas el derecho divino y decidir cuestiones jurídicas complejas.

En la tierra de Canaán, habitaban los Cananeos, los Amorreos y los Heteos. Los Cananeos eran influyentes y permanecieron en las tierras fértiles. Así los israelitas compartieron con ellos, sosteniendo una coexistencia pacifica, a tal punto de que estos últimos, de origen arameo adoptaron la lengua nativa, la cananea. De allí surgió el hebraico, que es un dialecto cananeo, con influencia aramáica.

Israel al radicarse en las tierras de cultivo pasó a las actividades pastoriles y a la agricultura, es así que cambio de una vida nómada, a una vida más sedentaria y establecida, se inicia de este modo todo un proceso cultural en Israel que cubre todos los aspectos de la vida, la familia, la vivienda, el entorno, etc.

En el aspecto bélico, la liga tribal no entró en ninguna guerra que contemplara a todo Israel, cada territorio era defendido en forma particular por las tribus. En algunos casos las tribus vecinas, acudían en ayuda de sus hermanos. Los líderes de Israel eran más bien carismáticos, es decir eran tomados por el Espíritu del Señor, para realizar así una guerra santa.

Israel no conoció comandantes o militares profesionales, menos una organización jerarquizada del ejército, todos los movimientos de tipo bélico eran dirigidos por el Espíritu de Dios e involucraban al pueblo en su conjunto.

El libro de los Jueces muestra que a pesar de la coexistencia pacifica con los Cananeos, con el correr del tiempo se desarrollan fuertes tensiones bélicas (Jueces 5)

La amenaza más peligrosa para el pueblo de Israel en definitiva fueron los filisteos. Las historias de Sansón ( Jueces 13-16) nos muestran estos conflictos con los invasores. Sansón aparece como el carismático luchador. Los filisteos se empeñan por ampliar sus territorios y conseguir a toda costa el dominio de la región de Palestina.

El reinado en Israel

La liga tribal de Israel estaba rodeada por estados de los más variados tipos y formas. Las ciudades estado de los filisteos estaban unidas a través de una alianza de tipo político y actuaban siempre en conjunto, de esta manera mostraban su poderío militar. ( I Samuel 17:5-7) Israel permaneció largo tiempo bajo el sistema de la Anfictionía, por su alta convicción en el reinado de Jehová sobre todo Israel. (Jueces 8:23).

En medio de situaciones de emergencia, ante ataques con grandes pérdidas para las tribus de Israel, es que surge un grito solicitando una mayor unificación bajo un líder ( I Samuel 8:5) la dependencia de líderes carismáticos, llegó a ser algo inseguro, ante el poderío de los ejércitos de los filisteos, cundió el temor y el pueblo se sentía amenazado en su existencia.

El primer rey de Israel, sigue los moldes del líder carismático. Saúl, fue designado por Samuel ( I Samuel 11:6) Al comienzo de su reinado Saúl se abocó a tareas puramente militares, la principal de ellas era la de expulsar a los filisteos de los territorios israelitas (I Samuel 13-14)[6]

Así como se inició guerreramente, el reinado de Saúl terminó en una batalla donde Israel perdió en los montes de Gilboa. David ya había tenido una importante actuación en tiempos de Saúl (I Samuel 16:21, 18:5, 6, 30). David llegó a ser un rey al estilo de los pueblos vecinos, con mayor auge y organización que estos.

Jerusalén para ese entonces era una ciudad estado cananea, David la conquistó y la transformó en el centro de su reinado, esta llegó a llamarse "La ciudad de David". Como rey de la ciudad estado de Jerusalén, David también la constituyó en el centro del servicio de adoración y del culto a Jehová. De este modo Jerusalén también se llamó "La ciudad de Dios".

David fue mucho más contundente en las batallas contra los filisteos, terminando definitivamente con el dominio de estos sobre los territorios de Palestina. Los filisteos se atrincheraron en sus ciudades estado cediendo las tierras al rey David.[7]

El reinado de David constituye uno de los puntos de importancia en la historia de Israel, la conquista de la ciudad estado de Jerusalén, la anexión de nuevos territorios, la expulsión de los filisteos, la organización del ejército, el culto a Jehová Dios, y la cohesión de todas las tribus en un solo pueblo, llegaron a dar a David un sentido mesiánico, su figura llegó a ser ejemplo y prototipo de los reyes de Israel.

Alrededor de la mitad del siglo X A.C. Salomón asume como el heredero de un reino grande. Su tarea sería fortalecer este reino y buscar el equilibrio entre la diversidad de sus componentes. Salomón no cumplió con estas expectativas, en lugar de eso, vivió a costa de todo lo logrado por David su padre.

Su reinado se caracterizó por la pompa, el lujo, al estilo de los grandes reyes de oriente, con una corte costosa, grandes construcciones, el comercio y un extenso intercambio diplomático con las naciones vecinas. Aseguró bien su poderío eliminando a sus enemigos, en esto siguió el estilo de los reyes orientales ( I Reyes 2:13ss)

Para la mantención de estos grandes gastos que demandaba la administración del reino de Salomón, este dividió el estado del norte en 12 regiones administrativas, cada intendencia debía proveer para la mantención de la corte, durante un mes.[8]

Además de las innovaciones en el campo administrativo, Salomón introdujo modificaciones en el ejército. Salomón incorporó el carro de guerra tirado por caballos y construyó ciudades de guarnición para cobijar su poderío bélico (I Reyes 9:15-19)

De gran particularidad fueron las construcciones de la ciudad de Jerusalén, palacios para la guardia real, salón de audiencias, residencial del rey, edificaciones para su harem y para su corte. Más al norte construyó el templo. El templo de Salomón tenía tres partes : Ante sala, Santuario y lugar Santísimo. El templo de Salomón superó en grandeza a los santuarios de la edad de bronce y de la edad de hierro.

El templo de Jerusalén fue construido como el santuario estatal, siendo el rey la autoridad cultual suprema, de allí se deduce la unión fuerte que se produce entre el palacio y el templo, como una unión de tipo político y religioso.

A pesar de toda la admiración que causó el brillo y poderío del reinado de Salomón, ya en su propia época comenzó a surgir una actitud crítica por el contraste entre el gran lujo y la vida cotidiana del pueblo empobrecido.

Con el amplio auge que dio al comercio surgió toda una clase de comerciantes, de este modo estaban lanzadas las bases para la diferencia de clases que se irían profundizando con el correr del tiempo.

Los Estados de Israel y Judá

Al morir Salomón en el año 926 A.C. fue sucedido por su hijo Roboam, sin problemas en Jerusalén y Judà. Por el sur, era muy fuerte la idea de la sucesión hereditaria de la dinastía de David. En cambio en el norte, ya en tiempos de Salomón cundía el descontento. Este estado del norte, estaba inclinado a aceptar el nuevo rey y con ello la unidad de Israel como un solo pueblo, pero a base de algunas condiciones. Cuando Roboam fue a Siquén en busca de la aclamación en su calidad de nuevo rey, los del norte quisieron negociar con él, especialmente en lo relativo a los tributos y el trabajo forzado impuesto por Salomón durante su reinado.

Roboam, se comportó de manera arrogante y no tuvo la suficiente humildad para enfrentar este periodo de negociaciones, no aceptó ningún tipo de negociación. Como consecuencia de esto las tribus del norte se separaron de la casa de David, por la falta de comprensión ante las justas peticiones que hacían las tribus.[9]

Los israelitas colocaron como rey del norte a Jeroboam, un líder que durante el reinado de Salomón había desplegado una serie de críticas y ante la falta de comprensión y sabiduría para llevar adelante las negociaciones , las tribus vieron en él a la persona que en forma natural les guiaría como el nuevo estado de Israel. Así el gran reino de David que alcanzó la gloria en un momento de la historia, comenzaba a desmembrarse, cualquiera sean los argumentos a favor o en contra una realidad es cierta, que el poderío de Israel comenzaba a decaer. Desde este cisma, Israel y Judà comienzan una historia de estados divididos.

Los estados de Israel y Judà comienzan a vivir una historia en forma independiente y que les llevará a alejarse en forma paulatina. Esto trajo varias consecuencias inmediatas, ya que al ser pequeños estados, pierden su hegemonía sobre la zona, y se tornan cada vez más vulnerables. Los estados de Israel y Judà vuelven a sentir las amenazas de sus vecinos ya que ahora están cada vez más debilitados como nación.

El cisma de los dos reinos trajo también como consecuencia una división en el aspecto religioso, Jeroboam buscó la autonomía cultual al separarse de la adoración que era centralizada en la ciudad de Jerusalén, de este modo volvió a recuperar la fuerza de los antiguos santuarios de Betel y Dan, que eran los lugares de adoración antes de la existencia del templo y que les traía a la memoria la época gloriosa de las tribus y de la conquista de la tierra prometida.

En Jerusalén reinó por 400 años la dinastía de David. Mientras que en el reino del Norte se destacaron dos dinastías, la de Omri y la de Jehú. Destacándose entre ellos los reyes Acab y Jeroboam II .

Fue el poderoso imperio Asirio el que llevó a su fin al estado del norte, Israel. Ya en 732 A.C., parte del reino del norte estaba convertido en provincia asiria, con excepción de la región montañosa de Samaria. El golpe final a la ciudad de Samaria fue en 721 A.C., gran parte de la población fue desterrada a Mesopotámia, y en su lugar llegaron los Babilonios y los Sirios.

En el reinado del sur, se destacan los reinados de Ezequías y Josías, este último en el año 621 A.C. realizó las reforma del culto , basándose en el Deuteronomio. El naciente imperio Babilónico puso fin al reinado del Sur, en el 597 A.C. Nabucodonosor tomó Jerusalén y deportó al rey con toda la corte a Babilonia. En el 587 A.C. Nabucodonosor conquistó Jerusalén definitivamente, destruyendo la ciudad y el templo y esta vez gran parte de la población fue llevada al destierro que se conoce con el nombre de : "El cautiverio babilónico".[10]

La soberanía de los persas

Con la muerte de Nabucodonosor comienza la decadencia del imperio Babilónico. El príncipe Persa, llamado Ciro, derribó al rey Meda y llegó a constituirse en rey de Media y Persia. En 539 A.C. atacó a Babilonia, conquistando el reinado neo Babilónico donde estaban las tierras de Siria y Palestina.

La estabilidad del imperio Persa se fundamentó en el trato que tuvo con los pueblos subyugados, este fue de mayor tolerancia y respeto por las culturas religiosas, esto es un cambio en la forma de hacer política a nivel mundial en relación a los que hicieron los imperios asirios y babilonios.

Esta nueva actitud de hacer política a nivel mundial de parte de los Persas tuvo efectos tanto para los residentes de Jerusalén, como para los judíos que habían sido desterrados a Babilonia. En el año 538 A.C. Ciro promulgó un edicto que ordenaba la reconstrucción del santuario de Jerusalén. (Esdras 6:3-5)[11]

Los profetas Hageo y Zacarías tomaron como iniciativa la reconstrucción del templo, trabajo que había quedado suspendido. Del 520 A.C. al 515 A.C. se llevó a efecto la reconstrucción del templo.

En el espíritu del trato que dieron los persas a los pueblos subyugados, se permitió el regreso de muchos de ellos a su lugar de origen. La repatriación de judíos debió ocurrir a mediados del siglo V A.C., esto lo revela la correspondencia con el rey Artajerjes I (465-424 A.C.), que es una correspondencia mantenida entre funcionarios Samaritanos y el rey.

Estos funcionarios Samaritanos llamaban la atención al rey porque estos retornados, habían tomado con impulso la construcción del templo y las murallas. Esto nos muestra cuanta iniciativa tomaban los retornados al regresar a su tierra.

Griegos y romanos

En el año 332 A.C. Alejandro el Grande conquistó el imperio de los Persas y por consiguiente también la tierra de Palestina. A través de la anexión de grandes territorios al imperio de Alejandro, y luego el estado de los Tolomeos, se abrieron nuevos campos para la dispersión (diáspora) de los judíos.

Por otro lado el Helenismo comenzó a penetrar en las ciudades de Palestina. En el siglo III A.C. se llevó a efecto la traducción griega del Antiguo testamento, para las comunidades judías que estaban en Egipto. Esta se conoce como los setenta (LXX).

En el siglo II A.C. los Seleucidas partieron de Siria y avanzaron hacia Jerusalén. Antioco IV Epifanes profanó el templo con su invasión prohibiendo el culto judío y la circuncisión, ordenó que se adorase al dios Zeús Olímpico

Contra estas ordenanzas se dirigió una revuelta llevada adelante por Judas Macabeo, esta revuelta fue impulsada y apoyada por grupos que intentaban preservar la fe tradicional del pueblo. Judas Macabeo dirigió la nueva inauguración del templo en el 164. A.C.

En el año 66 A.C. Pompeyo consiguió asegurar la soberanía romana sobre el Asia menor al someter a los Armenios bajo su poder. Algunos círculos fariseos enviaron mensajes a Pompeyo para que pusiera también fin a los Hasmoneos y restituyera a los fariseos a sus antiguos moldes.

El ataque de Pompeyo, encontró resistencia, por lo que en medio de la indignación de los círculos fieles a la ley, este entro con sus ejércitos al templo mismo y hasta el lugar santísimo. Pompeyo transformó la región de Palestina y de Siria en una provincia romana.

Diversas hipótesis acerca de los orígenes de Israel

Acerca del origen de Israel existen varias interpretaciones y propuestas de estudiosos sobre el tema, las que se agrupan en: conquista, asentamiento, revolución campesina, revolución progresiva. etc.

El libro de Josué expone los hechos de la siguiente manera: Las doce tribus procedente de la Transjordania, atraviesan el Jordán bajo el mando de Josué, se apoderan rápidamente de Jericó y Ay, y someten las zonas vecinas mediante un pacto con los gabaonitas. Este pacto es el que provocará el enfrentamiento con los reyes cananeos del sur , que terminará con la conquista de toda esa zona. Y, como consecuencia de ella, se formará una coalición de reyes cananeos del norte, que también serán derrotados. De este modo, en una rápida campaña, en una especie de "guerra relámpago", las tribus se hacen del dominio de todo el territorio de Canaán, salvo algunas excepciones, actuando cruelmente con los pueblos vencidos, a los que se les aplicó la ley del anatema.

De acuerdo al capitulo 1 de Josué las operaciones militares de las tribus son guiadas en forma independiente, donde no juega un papel de importancia la figura de Josué y donde se subraya de manera especial la imperfección de la conquista, indicando territorios que no pudieron ser dominados.

1.- EL ASENTAMIENTO PACIFICO

La propuesta de esta teoría consiste en decir que los israelitas llegaron a Palestina en forma paulatina, en aquel entonces Canaán estaba dividido en ciudades estado desde el comienzo del segundo milenio. Geográficamente la situación no era la misma en las llanuras, que en las montañas. Las ciudades estado de los cananeos estaban situadas preferentemente en las llanuras, mientras que en las regiones montañosas eran poco frecuentes.

Fue entonces, de acuerdo a esta teoría que en esas regiones montañosas menos organizadas y menos pobladas, donde primero se asentaron los israelitas . Es así que las antiguas ciudades estado se vieron poco afectadas por la aparición. Su destrucción tuvo lugar mucho más tarde durante la monarquía de Israel, a comienzos del primer milenio.

En la primera parte de este proceso de asentamiento paulatino, el avance de las tribus fue pacifico, ya que de no haber sido así, la conquista de grandes ciudades deberían haber adoptado el nombre de los conquistadores y ser centro de las actividades políticas, cosa que solo ocurre cuando hay triunfos bélicos.

La segunda etapa de avance de los israelitas es del tipo de consolidación y solo se puede verificar en el tiempo de David, o en el centro de la monarquía cuando Israel adquiere un mayor poderío bélico y anexa las ciudades que no fueron ocupadas en los desplazamientos del asentamiento israelita.

Esta teoría tiene su base en que la mayoría de las tribus proceden del desierto, y ellas debieron experimentar el paso normal desde una vida tribal seminómada a otra de tipo agrícola . Esto permite concluir, de acuerdo al material histórico vigente que este proceso fue muy lento y que llevó incluso varias generaciones.

2.- LA CONQUISTA DE LA TIERRA

El autor W. F. Albright le concede un papel preponderante al tema de la arqueología, así como otros autores coinciden con él ( Alt, Noth) para establecer que hubo una conquista, aunque no con los ribetes que la narra el libro de Josué.

Ellos afirman en base a los hallazgos arqueológicos, que los israelitas sin perder mucho tiempo procedieron a destruir a las ciudades cananeas y a ocupar su lugar de manera paulatina.

Betel, debe haber sido una de las primeras en caer, como podría esperarse en su posición al descubierto. Fue capturada en el siglo XII y quemada hasta sus cimientos, como lo muestran los indicios de un incendio devastador, hallados en las excavaciones de 1934.

En todos los casos, las ciudades cananeas son reemplazadas, con una ocupación mucho más pobre, como esta ocupación coincide con el asentamiento de los israelitas en el lugar, se da por hecho que ellos son responsables de las destrucciones. Ante las objeciones de que Jericó fue destruida en el siglo XIV, Albright responde que los últimos estratos del bronce reciente fueron corroídos por el viento y la lluvia durante los cuatro siglos que separaron su destrucción . Los autores referidos afirman que Israel se estableció a través de una conquista y que a Josué le correspondió un papel de importancia en ella.

3.- LA REVOLUCION CAMPESINA

En 1962 , G. E. Mendenhall rompe con las dos alternativas anteriores de asentamiento pacífico y conquista de la tierra, proponiendo una nueva hipótesis acerca de los orígenes de Israel.

Según este autor , las teorías anteriores asumen las siguientes cuestiones básicas:

- que las doce tribus entraron en Palestina desde fuera, durante la conquista o antes.

- que las tribus israelitas eran nómades

- que la solidaridad entre las doce tribus era étnica y que el parentesco era la base del contraste entre israelitas y cananeos.

El contraste no se da entre pastores y agricultores, sino mas bien entre el campo y la ciudad, ya que es la metrópoli la que oprimía económicamente a los campesinos.

Los términos "hebreos" "hapiru" "japiru" , que aparecen en diversos documentos a partir del 2000 A.C. y en la Biblia hasta tiempos de David, se refiere justamente a esos individuos que se sienten desplazados de las sociedad urbana y que no encuentra en la ciudad la debida protección.

Lo que plantea al centro de esta teoría es que no hubo una conquista de Palestina, en el buen sentido de la palabra, lo que ocurrió de acuerdo a lo que testimoean los textos de Amarna y los acontecimientos bíblico, fue un proceso de alejamiento, no físico , ni geográfico, sino político y subjetivo, de amplios grupos de la población con respecto a los regimenes existentes.

No hubo una invasión estadísticamente importante de Palestina al comienzo de las doce tribus de Israel . Lo que sucedió puede ser denominado como una revolución campesina, contra la red de ciudades estado cananeas.

Lo que hizo cristalizar ese movimiento fue la llegada de un grupo de cautivos desde Egipto, unidos por la fe en un nuevo dios Yahvè , con el que habían establecido una alianza. La relación con esta divinidad estaba condicionada por la obediencia absoluta a ciertas normas de conducta y por una lealtad absoluta a dios.

Esta práctica de fe resultó muy atractiva para todos los que sufrían el yugo de la opresión, y les impulso a rechazar las prácticas religiosas ligadas a los poderes cananeos . Este proceso los convirtió en "hebreos".

En la Biblia se expresa claramente una fuerte oposición entre israelitas y cananeos , se acepta que los primeros israelitas estuvieron sometidos a las ciudades cananeas, pero después consiguieron alejarse de ellos.

El grupo que escapa de Egipto guiado por Moisés , consigue destruir los dos reinos que dominaban las zonas más fértiles, que son Sijón y Og . La derrota de estos reinos fue posible pues contaron con el apoyo de los aldeanos y los pastores de la región.

El primitivo Israel se formó de una mezcla de cananeos marginados y aventureros hapirù , pastores, campesinos, artesanos itinerantes y sacerdotes descontentos. Israel surgió de una ruptura dentro de la sociedad cananea y no de la invasión desde el exterior. La religión de la fe en Yahvé fue un aspecto central de esta revolución, para cimentar y justificar el movimiento frente a los señores feudales cananeos.

4.- LA REVOLUCION PROGRESIVA

El autor N. P. Lemche , en su obra "Early Israel. Antropological and Historical Studies" propone descartar las teorias de Alt y de Albrigth, ya que no encuentran apoyo en la arqueología, el se queda con la teoría de una revolución desde dentro, ya que esto se encuadra mejor con los datos de la arqueología.

El autor propone tomar una visión de conjunto a partir de los datos que proporciona el entorno social y económico cultural que se posee de la Palestina a finales del segundo milenio. El autor plantea que ya en el siglo XIV, las zonas montañosas comenzaron a poblarse por una determinada casta social conocida como los habiru , antiguos campesinos y habitantes de las pequeñas ciudades ubicadas en los valles y llanuras de Palestina. Las ciudades estado no fueron destruidas, sino que se debilitaron al irse despoblando.

Es un hecho la aparición de las tribus israelitas cuyas poblaciones quedaron unificadas después de la formación del estado, después de este periodo ya no son llamadas habiru . La teoría se basa en que el origen de Israel no surge desde fuera, sino que es un avance progresivo desde dentro, donde las tribus se van fortaleciendo , a partir de los vínculos con el pueblo cananeo del cual es parte en sus orígenes pero paulatinamente va cobrando más vigencia la adoración al Dios único Yavé al cual se le reconocen hechos maravillosos y se le atribuyen otros.

Las tribus de Yavé

El autor Norman Gottwald en su gran obra "las tribus de Yavé" propone su teoría sobre los orígenes de Israel y dice en resumen lo siguiente:

1.- Que el primitivo Israel era una formación entre cananeos marginados y tribus hapirù compuestas por aventureros.

2.- Israel surge de una ruptura dentro de la sociedad cananea de la cual era parte, no de una invasión o inmigración.

3.- Que la estructura social de Israel fue un proceso deliberado y conciente de tribalización y re-tribalización

4.- La religión centrada en el Dios único Yavé fue un instrumento fundamental para capitalizar y justificar un nuevo sistema, marcado en la justicia, ante el sistema feudal cananeo.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda